LOS VERSOS DEL CORONEL (III-1) Félix Torres Murillo. Coronel de Infantería DEM (r)

 

 

 

 

LOS VERSOS DEL CORONEL (III-1)

Félix Torres Murillo. Coronel de Infantería DEM (r)

 

Bajo el mismo título de LOS VERSOS DEL CORONEL, en forma simultánea con la serie “II-Velázquez” que ahora se está publicando y con periodicidad que pretendemos semanal presento  en este blog un nuevo trabajo que he bautizado con el nombre de

 SONETOS DEL ARMA MÍA

en el que, querido lector, no hay errata alguna, aunque también lo podría haber escrito con L; porque de mi adentro, de mi alma, han ido saliendo los versos y muy, muy adentro he gozado, sufrido…, vivido en fin mi Arma, la Infantería.

         He estructurado el trabajo en cinco apartados, unos de más extensión que otros; en bastantes de las estrofas -uno cuando escribe se va dejando “cachitos” de si mismo en sus palabras- hay connotaciones autobiográficas, en otras se pueden apreciar los sedimentos y “adherencias” que quedan tras una vida de infante, en otras, en fin,  he tenido que acudir “a los libros…”

Una pequeña consideración sobre el apartado que dedico a los regimientos del Arma. Fácil es comprender la dificultad de incluir la historia de un regimiento en las 154 sílabas que componen un soneto. Por eso no es éste un capítulo sobre la historia de los mismos varias veces secular en casi todos los casos y para lo que  ya hay historiadores y muy buenos que lo hacen, sino que en mis versos -dirigidos fundamentalmente a un público conocedor con el que comparto guiños de complicidad en bastantes ocasiones- he tratado de recoger lo que en dicha historia le ha dado a cada uno su exclusivo carácter, bien su fundación o antecedentes, hechos de armas, himno, héroes de su lista de revista, sobrenombre  con el que ha sido conocido, lemas, emblemas, leyendas en su cartela…, incluso las propias vivencias a las que ya he aludido.

Y hay otro aspecto que quisiera resaltar: No están en este capítulo  todos los regimientos que han sido, pero sí son  regimientos (o lo fueron) todos los que están, y me explico…

Hubiera sido prolijo y complicado incluir todos aquellos que de alguna manera han existido durante los últimos quinientos años de la Historia de España; y hubiera sido corto este apartado si sólo recogiera los que, las circunstancias obligan, existen actualmente. Por eso he optado por una vía intermedia: con los que ahora conforman el núcleo principal de la Infantería he incluido a aquellos (con el nombre que entonces tenían) a los que fueron (fuimos) destinados en el lejano ya  comienzo de nuestro “andar” como infantes los componentes de la XXIII de la AGM, mi Promoción, a la que dedico este trabajo; a los que están, y a los  que ya han se han ido “fieles a la Historia, y dignos de tu honor y de tu gloria”.

Félix Torres Murillo Coronel de infantería (R.)

Toledo,  junio de 2017

mi Arma-1

EL ARDOR

 (Soneto)

 De chirimías al son, pausado el paso,

los Regulares van; como un bramido

desfila la Legión, desconocido

el hablar en sus credos de fracaso.

 

De cúpulas un mar con el ocaso

de sedas que se posan, y el rugido

terrible del cañón, que guarnecido

va en corazas de acero; y allá al raso,

 

su techo las estrellas, el infante

que el más arduo camino fácil hace

con su esfuerzo, su arrojo y su maestría.

 

Y sin dar al desmayo ni un instante,

cada día un aliento que renace:

¡El ardor de la fiel Infantería!

 

(Continuará)

24 junio 2017

Blog generaldavila.com

 

SAN JUAN. PATRÓN DE LA GUARDIA REAL General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Guardia Real. Formación en el Patio de Armas del Cuartel del Rey

San Juan Bautista es el Patrón de la Guardia Real. Fue instituido por la Congregación del Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos de la Sede Apostólica a petición del Arzobispado Castrense de España en el año 1998. Pero no fue tan sencillo como parece.

San Juan Bautista Patrono ante Dios de la Guardia Real

Aquella idea del patronazgo de San Juan se le ocurrió a este humilde servidor que les relata la historia siendo coronel Jefe de la Guardia Real. Con la idea en mente consulté con el Páter de la Guardia Real, Luis López Melero (q.e.p.d) cuya temprana muerte nos dejó consternados, pero que sigue siendo el gran valedor de la Guardia Real desde el Cielo junto a San Juan. El Páter se entusiasmó con el proyecto y dada su gran amistad con Monseñor Estepa, Arzobispo Castrense de España, allí nos fuimos los dos a tantear su parecer y ver las posibilidades que encerraba. Pretendíamos que el Arzobispo nos orientase y dijese las posibilidades que tenía de realización; no queríamos  hacer oficialmente una propuesta baldía. Monseñor Estepa la recibió con afecto y decisión de manera que pronto la hizo suya dándonos la certeza de que podría llegar a buen fin. A partir de ahí empezamos a dar los pasos precisos despacio y con cautela, pero con la ayuda de todo aquel al que le dábamos a conocer la propuesta. Antes de ponerla en marcha por la vía oficial quise conocer la opinión y tener la aprobación de SM. el Rey Don Juan Carlos y de acuerdo con su parecer actuar. Aproveché un momento en el que pude hablar con él de manera informal para plantearle el tema. Después de explicarle los detalles y el proceso a seguir solo me preguntó si lo había consultado con Monseñor Estepa y cuál era su opinión.

A partir de ese momento solo hubo que dar inicio a la petición oficial a través del Jefe del Cuarto Militar y del Arzobispo Castrense que influyó decisivamente en la Santa Sede.

Al servicio de la Corona: Guardia Real

Fue el 11 de mayo de 1998 cuando la Congregación para el Culto Divino de los Santos Sacramentos, en virtud de las facultades concedidas por Su Santidad Juan Pablo II, confirmó el patronazgo aprobado por Monseñor Estepa: San Juan Bautista era Patrono ante Dios de los fieles militares pertenecientes a la Guardia Real.

Fue un gran día para la Unidad que de esa manera contaba ya con su Santo Patrón protector y mediador ante Dios. Alrededor de aquel día había que crear una tradición que mantuviese vivo el patronazgo y empezar a crear historia y tradición alrededor de aquella fecha de la festividad de San Juan, el 24 de Junio. Era un día clave para los Guardias Reales y debería celebrarse con toda solemnidad. Así empezó con sencillez, pero con gran dignidad, el Día de la Guardia Real. El 12 de junio de 1988 fue la primera celebración bajo el patronazgo de San Juan Bautista presidida por el entonces Príncipe de Asturias Don Felipe, actual Rey de España.

Siento gran emoción al recordar aquellos días, una de las fechas más importantes, sin duda alguna, de mi mando en la Guardia Real.

Pero si a alguien hay que recordar de aquellos momentos en los que San Juan irrumpe en la Guardia Real como Patrón es al Páter D. Luis López Melero, el Páter Luis, alma y vocación, un cura de los pies a la cabeza que con humildad, bondad e inteligencia se ganó el corazón de los Guardias Reales y les llevó el regalo de tener a San Juan a su lado como protector. Todavía le estoy viendo con su coro de Guardias cantarle al Rey la mañana de San Juan mientras Su Majestad se emocionaba: ‹‹Estas son las mañanitas / que cantaba el Rey David / Hoy por ser día de tu santo / te las cantamos a ti…››.

FESTIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA EN LA GUARDIA REAL

Día de la Guardia Real 1988 presidido por el Príncipe de Asturias

Mañana se celebra en la Guardia Real después de 19 años de patronazgo la festividad de San Juan Bautista. Una Unidad conjunta que reúne y une Ejércitos, Armas y Cuerpos, sentimientos y capacidades, donde bien podemos decir que se dan cita todos los Santos patronos con una misma y única vocación de protección a los soldados de España. En cada advocación se eleva una oración, una petición al mejor servicio, a no sentir la debilidad ni la fatiga. El sacrificio y la entrega es un deber moral que se encierra en la intimidad y el soldado comparte con su soledad mirando al Cielo de sol o estrellas, de nieblas o borrascas, de esperanzas siempre al margen de los acontecimientos. Por eso reza.

Volverán a sonar las salvas de ordenanza y el Himno Nacional, honores a nuestra Bandera, en el Patio de Armas del Cuartel del Rey. El presente y la añoranza, algo de melancolía, y el permanente recuerdo de ver cómo pasa el tiempo, como se pasa la vida, como unos se van mientras otros esperan y otros llegan. Es la esperanza de ver que todo se renueva, pero permanece, todo avanza, pero hay un momento para detenerse y mirar la obra del espíritu, la que siempre queda. Volverá a sonar en el histórico rincón de El Pardo, en el Patio de Armas, el toque de oración que es la mirada valiente que se enfrenta con el deber del pasado, el deber del respeto a los que allí han dejado alma, corazón, ilusiones, lo mejor de cada uno allí entregado. Y sonarán los himnos y el canto duro de los corazones que en una única voz se prestan al futuro tal y como fue el pasado: Lealtad, disciplina y servicio.

Es un día muy especial para los que vivimos y servimos con inolvidable amor a lo que hacíamos. Inolvidable servicio.

En este día de profundo recuerdo quiero felicitar a SM. el Rey Don Juan Carlos I por su onomástica recordando el afecto, respeto y muchas cosas más. En definitiva fueron trece años de servicio a su lado, inolvidables, por todo, pero sobre todo por el amor puesto en este servicio. ¡Gracias Majestad!

San Juan Bautista Patrón de la Guardia Real

Felicitar a todos los Guardias Reales, los de ayer, los de hoy, los de siempre.

¡Feliz Día de San Juan Bautista, Patrón de la Guardia Real!

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez (Coronel jefe de la Guardia Real entre 1995 y 2000).

Blog: generaldavila.com

23 junio 2017

COMENTARIO DEL DÍA ‹‹LOS MISERABLES›› General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

El diputado Rufián de ERC

Miserable:

  1. Ruin o canalla
  2. Extremadamente tacaño.

Así hasta 5 acepciones recoge el Diccionario de la Real Academia Española.

No me cabe la menor duda de que lo dicho por el diputado de ERC Gabriel Rufián se refiere a la primera: Ruin o canalla. Es un insulto grave el dirigido por este individuo al ministro del Interior del Reino de España. Es inadmisible. Esconderse y ampararse bajo la inmunidad parlamentaria para insultar gravemente, y además mintiendo, es una bajeza que te lleva a caer en el desprestigio. No es la primera vez que este señor se exhibe con términos que en otra situación no se atrevería a pronunciar. ‹‹Lacayo, mamporrero, gánster…››. Pero lo peor es que aprovecha el delicado momento de seguridad que vive Europa para confundir la velocidad con el tocino y mezclar la seguridad con la política de la independencia. Enmerdar es su táctica. Cuando insultas en el Parlamento insultas a los españoles, a los tuyos que te han votado y a los otros. Como yo somos muchos los que nos hemos sentido insultados junto al ministro.

El ministro del Interior le ha dado una lección de moderación, educación y equilibrio, algo deseable en ese crispado Parlamento en el que se prevén situaciones aún peores sino se corrigen a tiempo. Una cosa es la inteligencia e ironía parlamentaria para expresarse con todo tipo de lindezas y otra el insulto. Claro que hay mucho indigente de inteligencia.

‹Ciertas personas son malas únicamente por necesidad de hablar. Su palabra necesita mucho combustible y el combustible es el prójimo›› (Los Miserables de Víctor Hugo).

El ministro del Interior ha salido reforzado simplemente por saber mantenerse en su sitio ante la zafiedad, la mala educación y la indigencia intelectual. No da para más… el tema. Pero conveniente es saber quiénes son estos señores que pretenden destruir España mientras insultan amenazan y muestran una agresividad difícil de entender. Ese es el diálogo que ofrecen, esa es la democracia que defienden, ese es el futuro que para Cataluña pretenden. Y ese es el futuro que se nos viene encima. Equilibrio y serenidad, pero máxima firmeza, señor ministro.

El insulto es una prueba más de debilidad. Pero mejor no fiarse.

En combate cuando el enemigo ataca valora el contacto y por allí donde ve más debilidad penetra. Si abre una brecha no hay quien lo pare. Sobre todo cuando no se han previsto las reservas.

General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

Blog: generaldavila.com

22 junio 2017

Video intervención Sr. Rufián

Respeto, más respeto Andrés Manrique Teniente (R.)

Europa no es sólo un concepto geográfico, sino que define a un grupo humano cuya cultura, religión y forma de organización social vienen de lejos, (Derecho Romano, Cristianismo y Filosofía griega nos define). Nos guste o no nos guste estas son nuestras señas de identidad y la mayoría no queremos cambiarlas.

Mientras en otras latitudes hacen una defensa numantina sobre “lo suyo” aquí parece que defender “lo nuestro” es retrógrado. “Lo nuestro” es nuestra historia, nuestra forma de organizarnos y nuestra religiosidad o espiritualidad. En todo esto Europa ha evolucionado, esto es innegable.  Es en Europa donde vivimos, es en Europa donde quieren vivir muchos más y es a Europa a la que hay que respetar.

Respecto de lo espiritual y lo religioso, ya que de ello vamos a hablar. Lo espiritual es esa voz interna que deberíamos de atender más de lo que acostumbramos y reflexionar sobre sus dictámenes. Siempre relacionado con la parte inmaterial del ser humano, incluidas las inquietudes religiosas. Lo religioso está compuesto por un conjunto de creencias en cuya cúspide se encuentra Dios. Perdónenme, pero no encuentro otro modo para explicarme en estos escasos párrafos pero sabemos todos de lo que hablamos.

Como vamos a hablar de respeto, recordemos ahora aquello de:

“[…] estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo“.

No hay que zaherir, atacar ni ridiculizar la fe de nadie. En cualquier caso tenemos derecho a la duda, al error y al acierto en cuestiones de fe y todos tenemos derecho a ser respetados en estas cuestiones.

Leyó Juan Soldado una estadística de 2005 en la que el 77%  de los europeos creía en la existencia de un Dios o fuerza vital. Para España la cifra era de un 79 %. Significativo en ambos casos. Parece ser que en la actualidad, en España, hay un 75% de creyentes, un 25% de no creyentes (de ellos un 13% de ateos)

¡Hay que respetar todos los credos religiosos! ¡Hay que respetar al no creyente! Claro que sí. Lo que pasa es que esto se dice en apoyo de los credos religiosos foráneos y no para las creencias de los naturales europeos. Estamos en ese respeto pero queremos reciprocidad.

 Juan Soldado no ve  respeto cuando se habla de “fantasías religiosas” al calificar a algún credo o religión, por parte de aquellos que carecen de fe. Tampoco ve respeto cuando se ridiculizan tales credos acogiéndose a algo tan cuestionable y sujeto a regulación como es la libertad de expresión. ¿Es esto tolerancia?, se cuestiona.

Juan Soldado no ve respeto cuando se caricaturizan personajes religiosos o la religión misma en chistes y viñetas de comics.

Juan Soldado tiene en su entorno a personas con acendrada fe religiosa, otros más o menos practicantes y otros que no entran en disquisiciones entre razón y fe, simplemente creen porque les va bien, son felices así, tienen algo a lo que aferrarse ante las dificultades y porque  así se educaron. ¿Qué hay de malo en ello?, se pregunta de nuevo.

Juan Soldado respeta todas y cada una de las creencias religiosas, con la única excepción de aquellas que legitiman prácticas que no respetan los derechos humanos, listón este que no hay que sobrepasar. Sabe que alguna de esas creencias soslaya ampliamente ese listón pero aun así respeta individualmente a sus creyentes pues, probablemente, ellos mismos discrepen en algunos de sus dogmas  y se encuentren en un callejón sin salida del que ni pueden, ni saben, ni les dejan salir. ¿Estaré en un error obrando así?, se dice Juan.

“Hay que abrir un debate”, dicen algunos -esto está muy de moda ahora-.

 Juan Soldado se pregunta, ¿debate sobre qué? ¿Debate sobre lo que opina la inmensa mayoría de la población, en este caso? Ni aunque fueran minoría… No hay debate amigos. Se impone el respeto, seas creyente o no.

Juan Soldado sólo pide información, asesoramiento y consejo en aquello en lo que pueda estar errado sobre estas cuestiones. Gracias.

Haya paz. Un saludo.

 Andrés Manrique

Teniente (R.)

Blog: generaldavila.com

22 junio 2017

UNAS LÍNEAS DIRIGIDAS A LA COPE JUAN CHICHARRO ORTEGA GENERAL DE DIVISIÓN DE INFANTERÍA DE MARINA (R.)

La COPE

La cadena de radiodifusión  COPE (acrónimo de Cadena de Ondas Populares de España) es en la actualidad la segunda emisora de radio generalista más escuchada en España. Conocida antiguamente como Radio Popular pertenece al Grupo COPE junto a 13 TV y además está asociada al grupo Vocento, editor del diario ABC.

Según consta en su ideario, aprobado por el pleno de la Conferencia Episcopal Española en 1991 y vigente desde entonces, la COPE se considera una cadena confesionalmente católica y asume el objetivo de difundir la doctrina de la Iglesia.

Reconozco ser uno de los 2824000 oyentes, según la primera oleada del Estudio General de Medios, EGM, de 2017.

La cadena tiene magníficos programas entre los que para mí destaca el que Carlos Herrera dirige por la mañana. Magnífico siempre este periodista.

Dicho esto, escribo desde el hartazgo que me supone el continuado calificativo de dictadura franquista que, desde esta emisora – mejor dicho: desde algunos programas -, se aplica al sistema político que gobernó España durante 40 años bajo el liderazgo del General Franco así como a diferentes Instituciones de aquella época.

Se acaban de conmemorar 40 años de las primeras elecciones democráticas que tuvieron lugar el 15 de junio de 1977 y como no podía ser menos la citada emisora ha participado de esta efemérides con profusión.

La historia es la que es y las sociedades evolucionan, en algunos casos a mejor y en otros a peor, y no seré yo quien no se congratule de este acontecimiento; ahora bien, la machacona insistencia  de esta emisora en recordarnos ese día porque con aquellas elecciones se acabó con la dictadura franquista , la “oprobiosa dictadura” y que desde entonces Instituciones caducas como el Ejército de entonces han cambiado, sin que el actual tenga nada que ver con aquél, son expresiones que requieren cuando menos una matización , al menos para conocimiento del Sr. Juan Pablo Colmenarejo y sus acompañantes.

Nada tendría de extraño – estamos en una sociedad afortunadamente plural – oír estas afirmaciones en cualquiera otra cadena, pero, ¡hombre!, ¿en la COPE?

No voy a entrar en la polémica de dilucidar si el régimen franquista fue realmente una dictadura o más bien un régimen autoritario. Es evidente que este régimen surgió de la victoria en la lejana guerra civil de 1936/39 del General Franco. Obvio. La pregunta que yo le haría a esta emisora, de corte  católico, es si se han parado a pensar alguna vez qué habría sucedido  si de  haber sucedido lo contrario, es decir, la victoria del Frente Popular, esta emisora existiría hoy.

Oiga, todo es posible, más no sé porqué intuyo que aquellos responsables del asesinato y martirio de más de 13 obispos, 4184 sacerdotes, 2365 frailes  y 283 monjas, de haber ganado la guerra, no permitirían hoy la existencia de la emisora actual. Más bien tengo la impresión – ya histórica – que de no haber sido por la denostada dictadura franquista – como les gusta llamarla – que los periodistas que tanto hablan en esta emisora estarían no sé donde. Oiga , a lo mejor bajo tierra.

¡ Qué ingratitud la de esta gente! y hablo de ingratitud por no denominarlo de otra manera más fuerte.

Y ahora vamos a la otra perla preferida de estos locutores: la referida al Ejército. La verdad es que se entusiasman proclamando que el Ejército actual no tiene nada que ver con el de la época franquista.

A ver, las sociedades evolucionan y las Instituciones también; cierto es que los ejércitos actuales han modificado sus estructuras, han sufrido innumerables reformas y que siendo mucho más pequeños que los anteriores son desde luego diferentes en muchos aspectos. No escondo que la apisonadora normativa impuesta ya desde los 80 por el innombrable Ministro Serra han hecho mucho daño en aspectos que afectan al  personal y desde luego al orgánico. Sería prolijo el extenderse en dar detalles que por otra parte ya se han expuesto en este BLOG.

Pero vayamos al fondo de la cuestión: el Ejército surgido después de la guerra, al margen de su organización, se caracterizaba por su profundo amor a España y era celoso guardián de su secular unidad territorial. Era un ejército en el que sus cuadros de mando, pese a las penurias de la época, mantuvieron incólume el espíritu y la moral que siempre caracterizaron a nuestras Fuerzas Armadas. Era un Ejército celoso transmisor de las mejores tradiciones patrias.

Miren, señores periodistas de la COPE, andan Vd,s algo despistados cuando se vanaglorian, equivocándose de plano, cuando piensan que nuestras actuales FAS son diferentes en lo que se refiere al  mantenimiento de estas virtudes militares. Son iguales por la sencilla razón de que proceden de aquellas pese al inmenso esfuerzo de políticos de todo signo por que no fuera así. De ellas aprendieron a amar  a España, de ellas aprendieron el concepto del honor, de ellas aprendieron lo que significa la disciplina, etc. Siento darles un disgusto pero no han aprendido Vd,s nada; y eso que alguno de Vd,s ha estado “empotrado” en alguna de nuestras unidades en Irak, Afganistán, Líbano o en el Indico. Quiero que sepan y ¡entérense! que la referencia moral de nuestros cuadros de mando y tropa son precisamente – y todavía – todos aquellos que una izquierda sectaria está eliminando de nuestras ciudades y a quienes Vd,s deben su existencia.

Sí, desengáñense y dejen de decir memeces una y otra vez. Es lastimoso oírles precisamente a Vd,s proclamar tantas inexactitudes.

Ingratos.

JUAN CHICHARRO ORTEGA

GENERAL DE DIVISIÓN DE INFANTERÍA DE MARINA (R.)

 

El comentario del día ¡UN MILLÓN DE BANDERAS DE ESPAÑA! LA HORA DE LA SOCIEDAD CIVIL Adolfo Coloma Contreras GB (R.) del ET

Monumento a Numancia en Navaleno donado por la Fundación Retógenes

Parece que estos días, la cosa va de efemérides. Si es cierto que este, se conmemora el 2150 aniversario del sitio y la desesperada y heroica defensa celtibérica de Numancia frente a la abrumadora superioridad romana que mandó a su mejor general, el joven de los Escipiones, para poner fin a un largo asedio que humillaba a Roma. En el curso de aquel episodio destacó un joven guerrero, Retógenes, cuya hazaña pueden Vds. consultar en cualquier libro o página web.

Y es precisamente de este esforzado guerrero de quien toma nombre la Asociación Retógenes de Amigos de la Historia Militar. Una asociación civil que desde hace años viene promoviendo campañas anuales para divulgar la historia militar de España. Han investigado en archivos y bibliotecas colaborando con los Institutos de Historia y Cultura de los Ejércitos y la Armada. Y con La Asociación de Amigos del Camino Español de los Tercios, dando a conocer esa increíble hazaña logística de la España Imperial. El año pasado, junto con una iniciativa dirigida a difundir de una manera muy didáctica la historia de los símbolos que nos identifican a los españoles: La bandera, el escudo y el himno nacional, han promovido una campaña distribuyendo por muchas de nuestras unidades militares, las llamadas banderas de percha o de mochila, cuyo origen también se han afanado en investigar.

UNA BANDERA NACIONAL

Pues bien, esta noble y altruista asociación constituida por civiles, cuyos máximos exponentes son Eduardo Robles Esteban y Jesús Dolado Esteban, tiene su casa solariega en la localidad de Navaleno.  Este año, al tiempo que donaban al pueblo pinariego en la persona de su alcalde , un sencillo pero robusto monumento en recuerdo de tan universal gesta, se han comprometido en una iniciativa consistente en que cada español, cada niño en su escuela, cada ciudadano en la institución, club o asociación a la que pertenezca, en cada acto que se organice, pueda recibir una bandera nacional, la que nos representa, nos enorgullece y nos une a todos los españoles, Pero lo verdaderamente interesante de su propuesta es que tal iniciativa ha de ser apoyada e impulsada por las propias instituciones de la vida pública, social, deportiva, laboral; en definitiva, por la sociedad civil.

Nuestros más asiduos lectores saben bien que, desde este blog hemos lanzado iniciativas similares. Engalanar nuestros balcones con banderas nacionales el Día Nacional. También hemos invitado a la sociedad civil a ponerse en marcha. ¡Es la hora de la sociedad civil!, clamaba el General Pérez Alaman hace unos meses. Por eso nos parece digno de poner en valor como comentario del día, esta genial idea de la asociación Retógenes. UN MILLÓN DE BANDERAS DE MOCHILA, similares a las de los soldados, distribuidas entre todos los españoles, pero por instituciones de todo tipo de la sociedad civil, a lo largo de 2018.

El alcalde de Navaleno, Paulino Herrero, al agradecer la donación del monumento, aceptó el reto y expresó su deseo y compromiso de que sean precisamente las instituciones civiles quien impulsen la iniciativa.

¡Bravo por Navaleno y por la Asociación Retógenes!

Adolfo Coloma

GB (R) del ET

Blog: generaldavila.com

19 junio 2017

LOS VERSOS DEL CORONEL (II-2) Félix Torres Murillo. Coronel de Infantería DEM (r)

 

 

 

 

 

 

VELÁZQUEZ

FRANCISCO PACHECO (?) Antes de 1623
Museo de el Prado

En 1621 muere Felipe III y el nuevo monarca Felipe IV favorece a un noble de familia sevillana, Gaspar de Guzmán, luego conde-duque de Olivares, que habría de convertirse en poco tiempo en el todopoderoso valido del rey, y que abogó porque la corte estuviera integrada mayoritariamente por andaluces.

Pacheco debió de entender que esta circunstancia podría suponer una gran oportunidad para Diego, ya casado con su hija Juana,  y procurándole los contactos oportunos, Velázquez viajó a Madrid con el  pretexto de conocer las colecciones de pintura de El Escorial.  Este primer viaje tuvo lugar en la primavera de 1622 y Velázquez debió de ser presentado al conde-duque, pero según relata el mismo Pacheco «no se pudo retratar al rey aunque se procuró», por lo que el pintor regresó a Sevilla antes de fin de año.

Vuelto a Sevilla parece ser que pinta este retrato de su suegro, si bien es cierto que así como a otros retratos realizados por el artista en la misma época, Pacheco sí que hace referencia, no la hace con éste, lo cual parece extraño. De todas formas, doctores tiene la Iglesia, y la obra fue atribuida a Velázquez en el primer inventario del Prado.

Se puede datar la fecha de su realización como anterior a 1623, porque el personaje lleva el cuello con gorguera en lechuguilla; prenda cuyo uso por pomposa y por lujosa fue abolido en dicho año por las normas de austeridad dictadas por Felipe IV.

EL PATRÓN

 (Soneto)

 Personaje al pintor caro y cercano:

-si cierto este retrato suyo fuera-,

pues oficio aprendió, modo y manera,

do el taller que rigiera el sevillano;

 

 que allí continuó su andar temprano,

cansado que quedó “del viejo Herrera”:

y de Juana, su esposa y compañera,

al patrón, tuvo a bien pedir la mano.

 

Controlando las luces con destreza,

plateado el mostacho y la perilla,

moviendo los pinceles con soltura

 

 lo eterniza maduro y con viveza,

al cuello la aún pomposa lechuguilla,

 sobre un fondo absoluto de negrura.

 

 

VIEJA FRIENDO HUEVOS, 1618. National Gallery. Edimburgo

 Uno de los cuadros más conocidos del pintor y uno de los más famosos de la pintura barroca       española en el que Velázquez se mantiene absolutamente fiel a los parámetros de su época sevillana: el uso de los tonos ocres y pardos que contrasta con el blanco, haciendo reafirmar ese contraste con la utilización de tonalidades negras.

También aquí los personajes, posiblemente muy próximos al autor, mantienen una relación independiente, no vinculados en la representación de la escena.

Pero lo verdaderamente novedoso de esta obra es el motivo, que si trivial en la concepción, le permite alcanzar un hito difícilmente superable en la pintura tanto en el dominio de la perspectiva en el plano de la mesa que nos permite contemplar el bodegón, como en el tratamiento de los materiales del mismo (sólo la sombra del cuchillo situado sobre el cuenco de loza ya es un portento en sí) según recojo en el soneto.

Y  los protagonista principales que dan título a la obra, sobre cuya controversia (si la vieja los fríe, los cuece o los escalda) me inclino por la primera opción: en abundante aceite, ahora y siempre en la cocina, el más modesto (y suculento):

 

ICONO

(Soneto)

 Difícil de encontrar, pienso sería,

hallar en tan trivial el escenario,

en tan simple motivo culinario,

tanto arte como aquí se mostraría.

 

Pues nadie sino él se atrevería

al barro así tratar, y ese el rosario

de brillos y de sombras; un muestrario

que ni antes ni después se lograría.

 

 Magistral de sus pardos es el tono,

de sus ocres, sus negros; blanco el paño

donde hasta lo mugriento es bien tratado.

 

Y en el fuego, el más modesto icono

de hoy en la cocina como antaño,

se fríe, por el genio sublimado.

 

 

EL AGUADOR DE SEVILLA (Detalle) 1620 h.
Wellington Museum. Londres

 

Posiblemente sea la obra maestra de su etapa sevillana.

En ella aparecen dos figuras en primer plano, un aguador y un niño, y al fondo un hombre bebiendo en un jarro, personajes muy del gusto del pintor en esta época.

Velázquez sigue destacando por su acusado realismo, reflejado en la copa entre las dos figuras principales que se recortan sobre un fondo neutro, donde la transparencia del cristal nos permite ver en su interior un higo para dar sabor al agua, o en los efectos en el barro del jarro de la izquierda, y juega con los acostumbrados contrastes de luz y sombra.

El colorido que utiliza sigue la ya conocida gama oscura de colores terrosos, ocres y marrones.

Ante una tan descomunal obra de arte he preferido, en lo que ya es una costumbre, destacar lo más sutil y más difícil.

 

LÁGRIMAS

 (Soneto)

 Destaca su figura, “mal vestido”

pues luce “vil y roto” su tabardo

la de un viejo aguador, y el color pardo

inunda sabiamente compartido

 

el espacio do un blanco deslucido

la réplica le da; pero me guardo,

no queriendo en contarlo ser muy tardo,

los matices que da al barro cocido,

 

de la loza imposible la textura,

finísimo el cristal en sus reflejos,

del cántaro palpable ese frescor;

 

 que al llorar por sus poros agua pura

– y esas gotas dejáronnos perplejos –

sus lágrimas nos muestra sin rubor.

(Continuará)