FERIA DEL LIBRO 2022. Rafael Dávila Álvarez

El Retiro está de fiesta con y para el libro. No sé el número de personas que por allí pasarán, pero es una enorme alegría ver que los libros congregan a tanta gente. Claro que para algunos, entre los que me incluyo, el deporte del libro requiere soledad y por tanto silencio, y sobre todo no verte con el paso cortado por largas colas de lectores en busca de la firma del escritor. Algo que tampoco me gusta por la sencilla razón que tengo infinidad de libros de segunda mano comprados por aquí y por allá con dedicatorias del autor a desconocidos nombres, seguro que también para el escritor, lo que me produce una enorme tristeza. Un libro abandonado siempre lo produce, pero más si está dedicado. La imaginación escribe su historia con cierta melancolía.

Feria del Libro. Tengo que encontrar uno del que me ha hablado un amigo. Me cuenta que ya ni recuerda las veces que lo ha leído. Aún no lo ha terminado. A pesar de haber llegado siempre al final sigue encima de su mesa y cada vez que lo abre para volver sobre él piensa que no es el mismo que había leído. Lo relee una y mil veces y nunca es el mismo. Nada. El mismo libro, pero distinto. Como si no lo hubiese jamás leído. Me lo recomienda, pero no me dice de lo que trata y además me confiesa que todo esto me lo cuenta por la amistad que tenemos, y que prefiere no darme muchas explicaciones. Es más, me dice que si algún día se encuentra con su autor, que no cree porque no va a la Feria del Libro, ni nada, le preguntaría:

-¿Es usted el que ha escrito el libro? Y seguro que él contestaría:

-¿Cuál de ellos?, porque he escrito muchos.

O puede que no me preguntase nada y sonriese. Sabe su limitación: escribirlos. Luego llegan a manos de los otros y ya son libros distintos. Ha escrito muchos libros, pero todos son un libro. No puedo decirles su nombre porque sé que no me van a hacer caso así que dejo a su inteligencia y perspicacia adivinarlo.

Mi amigo termina diciéndome que tiene el propósito de dejar una temporada su lectura a ver si así, cuando vuelva a hacerlo, sigue siendo otro libro. El caso es que él recuerda que una vez oyó a alguien decir que <<el libro que no soporta dos lecturas no merece ninguna>>, pero nunca oyó decir que un libro era todos los libros porque cada vez que lo leías era un libro distinto.

Al final nos hemos acordado de un nombre muy difícil y que es raro hacerlo: Terentianius Maurus. Decía Pro captu lectoris habent sua fata libelli, que significa algo parecido a que <<según la capacidad del lector, los libros tienen su destino>>. Que podría ser eso. El mismo libro, pero nosotros cada vez distintos.

Volveré a la Feria del Libro, aunque no encuentre el destinado para mí; tanta gente me incapacita a toparme con lo que ando buscando. Creo que es algo que nos pasa a casi todos.

Lo que me preocupa es recordar a Dante que parece ser que dejó escrito que no hay saber si no se guarda lo que se ha comprendido.

Dijo don Quijote << que el que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho>>. Mi amigo lleva toda la vida andando. Y leyendo, que es casi lo mismo. Ha hablado con muchos libros y preguntado por las razones de sus acciones y que cada vez le responden cosas distintas.

Será eso el saber que hay que guardar.

Por lo pronto les dejo de portada un recomendable libro La guerra civil en el norte escrito por este humilde general y que les rogaría se acerquen a preguntar por él y si les viene bien léanlo. El siguiente, y el que llegará después, ya están en marcha.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

Desde su atalaya calabresa F. Torres les trae LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega CDLXXXIII

No habría suficiente pasta de celulosa en la cuenca del Amazonas para que quedara inscrito en papel el infinito número de ”paracaidistas”  (virtuales) que de una manera u otra han ido aterrizando en ayuntamientos, asambleas, parlamentos, hemiciclos y demás elementos de carácter representativo; políticos de más o menos pelo han, o le han, decidido que ésta sería una buena opción para el partido y un beneficio para sus resultados electorales. 

No tengo ni ganas ni tiempo para comprobar cuántos de tantos cargos electos cobran dietas, precisamente por eso: por no ser residentes en la misma ciudad donde se encuentra el órgano donde tan ricamente asientan sus ilustrísimas posaderas. Pues bien, ahora el granadino ayuntamiento de Salobreña, desdiciéndose de una decisión tomada con arreglo a derecho y porque, más o menos,” a su alcaldesa, socialista,  le han contado que Dª Macarena no tiene ninguna intención de vivir en tan encantadora villa” ha dado orden a los servicios del consistorio para anular la citada decisión.

O sea que un alcalde, o un jefe sociata, puede entrar y entra en las intenciones de las personas y decide sobre sus más recónditos pensamientos y deseos y para “comprobar” sus elucubraciones no tiene el menor reparo en ordenar la actuación de la fuerza a su cargo: la sufrida policía municipal, en este caso.  Eso de entrar en el pensamiento del “futuro” delincuente ya pasaba en Matrix, pero aquello era una película de ciencia ficción. Ahora

al suceso se llama prevaricación. A la hora en que escribo estas líneas se está pendiente de la resolución de la Junta Electoral. Confiemos en la rápida, comparativa,  justa y equitativa actuación de la Justicia. De momento la Policía Municipal que fue mandada para “investigar” si Macarena vive en Salobreña (otra cosa es que lo hiciera en Senegal) se ha descolgado con un manifiesto: “a mí, que me registren”, dice más o menos. Y esperemos, también, que la presunta prevaricadora -actuar a sabiendas que lo hace en falso- obtenga su clarísimo merecido.

Dados los sondeos -los que siempre benefician a los unos y perjudican a los otros- el rojerío rampante haya sacado por la “baterías” ( un abrazo, artilleros) toda su artillería pesada y la otra sabiendo de la importancia del fuego en eficacia, sin olvidar la logística; en ellos que han cuidado hasta los mínimos detalles para el apoyo, supervivencia y solaz de la tropa, tanto en sus aspectos tácticos como fisiológicos no es raro que se den estas ofensivas artilleras de fuego burdo y pesado por un lado. Y de otro, previendo el relajamiento extensivo de esfínteres ante lo que se les  viene encima, atiendan con dedicación y entusiasmo  al óptimo funcionamiento de  funciones logísticas menos glamurosas pero perentoriamente imprescindibles; por el buen nombre, salubridad y fragancia de personal e instalaciones: pero, aún así, ni del Elefante quedan ya rollos en los estantes de los súper granadinos.

 

Don Eufemio, may. 22

ooo000ooo

 

Desde su atalaya calabresa F. Torres les trae

LAS COSAS DE DON EUFEMIO

EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ

Entrega CDLXXXIV

Aunque uno, ya el arroz pasado, haga todo lo posible por comprender todas las sensiblidades, estar al loro, “vivir la vida”, “no bajarse del carro” y estar al corriente de las distintas tendencias, entiende con las más absoluta sinceridad que ella, en su juventud y lozanía; por ella, cuyas sus huellas del tiempo no le han plateado sien alguna, por medio el pelucas de la esquina; que a ella -cierto, ya los tenía todos – que no ha ganado un gramo de peso siempre en el candelero, no le atraigan esas carcas apariencias raciales y españolistas, esos modelados cuerpos martirizados por adminículos que los realzan, con medios y demás avíos que mantienen cada cosa en su sitio y reservan un sitio para cada cosa; los de esas señoras que se acicalan, maquillan  y perfuman para así encontrarse mejor, por ellas y por los demás…

Entiendo, repito, que a  ella, a Dª Cristina, les vayan más los cuerpos posmodernos y fondones; los  de mondongos sueltos, culos en pompa y tetas fuera que se dedican a defecar y fornicar por las esquinas de nuestras calles o a escenificar artísticas realizaciones, perfomances, o lo que sean en las que más  parecen representar las culminantes  apoteosis de un espectáculo porno en el que todos los “artistas” de la obra se desviven por traer a escena lo mejor y más novedoso de su especialidad. La última las han podido ver los conquenses y visitantes en estos días, a las mismas puertas de sus iglesias más representativas y de su  catedral

 Varias personas realiza un perfomance obsceno frente a la Catedral y un iglesia de Cuenca, la policia  HA IDENTIFICADO A UN GRUPO DE SEIS PERSONAS, QUE NO HAN SIDO DETENIDOS NI MULTADOS (sic)

En Sevilla han sido bastante más comedidos: han colocado una no corta batería de urinarios en la misma puerta de El Salvador, lugar emblemático de Sevillla; después el alivio fisiológico, más dentro que fuera (¿?) de miles de persona durante la madrugada precedente. ¡Cómo para ir a Misa 12; o degustar la suprema ensaladilla rusa del bar anejo a la Iglesia!, justo al otro lado de las higiénicas (¿?) cabinas.

Pues estas personas y estas cosas son la que, parece,  privan y representan a Dª Almeida; pero,”claro”!, la gente joven: ¡Ya se sabe!

De la prensa de mayo de 202

VI A CHANEL Y ME ALEGRÉ DE QUE ESTUVIERA AHÍ, PERO LA VERDAD ES QUE YO NO ME SENTÍ REPRESENTADA COMO ESPAÑOLA POR ESE BALLET”

Don Eufemio, may 22.

(Continuará Dm; y si nos dejan)

ooo000ooo

 

 

 

 

 

 

EL REY DE ESPAÑA FILIADO COMO SOLDADO General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

El Príncipe de Asturias se incorpora a formación como soldado, acompañado del Ayudante del Rey, coronel don Manuel Dávila Jalón.

El 28 de mayo de 1977 (hace 45 años) se celebró en Madrid un acto de especial significado que no puede pasar desapercibido. Un niño de nueve años, Felipe, Príncipe de Asturias, vestía por primera el uniforme de soldado español. Don Felipe se filiaba como soldado en el Regimiento Inmemorial del Rey nº 1. No era un juego de soldaditos ni el capricho de un niño. Era un acto regio, profundamente arraigado en la tradición de la monarquía española, por el que el heredero de la Corona, el futuro Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, filiaba en las filas del Ejército español. Lo hacía como soldado. Un acto de cariño y reconocimiento del Rey a las Fuerzas Armadas, a la tradición, a la historia.  No debemos dejar pasar por alto esta efeméride y con más razón este año que no se celebrará el Día de las Fuerzas Armadas.

El Príncipe de Asturias en formación.

Tradición de la Monarquía española

Los tiempos han cambiado y con ello las costumbres; incluso alguna tradición. Los cambios son consecuentes, normalmente con la evolución, siempre a mejor, pero no debe cambiarse a capricho porque se desprestigia, se minusvalora lo que un día sucedió. Y sucedió que una larga tradición lleva a los Reyes de España a filiar a sus hijos, futuros reyes, como soldados. Los Ejércitos son fiel reflejo de las virtudes y defectos de un pueblo, son del pueblo y para el pueblo; por ello las monarquías españolas siempre se han identificado con pueblo y Ejército. Reyes y príncipes han servido en sus filas junto a ricos y pobres. Desde niños se han aproximado a sus filas.

Alfonso XII se filió en 1862 y Alfonso XIII juró Bandera en 1920 como soldado. Ambos en la 1ª Compañía del 1º Batallón del Regimiento Inmemorial del Rey número 1.

Palabras del Rey en la filiación de su hijo el Príncipe de Asturias

Hace ahora cuarenta y tres años, con voz emocionada, pero firme, decía el Rey Don Juan Carlos I:

Toda la Familia Real acompañó a Don Felipe

‹‹Acaba de sentar plaza como Soldado de Honor, mi hijo el Príncipe de Asturias. Desde hoy, se vincula de por vida, a los Ejércitos de España››.

Sus palabras continuaban dando las razones por las que quería que desde tan temprana edad su hijo formase en sus filas.

Los tiempos cambian. A veces quedan añoranzas del pasado.

¿Por qué, si aquello era bueno? Hace unos años años escribí un artículo cuyo título me lo inspiraron mis nietos. Era el Día de las Fuerzas Armadas.

¡Abuelo, no está la Princesa! Me extrañó que la Princesa de Asturias no asistiese al acto del Día de las Fuerzas Armadas y compartiese con los soldados, de los que un día será Jefe Supremo, ese su día. ¿Estaré yo haciéndolo bien trayendo a mis nietos?

‹‹He querido que desde tan temprana edad forme en sus filas, porque quiero que se identifique con nuestros hombres, que sea un buen soldado, que es tanto como decir, un magnífico español››

La Reina muy atenta y emocionada al ver a su hijo como soldado de honor.

Como no podía ser de otra manera el padre, el Rey, daba consejos a su hijo, el Príncipe de Asturias. Era lo que yo pretendía hacer con mis nietos aquel Día de las Fuerzas Armadas.

‹‹Felipe:

Hoy es día grande para ti. No lo olvides nunca.

También lo es para mí. Mi mayor orgullo es ser el primer soldado de la Nación y darlo todo por la Patria.

Al ver a mi hijo Soldado, pienso en España y pienso en su futuro. En ese futuro en paz, en orden y en progreso.

Que las Fuerzas Armadas, modelo de lealtad y disciplina, sigan formando a nuestros jóvenes y montando la guardia permanente de España. Y que todos y cada uno de nosotros, sepamos cumplir con nuestro deber››.

Con un Viva a España y al Ejército culminaban las palabras de Su Majestad. Hace 45 años. Plenas de actualidad.

Fue un gran día para España, para los Reyes, para el Príncipe de Asturias, para el Ejército.

Hoy recuerdo aquel día. Acompañaba al Príncipe de Asturias, hoy Rey de España y Jefe Supremo de los Ejércitos, en su presentación y en su puesto en formación, mi padre, Coronel Dávila, entonces Ayudante de Campo del Rey. Era un día grande también para él.

Lo sigue siendo para todos. Creo que es justo recordarlo y al hacerlo surgen de manera inevitable los interrogantes.

‹‹Hoy es un día grande para ti. No lo olvides nunca››. Decía el Rey a su hijo hace 45 años.

Sigue siéndolo y por eso lo recordamos junto a las Fuerzas Armadas.

Los tiempos cambian, pero hay cosas que perduran, para uno y para la historia.

Palabras de S.M. el Rey dirigidas a su hijo en su filiación como soldado de Honor

En el homenaje a las Fuerzas Armadas en su día nada como recordar el día de la filiación de nuestro Rey como soldado de España.

General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

Blog: generaldavila.com

DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS 2022: 28 de Mayo HUESCA

1982-2022, CUARENTA AÑOS DE PARTICIPACIÓN ACTIVA EN LA OTAN

Mensaje de la Ministra de Defensa. Día de las Fuerzas Armadas 2022.

En 1978 se estableció El Día de las Fuerzas Armadas que debería coincidir con la festividad de San Fernando y celebrarse cada año con especial énfasis en una Capitanía General. Una parada militar y el homenaje a la Bandera de España serían los actos principales. El año 1987 se extendió la celebración a todo el territorio nacional quedando configurado el Día de las Fuerzas Armadas como una jornada de encuentro y comunicación entre los ciudadanos civiles y militares.

En 1987 se aprobó una ley que establecía el 12 de octubre como “Día de la Fiesta Nacional” con la finalidad de recordar solemnemente momentos de la historia colectiva que forman parte del patrimonio histórico, cultural y social común, asumido como tal por la gran mayoría de los ciudadanos. Fue en 1997 cuando finalmente se ordenó el traslado a este día de los actos más significativos que se venían desarrollando anualmente el Día de las Fuerzas Armadas. El objetivo era dar realce a la conmemoración de la Fiesta Nacional logrando la plena integración de todos los elementos históricos y culturales que conforman la Nación española. Esa es la razón del desfile militar que se celebra el 12 de octubre, que nada tiene que ver con el día de las Fuerzas Armadas. Recordemos que también hay una celebración de gran importancia para los Ejércitos, La Pascua Militar (6 de Enero), donde además de conmemorarse la toma de Menorca en 1782, se realiza un balance del año anterior y se marcan las líneas de acción que se desarrollarán en el que comienza.

Creo que es conveniente esta aclaración porque llega un momento en que se confunden las celebraciones como consecuencia de la afición ministerial a los cambios insustanciales a golpe de decreto. Suele ser que lo que unos ordenan otros lo desordenan y a sí vamos, de cambio en cambio y tiro porque me toca; mejor no entramos en detalles y limitémonos a dejar constancia del poco interés que hay en impulsar la cultura de defensa.

Si analizan la actual situación comprobarán que reina la confusión. El Día de la Fiesta Nacional nunca ha tenido el anunciado sentido histórico y cultural y el Día de las Fuerzas Armadas ha quedado relegado a algo pobre y alejado del respetuoso y brillante homenaje que se merecen los Ejércitos.

La milicia por definición es austeridad y sacrificio y no recordamos en nuestra historia reciente ningún periodo de opulencia en los ejércitos. La vida militar en España es una permanente historia de austeridad y sacrificio, de renuncias.

La situación es preocupante ya que vamos camino de convertir a las Fuerzas Armadas en inútil instrumento incapaz de cumplir la misión que la Nación les asigna. Recurrir a la conocida petición de «hacer más con menos» es una ofensa para los que lo dan todo y en cualquier circunstancia, hasta la vida.

En fin, con el Día de las Fuerzas Armadas se trata de rendir el merecido homenaje que los soldados merecen. También se busca el encuentro y comunicación entre los ciudadanos civiles y militares, aunque a mi juicio esto no es labor de un día sino fruto del conocimiento diario y del mutuo respeto y compenetración, es decir, de una adecuada cultura de defensa enseñada desde la niñez aunque, como ya hemos dicho, aquí no se esté por la labor.

Hay mucho que celebrar. La mal llamada austeridad, la penuria, no debe empañar la celebración, relegando el homenaje a los soldados a una mera declaración de intenciones con una escasa participación o una selectiva participación que en definitiva es lo mismo

Decíamos que hay mucho que celebrar pero también mucho que agradecer a las Fuerzas Armadas. Dentro y fuera de España, a pesar de la poca credibilidad que ofrecemos por los escasos esfuerzos que este Gobierno hace por la misión Constitucional asignada a las Fuerzas Armadas, es decir por la unidad de España. Fuera lo saben y también las escasas garantías que ofrecemos a implantar el presupuesto de Defensa que la OTAN en momentos como este exige.

Si no fuera por nuestros soldados, embajadores del valor y del honor: ¿quién garantizaría la unidad de España? ¿quién izaría nuestra bandera en los más altos pabellones del mundo.

Les recuerdo, a raíz de la celebración en mayo de la Cumbre de la OTAN en Madrid:

«La brújula Estratégica» es el nombre que señala el nuevo rumbo de la OTAN que se estudiará en Madrid, una muestra clara de la necesidad de buscar el norte perdido y enderezar la marcha.

En España llevamos más de diez años sin invertir en Defensa lo que ha creado una situación crítica en las Fuerzas Armadas. La carrera de la modernización será muy larga. Un Gobierno social-comunista no va a iniciarla. Seguiremos con el desarrollo de la gran ONG perdida entre la burocracia y el desprecio político a la Defensa de España y sus amenazas. Las encuestas dan elevados porcentajes de españoles dispuestos a defender Ucrania. No reflejan la misma actitud en defensa de la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional. Es evidente que el enemigo somos nosotros mismos. Ante eso nada que hacer. Que no sea educación.

Las Fuerzas Armadas se merecen un homenaje alejado de la pobreza y de la penuria. Un homenaje que debería empezar en el Congreso de los Diputados (¿Sería mucho pedir que se conceda a las FAS la «Medalla del Congreso» por su aportación a la democracia?) y terminar entre el pueblo español, del que forman parte, al que sirven y del que reciben estímulo y apoyo

Finalizo pidiéndoles algo muy sencillo. El mayor homenaje, la mejor recompensa para nuestros soldados es su presencia. Acudan a cualquiera de los actos y compartan ese día con sus soldados. La Patria, España, se lo agradecerá.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

25 mayo 2022

TRES REYES. TRES ESPAÑAS. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Es el momento oportuno para recordar la figura del Conde de Barcelona, padre del todavía Rey y Abuelo del que pronto lo será. Hoy cobra plena actualidad para la política de Estado lejos del oportunismo y ramplonería de los discursos de partido.

Era el año 1993 cuando Don Juan de Borbón recibía la Medalla de Oro de Pamplona. Se le había acabado la voz pero providencialmente el Príncipe leyó en voz alta sus sentimientos. Todo un símbolo. Pocos lo vieron  y menos entendieron aquél simbolismo. Juntos, un Rey que lo fue en la esperanza, el Rey de España y un Príncipe que iniciaba el camino. Cedió la voz Don Juan y cedió definitivamente el futuro; lo hizo en este caso en su nieto Don Felipe, libre de todas las cargas del pasado. Se cerraba el paréntesis de la historia reciente buscando el definitivo futuro. La monarquía española, la heredada, la instaurada y la esperanzada; tres historias en tres reyes para España, tan distintas que parecían tres Españas.

Don Juan hablaba desde el silencio y, sin voz, la gravedad de su mensaje la podían percibir todos los que quisieran escuchar y entender. Ya no hablaba de España, su devoción, ahora hablaba de la unidad de España, su preocupación.

Nadie le escuchó; los laureles ensordecieron a los consejeros, muy activos en épocas de recolección. Don Juan pudo ver la realidad al evadirse de todos ellos. Conocía muy bien lo que significa estar rodeado de tantos consejeros expertos en malos consejos. Sólo le quedó el mar donde aprendió a leer los horizontes de acontecimientos. Y con él guardó la historia de una España que se le escapaba mientras más la deseaba.

La unidad de España, repetía incansable, por encima de la enfermedad, por encima del silencio, incluso por encima de la imprudente prudencia de algunos.

La transición superada, decían algunos, España navegaba con buen rumbo y velocidad de crucero, pensaban todos. Nadie había visto al sembrador que por las noches esparcía su semilla de cizaña por los campos de cereal. La transición ni siquiera había comenzado a germinar y ya todos auguraban una espléndida cosecha. La unidad de España, repetía Don Juan a punto ya de coronar su historia.

El Rey captó de inmediato el mensaje y consciente de la gravedad de las palabras de su padre repitió incansablemente el mensaje de unidad. He repasado los discursos de Navidad y Pascua Militar desde aquél año noventa y tres; nunca ha dejado de apelar a la unidad de España. Pero sabe el Rey que por mucho que se hable de la unidad, nada se logra si los campos están sembrados de la semilla de la secesión que acabará ahogando a las espigas de la unidad. No era ese el sentir popular, entonces ni ahora, pero una élite político-económica ha logrado jalear a los ácratas que gustan militar en el sindicato de los gorriones donde ellos se alimentan aunque nadie coma. Esta es la otra historia, la de la España reciente.

La transición significaba cambio, el paso a un sistema democrático solidario y de respeto. Para ello, lo primero y fundamental era tener una Ley y respetarla. Y se hizo la Ley pero no el respeto democrático de cumplirla. Razones de carácter visceral, vuelta al revanchismo y al enfrentamiento. Los que deberían ser hombres de Estado han resultado ser agitadores de barrio que juzgan según sus intereses de partido o con la imposición de su minoría sobre el conjunto. Es su democracia. Esta es la historia que ahora se abre.

El futuro Rey es ya presente. La transición de reyes se ha hecho con seriedad y oportunidad. Estamos ante la verdadera y nueva historia de España, ante el futuro de varias generaciones. No hemos vivido una transición como todos creíamos. Hemos vivido una incertidumbre.

La transición empieza ahora…, aunque la incertidumbre no ha desaparecido. Lo avisó Don Juan, lo cultivó el Rey y será la preocupación del Rey Felipe VI, la unidad de España. Historias hay muchas, España una, única e indivisible; sí no, ni hay España ni hay Historia. Ni Rey ni República, no habrá nada de nada.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

ESPAÑA Rafael Dávila Álvarez

Poco a poco se nota, se siente, algo hay en el ambiente que hace esperanzas, y no es la primavera, es España que se mueve después de un letargo largo y tedioso tiempo de estrechuras que la ha llevado al rincón oscuro «del salón en el ángulo oscuro…» y de donde despierta el alma agigantada y ya dispuesta a no dejarse por más tiempo, que quieren matarla y sea olvidada.

No sé lo que hay en el aire y el dictamen, pero ya se ve clarear y alejarse el negro nubarrón que ha devastado varias cosechas de buenos trigos y manzanas.

No es esperanza, refugio de nada, sino palpable realidad que constata la encuesta del tiempo, ese periodo que bascula a uno y otro lado y tan largo llevaba a la izquierda ambulante como si esta fuera su finca alquilada ¿o robada? Cada uno a su sitio y el que nunca lo tuvo el negro horizonte se lo lleve para nunca más volver.

Unos a la cárcel de donde nunca debieron salir, otros a cumplir penitencia, al mentidero o al corral, al juicio eterno, a ese lugar que ya me entienden y conocen.

No hay profetas que me hayan hablado ni datos constatados, hay ese rumor que excita la inteligencia, el de la colmena, que tanto se oye ahora en el mediático autobús o en el tren de cercanías, en las cafeterías de carreteras, en los chiringuitos y chiringos, que se oye en hospitales y en las funerarias que preparan las cajas para los despojos de tanto truhán de temporada.

Se acabó el tiempo de las tropelías y se endereza el tronco torcido que nos restaba nuestra habitual alegría.

Vuelve la España robada, se van los desalmados y mal armados ladrones de futuro y se llevan vacías sus traidoras manos.

Lo sé porque me lo han dicho, y no miente quien habla sensata palabra y juicio, porque conoce las señales de los tiempos, interpreta el vuelo del águila y oye al cuco porque si no viene, o se ha muerto el cuco o el fin del mundo vuelve. Lo sé porque me lo dice el poeta que sabe enlazar y jugar con el juicio sensato, cuando pasea entre ellos tan juiciosos:

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo,
algunas hojas verdes le han salido.

Es España que vuelve, me ha dicho quedo, cuando creía seca el alma de la llorosa espera, de recordar su historia y sus grandes personas, cuando ya no tenía alma que esperar, ni alegría… ¡Vuelve España! Lo sé, lo proclamo y grito, ¡sé que vuelve!

Diez años esperó que el árbol seco

floreciera de nuevo. Diez años

con el hacha aguzada y temblorosa, pero el árbol

sólo exhibía sus desnudos brazos,

la percha de la urraca y de los cuervos.

Cortóle al fin, y, de repente,

vio su corazón verde, borbotón de savia;

un año más, y hubiera florecido.

(José Jiménez Lozano).

No. No esperemos más. La sabia la recorre, está viva.

Sé que España vuelve y despierta de este prolongado letargo.

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

23 mayo 2022

 

DIARIO DE UNA BANDERA. COMANDANTE FRANCO (General de División Rafael Dávila Álvarez)

IMG_20151006_205346Los que amáis a la Legión, os interesáis por ella, o simplemente sentís curiosidad por saber lo que es y quiénes son los legionarios, estáis obligados a leer tres libros. El primero de ellos: ‹‹La Legión››, escrito por su fundador, el Teniente Coronel Millán-Astray. El otro: ‹‹Diario de una Bandera››, escrito por el Comandante Franco, lugarteniente del fundador y, junto a él, creador y ejemplo del espíritu de la Legión.

22536358Hay un tercer libro cuyas letras han quedado escritas con sangre en las ardientes páginas africanas: Valenzuela. El Teniente Coronel Valenzuela, Jefe de la Legión, muere al frente de sus legionarios como quisiera morir cualquier Jefe de la Legión que se pone al frente de sus hombres. Ya está escrita la historia de la Legión, la única: el sacrificio hasta la muerte si necesario fuera. Estos tres libros, escritos con sangre, sobre la tierra y sobre el papel, son las fuentes de la Legión explicada desde la cruda realidad del combate y la tragedia legionaria, historias de guerra y de hombres ante la guerra. Son el manual del soldado, el idioma del combate y el espíritu que renace.

Tendrá que escribirse el libro del Centenario de la Legión, queda ya muy poco. El primer capítulo está ya escrito: Millán-Astray, Valenzuela, Franco.images Son el camino trazado, el ejemplo a seguir, el Credo ordenado cumplir ¡siempre!, hasta morir.

‹‹Diario de una Bandera›› no es la historia de una Bandera de la Legión, la del Comandante Franco. Va más lejos. Es la Legión que trabaja, combate y muere, es la  épica legionaria. En cada uno de sus hechos habla la Legión en romance.

Franco relata los comienzos de los legionarios, cada uno distinto, la mayoría envueltos en el olvido, los honores y la gloria. Ser Caballero no es baladí. Buscan, ni ellos lo saben,  galones o estrellas, aún a costa de la muerte. No todos lo logran, ni una cosa ni la otra. Ser Caballero legionario es un título que no todos pueden conseguir.

‹‹Diario de una Bandera›› está escrito por el Comandante Franco cuando el sentimiento legionario aflora. Es un relato épico del sufrimiento, del compañerismo, del amor a España y a su Bandera ganada con la sangre de los legionarios. Es historia de la Legión.

Octubre de 1920. Riffien, cuartel de legionarios.

Jura de Bandera. Quieren la suya. Teñirla con su sangre. Habrá que esperar.

Legionario, legionario soy

Y  mi niña dice, cuando a verla voy

¡Niño mío!, yo quiero ser la primera

Que se abrace a la Bandera ganada por la Legión.

Soledad, camaradería, algún combate… de boxeo. Aburre y cansa la quietud a estos hombres de guerra.

Trabajo a destajo. Ellos quieren ser infantes. África es escuela, nervio y alma de la Infantería.

¿Quiénes son esos soldados

De tan bonitos sombreros?

Es el Tercio de legionarios

Que llenan sacos terreros

29 de junio de 1921. Primer día de gloria. ¡Al fin!… Buharratz, Muñoz Crespo. Asoman los héroes: Torres Menéndez, Ortiz de Zárate, Arredondo, Monterito, cuarenta legionarios muertos.

Ya se oye ¡La Legión! ¡La Legión!

22 de julio. ¿Qué sucede? Melilla. Le toca a la I Bandera, la de Franco. ¡En socorro de Melilla! El Fondak, a Tetuán. ¿Será posible? ¡Hay que seguir! ¡Hay que seguir! Sordos a la corneta hay que despertar  a los legionarios. Dos noches sin dormir, más de cien kilómetros en día y medio. La más dura marcha de una unidad de infantería, sin apenas descanso, algún sueño breve en la cuneta. La legión empieza a vivir y a sentir su Credo.

¡Melilla! Se entra cantando, La Madelón… No queda nada de la Comandancia General. Gritos de ¡Viva España! ¡Estos son soldados, que negros y qué peludos vienen!, mil comentarios, las emociones más grandes de la vida militar. Para esto se fundó la Legión.

Nador, Monte Arruit… en la guerra hay que sacrificar el corazón ¡esperan tantas posiciones!

Las salidas son casi diarias y el aprovisionamiento de las posiciones requiere la presencia de la columna y librar combate con el enemigo. Como un chorreo van disminuyendo los efectivos de la Legión y Regulares.

El Atalayón, Caseta del Tren, Sidi-Hamed (solo Manolo, el valiente cantinero, visita a diario la posición)…

Los blocaos, el de la Muerte, Mezquita, Dar Amed (el Malo).

Dar Amed desaparece bajo los escombros. Antes, un Cabo y catorce legionarios, voluntarios,  han ido en su auxilio. Saben que van a morir. El legionario Lorenzo Camps, había cobrado días antes la cuota y no había tenido ocasión de gastarla, hace entrega de las 250 pesetas a oficial diciéndole:

  • Mi teniente, como vamos a una muerte segura ¿quiere usted entregarle en mi nombre este dinero a la Cruz Roja?

El cabo que los manda es el legionario Suceso Terreros cuyo nombre figura con letras de oro en el Libro de la Legión.

¡Así mueren los legionarios por España!

¡Casabona! Felicitaciones: ‹‹ Con su indomable valor, con su admirable amor patrio, con su incomparable pericia…››

¡Viva España! ¡Viva la Legión!, grita el bravo Blanes, abanderado de la primera Bandera. Se lo llevan gravemente herido.

Solo se ve a Millán-Astray. Lo manda todo cuando cae herido el bravo jefe de Regulares, González Tablas.

Nador, Tahuima, Sebt y Ulad-Dau…

El ardor de aquellas tierras se humedece con sangre legionaria. Cuatro bajas, veinte, cien bajas… ¡Viva la Legión! ¿Y si no se hubiese creado la Legión?

El 10 de octubre de 1921 es glorioso en la historia de la Legión. El Gurugú, de Segangan a Taxuda. Las bajas se multiplican. El enemigo con gran arrojo ataca por todos lados. Hace falta espíritu más que balas. Hasta los acemileros acuden al fuego.

El pecho descubierto de los legionarios parece blindado con acero

¡En avant! ¡En avant! Grita un legionario francés.

Se lucen las baterías gallegas ¡admirables! Se convierten en la artillería de la Legión.

Monte Arruit ¡al fin! No se puede describir el horrendo cuadro que se presenta. La mayoría de los cadáveres han sido profanados o bárbaramente mutilados… Sobre la fosa común un puñado de tierra. Y una oración legionaria. Porque juntos formamos bandera.

La Legión va creando su historia de bravura y lealtad.descarga

Y así, continúa el relato de guerra. Como entonces fue y como desde entonces se grabó en el alma legionaria. ¡Para siempre!

Pasan los legionarios por la plaza y se escucha a un grupo de soldados la inspirada canción del Legionario, de la que es autor el comandante Cabrerizo. Es uno de los cantos más bonitos hechos a la Legión:

¿Quiénes son esos bravos soldados

Con bustos de bronce, curtidos al sol?

Legionarios del Tercio Extranjero

Que llevan la savia del suelo español.

Un laurel brota siempre en las huellas

Que los legionarios dejan al pasar

Y germina regado con sangre

Formando una hermosa corona triunfal

Acogido a la BanderaMillan

Que tremola mi Legión

Se ha dormido la quimera

Que guardé en mi corazón.

Soy legionario de España,

Que una hazaña sin rival

dará al libro de su historia

Para ofrendarle la gloria

De otra página inmortal.

Legionario, legionario,images

Canta alegre tu canción,

Que el cantar es legendario

En nuestra heroica Legión

Soy legionario de España

Que una hazaña sin rival

Daré al libro de su historia

Para ofrendarle la gloria

De otra página inmortal.

 

Páginas inmortales para nuestra heroica Legión. Tres jefes, los primeros: Millán-Astray, Valenzuela, Franco.2040

Muchos otros hemos mandado las tropas de la Legión. Es el honor de mandar sobre el valor. Nuestra base, la fuente de nuestro hacer, nuestro reglamento y conocimiento está escrito en los libros y el ejemplo de sus tres primeros jefes: Millán-Astray, Valenzuela y Franco. Son la esencia y el alma de la Legión, lo que fue, lo que es y lo que será.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

AMISTAD Y COMPAÑERISMO (General de División Rafael Dávila Álvarez)

3091262_640pxNo son buenos tiempos para la amistad y mucho menos para el compañerismo.

Definir el significado de un sentimiento es difícil y más cuando se habla de algo que siempre va asociado al sacrificio y al desinterés personal. Amistad y compañerismo, aunque distintos, tienen en común la entrega.

¡Qué difícil encontrar el vínculo de la compañía! ¡Qué raro llegar al afecto puro y desinteresado! La amistad y el compañerismo son tan exigentes que no existen sin esfuerzo y sacrificio. Si no estás dispuesto a darlo todo no hay amistad ni compañerismo. En la milicia nadie da nada hasta no haberlo dado todo. Creo que no es necesario dar más explicaciones. Son lazos que surgen de la compañía, de tener siempre la mano tendida porque la necesidad es constante. Necesidad para el alma que no otra cosa se echa en falta cuando la incertidumbre camina a tu lado.

El dinero y la riqueza hacen otro tipo de amigos. El dinero y la corrupción cuando se saben administrar sueldan fidelidades más firmes que el sentimiento de amistad, incluso más fuertes que el vínculo de sangre. Pero eso no es amistad. Para Aristóteles había diversos tipos de amistad y concluye que solo es verdadera amistad la que está basada en el bien y en la virtud. Dice en la Ética a Nicómaco que nadie querría vivir sin amigos, aun estando en posesión de todos los otros bienes.

He buscado y rebuscado la mejor explicación de amistad y de compañerismo. Está en el Credo de la Legión. Es una síntesis que ya quisieran haber escrito muchos filósofos. Pero fue Millán-Astray. Ningún tontivano se lo perdona ni admite que el fundador de la Legión sepa más y escriba mejor que ellos.

3091263_640pxEspíritu de Amistad: De juramento entre cada dos hombres.

Poco más que decir. Dos hombres y un juramento. El secreto de la intimidad. Es el sentido de la frase de Cicerón: ‹‹No hay cosa más grande que tener a alguien con quien te atreves a hablar como contigo mismo››.

Del amigo sientes su necesidad, como tuya, la adivinas, no son necesarias palabras. Desde la distancia eres consciente del requerimiento. No hay pudor ni reservas en la intimidad de la amistad. Es entre dos hombres y nada hay más sagrado que su juramento. Cuantos que se dicen amigos deberían respetar más el profundo sentido de la amistad. Correr al lado de tu amigo cuando te llama la intuición de la necesidad. Sin que él te llame, sin que te implore, sin que se humille. Si así fuere no habría tanta soledad y sufrimiento. Cuantos hay que convierten la necesidad del amigo en mayor sufrimiento y humillación. Distingue amigo quien es tu amigo y quien tú enemigo.

Espíritu de Compañerismo: Con el sagrado juramento de no abandonar jamás a un hombre en el campo hasta perecer todos.

No se ha escrito nada tan elevado, tan grande y difícil definición del compañerismo. Es tan compleja y a la vez sencilla que solo pueden ostentar la virtud del compañerismo quienes la han ejercido en ese momento crucial. Quien no ha abandonado a un hombre en el campo hasta perecer. Morir por el que ha muerto. No intenten entenderlo si no lo sienten, es incomprensible. Solo se entiende cuando no es necesario que se lo expliquen. Solo se entiende si se entiende. Una perogrullada. No es necesario estar en combate. Simplemente hay que estar en la vida, estar vivo y ver lo que te rodea.espiritu_compi

El compañerismo no examina ni analiza los afectos o simpatías. Es simplemente la compañía unida alrededor de una bandera. Es sublime vínculo que está por encima de ti mismo, mística del sacrificio. Hay ejemplos del compañerismo en combate. Muchos a lo largo de la historia. No sé si los hay en tiempos de paz y bonanza. Sé que hay mucho sufrimiento que no siempre se comparte en compañía. No es problema de dinero, aunque también lo hay, y mucho, es problema de compañía. No hay nada más duro en la vida que sentir la soledad y no saber a quién acudir. Más cuando tienes que humillarte por un salario, por una dignidad que en la petición crees perdida. No hay nada más digno que la honradez y la decencia, pero eso ni alimenta ni resuelve el problema del abandono.

IMG_20160602_123302Decía Romanones que los amigos suelen abandonarnos a la hora de las desgracias, pero que los enemigos nos siguen hasta la muerte.

Ojalá que nunca traicionemos la amistad ni al compañerismo. Para un soldado sería como perder el valor y el honor.

Si me preguntan les contestaré que echo de menos el honor, el valor y mucho más la amistad y el compañerismo. No solo en la vida militar sino en la vida.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

LAS EXPLICACIONES DEL REY DON JUAN CARLOS. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

El Rey Don Juan Carlos abraza a su hija, la Infanta Doña Elena, a su regreso a España

¡Explicaciones! ¡Explicaciones!

¡Crucifícalo!

Hordas dirigidas, alentadas y convocadas para la fiesta del rencor, mejor odio. El objetivo es España con paso intermedio en la Corona.

Nadie es profeta en su tierra y más si este clama, señala un futuro de destrucción.

¡Crucifícalo! ¡No queremos oírlo!

Difícil entender la situación desde las distintas capas que nos permitiesen acercarnos al problema con sentido común: familiar, Real, Institucional y legal. La capa moral mejor no mencionarla al ser la virtud algo ya perdido, rancio e incómodo para quienes se han despojado de las vestiduras de la historia y caminan desnudos con sus vergüenzas al aire: nos gusta la indecencia, lo sostenible (?), la desnudez del progresismo, vivir de la palabra convertida en justicia y basura a la vez.

Razón tenía Maquiavelo cuando aconsejaba: «Quien ayuda a otro a engrandecerse labra su propia ruina, puesto que para ello debe emplear su habilidad o sus fuerzas, medios ambos que infunden graves sospechosas al que ha llegado a ser fuerte y poderoso».

He visto las reverencias, las falsas inclinaciones de su testuz que les proporcionaba pingues beneficios a elementos de toda clase de ganaderías y ahora se levantan altivas camino de sus nuevos chiqueros conducidos por el nuevo mayoral.

«Despojaron a los enviados, los apalearon, apedrearon… hasta que mataron a su hijo querido».

La realidad Institucional obliga al titular de la Corona a mantener su postura incluso más allá del sentimiento familiar que queda en un segundo plano cuando la relación no es conveniente para la Institución y puede dañarla.

No es el caso ya que la Corona está por encima de concretas situaciones —a demostrar— y tiene la gran ventaja de la continuidad dinástica que mantiene su máxima responsabilidad (en estos momento en peligro): la unidad de España, que no tiene precio y a la que se le ha puesto el cartel de se vende.

Solo defiende la unidad de España la Corona ya que el resto de Instituciones del Estado permanecen al vaivén de los acontecimientos sin afectarles más allá de no perder la poltrona.

No hay razón legal, Real, Institucional ni familiar para tratar al que ha llevado a España al mejor momento de su historia, de lo que ahora vivimos (algunos muy bien), como un delincuente. Esta situación dice muy poco de las Instituciones españolas y es una prueba más de cómo funciona los medios de comunicación con tal de mejorar su cuenta de beneficios.

El trato al Rey Juan Carlos no es un tema aislado, puntual y que olvidaremos. No.

Se trata de una trama organizada para acabar (por este orden) con La Corona, España y su historia reciente. Es decir acabar con la virtud y alcanzar los palacios, la Bastilla española, posesión que ocuparán los llenos de rencor, mejor odio, que volverá a enfrentar a los españoles.

Los delincuentes auténticos que atentaron contra la vida de las personas, los delincuentes auténticos que atentaron contra la unidad de la Patria, esos están en las Instituciones ¿o no lo recuerdan?

Es una trama de desalmados los que la encabezan.

Mientras gritan: ¡Explicaciones! ¡Explicaciones!

Nadie se lo explica.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

20 mayo 2022

LA BANDERA DE PERCHA. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

bandera2

El maestro Antonio Burgos, Cabo de la Topográfica y Jefe del Alto Estado Mayor de las Buenas Letras, me coloca en suerte.

-¿Tienes escrito algo en tu blog sobre la “bandera de percha”?

De inmediato pienso en el artículo que debo escribir.

-Algo debe de haber en el blog.

Recuerdo que en su día medité la idea de dedicar un artículo a tan patriótica  idea. Si entonces no lo hice fue al comprobar la enorme cantidad de entradas que sobre el tema pueden leerse en internet.

bandera-mochila-legionAhora, recuperada la tradicional y militar costumbre de que los soldados de nuevo lleven en su mochila la Bandera de España, acepto el reto del maestro. Seguro que corro bien la suerte.

Empezaré con la arenga del General Prim a los voluntarios catalanes en la batalla de Castillejos:

‹‹Soldados podéis abandonar esas mochilas porque son vuestras, pero no podéis abandonar esta Bandera porque es de la Patria››.image_preview

Es el bagaje del alma de soldado. Es necesaria una percha, anaqueles que soporten tantos relatos escritos en las páginas de los humildes pergaminos de los soldados, pobres y honrados, pobres por honrados, que han dejado escrito en esa Bandera el amor que abrazado al dolor se convirtió en rojo y gualda. En aquellas guerras de África del XIX, nuestros soldados, catalanes, extremeños o castellanos, del Regimiento de Córdoba o del Saboya, infantería de León,  Arapiles o Simancas, del batallón de Navarra o de Chiclana, españoles de cada rincón, empezaban a llevar una bandera que servía para tapar el equipo colocado en el vasar o percha de los dormitorios. En el combate aquella diminuta bandera de 60×80 iba guardada en la mochila, recámara del soldado, el alma y la vida a la espalda, caminando con la Patria a cuestas. Pañuelo cubre-perchas que ayer cubría sus enseres privados, luego su posición señalaba, más tarde cubrirá su cara cuando le echen una palada de tierra sobre su cuerpo que el deber se ha llevado.

Se hizo reglamentario para los de la cuarta región militar, Cataluña,  en 1904. ¿Sería en recuerdo a la arenga del general Prim? ‹‹No podéis abandonar esta Bandera…››. Al poco tiempo la Real Orden se hizo extensiva a todos los cuerpos del Ejército. Pero pasó el tiempo y también los combates. Se olvidó la bandera. La mochila empezó a rellenarse con inservibles utensilios que vaciaron de contenido el alma del soldado. El pañuelo cubre-perchas fue olvidado. Algo del alma de soldado se fue con ello.

pasodoble-de-la-bandera-19-728Hubo un día en que se cantaba:

‹‹El día que yo me muera

si estoy lejos de mi Patria,

solo quiero que me cubran

con la Bandera de España››.

Fue olvidado.

Era el último uso del inicialmente llamado pañuelo cubre-perchas. No era un pañuelo, era la Bandera de España. Cubrían con ella el rostro de nuestros muertos en campaña. Luego, a paladas, la tierra los tapaba.

‹‹Solo quiero que me cubran

con la Bandera de España››.

El olvido es virtud en esta tierra roja y amarilla como su Enseña. Pero no hay quien detenga cada primavera el florecer de los jaramagos y amapolas que tiñen de bandera los campos de España.

62aLos sentimientos de un pueblo se izan sobre el asta de la enseña como los colores que adornan su paisaje. Cuando eso no ocurre cualquier cosa puede suceder, normalmente desaparecer como nación. Nunca pueden caer los colores de tu patria. Siempre a la vista. El cornetín y la bandera ponen orden en el alma del soldado. Un soldado solo existe y se encuentra definido si detrás hay una bandera. Sin bandera no hay soldado, ni ejército, ni nación.

La historia de la diminuta bandera de percha o de mochila parece que se recupera. Aún no ha sido recogido reglamentariamente. Desde aquí pedimos que se regule y se reglamente su uso. No hay suficiente tejido para confeccionar la historia de España y de su Bandera. Esta historia no está confeccionada con tinta y papel ni con fibras de tela. Está hecha a base de vidas y sangre derramada. Quedó resumida un día en un trozo de tela de 60×80. Recuperarla no puede ser cosa de la iniciativa privada. Todos los soldados deben de tener su bandera, de percha o de mochila, llámenla como quieran, es la Bandera de España.

30Puedes tener una vida de riquezas lleno. Puedes heredar tronos y privilegios. Puedes vestir distinguidas libreas. Pero llevar en tu mochila la Bandera… Explícalo tú, soldado, explica lo que sientes cuando antes de dormir, cuando estás reventado que jamás cansado, abres tu mochila y se desparrama el rojo y gualda allí guardado. Cuando abres tu mochila y antes de escribir la carta, antes del destino que la vida te ha dado, y el recuerdo a los que te esperan, antes de a ellos empezar a dedicarles ese poco tiempo que te queda, el tiempo más delicado, salta de tu mochila, entre lo más amado, tu alma de soldado, la Bandera de España, un trozo de tu vida, de los tuyos, lo más amado.

Díselo tú, soldado, a los que nunca han sentido, a los que nunca han amado.1362849818_0

Habla de tu Bandera, de lo que por ella siente tu alma de soldado.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

20 mayo 2022

 

 

LAS CORSARIAS:https://youtu.be/CHJydNqMgPM

Desde su atalaya calabresa F. Torres les trae LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega CDLXXXI

¡Vaya por Dios! Otra política que deja pequeños a la RAE y a su diccionario; nos queda la satisfacción de que a ésta se la entiende perfectamente; no como a otras. Ya ven, simplificando los conceptos, que ya es un alivio: Pues si siempre que alguien es destituido se ve sustituido por otra persona es evidente que sobra el primer participio y por ende su infinitivo. Otra cosa menos que estudiar: ¡Enhorabuena chavales!

Con lo bien que afrontaste la crisis de los pinganillos; y ahora vas y te me rajas. Y es que ya no sólo son bifrontes el mitológico Jano y Pepe Bono, esto es mío; también lo es Dª Margarita, la otra: ¡Hala, al Olimpo!, aunque sea por la puerta falsa. Y, no lo olvidemos,¡ al retablo…!

De la prensa de mayo de 2022

*** CRISIS EN EL GOBIERNO: ROBLES DEFIENDE A LA DIRECTORA DEL CNI Y SEÑALA A BOLAÑOS COMO RESPONSABLE DEL ESPIONAJE

 

*** MARGARITA ROBLES, INCAPAZ DE EXPLICAR POR QUÉ DESTITUYE A LA DIRECTORA DEL CNI

Robles ha llegado a negar la destitución y afirma que se trata de una «sustitución”

 Durante una hora ni la ministra de Defensa, Margarita Robles  ni la portavoz del Gobierno han sido capaces de explicar por qué se destituye a Paz Esteban pese a la insistencia de los periodistas.

La ministra de Defensa no ahorró elogios a la directora saliente del CNI, «por su entrega y sacrificio». «Una funcionaria ejemplar» y que «ha actuado siempre bajo la legalidad». Una rendida admiración que contrastaba con su cese, sin explicar los motivos.

 Don Eufemio, may. 22

 

ooo000ooo

Desde su atalaya calabresa F. Torres les trae

LAS COSAS DE DON EUFEMIO

EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ

Entrega CDLXXXII

Seguro que lo recuerdan.

Eugenio, un genio después convertido en juguete roto: Su negra indumentaria, su cara de pocos amigos, su voz gangosa de  rubio  y whisky con naranja, sus gafas de concha y su inconfundible acento catalán; un artista de los de antes que contaba chistes blancos y corrosivos; permitan que les destripe uno de ellos.

Consulta de un dentista y el paciente en el sillón, abrumado y aterrado ve inclinarse al profesional que con el chirriante torno en la mano se dispone a comenzar su tarea; la inmediata reacción de aquel también deja aterrado al estomatólogo que siente una violenta presión en “do más pecado había”, en frase del romancero:”¿Verdad doctor que no nos haremos daño?”

Ahora Don Feijóo,  feliz como un crío con los zapatos nuevos  de su cargo tira de ingenio propio o prestado y, además de darse abrazos con el Gobierno, de tenderle la mano en el otrora tabú de la renovación del CGPJ nos sale con chascarrillos, la verdad que ocurrentes. Pero que en eso quedarán. Puede pensar que Sánchez y sus socios se harán daño; será  que no conoce el chiste, o no conoce, todavía, a la panda de sinvergüenzas y aprovechateguis que tiene enfrente. ¿Lo aprenderá?

 Curiosamente la reanudación de las conversaciones al respecto queda demorada hasta después de las elecciones andaluzas, “por no perjudicar a Juanma”. ¿Se puede ser más simple? Veremos quién, cómo, cuándo y cuánto será el perjudicado.

De la prensa de mayo de 2022

FEIJÓO VE A SÁNCHEZ «DESORIENTADO, SUPERADO, CHANTAJEADO» E INSTALADO EN EL «NERVIOSISMO Y LA PATALETA»

 

 Don Eufemio, may. 22

(Continuará DM; y si nos dejan)

 

ooo000ooo

 

 

 

 

VOLUNTAD DE VENCER (General de División Rafael Dávila Álvarez)

800px-Casino_Militar_(Madrid)_02En el mes de mayo del 2011 el presidente del Banco Santander daba una conferencia a los Caballeros Cadetes del Ejército de Tierra en la Academia General Militar de Zaragoza. Les explicaba don Emilio Botín los principios y procedimientos que había aplicado para lograr la posición de liderazgo en la que se encontraba el Banco Santander.

Su conferencia tuvo un enorme valor didáctico y vino a confirmar que los preceptos doctrinales que tradicionalmente se han aplicado en el Arte de la Guerra, tienen una enorme vigencia y utilidad también en otras actividades como la empresarial. No voy a aburrirles con principios doctrinales, simplemente haré una reflexión.

Decía el presidente del Santander: «Para ganar hay que tener voluntad de vencer». Nada nuevo para un soldado ya que es un principio fundamental del Arte de la Guerra que ni siquiera es necesario dejarlo escrito. Es un acuerdo intelectual, la exaltación de cuantos valores morales animan y conducen al logro de la victoria, la fe en el triunfo. Bien lo sabía don Emilio y otros empresarios que aplican los principios del Arte de la Guerra en cada ocasión y en cada momento con la selección de sus hombres y la adecuada instrucción y perfeccionamiento de sus inherentes valores. Para vencer, voluntad de vencer. Es el principio y el primer pilar para la victoria. Parece una perogrullada, pero también lo es que la razón de ser de los ejércitos es la defensa militar, el combate, la guerra (?). Y es que hay ocasiones en las que la perogrullada se convierte en paradoja. Por ejemplo cuando dejas de creer en lo que haces, cuando el enunciado se convierte en simple propuesta sujeta al turno cambiante de grupos o partidos, cuando no te reconoces y pones en duda tus principios o los escondes con meliflua actitud. Poco antes de esta conferencia que les cito, el Jefe del Estado Mayor del Ejército nos decía que estaban muy equivocados, me sentí aludido, quienes pensaban que el Ejército estaba para la guerra, que ahora la sociedad demandaba otra cosa. Me sentí aludido y también consternado porque empecé a ver que era una tendencia, un dictado quizá no casual. Acabar con la voluntad de vencer.

Eran tiempos en los que parecía reeditarse aquel periódico «Pero Grullo» que dirigía «El Bachiller Zapatilla» en el siglo XIX, ¿o era en el siglo XXI?

Valor, virtud que engalana a la voluntad de vencer. Las acciones heroicas llevadas a cabo por nuestros soldados fueron ocultadas o minimizadas.

Dar la vida, si necesario fuera, pero hablar de muertos o heridos era tabú en un ministerio de defensa donde su temporero ocupante se adornaba para la galería con total desfachatez: morir antes que matar. Cualquier cosa antes de hablar de vocación militar, de épica y de riesgo.

De Nación, nada. Discutida y discutible.

No, no se nos olvida cuando los que aquello sembraron sacan pecho, engalanan sus vitrinas y llenan con sus libros los anaqueles… y los bolsillos. España retirada, servir a España una agresión al buen gusto, morir por España… «Espero que en pocas semanas se acabe la vergonzosa inscripción que era y es aún una agresión al paisaje, al buen gusto y la libertad». ¡¡¡De frente, armas!!! Y se acabó. Se borró del paisaje, « A España servir hasta morir». Nunca del corazón ni de la memoria. No podían con la voluntad de vencer.

Toda una época en la que la actividad ministerial se centraba en aparecer como ONG, con sus soldados bomberos o deportistas de aventura. Donde los héroes dejaron de existir y se regateaban condecoraciones. Una enfermedad contagiosa que infectó a los propios soldados en sus puestos más altos.

¿Pasó la enfermedad? Simplemente distintos intereses.

¿Voluntad de vencer? El soldado nunca la perdió.

Cuando los signos anunciaban una recuperación avistamos un negro horizonte de incertidumbre en el que la voluntad de vencer inclinará la balanza a uno u otro lado. Que cada uno se lo aplique y lo entienda como quiera. Será su derrota o su victoria.

No soy el presidente del Santander, solo un infante, un conjunto de capacidades medias. Pero me atrevo a decirles que la tibieza no va ser en el futuro buena consejera. «Entre soldados solo miramos al que más avanza». Lo dijo un infante español: Cristóbal Mondragón.

«Para ganar hay que tener voluntad de vencer», decía don Emilio Botín.

Los principios del Arte de la Guerra eran (?), la Voluntad de Vencer, la Libertad de Acción y la Capacidad de Ejecución. Desatender cualquiera de ellos puede conducir al fracaso. No son viejos postulados.

A veces, por la actitud y los hechos, me da la impresión de que algunos quieren perder, conducirnos al fracaso. Cada paso que avanzan dos retroceden. Faltos de voluntad ni convencen ni vencen.

La voluntad de vencer no es doctrina pasada, es el futuro. Y no solo en la milicia. Es la clave para no quedarnos anclados en el pasado… ¡que vuelve!

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

DEFENSA DE ESPAÑA E IDENTIDAD. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

laureada-san-fernando--644x362

Muy comentados fueron los resultados de una encuesta sobre Defensa Nacional y Fuerzas Armadas realizada por el Instituto Español de Estudios Estratégicos en la que, entre otras cuestiones, se preguntaba acerca de la disposición a participar voluntariamente en la defensa del país. Llamó poderosamente la atención conocer que sólo un 16% de españoles sí lo estaría con toda seguridad, frente a un 39.6% que no lo estaría con toda seguridad, (posición que ha aumentado de manera significativa en los últimos años).

Dato que se une a otros, tanto o más graves, como ver que en algunas comunidades autónomas como País Vasco y Cataluña se observa un acusado crecimiento del desafecto hacia España y como contrapartida del sentimiento nacionalista que ha tenido un incremento del 6,5 % en el caso de Cataluña y un 6,1 en el País Vasco en los últimos dos años. Preocupante.

Como comprobar, que el sentimiento colectivo hacia España o sus símbolos como representativos de la nación están en retroceso,  o que la mitad de los entrevistados consideren que al margen de su familia no existe nada por lo que sacrificarse y/o llegar a arriesgar la vida.

En estos resultados la supresión del servicio militar no me cabe duda que tiene su influencia y así se ve analizando con detalle la encuesta. Quizá también tenga su repercusión el no existir una ley de movilización con la que el ciudadano se vea protagonista en la seguridad y la defensa de su nación. O dicho de otra manera, el que no se haya articulado un mecanismo que permita cumplir con el deber y derecho de todo ciudadano de defender a España, como marca la Constitución.

Pero hay otras razones que señalar y que en mi opinión son las verdaderas  culpables de tan pesimistas resultados.

No hay interés social por los temas de Defensa porque se ha desvirtuado la razón de ser de las Fuerzas Armadas. La politización de lo militar ha causado un daño enorme y entre los culpables están también algunos uniformados. El oficio militar no tiene otra razón de ser que la existencia o la amenaza de conflictos bélicos, es decir,  eso que aquí con cinismo se ha evitado nombrar, la guerra. Se oculta y engaña a la sociedad mintiendo sobre la verdadera razón de ser de los ejércitos con falsos conceptos buenistas y utópicos que provocan una grave desorientación que cala incluso dentro de la propia institución. La figura épica del combatiente se ha transformado en la imagen de un cooperante ocultando la del guerrero. El relativismo invade la vida militar y llega a extremos tan confusos que te llevan a oír, incluso a algún alto mando militar, que estamos equivocados los que pensamos que el Ejército está para la guerra, que ahora la sociedad demanda otra cosa.

La realidad es que la guerra abre a diario las portadas de los periódicos, pero nosotros seguimos en la polémica interesada. Hemos asistido a graves enfrentamientos sobre los heridos, muertos, condecoraciones, accidentes, escenarios, enseñanza, armamento, materiales, presupuestos, todo se ha puesto bajo sospecha y enfrentamiento. Han intentado vender humo para tapar una realidad que ahora se revuelve.

Las carencias en la cultura de seguridad y defensa siguen siendo importantes en todos los estamentos de la sociedad española, a pesar del esfuerzo realizado en la última década por el Ministerio de Defensa para la divulgación y la promoción de la conciencia de cultura de seguridad y defensa.

Y así seguirá por los siglos de los siglos porque, una vez dicho todo lo anterior, conviene señalar la razón última de tan pesimista panorama: la ausencia de voluntad política. Nos empeñamos en exportar España como si esto fuese una marca empresarial, cuando tendríamos que empezar por aprender a amar a España, dentro y todos.

El distanciamiento entre Fuerzas Armadas y sociedad civil se forja día a día y cada vez será mayor por la falta de voluntad política. Es simplemente un síntoma de algo mucho más grave: la pérdida de nuestra identidad como nación. Creo que lo estamos consiguiendo.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

18 mayo 2022

GENERAL RUSO EN LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

El 17 de julio el general jefe del Ejército del Norte recibe carta de un general Ruso

A finales del año 1936 el general ruso Yevgueni Miller, Jefe del Ejército Blanco y entonces Director de la Unión Militar Rusa ROVS, lucha contra los bolcheviques, se traslada desde París a España para ofrecerse en su lucha contra el comunismo. Franco ya Jefe del Estado le envía a ver al general Dávila, con el que mantiene una conversación sin poder concretarse la formación de una unidad de rusos blancos como era su propuesta.

A pesar de ello muchos se alistaron de manera individual en las filas nacionales, fundamentalmente en unidades de los Tercios de Requetés,

Algunos eran oficiales, incluso generales, y se alistaron como simples soldados. Entre ellos estaba el General de Brigada Schinkarenko Brusilov, que remite carta al general Dávila en la que le solicita la creación de una unidad de rusos blancos (una Compañía de unos 150 hombres).

Es un veterano militar, con cinco heridas de combate y entre ellas una en suelo español combatiendo con el Tercio de Zumalacárregui. Se alistó como soldado y alcanzado el empleo de teniente por méritos de guerra. Es un documento digno de ser reproducido íntegro.

«General de Brigada Schinkarenko Brusilov, que ha permanecido en las filas del Ejército Ruso desde el año 1906 hasta 1920

1/ Ha intervenido en tres guerras: A: la balcánica desde 1912-1913, como oficial en la artillería búlgara.

  1. Gran Guerra europea.

C: Guerra Civil en Rusia.

2/ Fue nombrado General de brigada en mayo de 1920 por el Generalísimo Ruso Barón von Wrangel.

3/Ha sido herido cinco veces durante su vida militar.

4/ En tiempos de los Zares durante los años 1913 y 1914 ha estado destinado como agregado militar en la embajada rusa en Bulgaria.

5/ Posee aficiones y aptitudes literarias.

6/Tiene toda la documentación militar en su poder.

7/ Vino a España en febrero del corriente año acompañando al General ruso Foch y de los capitanes también rusos Krivoseheya y Polonkuin, y todos ellos se alistaron en el Tercio de requetés Zumalacárregui donde los nombraron Tenientes por acciones de guerra.

8/ Ninguno cobra ni ha cobrado hasta ahora nada.

9/Este empleo de requetés no ha sido confirmado militarmente.

10/El tres de abril corriente, fue herido por arma de fuego penetrante en cráneo, con salida de masa encefálica y ha sido operado en el Hospital Seminario de Vitoria estando ya completamente restablecido.

11/ hay unos 25 o 30 oficiales rusos en el Campo Nacional, casi todos en el Tercio de Requetés de Dña. María de Molina, destacado en Molina de Aragón.

12/Todos están contestos y satisfechísimos por la gran acogida que les han dispensado los españoles.

13/Desean seguir la guerra hasta su total terminación.

14/ Son felices al combatir al comunismo.

15/El deseo de todos es formar una Unidad Rusa Antibolchevique a las órdenes del Generalísimo Franco.

16/ Hoy son pocos rusos en España nacional, pero esperan recibir órdenes y en poco tiempo podría formarse una compañía totalmente rusa de unos 150 a 200 hombres. Dice que si no los ha traído ya es por carecer de autorización.

17/Dice que los oficiales rusos son excelentes militares.

18/Espera que si el Generalísimo autoriza esta formación, le den facilidades para entrar los hombres y se les remunere convenientemente para cubrir sus necesidades.

19/ Él sabe que este asunto es cuestión de dirigirse al Generalísimo Franco, pero como el general Dávila ha estado en relación con el General ruso Miller sobre este asunto, este es la causa de dirigirse a él para pedirle interceda en este asunto cerca del Generalísimo.

20/ Está tachada, pero se puede leer: Dice que si esta pretensión no fuera factible, solicita ser admitido en el Estado Mayor Español.

21/ Y si nada de esto fuera factible solicita que se le reconozca un empleo militar y se le dé un puesto de honor para luchar de nuevo por España y contra el comunismo.

Vitoria 30 de junio de 1937

General Schinkarenko-Broussiloff».

17 mayo 2022

Blog: generaldavila.com