DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS 2015 (MI TENIENTE, CON USTED HASTA LA MUERTE) (TENIENTE CORONEL JOSÉ LUIS MONTERDE MALDONADO)

banner2015«El primer héroe de la Legión en Bosnia», «héroe de la ONU».

Así se referían los medios de comunicación y los representantes civiles de la Organización de Naciones Unidas al hablar de la actuación de un joven Teniente de la Legión española en Bosnia-Herzegovina. Era José Luis Monterde Maldonado, encuadrado en la Agrupación Táctica «Canarias» del Ejército español.

Abril de1993. Se trasladaban de Jablanica a Konjik, 5 BMR,s. con 35 legionarios y paracaidistas, al mando del Teniente Monterde, cuando repentinamente se encontraron rodeados por un grupo de hombres, mujeres y niños, todos bosnios, procedentes de una aldea que la noche anterior había sido arrasada por milicianos musulmanes.

Estos exigían al oficial español, con violenta y agresiva actitud, la entrega de todos.

La radio, los contactos, las órdenes que no son claras… la decisión. Es la hora de la verdad. Momento decisivo donde te juegas la vida, la tuya no importa, pero sí la de aquella gente.

El Teniente no vaciló, cumplió su deber no permitiendo la más mínima agresión contra aquellos indefensos que huían. Ninguna orden por encima del honor. Lo hizo con autoridad en una situación de inferioridad numérica, de medios, y enorme tensión.

Todo podía haber terminado en tragedia. La superioridad moral y la convicción que da una postura firme y decidida salvó la situación. El Teniente Monterde cumplió su deber con lo que salvó la vida a aquellos inocentes.

Hay muchos relatos de esta acción pero nunca ha sido contada por el protagonista. Hoy es Teniente Coronel Jefe de Planes y Operaciones en NATO RAPID DEPLOYABLE CORPS GREECE.

Por primera vez cuenta como vivió aquel momento decisivo y lo que piensa y siente después de tantos años.

Es un honor para nosotros que sea en este blog de viejos soldados donde lo cuente. Ahí está su experiencia, su vocación, su espíritu de soldado y de legionario.

¡Ojalá!, lleguen sus palabras a los jóvenes que se preparan para ser oficiales, suboficiales, soldados o marineros. Primera y más principal leción: decidir en situaciones de riesgo, en soledad. Eso es mandar.

Gracias mi Teniente Coronel por tu relato y por habernos concedido el privilegio de tus palabras. Nada mejor para celebrar: EL DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS ESPAÑOLAS

Que se conozca a nuestro soldados.

General de División (R) Rafael Dávila Álvarez

1432059122190«MI TENIENTE QUE SEPA QUE ESTAMOS CON USTED HASTA LA MUERTE»

El General Dávila me pide que escriba unas líneas sobre un suceso que ocurrió hace mas de veinte años en una lejana carretera entre Jablanica y Sarajevo en Bosnia-Herzegovina. Es curioso que no pueda decir cuantos artículos he leído sobre el tema, pero si puedo decir que esta será la primera vez que yo personalmente escriba unas líneas sobre ello.

descargaCreo que siempre se recuerda mas la ultima misión en el exterior. Probablemente por estar de actualidad y con toda seguridad por ser sus recuerdos mas vivos. No obstante a lo largo de estos mas de veinte años, creo que no ha pasado ni un solo mes sin que las imágenes de ese día en esa mi primera misión vuelvan a mi memoria una y otra vez. Bien por que alguien a propósito me lo haga recordar, bien por que una imagen o un nombre en un simple escrito reviva esos borrosos recuerdos y los haga parecer tan nítidos que parece que ocurrieron solo hace unas horas.301307_476247122408350_781884793_n

Pienso que nuestro Ejercito es con toda probabilidad una de las instituciones mas flexibles y con mayor capacidad de adaptación que existen. Muchas cosas han cambiado en estos años: reorganizaciones, adaptaciones, profesionalización, misiones en el exterior…. A nuestro primer despliegue en el Kurdistán sucedió Bosnia, Kosovo, Iraq, Afganistán, Somalia, Mali o República Centroafricana. Los Tenientes de las misiones de Bosnia de ayer son los Teniente Coroneles en las misiones de Afganistán de hoy. Mas viejos y mas experimentados y también en algunos casos algo distintos. No obstante en muchos aspectos cuando echo la vista atrás, pienso que nada ha cambiado y que sigo siendo el mismo Teniente que una mañana de abril de 1993 salía de misión con una sección de legionarios reforzada con paracaidistas: siempre tendré una misión que cumplir junto con personal y medios para ejecutarla. Con respecto a estos últimos, recuerdo que decían nuestros profesores de la Academia de Infantería de Toledo “Los medios son lo que son, están para lo que están y son suficientes”. En aquella época no era consciente de la naturaleza y relevancia de esas palabras, al igual que otras contenidas en nuestra doctrina y en los viejos reglamentos de infantería: abnegación, perseverancia, iniciativa y espíritu de sacrificio. Hoy sin embargo soy mucho más consciente de su importancia.

fotonoticia_20150225182040_644Aprendemos a ser líderes. Líderes encuadrados con otros líderes, Secciones en Compañías, Compañías en Batallones. A pensar y planear con un mismo método. Aplicamos técnicas y procedimientos que nuestras Academias nos enseñaron. Pero hoy, al igual que aquel lejano 1993, es muy probable que estemos solos. A esa soledad en los momentos difíciles, se añadirán miedo, inseguridad, incertidumbre, dudas y el peso de la responsabilidad de mandar. Estos son algunos de los sentimientos y sensaciones que embargan a cualquier Jefe en acción y con toda seguridad a nuestros jóvenes Oficiales y Suboficiales. Esos con toda rotundidad son los que yo tuve durante gran parte de ese largo día de abril: detenido por una multitud de asustados civiles croatas pidiendo protección y a su vez rodeados por fuerzas musulmanas que nos exigían entregar a los civiles croatas sin condiciones. Pero es el sobreponerse a esos sentimientos lo que marcará la diferencia entre el éxito y el fracaso e incluso entre la vida y la muerte; tanto la de uno mismo como la de nuestros subordinados. Para sobreponernos debemos confiar en nosotros mismos y confiar en nuestros conocimientos. Sabemos mucho mas de lo que creemos saber y estos conocimientos aflorarán en el momento necesario.

Hoy mas viejo y con un poco mas de experiencia que en aquellos días, pienso mas que nunca que es en el liderazgo de los jóvenes Oficiales y Suboficiales en el que debemos confiar y el que debemos fomentar y alentar. Hoy al igual que en aquel año 1993, saldrán por la puerta de un lejano destacamento y estarán solos con su misión, sus medios y su gente. Deberemos confiar entonces en su amor a la responsabilidad, en su capacidad de decisión y también en sus conocimientos. 10287327_619171151497970_1376688141_nQue los métodos y procedimientos aprendidos en las largas jornadas de instrucción en Academias y Unidades, aplicados con sentido común y serenidad, les ayudaran a adoptar las decisiones mas convenientes aun en soledad. Deberemos confiar en su profesionalidad y buen hacer y darles la flexibilidad y libertad de acción que para nosotros pedimos a nuestros superiores. Muchas veces un líder no lo es solo por el empleo que ostenta o por la edad que tiene, lo es por que reúne un conjunto de cualidades que harán que sus hombres lo sigan sin condiciones Que como me dijo uno de mis viejos Cabos legionarios cuando otro día y en otra situación difícil nos vimos en las ultimas: “mi Teniente que sepa que estamos con usted hasta la muerte”.

3091268_640pxHoy, a pesar de todo lo que ocurrió, agradezco a Dios haber pasado por esa experiencia. Agradezco enormemente haber tenido los subordinados que tuve. Agradezco las enseñanzas que extraje de ella, que me ayudaron en gran medida a aprender el oficio de soldado y me ayudaron a afrontar otras situaciones difíciles tanto en mi vida personal como en la profesional. Por que son las situaciones difíciles las que nos ponen realmente a prueba y las que nos deben hacer superarnos como militares y como personas.

TCol. Jose Luis Monterde Maldonado

“¡VAMOS A RESCATARLE COMO SEA!”

Edción impresa de El País (12 mayo1993)

http://elpais.com/diario/1993/05/12/internacional/737157617_850215.html

“EL PRIMER HÉROE DE LA LEGIÓN EN BOSNIA”

Edición impresa de El país (28 abril 1993)

http://elpais.com/diario/1993/04/28/ultima/735948001_850215.html

14 pensamientos en “DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS 2015 (MI TENIENTE, CON USTED HASTA LA MUERTE) (TENIENTE CORONEL JOSÉ LUIS MONTERDE MALDONADO)

  1. Gran artículo y gran actuación del joven teniente legionario, hoy teniente coronel, que sincera y humildemente reconoce: “…A esa soledad en los momentos difíciles, se añadirán miedo, inseguridad, incertidumbre, dudas y el peso de la responsabilidad de mandar…”

    Y yo creo que el antídoto del miedo es descubrir quienes somos realmente, qué necesitamos y qué deseamos. Cuando conectamos con nuestra naturaleza , con nuestro “yo real”, desde una posición honesta y sincera, generamos la posibilidad de actuar desde una posición auténtica y caminar hacia aquellas metas que contribuyan a nuestra felicidad y a la de los demás. Los miedos que no gestionamos nos persiguen a lo largo de nuestra vida porque no desaparecen, pero si los vencemos salimos fortalecidos. Por ello pienso que el joven teniente, gestionó sus emociones y actuó con su “yo real” desde una posición honesta y sincera.

    Miedo, regente soberano,
    que a ricos e indigentes
    igual trata.

    Miedo, temor de los humanos,
    fantasma de presencia
    siempre ingrata.

    Miedo que existe si te asustas,
    miedo que huye si lo espantas,
    miedo que crece si eres débil
    miedo que muere si lo abrazas.

    Qué cosa grande es el miedo,
    que no precisa de lanzas,
    para vencer a los hombres,
    con pocas armas le basta.

    Por otro lado, el “sentido común” es uno de los sentidos más valorados, sin embargo es el menos común de los sentidos, tal vez porque no ha sido trabajado nunca y es esencial desarrollarlo para liderar mejor, tomar decisiones más acertadas, resolver conflictos, etc. El concepto se compone de dos palabras: “sentido”, que da la idea de percepción como capacidad de captar la realidad, y “común”, que incluye a un conjunto de personas que tienen la misma visión o dan la misma orientación a las situaciones. Por eso mismo creo que el autor del artículo también lo hizo con el “sentido común” fruto del autodominio, la sensatez y los valores humanos y militares.

    Sobre el liderazgo, en anterior artículo expuse mi humilde opinión al efecto, como bien sabe mi querido General Dávila, pero en esta ocasión quiero destacar lo que muy acertadamente dice el autor del artículo en su experiencia personal: “Aprendemos a ser líderes…”, y la respuesta positiva a ello es: “mi Teniente que sepa que estamos con usted hasta la muerte”.
    Y destaco: “…Porque son las situaciones difíciles las que nos ponen realmente a prueba y las que nos deben hacer superarnos como militares y como personas.”

    Y desde estas líneas, en este magnífico Blog, quiero felicitar a nuestro joven teniente, hoy teniente coronel, por su noble, admirable y firme decisión, digna de un Caballero Legionario.

    Y a mi Querido General Dávila felicitarle, una vez más, por los interesantes y acertados artículos de honorables personajes.

    Y, como siempre, un emotivo y fuerte abrazo legionario.
    Pedro Motas

    Me gusta

  2. Buenas noches, General Dávila y TCol. Monterde. Este artículo, junto a lo expuesto en los enlaces (en uno de los cuales se menciona al habitual en este blog, el Coronel D. Enrique Alonso), señala todo el conjunto de valores que encarna la mejor de las tradiciones del Ejército español. Es el honor, el compañerismo, la defensa del débil, el ímpetu modulado por la sabiduría y la disciplina… todo; el General Dávila acertó plenamente en su “encargo” haciéndolo coincidir con la ocasión de la celebración del Día de las Fuerzas Armadas, creo que sabía que esta historia condensaba la naturaleza y el carácter de nuestras FAS, mucho mejor que cualquier desfile. Desde los sillones, es fácil imaginarse comportamientos correctos en situaciones difíciles que uno haya elegido, entre las reales o imaginadas, pero en la milicia se aprende a actuar de la forma correcta ante gravísimas circunstancias que uno no ha elegido, ni en forma ni en tiempo. Pues a través de este acto que se relata, TCol. Monterde, no sólo se nos habla de sus virtudes individuales, que están demostradas y por las que se merece, además de nuestro reconocimiento, la confianza absoluta de sus subordinados, sino también de la magnífica preparación que realizan nuestras Academias entre los futuros mandos de nuestras FAS. No sólo podemos estar orgullosos con usted, TCol. Monterde sino también, a través de usted, como a través de otros de los que tenemos constancia de su acción ejemplar, podemos estar orgullosos de nuestras FAS (y, por ello, de nosotros mismos, como españoles), crisol de lo mejor de las tradiciones españolas, de las que ha dado sobrada muestra su gesta. Quiero acabar con la misma demanda que la establecida por el General Dávila al final de su presentación: “Que se conozca a nuestros soldados”; eso, que se sepa.
    Feliz Día de las Fuerzas Armadas. Reciban un cordial saludo.

    Me gusta

  3. He de reconocer que me resulta imposible ser imparcial si he de escribir o hablar de aquellos oficiales, suboficiales, legionarios, soldados y paracaidistas que sirvieron en Bosnia encuadrados en la AGT. “CANARIAS”. Desde el primer momento supe que el éxito de la tarea o misión que allí se nos encomendó descansaba inevitablemente en ellos muy por encima de cualquier otra circunstancia.
    Las situaciones en que ellos se encontraron habitualmente en el desarrollo de sus cometidos, es muy difícil e imposible de imaginar, desde la lógica de los procedimientos castrenses y el ordenado estudio de los factores de la decisión, asuntos estos para lo que estaban y están formados los soldados en general haciéndoles capaces de tomar decisiones coherentes, en escaso tiempo, bajo un alto estrés y gran incertidumbre. Para ello estaban preparados. No para lo que allí encontraron.
    Toda orden de operaciones empieza por un apartado fundamental: “la finalidad última que pretende la unidad superior”. Esa finalidad permite a quien ejecuta, la iniciativa imprescindible para actuar cuando la misión queda obsoleta; cuando la acción del enemigo hace mutar la situación inicial; cuando se pierde el contacto o se produce una situación de aislamiento y descoordinación momentánea. En Bosnia esa finalidad era etérea. Allí se empeñaban las pequeñas Unidades en tareas y misiones simultaneas y variopintas, inconexas una de otras y constreñidas por las ROES (normas de enfrentamiento). La iniciativa ante cualquier circunstancia inopinada era prácticamente nula en ese ámbito, pues solo cabía informar y esperar la decisión que generalmente se producía en el más alto nivel político/ operativo del teatro de operaciones.
    Monterde esa mañana tenía una misión clara y univoca. Trasladarse con su Sección al norte de Konjik para escoltar un convoy francés o canadiense (no recuerdo en este momento su nacionalidad), que se dirigía a Split (Croacia) y que lógicamente tenía que atravesar la zona de la AGT CANARIAS siguiendo la ruta del rio Neretva cuya seguridad era nuestra responsabilidad.
    Al amanecer inició su movimiento desde Jablanica para ejecutar su cometido a la hora prevista. Surgió la incidencia. Nada que ver con la misión asignada. Esa finalidad etérea que he mencionado le obligó a echar un órdago sin cartas. Treinta y cinco hombres contra un batallón de muyahidines excitado y con ansias asesinas. Hubo de esperar en una muy tensa situación, pues la disciplina de aquellos contendientes era, si no inexistente, desde luego de gran tibieza incluso ante las propias autoridades musulmanas bosnias. Valió el temple y la decisión de los 35 héroes españoles. Cada uno con su mochila de responsabilidad, desde el teniente Monterde, hasta el más moderno de aquellos legionarios. El prestigio de España, de su Ejército y de la Legión, laureados por el espíritu de unidad cuyo cimiento es el ascendiente entre compañeros y mandos inmediatos ¡Allí brillo!
    Hubo muchas circunstancias en las que esos jóvenes oficiales, suboficiales y clases vivieron con enorme dignidad situaciones inimaginables de altísimo estrés y absoluta incertidumbre ante quien actuaba como enemigo, sin que ellos pudieran tomarlos como tales. Bosnia esta regada con la sangre de muchos de ellos. Los españoles de bien no pueden olvidarlos. Hoy 6 de junio las Fuerzas Armadas abren sus puertas a todos. Recordémoslos con agradecimiento pues su entrega es cimiento del prestigio de España.
    ¡Viva España!

    Me gusta

  4. Gracias Enrique. Tu lección se une a la de Monterde y espero que la pregonen en las Academias Militares y Centros de Formación. Vuestras palabras son milicia… Otras cosas que ahora quieren vender son zarandajas.
    Gracias Enrique y Feliz Día de las Fuerzas Armadas.

    Me gusta

  5. A la orden de Vu Ecencia mi General, tras ver el desfile de las fuerzas armadas, se a hechado de menos a la LEGIÓN, un fuerte abrazo legionario, y a la orden de Vu Ecencia.

    Me gusta

  6. ¡Qué difícil es encontrar un ápice de honor en nuestra España actual!, salvo en nuestras Fuerzas Armadas. Sólo huelo a nación, a pueblo grande, a libertad bien entendida en los hombres de nuestra institución militar. Libertad y honor, más valiosos que todos los bienes de la tierra y el mar porque nos los da Dios, dice don Miguel de Cervantes, otro soldado español por boca de don Quijote.
    Me disculparán que opine que, esta mañana, al ver la representación tan escasa de nuestras fuerzas militares en el desfile de celebración de esta mañana, haya sentido que algo me quemaba en el pecho. Pero como siempre, me he llenado de orgullo y he pensado que no tenía derecho a sentirme así.
    Un abrazo soldados de España. Siempre con vosotros.

    Me gusta

  7. Mi querido General, entro nuevamente en su Blog para compartir un correo que no tiene desperdicio.

    Desfile del Día de las FAS, presidido por SS. MM. que han sido recibidas por el Ministro de Defensa, acompañado por el Ministro del Interior.
    ¿No le ha recibido el Presidente del Gobierno? No estaba.
    ¿Y la Vicepresidenta? No estaba.
    ¿Y el resto de Ministros? No estaban.
    No estaba la Delegada del Gobierno de Madrid, ni ninguno de los Presidentes Autonómicos, ni… Ahora, por favor, lea la siguiente carta de un soldado.

    Estimados señores políticos:

    Soy un soldado español que todos los años desfila, si no con mi presencia si con mi corazón, en este día de nuestra Fiesta Nacional. Este año como no podía ser menos y a pesar de los recortes (desfilar con el corazón es gratis), también he desfilado por el paseo de la Castellana, feliz por estar arropado por mis conciudadanos, pero al llegar a la tribuna de autoridades y volver mi vista a la derecha he visto apenado muchos huecos entre los presidentes autonómicos, diputados, senadores, sin distinción de partidos políticos…y no solo apenado, señores, si no también ofendido, y me imagino que querrán saber por qué.

    Porque son ustedes los que me llaman cuando arde el monte, cuando una riada causa estragos o cualquier otra desgracia en la que sea necesaria mi presencia y mis conocimientos.

    Porque son ustedes los que con el solo gesto de pulsar un botón en el parlamento deciden que vaya a jugarme la vida en Afganistán, Kosovo o el Líbano… y algunos de nosotros la pierden.

    Porque son ustedes los que esperan que en caso de necesidad (ojalá no la haya nunca), yo esté preparado para darlo todo en defensa de mi país y mis conciudadanos, incluso la vida.

    ¿Les parecen a ustedes suficientes motivos?. Algunos de ustedes han alegado problemas de agenda, otros que esta no era su fiesta….pero cuando ustedes me llaman yo no miro mi agenda ni si para mí es fiesta o no; simplemente voy.

    Ustedes me piden a mi la vida si fuese necesario, a cambio de un sueldo irrisorio para lo que se espera de mí, y yo en cambio solo les pido una hora de su tiempo al año para que demuestren respeto y reconocimiento por mi labor… Es una pena que ustedes, que dicen representar al pueblo, no estén a la altura de este pueblo que sí sabe reconocer y agradecer mi esfuerzo. Pero estén ustedes tranquilos, que cuando por desgracia me llamen para solucionar cualquier estrago, o para que vaya a un país extranjero a ponerme delante de balas que no son mías, allí estaré, no por ustedes, si no por mis conciudadanos.

    Hoy era mi fiesta y ustedes no han estado allí; así que con el debido respeto…¡¡¡que les zurzan!!! Por cierto, hemos recortado un 65% el gasto del desfile de la Fiesta Nacional, en atención a la grave situación que atravesamos. Aplíquense ustedes el cuento y… ¡ya va siendo hora de que hagan lo propio! ¡Que recortarles a los demás no tiene ningún mérito!

    ¡¡A ver si hay algún político valiente, que sea capaz de contestar a este soldado!!

    ¡¡¡ Yo si !!!

    Y, como siempre, un fuerte abrazo legionario.
    Pedro Motas

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .