EL SEÑOR HOMERO. Rafael Dávila Álvarez

No les voy a descubrir a Azorín, aunque vaya usted a saber con lo poco que ahora se sabe de la Ilíada; y de dónde está Troya, que puede que ni estuviese. Azorín era algo así como Aquiles, pero en vez de espada usaba pluma y un paraguas rojo. Hoy sería youtuber o el número uno en tik tok. No me cabe la menor duda. El personal no es tan idiota como parece, solo los que tienen acta de Diputado alcanzan el lugar de los dioses y de la inmunidad.

Sí a ti te digo; tú también ¿te crees distinto?

Hay un corto pero inmenso cuento de Azorín, D. José Martínez Ruiz, que les recomiendo: Toscano o la conformidad. Forma parte de su libro: España. Hombres y paisajes.

Ustedes pensarán que escribir es una tarea pesada, difícil, y que hacerlo a diario una obligación que puede resultar más dura que picar. Les contesto que no, que escribir es un alivio ante el dolor o la alegría, un desahogo necesario y me atrevería a decir que una medicina, cual si el mundo estuviera con fiebre y debe tomarse algo. Paracetamol contra la fiebre que produce el talento de los que gobiernan una nación sí y la otra también.

En el mundo taurino nunca se juntó tanto desecho de tienta.

De lo escrito cada día saldrá un enorme libro único que, aunque tampoco lo sea, se le parece, como si el que escribe haya vuelto de Etiopía, «que es fama entre los etíopes que los monos deliberadamente no hablan para que no los obliguen a trabajar»; claro que no sabían que es mejor escribir que así parece que no hablas y además no es trabajo.

El gran libro lo escribió el señor Homero y luego los demás hemos ido copiando.

Conversaba D. Jacinto Benavente con el aldeano que le veía cavar la tierra

—¿¡Que Don Jacinto trabajando?!

—No hijo, descansando.

Cuando le veía escribir o leer.

—¿¡Que don Jacinto, descansando?!

—No hijo, trabajando.

«Después vi que es absurdo imaginar que hombres que no llegaron a la palabra lleguen a la escritura».

Todo parece ser que fue, pero que ya antes se había escrito.

Homero empezó todo y ya no hay nada más que escribir; es repetir lo mismo. El amor y el odio; el dolor, la traición, el valor y el verbo en sus terminaciones ar, er, ir. No hay más, aunque alguno nos empeñemos en repetir siempre lo mismo. Tomar el medicamento necesario en esta pandemia de inútiles que es tan contagioso.

Cervantes debió descansar mucho después de escribir, pero seguro que presumía más de haber perdido el brazo en Lepanto, si es que alguna vez hubo Lepanto, que debe ser que nos lo han contado tantas veces que ya dudas. Todo está bajo el poder de la luz, la imagen y el sonido.

De ahí que no sea difícil escribir. Dar luz, imaginar, escuchar las voces. Hoy te lo dan todo hecho y eso te causa una tristeza inmensa. Nada puedes. Hay una frase que circula en el cotidiano lenguaje (es horrorosa) y denota una incultura ofensiva: «Es lo que hay». ¿Cómo que es lo que hay? Es preferible vivir en las cuevas. ¿Lo que hay?

Nos hemos hechos inmortales: Creemos.

«Ser inmortal es baladí; menos el hombre, todas las criaturas lo son, pues ignoran la muerte; lo divino, lo terrible, lo incomprensible, es saberse inmortal» (Borges. El inmortal).

En definitiva ya no hay palabras; cualquier palabra es la palabra de otro y no hay palabra que otro no tape con la suya; y así a palabrotazos vamos de paso en esta estrechez del pensamiento que uno no sabe qué hacer, si escribir o no, Si total está escrito todo y la «conclusión es inadmisible».

«Cuando se acerca el fin, escribió Cartaphilus, ya no quedan imágenes del recuerdo; sólo quedan palabras. Palabras, palabras desplazadas y mutiladas, palabras de otros, fue la pobre limosna que le dejaron las horas y los siglos».

Después de sacar el paraguas rojo y no sé cuantas cosas más, todo fue inútil, y entonces el señor Toscano dijo en España. Hombres y paisajes:  «¿Dónde está el secreto de la paz espiritual, de la ecuanimidad, de la dicha? En la conformidad, en dejar que las cosas que no podemos remediar sigan su curso lento, inexorable y eterno».

Ya no queda nada. No hay España y el paisaje es yermo. Los hombres han desaparecido. Me resisto y escribo. Otra cosa no puedo.

Todos copiamos lo que dejó escrito el señor Homero que después repetía el señor Toscano.

¿A dónde nos llevará este curso lento, inexorable y eterno?

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

27 enero 2022

LOS PROCESOS ANTIDEMOCRÁTICOS DE LA II REPÚBLICA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Parece ser que el Ministerio de Educación (el del Pensamiento) no quiere que en el Bachillerato se estudien «los procesos antidemocráticos» que experimentó la II República según se mira a la espalda y a la izquierda.

Sigo los deseos de tal ministerio y voy a explicar lo que de democrático tuvo la II República que fue casi nada. Quizá lo más antidemocrático fue su proclamación.

No está de más estudiar la Historia a fondo y no a modo de un Gobierno que impone su pensamiento, por cierto, pagado, el de unos historiadores a sueldo, incluso alguno con el marchamo de intelectual.

Lo publiqué en mi libro La guerra civil en el Norte. El general Dávila, Franco y las batallas que decidieron el conflicto. Creo que a más de uno le vendrá bien refrescar la memoria, aunque sea calificada de antidemocrática lo que da valor al testimonio.

Esto fue lo que ocurrió a no ser que estemos hablando de otra cosa, otra nación y otra memoria. O podría ser que ahora se imponga mentir a la hora de hablar de Historia, que sería otra historia muy actual.

El 14 de abril de 1931 el Rey se marcha, abandona el ejercicio de sus funciones para evitar un supuesto y posiblemente no seguro derramamiento de sangre. No había razón alguna; nadie había depositado en las urnas la forma política del Estado. Solo eran unas elecciones municipales que el Rey ni perdía ni ganaba; él no entraba en juego. Nunca se sometió a referéndum la forma política del Estado. De unas elecciones municipales surgió la República. Alfonso XIII se quedó solo. ¿Dónde están mis leales? No están aquellos cadetes de infantería a los que con tanta frecuencia visitaba en Toledo, en el campamento de la Academia Militar, Los Alijares. Fresco el recuerdo de aquella tienda de campaña en la que durmió el Rey un día ya lejano mientras resonaban en sus oídos las palabras que su director dirigía a los caballeros cadetes: «Conservad en vuestros corazones estos sentimientos de admiración, cariño y adhesión a nuestro Rey, que ellos serán la guía de nuestro proceder en todos momentos [sic], hasta en los más peligrosos de nuestra gloriosa carrera. Dedicad todas vuestras energías, vuestra vida entera, a su gloria, que es la de la Patria […]. Recordad en todo momento que las páginas más gloriosas de nuestra historia las ha escrito la infantería con la punta de sus bayonetas». Otros cadetes, los de la Academia General Militar estaban más lejos: en la Academia General Militar de Zaragoza. Su director, el general de brigada Francisco Franco Bahamonde, había propuesto que la General, como se la conocía, se ubicase en El Escorial. Entonces las cosas podían haber sido distintas: «Si hubiésemos estado en El Escorial acaso habrían podido cambiar algunas cosas. A mí me hubiese sido fácil presentarme el 12 o el 14 de abril de 1931 en Madrid, al frente de los cadetes, e influir, quizá, sobre las circunstancias que determinaron la expatriación de Alfonso XIII». (Franco, Manuel Aznar). Ya antes, muy pocos meses antes, el 12 de diciembre de 1930, el general Franco había plantado cara al golpe de Estado republicano. Un servicio de guerra, al tomar posiciones con sus cadetes en Zaragoza sobre la carretera de Francia para detener a la columna del capitán Fermín Galán, laureado de la Legión, sublevado en Jaca por la República. El desorden e improvisación de la columna de Galán hizo que no pasase de Huesca. Detenida y anulada. Los capitanes Galán y García Hernández fusilados. Era el pronunciamiento militar vanguardia del Comité Revolucionario, que pretendía que los militares fuesen por delante, asegurarse la fuerza. Casares Quiroga, que iba camino de la revolución del capitán —dicen que a detenerla—, se quedó dormido en el hotel de Jaca. Al despertarse ya se había sublevado Galán, que avanzaba hacia Huesca. ¡En nombre del Gobierno Provisional Revolucionario! A partir de ese momento nadie estaba tranquilo. Se había inaugurado una etapa de permanente violencia y desconfianza política y social. Después del fracaso militar y revolucionario, inventaron la excusa de las urnas. Unas elecciones de falsa interpretación y amañados resultados. Al fin, como consecuencia de sucios pactos y manejos, sin razones legales en que sustentarse, llega a España la República, porque el Rey se va. Dicen que para evitar un derramamiento de sangre; nadie dijo lo de supuesto y posiblemente no seguro derramamiento de sangre, que al final, ya sin rey, se produjo. No era el Rey el problema. El 14 de abril Alfonso XIII tiene que abandonar España. Son las hijas de un general y marqués, Gonzalo Queipo de Llano, las primeras en subirse a una camioneta y recorrer las calles de Madrid al grito de viva la República: «En alguno de esos camiones, roncas de gritar y sinceramente convencidas de la gloria de la jornada, iban mis hijas» (Queipo de Llano, en Mis almuerzos con gente importante, José María Pemán, Dopesa, Barcelona, 1970). Mientras se le acaba el tiempo, el Rey tiene aún lucidez para una breve meditación. Aquella dictadura, ¿para qué? No era eso, no era eso. Esto no acabará aquí. Si se queda: ¿habrá guerra? ¿Y si se va? ¿Dónde vas, Alfonso XIII? Ya no hay vuelta atrás. Que se las arreglen ellos. La Guardia Civil se inhibe por orden del general Sanjurjo, José Sanjurjo Sacanell, dos veces laureado, su director. El repentino republicano, marqués del Rif, recuerda sus cuentas pendientes con el que ya es solo don Alfonso: el Toisón de Oro que no le han dado, que si su mujer no es del gusto real. ¿Por qué no le ha nombrado gentilhombre, con acceso directo al despacho real? Esos días abrileños de repúblicas, el general Sanjurjo se convierte en protagonista. Le gusta ser importante. Lo es. África y alguna cosa más le han dado fama y honores que a veces no se corresponden con su inteligencia. El ministro de Estado Alejandro Lerroux le pide que asegure el orden. El general exige para él plenos poderes sobre el Ejército, las Fuerzas de Seguridad y la policía. Lo quiere todo y lo obtiene. (Maximiano García Venero, Madrid Julio 1936, p. 191, en cita del libro de Emilio Esteban-Infantes General Sanjurjo. Un laureado en el penal del Dueso, AHR, Barcelona, 1957). Sobre el marqués del Rif va a recaer el peso de la bienvenida a la República, que necesitaba para colarse en España el aval de un general, a pesar de Azaña, muy a su pesar: «Accedió sin resistencia a prestar a la República, que reconoció, el primero e inestimable concurso de la Guardia Civil de la que era director general. Siguió al frente de ese Instituto, pero muy pronto iniciose una antipatía que le hizo incompatible con Azaña, el cual no se cansaba de manifestar la molestia sentida ante la pretensión de que la República tuviese un patrono o protector y con entorchados» (Niceto Alcalá-Zamora, Mis Memorias, Colección «Espejo de España», Planeta, Barcelona, 1998). Antes de que el Rey se vaya definitivamente, un último intento lleva a Romanones a proponer su abdicación y establecer una regencia de la que fuese titular el infante don Carlos de Borbón Dos-Sicilias, que había sido Capitán General de Sevilla, y en esos momentos Inspector del Ejército. Persona muy considerada, de enorme prestigio entre civiles y militares. Una quimera. Ya era tarde para el apellido Borbón en España. No había vuelta atrás. Desde el 12 de abril de 1931 la calle no deja de gritar. Por ahora solo eso: gritos. Berenguer, ministro de la Guerra, rubrica el final de la escena. Escribe a los capitanes generales la noche del mismo día 12 y les da la orden definitiva: «Que los destinos de la patria siguieran el curso que les impone la voluntad nacional». Está claro: no hay que contar con el Ejército, que nadie mueva un pelotón. Lo que diga Sanjurjo. Nada que hacer. Dejar correr la calle. El Rey no tiene donde apoyarse. Dice que no quiere derramamiento de sangre. ¿Y si resiste? «Dios sabe lo que hubiese ocurrido si Su Majestad resiste; tal vez se hubiese salvado el trono» (Mis Conversaciones con Franco. Francisco Franco Salgado Araujo).

Es el final de la Monarquía: «Quiero apartarme de cuanto sea lanzar unos compatriotas contra otros en fratricida guerra civil… Suspendo deliberadamente el ejercicio del poder real y me aparto de España». Se acabó el Reino de España, que ahora es la República española. Rumbo a Cartagena. La guerra que vino no fue como consecuencia de la marcha del Rey sino por los que en un ruin pacto (Pacto de San Sebastián) traicionaron el curso de la historia y amañaron a su gusto unas elecciones para montar su República, que no supieron encauzar ni dirigir. Ni la Monarquía ni la República eran culpables. Solo la incompetencia de unos dirigentes demasiado complacientes; con su escasa sabiduría gobernante se llevaron por delante la Monarquía y detrás de ella la República. Habrá que admitir la consabida frase: «La República la trajeron los monárquicos y, después, la perdieron los republicanos».

¿Podría repetirse la historia? Todo indica en esa dirección.

Dávila Álvarez, Rafael. La Guerra Civil en el norte (Spanish Edition). LA ESFERA DE LOS LIBROS, S.L.

Blog: generaldavila.com

27 enero 2021

 

 

 

Desde su atalaya calabresa F. Torres les trae LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega cuadrigentésima cuadragésima primera

Con lo que cuida de cada uno de nosotros este inmerecido gobierno que “siempre trabaja y se desvela” para que la vida nos sea más fácil cada día y que cada día gocemos de un poquito más de libertad, no sería de extrañar que pensando en el bienestar de los chiquillos, a poder ser futuros socialistas, de dentro de 1500 años esté pensando en ir aligerando, y no es una metáfora, la lista de los reyes de los reyes de España  y de paso quitarle hierro a la dura enseñanza.

No tendrán, así, los niños del siglo XXIV tener que memorizar como lo hicimos tantos del siglo XX la retahíla que para entonces estaría vigente.

Incontables los de dicho siglo que tuvimos que memorizar la lista de los reyes godos: 33 para ser exactos, los que agrupábamos en “equipos” de 11 nombres tal campeaban en La Liga; estratagema harto útil para conseguir el efecto perseguido, acostumbrados como estábamos a memorizar las alineaciones de los primeros equipos de la futbolera competición. Aquello sonaba más o menos así; que entonces, fútbol de furia y ofensivo, se jugaba al 3, 2, 5.

 *Ataúlfo — Sigerico, Walia, Teodoredo — Turismundo, Teodorico II — Eurico, Alarico II, Gesaleico, Amalarico y Teudis

 *Teudiselo — Ágila I, Atanagildo, Liuva I — Leovigildo, Recaredo I — Luiva II, Witerico, Gundemaro, Sisebuto y Recaredo II.

* Suintila — Sisenando, Chintila, Tulga — Chindasvinto, Recesvinto — Wamba, Ervigio, Égica, Witiza y Rodrigo.

 Y no es que pretendamos que en la placa hubiera ido el nombre completo y los apellidos, Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón y Grecia, cosa que sí ha hecho el ministrín; pero, qué menos que inscribir el mayestático FELIPE VI, que anónimo se quedó ¡Será por los recortes!

Más que nada para que los que vean la foto dentro de 50  años sepan cómo se llamaba ese señor tal alto que posó con don José Manuel Albares Bueno, de quien por cierto para entonces nadie se acordará; ni sabrá qué ni quién fue. En fin, otra vez al refranero: “si quieres conocer a fulanito dale un carguito”.

De la prensa de enero de 2022

 VOX SE BURLA DE LOS AIRES DE GRANDEZA DE ALBARES: «¿TAN DIFÍCIL ERA PONER EL NOMBRE DE FELIPE VI?»

 Espinosa de los Monteros critica que sólo aparezca el nombre del ministro, José Manuel Albares.

El portavoz parlamentario de Vox ha afeado al gobierno de Pedro Sánchez un nuevo desprecio al Rey Felipe VI durante la inauguración de la nueva sede del ministerio de Exteriores, en la plaza del Marqués de Salamanca en Madrid.Don Eufemio, ene. 22

(Continuará DM; y si nos dejan)

ooo000ooo

SEIS MILLONES UNIDOS ALREDEDOR DEL BLOG generaldavila.com

Hemos pasado la barrera de los 6.000.000 de visitas al blog. Sin publicidad, sin mercantilismo, sin conocimientos técnicos, pero con mucha fe puesta en los que nos leen; más que en nosotros mismos. El blog lo hacen ustedes, nosotros solo orientamos en la dirección del esfuerzo principal.

Este blog es como la campana de la Iglesia

Espadaña de iglesita derruida:

Sin campanas, ojos de aire.

No se los comerá la tierra.

Sabía el maestro José Jiménez Lozano el valor de la palabra cuando es noble y desinteresada. Porque el único interés que mueve a estos señorones de lo progresista, de lo sostenible, es lo mismo que sostiene al Banco: el dinero. Lo nuestro es otra cosa.

Por eso aquí damos sin recibir otra cosa que no sea el aliento de muchos. Dice el Credo de la Legión en sus Espíritus más cotidianos:

EL ESPÍRITU DE COMPAÑERISMO

Con el sagrado juramento de no abandonar jamás a un hombre en el campo hasta perecer todos.

EL ESPÍRITU DE AMISTAD

De juramento entre cada dos hombres.

EL ESPÍRITU DE UNIÓN Y SOCORRO

A la voz de “A mí la Legión”, sea donde sea, acudirán todos, y con razón o sin ella defenderán al legionario que pide auxilio.

Ahí no hay mentira que valga. Todo se ve y todo se comparte.

Ya somos una familia, pequeña, pero crecerá. Les pedimos difusión y llegar más lejos. Otros piden dinero, nosotros solo que nos lean, a cambio de España, de su futuro, de su unidad.

Esa es la meta y en esa línea les pedimos que hagan un esfuerzo para que lleguemos aún más lejos.

Gracias por habernos llevado a esa cifra que nos parecía imposible.

Mientras contemos con su apoyo seguiremos creciendo.

Nuestro afecto y agradecimiento les acompañe.

Blog: generaldavila.com

25 enero 2021

 

 

LOS PAPELES DE BONO Y EL TENIENTE GENERAL MENA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

En el digital Vozpopuli y publicado por Gonzalo Araluce se están dando a conocer los llamados papeles de Bono. Deben ser importantes.

No dedicaré ni un minuto a mirar la papelera del personaje que seguro que algo busca, se busca en el espejo. Esa es la importancia.

Inexplicable papeleo y menudo papelón el del viejo Bono de nuestras entretelas. No es nuevo. Llevaba demasiado tiempo calladito.

El personaje don José Bono, ni el señor José ni don Bono, interesan en el mundo militar, en el civil lo dudo más allá de las hípicas provinciales. Ser el peor ministro de Defensa que se haya conocido en España es todo un título.

Lo lleva con orgullo gracias a que dejó bien colocado a un grupo importante de fieles escuderos que siguen sus andanzas, que ancha es su castilla y su mancha, ambas cosas en él contradictorias porque, sin saber nada, hizo de todo sin asesorarse de nada, que él todo lo sabe, pero no pudo ser lo que nunca fue, aunque cree haberlo sido. De todo hizo menos lo que debió hacer.

Abandonó al Ejército, lo inundó de sus caprichos, no respetó sus valores tradicionales, quiso imponer su moral y hasta modificar tradiciones sagradas propuso. Dejó en peligrosa tesitura a unas tropas que se jugaban la vida y expuso a grave riesgo a las tropas aliadas en una decisión precipitada y errónea, que supuso una de las mayores derrotas morales de nuestras tropas en el cumplimiento de una misión. Inolvidable personaje. Fomentó el enfrentamiento entre compañeros, desnombró para nombrar a sus afiliados.

No se fiaba. Vigiló desde soldados a generales, buscó debajo de las alfombras, habló a unos de una manera y a otros de la otra, a ver si alguno cantaba lo que él quería oír, lo que jamás se habló entre caballeros de uniforme.

Se hizo famoso por el cese y arresto del Teniente General don José Mena Aguado, enero de 2006, por las palabras que pronunció el general el día de la Pascua Militar siendo Jefe de la Fuerza Terrestre con sede en Sevilla. Provocó un intencionado vuelco de escalilla, como se dice en términos militares. El JEMAD era Félix Sanz Roldán, que luego fue Jefe del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y ahora se sienta en el Consejo de Administración de Iberdrola. Le sustituyó como JEMAD José Julio Rodríguez Fernández, dirigente del partido político Podemos y mano izquierda de Pablo Iglesias. Eran aquellos tiempos…

Sí. Los tiempos del Estatuto catalán… de aquellos polvos.

Conviene repetir lo que ya escribí hace tiempo y que vuelven a remordernos las conciencias.

El general Mena en su discurso de la Pascua Militar se adelantó en el tiempo, proféticamente, a lo que con frivolidad otros menospreciaban: la ruptura de la unidad de España. No se escondió ante nadie ni ante nada y dio la cara por todos sus subordinados que le mostraban a diario su preocupación y desencanto. El general Mena era el Jefe de la Fuerza Terrestre, es decir el jefe de casi todas las unidades de combate del Ejército. El general Mena recordó, cuando todo empezaba, la relevante y honorable misión de las Fuerzas Armadas; repito, proféticamente. Lo hizo sin el menor atisbo de amenaza ni escándalo que no fuese el que los débiles, en su interpretación del deber y la responsabilidad que su cargo exigía, jugaban a la nación de naciones y frivolidades estatutarias sembrando la cizaña entre el trigo.

Hoy conviene recordar y traer a la memoria el injusto tratamiento dado a un hombre de honor que dijo lo que ahora todos dicen y se desdicen y siguen diciendo que dijeron. Ahora que el honor se cambia por cobardía y los ejemplos están perdidos en discursos insustanciales, conviene no olvidar a los hombres que su deber les llevó a cumplir con honor a pesar de los que quisieron deshonrarles. Su actitud entonces, a lo largo de estos años, hoy más que nunca, es un ejemplo.

Ha pasado el tiempo y ha estallado lo que nunca quisimos presenciar.

Porque el honor una vez perdido no se recobra jamás.

Pero, ¡qué bien llevan algunos!… haberlo perdido.

No solo el perdón sino la verdad. No tirar la piedra y esconder la mano. Ni esconder documentos de amenaza. Hechos y perdón.

El señor Bono quiso ser ministro sin querer queriendo,  y se fue como vino, con documentos, pero vacío. El alma de soldado no se modifica a capricho.

‹‹Inmolarse por Dios fue su destino;/ salvar a España, su pasión entera;/ servir al Rey, su vocación y sino./ No supieron querer otra bandera,/ no supieron andar otro camino;/ ¡no supieron morir de otra manera!».

Hasta eso quiso enmendar, lo que corrobora al personaje. No aprendió nada.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

24 enero 2022

 

 

 

 

LA CABRA DE LA LEGIÓN (General de División Rafael Dávila Álvarez)

A petición de algunos lectores reproduzco el artículo LA CABRA DE LA LEGIÓN

Oficiales-3-Bandera

La cabra mascota de la Legión

Un día me atreví a preguntarle:

«Excelencia, ¿por qué en los desfiles lleva la Legión un borrego como mascota? No lo encuentro lógico».

Respondió inmediatamente:

«Inadmisible: en mi Bandera llevábamos un jabalí».

Muchos se preguntan sobre el origen de las mascotas en la Legión y más concretamente porqué la cabra es la más popular. No hay una explicación clara y definitiva sino muchas anécdotas, unas documentadas y otras no.

hombres«Inadmisible: en mi Bandera llevábamos un jabalí».

Es una de las pocas pistas certeras que tenemos sobre el tipo de mascotas en los orígenes de la Legión. Son palabras de uno de sus fundadores y jefe de la misma: el Comandante Franco.

Lo relata el doctor Vicente Pozuelo Escudero en su libro «los últimos 476 días de franco

». Forma parte de uno de los diálogos que mantuvo con el Caudillo en Agosto de 1974 en el Pazo de Meirás.

Existen numerosas historias sobre los orígenes de las mascotas de la Legión y ninguna lo suficientemente clarificadora. Nadie sabe a ciencia cierta cuales son las razones que han llevado a que sea la cabra la que goce de mayor popularidad. La opinión de Franco, como fundador y jefe de la misma, tiene gran valor. No parece que le gustase mucho la cabra como mascota.

Inadmisible, dice con rotundidad. No hay duda: no aprueba este tipo de mascota.

Voy a darles mi opinión, una más. Cada legionario tiene la suya.

El origen de las mascotas entre las unidades militares no tiene mayor misterio. Desde Flandes acompañaban a los soldados en su largo caminar. Hombre y animal, mascota, se hacían mutua compañía y en ocasiones solucionaban entre ambos algunos problemas logísticos. rocroi3

Les contaré una anécdota. Estando en Operaciones Especiales realizamos una práctica de combate en nieve. Estábamos en los aledaños de Pineda de la Sierra (Burgos); para dormir cada equipo construyó su propio iglú. Después de la primera noche nos llamó el Alcalde alarmado porque habían desaparecido todos los perros del pueblo. Nadie pensó que nosotros tuviésemos algo que ver, pero el alcalde conocía esa querencia que tienen los perros hacia los campamentos. Y en el campamento estaban. Los avispados soldados, conscientes del frío que se pasa en el iglú, habían convencido a los numerosos canes del municipio para que durmiesen, a la vez que calentaban, en tan peculiar estancia.

Aquella misma mañana tuvieron que dejar los perros el campamento, muy tristes por abandonar tan rentable compañía. Cada uno cumplía su misión y obtenía el fruto a su trabajo, unos calor y otros alimento.

Algún otro tipo de mascota y en adversas circunstancias puede convertirse en alivio y menú de subsistencia, en alimento, pero eso no sería una mascota sino otra cosa. De ahí que la historia de la gallina como primera mascota que hubo en la Legión, y que llegó a ser nombrada cabo interino, es difícil de asumir. Más bien parece que alguna gallina de un aduar cercano quiso ser legionaria y, cabo o no, acabó cocinada, que cada uno está para lo que está.

17405847-un-jabali-los-legionarios-mascota-en-el-sur-de-espanaPaco, Braulio, Magán, Nerón, Pepito, Kike, Ratky, son conocidos nombres de mascotas de las Banderas y que han pasado a ser historia legionaria. Son monos, loros, osos, carneros, borregos, jabalíes, los que han formado parte de esa historia; otros muchos son fruto del imaginario popular.

Deducimos que en los primeros años de la vida de la Legión no se prodigaban las mascotas. De la vida en aquellos campamentos sabemos que eran inundados de perros, algunos asilvestrados, y que había que sacrificar.BANDERA_OVEJA_MONO

La primera vez que se cita al borrego es el 11 de julio de 1922 en el campamento de Rokba Gozal, compartido con los Regulares. Al regresar de las operaciones encuentran el campamento inundado de ovejas; durante la operación, un ganado ha llegado al pie del campamento; los rancheros y enfermos se los han repartido, y a la vuelta de la jornada, al bullicio de los soldados se unen los balidos de los innumerables borregos.

Suponemos que no acabarían con el rebaño entero y alguno de ellos pasó de ser reserva logística a convertirse en mascota. ¿Será este el origen de la aparición del borrego como mascota de los legionarios?

Legionarios de la Compañia Austria en el destacamento Piper Camp conversan con un soldado francés en las afueras de Skopje dentro de la misión "Cosecha Esencial" de la OTAN

Más adelante, ya en Melilla, el 8 de agosto de 1921, el convoy a Sidi-Hamed sufre una emboscada: los legionarios y Regulares escalan las laderas y el enemigo huye escarmentado; el fuego ha sido intenso pero milagrosamente solo nos han matado un perrito. Nos lo cuenta Franco en Diario de una Bandera. ¿Era una mascota el perrito que muere en combate con sus legionarios? Siempre hay un perro que sigue a los soldados detrás del bagaje, como lo hacían vivanderos, mochileros, niños y mujeres. Es el perro que nunca muere, algo más que una mascota, el de los Tercios de Flandes y el de los Tercios de ahora, el que siempre ronda por el cuerpo de guardia o espera a la puerta de la cantina.12172

No tenemos más referencias de esa época: la aparición del borrego inundando un campamento legionario, el perrito que muere en combate y el jabalí del que habla Franco.

Por los años treinta vemos ya al carnero instalado como primera mascota de la Legión. Hay suficientes pruebas gráficas de ello. El año 1933 cuando el Presidente de la República visita Ceuta, le rinde honores la Legión formando con ella su mascota, un enorme carnero blanco que acompaña a los gastadores.

No dejará ya de aparecer el carnero, borrego o cabra, como mascota de la Legión en diversas formaciones tanto dentro de los acuartelamientos como en las calles de la ciudad.

Miembros-Legion-decada_ECDIMA20141008_0008_16Va más allá de la anécdota la crónica que Tomás Borrás publica en ABC el día 27 de octubre de 1934:

El Ejército ha contagiado su energía a una población que se hacinó hambrienta, enferma y aterrada durante diez días en los sótanos mientras temblaba el suelo sordamente.

Sale, como los convalecientes, con un poco de júbilo infantil y se va, en su puerilidad de resucitado, detrás del cabo de la Legión, al que sigue el carnero mascota con fidelidad de perro. El cabo busca sus flirteos, entra en los cafés, y el carnero, libre y dócilmente, va detrás y acepta galletas y azúcar. Hasta que le molestan y ataca, porque sabe que atacar debe ser el espíritu de una mascota legionaria.

Otra crónica de 1969 escrita por Benigno González, también en ABC, describe el homenaje de Sevilla a la Legión con la entrega de una reproducción del Pendón de la ciudad a la V Bandera. En ella alude a las patillas y las barbas, el borrego, los tatuajes y termina diciendo: se suministró un pienso extraordinario al borrego mascota.

Borrego, cordero, carnero, cabra… Miren el diccionario. El borrego es un cordero de entre uno o dos años; el cordero es el hijo de la oveja que a su vez es la hembra del carnero.

Carnero era el nombre más adecuado, el de borrego el más generalizado, aunque el tiempo ha popularizado a la cabra. Me quedo con el nombre de carnero pero acepto encantado el de la cabra. Ambos son arietes, máquinas militares que se caracterizan por su potencia de choque. Cabra o carnero son sinónimo de acometividad , ligereza, movilidad, austeridad y dureza. En definitiva, animales que ofrecen mucho y piden poco. Perfectas mascotas para la Legión.

cabraleSe equivoca quien piensa que referirse a la «cabra de la Legión» es un modo de expresión peyorativo. El pueblo sabio y soberano sabe lo que elige y lo que dice. No suele equivocarse y está demostrado que, a pesar de los pesares, la Legión y su cabra siguen siendo queridas y admiradas por ese pueblo soberano.

Lo que queda claro es que a la Legión nadie le mete las cabras en el corral. Vuelvan a consultar el diccionario.

General de División (R) Rafael Dávila Álvarez

Fue publicado por primera vez el 11 mayo 2015

Blog: generaldavila.com

 

Desde su atalaya calabresa F. Torres les trae LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega cuadrigentésima cuadragésima

Eran aquellos tiempos dichosos del oasis catalán, los gozosos tiempos en que los bienaventurados habitantes del país de sardana y butifarra vivían en una especie de Arcadia feliz de progreso y de bonanzas…

Tiempos en que veíamos como la aviesa España le aliviaba la cartera al candoroso catalán, y circulaban por todos los medios aquellos  inocentes spots  de “España ens roba”. Tiempos también de la más tremenda opacidad, del robo a mansalva, del detraimiento (robo, en cristiano) de sus propios presupuestos de 400.000.000 € para financiar los momentos de “desenganche” de la depredadora España tras un GOLPE DE ESTADO que se dio; y que si se hubiera producido en cualquier otra región de la serias naciones europeas sin ir más lejos no le hubieran, en cien años, vuelto las ganas a hablar de separatismo a los inductores y ejecutores del mismo.

Pero ya se sabe, España es diferente; y el golpe fue, primero ignorado y después consentido, blanqueado e indultado; y ahora lo es bendecido por el gobierno de la Nación y de los jueces; los que  a la misma, a su indisoluble unidad, patria común e indivisible de todos los españoles, habrían de servir. (¿Dónde habré leído yo esto?)

De aquellos los tiempos de quietud y mamandurria procede la que hoy nos ocupa: un “secreto” tal lo fue aquel del  tres per cent y del saqueo de las arcas; éste a cargo de un tal Ernest Bernach, desde sus veinte añitos en la plataforma Nacionalistas de Izquierdas  y  desde los 28 en ERC.  Parece que en sus tiempos libres ejercía el oficio de jardinero, en realidad  una especie de conserje encargado de asuntos de jardinería en el Ayuntamiento de Reus, dignísimo oficio; pocos, pues la política le ocupaba la mayoría y del que no se le conocían a la sazón estudios algunos. Tras su cese como presidente del parlamento catalán  se graduó  -d´aquella manera, supongo-  en Comunicación en la Universidad Abierta de Cataluña donde ahora ejerce de profesor.

Pues a este  buen señor se le ocurrió redactar una “ley” que permitía que los que ejercían sus funciones en el parlamento, si se jubilaban en determinadas condiciones recibirían los pingües suplementos que leerán más abajo; sin trabajar, naturalmente. La propia “transparencia” de la institución ha permitido que el asunto permaneciera oculto hasta hoy: dinerito a casa y todos tan contentos. La pregunta es por qué ahora sale a la luz; mucho me temo, y no yo solo,  que dada la situación hayan salido a relucir la navajas cachicuernas. El fuego amigo, ya saben.

Pero lo más grande es que puesto “el tema” encima de la mesa de la señora Borrás, actual presidenta del parlamento y procesada por minucias parecidas, se muestre preocupada por el mismo y trate de reconducir la situación. Situación “irreconducible” porque cualquiera sea la solución, al no poder ser aplicada con efectos retroactivos -dicen (¿?)- tendremos que el latrocinio y el expolio seguirán vigentes hasta la desaparición del último beneficiado.

De la prensa de enero de 2022

EL PARLAMENTO CATALÁN REVALIDÓ EN DICIEMBRE LOS SUELDOS ESTRATOSFÉRICOS A FUNCIONARIOS POR NO TRABAJAR

La mesa de la cámara (JxCat, ERC, PSC y CUP) asegura ahora que eliminará la «licencia por edad» tras haberla ratificado hace un mes.

 Un total de 21 trabajadores en régimen de ‘licencia por edad’ tenían sueldos mensuales de entre 4.000 y 11.000 euros aproximadamente

El escándalo suscitado por la publicación en un periódico nacionalista de las condiciones de jubilación de los funcionarios autonómicos y empleados del parlamento catalán ha causado un impacto que ha quedado fuera del control de Junts per Catalunya (JxCat) y ERC. Los partidos separatistas, enfrascados en una trifulca caracterizada por el fuego amigo, tratan ahora de minimizar los daños con el acuerdo para eliminar la «licencia por edad», la peculiar condición que les permite con más de quince años de antigüedad y sesenta de edad cobrar el sueldo íntegro, acumular trienios, beneficiarse de la actualización de las nóminas y cotizar a la Seguridad Social todo ello sin ir a trabajar. La mitad de las licencias por edad corresponden a funcionarios de rango alto, que son los mejor beneficiados del reparto. En concreto, el salario de doce de los funcionarios supera los cinco mil euros

Entre los empleados que se habrían adherido a la medida, que arrancó en 2008 durante la presidencia de Ernest Benach (ERC), están ujieres, telefonistas, secretarios generales o jefes de departamento ya jubilados.

 Don Eufemio, ene. 22

(Continuará, Dm y si nos dejan)

ooo000ooo

 

CRISIS EN UCRANIA Y KAZAJISTÁN. UN ENFRENTAMIENTO EVITABLE. Aurelio Fernández Diz Capitán de Navío (R.)

A punto de cerrar este pequeño articulo encuentro  una noticia publicada en la en el diario La Razón el día de  17 ene 2022 referida al ilustre profesor  Edward P. Joseph,  miembro de la Junta Directiva de la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados Johns Hopkins , de Washington, que escribe sobre  el papel de la OTAN para contener a Rusia en el Este de Ucrania y declara que “no habría mejor momento para la adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN que ahora”

Advierto al lector interesado que lo que a continuación escribo está en las antípodas de lo afirmado por este insigne profesor cuando a mi juicio describe la situación internacional de una forma errónea o al menos particularmente interesada. El pensamiento de este profesor es una demostración de lo nefastas que pueden ser nuestras decisiones cuando se apoyan en una falsa realidad, como tantas veces ha sucedido en un pasado aún muy cercano. Apoyo en cambio, sin condiciones, por su acierto y oportunidad, el artículo del General Dávila publicado el mismo día en el diario El Mundo.

Hace ya algún tiempo que las preocupaciones de los EEUU se están orientando hacia el Indo- Pacifico, como si la situación europea ya no fuese para ellos motivo de preocupación suficiente. La verdadera razón de esta nueva estrategia podría deberse a un cambio en la percepción de las amenazas a las que deberán hacer frente los EEUU en un futuro cercano, siendo China, y no Rusia, la más importante.

Con esta nueva percepción, los EEUU relativizan, aun sin pretenderlo, los propios fundamentos que justificaron en el año 1949 la creación de la Alianza Atlántica (OTAN),que dio lugar a un soterrado enfrentamiento con la Unión Soviética que se conoció entonces como “guerra fría”.

Al mismo tiempo, las personas de cierta edad podemos tener muy presente la reciente y dramática historia de Rusia, desde la revolución bolchevique hasta hoy. Esta historia es un hervidero de acontecimientos a través de los cuales el noble pueblo ruso, aun hoy, está tratando de encontrarse a sí mismo. En esto hay una especie de parecido histórico entre el pueblo ruso y el pueblo español el cual, a pesar de su grandiosa historia, parece que también tiene dificultades para reconciliarse definitivamente consigo mismo, a juzgar por la inestabilidad política que estamos sufriendo.

Aun así, España está encontrando dentro de la UE, las limitaciones que seguramente necesita para no llegar a verse envuelta de nuevo en un pasado fratricida, y que algunos españoles parece que añoran, fieles a sus propios demonios. Y algo parecido le podría pasarle a la Federación de Rusia si llegara a integrarse como miembro de pleno derecho en una UE que podría ser para ella un oasis en el que encontrar la adecuada respuesta a sus más íntimas aspiraciones de bienestar económico y libertad individual y social.

Parece llegada la hora de la inteligencia y de la razón que permitan a todos los pueblos europeos superar con éxito y liberarse de cualquier forma de  atavismo.

La Unión Soviética fue un fracaso absoluto que el providencial Mijaíl Gorbachov trató de arreglar buscando el apoyo del mundo occidental. Pero una gran parte del pueblo ruso continuó añorando las migajas con las que el sistema soviético lo alimentaba para mal vivir, en lugar de ilusionarse con el optimista futuro que Gorbachov le ofrecía. Y este hombre, providencial e inteligente, fue destituido por el propio partido comunista y relevado por Borís Yeltsin de corto recorrido y que pronto fue relevado  por el actual presidente de Rusia, Vladimir Putin, antiguo miembro de la KGB que con mano férrea saco a su país del ostracismo en el que se encontraba, apoyándose en el lobby militar-industrial, para convertirlo en la potencia mundial que es hoy.

Fiel a la antigua tradición, Putin encuentra en el mundo occidental europeo la justificación para rearmarse hasta extremos verdaderamente innecesarios, a costa del bienestar de su pueblo.

Pero, aunque Putin quiera presentarse ante el mundo como uno de los más agresivos dirigentes de la antigua Unión Soviética la realidad no es así, ni mucho menos. La economía rusa es comparable a la española en los grandes números, aunque dejando aparte los cuantiosos yacimientos de gas y petróleo con los que cuenta. Por ello, la economía rusa es muy sensible a las sanciones económicas que los EEUU y la UE le puedan imponer motivo que obliga a  Putin a moverse con mucha prudencia, algo que el mundo occidental debiera de respetar.

Para Rusia, igual que para los EEUU, muy probablemente sea China su verdadera amenaza, aunque su actual dirigente no lo quiera reconocer cuando pone como origen de sus mayores preocupaciones el comportamiento de la OTAN y de la UE hacia dos países independientes, Ucrania y Kazajistán, cuyas decisiones políticas quiere mediatizar, con la excusa de defender a los habitantes rusos, o de origen ruso, que en ellos residen.

Y en esto reside el drama y mayor error de Putin al querer defender por todos los medios a su alcance a una pequeña parte de la población rusa que vive fuera de sus fronteras cuando, al mismo tiempo, sojuzga al conjunto del pueblo ruso que vive dentro de ellas dañando abiertamente, y sin consideración alguna, sus derechos y libertades. Putin está convencido de que alimentar a su lobby militar-industrial es bueno para Rusia, y seguramente lo sea, pero sería mucho mejor para ella liberar al pueblo ruso de su forma despótica de gobernar. La libertad es el bien más apreciado para cualquier pueblo, el ruso incluido.

Y ¿cuál es el error del mundo occidental representado por la OTAN y ahora, después del Brexit, también por la UE? Pues alimentar la confrontación situando el problema en los mismos términos de la ya superada guerra fría. Si el gobierno ruso tiene una fuerte percepción de amenaza por el simple acercamiento de la alianza a su propia frontera, parecen poco inteligentes actitudes que no hacen otra cosa que alimentar aquél injustificado sentimiento. La prolongación de la OTAN hacia el este solo debería de producirse cuando países como Ucrania y Kazajistán sean verdaderamente dueños de su destino y democráticamente así lo decidan, en un ambiente de paz y estabilidad interior, sin ninguna interferencia occidental. Es muy probable que, con este modo de proceder, podrían evitarse precipitadas e irreversibles decisiones de Putin.

En el aún cercano 2002, el excanciller alemán Gerhard Schroeder y más recientemente, en el 2008 , Silvio Berlusconi, ambos manifestaron públicamente que ,en su concepto, el futuro de Rusia, con las modificaciones institucionales necesarias, estaría en su plena integración en la  UE. Creo que debemos de aceptar, con la debida consideración, ambas opiniones, por la importancia de las personas que las mantuvieron. El peculiar Berlusconi, al fin y al cabo, fue el único dirigente europeo que vio con claridad y anticipación que el derrocamiento del libio Muamar el Gadafi por parte de la OTAN sería un inmenso error, como así se pudo comprobar con posterioridad. También fue un inmenso error la Guerra de Irak, y el consiguiente derrocamiento de su presidente Sadam Hussein, por las nefastas consecuencias que tal error tuvo en la zona y en el mundo entero. Evidentemente la razón y el derecho no están siempre del lado occidental como no lo estarán si  la OTAN no sabe hacer otra cosa que acorralar a Vladimir Putin sin darle una salida airosa a sus temores en Ucrania y Kazajistán o propugnado en este delicado momento el ingreso en la alianza de Suecia y Finlandia como propone Edward P. Joseph.

Aunque Putin ya  manifestó en 2005 que los intereses de Rusia no estarían dentro  la UE, sí en cambio abogó por una estrecha integración dentro de cuatro espacios comunes ( económicos y científicos) como ya fueron descritos  en el acuerdo de 2003.

En el espacio común “economía“ puede estar el futuro de una nueva Europa si el pueblo ruso constata fehacientemente que el abrazo europeo es el abrazo de su libertad. Según encuestas llevadas a cabo en 2012-2013, del 36 % al 54 % de los rusos apoyarían que Rusia se uniera a la UE, y, dentro de estos partidarios, alrededor del 60 % ​serían jóvenes que tienen una imagen especialmente positiva de la UE, por razones fáciles de comprender.

Rusia pertenece a Europa, por razones de todo tipo principalmente históricas, culturales, geográficas (2.200 kilómetros de frontera común), y hasta religiosas. Su integración en la UE se justificaría por los siguientes motivos:

-Un motivo económico. Rusia es el primer suministrador de la UE que, a su vez, es el principal mercado para sus exportaciones. Para la UE, Rusia es el tercer socio comercial, después de los EEUU y China.

-Y un motivo de seguridad: poder vitar a todo trance la injustificada y casi permanente confrontación Este – Oeste dentro de una Europa verdaderamente unida y procurar la consecuente necesidad de una progresiva participación de Rusia en la defensa y seguridad de todo el continente europeo, que tan directamente nos afecta todos.

Para España, Rusia tiene que entrar en la UE, aunque solo sea para que el Reino Unido nos devuelva Gibraltar cuando se vea obligada a solicitar su regreso a ella, salvo que nuestros sagaces políticos decidan otra cosa, como nos tienen acostumbrados.

Aurelio Fernández Diz. CN (R)

21 enero 2022

Blog: generaldavila.com

 

 

 

 

 

 

 

 

CORONEL DON LUIS MONTESINO-ESPARTERO

Doña Piluca Montesino-Espartero me comunica el fallecimiento de su padre el Coronel del Arma de Caballería Don Luis Montesino-Espartero.

Era un lector asiduo del blog y sus acertados comentarios aparecían con frecuencia dándonos ánimo y apoyo. Para mí era uno más de esta gran familia que construye el blog cada día solo con la meta de cumplir con nuestra vocación: España.

El Coronel Luis Montesino-Espartero tenía esa vocación: España. Coronel del Arma de Caballería, con la nobleza de un corazón enamorado de su oficio de soldado de España.

Un trozo de su vida queda en este blog, sus comentarios estarán ahí y detrás de ellos nos deja su impulso de jinete, su ejemplo de vida y en ellos queda también la admiración y respeto de este humilde general que ante hombres así solo puede guardar silencio y rezar una oración.

Gracias mi Coronel por tu ejemplo y amistad. Aún hay tiempo para que te lleves nuestro abrazo y, desde luego, siempre será el tiempo de contar con tu protección en el Cielo de los soldados.

Descansa en la Paz del Señor, mi Coronel y querido amigo.

General Rafael Dávila Álvarez

20 enero 2022   

Por su interés reproduzco uno de sus últimos comentarios en el blog dirigido a unos de sus compañeros de Arma.

Mi General,
te envío un afectuoso saludo y una contestación al escrito del Coronel Cerdido.
Querido Ángel,
compatriota y compañero del Arma de Caballería.
Leo frecuentemente tus artículos del blog, tan interesantes.
Hoy te contesto agradecido ya que en tu último escrito haces alusión a mi tía-abuela la Presidenta de los Hospitales de la Cruz Roja, Duquesa de la Victoria, esposa de Pablo Montesino Espartero (Coronel de Caballería como nosotros), a la que dedicas un cariñoso recuerdo.
Durante la Guerra de África (1920-1927) fundó varios hospitales en la zona del Protectorado de Marruecos, donde permaneció toda la campaña.
Finalizada la guerra fue condecorada con la Gran Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo, por su permanencia constante en los campos de batalla, siendo la única mujer española en ostentarla.
En el exilio de Alfonso XIII con el advenimiento de la República acompañó a los Reyes a Roma y Fontainebleau, regresando a España poco antes del Alzamiento Nacional.
A los pocos días del Alzamiento fue hecha prisionera junto a su marido, encarcelándoles en prisiones separadas. Gracias a presiones de la Cruz Roja internacional ella logró su libertad, no teniendo esa suerte su marido que aunque ya retirado del Ejército, fue asesinado en Aravaca tras negarse a colaborar con la REPÚBLICA. Una vez liberada la Duquesa de la Victoria se trasladó al frente de Madrid hasta el final de la guerra, continuando de Presidenta de la Cruz Roja hasta 1953.
Estaba en posesión de la Gran Cruz de Beneficencia y de las Medallas de Honor de Roma, París, Ginebra, Perú, Argentina, Sevilla y Estados Unidos. También por suscripción popular tiene dedicado un monumento en Madrid en la puerta del hospital de Santa Adela de la Cruz Roja y otro en Cádiz.
Coincidí numerosas veces con ella en Valencia de Alcántara en nuestra finca familiar y me tenía un especial cariño por ser Teniente de Caballería y de la misma arma que su marido y dos de sus sobrinos, uno de ellos mi padre y el otro muerto por Dios y por España de Capitán en la ciudad de Mahón (Menorca) al principio de la Guerra de Liberación (1936-1939)
A Dios y a España servir hasta morir,
Luis Montesino-Espartero
Coronel de Caballería (XI Pr) 

¿QUÉ ES LA OTAN? General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Un vocero.

Responde exactamente a la definición que da el Diccionario de la RAE:

«vocero, ra: Persona que habla en nombre de otra, o de un grupo, institución, entidad, etc., llevando su voz y representación».

Pero…, es lo único que tenemos.

En el Oeste americano se jugaba al póker con la pistola al cinto y presta a desenfundar. Era la otan, jinete, pistola y caballo que jugaba al póker. Poco ha cambiado.

Todavía está por ver si antes de desenfundar alguien pensaba si era por haber perdido o porque le hacían trampas. Quizá las dos cosas a la vez. En cualquier caso el resumen final era no estar a la altura del ganador por mala suerte o por no saber hacer trampas, algo admitido desde la Ilíada entre negociadores con armas detrás. Lo que importa es quien gana. No cómo lo hace. Porque de una manera u otra el que sacaba la pistola siempre era el perdedor en la partida. Importante reflexión. «¿Cuantas Divisiones tiene el Papa?». Los negociadores de la política nunca han sido hermanas de la caridad y el que crea eso está perdido antes de empezar la jugada. Mejor que no apueste.

No es mi intención hacer una crítica ácida ni olvidar los valiosos servicios prestados por la OTAN durante su ya larga historia, sino todo lo contrario; ver la situación desde otro enfoque para que todo el mundo lo entienda y abra los ojos ante la indefinición de futuro que le espera y por tanto nos espera.

La partida de póker está en juego y las pistolas al cinto bien ajustadas. De eso no hay la menor duda.

La cuestión es que la partida no se juega entre soldados, sino entre atemorizados tahúres sin crédito. Han hecho un pacto con las armas sin mayor inversión que obtener rédito a sus intereses y los uniformados dan síntomas de confusión entretenidos en estrategias que ocupan menos de un folio.

La OTAN habla y no sabemos muy bien en nombre de quién. La retórica forma parte de su estrategia que aún no está clara: Esto dice su página oficial cuando está en juego su razón de ser: «La OTAN adoptará su nuevo Concepto Estratégico en la Cumbre de Madrid de 2022. Definirá los desafíos de seguridad a los que se enfrenta la Alianza y esbozará las tareas políticas y militares que llevará a cabo la OTAN para abordarlos».

Ya puede darse prisa porque la partida está a punto de acabar con un claro perdedor.

Todo esto suena algo así como: ¿Aquí quién manda? Y nadie responde. El soldado mira al de la corbata y el de la corbata mira al otro lado del Atlántico.

El pistolero del Oeste americano tenía muy clara su soledad y sabía que dependía de su puntería, del caballo y sobre todo de no dejarse engañar. Las cartas estaban marcadas. Lo primero había que entrenarlo, lo segundo comprarlo y lo tercero adivinarlo y estar decidido a poner en marcha los primero y lo segundo.

Lo que no funcionaba en aquella partida de póker era la retórica. Las cartas eran o no eran, pero la partida se jugaba y siempre alguien perdía y alguien ganaba. Nos acostumbraron a que ganaba el bueno, que su caballo era el más rápido, lo mismo que su pistola.

Era una perfecta organización: hombre, caballo y pistola. Toda una política convincente porque si había que disparar, lo hacía.

A nuestra OTAN de ahora le convendría rebajar el tono de su retórica y buscar caballo y pistola. Cabalga en «un rocín bearnés, de unos doce años, de pelo amarillo, sin crines en la cola, pero no sin esparavanes en las piernas» y su pistola ha quedado encasquillada. Son nuevos tiempos y el amigo americano se ha levantado de la mesa y juega otra partida, en otros lugares, con otros aliados.

En el póker el vocero pierde y gana el más rápido.

El funambulismo de la OTAN llega a su fin. Es hora del Arte de la guerra, lo que se ha olvidado desde Versalles. En política se juega al póker, pero la guerra alterna con el ajedrez.

Le decía Fouché a Napoleón: «Señor estáis en posesión de la más hermosa monarquía de la tierra; ¿queréis seguir extendiendo sus fronteras para dejar a un brazo menos fuerte que el vuestro una herencia de guerra interminable?»[…] «Cuidad de que demasiada confianza en vuestro genio militar no os haga traspasar los límites de la naturaleza y saltaros todos los preceptos de la sabiduría».

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

20 enero 2022

 

NO DECIR NI MUUUU Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Mi amigo y admirado Alfonso Ussía Muñoz-Seca, Cabo Primero de nuestro glorioso Ejército; General y Almirante, o sea Capitán General de las Letras, publicó una antológica columna en el El Debate que titulaba Romance de Sindicatos. Desde entonces ando preocupado porque siempre he dicho que el Cielo debe ser algo así como la una del mediodía sentado a la orilla del mar, cualquier mar, con un vino blanco muy frío, cualquier vino blanco, y unos camarones bien hervidos, que me da lo mismo unas gambas o algo así fácil y muy marinero. Sobre todo solo, sin asociacionismo, ni fábulas junto a los oídos más allá del graznido lejano de las gaviotas, solo. Mejor que acompañado, ni bien ni mal. Solo o en silencio acompañado. Si no, no hay Cielo. La compañía después. Que siempre aparece el sindicato de gorriones

Habla Alfonso de la preocupación de los mariscos ante la avalancha que se les viene encima después de quedar bien untados los sindicatos, no precisamente el de gorriones, sino más bien el de gorrones.

Se nos acaba el cielo a los solitarios.

Ni estrujar las uvas (¡pobres uvas! ¡to pa ellos!), y camarones, gambas o centollos mejor que se sindiquen y pierdan sabor o será su final.

Tengo otro amigo, tan solitario que me dice que vive en las nubes, en permanencia con el cielo, porque están los nublados más tiempo en su casa que en ningún otro sitio, que él vive con ellas que se le cuelan en casa todo el invierno y parte del verano. El azul del cielo es un rato necesario, pero no imprescindible en su paisaje. Vive en las alturas de nubes, en Los Ancares con sus vacas, rubias casi todas. Para mí que son todas iguales, pero él las pone nombre, las conoce y viceversa, como un sindicato. Estabulados están en las alturas de los montes desconocidos por los liberados.

Por allí murió el último de los maquis, por llamarlo de alguna manera, ya que era uno que se tiró al monte y vivía de eso, sindicado con los otros. Hasta que le prendió fuego al cura de la zona y nadie se lo perdonó. Cuando cayó en la trampa que le tendieron, comía chorizo, de cerdo; no creo que fuese de berzas.

A mí, que se me acaba el chuletón, y los callos con garbanzos, o la cachucha, me entra la tristeza de ver a mi amigo despedirse de sus vacas y abrir los campos a las coles y grelos que echarán de menos al lacón.

No volveré a leer la Ilíada ni se me ocurrirá abrir la Odisea. ¡Aquellos bárbaros griegos!

Volveremos a los tiempos del sustanciero del que nos hablaba Julio Camba en su artículo tan recurrido El alma del roquefort. El oficio de sustanciero consistía en ir pregonando de casa en casa el hueso de un jamón que se alquilaba por ratos para darle cierto sabor (sustancia) al agua caliente que serviría de sopa en el almuerzo.

Algunos hemos comido sapos y culebras, y están muy buenas cuando se tiene hambre que no son ganas de comer, sino debilidad. Esa a la que nos conducen como única forma de pensar y sentir bajo la férrea mano de unos iluminados que manipulan hasta los alimentos: «Hambre y sed de justicia».

Se nos comen los mariscos, la carne la devoran los demonios, se impone el hambre ideológica, porque quedamos para ser solo carne, pero de cañón.

El cataollas daba consejos y en todas las cocinas tenía entrada libre para catar los guisos, pero jamás entraba en faena. Era un archivo de sabiduría en el que hasta en las arrugas de la cara llevaba escritas las recetas.

El chivo de la Legión también lo era. Pronto quedará vacante su puesto y la mascota será un manojo de lechugas, Se perderá una tradición y el archivo que custodia. Porque toda la vida legionaria, pero toda, incluso ahora, que ya no se sabe si es o no, está en el chivo.

Después de que el secretario había despachado los papeles con el Capitán, se los entregaba a un viejo legionario, muy hecho en batallas de oficios y balas, y le decía

—«Toma esto parchivo».

Como no se lo escribían, sino al oído, entendía que el papel ya no servía y era para el chivo, para que se lo comiese, y este que estaba cerca, pegado a la mesa de la oficinilla, solo tenía que abrir la boca y masticar despacito el oficio, orden o contraorden. Así funcionaba aquello: a golpe de chivo.

—¡Par chivo!

En la Legión los chivos que se chivan ni desfilan ni pasan de los seis meses antes de que se conviertan en chuletas.

Ahora las lechugas perderán el paso y no dirán ni mu. Serán verdes, eso sí, pero ajustadas a la «Policía del Pensamiento».

De eso se trata. De ir con el paso cambiado y pasar hambre y sed. De justicia.

No decir ni mu. Silencio obligado.

Mi Primero, mi General, solos mejor que mal acompañados. ¡A las mariscadas!

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

19 enero 2022

Blog: generaldavila.com

 

 

 

 

Desde su atalaya calabresa F. Torres relata LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega cuadrigentésima trigésima novena

Tiempo hace ya que esta señora, socialista de vara alta, se cayó del caballo y viendo la luz de la cruda realidad abandonó el sendero del sectarismo de su partido; desde entonces, lo de menos son los motivos que la inducen a ello, aprovecha para pregonar las verdades del barquero y poner los puntos sobre la íes en cualquier ocasión que se le presente.

Y  hoy, poniendo el dedo en la llaga, sí que llega al fondo de la cuestión al proclamar que el PSOE no es demócrata; el PSOE es totalitario. ¡Pues claro! Aquí tienen una ligera muestra de su memoria histórica.

– “La democracia es incompatible con el socialismo”

– “Si no permiten conquistar el poder con arreglo a la Constitución, tendemos que conquistarlo de otra manera”

– “Si triunfan las derechas tendremos que ir a la guerra civil”

– “No creemos en la democracia  […] tampoco creemos en la libertad”

– “Hay que apoderarse del poder político, pero la revolución se hace violentamente”

– “Vamos hacia la revolución social…mucho dudo que se pueda conseguir el triunfo dentro de la legalidad. Y en tal caso, camaradas, habrá que obtenerlo por la violencia”

– “Si los socialistas salen derrotados en las urnas, irán a la violencia”

– “Tenemos que recorrer un periodo de transición hasta el socialismo integral y ese periodo es la dictadura del proletariado, hacia la cual vamos” (Son frases de Largo Caballero entre 1933 y 1936; y en ésta última deja claro el alcance de sus pretensiones)

 Y ya ven, no hay que retrotraerse al primer tercio del siglo pasado para apreciar la deriva totalitaria del partido: Don Bono y señora y Don Page sonrientes  posando en unión de tan inmejorable compañía.

 Pero queda aún esa manía, esa funesta costumbre de la izquierda de tergiversar el significado de las palabras y de no llamar a la cosas por su nombre; en ella ha caído, también, Doña Rosa. Se lo censuro.

De la prensa de enero de 2022

 ROSA DÍEZ: «VOTAR AL PSOE ES VOTAR FASCISMO PURO Y DURO»

Para Rosa Díez «lo tremendo no es que los herederos de ETA hagan lo que de esa gentuza se puede esperar, lo tremendo es que haya gente que todavía no ha tomado conciencia de que la alianza del PSOE con esa escoria es una traición a la democracia española«. Se ha preguntado si «una parte de la sociedad española está muy enferma o ha triunfado la estrategia iniciada por Zapatero de convertir a la derecha en una enemiga mucho peor que ETA». Es el resultado de «tanto tiempo con una prensa cínica, mercenaria, demagógica y corrupta que termina formando a un público tan vil como ella».

Por todo ello tiene la esperanza de «conseguir que los votantes socialistas decentes descubran quién es el verdadero enemigo de la democracia» y que vean que «si votas a Sánchez, votas a sus socios, si votas al PSOE, votas a quienes homenajean a terroristas, persiguen a los niños que quieren estudiar en español«. En definitiva, «si votar al PSOE no votas socialdemocracia sino fascismo puro y duro».Don Eufemio, ene. 22

 (Continuará Dm; y si nos dejan)

 

ooo000ooo

 

SEVILLA: LA IGLESIA DE SAN HERMENEGILDO Y LA HERMANDAD DE NUESTRO SEÑOR DEL GRAN PODER Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

La antigua iglesia de San Hermenegildo de Sevilla. / JUAN CARLOS MUÑOZ

Terminada la guerra civil había que volver a la normalidad y para ello contar con la Autoridad Militar era imprescindible. Sevilla quería ser pionera en el regreso a sus tradiciones y en 1940 organiza su primera Feria de Abril después de la contienda. El Teniente de Alcalde mostraba su agradecimiento al Capitán General de Sevilla ya que «su decidido interés por servir a la ciudad ha hecho el milagro. Y yo, el más modesto de los munícipes, con mi sola y exclusiva representación le reitero mi agradecimiento». A D. Manuel Bermudo le correspondió el empeño de la primera Feria de Abril de Sevilla en el año 1940.

No solo los festejos tradicionales eran objeto de revisión y puesta en marcha, sino que hubo peticiones lógicas a la Autoridad militar para revertir a su función y propietario de lo que podríamos denominar «situación de guerra». Dos casos resaltan sobre el conjunto.

Franco saluda desde el Palacio de Yanduri

EL PALACIO DE YANDURI

Una de las joyas arquitectónicas de Sevilla, el palacio de Yanduri en la plaza de Jérez, construido por orden de los marqueses de Yanduri entre 1901 y 1904 y situado junto al Real Alcázar albergó al general Franco y a su Cuartel General en el momento que alcanzó la península con sus tropas.

El palacio, a la muerte de su propietaria, la señora Teresa Parladé y Heredia (1933), se convirtió bajo testamento en Fundación que fue entregada a las Hijas de la Caridad con una dotación de un millón quinientas sesenta y cinco mil pesetas para asilo de huérfanas de padre y madre y un taller dedicado a la confección de ropas.

No pudo llevarse a acabo la misión encomendada por la situación política española, pero una vez finalizada la guerra civil el Albacea de la Fundación invitó al Patronato a su constitución y así se hizo el 28 de junio de 1939 con la asistencia de las Hijas de la Caridad y con el capital fundacional a disposición del Patronato. Todo estaba en regla, pero la casa palacio estaba requisada y a disposición de residencia accidental en Sevilla del Jefe del Estado además de haber sido designada como enlace del Cuartel General del Generalísimo. Esa razón llevó al albacea, D. Francisco Villagrán a elevar consulta para conocer la actitud que debían adoptar, todo ello «con gran respeto y sumisión a las órdenes que reciban». Así la Fundación pudo iniciar su andadura, pero a principio de los años ochenta dejó de cumplir con los fines fundacionales.

El edificio del Palacio Yanduri fue abandonado y objeto de expolio hasta que la Junta de Andalucía se hizo cargo de la Fundación constituyendo un nuevo Patronato.

El Palacio de Yanduri no podrá usted visitarlo, sino se lo pide a los del Banco Santander, sus actuales ocupantes.

LA IGLESIA DEL CUARTEL DE SAN HERMENEGILDO Y LA HERMANDAD DE NUESTRO PADRE JESÚS DEL GRAN PODER. SEVILLA

En septiembre de 1940 la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder de Sevilla se dirigió al Caudillo solicitándole su intervención para que al llevarse a cabo el derribo del Cuartel de San Hermenegildo en Sevilla, como se rumoreaba, fuese respetada por su interior histórico y artístico la Iglesia anexa al antiguo Colegio de San Hermenegildo, que entonces era almacén del Regimiento de Infantería Granada.

Deseaba la Hermandad según manifestaba en carta al ministro del Ejército, D. José Enrique Varela Iglesias, «que el Ramo de Guerra ceda en nombre del Generalísimo dicha Iglesia para establecer en ella la citada Cofradía, recogiendo la observación hecha por el Caudillo durante su visita la pasada Semana Santa al Señor del Gran Poder, en que se sorprendió de las reducidas proporciones de la Capilla que ahora tiene».

La petición fue puesta en marcha por el Jefe de la Casa Civil del Caudillo, D. Julio Muñoz Aguilar, pero aquello no pudo llevarse a cabo porque de acuerdo con la contestación de la Capitanía General de la Región Militar «hasta el presente  no hay nada sobre el derribo del mencionado Cuartel que en la actualidad sirve de alojamiento al Regimiento de Infantería de guarnición en esta Plaza, sin que pueda adelantarle nada sobre el particular ya que como le dejo indicado dicho local es necesario para acuartelamiento y aún no existe plan que permita asegurar haya de procederse a su derribo».

Lo que posteriormente ocurrió es conocido. Fue sede del Parlamento de Andalucía y ahora se barajan otras opciones.

Como ocurre con todo ahora: no sirve quien vale, sino que vale quien tiene.

Todo es de los Bancos o de las Instituciones y debes buscarte la vida; como los sindicatos de gorriones que se alimentan, pues eso, como las aves del cielo.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

17 enero 2022

Blog: generaldavila.com

 

 

«LA TUDANCA Y EL GARZÓN» Vaca tudanca «La Redonda» Campeona Nacional 2018 Coronel de Caballería ® Ángel Cerdido Peñalver

La vaca tudancandés

No soy partidario del dicho francés «Pour vivre hereux, vivons cachés». (Para ser felices vivamos escondidos).
El único que aquí esconde la cabeza ante un peligro o amenaza es el avestruz, aunque la idea de que este ave corredora refugie la cabeza debajo de la tierra frente a situaciones peligrosas no sea más que un mito.
Así es que sin escondernos, aquí estamos modestamente para tratar de contar la fábula de la vaca y la garza, y más concretamente de la «tudanca» y el «garzón», pero sin buscar en el lenguaje como hacer daño al contrario… si acaso el mínimo.
El primer término, «tudanca», además del apellido del candidato socialista en Castilla y León y el nombre de un bello pueblo del corazón de Cantabria, es una raza de vaca cuya carne es aclamada a lo largo de toda la geografía nacional por su textura y sabor. Se trata de una excelente opción para incluir en la dieta mediterránea, pues la carne tudanca del norte cuenta con numerosas propiedades nutritivas aportadas, entre otras cosas, por la crianza a base de una técnica depurada y un entorno natural envidiable, tanto estéticamente como elemento de identidad cultural y de sostenibilidad tan de moda hoy día.
El segundo, «garzón», según la RAE es (muchacho atolondrado y ave zancuda). Este pájaro de pico largo de nombre Alberto, ministro irrelevante de Consumo, militante del Partido Comunista, conocido como el hombre rico de la Izquierda Unida, asegura debemos seguir defendiendo los principios y valores de Fidel Castro.
Cada vez que habla sube el pan, y ahora con su falsa e inoportuna declaración al rotativo británico «The Guardian», está haciendo flaco favor a los ganaderos españoles y reventando la campaña socialista en esa Comunidad, pero como el Presidente no quiere perder el sillón, acepta a su ministro como animal de compañía.
A un mes vista de las elecciones de Castilla y León, el próximo 13 de febrero, todo son conjeturas, pero el hecho que ha centrado la campaña es la polvareda levantada por la metedura de pata del ministro, personaje empotrado en el Gobierno en razón del sudoku al que recurrió Sánchez para llegar a la Moncloa y al que no se atreve a destituir, aunque lamente las declaraciones que hizo al periódico británico donde decía que la carne que se produce en España, y que se exporta a medio mundo, es de baja calidad y poco menos que procede de animales enfermos. Ahora se soportan ya romperán cuando toque.
Partiendo de la base de que vivimos en un Estado del Bienestar como es España, en el que queremos que accedan a comer carne la mayoría de la población, debemos ser conscientes de la necesidad de la ganadería intensiva.
Sr. ministro, normalmente la cría de ganado en España se realiza en explotaciones familiares, tanto en intensivo como extensivo (hasta 864 unidades de ganado máximo) y no tiene nada que ver con las macrogranjas a las que usted se refiere propias de otros países como EE.UU. o China con hasta 30000 y 40000 unidades.
Sr. Garzón como economista que es, (Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid), estará familiarizado con estas cifras a no ser que esos días no fuera a clase, y que en los exámenes posteriores, tirase de chuleta, como dicen ustedes de forma cursi y progre, «obviamente» de «chuleta de tudanca».
Tiene guasa, pero parece que muchos ministros solo usan la palabra España para lo que no deben. Ya podía haber dicho «en el estado», o «en este país» como acostumbran.
Con esas mentiras, como vamos a tener « mens sana in corpore sano » si a todos nos han robado la sonrisa y a los ganaderos las ganas de vivir.
Como en el chiste, al ver todo este panorama, fuimos al médico a ver que nos recetaba para mejorar la triste realidad. Nos prohibió todo: tabaco, café, jamón, chuletas, vino..; y al final le preguntamos ¿y así viviremos más tiempo y mejor, doctor?. El médico nos respondió: ¡no!, pero se les hará muy largo.
Desde el crudo y frío invierno de un valle de la cordillera cantábrica, una fábula nos cuenta que un «garzón» que se encontraba en la rama de un carballo estaba a punto de morir congelado. Apenas le quedaban fuerzas y finalmente cayó al suelo completamente desfallecido.
Gracias a que la nieve amortiguó el golpe la caída no fue mortal. Sin embargo el fatal desenlace se aproximaba pues seguía helando y no tenía apenas fuerzas para levantarse y cobijarse. Pero justo cuando estaba a punto de morir, una vaca «tudanca» que venía de pastar se detuvo y defecó justo encima del «garzón» cubriéndole con sus heces.
Aquella embarazosa situación, significó la salvación del ave, ya que las heces estaban calientes y derritieron la capa de nieve que la cubría. Levantó la cabeza y muy contenta por haberse librado de congelarse, empezó a emitir sus clásicos ronquidos con una cadencia regular, pero audibles a larga distancia.
Por desgracia, la misma buena suerte que había tenido para que la «tudanca» con su puntería, (proceso balístico que le permitió colocar el proyectil en el punto elegido de antemano), atinando con sus heces la tuvo de mala ahora, ya que pasaba por allí un zorro, que al oírle piar, lo cogió con la boca, se lo llevó al rio a limpiarlo y después se lo comió.
Como en todas las fábulas también de esta se desprende una enseñanza o lección en forma de moraleja y que Samaniego me perdone:
«Garzón, mientras siga cubierto de mierda nunca diga ni pío».

Garzón Cenizo (Ardea herodias)

Coronel de Caballería ® Ángel Cerdido Peñalver

Blog: generaldavila.com

Zaragoza enero 2022