LA JUSTICIA PONE ORDEN EN DEFENSA. LA MINISTRA PIERDE (El caso del Almirante Alfonso C. Gómez Fernández de Córdoba) General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Si yo fuese la ministra dimitiría. Sería una forma de salvar eso tan conocido e importante para los soldados y marineros. Algo que se reconoce por las obras y no por los enunciados. Porque cuando uno se empeña, sin antes oír y analizar, empaña su quehacer, se despeña y pierde; mal perder cuando es obstinación, reto, asunto personal, que aquí se van a enterar quién manda.

Siento cierto desasosiego porque podía habérsele evitado tanto malestar, sufrimiento, a un buen oficial de la Armada y a su familia, a todos los soldados que, con inquietud, hemos seguido este inconcebible navegar por oscuros y agitados canales. No merecía la pena tanto sufrimiento personal, no el de la ministra por supuesto, ni de nadie del ministerio, que ven pasar las agigantadas olas como el que cuenta las nubes, sino de la familia militar.

El almirante Fernández de Córdoba en su época al mando del buque Escuela Juan Sebastían Elcano

Hablo del proceso que ha tenido que vivir el almirante de la Armada española don Alfonso Carlos Gómez Fernández de Córdoba hasta que la justicia le ha dado la razón en su batallar contra la injusta decisión que el Consejo de Ministros tomó por indicación de la ministra de Defensa, señora Robles, que en términos entendibles y prácticos significaban apartarle de su brillante carrera militar, por capricho, ordeno y mando, desde luego sin explicación dada ni audiencia concedida. Todavía hoy, después de la sentencia del Tribunal Supremo, que le da la razón, el almirante se pregunta el porqué de aquella decisión de todo un Consejo de Ministros contra un humilde servidor de la Patria. Le gustaría saber que derrota equivocada dio a su nave como para que detuvieran su navegación. ¿Por qué?, sigue preguntándose el almirante. A eso no hay juez en la tierra que responda.

No quiero alargarme demasiado. Solo quería dar cuenta del final, por ahora, y mostrar la sentencia que da la razón al marino de nuestra Armada, que vuelve definitivamente a la actividad a la espera del merecido destino que le corresponde entre sus compañeros. Quería solo hacerme eco porque es una gran noticia para el almirante y para el resto de soldados y marineros, para el conjunto de las Fuerzas Armadas. Desde este blog hemos ido dando cuenta de todo el proceso y hoy más que nunca lo hacemos con la alegría de este final. Esperemos que sea así, el final, cosa que entraña serias dudas conociendo contra quien se juega la partida.

Salvo error u omisión, pidiendo disculpas por mi desconocimiento e interpretación de una sentencia, y salvo que los abogados me digan lo contrario, la resumo extrayendo los que a mi juicio son sus párrafos claves:

Sala del Tribunal Supremo

<<Declarada la nulidad del Real Decreto 1095/2018 y entrando en las pretensiones de plena jurisdicción anudadas a la anterior, se pretende al amparo del artículo 31.2 de la LJCA el “pleno restablecimiento” de la situación jurídica lesionada por el acto anulado. Tales pretensiones son las reseñadas en el Antecedente de Hecho Cuarto de esta sentencia y se escalonan en una principal, una segunda subsidiaria de la anterior y una tercera más subsidiaria a las dos anteriores, todo lo cual se ordena en estos términos:

<<1º La pretensión principal es que se le «reconozca el derecho a reincorporarse en servicio activo» y que tal reincorporación lo sea «en un puesto de los previstos para el empleo de Vicealmirante en el que exista disponibilidad»

2º Subsidiariamente, que si al día de dictarse esta sentencia no hubiere tal puesto, que se le reconozca el derecho a que se le destine «en el próximo que quedara vacante».

3º Subsidiariamente a dicha pretensión subsidiaria, que de no haber vacantes de Vicealmirante al dictarse sentencia, que «en el ínterin se le nombre asesor del AJEMA».

4º Y en todo caso que se adopten las medidas necesarias para el pleno restablecimiento de esa situación jurídica individualizada, incluyendo las retribuciones dejadas de percibir como ADIPER, puesto al que debería haberse incorporado el 24 de septiembre de 2018>>.

Más claro agua.

Uno de los Siete Sabios de Grecia, Solón de Atenas, dejó escrita una máxima: ‹‹Que los ciudadanos obedezcan a sus superiores y éstos a las Leyes». Está claro que la ley debe primar sobre la autoridad ya que esta precisamente se fundamenta en el propio ordenamiento jurídico.

Calderón de la Barca explicó un sentimiento muy nuestro:

<<Nunca la sombra vil vieron del miedo
y aunque soberbios son, son reportados.
Todo lo sufren en cualquier asalto.
Sólo no sufren que les hablen alto>>.

Remata Quevedo: <<quien ordena lo que no hace, deshace lo que ordena>>.

BIENVENIDO A BORDO ALMIRANTE

La justicia ha tenido que entrar en el ministerio de Defensa a poner orden. Habían levantado la voz.

¡Enhorabuena Almirante! Bienvenido de nuevo a bordo.

ANTECEDENTES

1 UN ALMIRANTE CESADO…

2 EL ALMIRANTE VUELVE A LA ACTIVIDAD 

3 ¿QUÉ OCURRE CON EL VICEALMIRANTE?

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

23 marzo 2019

26 pensamientos en “LA JUSTICIA PONE ORDEN EN DEFENSA. LA MINISTRA PIERDE (El caso del Almirante Alfonso C. Gómez Fernández de Córdoba) General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Hola: esta “señora” ha sido Magistrada y por lo tanto, debería saber que lo que ha hecho no está bien, ¿prevaricación?

    ________________________________

    Me gusta

  2. Como gusta decir ahora, en los países de nuestro entorno cultural tamaña y contumaz prevaricación de una ministra se debe pagar, cuando menos, con la dimisión inmediata.
    Cada día estoy más convencido de que unos estudian Derecho por amor a la Justicia y otros , no pocos, para ponerle los cuernos. ¡ MINISTRA, DIMISIÓN!
    Enhorabuena al General Dávila por su ejemplo de compañerismo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Margarita Robles debiera ser juzgada por el presunto delito de prevaricación. Eso es lo que ha hecho la citada ministrilla que no Ministra. Es una vergüenza lo que ha hecho esa ministrilla, siendo indigna ya de seguir en política. Se ha hecho Justicia con el Almirante.

    Me gusta

  4. Visto los antecedentes de esta “merluza” que quiso pasar por tiburón y estos que la han puesto donde no merecía, yo no las tendría todas conmigo, que todavía son capaces de algún “decretázo” mas, antes de cruzar a la otra orilla del charco en el que se revuelcan, porque el mar y la Marina, les ha quedado un poco grande.

    Un saludo y Enhorabuena a nuestro Almirante.

    Me gusta

  5. Buenas noches, General Dávila:

    Por fin la justicia ha actuado adecuadamente, hay jueces justos, y no politizados, afortunadamente, que juzgan con verdad.
    .
    Enhorabuena al almirante, D, Alfonso Carlos Gomez fdez de Córdoba, y a su familia, que recuperan el honor quitado sin motivo.

    Felicitaciones, general, .. y referente a la ministra, DIMISIÓN, es lo justo que corresponde en éste caso que debe hacer.

    !! Viva España !! !! Viva el Rey !! !! Viva las Fuerzas Armadas Ejército y la Legión !!

    Josefa López del Moral Beltrán

    Le gusta a 1 persona

  6. Bienvenido a bordo, mi almirante. Enhorabuena..
    Muy bien traído los versos de D. Pedro, insigne infante. ¡¡VIVA España!!. Hurra al almirante de nuestra armada.

    Me gusta

  7. La ministra culpable, el consejo de ministros culpable y el Presidente el más culpable. La JUSTICIA está viva, confió solo en ella, con el panorama que tenemos, es la única que puede salvar a España. Mi Almirante enhorabuena. 🇪🇸 Mi Padrino fue Capitán de Navío y para mi la Armada es intocable.

    Le gusta a 1 persona

  8. La señora ministra Margarita Robles, a pesar de serlo de Defensa, no conoce, ni siquiera le suena de oidas, aquello de que “La justicia debe imperar en los ejércitos de forma que nadie tenga nada que esperar del favor ni temer de la arbitrariedad”
    Y lo malo no es que no lo conozca, algo lógico en quien no sabe nada del ejército, sino que se le da una higa…
    Lo cual es muy grave. Y Puesto que no es posible pensar en desconocimiento, debe otorgársele la calificación de prevaricadora.

    Le gusta a 1 persona

  9. A las órdenes de V.E., mi General.

    Por lo que pueda servir, somos muchos, legión, diría que todos los antiguos militares, los que no nos fiamos de ninguno (ni de ninguna, vaya por Dios, por si lo leen) de esta tropa de Narcisos (y Narcisas, por si no había quedado claro en el anterior paréntesis).

    Me pregunto, como se hace más arriba, si es que no se cansan de hacer el ridículo, o si es que, más bien, no saben qué es eso y no tienen sentido del mismo.

    Lo importante aquí y ahora es que a un alto mando militar se le ha hecho justicia, y lo van a tener más difícil, al menos con él, el sacarse de la chistera, o en este caso “del moño o roete” otro decretito. Y para el próximo que tengan en el punto de mira, tampoco les va a ser fácil.

    Vaya desde aquí mi humilde felicitación al Almirante, y mi agradecimiento a V.E. por la noticia.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 1 persona

  10. Buenos días mi general.
    Parece mentira que una persona que tiene una posición laboral estable eche por la borda su posición por un cargo político

    Me gusta

  11. Imposible! No tiene capacidad para dimitir, no están en política para servir sino para servirse!!! Y ESPAÑA no les importa, por eso dicen siempre “este país”

    Enviado desde mi iPhone

    Me gusta

  12. No sé si se publicará este comentario ya que anteriormente no me los admitían de ninguna manera.
    Si me lo permiten seguiré en la misma línea de antes, es decir, expresar el sentimiento haciendo uso de la libertad; NO del libertinaje que tan de moda está en esta Nación llamada España hasta el momento, porque de seguir así la cosa. Si esto no se remedia pronto dejará de llamarse España.
    Pues con personas como la susodicha que está donde No debería estar NO sabemos dónde vamos Ni dónde estamos, ya que este puesto es para los que tienen conocimientos de las ARMAS Y LA DEFENSA DE ESPAÑA COMO NACIÓN ÚNICA E INDIVISIBLE. Y preparados contra lo que pueda venir, y un patriotismo consagrado al servicio del bienestar y la seguridad del conjunto de los españoles de Buena Voluntad.

    Atentamente y con el debido respeto: Ramón Lencero Nieto

    Me gusta

  13. Cristalino mi General. Y es que la ignorancia es muy atrevida y la mala puleva también. Gracias a Dios la Justicia funciona y deshace entuertos como este, con un servidor de la milicia, en este caso de nuestra Armada, y pone al político de turno, por saltatrenes y sectaria en su lugar. Mi sincera y cordial enhorabuena al almirante Fdez. e Córdoba y mi felicitación a V.E. mi General por anunciarlo y denunciarlo. Siempre a sus ordenes.
    Creo oportuno publicarlo en mi perfil de facebook, con el fin de su total y público conocimiento.

    Le gusta a 1 persona

  14. Y esto se llama corporativismo (según la RAE: En un grupo o sector profesional, actitud de defensa a ultranza de la solidaridad interna y los intereses de sus miembros).
    Empecemos por el principio: el cese del Vicealmirante. Un momento, ¿seguro que el cese fue el principio de todo esto?
    Hechos:
    El Vicealmirante del Cuerpo General de la Armada don Alfonso Carlos Gómez Fernández de Córdoba era el Subdirector de Reclutamiento (y Orientación Laboral) del Ministerio de Defensa.
    El 31 de agosto de 2018 se dispuso su pase a la situación de reserva mediante Real Decreto (el 1095/2018).
    ¿La causa? No la sabemos.
    ¿Qué dice la Ley que dispone su pase a la reserva? El artículo 113.2 de la Ley 39/2007 dice: “Por decisión del Gobierno, los oficiales generales podrán pasar a la situación de reserva, mediante real decreto acordado en Consejo de Ministros, a propuesta del Ministro de Defensa.”
    En ninguna parte de la Ley pone que el Ministro de Defensa tenga que decir la causa de lo que propone. Y por eso no lo sabemos. De ahí las suposiciones, fuentes militares dicen que lo hizo por la polémica de una convocatoria que se suspendió por unos tatuajes… A saber.
    Repito: no se sabe la causa. Ni se va a saber a este paso… ni tampoco parezca que importa.
    Lo que realmente importa es que fue cesado un Vicealmirante por que una Ministra de Defensa así lo ha propuesto. Y no olvidemos, que tiene por Ley esa competencia: proponer que los oficiales generales pasen a la situación de reserva.
    Pero… ¿qué competencias tiene el entonces Subdirector de Reclutamiento (y Orientación Laboral) del Ministerio de Defensa? Pues según la web del Ministerio de Defensa son las siguientes:
    Uno: “Planificar y coordinar las funciones de captación y selección del personal militar y de los reservistas voluntarios, así como su incorporación a los centros de formación”.
    Dos: “Elaborar, proponer y coordinar los planes de salidas profesionales del personal de las Fuerzas Armadas”.
    Tres: “Dirigir y apoyar la gestión de los reservista voluntarios”.
    Y ahora es cuando llegamos al corporativismo: nuestro bloguero favorito defiende a capa y espada que el entonces Subdirector de Reclutamiento (y Orientación Laboral) del Ministerio de Defensa no se merecía tal trato (su pase a la reserva) de la Ministra de Defensa. Claro, como es un oficial general…
    Pues no, mi General. El entonces Subdirector de Reclutamiento (y Orientación Laboral) del Ministerio de Defensa ha descuidado (y mucho) la competencia número dos que tenía: “Elaborar, proponer y coordinar los planes de salidas profesionales del personal de las Fuerzas Armadas”.
    Y a las pruebas me remito: usted mismo mi General, ha denunciado, en su blog, el descuido por parte del Ministerio de Defensa de la falta de salidas profesionales del personal de Tropa de las Fuerzas Armadas. ¡Vaya! Es justo una de las competencias del entonces Subdirector de Reclutamiento (y Orientación Laboral) del Ministerio de Defensa. Claro, como es un oficial general… se le defiende.
    Eso se llama corporativismo. A ver si defiende con tanto ahínco a los miles de personas que son “cesados” con 45 años, y que no tienen ninguna salida profesional. Claro, como no son oficiales generales…
    Me dicen los militares de tropa “cesados” a los 45 años que dé las gracias al Vicealmirante don Alfonso Carlos Gómez Fernández de Córdoba por las escasísimas salidas profesionales que elaboró, propuso y coordinó. De parte de ellos, muchas gracias. Muchas gracias por nada.

    Me gusta

  15. Siento decirle que no ha leído lo expuesto o no ha querido entenderlo. Está todo muy clarito, pero usted mezcla temas que nada tienen que ver. Se nota por dónde va y de dónde viene. Un saludo, peto “da error” su comentario.

    Le gusta a 1 persona

  16. Buenas tardes

    Soy parte de un grupo de directivos cesados en el Imserso en situación parecida o cercana. Andamos intentando localizar la sentencia, pero no hemos sido capaces.
    ¿Podrían poner datos de la sentencia para poder localizarla?

    Me gusta

  17. Menos mal que en esta España nuestra aun funciona la justicia y el ejercito junto a la guardia civil viva el Rey y el ejercito junto con la guardia civil

    Me gusta

  18. Enhorabuena al Almirante G. Fernandez de Cordoba y enhorabuena , como siempre, al General Davila por este bonito articulo.
    La frase de Quevedo ” quien ordena lo que no hace, deshace lo que ordena” es para ponerlo en la mesilla de noche y leerla antes de dormir. Un 10!

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .