LA VOZ MILITAR. LA DEL GENERAL MARTÍN BERNARDI, 2º JEME Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

No es frecuente leer opiniones de altos mandos de los ejércitos mientras están en activo. Luego, retirados, parece también que se los traga la tierra y si alguno (s) se decide (n) a hacerlo ya saben —como recientemente hemos vivido— que les cae una feroz crítica que incluye la del fuego amigo.

El pasado viernes día 9 de julio escribía en la tercera de ABC el teniente general del Ejército de Tierra Miguel Martín Bernardi, 2º Jefe de Estado Mayor del Ejército. Lo hacía sobre Afganistán; en concreto el título dado a su artículo era El legado de Afganistán.

Lo escrito por el general, dado su empleo y cargo hay que destacarlo y analizarlo en profundidad.

Es evidente que no daba una opinión más allá de lo profesional, pero para el que sabe leer entre líneas de lo militar lo expresado por el general Martín Bernardi es mucho más de lo que se lee sin hacer una pausa para meditar.

Bien es cierto que no escribe como 2º JEME, sino como Jefe de la Agrupación Española y del Equipo de Reconstrucción Provincial de Qala e Naw en la provincia de Badghis (Afganistán) que lo fue entre marzo y julio de 2010. Una cosa no evita la otra; haber sido y ser es lo mismo para el caso.

El caso es que se nota que escribe un soldado que no se anda con paños calientes ni suaviza o acomoda el lenguaje de guerra como gusta hacer al relato oficial.

«Mi coronel nos atacan, te llamo luego». Esa frase escrita por el general deja claro cuál era, y es, el día a día de nuestros soldados, cual era, y es, la situación en Afganistán o en el lugar donde se encuentren. Para eso se forman y esa es su principal misión: combatir, prepararse para combatir, la guerra.

Nadie debe llamarse a engaño ni utilizar un melifluo lenguaje para definir la experiencia de nuestros soldados ni para ocultar el riesgo que conlleva su misión que no en pocas ocasiones supone ofrendar la vida, dejar la vida por España. En Afganistán, como recuerda el general, se suman ciento cuatro compatriotas muertos en el cumplimiento del deber.

«Volvemos de Afganistán con una magnífica experiencia y habiendo incorporado un bagaje valiosísimo como Ejército y como soldados. Con múltiples enfrentamientos de valeroso soldados que nunca dieron un paso atrás en combate».

Experiencia de combate, escenarios hostiles, preparación exigente y detallada, sobre todo unos jóvenes mandos (mando que no liderazgo) con una experiencia que enriquece al Ejército y se transmitirá al conjunto. En definitiva un Ejército preparado para el combate.

Nos habla el 2º JEME de «valeroso soldados», de trabajo, esfuerzo, sacrificio, dedicación, afecto… hasta la muerte. Ese es el resumen que nos traen las palabras del general Martín Bernardi. Un Ejército de soldados capaces de combatir en los peores escenarios y condiciones, dispuesto a entregar su vida por la patria: España.

No es nuevo. Quizá desconocido. Puede que no se quiera divulgar lo suficiente.

Estos soldados no son líderes de nada, son mandos, y mandar es lo más complejo de la condición humana porque significa arrastrar a tus hombres hasta el final.

Mandar no es sólo una facultad o poder asociado al aspecto legal y con respaldo institucional. Cuando se manda bien, es la autoridad moral la que motiva y emociona moviendo al grupo hasta límites insospechados porque tiene una referencia a seguir, una disciplina moral que cumplir, un ejemplo a imitar. Mandar es algo más complejo que liderar, porque requiere conocimientos, estudio, capacidad de análisis y de decisión. Son esas viejas virtudes del honor, austeridad, sacrificio, abnegación, camaradería, valor…, las que arrastran y convierten al que manda en líder. Para mandar hay que estar preparado y para liderar, además de saber mandar, debes de vivir en la virtud.

Esos son nuestros soldados, de los que habla nuestro general Miguel Martín Bernardi sin tapujos, sin ostentar ni ocultar.

Mi general nos atacan… Esta es la situación.

Gracias mi general.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

12 julio 2021

 

 

 

 

 

16 pensamientos en “LA VOZ MILITAR. LA DEL GENERAL MARTÍN BERNARDI, 2º JEME Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. Los cubanos se echan a la calle pidiendo libertad, el final de la dictadura comunista. Tenemos que ayudarles, y echar del Gobierno a los que apoyan la dictadura comunista en Cuba. Viva Cuba libre!!!!!

    Le gusta a 7 personas

  2. Mi respetado y muy querido GENERAL,
    Comparto plenamente su artículo sobre “EL LEGADO DE AFGANISTAN”. Precisamente desde lejos me pasó un par de veces. La primera vez fué el IRAK , el Tcol J.L Monti :”escucha, son los disparos enemigos”. Después en Afganistán, otro Tcol. Monto..” Tenéis que cambiar el combustible “…R/ No creo que escuchando la tormenta de balas que nos llega nadie lo haría.”…
    EL SOLDADO ESPAÑOL se crece fuera de sus fronteras y sus mandos por descontado.
    El TG.MALE Asta lo comentó hace años :”Tenemos una experiencia logística con CAPACIDAD INSUPERABLE en todos los teatros de Operaciones que se puedan presentar”.
    El Mando debe tomar la RESPONSABILIDAD SIEMPRE. Lo ocurrido en la AGB, el hecho de ceder a un inferior el Mando (Corpus Toledano) hace unos cuantos años, (sustituyendo GUIÓN por BANDERA) etc. Se llega a la conclusión que en el EXTERIOR ESTAMOS más preparados que en la cocina de casa.
    Gracias al TG. MARTIN BERNARDI y a V.E. porque cuentan los que empapan la tierra con su heroica sangre por LA PATRIA.
    “Faber est suae quisque fortunae” (Cada hombre es artesano de su futuro).
    A la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVAN LOS CONTINGENTES EN ZONA
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 8 personas

  3. Buenos días mi General, sin novedad.
    Recomiendo al Sr. Presidente del Gobierno, la lectura de éste Post cargado de enjundia, así como la tercera de ABC que incluye las reflexiones de nuestro TG Martín Bernardi.
    Días atrás, nuestro personaje, salió “a escape” en Lituania, un tanto “acongojado”, ante el vuelo de unos aviones rusos.
    Desde que mantuvo esa breve entrevista con Biden, en los pasillos, se percibe que ha visionado muchas películas de acción, en las que el Servicio Secreto evacua al Presidente de la zona de conflicto.
    Si el concernido, teóricamente debe “mandarnos y liderarnos”, me temo D. Rafael, que estamos en manos del “enemigo”.
    Abrazos y buena semana a todos, todas y todes,

    Le gusta a 9 personas

  4. A las órdenes de V. E., mi General.

    Desde la primera “Tormenta del Desierto”, la de Bush senior, en tiempos del primer mandato (¿dinastía?) socialista, los políticos se hacían un lío intentando dar denominaciones inocentes a los contingentes militares españoles que iban a los conflictos, aunque recordemos la bochornosa despedida organizada para aquel buque hospital, única contribución por el momento, que parecía un funeral primitivo hasta con plañideras. Que si misiones de paz, que si de ayuda humanitaria, que si como observadores, y no sé cuantas tonterías más. Sólo faltó que los llamaran ONGs.

    Después vino lo de los Balcanes, y cuando pudimos ver en vivoy en directo en un flash televisivo la muerte de un Teniente de la Legión alcanzado de lleno nada menos que por una granada anticarro que lanzaron los croatas, por poco nos convencen de que aquello había sido sólo un lamentable accidente.

    Y llegó la segunda guerra púnica, perdón, de Iraq, con Bush junior, y aquí ya el lenguaje fue más claro y directo, e incluso con fotos históricas que ocasionaron la envidia cochina del entonces mandamás de la nada leal oposición socialista con un remendón a la cabeza, que en ese mismo momento inició más que una campaña, una auténtica cruzada de acoso y derribo contra aquel gobierno “fascista” (ellos pronunciaban “facista”, que les sonaba más familiar). Y entre esa guerra y la del chapapote (lo del Prestidge”), tan magistralmente manipulada y explotada, con la guinda in extremis de lo de los trenes y el flash subliminal en ese día de reflexión, de “España no se merece un gobierno que le mienta” (válgame Dios, quién fue a hablar de mentir), hicieron el milagro de “ganar” una elecciones perdidas de antemano, y su primera medida fue improvisar, a lo bestia y sin precauciones, la retirada del contingente que, ahora sí, estaba allí en misión más clara y entendible.

    Y es que esta gente, desde el “Otan, de entrada NO”, pasando acto seguido al “Otan SI, pero no para los tiros”, no han dado una en la diana. Así no levantamos cabeza desde entonces. Pues el interregno de Don Tancredo, mejor ni mencionarlo, pues ha facilitado lo que ahora tenemos que soportar.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 9 personas

  5. Mi respetado general,
    Como dice una canción: … yen ésto llegó Fidel, perdón Julito al que yo llamo “el palanganero. ¿Para llevar el bolsito de una “inpresentable” hace falta estudiar 6 años de bachillerato + COU+ 4 años de AGA + curso de reactores + XXXX horas de vuelo a XXXXX € cada una + muchas más cosas?. Estos son la otra cara de la moneda de una vocación sentida, desde pequeño y prostituida por el contacto con los políticos. La vocación militar es amor a España, a unos valores que no están escritos pero sí sentidos. Estoy seguro que a mi abuelo Bartomeu, a mi padre y mi tío Hermilo no les hubiera pedido que, por favor, les llevara el bolsito Louis Vuitton porque eran más del tipo del general Palacios Cueto. Y ¿que hablar de la GC actual que es/tiene las mismas cualidades que el oro: dúctil y maleable cómo me dijeron en el bachillerato y muy distinta de aquella a la que yo serví, fuera de España y hacía una pequeña contribución a la “Infanta María Teresa” y el que sabe ya me entiende.
    Mi estimado general: ahora cuándo me despierto por la mañana casi me mareo. Nunca ni en los momentos de más depresión, y he tenido varios a lo largo de mi vida, pude imaginarme a mi España en la horrible situación social, económica y política en la que se encuentra actualmente, situación a la cúal yo he contribuído, no con mi voto pero si con mi trabajo y silencio y por lo que me siento parcialmente culpable. Ojalá el buen Cristo me llame pronto y tenga la certeza de lo que dijo Santa Teresa de Jesús: ésta vida es una mala noche pasada en una mala posada. !! Viva España¡¡¡. !!!Viva la Legión¡¡. Le saludo mi general.

    Le gusta a 8 personas

  6. Buenas días y muchas gracias Mi General por la explicación tan elocuente sobre los soldados y mandos que combaten por todo el mundo, y que en Afganistán dejaron muchos, sus vidas. Saludos para todos.

    Le gusta a 9 personas

  7. Bien por el Segundo JEME. Lo conocí de Capitán en Ronda y a sus tíos Martin Casaña,en Ronda (Jefe de E.M.) y gran persona y Mando y en el Primer Tercio a Jesús,Tte Coronel , tio majo donde los haya , competente y simpático. Son una “saga”. Y quiero desde aquí avalarle porque yo hace mucho que pienso que los militares no entramos en política (porqué los Jueces SI ??) pero de ahí a ser cero a la izquierda va un abismo y no lo comparto. Hay y había muchos militares más preparados que muchos políticos. Nunca olvidaré unas palabras de Alfonso Guerra de “hemos sometido a los militares”. No señor Guerra. Tuvieron mucha suerte con nuestra disciplina
    Serafín Verdejo
    TteCoronel Retirado

    Le gusta a 10 personas

  8. Buenas tardes. mi General:
    Me ha gustado mucho , lo del General D. Miguel Martín Bernardi segundo Geme. Gracias.
    Saludos a todos
    Un afectuoso saludo General Dávila, con gratitud.
    Josefa del P. S. López del Moral Beltrán

    Le gusta a 6 personas

  9. Pues muy oportuno, valeroso y acertado el artículo del General D. Miguel Martín Bernardi, soldado en activo que se atreve a recordarnos que el ejército no es una ONG, que está y se prepara para combatir, y lo hace con valor y peligro evidente para sus vidas, y da ejemplo por donde quiera que les lleven de una disciplina y unos valores que ya nos gustaría que siquiera supieran entender esos políticos que teóricamente nos dirigen, y que, dicho sea de paso, si la envidia fueran tiña, teníamos a todo el ejecutivo tiñosos hasta las orejas, porque ellos si que son un ejemplo para los españoles, sin algaradas, sin propaganda, en silencio y cumpliendo honradamente con la labor para las que se les ha preparado, y eso, esa pandilla de cobardes y vagos, por no nombrar otras cosas de las que sospechamos también padecen, son incapaces de darles el mérito que se merecen, y yo diría que aparte de querer evitar hacer evidente cualquier virtud sobresaliente de un ejército que no se merecen, es la envidia que les corroe porque no serían capaces, ni de exponerse a un simple rasguño para defender a esa España que quieren destrozar sin que se les desplace el flequillo, que lo primero es la imagen, que es lo único que han aprendido de los americanos, y después mandar sin que nadie les pueda decir ni una palabra sobre sus desmanes.

    Gracias por traer a éste blog el artículo de ese General que da ejemplo de que, en activo o retirado, son los primeros en defender España sin tapujos, y en decirnos la verdad de lo que realmente hacen nuestros soldados por todo el mundo, sin que casi nadie se atreva a decir que son misiones peligrosas, y que se juegan la vida en ellas. Y eso debemos saberlo todos, sin excepción, para que aprendamos a valorarlos y a quererlos.

    Gracias General Dávila, una vez más.

    Cordial saludo

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 9 personas

  10. Con el permiso de VE., quisiera exponer aquí una anécdota. Era el mes de agosto de 1990. No recuerdo exactamente la fecha. Se había producido la invasión de Kuwait mientras estábamos de vacaciones en Mallorca. Yo me ocupaba entonces,con notable inconsciencia, de temas financieros.. La última noche, preocupados por el cariz que iban tomando las noticias, fuimos a cenar a un restaurante de la localidad de Deia. Al poco, en la mesa contigua, muy concurrida, se sentó sonriente y relajado el señor Narciso Serra, que entonces era, o se suponía que era, el Ministro de Defensa del Gobierno socialista. Salimos sin tomar el postre, pues por alguna razón me resultaba molesto escuchar lo que me llegaba involuntariamente de la conversación vecina. Serra ultimaba detalles de alguna excusrión para el día siguiente. Era muy lógico, seguramente.
    Pero me pareció, no se si me equiivoco, como si lo que sucedía no fuera con él. La indiferencia, aparentemente, era total. Sigo intentando comprenderlo. Si nos atacan ¿dónde estará el ministro de turno?

    A las órdenes de V.E., mi General.

    Le gusta a 7 personas

  11. Mi General: Muy oportuna la lección de hoy. El 2º JEME , General Martin Bernardí, pone y expone, la verdad. Las llamadas, Misiones de Paz, no son unas vacaciones envidiables, ni ofrecen paz , son el lugar, donde la OTAN necesita ayuda.
    Poco se publica de esos paraísos, no son primera página, de ningún periódico, ni español ni extranjero,
    Debemos saber y apreciar, la gran la experiencia que adquieren, los nuestros. Esa es la única razón de estar allí. Por supuesto vamos por formar parte de la OTAN..
    La experiencia, que adquieren los militares nuestros, es total.
    He vivido la llegada, al Hospital Gomez Ulla, de heridos de la guerra de Bosnia, hace muchos años, y prefiero olvidarlo.. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 5 personas

  12. Gracias mi General es fantástico saber que tenemos mandos como vuestra excelencia siempre a sus órdenes y vuestra disposición al servicio de España todo por España
    VIVA ESPAÑA
    VIVA EL EJÉRCITO
    VIVA EL REY al que tenemos que blindar contra estos que mal lo quieren

    Le gusta a 7 personas

  13. Has acertado de pleno. Conozco al TG. Martín Bernardi, por lo que mi afirmación tiene su fundamento. Como siempre “Chapó”

    Le gusta a 5 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .