Fuerzas Armadas y Sociedad Civil (Pedro Motas)

55fc79d578775.r_1442609695966.0-61-500-318

Estamos para servir

Mi objetivo en este artículo es conocer de qué manera diferentes actividades realizadas por las instituciones armadas tienen impactos en la sociedad civil.

La participación de los antiguos ejércitos a lo largo de la historia y de las Fuerzas Armadas profesionales de la época contemporánea ha ido cambiando de acuerdo a las circunstancias propias de cada momento.

Las Fuerzas Armadas, el mundo político, académico y la propia sociedad civil, quizás empujados por las imágenes que la televisión muestra de muchísimos lugares del mundo, se han percatado que existe un campo inconmensurable para la ayuda urgente, el apoyo material, el salvamento de valiosas vidas humanas, así como también el rescate o recuperación producto de un desastre natural.

La tendencia post-moderna apunta hacia un nuevo modelo de relaciones entre el mundo civil y el mundo militar, en el cual la diferencia es mucho menos significativa.

avanza_la_tecnologia__militar_en_china_0

Avanza la tecnología

Las capacidades militares se han hecho cada vez más técnicas en todo el mundo. Los recursos de la ingeniería militar, las capacidades de comunicación de las Fuerzas Armadas, el sentido organizativo de los profesionales de la guerra en sociedades como las nuestras, forman parte del activo de ‘inteligencia adiestrada’ que un país tiene.  Son un segmento de capacidades técnicas que un país tiene.

Los conflictos constituyen un aspecto característico de las sociedades humanas y que han ocurrido probablemente desde tiempos prehistóricos, si bien en un comienzo a escala pequeña en cuanto al número de participantes y nivel de daños causados por las confrontaciones.

El problema es que los conflictos se transformen en luchas armadas y con daños de grandes proporciones para la población civil. Uno de los peores escenarios para una sociedad que desea buscar el avance material y cultural de su pueblo, es una guerra. A pesar de ello, en  la primera década del siglo XXI se desarrollan una serie de enfrentamientos o situaciones conflictivas graves alrededor del mundo que es necesario tener presente como una realidad vívida y que, desafortunadamente, afecta a gran cantidad de países.

Una alta calidad de vida de la población se refiere a un nivel de desarrollo alcanzado por una sociedad determinada en el cual no sólo las necesidades básicas son satisfechas adecuadamente, sino además aquellas que dicen relación con los valores supremos a que aspiran hombres y mujeres en lo cultural, espiritual y humano, en el sentido civilizador.

fuerzas-armadas--620x349

Fuerzas Armadas al servicio de España

La presencia institucional de las Fuerzas Armadas y su impacto en la calidad de vida de la población es que las instituciones armadas han efectuado un aporte positivo al progreso y desarrollo de los países. En otras palabras, la hipótesis central planteada y comprobada, permite explicar la continuidad y permanencia de las Fuerzas Armadas a lo largo del tiempo.

Algunas personas, con la irrupción de la globalización, comprenden que se puede vivir más y mejor, que más recientemente es más fácil viajar y emigrar, huir de lugares peligrosos en que existe presencia de conflictos armados.

Es en esta perspectiva de mayor bienestar al que aspira la gente y del cumplimiento absoluto de las verdaderas funciones de las Fuerza Armadas, en su máxima expresión de honradez, integridad y profesionalismo, que debe entenderse el sentido de este artículo. Una conclusión que emana del sentido filosófico es que la sociedad civil en general acepta los roles y acciones de las Fuerzas Armadas que contribuyen a mejorar el bienestar de la población.

Un elemento adicional en favor del análisis histórico y que permite aclarar sucesos más recientes ocurridos en los primeros años del siglo XXI, ha sido la descripción de la guerra fría y las influencias norteamericana y soviética en la gestación de pensamientos ideológicos que también se han prolongado en el tiempo hasta nuestros días.

La obsesión de determinados grupos de poder por imponer determinados esquemas de sociedad e institucionalidad económica y política, ha generado innumerables situaciones confrontacionales o malos entendidos que ha repercutido en el progreso, de paso, en la calidad de vida de la población.

30La utilización de una metodología que combinaba recolección de noticias de prensa, clasificación de la información en una base de datos cuantitativa y el contraste de datos para las pruebas de hipótesis, ha permitido confeccionar matrices cívico-militares que permiten la interrelación de diversas variables y con ello, una mejor comprensión del impacto en la calidad de vida de la población.

Pedro Motas

7 pensamientos en “Fuerzas Armadas y Sociedad Civil (Pedro Motas)

  1. D. Pedro, la virtud del militar del orden jerárquico que sea es que no cuestionara la orden recibida, la cumplirá y hará cumplir esta el último escalafón, con el fín de obtener el mejor éxito de esa orden al menor coste humano y material posible.

    Si bien y como es evidente habría si se pudiera aquello de « Jus ad Bellum » « Jus in Bello »« Jus post Bellum » la sociedad civil cada día y por el alcance de los medios, se siente más capacitada para opinar y hacerse “ideas”.

    Aquellos tiempos en los que enrolarse en el ejército era bien visto y casi obligado hacerlo pasaron a la historia, como por ejemplo en la guerra de secesión de los EE.UU o más tarde la I y II GM, ¿realmente cuando empieza el desapego social por el ejército? ¿Por la guerra de Vietnam? ¿Por el mayo (68) francés? ¿Cómo influyen las organizaciones pacifistas? ¿Quién las crea?

    https://excombatiente.wordpress.com/2016/07/10/las-manipulaciones-a-la-sociedad-y-al-ejercito/

    Me gusta

  2. Don José M., es de todo evidente que una virtud y una obligación del militar es obedecer la orden recibida de un superior, eso es disciplina.
    Y cómo no reconocer y suponer que la sociedad civil debe estar suficientemente capacitada para valorar la labor de sus militares, sus sacrificios, su dedicación,… pero para ello se requiere que se esté libre de prejuicios, de ideologías populistas, de extremos sin conocimiento de causa; y siempre con formación e información, pero eso ya sabemos que es complicado en la sociedad que nos ha tocado vivir.
    Aunque ya se sabe que ha influido mucho la decisión política de no hacer el servicio militar obligatorio, porque ello ayudaba a convivir, conocer, formarse, informarse,… a parte de otros valores que son difíciles de entender en nuestra sociedad actual.
    De todas formas según el dicho popular “el ejemplo arrastra” debería ser suficiente para que la sociedad actual, que se siente tan “capacitada para opinar y hacerse ideas”, reconozca el ejemplo que nuestros militares, tanto en le exterior como en el interior de España, están dando. Y cómo no opinar sobre su comentario sobre ser militar; pienso que hoy día existen dos motivaciones: el interés por tener seguridad (laboral y económica) y el vocacional. En definitiva “la vida misma”.
    Gracias por participar y un abrazo.
    Pedro Motas

    Le gusta a 1 persona

  3. Señor Pedro Motas, he leído y comprendido su comentario, lo que más admiro de usted es el amor que profesa a las Fuerzas Armadas y a España como buen español, como tal reciba los respetos de este humilde, pero profundamente patriota sin llegar al fanatismo, ni nada que pueda parecer.

    La disciplina es absolutamente necesaria para llegar a los objetivos marcados, sin ella los salvajes camparían a sus anchas, eso en la vida civil, en el Ejército no voy ni a pronunciarme a parte de lo que dice el Espíritu de Disciplina de La Legión, “Cumplirá su deber y obedecerá hasta morir”. Mas, aquí hay algo que puntualizar, esto era antes, en las otras ordenanzas, las de Carlos III.

    Ahora, luego del 23 de Febrero del 1.981, creo que fue por esa época, ahí cambiaron las tornas, unas para mejor y otras para peor. Es decir, en uno de los artículos de las Reales Ordenanzas, no me acuerdo cual, pero dice algo así, Ningún militar está obligado a cumplir las órdenes del mando, siempre que estas sean contra los usos de la Guerra ….. y muy en espacial contra la constitución, el militar que cumpla lo que no debe o deje de cumplir lo que debe será castigado por acción u omisión.

    No es concretamente así, pero así ES, y usted creo que me entiende, usted y los demás. Nadie, debe ordenar lo que no esté expresamente para el cumplimiento del deber, y nadie debe omitir la orden de un superior o un igual que esté al mando si lo que ordena es su competencia, y nunca por capricho, beneficio u otro motivo improcedente por parte del que da la orden.

    Atentamente: Ramón Lencero Nieto

    Me gusta

  4. Don Ramón, le agradezco la amabilidad del “piropo” que me ha hecho: “amor a las Fuerzas Armadas y a España”, ello sin fanatismo pero con convencimiento y rotundidad.
    ¡Disciplina!…, nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina!…, que no encierra mérito cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina!…, que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando.
    Y como le entiendo perfectamente, gracias por su comentario y reciba un abrazo.
    Pedro Motas

    Me gusta

  5. D. Pedro gracias por su amable respuesta el caso es que hay demasiadas cosas que no alcanzo a comprender, cierto he vivido mucho más tiempo fuera de España y hace relativamente poco que me intereso por determinados temas, hace un tiempo en el Reputation Institute se público un articulo relativo a la aceptación del ejército en diversos países la media (europea era de un 61% si creo recordar (no he sido capaz de encontrar el articulo en cuestión) paradójicamente resulta que China es la que más aceptación tiene sobre sus FFAA, seguida de Rusia y bueno de Corea de Norte “la leche”.

    Y me pregunto; que en esta aceptación algo tendrá que ver los altos mandos situados en los puestos “claves” cierto también que la Constitución le otorga a las FFAA un cometido principal, si bien luego está “distribuido” con determinadas leyes orgánicas que los limitan, fijé Ud. D. Pedro en ninguna Constitución europea, la americana y canadiense se otorga tal poder a sus FFAA.

    En España hay diversas clases de asociaciones militares de los tres ejércitos, pero por lo poco que se, no veo ningún lexo en común de actuación para valorar la necesidad de las FFAA y sus valores…

    Yo mismo estoy asociado a dos asociaciones una de ex militares AAPLE y otra civil la ASAF (Asociación y Mantenimiento del Ejército Francés) http://www.asafrance.fr/ y sinceramente creo que sería muy oportuno hubiera una asociación en España similar a la que le cito sobre todo por la labor que se realiza, de todas formas le diré que en Francia la aceptación a las FFAA en la sociedad supera el 70% inlcuidos los partidos de izquierdas.

    Un cordial saludo y abrazo, a su disposición.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s