UNA REFLEXIÓN REPUBLICANA. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Los hetairoi eran la caballería de élite de Alejandro Magno. La palabra podemos entenderla como los que están cerca del rey que además de luchar a su lado en combate formaban su guardia personal.

Estar cerca del rey siempre fue un gran honor y hasta hace poco las ordenanzas militares decían que la principal misión de todo militar es el servicio al Rey, incluso por delante del servicio frente al enemigo.

«Estar cerca del Rey» sobrecoge porque es el símbolo y representación de la nación. Una proximidad medida y siempre bien entendida, cerca, pero manteniendo la distancia que exige el servicio a quien simboliza la encarnación de todo un pueblo.

14 Abril 1931. El Rey se marcha, abandona el ejercicio de sus funciones para evitar un supuesto y posiblemente no seguro derramamiento de sangre.

No había razón alguna; nadie había puesto en las urnas la forma política del Estado. Solo eran unas elecciones municipales que el Rey ni perdía ni ganaba; él no jugaba. No había triunfado ni perdido en las urnas. No se le había preguntado nada a la República ni a la Monarquía; a nadie le habían preguntado por ellas. Nunca se sometió a referéndum la forma política del Estado. Conviene tenerlo muy en cuenta. Eran solo unas elecciones municipales. Un 12 de abril de 1931.

Dos días después, el 14 de abril, Alfonso XIII, el Rey soldado, se quedó solo. Alguien le dijo que los españoles habían dicho, aunque nunca dijeron nada porque nadie les había preguntado.

¿Dónde están mis leales?

El general de Brigada Francisco Franco Bahamonde Director de la Academia General Militar había propuesto que esta se ubicase en El Escorial: «Si hubiésemos estado en El Escorial acaso habrían podido cambiar algunas cosas. A mí me hubiese sido fácil presentarme el 12 o el 14 de abril de 1931 en Madrid, al frente de los cadetes, e influir, quizá, sobre las circunstancias que determinaron la expatriación de Alfonso XIII» (Franco. Manuel Aznar).

El 14 de abril el rey tiene que abandonar España. Se va solo, muy solo. ¿Políticos?, ninguno para dar la cara por él. ¿Monárquicos?, ¿los hubo alguna vez? ¿El pueblo?, ¡¿qué sabe el pueblo?!; lo que le digan y a donde le digan.

De repente: nada; no queda nada de la España monárquica, nadie que dé la cara por su rey. No hay monárquicos, no hay alfonsinos, no hay cadetes, no hay generales, no hay soldados. ¿Dónde está el pueblo?

Guerras, unas ganadas, alguna perdida, en España, en Europa, dictadura o dictablanda, tensiones civiles y militares; todo lo ha aguantado el rey o ha creído aguantarlo. Malos consejeros. Oídos sordos. Lo que ocurre es inesperado para la calle, pero admisible. Es inadmisible políticamente, pero todos lo admiten; esperan sacar partido de la nueva situación. Nadie discute. Los hechos se dan por buenos, aunque sean malos. La política de barrio, callejera, de tumulto,  acaba con la forma política del Estado. Todos a una Fuenteovejuna. ¡Viva la República!

Nada de monarquía, ¿o de Alfonso? Palabras. El Rey se va de España. Dice que no le quieren. La calle manda, esa calle que bien conoce el rey callejero.

Habían muerto muchos soldados. Demasiados y demasiado lejos. La lealtad perdida entre guerras de cañones o de moquetas, de presupuestos y favores, de medallas y concesiones. Demasiados sacrificios exigidos a los que a cambio no recibían más que el olvido de su patria, de los suyos, en guerras donde se hablaba de España, pero no se la sentía, donde se hablaba de patriotismo, pero no había patria, donde se sufría la lentitud de ver con qué rapidez llegaba la muerte; lejos, demasiado lejos y demasiado rápida. ¿Quiénes son los que ahora gritan en la calle? ¿Serán ellos?

Mientras se le acaba el tiempo el rey tiene aún lucidez para una breve meditación. Aquella dictadura. ¿Para qué? No era eso, no era eso. Esto no acabará aquí. ¿Quién sabe lo que se avecina? El Rey se va. ¿Dónde vas Alfonso XIII? Ya no hay vuelta atrás. Que se las arreglen ellos.

Aquella primavera del año 1931 hablaron los generales. Muchos de ellos venían de presidir con sus entorchados alguna procesión de la reciente semana de pasión, la Semana Santa, Angustias y Esperanzas, bendiciones y aleluyas. Marcha Real, ¡Viva España! ¡Viva el Rey!, golpes de pecho mientras se agitan las medallas. De repente, de la noche a la mañana, se acuestan monárquicos y amanecen republicanos. ¡Viva la República!

Primo de Rivera ya es historia, se había ido a morir, solo, a París, sin bandera que lo envolviese. ¡Estaba todo tan reciente!

La Guardia Civil se inhibe por orden de su Director, el general Sanjurjo. Recuerda sus cuentas pendientes con el que ya es solo don Alfonso. El Toisón de Oro que no le han dado, que si su mujer no es del gusto real, gentilhombres  de S.M. con acceso directo al despacho real, prebenda que él recuerda no poseer. Al final lo personal cuenta y cuenta mucho.

Sanjurjo es protagonista esos días abrileños de repúblicas. Le gusta ser importante. Lo es. África y alguna cosa más le han dado fama y honores que a veces no se corresponden. El ministro de Estado, Alejandro Lerroux,  le pide que asegure el orden. El general exige para él plenos poderes sobre el Ejército, las Fuerzas de Seguridad y la policía. Lo quiere todo y lo obtiene. Sobre un general, Sanjurjo, marqués del Rif, recae el peso de dar la bienvenida a la República, con orden y concierto. Es su protector inicial, el general que la República necesitaba; a pesar de Azaña y muy a su pesar: «…accedió sin resistencia a prestar a la República, que reconoció, el primero e inestimable concurso de la guardia civil de la que era director general. Siguió al frente de ese instituto, pero muy pronto se inició una antipatía que le hizo incompatible con Azaña, el cual no se cansaba de manifestar la molestia sentida ante la pretensión de que la República tuviese un patrono o protector y con entorchados».

El rey de España, la Casa de Borbón, con Alfonso el XIII -¡vaya por Dios!-, se va.

Desde el 12 de abril de 1931 la calle no deja de gritar. Por ahora solo eso: gritos.

Berenguer ministro de la Guerra rubrica el final de la escena. Escribe a los capitanes generales la noche del mismo día 12. Les da la orden definitiva: «…los destinos de la Patria siguieran el curso que les impone la voluntad nacional». Está claro: no hay que contar con el Ejército, que nadie mueva un pelotón. Lo que diga Sanjurjo. Nada que hacer. Dejar correr la calle.

El Rey no tiene donde apoyarse. Dice que no quiere derramamiento de sangre. ¿Y si resiste? «Dios sabe lo que hubiese ocurrido si Su Majestad resiste; tal vez se hubiese salvado el trono».

Pero es el final de la Monarquía: «Quiero apartarme de cuanto sea lanzar unos compatriotas contra otros en fratricida guerra civil… Suspendo deliberadamente el ejercicio del poder real y me aparto de España».

Se acabó el Reino de España, que ahora es la República española. Rumbo a Cartagena.

Dice el Rey: «Cumplid siempre con vuestro deber, que yo no he de olvidar jamás el mío…». ¿Y si el Rey resiste? La pregunta hoy es más evidente. Ya sabemos la respuesta.

La guerra no vino como consecuencia de la marcha del Rey sino por los que en un ruin pacto traicionaron el curso de la historia y se amañaron a su gusto unas elecciones trayendo una República que no supieron encauzar ni dirigir. Ni la monarquía, ni la República eran culpables. Todos culpables: la incompetencia de unos dirigentes demasiado complacientes que con su escasa sabiduría gobernante se llevaron por delante la monarquía y detrás de ella la república.

Habrá que admitir la consabida frase: «La República la trajeron los monárquicos y, después, la perdieron los republicanos».

Nos recuerda Carlos Seco Serrano la escena dolorosa de la partida de Carlos X que le hace decir a Balzac: «Aun detestando a los reyes, debemos morir defendiéndolos, en el umbral de sus palacios, porque un rey somos todos nosotros, un rey es la patria encarnada…».

Y entonces Alejandro Magno al frente de sus hetairois galopó hacia la brecha abierta a los persas y se dirigió contra Darío, que abandonó el campo de batalla ante el ataque de Alejandro. Sabiendo el rey que su viejo general Parmenión se encontraba en difícil situación abandonó la persecución de Darío y se lanzó con su caballería a socorrerle derrotando a los persas.

Estar cerca del Rey. No abandonarle nunca.

14 de abril 2021

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

 

Mi próximo libro: LA GUERRA CIVIL EN EL NORTE. El general Dávila, Franco y las campañas que decidieron el conflicto

Les comunico la publicación en la editorial La esfera de los libros de mi libro:

La Guerra Civil en el norte

El general Dávila, Franco y las campañas que decidieron el conflicto

Aunque no estará a la venta hasta el 5 de mayo, aquí les mando el link en Amazon para el que quiera ojear la portada.
He puesto una enorme ilusión y trabajo en este libro; en él va volcada una extensa e inédita documentación donde se aclaran hechos históricos hasta ahora desconocidos.
Espero que les guste y más adelante informaré con detalle del contenido y presentación.
Cualquier duda me tienen a su disposición.
Muy agradecido a todos los que muestren interés por la obra.

Enlace al Libro: 

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

13 abril 2021

Desde su atalaya cordobesa F. Torres les trae LAS COSAS DE DON EUFEMIO

EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ

Entrega trigésimo…

Remitido

Acabo de llegar de Mercadona donde he aprovechado para reponer el material de protección de mis fosas nasales, tan necesario cuando se tienen que comentar las aptitudes, palabras  y actitudes de ciertas personas.

Cuando España se encuentra entrampada hasta las cejas, el crecimiento se avista como un horizonte imposible, las colas del hambre se miden por kilómetros; cuando el número de parados asciende a los 4.000.000, cuando hay un millón de personas que dependen de un incierto y mísero ERE, cuando un millón de autónomos han o están en trance de bajar la persiana de su pequeña empresa, aparece un cretino, éste sí, que se cisca en el dolor y la incertidumbre de tantos compatriotas.

Claro que con “el paro” que le queda  -“si otros lo cobraron, por qué no habría de hacerlo yo “– es comprensible que piense (¿?) que eso de trabajar quede para los cretinos. ¿O es que aquello de meterse “casi 6000 € al mes por la patilla, ya no es  “indigno”? ¡Qué, poca, vergüenza!; en fin, al soneto.

 De la prensa de abril de 2021

 *** PABLO IGLESIAS: SÓLO UN CRETINO SE SENTIRÍA BIEN CUANDO TIENE MUCHO TRABAJO

El candidato de Unidas Podemos en la Comunidad de Madrid ha dejado claro su escaso amor al trabajo en una entrevista en Espejo Público.

 *** HA SOLICITADO YA LA INDEMNIZACIÓN QUE LE CORRESPONDERÍA POR SU CARGO COMO VICEPRESIDENTE, TRAS ABANDONAR EL GOBIERNO PARA CONCURRIR A LAS ELECCIONES DE LA COMUNIDAD DE MADRID. LA SOLICITÓ EL PASADO MARTES 6 DE ABRIL LA PRESTACIÓN COMPENSATORIA CORRESPONDIENTE A SU CESE COMO VICEPRESIDENTE SEGUNDO Y MINISTRO DE DERECHOS SOCIALES Y AGENDA 2030, QUE ASCENDERÍA A 5.316,4 EUROS AL MES.

 Don Eufemio, abr. 21

(Continuará Dm; y si nos dejan)

ooo000ooo

LOS VERSOS DEL CORONEL

Un griego en Toledo (Epílogo)

 Corría por su mitad el mes de marzo de 2020; estrenábamos la fatídica pandemia con un brutal confinamiento. De sus consecuencias en vidas humanas y coste social poco sabíamos pero algo intuíamos: la realidad ha sido, sigue siendo y será bastante más dura.

 Entonces, y con el ánimo de que sirviera como humilde y necesario bálsamo para nuestras almas atribuladas se me ocurrió presentar en el blog este trabajo que en algo nos alejara del pavor de la noticia diaria y de la insensibilidad y falta de empatía del político de turno para con el español sufriente. Así se fueron desgranando los endecasílabos hasta conformar casi un medio centenar de poemas que nos han acercado al candiota, residente y vecino de Toledo.

 Con este soneto a modo de prologo les presenté a mi paisano de adopción:

Después, y a lo largo del año, con una mínima referencia a su biografía, un comentario imprescindible para vincular cada obra al momento en que se hizo o, igualmente, una ligera aportación de los motivos que las fundamentaron se ha ido presentado el citado escaso medio centenar de sus cuadros  en lo que sin más condicionamiento que la preferencia personal, he querido ver lo más representativo de su obra.

Y cuando ya el personaje, a base de entrar en casa cada semana mediante el click en el oportuno “comando” del ratón del ordenador se ha convertido en un compañero del que un poco más sabemos de su vida, sus anhelos, sus misterios, su arte, sus triunfos y sus tropiezos, resulta que, ¡y cuánto lo siento!, tiene que abandonarnos, quizás para hacer un hueco a otros que vendrán. Pero no quisiera yo que le digamos adiós del todo; que ocasiones habrá para volver a reencontrarnos con nuestro camarada griego, veneciano, romano…, y sobre todo, toledano. Porque, no olvidemos que así él lo quiso demostrar en tantas ocasiones reflejando tantas veces esta ciudad en sus cuadros.

Y agradeciendo la fidelidad de tantos, de las  muestras de afecto para con un servidor, reconocimiento de mi humilde trabajo y las aportaciones siempre amables y oportunas, decimos hasta luego a este genio.

A nuestro amigo  Doménikos con este último soneto en el que  a modo de epílogo, termino como empecé, porque no podría ser de otra manera: entre el pasmo y la fascinación ante su vida, su arte y su paleta.Félix Torres.

SOLO QUIERO QUE ME CUBRAN CON LA BANDERA DE ESPAÑA… (General de División Rafael Dávila Álvarez)

bandera2

Batalla de Castillejos. Arenga el general Prim a los voluntarios catalanes:

‹‹Soldados podéis abandonar esas mochilas porque son vuestras, pero no podéis abandonar esta Bandera porque es de la Patria››.

Es el bagaje del alma de soldado. Es necesaria una percha, anaqueles que soporten tantos relatos escritos en las páginas de los humildes pergaminos de los soldados, pobres y honrados, pobres por honrados, que han dejado escrito en esa Bandera el amor que abrazado al dolor se convirtió en rojo y gualda. En aquellas guerras de África del XIX, nuestros soldados, catalanes, extremeños o castellanos, del Regimiento de Córdoba o del Saboya, infantería de León,  Arapiles o Simancas, del batallón de Navarra o de Chiclana, españoles de cada rincón, empezaban a llevar una bandera que servía para tapar el equipo colocado en el vasar o percha de los dormitorios. En el combate aquella diminuta bandera de 60×80 iba guardada en la mochila, recámara del soldado, el alma y la vida a la espalda, caminando con la Patria a cuestas. Pañuelo cubre-perchas que ayer cubría sus enseres privados, luego su posición señalaba, más tarde cubrirá su cara cuando le echen una palada de tierra sobre su cuerpo que el deber se ha llevado.

Se hizo reglamentario para los de la cuarta región militar, Cataluña,  en 1904. ¿Sería en recuerdo a la arenga del general Prim? ‹‹No podéis abandonar esta Bandera…››. Al poco tiempo la Real Orden se hizo extensiva a todos los cuerpos del Ejército. Pero pasó el tiempo y también los combates. Se olvidó la bandera. La mochila empezó a rellenarse con inservibles utensilios que vaciaron de contenido el alma del soldado. El pañuelo cubre-perchas fue olvidado. Algo del alma de soldado se fue con ello.

Hubo un día en que se cantaba:

‹‹El día que yo me muera

si estoy lejos de mi Patria,

solo quiero que me cubran

con la Bandera de España››.

Fue olvidado.

Era el último uso del inicialmente llamado pañuelo cubre-perchas. No era un pañuelo, era la Bandera de España. Cubrían con ella el rostro de nuestros muertos en campaña. Luego, a paladas, la tierra los tapaba.

‹‹Solo quiero que me cubran

con la Bandera de España››.

El olvido es virtud en esta tierra roja y amarilla como su Enseña. Pero no hay quien detenga cada primavera el florecer de los jaramagos y amapolas que tiñen de bandera los campos de España.

62aLos sentimientos de un pueblo se izan sobre el asta de la enseña como los colores que adornan su paisaje. Cuando eso no ocurre cualquier cosa puede suceder, normalmente desaparecer como nación. Nunca pueden caer los colores de tu patria. Siempre a la vista. El cornetín y la bandera ponen orden en el alma del soldado. Un soldado solo existe y se encuentra definido si detrás hay una bandera. Sin bandera no hay soldado, ni ejército, ni nación.

La historia de la diminuta bandera de percha o de mochila parece que se recupera. Aún no ha sido recogido reglamentariamente. Desde aquí pedimos que se regule y se reglamente su uso. No hay suficiente tejido para confeccionar la historia de España y de su Bandera. Esta historia no está confeccionada con tinta y papel ni con fibras de tela. Está hecha a base de vidas y sangre derramada. Quedó resumida un día en un trozo de tela de 60×80. Recuperarla no puede ser cosa de la iniciativa privada. Todos los soldados deben de tener su bandera, de percha o de mochila, llámenla como quieran, es la Bandera de España.

Puedes tener una vida de riquezas lleno. Puedes heredar tronos y privilegios. Puedes vestir distinguidas libreas. Pero llevar en tu mochila la Bandera… Explícalo tú, soldado, explica lo que sientes cuando antes de dormir, cuando estás reventado que jamás cansado, abres tu mochila y se desparrama el rojo y gualda allí guardado. Cuando abres tu mochila y antes de escribir la carta, antes del destino que la vida te ha dado, y el recuerdo a los que te esperan, antes de a ellos empezar a dedicarles ese poco tiempo que te queda, el tiempo más delicado, salta de tu mochila, entre lo más amado, tu alma de soldado, la Bandera de España, un trozo de tu vida, de los tuyos, lo más amado.

Díselo tú, soldado, a los que nunca han sentido, a los que nunca han amado.1362849818_0

Habla de tu Bandera, de lo que por ella siente tu alma de soldado.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

4 abril 2021

 

 

 

LAS CORSARIAS:https://youtu.be/CHJydNqMgPM

LA ARMADA ESPAÑOLA EN DIQUE SECO. ESPAÑA DESARMADA, DESEMBARCADA Y DESAIRADA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

El buque de asalto anfibio Castilla (L-52). Foto Armada española

A los militares no se les quiere escuchar y eso que no paran de hablar. Sin palabras también es posible comunicarse. Por ejemplo cuando se rompe un barco de guerra en plena operación militar. Ha hablado el barco (que conste en acta) y ha dicho: «Hasta aquí he llegado».

Si eres retirado y hablas: mal; y que por qué no hablaste antes (pues mire lo hice donde debía por respetar la ley). Si te callas: peor. Si te afilias, ya retirado, ¡qué cosas! Si hablas y dices lo que no quieren oír, pues corre el escalafón y tú quedas fatal, como poco patriota; o a lo mejor te premian y a Estados Unidos o cosas así. Que uno ya no sabe lo que hacer. Puede que lo más adecuado sea cantar, quizá con los ingredientes del rap: contenido, ritmo y entrega. Voy a intentarlo antes de callar para siempre.

No hace ni una semana que publicaba un artículo en el que exponía las dificultades de los ejércitos y la Armada para sobrevivir con el escaso presupuesto asignado. Una enfermedad muy antigua que alguien pensó que con los nuevos tiempos, la aprobación de la Constitución de 1978 así como de las Directivas de Defensa Nacional, y otros papeles mojados, iba todo a cambiar para convertirnos en unos ejércitos capaces de poner a España en el sitio internacional que le corresponde.

Pero no. Llegó la ideología y desvistió un santo para vestir a otro. Así España quedó desarmada, desembarcada y desairada.

Que nuestras Fuerzas Armadas son un ejemplo para el mundo, admiradas y envidiadas por muchos otros ejércitos es también muy antiguo y conocido. El soldado español, nuestro único embajador en estas cosas de la guerra, sigue siendo lo más valorado y aún hay quien dice que se lo den, aunque sea desnudo y desarmado que ya se encargará él del resto.

No sé si nuestros gobernantes han caído en la cuenta de que una cosa son unas Fuerzas Armadas para andar por casa y otra una Fuerza con carácter y peso internacional que se corresponda con la situación y misión de su nación en el contexto geoestratégico mundial, que por cierto, no es un problema de exclusividad militar, sino que esa estructura y peso de sus ejércitos es el que permite adentrarse con firmeza en el panorama diplomático, económico y de decisión. Ese es el quid, los que deciden: ¿Cuántas Divisiones tiene…? ¿Lo recuerdan?  Pues les recuerdo que nuestro presupuesto está en la cola de los que integran la OTAN y sin preverse cambios en el futuro.

Miren, todo es muy sencillo. Solo es necesario disponer de capacidades materiales y personal motivado o también personal motivado y capacidades materiales.

Parece que nadie, entre los que pueden y deben, está por la labor.

Desde el año 2008 los ejércitos y la Armada no hacen sino perder capacidades de manera alarmante.

Los recursos de las Fuerzas Armadas provienen de los Presupuestos Generales del Estado y de los créditos de Mantenimiento de la Paz. Cada vez más los ejércitos se están financiando con los créditos de Mantenimiento de la Paz lo que supone una permanente incertidumbre ya que nunca se sabe cuando los vas a recibir, cuánto dinero vas a percibir y en qué se pueden gastar. Después de 30 años de experiencia en estas misiones bien se podrían incorporar a los Presupuestos Generales del Estado (excepto lo que sea expresamente necesario para contingencias) y así disponer de unos presupuestos que cubran las necesidades sin angustias ni permanentes zozobras en materiales y calidad de vida.

La situación nuestra es la contraria: aumentan las necesidades a la vez que se envejecen los ejércitos en sus dos grandes aspectos: personal y materiales, siendo la atención al personal la principal asignatura pendiente, ya que es reflejo de todo lo demás.

La calidad de vida del soldado es una de las claves de la eficacia de un Ejército y para ello es necesario repasar sus retribuciones, atender al apoyo de la movilidad geográfica y a las infraestructuras que le permitan desarrollar una vida adecuada y que responda a su disponibilidad permanente y sacrificio. Las inversiones en infraestructuras para la calidad de vida se han reducido en un 50% desde el año 2008 algo inexplicable y que incide de manera directa en la motivación.

En resumen es necesario que sinteticemos y olvidemos la palabrería técnica o confusa y nos centremos en el verdadero problema:

—Personal motivado

—Capacidades Materiales

No debemos pasar por alto el tema del envejecimiento de la tropa que va unido a la obligatoriedad para una gran mayoría de tener que dejar el servicio al cumplir la edad de 45 años, dos problemas íntimamente relacionados y sin resolver a los que podemos calificar de imprevisión y precariedad. La edad media actual en la tropa en el Ejército de Tierra es de 34`2 años y la pretensión es que sea de 30 años. ¿Cómo lo van a conseguir? Porque ese es uno de los motivos principales de motivación. No se explicó o se dijo la verdad desde aquel electoral y frívolo mensaje: «Se acabó la mili» y ahora lo estamos pagando. Difícil papeleta que juega una baza importantísima en mantener una moral de victoria.

¿Cuál es el principal obstáculo para tener unas Fuerzas Armadas en condiciones operativas, ilusionadas y eficaces?: económico.

Llevamos tiempo pidiendo una Ley de Financiación de las Fuerzas Armadas que las dote de un presupuesto estable que permita realizar inversiones plurianuales y evite trabajar siempre en el corto plazo. En definitiva unos presupuestos suficientes, previsibles y estables.

Llevamos más de una década de restricciones y esto no puede seguir así porque además de estar en juego nuestra seguridad y defensa, la de España, hay muchos hombres que arriesgan a diario su vida en instrucción, adiestramiento y misiones reales con muchas deficiencias en sus capacidades y ello provocado por desatención en el factor principal: el económico. Supone un irresponsable riesgo.

Acabamos de ver que el buque de asalto anfibio Castilla (L-52), uno de los más avanzados de la Armada, que desde el pasado mes de enero se encuentra liderando la Operación Atalanta de la Unión Europea en misión de mantener la seguridad en las aguas del Golfo de Adén y Somalia, ha tenido que abandonar la misión debido a una avería.

No es mi intención achacar esa avería a nada relacionado con el mantenimiento y sostenibilidad del buque. Puede que no tenga nada que ver o puede que sí. Los expertos y usuarios tendrán la respuesta.

Sí es el momento de recoger lo expuesto recientemente por el Almirante 2º Jefe del Estado Mayor de la Armada. De estas declaraciones no hace ni un mes.

«Los recursos recibidos por la Armada han evolucionado negativamente desde el 2008. El Capítulo 2 (créditos que aseguran la formación y la utilización) se han reducido un 13% y los del Capítulo 6 (sostenimiento e infraestructuras) un 35% lo que ha provocado un aumento de horas de funcionamiento de los equipos y sistemas entre los ciclos de mantenimiento y una disminución del stock de repuestos disponibles».

«Lo más grave ha sido el recorte en la obtención y renovación. Al principio de la década anterior la Armada contaba con 77 barcos y 11 años después ha habido 23 bajas y solo 7 altas, lo que hace que haya un déficit de 16 buques. Si estimamos que la vida media de un buque es de 35 años, para reponer esos 77 buques la tasa de reposición debería ser de 2´2 barcos por año y a duras penas alcanza el 0´6 anual».

El envejecimiento de la flota es evidente con una media de 27 años, próxima al límite de su vida media o en su último tercio de vida.

Decía el Almirante que al envejecimiento se une la falta de financiación para reponer o restaurar sistemas obsoletos y la descapitalización en repuestos y pertrechos.

En una gráfica expresión: «Sin el mantenimiento adecuado y continúo podemos tener un montón de hierro en valor militar, eso sí, de la mejor calidad».

Algo parecido, las mismas vulnerabilidades presenta el Ejército del Aire que tiempo tendremos de analizar.

Es urgente mantener las capacidades de nuestros ejércitos y Armada. Renovar las unidades, modernizar otras e invertir en el sostenimiento de las que están en activo. El tiempo apremia y urgente es que nos digan la verdad antes de quedar desarmados, desembarcados y desairados.

A lo largo de la exposición hemos planteado que el principal obstáculo para tener unas Fuerzas Armadas en condiciones operativas, ilusionadas y eficaces era el económico. ¿Acertaremos? ¿No será el ideológico?

Convendría ponerse de acuerdo en qué es España y cómo se la defiende.

El resto se nos daría por añadidura.

Resulta que los cañones, los barcos y los aviones también hablan y están en aquello de jamás decir que están cansados hasta caer reventados. Como sus hombres.

Como la canción de Alaska y Dinarama : ¿A quién le importa lo que yo digo…?

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

12 abril 2021

 

 

 

 

PÁTER FERNANDO HUIDOBRO. CAPELLÁN LEGIONARIO General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

 

Hoy hace 84 años que murió el Páter Fernando Huidobro. Camino de Santidad ya recorrido. Un proceso lento que se inició en 1946 y estaba olvidado, detenido, casi perdido. De nuevo se ha retomado y hay que empezar de nuevo, casi de cero. Habrá que reunir documentación, testimonios, historias, todo servirá, pero no será esa recopilación lo más importante. Es necesaria la devoción, el permanente recuerdo y advocación al Santo legionario, al Páter Huidobro, y esa devoción le llevará a los altares; tendremos que obligarle a bajar del Cielo para que nos acompañe, no lo dudará, pero antes hay que rezar.

Fernando, José María, Melitón, de Huidobro y Polanco, nació en Santander el 10 de marzo de 1903, siendo el sexto hijo de los nueve que tuvieron sus padres, dos de ellos asesinados en la revolución roja.

Su infancia y niñez se desarrolló entre Santander y Melilla a donde se había trasladado la familia, y posteriormente en Madrid.

Desde niño quiso ser militar, aunque en un momento debió aclarar que cura militar, ya que dos de sus hermanos estudiaban la carrera de las armas.

Se preparó en Derecho en el Colegio de los Padres Jesuitas del Paseo de Areneros en Madrid, y una vez terminada su formación expresó el deseo de ingresar en el noviciado de la Compañía de Jesús, lo que efectuó en Granada el 20 de octubre de 1919.

Fue la Primera Profesión en 1921, dando a continuación comienzo sus estudios de Humanidades y Filosofía en Aranjuez (1927-29) y Madrid, Colegio de Chamartín de la Rosa (1929-30). Pasó a cursar Teología en Oña (Burgos) y en Madrid.

El Decreto de disolución de la Compañía de Jesús (1932) le obligó a trasladarse a Bélgica (Castillo de Marneffe) y de allí a Holanda (Valkenburg) siendo ordenado sacerdote y diciendo su primera misa el 28 de agosto (San Agustín) en 1933.

Portugal, Alemania, Bélgica; allí se enteró del comienzo de la Guerra Civil. Pronto pide permiso al Prepósito General de la Compañía, Padre Wladimiro Ledochowski, residente en Roma, para incorporarse a la lucha por la necesidad que había de sacerdotes.

Con la autorización concedida llega a España y entra por Hendaya donde presencia la batalla de Irún que describe en una de sus cartas.

Al entrar en Pamplona se emociona ante el espectáculo de aquellos requetés que rezan todas las noches el Santo Rosario y marchan al combate después de confesar y comulgar. Se aleja de Navarra al ver que allí sobraban sacerdotes.

El 2 de septiembre llega al frente de Guadarrama donde se encuentra con otro jesuita, el Padre Caballero, al que sustituye para que pueda descansar unos días. Es su bautismo de fuego, su primera Extrema Unción, los primeros muertos a los que consuela en su final.

Se traslada a Cáceres donde logra entrevistarse con Franco: «Trabaje usted, Padre, y sus compañeros cuanto puedan por el bien espiritual de nuestro soldados».

Es destinado a la IV Bandera del Tercio de la Legión a la que se incorpora el 12 de septiembre de 1936.

Escribe al Provincial, Padre Sánchez Roble: «Después de muchos días, logro escribirle en el papel que me prestan los soldados. Estoy con la columna del teniente coronel Asensio, de modo que mis feligreses, aparte las fuerzas auxiliares de Artillería, Ingenieros, Sanidad, son los legionarios. Ya he actuado intensamente».

Produjo su aspecto una inicial desilusión en los legionarios, que se desvaneció enseguida al verlo actuar, grande en el combate, heroico en su proceder, mortificado en su persona, sacrificado en el servicio y con un atractivo que arrastraba tras de sí.

En el caserío denominado El Bravo sufrió su primer bombardeo. Refugiado en el Puesto de Socorro atiende a los heridos mientras un avión Douglas bombardea durante horas, pero milagrosamente ni un solo proyectil tocó el caserón donde se había instalado el Puesto de Socorro.

Cazalegas, San Román de los Montes, Santa Olalla, San Martín de Valdeiglesias, Escalona, Torrijos… Móstoles, Alcorcón. Combate decisivo en Retamares, se toma Cuatro Vientos, Villaverde, los Carabancheles, dice la primera misa sobre el Cerro de los Ángeles y, al fin, Madrid.

Es herido en una pierna el 9 de noviembre siendo evacuado al hospital de Griñón y después al de Talavera. En diciembre ya estaba de nuevo en su puesto con los legionarios. Aprovechó unos días de menor actividad en el frente para hacer su profesión solemne en la Compañía de Jesús. Fueron cinco días de retiro, como una preparación para la muerte. El 25 de marzo de 1937 hacía Páter Huidobro Profesión solemne ante el Rector del Colegio de Villafranca de los Barros, Padre Enrique Jiménez. Dio una conferencia el día 6 de abril sobre su labor apostólica con los legionarios y el día 6 de abril se despedía para incorporarse de nuevo a la IV Bandera de la Legión.

Los días 8 al 13 de abril fueron de un combate durísimo. El domingo 11, el ataque se intensificó. El Páter Huidobro no abandonó ni un solo instante el Puesto de Socorro.

Un obús de cañón 12´40 cayó en el marco de la segunda ventana de la casa. En el suelo yacían varios muertos y heridos, y entre ellos, de espalda, junto a la misma puerta de la habitación, con una herida profunda en el lado izquierdo de la cara, producida por la metralla, el capellán de la Bandera, Páter Fernando de Huidobro. La muerte fue instantánea.

¡Padre! ¡Guárdese, que le van a matar! Le gritaban los legionarios cuando le veían cruzar de una a otra parte buscando heridos mientras las balas parecían respetarle.

Los legionarios cuentan y no acaban de las conversaciones que tenía con ellos en las que procuraba irles poco a poco esclareciendo y aplicando a su vida militar las doctrinas de la Iglesia. Les hacía preciosos y sustanciosos comentarios sobre el Credo legionario y sobre todo les acompañaba en el último momento dando esperanza y una mano donde agarrarse.

Sin dejar nunca de interesarse por los rojos a quienes predicó más de una vez desde su puesto utilizando altavoces.

Dicen los legionarios que la Misa no la omitió jamás durante la campaña. Los días que había operaciones se le veía a las dos y a las tres de la mañana cuidándose de prepararla. Oían muchas veces la Misa entre el silbido de los proyectiles artilleros y el tableteo de las ametralladoras, los morterazos, y sobre todo se sobreponía la voz de aquel cura con persuasión y firmeza.

Al empezar un combate todos querían besar el crucifijo del Páter; con él en alto los arengaba y les excitaba a la contrición. Lo ponía sobre los labios ensangrentados de los que caían heridos en el combate. Tenían gran devoción al Crucifijo y fue su deseo ponerlo en el guion de la IV Bandera al morir su Capellán.

En noviembre de 1936 escribía el Padre Enrique Jiménez, Rector del Colegio de Villafranca (Badajoz) al Padre Sánchez Robles: «Han pasado por aquí unos legionarios heridos. No tiene usted ni idea del concepto elevadísimo que tienen del Padre Huidobro, y, sobre todo, de su valor… Para que esta gente —que son los soldados más bravos del mundo— hable con entusiasmo de la valentía del padre se necesita que haya hecho éste derroche de valor. Cuando asaltan las trincheras el Padre va siempre en primera línea con ellos, les da a besar el Crucifijo y los bendice y absuelve. En ocasiones se ha traído a hombros heridos de los rojos para confesarlos antes de morir».

Podría seguir con cientos de testimonios legionarios, de los mandos, de uno y otro bando, pero hablar de un Santo sobrecoge y mejor es dejarlo para la intimidad.

Sus restos se encuentran en la Iglesia de los jesuitas San Francisco de Borja, de la calle Serrano y quizá en breve se trasladen a la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas en la calle Sacramento de Madrid. Recientemente el Arzobispado Castrense con el fallecido Obispo Castrense don Juan del Río (D.E.P.) a la cabeza, se hizo cargo de los trámites necesarios para recuperar la causa de beatificación del Padre Huidobro. Está en marcha de nuevo este lento caminar que la humildad de Páter legionario parece que se resiste a realizar, que le tengamos por Santo, cuando él sabe que sin protocolos, sino el legionario, hace ya muchos años que es el Páter legionario y Santo.

Recordad aquello de «Pedid y se os dará». Nada como la intercesión del Páter Huidobro. Acudid a él con esa fe legionaria que se eleva por encima de la adversidad, que no le importa que seas pecador, que acoge a quien acude, sea quien sea y necesite lo que necesite. Todos necesitamos y él espera a sus legionarios, pecadores o santos.

Id a rezarle, que su devoción aumente y venga entre nosotros que buena falta nos hace.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

11 abril 2021. Hoy hace 84 años que murió el Páter Huidobro

Enlace a la Causa de Beatificación del Padre Huidobro

Desde su atalaya cordobesa F. Torres les traslada LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega trigésimo primera

Remitido

 

Ante la nefasta gestión de un gobierno que en el asunto de la pandemia deja el marrón en manos de las autonomías -siempre que, asesorado por el señor del peluquín, se haga lo que dictamine el supremo líder, “cogobernanza” lo llaman- resulta que Dª Ayuso se pone en contacto con Rusia para adquirir el número suficiente de dosis que permitan (¡vaya por Dios, con el nombrecito!) la inmunidad de rebaño en Madrid, cuanto antes.

 Obviando que en la autonomía valenciana D. Puig ha hecho otro tanto, comparece  D. Sánchez en rueda de prensa en Moncloa tras el Consejo de Ministros; y usando y abusando de los medios de todos en un espacio que habría de ser neutra, entra en campaña y  arremetiendo contra la heroína madrileña la pone como chupa de dómine, eso sí, con esa voz esdrújula, engolada y estomagante que acostumbra a usar en momentos así. Y tras él, comenzando por D. Tristón toda la progresía política y mediática, la voz de su amo bendecida por el riego de las oficiales subvenciones, publicidad institucional y otras hierbas, van en socorro del atribulado líder, que sacando fuerzas de flaqueza y pomposamente nos anuncia otro nuevo “principio del fin de la pandemia”. ¿Y van…?

 Pues, ¡hala!; todos al retablo.

De la prensa de abril de 2021

SÁNCHEZ ANUNCIA “EL PRINCIPIO DEL FIN DE LA PANDEMIA” QUE YA ANUNCIÓ EN JUNIO, NOVIEMBRE Y DICIEMBRE de 2020.

Además de atacar a Ayuso desde la Moncloa, Pedro Sánchez ha comparecido para anunciar de nuevo el fin de la pandemia.

 

Don Eufemio, abr. 21

 (Continuará Dm; y si nos dejan)

ooo000ooo

LOS VERSOS DEL CORONEL

Un griego en Toledo (Cont.)

Frisando los sesenta, edad algo ya avanzada para la época, El Greco, según testimonio de su hijo, nos deja este colosal autorretrato en el que como siempre nos muestra el alma del retratado, esta vez a través, quiero ver, de su mirada.

A la típica manera española, la consabida mezcla entre la chapuza, la dejadez y la altanería nos ha impedido, conocer el lugar donde este coloso de la pintura reposa en paz. Porque es cierto que su sepultura está y la hemos visto donde él lo quiso y para cuyo entorno pintó la Adoración de los Pastores y una Resurrección de Cristo que allí están; la segunda, original, y la primera, una copia según aquí se apuntó en su día. Pero un “distanciamiento” entre el hijo del genio y la Superiora del convento llevó a la exhumación y posterior probable enterramiento de sus restos en el convento de san Torcuato. Y aunque sólo fuera por hacerle una visita de vez en cuando y como reflejo en mi soneto, ya me gustaría que su tumba siguiera en aquel su primer emplazamiento y donde las monjitas, –también ellas quieren así creerlo- nos cuentan que aún está: en el sarcófago de la imagen,  existente bajo el coro de la iglesia del convento de Santo Domingo el Antiguo, donde recibió su primer encargo toledano.

Félix Torres

 

KOSOVO 3. DE LA CAIDA DEL MURO DE BERLIN AL ATAQUE OTAN Vicente Díaz de Villegas y Herrería Soldado de España

Tras la caída del Muro de Berlín en 1989, bicentenario de la Revolución Francesa, las parálisis europeas en la crisis yugoslava, el fracaso de la ONU/Departamento de mantenimiento de la paz (PKO) y su Fuerza de Protección (UNPROFOR) y la petición de Francia, protegiendo Sarajevo, y de UK, junto a la diplomacia americana pro árabe de petróleo y equilibrio con Israel, terminaron por decidir, en 1995, al Presidente Clinton a intervenir militarmente en BiH a través de la OTAN, atacando objetivos con aviación (30/8-20/9 1995) y sustituyendo a UNPROFOR, inicialmente por un año IFOR (fuerza de implementación) (20/12/1995-20/12/1996), para prolongarlo, cumplido el mismo, con la SFOR (fuerza de estabilización).

¿Se mandaba un mensaje al Este?…A fines de 1999, después del ataque OTAN sobre Serbia incluida su provincia de Kosovo, la UE decidió acelerar el proceso de ampliación hacia el Este.

Ante las autoproclamadas independencias de sus Repúblicas, el gobierno de Milosevic actuó militarmente en Kosovo (1989-1990), en Eslovenia (1991-10 días) Croacia (1991-1995), en Bosnia-Herzegovina (1992-1995) y nuevamente en Kosovo (1998-1999). Una nueva guerra civil, como en 1941-1945, pero sin comunistas, ni nazis, ni fascistas; ahora Croatas, Eslovenos, Bosnios, Serbios (incluidas la Krajina y las provincias de Kosovo y Voivodina con sus diferentes orígenes), Montenegrinos y Macedonios y entre ellos católicos, musulmanes y ortodoxos, agitados por políticos sin escrúpulos, se enfrentaban con violencia fratricida.

La Voivodina húngara de Serbia no presentaba problemas ni tampoco Montenegro la mayor violencia se ejerció en los territorios con ms población musulmana como en BiH y Koçovo. Macedonia también sufrió la infiltración de albanokosovares del ELK/UÇK que asesinaron e incendiaron provocando un conflicto menor.

En marzo de 1989 se inició el proceso para abolir la autonomía de Kosovo a través de enmiendas a la Constitución. El 28 de junio de 1989 se producía una manifestación política serbia en Kosovo-Polje para conmemorar el 600 aniversario de la batalla y derrota serbia a manos de los otomanos en 1389.

El mismo año Vllasi y otros líderes albaneses fueron arrestados por oponerse al aumento del control serbio sobre Kosovo.

En julio de 1990 el gobierno serbio suprimió a la Asamblea de Kosovo el derecho a convocar y emitir legislación sin las directivas de Belgrado.

Durante 1990 los disturbios civiles por parte de albanokosovares aumentaron. A la violencia albanokosovar las fuerzas de seguridad serbias respondieron con el uso de la fuerza.

Cuando los parlamentarios albaneses de Kosovo realizaron su asamblea en los escalones de la recién disuelta Asamblea y proclamaron la Soberana República de Kosovo dentro de la Federación Yugoslava, las autoridades serbias disolvieron oficialmente el gobierno de Kosovo y asumieron el control ejecutivo.

La eliminación completa de la autonomía de Kosovo fue concluida en septiembre de 1990 cuando un cambio en la Constitución serbia redefinió a Kosovo como una región en el interior de Serbia.

Desde ese momento los albanokosovares constituyeron una administración paralela incluyendo escuelas e instalaciones de salud que operaban al margen del sistema serbio.

Entre las acciones que llevaría a cabo la KFOR fue el apoyo a las ONGs para reconstrucción de escuelas cerradas en el Área de Responsabilidad (AOR) de la Brigada Multinacional N-Oeste (BMN-W) en Klina, Istok, Djakovica, en la que se encontraba integrado el contingente español.

En las elecciones de la década de 1990 en la República Federal de Yugoslavia, las autoridades y la oposición política serbias trataron de integrar a los albaneses en el proceso político pero el líder albanokosovar, el intelectual Ibrahim Rugova, promovió el boicot.

La Albania postcomunista, muy débil para lograr tal Estado, no estuvo implicada en la recreación de la Gran Albania de Mussolini en los Balcanes.

En junio de 1991 comenzaba la guerra en Yugoslavia con la secesión de Croacia y Eslovenia de la federación yugoslava. Alemania y el Vaticano reconocieron con rapidez a esos Estados de religión mayoritaria católica.

El Acuerdo de Paz de Dayton de 1995, que puso fin a la guerra de Bosnia y Croacia, al no reconocerla exigencia de autonomía de Kosovo y al ser el presidente Milosevic un legítimo negociador de la paz desilusionó a los albanokosovares.

Los albanokosovares independentistas de Kosovo, proclamaron que Dayton parecía certificar el uso de la violencia y premiar a quienes realizaron limpiezas étnicas, y ante la falta de intervención occidental y de efectividad de la resistencia pasiva de Rugova, el Ushtria Çlirimtare Kosoves(UÇK/ELK), formado en 1991,lanzó una campaña de terrorismo asesinando a funcionarios serbios y miembros de las fuerzas de seguridad, tanto policías como guardias de frontera. Tal campaña fue respondida por los policías y militares serbios con duras contramedidas contra los albanokosovares del UÇK considerados secesionistas peligrosos.

En marzo de 1997 el gobierno de Albania se hundió debido a la ruina de su sistema financiero. Mucho armamento y municiones militares albaneses fueron robados y utilizados para alimentarla violencia del ELK en Kosovo que desafiaba a las autoridades serbias en una guerra de insurgencia y terrorismo. Mientras que la Liga Democrática de Kosovo de Ibrahim Rugova permaneció comprometida con una solución no violenta.

En el depósito de armas del UÇK en Rznic, Área de Responsabilidad (AOR) de la BMN-W (una de las 5 Brigadas OTAN- 10.887Km2) el UÇK del área Dukagjin (3.891Km2) entregó a la OTAN, como cumplimiento del “Undertaking” de 90 días, además de armamento, – 3,785 fusiles, 341 ametralladoras, 140 morteros,… había más de 6 millones de cartuchos la mayoría de procedencia china seguramente de Albania, 35.655 granadas,… Además de este armamento y munición entregado se requisó en diversos controles de toda la BMN-W cerca de 800 fusiles, 45 ametralladoras y 350.000 cartuchos.

La comunidad internacional respondió a la crisis en 1998 con la creación del “Grupo de Contacto” integrado por Estados Unidos, el Reino Unido, Rusia, Francia y Alemania. Milosevic y las autoridades serbias fueron considerados principales responsables de la violencia desatada.

El fracaso de la conferencia de paz de Rambouillet, Francia, de febrero de 1999 y de otra reunión realizada posteriormente en Paris, junto a la espiral de violencia de paramilitares serbios en Kosovo, aceleró la intervención de la OTAN.

El 24 de marzo de 1999, la OTAN, sin resolución legal de NNUU, comenzó un ataque aéreo. El pretexto era castigar al gobierno serbio por la represión contra los albano-kosovares y obligarle a aceptar los términos OTAN, incluyendo la ocupación OTAN de Serbia como fuerza de interposición de Kosovo.

El 27 de marzo de 1999 el Tribunal de La Haya acusó a Milosevic de crímenes de guerra.

El ataque se mantuvo 78 días. En junio con la entrada de las fuerzas terrestres de la OTAN en Kosovo terminaba la guerra contra Serbia en Kosovo y otras partes de Serbia como Belgrado capital de Yugoslavia

Durante las operaciones del 1er Contingente Español (junio1999 enero 2000) un equipo de forenses españoles enviados por Justicia e Interior, exhumó cadáveres en las proximidades de la prisión de Dubrava bombardeada por la OTAN en la cual también permanecía en su colchoneta el cadáver momificado de un antiguo recluso. Una de las anécdotas de los forenses fue que les presentaban algún hueso de animal que querían hacer pasar por humano. Triste engaño en un escenario de odio alimentado por intereses donde las primeras víctimas son la verdad y el amor.

Para Max Scheler el resentimiento es una autointoxicación física, un autoenvenamiento que depende de nosotros. Véase Kosovo y véase, por otros intereses, España.

Ante el ataque aéreo las fuerzas serbias, especialmente los paramilitares,  incrementaron su guerra contra el ELK/UÇK provocando el éxodo de Kosovo de cientos de miles de albanokosovares que se refugiaron en Macedonia y mayoritariamente en Albania, además cientos de miles se desplazaron internamente en Kosovo. En total cerca de un millón de albanokosovares se movieron. Los serbokosovares, ante el terrorismo del UÇK, la ofensiva aérea y la retirada del Ejército yugoslavo también se refugiaron en Montenegro y Serbia entre 100.000 y 200.000.

Muchos de los hogares vacíos en Kosovo fueron incendiados por los paramilitares serbios los albanokosovares y después por el UÇK albanokosovar los de los serbios. Delincuentes de diferente color.

El 9 de junio de 1999 Yugoslavia y la OTAN, con Rusia presente, firmaron en Kumanovo un acuerdo técnico militar, MTA, conforme al cual la primera retiró sus fuerzas militares, policiales y paramilitares, permitió el regreso de todos los refugiados y accedió a que entrara una Fuerza de paz de la OTAN. El 20 la OTAN firmaba un acuerdo de menor nivel, undertaking, para desarme del UÇK.

El acuerdo entre la OTAN y Belgrado se formalizó con la Resolución 1.244 del Consejo de Seguridad de la ONU del 10 de junio de 1999.

Vicente Díaz de Villegas y Herrería

Soldado de España

Jefe del Primer Contingente Español en Kosovo

5/4/2021

Blog: generaldavila.com

 

HONOR A TODOS LOS QUE DIERON SU VIDA POR ESPAÑA. Julio Serrano Carranza Coronel de Aviación (R.)

Desde los orígenes de la humanidad, todas las civilizaciones han dado una especial relevancia al culto a sus muertos. Esta liturgia funeraria cobraba una especial significación cuando el fallecido, poniendo en riesgo su vida, realizaba una acción relevante a favor de su pueblo. Hoy en día, afortunadamente, en nuestra sociedad seguimos teniendo héroes a quien honrar su memoria, que arriesgaron sus vidas en aras al bienestar común de sus conciudadanos.
Esta tradición secular fue la que movió a los gobiernos de Gran Bretaña y Francia, al finalizar la I Guerra Mundial, a erigir un monumento funerario que simbolizase a todos aquellos soldados caídos en tan sangrante y devastadora contienda bélica. Con este monumento se quiso dar también una sepultura física a todos aquellos soldados desaparecidos en combate y desconocidos; “conocidos, pero por Dios”, como se grababa en algunas lápidas. A este monumento funerario simbólico se le denominó la Tumba al Soldado Desconocido.
Esta simbología fúnebre, para honrar la memoria de los compañeros de armas que, en cumplimiento de su deber, perdieron la vida en acto de servicio en defensa de la Patria, se extendió por todos los países del mundo a lo largo de los años 20. La mayor parte de estos monumentos, mantienen una Guardia de Honor que vela y protege el sueño eterno de los soldados caídos en combate.
Así, podemos señalar la tumba existente en la Abadía de Westminster en Londres; en el Altare della Patria en Roma; en la Plaza Sintagma en Atenas; en  los jardines de Alexander en Moscú o la que se levanta en el Cementerio Nacional de Arlington en Virginia, entre las más conocidas.
En nuestro país contamos con el Monumento a los Caídos por España, inaugurado el 2 de mayo de 1840 en recuerdo a las víctimas del alzamiento en armas contra el ejército francés en la Guerra de la Independencia que “descansan en este campo de lealtad regado con su sangre. Honor eterno al patriotismo” reza en una de sus placas. Posteriormente, fue S.M. el Rey Juan
Carlos I el que lo inauguró en 1985 en “Honor a todos los que dieron su vida por España”.
El acto de homenaje a los caídos es un sentido recuerdo que honra la memoria de todos los soldados y marineros caídos en la defensa de España, que tiene y ha tenido muchos frentes abiertos a lo largo de su larga historia. La rendición de honores a los caídos por España es una ceremonia que está presente en todos los actos relevantes de carácter institucional y militar. Este homenaje, pero con un ceremonial más sencillo, se repite todos los días en las unidades, centros y organismos (UCO) de las Fuerzas Armadas españolas, en el ocaso del día, tras el arriado de la Enseña Nacional, con el toque de oración.
La terrible pandemia que estamos sufriendo generada por la COVID-19, nos ha obligado a cambiar muchos de nuestros hábitos y la forma de vida que llevábamos hasta ahora. Nos ha hecho modificar muchos de los estándares sociales y a aceptar un cambio de paradigmas que, hasta ahora, teníamos como referencia. Sólo se aprecia lo que tienes hasta que lo pierdes. Mascarilla, gel hidroalcohólico, lavado de manos, vacunación, saludos distantes, teletrabajo, ERTES y un largo etcétera sin fin, es la seña de identidad de estos “annus horribilis” que nos ha tocado vivir. La lucha desigual contra un enemigo invisible pero letal, en un principio a pecho descubierto y sin las debidas protecciones sanitarias, ha costado la vida a muchos españoles. También ha sacado a relucir los mejores valores de nuestra sociedad. Cada uno de nosotros ha aportado y lo sigue haciendo, lo mejor de sí, en esta lucha contra un virus que aún nos tiene atenazados.Empezando por nuestro personal sanitario en los hospitales, las FFCCSE en su protección y seguridad constante de los ciudadanos, los miembros de las FFAA apoyando con sus medios y personal para prevenir y evitar que haya más muertes, los docentes, farmacéuticos, los trabajadores de los servicios públicos esenciales y tantos y tantos otros que, anteponiendo el bien común, han continuado en su puesto de trabajo, en su puesto en formación. Muchos de ellos, lamentablemente, pagando sus actos de generosidad para con los demás, con su propia vida.
Aquellos que siguen al pie del cañón, en sus diferentes puestos de trabajo, ante tanta adversidad y desasosiego, merecen nuestro reconocimiento y gratitud por el valor demostrado. Una de estas públicas recompensas, en el ámbito militar, ha sido la justa creación de la Medalla Operación Balmis por el Ministerio de Defensa, para su concesión a aquellos miembros que han actuado con un extraordinario sentido del deber en defensa de los demás. Los que han sido meritoriamente recompensados, lucirán en su pecho con honor esa medalla que les identificará para siempre y en su memoria, la imborrable satisfacción del deber cumplido.
Paseando por el Madrid primaveral, en esta atípica Semana Santa, en donde la procesión, nunca mejor dicho, va por dentro, me he acercado a la plaza de la Lealtad en donde se erige el Monumento a los Caídos por España. Mantengo un momento de recogimiento y rezo una oración por el alma de todos aquellos valientes compatriotas que, en cumplimiento del deber, ofrecieron su vida por España. La muerte no es el final.
La llama perenne que luce en el monumento, con su vivo movimiento y cálida sensación, mantiene vivas las almas de aquellos españoles que nos dejaron. Me viene a la mente aquellos valientes que han muerto luchando, cuerpo a cuerpo,
en este combate epidemiológico tan desigual. Aquellos que estuvieron en primera línea de combate en las salas de urgencias de hospitales, asistiendo a nuestros mayores en las residencias, manteniendo los servicios esenciales de nuestras vidas, en farmacias, supermercados, transporte, etc.
En este combate nunca hemos estado solos. Todos unidos como una piña, codo con codo, pica con pica, como en los antiguos Tercios de Flandes, los españoles nos hemos levantado en armas contra un ejército virulento invasor, que no da
tregua al descanso, pero en donde el desánimo nunca ha sido una opción.
El monolito de la Plaza de la Lealtad representa a todos los que dieron su vida por España. El homenaje a los caídos y el toque de oración diario en las unidades militares es también un acto solemne a la memoria de ellos. Por aquellos compañeros de armas y conciudadanos que lucharon con firmeza y con todas sus fuerzas por la defensa de todos los españoles, contra un enemigo común. Pero que, en el fragor de la batalla, con la dignidad e integridad que lo
sabe hacer un español, con coraje y valor, perdieron sus vidas.
Al abandonar la plaza de la Lealtad, me invade una sensación de tristeza al contemplar el vacío que rodea al Monumento a los Caídos por España. Cerrado y vallado, parece que hemos olvidado lo que representa. Sin una Guardia de Honor que vele el sueño eterno de nuestros caídos, sin la custodia permanente que demanda un lugar sagrado para nuestra Patria, sin una corona de laurel a modo de tributo adornada con una cinta con los colores de la Enseña Nacional.
Ante este profundo sentimiento de desazón, recuerdo aquellos versos del poeta Gustavo Adolfo Bécquer que, de una forma meridiana supo expresar esta misma sensación de abandono: ¡Dios mío, qué solos se quedan los muertos!
Nuestros muertos, los muertos de todos los españoles.
Julio Serrano Carranza. Coronel de Aviación (R.)

Blog: generaldavila.com

9 abril 2021

¡MIERDALEÑOS!: ¡A VOTAR! Rafael Dávila Álvarez

Mierdaleños. Conocen el término. No sé nada del inventor, que seguro era un famoso escritor (de twiter). La primera vez pude oírlo en la orilla del mar de una playa del sur. Las playas del sur no pertenecen a nadie salvo al viento, pero a Zapatero/Sánchez parece que ya, menos mal, dejan de hacerles caso por lo que la costa vuelve a recuperar la esperanza de poder abrir y cerrar a las horas adecuadas para que los negocios y la vida se prolonguen hasta fin de mes sin tener que recurrir al llanto y crujir de dientes, que es el paño de lágrimas que ofrece la economía de guerra de la izquierda, la que aprovecha cualquier virus para la imposición definitiva del lamento. Los pueblos, ya se sabe, a pasar hambre. Su nombre es Estado de Alarma y deriva en estado de ansiedad.

¡Ya están aquí los mierdaleños! «¡Haremos el agosto!»; eso se le olvidó al inventor. Mierdaleños, franceses o ingleses, ¡qué más da! Ponte unas cañas y tráenos una paella para olvidar el cocido mierdaleño  o los callos a lo mismo.

Nunca me había dado cuenta que yo era de Madrid, mierdaleño, hasta que se empeñaron en insistir en las diferencias. La diferencia estaba en la «singularidad» cuando creía que lo revolucionario era la pluralidad de ideas y de cosas terminadas en s como españoles, mejor que mierdaleño o el singular origen. De repente dejamos de ser españoles y aparecimos con inventados gentilicios, muchas veces incomprensibles y difíciles de situar. Por lo menos diecinueve; o más.

Ahora todos pendientes de los mierdaleños. ¡A ver que votan! Porque claro, ahí está la clave y el horizonte de acontecimientos.

La izquierda roja, la del «No pasarán» internacionalizó Madrid; de Brigadas y otras nacionalidades, y Madrid siguió como si no fuese con ellos porque tenía que atender a todos sin preguntar: ¿de dónde es usted? Aquí no se es de ningún sitio y hay de todo y de todos los sitios. Si se fija un poco verá hasta extraterrestres con cara y andares de normal.

Aquello que pasó en el plioceno los rojos no lo perdonan y enrojecen —más— al ver que una señora de nombre Isabel —como aquella primera reina— castiza y de primera fila, se empeña en hacer las cosas para todo el que llega a su casa que es Madrid, e insiste, mal que les cueste, en dejar hacer a los mierdaleños, y a los que no lo son, los internacionales, lo mejor que sepan y puedan, cosas así como montar empresas, crear puestos de trabajo, hacer hospitales, guarderías, carreteras y soltar palomas-palomos en plan libertad, además sin ira y con la gracia de la verbena.

Cada vez se ven menos rojos por las calles de Madrid, o al menos ya no te preguntan, solo en el 8M, y los mierdaleños seguimos sin mirar el origen, porque aquí no importa donde ni como uno nace sino como procede; y si eres honrado, pobre y desnudo puede que tengas mejor cualidad que el más galán y lucido. Vamos que da igual de aquí o de allá, que seas rojo o azul, amarillo o verde, el caso es que vivas y dejes vivir, y cuando hay que echar una mano, pues se echa; nunca al cuello.

Somos muchos, todos queremos hacer lo mismo, ganar lo mismo, tener lo mismo, pero nos empeñamos en ser distintos y poner barreras hasta en la habitación donde nacimos.

Puede que sea Madrid el comienzo y el lugar que abra la puerta de la libertad. Va siendo hora.

A ver qué votan los mierdaleños.

Que vuelvan pronto a las playas del norte y del sur, de levante y poniente; sobre todo que no pierdan la brújula que siempre señala la dirección de la libertad.

Rafael Dávila Álvarez

8 abril 2021

Blog: generaldavila.com

 

 

«EL ALMA OCULTA» Coronel de Caballería ® Ángel Cerdido Peñalver

El oficio de poeta como el de «juntaletras» es melancólico y suicida, por su intento de atrapar el tiempo y retener la «huella de la luz en sílabas de sombra» (Juan Luis Panero). Como la suerte es loca y a cualquiera le toca, hoy me ha dado por observarme, pero como se sabe los espejos no tienen memoria, son totalmente amnésicos y por tanto no se lo que hoy veré en ellos.
El contraste real de mi persona nunca me lo dio espejo alguno, sino más bien una foto reciente, y es que casi todos tenemos un alto concepto de nuestro estado físico.
Aprobando la imagen que nos devuelve ese espejo cada mañana, ya se que la primera impresión es francamente mala, pero después de un buen afeitado, la imagen cambia y lo que vemos nos oculta la realidad. La foto no.
No ocultó la realidad aquel espejo de palacio, a un paleto algo ya viejo, cuando a la corte llegó, pues admirado se quedó delante de un gran espejo, y su rostro contemplando dijo:
―«Voto a tal, que cara de animal tiene ese que me está mirando».
Igual era uno de esos espejos hechos en Lohr am Main ciudad alemana ubicada en Baviera. Dicen que de tal calidad eran que los que en ellos se miraban, estaban convencidos de que siempre decían la verdad.
Personalmente tengo que recuperar la serenidad, me digo mirándome hoy en el mío, en el cual empieza a no reconocerme, aunque ahora con mascarilla me veo los ojos, que como decía Platón: «son las ventanas del alma», y parece que así me quedo algo más tranquilo. Cicerón nos dejó aquello de que «La cara es el espejo del alma y los ojos sus delatores», y en román paladino nosotros siempre dijimos que «La cara es el espejo del alma».
Algunas culturas antiguas ya creían que los espejos reflejaban el «alma oculta» o la verdadera naturaleza de la persona.
El gran director de cine José Luis García Muñoz, ganador del Óscar en 1983 en la categoría de mejor película de habla no inglesa por «Volver a Empezar», le preguntaba a su espejo qué tipo de interés, si compuesto o simple, si renovable o a plazo fijo, le había cobrado a su amigo Manuel Alcántara: la calle, la ciudad, la noche, el mar, la literatura, el boxeo, los amaneceres, el arte, los «gin tonics de Larios» o esa anestesia llamada amor.
Por el resultado, D. Manuel ganó por goleada, está a la vista, pues como nos decía «Garci»: «Os ha vuelto mejores a quienes le habéis tratado y leído»
Aprovecho la oportunidad del blog y continuo con la parodia nacional. Olvidada ya la primera fase del fin del mundo, que fue por estas fechas el año pasado, ahora nos salen con que la política se mueve; ¡y de que manera!.
Uno de los cambios más notorios ocurridos durante nuestra vida en pandemia tiene que ver con el tiempo. Más que nunca, el de hoy se hace más presente por la incapacidad de aventurar el futuro. Por eso vivimos una época en la que que abundan las conspiraciones, aparecen tránsfugas, otros convocan elecciones porque han visto el plumero de los demás, los hay que dimiten y se lanzan a la aventura autonómica…¿Porqué será? Ya no se sabe en qué pensar ni a quien creer, pero me temo que la ignorancia siempre es arrogante, solo será cuestión de tiempo para que esta película de Berlanga, aprovechando que este 2021 se celebra el centenario de su nacimiento, ponga el letrero de the end.
¿En que espejo se miran? En ninguna página del manifiesto comunista de Marx y Engels se puede leer la palabra democracia y ¿estos son los orígenes del gobierno social-comunista que tenemos?. Ahora les vemos pontificando cual demócratas de toda la vida. ¿reímos o lloramos?.
Nunca el discurso del odio fue libertad de expresión.
Pero mejor no ahondar en la herida de tener que analizar, entre otras cosas, el nivel de quienes hoy asumen la gestión política, ya que siendo generosos su listón no llega a la medianía.
Caifás era yerno de Anás y naturalmente le sucedió en el cargo…, que poco ha cambiado la meritocracia en 2000 años.
Cuanto más vacía va una carreta al andar, mayor es el ruido que hace.
Por otra parte como el cementerio de la política está lleno de actores con fantásticas y fanáticas intenciones, conviene saber que a ese cementerio se entra pero a veces también se sale de él, y en cualquier momento puede haber una segunda oportunidad para actores con ideologías desaparecidas, lo que puede ser una buena noticia o una terrible amenaza.¡Cuidado!
Hay quien dice que en la vida unas veces se gana, y otras como en el deporte se aprende, pero últimamente los de a pie no hemos ganado ni aprendido cosa alguna, sinceramente hemos perdido.
Viendo actuar a sus señorías me pregunto ¿pero quien cuida de España? si los confesos antiespañoles que forman el Parlamento, solo quieren destruirla.
Esperemos que en las próximas elecciones hayamos aprendido la lección.
Tendríamos que mirarnos en el mismo espejo que lo hacen los franceses, en ese espejo de la plaza de toros de Arlés, las «Arenas de Arles» anfiteatro romano situado en dicha localidad del sur de Francia, calificada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, cuando las 14.000 personas de los tendidos que asistían a la corrida de toros, de la inauguración de La Feria de Pascua, reaccionaron como una sola al intento de sabotaje de unos antitaurinos y «anti-systèmes», cantando en posición de firmes La Marsellesa.
Modestamente, estos hechos me recuerdan cuando me miro al espejo al levantarme, y me veo que en esta edad de jubilación que llevo, como una gran mayoría de españoles, duermo a pierna suelta con la conciencia tranquila, con unos muy escasos ahorros, llevando una vida de feliz clase media, y sobre todo con la suficiente dignidad y honra para intentar proyectar esa forma de vida entre hijos y nietos.
¿El espejo de estos días? Fue sin duda el de la Semana Santa.
En el Bajo Aragón donde me encuentro el acto más conocido e importante era la «Rompida de la Hora» que dicen por estas tierras. A las doce de la noche del Jueves Santo comenzaban a tocar miles de tamborileros en las localidades de la ruta: Albalate del Arzobispo, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda, Urrea de Gaén (a excepción de Calanda que se inicia a las doce del mediodía del Viernes Santo). Coger un tambor y sumarse a cualquiera de sus cuadrillas, era la mejor forma de entenderlo, como hacía cada año en Calanda el antipático, contradictorio y ateo de Buñuel.
Su buen amigo Orson Welles lo definió como : «Hombre profundamente cristiano que odia a Dios como sólo un cristiano puede hacerlo…y naturalmente, es muy español».
Un estruendo acompasado de tambores, bombos y timbales se adueñaba del Bajo Aragón que no cesaba hasta el Sábado Santo, cuando dejaban de sonar al unísono produciéndose un silencio sobrecogedor.
Este año no han podido salir por las calles y plazas de esos pueblos, pero todavía me resuenan por dentro, donde quiera que me encuentre, esos sonidos tan penetrables como inolvidables. Esos redobles son como una forma de rezo, y recordamos como en su día Juan Pablo II dijo aquello de que: «tocar el tambor en las procesiones de Semana Santa era como rezar dos veces».
Aunque estaban prohibidas las concentraciones, los vecinos de esos pueblos me dijeron que han mantenido viva la tradición tocando los tambores desde los balcones de sus casas. No fueron días de multitudes pero si de tradición.
Parece como si la lluvia, que tanto nos preocupaba cuando llegaban estos días, haya caído ininterrumpidamente durante estos dos últimos largos años. No, no han salido las procesiones, ni hemos escuchado ese palo flamenco propio de estos días que son las saetas, de acuerdo, pero sí hubo «Semana Santa», la cual no se ha quedado para vestir santos como anuncian los más agoreros sin dios.
«Duele. Pero pasará. Y cuando sane, más alto vas a brillar…» (El Principito)
Un espejo nunca miente, siempre dice la creencia.
Con la última palabra en latín que Cervantes coloca, a modo de despedida en el Quijote digo adiós: VALE.

Ángel Cerdido Peñalver. Coronel de Caballería ®

Blog: generaldavila.com

7 abril 2021

Desde su atalaya cordobesa F. Torres relata LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega trigésima

EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ

Entrega trigésima

 En una de esas “biografías” digitales de usar y tirar leo que el convicto terrorista  se licenció en Filosofía y Letras “durante su estancia en la cárcel”, lo cual además de sangrientamente insultante es lógico porque antes, entre secuestros, asesinatos, extorsiones y juzgados no tuvo tiempo el pobre chico ni de sacar el graduado y labrarse un porvenir académico; aunque ya se lo agenció por otros criminales medios, que, ¡menudo currículo!

Por eso me ha parecido un tanto extemporáneo que el cabrito haya salido por peteneras matemáticas, aun sea en su nivel más elemental, en beneficio de su propio blanqueo. Porque el susodicho, a la vista de su trayectoria escolar, si oye lo de “despejar una incógnita” seguro que piensa en un testarazo defensivo de Garay, o en un sacar los puños in extremis de Carmelo; y si le preguntaran qué letra habría que poner delante del signo igual si detrás escribimos “menos be, más-menos raíz cuadrada de be  al cuadrado menos cuatro a x c, partido por dos a”, al tío le da un síncope…: de ahí mi extrañeza.

A éste ni lo colocaremos al retablo: lo unciremos, por ejemplo, al Carnicero de Mondragón, ¡buena yunta!, para que tiren del mismo.

De la prensa de marzo de 2021

1.- A OTEGUI

 

POR DECIR QUE LA IZQUIERDA ABERTZALE HA HECHO «AUTOCRÍTICA» Y HA «SACADO DE LA ECUACIÓN A ETA».

Don Eufemio, mar. 21

(Continuará Dm; y si nos dejan)

ooo000ooo

 

 

LOS VERSOS DE CORONEL

Un griego en Toledo (Cont.)

Pintó El Greco  este  cuadro, en compañía de algún otro que veremos, como parte del retablo mayor del Colegio de Dª María de Aragón, dama de compañía de la cuarta esposa de Felipe II, Ana de Austria, en Madrid.

Aparte de la estructura “ascensional” de la obra muy de su estilo, destacaría en ella palabra con la que titulo este soneto.

 Félix Torres

DE PRESPUESTOS MILITARES Y UMEDIFICACIÓN DE LOS EJÉRCITOS Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Diario La Razón. UME unidad militar de emergencias JOSÉ MALUENDA

De moral bien, gracias. No por sus atenciones No gracias a ustedes.

«Tenemos un alto porcentaje de materiales y sistemas inmovilizado por falta de recursos. La inversión en nuevos programas de modernización es necesaria, sí, pero siempre que no vaya en detrimento del mantenimiento del material en servicio».

No lo digo yo. Eran palabras del último JEMAD que recuerdo, general Alejandre, ante la Comisión de Defensa del Congreso. Olvidadas, por supuesto, como manda la santa madre política de los que ni creen en España ni en su Defensa, pero, ellos, viven de ambas cosas y otras también; muy bien. No a la Defensa.

Como decía el poeta Ángel González en sus glosas a Heráclito:

Interpretación del pesimista:
Nada es lo mismo, nada
permanece.
Menos
la Historia y la morcilla de mi tierra:
se hacen las dos con sangre, se repiten.

¿Interpretación del pesimista? Por supuesto que no. Lamento del poeta, que lo dice con la brusca verdad del verso.

Se repetirá. Para evitar tanta sangre que derrama la Historia es necesario verter muchas gotas de sudor en los afanes diarios y eso, bien lo saben los soldados cuando forman ante el monolito a los Caídos, tiene un precio: Presupuestos adecuados y responsables. No hacerlo supone aumentar en caso de conflicto (hoy varios con variados escenarios y actores) el número de bajas.

No disponer de dinero para instrucción, adiestramiento, sin el equipamiento necesario es una irresponsabilidad que se traduce en bajas de personal. Es sencillo de entender. ¿Quieren ejemplos recientes?

No se pueden dejar en el olvido las palabras del que fue máximo responsable operativo de las Fuerzas Armadas. Estamos mal y además hipotecados. Los programas envejecen y nosotros también, y siempre es más de lo mismo: nada. Nos engañan con los Programas Especiales de Modernización que se hacen viejos y nos endeudan tanto que nunca se cumplen y además cuando finaliza alguno, si es que lo hace, hay que seguir pagándolo, está ya caduco, y no es posible iniciar otro. Más tiempo, menos eficacia militar y prolongación de los contratos con la industria. Ese es el truco. Alargar y alargar, envejecer los proyectos.

Para colmo no hay dinero ni para su mantenimiento, cuyas necesidades en el conjunto de las FAS solo pueden ser atendidas en un 50%. Algo así como que en los últimos diez años ha disminuido el adiestramiento de la Fuerza Conjunta en su totalidad, por tanto una menor eficacia del conjunto, y hay un menor número de equipos y tripulaciones preparadas para desarrollar sus cometidos superando el umbral de seguridad.

«Tenemos un alto porcentaje de materiales y sistemas inmovilizado por falta de recursos. La inversión en nuevos programas de modernización es necesaria, sí, pero siempre que no vaya en detrimento del mantenimiento del material en servicio».

Comprendo que volver a plantear el tema es recurrente y cada vez me quedo más solo (en público, porque en privado son muchos los que piensan como yo) cuando mantengo mi postura crítica hacia la creación de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Repito hasta la saciedad que no es contra la unidad actual y sus componentes, que como cualquier otra unidad militar es ejemplar y eficaz. Como lo sería la Unidad Militar contra la Corrupción (no se movería un euro). Rechazo la idea, el concepto de emergencias como misión común y diaria de lo militar, de los ejércitos, que entra dentro de otros organismos específicos para su atención. Claro que lo militar es más barato, los soldados entre ello, y sobre todo es un mundo disciplinado y obediente.

Lo militar en este campo de las emergencias naturales, como toda la vida se ha hecho, ha actuado cuando las capacidades de los organismos encargados de atenderlas se ven desbordados por su magnitud o trascendencia social.

La creación de la Unidad Militar de Emergencias es un capricho innecesario que cuesta mucho dinero y que en definitiva se resta del escaso presupuesto para las unidades de combate.

Lo peor, el gran engaño, es que hay ideología por medio.  El asunto de la Defensa es algo más serio que los vaivenes políticos y los iluminados del poder y el gran riesgo nace de que un individuo de escasas capacidades se meta a reorganizar los ejércitos a su modo y manera sin que sus asesores militares le indiquen sus graves errores y las consecuencias que a medio plazo puede ocasionar. Me refiero al señor Zapatero y a su brillante idea, como todas, de crear la UME, a costa del resto de unidades operativas. ¡Eso así, no, señor presidente!, debió alguien decirle y que todos nos enterásemos.

La recesión en las unidades de combate no se hizo esperar. Ahora para ser militar es necesario estudiar la carrera militar, la de ingeniero y la de técnico en emergencias. Napoleones ni uno, y de historia con saber la del socialismo es suficiente. En definitiva ahora la enseñanza consiste en saber de dónde viene el aire y donde está el sol que más calienta. La política se está convirtiendo en un buen refugio para desanimados y desmotivados intelectuales, incluso uniformados.

No, esto no es Defensa ni este el empleo de los recursos que la Defensa de una nación requiere.

«Todo para la UME», no es el lema.

La Umedificación de los ejércitos lleva a convertir las misiones de combate en oenegés con mangueras, picos y palas, en una pirueta de transformismo militar inédita en occidente.

Occidente empieza a ver que este asunto de la guerra va en serio, aumenta sus presupuestos militares, implanta el servicio militar obligatorio, se especializa y se forma para la guerra del futuro e introduce una nueva visión doctrinal con la «Hipótesis de enfrentamiento mayor». Nosotros, a cambio, bajamos el presupuesto puro y duro para el combate y nos armamos de pico y pala para cavar nuestra fosa (¿defensiva?).

No insistiré más en el tema. Solo conviene saber, estar informado, que para el año 2021 la Unidad Militar de Emergencias será, de nuevo, la niña bonita de los presupuestos de Defensa contando con más militares y más dinero. Lo que se llama «Fuego amigo». Legionarios en retroceso, que cien años no es nada.  En 2021 habrá un aumento del número de militares en la UME y subida de su actual presupuesto. No es baladí y sin duda cuestión más ideológica que de eficacia en la gestión de la Defensa.

Las cifras hablan solas. El presupuesto 2021, sin contar capítulo 1 (personal), es decir referidos a capítulo 2 (gastos corrientes) y capítulo 6 (inversiones) para la UME es de algo más de 40 millones de euros. Para el Ejército de Tierra es de 327 millones de euros; para la Armada 143 millones de euros; y 152 millones para el Ejército del Aire. Si lo comparamos veremos que supone un 12% del presupuesto de Tierra y un 28 y 26 por ciento respectivamente de la Armada y Aire. No es poca cosa, sino un Ejército más a lo que hay que añadir su dependencia que ni siquiera es del JEMAD, por tanto no inserta en la cadena de mando operativo.

Esto se junta con un problema poco analizado: el reparto a lo largo del tiempo del dinero presupuestado, que no llega o llega tarde a los ejércitos o cuando ya no hay tiempo para invertirlo. Un desasosiego constante para los órganos logísticos de los Cuarteles Generales.

De ahí la desconfianza de nuestros aliados en la defensa del sur de Europa por lo que recurren a otros más fiables, no socios otanistas, pero mejor armados. Qué decir de Gibraltar, el ojo del gran hermano británico-americano, con todas las garantías y nula presencia española. O el número «0» que son las veces que un mando militar español ha sido Chairman del Comité Militar de la Alianza Atlántica. Confianza se llama.

La nueva idea de la Defensa en España lleva el camino de ser umedificada en el tiempo y en el espacio. Pura retórica.

Más valdría no olvidar que «La imaginación gobierna el mundo, pero los cañones son el instrumento utilizado por la imaginación para llevar a cabo sus propósitos». ¡Cuánto nos cuesta reconocer los cañones y su munición!

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

5 abril 2021

 

 

KOSOVO 2. RESUMEN DE LA 1ª GM A 1986 Vicente Díaz de Villegas y Herrería Soldado de España.

Durante la Primera Guerra Mundial (1914–1918) la violencia entre los diversos pueblos balcánicos se incrementó.

Al finalizar la guerra, se creó el Reino Yugoslavo de los Serbios, Croatas y Eslovenos (1918–1941), incluyendo Kosovo la “Antigua Serbia”. Este Estado estuvo dominado por Serbia. Las rivalidades entre serbios y albaneses prevalecieron, siendo los albaneses considerados por los serbios como un colectivo hostil que deseaba la independencia y de ahí el trato.

Belgrado estableció una política para la repoblación de la provincia por colonos serbios y recuperación de tierras pertenecientes a albaneses. Los serbios regresaban del “histórico éxodo”.

En 1931 la población de Kosovo estaba compuesta por un 63% de albaneses pero, durante la Segunda Guerra Mundial, Yugoslavia fue invadida por las fuerzas del Eje (1941–1945) que procedieron a su división territorial.

La Segunda Guerra Mundial dividió a los integrantes de Yugoslavia:

Muchos croatas, losUstachas, se alinearon con las potencias del Eje.

El 10 Febrero de 1943 se formó la 13. Waffen-Gebirgs-Division der SS Handschar/La 13 División de Montaña SS “Handschar”/cimitarra formada por voluntarios croatas y bosnios. El núcleo de la División fue la Legión Hadžiefendić o Legión Musulmana, milicia paramilitar de Bosnia adscrita a la Guardia Nacional Croata (NDH) y basada en la región de Tuzla predominantemente musulmana. Su prenda de cabeza era el tarbuch no la gorra alpina.

El17 Jun 1944 se constituía la 23.Waffen Gebirgs Division der SS Kama Kroatische Nr.2/23/División SS de Montaña Bosnia Kama”. Los bosniacos musulmanes al volver a BIH desde Hungría desertaron o fueron reintegrados a la 23ª División SS de Montaña Bosnia “Kama”. Su prenda de cabeza era el tarbuch no la gorra alpina.

Los serbios y algunos croatas y bosniacos que se oponían a la invasión del ejército nazi estaban divididos entre: los chetniks, miembros de una organización guerrillera nacionalista y promonárquica y los partisanos, comunistas liderados por Josip Broz Tito, respaldados por la Unión Soviética, y después de que el SAS británico los prefiriera a los chetniks, también apoyados los aliados.

Kosovo pasó a integrar la Gran Albania ocupada por los italianos (1941–1943), y una parte más pequeña a Serbia y a la Gran Bulgaria. Después del armisticio de Italia, los alemanes ocuparon  Albania (1943–1944).

La 21 Freiwilligen-Gebirgs-Division der SS/ 21ªDivisión de Montaña SS Skanderbeg oficialmente creada en abril de 1944 en Pristina por decisión de Himmler, contaba con unos 6500 hombres en unidades de combate. Incluían unos pocos Volksdeutscher (minorías de lengua alemana) de los Balcanes pertenecientes a las divisiones SS Handschar y Prinz Eugen. También incluían gran número albanokosovares. Su símbolo militar era águila bicéfala propia de Albania y su nombre el del héroe albanés Skanderbeg.

Las tropas albanesas de las SS atacaban continuamente aldeas serbias saqueando, asesinado y violando, pero descuidando la lucha antipartisana, que era el principal objetivo del mando militar alemán.  Los jefes militares dudaban de los albaneses, que evitaban combatir fuera de Albania o de Kosovo y mostraban más interés en promover el nacionalismo albanés y atacar a los civiles serbios que en luchar contra los partisanos yugoslavos. Los informes en esas fechas de oficiales de las SS reflejaban indisciplina y desinterés en combate calificándolos como “corrompidos, nada fiables, e inútiles para el combate”. Por ello, la División fue disuelta el 24 de Octubre.

Por otra parte durante la ocupación alemana, miles de serbio-kosovares fueron expulsados por grupos armados de colaboracionistas albaneses y en especial, de la milicia Vulnetari. Se desconoce con exactitud las víctimas pero según estimaciones serbias fueron a 25.000 muertos y 80.000 expulsados. Un nuevo éxodo serbio.

Cuando Italia capituló, había unos cien mil soldados italianos en Albania, encuadrados en las divisiones Firence, Parma, Perugia, Arezzo, Brennero y otras pequeñas unidades. Muchas unidades italianas se rindieron al Ejército alemán. Muchos italianos fueron enviados a campos de concentración o a trabajos forzados al servicio del ejército alemán en Albania. También hubo asesinatos en masa de oficiales italianos. La mayoría de ellos de la división Perugia con base en Gjirokastra. Su general Ernesto Chiminello, junto con ciento cincuenta oficiales, fue ron ejecutados en Saranda. Otros treinta y dos oficiales murieron en el área de Kuç tres días después.

Importantes lotes de fusiles italianos aparecieron en los depósitos del UÇK en 1999.

A partir de 1943 Yugoslavia, aun ocupada, se fue constituyendo como una Federación comunista de6 repúblicas y 2 provincias autónomas, la Voivodina y Koçovo. Koçovo bajo jurisdicción federal y luego serbia. Mientras que los seis pueblos (serbios, croatas, eslovenos, musulmanes bosnios, macedonios y montenegrinos) fueron integrados a la federación como naciones, los albaneses fueron considerados una nacionalidad.

La federación quedó bajo la presidencia del mariscal Tito, croata, que lideró la lucha contra los nazis al frente de los partisanos comunistas durante la guerra. Según Tito, Kosovo debía ser vista según sus “antecedentes” y la puso bajo el control de Serbia.

La lengua albanesa integrada en la vida oficial y en la educación, obtuvo un status de igualdad respecto del serbocroata para cuestiones administrativas y legales, si bien, en la práctica, esta medida no podía inicialmente aplicarse debido a la carencia de magistrados de lengua albanesa.

A partir de 1945 se lanzó una campaña de alfabetización en una provincia en la que el 70% de la población era analfabeta. Para ello, el gobierno yugoslavo contrató a 300 maestros en Albania.

En España en 1944 ya había un decreto que reconocía las lenguas vernáculas en los actos notariales debiendo escriturar a doble columna.

Tito y Hoxha, presidente de Albania, estudiaron la unificación de los países para llegara una una Confederación Balcánica. En el verano de 1946 Tito, sin avisar a Stalin, envió dos divisiones yugoslavas a Albania para proteger el país ante una hipotética invasión griega como respuesta al apoyo albanés al ELAS (Ethnikos Laikos Apeleftherotikos Stratos), brazo militar del KKE (Partido Comunista Griego).

En agosto de 1947, en Bled (Eslovenia), Tito y Dimitrov, primer ministro de Bulgaria, también estudiaron la posibilidad de formar una Federación entre Yugoslavia y Bulgaria. La idea no parecía mala pero los búlgaros pensaron que Yugoslavia convertiría a Bulgaria en una república yugoslava mas, como Eslovenia, Croacia, Bosnia, Serbia, Montenegro y Macedonia.

La separación de Tito de Stalin en 1948, tuvo como corolario la ruptura de relaciones de Enver Hoxha, líder comunista de una subdesarrollada Albania, que cerraría la frontera hasta 1990.

Yugoslavia no se alineó con el Pacto de Varsovia ni con la OTAN. Su sistema de Defensa incluía muy especialmente la Defensa Operativa del Territorio fuera cual fuer la alianza. Se hacían ejercicios bastante reales con participación de la población. El entrenamiento del personal contribuyó a producir bajas entre la población durante las guerras de independencia de Klas repúblicas federales.

Tito visitó la provincia de Kosovo en 1967 y, con discursos en los que criticaba la segregación de los albanokosovares en la vida económica local y la preferencia que se daba a los serbokosovares para distintos empleos. Tito se ganó a los albanokosovares y enmendó la Constitución de 1963. Una enmienda dispuso que las provincias autónomas desempeñarían todas las funciones y tareas de una República, con exclusión de aquellas que se consideraran de exclusivo interés de Serbia.

En la práctica, se reinsertaba a Kosovo en la estructura federal de la que había desaparecido  por la Constitución de 1963.A partir de ese momento, se exteriorizó la voluntad de afirmación nacional de los kosovares, cada vez más persistente con manifestaciones y actos públicos en Pristina, reclamando la república con vivas al prochino presidente albanés Hoxha.

Después de las enmiendas de 1967, 1968 y 1971 a la Constitución de 1963, se aprobó en 1974 una nueva Constitución yugoslava que, quizá buscando contrarrestar la preeminencia serbia en Yugoslavia, abrió las puertas a la independencia de Kosovo, al  mejorar su status como “provincia autónoma” de Serbia en el centro de la Federación, con derecho a voto a nivel federal y con capacidad de veto a ciertas decisiones del liderazgo serbio.

Kosovo y Vojvodina, No eran repúblicas, sino provincias autónomas dentro de Serbia. Con rango federal, podían enviar sus representantes a Belgrado e influir en la política de la República de Serbia en su conjunto. Cosa que no podía suceder a la inversa: los órganos legislativos de Kosovo y Vojvodina eran autónomos, libres de injerencia de Belgrado.

Por otro lado, a mediados de los 70, los albanokosovares conocían la situación de opresión política y miseria económica de Albania a la que no les atraía incorporarse. Tras la muerte de “Tito” en 1980, los vínculos las diferencias entre repúblicas y grupos étnicos resurgieron.

En 1981 las quejas estudiantiles de la Universidad de Pristina, por parte de los albaneses, derivaron en disturbios nacionalistas, replicadas por todo Kosovo. Las tensiones entre albaneses y serbios se acrecentaron. La opinión pública en Serbia se tornó contra los albaneses.

Las modificaciones introducidas en la década de 1970 produjeron en los 80 un incremento del éxodo de serbiokosovares de Kosovo, fruto de la reacción a la discriminación, marginalización y persecución por parte de los albanokosovares cuyo dominio en la administración local, las instituciones políticas y la policía eran creciente. En poco tiempo Kosovo se convirtió en el símbolo del declive serbio en Yugoslavia.

En 1986 miembros de la Academia Serbia de Ciencias y Artes (SANU), redactaron un “Memorándum” describiendo la situación de los serbios en Kosovo, en particular, y en Yugoslavia, en general: …el genocidio físico, político, legal y cultural que sufre la población serbia en Kosovo es una derrota histórica aún peor que cualquiera de las experimentadas en las guerras de liberación que los serbios han librado desde el primer levantamiento de 1804”. Aquello, producto de multitud de quejas, se consideró una llamada para revertir el declive serbio, incluyendo la revocación de la autonomía de Kosovo.

En abril de 1987 el nuevo líder de los comunistas serbios, Slobodan Milosevic, visitó Kosovo por primera vez. Los serbokosovares organizaron una manifestación de protesta exigiendo que las autoridades serbias interviniesen en la provincia para rescatarlos del riesgo que corrían a manos del liderazgo comunista albano local, entonces encabezado por Azem Vllasi. La manifestación fue reprimida por la policía albanokosovar local pero Milosevic hizo causa común con quienes protestaban.

Vicente Díaz de Villegas y Herrería

Soldado de España.

Jefe del Primer Contingente Español en Kosovo 1999

30/3/2021

Blog: generaldavila.com

VACUNA EN HOSPITAL ENFERMERA ISABEL ZENDAL. Rafael Dávila Álvarez

Llamada para vacunarme. Allá voy. Merece la pena contarlo y compartirlo. Sientes una sensación de alivio y a la vez preocupación. Por fin. Se han acordado de mí, estaba en la lista, ¿habrá mucha cola?, ¿qué vacuna me pondrán?, llamas, preguntas, consultas en la red. Inquietud en definitiva, y una ventana que se abre para respirar aire puro. Un paso más. Hasta aquí he llegado. Resistiré.

Una de las mayores indecencias cometidas en este periodo que llevamos, un año de lucha, es convertirla en política y no dejarlo en sanitaria. La crítica hacia la mala gestión, cuando es evidente y se argumenta, no es política, sino una forma de mejorar. Cierto es que cada uno cuenta la feria como le ha ido. Incluso hay veces que te va mal, pero solo tú eres culpable. No es el caso. No echemos la culpa a los de las fiestas y a los que no cumplen, que también, sino señalemos (para siempre) a los que iniciaron esto como si de una puesta en escena se tratara mientras los muertos caían como segados por una endiablada ametralladora día y noche municionada.

Que mascarilla sí, mascarilla no, aquel 8M, desentenderse de la pandemia y no mandar, la maravilla y la orquesta de simón &… han escenificado un panorama televisivo que pasará a la historia de las tragedias, pero en serio. El zenit del despropósito ha sido la administración de las vacunas. Que cada uno analice y asuma aquí o allá su responsabilidad.

Como todo es un despropósito ya no te crees que haya llegado el momento de vacunarte. Llega.

La casualidad hizo que empezaran a caer las primeras gotas de la tormenta en el momento de colocarme en la cola de la vacunación en el Hospital de Madrid enfermera Isabel Zendal. Arreciaba el agua y el viento. Torrencial. Todos éramos mayores, en mejores o regulares condiciones y con la suficiente edad para no crecer ya más, aunque nos regasen tanto. Hubo un momento de preocupación. La cola aceleró, aguantamos y superamos el difícil momento más o menos empapados.

Hubo, orden, respeto, educación y eficacia. Nadie hizo aspavientos y sin estridencias, en el silencio de los que ya llevamos demasiados gritos encima, pasó aquel momento y nos vimos dentro del edificio hospitalario. Impecable, limpio, acogedor; piensas en las tragedias que allí se han vivido. Lágrimas, muecas y esperanzas. ¿Cómo se puede criticar un centro médico como el Zendal que es un ejemplo, que debería existir en todas las ciudades de millones de habitantes, dónde en cualquier momento la tragedia se convierte en colectiva? ¿Cómo puede haber un personaje que diga que su primera medida política sería derribar este hospital? Silencio y eficacia. Alguno debería respetar y hablar menos o mejor.

La cola daba la vuelta entera al interior del edificio. Pensé que aquello nos llevaría toda la tarde. La actividad era frenética. Nadie decía una palabra de más, tampoco de menos, ni se veían paseos de recreo; cada uno a lo suyo, gran actividad y ninguna mirada perdida. Se escuchaban las normas, se repetían, se acariciaba a algunos que lo necesitaban, a todos se sonreía, mucho silencio en las largas colas; sabiendo que no era nada, era cada vez mayor la intranquilidad mientras se acercaba el momento: ¡ya me toca!

Repito mi asombro: ni una palabra de más, nunca una de menos. Como debe ser. Profesionales que llevan días, horas agotadoras, sonrientes y seguramente cansados de lo que debe ser una rutina desde que inician la jornada hasta el final. También saben que cada uno que se sienta en el sillón para vacunarse es nuevo, es su primera dosis, su esperanza, su incertidumbre, y que hay que decirle algo. Te lo dicen.

Termina. Ya estás vacunado. Algo especial recorre tu interior; que no siendo nada lo es todo.

Al salir he respirado hondo, quizá por allí han merodeado muchos virus, de todo tipo, en castizo: mucha mala uva.

¿Cuántas vidas se han salvado gracias a esta obra? No lo sé. Miro de lejos al hospital y recuerdo al doctor Balmis y a su enfermera Isabel Zendal a los que seguramente tildaron de locos en aquella su aventura. Es la de la vida, que a unos les gusta y a otros disgusta. Parece que no todos están con la vida.

Yo hoy me quedo con ella.

Gracias a Madrid y sobre todo a todos los que lo habéis logrado. Brille la esperanza como esa que he visto en los ojos de las personas que en una larga cola pasada por agua daban ejemplo de lo que hay que hacer y cómo hacerlo, aunque la adversidad de una tormenta quiera ponerle obstáculos.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

4 abril 2021

Mándennos sus testimonios. Ayudarán a otros. Gracias