La escala de buques de guerra rusos en Ceuta irrita a los británicos. Ángel Liberal Fernández, Capitán de Navío (R.)

Entre el 9 y el 12 de noviembre estuvieron en Ceuta el crucero ruso Marshal Ustinov, el petrolero Dubna y el remolcador SB 406. Como una muestra de la nostalgia que, según parece, algunos sienten por las glorias pasadas del Imperio británico surgió en la prensa y redes sociales de ámbito anglosajón una campaña contra España con la que se trató de frustrar esa escala y, quizá, evitar que pueda repetirse.

En octubre de 2016, con una campaña similar, consiguieron que la embajada rusa en Madrid retirase la petición de escala en Ceuta prevista para algunos de los buques que acompañaban al portaaviones Admiral Kuznetsov hacia el teatro de operaciones de Siria.  Parece que esta vez la presión contra España no ha sido suficiente para que los rusos retirasen su petición.

Este Blog del General Dávila publicó el 03.05.2016 un artículo en el que se explicaba cómo el gobierno del General Franco, el 11.02.1969, llegó a un acuerdo con el de la URSS por el cual los barcos soviéticos dejaban de entrar en Gibraltar y pasaban a hacerlo en las Canarias. Por aquel entonces, España no pertenecía a la OTAN mientras que en Gibraltar existía un Mando de zona de la Alianza. Eran los tiempos de la Guerra Fría y ni la OTAN ni ese Mando impidieron que los buques de Estado soviéticos entrasen en el puerto del Peñón; de esto ya se han olvidado. En virtud de ese acuerdo hispano-soviético (ahora hispano-ruso), buques de guerra rusos han estado entrando en Ceuta sin problemas hasta 2016. Llama la atención que entre 2016 y 2018, cuando los rusos no entraban en Ceuta, lo hacían en puertos griegos o portugueses y nadie decía nada.

El abanderado de la campaña antiespañola es Luke Coffey, ciudadano americano que trabajó para el ministerio de Defensa británico y ahora es director de un centro dedicado al análisis de la política exterior en la Heritage Foundation, con sede en Washington. Esta fundación es un Think Tank conservador que tuvo cierto liderazgo en tiempos de Ronald Reagan; se inclina hacia una política exterior intervencionista. A partir de lo que firma Luke Coffey relacionado con España, los rusos y Ceuta, empieza la serie de argumentos y, ocasionalmente, algún exabrupto contra España a cuenta de las ciudades españolas del norte de África, además de otras ocurrencias. Entre ellas, la de recomendar al Congreso, Casa Blanca, Pentágono y OTAN lo que deben hacer contra España. ¡Y hace sólo unos días estuvo Putin en París con Trump, May, Macron, Merkel, etc.!

Entre los argumentos que repiten está el que mientras España permite la entrada en Ceuta de los rusos, no permite la entrada en nuestros puertos de los buques de cualquier Estado (aunque sea de la OTAN) si justo antes o después han entrado o van a entrar en Gibraltar. Esto les irrita profundamente porque es una restricción evidente al libre uso de la colonia militar. Se olvidan de que España es un país soberano y como tal, el Gobierno español puede aceptar o rechazar la entrada en nuestros puertos de quien estime conveniente.

No seré yo quien diga que a los militares británicos les da miedo lo que puedan hacer los rusos desde Ceuta (a 14,5 millas de Gibraltar) en las 72 horas de su escala y sus efectos sobre la base naval. Pese a las protestas, bien que debe aprovecharse la Inteligencia británica con estas escalas porque, como se informó en mayo de 2014 en la prensa del Reino Unido, cuando entran barcos rusos en Ceuta se aumenta el número de soldados del Regimiento de Señales nº 10 destacados en Gibraltar. Cubren los equipos dedicados al espionaje de comunicaciones y, como es lógico, en estas ocasiones aumenta el trabajo.

También tratan de confundir con los títulos que avalan la españolidad de Ceuta, Melilla y los peñones y, comparan su estatus con el de Gibraltar. David Lidington, actual miembro del gobierno británico, dijo en su Parlamento el 03.12.2013: «El estatus de los territorios españoles de Ceuta y Melilla es, como el estatus de Gibraltar como un Territorio Británico de Ultramar, el resultado de un conjunto diferente de circunstancias históricas».  Se olvidan de que Melilla es española desde  1497, el peñón de Vélez de la Gomera desde 1564, el de Alhucemas desde 1560, Ceuta lo es desde 1580 y las islas Chafarinas desde 1848. Ni siquiera mencionan que Irlanda del Norte surgió de la partición de la isla que hizo el gobierno británico en 1921 para quedarse con los seis condados del nordeste; que las bases de soberanía británica de Acrotiri y Dhekelia en Chipre se las quedaron los británicos en 1960 cuando dieron la independencia a los chipriotas; y no me olvido de Diego García, ejemplo vergonzoso del colonialismo británico a mediados del siglo XX, plenamente vigente.

Si llegasen a interferir en la capacidad soberana de España y echar a los rusos de Ceuta, quizá Gibraltar recuperaría la primacía en el control del Estrecho, algo que perdió hace años frente a España y a Marruecos. Esto favorecería a la base militar y a las autoridades locales pues aumentaría el valor estratégico del Peñón, ahora menor que el que tenía hace unos 40 años.

En esta campaña contra España también llama la atención el que los datos que se publican con la firma de Luke Coffey ofrecen muchos detalles, son extensos y reiterativos. Da la impresión de que su origen es una fuente militar británica, quizá de su servicio de Inteligencia en el Peñón, pero lo más llamativo es que, ocasionalmente, los discursos y entrevistas del denominado ministro principal de Gibraltar presentan muchas coincidencias con los textos publicados en Washington. Este grado de coincidencia genera la sospecha de quién inspira a quién, quién se deja dirigir y quién hace el trabajo sucio de forma que los militares británicos no tengan que mancharse las manos enredando en los asuntos internos de España; no sería extraño.

Ángel Liberal Fernández, Capitán de Navío (R.)

14 de noviembre de 2018

Blog: generaldavila.com

LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Desde su atalaya cordobesa: LAS COSA DE DON EUFEMIO

          Sin ánimo de ser exhaustivo y sin inventarme nada, por supuesto (v. “la prensa”), un ligero repaso alos familiares, que estos “sí” que estaban, y bien, enterados.Por recordar, recordemos algunos parientes de:

         GRIÑÁN; ex presidente de la Junta de Andalucía

Su hija Paula que, tras entrar a formar parte del proyecto de la empresa Minas de Aguas Teñidas, SA, recibió una subvención de 10 millones de €. Dicha empresa recibió, asimismo,1.600 millones de pesetas, a fondo perdido, que le concedió la Junta, que esa vez tuvo que estar en el detalle porque su padre no se ausentó del Consejo de Gobierno que concedió la ayuda.

– Su otro hijo, Iván Chaves, se presentaba como“comisionista” de la Junta

– Su ex esposa, Rocío Cabet, trabajaba en el ente público dominado por el PSOE para tratar los intereses empresariales en el extranjero que se llamaba entonces Extenda.

 

MANUEL CHAVES, Ídem.

-Tuvo a dos hermanos colocados en la esfera directa de la Junta de Andalucía: Francisco Javier Chaves González y Carlos María Chaves González, (en una dirección general de la Junta de Andalucía, de jefe en Canal Sur y en Seguridad de la Junta respectivamente). 

– Su hermana, Chati Chaves González, Rosa María, tenía nómina de la Junta de Andalucía en el Servicio Andaluz de Salud.

-Otro hermano, Antonio José, contrataba con la Junta a través de una empresa, Climocubierta S.A.,  que construía piscinas cubiertas para Ayuntamiento andaluces y sus polideportivos.

-Otro hermano, Leonardo, actuaba como director general en la Consejería de Turismo y Deportes.Tras el escándalo, no se quedó sin nómina, porque pasó a ser al día siguiente Director General del equipo de Baloncesto Cajasol, de la Caja de Ahorros que controlaba el PSOE.

-Y otro, Fernando, era profesor en el Instituto Al-Ándalus de El Arahal, que finalmente logro ser cabeza de lista por el PSOE en el municipio sevillano de El Arahal. Uno de sus proyectos estrella era hacer un complejo polideportivo, que incluía varias piscinas, una de ellas cubierta, que por entonces hacía otro hermano de Manuel Chaves, Antonio José

-Su hijo Fernando Chaves Pascual fue colocado en Formades, un Consorcio de Formación en Almonte, investigado hasta por la propia Junta, en la aldea de El Rocío ocupado casi totalmente por “colocados” por el PSOE de Huelva.

-También logró empleo en el mismo centro su esposa, Rocío Pilar Medina Macías.

 

SUSANA DÍAZ, Ídem.

Su cuñada Aurora Moriche Ibáñez, contratada por la empresa Biodiésel Andalucía 2004 en el año 2010, empresa privada que depende de adjudicaciones públicas.

Fernando Vargas, marido de la delegada de la Junta en Sevilla, según el PP y amigo personal de Susana Díaz.

        

Y visto lo cual, es comprensible que se quejen, ¡pobrecitos!

De la prensa noviembre 2018

Manuel Chaves y Susana Díaz no se enteraban de nada en los ERE… pero sí sus familiares

Los familiares del expresidente y de la actual presidenta de la Junta se beneficiaron detalladamente de ser sus parientes.

LAMENTOS

(Soneto)

 Si es que es esto, ¡qué vamos como locos!

Por más que lo desee y lo intente uno,

ni un minuto tenemos de consuno

para echar un ratito, ¡qué sofocos!

 

Y de aquí para allá cual tontilocos,

el momento no hayamos oportuno,

difícil de encontrar siquiera alguno uno,

siempre estando, ¡hay que ver!, bajo los focos.

 

Pues político ser, es cosa dura,

y ocupa todo el tiempo, ¡vaya tela!:

por el pueblo, continua la vigilia.

 

Esto es, ya les digo, una locura

y con tantos agobios, no te amuela,

¡cómo yo iba a saber de la familia!

Don Eufemio, 15 nov. 18

(Continuará, Dm.)

Guerras civiles. Spain is not so different. Andrés Manrique. – Teniente (R.)

Una guerra civil es aún más dura y encarnizada que una guerra contra un enemigo que no sea tu hermano. En todas las guerras se arenga a ciudadanos de unos países a combatir al enemigo, siempre extranjero nunca nacional. Francia arengaba contra el alemán, Alemania contra el polaco, etcétera, de esta forma se combatía por amor a la patria contra las agresiones a ésta, fluía fervor patriótico en defensa de un valor común.

En las guerras civiles ocurre tres cuartos de lo mismo, con la diferencia que el sujeto a aniquilar es tu vecino. En muchas ocasiones no hace falta ninguna arenga ya que simplemente sacas tu odio interior, tus demonios y te empleas de forma voluntaria. En estas, en  las guerras civiles, se añade un elemento nuevo y es la delación, la denuncia sobre el vecino por envidias u otras causas, pero siempre delación. Referente a esto recordaremos las prácticas delatorias que fomentaba la Santa Inquisición.

Recordemos que en España, en la Edad Media se truncó la convivencia con el hebreo al surgir predicadores que los culpaban de los males del momento, comenzando así los pogramos y persecuciones hasta provocar la total expulsión de España.

Recordemos que en los Balcanes se había vivido pacíficamente durante años, con tensiones, pero en paz. Los serbios ortodoxos convivían con croatas católicos y con bosnios musulmanes, pero como la convivencia pacífica siempre es un equilibrio frágil y los malignos demonios internos pueden surgir en cualquier momento sólo faltó la predicación de un Karadzic o un Milosevic para resucitar los fantasmas convirtiendo a tu vecino en un enemigo mortal.

También asistimos hoy en España a discursos de iluminados que, sin ser Moisés, quieren llevar a su pueblo a un paraíso inexistente. Esto no sería grave en términos de libertad de expresión, pero sí cuando se falta a la verdad y a las leyes, provocando un posible enfrentamiento entre ciudadanos, entre españoles. Estos son nuestros balcánicos incendiarios a los que hay que atar en corto como a las tercas acémilas.

Hay que estar atentos pues la aniquilación del adversario siempre comienza con la anulación y destrucción de los símbolos que le identifican. Es necesario marcar distancias. Es necesario destruir la memoria del otro para que, al partir de cero, reconstruir la historia que convenga. Se destruye el puente de Mostar, símbolo otomano, por parte de los croatas, se incendia la biblioteca de Sarajevo como depositaria de la historia del adversario bosnio, se ataca al vecino por sus creencias, etcétera.

También aquí en nuestra querida España se van destruyendo poco a poco parte de lo que veníamos siendo hasta ahora, símbolos de nuestra identidad y néctar de nuestro ser como nación y ello “porque hay que modernizarse y estar con los tiempos… ¡es la globalización!”, o quizá por otros motivos…

Se niega nuestra historia común y lo que es peor no se estudia en todas las regiones. Nuestra bandera, símbolo común de todos los españoles, es negada y sustituida por otras que nada tienen que ver con nosotros. Nuestras costumbres ancestrales son ridiculizadas. Nuestro Belén es sustituido por otros símbolos “en aras de la laicidad”. Importamos o nos imponen “Hallowen” que nada tiene que ver con nuestra cultura.Nuestra fiesta de los toros está prohibida en algunas regiones. Nuestra dieta mediterránea se abandona. Nuestro tradicional apego familiar se intenta sustituir fomentando otro tipo de seudofamilias. Sigan ustedes.

En contra de todo esto hay que estar atentos, elevar nuestra moral, defender lo nuestro aun cuando por ello seamos insultados de la forma que ya sabemos. Hay que decir a los españoles que es más lo que tienen para enorgullecerse que avergonzarse. No nos cansemos de decir que tenemos más virtudes que defectos y que estos son comunes a la raza humana. No nos flagelemos más pues en Europa, aunque se nos quiera “vender” lo contrario, nos envidian por nuestra forma de ser y de vivir.

Y como el tema de hoy trata de guerras civiles es necesario decir que el pueblo español tampoco es tan diferente a otros. La mayoría de las modernas naciones actuales tuvieron también sus conflictos internos, sus guerras civiles. Francia tuvo su particular guerra civil con el proceso revolucionario de 1789. Los ingleses en el siglo XVII. Grecia en los años 41-50 del siglo pasado. China de 1927 al 1950. Por no hablar de los Balcanes. Cruzando el charco la Guerra de Secesión americana, también la guerra civil mejicana de 1910, y la mayoría de los estados sudamericanos. En la actualidad se baten en Siria, Afganistán, Yemen o la RD del Congo.Como decimos siempre, abandonemos ya el cilicio y dejemos de fustigarnos.

La armonía de la convivencia siempre es frágil y es necesario estar vigilante para taponar fugas, pues las conquistas de un tiempo se pueden derrumbar prontamente de forma espectacular. Estemos atentos.

Juan Soldado ve en todo esto que Spain is not so different (España no es tan diferente)

Haya paz.Un saludo a todos.

Andrés Manrique

Teniente (R.)

Blog: generaldavila.com

15 noviembre 2018

EL DIFÍCIL ARTE DE LOS MOTES: EL COJONARIO. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Se va perdiendo el sentido del humor y eso es grave. Es uno de los síntomas que una sociedad en decadencia debe tener en cuenta y someter a revisión, no el sentido del humor, sino el camino emprendido, por donde se va perdiendo, para rectificar a tiempo. Hay personajes que más que provocar humor provocan indignación, repulsa y rechazo. Si le encajamos un buen mote, que resuma su personalidad y actuación, la cosa, mientras dure, será más llevadera. Se hace necesario, casi obligado, para vivir entre tanto ramplón y tramposo.

Para conocer a los causantes de nuestra tristeza no es suficiente el nombre o apellido. Su auténtica personalidad y proceder se revela utilizando el transparente e irónico mote. Es un ejercicio de humor y rentabilidad comunicativa, síntesis de sabiduría popular, que deberíamos recuperar para desenmascarar  a muchos de los que pretenden ejemplarizar desde la vida pública. Las academias militares, centros de supervivencia, donde un profesor sin mote es un don nadie, siempre fueron escuelas en este difícil arte. Allí estaba “el Culo con Botas”, mote que no requiere explicación, junto a una pareja inseparable, “el Masca” y “el Tanca”; ya saben, intercambiables, tanca como “el Masca”, o masca que “el Tanca”. Grandiosos eran “el Veraneante”, que nada hacía ni sabía y “el Bikini” que enseñaba todo menos lo fundamental. Alguno se jactaba de su mote, lo que no es muy recomendable. <<Me llaman “el Remacho” por mi porte y valentía>>; un compañero le hizo ver la cruda realidad, <<te llaman “el Remache” porque eres bajito y cabezón>>. Aquel día arrestó a más de media Compañía. Era muy amigo del “Mafeito”, que solía decir, <<Caballeros, mafeito (arresto) a seis a la vez>>.57

Como les decía, deberíamos recuperar el ingenioso arte del mote. “El Sacabuches”, “el Arrugas”, “el Combustible” (de apellido Resino Grasa)… los_militares_estacan_el_dibujo_animado_del_camion_tarjeta_postal-red44fb0f993849209c4bc8bdced38243_vgbaq_8byvr_512Pero nada como aquél mote, “el Engañabaldosas”, que identificaba a un curtido profesor del que se decía que “va como va, más no como debe”. ¡Sublime!

Sobrenombres, apodos, motes, constituyen una precisión identificativa y una caricatura lingüística que estamos perdiendo y que sería muy útil, con el debido respeto, utilizar en las redes sociales. Es un discurso sintético muy rentable para la economía del lenguaje y que genera lazos convivenciales además de representar una de las producciones lingüísticas de más creatividad.

Me falta recordar algún mote… Repasen la vida política y ejerzan el sano oficio de moteador o apodador y verán como todo se hace más llevadero. ¿Como llamábamos a aquel que decía una cosa y hacía la contraria? , ¿o el okupante de la Moncloa? Uf! me falla la memoria. Seguro que a ustedes se les ocurre enseguida porque lo sufren a diario. Les invito a, con respeto y sentido del humor, empezar a bautizar a estos insufribles que sufrimos a diario.

Mandando la Legión, una de mis ingeniosas nietas dijo en el colegio que su abuelo era “cojonario”. Acertó aunque tuvimos que dar explicaciones escolares. A la hora de ponerte mote mejor es que te lo ponga alguien que te quiere.legiondibujo--644x724

Rafael Dávila Álvarez . General de División(R.)

14 noviembre 2018

Blog: generaldavila.com

 

LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Tal vez porque tengan el alma tan dura, cemento armado, como la cara; posiblemente porque piensan que el resto de mortales que los rodean son imbéciles o se acaban de caer de un guindo, o lo más probable, que piensen que al ser tribu elegida (¡y qué los electores!) están por encima del mal y del bien. Pero ahí están sus hechos y sus dichos: ¡MENUDA, LA CASTA!

De la prensa, noviembre 2018

Errejón: “En Venezuela se respetan los derechos de la oposición” y la gente hace “tres comidas al día”

VOCERAS

(Soneto)

 Tiempo lleva perdido en el paisaje

-su escaño en las alturas, descriptivo-

y hoy le hacen salir y, vomitivo,

depone, impresentable, su mensaje.

 

Describe allá un edén, vil peonaje

obligado a pagar, que sustantivo

fue de pasta el montón, que al engranaje

le vino, de Podemos, decisivo.

Pues si tanto respetan sus derechos,

y comen un “jartón”, está a la vista,

¿por qué al huir, colapsan las fronteras?

 

Y si allí tanto están de satisfechos,

váyanse al paraíso comunista,

y déjennos en paz, ¡necios voceras!

 

Don Eufemio, 13 nov. 18

         (Continuará, Dm.)

 

TODOS Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

He llegado a pensar de todo. Como todos. Que a todos nos toman el pelo y que en el fondo todos estamos hartos de todo. Todos dicen y todos no hacen y, entre todos, todo envuelto en el engaño en el que caemos todos.

Cuando digo todos, quiero decir todos. Los listos y los menos listos, los ricos y los pobres, los que ni son ricos ni pobres, que los hay, los de la derecha y el centro, los de la izquierda, los de más a la izquierda y los de más a la derecha. Todos. Todos iguales a la hora de la hartura; unos por unas cosas otros por la otra, que al final son las mismas, desde otros puntos de vista, porque todos formamos un todo, no poderoso que eso sería todopoderoso, sino que somos nada a pesar de serlo todos.

Y aquí, donde a diario les escribo, no a todos, sino a los que todos los días me leen, que son algunos, pero no todos, aunque forman parte de todos, aquí contento de contarles todo, lo que yo pueda decir, que no es todo, pero algo es del todo, empiezo a pensar que está perdido todo, porque todos, todos, están a lo suyo que es todo, y lo que es de todos ahora resulta que es de algunos, pero no de todos. España no es de todos, es de ellos que se han convertido en todo.

Y ahora, esos que nos mandan a todos, los todopoderosos, que nos creíamos que no eran todo, sino cada uno una parte del todo, y que en cada parte y sumando todas las partes estábamos todos, ahora resulta que se juntan sin contar con todos y piensan que con ellos estamos todos: los listos y los menos listos, los ricos y los pobres, los de la derecha y los del centro, los de la izquierda, y los de más a la izquierda y los de más a la derecha.

Y pretenden que seamos como ellos, que lo son todo, y entonces qué hacen: se lo reparten todo entre todos, ellos. Todos son pesoe, pepé y podemos, tres contra todos, que quede bien claro que nosotros no somos todos y que el Consejo (?) General (?) del Poder (?) Judicial (?) no sea, así como así, todo, sino que sepan, quede claro, que ellos son todo y todos: son Consejo, General, son Poder y Judicial.

Todos no somos todo, sino que ellos lo son todo, todos ellos: pesoe, pepé, y podemos. Nuestro todo es nada.

Esa es la única verdad, que todos somos nada.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

13 (martes) noviembre 2018

EL MAGNICIDO Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Raro es el día que no se produce una agresión en Cataluña por portar un símbolo de España. Este sábado ha sido en la estación del metro de Urquinaona (Barcelona). Después de ser empujado por la espalda un hombre recibió un fuerte golpe en la cabeza mientras los agresores gritaban: <<mori España>>. Resultado: una brecha en la cabeza de 8 centímetros. Su delito: llevar una gorra de España. Un agente de policía que presenció los hechos logró detener al agresor, pero ante las amenazas que recibía decidió soltarle. Miedo, hay mucho miedo. Riesgo, mucho riesgo. Indefensión, mucha indefensión. Hay ley, no quien obligue a cumplirla. Que cada uno se las arregle, lo que es sumamente peligroso porque da lugar a la ley de la selva y que el más fuerte o sagaz imponga bajo amenaza el control; de la selva. Hay miedo. Mucho miedo. Nadie habla claro, ni piensa en alto, ni siquiera para él; hasta las conciencias están controladas.

Entre todo este desorden, inquietud, salta la noticia de un intento de magnicidio planeado contra el presidente del Gobierno de España, doctor Sánchez. Nos enteramos al mes y pico de la detención del presunto magnicida. Ante el extraño suceso los fiscales de la Audiencia Nacional dicen que nada sabían y los jueces del alto organismo que no vieron motivos para hacerse cargo del asunto. ¿Por qué? ¿Por qué nos lo cuentan ahora? Al presidente del Gobierno tiempo le ha faltado para hacerse eco de la noticia y salir a hacerse la foto mientras pedía una defensa sosegada de las ideas. Las ideas deben ser las que le quitaron de la cabeza al que en Barcelona portaba una gorra de España. Las sosegadas ideas le han costado una brecha de 8 centímetros, señor presidente. Sosegado y real ha sido el golpe sufrido; una constante diaria. Por supuesto no un magnicidio, cuyo alcance debe investigar la policía para tranquilidad de todos.

Más de 300.000. Me explico:

Guardia Civil y Policía Nacional: 150.000

Vigilantes de Seguridad: 80.000

Policías Autonómicas: 24.000

Policías locales: 60.000 (?)

Más de 300.000 personas dedicadas a la seguridad. De todos. Cerca del triple que las Fuerzas Armadas. Estamos en teoría bien asegurados, pero la práctica no coincide.

¿Por qué? Porque el problema no es policial sino político. Extenderme más ofende a la inteligencia. ¡Es tan evidente!

El supuesto intento de magnicidio no debe quedar en el olvido. Cualquier cosa puede ocurrir y debe investigarse a fondo para que no queden dudas. Por ahora solo tenemos confusos datos. La seguridad del presidente debe analizarse al milímetro. Dicen que <<era un lobo solitario>> y podría alguien decir la gracia de que <<Menos lobos Caperucita>>, pero no es para tomárselo a broma. Tampoco la seguridad de todos y cada uno de los españoles que en vez de escolta llevan un símbolo de España.

El ciudadano español de la brecha de 8 centímetros en la cabeza no anda con supuestos, ni intentos: le han abierto la cabeza por llevar una gorra de España. Mañana será otro y otro y así….

Con una brecha en la cabeza este español sí que no está para bromas. Le ha visto las orejas al lobo; y muy cerca. Ha recibido su dentellada.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

12 noviembre 2018