LA JUSTICIA PONE ORDEN EN DEFENSA. LA MINISTRA PIERDE (El caso del Almirante Alfonso C. Gómez Fernández de Córdoba) General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Si yo fuese la ministra dimitiría. Sería una forma de salvar eso tan conocido e importante para los soldados y marineros. Algo que se reconoce por las obras y no por los enunciados. Porque cuando uno se empeña, sin antes oír y analizar, empaña su quehacer, se despeña y pierde; mal perder cuando es obstinación, reto, asunto personal, que aquí se van a enterar quién manda.

Siento cierto desasosiego porque podía habérsele evitado tanto malestar, sufrimiento, a un buen oficial de la Armada y a su familia, a todos los soldados que, con inquietud, hemos seguido este inconcebible navegar por oscuros y agitados canales. No merecía la pena tanto sufrimiento personal, no el de la ministra por supuesto, ni de nadie del ministerio, que ven pasar las agigantadas olas como el que cuenta las nubes, sino de la familia militar.

El almirante Fernández de Córdoba en su época al mando del buque Escuela Juan Sebastían Elcano

Hablo del proceso que ha tenido que vivir el almirante de la Armada española don Alfonso Carlos Gómez Fernández de Córdoba hasta que la justicia le ha dado la razón en su batallar contra la injusta decisión que el Consejo de Ministros tomó por indicación de la ministra de Defensa, señora Robles, que en términos entendibles y prácticos significaban apartarle de su brillante carrera militar, por capricho, ordeno y mando, desde luego sin explicación dada ni audiencia concedida. Todavía hoy, después de la sentencia del Tribunal Supremo, que le da la razón, el almirante se pregunta el porqué de aquella decisión de todo un Consejo de Ministros contra un humilde servidor de la Patria. Le gustaría saber que derrota equivocada dio a su nave como para que detuvieran su navegación. ¿Por qué?, sigue preguntándose el almirante. A eso no hay juez en la tierra que responda.

No quiero alargarme demasiado. Solo quería dar cuenta del final, por ahora, y mostrar la sentencia que da la razón al marino de nuestra Armada, que vuelve definitivamente a la actividad a la espera del merecido destino que le corresponde entre sus compañeros. Quería solo hacerme eco porque es una gran noticia para el almirante y para el resto de soldados y marineros, para el conjunto de las Fuerzas Armadas. Desde este blog hemos ido dando cuenta de todo el proceso y hoy más que nunca lo hacemos con la alegría de este final. Esperemos que sea así, el final, cosa que entraña serias dudas conociendo contra quien se juega la partida.

Salvo error u omisión, pidiendo disculpas por mi desconocimiento e interpretación de una sentencia, y salvo que los abogados me digan lo contrario, la resumo extrayendo los que a mi juicio son sus párrafos claves:

Sala del Tribunal Supremo

<<Declarada la nulidad del Real Decreto 1095/2018 y entrando en las pretensiones de plena jurisdicción anudadas a la anterior, se pretende al amparo del artículo 31.2 de la LJCA el “pleno restablecimiento” de la situación jurídica lesionada por el acto anulado. Tales pretensiones son las reseñadas en el Antecedente de Hecho Cuarto de esta sentencia y se escalonan en una principal, una segunda subsidiaria de la anterior y una tercera más subsidiaria a las dos anteriores, todo lo cual se ordena en estos términos:

<<1º La pretensión principal es que se le «reconozca el derecho a reincorporarse en servicio activo» y que tal reincorporación lo sea «en un puesto de los previstos para el empleo de Vicealmirante en el que exista disponibilidad»

2º Subsidiariamente, que si al día de dictarse esta sentencia no hubiere tal puesto, que se le reconozca el derecho a que se le destine «en el próximo que quedara vacante».

3º Subsidiariamente a dicha pretensión subsidiaria, que de no haber vacantes de Vicealmirante al dictarse sentencia, que «en el ínterin se le nombre asesor del AJEMA».

4º Y en todo caso que se adopten las medidas necesarias para el pleno restablecimiento de esa situación jurídica individualizada, incluyendo las retribuciones dejadas de percibir como ADIPER, puesto al que debería haberse incorporado el 24 de septiembre de 2018>>.

Más claro agua.

Uno de los Siete Sabios de Grecia, Solón de Atenas, dejó escrita una máxima: ‹‹Que los ciudadanos obedezcan a sus superiores y éstos a las Leyes». Está claro que la ley debe primar sobre la autoridad ya que esta precisamente se fundamenta en el propio ordenamiento jurídico.

Calderón de la Barca explicó un sentimiento muy nuestro:

<<Nunca la sombra vil vieron del miedo
y aunque soberbios son, son reportados.
Todo lo sufren en cualquier asalto.
Sólo no sufren que les hablen alto>>.

Remata Quevedo: <<quien ordena lo que no hace, deshace lo que ordena>>.

BIENVENIDO A BORDO ALMIRANTE

La justicia ha tenido que entrar en el ministerio de Defensa a poner orden. Habían levantado la voz.

¡Enhorabuena Almirante! Bienvenido de nuevo a bordo.

ANTECEDENTES

1 UN ALMIRANTE CESADO…

2 EL ALMIRANTE VUELVE A LA ACTIVIDAD 

3 ¿QUÉ OCURRE CON EL VICEALMIRANTE?

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

23 marzo 2019

Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

La expresión que ilustra el último verso del soneto de hoy se usa para transmitir la idea de que se ha cometido un grave error; de hacer algo con un tremendo desacierto o de resultado nefasto, de manera que lo hecho deja en peor situación que el no haberlo hecho.

También, que para hacer un producto normal o de escaso valor se usan o estropean otros de más alta calidad, o de más valor. En fin, hacer algo mal, equivocadamente, sin tino.

O, en el mejor de los casos, que lleva a una acción fútil, que nos deja en el mismo lugar que estábamos al principio. Pues…, de aquellos polvos, estos lodos.

Elija el lector, si no todas, cual es la acepción que piense cuadra mejor con el caso.

Para ilustrar lo anterior, simplemente he recopilado algunas noticias en la prensa de los últimos días, sin ánimo de ser exhaustivo que diría otro; y esto, obviando ERE,s. cursos, mercas, asados, cubatas, colocones y demás.

Y, en otro orden de cosas, está el valor “jurídico” de una sentencia en la que se dan, cito de memoria, por ciertos hechos todavía no juzgados y se pone en cuestión la credibilidad de algún testigo, pero no se explica y menos se sustancia ni de investiga por el tribunal esa falta de credibilidad.  Pero esto es harina de otro costal.De la prensa, febrero de 2019 

*** Recordamos que el Partido Popular fue condenado a pagar 245.000 euros por ser partícipe a título lucrativo en la sentencia de la Audiencia Nacional sobre primera época del caso Gürtel. Dicha condena fue utilizada por el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para promover la moción de censura que sacó a Mariano

*** ElPP ya no está solo con Gürtel: acusan al PSOE e IU de beneficiarse de 315.000 euros a título lucrativo

*** El titular del Juzgado Central de Instrucción nº 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, ha abierto juicio oral a 88 personas, por el denominado caso Madeja de corrupción. El magistrado atribuye al PSOE e IU la condición de partícipes a título lucrativo en una de las piezas, relativa a contratos del Ayuntamiento de Sevilla, por haberse beneficiado “de la conducta delictiva amañada por las personas investigadas” en las cantidades de 159.839,36 y 155.000 euros, respectivamente.***La fundación para el empleo de la Junta pagó «joyas, comilonas y cubatas» en ferias: La secretaria del PP-A, Loles López, que revela nuevos datos de la investigación judicial a la Faffe, considera a esta «el cajero automático del PSOE

***La UCO prueba que UGT infló multiplicando por 10 las facturas de los locales de los fondos de formación

 ¿LES SUENA?

(Soneto)

 La pregunta, normal, será retórica;

pero a mí, qué quieren que les diga,

que tanto aquel apaño, tanta intriga,

el de aquella sesión fantasmagórica,

 

en la que una facción, de honra pletórica

y pasado más negro que una hormiga

embauca sin rubor, cede y mendiga,

un tanto me sonó fantasmagórica.

 

Me sonó a que me tiznas, ¡ay!, aparta,

-dicen que la sartén le dijo al cazo-

¡que hay que ver en qué forma te comportas!

 

Y si hoy de, golosa, esta otra tarta,

también otros trincaron un pedazo:

¿No haríamos, pues, un pan como unas tortas?

 

Don Eufemio 18 mar. 19

(Continuará, Dm.)

FRANCO Y DON JUAN. DOS PERSONAS DE TODA CONFIANZA… Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Franco y Don Juan en el yate Azor.

Extraigo con verdadero placer algunos retazos del libro de don José María Pemán Mis encuentro con Franco, una delicia y un imperdonable olvido de muchos en muchos casos. Nos perdemos historia, esa que hoy se falsea contándola como no fue, sin documentos, ni siquiera un testimonio de los que algo saben de aquello.

Cuenta Pemán que Franco envió a Don Juan una propuesta del plan de estudios del Príncipe de Asturias, que ya había cursado el bachillerato en España, para que se quedara aquí formándose en las Academias Militares, en la Universidad, la Administración y en el conocimiento de los Ministerios, incluso asistiendo a algún Consejo de Ministros.

Don Juan pidió opinión entre sus consejeros y amigos.

El comentario del conde de los Andes era jocoso:

-Salvo el Seminario, el Príncipe va a recorrer todas las oficinas y establecimientos del país.

Sigue diciendo don José María que las entrevistas Franco-Don Juan, dieron comienzo con la conocida como “Azor” por tenerse en el mar en el yate del Jefe del Estado. La última se iba a celebrar en el Parador de Ciudad Rodrigo. Se canceló o retrasó porque se había corrido la noticia y aquello se inundó de periodistas de todo el mundo.

La reunión se convocó un día más tarde, pero en la finca de “Las Cabezas” del marqués de Comillas.

En la conversación Don Juan propuso al Caudillo que cada uno de ellos nombrara  un par de personas de entera lealtad y confianza que estuvieran en permanente contacto para concertar y coordinar la correspondencia y conversaciones a desarrollar entre ambos.

Franco dubitativo contestó a Don Juan:

-Dos personas de toda confianza… ¿Vuestra Alteza las tiene?

-Podría ofrecerle, mi general, cien nombres para que usted escogiera dos.

Franco volvió al silencio y mirando al infinito, como pensando, pasado un rato, contestó:

-Pues yo no podría.

Parece increíble. ¡Solo dos personas de confianza!, y ¡no las tenía!

No es malo el acto de desconfianza que suele estar más próxima a la prudencia que al temor. Aunque algo tienen en común.

Hoy no recomendaría depositar nuestra confianza en nadie, ni siquiera en el notario; como repito muchas veces, ni en el compañero de pareja.

Paso de buey, vista de halcón, diente de lobo y hacerse el bobo”.

Dos personas de confianza…  ¡Hum! ¿Dónde están?

Desde luego yo tampoco podría.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

16 marzo 2018

Blog: generaldavila.com

LA LEGIÓN CAMINO DEL CENTENARIO (14) Mi testimonio de 50 años de cambio Pedro Motas Mosquera

Foto de mi padre

Queridos amigos: no suelo hablar de mi mismo y menos contar intimidades en público, pero creo que ha llegado el momento adecuado de sincerarme en este Blog, donde participo con mis humildes artículos desde el principio, con compañeros y amigos que estoy seguro sabrán entender las sinceras palabras de este humilde pero firme veterano de España.

Por lo tanto; yo, legionario y paracaidista, he decidido contarles las consecuencias que han tenido lugar en la vida civil de mi servicio, de varios años, en el Ejercito. Fue mi familia durante un tiempo y ahora lo sigue siendo con la recuperación de compañeros y amigos veteranos; y ese período tuvo un fuerte impacto en mi vida.

Mi instrucción legionaria

En la Legión y la Bripac, cualidades como la valentía, la disciplina, la amistad, el honor y el sacrificio todavía son vigentes y perduran como valores indispensables en estas Unidades de Élite. Pero esta también es una historia que narra el camino de mis sueños y concluye con el viaje en la vida civil como profesional y veterano. Porque, aun a pesar de los peligros, de la disciplina de hierro y los rigores sufridos, siempre me complacieron los nuevos horizontes que aquella vida militar me hizo descubrir.

El camino fue largo y difícil. Comienza desde el momento de la entrada como voluntario, continúa en el cuartel, y después sigue con estancias en donde deben olvidarse de frases como “estoy cansado”, “no tengo fuerzas” o “no puedo más”. Las marchas, los entrenamientos y las maniobras militares están acompañados de exámenes y pruebas duras de superación personal y de equipo.

Sólo unos pocos que superan las pruebas prosiguen con la preparación, llegando a ser profesionales. La verdadera selección se desarrolla durante meses, cuando se determina quién se quedará y quién no. Ahí un hombre se da cuenta de que una musculatura desarrollada no basta por sí sola para soportar los trotes de kilómetros o las caminatas con todo el armamento encima.

Mi instrucción paracaidista

Dejé todo con lo que se relacionaba mi juventud, mis sueños y hasta las oportunidades de futuro de mi carrera recién acabada, el Equipo Nacional de Paracaidismo Deportivo al que pertenecía y renunciando a las Milicias Universitarias, me alisté voluntario. Fui aceptado en las filas de la Legión Paracaidista; y al final de mi compromiso, mi General Jefe me dio la oportunidad de ejercer mi carrera como arquitecto. La vida en el seno de la Unidad era difícil, sometida a una increíble disciplina militar, pero con la Legión me acerqué a personas y descubrí cosas que jamás hubiera podido conocer como civil.

Yo era un chico tímido, solitario, algo inseguro y acomplejado, me refugiaba en el deporte y en el estudio, con escasos amigos; la falta de mi padre era algo que me influía en mi vida, el no haberlo conocido porque nací dos meses después de su fallecimiento a los 27 años de edad y después de la guerra civil en la que estuvo en primera línea como oficial, tras acabar la carrera de Derecho. Ese conocimiento de mi padre como valiente, intelectual y militar hizo que fuese, para mi, un ídolo con ejemplo a seguir.

Pero ¿qué me enseñó mi paso por la milicia en una Unidad de Élite del Ejército Español y que me sirvió en la vida civil?… valores como disciplina, compañerismo, trabajo en equipo, amor a la Patria, superación, etc. Mi lema ha sido seguir el Credo legionario y el Ideario Paracaidista como parámetros a la hora de ejercer mi carrera como profesión en el ámbito de la Empresa Privada, la Administración Pública y la Universidad, siempre dando ejemplo y predicando con ese ejemplo, gestionando y transmitiendo valores como sacrificio, constancia, dedicación, esfuerzo, etc.

Por lo tanto, al igual que he tenido dos novias en mi juventud, pero al final me casé con una, la segunda; otras dos novias he tenido en la milicia como Caballero Legionario Paracaidista: La Legión como Credo y La Bripac como Ideario, ambas como Espíritu; y con las dos me he casado, por eso las quiero por igual, con ellas mi amor no tiene límites.

A veces, cuando me paro a reflexionar en aquellos días de mi juventud, en los que formé en las filas de la querida Brigada Legionaria Paracaidista, me llega un dulce soplo de nostalgia, de vívidos recuerdos y de emociones lejanas ya en el tiempo. Y con ser cierto que se añora el vigor y las ilusiones de la juventud, no es menos cierto que eso no lo explica todo; no explica ese hueco guardado en el corazón para una Unidad que tanto me exigió física y mentalmente, y por ahí puede estar el camino de las respuestas a ese rincón de cariño en el que tengo alojadas a esas dos novias.

La mayoría de los hombres amamos los retos, íntimamente nos gusta todo aquello que nos pone a prueba en todos los órdenes de nuestro carácter, nuestro sentir y la fuerza de nuestro físico. Cuando superamos todas esas pruebas y asumimos el esfuerzo moral y de disciplina que ello conlleva, ¡la satisfacción de habernos superado a nosotros mismos no tiene igual! y eso es una experiencia que marca nuestro carácter y la forma de movernos por nuestro mundo. ¡Y qué decir, de aquellos compañeros y amigos! que nos acompañaron en nuestros esfuerzos, en nuestra disciplina y la superación personal; ¡son cosas que nunca se olvidan! y quedan guardadas para siempre en ese rincón del corazón y la memoria.

Después de tantos años, no puedo evitar un escalofrío de emoción cuando escucho los Himnos; son tantos los recuerdos que evoca en mí esos Himnos, que me sacude el alma al recordar aquellos días. Llegué a esa Unidad, sin equipaje, y cuando me marché para vivir y continuar mi vida profesional y normal fuera, aún no sabía que me marchaba ahora con un equipaje bien lleno, de recuerdos, emociones, disciplina, saber estar, fuerza y sentimiento.

El 5o Aniversario de mi curso 127

No solamente amo a mi Unidad, porque representó mis juveniles años en aquellos días, sino la amo porqué me dio más a mí, que yo a ella… ¡me llenó ese equipaje de fuerza e ilusión, que continua repleto en este día de hoy, en el que tantos años después… estoy muy orgulloso de haber pertenecido a esa gran unidad… “mi Unidad Madre.

Pedro Motas Mosquera

Artículo perteneciente a los “testimonios legionarios” publicados en el Blog: generaldavila.com con motivo del Centenario de la Legión.

17 marzo 2019

“DOS VASCOS LEGIONARIOS” EN MEMORIA DE JOSE MARÍA MADERAL OLEAGA ASESINADO POR ETA HACE 40 AÑOS.

Este artículo fue escrito el año 2014. Es necesario no perder la vista de los acontecimientos que han marcado la historia de España y no olvidar a los héroes que la forjaron. Los hermanos Maderal Oleaga llevan esa historia en sus vidas y en su muerte. Uno, José María, asesinado por ETA, por ser Caballero Legionario, por ser español; el otro, Juan, muerto en combate, con la Legión, defendiendo a sus compañeros hasta la muerte, en Edchera, en una guerra olvidada, último Caballero Laureado de la Legión.

Se cumplen 40 años del vil y cobarde asesinato del Caballero Legionario Juan Madera Oleaga.

¡Presente!

Español lee y divulga que…


descarga

El año 1957 las agresiones armadas del Ejército de Liberación, brazo armado del Partido Nacionalista marroquí Istiqlal, se suceden por el Sahara Occidental español. En Diciembre de ese año es atacado El Aaiún. El mando decide iniciar una serie de acciones ofensivas de corto radio de acción para obtener información de contacto. En El Aaiún, las más importantes se realizan sobre el oasis del Messeied y Edchera los días 22 de Diciembre y 13 de Enero de 1958.El Aaiun

El 13 de enero a las 7 de la mañana salía de El Aaiún la XIII Bandera de la Legión en dirección a Edchera para reconocer y obtener información de contacto. Sobre el borde de la Saguia el Hamra se encuentran los legionarios con un enemigo perfectamente organizado y protegido que abre un compacto y eficaz fuego. La Compañía del Capitán Jáuregui, que marcha en vanguardia, inicia la maniobra de envolvimiento llegando hasta el fondo de la Saguia con una Sección al mando del Brigada legionario Fadrique. Allí son envueltos y atacados por el frente y los flancos, acabando en el combate cuerpo a cuerpo.

Los últimos laureados de la Legión: Brigada Fadrique y legionario Juan Maderal Oleaga

Al morir el Capitán Jáuregui, el Brigada Fadrique ordena a sus hombres replegarse, quedándose él y el legionario Juan Maderal Oleaga protegiendo el repliegue.

imagesCAIVZ6KELos dos riegan con su sangre la tierra ardiente en lucha contra un enemigo que les cuadriplica en número. El Brigada Fadrique y el Caballero Legionario Maderal mueren heroicamente cumpliendo el Credo de la Legión. Su muerte salva las vidas de sus compañeros. El 13 de febrero de 1962 se concede la Cruz Laureada de San Fernando al Brigada legionario Francisco Fadrique Castromonte y el 8 de enero de 1966 al Caballero Legionario Juan Maderal Oleaga. Es el último soldado español al que se le ha concedido la Laureada de San Fernando, un legionario, condecoración que es sin duda la que requiere más requisitos y exigencias para su concesión entre todos los ejércitos del mundo.

El Caballero Legionario Juan Maderal Oleaga era un hombre sencillo, de una familia humilde de Bilbao; tenía 21 años cuando murió. Cuenta su padre que Jontxu, como le llamaban en casa, era bajito pero grande de corazón. En 1956 decidió alistarse en la Legión; su hermano José María había sido legionario y él quería serlo. El uniforme era para él lo más importante. Jontxu era feliz, contaba su padre, iba a venir de permiso cuando pasó “aquello”, decía, y aquello era…

“Reciba usted mi pésame como padre de un muchacho, casi un niño, y mi enhorabuena como padre de un soldado. Su hijo ha muerto como un héroe”, le dijo el Coronel al darle la noticia.Combate de Edchera.

Luego llegaron los homenajes en su barrio, Erandio, el nombre de una plaza y la estatua que le erigieron. Pero apareció la repugnante alimaña vomitando sus entrañas de odio, la ETA, amenazando por el homenaje a Juan Maderal acusándole de haber participado en la Guerra Civil cuando por entonces ni había nacido. Aprovechando una manifestación  arrancaron  de cuajo el monumento erigido en su nombre arrojándolo al Nervión.

Asesinato por la ETA del hermano del legionario laureado y también legionario

No descansaba el vómito de la fiera y el 17 de Marzo de 1979 tres cobardes encapuchados acribillaron a balazos, cuando se dirigía a su trabajo, a su hermano José María Maderal Oleaga Presidente de la Hermandad de Antiguos Caballeros legionarios de Vizcaya. Era el hermano de Juan que había despertado la vocación legionaria del héroe de Edchera. Siete impactos de tres alimañas etarras acabaron con su vida.

Desde el Sahara, desde la Saguia el Hamra en el Aaiún, hay una larga distancia hasta la calle Bilbao la Vieja, una larga distancia unida para siempre en el recuerdo de dos hermanos legionarios que amaban a España y a la Legión. Por España han vertido su sangre y ser legionarios les costó a los dos la vida. Pero la vida se da por una causa, por un ideal, por un compañero. Juan Maderal Oleaga murió frente al enemigo, combatiendo por salvar a sus compañeros; por ellos dio la vida generosamente como corresponde a un legionario. A José María se la arrebataron por ser legionario, pero no fue el enemigo quien lo hizo, no fue en ningún combate frente a frente. Fue un asesinato cometido por tres repugnantes personajes, emblemas de la cobardía, que lloriquean y tiemblan al oír la palabra Legión. Tenían que ser tres o la banda entera para poder acabar con la vida de un legionario y necesitaron siete balazos por la espalda porque ellos huyen ante la mirada.

16917038La estatua de Juan se encuentra en la Brigada de La Legión en Almería, junto a sus compañeros legionarios, en formación apretada y distinguida donde sólo caben los héroes que dan la cara. Está mutilada porque así salió del fondo de las aguas del Nervión donde ha quedado su desnudo brazo para vergüenza de los asesinos. Sólo pedimos que España y los españoles no olviden hechos como los aquí descritos. La Legión nunca olvida y siempre, con el recuerdo y oración ante su Cristo de la Buena Muerte, rinde honores a sus muertos. Hoy son para Juan y José María Maderal Oleaga, el Capitán Jáuregui, el Brigada Fadrique y para todos los caídos en Edchera,  37 legionarios muertos.edchera1

General Dávila (R) (Jefe de La Legión española de 2001 a 2004)

Blog: generaldavila.com

Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Por “líneas interiores” un sufrido lector se interesa por la trifulca literaria que mantuvieron los dos genios, Cervantes y Lope, a la que me referí en el último COSAS….Sin ser experto en la materia, trataré de satisfacer su curiosidad.

 Era muy normal que este tipo de “juegos florales” se repitieran entre escritores; por ejemplo, dice Góngora de Lope.

 A este Lopico, lo pico

 y Quevedo le regala a Góngora el archiconocido soneto A UNA NARIZ, o el diminutivo “cariñoso”al tiempo que lo vuelve a tratar de judío, el mayor insulto a la sazón.

  Yo te untaré mis obras con tocino

porque no me las muerdas, Gongorilla,

 con lo que claro queda que se llevaban regular: “eljodío estevado” dicen que Góngora llamaba a Quevedo.

 Y conociendo el genio de alguno de ellos, y siguiendo el cariz humorístico de Cervantes en su conocido estrambote es posible que incluso alguien

 tiró de espada,

 aunque, las más de las veces,

no hubo nada.

 Pero vamos a las pullas entre el novelista y el dramaturgo, por abreviar, a las que aludí el jueves y que han despertado la curiosidad del amable lector.

 Lope era 15 años más joven que Cervantes y siendo que se consideraban amigos… y residentes en Madrid, podríamos decir que llegaron a ser“enemigos íntimos”. Hacia 1604 Cervantes, ya era conocido por otras obras aunque no había publicado la Primera Parte del Quijote; y Lope estaba en su cénit; arrollador, archiconocido y mundano, un “triunfador” con más aventuras amorosas que obras escritas (qué ya es decir) y un poco, con razón, “creidillo”. Es posible que Cervantes le cediera el manuscrito del Quijote para su lectura y crítica, y de paso solicitarle que le dedicara alguna composición laudatoria para el prólogo, costumbre corriente en la época. Está claro que a Lope, no es que no le guastara la novela, sino que posiblemente le gustó, y muchísimo, tanto que enseguida lo identificó como contrincante y ¿ay, la envidia?, no escribió ni una línea para el prólogo, lo que obligó a Cervantes a escribirlo y eso que nos ganamos; para mí el mejor capítulo del libro.

 Cervantes, ya dos gallos en el mismo corral, le tira unas cuantas andanadas en el citado prólogo:

 Soy de naturaleza poltrón y perezoso para andarme buscando autores que digan lo que yo sé decir sin ellos

y, aparte, le endilga el siguiente soneto en versos de cabo roto con su estrambote y todo pidiéndole borre, por “malo”, lo más importante de su obra no teatral:

 Hermano Lope, bórrame el soné—

de versos de Ariosto y Garcila—,

y la Biblia no tomes en la ma—,

pues nunca de la Biblia dices le—.

 

También me borrarás La Dragóme—

y un librillo que llaman del Arca—

con todo el Comediqje y Epita—,

y, por ser mora, quemarás la Angé—,

 

Sabe Dios mi intención con San Isi—;

mas quiéralo dejar por lo devo—.

Bórrame en su lugar El peregri—.

 

Y en cuatro leguas no me digas co—;

que supuesto que escribes boberi—,

las vendrán a entender cuatro nació—.

 

Ni acabes de escribir La Jerusa—;

bástale a la cuitada su traba—.

 A vuelta de correo y desde Toledo mi tocayo le llama de todo menos bonito haciéndose eco de un runrún que circulaba por la villa y corte, con base en la “suerte” que tuvo el heroico, calenturiento y posiblemente griposo combatiente de Lepanto: Su “amo” debía tener muy buen corazón y sublimados y delicados sentimientos al dejarle salir tan bien librado tras las sucesivas intentonas del cautivo para dar por terminada su argelina temporada de baños; y e responde de con otro soneto. (Hubo una ministra, entonces de Cultura y ahora de mucho más que,dicen, pensaba que Cervantes estuvo de vacaciones en Argel) Dice el soneto:

Yo que no sé de los, de li ni le—

ni sé si eres, Cervantes, co ni cu—;

sólo digo que es Lope Apolo y tú

frisón de su carroza y puerco en pie.

 

Para que no escribieses, orden fue

del Cielo que mancases en Corfú;

hablaste, buey, pero dijiste mu.

¡Oh, mala quijotada que te dé!

 

¡Honra a Lope, potrilla, o guay de ti!,

que es sol, y si se enoja, lloverá;

y ese tu Don Quijote baladí

 

de culo en culo por el mundo va

vendiendo especias y azafrán romí,

y, al fin, en muladares parará.

 

 

O sea: Yo, Apolo; y tú marica, percherón, cerdo, cornudo, loco, lisiado, bastardo…, tu obra se dedicará como envoltorio para especias o, aunque higiénicos, a ingratos e innombrables menester es para terminar en la basura. Y ¡ay de ti si me cabreas! Creidillo, ¿no?

Aunque Cervantes siguió publicando y a sus 60 años era un escritor famoso no acababa de completar la faena y andando más o menos  con sus penurias decidió volver a lo seguro y en 1615 publicó la segunda la segunda parte del Quijote; pero en 1614 salió el plagio de Avellaneda, un seudónimo en el que hay investigadores que ven la mano de Lope en no pocos indicios: en el mismo prólogo, el plagiario se deshace en alabanzas al dramaturgo, y se presenta asimismo como clérigo y autor de comedias y a Cervantes lo trata con el más absoluto desprecio de viejo y manco. Por otra parte, pocos autores del momento podrían haber escrito tan importante obra y en tan poco tiempo sin la facilidad tanto al escribir como al imitar del madrileño.

Cervantes en su genuina segunda parte reacciona a su manera contra el plagio, no por su boca sino por la de sus personajes, y –puesto que durante el tiempo de la trama Lope está en Zaragoza- decide hacerlos pasar de largo (no hay mayor desprecio que no hacer aprecio) y dirigirlos directamente a Barcelona. Zaragoza perdió con sus ausencias, pero ganaron Barcelona y Cataluña por la forma en que Cervantes las trata en su novela*

En fin, que lo que empezó como una pequeña refriega literaria puede que hubiera llegado a mayores:!Genios!

Y esperando haber satisfecho la inquietud literaria del comunicante, no hay mal que por bien no venga; hoy el post ha salido un poco largo, pero lector se ha librado de mis ripios.

Don Eufemio 16 mar. 19

 *No hay que olvidar que en boca de algún venado Cervantes era catalán, como Teresa (de Ávila), y hasta el mismo “Cristòfor Colom” que no salió de Palos de la Frontera, sino de Pals en el Bajo Ampuardán. No sé de qué se quejan si  pueden presumir de que Rufián nació en Barcelona.