COSAS DE LA GUERRA CIVIL. FRANCO PRIMER CABALLERO MUTILADO DE GUERRA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

En el fragor de los combates en la guerra civil española no se detenía la administración de los temas más cotidianos y domésticos, los del día a día.

En enero de 1937 fue creada la Dirección de Mutilados, encargada, a su vez, de organizar el Benemérito Cuerpo de Mutilados de Guerra por la Patria. Su creación se decía era para asegurarle el porvenir a cuantos sufrían inutilidad para el trabajo o mutilación como consecuencia de las operaciones de campaña. El 5 de abril se aprobaba el Reglamento Provisional del Benemérito Cuerpo de Mutilados de Guerra por la Patria que se encabezaba con el nombre «del inmortal genio de la Letras Españolas, Miguel de Cervantes Saavedra, mutilado en el combate naval de Lepanto». En su artículo nº 1 decía: «La Patria acoge bajo su protección y amparo a los individuos pertenecientes a los cuadros de los Ejércitos de Aire, Mar y Tierra y a las Milicias, y a cuantos a consecuencia de la actual campaña, y por la liberación y engrandecimiento de España y en lucha contra el marxismo, resultaron mutilados o heridos en las condiciones que establece el artículo siguiente, en la prestación de servicios de guerra, encomendados por orden superior o prestados espontáneamente si hubieran redundado en beneficio de la campaña…».

Al frente el general Millán-Astray que no tarda en darle sus características y vida al Cuerpo. Una de sus ideas fue integrar al Generalísimo Franco en dicho Cuerpo. No hay gran seguridad sobre el efecto que este nombramiento causó a Franco y si le hizo gracia la propuesta ya que Franco fue herido de guerra (África, El Biutz 29 de junio de 1916), pero no mutilado.

En mayo de 1938, Millán-Astray dirige carta a su compañero de promoción, entonces ministro de Defensa Nacional, el general Dávila, a la que acompaña instancia oficial en la que en nombre del Benemérito Cuerpo de Mutilados de Guerra por la Patria propone nombrar al Caudillo Primer Caballero. Tanto en la carta como en la instancia, el general Millán-Astray evita nombrar a Franco como mutilado y se limita en su propuesta a que sea el «Primer Caballero» y reciba el recién creado distintivo de «Caballero Mutilado de Guerra por la Patria». Además de alabar las virtudes de Franco dice Millán-Astray que Franco debe figurar en cabeza de cualquier Orden, militar o civil.

Alega en su valor el mérito propio para ostentar tan preciado distintivo, porque también tuvo el honor de verter su sangre en gravísimas heridas recibidas en los campos de batalla en África. La realidad que después del nombramiento no fue un distintivo usado por Franco.

En 1976 se reorganiza el Benemérito Cuerpo de Mutilados de Guerra por la Patria y en 1985 llega el momento de su extinción al declararse que ya no podrán ingresar en él ninguna persona que se lesionara a partir de esa fecha y en 1989 queda extinguido oficialmente pasando sus componentes al retiro.

Al que su vida le entregó…

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

24 octubre 2021

Desde su atalaya cordobesa F. Torres les trae LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega cuadrigentésima décima tercera

No acabo de entender a estos próceres del rojerío, que por una parte se empeñan en introducir esa gran profusión de desinencias en los nombres y adjetivos que hacen ilegibles y farragosos los textos de la cosa oficial y ridículas sus intervenciones orales y por otra parte, en aras de lo políticamente correcto, la cuestión del género y su exquisita sensibilidad partidaria o cualquier otra chorrada que se les ocurra están intentando que desaparezcan del diccionario una serie no corta de palabras, prohibidas; palabras tabú que no reproduzco por si hay por ahí alguna ley que aplicada a un servidor lo conviertan en delincuente y tenga que pasar por el trullo.

Como, por otros motivos menos literarios le ha ocurrido a SSª (¡! ¿?) D. Alberto, al  que al trullo ha condenado en sentencia firme el Tribunal Supremo, como autor del delito de tal y tal según se puede leer más abajo. Al trullo tenía que haber ido, pero luego vino el encaje de las puñetas y todo quedó en que la pena de prisión has sido sustituida por multa de 6 euritos diarios durante 90 días; total 540 €.

Porque, vayamos al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española y leamos.

 Delinquir: cometer delito.

Delincuente: que delinque.

 O sea que el diputado de las rastas es todo un señor (¿?) delincuente; apelativo que no complace a Dª Meritxell Rotenmeyer que  en aras del respeto debido  al Parlamento reprende con acritud a mi Macarena Molona, que dice verdades como templos y que, naturalmente, negándose a retractarse de lo dicho obliga a envainar a ricitos de oro; la misma señora que permite obtener las actas de diputado prometiendo (¿?) la Constitución de aquella manera, que deja decir las mayores barbaridades en contra del Rey, las Instituciones a lo mejor de cada casa, comunistas, golpistas y terroristas que allí asientan sus posaderas y que autoriza a un pelanas condenado- eso sí, avalada por los servicios jurídicos del Congreso, ¡faltaría más!- a permanecer como diputado y a usar el atril de la Cámara para montar un ataque en toda regla contra el Tribunal que lo juzgó, sentenció y condenó.

¿Respeto al Parlamento?:¡Vagi a fer punyetes, senyora meva!

 De la prensa de octubre de 2021

*** BATET REPRENDE A OLONA  EN EL CONGRESO POR LLAMAR “DELINCUENTE” A UN DIPUTADO DE PODEMOS.

Se trata de Alberto Rodríguez condenado en sentencia firme por el Tribunal Supremo a un mes y 15 días de cárcel por haber pateado a un policía. 

*** La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha condenado al diputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez como autor de un delito de atentado a agente de la autoridad a un mes y quince días de prisión e inhabilitación para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, por un delito de atentado a la autoridad que cometió al dar una patada a un policía. Los magistrados han sustituido la pena de prisión por multa de 90 días con cuota diaria de 6 euros, en total 540 euros.

 

Don Eufemio, oct. 21

ooo000ooo

 PD.-

 De la prensa de octubre de 2021

*** PSOE Y PODEMOS SALVAN EN LA MESA DEL CONGRESO  A ALBERTO RODRÍGUEZ Y LE MANTIENEN COMO

DIPUTADO PESE A LA CONDENA DEL TS.

*** MARCHENA EXIGE AL CONGRESO QUE ALBERTO RODRÍGUEZ CUMPLA SU CONDENA DE INHABILITACIÓN

 ¡Pues a ver en qué queda! Seguiremos informando.

——–

 

 

 

 

LA HISTORIA DE CEFERINO GIMÉNEZ MALLA Teniente coronel de Caballería Ángel Cerdido Gastesi

Hace unas semanas, pasé por la ciudad francesa de Nantes para ver un caballo. Como dispuse de dos días para verlo y probarlo, tuve algo de tiempo libre que aproveché para recorrer esta bonita y dinámica ciudad que rebosa historia, ya que fue capital del ducado de Bretaña que tanto quebradero de cabeza dio a los sucesivos reyes gabachos, además de haber tenido un papel importante en la cristianización durante la Edad Media, en el triunfo de la revolución del país vecino, en el comercio de esclavos y abolición de esta práctica, o en la revolución industrial europea.
Siempre que puedo me gusta conocer tres cosas de los lugares que visito, y por este orden: el vino del país, los mercados populares y las iglesias antiguas. Te suelen dar una información más real y menos sesgada de la ciudad y de sus habitantes, que la que puedes sacar de internet o de las guías turísticas.
Y el caso es que dedicando mi tiempo a investigar sobre el tercero de los objetivos citados, ya que todavía era algo temprano para trabajar sobre el primero, fui a caer en la Basílica de San Nicolás, iglesia neogótica cuya construcción finalizó en 1854 y que está coronada por una torre de 85 metros de altura.
Mi curiosidad al recorrer este templo (que creo no se puede calificar como actitud “meapilas”, aunque si alguien piensa así, me la endilga), se vio compensada al descubrir una pequeña capilla dedicada a Ceferino Giménez Malla. Giménez con Ge. Sentí curiosidad simplemente por el nombre del tal Ceferino, poco franchute según mi parecer, y me interesé por él y su historia.
Ceferino era un gitano nacido en 1861 en Fraga, Huesca. Criador, jinete y tratante de caballos, hombre honrado y trabajador, y como todos sus hermanos de raza que a lo largo de varias generaciones se habían dedicado a esta profesión, era un tío que de caballos debía saber un huevo, con perdón. Pero además, aparte de dedicar su tiempo a hacerle la cara a este potro, a enganchar el tronco que el señorito de turno le había encargado, a desbravar a aquel desertor del arado, o a intentar encalomarle a algún pardillo ese tordo con cornage, se dedicaba a enseñar el evangelio. Y es que Don Ceferino Giménez, con Ge, era muy católico, y al no tener hijos en su matrimonio, ayudaba al párroco de Fraga a enseñar el catecismo a los chavales del pueblo.
Y llegó el 18 de julio, y en España se lió parda. Y Fraga fue zona republicana al comienzo de la guerra y el pobre Ceferino cayó en desgracia, porque algún rojete vengativo o quizás al que le había endosado el tordo que roncaba, lo denunció a los cabecillas del frente popular. La sentencia, como todas las de la época, fue rápida: Ceferino sería fusilado.
Y entonces apareció un amigo anarquista que quiso echarle un capote a Ceferino. Abogando porque Cefe era buena gente y podía servir a la causa republicana por sus conocimientos ecuestres, consiguió que le conmutaran la pena de muerte por la cárcel con la única condición de que tendría que renegar de su fe católica. Y Ceferino Giménez Malla, con Ge, dijo que leches, que él no renunciaba a sus principios y que si querían le podía dar matarile, pero que de abjurar, un huevo de pato.
Y lo fusilaron en septiembre del 36 en la tapia del cementerio de Barbastro. Y Ceferino Giménez Malla, con Ge, murió cagándose en la pasionaria y dando vivas a España y a Cristo Rey. Y fue enterrado en una fosa común. Y su cuerpo nunca fue encontrado.
Pero esta historia no acaba de completarse sin decir que Ceferino fue beatificado el 4 de mayo de 1997 por Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro. Y ha sido el primer gitano de la historia beatificado.
Y tiene muchas narices que un servidor se entere de la historia de Ceferino Giménez Malla, con Ge, en Nantes, donde al buen hombre no se le había perdido nada. Y nuestros políticos en España defendiendo la alianza de civilizaciones, la memoria histórica, cambiando el nombre de la zaragozana calle del Comandante Santa Pau por la de “Héroes del Silencio”, o queriendo montar una discoteca de ambiente liberal en el Valle de los Caídos.
Esa noche me tomé una botella de vino de Vallée de la Loire, a la salud de Ceferino Giménez Malla, con Ge, y con un par.

Ángel Cerdido Gastesi

23 octubre 2021

Blog: generaldavila.com

POLÍTICA Y ÉTICA; DEMOCRACIA Y PRIVACIDAD. Pedro Motas

La política, si atendemos a su etimología, está relacionada con la ciudad (polis, en griego), y en ese sentido toda actuación nuestra es política. Dicho de otro modo, todos somos políticos en cuanto ciudadanos que estamos llamados a participar de los asuntos que a todos nos atañen. Desde este punto de vista, pese a la difusión popular de la expresión, no se puede ser “apolítico”.

En un sentido más estricto la política se refiere a la actividad que ejercen quienes “gobiernan o aspiran a gobernar los asuntos que afectan a la sociedad o a un país, es decir, a los asuntos públicos”. Políticos, en este sentido, ya no somos todos, sino solo algunos que detentan tal empeño de modo profesional o voluntario. La política ejercida por los políticos es la que aparece, de modo habitual, en los medios de comunicación y acapara las noticias de la vida social, dada su incidencia, importancia y repercusión.

Política también es, como nos señala el Diccionario de la Real Academia, “la actividad del ciudadano cuando interviene en los asuntos público con su opinión, con su voto o de cualquier otro modo”. De facto, en nuestro contexto más cercano, todos estamos invitados a participar en esta actividad política, si bien los mecanismos de participación varían y, sin duda, están llamados a regenerarse y actualizarse. De modo ordinario, en los estados democráticos, la participación política del ciudadano se limita a las elecciones o a momentos puntuales en los que es consultada su decisión y voluntad. Queda pendiente pensar cómo ampliar esa participación de “cualquier otro modo”, para que de verdad se pueda considerar una actividad propia y no meramente circunstancial o delegada y solo específica de quienes se dedican de modo activo a la política socialmente estructurada.

Los modelos de actuación política han sido y son, así mismo, muy variados en la historia: desde la dictadura a la democracia, desde la oligarquía a la gerontocracia, desde el asamblearismo y el anarquismo al predominio de una tradición matriarcal o patriarcal, cuando no teocrática… Las implicaciones de uno u otro modelo son grandes en el ámbito de los derechos, de la economía, del modelo de sociedad, y hasta en la educación. La decisión por uno u otro conlleva un importante componente ético. Y al revés, en cuanto rige o valora la conducta humana, una ética implica un comportamiento político coherente, para que este pueda ser considerado, además, moralmente aceptable. Pero también nos encontramos con que en la perspectiva ética existen pluralidad de opciones y multitud de matices a la hora de sopesar la validez moral de un acto, y más si, como ocurre con la actividad política, tiene un alcance que repercute en una comunidad de personas. Por ello el binomio política-ética o ética-política es susceptible de múltiples perspectivas, que se habrán de examinar y valorar.

Abriguemos la esperanza de que las palabras, en debate, nos ayuden a vislumbrar por dónde ha de ir lo que se señala como: “renovación de la calidad democrática”. Dicha renovación que tiene que afectar tanto a los políticos que han hecho de la política una opción y un compromiso, como a todos los que formamos la polis, la ciudad, y estamos implicados en todo lo que atañe a sus asuntos.

¿Se están cargando la democracia con las violaciones a la privacidad?

En Privacidad es poder. Datos, vigilancia y libertad en la era digital, reivindica la privacidad y la soberanía digital de los individuos frente a la economía de la atención y el capitalismo de vigilancia de las grandes plataformas tecnológicas. Hay mucha gente que piensa que nuestro móvil “nos escucha”, porque justo cuando hablamos de un producto nos aparece un anuncio sobre él. Pero muchos expertos en privacidad dicen que a estas empresas no les hace falta escucharnos para saberlo todo de nosotros.

El problema es que no nos damos cuenta de cuántos datos estamos cediendo. Y cuánto se puede inferir de esos datos. Una aplicación del móvil te pide acceso a tus datos y te promete que no los usa, pero no hay ninguna policía que vigile que eso es así. Una cosa que queda clara es que el llamado capitalismo de vigilancia, es decir, las plataformas tecnológicas que viven de la extracción y comercialización de datos privados, vive exclusivamente de la publicidad.

Sabemos que damos nuestros datos a cambio de publicidad, pero es un conocimiento muy abstracto. Si te dicen “vamos a usar tus datos para ofrecerte publicidad de lo que te gusta”, piensas que no está mal. Pero no sabes lo que hay detrás, los data brokers, cómo funcionan, qué consecuencias tienen para tu vida y la sociedad. Y en el sentido individual, es un trato muy injusto. Tú con tus datos personales no puedes hacer mucho. No te sirven de nada y si los vendieras ganarías algo así como doce céntimos al año. Pero ellos, al tener miles de millones de datos, pueden hacer mucho. Es una relación muy desigual y asimétrica.

La mayoría de las veces los datos son para financiar a la empresa y no para mejorar el producto. Para mejorar el producto se utilizan muchos menos datos y siempre se pueden borrar o tratar de una manera más segura. Los periodistas necesitan privacidad para hacer su trabajo. Si no tienen privacidad no pueden mantener a salvo sus fuentes, y si sus fuentes saben que no van a estar a salvo no van a querer colaborar. Y el propio periodista, si no está a salvo, tampoco querrá arriesgarse. Sin periodismo no puede haber democracia. Nos estamos cargando la democracia sin darnos cuenta a través de estas violaciones de privacidad.

A menudo pensamos en la privacidad frente a la interferencia de los gobiernos. En nuestra cultura política parece que nos molesta más la invasión estatal que la de empresas privadas. Hay un equilibrio sano que hay que defender entre la industria, lo público y la ciudadanía. Y cuando esos tres elementos se unen demasiado aparece el riesgo de los Estados totalitarios, como fue el comunismo en Rusia o la China actual.

La privacidad no es solo un derecho sino un deber cívico. Una de las estrategias que han usado las empresas tecnológicas para convencernos de su relato es la de “divide y vencerás”. Es decir, la privacidad es algo individual, una preferencia personal. Y no es así. Porque cuando alguien comparte sus datos, y esa empresa los utiliza para entenderme a mí, que yo nunca quise dar mis datos, y luego para tratar de perfilarme y manipular mi voto, esa preferencia personal se convierte en algo muy colectivo. Es como con el coronavirus. Una cosa es que a ti te parezca bien arriesgarte y contagiarte y otra es que contagies a otros.

Cuando vendo mi casa, y es mía y la compré con mi dinero, tengo la autoridad moral y legal para vender o destruir o hacer lo que quiera con esa casa. Pero cuando vendo mis datos, no tengo esa autoridad moral porque mis datos contienen tus datos también. Si vendo mis datos genéticos, estoy vendiendo datos de mi familia. O igual cuando vendo datos de mi ubicación, también vendo los datos de mis vecinos. Casi nunca tus datos personales son solo sobre ti.

Es otro relato que nos han vendido las grandes tecnológicas: si no tienes nada que esconder, debes ser lo más transparente posible, y la gente más transparente es la más ética o virtuosa. Y en realidad el liberalismo depende no solamente de que el gobierno no se meta en tu vida si no es necesario, sino de que tampoco lo hagan tus vecinos. Necesitamos una esfera privada en la que puedas seguir tu religión, tus intereses, que no tienes que compartir necesariamente con nadie, sobre todo cuando compartir conlleva muchos conflictos innecesarios.

Nos aterra que se nos juzgue. Cualquier cosa que digamos o hagamos se usará en nuestra contra, y eso quiere decir que no podemos hablar libremente. Está afectando a las relaciones sociales, a las amistades, pero también a las relaciones entre profesores y estudiantes. Es un moralismo y puritanismo extremo en el que todo el mundo tiene que ser perfecto. Pero es imposible ser perfecto. Siempre habrá alguien que crea que haces algo mal. Si estás mucho con tus hijos, se te culpa. Si estás poco, también. No hay manera de ser buena madre o padre. Alguien siempre te criticará.

La esfera pública se vuelve muy peligrosa para algunos tipos de personas. No es que la crítica se distribuya de una manera igualitaria, es que además las minorías reciben la mayoría de estas críticas extremas. Las redes y las plataformas construyen tu identidad virtual a partir de tus datos y es muy difícil refutarla o cuestionarla. ¿Estamos perdiendo espontaneidad?

La publicidad personalizada sí que es un poco más efectiva que la convencional, pero es que es tan cara que no merece la pena la inversión. El problema con las elecciones, aunque también es muy poco efectiva, es que se ganan o se pierden por unos cuantos cientos o miles de votos. Si puedes identificar a los indecisos que pueden cambiar el sentido de su voto, te puede servir para darle la vuelta a unas elecciones. No son suficientemente efectivos como publicidad pero sí como propaganda.

¿Estamos en un mundo de locos o el mundo se ha vuelto loco…?

Pedro Motas

Blog: generaldavila.com

22 octubre 2021

PUTÍN Y LA OTAN: DECISIÓN E INICIATIVA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

El Jefe

«La manera segura de perder una guerra es dejar la iniciativa al enemigo. Y la manera más segura de no cargar con una iniciativa equivocada es no tomar ninguna y enjuiciar desde retaguardia las que el otro toma en el frente» (Cardenal Suhard. Del libro Los curas comunistas de José Luis Martín Vigil).

Nunca te fíes del general que dice que está muy ocupado, eso lo conozco, e intuyo que pasa entre muchos altos funcionarios de la gobernanza que por no hacer nada aparentan lo contrario.

Mientras más alto puesto ocupas el trabajo es menor, a cambio de que hagas el tuyo bien hecho y ese consiste en tomar decisiones. Eso es todo y lo es todo.

Llevo selladas las palabras: «El jefe ejerce el mando con plena responsabilidad que no puede compartir con nadie, y su atribuciones no reconocen más límites que la fidelidad a la misión que le haya sido encomendada y el respeto a la doctrina»

Muchas son las veces que dudo a la hora de escribir. La técnica no es difícil y no hay que decir mucho. Depende de quién lo diga, ni más alto o más bajo, sino de quién lo diga. Con una sola palabra creó Dios el mundo. No es esa la cuestión por tanto. Sino decidir.  Para ello es necesario llevar la iniciativa. Mejor que aciertes porque si no es así, no solo no crearás el mundo, sino que este se te vendrá encima.

Guerra y paz

La guerra y la paz son fruto de una decisión, una sola que suele ser la de uno, aunque concurran muchas circunstancias. Solo uno es el que dirige a los diez mil. Jenofonte es la historia.

No todo el mundo está capacitado para alcanzar ese lugar nada privilegiado, pero hoy parece lo contrario y son las campañas de publicidad la que por propios intereses elevan a los lugares de máxima responsabilidad a marionetas perfiladas, pintadas y acomodadas al lujo del puesto y es el espejito mágico su visita cada amanecer y al terminar el día.

Lo peor de la decisión no es no tomarla, sino tomar la equivocada e insistir en el error, y eso es lo que ocurre con demasiada frecuencia. Hombres sin la preparación y la fuerza moral necesaria, la que deberían tener, ocupan los puestos de mayor responsabilidad sin asumir el riesgo y fatiga que ello debería suponer y sin asumir su escasa preparación.

Cuando se escribe se torea de salón, es como los juicios que los políticos emiten desde la retaguardia y les lleva a tomar decisiones a remolque de la iniciativa del enemigo.

Los tiempos son de riesgo y hay amenazas a la vista. No sabemos cómo será la guerra del futuro, pero hay indicios porque la guerra ha estallado en sus primeras fases y ahora hay una valoración de los hechos para ver como se lleva a cabo el siguiente ataque.

Una de ellas muy significativa se desarrolló en Crimea. Aún está latente, aunque detenida. Le salió como quería.

Putin, Borrell y la OTAN

La OTAN despliega en las fronteras rusas. ¿Para y por qué?

Putin amaga, aunque todavía no pega. Cada día es un hombre más misterioso e inaccesible. Más alejado; de Europa sobre todo, que no es una y hay unos que deben estar más preocupados que otros.

Por lo pronto Putin decide y no lo permite al adversario; él no pierde la iniciativa. Le sale bien.

Por otro lado se ocupa de lo que debe cuando otros dan pases en el salón de sus elegantes palacios.

No estaría de más que la primera iniciativa europea fuese sentarse con Putin y pedirle que nos explique cómo lo hace.

La política Europea está necesitada de una profunda revisión que debe empezar por jubilar al alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, el señor Borrell.  Ganaríamos todos. Incluso él.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

20 octubre 2021

DIGNIFICAR EL OFICIO DE SOLDADO: ASIGNATURA PENDIENTE Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

El oficio de soldado

Dignificar el oficio de soldado. ¿Suena extraño?

Yo comprendo que no sea un tema de interés general. Debería serlo. Los soldados tiene pocos cauces legales para manifestar su precaria situación, pocos altavoces, y tampoco son muchos los oídos dispuestos a escuchar. Ante las distintos comentarios que me llegan debo hacerme eco de la tristeza ante el futuro laboral de estos hombres de honor, valor y servicio callado, eficaces y de absoluta necesidad: los soldados.

El cambio del ejército de reemplazo al profesional se hizo sin pies ni cabeza, de manera precipitada, sin consultar con los que saben: los militares. La frivolidad de la medidas adoptadas, y la precipitación con que se tomaron, hizo que los ejércitos y la Armada (esta de manera más acusada) estuvieran un largo tiempo inoperativos. Demasiado tiempo, el suficiente para desarmarlos, hipotecarlos, e incluso tiempo para vaciar su espíritu. Consecuencias que aún sufrimos. Camino de inventar otra cosa distinta a un Ejército.

La recuperación es lenta y el futuro muy incierto. Se resume o tiene su paradigma en el soldado que a los 45 años se encuentra en la calle sin oficio ni beneficio. El ministerio de Defensa es consciente del problema y se lucha por buscar una solución que sabemos no es fácil. Se está en ello y toman medidas, a todas luces insuficientes, aunque se les facilite el acceso a otros cuerpos y se les forme para reintegrarse en la vida civil. No es suficiente. La inseguridad vive con ellos.

La sociedad española está obligada a buscar una solución. Las hay. ¿Qué son difíciles y que el tema de la edad hace que no puedan permanecer siempre como soldados? Es discutible. Lo hemos explicado por activa y por pasiva y dadas las cifras y datos sobre la cantidad de puestos de trabajo que hay en los ministerios, en concreto el de Defensa, y en algunas unidades donde la edad no es determinante, está claro que existen lugares y procedimientos para ubicarlos. Lo que no parece muy alentador para un hombre de servicio, de servicio de riesgo mal pagado, es que ahora le aplaudan cuando se juega la vida, por ser el primero ante el máximo riesgo y luego tener que mirar a la guardia civil o a la policía, para poder ingresar en ellas y asegurarse el futuro porque en su ejército no tiene sitio. Vamos que le echan. Cualquier empleado público tiene su futuro asegurado; menos los soldados.

Soldados al paro

Es un empleo seguro (laboral) el de guardia civil o el de policía, nacional o municipal, también el de bombero, pero no lo es el de soldado, ni de armas ni de emergencias. El primero el soldado de armas, lo tiene más difícil porque su oficio ha sido empuñar un arma y encuadrase en una unidad para el combate. Futuro desasegurado.

Todavía sigo sin entender como nadie ha dado un paso al frente para solucionar el tema de la profesionalidad combinada con un voluntariado y a la vez devolver a su lugar a aquellas escalas tan necesarias como era la de la Legión que tan excelentes resultados dio.

Algún ministro, muy de la tropa, muy militar él,  se cargó el futuro y las ilusiones y los demás solo asentaron el edificio mal construido, en ruinas. Claro que ahora estamos más por la destrucción de España y con ello la de los del artículo 8, a los que hay que dar otra misión y dedicarlos a las tareas domésticas para después de halagarlos unos años mandarlos a la cola del paro.

Aquí la más principal hazaña es obedecer: ni pedir ni rehusar.

¿Otros lo harán? Muchos pensamos; otros decimos. Nadie hace.

Podría darse el caso, hipotético, digo yo, que España, la del futuro que se ha empezado a construir, no necesite soldados, sino que haya que seguir la teoría del actual presidente del Gobierno y suprimir el ministerio de Defensa para dar paso al de Emergencias. Sí. Estamos muy necesitados. Estamos ante una verdadera emergencia nacional.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

20 octubre 2021

Desde su atalaya cordobesa F. Torres les trae LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega cuadrigentésima décima segunda

Otro de broncas; y no hay dos sin tres…

Tan seguro y previsible como que el sol salga por el Este, que detrás de la tempestad venga la calma o que pierda el Barcelona de Koeman; (¿Que acaba de ganarle 3-1 al Valencia?: lo siento, lo escrito, escrito está ). Tan cierto como que para Leonor y Cristina los Reyes son los padres o que el Tribunal Constitucional, a denuncias de VOX, tumbe todas y cada una de las decisiones el Gobierno…

Tan predecible como que de aquí en cien años todos calvos es el estado de ánimo airado, ardoroso y  furibundo con que le personal de a pie recibe las salidas a plaza del ministro del Interior: cada una de sus comparecencias se han ido contando por bochornosos abucheos, sonoras pitadas y estruendosos y floridos griteríos de palpable y manifiesta desaprobación. Y digo con La Bombi -¿recuerdan?-: ¿Por qué será?

Por las innumerables e innombrables razones que, principalmente en relación con sus subordinados, justifican los pitos jalonan su trayectoria como titular de tal departamento; sólo hay que tirar de hemeroteca.

Pues ante tan legal como justa y necesaria actitud de la ciudadanía, el señor de marras, menos cínico que su baranda,  coge el cesto de las chufas y dice que nanay; que con él que no cuenten y que él no sale más: ¡arrojo, bravura y bizarría se llama la figura! Tampoco, la verdad, podría esperarse mucho más…

De la prensa de octubre de 2021

MARLASKA SE HARTA DE  PITADAS: NO VOLVERÁ A  PARTICIPAR EN ACTOS POLICIALES QUE TENGAN PÚBLICO CIVIL

El ministro del Interior, Fernando Grande- Marlaska, escuchó impasible este domingo una gran pitada contra él en Córdoba durante el acto de celebración de la Virgen del Pilar, patrona del cuerpo policial. Sin embargo,  la pitada ha provocado una gran bronca interna: la gente de Marlaska culpa a la Guardia Civil por haber colocado al público muy cerca de la tribuna de autoridades y anuncia que no repetirá en actos que no blinden al ministro ante los abucheos.

 Don Eufemio, oct. 21

(Continuará DM; y si nos dejan)

 

LEYES PARA EL ENFRENTAMIENTO CIVIL, HISTÓRICO Y MILITAR Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Ley de Memoria Histórica

Ley de Memoria Histórica, que no se llama así —a ellos mismos les avergonzaba el nombre—, sino Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura.

Perversión de ley. La ley no debería ser necesaria si la sociedad fuese justa, equitativa y racional, y para ello ha habido gobiernos de uno y otro lado, de perspectivas distintas ante una única historia, que han debido actuar con esa justicia y equidad que obliga a reparar todo aquello que lo exigiese, ya fuese perdón o reconocimiento, algo en lo que todos estamos de acuerdo. ¿No lo han hecho?

Juan Negrín Cabrera

Porque yo recuerdo que el año 1995 mediante acuerdo transaccional entre el Estado y los herederos de Negrín estos recibieron del Estado español: 287.000.000 de pesetas, «y así evitar toda controversia o litigio judicial que llevaría implícitas evidentes y grandes dificultades». ¿Dificultades? El tema era según aludía el acuerdo «Como consecuencia de la incautación y administración judicial de 105 bienes integrantes de la herencia de don Juan Negrín Cabrera, durante el tiempo en que estuvieron en esta situación por aplicación de la Ley de Responsabilidades Políticas». Alguien debería aclarar el asunto de acuerdo político tan costoso para todos. ¡Menuda reparación!

Pero la historia como tal es otra cosa y contarla es necesario. Con verdad y sin odio.

Tuvo que venir un indefinible personaje, y su sucesor, a implantar de nuevo el enfrentamiento, la división y escribir una historia, que desconocen, para lo que dieron orden a manipuladores de su redacción.

Ahora ante la escasa penetración de sus mentiras, del odio que quieren inyectar, recurren a ahondar en el tema, más y más dañina ley — ¿Memoria Democrática?— que es fuente de votos entre los rescoldos que nunca han querido apagar. Vuelven a la carga con otra ley que acrecienta la división y se acerca a la inquisición intelectual que padecerán, incluso con la cárcel, aquellos que escriban fuera del dictado del dictador.

En fin que reparar, lo que se dice reparar, pues eso, a Negrín, ahí es nadie. La historia nada tiene que decir, pero no callará. Tarde o temprano resurgirá.

Estas cosas de la reparación histórica son como lo del Descubrimiento. Obedece al poderoso dinero de malos incultos que las lanzan y a los tontos incultos que las reciben, y entre medias está la pasta de quienes con ello viven, y muy bien.

Miren la verdad de esta historia que unas leyes sectarias quieren imponernos es la de un Rey, Alfonso XIII, que expulsaron de España y declararon reo de delito y así, de camino, desaparecía de un plumazo (o de un balazo): la Corona.

Expulsado y perseguido. ¿Por qué? Eso no lo cuentan tal y como fue: convirtieron unas elecciones municipales en un plebiscito. Es decir como si las últimas elecciones autonómicas en Madrid ganadas por Isabel Díaz Ayuso las convirtiésemos en eso, un plebiscito en España, y la hiciésemos presidenta del Gobierno o incluso reina. Eso es lo que ocurrió en 1931 que se llevó puesto a un rey y a la Corona entera, a pesar de haber perdido los republicanos. Claro que para aquella izquierda el voto no era igual, que unos valían más que otros. Muy propio. Después la cosa se amaña con una buena propaganda, agitprop incluido, bien aderezada, una nueva Constitución y a correr. Así fue entonces. ¿Volverá a ser así? Si el curso de la historia, de aquella historia, hubiese sido otro, hoy sería otra España, o lo estaríamos contando de otra manera. Como puede ser que dentro de unos años sea otra España, otro nombre, otra manera.

Hoy lo que es, y no lo que se cuenta, es que echaron al Rey y se montaron una República. Los del Pacto, el de San Sebastián, y así hasta que en el año 1934 como había ganado la derecha, o sea, los que no habían firmado el Pacto, el de San Sebastián, como ahora, «a esos ni agua», pues dieron un golpe de Estado.

Que la derecha no gobernase era el pacto, y el golpe de Estado, y para que no hubiese dudas, cuando vieron que eso no se cumplía, de nuevo convocaron sus elecciones, estas sí, republicanas, pero menos, sino suyas y para ellos, y engañaron de nuevo; y no ganaron, pero como si ganasen. Porque mandó la calle, la suya, la guerra callejera, tanto que hasta las fuerzas de seguridad, varias y distintas, que eran la policía, o sea los representantes de la ley y el orden, que deberían hacerla cumplir y cumplirla, asesinaron al líder de la oposición y se quedaron tan a gusto porque hasta se retiró de su pesquisas al juez que le correspondía investigar; y no hubo más. Hubo que se habían quemado iglesias y asesinado a curas y monjas, y a cualquiera que diese indicios de cultura religiosa o no, sino de otra, pero cultura. A tiro limpio por las calles era la forma que querían imponerse los nuevos ganadores. Hubo movimientos militares y avisos, y se dijo: ¡cuidado!

El crimen estaba en la calle y por nada y sin nada eras víctima del pistolón.

La Guerra

Al grito de ¡Viva la República! y el de ¡Viva España! unos militares dijeron ¡basta!, pero les contestaron que de eso nada que se disolvían las unidades y las armas para el pueblo. Claro que el pueblo al que se referían eran unos cuantos, porque el pueblo, el que es el pueblo, más bien se asustó y se quedó en casa a esperar.

Cuando ese pueblo suyo, el que ellos proclamaban, tuvo las armas, se iban a la sierra de Madrid como si fuese la verbena y la caseta del tiro al blanco y luego volvían al barrio a bailar o a dar a alguno el baile con paseíllo incluido, y en Barcelona ni te cuento, allí no se movía ni el Mediterráneo, hasta que los comunistas por un lado, los anarcosindicalistas, que se llevaban a muerte entre ellos, todos contra todos, se dieron cuenta que así no ganaban una guerra y dijeron: disciplina.

Como había pistoleros, muchos venidos de fuera, pero de oficio pistoleros, que se incrustaban hasta en las instituciones, como entre los asesinos de Calvo Sotelo, pudo imponerse una cierta disciplina de matón. Fue cuando un mono como uniforme y pistolón al cinto te convertía en jefe, y se erigieron en jefes del pueblo, su pueblo armado, y a todo el que por allí pasaba, por Francos Rodríguez, por ejemplo, o por la Castellana, se le armaba o se la armaban.

Por el otro lado, los otros, se pararon en las puertas de Madrid a ver lo que pasaba y como allí pasaba de todo y nadie abría, se fueron a llevar a cabo la aproximación indirecta, que ya caerían los de Madrid ellos solos.

Claro no podía ser de otra manera. A los primeros que mandaban o creían hacerlo, en Madrid y Barcelona, y en Valencia y en Bilbao, y otros lugares así, los anarcos se los quitaron de encima por ser sociocomunistas y entonces pusieron a otro socialista más comunista y que creían que cumpliría mejor el papel. Pero claro los había en Aragón del bando anarcosindicalista de pistolón, y en Cataluña más de esos y de los otros, más fieros. Era un lío a ver qué pistola mandaba mejor y era más rápida. C.N.T, P.O.U.M, F.A I, o Amigos de Durruti, y muchos más que menos hacían la guerra por su cuenta y siguen en ello, y son más conocidos, pero también menos porque se esconden mucho mejor.

En Vizcaya y Guipúzcoa estaban unos que hacían la guerra sin querer hacerla y eran de derechas y con capellanes castrenses, pero muy suyos y dijeron que ejército solo el suyo que lo manda el suyo «el Aguirre este nuestro que le hacemos general» y que nada de Santander, traición al canto, y se pusieron a pactar con los italianos, fascistas, muy de su cuerda, y con el Papa si necesario fuere, y los pillaron; claro.

Pues eso: un lío porque había muchos y todos eran distintos y pensaban, pero no todos, y enfrentados, en uno y otro sitio, y así no se podía hacer la guerra decían los militares profesionales de los que los milicianos no se fiaban porque mandaban y había que obedecerles.

Entonces en Barcelona no tragaban con los de Madrid-Valencia, indisciplinados decían, y se lio en las calles entre unos y otros hasta que dijeron que socialistas no, ese Largo pues largo de aquí, comunistas tampoco y anarcosindicalistas tampoco. Hasta entre ellos se mataron como al camarada Andreu. Andreu Nin. Y llegó Negrín que era de todo, era Negrín, y todo fue a peor; ¡velay!

Las cosas no pintaban oros, sino bastos, y en el Ebro un general que hasta entonces era solo jefe, pero comandante de los de Estado Mayor, o menor (depende), Rojo algo rojo, se puso al mando de tres de los del pistolón, elegidos por él,  Casado, Líster y Tagüeña y se encontró con el Ebro a la espalda y un poco más allá el Mediterráneo. Agua por todas partes. Y la tropa, pues eso, tropa, carne de cañón, que casi ninguno emigró a México y sitios así.

Se aguó la terrible fiesta y los suyos dijeron ¡basta!, nos rendimos, pero como eran distintos, que ni entre ellos se entendían, unos huyeron otros, los más, abandonaron a sus tropas y otros no supieron qué hacer. Los más jefes, de todos, los jefazos, huyeron. Valientes como ninguno su ejemplo llega a nuestros días.

Aquello fue muy duro: perder de aquella manera. Luego, además, había que contar como fue la pérdida, y es por lo que alguno no lo admite y quiere empezar de cero.

Esto fue y es la primera parte. Que cada uno lo cuente como quiera, pero alguno debe darse prisa en hacerlo porque vienen.

Son muchos y distintos y, aunque cada uno vaya a lo suyo, lo que tienen claro es contra quién vienen. A eso le llaman ley de la memoria o memoria democrática, que vaya usted a saber de lo que se acuerdan los que la redactan.

¡Velay!

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

18 octubre 2021

Blog: generaldavila.com

 

CONMEMORACIÓN DEL CENTENARIO DE LA CAMPAÑA DE MELILLA. ANNUAL 1921 Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

El General de Ejército D. Amador Enseñat y Berea, recién nombrado JEME. ha querido que su primer acto de carácter militar sea el homenaje a los miles de soldados que lucharon y murieron dando su vida por España en la Campaña militar de Melilla en 1921 de la que se celebra el Centenario. Un Centenario que había pasado desapercibido institucionalmente y que ahora se recupera en una ceremonia celebrada en nuestra eterna ciudad de Melilla y que a pesar de la poca repercusión mediática queremos resaltar aquí porque: es la conmemoración de mayor relevancia militar de todo esta año 2021 que termina.

El pasado sábado día 17 el nuevo Jefe del Ejército de Tierra presidió en Melilla el homenaje para corroborar que la historia militar la componen y la estructuran nuestros soldados y por tanto seguimos fieles a nuestras Reales Ordenanzas: «Los miembros de las Fuerzas Armadas se sentirán herederos y depositarios de la tradición militar española. El homenaje a los héroes que la forjaron y a todos los que entregaron su vida por España es un deber de gratitud y un motivo de estímulo para la continuación de su obra».

Hace ahora cien años muchos de nuestros compatriotas regaron con su sangre la seca y correosa tierra rifeña donde el deber les exigía aguantar el silencio de aquella incomprendida misión que les llevó a un final aún inexplicado e inexplicable.

La conmemoración militar tiene algo que va más allá de la historia y de las opiniones. Significa que el recuerdo a los que cayeron en el campo de batalla permanece en los anales de su historia y en nuestros corazones a base de recordar los hechos y transmitirlos como enseñanza y ejemplo.

Hace unos meses escribía un artículo sobre el homenaje que un español, en solitario, en La Coruña, rendía honores a los héroes de Annual depositando una Corona de rosas blancas a los pies de la bandera de España que se iza en la antigua Capitanía General. Expresé mi admiración a aquel español al que luego tuve la oportunidad de conocer personalmente: Francisco Vázquez de la Iglesia; y escribí aquello también con un reproche dirigido al olvido, a aquellos que deberían recordar institucionalmente los hechos y no lo hicieron.

Hoy tengo que mostrar mi alegría, la de soldado, y con ello me llega el recuerdo de las primeras estrofas del Himno de Infantería

Ardor Guerrero vibre en nuestras voces

y de amor patrio henchido el corazón

entonemos el Himno Sacrosanto

del deber, de la Patria y del Honor.

¡Honor!

Por fin se ha rendido el debido homenaje institucional y restituido la memoria de aquellos que murieron cumpliendo su deber. Hay España por la que rezar y a la que defender. Solo con un gesto se puede hacer más que con mil campañas de desmemoria.

Permanezcan en nuestro recuerdo aquellos que en los confines de la tierra su último suspiro fue un Viva España para morir por España.

Elevemos nuestra oración por ellos.

 El toque de oración inicia el vuelo

y hay en las últimas luces del cielo

algo invisible que nos acompaña,

como si en la quietud de los soldados

estuvieran aquí formados

todos los que murieron por España”

(Coronel Luis López Anglada)

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

18 octubre 2021

 

 

¿POR QUÉ FUERZAS ARMADAS A LO QUE SIEMPRE SE LLAMÓ EJÉRCITOS Y MARINA? General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Se ha generalizado, además de oficializarse, de acuerdo con la Constitución, el término Fuerzas Armadas. ¿Por qué y desde cuando ese nombre? Seguramente si hacemos la pregunta todos contestarán que siempre se llamaron así: Fuerzas Armadas.  Pues no. Conviene aclararlo porque la cuestión no es caprichosa ni baladí. No suele darse puntada sin hilo.

Ya saben que el término guerra está casi prohibido en nuestra Ley de leyes, limitándose a utilizar esa palabra (maldita) tres veces y no para su definición, sino como de paso, en los artículos 15, 63.3 y 169: <<pena de muerte en tiempo de guerra>> -asunto ya zanjado-; <<que al Rey le corresponde declarar la guerra>> (?); y por último, <<no poder iniciarse la reforma constitucional en tiempo de guerra>>. Eso es todo.

Me viene a la memoria lo acertadísimo que estuvo mi querido Coronel José María Grande Urquijo, colaborador de este blog, cuando en una conferencia dijo: <<Las Fuerzas Armadas no son una ONG con pistolas>>, una cruda realidad que nuestra clase política hipócritamente rehúye mientras azuza los rescoldos de la hoguera.

Vamos camino de la emergencia, de sitio (de sitiar, claro), Fuerzas de Sitio, o de Emergencia, más acorde con el lenguaje de nuestra Constitución que contempla los estados de alarma, excepción y sitio, pero no el de guerra. Es curioso contemplar que la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio (Art. 32, uno) dice: <<Cuando se produzca o amenace producirse una insurrección o acto de fuerza contra la soberanía o independencia de España, su integridad territorial o el ordenamiento constitucional, que no pueda resolverse por otros medios, el Gobierno, de conformidad con lo dispuesto en el apartado cuatro del artículo ciento dieciséis de la Constitución, podrá proponer al Congreso de los Diputados la declaración de estado de sitio>>. Algo parecido hablando en román paladino, a la guerra (sin citarla, no vaya a ser…) ¿no les parece? Estado de sitio: <<cuando se produzca o amenace producirse una insurrección (que significa: levantamiento, sublevación o rebelión de un pueblo, de una nación), o acto de fuerza contra la soberanía o independencia de España…>>.  Es difícil ponerlo más claro. Suena cercano eso de <<o amenace producirse>>.

¿Más aclaraciones?

Leo en el Diccionario de la RAE:

<<estado de sitio

  1. m. estado que, ante una agresión a la integridad del Estado, se decreta otorgando poderes excepcionales a la autoridad militar>>.

Los que acaban provocando el enfrentamiento (es histórico) suelen presentarse como pacifistas, pero no son pacíficos.

El que fue (es un decir) ministro de Defensa, Bono, en su día ya propuso eliminar los artículos de la Constitución Española que contienen la palabra guerra por innecesarios. Claro. Para guerra, la que él dio.

Me he ido, intencionadamente, del tema que inicialmente planteaba.

Entonces, ¿en qué quedamos? ¿Fuerzas Armadas o Ejércitos? ¿Fuerzas de sitio, de emergencias? Respuesta constitucional: <<Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire…>>.

La primera referencia al término Fuerzas Armadas que encontramos podría ser la Ley Orgánica del Estado de 10 de enero de 1967 cuyo título VI en su artículo 37 dice:<<Las Fuerzas Armadas de la Nación, constituidas por los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire y las Fuerzas de Orden Público, garantizan la unidad e independencia de la Patria, la integridad de sus territorios, la seguridad nacional y la defensa del orden institucional>>.

Sin embargo en el maremágnun semántico el artículo siguiente de aquella misma ley hablaba de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire y para nada citaba a las Fuerzas de Orden Público.

Es sin duda la creación del ministerio de Defensa la que consagra el término <<Fuerzas Armadas>>, con visión conjunta de los Ejércitos, con el importante detalle de que desaparecen del concepto las de Orden Público.

También comprobamos que el término ejército en la acepción del Diccionario de la Real Academia Española es referido únicamente al conjunto de fuerzas aéreas o terrestres  de una nación, definiendo la Armada (en su acepción núm. 7) como el conjunto de fuerzas navales de un Estado. Es decir que la Armada es Fuerza Armada, pero no ejército. ¿O es el brazo naval de las Fuerzas Armadas como decía la II República? Aquello de los ejércitos de Tierra, Mar y Aire, en conjunto, ya no está dentro del lenguaje al uso.

En fin podíamos seguir perdidos en la semántica y terminología distinta para decir lo mismo, o no. Ejército, Armada, Fuerzas de Tierra y de Mar, Marina de Guerra, Fuerzas Nacionales de Tierra, Mar y Aire; o Ejércitos de Tierra, Mar y Aire, como se denominaban bajo el primer ministerio de Defensa creado en 1938 de quien dependían los ministerios de Tierra, Marina y Aire.

En resumen y de acuerdo con nuestra Constitución <<Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire…>>.

Queda claro. Y de guerra nada, sino Estado de sitio.

Como Alejandro Magno: el sitio de Tiro. No es mala la idea.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

Desde su atalaya cordobesa F. Torres les trae LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega cuadrigentésima décima

Pues qué quieren que les diga: que al monje no hace el hábito, o al revés. El caso es que esta digna y despistada (¿?) señora nunca me ha dado el perfil ni el  fuste, ni por dentro ni por fuera, propio del titular de lo que era el principal de los ministerios de un gobierno que se precie. De un Gobierno que se haga respetar en el dificilísimo e interesadísimo ámbito internacional; en la memoria, histórica, están los soberbios representantes de España y sus intereses desde que España es España, bastantes siglos ha.

Desconozco, aunque me lo malicio, el nombre de la factoría; el lugar de la estantería a la que acude Don Sánchez para elegir estos ministros florero: tampoco los méritos, aunque también me lo malicio, que los susodichos hayan prestado. A este paso tendremos de ministro, de propaganda, a mi tocayo Tezanos, ahora que ha sido imputado por sectarismo; y hasta aquí puedo llegar…El caso es que esta señora que, y que nadie se ofenda, pasaría perfectamente por catequista de la parroquia de San Opropio promocionada a presidenta de las “Siervas de María afligidísima en su tercer dolor”; esta señora – “sola o en compañía de otro,s – nos ha metido en un monumental lío y nos ha hecho quedar mal con quien nos proporciona el gas para la luz, lo que faltaba, o con quien nos paga con oleadas de inmigrantes menores e ilegales en cuanto se le tuerce el ceño.

¿La solución al problema?: mentir, tapar al baranda, tomarse la Ley a título de inventario; y tomarnos por tontos, lo que les encanta. ¡Pues no, señor; no señora!; no nos lo tragamos.

Y esperemos que el juez tampoco.

 De la prensa de octubre de 2026

 *** LA MINISTRA DE EXTERIORES DIJO DESCONOCER LA EXISTENCIA DEL PASAPORTE FALSO DE GHALI  AUNQUE SU EX  N º 2 SE LO HABÍA ENTREGADO YA AL JUEZ.

El exjefe de Gabinete de Laya, Camilo Villarino, presentó al juez copia del pasaporte falso que Ghali había usado a su entrada por Zaragoza.  El titular del pasaporte correspondía a un embajador retirado.

*** DELGADO, PORTAVOZ DEL GOBIERNO: “GHALI NO ENTRÓ CON UN PASAPORTE FALSO, ENTRÓ CON PERSONALIDAD DISTINTA (sic). (¿?)

 *** GARCÍA LAYA  REHÚSA REVELAR AL JUEZ QUIÉN AUTORIZÓ LA ENTRADA DE GHALI: “TODO SE HIZO DE ACUERDO CON LA LEY”

*** EL JUEZ A LAYA: “USTED SE ACOGE A UNA LEY DE LA  QUE NO    CONOCEMOS NI LA PRIMERA LETRA”

*** RABAT NO CREE A SÁNCHEZ Y LO SEÑALA COMO LA X DEL “CASO GHALI”

*** EL JUEZ RAFAEL LASALA ACUSA AL GOBIERNO DE UNA “VULNERACIÓN FRONTAL” DEL REGLAMENTO SCHENGEN POR PERMITIR LA ENTRADA DEL LÍDER DEL FRENTE POLISARIO, BRAHIM GHALI A NUESTRO PAÍS.

Don Eufemio, oct. 21

(Continuará Dm; y si nos dejan)

 PD.- A la entrega 409 .

Perdonen por el lenguaje: una ligera muestra de la muy fértil, insuperable y agudísima sabiduría popular de  la gente de esta bendita tierra.         ooo000ooo

 

EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ

Entrega cuadrigentésima undécima

 En lo que ya va siendo más que una costumbre y se ha convertido en una arraigada tradición con los últimos presidentes socialistas que toman su jarabe de palo en cuanto, y no siempre, se presentan fuera de su ambiente de pelotas y paniaguados: ¿cómo íbamos a dejar pasar la ocasión de glosar esta lección de democracia, y de cabreo, que el pueblo soberano demuestra ante sus ínclitos líderes, cuando no lo son; ni lo uno ni lo otro.

La bajeza de su estilo se puso de manifiesto cuando saliendo desde detrás de la tribuna y rodeado de escoltas -que ni el marajá de  Khapurtala- se dirigió hacia el grupo de Ayuso, Almeida y Robles que desde hacía un rato esperaban para recibir a Su Majestad; los medios, no todos,  apreciaron rápidamente la rebuscada maniobra de intento de disimulo, que  de nada le valió. La monumental bronca se produjo, y así fue destacada en los mismos,  no todos, naturalmente.

Y  también  al uso, su bombero de confianza sale a la palestra y en su tele de cabecera, confundiendo el culo con las témporas trata al personal de maleducado y de falto de respeto con España, el Ejército y el Rey  y con los miles de personas, los soldados que trabajaron y se esforzaron para que el evento fuera un éxito.

¡Pues no, señora, no!: para ellos fueron los aplausos; los pitos y los gritos de repulsa fueron contra su jefe; y usted lo sabe aunque intente, vanamente, justificarlo.

 De la prensa de octubre de 2021

 ABUCHEOS A SÁNCHEZ Y APLAUSOS AL REY EN LA VUELTA DE UN MASIVO DESFILE DEL DÍA NACIONAL DE ESPAÑA

Llegó de manera simultánea al cortejo que precedió al rey Felipe VI como queriendo enmascarar la pitada tras la sonora ovación que recibió el monarca. Pero en cuanto su nombre fue anunciado por la megafonía el abucheo se produjo de un modo notable. “Fuera” y “dimisión” eran algunos de los gritos que los ciudadanos profirieron dirigidos al jefe del Ejecutivo. No logró evitarlo en ningún momento de la mañana.

Don Eufemio, oct. 21

(Continuará Dm; y si nos deja

OTANno—OTANsí General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

El síndrome de la OTAN

Europa vive bajo el síndrome de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) que se manifiesta en la repulsa a defenderse militarmente, pero, eso sí, que haya alguien que la defienda.

Vuelve la antigüedad a señalarnos como culpables. Europa fue Grecia y fue Roma; el Renacimiento abrió el telón a un nuevo mundo, entonces una Europa que era portadora de cultura, sabiduría y humanismo. También religión y guerra, mezcla tantas veces explosiva con un poco de todo. Austrias y Borbones, Luis XIV sobre todo; y Europa fue Napoleón, y las guerras mundiales fueron Europa, y acabó siendo Hitler quién echó el borrón que Goya había anunciado en esa metáfora de El Coloso que acabaría con todo.

Tuvo que venir la descubierta, las Américas, a poner orden al ver una Europa indefensa y empobrecida de ideas y venidas; y se quedó. ¡Cómo para irse! Fue una guerra fría, pero al fin y al cabo una guerra.

Así apareció la OTAN: que era y son los Estados Unidos de América. Los demás fueron y son convidados de piedra que no pagan.

El Secretario General de la OTAN

El noruego, actual Secretario General, Stoltenberg, da la fórmula secreta: «disuasión y diálogo». Es algo así como «A Dios rogando y con el mazo dando», pero sin dios, sin rezar y sin golpear. La fórmula tenía  un secreto, pero le han pillado: que golpeen ellos, los americanos, y que rece la tropa mientras hacen como el chiste ¿pero hay alguien más?

Si algo queda para entonces, la próxima cumbre de la OTAN se celebrará en Madrid los días 29 y 30 de junio de 2022.

El presidente Sánchez lo ha anunciado tras reunirse, o lo que sea, en Moncloa con Stoltenberg y ha señalado la concepción estratégica del futuro: «Para España es fundamental fortalecer las relaciones entre la OTAN y la Unión Europea para reforzar la responsabilidad de la Alianza en el ámbito de la seguridad humana, abarcando aspectos como la lucha contra el cambio climático y asuntos relacionados con mujer, paz y agenda de seguridad, que serán cruciales para la seguridad y la estabilidad en las próximas décadas».

Es una visión novedosa y muy estudiada por Putin y Xi Jinping. Los Estados Mayores, el Pentágono, el CESEDEN, el Sistema de Seguridad Nacional, yo que sé, estudian a fondo las palabras del presidente. ¿Para eso queremos la OTAN? Paga que diría Trump, y déjanos a nosotros no vaya a ser que confundas la OTAN con soldados sin frontera o aquello que nos decían en Afganistán «miliKK», pero acompáñame.

La OTAN se mueve ¿Un Ejército Europeo?

El Secretario General de la OTAN, sin saber a dónde mirar ni que decir, ha saltado la barrera, la que separa al toro a punto de cornear y al público entendido: «Estamos unidos y eso es el mensaje más importante que enviamos a Rusia, que no nos puede dividir. Estamos unidos en nuestro mensaje de disuasión y defensa combinado con diálogo».

Es lo que les decía: «A Dios rogando y con el mazo dando», pero no esperen que España haga algo, porque ya no reza y su presidente piensa que: «Sobra el ministerio de Defensa».

En mi opinión la OTAN o es una organización militar o no es nada. ¿Política? Es evidente. Hoy lo vemos a cada minuto que no son los ejércitos los que promueven los conflictos, sino los poderes políticos y económicos los que ponen y quitan rey.

La OTAN está para evitar conflictos, proporcionar seguridad diaria, libertad, por medios políticos y militares. Para evitar o hacer la guerra. ese es el diálogo.

Un compromiso de resolución pacífica, pero con una fuerza militar para la defensa colectiva de acuerdo con el Tratado o por mandato de Naciones Unidas. O tenemos una fuerza disuasoria y con voluntad de vencer, militar y fuerte, decidida y sin debilidades o todo será inútil.

De eso es de lo que hay que hablar. Ser más fuertes y creíbles. Europa hoy no es ni lo uno ni lo otro.

Por último: ¿Quién paga la factura?

No insistan: por ahora no hay ni rastro de un Ejército Europeo. Creo que no lo habrá a medio plazo. Es historia.

Lean.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

15 octubre 2021

 

LA CABRA Y EL (AR)CHIVO DE LA LEGIÓN Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

La cabra de la Legión

Del 12 de octubre hemos sacado en resumen que ya no habrá cabra ni carnero ni cabrón en la Legión. Pues eso, que lo de la cabra, ya se lo expliqué en un artículo que aquí les dejo (enlace), a Franco no le gustaba nada: «inadmisible», decía.

Inadmisible dice la ley, que no sé qué ley será, franquista puede, pero será, y por si acaso he abierto la jaula al canario ahora que llega el invierno para que sepa lo que es bueno y lo buenas que son las leyes que dicen proteger a los animales y los fríos junto a las cotorras que no me dejan dormir, asentadas en el frondoso árbol que se mete por la ventana de mi casa y el ayuntamiento no poda porque dice que hay que dejar morir en su tristeza al viejo y enfermo olmo. A ver, si no, donde van a mear los perros.

La legión sin cabra es como el Quijote sin lanza, o Sancho sin su rucio, o sin Bucéfalo Alejandro. O el perro sin su olmo enfermo. Babiecas tengamos que son legión.

La Legión

Tampoco habrá chivo en la Legión y eso sí que es una faena. Porque toda la vida legionaria, pero toda, incluso ahora, que ya no se sabe si es o no, el chivo se ponía cerca de la mesa del secretario, en la oficinilla de la Legión, y cuando estaban ya los papeles, un legionario ya viejo y muy hecho en batallas de oficios y balas, después, digo, de despachar los papeles con el capitán, entraba en aquel cuarto y al legionario secretario, el que estaba sentado en la mesita, le decía: «toma esto parchivo»; y claro, el legionario secretario, como no se lo escribían, sino al oído, entendía que el papel ya no servía y era para el chivo, para que se lo comiese, y este que estaba cerca, pegado a la mesa de la oficinilla, solo tenía que abrir la boca y masticar despacito el papel aquel que era de papel de verdad y no reciclado. ¡Par chivo! Pues eso que así estaba de gordo el cabrón, perdón el chivo, y es por eso que en la Legión no ha quedado nada archivado sino en la saga y mente de aquellos parchivos que siempre supieron mucho del papel legionario. En la Legión esa es la razón de que las razones entre legionarios permanezcan secretas y los chivatazos no se perdonen; y los chivos que se chivan ni desfilan ni pasan de los seis meses antes de que se conviertan en chuletas.

El archivo de la Legión

Los secretos eso son y no hay que intentar ver por dentro, sino por fuera y como de verde vestimos, pero poco verde comemos, si quieren que no desfile la cabra, ni el chivo ni el cabrón, pondremos de mascotas lechugas verde legión y alfalfa; o un buen melocotón. Mejor dos.

Si ustedes quieren saber algo de la legión no olisqueen por archivos ni legajos ocultos, sino que pregunten al cabrón, porque el chivo no va a contestar nada de nada, pero no olviden que lo sabe todo, y todo en la Legión es nada.

Esto es muy raro, me dijo ayer, entristecido, el chivo, que ve que se queda sin su puesto de trabajo.

No sé por qué me da que lo que pretenden es que no desfile la Legión y que en su lugar lo hagan las cabras y el problema es ahora buscar quién desfila como mascota. De las cabras.

Porque desde luego la Legión sin la cabra será, pero será una legión sin cabra, que no sé qué es lo que será, aunque vista de verde y lleve de mascota un huerto de lechugas. Porque el problema puede, que yo no lo sé, que no sea la Legión, sino la cabra, y así vamos quitando cosas de en medio. Entonces podremos algún día entendernos; en el monte que es a donde tira la cabra. Los legionarios no. ¿Es que no se habían dado cuenta?

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

14 octubre 2021

LOS ABUCHEOS AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Sánchez dimisión

¡Fuera, Fuera!, ¡Sánchez dimisión!

¿¡Qué quieren que les diga!? Una forma de expresión como otra cualquiera. Gustará más o menos, pero es una forma tan adecuada como escribir esta crónica.

Algunos creen que la calle les pertenece y que la manifestación y el griterío es propiedad suya (intelectual). Cuando otros lo hacen se rasgan las vestiduras.

El que manda sin hacerse respetar ya se sabe que no manda. No es falta de respeto mostrar las diferencias a quien no quiere darse cuenta del daño que está haciendo a los gobernados. Se manda para todos y no para los suyos. En política democrática se debe respetar más al que abuchea que al que halaga. El primero te debe hacer pensar; el segundo olvidar.

Hablemos de los abucheos al señor Sánchez en el desfile de las Fuerzas Armadas el Día de la Fiesta Nacional de España.

Fuerzas Armadas

Conviene diferenciar lo que Pedro Sánchez no diferencia. El Pedro Sánchez incapacitado para gobernar y el presidente del Gobierno de España que se encamina con decisión a acabar con España. Él no es más que nadie ni menos. Pero puede más que nadie y eso le lleva a ser menos que nadie. Claro que no lo entiende(n). Los abucheos lo recuerdan. Que España es otra cosa y que él está ahí por el voto comunista y de los enemigos de la unidad e integridad territorial de España, de su forma de Estado y de su Constitución. Que si no fuese por ellos, él no gobernaría, lo que es un claro indicador. Su política es favorecedora hacia los que pretenden romper con la unidad de España y su forma de Estado, la Corona. Por sus obras los conoceréis. Ese es el significado de los abucheos de los que asistían a ver desfilar a los que tiene por misión, de acuerdo con el artículo 8 de la Constitución, garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional. No a esa política de acabar con España.

Cuando uno llega a ser presidente de una nación debe como norma fundamental olvidarse del partido y pensar solo en la nación.

Sánchez dimisión. Aviso a navegantes

Esto es un aviso a navegantes. Si yo fuese él, que no lo soy, estaría preocupado. Hay goteras por todas partes y estoy percibiéndolas en los lugares donde él menos se lo espera. Por ahora no puedo ser más explícito, pero cuidado con la democracia que al final se impone, aunque a alguno de los que le apoyan no le guste. España es una nación democrática y por ende unida, libre y soberana. Tenga cuidado y ponga la proa al frente, que las olas no le zarandeen lateralmente. Desde el mismo barco alguien mueve el timón.

Luego no me diga que no le aviso. ¡Rey don Sancho, rey don Sancho…!

Alerte a su guardia que buena falta le va a hacer.

¡Ah! ¿Qué no me entiende? No esperaba menos de Vos. Consulte con su Inteligencia.

¡Fuera, Fuera!, ¡Sánchez dimisión! Nos han hecho ser así. Obligados a ver lo que ocultan bajo el cargo. No es mala educación ni falta de respeto, es lo poco que queda de libertad. Yo escribo. Otros lo hacen al aire limpio de Madrid.

¿Quién gritaba? Piensen.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

13 octubre 2021

 

 

Desde su atalaya cordobesa F. Torres les trae LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega cuadrigentésima novena

Pensaba un servidor que hay cosas que no se pueden hacer: robar, matar, abusar, maltratar…, e incumplir la Ley.

¡Pues no!; si uno forma parte de un gobierno social comunista, y no digamos si es una, puede incumplirla, romperla, obviarla, saltársela e incluso inventársela; así sobre la marcha.

Conocen el numerito de los 400 €  que, rumbosamente, el Gobierno repartirá entre los que en 2022 cumplan 18 años para gastarlos “en elementos considerados cultura”; pero no en todos, pues excluye la tauromaquia, que para eso es un gobierno progresista…Y sectario, de género, animal-ista, ecologista y otros muchos istas más. Pero sobre todo lo es dictador y totalitario que tiene que meter su hocico en cosas en las que ni debe, ni sabe; ¡ni puede!

Porque, vamos a ver:

– ¿Son ilegales las corridas de toros?: NO

– ¿Existen leyes que las regulan? SÍ

-¿Puede el Gobierno prohibir al que quiera asistir a las mismas? NO

Con todo esto, y bastante más, hemos  oído decir a su portacoz  que la tal exclusión- y por ende prohibición, “venga de donde venga” la pasta- se debe a que la benemérita paguita gubernamental está dirigida a beneficiar a aquellos sectores han salido más perjudicados de la COVID 19.

O sea; los ganaderos, toda la gente del campo que tiene su sustento en la crianza y cuidado de las reses, los transportistas de las mismas, los agricultores que les proporcionan su alimento, todo el personal de plaza, el que cuida y transporta el ganado equino que sale a la plaza, los sastres, los artesanos que fabrican los capotes, utensilios y adminículos imprescindibles en las corridas… Los picadores, banderilleros y toreros; en fin el por ellos denostado, difamado, perseguido y reprobado “mundo del toro” no “ha salido perjudicado” tras haber permanecido dos años con la más absoluta falta de festejos.

En cambio sí lo han sido los almodóvares, penélopes, bardenes y demás personajes y personajillos de su cuerda sin olvidar, por ejemplo, a los dedicados al bollante  negocio de  los recreativos y de los vídeojuegos (¿?¡!), que también van a beneficiarse del “bono joven”.

Prevarican y lo saben; desde más de una instancia lloverán las querellas y a este indigno gobierno les volverán a caer más sentencias desfavorables; lo saben, pero el daño, el mal a la Democracia y contra la Ley y contra el Estado de  Derecho ya se habrá producido. Y saben también  lo bien que les pueden venir y contándolos están ya los votos de tantos que oyendo sus desafinados cantos de sirena caerán en su trampa y les entregarán la virginidad de su primer voto.

Que habrán logrado con su, el de usted, y mi dinero; naturalmente.

¡Y pensábamos que era Iván el único gurú inventor de las ocurrencias y desafueros!

 De la prensa de octubre de 2021

 EL GOBIERNO DEJA FUERA A LOS TOROS DEL REGALO “CULTURAL” DE 400 EUROS PARA LOS JÓVENES.

“No todos los elementos” considerados cultura se beneficiarán de este cheque para los jóvenes de 18 años y futuros votantes.

El Ministerio de Cultura ha confirmado este jueves que los toros “no estarán incluidos” en el catálogo del bono cultural para jóvenes anunciado este miércoles por Pedro Sánchez.

Así lo ha explicado Cultura a la Agencia Efe en una nota en la que afirma que “no todos los elementos que nuestra legislación considera cultura van a estar bajo el amparo de este bono cultural”. “Eso es lo que hay que delimitar ahora, el catálogo de servicios y productos culturales que puedan  ser financiados a través del bono”, ha matizado.

*** LOS JÓVENES RESPONDEN AL BONO CULTURAL DE SÁNCHEZ: “ES UNA ESTRATEGIA POLÍTICA PORQUE HA PERDIDO MUCHOS VOTOS”

-Don Eufemio, oct. 21

(Continuará Dm; y si nos dejan)

PD.- Perdonen por el lenguaje: una ligera muestra de la muy fértil, insuperable y agudísima sabiduría popular de  la gente de esta bendita tierra.   

    ooo000ooo

 

LOS VERSOS DEL CORONEL

(El Maestro, cont.)

En esta obra, y en su compañera “La Tarde”, Velázquez plasmó su idea del paisaje, sin una excusa narrativa que lo justificara. En general, en el siglo XVII, éste debía estar acompañado, ser el escenario de una “historia” mitológica, sagrada etc…No es éste el caso: posiblemente sea el primer pintor de la historia que cogiera sus trastos y su caballete y saliera fuera, a pintar; a pintar lo que ve, cómo y sólo lo que ve.

 La luz y el aire son los verdaderos protagonistas, así como la voluntad que parece latir en ellos de plasmar un momento concreto, es decir, de describir unas circunstancias atmosféricas determinadas; en conseguir impresiones y efectos de la luz en un momento determinado del día, lo que unido a que el pintor se  plantara con sus útiles delante del motivo y atacara directamente el lienzo (rarísimo, ya digo, en la época) como hizo el pintor sevillano en estos dos casos es lo que ha llevado a la teoría de que nos encontramos en estas representaciones de la “tarde” y el “mediodía”, en un anticipo de lo que haría Monet más de dos siglos más tarde con sus famosas series de la Catedral de Rouen…

Con esa pincelada suelta que define ambas escenas y su peculiar estudio lumínico, se puede considerar al maestro como el primer impresionista de la historia.

En opinión de diversos autores, esta vista de la Villa Médici fue realizada por Velázquez durante su segundo viaje a Italia, entre 1649 y 1650.Félix Torres.

———–