EL ÁGUILA PASMADA. QUIETUD. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Quietud. Es la hora. Dicen que las vacaciones sirven para eso. No sé muy bien a qué está referida esa desconexión. Suprimir la comunicación me parece lo más apropiado.

He pasado unos días lejos de casa. El lugar es indistinto; no las sensaciones. Las capitales de provincia aún mantienen ese sabor de mundos pretéritos en los que parecía que allí nunca iba a pasar nada. Quizá aburridos lugares, pero eso es en definitiva desconectar: aburrirse. El término adecuado lo deja relegado el Diccionario de la RAE al sexto lugar: <<Sufrir un estado de ánimo producido por la falta de estímulos, diversiones o distracciones>>. Lo digo en positivo. La mística es algo así. Nada a los estímulos externos, nada de diversión, innecesaria, sin distracción. Nada. La heráldica habla del águila pasmada: águila que tiene plegadas o cerradas las alas. De repente me sentí así. Sentado en la terraza de una cafetería de la calle principal -la calle Real- de una capital de provincia, me encontré, las alas cerradas, absorto (pasmado), viendo, sin ver, como paseaba la gente.

El tiempo se iba, nada qué hacer, ni pensar en nada; porque lo que escribo no me fue dado a conocer entonces, que era un momento de nada. Ya esa noche estaba leyendo El Aleph; todos deberían leerlo. Desde El Inmortal al Epílogo. Entenderlo es otra cosa. Entonces fue cuando entró el pensamiento.

<<…determinaron vivir en el pensamiento, en la pura especulación. Erigieron la fábrica, la olvidaron y fueron a morar en cuevas. Absortos, casi no percibían el mundo físico>>. Y sigue con algo incomprensible que ocurre muy pocas veces: <<No hay placer más complejo que el pensamiento y a él nos entregábamos>>. Borges sabía que la quietud es algo imposible, pensar también, para la mayoría de los hombres y por eso es imposible que un pájaro anide en tu pecho. Ser inmortal es poca cosa, lo terrible es saberlo. <<Existe un río cuyas aguas dan la inmortalidad; en alguna región habrá otro rio cuyas aguas la borren>>. Es absolutamente necesario.

El gorrión andaba a lo suyo, entre mis zapatos, comiéndose unas migajas de patatas fritas que habían caído al suelo. Él fue la distracción que me hizo volver a la complejidad del pensamiento, al que de nuevo he de entregarme ya convertido en recuerdo del que solo quedan palabras.

Les doy un buen consejo: dediquen tiempo al aburrimiento. La quietud es más compleja que el pensamiento, en contra de lo que antes apuntaba. Dediquen tiempo a ella. No lo piensen.

<<Sentí un confuso malestar, que traté de atribuir a la rigidez, y no a la operación de un narcótico. Cerré los ojos, los abrí. Entonces vi el Aleph>>. Todos podemos llegar a ver <<el inconcebible universo>>. Solo, como el águila pasmada, hay que cerrar o plegar las alas.

El gorrión seguía a lo suyo, como la gente, a sus migajas. Calle arriba, calle abajo. Hasta recogerse.

No entendí lo que me dijeron; tuve que levantarme y formar parte de la procesión de los que iban y venían.

Buscando el Aleph, <<en el decimonono escalón de la pertinente escalera>>.

<<Vi el populoso mar, vi el alba y la tarde… >>. Todo. Sin subir ni bajar, sin ir ni venir, sin ascensor, en el decimonono escalón.

Es la hora de dedicar tiempo a nada. Háganse águila pasmada. Por un tiempo, este tiempo.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

9 pensamientos en “EL ÁGUILA PASMADA. QUIETUD. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. Si, General Dávila, entiendo, entrare todos los dias, por si.. ..y si nó, feliz verano y descanso. llenos de agradecimiento por todo y por tanto y siempre a disposición, en lo que haga falta.
    Un saludo con afecto. Y a pesar de todo..
    !!Viva España !! !! Viva el Rey !! !! Viva la Legión !!
    Josefa López del Moral Beltrán

    Le gusta a 3 personas

  2. Queridísimo Rafa, amigos, y simpatizantes:
    – Acabo de encargar El Aleph, de Borges, en mi libreria de cabecera.
    – Como soy una idealista y romántica irrecuperable, os digo que para mi, María Kodama, la musa de Borges, además de su lazarillo, es una persona casi tan imprescindible como Borges mismo.
    – Fue un matrimonio de los que yo llamo REAL por parte de ambos, y no solamente sobre el papel. No estaban juntos ni por interes, ni por el aburrimiento de ninguno de los dos, se aman más allá de la muerte, porque hasta donde yo sé, María, vive del recuerdo de su marido…
    – En cuanto a lo de aguila pasmada, yo de “águila” poco, pero “pasmada” ante lo que veo, o leo en ocasiones, sin duda, a veces he de pellizcarme para reaccionar….
    – Entrañable, pero fuerte abrazo y mas alto que nunca
    ¡¡ POR DÍOS Y POR ESPAÑA A MIS REYES SERVIR HASTA MORIR, VIVA LA LEGIÓN !!

    Esperanza González de Fonseca Marco

    Le gusta a 3 personas

  3. Huyy, en mí caso, lo de hacerme un ” aguila pasmada ” bastante difícil, además al plegar las alas , se denota , más si cabe su cola, y en los tiempos que corren , lo de quedarse , pasmado, no es muy recomendable, hay demasiado , lobo , vestido de cordero, como para no estar ,
    ” Ojo avizor ” , felicidades a los que su consciente y subconsciente, les permite este descanso.
    pero recuerden , que el ” factor sorpresa ” es un aliado del enemigo.
    Mejor estemos en Q.A.P. (Quiet At Phrequency)

    Le gusta a 2 personas

  4. Muy estimado General Dávila:

    Muchas gracias por tan acertada reflexión y por seguir adelante con el blog aún en el tiempo de no dedicar tiempo a nada.

    En unas semanas, Dios mediante, espero poder pasear por la calle de la foto. Este verano aunque sólo unos días, una maravilla estar allí.

    Me tomo la libertad de hacer unas reflexiones sobre dos hechos particulares:

    El primero, la renovación de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús, el pasado 30 de Junio en el Cerro de los Ángeles, prácticamente sin cobertura por los medios.

    Un motivo de alegría y esperanza!

    El segundo, es la visita, el pasado fin de semana, del Buque Escuela Juan Sebastián de Elcano durante su XCI crucero de instrucción a Guetaria, cuna del marino que le da nombre al Buque Escuela, y dentro de las celebraciones del 500 aniversario de la primera vuelta al mundo. Una gesta española!

    Es una gran alegría ver el cariño con que han recibido a ese trocito tan especial de España que es el Juan Sebastián de Elcano. Un buque muy especial, con un gran tesoro a bordo, una juventud que ha escogido libremente el camino de servir a España en la Armada.

    El pasado 23 de Junio tuvimos la gran suerte de visitar el Juan Sebastián de Elcano durante su estancia en Kiel, y mi mujer y yo el honor de Jurar y renovar respectivamente, el Juramento a la Bandera, besándola con unción. No hay palabras para describir los sentimientos. Nuestro eterno agradecimiento y cariño a la dotación y a la Armada.

    A todos un feliz verano.

    Un fuerte abrazo, Viva Cristo Rey! Viva España!

    Benigno Castro

    Le gusta a 2 personas

  5. Con la venia de Vuecencia:

    Hemos entrado en una dinámica pasmante, que podríamos denominar la España del pasmo.
    En su primera acepción, la RAE de la lengua define pasmo como esa “admiración y asombro extremados, que dejan como en suspenso la razón y el discurso”
    Y no es para menos, pues hete aquí que cuanto más votamos más ingobernable se torna España.
    Desde que el presidente pasmado salió de la Presidencia sin plumas, aunque cacareando, no camino de contar nubes, sino de sus negocios (como hemos comprobado), ¿recuerdan cuántas veces hemos votado en España? ¿Y en esa parte de España situada arriba y a la derecha en el mapa? (sinceramente, sé que han sido muchas, pero no tengo la cabeza para sutilezas numéricas -mi razón en supenso-). Agradezco si alguien aporta el número. ¿Y no se dan cuenta que al mismo tiempo que votamos y votamos y votamos más ingobernables nos encontramos?
    Esta no es la democracia liberal, es el caos ingobernable
    Un señor bajito que gobernó España desde la unidad del mando (y muy bien por cierto -visto lo visto-), en 1958, al cumplir los 65 años, dio una entrevista a Le Figaro en la que dijo: “La democracia consiste en averiguar cuál es la voluntad del pueblo y en servir dicha voluntad”.
    Yo añado: Y si el pueblo enloquece (cosa que puede ocurrir), entonces la democracia consiste en curar al pueblo de su locura con todos los remedios al alcance del hombre de Estado.

    Viva España, el Rey y La Legión.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.