Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

“Haced, pues, y guardad lo que digan pero no los imitéis en la obras porque ellos dicen y no hacen” (Mt. 23, 2)

“¡Ay de vosotros escribas y fariseos, hipócritas, que os parecéis a sepulcros encalados, hermosos por fuera, mas por dentro lleno de huesos de muertos y de toda suerte de inmundicias”(Mt. 23,27) Sagrada Biblia. La Editorial Católica. MADRID. 1970.

Pues sí; Mateo clavó hace dos mil años a estos escribas y fariseos de nuevo cuño que viven en la más absoluta contradicción entre sus palabras y sus hechos; las más absolutas incongruencias e incoherencias, un enorme oxímoron, más rotundo aún que la palabra griega que los retrata.

Creo que aún no se había dado fin a la moción de censura presentada por Vox en el Congreso contra Pedro Sánchez y ya circulaba, como resumen y guía de mareantes de lo unánimemente expuesto en la tribuna, un manifiesto al más puro estilo de la agitpro en el que se trata de señalar, aislar, ridiculizar, demonizar y cosificar al adversario político (enemigo para ellos); para muchos, el siguiente paso será la eliminación política, si no la física. No sería la primera vez.

Prácticamente, los mismos “abajofirmantes” ya suscribieron otro del que éste parece una fiel copia para seguir después escrupulosamente cada uno de los pasos expresados, allá por la década de los treinta del pasado siglo; y aquello  terminó de la manera sabida. Un fiel bloguero lo recoge en “estas páginas” en días pasados.

De la prensa de octubre de 2020

La mayor parte de fuerzas del Congreso han firmado este miércoles un manifiesto en favor de la democracia en el que reafirman su compromiso con los “derechos humanos, la justicia social y la igualdad”, y donde rechazan “cualquier tipo de apoyo” a la extrema derecha, cuyos discursos “racistas, xenófobos y machistas” suponen, aseguran, “un peligro para la convivencia”.

LOS FIRMANTES

 (Soneto y octava real)

 Predican libertad, los comunistas

que engañando a los bobos, su falacia,

propugnan defender la democracia;

y hablan de convivencia los golpistas.

 

De xenofobia, ¡Jo!, los aranistas,

cuando su odio al de fuera no se sacia;

los derechos humanos, ¡puta gracia!,

revelan defender los  terroristas.

 

Un mundo de ficciones y mentiras,

donde sólo ellos quepan, su quimera;

de trucos y de tretas, por supuesto.

 

De ofensas, de insolencias y de iras,

que añorante de checa y de trinchera

se apila por firmar “el manifiesto”.

 

Gallinas del corral de un solo gallo,

podemitas, las sacan del trastero

y carne de cañón son del serrallo,

o lucen, ¡mira tú!, como florero;

de su capa, por mí, se hagan un sayo,

 aunque, claro, les vimos el plumero:

feministas se dicen, son machistas.

Y al frente del tropel, ¡los socialistas!

 

ooo000ooo

 Los lectores me perdonarán el localismo, pero creo que la noticia vale la pena.

Toledo, la pequeña y tranquila capital de provincias donde “nunca pasa nada” que no sea que estamos en el top ten de contagios, se ha despertado esta mañana de domingo ventoso y encapotado con la infausta noticia; a la alcaldesa socialista Doña Milagros Tolón le molesta que ante la muralla toledana se vean las Banderas de España; las únicas que de todas las plantadas en distintas ciudades no han visto el amanecer; fueron arrancadas antes. Terminaban de colocarlas los voluntarios de la asociación cuando siete dotaciones de la Policía Municipal con veinte agentes y una empresa particular de limpieza consumaron el atropello. ¿La próxima será suprimirla de la Puerta de Bisagra? ¡Cosas veredes…!

 De la prensa de 25 de octubre 2020

TOLEDO: SIEMBRAN EL PASEO DE RECAREDO CON 56.000 BANDERAS DE ESPAÑA, PERO DURA POCO.

El amanecer toledano no ha podido este domingo verse sembrado de banderas de España, como pretendía la Asociación de Víctimas y Afectados por Coronavirus (Anvac). En la noche de este sábado, como muestra la imagen, esta asociación, cuya misión, dice, es «la de ayudar a todos los españoles afectados y víctimas del Coronavirus COVID19», repartieron por el Paseo de Recaredo un total de 56.000 banderas de España, pero se vieron obligados a retirarlas por orden de la Policía Local.

 ¡AY, TOLÓN!

 (Soneto)

 ¡Toledo, de coronas y laureles!

¡Toledo, la de auras imperiales!

¡Toledo, capital de capitales!

¡Toledo, la de armiños y oropeles!

 

¡Toledo, la de negros chapiteles!

¡Toledo, la Primada en catedrales!

¡Toledo, la de mitras y sayales!

¡Ay, Toledo, perdiste los papeles!

 

Toledo, de heroísmos y de gestas,

la cristiana, judía y musulmana,

donde España se hiciera; un gran baldón

 

por siempre sufrirás por las funestas

noticias, las que estrenan la mañana:

¡Metido has bien la pata, ¡ay!, Tolón!

Don Eufemio, oct. 20

(Continuará, Dm; y si nos dejan)

 

LENGUAJE DE GUERRA. NO SE MUEVE NI LA CABRA DE LA LEGIÓN Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Los augurios no son sino análisis de la información que un águila lleva en su vuelo después de días de observancia del campo enemigo. Los intérpretes, augures, ocupaban asiento junto al fuego de Agamenón.

A falta de águilas observo los mirlos en los parques, en los que no están cerrados y, sin Agamenón presente, recorro los garitos de las llamadas sedes de los partidos. Nada que ver con el de Galdós.

En las Academias militares se estudian los signos que indican que el enemigo se mueve y puede dar un paso más allá. Uno de ellos está en los despliegues que de fuerzas militares se llevan a cabo en la frontera. La OTAN, con España incluida, lo está en la de Rusia-Europa.

Pero hay nuevos signos de guerra, ¡tan preocupantes!: los despliegues de la palabra política. No tienen fronteras.

Claro que podría ser que este lenguaje que se introduce cada día responda al preludio de una guerra cultural, antecedente de otras, dirigida a quienes ni saben hablar, ni leer ni escribir. Analfabetos que leen etiquetas y loros que repiten la voz de su amo, junto a sinvergüenzas que cada noche redactan el estribillo.

Se equivocan los que dicen que esto es una revolución. No; esto es una concentración de poder, que para eso se hacen las guerras; contra la democracia. Si quieren le damos nombre: golpe de Estado silencioso. Lo comprobaremos en nuestra miseria cuando esté entre nosotros y no nos reconozcamos. Así, y  mientras esto sucede, nos entretienen con una utopía inalcanzable y fuera de lugar, pero digerible y esperanzadora. Ese es el gran atractivo de la mentira: la arenga permanente, repetitiva sin descanso, ¡que dulce sueño es saber que me mienten!

Si eso no es suficiente llega la fuerza, porque para ellos lo justo es lo fuerte.

Estado de Alarma, Toque de queda, confinamiento, controles, rastreadores, guerra al virus, ganaremos, venceremos juntos a este enemigo, el virus ataca de nuevo, la batalla. Nada es casual, sino dirigido y con una finalidad.

La batalla contra el virus, la moral de victoria, el sacrificio… es el lenguaje de un presidente que al dar comienzo esta guerra puso al frente al Jefe de Estado Mayor de la Defensa al que se le veía en un conflicto que no era el suyo, pero obligado a jugar su papel para el que, también, le impusieron el lenguaje y tuvo que utilizar a los soldados en combates que no le eran propios.

Porque como hemos dicho, y repetiremos, esto no es una revolución y sí una guerra, y en ella el objetivo estratégico es concentrar poder. Dictadura.

No hacen falta misiles, ni submarinos atómicos, sino martillear con la palabra, arenga diaria, disparos de ideología. Misiles sin límites en el tiempo o espacio. Mentir constantemente hasta convertirlo en un mantra.

Y por eso aquello: Estado de Alarma; toque de queda, confinamiento, aislamiento, divide y vencerás. Empecemos con el lenguaje.

¿Qué es la guerra? Se pregunta Clausewitz al introducirnos en el inacabado De la Guerra, y expone con crudeza analítica, casi matemática, la realidad de lo cotidiano del quehacer del hombre, ¿qué es la guerra?, esta guerra que inventó la política.  Su pregunta había tenido respuesta muchos siglos antes: «La guerra es un asunto de importancia vital para el Estado, es la provincia de la vida y de la muerte, el camino que lleva a la supervivencia o a la aniquilación» y concluye Sun Tzu. «Todo el arte de la guerra está basado en el engaño».

La verdadera fuerza para obligar al contrario al cumplimiento de nuestra voluntad es la mentira, con la que seduces con halagos. Es el arte más fino del engaño. Clausewitz lo deja claro al señalar la guerra como un medio para lograr el propósito político, que es el fin. El propósito político será lo que deberemos analizar.

Y avisa: «Pues en asuntos tan peligrosos como lo es la guerra, los errores que se dejan subsistir por benignidad son, precisamente los más perjudiciales».

Con ellos no habrá desarme artístico, ni cejarán en su empeño de destrucción. No habrá benignidad.

¡Capitán mande firmes!, que les gusta.

No se mueve ni la cabra de la Legión. Es un augur.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

26 octubre 2020

 

 

EL PARTIDO POPULAR Y VOX EN EL CALLEJÓN. ¡NO PASARÁN! Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Era noche cerrada. El estrecho callejón se iluminaba por la luz amarillenta de una farola, tan escasa que la bombilla mostraba el recorrido de su filamento. Solo algún sonido lejano de platos tardíos. Silencio al fin.

Ellos, ensimismados en su recuento, caminaban cabizbajos mientras repasaban la actitud del contrario y la suya misma. ¿Qué camino coger?, se preguntaban, incapaces de ver el horizonte.

Casi tropiezan antes de cruzarse en el callejón. Se reconocieron. Uno frente al otro; imposible pasar los dos al tiempo. Uno debería pegarse a la pared para ceder el paso al otro, pero ninguno estaba dispuesto.

Medió un tiempo eterno. Frente a frente. Estos son mis poderes.

Quedaba el rencor de un antiguo enfrentamiento por la herencia del interpretable testamento. Sin reconciliación, luchas de sangre. (A la muerte de Alejandro hubo tantos testamentos como generales había).

A un lado del callejón 88 kilos, después de una larga dieta obligada que le hizo rebajar mucho peso, por decir y hacer una cosa y la contraria, fruto también del desgaste que provocan largas luchas e incomprensiones, guerras internas y desilusiones, que eso adelgaza si no se explica bien.

Al otro lado 52, de mucho gimnasio tipo gym, aunque sometido a un engorde dialéctico, americano y experimental, con su profesor neoyorquino, para alcanzar su meta y el adecuado IMC. Todavía tierno en batallas.

Hubo un instante de duda, en los dos, eterna duda: ¿por dónde tirar?, ¿seguir por donde voy?, ¿tomar otro camino?, ¿enfrentarme?

Los 88 eran mucho peso; aunque no echao palante, muy preparado e inteligente, con experiencia dialéctica y buen encajador. Con apoyos conocidos. No era un adversario fácil.

Los 52 eran poco peso, pero valiente y audaz, de músculo trabajado y dialéctica ensayada, correoso, de inciertos apoyos. Un adversario aún desconocido.

Hubo forcejeo, algún golpe bajo, ni una palabra de proximidad.

Tras el físico debate, a empujones en el callejón, vieron que habían pasado al otro lado y podían continuar su camino. Tampoco era cuestión de llamar más la atención; había quejas desde alguna ventana.

Lo habían logrado. Ya estaba cada uno en la dirección que quería. Sin darse cuenta que, uno y otro, iban al lugar de donde el otro venía.  El mismo lugar de origen, el mismo final, diferentes caminos, una casa en común, criterios distintos que les llevaron no a defenderla, sino a repartírsela. Enfrentándose.

No fue cuestión de quién empezó primero; tampoco de quien pesaba más o menos. Porque la herencia es muy sabrosa para la que muchos fueron los llamados, pero pocos los elegidos. ¡Ay si su madre los viese!

Venían del mismo lugar y al mismo lugar iban, pero ni iban juntos ni se dejaban el paso libre. Un primer movimiento sin tener en cuenta el último.

Atrapados en el vórtice entraron en un callejón tan estrecho que uno de los dos tendría que ceder el paso. Se acabó el tiempo. Ninguno dispuesto al acuerdo.

Pasó el tiempo y aquel callejón fue tapiado. Ya no conduce a ninguna parte. Lo derribaron por obras y pusieron un cartel: ¡No pasarán!

Está en construcción un nuevo edificio. Con cimientos sobre arena. Si nadie para la obra el edificio se vendrá abajo.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

26 octubre 2020

 

MEDALLA PARA LOS QUE HICIERON EL SERVICIO MILITAR (LA MILI) Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Uno de mis amables lectores me envía un correo a raíz de mi artículo sobre las medallas de Campaña y Operación Balmis. Textualmente dice:

«Bonitas y muy merecidas medallas. Lo que encuentro a faltar es una medalla del Servicio Militar. Muchos entregamos casi dos años de nuestras vidas, sin cobrar, trabajando para las FFAA. En único reconocimiento recibido, fue la entrega de la cartilla militar. A los voluntarios, como éramos pocos, no nos hacían ni fiesta de despedida. Me parece lamentable el poco reconocimiento que el Estado y sus FFAA han tenido con el personal procedente del Servicio Militar. Muy atentamente».

Me habrán leído en alguna ocasión: La Institución militar es desagradecida. Quizá deba serlo, pero este antiguo soldado tiene razón. Cada día que pasa más razón y menos los que no dan (no dimos) un paso para ese reconocimiento. El valor de una condecoración estriba únicamente en sentirse merecedor de ella. Muchos las llevan sabiendo que no lo son. La Medalla honra al que la lleva, pero este la lleva por haberla honrado. Los soldados de reemplazo honraron con creces a su Patria y lo siguen haciendo en el recuerdo a su servicio ejemplar.

Los que hicieron el Servicio Militar obligatorio, todos, se merecen esa condecoración del agradecimiento de la Patria. Una medalla que acoge y aúna un sentido del servicio desprendido y generoso que no puede ni debe olvidarse jamás.

Todavía estamos a tiempo. Se cumplen, en 2021, veinte años de aquel ‹‹Señoras y señores, se acabó la mili››. Buen momento para recapacitar y acordarse de aquellos soldados que vinieron, sirvieron, y se fueron casi sin el agradecimiento de su Patria.

La «mili» es algo que, en muchos casos, se añora y une, además de seguir reuniendo a muchos de aquellos soldados alrededor de valores como el compañerismo y la amistad.

Como sé que el ministerio de Defensa y su titular ni acordarse quieren de aquello, a pesar del desaguisado que entre todos han hecho con la Reserva Voluntaria, para tapar su incompetencia y de camino engañar al artículo 30 de la Constitución, lanzo estas palabras  por si, en un despiste, se le ocurre a la Cúpula Militar, dar un paso al frente y hacer algo en ese cumpleaños. Veinte años merecen un Acto señalado; y bueno sería articular un procedimiento para reconocer, uno a uno, a todos los que han servido a España desde el Servicio Militar obligatorio. No es un procedimiento complicado, sino de voluntad política y en este caso también militar.

Vaya mi reconocimiento a todos ellos.

Fuisteis grandes soldados y sois grandes españoles.

 Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Abuelo ¿qué es la mili?

Blog: generaldavila.com

25 octubre 2020

 

Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Los llevo, naturalmente, numerados; y resulta que en mi cita con este blog, prácticamente, un día sí y otro no, hoy cumplimos los trescientos.

 Trescientos los escritos sólo sobre esta nefasta legislatura de gobierno social comunista filo etarra separatista que se inauguró asentada sobre la manipulación  de una opinión judicial luego anulada y la mentira al uso; trescientos, los últimos de los (¿miles?) que llevo dedicados a la vida política, y a los políticos, la mayoría de las veces doliéndome y sintiendo tener que reflejar tanto dislate, tanta tensión y tanta incongruencia; indeseables  factores con los aquellos han fustigado, sacudido y fastidiado ( versión light) a nuestra querida España

 Trescientos sonetos en los que he dado salida a mis rabias, desencantos, frustraciones, anhelos y nostalgias y, con los que por otra parte y desde un punto de vista meramente “literario” he disfrutado escribiéndolos; y no afirmaría tanto de la experiencia del lector al leerlos.

 TRECIENTOS

(Soneto)

 Trescientos son, contados, los sonetos,

casi cincuenta mil, no bien contadas,

las sílabas en ellos atrapadas:

¡Mil doscientos cuartetos y tercetos!

 

¿Las horas? ¡Qué sé yo!; mil vericuetos

por historias contarles, denunciadas,

irónicas, risueñas, y crispadas:

cuánto en ello pensar, cuántos los retos.

 

Que una crónica fue, no autorizada

desde aquel dos de junio malhadado,

cuando alguien se coló y de qué manera.

 

Y por ruin, por funesta y desquiciada,

a seguir en las mismas, emplazado,

el llegar a seiscientos no quisiera.

 

ooo000ooo

 Lo acabo de oír y éste es mi soneto 30; bien empezamos la cuarta centena. Buscando los epítetos que mejor cuadrarían a la declaración del señor presidente, que en aras de la  tranquilidad  presupuestaria y de su permanencia palatina deja de nuevo al aire sus vergüenzas. Y sin vergüenza alguna, los pantalones por los tobillos se presta, de nuevo, al juego del do ut des con los filo etarras, dicho sea sin segundas intenciones: que ya la expresión es bastante clara; también la composición infográfica de más abajo.

Lean la noticia y el tuit presidencial. Para el presidente del Gobierno de España, en la nueva normalidad sanchista, extorsionar a la más infecta manera mafiosa, amedrentar a toda una población, volar una casa cuartel con niños en su interior, asesinar cobarde y alevosamente hasta mil inocentes mediante el patentado procedimiento de un tiro en la nuca, hacer volar los vehículos donde iban servidores de España, reventar un centro comercial; asesinar, en fin, a un honrado peluquero, es eso, “lucha armada”.

¡Y, ni a sus propios dejan en paz con tal de sacar ventaja política; qué chusma!

De la prensa de octubre de 2020

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha utilizado la expresión “lucha armada” para referirse a la actividad criminal que la organización terrorista ETA mantuvo en nuestro país durante cincuenta años. Un término que es utilizado precisamente tanto por los grupos terroristas como por las organizaciones extremistas que les apoyan –que en general son de extrema izquierda– para legitimar el uso del terror para obtener réditos políticos.

“Pedro Sánchez

@sanchezcastejon

Hoy nos deja un servidor público. Un hombre que al frente de la Policía y de la Guardia Civil trabajó sin descanso para acabar con el terrorismo de ETA y lograr el fin de su lucha armada. Todo mi cariño para la familia, amigos y compañeros de Joan Mesquida. Gracias por tu labor

POR DECIR

 (Soneto)

 ¿Diría, por decirle, inaceptable?

¿Diría, por decirle, inasumible?

¿Diría por decirle, inconcebible?

Le diré, por decir, abominable.

 

¿Diría, por decirle, deplorable?

¿Diría, por decir, aborrecible?

¿Diría, por decirle, indescriptible?

Le diré, por decirle, detestable.

 

¿Diría, por decir, insoportable?

¿Diría, por decir, incomprensible?

Le diré, por decir, indeseable.

 

¿Diría, por decirle, deleznable?

¿Diría, por decir, inadmisible?

Le diré, por decirle, ¡miserable!

 

Don Eufemio, oct. 20

(Continuará Dm; y si nos dejan)

¿NECESITAMOS UN ESTRATEGA POLITICO? Enrique Alonso Marcili

Reconozco mis limitaciones políticas, no es mi tema y acepto mi analfabetismo en el asunto, pero la cosa clama al Cielo si uno intenta dar razón a la situación. Alguien, si es que lo hay por estos lares, que pueda aclarar, debería mojarse.

Con la moción de censura al gobierno, hemos vivido un espectáculo, que aun bochornoso, – nada nuevo en el congreso español –ha dejado señales que no tienen fácil explicación para neófitos políticos como el que suscribe.

La intervención del Sr. Casado fue, en mi opinión, sorprendente. Y lo sorprendente no fue el hecho de que no apoyara la moción. Si algo tengo claro, es que los partidos políticos españoles habituales, han demostrado reiteradamente que su primera prioridad es su particular interés, después, a más o menos distancia, viene el interés general… Si es que viene. Lo que me dejó de cuadro, fue su exposición.

Siempre pensé, que incluso no apoyando la moción, aunque solo fuera porque nobleza obliga, dirigiera su vapuleo al gobierno, pero no. Le sacudió a VOX y no solo a VOX como partido, que entró en asuntos personales contra el Sr Abascal con maneras torticeras. En fin, según él, era un asalariado que abandonó la empresa para pasarse a la competencia y que había manchado la sangre de las víctimas al nombrarlas una a una. Quería pelea. Consiguió la felicitación del vicepresidente del gobierno, de la portavoz del PSOE y parar el reloj de la renovación del Poder Judicial por parte del presidente P. Sánchez.

La normal referencia individual que tenemos ,es el conocimiento básico de la historia. Afortunadamente, uno estudió el Bachiller franquista de dos revalidas, pero las nuevas generaciones no y se han formado en el enaltecimiento de la  II República y el desprecio a lo que se ha dado en llamar la “dictadura franquista”. Sacarles de eso es labor dificilísima y ayer, sin ir más lejos, tenemos el ejemplo más claro, el Sr. Abascal escandalizó a todo el congreso de diputados por decir que este gobierno es el peor en 80 años. ¡Anatema! Incluyó los gobiernos Franquistas.

La historia no tiene lagunas es una continuidad y siempre hay luces y sombras, de ellas se aprende, de todas, las primeras dan alas para el progreso y las segundas para no reincidir en errores. Hoy algunos colegas generacionales que estudiaron en la Universidad carreras de letras, se quejan. Dicen que las carreras de ciencias se han adaptado mejor, pero las de letras están sumidas en la mediocridad.

No es raro encontrar hoy filósofos que no salen de aquello de “si anda como un pato, tiene plumas y hace cua, cua… Es un pato” o historiadores que escriben libros iluminándose en textos ajenos de otros de su misma cuerda o novelan sin investigar o contrastar” El objetivo es ensalzar y emponzoñar. Ayer, el Vicepresidente de la coleta moño, profesor de políticas, se “tiró una flor marchitada” cuando felicitó al Sr. Casado comparándolo con Donoso Cortes. Debería volver de alumno, aquellos liberales del siglo XIX no eran los liberales de hoy. Y ese, precisamente, menos aún. Su conservadurismo le llevó al movimiento tradicionalista a mediados de siglo. En fin nadie le advirtió de su equivoco alarde. Constará en el Acta del Congreso como iluminación de futuras generaciones.

Naturalmente estas cosas hacen volver viejas tendencias. El mundo ha cambiado, la sociedad española también, así es que esas viejas tendencias que estamos condenados a repetir, no se resolverán como se resolvieron. Ayer se resolvieron como refleja el cuadro de Goya “a garrotazos” ¿Hoy?

Nos toca vivir esa incertidumbre y ese es el motivo de mi petición inicial ante esas señales que extraigo de lo visto en la moción de censura al gobierno.

El ambiente exterior o estratégico no está tranquilo en ninguno de los tres ámbitos a contemplar: “mundial, occidental y regional Europeo”. Tampoco el particular español.

Aun en distinto grado, en los ámbitos mundial y occidental  se mueven dos corrientes muy claras: “la globalización y el neo socialismo comunista” la primera afecta Europa, y las dos, a España.

La globalización, a la idea primigenia de una Europa de Naciones enriquecida con lo mejor de cada una, parece querer transformarla en una Europa sin naciones. El problema es la cesión de soberanía: “toda o parte”. Las naciones molestan a esa unión y se impone el pensamiento único. Quien no lo acepta, automáticamente es anti europeísta. Ayer así se expresaron contra Abascal  tanto PP como Ciudadanos.

El neo socialismo nacido en la convención de Sao Paulo y ratificado en el grupo de Puebla al que algunos llaman cártel – al que no es ajeno el expresidente Zapatero- y que por ciertos hechos no hay duda que tiene conexiones, al menos, con la izquierda española que hoy conforma gobierno.

Con este ambiente exterior que nos afecta, los problemas internos y ver ayer el apartheid al aspirante, tras la disquisición que tuvieron PP y VOX respecto a Europa, me da que son señales nada despreciables.

Hay historiadores que apuntan que entre las muchas circunstancias que llevaron a la Guerra Civil, no fue poco importante la incomprensión entre los partidos de derechas durante el llamado Bienio Conservador en el que se llegaron a formar ocho gobiernos en dos años.

El regreso de esas viejas tendencias en el ambiente actual es verdaderamente preocupante. Alguien en el ámbito conveniente debería advertir.

Enrique Alonso Marcili

23/10/2020

EL MANIFIESTO Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Firman: PSOE, Podemos, PNV, Bildu, ERC, JuntsXCat, La Cup, BNG, Mas País y Compromís. En favor de su democracia; suya, solo suya.

Para ellos una sociedad funciona cuando cada hombre tiene miedo del que está arriba y desprecia al que está abajo. Ese es su Manifiesto, el del terror. Les da igual la clase de hombres que arrastran. Porque lo suyo es tenerlos acogotados. Trabajan para que todo el que se acerque se sienta inferior y asuma su terror que deja la huella del azufre. Nunca se ha conocido a gente tan experta en lo inútil; son la maldad. Capaces de cualquier cosa, de cualquier cosa, como hemos visto años atrás, con tal de que triunfe la mentira. Saben muy bien lo efectiva que es la Mentira.

Hoy renuncio a esa democracia, me cisco en sus principios, y huyo de su mentira. ¿Qué son mayoría? ¿De votantes o de subordinados al Poder establecido? Son los Poderes, sí, esos, subordinados del Gobierno. Su fuerza es una máscara que los oculta y su palabra tiene el valor de la mueca.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) acaba de definirse firmando un libelo contra la democracia junto a los que han apoyado el terrorismo, comunistas y los que quieren romper España. Nunca una nación podía llegar a menos, tanto que, si estos son sus representantes, es que aquí ni hay Nación, ni Estado, ni España ni españoles. El español medio podría ser que  ni sospeche que los que están en el poder tienen sus mismos perversos instintos.

El manifiesto está suscrito por: PSOE, Podemos, PNV, Bildu, ERC, JuntsXCat, La Cup, BNG, Mas País y Compromís.

Esto es una concentración de Poder, de todo el Poder. Creen tener lo fuerte y lo justo, el poder de la fuerza y  la justicia. Todos subordinados o esclavos. Es indudable que encajan en lo que dice Talleyrand, utilizar la facultad de la palabra para ocultar su malvado pensamiento, que es una buena definición de la mentira que habita en su interior.

Piensan por ti, deciden por ti, manifiestan por ti y quedas deshonrado por ellos, para siempre. Veo a los mercenarios de la política opinar en nombre de, y me aventuro a decir que pronto cesará la algarabía porque ya habrán alcanzado el Poder, todo el Poder, su objetivo. Entonces ya nadie podrá hablar más allá de obedecer.

Lenin decía que el águila marcha  sola, y son los patos los que forman manada. Era el jefe de las langostas, el ángel del abismo. Abadón.

¿Será esta una nación de patos que honra a los villanos?

Añado: ¿Quieren que les diga quién ganó la moción de censura? Encantado. Mi opinión: ganaron todos (no sé a cuanto sale la hora en el Congreso). Una vez más perdió España, y con ello todos nosotros.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

23 octubre 2020

EL JEFE DEL PELOTÓN Y EL CABO DE LA ESCUADRA. ATAQUE FALLIDO Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

La orden era clara. Se sabía dónde estaba el enemigo, quién era, la dirección de ataque, los apoyos a prestarse una escuadra a la otra, y solo faltaba decir: ¡Al ataque! La orden debería darla el sargento en el momento oportuno.

¡¿Está claro?! Repitió por tres veces el sargento. Tres veces que se llevó el viento. Hasta se oyó cantar al gallo.

El fuego enemigo arreciaba, cada vez más centrado, el tiempo pasaba en una desesperada espera por saltar de aquellos abrigos que casi no protegían.

En el fragor del intenso fuego, no se sabe si por el ruido de la artillería y de la aviación propia o por el del adversario, una escuadra se lanzó contra el enemigo, sin orden, sola, sin protección, sin apoyo del fuego. La dirección que llevaban era equivocada. Nadie había dado la orden de ataque ni ese era el camino del pelotón.

—¡¿Pero que hace ese loco?! Le gritaba el teniente al jefe del pelotón, lo que este repetía a su escuadra que se pegaba al terreno, alejada de sus abrigos, en un suicida salto, víctima del fuego enemigo que no les dejaba avanzar.

—¡Volved, volved! ¡Todavía no he dado la orden de ataque!, se desgañitaba el sargento.

No había marcha atrás.

No habían entendido nada y su arrojo y valor arrastró a la otra escuadra a salir en su defensa y morir en el combate. Todo el pelotón había caído bajo las ráfagas enemigas.

Hubo que retrasar el ataque de la Compañía y el capitán reunió a sus mandos. Estaban cabizbajos y desorientados.

—No quiero que nadie alardee inútilmente de valor. Más que a realizar deliberadamente actos de riesgo personal, comúnmente innecesarios, sabed que el valor auténtico ha de tender a conservar durante el mayor tiempo posible, y en el más alto grado, las energías físicas y morales de vuestros soldados para utilizarla al máximo y en toda su plenitud en el momento decisivo del ataque: el asalto. ¡¿Lo habéis entendido!? Ha muerto un pelotón y hemos roto la sorpresa. Habrá que cambiar todos los planes. El enemigo sabe nuestras intenciones y hemos dado un ejemplo de falta de coordinación; que aprovecharán.

Un sargento no debió entender bien las palabras del capitán.

—Mi capitán, pero el decaimiento moral de la tropa exige un acto de valor, de riesgo personal.

—Sargento, la moral de la tropa de su pelotón es su responsabilidad. ¿Está usted bajo de moral?

—¡¡¡No, mi capitán!!!

—Me alegro, porque esa sí que es mi responsabilidad. Cuando lo crea oportuno me verá ponerme delante de la compañía y avanzar el primero. Aquí todos tenemos mando, pero no vayan más allá del suyo y no interpreten, sino que obedezcan y cumplan con su misión sin más iniciativa que la de cumplirla a rajatabla. Nada hay tan fuerte como peligroso que el deseo de mando. Aquí cada uno debe saber cuánto manda, lo que manda y lo más importante: ¡que le obedezcan!

—¡¿Lo habéis entendido?! Repitió por tres veces el capitán. Tres veces que se llevó el viento.

Hasta que cantó el gallo.

Un gesto inútil, de valor, sí, pero que abortó el ataque principal.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

22 octubre 2020

 

 

SI SOY MINISTRO DE DEFENSA. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Puede que me nombren ministro de Defensa en una de estas legislaturas, lo veo venir, pero ya anticipo, no sé si hago bien, que diré no; por eso de que las armas las carga el diablo. Ya una vez me quedé a las puertas, de la Moncloa, esperando a que el negocio terminase. El precio no era el ajustado y me devolvieron a casa cuando aún no estaba todo decidido, pero se veía venir lo que ha venido. Enseguida me di cuenta por la forma de mirarme y el augurio de las urracas volando por los plátanos del Palacio. Tu aquí sobras; y me fui antes de que me echasen. Aunque ahora me siento como que me han echado.

Las medallas, como nadie las quiere, las acabo de poner a la venta, y el sable también ya que solo me da sablazos con el IBI y con el IVA. Ya me voy retirando porque nadie se baña dos veces en el mismo río; creo que lo decía Heráclito. Que también decía algo así como que la guerra a unos engrandece y a otros hace esclavos. Engrandece a los humildes y esclaviza a los soberbios, de ideología, y a mí eso de las ideas férreas que esclavizan, junto a las armas, no me parece bien, es un dúo peligroso, así que no pienso vender ni un cartucho.

Si llego a ser ministro, porque a ver, ahora así en frío y sin posibilidades digo que no, pero quien te dice que llegado el momento te enseñen la nómina, te presenten al conductor, al coche, la escolta, el ordenador y el móvil, ves que nada tienes que hacer, sino dar unas órdenes, que ni siquiera tienes que terminar la frase, porque en cuanto vas a hacerlo ya te la han terminado y ejecutado. Además te dicen que una vez nombrado a ver quién te echa que sería un escándalo, y ahí te quedas una buena temporada sin hacer nada; lo que es mejor para el contribuyente; y claro, que uno no es de piedra.

En cualquier caso y puesto a pensar lo primero que yo haría es vender el edificio del ministerio de Defensa, con el piano incluido, Vitruvio también (ahí es nada: arquitecto de Julio César) y Cibeles, que con la diosa Cibeles está Mar y Tierra, a un lado y a otro de la Castellana, y ¡que vaya edificios! Como los vean los okupas, esos dirigidos y conocidos, los okupan con sus ataques que disparan ideologías imparables, y otras cosas con las que han rellenado hasta uniformes. El edificio del Aire, en Moncloa, por donde antaño estuvo la Cárcel Modelo, que fue modelo de dar paseos, también lo vendería.

Me construiría un Pentágono tipo Trump y lo defendería de ideologías con fuegos artificiales y relatos cortos, de esos que impactan como el ¡No pasarán!, que no hay quien a ello se resista.

Una vez construido mandaría a formar al Ministerio para preguntar uno a uno ¿Usted qué hace?, ¿y usted?, así hasta vaciarlo y quedarme solo con un auténtico pelotón de soldados. No hace falta más. Pocos, pero buenos.

Pero estoy pensando que hay una cosa aún más importante para que acepte ser ministro de Defensa. Tengo que saber cuál es mi misión y hacérselo saber al pelotón. Entonces habrá que recurrir a la Ley, porque de otros no me fío que, como dicen los del pelotón, te la meten doblada en cuanto pueden. Leo Ley, y dice que el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

Entonces está claro. Tendré que mirar a mi alrededor antes de aceptar, porque si soy ministro de Defensa gracias a que me apoyan unos que dicen que no a la independencia de España, que quieren romper con España y con su forma de Estado, y que eso de la integridad territorial con ellos no va, que ellos no tienen Rey, otros que dicen que los terroristas de la ETA son gente de paz y cosas así, y con infiltrados de los ya conocidos de antaño, minadores del Alcázar llamado España, pues no voy a poder ser ministro de Defensa. Con esos compañeros de Gobierno tendría que comprar y montar un armamento ideológico que yo creo que mi pelotón no aceptaría y además el presupuesto no da para eso.

No me queda otra. Heráclito tenía razón; me bañé en otro río. Yo no puedo ser ministro de Defensa y por ahora me limitaré a escribirlo. Más adelante veré si cargo las armas con ideología y presento batalla.

Las armas las carga el diablo, pero con munición letal: ideología.

Está claro. No puedo ser ministro de Defensa. Mejor mandar el pelotón.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

21 octubre 2020

Desde su talaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Pero, me pregunto: ¿Cómo cualquier sacamantecas es capaz de convencer a tanto incauto con eso del advenimiento del paraíso comunista? Para cuando se dan cuenta ya es tarde y les llega la pobreza, el hambre, la desdicha y la falta de libertad; y no aprendemos. Dos mil millones de humanos están repartidos por el Mundo disfrutando de tal edén. Pues aquí tienen uno de ellos predicando las bondades del régimen por llegar. Y me dirán que no viene a cuento, pero por una rara asociación de ideas me ha venido a la memoria el retrato “tizianesco” que a otro personaje le hizo el genio toledano. Con un birrete y muceta en rojo, clavadito quedaría don Echenique al Inquisidor General, Cardenal Niño de Guevara; por cierto, celoso cumplidor de sus obligaciones -¡huy, huy!- y muy “amigo”, dicen, de El Greco, que lo “clavó”. Un día y sobre ese retrato escribí:

 

.. Y toda la intención, ¿odios velados?,

en ésa turbadora, oblicua, artera,

de hielo, recelosa la mirada.

No muy lejos aquella apreciación que tal obra me sugirió de la que hoy tengo sobre el portavoz morado. ¡Qué cosas¡Véanlos, el argentino y el vicepresidente segundo y titular de   de Derechos Sociales y Agenda 2030 (¿?): dos magdalenas recién asaltado el cielo vertiendo a la vista del banquete lágrimas de cocodrilo, cuya configuración anatómica le hace “llorar” mientras desgarra y devora a su inerme presa; de momento, y supongo que eso será lo de la “agenda 2030, o sea, fecha límite de objetivos conseguidos; a saber, cargarse:

– La Constitución.

– La Monarquía parlamentaria.

– La Justicia.

De la prensa 2020

 << CUANDO VEÁIS A LA PRENSA Y LOS OPINADORES DE DERECHA Y ULTRADERECHA RABIANDO Y ECHANDO ESPUMARAJOS VERDES POR LA BOCA, SIGNIFICA QUE UNA SOCIEDAD MÁS JUSTA Y MEJOR ESTÁ MÁS CERCA>> (Pablo Echenique)

ANHELOS

(Soneto con estrambote en quintilla)

 Hablar bien, es seguro que no sabes

y el rabiar lo dominas, sin embargo.

¿Verdes espumarajos?: Lengüilargo,

¡ésa sucia tu boca, te la laves!

 

¿Más justa y aún mejor?: Maduro y Chaves

a su pueblo llevaron el amargo

sabor de la indigencia y del letargo

por mucho que, sabiéndolo, la alabes,

 

a esa  sociedad, de pringue y ruina

que instaurar en mi Patria te propones

tramando con un lerdo socialista.

 

Para esclavos hacer, vete a Argentina

do clavadas se dan las condiciones

que tú anhelas, mal bicho comunista.

 

Cual de saurios, simuladas,

– de esta gente, nada extraña-

consumando la patraña

son lágrimas inventadas,

 mientras desgarran a España.

 

ooo000ooo

 Como lo prometido es deuda y para “pegarlos” lo más posible  a la noticia no quisiera dejar para más tarde estos comentarios dedicados a la eximia pléyade de doctores, profesores, perro flautas, payasos, activistas, ligoncillas, filósofos, juristas y cajeras de súper que gobiernan nuestros destinos. Que digo yo, decía mi suegra, que podrían dejar un ratito diario de ver series y dedicarlo a leer algo que no sean sus sectarios panfletos; y por cierto doctor, se empatiza CON…: ellos y nosotros ganaríamos con la experiencia.

 Después de todo lo que hemos oído, visto y leído sobre del Gobierno y sus ministros, me dirán que son pecadillos  menores; pero es que  ni a esto llegan: desconocen hasta su propio idioma.

 Hagamos un pequeño repaso a la cúpula, cópula para muchos, del Ejecutivo, y a algún notable ejemplar del Legislativo.

De la prensa 2020

La adicción a las series ha llevado al vicepresidente Pablo Iglesias a hacer un ridículo mayúsculo en Twitter. Y todo porque el profesor Iglesias desconoce la diferencia entre los verbos «infringir» e «infligir».*** Carmen Calvo : “Yo no me había dado cuenta nunca, la verdad. A veces los mapas los tiene uno en la cabeza y los tiene mal. Yo no me había dado cuenta nunca que Nueva York, Madrid, Teherán y Pekín están casi en línea recta, no exactamente pero en línea recta, en horizontal, y son tres de las grandes ciudades donde se ha dado el problema del demonio”.

*** Adriana Lastra: “Asturias es un Principado de Asturias, pero sin embargo nosotros somos un Reino y […] son dos formas de gobierno distintas”.

*** Sánchez no distingue los numerales fraccionarios de los ordinales: «Onceava conferencia»

Del presidente del Gobierno de España se espera, entre otras cosas, que su vocabulario sea rico y su capacidad de expresión en la lengua materna de todos los españoles sea exquisita. Pero Pedro Sánchez parece no destacar en esta cualidad. […] durante una rueda de prensa desde el Palacio de La Moncloa, el jefe del Ejecutivo ha demostrado no saber distinguir entre los números fraccionarios y ordinales al confundir onceava con undécima. Ha usado la palabra que divide en once una unidad y no la que se refiere al siguiente turno al décimo. Y no es la primera vez. En 2016, ante sus compañeros del grupo parlamentario, se refirió a la nueva legislatura como la «doceava».

EL PLANTEL

 (Soneto)

 La vicepresidenta, la primera,

lo que son dos más dos, vemos, ignora;

del segundo -que sigue a la señora-

aparte de burradas, no se espera

 

salida de su boca que no fuera

una barbaridad, burda y sonora;

y ¡ay!, del fino su hablar que me enamora,

docto el verbo locuaz de la cajera.

 

O la pulcra dicción de una lagarta

que mata al andaluz con sus modales,

florón de un gabinete deprimente…

 

¿Pues, con tal el plantel, quién no descarta

que entre los fraccionarios y ordinales,

se líe su nefasto presidente?

 

Don Eufemio, oct. 20

(Continuará D. m., y si nos dejan)

DECÍAMOS AYER Vicente Díaz de Villegas y Herrería Soldado de España

Quienes no conocieron el régimen anterior no saben, no quieren saber o quieren intoxicar y confundir negando que en España, a diferencia de los países comunistas y sin el autonomismo-aldeanismo de caciques, progresó y creció.

1942-1977 Procuradores en Cortes, hoy llamados Diputados 556. 1978-2020 Total 1.918 (350 Diputados, 266 Senadores, 54 Eurodiputados y 1.248 parlamentarios autonómicos.

Resultado 1978-2020 una peor gestión y una mayor corrupción.

2020 hay 27 miembros de Gobierno, con 260secretarios, subsecretarios y direcciones generales de Presidencia y ministerios, y con 777 asesores.

Más de 8.100 ayuntamientos con sus alcaldes y concejales, 1.810 consejeros comarcales y 1.409 diputados provinciales y consejeros insulares nos llevarían a 77.000 cargos electos.

Pero si sumamos el otro personal de libre designación… política la cifra global rondaría los 450.000 entre los que se destacan:

  • Cargos de confianza en administraciones públicas 41.000 p
  • Cargos en empresas públicas con participación estatal: 131. 250 p
  • Liberados sindicales de las administraciones públicas: 65.130 p
  • Representantes de las patronales en los organismos públicos: 31.210

y… considerando 5 partidos en España, multiplicando por 5, llegamos a2.250.000 personas.

¿Tenemos bastante personal cualificado?

Si multiplicamos por 3 personas por familia creamos una dependencia de 6.750.000 a los que habría que sumar las personas trabajando en empresas, contrataciones, fundaciones, afines a los partidos.

¿Se explica la dependencia y clientelismo votante?

En 1975 había en España alrededor de 38 millones de personas con 470.000 personas en las administraciones.

En 2018 había 46 millones de personas con 2.580.000 personas al servicio de las administraciones a las que se sumarían los  450.000 políticos.

En 1975 había un 7,3% del PIB de deuda pública.

En2020 (julio)la deuda es 110,21% del PIB y per cápita 27.272€ PIB.

¿Quién paga el coste de esta macroadministración de más de tres millones que hay en España?

NOSOTROS los españoles, votantes ilusos.

¿Se explican la falta de dinero para pensiones, para familias, para la dependencia, para, mascarillas, trajes para sanitarios, PCR, vacunas,…?

Comparemos nuestro PIB con el Frances, Alemán, Británico,…y las prestaciones sociales.

¿Nos dejará dinero Europa?

Las ganancias de las castas gobernantes y sus nubes de empleados, parientes y afines sale del esfuerzo de los ciudadanos productores. Un delincuente inhabilitado, Torra (57), después de llegar a la Presidencia de la Generalidad sin experiencia política y con solo 28 meses de mandato, percibirá un sueldo de unos 120.000 euros durante los próximos años y una pensión vitalicia de 92.000 cuando cumpla los 65. ¡¡Un negocio!! Para ellos, predicando con el ejemplo, no hay Limites por Pensión Solidaria.

Cuando es evidente la globalización en mercados, comunicaciones, transportes y se funda una Unión Europa unida para competir -(con leyes, fronteras, defensa,…comunes)- troceamos España buscando su desaparición relegándola al término Estado. La pandemia ha mostrado este caos.

El desarrollo de las Autonomías del siglo pasado, ha sido un “mission creeping” para España y los españoles. Las Autonomías, a pesar de tecnologías que facilitan la gestión a distancia, por la deriva y corrupción de sus políticos, han hecho perder a España y a los Españoles fuerza y prestigio en la arena nacional e internacional.

¿A ver qué nos da Europa?

El régimen del 1978 necesita urgentemente rectificar desbordamientos y mirar hacia delante. España ya sufrió dos experimentos republicanos, terminados en perdidas en vidas y haciendas.

Para alcanzar el poder vale todo, ¿el fin justifica los medios?, y alcanzado el poder no hay un espíritu de servicio a España. Las urnas no bastan, Hitler llegó al poder por ellas. Los partidos políticos decimonónicos convertidos, en agencias de empleo han cambiado el fin por los medios.

La memoria es clave para el progreso pues permite aplicar las lecciones de éxitos y fracasos. Atención pues a no engañar con la historia para no repetir catástrofes. “Leyes de Memoria Histórica y Democrática”.

Desde la antigüedad, alrededor del Mediterráneo, se formó al  ciudadano. Con siglos de evolución, la enseñanza y transmisión del conocimiento se han sistematizado. Sin educación no hay cultura y sin ella no hay posibilidad de participar en la Democracia desde la ciudadanía y en consecuencia aparece una democracia fallida. “Aprobado para todos”.

La milicia, sanidad ante la enfermedad “guerra”, ya no es de los patricios sino que pasa por Academias donde se optimizan los conocimientos base y especializados para un eficiente liderazgo en diferentes escalones, en diferentes posibles escenarios y con diferente tecnología. Disuasión y Acción. Mandar es servir.

La autoridad implica responsabilidad que no se puede delegar”.

En medicina hay especialidades, máquinas y protocolos para lograr la curación del enfermo. Se exigen, desde la base y en todos los escalones, estudios y titulaciones para garantizar unos conocimientos que, aun no siendo la medicina una ciencia exacta, sirvan para curar al ciudadano. Se busca la Prevención primero y después la Curación.

Los profesionales de la sanidad son responsables ante la ley.

En la Ingeniería, construcción,…existen situaciones similares con titulaciones para electricistas, fontaneros, albañiles..,. de base o doctores ingenieros. De sus obras son responsables ante la ley.

En la Justicia si hay preparación y representación abundante en la política, aunque hay campos que desconocen y la lógica no basta.

Podríamos enumerar cada profesión: agricultura, ganadería, pesca, aviación, marina, minería…

Llama la atención sin embargo que para un Servicio como la Política no se necesita profesionalización ni titulación. Hablamos de los cientos de miles de “políticos”, ya enumerados, que debieran estar al servicio/ad-ministrare del ciudadano.

Es necesario profesionalizar y controlar la Política disminuyendo y anulando los cargos “políticos digitales” hasta Secretario de Estado incluido y terminar con asesores externos a sueldo que deben recaer en profesionales/técnicos de la administración, con conocimiento y experiencia, recuperando a García de Enterría y Martínez-Carande.

¡¡No hay dinero!!.

Las empresas están para ganar dinero, hay que recortar las empresas públicas -oxímoron-, lo que sea estratégico convertirlo en Servicio y los demás servicios a concurso.

Las decisiones requieren de asesoramientos de expertos… sin prisas si no se trata de accidentes, desgracias personales… La Pandemia alertada con tiempo ha mostrado a los Españoles la incapacidad del binomio Gobierno de España y Gobiernos de Autonomías. ¿Incluyendo asesores si los hubo?

Mientras se aplica la eficiencia energética, la ineficiencia político-administrativa es absoluta, demasiadas personas y servicios innecesarios y caros, que no resisten una auditoría de expertos. A la ineficiencia se le suma la deslealtad y traición de muchos partidos políticos y de políticos hacia España.

¿Pero quién arregla esto ? ¿Quién le pone el cascabel al gato? El centro de gravedad es la Unidad de España y una vez decidida la acción, para aplicar la solución están los VOTOS, la Justicia y las Fuerzas para imponer la Ley y la Administración del Estado.

Es necesario aplicar la responsabilidad penal y administrativa y no solo responsabilidad electoral para los excesos de los gobernantes que administran a su capricho y se escudan en las urnas. No debe endeudarse ninguna administración más allá de su recaudación durante el tiempo de mandato. Para endeudarse, con control de las administraciones superiores, debiera necesitarse de base un 2/3 de los votos.

Ejemplo: un Ayuntamiento, el de Zaragoza, según noticias, se endeudaba en 1.000 millones € sin que estén imputados o en la cárcel sus responsables por administración desleal, malversación de fondos, … todo un cúmulo de delitos. Lo mismo se podría decir sobre los miles de millones de Euros estafados a los andaluces con los EREs, a los catalanes con sus 3% o 5% y a todos los españoles en definitiva. Se llama derroche corrupto que se contagia en toda España.

¿En 41 años de adoctrinamiento político hemos madurado o hemos “Madurado”? La mentira y la confusión dificultan la visión.

El guerracivilismo salido de la política partidista ya hace estragos en la sociedad. La economía también se hunde por la desconfianza e inseguridad jurídica interna, municipal e intercomunitaria y externa. Hemos perdido oportunidades de progreso dentro y fuera de España y ahora estamos en la ruina económica y también estamos voluntaria e inconscientemente en el filo de la navaja del enfrentamiento civil. El ataque a la Justicia y al Rey abren un escenario muy peligroso.

Saldremos de esta situación pero no sabemos en cuánto tiempo y lo que resulta indignante es el tremendo coste de la huida hacia delante en este experimento de IRRESPONSABLES.

Se acabó la “sociedad easy” hay que luchar por España, cada balón, pero con jugadores profesionales.

Vicente Díaz de Villegas y Herrería

Soldado de España

17 10 2020

Blog:generaldavila.com

LA MEDALLA DE CAMPAÑA Y LA BALMIS Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

LA MEDALLA DE CAMPAÑA Y LA BALMIS Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Medalla de Campaña

Por Real Decreto de 25 de mayo de 2018 se creó la Medalla de Campaña para reconocer la participación de nuestros soldados en determinadas operaciones militares y campañas en el exterior. En el mismo RD. se facultaba al Jefe de Estado Mayor de la Defensa para determinar, mediante resolución, el nombre identificativo de las correspondientes operaciones militares y campañas en el exterior, en las que se concedía la Medalla de Campaña, así como el área geográfica que se definirá como zona de operaciones a efectos de su concesión.

No tardó el Jefe del Estado Mayor, General Fernando Alejandre, en cumplir con su cometido y en el año 2019 estaba finalizado el borrador que antes había sido remitido a los Jefes de Estado Mayor de los Ejércitos y Armada para su lectura y opinión.

¿Qué pasó después? A día de hoy nadie sabe nada, en el ministerio preguntas y miran para otro lado; ¿a Vitruvio? El caso es que aquella Medalla, de máximo valor para un soldado, la que corresponde a su labor en Campaña, para lo que se forma e instruye, duerme en algún cajón cerrado con aviesas intenciones. Marinela, con su cantinela…

Son las cosas de la Campaña, ese tiempo que están los Ejércitos fuera de sus cuarteles en operaciones (de guerra también). Ese tiempo en que se cumple con la misión y el cometido, para lo que te formas e instruyes, para lo que debería presupuestarse adecuadamente; ese tiempo fuera de casa, de la cercanía de los tuyos; ese tiempo por España, que poco a poco quieren diluir en misiones que nada tienen que ver con la misión y el cometido de unas Fuerzas Armadas modernas y eficaces. Una condecoración que se luciría con el orgullo y el honor de soldado, porque es la recompensa por cumplir eso para lo que te han formado y forjado.

Está todo hecho, solo falta la voluntad política para que nuestros soldados luzcan en su pecho la merecida Medalla De Campaña.

El 28 de julio del 2020, este año, se aprobó la Medalla conmemorativa de la Operación Balmis. Para reconocer al personal participante en la lucha contra el COVID-19. Eso está muy bien.

Las disposiciones para el desarrollo ya no se le asignaban al JEMAD, sino   que era la propia ministra la que las asumía. Ya están aprobadas, gracias a la diligencia de la ministra para repartir sonrisas.

Medalla conmemorativa Operación Balmis

Podría alargarme y decir muchas cosas. Dese aquello de Irak hasta recientes ofensas a los Ejércitos. Ofender es herir o humillar el amor propio o la dignidad, cerrar el grifo de los presupuestos en los que va vida y hacienda, y muchas cosas más.

Hoy solo digo lo que digo. Que semejante diligencia debe ser tanto para la que no es la campaña de los soldados, como para lo que sí es su Campaña.

Solo pido diligencia, prudencia y presupuesto. Para eso, para las Campañas. Y para las medallas que allí se ganan.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

19 octubre 2020

LA INTIMIDAD COMO RIQUEZA INTERIOR Pedro Motas (Veterano de España)

Una reflexión como Introducción:

¿Tiene algún sentido hablar hoy de intimidad cuando lo que se lleva es cultivar la imagen?; ¿no es la intimidad un residuo último de una época pasada en donde el hombre tenía muy reglamentada la vida con los demás?

Si, pero hoy día, lo que se valora es la espontaneidad, la naturalidad, la imagen, la moda, las entrevistas agresivas en televisión, los culebrones,… por ello, ¿de verdad sigue teniendo interés escribir sobre la intimidad del ser humano como riqueza interior, como valor?

A mi, sinceramente, sí me lo parece; y por eso aquí estoy, una vez más, para intentar dar sentido, humildemente, a algo que considero esencial en la época que vivimos de tanta insolidaridad, enfrentamiento, ideología, hipocresía, falsedad, engaño, egoísmo, pasotismo,… y que han provocado en mi una reacción contraria, una vuelta a los orígenes, a lo más profundo, a lo más íntimo, a lo más personal.

Tal vez  sea, también, porque la elegancia sale de dentro a fuera; pero ¿y qué es ese dentro?. De ahí mi interés por la intimidad, observando cierta forma remansada de vivir, que parece inspirada en una filosofía interior que consiste en una especie de coincidencia consigo mismo. Y quizás otra razón esté, frente al ruido y los constantes desplazamientos, en un amor hacia ciertos espacios rodeados de soledad y silencio, provocados por la actual pandemia.

Lo que está claro es que el hombre no se resuelve en un coctel de imagen-moda-espontaneidad-cuerpo; detrás de eso, si uno lo intenta, puede entrever que en la vida del ser humano hay otros elementos constitutivos interesantes, que quien los descubre y se apropia de ellos de una forma reflexiva, consigue hacer de su vida una aventura verdaderamente humana.

Pero la tarea de búsqueda de la propia intimidad no es fácil, entre otras cosas, porque hace falta inteligencia para percatarse de ese mundo que no se puede tocar ni oler; y además de esa inteligencia se necesita educar y acrecentar la sensibilidad, porque sin sensibilidad el delicado paisaje de la intimidad es interpretado bajo la clave del aburrimiento.

Inteligencia, sensibilidad… ¿no estaré poniendo muy difícil el acceso a este mundo que no acabamos de ver en qué consiste?. Porque estas condiciones de las que la intimidad necesita, nos hacen ver de una vez que el ser humano es mucho más que su cuerpo: es inteligencia, es voluntad, es memoria, es imaginación, es espíritu, es cultura, es sensibilidad, es…

Si es todo eso habrá que salir a su encuentro, para conocerlo, para descubrir sus implicaciones, para saber exactamente qué función cumple cada uno de estos elementos y cómo se relacionan entre sí; y será también necesario preguntarse si hay una instancia superior que los integre para dirigirlos a una meta, que dé sentido, luz y orientación a ese mundo interior, que exteriorizándose a través de un cuerpo no se reduce a él.

¿Tendrá que ver el mundo interior con la felicidad? ¿o más bien la felicidad anida únicamente en el cuerpo del ser humano? ¿Todos los mundos interiores son iguales? Desconocer esta parte del ser humano que es su intimidad es renunciar a conocer lo que en el ser humano hay de interesante.

Por lo tanto, hablar de intimidad supone hablar de espacios interiores, de lugares recónditos, de cosas queridas, de vivencias personales: es decir, de toda una analítica existencial cuyo perímetro gira entorno al ámbito más nuclear del yo personal; pero supone también, y este es el peligro, perderse, quizá, por corredores oscuros de los que no se sabe muy bien cuál es el origen, a la vez que se ignora cuál es su destino, para volver otra vez al punto de partida sin haber clarificado la noticia inicial que se tenía en torno a ese yo antes de emprender la incursión; o tal vez hablar de intimidad suponga, en ocasiones, simplemente un conocimiento reservado de la propia vida.

Es decir, la palabra intimidad, significa la zona espiritual reservada de una persona, también de un grupo o de una familia; y hace referencia, siempre, a las personas, a los seres racionales, que son los únicos que tienen un yo y tienen conciencia de ser un sujeto irrepetible. La intimidad se sitúa, pues, en el núcleo oculto de cada persona, donde se fraguan las decisiones más propias e intransferibles, vinculándose especialmente con la amistad, por eso aplicamos con frecuencia el adjetivo íntimo al amigo muy querido y de confianza.

La intimidad como coincidencia con uno mismo:

La intimidad con uno mismo debe ir dirigida a que los momentos en que uno coincide consigo mismo sean más frecuentes y, a la vez, más duraderos; pero ¿en qué consiste esa coincidencia consigo mismo?. Al reflexionar sobre este enunciado, lo primero que hay que señalar es que el vivir la vida no supone automáticamente tener una conciencia personalizada de vivirla. Entre vida y conciencia de la propia vida se da de  una forma usual un desacoplamiento, que hace que el ser humano viva su vida más desde el ámbito del espectador que del actor.

Ver la vida desde la barrera, sentirse espectador de la propia acción, vivir de una forma automatizada, son actitudes que se colocan fuera de lo que es tener intimidad consigo mismo. Por el contrario, tener una conciencia viva de la acción que se está realizando, subrayar el aspecto voluntario de las propias decisiones, es situarse en un marco de coincidencias entre el yo y la acción, en donde entonces el sujeto se reconoce a sí mismo a través de la acción.

En la medida en que en un sujeto la vida se traduce en vivencia, la trama biográfica de su propio yo adquiere una contextura mayor, y mejora la calidad de vida. No es suficiente vivir, porque si no se le añade su propia reflexión, se agota en sí  mismo. En cambio, cuando la reflexión incide sobre lo vivido, atravesándolo, incorpora la vida a la propia biografía del individuo. Por lo tanto, es necesario que el ser humano recupere su propia vida, a la vez que la vive, a través de una aprehensión volitiva consciente y asumida. No se trata tanto de sentirse responsable de las propias acciones como de saberse protagonista de su vida.

Las modas, las costumbres, los usos establecidos, el mimetismo, son factores todos ellos que dificultan la espontaneidad original y originaria en el actual ser humano consigo mismo, es decir, su propia intimidad. Pero lo más corriente es que lo que se hace, se dice, se interponga como una pantalla entre el yo conciencia y el hombre acción, y se viva una vida, si no enajenada, sí al menos vacía de resonancias personales, de identificaciones. Y vamos siendo uno más que no se distingue, que pasa inadvertido y confundido en la masa anónima, mal mezclado con los otros.

Emotional, depression, pensive and mental health concept. Vector illustration

Aunque siempre en el fuero interno hay una voz que se levanta sofocada por tanta imposición para reclamar por sus territorios perdidos, acudiendo al tan usado “habría que matizar…”, “yo no me identifico del todo con…”. Son gritos que nacen estériles cuando todo el paisaje de nuestro mundo interior ha sido aplanado, igualado y roturado en función del ser humano despersonalizado, estereotipo del hombre moderno, del que en este momento de la historia se lleva

La intimidad como apertura a los otros:

Como este mundo interior pertenece al ser humano, y él es de naturaleza social, igualmente su mundo interior tendrá por necesidad que abrirse a los otros. Todo ensimismamiento es legítimo siempre que no cierre su puerta a los otros. De esta forma se erradica cualquier matiz de narcisismo en esa justificada llamada a cultivar el mundo interior. El ser humano no puede diseñar su vida de espaldas a los demás, ni puede desinteresarse de los otros, porque paradójicamente se desinteresa también de sí mismo, ya que en cierto sentido podríamos decir que si somos solos, no somos.

Todo ser humano siente un fuerte deseo de comunicación, y no sólo de intercambiar opiniones sobre cuestiones ajenas al propio yo, sino que también desea compartir sus vivencias más profundas para darse a conocer y hacer partícipe a los seres queridos de su realidad más íntima. De esta forma, de una manera espontánea se establece entre nuestra intimidad y la de los otros un puente a través de la palabra.

La palabra cuando es auténtica, sincera y veraz, nace desde lo más profundo de nuestro yo, aunque como es lógico no siempre desvele aspectos de nuestra intimidad. De la calidad de la palabra dependerá, en gran parte, que podamos hacer partícipes a los otros de nuestro mundo interior.

Pero ¿quienes son los otros?… aquellos que no son yo pero no me son del todo ajenos; es decir, entre yo y los otros se da alteridad y distinción, pero no extrañeza. Los otros comparten conmigo la misma vocación de ser humano. Hay entre todos los seres humanos, pues, una afinidad que nos lleva a sentirnos iguales y respetarnos. Los demás comportamientos son forzados, artificiales y, además, falsos.

Cuando entre los otros y nosotros hacemos una distinción que nos sitúa en dos realidades heterogéneas, estamos equivocando el planteamiento, y rompemos el equilibrio que debe estar presidiendo las relaciones interpersonales. A veces, con más frecuencia de la debida, se oye decir “es que la gente…”, como si se tratara de otros seres que nada tienen que ver con nosotros. Y aunque la reflexión parece obvia “la gente somos nosotros”. Y es desde ese presupuesto, y sin hacer distinciones donde no las hay, desde donde hemos de abrirnos a ese nudo de comunicaciones que constituyen las relaciones humanas entre las que discurre gran parte de nuestra vida.

Pensemos, pues; meditemos sobre nuestra vida íntima, sobre nuestra relación con los demás, para enriquecer nuestro interior y poder, así, transmitirlo a los otros.

Pedro Motas

18 octubre 2020

Blog: generaldavila.com

 

Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

“No os acumuléis tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre destruyen, y donde ladrones penetran y roban; sino acumular los tesoros en el Cielo, donde ni la polilla ni la herrumbre destruyen, y donde ladrones no penetran ni roban; porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón”. (Mt 6; 19-21)

 Uno, cuya relación de bienes en la tierra, que con mayúsculas, tamaño 50 y a doble espacio caben en un pósit; y que sobre aquellos que el Cielo podrían servirme como aval en la vida futura  me temo que mi éxito en acumularlos pudiera ser manifiestamente mejorable, no deja de profesar la Fe (con mis dudas, que no pocas), de empeñarse en no olvidar la Caridad con el prójimo (el hermano, el compatriota, el vecino, el próximo en las Escrituras) y de mantener la Esperanza en que algo mejor nos aguarda y que la Justicia llegue para todos.

 La Justicia divina, porque de la justicia humana, ”la verdad es que” me fío bastante poco.   Arriesgado es en este contexto relacionar una con la otra; pero en fin, con la certeza de que la primera siempre se cumplirá y la otra, ya digo, no lo sé, me aventuro en mi composición.

 Busque en su memoria el lector, si a bien lo tiene, por si recuerda algún caso parecido en el que un sujeto pendiente de una imputación comparte confidencias con el Presidente del Gobierno de los Jueces y con el Presidente del Tribunal Supremo, el que tiene que deliberar y decidir sobre la misma: No creo que lo encuentre. Hemos visto algo parecido este verano en el que disfrutando de la brisa en una playa andaluza, Chaves, condenado y en fase de deliberación su presentado recurso “departe” con el Ministro de Justicia. Son cosas de la progresía; no lo busquen en otros ámbitos.

Y es que  lo de “dar a cada uno lo suyo” del viejo Ripalda,  vamos comprobando que va por barrios como los antiguos confinamientos, antes de la llegada del súper mega híper gran hermano ¡Y que Dios reparta suerte!

De la prensa de octubre de 2020

 *** EL JUEZ GARCÍA CASTELLÓN PIDE AL SUPREMO QUE INVESTIGUE A PABLO IGLESIAS  POR DENUNCIA FALSA, REVELACION DE SECRETO INFORMÁTICO Y SIMULACIÓN DE DELITOS CON FINES ELECTORALES.

Pide aplicar el agravante de género en el de revelación de secretos de su ex asesora. Eleva una exposición razonada para imputar también a Gloria Elizo, Raúl Carballedo, Marta Flor, Dina Bousselham y Ricardo Sa Ferreira.

*** El solemne, aunque austero, acto del 12 de octubre en el Palacio Real sirvió para comprobar que Pablo Iglesias tiene que hacer su numerito allá donde va -la mascarilla en apoyo a la sanidad pública y a la República- y que cuando el otro día garantizaba que el Tribunal Supremo no ejecutará contra él el suplicatorio para investigarle por los delitos de revelación de secretos, delitos informáticos y denuncia falsa en relación con el caso Dina-Iglesias, no estaba diciendo la verdad.

Para estar tan seguro de que el Supremo no le investigará, su conversación de varios minutos, a solas, con el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, revela que el vicepresidente segundo del Gobierno no lo tiene tan claro, ni muchísimo menos.

SEÑALES

(Soneto)

 Muchos vas, de tus pelos a dejar

del  grotesco tu moño en la gatera,

muchos de tu casposa pelambrera,

por ésos, los banquillos a chupar.

 

Fueron muchos los pasos de tu andar

con la tu prepotente borrachera

de argucias y patrañas; chapucera,

de tu estrella verás el declinar.

 

Rumiarás, solitario, tu futuro

fiel imagen, ya ves, de tu caída,

cuando tanto y tal alto te creíste.

 

Pues que tu porvenir hosco y oscuro

-por justa la sentencia y merecida-

será señal de que ¡Sí, Dios existe!

 

Y allegose, ya les cuento,

de dignidad harto escaso,

hecho todo un esperpento

con la jeta de cemento,

preguntando por su caso.

 

Don Eufemio, oct. 20

(Continuará Dm; y si nos dejan)

LA PATRULLA ÁGUILA Y LA BANDERA DE ESPAÑA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Son siempre momentos de gloria ver en el cielo de España izada la Bandera por nuestros pilotos de guerra del Ejército del Aire, sujeta en un mástil tan incomparable como los ojos de los españoles que desde tierra la sostienen con el impulso del alma. Como la letra de su himno, el que escribió Pemán:

«Volad, alas  gloriosas de España/ estrellas de un cielo radiante de sol/ escribid sobre el viento la hazaña/ la gloria infinita de ser español».

No se pueden subir más alto Bandera y sentimiento de España.

No se puede escribir y describir a España más arriba que desde los cielos radiantes por donde volaron siempre, por los confines del mundo, las alas españolas.

No se puede servir más alto y exhibir con humildad y honor el servicio a España desde nuestra Fuerzas Armadas.

Por todo ello la Patrulla Águila, es un Patrimonio español, de todos los españoles, a los que representa y anima, a los que alegra y estimula, a los que ilusiona al ver que España tiene el camino abierto en el cielo, águila viajera, consejera, vigilante y augurio de humilde grandeza.

Hay una historia y una parte técnica, antecedentes de ese inigualable momento de ver nuestra Bandera dibujada en el cielo.

La Patrulla Águila, como a menudo actúan los militares españoles con sus equipos, hizo una adaptación imaginativa y artesanal para instalar humos de color en el avión de construcción española C-101, modelo que no estaba pensado para exhibiciones y mucho menos para lanzar humos de color. A finales de los 80 se instaló un sistema para obtener  humo blanco, y en Barcelona 92 se inauguraron los humos de color con la Bandera Nacional.
El color se consigue con un agregado químico que, tras activarse por el piloto desde la cabina, se superpone a la base de humo blanco obtenido de quemar diésel previamente cargado en los depósitos internos de las alas, y que se lanza pulverizado por un difusor hacia la tobera de escape de gases calientes del motor. El interruptor en cabina activa humo blanco, y una segunda posición le superpone el aditivo rojo o amarillo a cada avión.
Ha transcurrido 1 año desde la última exhibición de la temporada en 2019, se canceló la temporada 2020 por la Covid-19 y la Academia General del Aire ha sufrido sucesivas inundaciones recientes en la zona del Mar Menor, 2 accidentes mortales de pilotos de la Patrulla Águila y 1 accidente mortal de un profesor y su alumna en vuelo en este año 2020. No dan un paso atrás, la moral la mantienen alta y siguen su adiestramiento con eficacia y alto sentido del deber.
Este año 2020 su actuación el 12-O tenía una especial importancia.

La pandemia hacía que el acto fuese mínimo, poco visible, poco participativo y muchos miraban al cielo para ver eso: Nuestros pilotos dibujando en el cielo la misma Bandera de España que sus compañeros de armas izaban en tierra, y todos en presencia del Rey que nos une.

¿Por qué no decirlo? Muchos españoles sentíamos el momento, por la sucia política de enfrentamiento y de daño al corazón de España, como el de más necesidad para sacar a ondear la bandera. Era la Fiesta Nacional de España. Aunque los signos externo e internos parezcan más bien el funeral de su historia. Por eso queríamos ver nuestra Bandera en el cielo y que todos mirasen sus colores rojo y amarillo. Era el día.
El corazón de nuestros pilotos de guerra, aún sigue triste, pero aguerrido, con ganas de lucha y solventar este contratiempo fallido. Se repondrán y volverán al cielo a decir: ¡Aquí está! ¡Nuestra Bandera de España!

Al despegar de San Javier hacia Madrid y probar humos, algunos seguidores (spotters) vieron volverse a la Base varios aviones por mal funcionamiento de este sistema, y seguidamente despegar otros aviones reserva que si les funcionaron bien los humos.
En el sobrevuelo del 12 de octubre, se observó en la televisión que los tres aviones centrales lanzaron humos amarillos, pero el componente químico salió esta vez muy diluido y sin apenas contraste con el fondo de cielo muy luminoso.
El avión extremo inicio bien su humo con color rojo, pero al poco de iniciar debió fallar el suministro de dicho componente  quedando solo la base de humo blanco.
Estos fallos ocurren a veces, pero no tan inoportunamente.

Habrá análisis del mismo, se pondrá remedio con el mimo y atención extra que estos veteranos aviones requieren, se volverá al cielo con la bandera.

Era el día, pero otros habrá. Cada vez son más necesarios  gestos que muestren y eleven  los símbolos de nuestra Nación a todos los españoles. Estamos muy faltos de símbolos. Están muy atacados nuestros símbolos, y con ello nuestro progreso y futuro.

No podemos permitirnos ni un movimiento mal hecho.

Ánimo y adelante, valientes pilotos y mecánicos de la Patrulla Águila, alas gloriosas de España.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

17 octubre 2020