Desde su atalaya cordobesa F. Torres les trae LAS COSA DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega tricentésima septuagésima cuarta

Remitido

 

La biografía del “politólogo “es para encuadrar; paradigma del comunista pijo-progre, forrado, consentido hasta por Hacienda (¡¡¿?!!), hedonista y bon vivant que disfrazado de mendigo, eso siempre da vitola, pulula por las selvas urbanitas y las teles del régimen recibiendo subvenciones, reconocimientos (¿?) y pasta, naturalmente.

Ojalá haya llegado el momento en que la valía, el esfuerzo y la productividad pongan  a cada uno en su sitio, o sea en su casa; cuánto nos ahorraríamos, lo que dicho sea de paso serviría para el mantenimiento de las autovías.

¡Que esa es otra! A ver si algún cerebro calcula la recaudación diaria que robada será a los conductores a razón de un centimito/Km, mientras siguen a todo trapo los ministerios inservibles y sobrantes, los miles de chiringuitos premiadores de los servicios prestados  de tanto paniaguado y los abultados emolumentos de tanto político inútil y analfabeto.

De momento, unos pocos ya están llorando su pena: ¡Que no decaiga!

De la prensa de mayo de 2021

TIRA LA TOALLA TRAS LA DERROTA DE IGLESIAS: “NO PUDIMOS ASALTAR LOS CIELOS”

Juan Carlos Monedero, fundador de Podemos, muestra su pesar en su programa de televisión. En su monólogo diario, el politólogo reconoce que no han podido «asaltar los cielos».

 Don Eufemio, may. 21

ooo000ooo

 

LOS VERSOS DEL CORONEL

El maestro (Cont.)

Posiblemente sea la obra más genial y representativa de su etapa sevillana.

En ella aparecen dos figuras en primer plano, un aguador y un niño, y al fondo un hombre bebiendo en un jarro, personajes muy del gusto del pintor en esta época.

Velázquez sigue destacando por su acusado realismo, reflejado en la copa entre las dos figuras principales que se recortan sobre un fondo neutro, donde la transparencia del cristal nos permite ver en su interior un higo para dar sabor al agua, o en los efectos en el barro del jarro de la izquierda, y juega con los acostumbrados contrastes de luz y sombra.

El colorido que utiliza sigue la ya conocida gama oscura de colores terrosos, ocres y marrones.

Ante una tan descomunal obra de arte he preferido, en lo que ya es una costumbre, destacar lo más sutil y más difícil: LÁGRIMAS.

 Félix Torres

EL TARTUFO Rafael Dávila Álvarez

«Siendo el deber de la comedia corregir a los hombres divirtiéndolos, he creído que, en el cargo que ocupo, no podía hacer nada mejor que atacar, mediante pinturas ridículas, los vicios de mi siglo; y, como la hipocresía es, sin duda, uno de los más en uso, de los más incómodos y más peligrosos, se me ocurrió, Señor, que no rendiría pequeño servicio a todas las gentes honradas de vuestro reino haciendo una comedia que pregonase a los hipócritas y mostrara como es menester, todas las estudiadas monerías de esas gentes de bien a ultranza, todas las trapacerías encubiertas de esos monederos falsos en devoción, que pretenden embaucar a los hombres con celo fingido y un caridad engañosa» (Moliere. Primer memorial presentado al Rey sobre la comedia del Tartufo).

Primero comer, luego las convicciones. Creo que algo así decía Julio Camba: «Más difícil que vivir sin Constitución me parece a mi vivir sin dinero, y ello no obstante, lo españoles vamos tirando todavía, a pesar del estado verdaderamente desastroso en que se encuentran nuestras haciendas», claro que no las de ellos. Unos escriben y cumplen para que luego vengan otros a imponer e incumplir, para llevarse lo tuyo y lo mío.

El impostor se va con lo que no es suyo, se deja la Constitución y no deja ni un buen pensamiento ni una buena acción.

Contaba César González Ruano, otro escribidor de realidades, lo de Azorín hablando de Cervantes.

Ocupaba D. Bernardo de Sandoval y Rojas la sede de Toledo.

— Bueno, Miguel, usted lo que necesita es dinero ¿verdad?

Miguel, de Cervantes claro, pobre, achacoso y viejo, sonreía con sonrisa melancólica y asentía ladeando un poco la cabeza.

Le pasaba por escribir El Quijote y no hacerlo sobre constituciones y además cobrar solo el por ciento escaso.

Ni académico era; que tienen la tirada vendida. Por eso Camba acabó en la habitación 383 del Palace, entre cartones. Insistieron en darle un sillón de la Academia Española (entonces no Real).

—No insistan ustedes en lo del sillón. Lo que yo necesito es un piso, y eso no me lo van a dar ustedes.

Otros aceptan un chalet en la sierra, constituyéndose, sin necesidad de escribir.

Escribir ya se sabe. Pone lo escrito algo así como: indisoluble unidad, patria común e indivisible de todos los españoles, justicia, equidad, libertad sin ira, para decir y gritar y hasta de privacidad habla. En las comunicaciones, eso de las cartas, y la inviolabilidad de todo, y echaron al escribidor de todas esas cosas tan bonitas, le quitaron el sillón que no quería y se sentaron ellos.

Dijeron que la Ley esa de la Constitución estaba muy bien para uno solo, que como marco y cosa para presumir estaba muy bien, pero que como éramos muchos habría que hacer otras leyes que no fuesen tan individuales, la ley de grupos, para todos. La Constitución para nosotros, los constituidos entre los leones, y para el resto las leyes que nosotros digamos. Los «todos» no son nadie así que ya os queda claro, yo me voy y me quedo con el sillón; y el piso, ese chalet de académico.

¡Que hambre has dejado!

Castigat ridendo mores pensó Molière y mucha razón tenía cuando afirmaba que estos tartufos no soportan que se les saque a escena. Por eso hoy abro el telón con el impostor.

El último se ha ido, pero volverán cien porque el envidioso muere, pero la envidia nunca.

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

12 mayo 2021

NAPOLEÓN EN ESPAÑA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Bicentenario de la muerte del Emperador que quiso ser, cuando descubrió que su mayor enemigo fue precisamente querer ser. Suele ocurrirle a los que todo lo poseen, sin darse cuenta de que «todo tú» eres gracias a otros; son los mismos que te lo quitan.

«Mire usted, una cosa son los soldados y otra cosa son los hombres. Napoleón fue un genio para los soldados. Pero ignoró a los hombres. Ni los conoció ni le interesaron. Ese fue su gran error». Así se expresaba el general Degaulle en su vista a España en agosto de 1981. Venía a recorrer los escenarios de su derrota, yo creo que a conocer a los que le derrotaron y su geografía, la de montes junto al mar, de calores junto a las nieves, de riachuelos e infranqueables ríos, de verbenas, bodas y funerales. España impenetrable para un francés. Él conocía de sobra al corso y a Napoleón, dos cosas convertidas, transformadas en amalgama europeo.

Napoleón era un genio para los soldados que conformaban la pieza clave de sus intereses y aún nadie me ha explicado si enarbolaban la bandera de Francia o la napoleónica que el corso exhibía frente a sus compatriotas de la pequeña isla que no le consideró lo suficientemente grande.

La Revolución francesa acabó por ser la mayor mezcla de libertad y autoridad conocida hasta entonces en el mundo. Autoridad y libertad empezaron a llevarse bien y exhibirse juntas; por la fuerza. Ambas se necesitaron en su contradicción. A lo largo de la historia no he conocido a nadie que predique la libertad sin el símbolo de autoridad que la sustente.

Entre el desprecio autoritario y el respeto libertario se mueve la figura napoleónica. Nadie le retirará de la historia en la que escribió su protagonismo. Su hombre-nombre como un mito lo destruyó.

‹‹Yo soy la causa de mi caída›› ‹‹Yo he sido mi principal enemigo, artesano de mis desdichas››.

Napoleón. Historia y comportamiento humano nos interesa más allá del juicio.

Ostentaba el grado de teniente cuando desde Córcega escribe a las autoridades francesas. Pide los atrasos de su paga mientras piensa en abandonar el servicio a Francia: «A la nación de ustedes». Las autoridades francesas le borran del escalafón. O mío o de ustedes.

Nunca sabremos si su intimidad con Francia era solo con sus tropas. Su inteligencia le llevó a moldear una nación que para él quería entera, con la libertad y la autoridad en combinación, siempre, sin un ápice de permisividad fuera de sus leyes.

«He visto con pena soldados amenazados por hombres civiles. Si el rey se hubiese mostrado a caballo…». Para él la sociedad son soldados; y una noble figura que los atrae: la suya.

Napoleón dijo que el arte del general no es la estrategia, sino saber cómo moldear la naturaleza humana.

Su intervención en España lo desmiente; nunca lo logró; la Guerra de la Independencia fue poco gloriosa para los franceses-soldados.

Decía Chateaubriand en Memorias de Ultratumba que Napoleón es el único responsable de la transformación de la guerra: «Napoleón ha matado la guerra al exagerarla».

En España se encontró con una guerra que él desconocía y de la que no quería hablar ni tener en cuenta.

Solo le interesó la suya a base de hombres, miles de hombres unos tras otros, los que hiciesen falta, sacrificios estériles cuando abrió frentes muy distantes y en lugares en los que la geografía y los espacios minimizaban a los de fuera y engrandecían a los locales.

Hoy, de Napoleón, nos queda, como de la batalla de Valmy, solo el misterio, «un cruce de cañones y un ruidoso coro de gritos». La victoria de la República francesa ¿A costa de?

Napoleón es Francia y es la Grande Armée. Envía a España 200.000 hombres y toma personalmente el mando: Il faut que j’y sois.

Pretendía inundar de caballería las llanuras de Castilla; 50.000 caballos, tomar Zaragoza y derrotar a Blacke.

Los franceses profanaron las iglesias y tumbas de la Cartuja de Miraflores y de las Huelgas en Burgos. Desde allí Napoleón emprende el camino hacia Madrid. Se había constituido una Junta de Defensa y el pueblo se dispuso a la resistencia tras las tapias del Retiro, pero no fue más allá ante las amenazas del francés. Acuden a parlamentar Tomás de Morla y Bernardo de Iriarte. Madrid capituló el 2 de diciembre de 1808.

Napoleón se entera de la entrada por Ciudad Rodrigo del general inglés Moore. Se retira a París mientras envía a Lefebvre y a Soult en su persecución.

Dejaba aquí un ejército de 200.000 hombres y sus mejores generales con las líneas maestras del plan que deberían desarrollar, como expulsar a los ingleses de Portugal, lo que le encargó al general Massena.

Arapiles, Arthur Wellesley, con 60.000 hombres dio la batalla en aquellas dos alturas gemelas, la mayor y menor. Ocupado el Arapil grande Wellesley se lanza contra los franceses. Ataque inesperado y casi obligado al haberle cerrado la retirada a Ciudad Rodrigo. Si el general Marmont hubiese facilitado la retirada a Wellington podría haber recibido apoyo de José Bonaparte y evitado el desastre.

Al Duque se le distinguió con el Toisón de Oro y fue nombrado generalísimo de los ejércitos aliados. Era el 22 de septiembre de 1812. No fue el Duque único vencedor en España, sino españoles con su ayuda que siguieron hostigando a los franceses hasta que estos optaron por la retirada.

José Bonaparte lo hizo a Vitoria donde esperaba los refuerzos que desde Pamplona creía recibir y que nunca llegaron. De la batalla salió derrotado, y no menos avergonzado.

La batalla de Vitoria pone fin a la presencia francesa en España. El 31 de marzo de 1814 entraron los ejércitos aliados del norte en París y Napoleón abdicó. El ejército anglo-español tomaba la ciudad francesa de Tolosa y los dos mariscales de Napoleón, Soult y Suchet, pactaban con el duque de Wellington la suspensión de hostilidades.

Dos formas distintas de concebir la guerra en España. Los franceses atacaban con cargas a la bayoneta, en columnas profundas y a ello se le opuso el fuego de fusilería y la metralla a corta distancia de tropas desplegadas en dobles líneas establecidas en fuertes posiciones defensivas elegidas en el adecuado terreno. El acoso constante de las partidas de guerrilleros le ocasionaba el vencimiento sin saber cuándo ni de donde le vendrían los ataques. Si se ensalza la figura de Wellington quizá haya que recordar que tuvo siempre cerca una partida de bravos guerrilleros españoles cubriendo su campaña. Sin ellos nunca habría vencido en España.

Napoleón no pudo con España: «España, y el Ejército inglés en la Península, son los factores que me perdieron».

No sin olvidar lo que puede ser un aviso para cualquiera que se atreva: «España es un país donde los pequeños ejércitos son derrotados y los grandes se mueren de hambre».

Puede que Napoleón, así lo creo yo, fuese un gran capitán, de los mejores, pero recaló en España con los mejores generales sin caer en la cuenta que esta tierra no es de generales, sino de capitanes y, aunque él fuese bueno, aquí, en España están los mejores del mundo.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

10 mayo 2021

 

 

 

 

 

SE PRESENTA UN SOLDADO. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

A petición de alguno de los últimos incorporados repito artículo. Creo que fue el primero que publiqué en el blog. Era  el de mi: PRESENTACIÓN

Siento la necesidad de escribir, sin tapujos ni temores. La antigüedad es un grado y los años te permiten ciertas licencias que en el fondo el que las lee o  escucha te lo agradece. Se trata de buscar la verdad y lo que sé, contarlo, contarlo todo; al menos lo que es de interés, a juicio del que escribe por supuesto. Esta Patria nuestra está muy mediatizada por ciertos intereses y la vida te obliga a doblegarte si quieres seguir en tu puesto y no crearte problemas. Nadie cuenta casi nada y si lo cuenta es por despecho. Todos hemos tenido que callar en ciertos momentos. Quiero contar lo que veo y siento y lo que he vivido y sentido. A por ello voy. Solo mediatizado por dos cosas: España y sus Fuerzas Armadas.

Mi vida ha sido pródiga en acontecimientos. Ha sido una vida de soldado, la de “a pie y sin dinero” pero también he vivido pisando gruesas moquetas.  Empecé muy joven e ilusionado. Sigo como entonces pero madurando todavía lo que he visto y vivido. Soy ahora General, ya retirado, lo que me cuesta asumir, lo reconozco. Ser General es lo máximo a lo que un soldado puede aspirar pero yo creo que es un error, porque ser militar es servir y no “llegar a”. Siento el generalato dentro de esa acepción del diccionario de la RAE “lo más común”(es broma no sea que se enfaden los compañeros). Preferiría haber sido siempre y para siempre Capitán, aunque como dicen, sea de bandidos.

Soy boina verde, guerrillero, es decir diplomado en Operaciones Especiales, paracaidista, diplomado de Estado Mayor y no sé cuantas cosas más. Tengo seis hijos pero creo que tengo más cursos que hijos. Por cierto ninguno de ellos, después de una larga tradición militar, ha seguido la carrera de las armas. Silencio.

Tenéis mi vida resumida en ese cuadro que os pongo, regalo de mis compañeros el día que pasé a la Reserva.

vida-militarIMG

Poco importa. Lo que importa es lo que empieza a partir de ahora.

Si tuviese que resumir lo que para mi es la vida militar, lo haría remitiéndome a la sencillez de lo que escribió un soldado de los Tercios de Flandes, Pedro Calderón de la Barca. Me refiero a esos versos inigualables de su obra “Para vencer a amor, querer vencerle”. Junto a otra obra cumbre: el Credo de la Legión. Quien no se emocione y sienta cada palabra de estos textos como propia, creo que no vale para ser soldado.

He mandado la Guardia Real y la Legión. ¡Que puedo decir! Los mejores soldados del mundo y no es un privilegio sino un honor. Nada hay como el soldado español y mi única aspiración ha sido estar a su altura. No sé si lo he conseguido pero he luchado por ellos y lo seguiré haciendo. Merece la pena España y sus soldados.

No somos una marca, somos una Nación con una historia envidiable.

Mirad, si en el exterior tenemos atractivo es por nuestra historia y por nuestra individualidad. Ser español es algo grande. Espero que nos enteremos de eso y de eso quiero escribir. En cualquier caso, con humildad, estoy a vuestras órdenes.

Mandar es difícil y mi criterio sobre el mando lo expuse en una columna que escribí hace tiempo.

Con esa columna quiero empezar mi blog:

 EL ARTE DE MANDAR

Con demasiada frecuencia escuchamos que para resolver nuestros actuales males políticos, económicos, institucionales, incluso morales, necesitamos un líder, lo que traducido al lenguaje militar equivale a decir que necesitamos a alguien que mande. Mandar se asimila a lo militar olvidando que la vida en todos sus aspectos es una alternancia entre mando y obediencia. No es fácil mandar y sí hacerlo irresponsablemente provocando daños irreparables. Mandar no es sólo una facultad o poder asociado al aspecto legal y con respaldo institucional. Cuando se manda bien, es la autoridad moral la que motiva y emociona moviendo al grupo hasta límites insospechados porque tiene una referencia a seguir, una disciplina moral que cumplir, un ejemplo a imitar.

Hoy, alejado del mundo activo de la milicia, no olvido a los que mandé ni a los que obedecí. Entre estos últimos hubo uno al que recuerdo especialmente porque antes de asumir una de mis mayores responsabilidades de mando, me tradujo en palabras el arte del bien mandar.

Mandar, me decía, es una tarea tan absorbente que nunca habrás dado nada hasta haberlo dado todo, hasta que no te hayas vaciado por entero en tu mando. Mandar no es un privilegio, es un honor. Es una obra de arte, muy distinto a dar órdenes o a obligar.

Tus órdenes han de ser claras, que se entiendan, que se cumplan, que cada uno sepa lo que se le pide, y si es posible, por qué se le pide.

Debes mantener la idea elegida sin vacilaciones ya que no hay nada más amargo que verse sometido a las oscilaciones de un jefe vacilante en sus decisiones.

Debes de estar atento a conocer nuevas ideas y aceptar propuestas ajenas. Y recuerda que el que está a tus órdenes no está a tu servicio personal.

Ante un problema difícil, cuando no puedas consultar, confía en tu intuición, pues cuando se conoce el oficio y se está identificado con él, la intuición te marcará el camino a seguir.

Debes de ser constante en el esfuerzo, evitar prisas y desorden.

Ser cortés, pues la cortesía es inseparable de la disciplina. Cortés en  la precisión y limpieza de la palabra, en la actitud, en el gesto, en la voz y en los modales.

Cuenta siempre con el apoyo de tus colaboradores y el consejo de los más cercanos y busca en todos la lealtad por encima de todo.

Nunca pienses en ti, hazlo primero en la misión que te han confiado y en los hombres que tienes para cumplirla.

Terminaba deseándome suerte, pero no la fortuita o casual, `porque en la mayoría de los casos, me decía, sólo los capaces son afortunados.

Escribo esto sólo con el deseo de que algunos repasen y revisen su forma de mandar porque cada vez son más los que mandan (mal) y legión los que padecemos sus consecuencias.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

Desde su atalaya cordobesa F. Torres les trae LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega trigésima septuagésima tercera

Remitido

 

Muy cerca del toque de queda, cuando ya se afanaban en recoger las sillas a las puertas de  Génova tras la multitudinaria y merecida celebración; cuando creíamos que nos iban a privar de su siempre bienvenida comparecencia conectan con la sede de Podemos -por cierto según nos contaron cerrada a cal y canto y con entrada permitida sólo a los medios afines, (¿demo, qué?)- y apareció el supremo líder con toda la patulea al uso; bueno, no toda: lo busqué entre las filas de manteros, imputados, condenados, trincones, sumisas féminas (no todas) y demás variopintas caretas y no lo hallé: No estaba Julito el Rojo.Ya sabíamos que tampoco esta vez -¿ y van…?- había estado entre los elegidos para ocupar poltrona; y el no verlo ya me hizo concebir la esperanza de que algo sonado, necesario y conveniente -laus Deo- iba a acontecer…

Y aconteció: Con su voz frailuna, sacando lo más abyecto de sus adentros, si los tiene, adornándose de paso con unas cuantas flores y echando la culpa al lucero del alba y, por supuesto al fascismo, entre falsos jipíos nos dice…¡Que lo dice, que lo dice…! me decía. Y lo dijo: ¡me voy!

¡No hijo, no! Tú no te vas: ¡TE HAN ECHAO! No pasarán, repetías: ¡Y TE HAN PASAO!, por encima, todos los madrileños de bien y dos mujeres que te han puesto en tu sitio: en la p. calle de donde no te tuviste que mover: ¡Cuánto España hubiera ganado! Y contigo se irán bastantes más; unas casa a cambiar pañales, otros a las aceras, otros a la ducha, otros a insultar a los madrileños, otros -tal vez bien acompañados- al banquillo, y otros a llorar su ignominia. Ninguno a trabajar; desde luego.

 Y no; no te puedo decir en esa nueva etapa mediática que ya anuncias  eso de “ojalá y que te vaya bonito”.  No te lo mereces: has desenterrado mucho enfrentamiento, has derramado mucho odio, mucho resentimiento, mucho revanchismo y como buen comunista has mentido y calumniado hasta la saciedad. Así que vuelve con los tuyos, comunistas catalanes o venezolanos, con esos islamistas radicales: te abrazarán; te tratarán bien y te agradecerán los servicios prestados, a ellos; nunca a España.

 Pero uno que también tiene su corazoncito añorará tantos ratos de tecleo, de consulta, de lectura de la prensa buscando y encontrando tu, siempre fácil y a punto incongruencia, tu último insulto, tu última llamada a la violencia, tu última y estudiada vaciedad; desde entonces muchas veces la he denunciado. Una décima fue lo primero que te dediqué allá por junio de 2014:

Mis, ojalá, últimos versos los tienes más abajo; entre aquellos primeros y estos últimos, miles. Y por todo lo malo que en ti han visto, al retablo. En fin, digamos con Wolfgang Becker: ¡GOOD BYE, LENIN!

De la prensa de mayo de 2021

 Don Eufemio, may. 21

 

ooo000ooo

 

 

 

LOS VERSOS DEL CORONEL

Velázquez, el maestro (Cont.)

 ahora que, Laus Deo, han vuelto los toros a Madrid y para desintoxicarnos un tanto de la estulticia progre que el pueblo española ha empezado ya a erradicar,  cambiemos de tercio.

Uno de los cuadros más conocidos del pintor y uno de los más famosos de la pintura barroca  española en el que Velázquez se mantiene absolutamente fiel a los parámetros de su época sevillana: el uso de los tonos ocres y pardos que contrasta con el blanco, haciendo reafirmar ese contraste con la utilización de tonalidades negras.

También aquí los personajes, posiblemente muy próximos al autor, mantienen una relación independiente, no vinculados en la representación de la escena.

Pero lo verdaderamente novedoso de esta obra es el motivo, que si trivial en la concepción, le permite alcanzar un hito difícilmente superable en la pintura tanto en el dominio de la perspectiva en el plano de la mesa que nos permite contemplar el bodegón, como en el tratamiento de los materiales del mismo; sólo la sombra del cuchillo situado sobre el cuenco de loza ya es un portento en sí.

Y  los protagonista principales que dan título a la obra, sobre cuya controversia (si la vieja los fríe, los cuece o los escalda) me inclino por la primera opción: en abundante aceite, ahora y siempre en la cocina, el más modesto (y suculento) icono.

Y ya en el tercer tercio, me van a permitir que,  por impepinable asociación de ideas, vinculara el soneto anterior con otro que compuse hace un tiempo al “más modesto icono”, aunque en situación totalmente diferente; porque pienso que esas insuperables sensaciones “ante el mágico portento” habrán sido experimentadas por más de un lector, se las recuerdo.

Así, que de COSAS DE MI PUEBLO, permítanme presentarles: UN PAR.

<< ¿Placer?: “o es malo para el cuerpo, o es pecado”, decía un viejo aforismo que, seguro, conocéis. Pues ni lo uno, con mesura, ni lo otro. Y aquí tenéis una muestra. Y no es por quitarle clientela a Mercadona, una empresa que, por otra parte, es de las más saneadas y estimadas por el españolito de a pie; empresa que nutre la despensa y llena el frigorífico de la mayoría de nosotros. Pero un día Elisa nos regaló una docena de huevos, que Juan subió del huerto, ¡y  eso, queridos amigos, es otra cosa!Félix  Torres.

(A Elisa)

———-

 

KOSOVO 6. EXPERIENCIA PERSONAL 1 Vicente Díaz de Villegas y Herrería Soldado de España

PEC. 22/6/99. SOLDADOS ESPAÑOLES DURANTE SU RECONOCIMIENTO POR LA POBLACIION DE ISTOC. FOTO, GORKA LEJARCEGI

Mientras del 6 al 19 Febrero 1999, en Rambouillet, se discutía la paz en Kosovo, entre el 3 y 13 de Febrero, en el campo de Maniobras de S Gregorio de Zaragoza, en el ejercicio de Brigada de la Legión, el General nos informaba a los jefes del 3º y 4º Tercio del posible despliegue en Kosovo. Había dos opciones que me incluían. En una opción desplegaban dos Coroneles, un Coronel como segundo Jefe de una Brigada Multinacional bajo mando italiano y el otro Coronel como jefe del agrupamiento Legionario. La otra opción era un solo Coronel Jefe del Contingente Español y 2º Jefe de la Brigada. Preguntado, por los Jefes de la Fuerza de Maniobra y de Acción Rápida, sobre mi disponibilidad, la respuesta no podía ser otra que Si. Mandar es un honor y una responsabilidad. Mandar es servir.

Desde el inicio solicitaba que, de ser Jefe del Contingente, el agrupamiento táctico fuera sobre la base de la Xª Bandera, Millán Astray, de mi 4º Tercio. Al final el Mando decidía la 2ª opción y mantenía la VIIª Bandera, Valenzuela, del 3er Tº.

Todo quedaba en stand-by hasta el 9 de Junio con la firma del Military Technical Agreement con los yugoslavos. Entre medio, el 24 de Marzo empezaban 78 días de bombardeo OTAN sobre Serbia y Fuerzas Terrestres OTAN desplegaban en Macedonia y Albania.

Sin contacto con el contingente, seguía al mando del Tercio Alejandro Farnesio4º de la Legión en Ronda hasta el 10 de Junio, en que era designado como Jefe del Contingente-Legionario- Español en Kosovo (JECONTESKOV) y el 14 por la tarde me incorporaba a la Base de la Brigada de la Legión en Almería.

El 19 junio de 1999,en un C-130 del EA, llegaba a Scopje (Macedonia) con el escalón avanzado español. El escalón avanzado era el refuerzo (26) al Cuartel General (CG) de la Brigada Multinacional Oeste (BMNW) mas un equipo de Reconocimiento de la VIIª Bra (KSPABAT), Ingenieros (KUING), Bandera de Operaciones Especiales Legión, BOEL (KUOE), Guardia Civil (KUGC) y PlM (18) y transmisiones (31) de apoyo al Contingente (49).

El día 20, en un CH47 británico, aterrizábamos en el campo de Futbol de Peç (Kosovo) y nos incorporábamos al CG de la BMNW, sobre la base de la Brigada Italiana Garibaldi. Mi puesto táctico era 2º Jefe del General italiano Mauro del Vecchio, en una Brigada de mas de 7.500 efectivos.

Misión KFOR:

Seguridad y libertad de movimientos. Imposición de acuerdos a Serbia y UÇK. Apoyo administración UNMIK. Imponer Ley y Orden. Control fronteras y limites de Kosovo. Para resolver la crisis humanitaria y fijar la paz y estabilidad con justicia y democracia.

Las primeras impresiones al entrar en Peç eran de desolación, vacío de personas y vehículos, caballos y perros vagando por las calles, casas destruidas y otras incendiándose, olor a basura y a muerte.

Elementos armados de la guerrilla albanokosovar, el Ejercito de Liberación de Kosovo (ELK/UÇK), rondaban y en cuanto no veían fuerzas KFOR asesinaban, incendiaban y saqueaban. Al día siguiente de establecerse las fuerzas de la BMNW, cuando sólo había vacío, la mafia albanokosovar ofrecía a los centinelas de la KFOR droga y prostitución.

Nada más llegar,  estando el General del Mauro del Vecchio en Pristina, recibía, con el JEM de la BMNW, TCol Savarese, a una delegación del Gobierno de Belgrado que pretendía el regreso desde Montenegro de 1.500 serbios del éxodo. Aislados no se podría garantizar su seguridad y tampoco había un lugar para alojarlos juntos. La decisión fue que, para su protección, informaran sobre su próxima posible ubicación y regresaran por grupos inferiores a 200.

A su regreso de Pristina, el General Italiano nos recibía con profesionalidad, lealtad hacia España y afecto a nuestras tropas, (nombrado Legionario de Honor, hoy  es Senador Italiano). Terminaba el primer día y empezaba un ritmo que, por incidencias nocturnas nos dejaría 4 horas de sueño, de las 02:00 a las 06:00, durante las dos primeras semanas…a base de cafés ristrettos-expressos.

Al día siguiente me desplazaba con el General a la frontera para comprobar la operación de entrada y escolta de refugiados serbios. En la subida al puerto de Kulina, encontrábamos una furgoneta en el lado izquierdo. Con precaución, ante posibles trampas explosivas (IEDs,) nos aproximábamos y veíamos a 2 serbios asesinados desde hacía varios días, la piel hinchada con textura de piel de naranja y un olor a muerte que se pegaba al uniforme. La familia no se había atrevido a subir a recuperarlos.

En el puerto, en los registros que se llevaban a cabo sobre la cola de vehículos, con algo menos de 100 serbios, agricultores y familiares, se encontraban mosquetones, fusiles de asalto, pistolas y granadas de mano.

Un agricultor, con una señora mayor y dos niños, en un modesto coche en el que se encontraba un fusil y una pistola y granadas de mano, al ser advertido que con ellas no podía pasar, desesperado respondía desesperado, que sin ellas no podía defender a sus familia, y… se volvía a Montenegro. Otros vehículos de la cola también se volvían.

La población serbia estaba entre la espada y la pared. Belgrado era la pared que, había sufrido embargos, había acogido a otros refugiados de las anteriores guerras yugoslavas, y no podía prestar apoyos económicos ni sociales, y la espada eran mafiosos albanokosovares asesinos.

Por la tarde visitábamos en el área de Dakovica puntos donde se observaban algunos cadáveres aislados en diferente estado de descomposición, alguno esposado a la espalda como la pareja de ancianos serbios posteriormente encontrados asesinados en el lecho del río entre el monasterio de Peç y el CG.

Por la noche, en las inmediaciones del CG de la Brigada en el centro Peç, se producía un incidente con intercambio de disparos, entre grupos de insurgentes. Un grupo, el UÇK, pretendía ejecutar al otro llevándose armas y vehículos. La BMNW se interponía y, después de voces, disparos, muchas discusiones y excitación durante una hora, con Ponlla y Anula pendientes de mi nos dirigíamos, con el General del Vecchio, al CG del UÇK en Gllogjan/Glodjane. Allí, en el puesto de mando de Ramush Haradinaj, continuaban las discusiones hasta el amanecer en que se desbloqueaban, desplazándose el personal insurgente albanokosovar del otro grupo a la fábrica Zastava donde se alojaba una unidad italiana. En el trayecto, en las inmediaciones del CG del UÇK, se observaban vacas muertas por explosiones de minas o trampas.

Antes de la llegada del Contingente Legionario Español -27 Jun-, me correspondía elegir de entre las dos opstinas/municipalidades de la BMNW, sin ocupar por los italianos, en cual desplegaría España. Después de un estudio sobre antecedentes, población, extensión y límites y un reconocimiento, proponía al Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) que fuera Istok. Istok era fronteriza con Serbia, patria de Rugova, incluía el Monasterio de Gorioc-s.Nicolas, núcleos de población serbia, gitana, bosniaca y albanokosovar, monumentos a los partisanos, comunicación con Mitroviça, una serrería con naves capaces de alojar nuestras fuerzas. La otra opción Klina, nudo de comunicaciones, quedaba para Portugal.

Seguidamente, acorde con la misión clásica de pacificación/protección y valoración de la amenaza, decidía un despliegue con destacamentos de Compañía (el único en Kosovo; lo que se terminaría haciendo en Irak y Afganistan) reforzados con células de estabilización sanitaria en cada destacamento. El despliegue, con gran iniciativa para los mandos, permitía una presencia continuada y más próxima a la población y con suficiente fuerza para reaccionar.

En Crkolez (serbio) y Rakos, el Capitán Carreras, en Gjurakoc/Durakovac, el Capitán Rubio y en Zlokucane (católicos) y Zac (gitanos), el Capitán Bartolomé y la Plana mayor y el resto del Grupo Táctico, al mando del Teniente Coronel Valón en la serrería de Istok.

La compañía de zapadores de la Legión con el Cap Cabrerizo se integraría con el Regimiento de Ingenieros del Coronel Li Gobbi, alojándose con ellos en Vitomirica y Klina. Cumplirían las misiones de su especialidad, desactivación de bombas, cohetes de aviación, minas,…acondicionamiento de destacamentos, reconstrucción de viviendas, ajustes de puentes OTAN, Bailey y Mabey Jhonson además de asegurar puntualmente algún monumento o iglesia, que el UÇK destruía sistemáticamente.

El destacamento de Operaciones Especiales de la Legión (BOEL) del Comandante Gil, alojados en un hotel balneario, Onix, en Banja, se integraría con portugueses e italianos. Terminado el early-entry, cumpliría misiones de reconocimiento especial, preparación para rescates y acción directa y, coordinados con la GC, seguridad a todas las autoridades nacionales como: Presidente Aznar, Ministro Serra, Embajador de España en Belgrado, comisión de AAEE del Senado…

El equipo de Estado Mayor y apoyos nacionales Intendencia, Jurídico, Interventor, Asistencia Religiosa,…y military assistant se desplegaban en el CG situado en el hotel “Metohija” de Peç.

El hospital de campaña también se situaría en Istock, separado del GT, destacando BMR medicalizados a los destacamentos de Compañía más alejados.

La Guardia Civil del GAR  del Tte. Villamayor (Legionario de Honor) se alojaría en la serrería de Istok  con el Grupo Táctico quedando integrada con los Carabinieri bajo mando de la Brigada. La GC, además de policía militar y judicial y controles, daría escolta al JECONTESKOV en sus desplazamientos fuera del AOR.

El contingente español, de aproximadamente 1.200 efectivos, 10º país en contribución, era en su mayoría legionario, compuesto por personal de todas las unidades de la Brigada de la Legión: 3º y 4º Tercios, Cuartel General, Logística, Artillería, Ingenieros además de un Tercio africano. Destacaban los mas de 300 legionarios de la VII Bandera/3T. La otra parte, la logística del contingente, procedente inicialmente de Zaragoza, dedicada al abastecimiento y mantenimiento, desplegaba en Scopje (Macedonia).

La integración del refuerzo español (26)en el CG (120) de la BMNW que, según los acuerdos Madrid-Roma, debía durar 15 días se conseguía en 72 horas, por la buena disposición del Mando de la Brigada y la excelente preparación de los mandos y tropa españoles.

La Bandera de España ondeaba junto a la italiana en el CG y Puesto de Mando móvil del Mando de la BMNW en movimientos y reuniones oficiales. Llegado el contingente legionario España estaría presente, 24/24 y 7/7, como garantía de justicia e imparcialidad.

Vicente Díaz de Villegas y Herrería

Soldado de España

Jefe del primer Contingente Español Legionario en Kosovo.

30/4/2021

Blog: generaldavila.com

 

«NO SE HA MARCHADO QUE LE HEMOS ECHAO» Rafael Dávila Álvarez

Ahora se llama trending topic a lo que es tema de moda o marca tendencia.

La tendencia en España está a la vista de quien quiera verla. El último en enterarse: el protagonista; ya se sabe.

«No se ha marchado, que lo hemos echao», decían los de Pacto, los que querían entrar en el Palacio fantasmagórico —de ser Real a Nacional—, de la historia al comic, que no es lo mismo; y, para colmo, sin rendir cuentas a los reyes Godos que se alineaban en sus puertas.

Aquella era una República que dejó a España sin republicanos, si es que alguna vez los hubo. Le llamaban república del pueblo y, claro está, en un pueblo lo máximo es el alcalde y el cabo de la Guardia Civil (quedan pocos de esos pueblos). Hasta incluso el bueno de Pedro Rico, que iba a ser alcalde de Madrid, de España según el dictamen de las municipales, había saludado en las Ventas como si de un matador se tratase. Había ganado en el burladero donde era aplaudido mientras arrastraban el manso.

Eran municipales y las convirtieron en alfonsinas, borbónicas, callejeras, verbeneras, virulentas, tanto que de barrio en barrio iba la fiesta sin saber quién era el festejado.

«El rey debe abandonar la ciudad al ponerse el sol». Claro que aquello no era por los votos, sino un pacto, la república del estoy hasta los mismísimos.

Ahora hay más votos y más hartura, menos pactos, más realidad vivida o sufrida, sobre todo hartura de la demasía de faltones. Más que hasta los mismísimos.

Pues nada que Tezanos e Iván, mire usted, ni una a derechas, claro. En la interpretación de hoy, 6 de mayo, centran su análisis en el que han «echao», sin caer en la cuenta que para ellos: «yo, que dejé con el gobierno los deseos de ser más gobernador, no dejé la gana de ser conde, que jamás tendrá efecto si vuesa merced deja de ser rey, dejando el ejercicio de su caballería, y así vienen a volverse en humo mis esperanzas». Cuidado que volverá. Humo sus esperanzas. Sabemos que se va; nada sabemos de lo que se lleva. El condado está en sus entrañas y volverá a por el título.

Claro que: donde las dan las toman. Eso pasa en los madriles que viene a ser España en castizo.

—Señor mío, alce vuestra merced la cabeza y alégrese, si puede, y dé gracias al cielo que, ya que le derribó en la tierra, no salió con alguna costilla quebrada; y pues sabe que donde las dan las toman.

¡Con Dios!

Entonces Azaña que fue uno de los que se hizo un lío, que ya lo era, va y dice aquello de la «República de taifas» y de querer cambiarlo todo se queda en Benicarló a contar su velada; sin que nadie le escuche. Puede que no se enterase de que con el que habían «echao», el XIII de los Alfonso, se iba también él.

Esto ha durado en demasía. Claro que nos hemos hartado y, en tromba, Madrid se ha convertido en España.

Hartos de la libertad al dictado, de la ruina, del todo dirigido, del hable usted así y no asao, de vea usted esto y no lo otro; lea, lee lei, leo, leu; a, e, i , o, u borriquito como tú. Del casuplón, de Vallekas es mi casa, de criados por aquí, vasallos por allá; ¡Que no! Que esto es Madrid, y de España el sentir.

El pueblo de Madrid, en representación de España y en estos momentos en que la Patria está en peligro, españoles acudid a salvarla…

En castizo, como alguien ya dijo: «Hasta los cojones de todos nosotros», así que «no se ha marchado, que le hemos echao». Donde las dan.

El de la Moncloa, y sus dos patas, Iván y Tezanos, bien harán en darse por enterados. No: no se ha enterado de que en el bolsillo del dimitidor va él hundido hasta el forro.

El de Génova también ha de enterrase por el bien de todos. .

En Madrid al frío le llaman fresco, pero no verás a un madrileño desabrigado o desprevenido.

Donde las dan las toman…

¡Aymé! ¡Estos de la caverna y la taberna!

¿Qué dónde reside el secreto de la victoria? Se lo diré.

Alejandro Magno va a ver a Diógenes de Sinope:

—«Pídeme lo que tú quieras. Puedo darte cualquier cosa que desees…».

Contesta Diógenes

—«Por supuesto. No seré yo quien te impida demostrar tu afecto hacia mí. Querría pedirte que te apartes del sol. Que sus rayos me toquen es, ahora mismo, mi más grande deseo. No tengo ninguna otra necesidad…».

No empujen, retírense un poquito y déjennos en paz.

Por último: no se fíen del que dice que se va. A saber lo que se lleva.

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

6 mayo 2021

 

 

 

 

 

MI LIBRO: LA GUERRA CIVIL EN EL NORTE. El general Dávila, Franco y las campañas que decidieron el conflicto Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

La Esfera de los Libros confió en este humilde escribidor para llevar a cabo una labor parecida a la de segar los campos con el tradicional método, hoz y zoqueta, y así evitar hacer destrozos entre el trigo y la paja. Me puse a la labor con las herramientas adecuadas en mi poder. Era necesario andar despacio y mirar los documentos, sin renunciar a ninguno, con lupa de antiguo detective para saber distinguir grano, paja y cizaña, que también abundaba. Este libro es el resultado de pasar mucho tiempo encorvado, siempre en proceso de aprendizaje como el niño en la escuela que empieza con sus primeras letras, a unirlas, a darles sentido y a descubrir que entre los papeles escritos están ocultas la mayor parte de las razones que han hecho que las cosas sean como han sido, incluso de cómo no han sido y debieran. Ese era el juego que me propuse a la hora de indagar y segar por los campos de la Guerra Civil con ánimo de aclarar algunas cosas turbias; utilicé el cedazo de los documentos.

Este libro LA GUERRA CIVIL EN EL NORTE. El general Dávila, Franco y las campañas que decidieron el conflicto, es fruto de muchas horas de investigación en archivos, principalmente en el de mi abuelo el general Fidel Dávila Arrondo, y también de algunas casualidades que, sin en un principio contar con ellas, se han ido produciendo misteriosamente a través de personas que han depositado en mis manos papeles y hechos guardados desde aquellos tiempos.

De todo hay y, aunque un libro se queda corto, con todo ello he procurado formar un conjunto armónico y comprensible para los que conocen a fondo el tema y para los que lo hacen de oídas. Espero ofrecerles más adelante, si me brindan la oportunidad, lo que aún queda guardado.

Con estos ingredientes traducidos por mi ignorancia, aunque buena voluntad, no pretendo crear polémica, sino aportar datos para que la historia se acerque más a su comprensión. La guerra civil española es un asunto que está ahí y para nuestra tristeza no se asume con gran rigor, sino que sigue escribiéndose con letra de enfrentamiento, con inventadas y nuevas victorias y derrotas, hasta algunos quieren repetirlas e invertir sus resultados.

Cuando allá por los años 80 el perdón era el resultado, cuando los que por edad o vivencias estaban más cerca de aquella lucha decidieron darse el abrazo del perdón y sacar adelante nuestro querida España, a pesar de tantos pesares, un mal viento (tiene nombre y apellidos) se interpuso entre el perdón y la revisión puramente histórica, y nos llevó a sacar de nuevo los rencores y el arma de lo que llaman el relato que no deja de ser la agitación y enfrentamiento.

No. Esa no es la historia que yo cuento. Son los hechos históricos tal y como figuran en los papeles de aquel momento. Un punto de vista desde lo alto de la colina, desde donde se podía, casi, ver lo que había al otro lado. Soy de la opinión de que no hay que callar ni olvidar, sino todo lo contrario. Hay que hablar de lo sucedido, con verdad, sin inquina y sin venganza, sino con honradez y la buena disposición que admite los errores que todos cometieron.

Hablar, incluso acaloradamente, pero con limpieza y españolidad, con el carácter genuinamente español, pero nunca callar y sobre todo no invertir o mentir a sabiendas o por rencor.

Nadie ya debe pagar por aquello ni tampoco sentirse culpable de nada.

En cualquier proceso de construcción suele haber derrumbes y es frecuente que apuntalar no sea suficiente. El afán de terminar la obra, de seguir buscando la fortaleza en los materiales te lleva al mantenimiento y vigilancia constantes sobre ella.

Sigue el interés por la guerra civil española y espero que los nuevos hallazgos históricos ayuden a acrecentarlo. El cómo, el porqué y cuáles fueron las razones que hicieron posible la guerra y el desenlace de la misma, como señala el profesor Vicente Palacio Atard, siguen siendo interrogantes que despiertan el interés de unas y otras edades. Ojalá que en estas páginas que he escrito haya algo de luz que ilumine esos interrogantes.

No leerán ustedes únicamente el desarrollo de los combates y los esquemas de las batallas, sino que he pretendido hacer un recorrido interior por los temas más trascendentes y en los que nueva documentación puede aportar claridad.

Desde la llegada de la II República en 1931 los acontecimientos se precipitan. Desde esa fecha hasta prácticamente el final de la guerra he tratado de analizar el recorrido aportando documentos nuevos, inéditos, que puedan ofrecer puntos de vista desconocidos en la narración.

Este es mi recorrido:

Desde el Pacto de San Sebastián, las elecciones municipales y la inaudita expulsión del Rey Alfonso XIII que se desarrolla en una travesía de Cartagena a Marsella llena de amargura y tristeza. La calle que arde en violencia. «Fogatas de viruta», bromea Alcalá Zamora. Un documento inédito de la detención del general Sanjurjo que en una precipitada actuación pretende hacerse con el poder y es detenido por un guardia de seguridad que le apunta con su arma en medio de la carretera a Huelva.

Las reuniones y actividad previa al alzamiento con la presencia de Mola en Pamplona. La muerte de Sanjurjo y su posible sucesor en el mando antes de crear la Junta de Defensa, entre los que aparecen nombres hasta ahora no mencionados; la creación de la Junta de Defensa Nacional con el ingente trabajo que esta desarrolló. La presencia de don Juan de Borbón en España para combatir en el bando nacional. El estadillo de las tropas que cruzaron el Estrecho al mando del general Franco; la financiación de la guerra, una documentación inédita sobre el oro, joyas y piedras preciosas recaudados y donados para la contienda por particulares; el robo del oro del banco de España, el laboratorio del oro nacional, la munición, el carburante. Con los curiosos datos de la donación de monedas y alhajas hecha por doña Carmen Polo, esposa de Franco. El balance general de oro de las entregas efectuadas por la Suscripción Nacional (Comisión de Donativos) que alcanzó desorbitadas cifras que les muestro en los documentos.

Temas tan trascendentes como el nombramiento del general Franco como Jefe del Estado y Generalísimo de los Ejércitos de una manera un tanto casual y hasta ahora contado de manera no muy ajustada a la verdad. ¿Quiénes se reunieron en Salamanca y qué decidieron en definitiva? ¿Fue acordado nombrar a Franco Jefe del Estado y Generalísimo de los Ejércitos? ¿Hubo opositores? ¿Dónde está aquel barracón en el que se reunieron los miembros de la Junta de Defensa Nacional?

La batalla de Madrid, la muerte del general Mola, la campaña del Norte completa con sus combates y despliegues contados de manera asequible para cualquier lector; la ayuda extranjera, Brunete, Teruel, el Ebro con detalles desconocidos como los combates en la Sierra de Caballs, el avance hacia el Mediterráneo, la campaña de Cataluña y el final de la guerra.

Un informe demoledor del general Vicente Rojo y su visión del conflicto: habla de pánico en las unidades. No ve posible repliegue estratégico y solo contempla aferrarse al terreno y defenderlo palmo a palmo, cosa que sabe que no sucederá.

Los momentos de tensión que Franco tuvo con sus más directos colaboradores que en algún momento revistieron gravedad y crearon situaciones de cierta delicadeza. La correspondencia entre los generales Dávila y Franco sobre el discurrir de la guerra. Cataluña o Valencia: una decisión trascendente.

Termino con la entrada de las tropas nacionales en Barcelona y la situación en la que la ciudad se encuentra y una detallada información de las obras de fábrica destruidas y los edificios ocupados.

Todo ello acompañado de la documentación y órdenes de operaciones inéditas procedentes de los Cuarteles Generales de los protagonistas y la cartografía original por ellos utilizada así como la del Cuerpo de Tropas Voluntarias.

También se acompaña al final del libro el Diario de Operaciones elaborado día a día por el Estado Mayor del Cuartel General del Ejército del Norte, un documento imprescindible para seguir la evolución de los acontecimientos bélicos hasta el final de la guerra.

Hoy día 5 de mayo de 2021, el libro sale al público, fecha en que se cumplen 200 años de la muerte de Napoleón. Es evidente que nada que ver. Pero me gusta la coincidencia. Empezaba un tiempo nuevo. La Revolución francesa acabó siendo la mayor mezcla de libertad y autoridad conocida hasta entonces en el mundo. Revolución y Napoleón.

Napoleón terminó su vida dando una gran lección militar: ‹‹En los hechos históricos como en los contemporáneos, solo podemos encontrar lecciones, nunca modelos››.

A pesar de seguir de alguna manera viviendo sus consecuencias tenemos que aceptar que la guerra civil y todo lo que la rodea pertenece definitivamente a la historia, al pasado, o seremos incapaces de superarla.

Quisiera romper el silencio de los discretos: Muchos saben porque han oído, otros porque tienen el documento. A todos animo a construir y revelar lo oculto que por pequeño que parezca puede encerrar la clave. Para ello les ofrezco este correo y recibiré con gusto sus opiniones o más que opiniones: lahistoriadavila@gmail.com

Fotos, documentos, conversaciones, testimonios, libros, revistas, cualquier cosa puede encerrar una clave.

Deseo que este libro sea un paso más hacia el conocimiento y un lugar para la historia.

Les doy las gracias y les pido que lo lean.

Son muchos años de escritura en este blog sin pedirles nada; ahora, como contrapartida sí les pido que se hagan con el libro y si es de su interés abriremos una sección en el blog dedicada a la guerra civil desde el punto de vista histórico. Con la opinión de todos y todas las opiniones.

De antemano les doy las gracias y ¡va por ustedes!

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

5 mayo 2021

Twiter:@generaldavila

Facebook: generaldavila

Instagram: generaldavila

Correo: lahistoriadavila@gmail.com

generaldavila1@gmail.com

 

 

 

CÓMO SEGUIR EL BLOG generaldavila.com

General Dávila

Ante las numerosas consultas sobre cómo seguir el blog y recibir las publicaciones en el momento de producirse, les indico el procedimiento a seguir:

—Si entran con su navegador en generaldavila.com verán a la derecha y en la parte inferior un apartado en el que se pide seguir el blog mediante un correo personal que deben introducir. Eso es suficiente para que a ese correo les lleguen las publicaciones en el momento en el que se produzcan.

Aquí está el ejemplo de lo que verán al entrar en la dirección que les digo y donde tendrán que introducir un correo:

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Dirección de correo electrónico:

Seguir

En otro orden de cosas, si quieren hacer algún comentario o ponerse en contacto con nosotros disponen del siguiente correo:

generaldavila1@gmail.com

En Twitter estamos en @generaldavila y también en facebook e Instagram como  general Dávila

Para cualquier tema relacionado con mi libro: LA GUERRA CIVIL EN EL NORTE, EL GENERAL DÁVILA, FRANCO Y LAS CAMPAÑAS QUE DECIDIERON EL CONFLICTO  tienen el correo lahistoriadavila@gmail.com

Muchas gracias por considerar este blog y estoy a su disposición.

Rafael Dávila Álvarez

Mayo 2021

Blog: generaldavila.com

«…A LA MADRILEÑA» Coronel de Caballería ® Ángel Cerdido Peñalver.

Ya se lo advirtieron al rey Lear: «No debiste hacerte viejo antes de hacerte sabio».
Tendemos a creernos, de forma un tanto patética, más listos que nuestros padres y que nuestros hijos. Quizás no podamos ser todos genios como Cervantes, ni empresarios como mi paisano y admirado Amancio Ortega, pero podemos desarrollar nuestros proyectos personales y disfrutar de libros, máquinas y obras de arte, sin tener que esperar, como en tiempos ya olvidados, en la plaza del pueblo a ponernos a disposición del patrón.
Con el orgullo vanidoso de mi juventud que se creía saberlo todo, soy consciente de los serios errores con los que fui trampeando el camino de mi vida; pero también con la serenidad con la que después he procurado enfrentarme a ellos, y es que la vida cada mañana nos brinda argumentos para deshacer los errores con los que se forja la experiencia, y también nos brinda el aprender del pasado e intentar modificar el futuro, y sobre todo nos enseña que esa enfermedad se cura con la sencilla medicina del paso del tiempo.
Todos nos mostramos reacios a envejecer pues no tenemos quien nos gestione la imagen, aunque nuestro móvil lleve el filtro para borrar las huellas del tiempo sobre nuestra carne mortal.
Con esa inconsciencia heredada de mi juventud intentaré describir someramente la actualidad del momento, en lo tocante al deporte y a la política, pero:
Por si acaso: ¡Resistiré!

Superliga europea de futbol.-
La Superliga de futbol ha venido a ser como el «procés Cat», creados para promover un cambio de modelo político, económico y social que implique la independencia de unos pocos clubs de futbol y la de Cataluña.
Revoluciones ambas empezadas por el tejado, rompiendo con todo y enfrentándose, la deportiva, a la FIFA a la UEFA…, y la catalana a toda España.
Aunque esos los alocados desafíos no tengan éxito, siempre hacen daño pues una vez lanzados ya no se vuelve a la situación anterior. Hay que dejar claro que el fútbol no es deporte cuando el éxito está garantizado de antemano y cuando no importa perder.
Al día siguiente del escándalo, presencié el duelo Cádiz-Madrid, uno de esos que alimentan al aficionado de toda la vida y que no se podrían dar en la superliga. Aunque distanciados por 600 millones de euros en sus presupuestos, permiten al pobre tutear al rico sin miramientos y obligan a este último a bajar al barro de su terreno, en este caso al del Ramón de Carranza, so pena de perder el pan de cada día.
Con esta vida cruel que tenemos, y con la presunta superliga, la brecha entre los más ricos y los demás se puede ir agrandando, y sin embargo nosotros seguimos insistiendo en apartar la mirada de nuestro irremediable y molesto destino: la vejez, sin hacer caso del aviso que Shakespeare dio en su tragedia al rey Lear.
A veces es mejor no ir tan rápido. A veces, incluso, es mejor parar.
Por si acaso: ¡Hala Madrid!.

San Jorge.-
El pasado 23 de abril, debería haberse hablado un poco más de Aragón, pero en los medios nacionales siguieron con sus chotis electoralistas madrileños, como cuando hace dos meses sonaba la matraca sardanera separatista; eso sí , se mencionó el Día del Libro en Cataluña llamándolo Día de Sant Jordi.
Sería bueno recordar que la relación de San Jorge con Aragón comienza en el año 1096, con la ayuda prestada por el santo al rey Pedro I en la reconquista de Huesca en la batalla de Alcoraz. (Sin quererlo, de nuevo nos vamos a un campo de futbol), y del campo de futbol a un matrimonio, el de Ramón Berenguer IV y Petronila de Aragón por el que se unen el Condado de Barcelona y el Reino de Aragón bajo la denominación de Corona de Aragón.
El Día de Aragón, se celebra el 23 de abril para homenajear a San Jorge como santo patrón del Reino de Aragón. La festividad fue declarada por las Cortes de Aragón en 1461.
En este tranquilo Aragón, este año parece que San Jorge su patrón haya pasado de largo, solo llamó la atención por presentarse empuñando una jeringuilla a cambio de la lanza para derrotar al dragón.
Por si acaso: ¡Aragón, fieles siempre, sin reblar!

Elecciones madrileñas.-
Los madrileños tienen que elegir, entre la triste figura del rebotado hermano corazonista Gabilondo, el licenciado en Filosofía y Letras que parece vivir en una permanente cuerda floja; y Díaz Ayuso, la dulce y tranquila periodista, a la que no he visto aún gritar ni desgañitarse en esa pelea en la que parece que España se juega nada menos que su destino.
Cuando Madrid acapara los focos, con permiso de una Cataluña encerrada en su laberinto, aquí todos muy preocupados porqué Gabilondo pasa del «con este Iglesias, no» al «querido Pablo», y todo ello,con la preocupante irrupción de balas y navajas.
Si los malos hábitos se consolidan y la política queda reducida a la imagen y frivolidad actual y a la descalificación del adversario, se puede alcanzar el punto casi delirante, como estuvo a punto de ocurrir, con la pretensión de Pablo Iglesias de implicar al Rey en la disputa. De seguir así, llegaría el día de los lamentos, y nadie sabe lo próximo que puede estar.
Ahora es imposible sellar pactos, pues en el Madrid electoral predomina el espectáculo en el que se ha trasformado esta nueva política, solo vota una comunidad pero nos tienen en vilo a todos, aunque más de un ministro se empeñe en decir que el gobierno de España no está en campaña.
De las encuestas y del tono de la misma, creo que no sería bueno que para lo único que pudiera servir fuese para consolidar el enfrentamiento entre las partes.
Pero poco a poco, Madrid recuperará un cierto impulso, esa insolencia capitalina y simpática, sin llegar a ser una especie de nacionalismo como se empeñan algunos. Frente a la tristeza y amargura, la candidata del PP ha impuesto una forma de vida que se ha dado en llamar «a la madrileña».
Al día siguiente, el 5 de mayo de 2021 sabremos el resultado de las urnas, y ojalá que nos acordemos tan bien de esa fecha, como lo hacemos con otra parecida pero doscientos años antes, el 5 de mayo de 1821, cuando en la isla de Santa Elena, dejó de latir el corazón del más grande emperador.
Por si acaso: ¡Viva España!

Coronel de Caballería ® Ángel Cerdido Peñalver.

Zaragoza mayo 2021.

Blog: generaldavila.com

 

Desde su atalaya cordobesa F. Torres les trae LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega tricentésima septuagésima primera

Es posible que más de un lector se haya percatado de un sensible cambio en el ordinal que antecede a estas líneas; trataré de explicarlo.

 He tenido la paciencia, las ganas, el valor, el humor y por qué no decirlo, el placer de reflejar a través   De la prensa  el “diario” transcurrir de la vida política nacional desde ya un lejano 22 de mayo de 2004, día en que contrajeron matrimonio los entonces Príncipes de Asturias D. Felipe y Doña Leticia.

Esto me ha permitido el ir conformando las “crónicas no autorizadas” de cada una de la legislaturas que han regido nuestra vida desde entonces; el formato y “línea editorial” de mis escritos ya son conocidos por los lectores de mi agenda, en principio, y de este blog después. Los títulos que me he permitido asignar a mis trabajos creo que expresan con claridad mis intenciones; con EL TALANTE EN VERSO, LAS HUESTES DE DON RODRÍGUEZ, y  SALIMOS DE PONCIO Y…, no sé si salieron bien parados, unos mejor que otros, Zapatero y Rajoy. “EL PRUSÉS” y  DE PODEMOS A ¿PUDIMOS? son, igualmente, dos trabajos monográficos cuyos títulos entiendo que se explican suficientemente.

Hoy, glosando las dos legislaturas del doctor nos andamos ya por el número 371 de los  artículos a ellas dedicados; y llegados a esta altura he creído conveniente para no perder la perspectiva numerarlos ordenadamente desde el principio, a ojo de buen cubero nos da una media de tres artículos por semana. Ya saben el título de mi última propuesta por entregas: EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ; retablo que con todo gusto vamos poblando de personajes para su “elogio”, mayormente, y para entretenimiento de ustedes, amigos.

Como declaración de intenciones empecé mi primer trabajo, EL TALANTE… con un soneto que hoy recupero. Ya saben, la fuerza de la palabra; y así quise titularlo:

 PALABRAS

(Soneto)

 No de un cálamo que fuera al bies cortado,

con mimo en un tintero introducido,

ni un amanuense habrá por sí avenido,

que mancille un papel inmaculado.

 

Serán de suave tacto, del teclado

las teclas a pulsar; y complacido

emprendo hoy con brío un recorrido

que cuándo acabará, nos es vedado.

 

Y así es como saldrán por cientos, miles,

palabras de verdad, ¿iconoclastas?,

defendiendo valores y creencias.

 

En las que buscaré el talón de Aquiles,

denunciando, de tantas, ¡ay!, las castas,

falsedades, chanchullos e incongruencias.

 

El lector juzgará si tales intenciones se han ido convirtiendo en realidad.

Y  hétenos hoy, que el más conspicuo, el más distinguido de los personajes para gozar de tal preeminencia parece que todavía espera el honor de ocupar su puesto destacado entre la multitud del retablo; desde la opacidad, lo pesado, aburrido, tedioso y confuso de su discurso de tertuliano pasó a ocupar el puesto a la derecha del líder supremo, y al oído le ha ido susurrando jugadas, jugarretas, incumplimientos  e infumables y felonas estrategias que los han mantenido, a él “en el candelabro”  y al amo en la poltrona.

Tras su papel fundamental en la moción de censura que aupó al poder a su  flamante señorito -Roma sí paga traidores-  empezó su ya larga andadura con un milagro, el pasmoso, sorprendente y florido cambio en sus frondosidades capilares y siguió con un “estentóreo” bisagrazo que ¡“pa qué las bullas!, dicen en mi pueblo. A partir de ahí, por ahí que lo hemos visto convertido en la sombra de un hombre sin gracia ni “sombra” alguna.

 Pero, también es cierto, que no hay mal que cien años dure, ni cuerpo que lo resista; y parece que aquella su estrella de inusitado fulgor va perdiendo su brillo y que su estrategia no ha sido la más acertada para estas elecciones madrileñas cuando en estos momentos están en trance de abrir las urnas: los resultados, en breve.

He aquí alguno de los hitos de su trayectoria; el soneto va de sus comienzos…

De la prensa

 *** Espinosa de los Monteros pide su comparecencia en el Congreso para que explique “cuánto tiempo y sueldo de los españoles ha dedicado como asesor al candidato socialista en las elecciones pasadas del 14-F”

 ENTRE LOS AGRADECIMIENTOS DEL CANDIDATO ILLA, DESTACARON TAMBIÉN DOS NOMBRES: IVÁN REDONDO Y FRANCISCO SALAZAR. SON EL JEFE DE GABINETE DE SÁNCHEZ Y EL JEFE ADJUNTO. SON DOS DE LAS PERSONAS EN LAS QUE MÁS CONFÍA EL PRESIDENTE.

 *** EL PASO DE IVÁN REDONDO POR EL PP

La contabilidad del PP revela que Redondo cobró 340.000 € coincidiendo con los años de la ‘caja B’

El actual jefe de los fontaneros de La Moncloa y artífice de la moción de censura contra Rajoy disfrutó de la condición de contratado por parte de la dirección nacional del PP

*** ENFADO EN EL PSOE POR EL FRACASO ESTREPITOSO DEL PLAN DE IVÁN REDONDO DURANTE LA CAMPAÑA PARA LAS MADRILEÑAS.

 *** EL SOCIALISTA IVÁN REDONDO SE CONVIERTE EN HAMEREIR DE ESPAÑA POR SU PATÉTICA REVERENCIA ANTE TORRA

 

 EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ

Entrega tricentésima septuagésima segunda

Estas líneas “verán la luz”, Dm. hoy 4 de mayo de 2021 a escasas dos horas de la apertura de las urnas. Si resulta que los acontecimientos se desarrollan tal como han venido vaticinando los más expertos gurús de la demoscopia tanto de tirios como de troyanos, y si no llega hasta entonces a ocurrir algún suceso o giro inesperado (toquemos madera) salvando las infinitas distancias podremos decir con el poeta sevillano:

Hoy los cielos y la tierra me sonríen,

hoy llega al fondo de mi alma el sol.

Hoy la he visto… La he visto y me ha mirado…

¡Hoy creo en Dios!

¿ Que quién es ella?: LA LIBERTAD; naturalmente.

De la prensa de mayo de 2021

*** IGLESIAS NO SE QUEDARÁ EN MADRID: NEGOCIA UN CONTRATO CON ROURES PARA DEJAR LA POLÍTICA

Pablo Iglesias, que no ha asistido al Acto institucional del 2 de Mayo,  lleva ya un tiempo negociando un contrato con el empresario de medios de comunicación Jaume Roures, conocido por su afinidad a Podemos y que ha apoyado a los podemitas desde antes del nacimiento del partido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL LIBRO DE LAS HORAS. Rafael Dávila Álvarez

Libro de las Horas de Juana de Castilla

En mi casa siempre hubo un reloj de pared que sonaba a las horas, a los cuartos y a las medias. ¿En qué casa no lo había? Ahora hay una cosa que le preguntas y contesta. ¿Google qué hora es? ¿Puedes ponerme El Silencio de Beethoven?, y cosas así.

A mi reloj le oía, pero nunca hablé con él. Creo que era él quien conmigo hablaba. Tengo ahora que pedirle disculpas porque jamás le hice caso durante el día. Alguna fugaz mirada por si era tarde o temprano, pero con la luz del día jamás presté atención a su sonido.

De noche era distinto. Recuerdo cada hora. Solía acostarme temprano y los primeros sonidos del reloj solo recuerdo que eran muy largos, cada vez más largos, las diez o las once, pero no acaparaban mi atención; jamás los conté. Alguna noche, más nervioso de lo habitual, algo habría ocurrido, llegué a contar las doce, pero no era lo normal. En Nochevieja recuerdo contarlos con uvas y aquella alegría de la que nunca entendí el porqué. Sigo así.

Cuando me despertaba en mitad de la noche esperaba a que el reloj sonara. Si era el sonido de los cuartos me sentaba mal porque tenía que esperar y podía faltar la media y otro cuarto hasta que diese la hora. Interminable en la noche. Como no había móviles ni cosas así, durante ese tiempo pensaba y pensaba, que era muy bueno, a veces regular, que me entraban los miedos, pero solían ser pasajeros y oyendo el ruidillo de ese silencio de cada casa, que en cada una es distinto, llegaba a dormirme enseguida.

Aquel reloj de casa nunca se paró. Claro que mi padre le daba cuerda de vez en cuando, pero es algo que pasó desapercibido para mí. Creía que el reloj era uno más de nosotros que funcionábamos así, sin cuerda.

Recuerdo especialmente algunas horas, las que sobrecogen, otras que encogen y alguna atemoriza.

Despertarme a una hora temprana, dos o tres de la madrugada, no lo recuerdo; las cuatro era una hora que temía por si no volvía a dormirme; me esperaría una eternidad hasta empezar el día ¿y qué iba a hacer tantas horas? Quizá dio comienzo mi particular libro de horas y el posterior encuentro con Rilke.

Las cinco las recuerdo con fiebre y mi madre dándome agua. Las seis el lento amanecer y las siete una dolorosa espera, entre dormido y no, para el comienzo. Cada hora tenía su explicación y la tiene.

Una noche en blanco no la recuerdo. Siempre estaban llenas de negro sobre blanco en mi especial papel, en mi cabeza, donde iba anotando.

Ahora las noches son más vulgares y cualquiera puede pasarla en blanco. Todo carece de misterio y habiendo más convivencia hay más soledad. Si es la hora de las cuatro y te despiertas, puedes ver la televisión, hurgar con el móvil, guasapear con alguno que está como tú, ver videos, cualquier cosa, pero nunca solo; pero por eso  hay más soledad.

Quizá hemos perdido el sentido de la hora. Todas son iguales y hacemos casi lo mismo a las tres que a las quince.

«Tu primera palabra fue Luz:

y el tiempo comenzó.

Tu segunda palabra fue el Hombre y el miedo se esparció

(todavía nos ensombrecemos ante su sonido)

antes de que tu rostro retomara su creación.

Y por ello temo tu tercera» (Rilke).

 

Puede que esa tercera sea haber olvidado las horas, lo que se escribía en ese libro de las horas y que «ahora» se ha convertido en imágenes.

Cuando me despertaba, escribía mis pensamientos en el libro de las horas, pero ya están escritos en la imagen que proyecta un televisor, un móvil, una pantalla. No es un libro, sino que quiere serlo todo.

Son la tercera -«por ello temo tu tercera»- esa imagen inalcanzable, ficticia, mentira. Puede que se llame destrucción del tiempo, en el que escribía en libertad; a esa hora.

«Las horas señalan el paso del tiempo. Alternativamente se suceden, en la experiencia del hombre, luz y tinieblas, seguridad y peligro, alegría y dolor, presencia del Dios invisible en la creación visible» (J. Pinell).

Rafael Dávila Álvarez 

Blog. generaldavila.com

1 mayo 2021

 

VUELVO ¡A LOS TOROS! POR TI Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Me he criado en las Ventas, Avenida de los Toreros; he montado los caballos del Pimpi y entrado a la plaza con el botijo de los matadores o escalando las paredes de la Monumental de las Ventas del Espíritu Santo. La he visto arder por sus cuatro costados, y encerrado a los toros con los perros bóxer de la plaza.

Era, como se suele decir, un golfillo de las ventas. Eso queda y crea arte y toreo ante el mundo.

Decía Ignacio Sánchez Mejías que el mundo es una enorme plaza de toros donde el que no torea embiste. Toreo, de salón, pero toreo a los que embisten y sé ejecutar todos los tercios. También sé que el mayor peligro lo tienen los mansos y de ellos procuro aliviarme.

Lo que nunca había visto era a mi plaza de las Ventas tanto tiempo cerrada y echaba muy en falta sus murmullos y silencios. Vuelvo y recuerdo a Alberti.

«Vuelvo a los toros por ti,

yo, Rafael.

Por ti, al ruedo

¡Ay con más años que miedo¡»

Durante este tiempo hemos tenido que lidiar con un toro de extraño pelaje. Este toro era más malo que manso y a él arrimarse: nunca.

No es fácil acertar con el nombre de las capas de los toros. Salvador Miranda, un escultor de los grandes y muy aficionado a la Fiesta Nacional, que era, y es, el vivir y sentir, tenía grandes dificultades para definir las capas. Un día en la plaza de Bilbao salió un toro de extraño pelaje. Lo que menos esperaba don Salvador era que en aquella plaza estuviese Curro el Cochero, singular personaje que sabía de toros y toreros más que nadie. También tenía malaje y sabía las dificultades de don Salvador en eso de los colores de los toros. Acostumbraba a ir a todas la Ferias de España y allí, en mitad de la corrida, solía oírse su enorme vozarrón juzgando a toro o torero.

No esperó a soltar sus banderillas contra el escultor.

—Zebastián Miranda, ¿qué pelo tiene ezte toro?

Sebastián se dio cuenta de la jugada y sin amilanarse, en pié para que su voz se distinguiese, contestó.

—Precioso Curro, precioso.

Así que estemos preparados: ¡«Ezte toro» sí que tiene bonito pelaje, y es bravo el muy jodío! Reconozcan su pelaje y aplaudan la casta. Hablamos de Madrid.

Voy a los toros el día 2 de mayo, se abre nuestra Plaza de las Ventas, ¡vuelvo a los toros por ti!, y por ello llevo la papeleta hecha. De allí a las urnas.

¡Va por usted señora presidenta!

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

2 mayo 2021

 

Desde su atalaya cordobesa, F. Torres les trae LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega trigésimo octava

Pues, ¿qué quieren que les diga?: “A chufla lo toma la gente y a mí me da pena y un repelús me causa imponente”, les diría en todo caso parafraseando este pensamiento del Piyayo de JC. de Luna.

Porque, a chufla, broma, chanza o cuchufleta nos lo podemos tomar, que también; pero pienso que hay algo más profundo en este comportamiento del rojerío “progresista”: una estrategia ya antigua y no abandonada. “Ni guerra entre pueblos, ni paz entre clases” recogía una pintada comunista en PARAÍSOS, mi pen-último comentario. Sin la más mínima  muestra de desaliento llevan a cabo su estrategia de división de la sociedad en buenos, ellos, y malos, todos los demás. Y como lo de lucha de clases en ricos (ellos) y pobres (los demás) parece que ya va colando menos se inventan otras: verdes y rojos, globalistas y no ídem, hombres y mujeres, fascistas y antifascistas (¿?), inclusivistas y que no, tragaldabas y negacionista, los “de género” y los que no lo son…

Y  todo ello adobado con un califragilístico, farragoso y estrambótico lenguaje (la fuerza de la palabra) que hace que a partir de la segunda pronunciada, el paisano hablante ya queda estigmatizado si no lo usa; y ya, en consecuencia – “no persona sino insecto o gusano”- puede ser “legal” y legítimamente denostado, despreciado, vilipendiado y apedreado (¿les suena?). O sea, que si no “respeto” como al Piyayo, insisto en lo del repelús; y aunque mi soneto va por lo de incomprensible del lenguaje, no sería conveniente olvidar la segunda connotación del mismo, que ahí está.Y como pocas veces la propia noticia del digital trae un comentario (sandez e ideología)  que de manera tan apropiada y oportuna le ahorre la glosa a este  currante, pero no tanto, juntador de palabras;  sin poner ni quitar ni una coma se lo transcribo, amable lector. Solo añadiría que observase atentamente el abigarrado público: ¡Dios mío, para lo que han quedado algunos! Otros, en cambio, a cuenta del cuento, se lo llevan crudo.

<<  La ministra de Igualdad salió al rescate feminista de Pablo Iglesias, pero le salió mal la jugada y todo el mundo se ríe de las palabras desopilantes que utilizó.

Sí, el paroxismo del lenguaje inclusivo. La Champions League del postureo ideológico. El Oscar a la sandez política. Todo ello alcanzó la ministra, objeto de una de las mayores campañas virales de respuesta que se recuerdan y de un despliegue sin precedentes de emoticonos con risas, sonrisas y carcajadas.

Desde el célebre dúo de impulsoras del “santuario de gallines violades”, no se había visto ni oído nada igual: la confusión entre el sexo, que es lo que tienen las personas, y el género, que es la cualidad de las palabras; lleva a unos pocos, pocas y poques a hacer el ridículo más espantoso para simular un compromiso con la igualdad que necesita de más seriedad y menos cháchara. >>

De la prensa de abril de 2021

LA REPÚBLICA DE LOS TONNNTOS:  LOS “NIÑES “ DE IRENE MONTERO QUE HAN SIDO “ESCUCHADOS, ESCUCHADAS Y ESCUCHADES”.

ooo000ooo

 

EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ

Entrega trigésimo novena

Se podría decir sin miedo a errar lo más mínimo que estamos ante la muestra más execrable de odio, estupidez y sectarismo de las muchas que se han ido sucediendo a lo largo de la campaña para las elecciones autonómicas de Madrid. Y  la “noticia”, tratando de reflejar “vinculaciones” familiares,  nos ha llegado a través de un tipo que se auto titula periodista (¿?) y escritor (¿?) fichado por el panfletario diario de izquierdas y que reúne todas las exigencias requeridas para ascender al retablo.

De la prensa de mayo de 2021

Los medios podemitas no paran de hacer el ridículo. Tras conocerse que el que envió la navaja  a la ministra Reyes Maroto es un enfermo mental, el diario Público, de izquierdas, intenta relacionarlo con Vox.

DENUNCIA QUE UN TÍO DEL ESQUIZOFRÉNICO ESTÁ CASADO CON UNA PRIMA DEL PADRE DE IVÁN ESPINOSA DE LOS MONTEROS.

ooo000ooo

 

LOS VERSOS DE CORONEL

Velázquez, el maestro (Cont.)

 En 1621 muere Felipe III y el nuevo monarca  Felipe IV favorece a un noble de familia sevillana, Gaspar de Guzmán , luego conde-duque de Olivares, que habría de convertirse en poco tiempo en el todopoderoso valido del rey, y que abogó porque la corte estuviera integrada mayoritariamente por andaluces.

Pacheco debió de entender que esta circunstancia podría suponer una gran oportunidad para su yerno, y procurándole los contactos oportunos, Velázquez viajó a Madrid con el  pretexto de conocer las colecciones de pintura del Escorial.  Este primer viaje tuvo lugar en la primavera de 1622 y Velázquez debió de ser presentado al conde-duque, pero según relata el mismo Pacheco «no se pudo retratar al rey aunque se procuró», por lo que el pintor regresó a Sevilla antes de fin de año.

Vuelto a Sevilla parece ser que pinta este retrato de su suegro; y si bien es cierto que así como a otros retratos realizados por el artista en la misma época Pacheco sí que hace referencia, no la hace con éste, lo cual parece extraño. De todas formas, doctores tiene la Iglesia, y la obra fue atribuida a Velázquez en el primer inventario del Prado.

Se puede datar la fecha de su realización como anterior a 1623, porque el personaje lleva el cuello con gorguera en lechuguilla; prenda cuyo uso por pomposa y por lujosa fue abolido en dicho año por las normas de austeridad dictadas por Felipe IV.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NO ME METAN MANO, CLAMAN LOS JUECES Rafael Dávila Álvarez

Los jueces se movilizan (no han podido elegir foto más fea). Los militares (retirados) se movilizan, ¿sólo en Francia?

Algo está pasando en el mundo, ¿en Europa?, ¿en el Vaticano? ¿En España? Nadie sabe nada, aunque todos saben que algo pasa. Llega el humo y el olor a podrido.

El Poder Judicial da la espalda ¿para que no le metan mano? Lo que significa que ha perdido su Poder y quiere recuperarlo.

La situación de gravedad en una nación se mide por su salud judicial. Muchas leyes, muchos juicios, colapso judicial y sobre todo judicialización de la política, son signos de una grave enfermedad.

«Tengas juicios y los ganes», dice el refrán ¡tan español! Por algo será y no precisamente por la simpatía de las puñetas. ¿Juzgará alguien al juez?

No juzgues y no serás juzgado.

Convertir el santuario de la justicia en un sujeto político al servicio del partido en el poder es la mayor infamia a la democracia, el primer paso para enmascarar la dictadura y al dictador.  Convertir el poder Judicial en Poder es otro mal paso y ahí está. No estaría de más cambiar el nombre de Montesquieu y empezar a llamarlo Servicio Judicial. Montesquieu quiso poner freno al poder ejecutivo, pero fue un error. Hay que inventar otra fórmula. La atracción del poder lo hace peligroso y los poderes tienden a ser Poder. Todos. Unos pasan de un lugar a otro como anfibios que viven en distintos medios.

Los éforos acabaron por ostentar en sus manos los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Paremia: Juez y parte.

Ahora aquí, mañana allí. ¿Hay justicia, microjusticia y macrojusticia?

Todos meten mano, por la espalda, en el bolsillo, en las conciencias, en la enseñanza sobre todo. Nunca hemos asistido en España a un estado de mala educación como el actual. Nuestros gobernantes y aspirantes dan ejemplo de ello, y son el legislativo y el ejecutivo, ¿qué espera el judicial?

Puede, y mucho, quien tiene poder y el resto busca una gorra y un pito a ver si así algo puede ordenar, aunque sea el aparcamiento o la cola del pan. Ordenar, mandar, juzgar, imponer, todo se conjuga en términos autoritarios y esto parece un estado totalitario. Desde el control de entrada al de salida. Todos mandan y nadie obedece.

Gana el peor educado, el que más levanta la voz, el que es más chulo y tiene más audiencia.

La televisión dicta sentencia. ¿A quién dicen que no metan mano? Estamos todos muy manoseados y aquí a todos nos meten mano y la mano.

Y en esto que llega Felipe González; sí, el que fue; y dice: «Cuando todo está mal, aparece ahí un tío y dice que todo está bien y que el futuro es cojonudo. Oiga, pero usted no está viviendo la realidad de sufrimiento que estoy viviendo»: ¿Pedro Sánchez? ¿Pablo Iglesias? Un tío o dos. Mejor ninguno.

Carga contra los políticos que por encima de todo quieren mantenerse en el poder.

El poder tiene muchos escenarios y uno de ellos es tener una pantalla y «poder» salir a que por tu cara bonita te escuchen. Los hay por todas las televisiones que aprovechan el grado de cultura de la audiencia para colocar su mensaje y llevarse una pasta.

No nos metan mano, clamamos todos. Déjenme solo.

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

3 mayo 2021