CENTENARIO DE LA LEGIÓN (74-8) LA FE DE UN SOLDADO (RITOS DE LA LEGIÓN EN SEMANA SANTA)

jpeg-74

No me mueve, mi Dios, para quererte

El cielo que me tienes prometido;

Ni me mueve el infierno tan temido,

Para dejar por eso de ofenderte.

 

Tú me mueves, Señor; muéveme el verte

Clavado en una cruz y escarnecido;

Muéveme el ver tu cuerpo tan herido,

Muéveme tus afrentas y tu muerte.

 

Muéveme, en fin, tu amor de tal manera,

Que aunque no hubiese cielo, yo te amara,

Y aunque no hubiera infierno, te temiera.

 

No me tienes que dar porque te quiera;

Porque, aunque lo que espero no esperara,

Lo mismo que te quiero, te quisiera.

Sólo un soneto podía expresar la intensidad del amor verdadero: “Porque, aunque lo que espero no esperara, lo mismo que te quiero, te quisiera”.

Lo que de por sí es bello no necesita recurrir a los artificios de la estética; con palabras directas y enérgicas, sin ornamentos, este soneto popular y anónimo nos traduce el amor puro y desinteresado por encima de cualquier otra consideración.jpeg-9

Anónimo es como decir que nos pertenece a todos y en el anonimato de estos versos se esconde la espiritualidad de todo un pueblo que inspiró a no se sabe quien para que dejase escrita la fuerza de un pensamiento y la espiritualidad de sus sentimientos.

Sobrecoge la expresión verbal pero más sobrecoge la voz de un pueblo que históricamente se ha empeñado en vivir su fe en la calle, que es donde en España, hasta ahora, se vive y se muere.

Por eso este soneto sólo se comprende de rodillas ante los pies del Cristo de la Buena Muerte o junto a las Angustias de la Madre Dolorosa. Es una oración del pueblo, la traducción de su mística, la que resulta humana a fuerza de su severidad y dureza. Es un soneto legionario que cumple con el espíritu que exige no abandonar jamás a nadie en el campo hasta perecer todos.

Sólo la dimensión espiritual puede dar sentido a la entrega de la vida y el sacrificio. La espiritualidad y trascendencia en el pueblo español y militar tiene profundas raíces cristianas; históricamente el militar español ha sido un hombre de fe, de fe cristiana. Por mucho que algunos se escandalicen, y echen a repicar las campanas, las virtudes de nuestros soldados proceden en su mayoría de su formación cristiana en la fe. La defensa de la fe, la convicción de servir a una causa justa y la lealtad al rey, junto al honor, fueron siempre los móviles de su conducta que se ganó la merecida  reputación de ser la mejor Infantería del mundo.

Pocos se atreven a levantar la voz en defensa de mantener nuestra fe y nuestras tradiciones, aunque tozudamente se enfrenten cada año con el pueblo en la calle que peregrina con paciencia procesionando su fe.

Cada primavera el pueblo se refugia en sus creencias al margen de los mensajes contradictorios y de los vaivenes del momento político.

Así ocurrió en Málaga cuando el pueblo lo dijo cantando: “Dicen que a la Legión se ha alistado un Cristo crucificado…”. Una saeta  convertida en jaculatoria fervorosa, el sentimiento popular hecho poesía y el comienzo del vínculo del Cristo legionario, de la Congregación de Mena y la Legión.17_f19

Fue una Semana Santa de los primeros años veinte cuando varios legionarios, en plena guerra de África, y unos cofrades de Mena, mientras compartían el pan y la sal, hicieron amistad y hermandad… “Morir en el combate es el mayor honor”; y para siempre se unieron con el abrazo redentor del Cristo de la Buena Muerte; desde el año 1925 hasta nuestros días han caminado, como suele decirse, con la Cruz a cuestas.

Tuvo que ser una primavera, la de saeta legionaria,  cuando los nuevos miembros de la Hermandad, los Caballeros Legionarios, llegaban a Málaga al mando de su Coronel. En 1930 se produce el primer desembarco, la primera escolta al Cristo, el primer contacto de Málaga y los legionarios. Todo hubiese sido efímero sin la aprobación de la calle, sin que los malagueños sintiesen y admitiesen aquél encuentro entre un Cristo Cofrade que hablaba de la Buena Muerte y unos hombres que cantaban… “soy un novio de la muerte…”.primera-guardia-legionaria-1931

Se produjo el milagro, surgió “El Vínculo”, una relación que se afanan en analizar los teólogos y sociólogos enfrentados a lo inexplicable, al misterio encerrado en esa trilogía, Cristo de Mena, pueblo y legionarios ¿Será la muerte la que ronde alrededor del misterioso vínculo? Siempre la muerte como tragedia, y de repente, ¿la buena muerte? “El morir en el combate es el mayor honorPor ir a tu lado a verte”.

Íntima conexión entre sensibilidad e inteligencia: la sensibilidad tiene sus antenas como medio de captación del conocimiento, y el conocimiento está en ese pueblo que procesiona detrás de su Cristo legionario. Es la sabiduría de la experiencia, sentimientos como herencia, el inconsciente genético que encierra toda la sabiduría. Es la intuición incluso por encima de la razón, más sabia por intuitiva. Es la realidad transmitida que supera a la rígida letra porque es plástica, informe, una sugerencia más que una definición. Concepto intuitivo, una visión de los hechos que los coloca por encima de la rémora del razonamiento vulgar, y le da la autoridad que proporciona el conocimiento de la verdad esencial de las cosas.quema-de-santo-domingo-1931

La Legión nació en momentos muy duros, cuando cada día era una aventura en la que te iba la vida. Esa, tu vida, dependía del combate, de la paz del alma y, en ocasiones, aunque ahora no se entienda, era una vida triste que buscaba redimirse con una muerte digna que borrase la anterior. Allí en la Málaga querida, a su hospital de sangre, llegan muchos legionarios heridos de las campañas africanas. Alguien les habla de un Cristo que le llaman de la “Buena Muerte”: No me mueve mi Dios, para quererte, El cielo que me tienes prometido… ¡Pero si yo no creo en nada, si me da igual la muerte! Son hombres que han aceptado a la Legión como religión y que sus oraciones son el valor, el compañerismo y la amistad; la unión y el socorro, la marcha y el sufrimiento, dar la vida por el compañero. No se hacen preguntas sobre el más allá aunque intuyen que alguien los acogerá y les conducirá a ese cielo legionario.

2008-06-24_IMG_2008-06-17_20-56-03_cabo2 “Si un día Dios me llama…”, reza el legionario por dentro, y reza cuando canta, por si le llega la muerte; que entre la vida y la muerte, cuando a ambas uno las ve a diario, sabe que sólo las diferencia un suspiro, una bala que te llega de repente.

Es en Málaga donde les hablan de un Cristo que es legionario y que por eso es de los pobres. Que no le importa que hayas sido delincuente ni ajusticiado entre malhechores. Que también fue despreciado, abandonado y olvidado y que sabe no abandonar jamás a un hombre hasta perecer todos, darlo todo hasta caer reventado, nunca quejarse y confiar en la victoria, cumplir con el deber y no permitir vivir siendo un cobarde. ¿Que mejor advocación para dar las gracias por la vida, por las heridas curadas, que aquella imagen de Mena tan herida, tan dolida, pero tan viva?Fotoperiodistas_guerra_espanoles_3

Es el Cristo malagueño que busca entre los legionarios a su gente, son los malagueños que encuentran en La Legión su referente, son los Congregantes de Mena los que hablan de la buena muerte, y todos quieren creer, porque este Cristo que es malagueño, no miente. Compartir el dolor, compartir la muerte, hermanados, llevando sobre los hombros al compañero de todos, el de la Buena Muerte. Que no puede ser esa muerte un mero accidente, un azar en un combate sin esperanza ni explicación trascendente.

Era una primavera malagueña llena de luz. Cantan los novios de la muerte y la música se los lleva al cielo. ¡Al Cielo con Él!, canta el pueblo hecho legionario en la fe y el sufrimiento; todos cantan por dentro mientras se enredan en esa  primavera  buscando escaleras para subir a la Cruz. jpegHasta los mismísimos clavos de Cristo han subido con los mismos sentimientos que transportan en su herencia genética, sin manipular; son la infantería, de uniforme o de paisano, que da lo mismo,  que pasea su fe en Semana Santa; la infantería que se autolegisla con leyes de supervivencia para que una bala no te deje en el camino; la que deja su vida en un polvoriento camino, ¡Con qué facilidad Dios mío!, y sólo busca en la fe su esperanza.jpeg-23

Era como si la noche no hubiese caído, como si el día no tuviese de largo lo suficiente. En Málaga nadie se recogía esperando ver al Cristo legionario, al Señor de la Buena Muerte.Todos en silencio, cada uno el de su suerte, con la mirada en la madera de una figura que se retuerce y en la Cruz cobra vida, se transforma de repente en la carne de los que allí esperaban que el prodigio sucediese… Cantan los novios de la muerte, “Por ir a tu lado a verte…” que es el pueblo el que lo entiende y lo siente, y quiere saber que lo que intuye no le miente, que entre tanta soledad y abandono alguien te abraza, te escucha, te llama Caballero, te reconoce y te quiere. Cuando creías que no eras nadie alguien te dice que lo eres todo si la vida das por alguien.

Crédulos e incrédulos asisten cada año a este misterio de fe que vincula a la Congregación de Mena, al pueblo malagueño y a la Legión, alrededor de la advocación de El Cristo de la Buena Muerte y Ánimas. jpeg-70No vamos solos que nos acompaña la Armada española escoltando a Nuestra Señora de la Soledad, compartiendo Congregación y creencias. Llevan a Nuestra Reina…

 

Estrella y Reina de los mares…

¡Salve! Estrella de los mares

…………………………….

De tu pueblo, a los pesares

Tu clemencia dé consuelo

………………………….

Cantan los legionarios, también la Armada española; todos están rezando, que los que ante nadie se humillan doblan a su Cristo la rodilla y le entregan el corazón.legion4

“A la Legión se ha alistado un Cristo Crucificado,

ya nadie podrá decir

que a la Legión sólo viene gente de mal vivir”(Saeta popular.

 

Y morirán cantando, con una canción en sus labios que marque el compás y el ritmo del valor y del honor, cuando…

 

jpeg-7El toque de oración inicia el vuelo

Y hay en las últimas luces del cielo

Algo invisible que nos acompaña,

Como si en la quietud de los soldados

Estuvieran aquí formados

Todos los que murieron por España (Coronel Luis López Anglada).

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez. General de la Legión entre 2001-2004

Blog: generaldavila.com

9 febrero 2020

16 pensamientos en “CENTENARIO DE LA LEGIÓN (74-8) LA FE DE UN SOLDADO (RITOS DE LA LEGIÓN EN SEMANA SANTA)

  1. Allá en la tarde, cuando el sol se pone,
    cuando escuches el toque de Oración,
    cuadrado, firme, mira al frente
    Caballero, que estas en la Legión.

    Piensa quizás en tantas cosas,
    acaso en ninguna a lo mejor,
    pero debo decirte, Legionario,
    que pienses esto que te digo, por favor.

    Mientras van desgranándose las notas
    del toque sagrado de oración,
    recuerda los que yacen su deber cumplido
    sin distinción de clases ni nación.

    No todos fueron Españoles
    los que forman esa aguerrida Legión,
    que dieron alma y vida por la gloria
    logrando esas corbatas que lleva tu guión.

    Cuando mires de frente tu Bandera
    lleva en ella tu mirada con unción,
    ella lleva la sangre de mil héroes,
    los mejores que tuvo la Legión.

    Piensa siempre que tendrás que superarte,
    si quieres si quiera a ellos parecer,
    ese cuerpo fue ya hecho en aquel tiempo
    con la sola misión de morir o vencer.

    La larga fila de los nombres te harán
    de ver los caídos del Tercio por doquier,
    pero piensa que siempre existe un hombre,
    que ocupe el puesto de un caído, para el caer.

    Así será mientras exista el Tercio.
    El General Millán Astray,
    así lo quiso y siempre habrá de ser.
    Sé tú uno más en la lista interminable,
    de aquellos héroes anónimos que ves.

    Allá en la tarde cuando el sol se pone,
    cuando escuches el toque de oración,
    rezad en silencio un plegaria
    por los que dieron su vida por España y La Legión.

    ¡Te lo pide por favor, un hermano, que estuvo en La Legión!

    Le gusta a 8 personas

  2. Magnífico relato el de hoy, es espectacular y muy emocionante, hay que leerlo en silencio y con el corazón. Yo tengo el privilegio de veranear en Fuengirola y más de una vez lo he visto en Málaga. Cada vez es como si fuera la primera.
    Esos versos maravillosos y de autor desconocido del siglo XVI, son contemporáneos a otros de Sta. Teresa de Jesús y nunca he sabido la razón de recordarlos de memoria, desde pequeño.
    Vivo sin vivir en mí,
    Y tan alta vida espero,
    que muero porque no muero.
    Orgullosos tienen que estar los legionarios del Cristo de Mena.
    Gracias también a la Armada por su colaboración.🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 6 personas

  3. En honor al Coronel de Infantería DON Ricardo Castillo Algar el que fuera el único Capitán de la U.O.E.L. Bajo las órdenes del General de División DON Tomás Pallás Sierra. Hoy los dos en las filas del más allá donde nos estarán esperando si fuésemos aprobados en el examen que nos espera

    Carta al cielo del Coronel Ricardo Castillo Algar
    ——————————————————————————————
    Mí querido y respetado Capitán,
    Le escribo desde la tierra;
    La misma que he de dejar
    Para irme al más allá
    El día que yo me muera.

    Aquí estoy, en este suelo;
    En el mismo que le nombran
    Legionarios y guerrilleros
    Que le alzan a los cielos
    Con palabras que le honran.

    Yo soy uno de los gorilas
    De aquella Unidad famosa
    Que aunque corta fue su vida
    La memoria no la olvida,
    ¡Porque en la mente retoza!

    Y, es ahí donde aparece
    Ejercitando la experiencia;
    Con ese don de indulgencia
    Del mando que fortalece
    Tan sólo con su presencia.

    Arriba me lo imagino
    Con las mismas ilusiones,
    Formando en esas legiones
    Con otros que ya se han ido
    Y; haciendo sitio a sus hombres.

    Cabo 1º Legionario Rogaciano Goana Nelson

    Le gusta a 5 personas

  4. Con permiso de Vuecencia, mi General. Entre el escrito de Vuecencia y el de D. Pedro se me ha formado un nudo en la garganta y solo acierto a decir GRACIAS a ambos. ¡Arriba España y viva La Legión!. Julio de Felipe

    Le gusta a 6 personas

  5. A las órdenes de V.E., mi General.

    Emocionante hasta el éxtasis. Y no digo más, para no estropear el comentario.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 2 personas

  6. Mi General, hoy no se que me está pasando, pues entre sus escritos y los de D. Pedro Motas, me ha entrado un misticismo inexplicable. Solo puedo decir muy alto. Honor y Gloria para todos los caídos y gracias y saludos para todos.

    Le gusta a 4 personas

  7. Respetados, y queridisimos amigos, muy especialmente me dirijo a ti, apreciadísimo GRAL. DÁVILA:
    – Me he leido hoy tu artículo a borbotones, con un nudo en la garganta, y los ojos arrasados de lágrimas…no puedes ser mas oportuno, el Espíritu Santo te acompaña, e ilumina tu pluma.
    – Ayer os hablaba de un ateo como Voltaire, que instantes antes de su muerte creyó en Cristo, y hoy en cambio os transcribo los versos de una SANTA, que consagró su vida al SEÑOR y a ESPAÑA:

    – HOY HA VENCIDO UN GUERRERO
    AL MUNDO Y SUS VALEDORES.
    – VUELTA, VUELTA, PECADORES,
    SIGAMOS ESTE SENDERO.
    – SIGAMOS LA SOLEDAD,
    Y NO QUERAMOS MORIR,
    HASTA GANAR EL VIVIR
    EN TAN SUBIDA POBREZA.
    ¡¡OH, QUE GRANDE ES LA DESTREZA
    DE AQUESTE NUESTRO GUERRERO!!
    – VUELTA, VUELTA PECADORES,
    SIGAMOS ESTE SENDERO
    – CON ARMAS DE PENITENCIA
    HA VENCIDO A LUCIFER,
    COMBATE CON LA PACIENCIA,
    YA NO TIENE QUE TEMER…
    – TODOS PODEMOS VALER
    SIGUIENDO A ESTE CABALLERO.
    – VUELTA, VUELTA, PECADORES,
    SIGAMOS ESTE SENDERO.
    – NO HA TENIDO VALEDORES,
    POR LA FE Y POR ESPAÑA,
    ABRAZOSE A LA CRUZ,
    SIEMPRE EN ELLA HALLAMOS LUZ
    PUES LA DIÓ A LOS PECADORES.
    ¡¡OH, QUÉ DICHOSOS AMORES
    TUVO ESTE NUESTRO GUERRERO!!
    – VUELTA, VUELTA PECADORES,
    SIGAMOS ESTE SENDERO.
    – YA HA GANADO LA CORONA,
    Y SE ACABÓ EL PADECER,
    GOZANDO YA EL MERECER,
    CON MUY ENCUMBRADA GLORIA.
    ¡¡OH VENTUROSA VICTORIA
    DE NUESTRO FUERTE GUERRERO!!
    – VUELTA, VUELTA PECADORES,
    SIGAMOS ESTE SENDERO.
    (TERESA DE AHUMADA Y CEPEDA ).
    – Nada puedo yo añadir a STA. TERESA DE JESÚS, excepto pedirle al Señor que os bendiga a todos.
    ¡¡¡POR DIOS Y POR ESPAÑA A MIS REYES SERVIR HASTA MORIR VIVA LA LEGIÓN!!

    Esperanza González de Fonseca Marco

    Le gusta a 3 personas

  8. Este artículo suyo de hoy, mi General, nos suena a oración y poesía, y estoy, como D. Felipe, emocionada.

    Además con los versos de D. Pedro y de D. Ramón una acaba por no poder evitar una lágrima en recuerdo de todos esos héroes de La Legión y de otros cuerpos del ejército que ofrecieron su vida por España.

    Ellos estarán siempre en nuestra memoria, como todos aquellos caídos por España. Cuando rezo por mi padre siempre tengo también una pequeña oración para esos héroes muchas veces anónimos que dieron su vida por La Patria, como él mismo, dentro de Falange Española.

    Gracias a usted por traerlos a nuestro recuerdo y no dejarlos en el olvido.

    Viva La Legión, nuestras Fuerzas Armadas, España y el Rey.

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 5 personas

  9. Buenas tardes General Dávila:

    Maravilloso lo que hoy nos ha escrito. Sublime, y no se puede añadir más, que sea importante.
    Infinitas gracias, y magníficos todos los comentarios, el de D. Pedro, como siempre, inmejorable. Saludos con afecto para todos.

    Y Un afectuoso saludo General Dávila, llenos de agradecimiento.

    !Viva España! ! Viva el Rey ! ! Viva la Legión !

    Josefa del P. Socorro López del Moral Beltrán

    Le gusta a 5 personas

  10. Hoy también quisiera añadir una p.d. a Josefina, a quién escribí un sentido mensaje en La Atalaya de D. Eufemio, no recuerdo bien si el día 23 o 24 de Enero, y a Esperanza, al final de los comentarios del artículo de D, Pedro Motas de hace algunas fechas.

    Es sólo un testimonio de afecto para ambas, que quizás no hayan llegado a leer porque casi siempre escribo muy tarde, cuando tengo ocasión y tiempo, y no quisiera que creyeran que no las recuerdo y les agradezco el cariño con el las dos se dirigen a mi cuando me nombran, el mismo que en reciprocidad justa ellas me merecen.

    Gracias

    Le gusta a 4 personas

  11. Mi General le voy a mandar este artículo a un profesor de la universidad donde doy clase que siempre me anda preguntando cosas sobre la Legión

    Enviado desde mi iPhone

    Le gusta a 1 persona

  12. PD:
    Se te corresponde, Margarita, al igual que a Esperanza, y a todos los que escriben, tan maravillosamente, y de los que aprendo, siempre, de vosotras, y de todos..!! GRACIAS, MARGARITA, Y A ESPERANZA. Y A D. PEDRO, Y A TODOS..!!
    !! MI AGRADECIMIENTO ES INFINITO, Y SE OS CORRESPONDE !!.
    UN ABRAZO GRANDE PARA TODOS..
    Ahora escribo menos y os leo mas a todos, por aprender más de todos y razones de tiempo..

    Josefa del P. Socorro, López del Moral Beltrán

    Le gusta a 3 personas

  13. Apreciados General Dávila y D. Pedro Motas.

    Muchas gracias por tan hermosos textos.

    Un saludo a todos,
    Pedro Dalmau

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .