¿Nos están quitando la libertad? ¿nos quieren dominar como borregos? Con perdón de los borregos, reflexionemos… Pedro Motas

Desde los inicios del tiempo, la libertad ha constituido unos de los temas más frecuentados en las investigaciones y discusiones académicas. Pero este es un tema que no está reservado a los eruditos, sino que pertenece al acervo de la reflexión común, en la medida en que constituye una de las aspiraciones vitales de toda persona. Hoy en día, más que nunca, la libertad se presenta como un valor y como un objetivo que debe ser conquistado: aspiramos a ser libres, a emprender nuestro camino sin ataduras, sin coacciones y sin restricciones que pudieran mermar nuestra autenticidad, nuestra identidad.

La vinculación entre la libertad y la autenticidad encuentra sus fundamentos en la Modernidad y en las transformaciones políticas, sociales y económicas basadas en la separación de poderes y la proclamación de los derechos individuales. En efecto, los cambios acaecidos durante los últimos siglos, primero en los países de occidente, y más recientemente en oriente, han marcado un antes y un después en la vida del individuo. Y en España, actualmente, lo estamos viendo con las políticas autoritarias de la extrema izquierda con su ideología dictatorial.

Vivimos en un mundo en el que las personas tienen derecho a elegir por sí mismas su propia regla de vida, a decidir en conciencia qué convicciones desean adoptar, a determinar la configuración de sus vidas con una completa variedad de formas sobre las que sus antepasados no tenían control. Y estos derechos están por lo general defendidos por nuestros sistemas legales. Son logros a los que, con mucha probabilidad, ningún ciudadano renunciaría, pero pongámonos las pilas y reaccionemos para no ser dominados y engullidos por el mal que nos acecha.

Pero, llegado a este punto… ¿Cuáles son los tipos de libertad?

Libertad del sujeto

Aunque esta conquista no toque fin, y las luchas por el reconocimiento y las libertades de los individuos y de los colectivos sigan existiendo, todo hombre y mujer contemporáneos asume que la libertad es una condición indispensable e irrenunciable para alcanzar la realización personal. Desde este punto de vista, la libertad se da por supuesto, es una conquista individual y depende del sujeto.

Libertad social o política

Pero es una condición que le otorgan los demás, porque se requieren unas condiciones necesarias para que ésta pueda darse. La libertad social o política, es aquella que existe en un contexto socio-político determinado, por el cual la libertad de movimientos, pensamiento u opinión no están prohibidos ni penados. Sobre esta “libertad concedida”, es el individuo el que “libremente” camina y avanza a partir de sus decisiones.

Libertad como liberación

Además, y como un modo concreto de entender la libertad, hay que mencionar la liberación, esto es, la eliminación de lazos y ataduras con las cosas, las personas, las instituciones o incluso con los propios compromisos adquiridos. Es esta la libertad genuina del adolescente, quien concibe la elección y el compromiso como una coerción, o también la libertad de quien soporta pesadas cargas y aspira a deshacerse de ellas para avanzar en el camino de su realización.

Libertad innata y adquirida

Mientras la primera tiene su origen en las facultades del entendimiento y de la voluntad, y por lo tanto la poseen todos los hombres en virtud de su esencia, la segunda es una libertad conquistada, en función de los actos perfeccionadores que realizamos –como la libertad moral– o una libertad doblemente otorgada y alcanzada –como la libertad civil–.

 Libertad negativa y positiva

La libertad negativa sería la ausencia de interferencias y restricciones; la libertad positiva sería la capacidad de perseguir los propios fines con autonomía, y nacería del deseo de ser dueños de nuestra propia vida y de nuestras acciones, sin que fuerzas exteriores, sean del tipo que sean, decidan por nosotros. Ambos sentidos de la libertad son, por tanto, complementarios

Analogía de la libertad

Si tantas cosas pueden decirse sobre la libertad y sobre los diferentes tipos o modos que tiene de manifestarse, es porque la libertad no se dice sólo de una manera, no son idénticos, pero guardan entre sí una conexión, de modo que se complementan. La causa de nuestras acciones reside en nosotros mismos.

Cuando experimento que mi poder está en elegir, o incluso elegir no elegir; cuando percibo que soy capaz de decir “no”,  cuando experimento la duda y la indecisión, cuando recae sobre mí la responsabilidad y el peso de mis acciones, o cuando soy capaz de prometer algo y determinar mi futuro, comprendo que soy un ser libre sin necesidad de demostraciones.

La libertad bajo sospecha

Ahora bien, ¿hasta qué punto somos libres? En la medida en que somos parte de la naturaleza, ¿no es cierto que todas nuestras acciones están determinadas por los elementos  que conforman nuestro cuerpo? ¿No es cierto que la ciencia ha ido formulando leyes que explican lo que antes creíamos que era fruto de la libertad, o incluso del azar? ¿No es cierto que somos realmente fruto de nuestra educación, y que nuestras condiciones culturales han delimitado, aún sin apercibirnos, nuestro modo de ser? ¿Somos realmente libres, o se trata en el fondo de una ilusión, de una sensación errónea, de un sueño que nos gustaría alcanzar?

El determinismo

Estas preguntas se expresan en lo que se ha llamado el determinismo, que es la doctrina que afirma no somos libres y que la creencia en la libertad es una quimera, porque nuestras acciones están causadas por elementos externos –aunque estén dentro de nosotros–, ya sean de carácter físico-químico o económico-socio-cultural.

Veamos el problema de la Modernidad

La duda

La duda sobre la libertad abre las puertas a una cuestión interesante, la de caer en la tentación de pensar que la libertad o es total o no es. En efecto, si estoy sujeto a determinadas limitaciones, e incluso si yo mismo me determino a mí mismo por mis acciones, no puede decirse que sea completamente libre. Y si la libertad no es entera, entonces significa que no existe. Además, si existen diversos tipos de libertad, significa que en cierto sentido “no son”; y “no son”, no puede decirse que sea auténtica libertad.

Una posible solución

Desde este punto de vista, ¿cómo entender la unión de dos mundos separados e independientes? ¿Pueden comprenderse en un único discurso? ¿Sirven las mismas categorías?.

Para el naturalismo la solución es que la conciencia no es más que materia, por lo que la libertad es inexistente, concepción materialista de la realidad. Estas corrientes entienden por materia “cualquier realidad que esté inmersa en el espacio-tiempo y acate las leyes naturales descubiertas por la físico-química”. Así, el problema alma-cuerpo planteado en los términos modernos, encuentra una solución anulando una de las dos realidades.

La negación

La negación del yo

Pensemos, por ejemplo, en una situación forzosa y trágica, como la de padecer una enfermedad degenerativa, al sujeto se le presentan varias posibilidades; lo primero que experimenta es una suerte de herida de su libertad y percibe la necesidad como una negación activa de sí mismo y de sus posibilidades, como una limitación impuesta. Atendiendo a este tipo de negación que ejerce la necesidad sobre el sujeto, se puede concluir, como hace el naturalismo, que la libertad es una ilusión y que el hombre no es más que la suma de sus determinaciones.

Ahora bien, esta “negación del yo” descubre una segunda negación que nace como respuesta y que es más radical: es la del propio yo que se rebela y que se reconoce como un yo precisamente cuando se lo cuestiona desde fuera. Esta segunda negación es concomitante al descubrimiento del sí mismo.

Dicho de otro modo: sólo la conciencia que se apercibe de su ser es la que es capaz de darse cuenta de lo que supone una negación de sí misma. Parece, entonces, que hay una suerte de identificación entre la conciencia y la negación, de tal manera que, incluso, es en el acto de la negación en el que la conciencia se descubre a sí misma. El yo se sabe diferente del mundo y de sus leyes de necesidad, se rebela, y se autoposiciona. Esta segunda negación es, pues, querida, a diferencia de la primera, que era padecida.

La humana libertad de consentir

Llegados a este punto: ¿qué le cabe al hombre hacer u esperar? ante el encuentro del sujeto con el involuntario absoluto, con la necesidad, o lo que le queda a éste es consentir. Esto es: aceptar, afirmar, acoger como parte de mí todo aquello que yo no he elegido y que no proviene de mí. ¿Es este un momento de libertad? Sí, si se tiene en cuenta que nace del sujeto y que está basado en la doble afirmación de sí mismo y del mundo. Porque la libertad no es un acto puro, porque es en cada uno de sus momentos actividad y receptividad; se hace acogiendo lo que no hace: valores, poderes y pura naturaleza.

¿Cómo es la libertad humana?

¿Es posible, entonces, aceptar que el hombre es libre? Y si lo es, ¿de qué modo? A la primera pregunta, hay que responder que sí, lo es. A la segunda, que lo es de un modo específicamente humano. Es decir, no de manera total ni absoluta, pero sí verdadera y genuina.

Conclusión

 La libertad humana, al fin, no es algo completamente dado ni terminado, sino que supone una conquista diaria, porque el sujeto debe lidiar con los embistes de la necesidad y con las limitaciones naturales del vivir encarnado y social. A su merced queda decidir cómo afronta la necesidad en su vida: si con un rechazo o un acogimiento de la circunstancia. En todo caso, esta elección final siempre será una demostración de esa libertad que es tan humana como radical a la vez.

Y, con estos argumentos reflexivos ¿Nos damos cuenta de que, esta vez, se nos está quitando la libertad sibilinamente, paso a paso, poco a poco, sin prisa pero sin pausa? Reaccionemos antes de que sea demasiado tarde, por nosotros mismos, por nuestros hijos y nietos… por España.

Un fuerte abrazo a todos.

Pedro Motas. Veterano de España.

Blog: generaldavila.com

30 noviembre 2021

13 pensamientos en “¿Nos están quitando la libertad? ¿nos quieren dominar como borregos? Con perdón de los borregos, reflexionemos… Pedro Motas

  1. Mi respetado y muy querido GENERAL,
    ENHORABUENA a D. PEDRO MOTAS por su BRILLANTE ARTÍCULO de PLENA ACTUALIDAD.
    EL TITULO lleva implícita LA CONCLUSIÓN. Se trata de matizar la situación del mundo actual. Sibilinamente los perros careas de un espacio-tiempo levógiro conducen el rebaño hacia el PAIS de la decadencia MORAL y LA ABSOLUTA DEPENDENCIA DE UN SUBSIDIO constatable, completamente dependiente para la propia subsistencia dentro de una DEPENDENCIA vinculativa y a la merced de una FALSA LIBERTAD.
    LIBERTAD, AUTENTICIDAD, IDENTIDAD y MODERNIDAD son conceptos muy bien expuestos en el mar de la IDEOLOGIA DICTATORIAL DE LA IZQUIERDA formuladora de INDIFERENCIAS y proclamadora de DERECHOS jamás garantizados y totalmente ligados a su CRITERIO de supuestos SISTEMAS LEGALES inasumibles por LA NATURALEZA DE LA PERSONA como «SER SUBSISTENTE , ÚNICO Y RADICAL DE SU PROPIA NATURALEZA, LO PERMANENTE Y ESTABLE, LO QUE DURA EN SU EXISTIR».
    LOS TIPOS DE LIBERTAD :
    -De sujeto
    -Social o política
    -Liberación
    -Innata y adquirida
    -Negativa y positiva
    -Analogía de la libertad
    -Libertad bajo sospecha
    -Determinismo como función de los elementos externos
    Perfilan un entorno del individuo capaz de mostrar DUDA Y SOLUCIÓN al devenir existencial.
    La NEGACIÓN DEL YO adquiriendo EL ELLO IMPOSITIVO rompe LA LIBERTAD HUMANA ye hace que LA PERSONA RENUNCIE A LA ESCALA DE VALORES y se quede ANTE LA DUDA QUE SHAKESPEARE magníficamente plasmó :»SO LASDUDAS LAS GRANDES TRAICIONES DEL ALMA QUE NOS IMPIDEN REALIZAR TODO EL BIEN QUE POR SU TEMOR DEJAMOS DE HACER».
    Ante todo el desolador panorama vivencias del momento presentado PSEUDO BEDA suscita UNA PERSEVERANCIA MUY DISTINGUIDA : » AD MAGNA GAUDIA PERUENIRI NON POTEST, NISI PER MAGNOS LABORES » ( No se pueden alcanzar grandes satisfacciones si no es a través de grandes sufrimientos)
    Desde la entrañable ADMIRACIÓN la ENTUSIASTA FELICITACIÖN.
    A la orden de V.I
    A la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVA EL GABINETE DE PSICOLOGÍA MILITAR
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 6 personas

  2. Atentamente y con el debido respeto

    Libertad mal comprendida PORQUE FUE MAL INCULCADA
    —————————————————————————————-
    Libertad mal entendida,
    porque ha sido malversada
    por el poder fratricida
    que en vez de cantos de vida
    la mantienen secuestrada.

    En las estancias sombrías
    que manejan las tempestades
    los que el derecho extravían
    por la ambición que les guía
    presumiendo de criminales.

    Para ejercer la libertad
    en provecho del conjunto
    hace falta esa sensibilidad
    que emana de la dignidad
    en los pensamientos justos

    Libertad que se complica
    ante las perversidades
    de la “autoridad” que predica
    donde mismo despotrican
    tergiversando los ideales.

    Que bien les vino la peste,
    el volcán. Y. Otras desgracias
    a toda esta mala gente
    que nos arruga la frente
    bailando en su democracia.

    Libertad MAL difundida,
    Y. Manejada con enredos
    por estos liberticidas
    que echando sal en la herida
    nos tratan como borregos.

    España día 30 de noviembre de 2021

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 6 personas

  3. Buenos días, don Pedro, y todos; libre albedrio no equivale a omnipotencia, pero aún así si adjetivizamos mucho la palabra Libertad, esta acaba perdiendo todo su sentido. Libertad tiene mucho de aceptación por elección, libre e informada, y muy poco de resignación o rendición ante el Estado, un navajero, el Jefe de la Secta,la Voluntad de Dios, u otra limitación por Fuerza Mayor; pero si ejercemos nuestro derecho de NO aceptar estas restricciones como JUSTAS, seguimos siendo libres y a la espera… .

    Le gusta a 6 personas

  4. Una dictadura perfecta tendrá la apariencia de una democracia pero será básicamente una prisión sin muros, en la que los presos no siquiera pensarán en intentar escapar. Será esencialmente un sistema de esclavitud, en el que gracias al consumo y al entrenimiento los esclavos amarán su servidumbre.
    Hacia ese destino vamos, habrá que evitarlo. ¿Cómo?

    Saludos a todos.

    Le gusta a 4 personas

  5. Con permiso de Vuecencia, mi General. Una lección magistral, Don Pedro Motas, con su permiso y el de Vuecencia lo reenvío a mis camaradas y amigos. ! Arriba España y viva La Legión !. Julio de Felipe Jimeno.

    Le gusta a 4 personas

  6. Buenas noches D. Pedro y a todos; en principio, yo soy de la opinión de que Libertad y Justicia son dos utopías, pero siguiendo el razonamiento de D. Félix Fernández de Castro, con el que estoy en total acuerdo, si no aceptamos de hecho o de pensamiento (todo depende de nuestras posibilidades) lo que nos ocurra, supongo que seguiremos siendo libres, aunque no podamos ejercer nuestra libertad. Y por eso digo que son utopías, porque en realidad nadie puede ejercerla total y completamente.

    Le gusta a 4 personas

  7. A las órdenes de V. E., mi General.

    Admirado Don Pedro, la paradoja es que no exista una legislación, y si existe nadie la cumple ni la hace cumplir desde el poder, que blinde el sistema y las reglas del juego que el pueblo se dió y aprobó mayoritariamente en un referendum. No podemos estar cambiando cada pocos años porque al poder de turno no le guste y quiera imponernos otra cosa. Hay conceptos, como la unidad territorial y política de la nación que no se pueden violentar ni someter a debate, porque no admiten discusión.

    Y el problema es que la izquierda, siempre extrema y mesiánica, parece estar convencida de que cuando ellos llegan al poder, pueden violar la ley impunemente y utilizar la libertad acordada para todos, sólo en beneficio propio y para quitarle su parte a los demás.

    Si no se les paran los pies, llegará un momento en que a base de decretos que nadie impugna al no existir una oposición que sepa y quiera cumplir con su misión, que no es otra que controlar al gobierno sin permitirle ni un abuso sin denunciar con valentía cada atentado a la ley, serán ellos quienes se habrán blindado y perpetuado en el poder. Y nos dirán que todo ha sido «consensuado democráticamente». Habría que recordar lo que ellos entienden por democracia y cómo la aplican.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 3 personas

  8. Queridos amigos: hoy, por tener a mis nietos en casa y querer cenar con ellos y disfrutarlos antes de que se acuesten, me despido de la jornada; no sin antes agradeceros los «me gusta» y las aportaciones valiosas a mi humilde artículo.

    Como todos los artículos del Blog los pongo también en Twitter, Facebook y Linkedin, el de hoy ha sido comentado en esos medios y he elegido uno de ellos para ponerlo aquí, así veréis que es variado lo que se opina al respecto: «No somos borregos, los borregos son la oposición, los políticos que se venden por un sillón, aprobando leyes inocuas, que nos atan de pies y manos. Somos un pueblo demócrata dominado por tiranos».

    Y como no se cuando volveré a publicar el siguiente artículo, quiero dedicaros mi felicitación de Navidad con la siguiente composición que he preparado para vosotros, uniendo al dibujo un poema sobre la libertad, con afecto a los compañeros y amigos blogueros… camino de los seis millones.

    Un fuerte y afectuoso abrazo a todos con mi siempre ¡¡¡ VIVA ESPAÑA !!! y ¡¡¡ VIVA LA LEGIÓN !!!
    Pedro Motas
    Veterano de España

    Le gusta a 2 personas

  9. Buenas noches, D. Pedro Motas:

    Muy buen articulo, y que leeré mas veces. Es verdad que la libertad es una conquista diaria, y que tambien nos la estan mermando poco a poco en los resultados.
    Muy buenos los comentarios, saludos a todos.

    Un saludo con afecto y gratitud. D. Pedro Motas.

    Josefa del P.S. López del Moral Beltrán

    Le gusta a 4 personas

  10. Mi respetado y muy ADMIRADO D.PEDRO MOTAS
    Inmensa gratitud por tan BONITA FELICITACIÓN NAVIDEÑA. Reciba también todo el afecto y EL MAS ALTO RECONOCIMIENTO desde LA LEALTAD PATRIA.
    SIEMPRE A LA ORDEN DE V:I
    A la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVAN LOS VETERANOS DE ESPAÑA
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 3 personas

  11. Mi General : Magnífico artículo el de hoy, Pedro Motas lo borda. Lo he leído varías veces y necesitaría más días para intentar asimilarlo.
    Creo que La Libertad, es lo único que nos queda, sin ella no seríamos nada.
    Me atrevería a decir, que en España es lo que nos falta, y nuestra lucha es poder recuperarla.
    Sin Libertad no hay, ni se desea, otra cosa. Cuando se decía, y se dice “ Viva La Libertad “, es que sin ella no merece la pena vivir. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 3 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s