LA FASCINACIÓN POR EL MAL EN NUESTRO TIEMPO Pedro Motas Veterano de España

Acabamos de ver, en la campaña-mítines-elecciones de Madrid, todo lo referente al bien y al mal; en los partidos políticos, en el gobierno, en los medios, en las propuestas, en los comportamientos, en las agresiones, en los echos; y, al final, en los resultados… Por ello, creo que merece la pena tratar el tema desde una perspectiva social y de medios, ya desde la moderación y los resultados obtenidos.

Nuestra cultura parece más fascinada por el mal que orientada hacia el bien. Las películas y series, los juegos de ordenador y otras expresiones de los modernos medios de comunicación de masas, parecen caracterizar mucho mejor a los personajes malvados que a los iconos de bondad, ridiculizados casi siempre, olvidando con ello la eterna lección del mejor western, siempre en lucha contra el mal y la injusticia. Este artículo pretende ser una reivindicación de la bondad, el bien y los valores; y las dificultades de su ejercicio en nuestro tiempo, lo que forma parte del mensaje del humanismo cristiano.

La fascinación por el mal ha estado presente desde el inicio de la prensa, pero en el siglo XIX cambió su significado: ante una Ilustración que negaba la existencia ontológica del mal, el Romanticismo generó una atención profunda y fascinante al mal en la literatura y la crónica negra, como reivindicación de un mundo perdido y reprimido. Aunque el mal es usado utilitariamente en prensa y medios como modo de alertar a la población, estigmatizar al rival o de reforzar la desconfianza frente al mundo, hay en su sobrepresencia algo de ceremonia purgativa colectiva. La negación del cuerpo del mal en el mundo ha llevado a final del siglo XX no solo a la fascinación por él en los medios, sino a su glorificación y los villanos y criminales se han convertido en nuevos héroes con millones de seguidores.

Desde la primera lección que recibe cualquier periodista, la cuestión aparece sobre la mesa: una mala noticia atrae más lectores que una buena. Las noticias del mal pueden ser usadas instrumentalmente como modo de denigrar a los adversarios. También tienen una función alertadora o premonitoria para confirmar actitudes defensivas, desconfiadas o desesperanzadas. A finales del siglo XX, tras el fracaso del Postmodernismo, la fascinación mediática por el mal ha incluso desarrollado una glorificación del mal más crudo. El mal también aparece en el siglo XXI como una vía salvaje para sentir la realidad. En realidad, la fascinación por el mal y su sobrerrepresentación en la esfera mediática no es cercanía del mal sino su opuesto, expresión histriónica de una lejanía que no acaba de aceptar ni comprender la naturaleza del mal en el cosmos y la humanidad.

Desde el inicio del protoperiodismo en los inicios de la modernidad europea, estuvo presente la fascinación por el mal, el crimen, lo monstruoso y el sensacionalismo. Los leones venden más que los corderos. Tras la invención de la imprenta, el salto cualitativo que dio lugar a la primera prensa libre moderna se dio en el siglo XVII en el contexto de las guerras de religión. La primera gaceta semanal se inicia en Venecia, pero su desarrollo será masivo en el norte europeo, resaltando especialmente el modelo gacetario de Amberes.

La fascinación que los medios tienen por el mal no se limita a la estigmatización de los rivales y enemigos por parte del naciente cuarto poder, sino que tiene raíces más profundas. Las iniciativas empresariales que editaban las diferentes cabeceras buscaban no solo la creación de una opinión pública, sino la sostenibilidad financiera y eso significaba vender. La sobrepresencia, presentada de modo sensacionalista o no, del mal, estuvo presente desde los primeros debates por la gran cobertura periodística que se daba a los crímenes o a hechos fantásticos que provocaban temor. El mal no solo tenía una presencia utilitaria, sino mistérica, no es controlado.

Las noticias del mal suelen ser de cuatro tipos. Una primera clase de noticias proceden del mal cósmico, procedentes del infortunio o de las fuerzas destructoras de la materia. Son terremotos, enfermedades, ataques de fieras, accidentes fruto del azar, rayos, etc. El segundo, es el mal humano, aquel que sistémicamente produce la humanidad, aunque sea accidentalmente. Puede ser una crisis económica, la pandemia, desastres nucleares, guerras, atentados, etc. El tercer tipo es el mal personal, aquel que protagonizan quienes consideran villanos una parte de la sociedad o casi toda, sean dictadores, abusadores, poderosos egoístas o celebridades que han construido su imagen pública sobre los principios de arrogancia, maldad o estupidez. En los medios nos podemos encontrar un cuarto tipo de noticias, aquellas procedentes del mal monstruoso: crímenes cruentos, violaciones de tabúes primarios, parricidio, por ejemplo, atentados contra la naturaleza humana que nos causan no solo repugnancia, sino desconcierto al ser inconcebibles e inexplicables.

El siglo XXI ha prestado atención con alarma a esta cuestión de nuevo, seguramente relacionado con la ampliación extraordinaria de la esfera pública por la radical liberalización de los medios de comunicación causada por Internet, el nacimiento y expansión mundial de las redes sociales y la transformación del sector mediático con la absorción de las editoras periodísticas dentro de grandes aglomerados mediáticos o de telecomunicación y entretenimiento. Especialmente el populismo y la crisis de las Fake News no solamente ha elevado el nivel de alerta y escándalo, sino que ha abierto una crisis de legitimidad y sostenibilidad de las democracias liberales. La polarización política ha llevado también al maniqueísmo cultural, de modo que la realidad también se parte en dos universos antagónicos, se convierten las dos mitades del mundo en cielo o infierno, como en la Guerra Fría.

La creación de diagnósticos depresivos o provocadores por la multiplicación de malas noticias es una herramienta de competición política usada desde el inicio, como bien saben aquellos países que han sucumbido a sus leyendas negras. Desde temprano esa manipulación de la opinión pública ha querido ser combatida mediante la creación de una cultura de discernimiento público que reivindica la veracidad y la regulación de la acción de los informadores y editores mediante la profesionalidad periodística. Sin embargo, el uso de la mentira o la degradación de personas y situaciones arraiga en algo más hondo que fue objeto de la reflexión literaria en el siglo XIX: la atracción del mal. Las raíces de dicha atracción no están, por tanto, en la prensa, sino en la cultura que presta una atención prioritaria no solo al mal periodismo o a las malas noticias, sino a las noticias del mal.

El mal periodismo no trata solamente de buscar malas noticias, sino que busca convertir al rival en el mal. De un modo sutil o mediante campañas sin conciencia, el otro es reconfigurado de modo que personifique el mal operando en la realidad contra aquellos a quienes se quiere movilizar. El modelo y los intereses materiales del imperio murdochiano ha creado una nueva maquinaria informativa basada en la satanización según la cual el rival es convertido mediante la mentira, la manipulación y el sensacionalismo en un ser maligno irredento. Eso ha contribuido de forma global a cambiar el estado emocional de gran parte del planeta y a crear una cultura del miedo y una política agónica y cainita no solo en las competiciones electorales. De ese modo, cualquier noticia del mal del otro es bienvenida y no solo no se espera ninguna noticia de su bien, si no que se sospecha de las que haya. Para los extremismos, cualquier noticia del mal del enemigo es buena noticia. Se comentan recreativa y festivamente entre los cafés de la mañana o en las sobremesas, aumentando la comunión en el desprecio por el rival. Es posible incluso que el gusto por las malas noticias sobre otros tenga que ver con la envidia y que cada noticia mala sobre el otro refuerce la supremacía de quien está ante un texto, una radio o una pantalla.

No obstante, estos siguen siendo modos utilitarios de usar el mal como arma destructiva, pero la fascinación por el mal anida en niveles más profundos. En esas dinámicas los medios siguen haciendo uso del mal, aunque en realidad es el mal el que hace uso de ellos.

Un saludo cordial a todos.

Pedro Motas

Veterano de España

Blog: generaldavila.com

14 mayo 2021

12 pensamientos en “LA FASCINACIÓN POR EL MAL EN NUESTRO TIEMPO Pedro Motas Veterano de España

  1. Buenos días, don Pedro, y todos. Desde tiempos remotos la fascinación hacia el Mal es tema recurrente, y muchos a hemos experimentado ¿sufrido?, en alguna etapa, por lo general temprana, de nuestras vidas. Muchos empezaban, empezábamos, a leer el periódico por las páginas de sucesos, mea culpa, hace muchos años. Camilo José Cela, padre, estaba suscrito al Caso, periódico exclusivo de crímenes, accidentes, y catástrofe; el tenía, y ponía, como excusa, la conveniencia para “documentarse” para sus libros. El mal vende, y los medios y sus patrocinadores lo saben. Hubo un tiempo en que donde vivo, circulaba el “Buenas Noticias”, papel que sólo daba las buenas noticias; era gratuito, y lo regalaban en la puerta de…los hospitales.

    Le gusta a 7 personas

  2. Los criminales se jactan de estar donde NO merecen
    ——————————————————————————–
    Por desgracia, la sociedad
    somos peores cada día
    y despreciando la bondad
    e inclinados hacía el mal
    se abandera la hipocresía.

    Y en ella nos embarcamos
    aceptando a los criminales,
    por los doquiera que vamos
    con ellos nos encontramos
    para colmo de los males.

    Las personas bondadosas
    sufren el abuso y la chanza
    de corrientes perniciosas
    y ambiciones pecaminosas
    que se ponderan al alza.

    Los medios de comunicación
    glorifican la inteligencia
    de la infamante condición
    que atenta contra el honor,
    y preceptos de la decencia.

    Mientras la colectividad
    que profesa la avenencia
    se tropieza con lo criminal
    que ofrece la arbitrariedad
    de prostitutas maledicencias.

    La fascinación por el mal
    en el detrimento del bien
    degrada a la humanidad
    y en esta contrariedad
    nos hacemos al desdén.

    Los criminales se jactan
    de estar donde NO merecen
    y las dignidades se apartan
    empujadas por los que pactan
    con las basuras que crecen.

    España día 16 de mayo de 2021

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 7 personas

  3. Buenos días, ¿ EL BIEN Y EL MAL…??- ¡¡El único signo de superioridad que conozco es la bondad…..!!
    Ludwig van Beethoven…..
    [.ISAÍAS : 14,12..]

    ¡Cómo caíste del Cielo, oh, Lucifer

    Hijo de la mañana!

    ¡Cortado fuiste por tierra!

    ¡Tú que dominabas a la gente!

    ¡Tú que en tu corazón decías, seré más alto que el Cielo!

    ¡Me exaltarán más que a las estrellas de Dios!

    ¡Seré en verdad el líder supremo!

    ¡En el lugar privilegiado!

    ¡Seré igual al más alto Dios!

    Pero serás arrojado al Infierno,

    al fondo del sepulcro.

    Y todos los que te vean, te despreciarán…. ———————————————————–
    3 CONCEPTOS A TENER EN CUENTA :
    -1º) Las poderosas fuerzas malignas externas seducen, conjuran, corrompen o avasallan al individuo, llevándolo a cometer actos perversos…..
    -2º) Las personas tienen libre albedrío. Esto lleva a que sus corruptos apetitos los inducen al pecado….
    -3º) Lo que plantea San Agustín: el Mal no es un principio activo, sino una ausencia de virtud. Así como el frío es ausencia de calor y la oscuridad la ausencia de luz, el Mal es una insuficiencia de Bien……
    ¿ QUÉ ES LA MALDAD…?? -Para poder conocer el significado del término maldad que ahora nos ocupa, vamos a proceder a descubrir su origen etimológico. En este caso, hay que subrayar que deriva del latín, exactamente de “malitas”. Palabra esta que es el resultado de la suma de dos componentes léxicos de dicha lengua bien diferenciados:
    -El adjetivo “malus”, que es sinónimo de “malo”.
    -El sufijo “-dad”, que se usa para indicar “cualidad”.

    A la condición de malo se la denomina maldad…..

    Le gusta a 6 personas

  4. Mi respetado y muy querido GENERAL,
    Desde “EL TARTUFO” (Tema central LA HIPOCRESÍA HUMANA”)
    “UN DIA MAS DE ZOZOBRA” (Situación de la INCOMPRENSIÓN EN NUESTRA PATRIA DE LA INCONGRUENCIA GUBERNAMENTAL)
    “LOS LIRIOS DEÑL CAMPO” ( Enalteciendo a JIMÉNEZ LOZANO GRAN COMMUNICADOR, y que V.E añadió un final insuperable : “MIRANDO NO VEIS”.)
    SU LIBRO EN VOZPOPULI “DE GENERAL A GENERAL”, (EL ENORME VALOR DEL SILENCIO. ) (OTRO EXCELENTE COMUNICADOR GRAL.GIMÉNEZ).
    “KOSOVO 7 (GRAL DIAZ DE VILLEGAS DE PLUMA CLARA Y VERAZ)
    ” EL RETABLO ” (ADMIRABLE PUNTUALIZACIÓN DEL MAL SOCIAL A TODAS LUCES) COR.TORRES.
    “LA FASCINACINACIÓN DEL MAL EN NUESTRO TIEMPO” ( D.PEDRO MOTAS ).
    Ha sido una escalonada sensación DE COMUNICACIÓN SOBERANA.
    Ha puesto la guinda D.PEDRO MOTAS en TAN IMPECABLE ARTICULO SOBRE EL MAL DE NUESTROS DIAS.
    Comienza con un hecho irrefutable de todo el entorno electoral madrileño, donde el conflicto social rompe su propia perspectiva social y menos mal que se respetaron resultados.
    Esta claro que la CULTURA ACTUAL tiende al MAL más que a la bondad. Tanto el SEPTIMO ARTE como toda la parafernalia de medios ,plataformas, etc.etc. aniquilan el BIEN y destacan la configuración del MAL sin precedentes.
    .El Sr. MOTAS expone con claridad meridiana la evolutiva de los últimos movimientos sociales y destaca LA FASCINACIÓN por el MAL desde el inicio periodístico , pasando por LA CRONICA NEGRA del romanticismo propiciando LA DESCONFIANZA HACIA EL MUNDO.
    Puntualiza LA CEREMONIA PURGATIVA COLECTIVA. Muestra cómo UNA MALA NOTICIA ATRAE AL LECTOR MÁS QUE UNA BUENA. Esto nos permite ver como al JUZGAR A LA PERSONA EN VEZ DE HACERLO POR LOS MERITOS SE HECE POR SUS PECADOS. TAN COMUNES A SU NATURALEZA, que de manera intrínseca ORTEGA asumía en EL HOMBRE Y SUS CIRCUNSTANCIAS.
    Es cierto que el siglo XXI potencia la vida salvaje para sentir la realidad.

    D.PEDRO, pretende REVIDICAR LA BONDAD a LA LUZ DEL HUMANISMO CRISTIANO .
    Nos presenta una clasificación personificada :
    i) MAL CÓSMICO (Causado por LAS FUERZAS DE LA NATURALEZA)
    ii) MAL HUMANO (PRODUCIDO SISTEMATICAMENTE POR LA HUMANIDAD)
    iii) PERSONAL (LA FUERZA QUE EMANA DEL EGOISMO)
    iv) MAL MONSTRUOSO ( FUERZA DEGENERATIVA HUMANA)
    En otro orden de ideas, si se comparasen con las cuatro fuerzas cósmicas :
    i) La gravitatoria (Debida a un Campo gravitatorio)
    ii) Fuerzas debidas a Campos Electro-magnéticos
    iii) Fuerzas débiles del Núcleo (Radiaciones)
    iv) Fuerzas Fuertes del Núcleo ( Productoras de Reacciones Nucleares).
    Si alguien quisiera adentrarse en LA EMOTIVIDAD DE LA MECÁNICA CUÁNTICA casi seguro que alguna interacción podría plasmar.
    Las crisis de sostenibilidad en las Fake News etc. siguen la traza del mal inducido.
    Lejos de connotaciones FISICO-PSICOLOGICAS, lo que está muy claro es que EL MAL Y EL BIEN SON CONFIGURATIVOS DE LA PERSONA HUMANA. YA DESDE E PARAISO Y HASTA EL REGRESO AL PUNTO DE PARTIDA “EL CIELO / BIEN” O ( “INFIERNO / MAL”. .
    LOS EGIPCIOS PESABAN LAS ALMAS CON ANUBIS Y SU MEDIDA NO ERAN KILOS SINO
    AMOR-EGOISMO , cuando vece el EGOISMO al AMOR resurge EL INFIERNO y al contrario EL CIELO BRILLA EN LA BONDAD.
    ME QUEDO CON “VEN Y LO VERAS” QUE SS EN LA JORNADA DE LAS COMUNICACIONES HA ELEGIDO.
    Reitero la FELICITACIÓN A D. PEDRO MOTAS.
    A la orden de todos.
    Muchas gracias y a la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVA EL CNI
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 5 personas

  5. Buenos días Dn. Pedro. Efectivamente, parece ser que llama más la atención a la mayoría de los periodistas las noticias malas que las buenas, pero es que ellos ven que eso vende más. Llegamos a una situación que, son todo críticas, gritos, faltas de respeto y un largo etc. y a las personas, mal que nos pese, les interesa eso, no ponen programas de cultura, biografías de grandes personajes de España que los hay y muchos, no gusta el himno Nacional, no gusta la Bandera. Esto es un caos, ruego a Dios que ponga un poco de cordura. Muchas gracias y saludos para todos.

    Le gusta a 5 personas

  6. Mi General: Hoy es un día muy difícil, de expresar mis pensamientos Pedro Motas y varios comentaristas, tienen un nivel muy superior al mío.
    El Maligno está presente en nuestras vidas, tiene poder y nos supera a los humanos. Pero también existe DIOS, es nuestro Salvador y vela por nosotros. No quiero parecer un beato, no lo soy, quizás por desgracia. Pero es la única manera de pasar por este mundo.
    Tengo bastantes años, cuatro hijos, nueve nietos y soy Bisabuelo. Con esto solo quiero decir, que llevando una vida correcta y libre y como Católico que soy pidiendo ayuda a Dios, puedo intentar cumplir.
    Enemigos.- Políticos, Mafias, Pornografia, Películas, violadores y toda lesa gentuza, novelas, pobreza, Religiones contrarias, pobreza…..etc.

    Creo que me comprenderéis todos. Vivimos en un mundo que puede explotar, en cualquier momento. Huele a una 3ª Guerra Mundial.🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 6 personas

  7. Buenas noches, general Dávila , D. Pedro Motas y para todos.

    Magnifico, y oportuno su escrito de hoy D. Pedro Motas, de verdades aplastantes.
    Muy buenos y acertados, todos los comentarios, de los que siempre aprendo también mucho.

    Un saludo con afecto y gratitud. General Dávila y D. Pedro Motas, por todo y por tanto.

    Josefa Del P.S. López del Moral Beltrán

    Le gusta a 3 personas

  8. Saludos D. Luis Martin -Pinillos:
    Todo lo que ha puesto lo comparto , plenamente, como sabe, soy católica , y lo mejor es obrar bien y rectamente, hasta el final de los días.
    Saludos, con afecto y gratitud, por todo.

    Josefa del P.S. López del Moral Beltrán

    Le gusta a 2 personas

  9. Pasada ya la medianoche, quiero agradecer los “me gustan” y los “pensamientos-participaciónes” enriquecedores del debate a mi humilde artículo; y, como siempre, desearles a todos un feliz descanso, siempre con un ¡¡¡ VIVA ESPAÑA !!!
    Pedro Motas
    Veterano de España

    Le gusta a 3 personas

  10. Apreciado D. Pedro; después de leer su artículo y todos los comentarios, hay uno, en un párrafo específico, que me ha dejado atónita.

    Nunca se me habría ocurrido que pudiera haber emotividad en la mecánica cuántica, sinceramente, claro que tampoco recuerdo demasiado sobre mecánica cuántica, la memoria a éstas edades nos juega malas pasadas, debe ser eso.

    Pero hablando de emotividades, yo estoy en el mismo plano que D. Luis Martín Pinillos. Soy católica sin llegar a ser beata, Dios me libre, y procuro apartar de mi vida todo lo malo y negativo siempre que me es posible. Concentrarme en la familia, no ver películas por buenas que sean que describan situaciones perversas y si puedo tampoco leo periódicos que, en efecto, resaltan los sucesos más negativos de ésta vida.

    Leo un promedio de dos a tres libros por semana, pero prefiero a los clásicos, o dijéramos a los que ya se les considera así aunque sean casi contemporáneos. De éstos últimos tengo mis preferidos, claro está, y aunque no eluden la realidad de la vida, ningún buen escritor lo hace, no se regodean en la maldad, cosa que es de agradecer. Si tuviera que elegir un libro del pasado siglo XX, seguramente sería “Memorias de Adriano” de Margeritte Youcenar. Ese libro es un ejemplo de cómo se puede describir la realidad con lo bueno y lo malo, sin que nos quede un regusto amargo al terminarlo, y aunque yo tuve la suerte de poder leerlo en francés, también he leído una muy buena traducción en español. Se lo recomiendo a todos. Es el tipo de libro que nos reconcilia con la vida y con la literatura.

    No puedo dejar de estar de acuerdo con lo que nos dice sobre el estado actual de las cosas, pero si creo que existe un mundo, si uno sabe elegir, un poco más limpio, y más llevadero, si no se lleva puesta la coraza de pensar mal por principio.

    La política ya es otra cosa, y no se puede evitar estar al tanto de las cosas que ocurren, pero también sé que hay ciclos, y que ya vendrán tiempos mejores. Para ayudar en ese sentido he hecho un viaje de apenas tres días sólo para poder votar en Madrid, y creo que ha merecido la pena. Los resultados pueden que sean el presagio de un cambio, yo al menos así lo espero, y desde luego mientras no molesten demasiado en el futuro, le aseguro que me voy a olvidar de Pablo Iglesias y Cia. Yo tengo a mi candidato para el futuro, el actual alcalde de Madrid como presidente del próximo gobierno, y espero no quedar defraudada por lo que leo y oigo. Rodríguez Almeida parece un hombre de bien, tiene una excelente formación académica, y ni un pelo de tonto. Seguramente tendrá su ración de ambición, pero eso, en política, es imprescindible si se quiere llegar a tener un futuro, lo que ocurre es que hay quienes lo evidencian más, y otros que procuran que no se les note demasiado, y yo prefiero a éstos últimos.

    Gracias por su artículo, naturalmente lo he leído con interés, como todo lo que nos ha brindado hasta el momento, pero yo difiero en los matices. No todo es tan negro ni tan macabro, todavía existen personas a quienes no nos gusta regodearnos leyendo detalles de crímenes horribles. Sabemos que existen, y que seguramente seguirán existiendo, pero si no son catástrofes en las que podamos ayudar no me interesan los detalles. Es una cuestión de sentido práctico. Si puedo ayudar, ayudo, si no me es posible, paso de largo. Bastantes tragedias tenemos ya sin buscarlas como para ir hurgando en todas las que ocurren a diario en el mundo.

    Un afectuoso saludo

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 4 personas

  11. Para Dña Josefa Del Moral y Dña Margarita de Armas, nos conocemos, de este magnífico Blog. Gracias por vuestras palabras.
    Debo aclarar que mi IPad no me deja marcar “ me gusta “, lógicamente por mi ignorancia.Un saludo con el corazón. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .