LA LEGIÓN CAMINO DEL CENTENARIO (58) SEGUNDAS OPORTUNIDADES Y COINCIDENCIAS (Resumen de una experiencia Legionaria). General de División (R.) Vicente Díaz de Villegas Herrería

Para contribuir al esfuerzo del General Davila al Centenario de la Legión escribo estos recuerdos.

 

  1. LOS INICIOS: OEs

Desde el Centro de Instrucción de Reclutas (CIR) Vitoria (1970-71), como Teniente de Infantería, solicitaba por 1ª vez el Tercio Sahariano Alejandro Farnesio 4º de La Legión. Entonces aquellas vacantes eran de libre designación y se estilaban las cartas. Recién salidos de la Academia el único mérito era el nº de salida en la Promoción. En mi caso el mando del 4º Tercio designó a alguien mas moderno. No había llegado la hora.

Pedí a continuación el Curso de Operaciones Especiales pero por interpretación del reglamento, en nuestro CIR, no se nos cursó. Tampoco había llegado la hora.

Podemos ejercer nuestra voluntad pero no tenemos la seguridad de conseguir lo que intentamos en cualquier caso hay que insistir.

Y salí destinado a Zaragoza, al Regimiento de Infantería Las Navas 12 (“Las Navas no vuelve la espalda jamás antes morir”) un Regimiento de la Defensa Operativa del Territorio (DOT). Allí en contacto con la COE 51 bajo el mando del Capitán Ferrer, volví a pedir el Curso de Operaciones Especiales (OE.s) y en el XVII curso (1972-1973) coincidí en la Escuela Militar de Montaña (EMM) de Jaca, con el director de este Blog, el entonces Teniente Dávila.

El Curso de OE.s, ya en su época, era muy exigente, completo y avanzado. Además de la exigencia física, el riesgo estaba presente y se requería decisión e inteligencia en las diferentes fases y materias.

En Diciembre de 1972, durante la fase de montaña invernal, durante una práctica con crampones y piolets se rompieron estos últimos y una cordada se despeñó por el  helado Paso del Señorito. Los profesores acompañaban a los alumnos en los ejercicios y en este caso el Capitán Profesor era Juan Lavilla. El Capitán, el Teniente Rafael Dávila (Ex-GEBRILEG) y el Teniente Fulgencio Coll (Ex-JEME) resultaron heridos y el Teniente Morala Albadalejo fué el único ileso.

Posteriormente, en clase de defensa personal, el Teniente Dávila sufrió una fractura de clavícula lo que no le impidió acabar el Curso.

Terminado el Curso de OE.s salí destinado a la Compañía de Operaciones Especiales 62 (COE 62) en Bilbao, allí durante un reconocimiento para la fase de montaña en Ezcaray supe, por el alcalde Cecilio Valgañón (aun no había móviles), que el Presidente del Gobierno, Almirante Carrero Blanco, natural de Santoña, también mi pueblo, había sido asesinado y regresé de inmediato a Bilbao en el willys de la COE que consumía mas aceite que gasolina.

Ya en 1974 salía una vacante de nueva creación, por antigüedad, en el Tercio Sahariano Alejandro Farnesio 4º de la Legión y la volví a pedir. Esta vez salí destinado por O.C.19 de Abril de 1974, pero retenido hasta el 21 Noviembre. Mientras, recibimos la orden de la Capitanía General de Burgos, de desplazarnos a Vera de Bidasoa el 8 de Octubre junto a la COE 61 de Burgos, (en la que estaba también el Teniente R. Dávila), que iba a Lecaroz y la Compañía de Esquiadores Escaladores de Estella que fué a Roncesvalles, con la Misión de: Impermeabilizar la frontera y cooperar con la Guardia Civil frente a los terroristas de ETA. Era la Operación Iruña.

En aquellos momentos recibíamos información de la población y  patrullábamos día y noche, desde la muga 0, Puente de Endarlaza, a la 34 y por el Sur Lesaca y collado de Arichulegui,… rastrillando, estableciendo controles y emboscadas, día y noche, con tropa de reemplazo cuya profesionalidad era muy respetada. Apoyábamos a la GC que aun no tenía ni los GAR ni la UEI, que se formaron después, en su inicio, con mandos diplomados del Ejercito y de la Guardia Civil  y con programas de OE.s de la EMM de Jaca.

2. INCORPORACION AL 4ºT

El 9 de Diciembre me incorporaba al 4º Tercio en Villacisneros, donde creían que venía de un “curso” por lo que aclaré que venía de una operación real, la Operación Iruña con la COE 62 en la frontera navarra del Pirineo. El Comandante B. de la Plana Mayor me preguntó donde quería ir y le informé, sin pedir, que venía de la COE de Bilbao. (Tenía entendido que había una Unidad de OE.s, que sin serlo por Diario Oficial, así se adiestraba.) “Usted irá donde le manden” me dijo “Por supuesto mi Comandante” y salí destinado a la 6ª Compañía de fusiles de la Xª Bandera que mandaba el Capitán Ramos. De inmediato me fuí al aeropuerto de Villacisneros para tomar una estafeta y volar a El Aaiún.

Desde El Aaiún me incorporé a la 6ª Compañía de la Xa Bra. en el Fuerte Chacal en Edchera,  mítico lugar en el que se ganaron las últimas Laureadas de San Fernando del Ejercito y donde alcanzó gloriosa muerte, ademas de los laureados Brigada Fadrique y Legionario Maderal (este de Bilbao), entre otros el Capitán Jaúregui padre de Miguel compañero de la XXV Promoción y también del XVII Curso de Operaciones Especiales.

Al día siguiente el Comandante V Aznar de Arizcun organizaba una patrulla voluntaria de Mandos, a la que por supuesto me apunté, para ir a Smara por el desierto, pasando por Sidi Ahmed Laaroussi. Era mi primera patrulla por el desierto.

Llegados a Smara se producía un gran revuelo porque llegaba en helicóptero el cadáver del Sargento Carazo, de la Compañía de OEs (SOE) muerto en acción por el POLISARIO en Tifariti.

Las noticias eran confusas pues, a nuestro nivel, no sabíamos nada de la operación ni quien era el enemigo (¿Marroquí o POLISARIO?). El Comandante AdA dió la orden de regresar a Edchera por el camino más rápido que era la pista de Fos-Bucraa.

Llegados al Fuerte Chacal en Edchera recibí la Orden de hacerme cargo, el 18 de diciembre de aquella SOE, la 3ª Compañía de la IXª Bandera, mandada accidentalmente por el Teniente M. Cuesta, que había participado en la operación, con la Sección del sargento Carazo, hasta la llegada del Capitán C. Blond que estaba ausente.

Mi destino inicial a la 6º/Xª había impedido que participara en la operación de Tifariti. No había llegado la hora.

En ausencia del capitán, fuí situado junto al féretro representando a la Cía 3ª/IXª/4ºT en el funeral nocturno del Sargento en el acuartelamiento del 3er Tercio.

Para incorporarme a Smara donde estaba la 3a IXº Compañía, fuí al aeropuerto y aprovechando un vuelo de SAETA con el Teniente Lobo del EA, me incorporé al acuartelamiento de la VIIº Bandera en Smara, donde continué en labores de adiestramiento. Pasada las Navidades, el 15 de Enero nos reincorporarnos a Fuerte Chacal en Edchera.

3 EDCHERA DE OEs a MOTORIZADOS

Ya en Edchera se nos asignaron para dormir tiendas cónicas en el exterior del Fuerte y solicitamos por radio BLU y a la Plana Mayor del Tercio en Fuerte Chacal, marmitas y menaje de comida, dado que en Smara el menaje era del acuartelamiento, y alguna litera adicional que faltaba.

La tropa Legionaria, cumpliendo el Credo Legionario, no se quejaba.

Igualmente se nos asignaron, para motorizar la Compañía, hasta entonces helitransportada, Land Rover 109 procedentes de Nómadas que necesitan pasar por un 3er escalón ya que algunos vehículos habían llegado a remolque.

La instrucción continuó y se nos dotó de material para convertirnos en Compañía de Fusiles pero, dada la cobertura de personal, solo con 2 secciones de Fusiles y una Sección de Armas.

Era necesario cambiar el modelo de instrucción para aprender despliegues en vehículos y apoyos de armas colectivas (Morteros Medios MM-81mm, Cañón Sin Retroceso CSR-106 y Ametralladoras Medias AMM/MG-7,62×51).

Algún mando pretendía compaginar la instrucción de OE.s con la de Fusileros Motorizados, con una tropa en su mayor parte de reemplazo, pero no era posible “no es una navaja suiza” y a pesar de la voluntad de nuestros legionarios no había tiempo, por la duración del Servicio Militar.

Al final del mes de enero al regresar el “Gran Capitán”, no solo por el tamaño de sus manos sino por su corazón, C. Blond se hizo cargo de la Compañía y acordó entre “pares” con la 4ª Sección y el 3er escalón del Tercio el arreglo de los vehículos procedentes de Nómadas que habían llegado a remolque. Yo como Teniente no me había hecho cargo porque no me los arreglaban previamente. Por cierto, el Capitán Blond también había estado antes en la COE 62 de Bilbao. Al final nos encontramos los mismos.

Los legionarios se adaptaron muy bien a la nueva situación y se inició un nuevo ciclo de instrucción.

Del 1 al 5 de Marzo patrullamos con ejercicios de fuego real diurnos y nocturnos al N de Hagunía. Desde mi puesto de Teniente jefe de la Sección de Armas, planteé al Capitán la ejecución de emboscadas en estrella con 3 brazos a 120º y cruces de fuegos entre brazos a 90º, el personal quedaba protegido semienterrado y los vehículos iluminaban los extremos de los brazos y las zonas de muerte de los cruces de fuego.

El Capitán asumió la iniciativa y nuestras posiciones defensivas en el desierto se convirtieron en auténticos erizos con ejercicios de fuego real, dispuestos a reaccionar.

Así pues patrullábamos por el desierto y montábamos emboscadas nocturnas en estrella con fuego real. Entre Hagunía y el Sequem observamos desde 1km, con MM y CSR en posición y dispuestos para hacer fuego, las posiciones defensivas que preparaban los marroquíes.

La compañía no llevaba alcohol solo consumía refrescos y batidos “kaiku”. Algún contado elemento escondía una botella pero eso suponía un arresto. A este respecto la compañía no admitía reenganches de personal que tuviera el hábito de la bebida.

Allí estaba el cabo “Kedoski” ¿vale mi Teniente? Vale Kedoski. “Valeriano Valentin Valenzuela Ja, ja”,… contestaba. Kedoski no era polaco como se pueda pensar era un “quedón”.

De nuevo del 15 de abril al 19 ejercicios al mando de la Sección a la posición Haifa, que cerraba la ruta directa de Marruecos a El Aaiun. Allí mientras cumplíamos la misión, el “problema” era controlar el estadillo de material que desaparecía: piquetas, tiendas,…a veces para solucionar faltas anteriores.

4 DE VILLACISNEROS A HAUSA

Recibimos nuevos fusiles CETME C pero en el momento de probarlos por parte de buenos tiradores, mandos y tropa de la patrulla de tiro, estaban descalibrados y no agrupaban aunque por fuera estaban impecables. Los cargadores de subfusil debido al tiempo que habían estado cargados los muelles no respondían y se interrumpían. Todo lo íbamos solucionando sobre la marcha. Y desde el Parque de Artillería de Las Palmas detectaron, a raíz de nuestras observaciones, que aquellos CETMEs reacondicionados, no habían tenido una preceptiva “Prueba de Tiro”.

Intercambiamos munición con el puesto de Nómadas en Hagunía. Nómadas tenía munición sobrante de cañón CSR 106 y nosotros de fusilería de 7,62×51. Disponíamos de la dotación de guerra de Armas Colectivas a nuestro nivel pero no para ejercicios y la compañía aunque bien instruida, “en seco”, no había hecho fuego con CSR.

Desplegábamos con un vehículo por escuadra. Y salíamos siempre repostados para 500 Km mas 4 petacas, raciones y 5litros de agua por hombre y día para 5 días.

El 29 de abril la Compañía se desplazó a Villacisneros para reincorporarnos al acuartelamiento del 4ºTº . La Compañía con sus 2 camiones, uno de impedimenta y otro de municiones, y 34 vehículos Land Rover recorrió 500 Km por el desierto sin novedad con unos legionarios conductores y mecánicos capaces de solventar cualquier avería.

Una traición en Tropas Nómadas por parte de nativos Polisarios infiltrados, descubierta inicialmente durante el Juramento a la Bandera, se tradujo después en el secuestro de dos patrullas de Nómadas con mandos europeos que además integraban Tenientes en prácticas, y a consecuencia del secuestro se produjo un licenciamiento temporal del personal nativo.

En Villacisneros, siendo mando accidental de la Cía, el 20 de Junio llevamos a cabo la reinstalación de un grupo electrógeno en Tichla pasando por la base de Nómadas en las montañas negras de Auserd. En Tichla, donde existía una pista de aterrizaje de circunstancias, los nativos se mostraron muy agradecidos por la reinstalación del grupo electrógeno que permitía disponer de una nevera eléctrica, en el puesto de Policía para conservar sobre todo medicinas. Nos ofrecieron un “cous-cous” de solo grano y cabrito digno de estrellas Michelin. Volvimos con la misión cumplida y en una parada en un pozo de camellos vimos que el suelo parecía moverse… eran miles de garrapatas.

El Mando decidió enviar unidades europeas a reforzar las bases de nómadas.

El 24 Julio enmarcado en la 3ª/IXº Cía al mando del capitán Blond, como mando de la Sección de Armas, salimos para Edchera, el 28/7 para Smara donde hicimos noche y el 30/7 para Hausa y posteriormente a Echdeiría.

La misión de la 3ª Cía de la IXª Bandera era dirigirse a Echdeiría para proteger la base y alrededores.

En Smara, donde coincidimos con una unidad peninsular, debido al calor 50º había que regar los camiones de munición.

Salidos hacia Hausa, una riada cruzaba la pista en pleno desierto y arrastró un coche por lo que cambiamos la ruta para vadear por Sidi Ahmed Laarosi, cosa que logramos antes de que llegara la riada.

Llegados a Hausa debido al terreno enfangado por las lluvias y para evitar acumulación de unidades en alguna base, y vacíos en otras recibimos la orden de permanecer en Hausa.

La Compañía, desplegó con mi Sección de Armas y una Sección de fusiles mandada por el Teniente Juan M. Roel en el fuerte de policía y la carretera hacia Echdeiría y la otra, cuyo Teniente M. Cuesta estaba ausente, reforzando la posición, de huevos y trincheras, aneja al fuerte que guarnecía una Sección paracaidista al mando del Teniente S.

Ante la posibilidad de un ataque asentamos los morteros del 81mm en el exterior del fuerte pero dentro del perímetro y calculamos datos sobre las probables vías de aproximación y huida mas favorables a un enemigo, por estar a cubierto, hacia el N y W. Los CSR se orientaron a las rutas y las AMM se distribuyeron en la posición.

5 ACCION DE HAUSA

En la noche del 2 al 3 de agosto, con fuerte siroco que se colaba por todas las rendijas, conseguimos dormir dentro del fuerte. Me despertó el Sargento Mondría que le parecía oír los primeros disparos y entonces yo desperté al Capitán. Subimos a una de las torres que dan al río/wad/guad seco del fuerte y observamos la dirección de de los disparos que llevaban traza y terminaban en explosiones. No sabíamos que armas empleaban aunque pensábamos que eran contracarro por la traza seguida de una explosión; tampoco si eran los polisarios de las patrullas o como luego supimos, era una unidad marroquí. No disponíamos de iluminación pirotécnica o de otro tipo solo alguna bengala de señales. Sin luz no veíamos los objetivos para hacer fuego con armas de tiro directo. Esta si era la hora de la acción.

Me fuí a la torre mas al N a través del tejado terraza y empecé a dar órdenes a los morteros medios 81mm que se encontraban asentados al pie de la torre (3/4 mts de alto aprox). Íbamos a hacer fuego por encima de las tropas propias, sobre el enemigo que se encontraba al otro lado de la posición paracaidista, por lo que bajé a comprobar personalmente los datos de tiro en las armas que mandaba el Cabo1º Jesules.

Bajé de la torre y al intentar salir por una puerta trasera sentí 2 o 3 impactos muy cerca. Traté de hablar con el Capitán por radio y no pude. Subí a la torre de nuevo y le informé de los disparos y que podría haber enemigo infiltrado y me volví a la puerta y salí con el fusil en la mano dispuesto a hacer fuego siguiendo los  procedimientos de combate en población (todo lo aprendido salía naturalmente) me seguía mi enlace radio. Comprobados los datos de los morteros y las direcciones de tiro empezamos el tiro regresivo y en cuanto acabaron los disparos, tiro con alcance máximo sobre posibles direcciones de huida.

Mientras el Capitán quedaba ”enganchado”con la radio enlazando con el EM que desde Aaiún requería continua información sobre la situación, nos informaron de un cabo 1º paracaidista gravemente herido. Acompañando a un suboficial ATS me dispuse a pasar a la posición paracaidista a través de las alambradas entre posiciones. (Fué el ATS quien relataría esta acción a mi padre). Cuando empezamos el paso de la 1ª alambrada nos anunciaron por radio que el Cabo 1º Paracaidista Joaquin Ibarz C. había fallecido.

Transcurrida aproximadamente media hora, con el fuego cesado, se hizo recuento y había habido muy pocos disparos propios, la disciplina de fuego era impecable, dado que la aproximación del enemigo se hizo al descubierto por las puertas del fuerte y de la posición paracaidista y solo el centinela de la posición del fuerte, Legionario R. Llorens B., apreció la aproximación marroquí, por la cuesta de acceso a la puerta del fuerte, y al echarles el “alto”en español, creyendo él que eran policías nativos, los marroquíes le hicieron fuego hiriéndole ligeramente y quedando parada su penetración.

Al amanecer en un reconocimiento aparecieron varias cintas de Ametralladora Ligera M52 del 7,5mm francesa sin disparar (Mas tarde apareció la AML francesa 52), granadas de mano defensiva de piña USA y ofensiva francesa y seguros de las lanzadas (40), 14 colas de granadas RPG-7 (lanzagranadas) disparadas, abundante munición (cargadores vacíos y llenos y 1.000 vainas aprox) de 7,62×39 Kalashnikov para AK47 de la fábrica china 31 lote 72. Dos vehículos de la posición paracaidista totalmente destruidos y otros 7 con impactos, 3 Tejados “huevos” alcanzados por RPG-7.

En la posición del Fuerte tres Tejados “huevo” alcanzados y otros 4 vehículos con impactos. Las granadas RPG7 al ser contracarro tanto en la posición paracaidista como en la del fuerte no produjeron metralla donde había depósitos de combustible. También en la esquina del “fillod” próximo a la salida trasera del fuerte había varios impactos de balas que lo habían atravesado.

6 POST ACCION y FIN

La unidad marroquí, fuertemente armada, disponía de información sobre la posición por haber asaltado un vehículo de un nativo una semana antes aunque esto no se relacionó hasta después del ataque. Inicialmente se creía que los atacantes podían ser también las patrullas de Nómadas capturadas.

Es posible que consideraran la posible presencia de minas y no llevar a cabo un reconocimiento final les impidió conocer la presencia de nuestra compañía 3ª/IXº/4ºT y se vieron sorprendidos al intentar entrar por la puerta del fuerte y al no poder atacar la posición paracaidista también desde el fuerte de Policía Territorial que era ligeramente dominante sobre la posición. Fuertemente armados al infiltrarse en la posición paracaidista no pudieron tener el apoyo que esperaban desde el fuerte.

Por la mañana recibimos la visita de un Comandante del EM de Aaíun con el que reconocimos posibles huellas y restos comprobando que al menos habían tenido 2 bajas con grandes charcos de sangre, que no habían abandonado. Las bajas se confirmaron con información por otras vías.

Al cabo del tiempo secado el Llano Amarillo y Llano Negro el 8 de Agosto nos dirigimos a  la base de Nómadas de Echdeiría. Al llegar asistimos a un accidente con un camión le costó la vida a un conductor de una de las unidades que circulaban.

El 11 de agosto ascendido a Capitán quedé agregado al 4Tº. El Capitán Blond se ausentaba de permiso y de nuevo me hacía cargo de la 3ª/IXª Compañía a la que se añadía una Sección de Nómadas compuesta por europeos que ocupaban los “destinos  de oficinas, almacenes, bar y hogar,…de la Base dado que los nativos estaban licenciados temporalmente.

Organicé un plan de fuegos para caso de ataque nocturno con círculos disparando, según tiempos de situación/movimiento de los atacantes a diferentes distancias, según los alcances de los morteros 60, 81 y 120 mm de la base, sobre las posibles vías de aproximación y repliegue que pudieran emplear los atacantes. Con el Teniente Roel como observador avanzado, hicimos fuego sobre las pista a 6 km y acertamos sobre ella al primer disparo algo insólito por la acumulación de errores posibles en los cálculos sobre una plano de gran escala y por la propia dispersión.

Seguíamos sin granadas iluminantes.

El 30 de agosto nos reincorporábamos a la AGT Gacela en Edchera.

Dadas las acciones terroristas producidas con explosivo plástico en El Aaiun por elementos marroquíes, el General Gobernador del Sahara GdS, en una fecha que no recuerdo pero siendo aun teniente reunía personal de Operaciones Especiales, la SOE del 3Tº Teniente Palomino., la del 4ºT Teniente Díaz de Villegas y una unidad de la BRIPAC con el Capitán Sancristóbal y el Tte Alvarez Veloso para preparar una incursión en la que servirían de guías desertores marroquíes capturados. La incursión no se llevó a cabo.

El 21 de Septiembre al mando de la Compañía salía destacado al N de Hagunía en misión de vigilancia y control de zona hasta el 29 del mismo mes.

El 7 de Noviembre de 1975 causaba baja en el 4º Tercio y abandonaba el territorio el día que se decidía por España abandonarlo.

Posteriormente y ya retirado me enteré por mi Capitán que nuestra Compañía la 3ª IXª, había sido la mas condecorada con cruces rojas y con mas valores reconocidos de aquellas operaciones del Sahara.

Del Sahara salí destinado como Capitán al Regimiento de Cazadores de Montaña Arapiles 62 (Casualidad con el mismo numero que el de la COE 62).

Volví por 2ª vez, al 4º Tercio en Ronda en Diciembre de 1998. ya de Coronel para mandarlo.

En 1999 desplegaba como jefe del 1er contingente español (1.200) de mayoría Legionaria, (Con personal de todas las unidades legionarias de la Brigada Alfonso XIII, (4º Tº, 3T/Bandera Valenzuela, BOEL, Zapadores, Artillería, Grupo Logístico, CG y de uno de los Tercios N africano), y 2º Jefe (“vicecomandante” decían los italianos) de la Brigada Multinacional Oeste (MNBW) en Kosovo.

Allí me correspondió decidir en que opstina desplegar sería Istok fronteriza con Serbia y un despliegue, por compañías a caballo de poblaciones, apropiado para control del territorio.

Mandé la Brigada MNW en la TOA entre Brigadas Italianas dando novedades al Presidente del Gobierno Italiano D’Alema.

Como anécdota, de los 7 millones de cartuchos de munición entregados por el UÇK a la Brigada Multinacional Oeste (MNBW) en Kosovo, había cientos de miles de cartuchos en lotes de la misma fábrica china 31 y del mismo lote de los setenta que encontramos en Hausa.

Pero Kosovo es otra larga historia de la Legión donde llegó y triunfó.

Vicente Díaz de Villegas y Herrería

Soldado de España, Caballero Legionario

30/08/2019

Los nombres de los Caballeros Legionarios de la Sección de Armas que he podido recuperar eran:

PLM

Juan Ruiz Castro

Ametralladoras Medias

Cabo AMM: Estébanez

C Leg Conductor : J. Tejedor.

C.Leg Manuel Hortelano

C.Leg       Janeiro Ramos

Cabo AMM Helder Costa de Loroña

C.Leg Conductor Manuel Morales Moya

C.Leg Felipe Vázquez

C.Leg Juan Lampreable Coso

C.Leg Agustín Muñoz Cabrera

Cabo AMM Benjamin Ribeiro

Morteros Medios 81mm, ECIA L:

Jefe pelotón,  Cabo 1.º C.Leg Jesules

Radio de pelotón: C.Leg Abel Fernández Otero

1ª escuadra: cabo C.Leg Costalagos,

C.Leg José Candal Rodríguez,

C.Leg Armando Jiménez Martínez,

C.Leg Antonio Grangel Redondo,

Conductor, C.Leg

2ª escuadra: cabo C.Leg Jesús Oses Latasa,

Conductor, C.Leg Pablo Perez Medina

C.Leg Casimiro M. Arnaiz Solorzano,

C.Leg Francisco Salinas Guirao,

C.Leg Amador Nuñez Edreida

Cañones Sin Retroceso CSR 106

Sargento

Cabo C.Leg Francisco Martín Parrera,

C.Leg Gabriel Cesáreo Correa.

9 pensamientos en “LA LEGIÓN CAMINO DEL CENTENARIO (58) SEGUNDAS OPORTUNIDADES Y COINCIDENCIAS (Resumen de una experiencia Legionaria). General de División (R.) Vicente Díaz de Villegas Herrería

  1. Respetado y queridísimo Gral. Diaz de Villegas:
    – Impresionante, y magnifico, relato.
    – Veo por el mismo, que te las has arreglado siempre para estar en los destinos de mayor riesgo y fatiga. Lo que te honra.
    – Gracias por compartir tu experiencia profesional.
    – Respetuosamente te saludo con mi afecto, deseando ya leer las experiencias de Kosovo
    ¡¡ POR DIOS Y POR ESPAÑA A MIS REYES SERVIR HASTA MORIR, VIVA LA LEGIÓN !!

    Esperanza González de Fonseca Marco

    Le gusta a 4 personas

  2. Interesante, relato, o mejor dicho, vital relato, en esta publicación, sólo quiero y creo que en conciencia y por respeto, debo reseñar , un punto, en el cual, mí general, dedica un ,prefijo Ex , a ciertos , mandos y empleos, lo cual anticipo no critico…
    Pero sí a provecho, y utilizo para , resaltar un punto…
    Un hombre o una mujer, puede ser Ex JEMAD, pero una Dama o un Caballero Legionario, nunca dejará de serlo, el que ha sido Legionario , muere Legionario…
    ” Quedan 11 días…’

    Le gusta a 3 personas

  3. Relato, que pese al austero y lacónico estilo propio de un militar de carrera, está lleno de vivencias que difícilmente hombres actualmente podrían experimentar en veinte vidas diferentes. El autor relata sin despeinarse, con el empeine y sin florituras hechos reales que vivió en primera persona.
    Había que estar allí…

    Le gusta a 3 personas

  4. Buenas tardes, General D. Vicente Díaz de Villegas:

    Magnífico relato de su historia, militar, coincidiendo con el general Dávila. y con otros, muy conocidos, en muchos casos, a lo largo de sus carrera militar y destinos.
    Enhorabuena. y felicitaciones.. Y Gracias por hacernos partícipes de ello.

    Un afectuoso saludo.General Díaz de Villegas.

    !Viva España! !Viva el Rey ! ! Viva la Legión !

    Josefa López del Moral Beltrán

    Le gusta a 1 persona

  5. Magnífico relato, solo un militar puede valorar el día a día de otro militar, un civil fliparia y no entendería nada. Los militares “ antiguos”, deberían contar experiencias vividas por ellos y así verían ,la realidad y no la teoría. Ojo, sin teorías ni estudios ( academias..etc) no se reaccionaria en un enfrentamiento real correctamente y casi como un autómata.🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 2 personas

  6. Interesante y ameno relato el que nos ha traído hoy el general Diaz de Villegas. La principal virtud de un militar es estar siempre donde más le necesita España.

    Le gusta a 2 personas

  7. Con permiso de Vuecencia, Generales Dávila y Diaz de Villegas. Muy pocos españoles conocen el sufrimiento y traiciones que sufrió nuestro Ejercito en aquellas tierras saharianas. Lo reenviare a mis amigos y camaradas que desconocen la realidad de la situación en aquellos momentos. ¡Arriba España y viva La Legión!. Julio de Felipe

    Le gusta a 1 persona

  8. Mi General, te conocí cuando mandabas el IV Tercio de Coronel y viniste a Málaga en Semana Santa. Mantengo un grato recuerdo. Me ha gustado mucho tu magnifico relato. Te envío un fuerte abrazo legionario. A tus ordenes.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.