Una pequeña reflexión sobre el nuevo milenio y la Calidad. Pedro Motas Mosquera

Queridos amigos: España se encuentra en una tesitura compleja, entre la complacencia de unos ante los éxitos logrados y la autoflagelación de otros ante la insuficiencia de lo alcanzado. Esto conduce bien al inmovilismo, al cabreo, o bien a la búsqueda de atajos para anticipar los beneficios que sólo un valor sano en lo macro y flexible en lo micro pueden proporcionar: la Calidad humana. Esta es una lección que parece haberse olvidado y cabe esperar que no sea necesaria otra crisis para recordarla.

En nuestro Blog, últimamente se abordan temas actuales e interesantes, como son: Un referendo contra los toros, Gibraltar y el Brexit, El plagio de Sánchez, Izquierdistas y secesionistas, Los lazos amarillos, Franco… y, hasta aquí, el gravísimo riesgo al que los políticos han llevado y están llevando a nuestra querida España. Pero detrás de todo riesgo siempre hay alguna oportunidad: la esperanza en la Calidad humana.

Por eso, hoy os propongo un tema distinto, algo que siempre comentaba a mis queridos alumnos cuando me dirigía a ellos, como director, al inicio de un master de Calidad:

 Una pequeña reflexión sobre el nuevo milenio y la Calidad

        Parece evidente que el progreso, la calidad de vida de un país depende, fundamentalmente, de su potencia científico-técnica y del apoyo moral y económico que ciudadanos y gobierno den a la Investigación en Ciencia, al Desarrollo en Tecnología y a la Calidad que llevan asociada. Algunos, pese a problemas y obstáculos, han venido impulsando el concepto de la Calidad; ganando, calladamente, batallas en este sentido. Ello nos compromete ahora a divulgar con el ejemplo las diversas plasmaciones de la Calidad. Y en particular de la Calidad de Vida.

Uno de los logros del siglo se plasma en la frase “El hombre mide al Mundo”. Porque sobre esas medidas se basa el conocimiento, el control y la utilización, cada día mejores, de ese Universo que Dios nos regaló.

La Implantación de la Calidad exige la participación de todas y de cada una de las personas involucradas. Pero uno de sus requisitos es empezar por asegurar la Calidad en la propia actuación profesional de todos y hacer bien todas las cosas a la primera. Lo que creará una autoestima en cada colaborador, no sólo a nivel directivo sino, sobre todo, de los ejecutores de los procesos. Parece que ello será sólo posible cuando todos actuemos como agentes de la Calidad, como creadores de valores. Y nos sintamos ya íntimamente retribuidos al hacer nuestro trabajo todo lo bien que sea posible. La Calidad no sería entonces sólo un atributo de los productos o servicios sino un valor humano. ¡Hemos de ser capaces de vender, con nuestro ejemplo, estas ideas!

Pero vivimos un mundo de humanos con los que nos hemos de integrar contribuyendo a crear, cada día, un ambiente de unidad y de comprensión. Ello implica Calidad en las relaciones interpersonales, en la comunicación que estimula la relación personal. Para lograrla hay que salir, con talante humilde, de nuestro “castillo interior”, de nuestra parcela intelectual y social. Hay que conocer y comprender a todos. Hacerles saber que todos y cada uno de ellos nos son precisos. Esta forma de sentir ha de ser incorporada a los programas para el presente y el futuro.

El don de la libertad es patrimonio de todo ser humano, mientras no lo limiten los demás. Ello implica, en todas nuestras actuaciones, la responsabilidad de tomar decisiones con Calidad. Para evaluarla precisamos de comparar la especificación, el deseo de lo que se espera de cada acción, con una medida del resultado y comprobar “si vale o no vale”. Esto es normal en Calidad, pero hemos de practicarla desde la duda sistemática, rechazando la ciega seguridad en nosotros mismos, la autosuficiencia. Y en todo tipo de actividades hemos de anteponer el juicio y el interés de los demás al nuestro. Sólo así seremos todos libres.

Para terminar, ¡hagamos uso de nuestras capacidades y libertades con Calidad! Busquemos la comunicación con los demás promoviendo la reconciliación. Limitemos nuestro consumismo y promovamos la mutua Calidad, especialmente en el uso de recursos disponibles. Así, nuestro libre albedrío dará sus mejores frutos: Paz, Esperanza y Calidad. Son los mejores bienes que posee el ser humano y los únicos que le pueden acompañar siempre, en el presente y en el futuro.

Pedro Motas Mosquera

Blog: generaldavila.com

24 septiembre 2018

12 pensamientos en “Una pequeña reflexión sobre el nuevo milenio y la Calidad. Pedro Motas Mosquera

  1. Buenas tardes, D. Pedro Mota:

    Muy buen articulo, y maravilloso para seguirlo, tal como lo plantea, a pesar de todas nuestras deficiencias, ( en mi caso particular hablo,) y tengo algún conocimiento sobre ello, profesional, y de estudios, pero normal.. nada extraordinario..

    Debería ser así, pero, personalmente, no se si es, por ignorancia de muchas cosas, lo veo algo complejo.. que no quiere decir, que, hay que intentarlo y hacerlo cada día, y poco a poco, transformar , nosotros primero, nuestro entorno, y poco a poco ir ampliando, y llegar a toda la sociedad, finalmente, con las nuevas tecnologías, llegando a todo el mundo entero..

    ,Seria lo maravilloso, transformar el mundo que Dios no ha puesto a nuestro servicio..las
    VIVIR CON CALIDAD HUMANA, toda la humanidad…

    Gracias por su escrito D. Pedro, que me ha gustado. Un afectuoso saludo.
    Afectuosos saludos también al General Davila .

    !!Viva España,!! !! Viva el Rey,!! Y !! Viva las Fuerzas Armadas y la Legión !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran.

    Le gusta a 2 personas

  2. ” El Don de la Libertad “. Me recuerda un punto de una promesa que hacíamos, y hacen, los jóvenes de entonces y algunos de ahora. ” Afirmar la Libertad, en cada persona, sometiendo la mía al imperio de la norma justa “.¡Arriba España y viva La Legión!. Julio de Felipe

    Le gusta a 1 persona

  3. Un auténtico producto del Humanismo ateo. Sin duda una cosmovisión “New Age”. Esto me recuerda a ese libro que se hizo famoso tiempo ha: “Siete hábitos de la gente altamente efectiva” que causó furor entre los ejecutivos y profesiones liberales. Entre los que cabe decir que son de los que acaban más neuróticos. No vi nunca a un campesino, ganadero o albañil dedicar su tiempo libre a la lectura de tan “maravilloso” descubrimiento para hacernos efectivos y profesionales de “calidá”, no obstante eso, el trato con un campesino, por ejemplo, y en general, hace que uno sienta qué cosa es una persona de calidad. Al menos antes de que se industrializaran también estas profesiones.

    Dos breves reflexiones. Primera, la calidad de vida de un país no depende de su potencia científico-técnica. La Unión Soviética poseía un grandísimo potencial científico-técnico y de calidad humana más bien poca. La China comunista ya envía satélites al espacio ¿y? ¿Y Japón? Alguien duda de su potencial científico-técnico. Y teniendo incluso una religión que sostiene en cierto modo la vida espiritual de los japoneses, la tasa de estrés y de suicidios es altísima si la comparamos con España que anda bastante lejos de Japón en cuanto a potencial científico-técnico.

    Segunda: Yo no sé que esa frase “El hombre mide al Mundo” sea el logro del siglo. Es la primera vez que la leo, cierto es que no tengo ningún Master… Por cierto, qué siglo es el que la ha esculpido en el frontispicio de los logros humanos. Yo la famosa frase que conozco es la de “El hombre es la medida de todas las cosas” debida a Protágoras allá por el siglo V antes de Cristo, y que luego haría suya el racionalismo para desgracia de Occidente.

    Hoy, mi general, un poco flojita la cosa. Fe, Esperanza y CARIDAD son los mejores bienes que posee el ser humano y los únicos que le pueden acompañar siempre, en el presente y en el futuro.

    Un saludo.

    Me gusta

  4. Contestando a JuanM:
    – ¿Humanismo ateo?… Humanismo ateo es el hombre hecho, o que se cree, Dios.
    ¿Yo he dicho, en mi artículo, algo semejante?
    – ¿ejecutivos y profesionales neuróticos?… toda mi vida he tratado con ejecutivos y profesionales con Calidad Humana y Profesionales de Calidad (yo lo he sido en la empresa privada) y nunca he visto, en ellos, síntomas neuróticos y creo que, hasta ahí, no llego.
    Sin duda Fe, Esperanza y Caridad son los mejores vienes, pero el que tiene Calidad Humana y y trabaja con Calidad como profesional y en grupo para mejorar los recursos humano, el Medio Ambiente y las condiciones laborales de sus semejantes en la empresa…, su Calidad Humana se asemeja a la Caridad; por eso es la actitud que asemejo en mi final.
    De todas formas, JuanM, se dará cuenta que en este Blog se trabaja con variedad de temas, con libertad de expresión, con respeto a las opiniones, considerando lo favorable y lo crítico; pero exigiendo identificación y respeto con educación a todo y a todos… y, para mi, eso también es Calidad.
    Y, para terminar, su expresión sobre lo de “flojita”… con ello le demuestro que no soy humanista ateo, no me creo Dios (Dios me libre), porque tengo mis carencias como humano, mis dias mejores y peores, mis aciertos y desaciertos,… pero lo asumo con humildad e intento mejorar en mis artículos, sobre todo, por deferencia a este Blog, a la audiencia y a mi querido amigo el General Dávila.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  5. Respetado, y queridísimo PROFESOR MOTAS, y amigos:
    Me excuso porque por exceso de trabajo, no he podido leeros, con la ayuda de Dios me pongo al día en esta semana, pero la Providencia ha querido que hoy haya podido reunirme con vosotros y ME ADHIERO de principio a fin a la colaboración del PROFESOR MOTAS.
    Me temo que JuanM es el que anda un poco “flojito” en HUMANISMO CRISTIANO, porque el acceso al CONOCIMIENTO Y AL ESTUDIO no tienen porqué ser ateos, y con su testimonio demuestra que no ha entendido nada de nada…
    JuanM nos dice que ha leido a Mao, (yo también aunque “poquito”) pero si JuanM tuviera la cortesía de identificarse con nombre y apellidos, como yo hago, que soy una “indefensa mujercita” pero voy de frente y por derecho, a cuerpo limpio, pues yo me lo tomaría más en serio….
    No obstante, decía que esta persona ha leido a Mao, y la wikipedia también la maneja, pero si hubiera leido a San Isidoro de Sevilla o a Luis Vives simplemente, no confundiria “churras con merinas”, y habría comprendido la profundidad de CONOCIMIENTO y el bálsamo que supone para el alma – al menos asi ha sido para mi- su colaboración de hoy en el blog del GRAL. DAVILA, MIL GRACIAS PROFESOR MOTAS por su TRABAJO, y aportación sobre la CALIDAD HUMANA que a mi juicio se basaria en la CARIDAD HUMANA, de ahí que yo amague en esta réplica, como si estuvieramos en un tatami haciendo prácticas pero no en un auténtico combate.
    Por culpa de algunos cavernícolas, que no comprenden nada, porque son igual de FANÁTICOS (los extremos se tocan) que la decimononica izquierda que no sale del neo- marxismo, y que nos gobierna, la derecha está tan desprestigiada entre los incultos que no entienden nada, como le ocurre hoy a JuanM.
    En fin PROFESOR MOTAS, que el Señor le siga inspirando, y para mi ha sido una delicia leerle, DIOS le guarde aunque yo no tenga el entendimiento que tiene JuanM.
    Respetuosa pero cordialmente le saluda, no sin decir
    ¡¡¡A ESPAÑA Y A MIS REYES SERVIR HASTA MORIR, VIVA LA LEGIÓN!!!
    Esperanza González de Fonseca Marco

    Le gusta a 1 persona

  6. Contesto.
    En primer lugar opino sobre el contenido de un artículo, no sobre quien lo ha escrito. Creo que no falto al respeto por hacer una lectura, que podrá ser o no acertada, o compartida, pero es la que tras varias lecturas he asociado con lo que he escrito. La próxima vez, si aún se me abre la puerta para opinar procuraré hacer un elogio, y si del artículo en cuestión tengo alguna opinión negativa, me la tragaré. Creo haber aportado razones que justifican mi postura sobre la relación científico-técnica y calidad humana. Y debo decir que si atienden a otras intervenciones mías aquí, salvo que la memoria me falle, he compartido y comparto lo que por lo general se escribe.

    En segundo lugar. El nombre. Vamos a ver, señora Esperanza, a mi su nombre o el de cualquier otro usuario de este servicio, y con apellidos, no me dice nada, no en el sentido de irrespetuosidad, no vayamos a liarla más, me explico. Ni sé cuál es su profesión (ni me interesa, porque no tengo nada que hacer de ese conocimiento); Ni sé de dónde es (ni me interesa, porque no tenga nada que hacer de ese conocimiento).
    Yo podría escribir un nombre con apellidos ¿estará usted segura de que es el real? Yo no tengo porqué estarlo del suyo o de cualquier otro que aparece por Internet. ¿Lo vais a comprobar? ¿Vais a averiguar de dónde soy? ¿Añade eso algún valor a una opinión o reflexión? ¿Si digo que soy doctor se tendrá en mejor consideración lo que digo que si digo que soy camarero?

    Si por algún casual yo ofendiera gravemente a alguien en estos foros, usted, General, previa denuncia podría hacer que con mi IP se me localizara en menos de 24 horas. Por tanto el nombre con apellidos… bueno, tengo mis razones para dejar los apellidos al margen, el nombre es real.

    Pero voy a ir más allá al hilo de las reservas personales. Hace poco se escribió una carta de unos 200 militares en la reserva o retirados en defensa de los méritos militares de Francisco Franco, que comparto de principio a fin. El Ministerio de Defensa ya puso en marcha una investigación, evidentemente no para cazar reservistas, sino para cazar militares en activo.
    ¿Recuerda usted qué fue del teniente general José Mena Aguado en la Pascua Militar de 2006? 8 días de arresto y obligado a jubilarse. Pues eso. Desde luego no me comparo con él, pero lo traigo a colación por la “debilidad” que nuestro país manifiesta en el respeto a la libertad de expresión.

    Yo no soy militar. Pero en mi profesión aún sigo en activo. Y es una profesión que ejerzo en territorio hostil, en Cataluña, donde no por esta opinión de arriba, pero si por otras de otro carácter, mi coche ha aparecido rayado, el retrovisor roto, el buzón sucio de mierda, amén del ostracismo social por el simple hecho de decir que eres español y, quienes cobran por defender mis derechos y mi libertad de expresión: políticos, policía, Guardia Civil o militares no nos defienden, estamos a los pies de los caballos. Lo siento, pero no se lo voy a poner fácil a los enemigos, porque yo vivo con ellos a diario. Así es que lo único que puedo añadir a este respecto es que entenderé que no den paso a opiniones que no estén firmadas con nombre y apellido (repito aunque sea falso), pero mientras yo no vea que mi gobierno, que mi ejército, que mi guardia civil o que mi policía obligue como mínimo al alcalde de mi pueblo a colgar la bandera de España en el Ayuntamiento, a retirar simbología partidista, racista y totalitaria del espacio público, pues como que estaré un poquito agazapado en la trinchera, esperando refuerzos. Y denuncias hay. Como muchos de mis conciudadanos que en pleno 2018 tienen que ir con la cara tapada a retirar aquéllas bombas ideológicas porque saben, sabemos, a lo que nos exponemos.

    Tres últimas cosas rápidas porque no tengo tiempo ahora de ir más allá. Vamos a ver, lo de “flojita” es un efecto subjetivo que ha provocado en mi la reflexión que usted hace, señor Mota. Exactamente el mismo efecto que ha provocado en el General mi opinión. Bien, vale. Ningún problema. Posiblemente en un texto más pormenorizado sobre la tesis, la percepción y compresión por mi parte hubiera sido otra, pero sinceramente, la exposición del concepto “Calidad” como nuclear del éxito personal y social, pues sigo pensando que tal como lo he leído en su reflexión no… bueno, voy a decirlo de otro modo: no la acabo de comprender en toda su profundidad, y lo que he escrito es, digamos, una primera impresión.
    Señor Mota, las estadísticas sobre las profesiones más estresantes no son opinables, son las que son, y el ejecutivo se encuentra entre las que más. Y la neurosis es uno de los finales del estrés.

    La otra. Esperanza González de Fonseca Marco, sin ánimo polemizar, dónde ha leído usted que yo diga que he leído a Mao.

    PD: General, mis datos personales no los voy a hacer públicos. Deje de publicar mis comentarios si quiere o lo cree conveniente por “higiene” de su blog, ningún problema, no me gano la vida con esto. En cualquier caso, no tengo inconveniente en privado en darle nombre y apellidos. Usted tiene mi correo electrónico.

    Dios les guarde. JUANM.

    Me gusta

  7. Usted también tiene el mío. En cualquier caso gracias por su correcta contestación que entiendo. Seguiré publicando sus artículos sin problema alguno. Todos lo entendemos. Se entiende en esta Nación española donde la libertad cada día es más cara. ¡Gracias!

    Le gusta a 1 persona

  8. Respetado SR. JUANM:
    Me parecen totalmente normales sus razones para no dar nombre y apellidos.
    Entiendo que Ud. vive y trabaja en “territorio comanche”, y yo eso lo respeto de modo absoluto, porque en el año 75, con 21 añitos recien cumplidos, estuve en zona de combate, como Dama de Sanidad Militar, y se de lo que me habla, (sin cobrar un centimo), aunque había empezado a trabajar a los 16 años, como secretaria de dirección en una Agencia de Carga Aérea.
    En cuanto a mi nombre y apellidos, son ciertos, el Gral. DAVILA, y otros amigos que colaboran en este blog, pueden atestiguarlo.
    Si le interesa mi formación, metase en Facebook y busqueme como “Danda Fonseca Marco”, ya que tras el plan Bolonia no se siquiera, si tengo acabado el bachiller….(eso es broma) tras el dichoso plan, que solo ha encarecido los estudios superiores para gozo de los que “se lo llevan crudo” con los Master y demás, le cuento que me faltan 7 asignaturas, mas el trabajo final, para obtener el Grado en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense.
    En su dia no pude acabar, porque antes que pagar mis matriculas pagué las de mi hija en los colegios Kensington primero, y Santa María de los Rosales (no se si le suena el nombre) después.
    Soy madre soltera desde el año 74, y antes era mi hija que yo. Tuve que compaginar trabajo y estudio con el cuidado de mi niña, partiendo de 4° de Bachiller en adelante, y sin que mi familia viviera en Madrid, es decir sola, pero como en mi Facultad se permitia acceder a las clases como alumna libre asistente, cursé todos los cursos en los turnos de tarde/noche ya que por la mañana trabajaba ( y trabajo como Oficial Administrativo en el Ministerio de Defensa) y aprobé por parciales toda la carrera que estudiaba levantandonme a las 4 de la madrugada hasta las 7 (en que levantaba a mi hija para llevarla al cole) para poder aprobar, (imagínese como se me queda el cuerpo con lo que estoy viendo del baile de titulos, Master y Tesis), aunque no consta en las actas más que una parte, la de las asignaturas cuya matricula si pude llegar a pagarme, porque a mi lo que me importaba, (e importa porque a mis 64 años no he perdido la curiosidad) era acceder al CONOCIMIENTO, en una palabra: EL ESTUDIO, APRENDER, tener mi propio criterio con los elementos de juicio suficientes para sacar mis propias conclusiones.
    Espero haber satisfecho su curiosidad, y sí le digo que las personas que me conocen saben que digo la verdad. Para que mi hija tuviera su propia casa, y su propia formación, yo renuncié a ambas cosas, volví con mi bebé a casa de mis padres a los 20 años y ya le he dicho lo que pasó con mi carrera.
    Hoy mi hija, (la mejor hija de la tierra) es letrada de una empresa, gracias a la formación que le pagué con mi trabajo, y vive independiente, así que lo conseguí.
    Como ve, no tengo nada que ocultar, y no lo hago.
    Espero haber satisfecho su curiosidad, disculpeme si ayer “me pasé de frenada” pero (no lo digo por ud, mi palabra de honor) los cobardes, o gallinas me pueden, me pueden sacar de mis casillas, digo. Es broma, pero es cierto, estoy segura que me entiende.
    Respetuosamente le saluda, no sin antes decir
    ¡¡¡A ESPAÑA Y A MIS REYES SERVIR HASTA MORIR, VIVA LA LEGIÓN!!!
    Esperanza González de Fonseca Marco

    Le gusta a 1 persona

  9. Quisiera añadir a esta posible mala interpretación mía, señor Mota, una afirmación suya en otro de sus artículos aquí “El cambio de una era”:

    “Los acontecimientos que se suceden en la vida de las naciones son consecuencias de las acciones libres de sus ciudadanos. Lo que está pasando en España y en Europa, responde al abandono de la fe cristiana.”

    Ahí es donde yo iba y es, por otra parte, afirmación que comparto plenamente, y de cuyo abandono creo que ni la ciencia ni la técnica darán al hombre plenitud, ni siquiera sosiego. Sin embargo, la reflexión que nos ha dejado hoy me ha traído el eco del humanismo positivista de Augusto Comte. Seguramente no será eso, pero es lo que he interpretado.

    Hago público dos datos personales, más que nada para que no se deduzca de mi crítica que siento animadversión a la ciencia o a la técnica, que no es el caso: soy licenciado en Matemáticas Puras y técnico en Electrónica Industrial.

    Un saludo y seguiré, faltaría más, leyendo cuantos artículos se publiquen aquí. Lo de “flojito” ha sido porque de todos los que he leído aquí, que son todos, el de hoy me ha parecido más criticable, digámoslo así.

    Dios le guarde.

    Le gusta a 1 persona

  10. En la respuesta de JuanM hay algo que daría para uno o varios artículos: El poco respeto que sienten por la libertad de expresión precisamente quienes más dicen defenderla: la izquierda y los separatistas; esos que se pasan el día acusando de fascistas y nazis a los demás.

    Una de las cosas que más me sorprende de esta gente (que acusa de fascistas a los demás) es la rabia y el odio con el que contestan a los discrepantes. Recuerdo que cuando mucha gente salió a la calle a animar a los policías y guardias civiles que salían hacia Cataluña a desarticular el golpe de Estado separatista, alguien puso un vídeo en youtube con un comentario despectivo hacia quienes aplaudían a los agentes. Les llamaban, fachas, franquistas, torturadores de animales (se les suponía taurinos), analfabetos y un sinfín de barbaridades más. Yo intervine el el foro que había bajo el vídeo y defendí la actuación de las fuerzas de orden público. Dije que esos agentes iban a hacer cumplir la ley y que fueron muy comedidos durante la jornada del 1 O, teniendo en cuenta la cantidad de provocaciones que tuvieron que soportar. Puse otro comentario añadiendo que la unidad de España no se puede votar, ni siquiera participando todos los españoles, porque España se ha forjado durante siglos y ninguna generación tiene derecho a destruirla. A partir de ahí recibí una catarata de insultos y amenazas que me dejaron perplejo. Recibí los típicos epítetos de facha, fascista, nazi, etc. Por cierto, que a mí me ofendería más que me llamaran comunista, porque el comunismo ha matado más que el fascismo. Respondí a esos comentarios y los tolerantes izquerdistas se fueron encrespando. Un individuo de Valencia puso su número de móvil para ver si yo “tenía cojones de llamarle” (literal) y una independentista gallega, después de llamarme nazi, me llegó a decir que ojalá me muriera de un cáncer.Todo muy tolerante, como vemos.

    En otros foros yo he llegado a leer que habría que matarnos a quienes somos partidarios de que no se profane la tumba de Franco o a quienes creemos que la justicia tiene que ser implacable con los golpistas catalanes (habría que matarnos porque somos “unos fascistas”).

    Por no hablar de cierto separatisa catalán que tenía un canal separatista en youtube donde se dedicaba a manipular y tergiversar todo tipo de acontecimientos para intentar demostrar lo mala que era España con la pobre Cataluña. Este personaje se dedicaba a eliminar los comentarios de quienes entrábamos a desmontarle sus argumentos y a dejarle en ridículo. Lo curioso del tema es que censuraba nuestros cometarios con el argumento de que éramos “unos fascistas”.

    En fin, que son unos ejemplos de cómo los menos tolerantes con las opiniones discrepantes son precisamente aquellos que acusan de fascistas a los demás: izquierdistas y separatistas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.