MI REFLEXIÓN SOBRE VIVIR SENCILLAMENTE… Y ENVEJECER Pedro Motas

¿Qué se requiere para llegar a ser feliz? No mucho. En realidad, nada que no esté ahí desde hace muchísimo tiempo: Dios, un alma y un instante. Los tres están siempre ahí. El simple hecho de existir es una maravilla; vivir, sencillamente, es bueno. Únicamente esas tres cosas son decisivas para una vida con sentido, y no se requiere nada más.

Mas, tres cosas bastan para que la vida se logre como es debido: dejar las preocupaciones, sintonizar con uno mismo y vivir sencillamente. Estos principios o actitudes ante la vida son inseparables y se condicionan mutuamente.

Para sintonizar conmigo mismo debo dejar las preocupaciones, pues éstas tienen la rara virtud de atormentarme. Amenazan con desgarrarme. Me impiden llegar a ser uno conmigo mismo. Por eso debo deshacerme de ellas, alejarlas de mí. Sintonía y sentido tienen la misma raíz. Se trata de lo uno y simple, del sonido uno que suena sencillamente, y del arte de hacer que muchos tonos se conviertan en uno solo. Quien unifica en sí los muchos tonos en un único sonido se ha vuelto sencillo: se ha hecho finalmente uno con el sonido originario. Y a partir de ese ser uno vive sencillamente, como uno y como una persona sencilla que se ha hecho en sí misma clara, íntegra y transparente a causa de lo uno.

Quien vive sencillamente, sin segundas intenciones, es un bien para las personas que conviven o se encuentran con él. No tiene que hacer gran cosa por los demás, ni siquiera en situaciones verdaderamente difíciles. Simplemente, está ahí, junto a quien necesita su presencia. Es alguien que, sencillamente, aguanta junto a él, sin palabras, sin interpretaciones con frases hechas, sean las que sean. Se limita a estar ahí. Quien se encuentra desesperado sólo quiere tener a alguien que se limite simplemente a estar ahí, sin decir nada, sin dar explicaciones, sin presionar con falsas expectativas de que el mal y la tristeza han de mitigarse necesariamente.

Quien se limita a estar ahí, sin intereses personales de ningún tipo, es también un bien para la creación. Está en sintonía con ella. No la utiliza para sí, no la explota. Sencillamente, es, con la creación y en ella. En su calidad de parte de la creación, florece con esa persona única e irrepetible. Se convierte en bien para su entorno.

Quien vive sencillamente no está desgarrado. Está sano y entero. Vive con todo cuanto es. Vive plenamente. Está totalmente en sí. No está determinado por el mundo. Se pertenece a sí mismo. El mundo no tiene poder sobre él. La palabra parecido tiene como términos derivados cercano, cómodo y placentero. En el ámbito del cercano me siento cómodo y protegido. Para mí, la frase vivir sencillamente significa: vivo completamente en el momento presente. Esto me libera del poder del mundo, del poder de las pasiones e instintos, del poder del afán desmedido de reconocimiento y éxito. Esta vida sencilla tiene lugar en el cercado, en la protección de Dios. Allí se está cómodo. Allí me siento en casa.

Descansar significa cesar en el trabajo. Este descanso me libera del impulso de tener que hacer algo. Puedo disfrutar del hecho mismo de estar ahí. Me limito, sencillamente, a estar ahí. Cuando vivimos sencillamente, tenemos parte en el descanso divino, libres de toda preocupación, en sintonía con nosotros mismos y con el momento presente. Así, dejar las preocupaciones nos conducirá a una vida en armonía con nosotros mismos, al sencillamente, vivir. Nuestro corazón ansía este descanso, esta satisfacción interior. ¿Y qué otra cosa significa, en el fondo, la felicidad, sino este descanso del corazón?

“Incluso una puerta pesada no tiene necesidad más que de una pequeña llave”. La frase indica que algunas palabras son como una llave que abre algo en nuestra alma. Despejan un espacio de libertad. Vivir, sencillamente, satisfacción y claridad: he ahí un camino hacia la armonía interior que nos vivifica. Deja todas tus preocupaciones y para de dar vueltas entorno a ti mismo. Entonces el mundo entero te pertenece. Todo se convierte en un regalo. Y la vida pasa a ser un lugar para el agradecimiento, para la felicidad…

Conocer la manera de envejecer es la máxima sapiencia y uno de los capítulos más difíciles del arte de vivir. El otoño es símbolo de la edad madura y sus colores son más suaves y variados que en el resto del año. Es una enseñanza que nos imparte la naturaleza: envejece de manera saludable el que se hace más suave no solo en sus juicios, sino en la totalidad de su ser.

Envejecer no es una cosa estática, es un movimiento. El hecho de ser mayor en edad significa que ya no tiene que rendir más, ahora disfruta del puro ser, hay aquí un individuo presente, es totalmente él mismo.

El día de nuestro nacimiento empezamos ya a envejecer, un proceso a lo largo de la vida, un proceso de maduración, una tarea. Hasta la edad más avanzada pueden existir posibilidades y medios positivos de crecimiento, de maduración y de desarrollo de la perfección.

El verdadero arte de ir envejeciendo consiste en reducir a unos pocos el número de objetivos, en poner todo el empeño en conseguirlos y en buscar los adecuados recursos internos y externos de compensación.

Solo se vive una vez. La vida de cada individuo es única. Cada ser humano es irrepetible. Porque no tenemos más que una vida, la vida es siempre el ahora presente, caminando con los ojos bien abiertos por el mundo y sabiendo que debemos dejar marcadas en él las huellas de nuestra existencia.

El arte de vivir consiste precisamente en el arte de saber ir envejeciendo; y el arte de envejecer es un esfuerzo en la búsqueda de la propia melodía en todos los acontecimientos de la vida, incluso en todas sus disonancias. Esa melodía dejará las tensiones posibles dentro de nosotros.

La vejez es la última etapa del desarrollo humano. Nacemos totalmente, pero nunca estamos totalmente terminados. Necesitamos completar nuestro nacimiento realizando nuestra existencia, abriendo caminos, superando dificultades y dando forma determinada al camino de nuestra vida. Siempre estamos en proceso de hacernos.

La vejez es la última oportunidad que ofrece la vida para completar el proceso de crecer, de madurar y finalmente de nacer. En definitiva, no se vive para permanecer siempre joven, sino para llegar a viejo, o mejor, a mayor.

Las fotos corresponden a mi juventud y a mi madurez actual… todo un proceso de experiencias en vivir y aprender a envejecer.

Un abrazo a todos.

Pedro Motas Mosquera

Blog: generaldavila.com

14 septiembre 2019

11 pensamientos en “MI REFLEXIÓN SOBRE VIVIR SENCILLAMENTE… Y ENVEJECER Pedro Motas

  1. Respetado, y apreciado, Sr. MOTAS:
    – Ya le dije que me gustaria haberle tenido entre mis profesores.
    – Ha sido un bálsamo para mi alma, leerle.
    – Le inspira el Señor como digo siempre que alguien escribe con el espíritu, y lo digo, sin ánimo de ser irreverente.
    – Toda mi vida le he dado gracias a Dios por lo que tengo yo y a lo peor, otras personas carecen, en vez de pensar en lo que otros tienen y yo no tengo.
    – Acabo; ya sabe Ud. que no es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita.
    – Por la necesaria brevedad, no puedo responderle al resto de su hermosa colaboración, en el bloc del Gral. Dávila.
    – De corazón, le deseo un buen fín de semana, respetuosamente le saluda, no sin decir
    ¡¡ POR DIOS Y POR ESPAÑA A MIS REYES SERVIR HASTA MORIR, VIVA LA LEGIÓN !!

    Esperanza González de Fonseca Marco

    Le gusta a 7 personas

  2. Buenos días, Sr. Don Pedro Motas:

    Magnífico articulo, como siempre nos tiene acostumbrados, que viene bien a todo ser humano. Que avanzamos en edad. Gracias.

    Un afectuoso saludo, D. pedro Motas,

    !Viva España! ! Viva el Rey ! ! Viva la Legión !

    Josefa López del Moral Beltrán

    Le gusta a 4 personas

  3. Un relato perfecto, pero solo es viable si el mundo fuera perfecto. Como no lo es ,nos saca de nuestro refugio y ya no podemos sustraernos de el. Nos involucra , y entonces ya estamos perdidos. Sería maravilloso hacernos viejos (mayores), sin interferencias, sin políticos, sin horarios. Solo DIOS y nosotros, creo que es una utopía.
    Esto no es crítica, solo es una visión de un mundo real y actual.🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 8 personas

  4. Querido Pedro:
    Cómo echo de menos tenerte más cerca para charlar de lo divino y de lo humano. Especialmente de lo humano, que es más difícil de llevar.
    Las relaciones humanas son más complicadas. Y empiezan en uno mismo. Conozco a muy pocas personas que logren dejar a un lado las preocupaciones. Y, sin embargo, es fundamental para vivir en el presente. “Para sintonizar con uno mismo”. “Para vivir sencillamente liberados del afán desmedido de reconocimiento y éxito”.
    Y poder así envejecer con naturalidad.
    Toda una lección de vida, muy lejos -desgraciadamente- de la realidad social de nuestro país. Más pendientes de la “caja tonta” y sus ¿realities? De los youtubers, influencers y demás perroflautas del panorama cotidiano.
    Muchas gracias por un poco de sencillez, sensatez y paz interior.
    Un fuerte abrazo.
    José Manuel del Pozo González

    Le gusta a 7 personas

  5. Don Pedro, es un honor poder leer sus comentarios y al tiempo da coraje quedándose uno ofendido al saber que hay en España personas con preparación como usted y sentimientos Patrios y ver las clases de cabestros y borregos que están en la política, que son muy pocas las personas que merecen estar en ella.

    Esto no sé si lo entenderán ell@s

    Atentamente: Ramón Lencero Nieto=Rogaciano Goana Nelson

    Le gusta a 4 personas

  6. Pues yo, en mis 67 años, aprendí, y sigo aprendiendo, malo si no es así, varias cosas. Aprendí el sentido de la dependencia, el más importante, de la dependencia de quien me creó, Dios, dándonos a su vez total libertad para reconocerle.
    No censuro problemas ni preocupaciones. Lo pongo “encima de la mesa,” y si puedo resolver algo lo llevo a la práctica y si nó lo pongo en Sus manos con la certeza de que lo que acontezca será un bien para mí, aunque a veces me lleve tiempo reconocerlo. Eso es lo que me da la verdadera paz.
    Aprendí a base de darme golpes contra la pared. El dolor me sirvió para ser más sensible y receptiva al dolor de los demás y poder acompañarlos mejor..
    Tambien que lo que conforma la Creación el Señor nos lo regala a todos, es gratis, ya sea el sentimiento del amor entre seres humanos o.lo que conforma la naturaleza. Aprecio más el sentido de la contemplación y disfrute de esas cosas: un ser humano, un amanecer u ocaso, , las montañas, mar, rios, mundo vegetal y animal, tantas y tantas cosas que a base de verlas no las apreciamos, por eso intento educar mis ojos para valorar todo lo que nos acompaña, de la mañana a la noche. Cosas que nos llevan a lo trascendente, a un ser superior que para mi es Dios nuestro Señor, mi unico Dios, y que solo tienen un único coste, que es el tiempo, tiempo para contemplar, para contemplarlo a El en todas las personas y cosas. Es la paz verdadera

    Le gusta a 5 personas

  7. Interesante artículo!!
    Vivir es un regalo y hay que complicarse lo menos posible, aunque he de decir que, a veces la vida se puede complicar por causas ajenas a uno, como puede ser la saludsalud, ya sea la propia o la de algún familiar cercano, cosa que si es un hijo, afecta mucho al bienestar y a poder disfrutar de la vida plenamente, al menos así lo veo yo.
    Envejecer, así como morir es parte del ciclo de la vida. Si envejecemos con una salud óptima y con fuerza, la vida es tan bella, que cada día es un maravilloso regalo.
    Genial artículo Pedro Motas!
    Te felicito por la lección que aquí nos das de fuerza, de fe y capacidad para afrontar la vida.
    Recibe mi más sincero abrazo.

    Le gusta a 4 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.