«LOS CABALLOS DEL “CAMINO”» Ángel Cerdido Peñalver Coronel de Caballería ®

Hoy veinticinco de julio, festividad de Santiago Apostol †, quiero que este modesto trabajo sobre el  Camino de Santiago y la breve reseña de algunos de los caballos que en él encuentre, sea mi ofrenda al Apostol como Patrono de España que es, sobre todo con la intención de borrar las cortinas de humo que quieren fomentar el odio a todo lo español.  ¡Únete a mi, compañero, y hagamos juntos el Camino!

Como todo lo nuestro no debe ser un vagar sin destino, el hombre, al cobrar conciencia de su ser y estar en el mundo, advierte que esa conciencia le dice que estamos de camino, y así, andando y cabalgando, nace la idea histórica de Europa, a lo largo de dos vías: una anhelada, cumplida solo ocasionalmente,  a costa de guerras y sangre, que es la vía a Jerusalén: el «Camino de las Cruzadas»; y otra, arteria pacífica, que es el «Camino de Santiago», surco donde se siembra la realidad europea de Occidente,  calle Mayor de Europa y la vía más antigua, pues «Campus Stellae» existe desde antes incluso de que naciera Yago Zebedeo: de la famosa «Vía Láctea» hablaban ya los egipcios.

Trataré de hacer el Camino a pie y con  los caballos que  encuentre procuraré, como  el Emperador:

«Hablarles siempre en alemán; con los hombres que me cruce, bueno será emplear el francés; con las mujeres que vea, lo mejor el italiano; y me reservaré el español para hablar con Él en Compostela».

 Los peregrinos procedentes de Francia cruzaban los Pirineos por el puerto de Ibañeta para llegar a Roncesvalles (Camino Navarro) o por el de Somport (Camino Aragonés). Ambos ramales se unen en Puente la Reina y, a partir de aquí, el Camino ya es uno y se le conoce como Camino Francés. Es el «Camino a Santiago» por antonomasia, promocionado ya en el siglo XI en el Codex  Calíxtinus.

La «Ruta Aragonesa» o «Vía Tolosana», que arranca en el puerto de Somport «Summus Portus» y que  sigue a través de la Canal de Berdún,  adquirió gran importancia en el siglo XI, desde la conversión de Jaca por Sancho Ramírez en la capital de Aragón.  Desde entonces esta ciudad al pie de la Peña Oroel  es la sede de la primera catedral de factura románica de España.

En este tramo  no encuentro razas autóctonas caballares, aunque todavía en la zona  recuerdan al desaparecido: «apercheronado de Aragón» mal llamado «raza aragonesa». Salgo de la Jacetania y recuerdo, como siempre que por aquí paso, el refrán:

Ni compres caballo «cheso», ni te cases en Canfranc, ni trates con los de Biescas, mira que te engañarán». (El caballo cheso es oriundo  del valle de Hecho).

Más adelante, al rebasar Tarazona, me encuentro con la Sierra del Moncayo y mi esfuerzo por encontrar algún ejemplar de la «jaca del Moncayo»  no se ve recompensado. Desilusionado, vuelvo a mi Camino. Paciencia y barajar.

El otro acceso del «Camino Francés» proviene  Saint-Jean-Pied-de-Port y entra por  Roncesvalles a la  Comunidad Foral de Navarra, hasta enlazar con el tramo aragonés en Puente la Reina sobre el río Arga, lugar éste de encrucijadas, donde el camino se hace uno.

Nada más pasar Roncesvalles y dejar el «Crucero de Peregrinos»,  en las riberas del río Iratí, entre Burguete y Garralda, disfruto del «burguete», caballo procedente de los antiguos pobladores de estas zonas, resultado del cruce de la «jaca navarra», y el caballo «bretón».

Estos caballos vasco-navarros, también llamados «caballo navarro» o «pony navarro», son una colectividad que tienen el origen más misterioso y confuso de todas las razas y que ha sufrido poco de influencias sanguíneas extrañas.   La influencia árabe no llegó a la parte montañosa de Navarra, más concretamente hasta Andía y Urbasa, sierras que constituyen en la actualidad el último reducto de estos caballos.

A continuación, el Camino me lleva a  Puente la Reina, otro hito histórico de la ruta jacobea  que debe su nombre al magnífico «Puente de los Peregrinos» y  donde  aún  conservan la tradición de tocar cuarenta campanadas al anochecer para avisar, al  peregrino que viajaba de noche, que se iban a cerrar las puertas de la ciudad.

Paso Puente la Reina y siguiendo el trazado de una antigua calzada romana,  atravieso un puente medieval de dos arcos sobre el escaso caudal del río Salado, de él el monje benedictino Aymeric Picaud en el Libro V del Códice Calixtino nos decía:

– «¡Cuidado con beber en él, ni tú ni tu caballo, pues es un río mortífero!»

No es que me lo crea, pero por si acaso, sigo su consejo a rajatabla.

Desde que el Camino entra en Logroño por su puente de piedra, recorre por La Rioja no más de 60 kilómetros, senda que exige rutas alternativas, entre otras cosas, para conocer el Castillo de Clavijo donde dice la leyenda que el Apóstol alcanzó su sobrenombre de «matamoros», apodo que comparte con San Millán de la Cogolla, cuyo municipio alberga los monasterios donde se escribieron las primeras palabras en romance hispánico.

Al sur de Logroño me encuentro con las ruinas de la fortaleza de Clavijo que me recuerdan la legendaria batalla aquí entablada  y que ocupa un lugar destacado en el mito del Patrón.

Durante el dominio de Abd al-Rahman II, los cristianos de  esta región debían entregar cada año a los musulmanes el «tributo de las cien doncellas». Ramiro I se rebeló contra esa norma  pero la suerte en el combate les fue adversa a las tropas cristianas, que debieron retirarse hacia un promontorio rocoso; allí esperaban un nuevo y definitivo ataque musulmán que seguramente sellaría su derrota, cuando el apóstol Santiago se apareció al rey leonés para anunciarle su ayuda y conducir a los cristianos a la victoria montado sobre un caballo blanco, siendo ésta  la imagen más difundida del Santo, consolidada desde el siglo XII.

A partir de esta batalla de Clavijo, en toda la Reconquista las batallas contra los árabes empezaban al grito de ¡Santiago y cierra, España! o ¡Santiago y a ellos!  Llego a Santo Domingo de la Calzada y en su Catedral, recuerdo uno de los milagros mas famosos atribuidos al santo. Tuvo como protagonistas a un matrimonio alemán y su hijo, que peregrinaban a Compostela y al llegar a la villa riojana se alojaron en un mesón. La hija de los mesoneros se sintió atraída por el muchacho y , ante su indiferencia, se vengó introduciendo una copa de plata en su equipaje para denunciarlo luego como autor del robo. El joven fue juzgado, hallado culpable, e inmediatamente ahorcado. Sus padres continuaron su peregrinación hasta Santiago y de regreso, al pasar de nuevo por la villa, encontraron que el cuerpo de su hijo aún colgaba de la horca; en ese momento, el joven habló y les contó como santo Domingo le había sostenido durante todos esos días, salvándole la vida. Los padres acudieron ante el corregidor para contarle los hechos, argumentando que el milagro probaba la inocencia de su hijo; aquél, incrédulo, les contestó que su hijo estaba tan vivo como el gallo y la gallina asados que él se disponía a comer; en ese instante, ambas aves saltaron del plato  y, cubiertas de plumas, comenzaron a cacarear.

Hoy puede verse en la Catedral, frente  al sepulcro del santo, el gallinero construido en el siglo XV para recordar el milagro, en el que siempre hay un gallo y una gallina vivos, de plumas blancas, procedentes del vecino pueblo de Gallinero de Rioja.

Santo Domingo de la Calzada, donde cantó la gallina después de asada».

Por todo lo que La Rioja ofrece, el peregrino que como yo llega presto, sale lento por Grañón en dirección a Burgos que nos da la bienvenida  con uno de los monumentos más emblemáticos del mundo, su catedral.

Cuentan que desde tiempos remotos existe en esta tierra burgalesa, concretamente  en el valle del río Losa, una población caballar del tipo «jaca de montaña», conocido como jaca «burgalesa» o «poni losino», es la única raza autóctona de Castilla y León,  y  en su busca voy aunque tenga que alejarme del Camino.

Por Castrogeriz dejo Burgos con dirección a Palencia, entro en tierras de trigales, sin el consuelo de los árboles y sombras, con la breve frescura del canal del Pisuerga, que marca la ruta a Frómista, donde Castilla se hace más Castilla  y donde San Martín me abre un joyero románico por el que llevan pasando leyendas desde hace más de cinco siglos.

Tal vez por mi gusto a la soledad, tal vez por ese reducto de patria moral que guardo en mis adentros por Castilla, me siento con una gran felicidad en estas tierras. Ya llegaré a Santiago, que siempre espera. No hay prisa. Como decía el emperador Augusto; «Festina lente» algo así como: apresúrate despacio.

Coronado el Alto del Portillo, contemplo León, y al ver el parador de San Marcos, los recuerdos se me amontonan, como a todos los que conocimos allí ubicado el Octavo Depósito de Sementales del Estado.

El cinco de julio de 1963 se acuerda por Consejo de Ministros la baja del cuartel de San Marcos del Ramo de Guerra y su cesión al Ministerio de Información y Turismo, después de albergar a los caballos sementales durante 63 años; el día 5 de junio de 1965 se inauguró como Parador «Hostal San Marcos».

Con esos pensamientos sigo el Camino,  y al  cruzar la Astúrica Augusta,  como es mediodía, oigo las campanadas del reloj de su Plaza Mayor golpeadas por los maragatos: Colasa y Perico.

Como en “La Peseta”, compro unas mantecadas y sigo mi camino.

“La Cruz de Ferro” que  nos  dejaron los romanos en homenaje a Mercurio, en la cumbre del Monte Irago, será el siguiente hito antes de alcanzar Ponferrada. La corona un palo de roble de cinco metros de altura, que hace las veces de crucero y está  sustentado en su base por las piedras, que como manda la tradición, vamos  dejando los peregrinos para alejar los peligros del Camino.

El auge del Camino hizo que el Obispo de Astorga, construyera un puente reforzado por barandas de hierro (pons ferrata). Fernando II puso el lugar bajo la protección de los templarios  que se quedaron hasta la disolución de la Orden en 1314.

La honestidad de los Caballeros era tan grande que reyes y nobles confiaban a los Templarios sus valores, viajando solo con un documento por ellos expedido. Este documento podía ser cambiado en cualquier castillo de la Orden del Temple por una suma equivalente y dio origen a las letras de cambio que hoy conocemos.

Aunque su ubicación natural está entre la cordillera Cantábrica y los ríos Cea y Órbigo, yo me lo encuentro a la altura de Sahagún, pasado el río Cea. Me refiero al asno. En este caso se trata del «zamorano-leones», caracterizado por su perfil cóncavo a semejanza del catalán, y no convexo como el andaluz, con su perfecta conformación y  abundante pelo castaño, verdadera joya de la cabaña nacional, hoy en vías de extinción.

Abandono León por Piedrafita do Cebreiro, al otro lado del puerto, mi morriña se ve recompensada al pisar tierra gallega y el Camino se me hace más corto y llevadero. Con los  sonidos lejanos de las gaitas, parece que el tranco se me alarga, quiero llegar cuanto antes a Galicia que nunca es tierra extraña, donde los vinos son pura sangre, el pescado, frescura; y la carne, fuerza.

Aquí empezó a llover, llovía cada vez más fuerte, como dice Cela con una paciencia infinita y yo , sentí por primera vez en todo el Camino, el agua venir del cielo. Recordé los campos desiertos  y me sentí feliz pensando que hoy estaban mojados. Me acordé de las piedras de León, de las huertas de Navarra, de los trigales de Castilla y de los viñedos de La Rioja que hoy estarán bebiendo el agua que baja en torrentes y mi pensamiento se va con los de Rosalía de Castro, la mujer que en Galicia, logró convertir el llanto en orvallo y este en poesía.

Pasada la acogedora tierra del Bierzo, me adentro en el majestuoso silencio de las lucenses cumbres del Cebreiro y del Caurel, en las que parece haberse congelado el tiempo, y ahora solo el viento me acompaña.

Un poco más adelante me encuentro a los tres tipos del caballo gallego de monte, a los que trataré de describir en gallego:

«Ponis de A Groba», conservados nun maior estado de pureza.

«Ponis da rexión central de Galicia», animais de mais porte e mellor feitura.

«Ponis da zona norte de Lugo», animais máis mansos e de maior aptitude cárnica. Proceden das razas celtas, e mais en concre:o do Equus Gmelini, ou Tarpan, cabalo bravo da Tartaria Oriental, con abundante crina e rabo, presentando moitos individuos o típico bigote.

Predomina a cor castaña, seguida de alazán, negra e pedrés.

En otros tiempos este caballo siempre formó parte de la vida del campesino gallego. Hoy son cimarrones y esa relación se ha reducido a nivel folklórico-tradicional, en la «Rapa das Bestas», una tradición viva en sentido estricto, milenaria costumbre en plena vigencia y fiesta ecuestre de la que es protagonista nuestro «pony gallego». Estas fiestas, que en la provincia de Pontevedra son conocidas con el nombre de «curros», son de las más típicas y tradicionales, destacando entre ellas la  de Sabucedo.  Hoy, primer sábado de julio  celebran su famosa «a rapa das bestas». La noche anterior los mozos hicieron  la «baixa da bestas» desde los montes de Montouto. Una vez en el curro, a los caballos se le cortarán  las crines y se marcarán,  los más jóvenes se soltarán de nuevo al monte para el próximo año.

Con estos simpáticos caballos gallegos, llego al «Monte do Gozo», calculada altura para divisar las agujas  de la Catedral, donde  descanso  mi vista sobre  Santiago, a la que llegaré en pocos golpes de bordón para recoger mi «Compostela» y disfrutar de esa ciudad taciturna, de plazas recogidas, campanarios agudos y de color verde musgo.

Por encima de todos estos caballos que a lo largo del Camino vi, hay uno blanco que en el cielo vive  y en el cual está montado reglamentariamente el Apóstol Santiago, nacido y criado en España, en las proximidades de Clavijo. Me atrevo a afirmar que es un PRE (Pura Raza Español), cerrado en bocado y de estirpe cartujana.

Señor Santiago, Alférez  Mayor, nunca eches pie a tierra y que tu tordo jamás pierda la querencia hacia nuestra querida España. En este nefasto año que por el cronómetro de salida se irá, vibrarán las jambas de la Puerta de los Perdones, abierta de nuevo como si se tratara de un Año Santo, y recibirán una riada de gentes que antes de trasponer las puertas de la gran urbe, como a la antigua usanza, se lavarán en los arroyos los pies doloridos, desenmarañarán con peines sus barbas y sus melenas hirsutas, sacudirán el polvo a sus rotos sayales de estambre y a sus esclavinas de cuero, cuidando de que no se desprendan las conchas que les servían para catar el agua fresca en los regatos, y llenar con ellas las calabazas que eran remate de sus bordones.

Y como dicen que al amigo y al caballo no hay que cansarlos, aquí termina el viaje de este peregrino con paso tardo de viejo jinete, en el día vigésimo quinto del mes de julio del año de Nuestro Señor de MMXX, en la comarca de Sierra de Arcos, Alacón, Teruel.

  ¡Buen Camino!,fuerte abrazo a todos y ¡Buen Patrón!

Ángel Cerdido Peñalver Coronel de Caballería ®

Blog: generaldavila.com

25 julio 2020 ¡Santiago y cierra, España!

37 pensamientos en “«LOS CABALLOS DEL “CAMINO”» Ángel Cerdido Peñalver Coronel de Caballería ®

  1. Me uno al camino esperando, que lo hagan todos los españoles de bien, en defensa de este país llamado España tan, ahora, mancillado por traidores que, desde dentro de las instituciones lo intentan destruir.

    Le gusta a 8 personas

  2. Mi Coronel. No suelo leer escritos tan largos por problemas en la vista. Mas, su amena, apasionante y atrayente escritura me invitaba a seguir hasta llegar al final, y aunque terminé con los ojos hinchados ha sido un placer y le doy las gracias por ello.
    Como Conocedor de caballos que es Usía, creo que habrá escuchado alguna vez el corrido del CABALLO BLANCO, EL GRANO DE ORO, y otros muchos de caballos famosos mexicanos.

    Atentamente y a la orden Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 8 personas

  3. Bonito y necesario artículo. Belleza y devoción, amor al Arma de los Caballeros y que tanta gloria le ha dado a España. Gracias mi coronel por tan original y bello artículo. Ahí queda como testimonio de la grandeza del patronazgo y la sensibilidad de uno de sus jinetes.

    Le gusta a 10 personas

  4. A la orden de V.S. mi Coronel:
    – Se presenta la Dama Paracaidista de Sanidad Militar Esperanza González de Fonseca Marco.
    – Conmovedor e impecable relato el de V.S.
    – Ha sido un regalo leerlo, el regalo de V.S. al Santo Patrón, y a nuestra amada Patria, España.
    – Adoro los caballos pero me pasa lo que con los toros, amo la cabaña de bravo con toda mi alma, pero no entiendo de ellos aunque junto con la música clásica sean mi pasión.
    – Mientras leía el bellísimo relato de V.S., he cumplido mi sueño y he hecho el Camino de Santiago que espero la Providencia me permita hacer físicamente algún día.
    – En lo que con los debidos respectos y subordinación me permito discrepar de V.S. es en lo de los asnos…yo los veo por doquier en sus poltronas…y perdón por el chiste fácil.
    – Me despido de V.S. rogando a V.S. escriba con más frecuencia. Pido perdón si no estuve afortunada la primera vez que V.S. se asomó a las páginas de este blog pero mi formación militar es nula. Solamente la recibí sanitaria, y de medicina interna no tengo ni idea. – Solo sé curar heridas por explosivos, o de armas de fuego, que es lo que aprendí a hacer sobre el terreno durante la Marcha Verde en la Sala Avanzada de Aaiún en el Sahara, ya que de la Jefatura de Sanidad en el Cuartel General del Ejército pasé, con el uniforme verde, a entrar al quirófano del Hospital Militar de Aaiun. Ese primer día no me desmayé en el quirófano porque hice acopio de todo mi sentido de la disciplina, pero hubiera preferido, mil millones de veces, estar ocupando las posiciones en la frontera con el armamento reglamentario a mi uniforme blanco de enfermera, con lo que el conllevaba de intentar mitigar el sufrimiento de mis soldados heridos, cosa que por la endémica falta de medios materiales no pude hacer como era necesario y yo hubiera querido El recuerdo de aquellos soldados, de mis soldados, que habían dado lo mejor de si mismos en la frontera escribiendo con su propia sangre el TODO POR LA PATRIA, (que algún descerebrado quiere borrar) me perseguirá siempre.
    – Salimos del territorio, y tras el horror de mis heridos cuyo abnegado y heroico sufrimiento la Patria “agradecida” nunca les devolverá, decidí colgar la toca o cofia, y el uniforme caki. Jamás me llamaron para desfilar por el paseo de la Castellana, y mi contacto con la milicia siguió siendo puramente familiar.
    – Hasta aquí mi réplica, mi Coronel, que Dios siga guiando su pluma. Gracias de nuevo, y feliz Patrón a los jinetes y a todos los españoles que puedan leer estas líneas.
    – Respetuosamente quedó a las órdenes de V.S., mi Coronel, y hoy más que nunca

    ¡¡ SANTIAGO Y CIERRA, ESPAÑA !!
    ¡¡ POR DIOS Y POR ESPAÑA A MI REY SERVIR HASTA MORIR, VIVA ESPAÑA, VIVA EL REY, VIVA LA LEGIÓN, VIVA LA CABALLERIA ESPAÑOLA!!
    Esperanza González de Fonseca Marco
    (Dama Paracaidista de Sanidad Militar)

    Le gusta a 4 personas

  5. Muchas gracias mi General por tus palabras de aliento, pero creo que tu artículo de ayer debería haber salido hoy, detrás del mio por aquello de que los teloneros, como en el teatro, debemos salir antes de los que tienen mucho que decir y por lo bien que lo dicen.
    A D.Manuel mil gracias por haberme acompañado en este Camino y a D. Ramón Lencero Nieto solo decirle que me ha emocionado con sus palabras, por favor cuídese. Fuerte abrazo.

    Le gusta a 6 personas

  6. Muy enriquecedor el artículo y que, además, me trae muchos y agradables recuerdos de cuando hice el Camino desde Roncesvalles. Muchas gracias mi Coronel. Te deseo un feliz Patrón. Tu antiguo alumno de la XXX

    Le gusta a 5 personas

  7. Con gusto me hubiera sometido, querido Ángel, a las “incomodidades” de un cólico nefrítico -soy doctor en la materia- a cambio de haber cabalgado contigo este Camino que nos cuentas; precioso, sentido y documentado. Para guardarlo.
    ¡¡¡Felicidades, jinetes!!! ¡¡¡ Felicidades, España !!!

    Le gusta a 8 personas

  8. Fantástico relato incardinado en los caballistas y la Caballería. Buena gente los de Caballería de los cuales guardo gratisimo recuerdo Por mi paso durante 5 años por convivencia con ellos en la YM y en RD de Écija. Sois gente noble y con Nobleza en sus filas, presumidos de ignorancia pero ya se ve por tu hermoso escrito que tal afirmación es falsa. Y así lo comprobé con mis amigos el Ripi, Zuleta, Mondelo Ojijares, Paraíso, y otros más que dan el sabor que conozco de la Caballería española. Santiago es Patrón de España y así como llevamos ,todavía , con orgullo su patronazgo creo que él puede también sentirse orgulloso de acoger a tan gran Nación y a tan esplendoroso Arma de Caballería. Felicidades España y Felicidades Caballeros!!
    Serafín Verdejo
    Tte. Coronel de Intda(R)

    Le gusta a 7 personas

  9. Mi General : Hoy seré muy breve. El relato de Ángel maravilloso, y veo comentarios extraordinarios.
    Aunque ya te felicite, de nuevo lo repito.
    Feliz Patrón, espero que el Apóstol Santiago, te lo compense a su manera. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸.

    Le gusta a 6 personas

  10. A las órdenes de V. I., mi Coronel.

    La mejor “guía” del Camino de Santiago que he leído jamás. Además de un asombroso dominio del lenguaje, narrativa y poesía impregnada de mística, es un canto y homenaje homenaje al Santo y al caballo. Cuántos cientos de miles de caballos habrá hecho el camino llevando sobre sí, y a la grupa, el alma, sólo el alma, de tantos peregrinos.

    Habla también del simpático asno castellano-leonés, de fragilidad aparente pero fuerte y resistente como pocos animales, con ese color marrón característico, sus cascos pequeñitos que se aferran al suelo como garfios, sus flecos de pelo largo en los laterales, como si fueran cubiertos con un mantón de Manila. De ellos se dice que eran de tanto interés militar para transportar material pesado de un lugar a otro, hasta artillería de montaña despiezada, que estaba penado con la muerte venderlos al extranjero. Tengo el privilegio de poder contemplar a diario junto a mi finca, y muchas veces dentro de ella buscando donde beber agua de un pequeño manantial, a un caballo y cinco yeguas, pura raza cartujana, soberbios, dos mulos castellanos y una pareja de burritos castellano-leoneses,, que cada año nos alegran la vista con un nuevo miembro, y ya llevan cinco alumbramientos. Es un cuadro delicioso y se les cuida y alimenta no para que trabajen, sino por el placer de verlos y tocarlos. Y por aquello de la antigua “pena de muerte”, tampoco se pueden vender. Los caballos y ellos van pasando de padres a hijos. También las yeguas son prolíficas y siempre hay algún retoño retozando por allí.

    En fin, una delicia. Esta misma mañana, a las siete, ya estaba jugando con ellos.

    ¡¡¡Viva España y nuestro Santo Patrón Santiago Apóstol!!! Y que nunca mueran nuestras tradiciones y creencias. Crucemos los dedos para que a ningún iconoclasta revisionista se le ocurra, por decreto, “borrar del mapa” El Clavijo.

    Le gusta a 7 personas

  11. A Ramon Lencero : Gracias y a cuidarse. Sus comentarios siempre son interesantes. Un fuerte abrazo de “ su amigo”, Luis🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 4 personas

  12. Bueno, mi General y admirados contertulios.

    Parece que después de toda la mañana, desde las seis, “peleando” con el ordenador y con Word Press, he conseguido que aparezca mi primer apellido correctamente, “Hervías”,y anular el Hervás que venía apareciendo de un tiempo a esta parte, ignoro de quién pudiera ser el error.

    De nuevo a las órdenes y disposición de todos.

    Le gusta a 5 personas

  13. Extraordinario relato. Muchas gracias y que Santiago proteja España y a los españoles, que falta nos hará por desgracia.

    Le gusta a 5 personas

  14. Jose María mi alumno de la XXX Promoción gracias por tus palabras, en caso de ser negativas te pediría nota…es una broma.
    Mi querido y admirado Félix, solo con leerlo, ya hemos cabalgado juntos el Camino, y he de confesar que nunca tuve mejor compañía.
    Serafín gracias por tus ánimos y me alegro de haber tenido tantos amigos comunes.
    Querido Luis, tu que tan arraigado familiarmente estas con la Caballería nada tengo que contarte, tu si que tienes cosas para contarnos debido a tu experiencia y antigüedad.
    D.Rafael Hervías…¡Como me gusta ese mantón de manila!
    A todos muchas gracias y rezar conmigo para que el tordo del Alférez Mayor (Santiago) nunca pierda la querencia hacía nuestra querida España.
    Buen Camino peregrinos y fuertes abrazos.
    .

    Le gusta a 6 personas

  15. Muchas gracias Mi coronel. Magnífico y ameno relato del camino de Santiago. Te hace recordar vivencias y bellezas. Felicidades para la caballería por su santo patrón y patrón de España. Saludos para todos.

    Le gusta a 4 personas

  16. No creas Ángel, tengo la memoria un poco perdida, supongo que serán los años y la dichosa Pandemia..
    Pero continuaré luchando hasta el final. Un Abrazo.🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 3 personas

  17. Queridisima MARGARITA DE ARMAS:
    – Te echo de menos. Escribes como los ángeles valientes.
    – Mi respetado CORONEL MARTÍN-PINILLOS MARCO.
    – Tus gentiles palabras son un regalo que te agradezco, familia, si tu me haces ese honor, mi Coronel.
    – Aunque no me creo tus elogios porque precisamente porque nunca me termino de quedar conforme con lo que escribo, lo releo mil veces, unido a que suelo escribir a uña de caballo, y veo mil errores en lo que envio.
    – Buen verano a todos, y feliz Patrón de nuestra amada Patria España.

    Esperanza González de Fonseca Marco

    Le gusta a 4 personas

  18. siempre que leo los sabios artículos de Javier Cedido me traslado a mi adolescencia, donde fue un ejemplo a seguir y siempre una persona entrañable. uerte abrazo

    Le gusta a 2 personas

  19. Con permiso de Vuecencia, mi General. Mi Coronel felicidades por este articulo que debería ser leído y enseñado en las escuelas como lección de Geografía e Historia. ¡Arriba España y viva La Legión!. Julio de Felipe

    Le gusta a 2 personas

  20. A Esperanza Gonzalez de Fonseca Marco : Nadie cuando escribe, se queda contento, sin embargo si lees lo de otra persona, te parece perfecto, es natural.
    Escribe con el corazón, tú lo tienes muy alto, y deja que él escriba, verás como da resultado.
    Yo también soy de los tárdanos. La vida es muy bonita y hay que vivirla sin miedo y disfrutar.
    Un saludo y adelante. 🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 3 personas

  21. Buenos días mi Coronel:
    Yo tampoco he tenido hasta ahora la oportunidad de hacer el Camino de Santiago. Así que guardaré como oro en paño esta magnífica guía a la espera de poder usarla algún día. Perdón por el pareado.
    Saludos cordiales.

    Le gusta a 6 personas

  22. A Rafael Hervías Garrido: Enhorabuena por tu logro, yo siempre pierdo mis batallas, con tu ilustre enemigo. Un abrazo🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 2 personas

  23. A Dª Esperanza de Fonseca Marco agradecerle sus palabras y decirle que nada tengo que perdonarla y si mucho que agradecerle por tener la paciencia de leerme.
    A D.Manuel del Pozo, animarle a que cuanto antes mejor se decida a dar el primer paso del Camino, nunca se arrepentirá. Dicen las meigas:
    “A Galicia irá de muerto,condenado por descreído, quien no fue mientras pudo vivo”
    Gracias a todos por vuestros comentarios.Cuidaros y fuerte abrazo.

    Le gusta a 3 personas

  24. A JOSE Manuel del Pozo Gonzalez : Gracias por estar de acuerdo , en que siempre, se duda de la “calidad ?”, de lo escrito pos uno mismo.🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 1 persona

  25. Estimado Coronel:
    “A Galicia irá de muerto,condenado por descreído, quien no fue mientras pudo vivo”.
    Me guardo el dicho, que ya se sabe que “meigas, habelas haylas”.
    Y le contaré un secretillo que no me atreví a contarle antes.
    Hace aproximadamente veinte años me entrenaba para hacer el Camino. Había comprado el equipo y caminaba un par de horas al día.
    Iba a ir solo, mi esposa no podía acompañarme. Y una noche la 2 de TVE emitió un reportaje en el que hablaba de las “relaciones” que surgen en el Camino.
    “Cariño ¿sabes cuándo harás tú el Camino?
    Si, mi vida ¿Cuando las ranas críen pelo?
    Exacto. Cuando lo hagamos lo haremos juntos”.
    Y aquí sigo esperando.
    Saludos cordiales.

    Le gusta a 3 personas

  26. Con el permiso de nuestro director General Dávila.

    Agradezco el recuerdo y el aprecio de Esperanza de Fonseca Marco y de Luis Martín Pinillos.

    Tomé la decisión hace días de no volver a escribir ningún comentario porque he llegado a la conclusión de que mi participación activa está fuera de lugar y porque además entiendo poco menos que nada de asuntos militares, y con toda mi buena fe intentaba apoyar a nuestro director en su empeño por mantenernos al corriente de los acontecimientos que aún en mi ignorancia pretendía comentar en la medida de mis posibilidades.

    Pero no puedo obviar que al parecer un alto mando retirado de nuestro ejército me escribiera directamente poniendo de ejemplo para intentar demostrar mi ignorancia ya no sólo en cuestiones militares, que también en política, una anécdota muy antigua ( al menos yo la conozco desde hace muchos años) sobre un iluso violinista que inocentemente pensaba que a las fierras se las amansaba con la música, hasta que aparece el león sordo que naturalmente se lo comería inevitablemente. Me gustaría saber, Esperanza, que conclusión habrías sacado tu de semejante mensaje escrito directamente a tu nombre.

    Como esa anécdota y lo que significaba fue ampliamente aplaudida, empezando por nuestro propio director, he deducido que no sólo no consigo apoyar al cometido de éste blog, sino que puede que incluso ayude a ridiculizarlo, cosa que, como pueden comprender, no entra dentro de mis objetivos.

    Naturalmente que el comentario de hoy me ha resultado maravilloso, en su forma y en su fondo, y agradezco al Coronel Cerdido Peñalver un artículo que bien merece conservarlo porque para quién no haya hecho el Camino de Santiago es una espléndida guía, y para quién lo haya llevado a cabo un magnífico recuerdo.

    Y espero que ésto que digo no resulte demasiado inadecuado, inocente y bondadoso, lo que es tanto como decir iluso.

    No me voy a negar el placer de leer lo que se escribe, porque con eso no creo que perjudique a nadie, que es lo último que quisiera en mi “ilusa” percepción de lo que aquí se expone.

    Siempre agradecida, atentamente les saluda

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 3 personas

  27. A José Manuel Del Pozo Gonzalez : Muy bonitas palabras, no pierdas las esperanzas, de ir a Santiago. Si no podéis ir andando, está el coche o el tren, ánimo..🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 1 persona

  28. Con la dispensa de V.E., mi General.

    Iltmo. Señor Don Luis Martín-Pinillos.

    Mi Coronel, pues ahora que lo advierto, parece que sólo lo he conseguido a medias. En efecto, en lo que podemos llamar el “nombre de usuario!” que nos identifica como comentaristas, sí he recuperado el original y correcto “Rafael Hervías Garrido”, que naturalmente es mi nombre de pila y mis verdaderos y únicos apellidos.

    Pero cuando señalo algún “me gusta”, continúa apareciendo eso de “rafaelhervasgarrido”. Ahí sí que ya no me atrevo a tocar, por si lo estropeo otra vez todo, pues no sabría cómo hacerlo. Tampoco estoy muy seguro de que un “técnico informático” pudiera corregir esta cuestión. Me ocurre como a un Coronel que tuve de Jefe hace sólo sesenta y cinco años, que era famoso por sus ocurrencias, y un día, cuando bajamos ambos del avión con el que habíamos estado volando, al venir a saludar el Soldadito que estaba para recibir a las tripulaciones, le dijo: “Coja Vd. un mosquetón y haga guardia permanente junto a este avión, que es el mío, y no permita que se acerque nadie a él; y si quien lo intenta es un mecánico, dispare!”. El pobre Soldado sudaba la gota gorda, allí, a pleno sol, y por supuesto, por allí no se acercaban ni los pájaros. Cuando llegamos a Jefatura, me dice: “Ande, dése una carrera a paso ligero, y dígale al Soldado que puede regresar a sus cometidos”. Tuve la sensación de que me tomaba a mí por un mecánico, que no lo era, a los que ciertamente no les tenía mucha confianza.

    Le gusta a 2 personas

  29. Rafael Hervías Garrido: Nunca discutir con una máquina, si se ofende es muy peligrosa.
    Comprenderás que es una broma, insiste, lucha y si al final no lo consigues, tírala la ventana. Un abrazo.🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 1 persona

  30. Queridisima Margarita Alvarez-Ossorio de Armas:
    – Me ha despertado y desvelado el calor, y leo con desolación el mal entendido producido, que me explicas con toda claridad, y que yo desconocía completamente.
    – Lo único que se me ocurre decirte es que “si alguien se pasó de frenada” contigo, no lo tomes en cuenta. –
    – Pasa página echándote el alma a la espalda, y sobreponiendo en la balanza TODO LO QUE NOS UNE a los lectores del blog del Gral. Dávila, sobre lo que pueda separarnos.
    – Si entre nosotros mismos andamos poniéndonos palos en las ruedas, entonces no habrá modo de avanzar, y en este terrible momento del presente que nos ha tocado vivir, que mañana será historia de una auténtica pesadilla , debemos hacer el esfuerzo de aparcar el orgullo individual del legítimo amor propio, porque estoy segura que como hasta tataranieta de militares que soy, y conociendoles “algo”, te digo que estoy convencida que nadie ha deseado herirte, bien al contrario, yo no puedo hablar en nombre de nadie porque no soy quién para hacerlo, pero me consta que somos Legión quienes disfrutamos leyéndote.
    – Te mando mi correo por si me necesitas Danda.edfm@gmail.com
    – Apesar del bochornoso calor que hace se me cierran los ojos. Acabo ya, suplicandote que por ESPAÑA y S.M. EL REY pases página, porque un militar suele ser un “león rugiente de corazón sensible” como mi hija definía a su abuelo al que te aseguro con sus sombras y luces nadie conoció jamás como “el buñuelito” precisamente…y perdón por la boutade, pero estoy segura me comprendes.
    – Buenas madrugadas, y hoy más que nunca, con el alma te suplico que pienses en la prioridad que debe prevalecer sobre las circunstancias personales, y mentalmente grites conmigo

    ¡¡ SANTIAGO Y CIERRA ESPAÑA !!
    ¡¡ POR DIOS Y POR ESPAÑA A MI REY SERVIR HASTA MORIR, VIVA ESPAÑA, VIVA EL REY, VIVA LA HERÓICA LEGIÓN !!
    Esperanza González de Fonseca Marco
    (Dama Paracaidista de Sanidad Militar, pero en este momento, y si tu me lo permites, tu amiga para siempre Margarita)

    Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .