LOS VERSOS DEL CORONEL Félix Torres Murillo Coronel de Infantería DEM. (r)

TOLEDO

3.- POSTALES

Ermita de San Eugenio

 Remito al curioso lector a LOS VERSOS DEL CORONEL, La Ermita I, II y III publicados en este blog los días 16, 18 y 20 de abril pasado. Porque año arriba o abajo, cuando Alfonso VII “el Emperador” -nieto  de Alfonso VI “el Bravo” que en el último artículo dejamos a caballo señalando la entrada a Toledo- reconquistaba por primera vez mi pueblo allá por 1156 se erigió esta joya mudéjar; a escasos metros fue emplazada la estatua referida.

 Es la ermita la primera construcción de dicho estilo que vinculando y armonizando corrientes cristianas y musulmanas empezó en Toledo y se dio en toda la península hasta el siglo XVI, dejando obras bellísimas tanto aquí como en Zaragoza, Teruel, Sevilla, Córdoba, Granada  y mil lugares más…; y por qué no, también en mi pueblo de impresionante iglesia parroquial gótico- mudéjar levantada entre los siglos XIV y XV.

 Y ésta es una de esas veces en que uno, por no enemistarse con el género humano, sí lo hace con los responsables del estropicio que les narro a continuación, al mismo tiempo que reivindica la subsanación del mismo, ¡YA!, como se dice ahora.

 Imagínense, por imaginar, que las iglesias y palacios ramirenses o del pre-románico asturiano, Santa María del Naranco, San Julián de los Prados, la monumental de San Salvador, San Miguel de Lillo, Santa Cristina de Lena…, en lugar de poder admirarlas en toda su sencillez y soledad en mitad del prado en que se proyectaron y construyeron estuvieran rodeadas de un corral “pa les vaques”, unas cuadras para asturcones domesticados, las casetas de los aperos de labranza, la casa del dueño del “prau”, un refugio contra las inclemencias el tiempo…

 Pues eso es exactamente es lo que ocurre con San Eugenio, edificada en honor del obispodel Toledo visigodo, y que acogió parte de sus reliquias que venían de Francia; aquí permanecieron hasta que cuatro siglos después, Felipe II, que fue recibido a sus puertas, trajo el resto de las mismas a su sede episcopal en cuyo relicario catedralicio reposan en una artística arqueta que descansa sobre un pedestal de bronce, jaspe y marfil.

 Sólo referido a su exterior, ya en el siglo XVI le adosaron la casa del santero, un atrio con soportales de columnas poligonales,  una fachada con su arco de medio punto y su alfiz y su hornacina, una espadaña…

 Hoy, su vetusto ábside de zócalo en mampostería y sus dos cuerpos con series en ladrillo de arcos ciegos de herradura y polilobulados, a duras penas lo podemos ver embutido entre la fachada referida, un almacén de una empresa de fontanería y artículos sanitarios, uno de esos cubos en plástico -terrazas fumadero- que han proliferado sobre las aceras, un hotel; y el atrio convertido en almacén de sobrantes de elementos de construcción.

 Hace unos años un capellán castrense, el Páter, destinado en la toledana Academia de Infantería inició las gestiones para convertirla en capilla castrense de la Plaza; el Páter fue destinado a otra unidad y dichas gestiones se paralizaron. En fin…

 

 RECOGIDA (12)

(Soneto)

 Pasas al toledano inadvertida

– el Mudéjar, primera que nos lega –

y la inepcia al olvido te relega

entre añejos tapiales escondida.

 

Esperas en la acera, recogida,

el paso de ese Rey que presto llega

tras conquistar La Sagra; con su Vega,

ya Toledo a sus pies caerá rendida.

 

Tu solar las reliquias acogiera

de Eugenio obispo y santo hasta aquel día

que encontraron, postrera su morada;

 

exenta, libre y franca quién te viera

de tu ábside luciendo la arquería:

¡Cuán noble, de Madrid, sería la entrada!

A quien corresponda.

(Continuará, D. m.)

 

6 pensamientos en “LOS VERSOS DEL CORONEL Félix Torres Murillo Coronel de Infantería DEM. (r)

  1. Queridisimo Félix, y amigos:
    – Una de las grandezas de nuestra hermosa Patria, ESPAÑA, es la “descentralización” de nuestras obras de arte, ya sea arquitectónicas, o de todo tipo.
    – En nuestro país encuentras románico tan facilmente como Kandinski, pongo por caso, inventó el arte abstracto.
    – Toledo reúne las tres culturas, pero es que en cualquier pueblecito de nuestra nacion hay benditas y hermosas piedras viejas, y encuentras unas obras de arte que ni la mayoría de los españoles sospechan…frente a la centralización de otras naciones europeas con una Historia homologable a la nuestra.
    – Nuevamente Félix gracias por poner en valor con tus apabullantes versos, la bella Historia de la españolísima ciudad de Toledo.
    – Perdón por la hora, pero fue un dia complicado, y hasta hace unos instantes no pude leeros.
    ¡¡ POR DIOS Y POR ESPAÑA A MIS REYES SERVIR HASTA MORIR, POR LA LIBERTAD VIVA LA LEGIÓN !!

    Esperanza González de Fonseca Marco

    Le gusta a 1 persona

  2. Pues si Esperanza se disculpa, no se qué tendría que decir yo, que he tenido ocupado mi ordenador hasta que la familia, que está pasando el dichoso puente (digo yo si será el puente de Alcántara, por lo amplio y ancho que es) me ha dejado sentarme en él para revisar el correo.

    Casi las dos de la mañana, muerta de sueño y cansancio, pero todavía con ánimos para dedicarle unas palabras de agradecimiento por sus sonetos de hoy. No me da para más la cabeza, pero el corazón sabe Vd. que siempre está en Toledo y en sus maravillas. Siga en ello, D.Eufemio, su alter ego debe estar suspirando por meter baza alguna vez…pero cuando de Toledo se trata, mejor nuestro querido D. Eufemio, que lo borda.

    Afectuosos saludos

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 1 persona

  3. A las órdenes de V.I., mi Coronel.

    Aunque tenga que ser ya con más de veinticuatro horas de demora, y sin otra disculpa que poder alegar salvo decir que los trenes son los únicos que llegan, o llegaban, siempre con retraso, que es un imponderable técnico, y por contra, la demora siempre está ocasionada por algún humanoide, como ocurre en el caso de los aviones y un poco también en los barcos, pues quiero decir a propósito de su explicación previa al soneto, que siempre me ha resultado asombrosa la sensibilidad y buen gusto para el arte en cualquiera de sus manifestaciones, que tenían los antiguos a pesar de que el nivel cultural general fuese escaso y el saber estuviera sólo en unas pocas manos privilegiadas.

    Y más asombroso, el contraste con épocas muy posteriores, como por ejemplo la actual, para no tener que ir más lejos, en las que aparecen como setas después de la lluvia, unos iconoclastas salvajes, a lo taliban, que lo mismo convierten un templo joya de la arquitectura universal en establo, o queman una talla religiosa de gran valor en una ermita perdida por ahí.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .