LA UNIÓN HACE LA FUERZA Ramón Moya Ruiz. Presidente H.N. Antiguos Caballeros Legionarios

Hoy escribe con nosotros

Ramón Moya Ruiz.

Coronel Presidente de la Hermandad Nacional de Antiguos caballeros Legionarios

El coronel Ramón Moya Ruiz es un Caballero legionario curtido en las filas de la Legión desde su juventud y que se resiste a dejar su puesto en formación. Después de muchos años de legión, vivida intensamente, posee una experiencia que no podía ser desaprovechada. Pura historia legionaria hoy ocupa un puesto de especial relevancia y responsabilidad. La presidencia de la Hermandad Nacional de Antiguos legionarios hace que por su sede pasen cientos de legionarios buscando el espíritu de sus entrañas y el abrazo de los viejos camaradas. Allí está el coronel con su equipo para brindar camaradería, viejos recuerdos y amistad legionaria. Un lugar unido al mando de la Legión y que marca doctrina al resto de las Hermandades  legionarias. Un vínculo necesario ya que Legión solo hay una, la que fue, la que es y será. Siempre unidos veteranos y jóvenes en el Credo Legionario. La Hermandad es el lugar sagrado para convertir en realidad el compañerismo, amistad, Unión y socorro.

Mi coronel este humilde blog lleno de espíritu legionario te cede la palabra:

LA UNIÓN HACE LA FUERZA

El próximo día 12-O se cumplirán 525 años del descubrimiento de  América por  Cristóbal Colón, empresa patrocinada por los Reyes Católicos. Dicha efeméride muestra al  mundo la grandeza de  España y es sin duda el acto inicial de la proyección internacional  de nuestra Patria, ESPAÑA pues fue el inicio de ese imperio en el que nunca se ponía el sol, pero ante todo era la expansión de nuestra cultura y costumbres.

Y en enero de 2017 se cumplieron 525 del fin de la Reconquista, la toma de Granada, y lo que es más importante el nacimiento de España como NACIÓN, gracias a los Reyes Católicos y al insigne Cardenal Cisneros.

Desde entonces  los distintos  avatares de  nuestra  Historia como  Nación nos descubre, que  nunca  hemos llegado  tan alto que cuando  hemos  permanecido  unidos en nuestro  sentimiento de pueblo, España. España y Patria son términos que debemos utilizar con normalidad, porque no son exclusivos de nadie, tampoco de los militares, son de todos. España, Patria, españoles, repitámoslo con seriedad y con serenidad, porque debemos mostrarnos orgullosos de lo que somos, de nuestro pueblo, de lo que hemos hecho juntos. Y hemos hecho más y mejor, y hemos sido más grandes cuando mas unidos estábamos.    LA UNIÓN HACE LA FUERZA.

Lo triste es que el separatismo , no ha surgido de  repente, sino que estaba latente y esperaba el  momento de  “atacar”, y eso a pesar de nuestra  Historia  más reciente, que viendo  los resultados de  las  experiencias más  o menos  independentistas y federalistas habidas en las  experiencias republicanas, apostar por el llamado  Estado de las Autonomías  que regula el Título VIII de  nuestra Constitución y que vino a  implantar, de forma enmascarada y disimulada un sistema de  federalismo, si a eso le  unimos  la falta de decisión y energía que debe acompañar a todo buen gobernante, para al menos controlar que el federalismo no conlleve la  destrucción del estado, tenemos la receta del  problema  actual, que nos es otro, que algunos  grupos políticos han antepuesto  sus intereses partidistas al bien común de España y han venido permitiendo que  no se  izase la Enseña Nacional en Ayuntamientos; retirada del retrato oficial del Rey de España; que no se  asistiese  por parte de los Presidentes Autonómicos a los Actos conmemorativos de la  Fiesta  Nacional, pitidos al Himno Nacional, y así un largo  etcétera. Echamos en falta unas leyes que proporcionen un mayor apoyo a nuestros  símbolos nacionales que deben ser siempre respetados y amparados por leyes de obligado cumplimiento. Eso no es nada con lo ha venido después.

Nuestra  Carta Magna, en su artículo segundo: La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas”. Por tanto, es evidente la clara alusión a la Unidad Nacional, que no puede vulnerarse, independientemente que también se aluda a la autonomía, que no independencia, de  las regiones que la conforman.

Sobre el  peligro de  nuestra  Unidad  Nacional, debe atenderse a lo preceptuado en el artículo 8.1 CE , referido a las Fuerzas Armadas como “defensoras de la  integridad  territorial y el ordenamiento constitucional”, no pretendo transmitir que la  primera  medida  sea la intervención activa de las Fuerzas  Armadas, pero sí, si fuera necesaria, Francia lo hace, y máxime cuando  se pretende  la formación de un “ejército  catalán”,  ha de abortarse desde su  mismo origen, con claridad y contundencia, no solo por su ilicitud , sino  lo que es más  importante, evitar  un posible  conflicto armado, que sería volver a las andadas.   Ante la rebeldía flagrante, se impone impedir el golpe con prioridad insoslayable, es el momento de la UNIDAD NACIONAL AL GRITO DE VIVA ESPAÑA.

Ramón Moya Ruiz. Presidente de la Hermandad Nacional de Antiguos Caballeros Legionarios

PD/ La Hermandad de Antiguos  Caballeros Legionarios vive con gran preocupación  los últimos acontecimientos que ponen en peligro la Unidad de la Patria, y permanece atenta, con el mismo espíritu y amor a España que siempre  demostró , como si aún vistiéramos el glorioso uniforme de la Legión, caminando hacia el Centenario de su fundación.

Blog: generaldavila.com

 

 

FIRMEZA CONTRA EL GOLPE DE ESTADO (Equipo de redacción)

Ante la gravedad de la situación en Cataluña, que amenaza con extenderse a otras partes de España, por razones de lealtad institucional, eficacia y patriotismo, es el momento de apoyar decididamente al Presidente del Gobierno de España, a la Justicia y a las Fuerzas de Seguridad. Es decir apoyar con firmeza la voluntad de pueblo español del que emana la Ley y la justicia.

Ni un paso atrás. Es la hora del Estado, de la Nación española.

‹‹El referéndum ya no se puede celebrar. Eviten males mayores››. Eso quieren los españoles.

Pero ¡ojo!, lo peor viene después. Firmeza. No hay razones ni para ceder ni para asustarse. Nada va a ocurrir mientras se permanezca dentro de la legalidad.

Firmeza. Prudencia. Nunca debilidad.

Es la hora de la grandeza de la política y es la hora de descubrir las traiciones. Firmeza en la actuación y en la unidad contra los delincuentes que quieren romper España. No puede haber concesiones. Los partidos políticos que critican la actuación del Gobierno se retratan con claridad. Podemos. Otegui es una representación vergonzante, pero a la vez una muestra de lo que hay detrás de todo este proceso que pretende la independencia. Es bueno analizar los signos que lo rodean. Es el presagio de la tormenta que pretenden. Todo está dicho y visto. Era de esperar. Solo quieren destruir España. Como sea.

En estos momentos la firmeza exige una rotunda y clara postura. De todos los partidos. La tibieza no es la forma. Claridad, unidad y rotundidad ante la amenaza, sin fisuras y sin buscar réditos partidistas.

Es la hora del Estado. La hora de la Nación española. La de los españoles.

Nuestro total apoyo al Presidente del Gobierno.

Por la Unidad de España. Hoy y mañana. Por España, siempre.

Equipo de Redacción del blog generaldavila.com

Les debería dar vergüenza (Juan Carlos Rodríguez Ibarra)

Hoy escribe con nosotros

JUAN CARLOS RODRÍGUEZ IBARRA

La defensa de la unidad de España y de la igualad en derechos y obligaciones de todos los españoles, no es patrimonio ni de las izquierdas ni de las derechas. Es una cuestión que compete a todos los españoles. A todos por igual.

Un buen exponente de ello es la personalidad que hoy acogemos en nuestro blog y nos honra presentar, Don Juan José Rodríguez Ibarra.  Cuando acudimos a él, no lo dudó. Extremeño por los cuatro costados, en los más de veinticuatro años que ha ejercido la Presidencia de la Junta de Extremadura, cargo que ha simultaneado con el de Secretario de General del PSOE de Extremadura, ha hecho siempre gala de su orgullo de ser español. En las instituciones y foros a los que ha pertenecido siempre se ha manifestado en pro de la igualdad entre los españoles, de la mayor solidaridad entre las distintas Comunidades Autónomas que conforman España y entre las Regiones de la Unión Europea, de la que fue  Vicepresidente de su Comité de Regiones.

Al dejar sus altas responsabilidades políticas, se reincorporó a  labores docentes en la Universidad de Extremadura. Pero fue llamado en numerosas ocasiones a prestar otros servicios dentro de la región, en España y en el extranjero. Entre sus numerosísimos galardones y condecoraciones con que ha sido distinguido, no podemos dejar de mencionar que está en posesión de la Gran Cruz al Mérito Militar con distintivo blanco. Es en la actualidad, miembro del Consejo de Estado.

Fiel a sí mismo, impulsó en el año 2011 una prestigiosa fundación, a la vez centro de estudios, que lleva su nombre, desde el que trata de impulsar la modernidad de Extremadura y de España.

Este es a vuela pluma, el perfil de quien, como el mismo se define, ha pasado la vida “rompiendo cristales” y a quien tenemos el honor de darle la palabra en nuestro blog.

LES DEBERÍA DAR VERGÜENZA

Les debería dar vergüenza. Las declaraciones del Sr. Puigdemont, el pasado día 10 de septiembre, asegurando que “el Tribunal Constitucional (TC) no puede suspender la Ley del Referéndum porque hay una nueva legalidad catalana amparada en las elecciones del 2015”, y el comportamiento de la presidenta de la Mesa del Parlamento catalán y de los diputados independentistas, podrían hacer pensar a los poco avisados que los cargos que ahora ostentan estos sediciosos no se deben a la Constitución española que votamos afirmativamente la inmensa mayoría de los españoles. Y, por cierto, fue en Cataluña donde esa Constitución, reconocedora de los hechos diferenciales, de la singularidad de los territorios españoles y de la descentralización, fue votada con más fe y votos en el referéndum constitucional de diciembre de 1978.

No hace falta que se recuerde que si la presidenta del Parlamento catalán, el presidente de la Generalidad y los diputados independentistas ocupan los cargos y responsabilidades  que ocupan, no es como consecuencia de la supuesta y ficticia nueva legalidad, sino de los poderes que el Estatuto de Autonomía de Cataluña, en vigor y no derogado por ninguna ley estatal, y surgido de la Constitución Española, que les permitió celebrar elecciones libres y democráticas para que, antes Artur Mas, y después el Sr. Puigdemont, hayan podido convertirse en los representantes del Estado en la Comunidad Autónoma de Cataluña.

Y por eso, y solo por eso, lo del pleno del Parlamento catalán del pasado 6 de septiembre no tiene otra forma de calificarse que como traición. Traición a los electores que votaron de acuerdo con el Estatuto y no con una “nueva legislación”. Traición a la Constitución y traición al resto de los españoles. La vergüenza y la ética no son precisamente virtudes que adornen la moral de esas personas que, si están donde están, lo es por su vileza.

Claro que la traición no es algo que no conozcan algunos independentistas ya que El gobierno de la II República tuvo que luchar contra la insurrección militar franquista, contra el fascismo italiano y alemán, y contra la indiferencia francesa y la hostilidad británica, promotora del vergonzante Comité de No Intervención. Pero en la retaguardia tuvo que luchar contra los independentistas catalanes conservadores y de izquierda, que aprovecharon la guerra civil, como siempre han aprovechado los momentos de crisis y debilidad de los gobiernos de España,  para proclamar la independencia de Cataluña. Ya lo dijo el catedrático catalán Vicenç Navarro en el diario Público del 24 de junio de 2010: “Las clases dominantes de las diferentes naciones de España se aliaron para derrotar a la República, siendo los nacionalistas conservadores y liberales catalanes de los años treinta los mayores promotores en Catalunya del golpe militar que persiguió con mayor brutalidad la identidad catalana”. Azaña denunció que en el alzamiento militar los catalanistas conservadores se pusieron decididamente al servicio de la “Junta de Burgos”, como antes al servicio de la dictadura de Primo de Rivera.

Si el Sr. Puigdemont y su corte tuvieran vergüenza, tendrían que haber dimitido de sus escaños y de sus responsabilidades institucionales que obtuvieron con las leyes que ahora están traicionando. Hacer esa traición, desde las instituciones constitucionales y estatutarias, es seguir el ejemplo de Hitler, de Mussolini y, más recientemente, de Maduro, quienes desde dentro del sistema trataron y consiguieron destruir la democracia y la libertad.

El final del pleno del día 6, con sus cantos y los abandonos de quienes no piensan como ellos, era el final que buscaban los traidores. Por eso, aquellos que ilusamente se han mostrado equidistante durante todos estos años, en los que la traición apareció con toda su crudeza, deberían pensar si no contribuyeron con su tibieza y con su reparto de culpas a envalentonar a los que llevan años tratando de aprovecharse del Estado cuando toca la cobardía y el silencio, y de retarlo cuando aparece la libertad.

Muchos de los que nos sentimos ciudadanos de izquierdas tenemos problemas a la hora de comprender cualquier deslegitimación, no de la España en abstracto y patriotera, sino de la España actual, democrática, constitucional, plural, diversa y descentralizada donde, por primera vez, la izquierda y los progresistas hemos podido y podremos plantear y llevar adelante proyectos políticos de igualdad, libertad y solidaridad para todos y entre todos, igual que se hizo tras la aprobación de la Constitución.

Quienes han seguido los pasos de la traición que el separatismo cometió con la II República, recibieron el castigo que la Justicia les impuso. La República fue implacable con los sediciosos. ¿Qué hará la democracia con los herederos de la traición?

Juan Carlos Rodríguez Ibarra

Blog: generaldavila.com

 

XCVII ANIVERSARIO DE FUNDACIÓN DE LA LEGIÓN Francisco Javier Zorzo Ferrer General de División (R)

Hoy escribe con nosotros

Francisco Javier Zorzo Ferrer

Hoy 20 de septiembre celebramos el XCVII Aniversario de la Fundación de la Legión. Motivo más que suficiente para dedicar este día a recordar y conmemorar esa fecha junto a todos los que sirvieron en la Legión o sirven actualmente sin olvidar a aquellos que  se sienten legionarios en su quehacer diario. Va por todos los que comparten ese espíritu condensado en el Credo de la Legión.

Este año hemos dado la palabra al general Francisco Javier Zorzo Ferrer para que sea desde su conocimiento y sentimiento el que nos reúna a todos alrededor de ese espíritu único y sin igual. El general Zorzo es un legionario entero, sentimiento y razón, conocedor del alma legionaria que se esconde tras esa verde camisa legionaria que se abre siempre valiente frente al enemigo.

La conoció por dentro, en su intimidad y fuerza interior. La de la obediencia y férrea disciplina. Teniente de la XIII Bandera en Ifni, Coronel jefe del Tercio Alejandro Farnesio (4º de la Legión); fue jefe de la AGT. “Málaga”, primera Agrupación del Ejército español puesta al servicio de la ONU. Jefe de la Brigada SPABRI III en Bosnia y Hezegovina.

Fue Jefe de la Legión en momentos delicados y complejos. Como no podía ser de otra manera la Legión resurge siempre, a pesar de los obstáculos. Ellos la engrandecen.

Gracias mi general por acudir a la llamada de “A mí la Legión!

Un año más, camino del Centenario, ahí está la Legión, aquí está la Legión.

Tuya es la palabra mi general.

XCVII ANIVERSARIO DE FUNDACIÓN DE LA LEGIÓN

A comienzos del pasado siglo, España se encontraba inmersa en una trágica guerra en el territorio español del Norte de África. La situación política y económica de nuestro país originaban que los Ejércitos de entonces estaban mal organizados, mal dotados y, probablemente también, y en algunos casos, mal mandados.

Consecuencia de todo ello era que la citada guerra constituía una horrible sangría a los españoles. Las frecuentes levas de jóvenes para incorporarse al Ejército en la lucha contra los insurrectos del norte del actual Marruecos, prácticamente sin preparación militar y con armamento de dudosa efectividad, venían a producir ingentes cantidades de bajas en el Ejército, muy difíciles de asumir por el pueblo español.

Un militar excepcional, de gran preparación profesional y con reconocida capacidad y experiencia, diplomado de Estado Mayor, y combatiente en Filipinas y Marruecos, José Millán Terreros, (uniendo con posterioridad sus apellidos paternos y adoptó el de Millán-Astray Terreros)  presentó la propuesta de que, para contribuir a la disminución de las bajas de los bisoños soldados españoles se organizara un Cuerpo constituido principalmente por extranjeros, que con la debida instrucción, preparación física y espíritu aguerrido, constituyera el necesario relevo que evitara el inmenso número de bajas que se producían.

Aquí aparece la primera característica de La Legión desde su creación. Es un Cuerpo solidario. Nació, se constituyó, para que con su sacrificio, evitar el dolor que embargaba a muchas familias españolas. Pocas veces hemos podido leer algún comentario en este sentido y, sin embargo, se han hecho muchos con intención totalmente negativa, basándose en puntos de vista políticos, sin conocer el real significado de la existencia de La Legión. Creo que es algo muy importante a tener en cuenta.

La Legión ha sufrido miles de bajas desde su creación hasta las últimas producidas en nuestros días, en las Misiones desarrolladas en el exterior, para, de una u otra forma, dar la mayor seguridad posible a España y colaborar con las Fuerzas Armadas de otros países en el mantenimiento de la paz en el mundo que nos rodea.

La creación de La Legión tuvo lugar por RD. de 28 de enero de 1920, siendo Ministro de la Guerra el Vizconde de Eza, aunque desde hacía tiempo habían tratado el tema los Generales Tovar y, fundamentalmente, el General Villalba, al que se puede considerar, sin menospreciar la influencia de los otros Ministros, el verdadero impulsor de la creación del entonces denominado Tercio de Extranjeros.

Con diversas vicisitudes se consigue publicar las normas para el alistamiento de los futuros caballeros legionarios y, el 20 de septiembre de 1920 se produce el alistamiento de los primeros  legionarios. En el Banderín de enganche de Albacete se alistó Aníbal Calero Pérez, tradicionalmente considerado como el primer alistado en la Península y que una vez desligado de La Legión murió asesinado en Barcelona el 29 de octubre de 1934.

Hasta hace bien poco se apuntaba, que el primer alistamiento de un legionario tuvo lugar, ese mismo día, en Ceuta. Se trataba de Marcelo Villeval Gaitán, que moriría cinco años más tarde en el combate para la recuperación de Monte Malmusi, siendo brigada.

Sin embargo, recientemente, historiadores expertos sobre La Legión han determinado que, en realidad, el primer alistado en el entonces Tercio de Extranjeros se trató  de Carlos Expresati de la Vega, natural de San Roque (Cádiz) y residente en Ceuta. Tenía 32 años cuando se apuntó en el Banderín de Enganche de esa ciudad. Había servido con anterioridad en el Ejército con el grado de sargento. En 1922 alcanzó, de nuevo, el empleo de Sargento, esta vez en La Legión, por méritos de guerra.

A primeros de octubre de 1920 llegó a Ceuta la primera expedición procedente de la Península, concretamente del Banderín de Enganche de Barcelona. Ante la avalancha de voluntarios que quisieron alistarse a La Legión, Millán-Astray reconoció que “habíamos sufrido un error de cálculo al pensar en los  hombres que se habían de presentar. Creíamos que vendrían poco a poco, no pensamos en la explosión y fue que en tres días se habían reunido cuatrocientos”. Precisamente en el barco que les transportó a Ceuta también se incorporó el entonces Comandante Franco, que sería Segundo Jefe del Tercio, llegando a mandarlo posteriormente.

La constitución del Tercio de Extranjeros se rodeó desde sus orígenes de romanticismo y compromiso. Su Fundador tuvo buen cuidado de que los nuevos legionarios sintieran, desde el primer momento, que pertenecían a una  nueva familia. Redactó el “Credo Legionario”. Doce artículos que quieren expresar la razón de ser de una unidad tan especial. Que ha prevalecido hasta nuestros días y que representa la base de porqué La Legión se ha distinguido siempre como una de las mejores Unidades del Ejército. Millán-Astray se inspiró en La Legión Extrajera francesa para la organización de su Unidad y en el bushido japonés para crear el tradicional espíritu que ha distinguido siempre a los legionarios y, sin exageración, puedo afirmar que, precisamente por todo ello, todo el que ha tenido el honor de formar en sus filas, haga el tiempo que haga, todavía mantiene en su corazón los principios que le inculcaron cuando era legionario y, la gran mayoría de ellos, se sienten hasta ahora orgullosos al máximo de haberlo sido..

Como en todo colectivo de gente joven, que forma parte de una tropa de tan especiales características, ha habido quienes se han distinguido, erróneamente, por la comisión de faltas y delitos que han sido magnificados en determinadas circunstancias. Pero, además del excepcional comportamiento durante las acciones bélicas en las que han tomado parte, primera de las misiones encomendadas, han dedicado muchos de sus esfuerzos a colaborar en la ayuda de sus semejantes: inundaciones, incendios y otras catástrofes, han visto cómo los legionarios, arriesgando sus vidas, han conseguido salvar la de muchos de sus conciudadanos. Precisamente el Espíritu de la Muerte de su Credo dice: “El morir en el combate es el mayor honor. No se muere más que una vez. La muerte llega sin dolor y el morir no es tan horrible como parece. Lo más horrible es vivir siendo un cobarde”. A veces me pregunto cómo recibirían frases como estas los que se alistaron al Tercio de Extranjeros hace 97 años.

Esta mística que se creo alrededor de La Legión desde su fundación ha prevalecida hasta nuestros días. Obviamente, los legionarios de entonces no tenían la preparación y los medios de los de nuestros días, pero precisamente su sentimiento, basado en nuestro Credo, es exactamente el mismo. Sus espíritus de compañerismo, amistad, unión y socorro, disciplina, sufrimiento y dureza, de combate, etc. impulsa a las Unidades de La Legión, como lo tuvieron que hacer sin duda en los primeros años del siglo pasado.

La participación en Misiones en el exterior ha servido para que la sociedad española sepa que tiene unas Fuerzas Armadas de muy alto nivel y, en el caso concreto de La Legión, ha sabido cómo son los legionarios de ahora, damas y caballeros legionarios, con que entusiasmo, dedicación y profesionalidad se entregan en cuantas misiones les encomiendan, cumpliendo sin reservas cuanto les manda la Constitución y en apoyo de todos aquellos seres humanos a los que han ido a apoyarles y socorrerles en cuatro de los continentes de nuestro mundo.

Precisamente, otro motivo de orgullo para todos los que alguna vez henos vestido la camisa legionaria, es que  la mayoría de las Misiones en el exterior en las que han intervenido España, las han iniciado fuerzas de La Legión. Precisamente la participación en estas Misiones, sirvió para que una “pérfida intención” de que se podría disolver, se quedara inmediatamente sin efecto y han demostrado su capacidad y entrega para orgullo y satisfacción de todos los españoles.

A todos, damas y caballeros legionarios en activo, antiguos caballeros y damas legionarios y a todos los que conocisteis como eran aquellos legionarios ya fallecidos, muchas felicidades.

¡Viva La Legión!

Francisco Javier Zorzo Ferrer

General de División (R)

13ª Bandera Independiente de La Legión (Sidi Ifni)

IV Tercio “Alejandro Farnesio” (Ronda)

Brigada de La Legión “Alfonso XIII” (Almería)

Blog: generaldavila.com

En la hora de la verdad Juan Miguel Mateo Castañeyra General de División (R.)

No es hora de medias tintas y ambigüedades. No es tiempo de decir una cosa aquí y otra allá. No es momento de conceptos discutibles y discutidos .No estamos para inventos y ocurrencias. Ni para arreglos, ni para los “hablando se entiende la gente”.

Porque los que están atentando contra la unidad y la soberanía nacional, no se andan con medias tintas y ambigüedades; y dicen lo mismo aquí y allá; y sus conceptos no los discuten sino que los imponen; y sus ocurrencias e inventos están siempre dirigidos en contra de España; y no pretenden ningún arreglo, ni que les entienda nadie.

 Es pues la hora de clarificar posturas para saber a qué atenernos. Repasemos cuales son las de los principales actores políticos.

 Los partidos políticos constitucionales, en el asunto territorial en general y en Cataluña en particular, han pecado desde siempre de inoperancia y de ambigüedad. Por complejos unas veces, por un puñado de votos otras, por ignorancia no pocas, y por negligencia muchas, han contribuido y facilitado a que se haya llegado a lo que se ha llegado. Pero no es hora de “llorar sobre la leche derramada”; es la hora de que no se derrame más leche.

 Parece que el Gobierno al fin ha despertado de su letargo y que está dispuesto a emplear todos los medios a su alcance para cortar la secesión. Nadie podrá decir que no se ha cargado de razones, ni que se ha precipitado en la respuesta. Esperemos que no le tiemble el pulso cuando sea necesario.

 Parece por su parte que el principal partido de la oposición, está dispuesto a secundar al gobierno de la nación. Esperemos que el cálculo político y el sectarismo, no le haga caer en la tentación de aprovechar estos momentos de crisis nacional para fines partidistas.

 De Ciudadanos que nació en Cataluña para defender su españolidad, cabe esperar que no pierdan su esencia y no se distraigan de su objetivo, por culpa de algunos oportunistas que pululan por sus filas.

 Esperemos que los unos y los otros, estén a la altura de las circunstancia por las que atraviesa nuestra Patria. Tienen detrás millones de españoles, que no se resignan a que España deje de existir. Si no fuera así, no se lo perdonaríamos jamás y somos muchos más de lo que de nuestro silencio se pueda deducir.

 En cuanto a Podemos, su líder nos tiene acostumbrados a moverse con desahogo y soltura en el campo de la demagogia; pero en relación con el atentado de Barcelona no dejó de sorprendernos, cuando con su desparpajo habitual, pasó sin solución de continuidad, de la incoherencia a la ignorancia, pidiendo que el Rey cortara su amistad con la monarquía Saudí y relacionando el atentado con la foto de las Azores. Incoherencia, pues él no considera necesario cortar sus relaciones con Irán. Ignorancia, porque olvida que el ataque a las Torres Gemelas fue dos años antes de la citada foto; y además, que Francia, Alemania y Bélgica no estuvieron ni en las Azores ni en la foto y que por el contrario, Portugal que puso su territorio para el retrato, no ha sido por ahora y ojalá que nunca lo sea objetivo prioritario del terrorismo.

 Pero respecto a Podemos interesa ahora cuál es su posición ante el desafío independentista.

 Es verdad, que siempre estuvo por el supuesto derecho a decidir de los catalanes y de otros pueblos de España, pero ahora ha quedado claro, por si hubiera alguna duda, cuál es su postura. Ha declarado que apoya a la soberanía de Cataluña, es decir, que apoya a los independentistas; al menos hasta que alcancen el poder, que luego tal vez apliquen el “centralismo democrático” tan querido de los regímenes estalinistas.

 En cuanto a los líderes del independentismo, esos cuyo trabajo consiste en trasformar el noble amor de la gente a su lugar de nacimiento en odio a España, han puesto de manifiesto durante la manifestación de Barcelona, de lo que son capaces. No solo de insultar al Rey y al gobierno de España, que era lo mismo que insultar a todos los españoles, que queríamos compartir el dolor con las víctimas; sino también, de insultar a las propias víctimas, convocando una manifestación para homenajearlas y utilizándolas para sus fines, estando sus cuerpos aún calientes.

 No caeré en el atrevimiento, de dar recetas sobre lo que tienen que hacer las autoridades. Pero si me voy a permitir recordar una evidencia: cuando dos poderes asimétricos se enfrenta, si el más fuerte no gana claramente, pierde y si el más débil no pierde claramente, gana.

Juan Miguel Mateo Castañeyra General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

EFEMERIDES (Semana del 18 al 25 de Septiembre) 20 de Septiembre de 1920: PRIMER ALISTADO A LA LEGION General Emilio Pérez Alamán

Fue el 20 de Septiembre de 1920 cuando se alistó a la Unidad recién creada el ceutí Marcelo Villeval Gaitan. Sería el primer miembro de la historia de la Legión, valiente que mostró su valor y adquirió méritos en sucesivos combates, llegando a alcanzar el empleo de Brigada con el que cayó en combate en las operaciones del desembarco de Alhucemas el 8 de Septiembre de 1925.

 Aunque el Real Decreto de creación estaba fechado el 28 de Enero y la Real Orden autorizando el inicio del reclutamiento era de 4 de Septiembre,

La Legion fijó como fecha que marca su Aniversario la del primer Legionario alistado en sus filas, el imborrable 20 de Septiembre

 FELIZ ANIVERSARIO A TODOS LOS LEGIONARIOS DE SIEMPRE

  Emilio Pérez Alamán Teniente General (R.)

“MAJESTAD… ¡¡¡POR ESPAÑA…!!!, ¡¡¡TODO POR ESPAÑA…!!!” (Miguel Temprano)

Hoy escribe con nosotros

MIGUEL TEMPRANO ARROYO

Es un amigo. Por lo tanto nos es más difícil presentarlo. Tampoco hacen falta muchas palabras para hacerlo cuando es una persona lo suficientemente conocida por todos. Periodista y fotógrafo es por encima de todo un hombre que se identifica plenamente con los valores de su patria: España. Por eso hemos acudido a él para pedirle su participación en esta campaña “Por la Unidad De España”. No defrauda. Engrandece el blog. Directo y sin tapujos sus sentimientos. Caballero Legionario de Honor. Un título nada fácil de ostentar y duro de llevar con la dignidad que él lo hace. Miguel Temprano lucha día a día por sus principios y alrededor de sus Ejércitos es frecuente encontrarlo, entre los soldados. De casta le viene al galgo; hemos de recordar a su padre, Oficial del Ejercito del Aire (M.A.U.), Caballero Legionario de Honor y amigo incondicional de la Milicia de la que hizo su segunda familia.

Gracias Miguel, por tus palabras de hoy y más por el ejemplo de siempre.

 

“MAJESTAD… ¡¡¡POR ESPAÑA…!!!, ¡¡¡TODO POR ESPAÑA…!!!”

No hacía mucho que habíamos pasado la tarde del domingo en casa de mis abuelos paternos viendo como TVE-1, en blanco y negro, solo emitía informativos, imágenes de la capilla ardiente de aquel señor que una mañana conocí en el Palacio del Pardo tras una audiencia privada que mi padre había solicitado para toda la familia, cuando por la misma cadena veo a Don Juan de Borbón decirle a su hijo Don Juan Carlos de Borbón y Borbón delante de su hijo y su nieto Felipe de Borbón y Grecia, Príncipe de Asturias, “Majestad. Por España, todo por España…”

Aquellas palabras, acompañadas de un par de lágrimas y sus rostros marcados por una gran emoción contenida, me llegaron muy dentro, tanto que el día que Juré Bandera en el CEFIVE-1 en Rabasa, Alicante, (sede hoy del M.O.E. al mando del General Demetrio), las recordé perfectamente cuando siguiendo el redoble del tambor me acercaba con el CETME en una mano y mi boina del Ejercito de Tierra en la otra a besar por primera vez la bandera de España. En ese momento entendí a Don Juan. Con esas escuetas palabras había querido que su hijo, su nieto y el resto de los españoles recordáramos siempre que hay momentos en los que no cabe otra que anteponer los intereses de España a los particulares de cada uno de nosotros.

Juré la misma bandera que invadía el asfalto desde Plaza de Castilla hasta la Diosa Cibeles la noche que nos proclamaron  Iniesta y la Selección Española Campeones del Mundo en Sudáfrica. Esa noche todos éramos uno. Fue una noche mágica en la que todos los españoles estuvimos unidos como nunca en décadas. Una noche donde no había diferencias entre nosotros, no existía la política, ni clases sociales, todos éramos inmensamente ricos con 5 euros en la cartera, una noche donde solo se entonaba “¡¡¡Yo soy… español… español… español…!!!”  Personalmente nunca olvidaré esa noche con mi hija conduciendo Paseo de la Castellana para arriba y para abajo hasta las 4 am y nadie hacía ascos a la bandera de España, bandera que todos agitaban, besaban y usaban como prenda de vestir. Éramos todos españoles daba igual de donde viniéramos cada uno, de quien eran nuestros padres, donde trabajábamos, si teníamos estudios o estábamos en el paro. No importaba ni siquiera quien era el Presidente del Gobierno ni el partido que gobernaba, los vascos, catalanes y gallegos salieron a las calles sin pensar en otra cosa que no fuera que España era campeona del mundo de futbol. Esa noche no había ningún cacique aburguesado que se atraviese a ir en contra de la marea roja y gualda de las cientos de ciudades que tardaron en dejar la fiesta hasta altas horas de la madrugada.

No recuerdo banderas republicanas, puede que las hubiera, solo recuerdo que éramos un pueblo orgulloso, feliz, contento y sobre todo unido. Nadie gritaba consignas políticas ya que lo importante era España, la Selección española de Fútbol y todos los que tomamos las calles…

¿Y Ahora qué? ¿Qué hacemos los que vimos como la Constitución Española de 1978 era votada y aprobada por la mayoría de los españoles? ¿Los que vimos como en Semana Santa se legalizaba el Partido Comunista de España y nuestros padres nos decían que ese era el verdadero juego democrático? Entendiendo que para que una nueva España fuera realmente una nación democrática deberíamos estar todos, debería ser plural y vertebrada. Juntos lo conseguimos, cada uno desde nuestro puesto y posibilidades hizo que todos juntos saliéramos a delante. Juntos conseguimos consolidar la democracia,  la Monarquía Constitucional, las libertades y los derechos de la Carta Magna.

Han pasado ya casi 40 años desde entonces y ahora mi Juramento a la Bandera, a la Constitución de 1978, a la fidelidad al Rey y a mi compromiso de defender integridad del territorio nacional, la integridad de España, aún con riesgo de perder o entregar mi vida por España se esta viendo pisoteado por una serie de señores, algunos también fueron “jurandos”, otros se lo van a perder para su desgracia.

Han pasado 40 años y veo cada día como una minoría de españoles rompen el juego democrático decidido por todos y se quiere montar una República Independiente de su Casa. Queman la bandera de España, las fotos del Jefe del Estado, etc… ¿Se saltan las normas fundamentales del juego democrático y nadie hace nada? En el resto de las democracias serias de este continente, de este mundo, no le habrían dejado ir tan lejos. ¿A que esperan a cumplir con sus obligaciones nuestros poderes democráticos…? ¿Es falta de arrestos?

Solo me resta decir una cosa. Sigan ustedes entreteniéndose con estas tretas independentistas y sigan dejando paso al la islamización de Cataluña a cambio de un puñado de votos. Pronto ni los propios independentistas tendrán votos suficientes para organizar a capricho la Diada. En cinco años será más importante la Fiesta del Cordero y por supuesto ni “caganet”, ni belenes ni Navidad. Por cierto el Ramadan en muy duro de pasar sin beber cava y comer fuet o pan tumaca con jamón. ¿Cuando sea tarde van a querer volver a ser españoles o parte del Reino de Aragón? Puede que para entonces ya no nos interese a nosotros abrir la puerta.

Por si no ha quedado claro después de escribir estas líneas les recuerdo que soy hombre de palabra y fiel a mi juramento de defender la Bandera de España, la Constitución del 1978, al Rey como Jefe del Estado y por supuesto la integridad del Territorio Nacional. Y todo estando dispuesto a da mi vida por ello.

Miguel Temprano Arroyo

Periodista y Fotógrafo

Alférez de Infantería E.C

C. Legionario de Honor

Blog: generaldavila.com