Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Habría que remontarse al Barroco y sus derivados cuando el disimulo, el trampantojo, la escayola y la falsa apariencia fueron sublimados hasta alcanzar un estilo artístico para encontrar parangón con la casta felizmente gobernante (¿?) en cuanto al manejo de artificios y maquillajes se refiere; tanto que a Don Iván- a quién si no- se le ha ocurrido institucionalizar la cosa y ha convocado un concurso cuyo objetivo se lee en la noticia de más abajo: una plaza de maquilladora y peluquera, supongo  que especializada en moños y melenitas. Esperamos  no tener que comentar sobre la tendencia política de la señora o señorita (¡qué antiguo!) agraciada, justamente, en el concurso.

 Dos acepciones recoge el DRAE para definir maquillaje; sugiero al amable lector que elija la que en su opinión, y en relación con el Gobierno social comunista, le parece la más adecuada; si bien me adelanto al comentar que la finalidad que persigue en la primera de ellas no será, en determinados casos, fácilmente conseguible.

 1.- Aplicar cosméticos a alguien o a una parte de su cuerpo, especialmente su rostro, para embellecerlo o modificar su aspecto.

2.- Modificar la apariencia de algo para disimular su verdadera naturaleza.

 Y todo esto, como ahora tanto se oye: ¡En medio de la que está cayendo!

De la prensa de enero de 2021

 MONCLOA DESTINA 20.000 EUROS A CONTRATAR UNA MAQUILLADORA PARA SÁNCHEZ Y LOS MINISTROS

El Gobierno ha convocado un concurso para contratar a una maquilladora-peluquera que preste sus servicios al presidente, Pedro Sánchez; a la vicepresidenta, Carmen Calvo; a la portavoz, María Jesús Montero, o a cualquier otro ministro o alto cargo que comparezca en la Sala de Prensa de La Moncloa.

MAQUILLAJES

(Soneto)

 Pues “the show must go on”, nada lo impida;

que siga el espectáculo, qué importa

si ya casi cien mil, ¿quién lo soporta?,

en Luz se convirtieran de otra Vida.

 

Debe continuar, que la movida,

histriónica, teatral es la que aporta

sinecuras sin cuento y que conforta

a esa clase, sabemos, tan sufrida.

 

La que en el escenario, todo farsa,

ficción y falsedad, disfraz, mentira,

do el “make-up”, maquillaje, le da el justo;

 

ese toque de troupe y de comparsa

que todo lo veraz por tierra tira:

¡Y do está -trampantojos- tan a gusto!

Don Eufemio, ene. 21

(Continuará, Dm; y si nos dejan)

EL GULAG. Rafael Dávila Álvarez

Toque de queda. Prohibición de salir de casa. Mejor a oscuras y con la manta. Pronto llegarán los recibos.

En la puerta de casa hay nieve que durará hasta junio y el IBI supera los 1000 euros, más un impuesto de no sé qué aceras y otro de vado. «Lo gordo», lo comunitario, dicen; el resto lo limpia usted.

Internet falla; como todo. Pregunto por la vacuna y nadie sabe ni contesta. Ni está ni se la espera. Los científicos, los laboratorios, han hecho su labor y ahora se encuentran con la incompetencia.

La muerte y la enfermedad han pasado a estar en manos de los políticos y de los dueños del dinero, que vienen a ser la misma pandilla. Entonces se ha detenido, retenido, a la espera de que deje de nevar hielo. Con el cielo no pueden, aunque lo intentan: asaltarlo.

Aumentan los contagios y se atreve un personaje, de los que sabe vivir del cuento político, a exculparse por la inseguridad de la vacuna. Lo hace sin vergüenza, delante del espejo. La inmunidad del rebaño es cosa de unos cuantos miles de muertos. Estadística pura.

Ante el panorama desolador del desempleo y angustia por el futuro, alguno duda de si esto es vida y merece la pena. No son bromas ni pesimismos.

Los terroristas salen de las cárceles y ocupan las instituciones con cuentas corrientes en los mejores bancos.

Cataluña, el País Vasco, siguen con su deriva separatista con odio y resentimiento, a la que se unen, poco a poco, Valencia y Baleares; veremos lo que tardan otras.

La justicia muestra signos evidentes de manipulación, lo más grave que puede ocurrir en una democracia ya que demuestra que solo hay un poder institucional: el Gobierno. El Consejo General del Poder Judicial acusa de intromisión del Gobierno del PSOE y Podemos, tras tramitar con urgencia en el Congreso de los Diputados una propuesta para paralizar los nombramientos de jueces.

Una cruda realidad está encima de nosotros y no disponemos de los mejores, ni siquiera de regulares, para afrontar esta situación. La ruina de los que tienen ya una cierta edad la han logrado: moral.

A todo esto no se mueve una brizna de dignidad personal. Nadie se atreve a levantar la voz. ¿Por qué? Si el Gobierno fuera del Partido Popular la prensa mayoritaria movería conciencias contra ellos. Madrid es un ejemplo.

Hoy por hoy no hay solución. Todo está manejado por el poder y sus dos patas fundamentales: política y dinero. Ambas variadas y de distintos pelajes, pero saben que tienen que llevarse bien, puertas giratorias engrasadas, y por ello construyen cada día la opinión que es la que nos gobierna.

Los Cuarteles Generales con sus Estados Mayores hay que buscarlos en las grandes tecnológicas. La infantería está en las redes sociales. La artillería en la televisión. La información (agitprop) es el virus de su guerra bacteriológica.

El Consejo de Ministros del Gobierno de España un gallinero con dos gallos. El corneta es el BOE. La logística en los bancos.

¡Ya vamos!, sin saber a dónde; vamos, más información, menos informados. Cuando más libros hay menos leemos; mientras creemos saber, no sabemos. Cuanto más hablan de libertad, menos. ¡Corneta!: que suene el toque de queda, y después que resuene el del silencio. Los guardias ya vigilan los accesos; es al pasar lista y quedar marcado, cuando ya sin retorno te ves preso: el gulag es de un frío intenso.

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

18 enero 2021

 

ENTRE SOLDADOS SOLO MIRAMOS AL QUE MÁS AVANZA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

La frase la pronunció un infante español: Cristóbal de Mondragón, Capitán de los Tercios de Flandes.

¿Hacia dónde avanzamos?

Todos tiran de los militares. Cuando truena. La UME es la Legión de ahora. Una muestra clara de la falta de cultura de Defensa y de nuestro despilfarro como nuevos ricos, que fuimos y aún creemos. Una nación pobre como la española no puede permitirse tener un ejército de servicios profesionales, que asume (¿invade?) competencias no suyas, y confunde el significado de misión con el de cometido. Se hace cada vez más urgente un debate sosegado y serio sobre las misiones de las Fuerzas Armadas y su estructura. De ahí surgirán sus cometidos y la posibilidad de acometerlos. No a capricho de un presidente y su partido político.

Algunos profesionales de la milicia piden una Ley de programación y financiación de la defensa, que está muy bien, es necesaria, siempre y cuando antes definamos la misión.

La Estrategia de Seguridad Nacional, la Directiva de Seguridad Nacional y de Política de Defensa, marcan la línea a seguir y, aunque presenten sus diferencias en función de la evolución y el partido político en el Gobierno, deben mantener un rumbo único que no provoque bandazos a estribor o babor que acaben desorientando a la nave o hundiéndola. Son muchos años de vaivenes  y desesperada espera para encontrar la definición del camino a seguir; puede que sin darnos cuenta, o sí, hayamos caído en el complejo de Penélope.

No se debe estructurar la Seguridad y Defensa desde una ideología partidista sino desde el concepto de nación. Es un mandato constitucional. Técnicamente los ejércitos están obligados a adoptar su estructura con el pensamiento puesto en las guerras futuras y no en las pasadas. Nunca se repitieron ni las formas ni los medios de la acción de anteriores conflictos bélicos; los elementos tampoco, ni siquiera el terreno; solo el hombre se mantiene.

La nueva estructura debe reflejarse en los presupuestos que son muestra inequívoca de querer cumplir con la misión. Son la expresión de la voluntad de proteger y vencer.

Los soldados no tienen el pico y la pala para quitar nieve, pero si hay que hacerlo se hace. Por ejemplo ahora, cuando se desborda la situación y las organizaciones creadas para ello se hacen a todas luces insuficientes.

Lo que no es bueno es acostumbrarse al totum revolutum y no diferenciar para qué tenemos, formamos  y presupuestamos cada organización, que por cierto alguna se ve ninguneada con el consiguiente malestar, no sin razón. Lo (y la) hay, aunque se oculte.

No se atisba en el horizonte una apuesta por la transformación de los ejércitos para la guerra del futuro cuando ya nos encontramos inmersos en ella. Una guerra muy cara que requiere ir hacia la especialización y no a disponer de mano de obra barata. ¿Nos estamos quedando en el camino?

Convendría hacer esa reflexión. No hablo de ningún diseño en concreto. Solo digo que hay que planteárselo, acordarlo entre todos, presupuestarlo y no someterlo a vaivenes partidistas. La fuerza está para dar Seguridad y Defensa en un escenario muy exigente, que ya está aquí, en el que la prevención evita daños más graves.

La atención debe centrarse en la inteligencia de allí donde se combate: «es la esfera cibernética, la espacial, la de aguas profundas y la biológica». En la introducción en el mundo desconocido de la manipulación de conciencias y de ciencia.

No se trata de comprar picos, palas y mangueras. Si eso queremos: bien. Digámoslo claro,  sin engañarnos a nosotros mismos ni a nuestros aliados. Tampoco es cuestión de doblar funciones de manera innecesaria. Cuando hay que echar una mano hasta el político coge la pala. O debe.

Caemos en el error de seguir anclados en un diseño anticuado para la Seguridad y Defensa lo que nos llevará a encontrarnos en breve con unas fuerzas que serán de todo menos fuerza.

Confundir misiones, presupuestos, funciones, matar moscas a cañonazos, mezclar churras con merinas, es signo de desorientación o peor: de una malísima gestión que se traduce en no hacer uso del dinero del contribuyente de manera adecuada y transparente: Corrupción en la gestión. ¿O forma parte de una política que conduce a un fin?

En el Capitolio hemos visto una escenificación de la nueva guerra en la que España también está sumergida y ¿perdida?

Eso sí, con aplausos a nuestros militares que en vez de dejarse engañar solo deberían mirar al que más avanza. Adivínenlo.

Necesitamos unas Fuerzas Armadas operativas, y eso quiere decir listas para el combate. El del futuro que ya está aquí.

«Dejad que huya gimiendo el ciervo herido

y el corzo siga retozando.

Cuando uno vela, el otro está dormido,

y de este modo el mundo va marchando». (Hamlet)

¡Esos Ejércitos!: «¡Glauco, guardián de los rebaños! Te pondré en la mente esta advertencia: Ante todo da de comer al perro junto a la puerta del patio, pues es quien primero oye al hombre que se acerca y a la fiera que entra en el cercado» (Homero. Himnos).

Tenemos unas magníficas Fuerzas Armadas, los mejores soldados del mundo (por cierto, también los peor pagados del mundo), conocemos su misión, pero damos bandazos en su estructura, no se termina ninguno de los programas principales, se asignan cometidos impropios de una modernas Fuerzas Armadas y poco a poco se va derivando hacia el desarme operativo, con menos medios para la guerra del futuro, que ya está aquí, lo que nos alejará de los centros de decisión y poder. Militarmente estamos dejando de ser.

No, no se trata de picos y palas, sino de Seguridad y Defensa.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

18 enero 2021

 

OTROS TIEMPOS-OTROS MEDIOS-OTROS HOMBRES. Ángel Cerdido Peñalver Coronel de Caballería ®

Mi agradecimiento al general Dávila por habernos hecho disfrutar con la historia de: «Sevillana», «Portuguesa» y el «Pirulo», los mulos murcianos pertenecientes a la OTAN, que vinieron desde Alemania al Centro de Adiestramiento de San Gregorio (Zaragoza), para participar en las: Trident Juncture 2015.

Caballeros:
Hoy 17 de enero es el día de nuestro Patrón, por eso aprovechamos y en nombre de todos los animales, somos los burros, mulos, burdéganos y todos los caballos, desde el PSI (pura sangre inglés) con mejor pedigrí de su Stud book ( libro registro de su raza), hasta el modesto peludo pollino hijo de asna zamorana-leonesa los que os lanzamos este SOS.
Desde tiempos remotos, casi siempre, os comportasteis con nosotros como el peor de los depredadores, y solamente hasta que llegó a este mundo en Egipto el monje cristiano san Antonio Abad popularmente conocido como San Antón, no conocimos a nadie que nos acogiera como lo hizo este centenario anacoreta que se convirtió en nuestro protector; por eso disculpen si les llamo caballeros pero es que no les conozco muy bien.

OTROS TIEMPOS
Queridos amigos, tengo que daros la razón pues sinceramente creo que ninguna bondad había con el reino animal en aquellas costumbres populares de algunos de nuestros pueblos, cuando cada 17 de enero colgaban de una cuerda por las patas a unos gallos vivos a modo de piñata, para más tarde pasar los mozos por debajo a galope con sus caballos, y descabezar de un brutal tirón al animal.
O unos días más tarde, el cuarto domingo de enero, en Manganeses de la Polvorosa (Zamora), cuando los mozos que entraban en quintas, arrojaban una cabra viva desde lo alto del campanario de la torre de la iglesia, «el salto de la cabra» lo llamaban. Casi siempre el resto de los mozos que se quedaban al pie del campanario atrapaban al animal con la ayuda de una gran lona. A esas costumbres las llamaban «cultura» o «señas de identidad» del pueblo, y que a partir del año 1997 se humanizaron sustituyendo la cabra por un peluche.
En otro orden de cosas, también en este día de San Antón, abundaban las felicitaciones entre nosotros y nuestros amigos, como si del día de su santo se tratase, que era lo mismo que llamarnos unos a otros burros.
…Hasta las malas lenguas dicen que las Órdenes Militares españolas tenían vetado el ingreso a quienes hubieran montado alguna vez en burro.
Pero no todo era así, pues la víspera del santo, la noche del 16, en la plaza de muchos pueblos se encendían grandes hogueras para recordar la «Fiebre de San Antón» llamada también «Fuego Sacro o Culebrilla», que es como se conocía a la enfermedad producido por los alcaloides del cornezuelo, hongo parásito del centeno, muy extendida en otros tiempos a consecuencia de la alimentación con pan de este cereal y que en ocasiones el santo curaba milagrosamente.
OTROS MEDIOS
Mi primer contacto con los mulos fue en 1959 siendo cadete de segundo curso, encuadrado en la Batería durante las maniobras de final del curso en el precioso pueblo de la Rioja Alta llamado Ezcaray. Debido a mi no excesiva altura, fui «conductor de manguito» y me pasé las maniobras ramaleando a mi mula , que dicho sea de paso, estaba bastante resabiada, aunque pronto se acostumbró a su conductor. A la orden de «Embastar», yo con controlarla tenía bastante, pero el primer proveedor y el cabo tirador se afanaban en colocar nuestra pieza en su baste, que para eso era la mula de arma y no la de munición. Como en todas las Unidades de Artillería , nuestro lema era: «Todos para uno y cada uno para los demás».
«Canto al mulo»
Oigo «alférez» tu aflicción
y escucho el triste concierto
que forman tocando a muerto
la cureña y el cañón.
…….
Con mosquete van los nuevos,
con mulos la «alferecía».
Estoy en la batería
asiendo fuerte una cola.
No os riáis, no es trola.
Estoy viendo la manera de meter en limonera
a mi tormento «La Lola»
Alférez, descansa en paz,
que este maldito mulero
jura con su rostro fiero,
que hasta que el mulo sucumba
luchará como en Otumba
contra ese animal tan perro.
(Revista Armas 1953)

Entre las mulas académicas, la mas famosa fue la «Lola» que como hemos visto hasta canción tenía. Otra que en mis años académicos todavía se hablaba de ella era la «Bernarda» que ocupó unos de los primeros puestos en el ranking de cadetes enviados a la enfermería. No confundir el nombre de esa acémila con la palabra Bernarda, que por aquella época entraba a formar parte del argot de los cadetes, pero aplicada a un personaje imaginario cuyo órgano genital se usaba, y perdón por la ordinariez, como sinónimo de desorden: ¡Esto es el c.…de la Bernarda!.
Como comen menos que los caballos y aguantan más, durante muchos años hicieron toda clase de trabajos en los campos de batalla, unas veces con las artolas llevando a retaguardia a los heridos, otras acarreando munición a las primeras líneas de combate, a cambio, eso si, de tener el privilegio de dar de vez en cuando alguna coz o mordisco.
Pero sigamos con mi mula que aunque no tenía nombre, era un animal noble con sanos corvejones libres de arestines, que es por lo que se suele romper este ganado. Que yo recuerde, nunca perdió pie o mano por las estrechas sendas a media ladera del monte San Lorenzo y de toda la sierra de La Demanda. Era insensible al vértigo, y caminaba al borde de los precipicios con tanta seguridad como una cabra.
A la voz de firmes, me colocaba cuadrado a su mismo frente, a su lado izquierdo y a la altura de su cabeza, pero sin rebasarla. Mis normas de conducta, como las de todos los «acemileros» eran: «guiarla largo y que viera», en los altos, «descargarle los riñones» y «no cortarle la meada». Cuando parecía que flaqueaba, o lo que es lo mismo, cuando «abanicaba las orejas», le exigía lo mínimo y le cantaba:
-«A cuesta arriba te quiero mulo, que las cuestas abajo yo me las subo»

«Un Conductor de Montaña»

En testamento dejó, tilín, tilón.(bis)
Que lo entierren, con la cuna,
La cureña y el cañón.(bis)
Que lo suban, que lo bajen,
Que le canten el Kirie eleison
¡Ah! ¡Ah! ¡Ah!
Que le canten el Kirie eleison.
Que le hagan una corona,
Que le hagan una corona.
Más reluciente que el sol, tilín, tilón.(bis)
Con las crines y la cola,
Del mulo que lo mató(bis)
Para que no le entren moscas,
para que no le entren moscas,
Por la boca del cañón, tilín, tilón.
Que lo tapen con los restos del sirviente apuntador(bis) ….
(Revista Armas 1949)

Batería de Montaña de la Academia General Militar, obuses 105/11.

Desde ese primer contacto, pude comprobar que los asnos y mulos, nos sirvieron con laboriosidad, paciencia y humildad, y para colmo, nunca tuvieron maldad entonces, ¿por qué desde siempre y de forma inmerecida fueron el blanco de nuestras burlas?

Aunque escribimos la historia a vuestra costa, sobre todo la mayoría de las veces sin que recibierais nuestro agradecimiento, hoy os recordamos que de una forma o de otra os elegimos para alcanzar nuestros fines.
La verdad es que los hombres siempre hemos dependido de la montura, la fusta y el estribo, por eso podéis estar orgullosos, ahí tenéis a vuestro pariente el caballo que tiene las credenciales muy limpias ante la Cultura y el Arte. El «noble bruto», como algunos le apodan, no sé por qué, será porque no lo conocen pues este animal ha recibido esa denominación, no sólo por lo que en si pueda tener de noble, sino por le título que puedan recibir algunos que los montan: el de «caballero».
Los incrédulos, tendrían que escuchar de nuevo la voz del poeta anónimo y descubrirían que…:
-« El camino que han seguido los hombres hacia la gloria, está empedrado con huesos de caballos».
Años atrás, principalmente a caballos, mulos, burdéganos y burros, los animales que ayudaban a las tareas del hombre en el campo, se les llevaba en este día de San Antón a las ermitas de las afueras de los pueblos para ser bendecidos, y en algunas… ¡hasta se les obsequiaba con rosquillas del santo!.
Hoy, los semovientes equinos me dicen que no les gusta mucho la mezcolanza de ahora con las subespecies domésticas falderas de tierra mar y aire, y con el hecho de haber cambiado aquellas ermitas por simples iglesias urbanas.
Quizás lleguemos algún día a no tener maldad y estemos armados de paciencia como ellos, esperando que la crisis, que asusta a cuantos amamos esta parcela, sea un producto lógico de la técnica maquinista que vivimos, pero tengamos cuidado, pues la vida animal es muy «terca» y se reserva siempre una baza final para burlarse de nuestra técnica.
El último destacamento de mulas del Ejército americano fue licenciado en 1956, pero los Rangers del 75 Regimiento y otras unidades de Operaciones Especiales han vuelto a utilizarlas en Afganistán. En 2004, el Ejército de Estados Unidos redactó un nuevo manual de campo el «FM3-05213.- Uso de Animales de Carga por Fuerzas Especiales» y ello hará sentirse felices a nuestros amigos, pues de nuevo la milicia vuelve a ocuparse de ellos.

OTROS HOMBRES
Y en este punto de escritura, con los tres relatos que a continuación expongo, quiero dar un toque de homenaje y admiración a los hombres que años atrás a caballo, en cortijos y dehesas, vigilaban cosechas y ganado, y llegado el caso combatían como plaza montada encuadrados en aquellos Escuadrones a caballo. Ellos nos supieron legar una tradición y una forma de vivir el «Espíritu Jinete».
Durante muchos años la práctica de la equitación fue la base de esa filosofía de vida, hoy en contra de lo que muchos piensan, ese espíritu creo que no es patrimonio de un Arma o Cuerpo determinado, sino la firme resolución de llegar al enemigo y dominarlo por una brillante ostentación de energía.
1914-1918.
En recuerdo de la I Guerra Mundial, cada mañana del 11 de noviembre, la mayoría de los londinenses, con S.M. la Reina Isabel II a la cabeza, salen a la calle con una amapola en la solapa. Es la amapola del recuerdo, un símbolo de reconocimiento y homenaje a todos aquellos que han combatido en algún conflicto bélico en nombre de las fuerzas armadas británicas.
Según cuenta la historia, durante la Primera Guerra Mundial, después de una batalla particularmente sangrienta en los campos de Flandes en Bélgica, aparecieron misteriosamente miles de amapolas. El poeta John McCrae, un teniente coronel médico de las Fuerzas Expedicionarias Canadienses, que acababa de perder a un amigo en la guerra, estaba tan conmovido por esta floración espontánea que escribió el siguiente poema, y que hoy aprenden y recitan de memoria los niños en todas las escuelas del Reino Unido.
«In Flanders Fields»
En los campos de Flandes
crecen las amapolas.
Fila tras fila
entre las cruces que marcan nuestras tumbas.
Y en el cielo aún vuela y canta la valiente alondra,
su voz apagada por el fragor de los cañones.
Somos los muertos.
Hace pocos días vivíamos,
cantábamos auroras, el rojo del crepúsculo,
amábamos, éramos amados.
Ahora yacemos, en los campos de Flandes.
Contra el enemigo proseguid nuestra lucha.
Tomad la antorcha que os arrojan nuestras manos exangües.
Mantenedla bien en alto.
Si faltáis a la fe de nosotros los muertos,
jamás descansaremos,
aunque florezcan
en los campos de Flandes,
las amapolas.

La «red poppy« (amapola roja) simboliza la sangre derramada durante las batallas y conmemora el armisticio entre los aliados y alemanes, a la hora 11 del día 11 del mes 11 de 1918.
La «purple poppy» (amapola morada), es una forma de recordar a los animales que sirvieron durante los conflictos, pues se consideró que habían sido las víctimas olvidadas. Aproximadamente ocho millones de caballos, mulos, burdéganos y burros murieron durante la Primera Guerra Mundial.
También hay amapolas blancas, pero esas a mi no me interesan.

1936-1939.
…Hacía mucho frio en Teruel aquel 7 de febrero de 1938. Era media tarde cuando los Escuadrones a caballo perteneciente a la 1ª División de Caballería, la llamada División Monasterio del Ejército de Franco, al «aire de carga» y con el 4º Escuadrón del Regimiento Calatrava en punta, persiguieron a las desorganizadas fuerzas republicanas en retirada, alcanzando en las parameras de Campo Visiedo su objetivo: la margen derecha del río Alfambra.
Como siempre la ocupación del mismo corrió a cargo de la Infantería, pues fue la desaparecida 5ª Bandera del Tercio «Duque de Alba» Nº 2 de la Legión, la primera que cruzó el río.
Al final de toda esa larga jornada a caballo, con la misión cumplida, cuando estaba cayendo la noche y todo parecía estar en calma, los jinetes fatigados y quebrados por el riñón, se retiraban a descansar sintiéndose más «Centauros legendarios» que nunca.
1939-1945.
…Corría el mes de marzo de 1945, en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial y las tropas aliadas avanzaban irremisiblemente por los campos de Alemania cuando:
El coronel americano jefe de un Regimiento de carros M4 Sherman, entró en una casa de campo alemana con el propósito de beber un vaso de agua. La puerta estaba abierta, y al penetrar en un salón se encontró que en uno de los sillones estaba sentado un hombre tan mayor, que parecía una figura de cera vestido con el rico uniforme de gran gala de los Húsares de la Muerte, con su calavera y sus tibias como insignia, la famosa «totenkopf» (cabeza de muerto en alemán y símbolo ancestral cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos). El anciano que desde hacía unos días estaba esperando este momento, al ver al coronel lentamente se puso de pie y, curvándose ligeramente, le entregó su sable. Era el mariscal prusiano August von Mackensen con 95 años, el último húsar, aquel que en la Gran Guerra, la del 14 al 18, atravesó con sus divisiones de húsares los Cárpatos, por lugares que hoy nadie puede imaginar que pudieran salvarse a caballo, y atacando por retaguardia al ejército del zar de todas las Rusias, le infligió una severa derrota.
El dramatismo de la escena enfrenta sin comprensión posible el pasado inmediato y el presente sin historia, la Caballería a caballo y la mecanizada o acorazada, es decir la sangre y la gasolina.

A todos ellos, los vivos y los muertos, hoy con gran respeto y admiración los recuerdo, y en su honor el pasado once de noviembre me puse en la solapa la amapola roja.

«La amapola morada»

¡Que San Antón nos proteja a todos!

Nota.-Mi agradecimiento al General de Infantería D. Luis Esquiroz Medina(†) y al Coronel de Infantería D. Julio Ferrer Sequera (†), por todo lo que me aportaron sus respectivos libros: «El Ganado.-Guía del Oficial y Suboficial de Cazadores» y «La Academia General Militar.- Apuntes para su historia».

Ángel Cerdido Peñalver Coronel de Caballería ®

Zaragoza, 17 enero 2021

Blog: generaldavila.com

 

Dese su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Florecen como las margaritas en primavera y esta semana nos hemos encontrado con dos de sobresaliente: la una experta en cibernética y relaciones sociales y la otra en cursilería. Aquí las tienen: otras dos que van al retablo, pero no alcanzando ni la predela se quedan en el sotabanco.

¡YA ESTÁ BIEN, SEÑORAS Y SEÑORES!

 EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ

Entrega octava

 Puesto que esta serie de personajillos que van engrosando el retablo ya se comentan asimismo con sus hechos y dichos sólo haré una ligerísima apostilla; me pregunto. ¿No sería necesario y conveniente que antes de que un personaje que necesita un DIN A4 como tarjeta de visita para escribir r el cargo que detenta, que ocupe el puesto de Coordinadora General de IU en la Comunidad valenciana y Consejera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática de la Generalidad  y se le suelte un pastón al mes en sueldo, dietas y demás gatuperios no se le haga, no sé, rellenar un folio sobre el tema que le apetezca: si se le impone el tema, ¡apaga y vámonos! Porque malo es cuando le da por la climatología; peor es cuando lo “explica” ¡Qué nivel, Maribel

 De la prensa de enero 2021

 UNA DIRIGENTE DE UNIDAS PODEMOS CRITICA QUE LA BORRASCA FILOMENA TENGA NOMBRE DE MUJER

Rosa Pérez Garijo, coordinadora general de IU en la Comunidad Valenciana y que ejerce el cargo de consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática de la Generalitat Valenciana, por Unidas Podemos, ha criticado en un tuit que «a todos los desastres les ponen nombre de mujer». «Dana, Gloria, Filomena… Al Covid también lo pasaron a femenino», ha escrito en esta red social.

NUTRIDO

(Soneto)

 Les vale para un roto o un descosido,

muletilla, del odio, socorrida;

consigna ad infinitum repetida

por tanto soplagaitas revenido.

 

En sus filas, un clan harto nutrido

de iletrados cum laude que, asumida,

gozan de incompetencia desmedida,

la que encuentra en las redes recorrido.

 

Pues que sólo leyendo su mensaje,

-difícil el saber en qué idioma-

y sobre “lo del tiempo” su pirueta,

 

a quien, ligero el coco de equipaje,

mantener  me parece negra broma

y su bolsa llenar, de analfabeta.

 

ooo000ooo

 

EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ

Entrega novena

 Pues sí; uno pensaba que tras aquellas declaraciones que ya comentaremos  de cierta señora  sobre la insana y abusiva relación entre el gallo y las gallinas, el nivel del disparate habría alcanzado su máxima puntuación. Veo, desolado, que no es así: alguien vendrá que listo te hará, diremos parafraseando el refrán; y así ha sido, el nivel sigue subiendo, y de qué manera.

 Porque esta señora, dizque artista del gorgorito, tiene que expresar su descomunal sufrimiento para que así se hable de ella; eso sí, bajando un nivel en los reinos de la víctima maltratada: del animal ha pasado al vegetal. El mineral está al caer: al tiempo.

 De la prensa de enero de 2021

 SORAYA ARNELAS SE DERRUMBA POR EL SUFRIMIENTO DE LOS ÁRBOLES DURANTE EL TEMPORAL

Soraya sufre por los árboles en medio del temporal, y ha recibido fuertes críticas en redes sociales por ello. No solo (sic) eso: su jardín ha sufrido grandes daños, tantos que Soraya no ha podido contener su emoción. Y aquí es donde la cantante ha vuelto a convertirse en Trending Topic en Twitter debido a sus sentidas palabras hacia los árboles en un vídeo en redes sociales donde no podía ocultar su dolor. “Os podrá parecer una gilipollez pero estos días, cuando he visto a los árboles caerse las ramas me daba muchísima pena. Os parecerá una locura, pero sentí como que estaban sufriendo mucho y me daba mucha pena”

Soraya abundó en el sufrimiento de su jardín en otros posts de redes sociales. “Cuando los miro son como una mami y un pequeño”, dijo con una imagen de dos árboles perjudicados. “Ayer me pelee con la nieve para sacarlos porque estaban enterrados y rotos. Me dio un ataque de rabia y me puse a quitar nieve como una loca. Desde que entramos en esta casa hace dos meses los he ido cuidando, limpiándolos para que fuesen creciendo. Llamadme loca, pero me importan los árboles y lo que me rodea”.EVIDENTE

 (Soneto con estrambote)

 Pensaba un servidor en su arrogancia

que aquello lo del gallo y las gallinas

la cúspide alcanzara y las espinas

las que hacen llorar la militancia

 

no se clavaran ya, ¡ay!, mi ignorancia:

sensibles haylas que, por las esquinas,

llorando van. Las nieves asesinas

al reino vegetal, ¡qué intolerancia!,

 

delante de sus mamis, sufrir hacen;

e ingente su aflicción, de pena rotas,

sus lágrimas derraman tiernamente

 

y en darnos la matraca se complacen

mientras logran en sandez altas las cotas…

Pues que, gilipollez, es evidente,

 

la razón le daré,

Doña Soraya;

cursi usted, la que más,

donde las haya.

 

ooo000ooo

 

Y puesto que estamos en fin de semana con más tiempo para dedicar al dolce far niente y para que el mismo esté más cerca de la noticia ya comentada me permitirán que incorpore un tercer soneto. La idea para el mismo me llegó, casi al unísono, de  personas inteligentes, dos amigos, uno virtual y otro, ocasionalmente, presencial. Así es como he intentado darle forma.

 De la prensa de enero de 2021

 EL HOSPITAL CENTRAL DE LA DEFENSA GÓMEZ ULLA, UBICADO EN MADRID, PASA A DENOMINARSE DESDE ESTE LUNES “HOSPITAL CENTRAL DE LA DEFENSA GÓMEZ ULLA, CENTRO SANITARIO DE VIDA Y ESPERANZA”, UN CAMBIO DE DENOMINACIÓN QUE SE PRODUCE EN EL AÑO QUE CELEBRA SU 125 ANIVERSARIO.

DESHONRADAS

(Soneto)

 Los mismos que matar al aún nonato

propugnan se convierta en un derecho;

los mismos, que su adentro satisfecho

parece, con tal cruel asesinato.

 

Sectarios, los de infame su alegato,

que cifran como inútil, un desecho,

al que en su atardecer, ya todo hecho,

suprimen sin el mínimo recato.

 

Cínicos son, los mismos, insolentes,

acólitos sombríos de la muerte,

los que bailan, macabra, la su danza.

 

Y que en sucias sus bocas, incongruentes,

deshonradas oímos, ¡Dios, qué fuerte!,

 palabras como VIDA y ESPERANZA.

 

Don Eufemio, ene. 2021

A J. S. L. de T.

y F. F. de C.

 

(Continuará Dm; y si nos dejan)

NIEVE SOBRE ESPAÑA. Coronel de Caballería ® Ángel Cerdido Peñalver

Ha tenido que venir la borrasca «Filomena», con su nieve y frío, para que nos enteremos de lo que vale un peine. Y sobre todo ver lo que vale Madrid, todavía capital de España muy a pesar de muchos.
El Gobierno madrileño es para la coalición de Sánchez e Iglesias el exponente más claro de las políticas liberales de la derecha y, precisamente por ello, es a diario blanco de los ataques de los dirigentes del PSOE y Podemos. Les duele declarar a Madrid zona catastrófica por la sencilla razón de ser la Moncloa el centro de la misma.
El consuelo es que también este Gobierno pasará; el problema es la herencia que va a dejarnos. Hay que resistir contra la pandemia y contra la política que nos ha tocado vivir, cada vez más fútil y encanallada.
La vida nos está dando una lección que debemos aprender a marchas forzadas; y lo que es peor, aún sin cinturón de seguridad y sin vacuna, aunque con la nueva ocurrencia del ministro de Sanidad no hay ninguna duda que tendremos para todos.
El «ministro en retirada» dice que de los viales de cinco dosis van a sacar seis, no sabe que la industria farmacéutica tiene muy medida y pensada la cantidad que pone en cada vial; y si sobra un poco, no es para sacar otra dosis, sino, sencillamente, por protocolo.
Hay que hablar con propiedad y fundamento, pues las palabras ayudan cuando nos enfrentamos a una nueva situación. Por ello en su día rechacé lo de la «nueva normalidad», «la desescalada», «el distanciamiento social» y otras frases y eslóganes que forman parte de su pretendido adoctrinamiento malintencionado y bobalicón.
Pero para servir hay que saber y cada uno está obligado a conocer su oficio; el honor y la conciencia obligan, en todos los escalones, a renunciar los cargos que no sean capaces de desempeñar.
Con la pandemia las normas han cambiado y por tanto, no vivimos una nueva normalidad sino simplemente una «nueva realidad» a la que hay que adaptarse y en la que no caben ciertos comportamientos que llevábamos a cabo en la normalidad.
¿Y que es eso de la desescalada? ¿ A donde habíamos subido?
Pero lo que más me molesta es el distanciamiento social. Yo no quiero alejarme socialmente de nadie, lo que si hago es un «distanciamiento físico», o de seguridad. ¡Ojalá que nunca nos distanciemos socialmente!
Las palabras no son banales, a veces son armas cargadas de intenciones. Hay que estar alertas y llamar a las cosas por su nombre.
Solidaridad es la que tienen los habitantes de muchos países de Europa después de las muchas nevadas que reciben cada invierno, más frecuentes y copiosas que la que hemos sufrido nosotros días atrás, y que por ley están obligados a retirar de las aceras.
También los madrileños, pues en caso de nevada, la Ordenanza de la capital de España recoge en su artículo 10 el «deber de colaboración ciudadana», por el que las personas que habitan las fincas urbanas y las que tengan a su cargo la limpieza de edificios públicos y otros establecimientos son los que deben colaborar en la limpieza de hielo y nieve de las aceras.
Dicha limpieza de aceras debe realizarse en la longitud correspondiente a su fachada, y en una anchura mínima de dos metros. Si la acera es de mayor anchura, se debe depositar la nieve o hielo a lo largo del borde de la acera.
En otras ciudades europeas también recae en sus ciudadanos la responsabilidad de quitar la nieve. Es el caso de Alemania, las administraciones deben limpiar la calzada y los vecinos, las aceras. Si un vecino no realiza esta obligación, existen sanciones que van hasta los 10.000 euros.
Estos días atrás quedé admirado por la fortaleza de los habitantes de muchos pueblos del Pirineo y del profundo y olvidado Teruel. Son gente que sabe de palas, de solidaridad vecinal, de combatir los fríos inviernos y también de la indiferencia de los alejados centros de poder.
Allí la nieve cae igual de silenciosa, pero se deshiela y se quita con menos polémica, con más blancura y sin la UME.
Como no me fio de este Gobierno, digo como diría el loco:
– «En año de nieves, todo son pulgas».

Coronel de Caballería ® Ángel Cerdido Peñalver

Zaragoza 14 enero 2021

Blog: generaldavila.com

CENTENARIO: ANNUAL 1921. Algunos artículos publicados en el blog. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Desde 1912 y tras el tratado hispano-francés, la acción militar española en África se limitó a ejercer su acción protectora entre Yebala y el Rif, como el tratado le obligaba. Toda su actividad se centró en mantener la autoridad del Sultán de Marruecos y apoyar a la administración mixta marcada en el acuerdo. El levantamiento rifeño protagonizado por Abdelkrim el verano de 1921, con el ataque a nuestras tropas en Annual, fue el comienzo de una nueva situación y el inicio de una guerra de trágicas consecuencias para España. La rebelión del líder rifeño tenía en principio un carácter exclusivamente nacionalista, aunque alimentada con dinero y armas de dudosa procedencia  y una mezcla de xenofobia y de fanatismo religioso. Abdelkrim se enfrentó al protectorado español pero lo que realmente corrió peligro fue la unidad del Imperio, hoy Reino de Marruecos, con el intento de “República del Rif”; algo que conoce el actual Rey de Marruecos. España nunca fue conquistadora en Marruecos sino pacificadora y en amparo de la autoridad del Sultán.

———

LOS ANTECEDENTES

«Tú y yo formamos la tempestad; tú eres el viento furibundo; yo el mar tranquilo. Tú llegas y soplas irritado; yo me agito, me revuelvo y estallo en espuma. Ya tienes ahí la borrasca; pero entre tú y yo hay una diferencia; que yo, como el mar, jamás me salgo de mi sitio, y tú, como el viento, jamás estás en el tuyo».

el-raisuni

El Raisuni

El Raisuni, descendiente del profeta Mahoma y máxima autoridad en la Yebala hablaba así al Coronel Manuel Fernández Silvestre. Era el año 1913.

No tardó mucho en estallar la tempestad. Fue en la sequedad blanca de un mar de cal, una fosa áspera y salada, prohibida a cualquier brisa que osase escalar por las colinas que del Mediterráneo la ocultaban: Annual. ¿Quién se acuerda?

Manuel_Fernández_Silvestre,_de_Kaulak

El General Manuel Fernández Silvestre

El 14 de febrero de 1920 tomó posesión del mando de la Comandancia General de Melilla el General de División del Arma de Caballería don Manuel Fernández Silvestre. Recién llegado hizo un recorrido de inspección por el territorio. Desde la posición de Ishafen, principal campamento en la guerra del Kert, dijo señalando al Monte Mauro:

– «¡Qué hermosa posición! Ahí tenemos que ir».

El jefe de la Sección de Campaña respondió con preocupación.

Hay que envolver el Mauro, no podemos afrontarlo de frente.

¿Como que no?, contestó airado el General.

Diez meses más tarde, el 11 de diciembre, a las doce horas, era izada la Bandera de España en el Monte Mauro. Sus alturas eran el símbolo de la intransigencia, allí se encontraba el foco de la rebelión y todos soñaban con llegar a su cumbre. Dominado el Mauro por la pericia de la táctica, la maniobra y el envolvimiento, al General le sabe a poco y quiere subir a su más elevada cresta. La ascensión es dura. No todos están capacitados para llegar a lo más alto. A sus pies el indomable Rif parece dominado. Desde allí toda altura queda humillada. En la cúspide no caben todos pero están los jeques e indígenas de la zona:

«Debemos dar al olvido el pasado, para que vivan como viven los guelayas, leales amigos de España […]. Se ha terminado la guerra y somos hermanos…».

annual7

No todos están capacitados para llegar a lo más alto.

Éxito sin precedentes en Marruecos, sometidas las cabilas de Beni-Ulixech y de Beni-Said. Los moros entregan el cañón de la tragedia de Busicut, cerca de Alhucemas, donde los bocoias ayudados por los beniurriagueles en junio de 1913, asaltaron al cañonero «General Concha» cuando embarrancó a causa de la niebla. Oculto en un monte cercano, con él hacían fuego en 1914 sobre la posición de Ishafen.

Un punto de atención del trompeta del Alcántara pone a todos de pie en torno al reducto mientras suenan los acordes del Himno Nacional.

El General Silvestre queda subyugado y aislado en su horizonte: en la lejanía cree distinguir Alhucemas. La tentación. Todo parece al alcance de la mano.

Felicitaciones, homenajes, vibrante alocución del General a sus tropas, en español y en árabe, y a los jefes de las cabilas, en la llamada «Fiesta Militar» del 17 de diciembre.

Y llega la palabra del Rey:

«S.M. El Rey me ordena desde Mudela que felicite efusivamente a VE. y al brillante Ejército a su órdenes [… ] y le saludo con el mayor afecto. Dato».

Todas las fuerzas disponibles quedan embebidas en la campaña. No era posible pensar en realizar nuevas operaciones militares. Se había rebasado el límite de elasticidad de las fuerzas del territorio.

Mi General no tenemos fuerzas ni elementos.

IMG_20150702_131041

UNA VIDA AL SERVICIO DE ESPAÑA (Valentín Dávila Jalón)

Dice el Jefe de la Sección de Campaña

Me sobran fuerzas…

Contesta el impulsivo General.

Desde la Sección de Campaña del Estado Mayor solo se contempla ir a Sidi Hoseim y establecer posición en Afrau, para lo que se tiene el beneplácito de los indígenas, y abrirse al mar controlando el tráfico marítimo evitando así el contrabando y dando la sensación de dominio de la zona ante Europa y las cabilas. El resto del esfuerzo debe limitarse a consolidar lo conquistado. No hay medios ni elementos, faltan caminos… Se licencia el reemplazo de 1917.

Alguien, al margen de su Estado Mayor, asesora al General y lo hace basado en dudosas confidencias. Es propicio a ello dada su bondad, carácter impulsivo y sus decisiones poco meditadas fruto de sus prontos.

IMG_20150702_131249

El General Silvestre con su Estado Mayor ven el emplazamiento de Annual

Como consecuencia se ocupa Annual en contra de la opinión de la Sección de Campaña del Estado Mayor. Era el mes de enero del año 1921. El preludio de la tempestad.

La cara de asombro y extrañeza del Jefe de la Sección de Campaña al llegar a Annual hace que el General Silvestre le pregunte.

¿Qué tiene que decir ahora?

Mi General, a mi no se me han puesto los pelos de punta, porque no los tengo, pero me ha salido pelo a través de la calva […], esta posición va a ser una preocupación constante, es un quebradero enorme.

Ahora es necesario operar cuanto antes, con urgencia hay que ocupar Sidi-Dris y establecer posición intermedia en Talilit.

El día que se ocupó Sidi-Dris el caíd de la cabila de Beni Said, Kaddur Namar, dice al General Silvestre:

– «General, el día que vayas sobre Beni-Urriaguel yo iré a vanguardia llevando mil fusiles; ahora te digo una cosa: vas muy bien, pero no pases todavía el río. Déjalos, que ellos se destrozarán y con el tiempo va a madurar el fruto y no vas a tener más que alargar la mano para cogerlo».

Desde ese instante Annual es un callejón sin salida, una trampa para un General que arrastra hacia ella a su ejército. Todo indicaba hacer caso a la Sección de Campaña del EM. y no operar. Consolidar posiciones, arreglar y hacer caminos nuevos. Son necesarios más medios, comunicaciones, dinero y soldados.

Nadie quiso escuchar. Annual: el equivocado y precipitado camino hacia Alhucemas. Empieza la tormenta.

Abarrán será el primer trueno. Arderá el Rif. Después vendrán Sidi- Dris, el Igueriben… y Annual.

Es la historia. ¿Quién se acuerda?

El Rif duerme mientras alimenta su memoria.

Miramos al norte como futuro, ocultamos el sur como pasado. El mar y el viento se necesitan, ninguno es más fuerte ni poderoso, conviven en intercambio necesario. Nadie es más que el otro, ni siquiera más fértil.alcantara-laureada-rey--644x362

El Rif, tierra áspera y salada. Escondida bajo el sol y la noche, no se deja ver por cualquiera. Solo la penetra quien la vigila y la entiende porque vive sus entrañas de humilde pero brava pobreza. Es la única condición que impone para amarla y entenderla.

¡Déjame de ríos, de barcos

y de paseos por Santiponce!

La mata de albahaca que hay en mi casa

es para mí más preciosa que el paraíso.

(Poeta y guerrero anónimo siglo XIII)

El paisaje te hace poeta. Guerrero te convierten sus consecuencias.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

 

LOS OFICIALES DE IGUERIBEN MUEREN PERO NO SE RINDEN (II) (General de División Rafael Dávila Álvarez)

combatientes rifeños

Combatientes rifeños

El comandante Villar, jefe del sector del Kert de la Policía Indígena, entra en el despacho del Jefe de la Sección de Campaña

«Vengo mi teniente coronel a que me dé instrucciones».

«¿Qué instrucciones? ¿A qué se refiere usted?».

«A la ocupación de Abarrán».

«¡Pero si no sé ni una palabra de eso!».

«¿No está usted enterado?».

img_1616Después de una conversación con el comandante Villar el general Silvestre decide ocupar Abarrán. Una operación en la que, sin rigor táctico alguno, sin pensar en sus consecuencias, basada en tendenciosas informaciones, dispone que Abarrán se ocupe por la Policía. ¿Los Tensamán van a regalar la posición?

«…un comandante de huevos».

Cada palmo de terreno esconde una traición y pone en peligro la vida de muchos hombres. Algunos no lo aprenderán hasta que les cueste la suya. Duro y cruel aprendizaje que acaba con los héroes y con la moral de cualquier ejército.

18070619

El General Silvestre

De nuevo hay que asesorar con firmeza y lealtad, sin falsedades ni improvisaciones.

«Mi general, vengo a promover una queja. No sabía una palabra de la ocupación de Abarrán. Si quiere ir a Abarrán hágalo por operación militar…».

«Ya está decidido […] yo tengo en la Policía un comandante de huevos y quiero explotarlos, y él me va a dar Abarrán».

Tres mil beniurriagueles esperan en la harca cercana, el terreno es movido y sin piedras. No hay agua.

A las 0530 del día 1 de junio de 1921 es coronado el monte Abarrán por la columna del comandante Villar, 1461 hombres y 485 cabezas de ganado. La marcha fue penosa y de sumo peligro. 084La cola de la columna llegaría dos horas después de la cabeza. A las 1100, con irresponsable precipitación, se retiró la columna dejando en la posición unos 250 hombres de los cuales 200 eran nativos. A última hora, cuando se está replegando, recibe Villar la orden del general de dejar en la posición, además de la artillería, una compañía de ametralladoras. Será tarde, la precipitación hace que ya no haya vuelta atrás. El enemigo, que vigila cada movimiento, está ya encima.

220px-Capitán_de_Regulares_Juan_Salafranca

El Capitán salafranca. Héroe ejemplar. Un soldado.

Abarrán, atacado y traicionado, caerá el mismo día de su ocupación. Todos sus oficiales mueren heroicamente. Defendieron algo más que aquel inútil palmo de terreno, defendieron su honor ante la muerte, y la incompetencia de su retaguardia. El capitán Salafranca es el jefe y cae al frente de sus hombres, héroe laureado al ejemplo. El laureado teniente de Artillería Diego Flomesta Moya muere martirizado en el cautiverio por negarse a enseñar a los moros el manejo de las piezas de artillería. Capitán Huelva, teniente Camino, Fernández, Reyes… Haidra, el oficial moro de la compañía de Salafranca, que descargó su pistola sobre el adversario y con el último cartucho se mató antes de rendirse.

3La sequedad del momento ha quedado empapada de sangre española. El Rif guerrero respeta la historia y a los hombres que mueren con honor. Los traidores seguirán vivos deambulando.

¿Quién duda del valor de aquellos soldados?

El enemigo sabe maniobrar, conoce la táctica de los riscos y el monte bajo, la emboscada de la sobriedad y la paciencia. No se le ve hasta el último momento. Le gusta transmitir terror, con el que tantea a su adversario. Cuando surge un punto débil ataca, siempre desde lejos, hasta que cae sobre ti por donde no le esperas. Si dudas por miedo tu miedo acaba contigo antes de morir. Es la peor muerte. En este indomable paisaje, siempre igual, siempre distinto, no hay mejor arma que el valor.AFR_Lazaro_BYN_MorosEnElGuruguAgosto1921

Es 2 de junio y se acaba de perder Abarrán. El enemigo busca el flanco y ataca la posición de Sidi-Dris. La harca está formada por las cabilas de Beni Urriaguel, Bocoya y Tensaman. Sidi-Dris tiene buenas condiciones de defensa, cuenta con elementos y el apoyo del cañonero Laya.

iz5bolSe desencadena un feroz ataque que no detiene ni el elevado número de bajas rifeñas, que supera las trescientas. Es tan duro el combate que el cañonero Laya manda refuerzos al mando de los alféreces de navío José Lazaga y Pedro Pérez de Guzmán, que toma el mando de la batería al ser herido el teniente Galán. Al amanecer del día tres era socorrida Sidi-Dris. El enemigo ceja en su empeño al ver la defensa heroica de aquellos hombres. Tiene las de perder y se retira a los montes. Ha sido un cara a cara sin traiciones, un enfrentamiento donde el ejemplo de valor ha sido una constante arenga a lo largo del combate. Lo encabeza el comandante Benítez, jefe de la posición, con el teniente de artillería José Galán y los marinos del Laya.

La tempestad ha comenzado y nadie oye sus primeros truenos.

Día 5 de junio. El general Silvestre conferencia con el Alto Comisario, general Berenguer, en el buque «Princesa de Asturias», frente a Sidi-Dris. Cambio de impresiones. Conclusiones equivocadas. Aquella es una tierra que distorsiona la realidad.13za7pc

Lo resume el telegrama del Alto Comisario al ministro de la Guerra:

«Comandante General considera situación restablecida […], todo esto no es inquietante por ahora».

«Como noticias prensa y particulares hacen sucesos Melilla por su exageración ha podido ocasionar inquietud […]. Estimo puede considerarse situación casi restablecida y que actualmente nada ofrece que pueda ocasionar la menor alarma ni inquietud, quedando en ampliar más informes por carta».

7 de junio de 1921. Se ocupa la posición de Igueriben. Conjugaba su acción con las de Izumar, Annual y Buimeyan. Quedó fortificada y guarnecida por dos compañías de fusiles, una de ametralladoras y una batería ligera. La aguada a tres kilómetros a su retaguardia y dentro de su campo de acción. Aprovisionada para ocho días en víveres y agua.

IMG-20150702-WA0002El 14 Igueriben comunica que grandes núcleos de hasta trescientos hombres tratan de envolver la posición. El 16 los indígenas ocupan la cercana Loma de los Árboles. Hostilizan también el campamento de Annual. El 29 las hogueras delatan llamada general a los rifeños. Se repite los días 7 y 8 de julio. Abd-el-Krim trabaja activamente para sumar contingentes a la harca. Se reúne con ellos en el Amesauro, unos tres mil beniurriagueles. La Comandancia de Melilla no estima la existencia de peligro inminente.

Desde el amanecer del día 17 de julio el Igueriben está asediado por la harca de Abd-el-Krim.

Un convoy de auxilio, y otro, y otro… Comandante Romero López, capitán Cebollino von Lindeman, teniente Nougués, capitán Zappino…, héroes que no buscan defender un trozo de tierra sino un trozo de ellos mismos: sus compañeros del Igueriben. Como en Abarrán, los héroes del Igueriben defienden su honor ante la muerte, el de todo un ejército, incluso la incompetencia de su retaguardia. ¿Quién duda del valor de aquellos soldados?

Hay más rifeños que piedras… y nuestras bajas se multiplican. ¡Ay! ¡El espíritu de las tropas!

igueriben_campamento

La Posición del Igueriben

Hay momentos en que uno se siente atrozmente tentado a asomarse a la trinchera para morir acribillado por los disparos del enemigo. En esos momentos lo heroico es cumplir con tu deber, seguir combatiendo hasta el final: como los del Igueriben. Annual espera, solo eso, espera desesperadamente, incomprensiblemente.

¡Parece mentira! ¡¿Como es posible que nadie les libere del asedio y de la sed?! El miedo es un veneno cuyo síntoma principal es la indecisión que paraliza la mente. Es tan contagioso que puede infectar a todo un ejército. Un veneno más rápido que el de la cobra.

Posición del Igueriben, 21 de julio de 1921. El comandante Benítez, héroe de Sidi-Dris, ahora jefe en el Igueriben, tiene que convertirse de nuevo en héroe. Simplemente tiene que cumplir con su deber. Es un soldado. ¡¡¡Fuego sobre nosotros!!!

capitan-benitez--300x400

El héroe del Igueriben Comandante Benítez

«Solo quedan doce cargas de cañón, que empezamos a disparar para rechazar el asalto. Contadlas y al duodécimo disparo, fuego sobre nosotros, pues moros y españoles estaremos envueltos en la posición».

«Los de Igueriben mueren pero no se rinden».

Un comandante se levanta ante la muerte. Es el ejemplo, él solo es todo un ejército. Poco antes de morir manda un mensaje inquietante. El destinatario parece que no es nadie. No quedan soldados. La retaguardia tampoco escucha. Quizá habla otro idioma. La historia, avergonzada, se hará eco de ello:

«Parece mentira que dejéis morir a vuestros hermanos, a un puñado de españoles que han sabido sacrificarse delante de vosotros».

No abandonar a un hombre en el campo hasta perecer todos. El comandante Benítez escribe el espíritu más bello del Credo de la Legión, el del compañerismo. Se inspirará en él el teniente coronel Millán-Astray. Pero los destinatarios no lo entienden. Sí, hasta perecer todos, por honor. Cuando llega el momento si no lo cumples quedas avergonzado. Para siempre.cache_2445885622

Después de la muerte llegaron los porqués.

Nadie impidió que la harca, desafiante, se concentrase desde el día 12 ante el Igueriben. Se solicitó desde la posición, que los tenían a la vista, cañonearlos y no se permitió. ¿Por qué?

No se reaccionó ante la inusitada concentración de fuerzas enemigas, su fortaleza, agresividad y amenazante actitud. Se observó, con inexplicable pasividad, como la harca construía trincheras frente a la posición. ¿Por qué?

Estaba previsto, ordenado, la ocupación permanente de la Loma de los Árboles desde el primer momento. Esta posición estaba batida desde la de Igueriben y tenía aguada. ¿Por qué no se hizo?

No se socorrió a la posición desde el primer día que fue atacada. ¿Por qué?

Se escondió o no se supo valorar la cruda realidad, material y moral, de las fuerzas de Annual. ¿Por qué?

Decisiones tardías, contradictorias, impulsivas, ausencia de reservas, perdida del espíritu de combate… ¿Por qué?

A primeros de mayo el general Silvestre viaja a la Península. Asiste en Valladolid a la colocación de la primera piedra de la Academia de Caballería y a la entrega del nuevo estandarte.

– «Lo mismo me da no operar; bastante he hecho», dice al llegar a la Península. A su regreso a Melilla repetía sin cesar:

– «Tengo que operar; quiero operar».

¿Por qué?

El Igueriben se ocupó para proteger Annual. Sus soldados lo defendieron hasta la muerte, con heroico valor, pero se sintieron abandonados. Annual, posición equivocada, no estuvo a la altura, ni supo defender ni defenderse. Sed de honor, seca la fuente del valor. Analfabetos de la táctica y la moral.

Desde la ocupación del Mauro hasta que cae el Igueriben han sucedido muchas cosas. Está a punto de ocurrir la decisiva. En la Península no se enteran, no quieren sobresaltos. La tormenta es una tempestad que aún hoy resuena desde el pasado. Está escrito en Annual, Monte Arruit, Melilla, el Rif y Yebala. Conviene ni confundir ni olvidar aquellos sonidos… que no se apagan. Leer el lenguaje de los truenos.

«¡Oh profeta, excita los creyentes al combate! Veinte hombres tuyos aniquilarán a doscientos infieles…».

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

 

ANNUAL 1921. UNA FUERZA QUE SE RINDE ESTÁ DESHONRADA. SU JEFE ES EL RESPONSABLE (General de División Rafael Dávila Álvarez)

Carga-Regimiento-Alcántara

“La carga del Regimiento de Cazadores Alcántara” (Obra del pintor Augusto Ferrer-Dalmau)

«Queda prohibido replegarse o rendirse bajo pretexto de estar desbordado, envuelto, sin municiones o por ver retirarse a unidades o fracciones próximas.

Una fuerza que se rinde sin haber agotado todos los medios de defensa, está deshonrada, y su jefe es el responsable».

moros_3

Combatientes rifeños

El Rif es una tierra hostil donde se sobrevive con paciencia, se conoce cada signo del paisaje y se aprende leyendo en los rostros de los hombres. Se vive a la vez que se acecha. El guerrero interpreta las palabras y los gestos, cada movimiento, y automáticamente los procesa en su memoria del tiempo. Cualquier síntoma se analiza y cualquier debilidad se aprovecha. Su intención, siempre, intimidar a la pieza, buscar su fragilidad.

En Abarrán el enemigo empujó la puerta y esta cedió. Al entrar en el Igueriben nadie respondió; pudo comprobar la debilidad de su retaguardia. El edificio ya estaba en ruinas: Annual. El enemigo buscó su pieza. El trofeo era un general de huevos.

Las órdenes y las no órdenes condujeron a la desmoralización. Se impuso el miedo. Un ejército no es un número de hombres armados. Es mando y disciplina. Si falla cualquiera de las dos, deja de ser un ejército. Las consecuencias son peores que una derrota, son una deshonra.30cr3p3

No son razones de índole material las que llevan al sacrificio. Estar convencidos de que se lucha por una causa justa ha sido históricamente para los soldados su asidero moral más firme ante la brutalidad de la guerra. El honor y la honra siempre han sido sentimientos que han acompañado a las unidades moviéndolas hasta límites insospechados. Cuando no se lucha con convicciones morales, cuando cada uno va a lo suyo y no hay una referencia a seguir, un ejemplo a imitar y una disciplina moral que cumplir, solo se lucha por salvar la vida y ese es el momento a partir del cual se empieza a perder la moral, el combate y la vida. Camaradería y fraternidad, disciplina, instrucción, adiestramiento, pero sobre todo mando, acción de mando. Concebir, decidir, preparar y dirigir. Decidir: exclusiva responsabilidad del mando. Sus consecuencias también.

Por la falta de un clavo fue que la herradura se perdió.

Por la falta de un General fue que la batalla se perdió.

Todo se vino abajo.

«…y con ser desastrosa la situación que le pinto de recursos materiales, lo es mucho más la moral que se ha perdido en casi todos los restos de este ejército. La moral de la tropa es tan deprimida que no me comprometo a operar. No se trata de reforzar un ejército con elementos nuevos, sino de crear un ejército».

El general Berenguer, en carta al ministro de la guerra, describe así la situación que se encuentra al llegar a Melilla después del desastre.

defensa-rey-ejercito-laureada-regimiento-alcantara-011012-portada

SM el Rey Don Juan Carlos I impone la corbata de la Orden Laureada de San Fernando al Estandarte del Regimiento Alcántara .

Nos seguimos preguntando el porqué. Pocos. La mayoría ni sabe ni le interesa. Algunos incluso miran para otro lado. Recientemente con tristeza vimos la lucha partidista para la concesión de la Laureada de San Fernando al Regimiento de Cazadores de Caballería Alcántara por su heroica actuación en la retirada. Al fin su concesión llegó gracias a la voluntad de SM el Rey Juan Carlos I, el cambio de gobierno y el decidido apoyo de alguno de sus miembros.

¿Por qué se produjo el desastre? El Jefe de la Sección de Campaña lo dejó escrito:

«Habíase realizado un esfuerzo colosal, con unos resultados verdaderamente grandiosos; pero precisaba una ráfaga de quietud y cachaza y habilidad para consolidarlo y quebrantar el frente.

La situación de la zona era buena, no se había llegado a nuestro establecimiento engendrando odios; al contrario, se logró un prestigio de guerreros y caballeros […]. Vino lo de Abarrán … Lo que ocurrió después fue fruto de la ineptitud, seguida de incomprensible e inexplicable aturdimiento generador de lo que sonroja…

Se llegará a recuperar el territorio perdido […], pero los efectos conseguidos tardarán mucho tiempo en volver a aparecer, para contrarrestar los sedimentos de los odios producidos y mientras estos subsistan el problema seguirá agudizado».

Duro, incomprensible para muchos, el oficio de soldado. Ser la mejor infantería del mundo no se gana de farol…

Esta es una historia áspera y amarga pero jamás para avergonzarse. El oficio de soldado es tan duro como humano. De la historia se aprende y conocerla, sin mitos ni intereses espurios, te redime de los errores. Es la única forma de no volver a cometerlos.

Primero fue Abarrán, algo sin importancia, después… el desastre.

Conviene saber leer los signos de los tiempos y los rostros de los hombres. Cualquier pequeño detalle tiene su importancia.

Puede ser que volvamos a pisar más fosas como Annual. Quizá ya estemos metidos en alguna. El riesgo no está solo en el escenario, sino fundamentalmente en el honor y la honra.2vkkbr5

«Una fuerza que se rinde sin haber agotado todos los medios de defensa, está deshonrada, y su jefe es el responsable».

Hay muchas formas de rendirse. Ninguna es buena. Para un soldado todas son una deshonra.

General de División (R) Rafael Dávila Álvarez

 

 

DESPUÉS DE FRANCO LAS INSTITUCIONES O LA PRUDENCIA DEL PRÍNCIPE Rafael Dávila Álvarez

«Después de Franco, las Instituciones». La frase la pronunció Jesús Fueyo y el análisis del tiempo pasado denota que la única Institución que ha estado a la altura ha sido la Corona.

El resto de Instituciones han dejado pasar el tiempo o el tiempo ha pasado por ellas dejándolas lisas y moldeables.

Decía Alejandro Magno que la carga de un rey es hacer bien y oír hablar mal de sí.

Como nos demuestra en El Príncipe, Maquiavelo conocía la vida de Alejandro al que admiraba y del que, con asombro, se pregunta cómo «llegara a ser dueño de Egipto y del Asia Menor en pocos años y , muerto apenas había conquistado tales territorios, cuando parecía razonable que se alzaran en rebelión, los sucesores de Alejandro los conservaron sin hallar otra dificultad que la derivada de su ambición personal».

En la obra de Maquiavelo hay mucho de la vida y comportamiento de Alejandro, uno de los personajes de la historia que más misterio encierra, lleno de modernidad, y ejemplo vivo que perdura a través de los tiempos.

En su gravedad de muerte da muestras de lo que significa para él ser el rey: «En la situación en la que me encuentro, nada valen los remedios lentos ni los médicos indecisos. Me es preferible morir con arrojo a tardar en curarme. Así pues, si los médicos tienen algún recurso o alguna destreza, han de saber que, más que un remedio a la muerte, lo que busco es un remedio a la guerra».

El Príncipe de Maquiavelo, está plagado de referencia, mudas o no, a la vida y mando del rey Alejandro, de su sabiduría.  Antes de terminar avisa al Príncipe de las distintas clase de inteligencia y le alerta contra los ministros que le rodean y los peligros de su inteligencia: «Unos entienden las cosas por sí mismos, los segundos evalúan correctamente lo que entienden otros y, por último, los terceros no entienden ni por sí mismos ni por los demás» […]. Pero ¿cómo puede un príncipe conocer al ministro?». Maquiavelo señala lo que a lo largo de los siglos es «un procedimiento que no falla nunca»: «Cuando ves que un ministro piensa más en sí mismo que en ti y busca en todas sus acciones el provecho propio deduce que ese individuo ni será nunca un buen ministro ni podrás nunca fiarte de él porque aquel a quien se ha confiado el gobierno no debe pensar nunca en sí mismo sino siempre en el príncipe».

De manera que desde Alejandro Magno, antes Homero, después la época florentina y el renacimiento de un nuevo mundo, nada cambió.

Sé que ustedes entienden las cosas por sí mismos, por lo que este artículo, de manera clara y rotunda, solo va dirigido a aquellos que no entienden ni por sí mismos ni por los demás. No es necesario dar nombres.

Queda claro y más explicaciones sería perder el tiempo, que no se puede decir como lo hace Maquiavelo.

Es por lo que termino como él en El Príncipe: «…porque los hombres son siempre malos de no ser que la necesidad los torne buenos. Ha de concluirse por eso que los buenos consejos, vengan de quien vengan, conviene nazcan de la prudencia del príncipe y no la prudencia del príncipe de los buenos consejos».

Sin duda los buenos consejos son, hoy por hoy, interesados y partidistas, las Instituciones están a la vista, aunque se distorsione la visión.

Nos queda la prudencia del Príncipe. Solo.

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

11 enero 2021

 

ESPAÑA 10 ENERO 2021 Vicente Díaz de Villegas y Herrería Soldado de España

Año de nieves año de bienes”, así es la naturaleza y de todo sacaremos fuerza.

Medir y respetara las personas, en base a su poder mundano, es lo que se lleva, “tanto tienes tanto vales”. Es el poder mundano de la imposición, del control, del chantaje, de las influencias, de las relaciones sociales, culturales, económicas y sobre todo es el poder político, quizá con intereses inconfesables “quien al buen árbol se arrima buena sombra le cobija” y llegado el momento ¿“qué hay de lo mío”?

El ser humano se interroga sobre su existencia, sobre la “lucha” entre las tinieblas y la luz y la lucha entre el bien y el mal, sobre la necesidad de verdad y sobre la muerte.

La peor oscuridad es vivir alejado de la verdad, vivir en la mentira. En los últimos tiempos hemos visto que al aumento de la mentira, propagada y encelofanada, se ha sumado la incapacidad técnica y el vacío moral, aumentando con ello la confusión. Recordando el 2020, podríamos acordar, que ha sido un año de desinformación, un año de oscuridad, de no saber, de muerte.

Sócrates afirmaba: Toda nuestra vida ha de consistir en reflexionar sobre la muerte y prepararse para afrontarla. Y Yagyu-Tajiama-no-Kami, maestro del Emperador, Quien conoce la muerte conoce la vida y quien se despreocupa de la muerte se despreocupa de la vida.

A la ocultación del riesgo, en base a intereses ideológicos y con evidente desprecio a la vida… de los demás, se ha añadido la ocultación de las muertes.

La muerte como final absoluto es la gran mentira, un vacío que los cristianos, aunque nos apene, superamos apoyados en la Esperanza que no defrauda.

Vittorio Messori en su  “Apostar por la Muerte”. “La propuesta cristiana Ilusión o Esperanza”, afirma, entre multitud de razonamientos, que “la Ideología como visión preconcebida del mundo se emplea como filtro constante entre sus adeptos y la realidad”. “El seguidor de cualquier ideología no razona en base a criterios de verdad, humanidad, razón o sentido común, sino que todo lo juzga a través de su filtro ideológico”. Y muchas veces los filtros son intereses de política de partido. De ahí el desprecio y negación de la realidad cuando no coincide con su esquema. Si lo hechos no coinciden peor para los hechos”. La gente es tonta dirían Tip y Coll.

“Las ideologías modernas de izquierdas, centro o derechas pretenden ser científicas -economía de mercado, ingeniería histórico-social, racismo, nacionalismo- pero se ordenan a un único fin político, el poder, la dominación”.

No se trata de facilitar la vida, de SERVIR A, que eso es ad-ministrar, sino de dominar la vida de los demás.

La mayoría de los diputados varones, no han jurado o prometido nada por España. Además muchos tampoco han jurado o prometido la Constitución y otros son perjuros. ¿Es Democracia no respetar la Constitución, las leyes, las normas? ¿Da prestigio?

Está claro que al macro-ejecutivo le sobra el legislativo y el judicial, o sea les sobra la democracia, y que han elegido un camino de imposición y enfrentamiento social donde todo vale. La deriva totalitaria -diktatura=dekretura- de un gobierno, paradójicamente anunciada por el propio Sánchez (“…es evidente que tanto Iglesias como Monedero y otras personas de la cúpula de Podemos han colaborado asesorando política y económicamente al régimen de Maduro …. He visto propuestas … referéndum revocatorio, policía propia de la vicepresidencia, Jueces y fiscales afines,…) hablando de sus actuales socios autodeclarados comunistas y enemigos de hecho de España y de la Constitución desprestigia a España y a los Españoles que se sienten traicionados. Dime con quien andas y te diré quien eres.

Pero, como ocurrió antes de la 2ª Guerra Mundial, que nadie espere que Europa nos solvente nuestro problema si nosotros no nos esforzamos. Un “ aspirino” –hoy Cuerpos Comunes- en la Academia de Infantería de Toledo, como nuestro compañero el Capitán farmacéutico Martín asesinado por ETA en 1983, repetía, un poco duro ,“cuando te mueres tu se muere tu mejor amigo, ni tus padres, ni tu mujer, ni tus hijos,…” Pues si España muere lo sufrimos los españoles como lo han sufrido nuestros cerca de 80.000 muertos por el COVID y sus familias.

 Svetlana Aleksievich, premio Nobel de literatura en su “El fin del Homo sovieticus” escribe: “Muchos vieron en la verdad un enemigo. Lo mismo que hicieron después con la libertad.

“Fui parte de una gran batalla perdida en favor de una genuina renovación de la existencia” escribía Shalamov, aun idealista, que pasó 16 años internados en los campos de Stalin.

Cabe recordar aquí que el Parlamento Europeo aprobaba el 19 de septiembre de 2019 una Resolución sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa, condenando los crímenes cometidos por los regímenes nazi y comunista en el siglo XX, algo que no inquieta al gobierno de España  con su ley de memoria histórica que no los incluye, pero si desprestigia a España entera.

Sin incidir en el pacto “democrático” entre Daladier, Chamberlain e Hitler, que admitió la entrada de Hitler en los Sudetes de Checoslovaquia y la remilitarización de la Renania, recuerda la Resolución que fue el Pacto Molotov-Ribbentrop (1939),  entre la Rusia comunista y la Alemania nazi (ya mencionados aquí), al que siguió la invasión de Polonia, primero por Hitler seguido por Stalin (mentor de Negrín)  y la anexión por parte de la URSS de partes de Rumanía y de las repúblicas de Lituania, Letonia y Estonia, el desencadenante de la 2ª Guerra Mundial. Recuerda la Resolución los asesinatos en masa, genocidios y deportaciones por los regímenes nazi y comunista, causando la pérdida de millones de vidas humanas y la libertad de muchas más en el siglo XX.

Sin tener presente los asesinatos de miles de Católicos en España por los comunistas entre 1936 y 1939, si subraya específicamente elHolocausto  de millones de judíos, a mano delos nazis y condena los crímenes contra la humanidad y las violaciones masivas de los derechos humanos perpetrados también por los regímenes comunistas. Tras la Segunda Guerra Mundial 1945, muchos países europeos quedaron privados de dignidad hasta 1989, sometidos a diKtaduras, bajo ocupación o influencia de la comunista URSS.

Subraya la Resolución que, mientras los crímenes nazis fueron castigados en los juicios de Núremberg, no lo han sido los crímenes del comunismo que urge enjuiciar moral y jurídicamente para honrar la memoria de sus víctimas, condenar a los autores y establecer las bases de una reconciliación basada en la verdad y la memoria.

 En España como en Europa falta enjuiciar pública, moral y jurídicamente todos los crímenes terroristas de los cobardes de ETA, (sus representantes negocian con el gobierno actual en contra de los intereses de España), para una reconciliación basada en la verdad y la memoria y el arrepentimiento.

Quienes tan seguros están de representar al pueblo español, sede de la soberanía nacional, debieran plantearse hacer referéndums nacionales, en vez de diktats, sobre las leyes de la vida de los no nacidos, terminales y suicidas, sobre la Unidad de España, sobre la Defensa inmediata de la posición Española en Gibraltar, aguas Canarias, Ceuta y Melilla, sobre las subidas de las eléctricas y el parón nuclear, sobre la ley de violencia de género, sobre la proporcionalidad parlamentaria -una persona un voto y con el mismo valor-, sobre la enseñanza del Español en cualquier lugar de España, sobre la Monarquía, sobre la inmigración ilegal, sobre las subvenciones amistosas, sobre la eficiencia de una administración escalonada duplicada, sobre los traslados de etarras

Es necesario un debate necesario, con acceso democrático en tiempo y forma en todos los medios para el mismo, con preguntas claras, lo demás son mentiras como sus declaraciones y contradeclaraciones, en definitiva un fraude a la Democracia, oscuridad y rencor.

El liderazgo en los países europeos y occidentales sufre, como en España, de un vacío moral pero mantiene, a diferencia liderazgo español, la defensa de sus Naciones, tanto más cuanto más esclavos fueron del comunismo.

Pandemia 1 España 0, Nevada1 España 0, Riesgo-amenaza a España 1, Defensa exterior España TBD???

Ante este panorama, mejor nos alegramos fijándonos y aprovechando el poder de un rostro iluminado de humanidad, de una mirada de bondad, de unas palabras sencillas, y bellas que nos conmueven, de un gesto de solidaridad. Es una maravilla que pasa, un poder atrayente que colma y nos transciende, que no se apoya en la fuerza del miedo, del engaño, del chantaje…, sino en la generosa fuerza del afecto, de la compasión y de la ternura.

Este poder es el que debemos resaltar, apoyar y gozar como el de los que SIRVEN con una sonrisa en hospitales, o como voluntarios o policías en la calle, o soldados siempre discretos cerca o lejos, o anónimos buenos de cada barrio, o compañeros de trabajo, o viajeros, o mujeres llenas de alegría rezando en clausura por todos, o misioneros entregados por amor, …

Es el poder escondido en el corazón de todos los hombres, creados a imagen y semejanza de su Creador, alegres, libres y sin miedos. “No temáis”, parafraseando a Jesucristo repetía incansable san Juan Pablo.

Vicente Díaz de Villegas y Herrería

Soldado de España

10 01 2021

Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

En el Pabellón de Maternidad del antiguo “Gómez Ulla” nació Carlos, el mayor de mis hijos y en su capilla neogótica preparada por las monjitas fue bautizado; y en una ocasión, aquejado de un cólico nefrítico un joven capitán compartió una de sus vetustas salas con un guardia civil ya mayor a la que su mujer que lo visitaba todos los días le llamaba por su apellido: “Rodríguez, ¿Qué tal has pasado la noche? le decía cada mañana al llegar y con “Rodríguez, que duermas bien” se despedía hasta la mañana siguiente. No sé si esta costumbre de así llamarse sigue en las relaciones conyugales de los componentes del  benemérito Cuerpo. Resuelta mi dolencia abandoné el hospital, al que en ocasiones volvía para visitar a compañeros enfermos o lesionados en acto de Servicio, ¿verdad, Pepe?

 Hoy la, también, benemérita institución ahora modernizada sigue cumpliendo su primitiva misión de asistencia al personal militar y sus familias; misión que se ha visto ampliada incluyendo en la misma a los ciudadanos de Madrid,  diversificada con otras que cumple con profesionalidad y eficacia.

Y el “Gómez Ulla” ha cumplido 125 años; con tal motivo y con buen criterio se ha decidido desde el Ministerio de Defensa recompensar su labor; dedicarle un homenaje y concederle una distinción.

 Pero resulta, como es  conocido que el, perdón, rojerío gobernante es bastante cicatero en la concesión de recompensas y reconocimiento de méritos, a los demás, se entiende. A la Soldado Idoia Rodríguez fallecida en Afganistán por efectos de una, humanitaria, mina cuando conducía una ambulancia se le escatimó la Cruz MM con Distintivo Rojo por considerar que el hecho no se había producido en “situación bélica”: Después, hubo que echar marcha atrás, y concedérsela. Pero, claro, cambian las consideraciones cuando el recompensable ha de ser el propio ministro: Recuérdese la heroica actuación de J. Bono, que sí “se” la concedió; para lo cual se tuvo que incumplir el Reglamento. Y se incumplió.

 Ahora, la titular, Dª Margarita Robles ha firmado la Orden, una parte de  cuya exposición de motivos que argumenta la concesión del galardón se puede leer más abajo. Humildemente creo que el más que centenario centro sanitario militar se merecía algo más: ¡Cutres y, además, cursis!

De la prensa de enero de 2021

 EL HOSPITAL CENTRAL DE LA DEFENSA GÓMEZ ULLA, UBICADO EN MADRID, PASA A DENOMINARSE DESDE ESTE LUNES “HOSPITAL CENTRAL DE LA DEFENSA GÓMEZ ULLA, CENTRO SANITARIO DE VIDA Y ESPERANZA”, UN CAMBIO DE DENOMINACIÓN QUE SE PRODUCE EN EL AÑO QUE CELEBRA SU 125 ANIVERSARIO.

El Boletín Oficial de Defensa (BOD) publica la Orden Ministerial 1/2021, de 2 de enero, por la que se cambia el nombre del centro sanitario, que “ha contribuido muy eficazmente no solo a salvar un gran número de vidas, sino también a aumentar la esperanza de muchos enfermos y de sus familias en su curación y en la preservación de la calidad de su salud”.

RECOMPENSAS

 (Soneto)

 Benéfico el quehacer, por meritorio,

ha tenido, ya ven, su recompensa;

laudable su labor, tremenda, inmensa:

un trabajo plausible y laudatorio.

 

Pareciera, de modo perentorio,

que a tan larga andadura, vida extensa,

vocación de Servicio, fiel, intensa,

se habría de responder por lo notorio.

 

 Y aquella al fin llegara esplendorosa,

con una distinción alta y brillante:

¡Menudo el galardón, p´a qué la bulla!

 

Que en formal decisión, ¡cuán generosa!,

algo, sí, pelín cursi y petulante:

¡Retocaron el nombre al “Gómez Ulla”!

Don Eufemio, ene. 21

A Jorge Ortega.

 

————–

SEÑOR SÁNCHEZ: ¿SOBRA EL MINISTERIO DE DEFENSA O USTED? Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Se lamentaba Francisco I en el momento de ser derrotado en Pavía y hecho prisionero por el guipuzcoano Juan de Urbieta: «Ni un amigo me queda para unir mi espada a la suya». Cuando llega prisionero a Madrid y ve por sus calles a los niños jugando con espadas de madera exclama: «¡Bendita España, que pare y cría los hombres armados!».

De repente alguien te trae un recuerdo que te ilumina. En España hay buena memoria, suele ser para lo malo, ¡hay tanto! Siempre ha sido una nación dispuesta al sacrificio y entrega y —¿por tanto?— muy atormentada.

La pluma y la espada han sido manejadas con maestría reconocida, la misma mano portadora, ahora de una, luego de la otra. Ambas afiladas y penetrantes hasta lo más hondo: el corazón.

Nuestro Siglo de Oro se movió entre estas artes y la misma mano que manejó la espada, o la pica las más veces, cogió la pluma para contarlo. Cervantes, Calderón, Lope, fueron soldados; cosa que no fue Shakespeare.

La sintaxis es combate, disposición de letras para entrar en la lucha incierta. Hieren y causan bajas como las formaciones de las tropas; mal utilizada es derrota, tarde o temprano caes en la batalla de las letras.

La pluma escribe la historia, no menos lo hace la espada.

La Ilíada es un texto hecho para siempre con las primeras letras que el hombre se va a transmitir de generación en generación; donde se descubre el honor y la traición. Entre otras cosas: todo.

El recuerdo con el que ayer me entristecieron hace reflexionar, mirar atrás con el esfuerzo y riesgo que conlleva. Palabras que son traiciones.

Verdad y honor son los conceptos heredados y con los que se construye todo lo que merece la pena, sólidos muros y fortificaciones. Sobresalen en los textos escritos con grandeza. Son una misma palabra, al menos inseparables.

La palabra es tu honor y tu verdad o no merece escribirla ni pronunciarla. De cualquier hombre solo queda eso; en alguna de sus formas. Hasta con el gesto haces sintaxis. No se olvida y se convierte en su corona de diamantes o de espinas.

Cuando la palabra deja de tener valor, hoy una, mañana otra, nos movemos entre sombras, en una realidad como en la cueva, ¿recuerdan? El que dice la verdad es rechazado por molesto.

Estamos viviendo situaciones desconocidas, creo que muy preocupantes, tanto que, como pidiendo socorro, la sociedad reclama a los ejércitos, ¡que vengan los soldados! Es una señal de temor. De siempre el soldado ha sido el último recurso para la salvación ante el riesgo máximo. Hay otros intermedios antes de tener que acudir a ellos.

¡Que vengan los militares! Preocupa. Algo siente la gente. El temor ante algo desconocido (y tan seguido), provoca inseguridad cuando se ve la incapacidad de los que deben asumir las decisiones.

El recuerdo me llega. Es del año 2014. Se pronuncia el señor Sánchez:

—¿Qué ministerio sobra y qué presupuesto falta?

—Falta más presupuesto contra la pobreza, la violencia de género… Y sobra el ministerio de Defensa.

¡Que vengan los militares! Allí están sonrientes, callados, firmes, conocedores de su trabajo, dando confianza.

A pesar de su presidente que se mueve como una sombra que dice y no dice nada coherente y bueno.

Se lo recordamos a ustedes. A él le trae sin cuidado.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

12 enero 2021

 

COMUNIDADES EN ALERTA. MIEDO EN LA MONCLOA Rafael Dávila Álvarez

Me llegan noticias del augur, que es la nevada, (año de nieves…) de los problemas que el Gobierno está teniendo con sus aliados y que puede llevarle a situación extrema. Por si acaso han cerrado las puertas de la Moncloa y se han blindado tras el parapeto de las promesas del inquilino; que se hacen insuficientes.

Preparan la estrategia que básicamente se centra en un ataque a Madrid. Una batalla, desde fuera, para reconquistarla y repartírsela.

En España hemos dejado de ser españoles para ser andaluces, aragoneses, asturianos, baleáricos, canarios, cántabros, castellanomanchegos, castellanoleoneses, catalanes, extremeños, gallegos, riojanos, madrileños, murcianos, navarros, vascos o valencianos, ceutíes o melillenses. Menos españoles, de todo. Hemos perdido nuestra identidad. Cuando vienen mal dadas, como ahora, la descarnada realidad se convierte en terror. Miles, incluso millones de personas deberían estar ya vacunadas contra el virus, pero algo ha fallado. Era de esperar. ¿La razón?: Aquí mandan todos, lo que equivale a decir que no manda nadie. El mando único es necesario; diecinueve mandos es un caos. Eso es España: confusión, desorden. El de Andalucía, el de Aragón, el de Asturias… mientras el de Moncloa se encierra en su inutilidad y pregunta por las encuestas y su imagen.

El concepto militar de Logística dice que «es el conjunto de previsiones, cálculos y actividades de los Servicios para proporcionar a las Fuerzas Armadas los medios de combate y de vida necesarios para el cumplimiento de su misión, en los lugares adecuados y en los momentos oportunos» Ni previsión, ni cálculo; ni cumplimiento ni lugar ni momento. Esto se parece a Moncloa.

Una máxima de la logística es que en época de escasez hay que centralizar los medios disponibles. En manos de quien debe saber, organizar y repartir con la diligencia y capacidad que exige el mando, es decir la responsabilidad. Está claro: no saben.

Cuando se está entre aficionados, incluso de la política, pasa lo que estamos sufriendo. Pero cuando esas manos pasan de lo inútil a lo malo perdemos el control de quien nos controla.

Me escribe una lectora del blog: Más de 70 años, diabética tipo 1, hipertensa. Tiene que cuidar a sus nietos y recogerlos en el colegio. No hay ERTE para su hija, ni teletrabajo. Limpiar casas es presencial. Ella, casada con funcionario, se acoge a la Sanidad privada, una compañía con la que lleva toda su vida junto a su marido. Ha llamado a esta compañía de salud privada (muy conocida) para ver como se gestiona esto de la vacuna contra el virus. Nadie sabe nada; no hay vacunas ni nadie les ha dado noticias del proceso. Nada de nada.

Hablo con un médico amigo que atiende en un servicio de urgencias público, de esos que están día y noche salvando vidas y en contacto con miles de casos en la calle. No sabe nada. Ni les han vacunado ni se espera.

Diecinueve mandos con el remedio en sus manos, pero sus soldados se mueren y los hospitales se colapsan. Al final será el Ejército de todos el que tenga que acudir allí donde no quieren estar con todos, sino mandados por lo inútil. No hay ningún problema con la tropa ni con el armamento, sino con el que la manda. No es hacerse obedecer, sino mandar. Como siempre.

Es hora de que alguien se ponga al frente de la situación. Retirar a los aficionados, asumir la responsabilidad, sin compartirla con nadie. Para ello es necesario: confianza en sí mismo, amor a la responsabilidad, firmeza de carácter, elevado espíritu de sacrificio y serenidad ante el peligro. Todo ello antes de que haya más muertos.

En Moncloa, nadie sabe si se vacunan o no. Su única preocupación es el malestar que reina entre sus socios de Gobierno y salvar el trasero que se sienta en esa poltrona.

Hay miedo en el palacio. Una imagen borrosa. Me alegro; sin olvidar lo peligroso que es, como bien saben los pastores, tener al lobo acorralado.

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

10 enero 2021

FRÍO Y NIEVE. Rafael Dávila Álvarez

Por ahora no es necesario aprender a hacer fuego o sembrar tomates en la ventana de su casa. En un futuro quien sabe.

Les contaré una anécdota. Cuando yo era un joven teniente de Operaciones  Especiales, hacíamos prácticas de supervivencia invernal en un pueblecito de la provincia de Burgos. Dormíamos en iglús construidos por nosotros mismos, estancias confortables cuando no hay otra cosa a mano. El caso es que un día recibimos el aviso a través de la Guardia Civil de que el alcalde de un pueblo cercano quería hablar con el máximo responsable de la unidad. Bajamos a verle y mayúscula fue nuestra sorpresa cuando nos dijo que habían desaparecido todos los perros de pueblo y que si nosotros sabíamos algo de aquello. Era evidente. Las noches en los iglús no dejan de ser bajo hielo y el calorcito de un perro junto a tu saco de dormir es una estufa natural inigualable. Los perros por algo de comida siguieron a los soldados hasta sus elegantes, pero frías estancias y el que no,  fue convencido. De estos últimos, pocos, porque desde tiempos históricos los perros han seguido a las tropas fielmente.

Supervivencia es sin duda buscarse la vida. Unos son más aptos que otros, pero tiene sus reglas que todos deben compartir.

Todas, reglas, normas, y procedimientos se resumen en uno: disciplina.

La disciplina es doctrina, instrucción de una persona y de un grupo, especialmente en lo moral. Y sin duda la observancia de unas normas de comportamiento tanto interno, individual, como en nuestra relación con los demás. Instruir, aprender, entrenar, ejercitar y asumir. No es fácil cuando todo está a tu alcance, pero sin práctica habitual, cuando vienen mal dadas, es difícil asumir los comportamientos.

Comer sapos o culebras, hacer fuego en la nieve, pescar con las manos, hacerse una choza, comer hierbas del monte o ratas de cloaca es una simple anécdota. La vida te pone en peores trances y La vida del Buscón llamado don Pablos es un retrato diario que cada vez más se repite. Lo importante para supervivir es vivir en continuidad de comportamiento, en saber sufrir y aprovechar cada ocasión, mala o buena, que todas traen algo para alimentarse. El que se queja o lloriquea se queda en el camino.

Disciplina. Conocí en aquella época del Paleolítico al máximo exponente de la supervivencia: el Capitán don Teodoro Palacios Cueto, héroe de la División Azul y Laureado de San Fernando. Once años, tras la durísima batalla de Krasny Bor (10 febrero 1943), estuvo prisionero en distintos gulags, al cual más cruel, pasando por celdas de castigo y siempre al mando de sus hombres con una  dignidad ejemplar y que asombró al mundo. Su historia fue relatada por Torcuato Luca de Tena en Embajador en el infierno. Regresó a España en 1954 y allá por los años setenta tuve la oportunidad de establecer amistad con él mientras practicábamos escalada en los alrededores de Potes, lugar donde vivía.  Un día me atreví a entrar en su intimidad.

-¿Mi general como pudieron aguantar tanto tiempo en aquellas condiciones?

No lo dudó un instante: disciplina, mi teniente. Desde que amanecía hasta que llegaba el sueño se mantuvo una férrea disciplina individual y de grupo. Nos apoyamos y vigilamos los unos a los otros. En cuanto veíamos que uno decaía no le dejamos ni un minuto. Pensábamos con él, vivíamos con él y por él. Cuando empezaba a llamarnos pesados es que ya estaba salvado.

Me enseñó algo más importante: adivinar el primer síntoma de derrota. Cuando veíamos que uno de nuestros hombres dejaba el aseo personal cada mañana, no se lavaba ni afeitaba, no se cambiaba, daba el aspecto de dejadez, ese era el síntoma más claro de que empezaba a venirse abajo. La férrea disciplina se llevaba en todas las actividades, aseo personal, trabajos, reuniones (cuando nos dejaban), triquiñuelas e invenciones, juegos, hasta creamos una revista; el ingenio personal de cada uno era aprovechado por el conjunto. Nunca permitimos a nadie estar solo. En definitiva una vida nueva, dura y repugnante, dolorosa, pero era una vida, no podíamos elegir otra y lo que hicimos fue rellenarla de disciplina, entre todos, como una compañía que éramos.

Todos aguantamos, todos resistimos con la esperanza del día a día, sin planteamientos a largos plazos, sin permitir que nadie contagiase la enfermedad que provoca la soledad y el abandono. La vida se ralentizaba, teníamos tiempo para vivir, mal, pero despacio y entonces salió de cada uno de nosotros lo mejor que teníamos.

Mi teniente, acabó diciéndome, tú sabes que esas cosas del honor y del valor, del amor a tu patria, del ejemplo y la virtud, no son palabras hueras sino una realidad que se muestra en toda su crudeza y realismo en situaciones extremas. Así somos los españoles.

Estábamos sentados en una pequeña taberna de Potes. Nevaba y por la ventana se veían solo gruesos copos de nieve.

-Podría odiar esta nieve y el frío, pero me reconforta y recuerda que cuando el hombre saca las ganas de vivir no hay fuerza de la naturaleza que pueda con él.

-Sí; mi general.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ

Una vez entronado en el ático el titular de este retablo- v. en este blog LA TARJETA de 22 de diciembre pasado-  y acoplados ya algunos de los personajes que lo han de componer; a la espera de ir completando cada uno de sus calles, cuerpos y casas, se me ocurre que en el banco o predela del mismo  podría ir esa serie de directores generales, nacionales (perdón) y autonómicos que van ocupando las no despreciables poltronas de la baja nobleza de esta nueva casta -que Dios, no, guarde- y que en número incontable medran al amparo de las ubérrimas ubres del Estado, al que denuestan y odian, “mayormente”, que diría el enterado de serie televisiva de tercera.

Ejemplo clarividente es el personaje que hoy nos ocupa y preocupa, el Director General de Participación Ciudadana y Derechos Humanos de la Consejería de Igualdad, Participación y Agenda 2030 del Gobierno de la Comunidad Autónoma de la Rioja y paro para respirar; en realidad una provincia española, de las últimas en extensión (la tercera parte de la de Toledo, por ej.) y una población  que no llega a la que suman Parla y Leganés. Una Comunidad con su Parlamento -33 escaños- y su Gobierno (AG0. 2020) que además de su Presidencia, Gabinete y Secretaría General Técnica cuenta con 8 Consejerías, igualmente con sus respectivos Gabinetes y Secretarías ; de cada una de las cuales “cuelgan” un número variable de Direcciones Generales, de las que dependen, varios también, sus correspondientes Servicios, naturalmente.

Y  no es lo malo que toda esta excesiva parafernalia se haya montado para acoger a los eximios representantes y gobernantes del pueblo riojano a los que, obviamente, hay que proporcionarles un puesto al sol; el problema es la catadura y comportamiento de alguno de ellos aportados por grupos políticos que nunca pensaron que hasta ahí podían llegar. Sin ir más lejos, Don Mario, ya  decía de una ministra pepera «parece una zorra pero escupe como una víbora». Y de los dichos ha pasado a los hechos, vean y lean …De la prensa de enero de 2021

*** UN CARGO DE PODEMOS SE SALTA EL TOQUE DE QUEDA, SE ESTRELLA Y HUYE DE LA ESCENA.

Se llama Mario Herrera Fernández, es Director General de Participación en la consejería del mismo ramo que Podemos ostenta en el Gobierno de La Rioja y ha protagonizado el incidente político más ruidoso del comienzo del año: se estrelló con su coche en la madrugada de Año Nuevo, saltándose el horario establecido para el toque de queda y, lejos de avisar a los servicios de emergencia, dejó tirado el vehículo en la vía pública hasta la mañana siguiente.

Según su testimonio en las redes sociales: “Anoche tuvimos mala suerte: un amigo tuvo un accidente doméstico en mi casa jugando con sus perros y  al llevarle al hospital tuvimos un pequeño accidente”.

*** NI PODEMOS LA RIOJA SE CREE A SU ALTO CARGO TRAS ESTRELLAR EL COCHE EN NOCHEVIEJA Y LE INSTA A DIMITIR

PAPOS

(Soneto)

 Empotrar contra un pino, de alta gama,

de madrugada, el coche en Nochevieja,

por bien del personal, no se aconseja

de la fiesta incluirlo en el programa.

 

 

Ni menos pretender que una soflama

-que aún lo embrolla más, nada despeja-

lo libre del asunto y que refleja

que a espuertas su descaro desparrama.

 

Otra muestra ésta es de su engreimiento,

su interna sensación de impunidad,

de la extrema dureza de su papo.

 

Mas llega a tal altura el esperpento

que ante tanta su treta y falsedad

ni los suyos se creen el gazapo.

ooo000ooo

 

LOS VERSOS DEL CORONEL

Un greco en Toledo (Cont.)

En este cuadro El Greco nos desvela uno de sus “trucos” pictóricos: el tono general de rojos anaranjados del mismo es el resultado de “arrastrar” la pintura y dejar a la luz las primeras imprimaciones que diera al lienzo.

Como, casi, todas sus obras es ésta un poco complicada; mezcla la representación del “milagro de la casulla” (sólo este motivo ya sería una gran obra) en los momentos previos a la imposición a San Ildefonso en la Catedral, una vista panorámica de la ciudad que aún mantiene el blanco de sus edificios, a un plano de Toledo real como la vida misma que hoy podría formar parte de cualquier guía turística y que se atribuye a su hijo bastante más pragmático (y práctico) que él, una vista “imposible” del Hospital de Tavera (posiblemente porque de ahí vino el encargo), y algunas cosas más.

 

 

 

 

 

 

 

 

VISTA Y PLANO DE TOLEDO. 1608-14. Museo del  Greco. Toledo

ENREDOS

 (Soneto

 La Gloria en rompimiento aquí radiante

de júbilo, dichosa ante el evento

-de ángeles el gozo y el contento-

abriendo sus celajes, ve triunfante

 

a María, cortejo fascinante,

en éste su triunfal descendimiento,

que a Ildefonso, grandioso es el portento,

la casulla le trae de celebrante.

 

A los sus pies, levítica, Toledo

se aprieta recordando su pasado;

y en este original, extraño juego,                                                                                                                                                                                                               

 

simbólico, irreal, críptico enredo,

un mancebo, un plano desplegado…,

y el Río en su riqueza, pinta el griego.

 

Félix Torres

 

CAUSA DE BEATIFICACIÓN Y CANONIZACIÓN DEL CAPELLÁN DE LA LEGIÓN FERNANDO HUIDOBRO POLANCO. General Dávila (R.)

CAUSA DE BEATIFICACIÓN Y CANONIZACIÓN DEL CAPELLÁN DE LA LEGIÓN FERNANDO HUIDOBRO POLANCO. General Dávila (R.)

Vuelvo mis ojos, como cada año, al Cielo legionario donde nuestro Capellán el Páter Huidobro entró hace ya años y sigue repartiendo bendiciones a sus legionarios dispuesto a que ninguno se equivoque de camino.

Allá por el año 1936 llegaba el Páter a la 4ª Bandera de la Legión. Cuando el sargento legionario Gutiérrez le invita a que use pistola para defenderse; el Páter Huidobro rechaza la invitación y lo razona en estos términos: <<Al ofrecerme por Capellán de mi Bandera, ya ofrecí mi vida al Señor. Y si me matan, quiero morir como sacerdote>>.

Lo que hoy escribo es simplemente una oración al legionario y Santo Páter Huidobro. Para que siga al cuidado de su legionarios y, si hay un hueco, también de los asuntillos de este viejo general que tuvo en su día el honor de mandarlos.

Nada de lo que escribo ha salido de mí. Cuento su heroica y santa muerte tal como se describe en  la Sección Tercera de Posiciones y Artículos para el proceso sobre la fama de santidad, virtudes y milagros del siervo de Dios en sus artículos 147, 148 y 149. Lo redacta el Vice-Postulador Dr. Francisco Peiró, S.J. en el año 1946.

Art. 147.- Su heroica muerte y santa muerte.– Los ataques rojos se intensificaron al amanecer el domingo 11. El Siervo de Dios se dirigió aquella mañana a un capitán de su Bandera -eran amigos íntimos-, y le dijo: <<Capitán, ¿tiene usted la medalla?, ¿quiere dejármela?>>.

Era la misma medalla de la Virgen Milagrosa que había besado al caer herido en la Casa de Campo; la besó con particular devoción varias veces y se la devolvió agradecido al Capitán. El puesto de socorro se había instalado en un pequeño hotel junto a la Cuesta de las Perdices. Sin cesar se iban recibiendo heridos, y sin cesar iba el Siervo de Dios recorriendo de una a otra parte del terreno batido por la metralla, asistiendo infatigable a los que caían y auxiliándoles con los Santos Sacramentos.

Al mediodía arreció el combate. El Siervo de Dios hallábase aquella hora ante el Puesto de socorro.

<<¡Métase aquí Padre! ¡Defiéndase un poco en la casa!>>, le gritó uno de los sanitarios que desde dentro vio al Capellán.

Accediendo a la invitación, se disponía a entrar. Pero cuando salvadas las primeras escaleras llegaba al mismo umbral de la habitación de entrada, un obús del 12´40 cayó en el marco de la segunda ventana. La explosión fue enorme; tal que, a la expansión del aire, lanzó fuera de la casa por una ventana al asistente del Capitán Rodrigo, Comandante interino de la Bandera.

El capitán médico corrió al instante hacia el lugar de la explosión y caído de espalda, junto a la misma puerta de la habitación, que como dijimos iba a franquear, halló al Capellán Padre Fernando Huidobro con una herida profunda en la cara producida por la metralla. Le encontró sin pulso. La muerte había sido instantánea. Como el Siervo de Dios llevaba al morir el Porta Viático, quedó el Santísimo Sacramento sobre su cuerpo muerto, como sobre un Altar con reliquias de mártir.

Art.148.- El duelo de la Legión.- La impresión que produjo entre los legionarios la muerte del Siervo de Dios fue enorme. Si en vida le habían estimado y querido, como a su sacerdote modelo, después de su muerte le adoraban como a un Santo. Les parecía mentira que no viviera ya con ellos. Síntesis y reflejo de la pena universal que la Bandera sintió a la muerte de su capellán es esta frase de su Comandante:

<<Acaba de perder la Legión un verdadero Padre; la religión, un santo, y España un héroe>>.

El asistente del Siervo de Dios, al presentarse al día siguiente ya de noche en la residencia de los Padres de Toledo para hacer entrega, con el Porta Viático, de los objetos interiores del Siervo de Dios, lloraba como un niño; tan desconsolado estaba que apenas se dejaba entender al dar la noticia de la muerte y sin querer quedarse a cenar, a lo que le invitaban los Padres, se alejó sollozando y repitiendo que mejor hubiera sido que le hubieran matado a él.

Art. 149.- El sepelio.- Depositóse el cadáver en una camilla de la única habitación disponible en el Equipo Quirúrgico, y a media tarde del día 13 venía en una camioneta, desde Toledo, el Hermano Zurbano, portador de una caja para inhumarlo>; al llegar el Hermano Zurbano, a la habitación donde yacía el cadáver, el médico le hizo notar que a pesar de haber transcurrido casi tres días –murió en la mañana del 11- se hallaba todavía fresco, conservaba su color natural y no era extraordinaria su rigidez. Atardecía cuando salieron con la camioneta y el cadáver en ella. Pararon a las puertas del pequeño cementerio de Boadilla del Monte. Algunos oficiales descendieron la caja. Allí estaba el general Iruretagoyena con todo su Estado Mayor, el comandante Calvo, el Conde de Arjillo, el Capellán del Hospital de Boadilla, el asistente del Siervo de Dios y los guardias civiles, unos cuarenta.

Se levantó una punta del capote que envolvía al Siervo de Dios para dirigirle una mirada postrera. Su rostro parecía sonriente, sereno, los ojos como si estuvieran durmiendo, la boca un poco entreabierta, muy natural. El Padre Puyal, allí también presente, rezó un responso. Colocóse la caja en un nicho nuevo. Unos guardias civiles, con el Hermano Zurbano, cerraron la sepultura con ladrillo y barro, y el Padre Puya, en el reverso de un trozo de lápida de mármol, escribió el nombre y la fecha: <<Padre Fernando Huidobro, S.J. 11 de abril de 1937>> y la colocó encima como distintivo y epitafio.

La emoción de aquel sencillo acto, que hizo derramar lágrimas a más de uno de los concurrentes, tradujera el cronista de guerra Juan Deportista en esta página que al día siguiente publicó el periódico ABC:

<<Cuando yo iba regresar esta tarde de Boadilla, pasé por una de las emociones más terribles de esta vida azarosa de la campaña. Allí, al Camposanto del pueblo, había llegado el cadáver de aquel Padre Jesuita Fernando Huidobro, compañero infatigable y el más valiente de la Cuarta Bandera de la Legión, semillero de audaces, como gigantes heroicos. El padre Jesuita Fernando Huidobro ya ha logrado su gran designio. Con su Bandera participó en la Cuesta. En la batalla de Madrid, un morterazo entró en la casa donde él rezaba ajeno a tanto estruendo. Luego los legionarios recogieron sus restos; yo y el general Iruretagoyena, su Estado Mayor, los ayudantes y un puñado de hombres  -a los que estas durezas no evitan la conmoción espiritual terrible- hemos acompañado al sacerdote, mientras rezaban las preces en su loor que le aproximaban al alto lugar de sus sueños de gran misionero de veintinueve años. Destocados, húmedos los ojos, y envuelto él en su bandera española, le hemos dejado allí, en el diminuto cementerio de Boadilla del Monte, feliz y contento…>>.

Son muchas las declaraciones de los legionarios que con él estuvieron. Dejo el testimonio del comandante de su Cuarta Bandera de la Legión, comandante Vierna, cuando fue a dar el pésame al padre Felipe Díez, capellán militar jesuita en Santo Domingo de Talavera: <<Padre, le doy el pésame. Pero con derecho a que también usted me lo dé a mí, pues acaba de perder la Legión un verdadero Padre, la Religión un santo y España un héroe>>.

Hoy tengo que decir, con respeto y esperando que la autoridad de la Iglesia me perdone:

Páter Huidobro: Ora pro nobis.

Y va siendo hora que Roma -a quien le corresponda-, responda a las llamadas legionarias y abran, de una vez por todas, la causa de beatificación del cura legionario: Páter Huidobro, legionario y Santo.

Esto escribía hace algún tiempo. Atrás habían quedado desde el 2014 otros artículos.

Ayer a las 1900 en la parroquia de San Francisco de Borja de Madrid, el arzobispo, cardenal Carlos Osoro, presidió el acto de apertura de la causa de beatificación y canonización del siervo de Dios Fernando Huidobro Polanco. Legionario y Santo.

La causa está promovida por el Arzobispado Castrense y la Compañía de Jesús.

¡Páter! Al fin. Sabemos lo que sabemos y seguimos cerca de los legionarios, pero en silencio.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez (General de la Legión entre 2001-2004).

Blog: generaldavila.com

9 enero 2021