LA CRISIS ESPAÑOLA Y LA INCERTIDUMBRE DE FUTURO Pedro Motas Mosquera

Aunque la mayoría prefiera las ilusiones falsas a la realidad, España se desliza hacia un desastre económico y social sin precedentes, cuyo momento culminante será la quiebra de las cuentas públicas, a partir de la cual nos espera, “un largo valle de sombras”, donde van a hacer agua todas las grandes conquistas sociales de los últimos años, desde la clase media, al sistema de pensiones, pasando por sistema nacional de salud y las prestaciones a los parados. Es evidente que la incompetencia oceánica, el sectarismo radical, y la carencia absoluta de sentido del Estado han acelerado el proceso, pero no es el único culpable. Nuestra ruina comenzó mucho antes.

Y entonces, ¿cuándo empezó todo? El origen es claro e inequívoco: el pactismo, la frivolidad y la mediocridad de los padres de la Transición, plasmados en la locura colectiva del “café para todos”, que dio paso a un modelo de Estado económica y políticamente inviable, en el que se inventaron 17 autonomías, contrarias en su mayoría a la realidad histórica y objetiva de España; a una partitocracia totalitaria que impide la separación de poderes y somete al Ejecutivo el resto de poderes del Estado; y a un sistema electoral no representativo de listas cerradas, que prima a las minorías nacionalistas, y permite a las oligarquías partidistas, confiscar  la soberanía nacional y expoliar a los ciudadanos sin que estos tengan  posibilidad de defenderse.

El programa con el que el actual gobierno ganó las elecciones era incorrecto. Abogaba por el cambio de un modelo económico insostenible con sus decretazos. Dedicado a tiempo completo a la involución de España, a enfrentar a los españoles, a fomentar la homosexualidad y el aborto, al ataque sin tregua al cristianismo utilizando para ello el islamismo que aspira reconquistar Al-Andalus, a destruir el sistema de enseñanza pública que ha dejado de ser el ascensor social que fue en el pasado, y a la liquidación, en suma, de la nación española, “algo discutido y discutible”. Y así las cosas, los indicadores de oferta, consumo de las familias y mercado laboral, en lugar de estabilizarse, muestran nuevos retrocesos, y en el futuro inmediato se culminará la mayor subida de impuestos de nuestra historia, cuyo efecto negativo sobre el PIB, como demuestran la evidencia empírica y los modelos teóricos, habrá sido tres veces mayor consecuencia del multiplicador ¿sabrán los señores ministros qué es eso?, lo que nos hundirá de nuevo en una profunda recesión, que ya no podremos arreglar emitiendo más deuda o con menores tipos de interés.

En poco tiempo podemos estar como un país tercermundista, con el doble de tasa de paro, más del doble de funcionarios por mil habitantes (debido al aumento de interinos y asesores de libre designación), el sistema financiero quebrado y unas cuentas públicas desbocadas, un % elevado fuera del control del gobierno. Da igual lo que diga el gobierno interino y en funciones, o que muchos cierren los ojos esperando un milagro. No habrá milagro alguno. El futuro llegará inexorable, mientras la mayoría silenciosa está más silenciosa que nunca, contemplando cómo destruyen su futuro, el de sus hijos, nietos y el de las próximas generaciones.

Una de las ideas para superar la crisis es reinventar la gestión en las organizaciones. La crisis que vivimos y sufrimos en nuestros días ha hecho y está haciendo plantearse a las organizaciones numerosos interrogantes, y ha provocado que numerosas formas de gestión afloren con el fin de permitirles superar con éxito estos momentos difíciles.Uno de los pilares, a la hora de enfrentar este panorama, es el propio capital humano que tienen las organizaciones, ya que es imprescindible ser capaces de adaptarse a los cambios que, cada vez más frecuente, se producen en nuestro entorno. Es por eso que la crisis económica debe servirnos como una oportunidad para retener y cuidar, más que nunca, el talento del referido capital humano.

Las personas son el motor y resultado de las organizaciones, y por ello se deben potenciar sus habilidades y capacidades a través de la formación, la cultura organizativa, la comunicación interna, el liderazgo, la gestión del cambio y la conciliación de la vida laboral y personal.Otro de los pilares, para poder superar este tiempo de incertidumbre, es la cultura innovadora, que aunque reside en cada persona, necesita mecanismos que le hagan ser eficaz y que permitan potenciar la organización.Estos mecanismos pasan por crear climas propicios de trabajo, asignar tiempo y recursos suficientes para innovar, implementar nuevas tecnologías relacionadas con nuestros procesos claves y tener una plantilla de gente diversa pero con vocación y calidad de servicio.

El último, pero no menos importante de estos pilares, es el cliente ya que éste sigue siendo el rey (con crisis o sin ella) y, para conseguir ser eficaces y eficientes, necesitamos la demanda de los clientes satisfechos a los que podamos ofrecerles productos y servicios de valor añadido por el que reconozcan más del valor total que tienen dichos productos y servicios.Por tanto, una cosa que debemos tener clara es que el resultado de la salida de la crisis no será una vuelta al pasado, por lo cual debemos romper las ataduras a situaciones y experiencias pasadas y llevar a cabo los cambios necesarios para afrontar con firmeza ese nuevo trazado al que nos aboca la situación actual.

Todo lo anterior es válido para todo tipo de organizaciones políticas, sindicales, entidades y empresas (públicas y privadas), y por ello también a las instituciones que tienen la responsabilidad formativa: Universidades, Fundaciones Universidad-Empresa, Escuelas de Negocios, etc. Pero todo ello no será posible con una incertidumbre política como nos está tocando vivir en la actualidad, provocada por políticos incompetentes, inútiles, de bajo nivel y solo preocupados por el puesto, el sueldo, el poder y su ideología… olvidándose de lo que debería ser su prioridad: El bien común, España y los españoles.

Un fuerte abrazo a todos. Pedro Motas Mosquera

Blog: generaldavila.com

2 octubre 2019

15 pensamientos en “LA CRISIS ESPAÑOLA Y LA INCERTIDUMBRE DE FUTURO Pedro Motas Mosquera

  1. Respetado y apreciadisimo Sr. MOTAS, RAFA, y amigos:
    – Segunda vez que escribo, la primera se me borró.
    – Por la brevedad necesaria, no puedo contestarle punto por punto .
    – Solo decirle que, cliente y comercio, con neo comunistas en el poder, son algo imposible. Por antagónicos. Para la izquierda, claro.
    – Mas pronto que tarde se van a embridar las Autonomías, o como digo a menudo; ESPAÑA se convierte en estado fallido
    – Se lo suplico, tenga fe. No volveremos a ser lo que fuimos, pero muchos estamos dispuestos a morir a fin de no ser menos de lo que somos.
    – Buen dia a todos
    ¡¡ POR DIOS Y POR ESPAÑA A MIS REYES SERVIR HASTA MORIR, VIVA LA LEGIÓN!!

    Esperanza González de Fonseca Marco

    Le gusta a 7 personas

  2. No todo está perdido.
    Tenemos a quién votar los que creemos en España por encima de cuakquier otra cosa.
    Patria, familia, todo ello aderezado por la fé que me empuja a, al menos, no hacer daño ni a mis compatriotas ni a mi país.
    La OTAN, el Mercado Común, el Euro. Avances sin duda que pusieron a España en el club que por historia le corresponde.
    Nos hicimos demasiado ricos demasiado deprisa y claro, la avaricia de los más ricos y la reinvención de la Historia nos crujen las cuadernas.
    Paciencia, cada vez hay más gente que prefiere la tranquilidad. Que no viene de tranca sino de estabilidad. Estabilidad para atraer inversiones, para pasear tranquilos por nuestras grandes ciudades, sin miedo.
    Tenemos mucho que mejorar, lo haremos no lo duden.
    Recordando a Bismarck siempre.
    Viva La Legión!
    Viva España!!

    Le gusta a 6 personas

  3. Su acertada recapitulación me ha puesto los vellos de punta. Lo malo es que todo es cierto y no hay solución. A menos que los españoles dejen de votar a golfos, traidores y sinvergüenzas.

    Una empresa, una organización ‒sea política, industrial o formativa, etc.‒ no es más que un acta de constitución, un papel. Una empresa en realidad es la gente que la componen, así que lo que urge es educar a quienes en el futuro harán de España lo que hoy se les inculque. En eso nos llevan décadas de ventaja y las consecuencias es lo que hoy sufrimos.

    Le gusta a 7 personas

  4. Con permiso de Vuecencia, mi General. Estimado D. Pedro, su exposición ante la situación de España, política y económica, no puede ser mas acertada. Hace treinta y cinco años me comentaba un excompañero: “Socialista de toda la vida y esta gentuza me está haciendo hablar bien de Franco”. ¿Qué hemos hecho para merecer esta plaga peor que las de Egipto en tiempos de Moisés?. Espero que Dios se apiade de nosotros, ya que no somos capaces de solucionar el problema nosotros mismos. ¡Arriba España y viva La Legión!. Julio de Felipe

    Le gusta a 6 personas

  5. Muchas gracias por tan excelente artículo, donde expone la realidad por la que está pasando España, se está criticando al cristianismo, y apoyar al islam, se hicieron unas autonomías, que lo único que han servido es para endeudarnos más y ser diferentes en el mismo país. Como Cristiana que soy, nunca pierdo la esperanza de que salga algo o alguien que quiera ayudar en esta crítica situación. Saludos.

    Le gusta a 6 personas

  6. Querido Pedro:
    Cómo se nota que estás hasta el gorro de la situación que vivimos por culpa de todo y de todos los que citas en tu artículo.
    No te has dejado nada en el tintero y nos has puesto los pelos como escarpias.
    Este blog tiene ya casi cuatro millones de adeptos.
    ¿Alguien se ha parado a pensar en el potencial que tenemos?
    Aquí hay cabezas mucho más lúcidas que la mía.
    “Yo ahí lo dejo”, dice un conocido humorista.
    Un fuerte abrazo.
    José Manuel del Pozo González

    Le gusta a 5 personas

  7. Magnífica exposición de la realidad actual y posible futuro de seguir así. Infinitas gracias,
    Un afectuoso saludo D. Pedro Motas Mosquera.
    !Viva España ! ! Viva el Rey ! ! Viva la Legión !
    Josefa López Del Moral Beltrán

    Le gusta a 5 personas

  8. Apreciado D. Pedro Motas Mosquera.

    Ante todo felicitarle por su brillante análisis de la situación por la que atraviesa nuestra nación.

    Estoy completamente de acuerdo con la reflexión que realiza D. José Manuel del Pozo González en referencia al número de seguidores y el potencial que se reflejad en este blog que tan magistralmente dirige el General Dávila.

    Cuando leo los artículos que en el se editan, muchas veces, pienso, ojalá los destinos de nuestra nación estuvieran en manos de mentes preclaras y con el corazón puesto en España, como las que firman los artículos y aportaciones que aquí leo.

    Por desgracia, el sectarismo, la mediocridad y la incompetencia son las principales cualidades de la inmensa mayoría de nuestros representantes políticos y así nos va…

    Un afectuoso saludo a todos,

    Pedro Dalmau

    Le gusta a 4 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .