Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

¡Mientras las derechas no se unan…!

Es la frase que más se oye entre personas de bien; y, efectivamente, esta unión es la obligada premisa si hay verdadera voluntad de expulsar de la Moncloa al que la okupó; y ahí pretende seguir per omnia saecula…

Pero, creo, que sería conveniente que las cosas se expliquen bien para que el personal cuente con los elementos de juicio necesarios para elegir, llegado el momento. Porque según lo que oímos, vemos y leemos  la cosa no está clara del todo: ya se habla, no de centro derecha, sino de centro; y hasta he oído decir a un pepero de los de vara alta que “en nuestra formación podría caber hasta la social democracia”; y desde luego, que sus hechos, guiños y votos pro PSOE, parece que van por ahí.

Y la pregunta es doble: ¿qué  va  hacer el PP con sus votantes “de derechas de toda la vida”, y ¿qué van a hacer los votantes de derechas de toda la vida con el PP?

Mención aparte merecen las declaraciones que, a bote pronto y sin calentar le espetó a Vox el dirigente popular en un medio afín con una enjundia digna de mejor causa en su segundo asalto tras el discurso y votación negativa de la moción de censura presentada por el partido verde. Sus frases, más abajo; mi, apesadumbrado, comentario rimado, también.

En fin: sosegaos, Don Pablo; y creo que no le vendría mal frecuentar el lugar de la foto y ante el incomparable escenario meditar sobre su futuro.

De la prensa de noviembre 2020

 

Casado […] se refirió a su relación con Vox después de que su partido votase “no” a la moción de censura presentada por la formación de Santiago Abascal. “Ni hay consejeros de Vox ni concejales de Vox ni en Andalucía ni en Madrid”.

“No somos iguales. No porque no queramos ni porque no nos atrevamos o porque seamos cobardes, sino porque no queremos ser como ellos”, añadió sobre Vox.

FRASES

(Soneto con estrambote)

 “¡Consejeros no hay, ni concejales!”:

no olvides que fue así porque quisieron;

y aquellos que denuestas, prefirieron

dejaros gobernar, con sus avales.

 

“No somos ni queremos ser iguales”

y en la trampa caíste, do cayeron

los de siempre melifluos que creyeron

que el centro espantará todos los males.

 

“No queremos”, soberbio, proclamaste

“ser nunca como ellos”. Y forzados,

estos tus desapegos, ¿no serían?

 

Porque, amigo, tres pueblos te pasaste:

tratarlos no está bien como apestados,

pues quienes bien te hicieron, ¿volverían?

 

Y que esas frases hirientes,

¿tu legado?,

no te pese el haberlas

pronunciado.

Don Eufemio, nov. 20

(Continuará, Dm; y si nos dejan)

5 pensamientos en “Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

  1. Una vez leído su relato, más o menos conocido casi al completo por todos, y en total acuerdo tanto con sus conclusiones como con sus soneto, yo también me pregunto y con auténtica tristeza, “si no le pesa haberlas pronunciado”.

    Yo le decía al General Dávila el otro día, en comentario a un artículo que publicó, que si tuviera que votar en éstos momentos, y con gran pesar, no lo haría por el partido popular si no hubiera un candidato que me inspirara más confianza de la que me inspira en éstos momentos Pablo Casado.

    Si está aconsejado por el señor Aznar, a lo que parece, está muy mal aconsejado, y no olvidamos por mucho que su etapa como presidente tuvo sus cosas positivas, que fue él quién eliminó por conveniencia política (léase contar con el apoyo del partido que en aquel momento presidía el honorable Pujol) eliminar el servicio militar obligatorio, que ya vemos las consecuencias nefastas que ha traído, y que será muy difícil por no decir imposible volver a implantar, aunque fuera de un plazo más corto y como simple método de hacer coincidir en una misma unidad del ejército a clavales de distintas regiones y mentalidades, por aquello de abrirles un poco la mente y olvidarse de presumibles superioridades inexistentes, porque diferencias habría, como las ha habido siempre, por orígenes culturales económicos o de cualquier otra índole, pero esas se superaban a base de pelar patatas si era el caso todos a una.

    En fin, vuelvo a mi comentario en el artículo al que me refería, es decir, que con éste candidato no votaría al partido popular, y he llegado a la conclusión de que Vox está un poco verde como para hacerles llegar a dirigir el País con políticas demagógicas imposibles de llevar a cabo, por desgracia, con lo cual cada vez nos lo están poniendo más complicado, y el resultado es que, o eligen a un candidato que nos convenza, o yo al menos me iría a la abstención, que me pàrece y me ha parecido siempre una solución equivocada, pero que es la única opción que no me haría padecer de una úlcera de estómago durante cuatro años, que ya bastante tengo con la que me están produciendo nuestros a actuales dirigentes.

    El señor Casado se está equivocando, y tengo la sospecha de que no es una equivocación inocente, y si la cosa va de tragar otra vez con alianzas inadecuadas, pues mal cariz están tomando el asunto, para nuestra desgracia.

    Cuando alguien llega a ciertas alturas políticas, no hay cosa peor y que los ciudadanos capten más claramente, que no ser uno mismo ni tener claro lo que se pretende.

    Aquí, entre nosotros, nunca pude tragar a Trump, pero hay que reconocer que perseguía objetivos claros y personales, y creo que eso fue lo que lo llevó a la Casa Blanca. Puede que no me gustaran sus actitudes, que en efecto, no me gustaban, pero daba la impresión de que iba por un camino que él mismo había escogido, y que a eso se jugó sus cartas, le haya salido bien o mal el juego, pero al menos era un juego con cartas sin marcar, y sin complejos.

    En España todos tenemos la impresión de que tanto las derechas como las izquierdas juegan sucio, cada uno a su bola que diría mi nieto, y eso no da resultado con los votantes decentes que estamos, por el momento, huérfanos de verdad, honradez y sentido común.

    Naturalmente son percepciones personales, pero tengo la sensación de que esas mismas están bastante generalizadas, y eso no es bueno para nuestros intereses, que es quitarnos de encima al plasta que tenemos en el número 1, acompañado por el rasputín de turno como número 2. Tenemos un desastre de gobierno, y lo que es peor, no vemos una salida medianamente factible a un corto medio plazo

    ¿Hay quién dé más?

    Afectuoso saludo D. Eufemio, y gracias

    Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 3 personas

  2. Me temo que el PP está en el centro de la nada. Como se decía del Ejército alemán de la II Guerra Mundial: de victoria en victoria hasta la derrota final. Lo malo para el PP no es que cada vez se acerque más al centro. Lo malo es que cada vez cuesta más distinguirlo del PSOE.
    Para que yo vote a un partido político, debería defender estos puntos:
    Defensa de la unidad de España, lo cual implica una oposición frontal a los nacionalismos separatistas. Reindustrialización de España para conseguir que dejemos de ser un país “de camareros”. Conseguir que España tenga unas Fuerzas Armadas bien equipadas, entrenadas y operativas. Ir a una Europa de las patrias, en la que no desaparezcan Estados-nación centenarios. Que España tenga cada vez más peso en Europa y el mundo. Control de la inmigración ilegal, de la misma forma que todos tenemos una puerta en nuestra casa y no dejamos entrar a desconocidos. Combatir sin complejos el discurso cultural marxista.
    ¿Defiende el PP siquiera la mitad de estos puntos? Me temo que no.

    Le gusta a 3 personas

  3. Magnífica relación, de los problemas que padecemos, en esta Patria que nos abruma.
    Unir a los partidos de derechas, es utópico. La actuación del PP, en la moción de censura, fue vergonzosa. Casado se equivocó totalmente, VOX no se merecía esas palabras. Y para colmo la abstención en las votación, ridícula.
    Se habla de un “acuerdo” , PP-PSOE,, para ……..no se que tema.
    Casado no da la talla, es un fantasma equivocado. POBRE ESPAÑA.
    🇪🇸🇪🇸🇪🇸
    .

    Le gusta a 2 personas

  4. A las órdenes de V,. I., mi Coronel.

    Haber cumplido tantos años tiene la ventaja de haber visto y vivido todo ese capítulo de la historia, y haber acumulado mucha memoria. Creo que ya, en muchos años, no se producirá la unión de lo que llaman derechas; Pablo Casado, con su actuación y su discurso en el ¿debate? de la moción de censura, cruzó todas las líneas rojas que nunca en política se pueden cruzar, y ya no hay vuelta atrás. El debería saber que si aspira a gobernar alguna vez, o simplemente a ser una oposición efectiva, depende del apoyo de VOX, porque Sánchez e Iglesias no le van a regalar ni ceder el sillón. Y si vuelve a haber elecciones algún día, cosa que está por verse, lo pagará muy caro en las urnas. Tan caro, que le puede costar desaparecer él y el partido. Si algo bueno tenemos los españoles, es que podemos perdonar todo, excepto que alguien nos engañe, nos utilice, y luego nos deje tirados y nos defraude

    Esta democracia tiene mucho de artificial y está viciada desde el primer momento. Los partidos de izquierdas y los nacionalismos, aunque alguno sea de derechas, nunca descuidaron su organización y su disciplina férrea ni dejaron de tener sus líderes, mientras que los demás, o pasaban de política, o andaban como almas en pena vagando sin saber a quién seguir, porque no lo había. Se improvisó una cosa llamada UCD, que todos sabemos cómo terminó, como el rosario de la aurora.

    Conozco y sé de muchos cientos de miles de españoles que, o no votaban a nadie, o lo hacían en blanco o con votos nulos. Hasta que Don Manuel Fraga fundó Alianza popular y fue reuniendo e ilusionando, con su verbo y su figura, a toda esa gente dispersa y sin norte. Luego ya fue el Partido Popular y conocemos su historia y evolución. Pero todo eso nos costó trece años de socialismo de Felipe González, y ocho de Zapatero, con el que la inmensa mayoría de la población, que no quería saber nada de la guerra, ni le interesaba a efectos prácticos, terminó por enterarse y tomar partido. Y el resultado de tan brillante y canallesca idea, lo que tenemos y estamos padeciendo, una coalición sociocomunista que nos hará una demostración práctica de lo que es una guerra, metiéndonos, por decreto, en una nueva.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 2 personas

  5. Buenas tardes Mi Coronel. ¡Que razón tiene! Mirándolo fríamente, el PP. no estaría gobernando sin los votos de VOX y simplemente por cortesía les tenían que tratar con más educación. Da igual que no piensen lo mismo, pero mientras te están ayudando a gobernar, sin pedir nada a cambio. Se más serio y no pongas palos en las ruedas. Muchas gracias y Saludos para todos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .