REFLEXIONES DE UN VETERANO GUERRERO CON ESPÍRITU DE MONJE UNA VIDA MÁS NOBLE EN CUARENTENA. Pedro Motas

“En realidad, tras esta actitud de ‘no critiques todavía, ahora no’ se agazapa, apenas camuflada, la nostalgia de sentirse protegidos por un papá Estado bondadoso en momentos de tanta desazón”

Probablemente estos días de confinamiento no parezcan ricos en estímulos ni para el bien, ni para el mal. Pero se trata de una impresión errónea: tenemos ante nosotros un enorme elefante. Uno que camina desmandado por nuestras calles y nos obliga a refugiarnos. Tenemos ante nosotros la pandemia.

Todos los grandes acontecimientos de la historia han terminado por hacernos mejores o peores. Esta primera gran peste del siglo XXI, hasta no volvernos inmunes, tampoco nos dejará inmutables.

Tengo para mí que ahora nos topamos sin embargo ante una encrucijada enrevesada: son tres las sendas que se abren frente a nosotros. Para acabar de enredar las cosas, nada menos que un par de ellas nos extraviarían; solo la tercera guardaría nuestro rumbo. Y no es solo una mujer voluptuosa la que nos incita a descarriarnos: es todo un tropel de periodistas, políticos, asesores y activistas. Empezaré describiendo las dos salidas erradas.

En primer lugar, se erige ante nosotros la ruta negacionista. Es con la que el Gobierno de la nación, y gran parte del establishment mediático, trata de seducirte. Según ellos, nadie podía prever lo que está ocurriendo, el Ejecutivo simplemente acató lo que le decían unos expertos neutrales, no se podría haber hecho nada antes del 9 de marzo en aras de contener la enfermedad, si acaso el Gobierno tiene alguna culpa, ¿no la comparten acaso todos cuantos, hasta el pasado 9 de marzo, hicieron vida normal?.

Esta versión negacionista nos muestra a un Gobierno de España inocente, incluso benévolo, que solo actuó siempre en el momento oportuno, aunque curiosamente se le hayan anticipado en casi cualquier medida sensata las comunidades autónomas. No negaremos que esa imagen de un Ejecutivo limpio y sagaz constituye una idea reconfortante: ¡es tan lindo tener fe en que nos dirigen unos gobernantes sabios y benéficos! ¿Qué son un par de datos contradictorios con esta fe a cambio de tanto agrado? Este camino, pues, te incita no solo a que cierres los ojos ante la realidad, sino a arrellanarte en tu sillón.

Ahora bien, ten cuidado. Porque si emprendes esta senda, saldrás de esta cuarentena más mendaz, menos consciente de la realidad, más sumiso al Gobierno, menos tolerante con quienes sí recuerdan los hechos. No la tomes: te hará una persona peor.

La segunda ruta que puedes adoptar durante este confinamiento se asemeja a la primera en el último rasgo mentado: busca acallar toda crítica hacia nuestros gobernantes. Eso sí, en este caso te dará una excusa nueva para ello: “¡no es el momento aún!”. Una ventaja de esta senda es que no obliga a que te trepanes todos esos recuerdos aún demasiado vívidos y cercanos. Es decir, podrás mirar cara a cara la evidencia de que Pedro Sánchez y sus ministros lo han hecho mal, mortíferamente mal. Ahora bien, aunque tu vicio al adoptar esta vía no será la mentira, sí lo serán otros: la cobardía, la mansurronería, la pusilanimidad.

Puedes reconocer que esos son los defectos que en ti cultivas porque no existen motivos loables para asumir tal docilidad. No es verdad que un simple tuit tuyo deplorando a Pedro Sánchez vaya a dejarnos sin gobierno “en este momento tan importante para todos”. Tampoco lo es que la libertad de expresión haya de limitarse si criticas al Gobierno: ¡se inventó justo para eso! Esa libertad no es un lujo para tardes ociosas, sino la raíz de tu dignidad. Y más ridículo aún es suponer que, ahora que tanto tiempo libre tenemos todos en casa, si reprochas algo a quienes mandan “estés entorpeciendo la solución”. Como mucho, entorpeces la futura reelección de estos incompetentes; pero mientras criticas puedes perfectamente estar cosiendo mascarillas o lavándote las manos, que es lo más destructivo contra el virus que ahora te cabe hacer.

En realidad, tras esta actitud de “no critiques todavía, ahora no” se agazapa, apenas camuflada, la nostalgia de sentirse protegidos por un papá Estado bondadoso en momentos de tanta desazón. Pero el Gobierno no es tu papá. El Gobierno es Pedro Sánchez. El Gobierno no es tu mamá. El Gobierno es un filósofo al que pusieron de ministro de Sanidad porque es una cartera apenas sin competencias, porque tocaba como cuota catalana y porque “total, Salvador, si ahí nunca pasa nada y nada va a pasar”.

Quienes mandan, además, están aprovechando tu silencio para difundir otros relatos. Como: “la culpa de todo lo que está pasando son los recortes del PP”. “La culpa es de la privatización de la Sanidad”. “La culpa es del rey emérito y la monarquía”. “La culpa fue del chachachá”. Calla tú y solo a los falaces se oirá.

Si eres noble y rechazas, por tanto, esta segunda senda acomodaticia, solo te resta la más dura de todas. La vía de la verdad. La que te obliga a reconocer, y reconocerte, que justo cuando más necesidad sientes de él, estás ante un Gobierno falsario e incompetente. Un Gobierno al que siempre preocupó más su propaganda que tu salud. ¿Cómo fiarte de él ahora? No lo hagas; asume con valentía que vienen tiempos duros y que de ellos nadie te salvará. Mira los muertos, los ancianos a los que se deja morir sin tratamiento; mira a esos parientes o amigos a los que temes perder. ¿Merecen tu engaño? No, merecen que aproveches este dolor para mejorar.

Es ese el tercer sendero que tienes ante ti. No lo temas. Cierto es que, si lo recorres, probablemente perderás amigos demasiado volubles como para rehusar el pastoreo que les presta este Gobierno. No te importe: por esta calzada harás otros nuevos. Cierto es que te verás a ti mismo siendo mucho más contundente que nunca. No te desconcierte: el momento lo requiere.

Y, en los días más duros, cuando las paredes de la casa se te caigan encima y añores las caricias que quedaron fuera, deléitate pensando esto: que solo porque tomaste esta tercera senda acabarás este encierro hecho mejor persona que a su inicio. Duro con los poderosos; sediento de justicia en favor de los sufrientes. Tajante con los mentirosos; compañero de los que miran, incluso ante un espejo, siempre a los ojos. Llegará el día del triunfo y será tuya la mejor de las guirnaldas: la del que se venció a sí mismo. Será tuya la mejor de las coronas: la del que logró combatir a los viles sin envilecerse. Y entonces podrás festejar.

Ánimo y fe en que superaremos la crisis con nuestra unión, con nuestros valores, con nuestras reflexiones… y que, al final, salvaremos a nuestra querida España con una vida más noble en cuarentena, a pesar del desgobierno e ideología barata que pretende hacernos sumisos y llevarnos a la ruina.

Un fuerte abrazo a todos de vuestro compañero y amigo.

Pedro Motas

Blog: generaldavila.com

7 abril 2020

13 pensamientos en “REFLEXIONES DE UN VETERANO GUERRERO CON ESPÍRITU DE MONJE UNA VIDA MÁS NOBLE EN CUARENTENA. Pedro Motas

  1. Efectivamente, querido Pedro, tenemos un problema… Esta sociedad parece desarmada física y moralmente.
    Físicamente porque el sistema ha menospreciado las instituciones y se ha dejado de creer en ellas. Aquellas “que controlan y que administran”.
    El gobierno nace del Legislativo. Tiene por tanto una liaison con el partido o partidos que acomodan una mayoría. Maniata a una oposición que aun chillona, es ineficaz. Si es preciso, no faltan los brazos de aquellos llamados bisagras cuando se hacen imprescindibles para la continuidad del ejecutivo.
    Y moralmente, porque se ha aceptado mansamente que la política o el político, tienen como sello la falsedad, el particular interés y el ansia de poder. Esta sociedad lo ha aceptado de tal modo que no se escandaliza de nada de lo que en ese ámbito suceda.
    En una sociedad debidamente armada física y moralmente, el actual presidente habría sido impensable y aun así, si hubiera sido otro, tras la bomba del 8M en Madrid, en 24 horas habríamos tenido una crisis de gobierno.
    El ejemplo más claro, la última sesión en el Parlamento. Solo un partido exigió esa crisis. El resto se agarró al sillón. A esta sociedad solo le queda lo que hace, llorar impotente… mañana ya se encargaran de que olvide. Que olvidar no es nuevo… Ya está acostumbrada a ello.

    Le gusta a 9 personas

  2. Don Pedro Totalmente de acuerdo con usted

    Engullidos por el remolino que la tempestad arrastra
    ———————————————————————————————–
    Engullidos por el remolino
    Que la tempestad arrastra
    Y la humanidad se castra,
    El pensamiento ladino
    Se hace ver en las subastas.

    Que encarecen la ambición
    De los que en ella pelechan
    En los modos que se echan
    A los brazos del corruptor
    Que indignamente repecha.

    Auspiciados por la inmunidad
    Que les ofrece el libertinaje
    Garantizado por el chantaje
    Dado por la autoridad
    Consagrada al porcentaje.

    De este hoy tan temporal
    Como aciago y ponzoñoso,
    Tan mostrenco e indecoroso
    Que da honor al criminal
    De este hacer tan desastroso.

    Tan cobarde y detestable
    Para la sociedad inteligente
    Que sea medio decente
    Al mirarse en estos bailes
    Que orquestan por insolentes.

    Un montón de criminales
    Hechos en las bastardías
    Que auspician las felonías
    De las políticas sin ideales
    Que a la indignidad se asían.

    Porque sólo son basuras
    Que a caballo de los vientos
    Del vergel hacen desiertos
    Y manchan las hermosuras
    De los nobles pensamientos.

    Sin embargo se manifiestan
    Cual si fuesen los salvadores
    Y sepultan sus pretensiones
    Con la mentalidad infecta
    Habida en las ambiciones.

    De un gobierno que reniega
    Del deber que corresponde
    A las mujeres, y hombres
    Que responsabilidades delegan
    En los que con ellos se esconden.

    Engullidos por el remolino
    Que la tempestad arrastra
    Y la humanidad se castra,
    El pensamiento ladino
    Se hace ver en las subastas.

    España día 11 de abril de 2020

    Original de Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 6 personas

  3. Magnífica manera, de comenzar un nuevo día, la lectura de tú clarísima exposición. Tienes toda la razón, tenemos que extraer, de nosotros mismos, lo que queremos ser, definirnos y actuar.
    Nos das varios caminos, para que cada uno elija a su libre albedrío, pero creo, como tú, que solo uno es el correcto. “ La vía de Verdad “.
    Yo, pase lo que pase, me apunto a ella , es la única noble.🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 7 personas

  4. -El poder lo corrompe todo-.
    (Carlos Marx).
    Carlos Marx comunista marchista y por tanto de conviccion profundamente atea, inspiro una manera de entender la politica y la vida comunitaria y social carente absolutamente de toda humanidad. Para el toda persona era un simple número mas y desprovista de toda dignidad. Baste su maxima celebre que rezaba qie, – la religion es el opio de pueblo-.
    Esta es la esencia que aun esta vigente y presente en muchos paises entre los que se encuentra recientemente nuestra patria España.
    Sus dirigentes con sus disfraces y mascaras, son los que desde hace poco y de forma despota despiadada y sin escrupulos, estan al mando de nuestra nave, una nave con una ideosincrasia muy determinada, teniendo en cuenta que nuestras raices son cristianas. Y perdone por la exposición. A donde quiero llegar, veamos pues.
    Con un sistema electoral profundamente injusto y desproporcipnado pero hechp a medida y con unos objetivos muy determinados ya nos entendemos, en muy buena parte lo ha hechp posible. El PP con mayoria absolutisima pudo corregir y se nego obedeciendo directrices de mas arriba, esta claro (poderes facticos) evidente.
    Denoto y percibo claramente en sus cartas y escritos un tono muy diecto fraternal noble sin ambajes y de una profunda humanidad que siempre, siempre me ha llegado al corazón y al alma, por eso se merece mi esmero y interes en la mia dentro de mis grandes limitaciones.
    Usted sufre, se indigna, rabia, se siente impotente y se le agradece encarecidamente que lo comunique y lo siga haciendo con pelos y señales por favor se lo ruego SIEMPRE repito, SIEMPRE. Estan trabajando por España y reciben insultos escupitajos incomprensiones actitudes ignominiosas y un largo etc…
    El lema de todo militar es caiga quien caiga la disciplina y la obediencia. Pero sabemos todos de que carecen y adolecen todos los de “arriba” de la mas minima dignidad para seguir ocupando los cargos que ocupan. Es el despotismo propio de un totalitarismo despiadado de la mas rancia y enferma izquierda bolchevique.
    Seamos sinceros. Dan asco. Aun asi seguiremos padeciendoles muchos españoles y ustedes los sitiados en primera linea de combate.
    Concluyo.
    Voces muy autorizadas vislumbran ya tres salidas del tunel, seamos realistas por desgracia, porque muchos deseariamos ansiosos otro “Dragon-rapide” ante tanta mierda…
    -Dimision
    -Gobierno de emergencia (hay quien dice, con iniciativa del Rey…seria ideal).
    -Y la nada deseada, nuevas primarias.
    Yo voto por la segunda.
    Un abrazo General.
    Cuidese le necesitamos mas q una brujula.
    Viva España
    Viva el Rey
    Viva el ejercito
    Viva Vox.

    Le gusta a 4 personas

  5. Con permiso de Vuecencia, mi General. D. Pedro Motas, inmejorable la exposición de los tres caminos que podemos seguir, pero, efectivamente, solo uno es el bueno y es el que seguiremos los veteranos que todavía somos inasequibles al desaliento.
    También suscribo la opinión de D. E. Alonso.
    ¡Arriba España y viva La Legión con todas las Fuerzas Armadas! Estas están demostrando su valía y sacrificio con los servicios sanitarios y los voluntarios ayudando a los enfermos y a todos los ciudadanos. Julio de Felipe

    Le gusta a 6 personas

  6. Muchas gracias D. Pedro, por su exposición de los hechos que están acaeciendo en nuestra querida España, no soy ni militar, ni pertenezco a ningún partido político, pero si que soy adicta a este blog, el cual me hace respirar aire puro, y como dice Vd. me decanto por la verdad. Tengamos esperanza pues es lo último que se pierde. Saludos para todos.

    Le gusta a 5 personas

  7. Mi General, amigos de este blog, querido Pedro:
    Ya se echaba de menos otra entrega del “veterano guerrero con espíritu de monje”.
    Aunque imagino que en estos días de cuarentena, nuestro General tiene todavía más trabajo del habitual, con todos los colaboradores escribiendo artículos.
    Bienvenido sea este artículo con el que me identifico plenamente.
    Y ojalá todos tomemos el camino correcto y podamos recuperar nuestro país y nuestra libertad de expresión.
    Todos habréis visto lo que está pasando estos días con whatsapp. Y la “información” que dan los medios de “comunicación”. Es una auténtica vergüenza.
    Viva España
    Viva el Rey
    Viva el ejercito

    Un fuerte abrazo,
    José Manuel del Pozo

    Le gusta a 5 personas

  8. Agradecida, D. Pedro, por su artículo, una vez más sereno y certero.

    Pero ocurre que tengo la impresión de que si le hemos leído es porque somos adictos a éste blog, y, siendo así, está claro que todos a una escogeremos el tercer camino, si es que alguna vez nos hemos planteado, que lo dudo, alguno de los otros dos.

    El problema es que el que realmente nos gustaría no está en nuestras manos, todavía, emprenderlo, y que si ese fuera unas nuevas elecciones, estaríamos de nuevo ante una cuestión de conciencia sobre lo que querríamos y lo que parece imposible que nos den como opción.

    Puede que la mayoría de Vds. estén en la idea de que votando a Vox mayoritariamente resolveríamos el problema. Yo, sinceramente, no estoy tan convencida, porque una cosa es predicar y otra dar trigo, tenemos más que comprobado que no es lo mismo un programa electoral, que un programa electoralista.

    La idea de suprimir las autonomías a casi todos nos parece una medida sensata, pero el partido que se atreviera a intentar llevarla a cabo se vería irremediablemente atado de pies y manos para poder implantarla, porque borrar de un plumazo 40 años de errores me parece casi imposible, es una tarea de titanes que implicaría volver del revés una constitución en la que todo el Congreso tendría que estar de acuerdo, o casi…y ya vemos cómo está el patio.

    Cada Taifa defendería su sillón con uñas y dientes, los de derechas y los de izquierdas, no nos engañemos.

    Si fuera posible votar al Rey para presidir un gobierno, al menos sabríamos que él no está persiguiendo un sillón, pero ya digo, lo que nos gustaría es una cosa, y lo que puede ser factible otra, por desgracia.

    De todas formas gracias por sus palabras, que siempre son un consuelo.

    Un afectuoso saludo

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 4 personas

  9. Cerca ya de la media noche; no quiero despedirme sin antes agradecer vuestra participación como comentarios a mi humilde artículo, porque ello representa lo más enriquecedor a las reflexiones expuestas por este veterano guerrero con espíritu de monje, durante el acuartelamiento en la celda de su monasterio-casa y en la Semana Santa, donde nuestro Cristo de la Buena Muerte está representado por todos los que están al pie del cañón de la ayuda sanitaria, alimenticia y de seguridad de nuestra querida España.
    También comunicaros que, debido a los compromisos y prioridades de nuestro querido General Dávila en planificar adecuada y ordenadamente el Blog, dejo por un tiempo de enviar artículos, para así facilitar la participación a nuevos colaboradores y a artículos fruto de novedades que se produzcan en lo político y social.
    Y sin más, reitero mi agradecimiento a todos, mi deseo de que salgáis de esta pesadilla lo mejor posible; y que todo ello sea para que, a la vuelta a la actividad normal, encontremos una sociedad más justa, con más valores y con políticos que hayan aprendido a gestionarnos mejor.
    Buenas noches y un fuerte abrazo a todos de vuestro compañero y amigo.
    Pedro Motas
    Veterano de España

    Me gusta

  10. Apreciado D. Pedro Motas.

    Darle las gracias, desde este tercer sendero, por su artículo que, como todos los suyos son un auténtico bálsamo para el espíritu.

    Espero de corazón que su deseo de que “a la vuelta a la actividad normal, encontremos una sociedad más justa, con más valores y con políticos que hayan aprendido a gestionarnos mejor”; aunque mucho me temo que va a ser muy difícil de cumplir.

    No nos tenga mucho tiempos sin sus colaboraciones que tanto bien nos hacen.

    Un saludo a todos,
    Pedro Dalmau

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .