«PANDEMIA Y CIERRA, ESPAÑA» Ángel Cerdido Peñalver Coronel de Caballería ®

Pieter Brugel el Viejo.«Parábola de los ciegos» (San Mateo, XV, 15,14).

Entre los 350 diputados del Congreso, y los 23 ministros de la bancada azul, con «cartera o mochila», abundan los llamados «activistas» y escasean los «Políticos» con mayúscula.

Hace tiempo que en  España  se abrió la veda, a los conocidos como «políticos activistas», los que llaman la atención sobre problemas que a veces pasan desapercibidos, pero que sirven de altavoces a nuestra dormida sociedad. Son los que se empeñan en enfrentarnos de nuevo los «hunos» contra los «hotros», después de más de ochenta años, cuando la gran herida estaba cicatrizada y olvidada.

«Ministros con mochilas» ¡Que ridiculez!. Iba a decir que parecen soldados con sus equipos de campaña, pero no, seguro que no soportarían el peso de  todo lo que eso significa, y mucho menos la bandera de España que en la actualidad llevan en su interior las mochilas de los militares  en misiones internacionales y en las maniobras de sus Unidades.

La llamada «bandera de mochila» es una sana costumbre que ha renacido en los últimos años en el Ejército, como lo era desde finales del siglo XIX (1860), se trata de una bandera de reducidas dimensiones: 60 x 80 cm .

Por su curiosidad, hay que reseñar que la llamada «bandera de percha o de mochila», era una bandera que se entregaba a cada soldado y que servía para tapar el equipo colocado en el vasar o percha de los dormitorios. En el combate, la llevaban en sus mochilas, y si morían eran enterrados envueltos en ella. Solían llevar el Escudo Nacional o la insignia y nombre de la unidad sin colores, colocado en paralelo a las franjas y en el centro de la amarilla.

El «Pasodoble de la Bandera», dedicado a los soldados españoles que combatían en el Rif, formaba parte de la revista «Las Corsarias» con libreto de Enrique Paradas y Joaquín Jiménez y música del maestro Francisco Alonso. Se estrenó en el Teatro Martín de Madrid, el 31 de octubre de 1919, y hay quien dice que fue la «Bandera de Mochila», la que inspiró al letrista de la canción que hoy  conocemos como «La Banderita»:

en el fondo de tu alma. «El día que yo me muera, si estoy lejos de mi patria, sólo quiero que me cubran, con la bandera de España». Banderita tu…

Aparte de la mochila de turno, mucho se podría contar sobre la vestimenta de algunos de esos «diputados activistas», que no políticos, de los «perros-flautas» vamos. No se han parado a pensar lo que dirán para sus adentros, los componentes del Cuerpo de Ujieres y Maceros de las Cortes Generales, que tan correctamente visten y que  dan a la Cámara cierto aire palaciego.  Son los que ponen el vaso de agua en la tribuna de oradores y los que no pestañean aunque  se esté derrumbando el Gobierno o entre en el hemiciclo Tejero con las armas. Llegan a ese trabajo por oposición, les exigen una talla mínima y un careto de solemnidad. Yo les aconsejaría que cuando tuviesen que llevar a esos desaliñados impresentables a la tribuna de oradores el vaso de agua con su plato, lo cambiaran por un botijo para que  bebieran a  morro, que es el hábitat natural al  que deben estar acostumbrados.

Por todo eso,el gran error es darles el poder, pues no sirven para gestionar las situaciones delicadas de cada momento por carecer de los conocimientos precisos. No van más allá que  agitar las calles y redes con gritos subversivos y consignas revolucionarias. Hay veces que las redes sociales dan miedo y según los expertos en ese mundo, de seguir así van a acabar con la democracia y la civilización.

Muchas veces, por culpa de estos «políticos activistas» al adversario político lo  convierten en «enemigo», y se corre el peligro de que la mecha de la violencia pueda encenderse en cualquier momento.

La ineficacia de este Gobierno y la lucha interna  entre los partidos políticos son los responsables, entre otras cosas, de la gran crisis económica española y su fracaso ante la actual pandemia.

Los malos políticos y los activistas, siempre dicen  respetar la opinión de los expertos, perdón quise decir de sus «listillos». El desfile de las  declaraciones que dicen, no dicen y se desdicen es sintomático. Como ejemplo sus desastrosas decisiones ante  la pandemia, con sus restricciones a la movilidad y los confinamientos perimetrales en sus diferentes fases.

Nos quieren confinar cada dos por tres por causas poco justificadas, pero esto no es un juego. No todo vale en nombre de los intereses de unos pocos, lo mínimo que se puede pedir es unidad, coherencia y sentido común; y no la batalla que cada día contemplamos de intereses partidistas.

En salud, como en tantas oras cosas, ustedes mandan, pero no saben.

«Pandemia y cierra España» ¡Si Santiago levantara la cabeza!.

El problema que hoy tiene la sociedad española , es lo endebles que son los líderes de los partidos, con la excepción de Pablo Iglesias. Este  si que tiene un proyecto claro y definido que no es otro que el de atacar a la Corona,  someter a la justicia a su antojo y el de implantar la república; todo para romper España al alimón con sus compinches de: ERC y Bildu.

¡Alguien tendrá que parar todo esto!.

La mayoría de la gente corriente  está muy desanimada viendo correr los días sin que nada cambie.  Debemos pasar de los dichos a los hechos. España se sustenta sobre un permanente y estéril «hay que» todo el mundo tiene un montón de ellos. Lo difícil es callarse y ponerse a hacer lo que se dice que hay que hacer. De ahí que se haga tan poco.

Conclusión: o aislamos a los bocazas «vía voto» o nos aislamos nosotros porque, como dice la cursi e inaguantable  Mafalda:

«El problema de las  mentes cerradas es que siempre tienen la boca abierta».

Todo esto me lleva a la  «Parábola de los ciegos»  (San Mateo XV, 15,14),  que ilustra Pieter Brugel el Viejo  en el cuadro que  se exhibe actualmente en el museo de Capodimonti  de Nápoles. Una hilera de ciegos, grotescos, ridículos, se siguen unos a otros, con los ojos secos y las cabezas en alto. El primero, el jefe, ya ha caído al río, mientras el segundo con su coleta está a punto de hacerlo.

– «Dejadlos: son ciegos que guían a ciegos. Y si un ciego guía a otros ciegos, todos caerán en el hoyo»

Sólo la desgracia se puede esperar cuando esto ocurre.

¡Y también, alguien tendrá que pagar por tanto disparate!, pues ¡estamos hasta la mascarilla!

Como se acerca la Navidad, a todos ellos, «ministros con cartera o mochila», «Políticos con mayúscula» y «políticos activistas o agitadores» iba a mandarles un apretón de manos, que no es otra cosa que indicarles que  acudo a ellos sin empuñar un arma; como ahora está prohibido, lo cambio por el ridículo choque de antebrazos, o mejor aún, me llevaré  la mano al corazón, es lo mejor y además  no se pierde la compostura.

Bandera de mochila de la Legión Española.

¡Que vuelva  el Greco!.

Zaragoza octubre 2020.

Blog: generaldavila.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

          

ESPAÑA FEDERAL Y REPUBLICANA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Escribí este artículo hace más de un año. Un buen amigo me lo recuerda a la vez que me dice: “Muy buen oráculo hace más de un año”. Releo y caigo en la cuenta que ha sucedido antes de lo que esperaba. Nadie combate en defensa de la Patria. Eso que veis y os parece, es: nada. No hay nada ni nadie y ellos lo saben. Huir nos costará la vida. Decía: “Se aproximan tiempos que requieren dignidad, valor y saber a quién tenemos enfrente. No huir”. Lo peor es morir siendo un cobarde.

Esto era hace un año. Ahora es peor.

ESPAÑA FEDERAL Y REPUBLICANA

Escribe el maestro Gabriel Albiac: <<Imaginemos que un cataclismo universal hubiera destruido instantáneamente todos los libros -en todos sus soportes- del planeta. Bastaría que un milagro hubiera salvado uno de ellos, para hacer verosímil -en un equitativo plazo de milenios- la reescritura de todos. Ese libro se llama Ilíada. Y en él están todos los libros, absolutamente todos>> […]. <<Todo, absolutamente todo, está en La Ilíada, de Homero. Nosotros>>.

Parece imposible la vida, toda, en un libro.

Busquen lo que quieran, de ayer y de mañana, hasta lo más cotidiano,  y allí está. Lo de hoy por supuesto.

La pasión, la vida preferida en su intensidad que en su duración: Aquiles.

La reflexión, la razón, el deber: Héctor.

Aquiles busca matar a aquel a quien odia. Héctor al enemigo de su Patria.

Dispuesto a encerrarme en una de las versiones de La Iliada tropiezo con un augurio. En el Canto XII.

Héctor responde a su hermano Polidamante cuando le invita a dejar la lucha por un presagio siniestro: <<Un solo presagio es el mejor: combatir en defensa de la patria>>.

Es el valor de un héroe de la reflexión y razón. Alimentado por el amor a su patria, a los suyos, que lucha por su deber.

Negros presagios:

<<…un águila de altísimo vuelo

que iba dejando aparte, hacia la izquierda,

a las huestes troyanas

y llevaba entre sus uñas

una roja serpiente color sangre…>>.

Habrá lucha. El peor augurio sería abandonarla. <<No se puede vivir para morir cobardemente y sin gloria, sino realizando algo grande>>.

Presagio. La República Federal…, águila de altísimo vuelo, que iba dejando aparte, hacia la izquierda…Héctor

Votamos sin darle mucha importancia a sus consecuencias. Tenemos por delante unos años críticos, quiero decir de mucha gravedad. Lo que ustedes han preferido es el federalismo que, según el más votado, el señor Sánchez, es <<una voluntad política de acuerdo, de convivencia y de calidad institucional>> o dicho de otra manera: <<llevar a cabo una reforma de nuestra Constitución en sentido federal>>. Y republicana. Quizá el señor Sánchez, como tantos, no sabe lo que dice.

Ortega y Gasset dejó claro los términos del problema: <<Un Estado federal es un conjunto de pueblos que caminan hacia su unidad. Un Estado unitario que se federaliza es un organismo de pueblos que retrograda y camina hacia su dispersión>>. Expuso las diferencias entre soberanía y autonomía: <<Es la soberanía la facultad en su raíz, preestatal y prejurídica de las decisiones últimas o primeras, según el orden en que queráis contar: es, pues, el fundamento de todo poder, de toda ley, de todo derecho, de todo orden. Y la autonomía, en cambio, un principio político que supone ya un Estado sobre cuya soberanía indivisa no se discute porque no es cuestión>>.

Claro que ya sabemos, no todos, que los llamados <<izquierda>>, socialistas, republicanos ellos, tiene un concepto de República muy de ese lado; les gusta llamar a su revolución proceso democrático, que no es un sistema político, sino llevar a cabo una reforma radical eliminando cualquier vestigio de la España conocida. Ya lo profetizaron: no la va a conocer ni la madre que la parió.

Pobre España que lleva siglos <<como en sueños ni el que persigue puede alcanzar al perseguido ni este huir de aquel, de igual manera ni Aquiles con sus pies podía dar alcance a Héctor, ni Héctor escapar de Aquiles>>.

¿Por qué?

Sir Douglas Haig, Mariscal de Campo del Ejército británico combatió en la Batalla de Somme durante la I Guerra Mundial; nunca se aproximaba a sus soldados. Su Estado Mayor le recomendó hacerlo para estimular a sus decaídos soldados. Se acercó a uno de ellos y le preguntó:-¿Dónde empezó usted la guerra? El soldado no lo dudó:

-Yo no empecé esta guerra, señor; creo que fue el Kaiser.

Los soldados troyanos se refugian en la ciudad. Héctor queda fuera; va a pelear contra Aquiles. Una vez los dos guerreros están frente a frente Héctor huye. Le costará la vida.

Se aproximan tiempos que requieren dignidad, valor y saber a quién tenemos enfrente. No huir. 
Aquiles frente a Héctor

Porque lo malo no es la forma política sino <<saber que los dioses  nos engañan para mejor atraernos siempre a lo peor>>.

<<Un solo presagio es el mejor: combatir en defensa de la patria>>.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Fue publicado el 28 mayo 2019

Blog: generaldavila.com

QUE VUELVAN GONZÁLEZ, AZNAR, ESPERANZA AGUIRRE Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

La situación no puede ser peor. Gobernar desde las vísceras es muy peligroso. La imagen que ofrece la política española es la de un enfrentamiento feroz, no entre administraciones, sino entre personajes de partidos. El perjudicado es el ciudadano, pero también es el origen ya que la infantería es fiel reflejo de las virtudes y defectos de un pueblo. Somos infantería que ha elegido a sus jefes y a su general. Al uno y al dos. Ahora os los tragáis.

Los hay de Sánchez, de Casado, de Abascal, de Iglesias, de Arrimadas, separatistas, hijos intelectuales de terroristas, por no seguir con los miles no representados en el Parlamento. Los hay a los que nadie representa. Levanto la mano, seríamos mayoría, los que no votan y miran con desdén este circo. Demasiadas tribus se han instalado en territorio español y esto no puede acabar bien. Me atrevería a decir que estamos ante una anormalidad social que va a generar enfrentamientos violentos si no se corta a tiempo. Por lo pronto ya ha creado enfrentamiento entre Poderes (Ejecutivo-Judicial), algo inaudito.

<<El proceso que se lleva a cabo entre los años 1931 y 1936 (y si se quiere mayor precisión, de 1934 a 1936) consiste en la escisión del cuerpo social mediante una tracción continuada, ejercida desde sus dos extremos>> (Julián Marías. La Guerra Civil ¿Cómo pudo ocurrir?). Un millón de muertos que pudo evitarse.

Ahora más de 50.000 que han podido en su mayoría evitarse. Escisión que nadie sabe como ha sido, pero de la que todos son (somos) culpables. Como lo del virus que nadie sabe como ha sido.

SE BUSCA, decían los carteles en las películas del Oeste americano. Aquí no hace falta. Los culpables están a la vista y mandan. Mandan tanto que provocan. Al Judicial, a la Corona, a la unidad, a la normalidad.

Felipe González siempre fue cercano, hablador para escuchar con atención, educado y rotundo. Se hacía querer y respetar; eso tiene gran valor. Se hacía querer de sus inferiores y desear de sus superiores, dentro y fuera de España. Amaba y ama a España y entendió y entiende a los españoles. Respetuoso con los militares, pero le fallaron sus ministros de Defensa, demasiado ansiosos del poder del armamento (me refiero al económico claro). Le he saludado recientemente con mutuo afecto y respeto.

Conocí a José María Aznar estando en la oposición y en la posición. El primero era humilde y cercano. Solía estar muy solo en recepciones y saraos; luego ya no le reconocí porque él no reconocía, no miraba; sí al infinito. Puede que fuese así mejor. Que rodeado de los que el poder te asigna muchas veces mejor solo. Alguno de sus ministros de Defensa remató a los ejércitos para siempre. No hay peor cuña. Pero Aznar tenía las ideas claras de lo que es una Nación y de la disciplina a imponer entre los Estados Mayores y entre los aduladores. Sacó a España del ostracismo internacional, pese a quien pese y a pesar de la campaña orquestada por lo (s) que se veía (n) venir.

España creció, y mucho le debemos a dos personajes políticos de pura raza tan antagónicos y tan cercanos en su única idea: España; y la prosperidad de los españoles desde la necesaria distancia política, pero sin viscerales enfrentamientos. Ellos sí que eran progresistas con el verdadero valor del término: progreso.

¿Esperanza Aguirre? Sí, la conocí y la aprecio por su valor, entrega y eficacia. Todo lo bueno que hoy tiene Madrid se lo debemos a ella. Transporte, Sanidad, Enseñanza, Calidad de vida, atractivo internacional y ser de verdad una Comunidad pionera y una ciudad donde de verdad nadie es forastero. Tuvo un grave error: fiarse de los que la rodeaban y creer que todo el mundo es bueno. En eso era una inocente en política. No necesitaba la política. La política necesita gente como ella.

Hacer política sin políticos es difícil; hacerla con sucedáneos es un grave riesgo; hacerla con aficionados es irrisorio y hacerla con indefinibles y sectarios es: pasen y vean. ¿Lo reconocen?

Echo de menos a personas de la talla de Felipe González, José María Aznar o Esperanza Aguirre.

Dejen de tirar de los extremos.

Me estoy haciendo viejo. Casi mejor.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

11 octubre 2020

 

 

 

 

Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

(Para aquel que ve una espada desenvainada sobre su impía cabeza, los festines de Sicilia, con su refinamiento, no tendrán dulce sabor, y el canto de los pájaros, y los acordes de la cítara, no le devolverán el sueño, el dulce sueño que no desdeña las humildes viviendas de los campesinos ni una umbrosa ribera ni las enramadas de Tempe acariciada por los céfiros. Horacio)

ooo000ooo

 Mediaba el siglo XI y la Iglesia empezó a reivindicar su derecho a nombrar los cargos eclesiásticos a lo que lo emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico, detentores de los mismos a la sazón, se hicieron un poco los suecos; mejor dicho los alemanes.

 Lindando el último tercio fue ascendido a la Silla de Pedro Fr. Hildebrando, parece ser de armas tomar, con el nombre de Gregorio VII y decide apretar la tuerca a los emperadores para

 romper con esa mala costumbre del cesaropapismo  (César y Papa) que tan ricamente les iba: promulga un canon y en su texto de veintisiete puntos declara que el Papa es el único titular legítimo del Imperio relegando a los emperadores a un segundo plano como meros ejecutores de la órdenes provenientes de Roma. Al año siguiente confirmó la prohibición por parte de los poderes laicos a interferir en el nombramiento de cargos religiosos. Enrique IV, desoyendo la prohibición papal, decidió nombrar tres nuevos obispos en Milán, Spoleto y Fermo, a fin de mostrar su poder al Papa. Gregorio VII, lejos de amilanarse, contestó ante tal provocación con la amenaza de excomulgarle.

 El Emperador le responde con una dura carta  que ya empieza bien en su comienzo: “Enrique, no por usurpación, sino por ordenación de Dios rey, a Hildebrando, que ya no es Papa, sino falso monje” y que no termina de mejor manera: “Yo, Enrique, por la gracia de Dios rey, con todos nuestros obispos te decimos: desciende, desciende, tú que estás condenado por los siglos de los siglos”. El Papa cumple su amenaza y lo excomulga, con lo cual la nobleza alemana no tendría por qué rendirle vasallaje. Dicha nobleza se encampana y comienzan las intrigas para deponer a Enrique.

 Éste ve las orejas del lobo, y ante el temor de un enfrentamiento popular dirigido por la nobleza decide recoger velas e ir al encuentro del Papa, a la sazón en el castillo de Canossa. Vestido como un peregrino, descalzo y con actitud humilde, imploró perdón ante las puertas de la fortaleza. El Sumo Pontífice sabe que el perdón conlleva la retirada de la excomunión y por lo tanto, que el Rey recuperaría su poder, por lo que se niega a recibirle. Durante tres días, le hace dormir al raso sufriendo las inclemencias del tiempo, hasta que al tercer día Gregorio VII, tras considerar que ya lo había humillado lo suficiente, decide otorgarle su perdón y levantar la excomunión. Hasta aquí, la Historia, y la leyenda.

Ahí hoy, ahí  está el personaje en  el mismo escenario físico e institucional  que tantas veces ha denostado después de todo lo que ha dicho, escrito y evidenciado sobre las más altas instituciones, símbolos y servidores del Estado; ahí está como gallina en corral ajeno al frente de toda su cohorte, mientras atisba -Damocles de hojalata- la espada de la dama ciega que pende y se balancea  sobre su cabeza. Ahí está a la espera de nutridas decisiones judiciales mientras siente con espanto que no le llega la camisa al cuerpo.

 No sé por qué rara asociación de ideas me ha venido a la mente el episodio de “la humillación de Canossa” en el que como en el original,

 implorante y arrepentido, temeroso de perder prebendas y mamandurrias pretende con sus vanos e hipócritas gestos la clemente consideración de togas y puñetas.

 Y mis disculpas -recurso literario- por la posiblemente hiperbólica descripción de los versos; pero algo tendrá el agua…

 De la prensa de octubre de 2020

 Pablo Iglesias ha acudido este lunes por primera vez al acto del 12 de octubre.

TU CANOSSA

(Soneto)

 Cuánto habrás en tu adentro acumulado

cuánto pánico, pavor, ¡ay!, cuánto miedo;

cuánta tu cobardía, mal remedo

de gallo en el corral, hoy aterrado.

 

Saber quisiera yo si algo ha cambiado,

si abrazado tú has un nuevo credo:

la ceniza en tu testa, manso, quedo,

tu Canossa padeces, humillado.

 

¿“Cubierto de rocío” te arrepientes

de tanto el mal, tanta insidia, tanta intriga,

de tanto lo vertido en trazo grueso?

 

Mas siendo los agravios muy recientes,

hoy mereces, es justo, se te diga:

¡A otro perro, tú, con ese hueso!

 

Don Eufemio, oct. 20

(Continuará Dm; y si nos dejan)

 

 

PD.-  A reseñar:

 

– SM. el Rey porta la bengala, símbolo de su Mando supremo de la Fuerzas Armadas.

– SM: el Rey estrecha la mano a los condecorados de las FAS. que representaban a la Unidades más implicadas en la lucha contra la pandemia.

– Pedro Sánchez aparece en la Plaza de la Armería, procedente del Palacio de Oriente.

– Iglesias luce mascarilla y pin de connotaciones republicanas.

– Irene Montero luce terno morado.

– Iglesias departe unos minutos con el Presidente del Tribunal Supremo, el tribunal del que dice “le va a absolver”.

 

ooo000ooo

Vicepresidente bajo sospecha Melitón Cardona (*)

He leído los 63 folios de la exposición razonada que el Magistrado juez de la Audiencia nacional Sr. García Castellón ha elevado al Tribunal Supremo solicitándole que practique determinadas diligencias que sólo el alto tribunal puede llevar a cabo por la condición de aforado de Pablo Iglesias. En ella afirma haber detectado indiciariamente la comisión de varios delitos por parte del hoy Vicepresidente del Gobierno. En términos generales, la tesis del instructor es que éste, a sabiendas de su falsedad, orquestó una estrategia para sostener en los tribunales que había un móvil político tras el robo del móvil de Dina Bousselham y la publicación de parte de sus contenidos. En esa estrategia habrían participado miembros de su equipo legal y la propietaria del móvil. En el caso de Iglesias, el juez le señala por denuncia falsa y simulación de delito porque parte de la premisa de que, desde el inicio, conocía el contenido de la tarjeta del móvil robado ya que la tuvo en su poder desde enero de 2016. El magistrado apunta además un delito de daños informáticos porque cuando Iglesias recogió la tarjeta de manos del presidente del Grupo Zeta, ésta funcionaba y su exasesora ha declarado reiteradamente que cuando llegó a sus manos ya no lo hacía. Como no consta que nadie más entrase en contacto con aquel dispositivo, el magistrado afirma que el Supremo debería preguntar al vicepresidente qué pasó.

Hacía tiempo que no leía un texto judicial tan contundente, bien argumentado, estructurado y correctamente redactado, lo que me hace pensar que ni el Ministerio fiscal ni los magistrados del Tribunal Supremo podrán rechazar fácilmente la solicitud que contiene. Dicho lo anterior, pienso también que si el Tribunal Supremo solicita el preceptivo suplicatorio al Congreso de los Diputados, éste lo denegará por motivos de conveniencia política que nada tienen que ver con la correcta administración de justicia, ya que el hecho de que el máximo órgano del poder judicial de nuestro país tenga que suplicar (!) al legislativo autorización para administrar justicia revela a las claras que en nuestro país no existe una auténtica división de poderes.

El artículo 9 del English Bill of Rights de 1689 estableció que “la libertad de expresión en el Parlamento no podrá ser impedida ni enjuiciada en ningún tribunal o lugar fuera del Parlamento”. La formulación es prácticamente idéntica en la Constitución de los Estados Unidos. La Asamblea Nacional francesa también la reprodujo un siglo más tarde, pero al año siguiente le añadió la prohibición de cualquier otro enjuiciamiento penal sin su autorización, dando origen al suplicatorio, una palabreja que parece incompatible con la dignidad inherente a la Justicia, que no debe suplicar sino conminar. Así, mientras el modelo anglosajón declara la inmunidad de la jurisdicción penal los actos llevados a cabo en el ejercicio de la función legislativa, con exclusión de los simplemente políticos (mítines, entrevistas, publicaciones etc.), el modelo continental protege tanto la libertad de expresión en los actos legislativos como cualesquiera otros que, normalmente, deberían estar sometidos a la jurisdicción ordinaria sin el trámite vergonzante del suplicatorio; de esta manera, la inmunidad parlamentaria pierde su auténtica finalidad de protección de la democracia y abre la puerta a la de la corrupción institucionalizada.

El sistema continental de inmunidad sujeta a autorización parlamentaria se antoja hoy un anacronismo difícilmente compatible con el principio superior de igualdad ante la Ley, algo que el hoy beneficiado Sr. Iglesias proclamó a voz en grito en estos mismos términos y con razón, pues no parece haber ninguna para que el tráfico de influencias o el acoso sexual, que nada tienen que ver con la actividad legislativa, no puedan verse sometidos a la jurisdicción penal sin necesidad de suplicatorio. Es más, da qué pensar el hecho de que no lo estén.

A raíz de su decisión, el Magistrado juez Sr. García Castellón ha denunciado ante el Consejo General del Poder Judicial una campaña de desprestigio personal y profesional e intimidación contra él en redes sociales y en algunos medios de comunicación. A su vez, el Vicepresidente bajo sospecha ha lanzado un órdago al Supremo en el Senado en un ejercicio de chulería y prepotencia insólito. La Policía investiga la publicación en redes sociales de mensajes amenazadores que, según el entorno del magistrado, incluyen amenazas de muerte. El propio juez ya tuvo que ofrecer protección al ex abogado de Podemos José Manuel Calvente, quien dijo en su última declaración ser víctima de ese tipo de amenazas por sus denuncias contra Podemos.

Sea investigado o no por el Supremo, Pablo Iglesias saldrá muy lastrado políticamente y no hay que descartar que acabe siendo víctima de fuego amigo ad maiorem gloriam Petri Sánchez.

(*) Ministro plenipotenciario jubilado.

13 octubre 2020

DÍA DE LA FIESTA NACIONAL DE ESPAÑA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

 

Todos los años, llegada esta fecha, surge el interrogante sobre su finalidad y sentido ya que nadie se preocupa de explicar y fomentar el espíritu que encierra esta celebración. ¿Qué celebramos? ¿Por qué el 12 de octubre es el Día de la Fiesta Nacional? ¿Qué significado tiene esta fecha para España y los españoles? ¿Por qué hay un desfile militar? ¿Es el Día de las Fuerzas Armadas?

En 1978 se estableció el día de las Fuerzas Armadas, coincidente con la festividad de San Fernando, celebrándose cada año con especial énfasis en una Capitanía General. El año 1987 se extendió la celebración simultáneamente a todo el territorio nacional, quedando configurado el día de las Fuerzas Armadas como una jornada de encuentro y comunicación entre los ciudadanos civiles y militares.

Al aprobar las Cortes Generales en 1987 una ley que establecía el 12 de octubre “Día de la Fiesta Nacional”, se decretó en1997 que se trasladasen a este día los actos más significativos que se venían desarrollando anualmente el Día de las Fuerzas Armadas (sin suprimirlo), al considerar que tal medida contribuiría notablemente a realzar la conmemoración de la Fiesta Nacional y a la plena integración de todos los elementos históricos y culturales que conforman la Nación española. Esa es la razón por la que se celebra un desfile militar el 12 de octubre, que nada tiene que ver con el día de las Fuerzas Armadas.

A lo largo de la historia de España, la Fiesta Nacional del 12 de octubre se ha conmemorado con distintos nombres: “Fiesta Nacional” en 1892, “Fiesta de la Raza” en 1918, “Día de la Hispanidad” en 1958 y “Día de la Fiesta Nacional de España y de la Hispanidad” en 1981 y, por fin, “Día de la Fiesta Nacional” en 1987.

La ley actual dice:

“La conmemoración de la Fiesta Nacional, práctica común en el mundo actual, tiene como finalidad recordar solemnemente momentos de la historia colectiva que forman parte del patrimonio histórico, cultural y social común, asumido como tal por la gran mayoría de los ciudadanos.

Sin menoscabo de la indiscutible complejidad que implica el pasado de una nación tan diversa como la española, ha de procurarse que el hecho histórico que se celebre represente uno de los momentos más relevantes para la convivencia política, el acervo cultural y la afirmación misma de la identidad estatal y la singularidad nacional de ese pueblo”.

La simple lectura del texto legal es suficiente para sonrojar a todos los que irresponsablemente nos han llevado al lugar de incertidumbre en el que nos encontramos. Algo que resulta práctica común en cualquier nación aquí, entre la confusión conceptual y la meliflua actitud de los responsables de cumplir y hacer cumplir la ley, nos encontramos ante la España de la incertidumbre. No tenemos la certidumbre de estar en un Estado de Derecho que asegure el imperio de la ley como expresión de la voluntad popular al ponerse en duda la misma Nación española y por tanto, la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes.

12 de octubre 2020. Celebramos el día de la Fiesta Nacional. ¡Quién lo diría! La participación queda reducida a la Corona y a las Fuerzas Armadas. Pura anécdota. Que si confinamiento, que si no. Recorte a las libertades: “…una injerencia de los poderes públicos en los derechos fundamentales de los ciudadanos sin habilitación legal”. Eso ha dicho la Justicia sobre las medidas de un Gobierno que camina a la deriva.

Día de la Fiesta Nacional de España. Ninguna Institución del Estado, al margen de la Corona, cooperan en realzar esta fecha. Nada, ni declaraciones institucionales, conferencias, jornadas de recíproco conocimiento. De España como Nación, nada. Para todo ello da igual la pandemia o no. Para hablar de España no hace falta mascarilla ni limitaciones a las libertades. Como no se limita hablar contra España y su unidad.

¿Dónde están los políticos, profesores y colegios, universidades, embajadas, autonomías, medios de comunicación, Reales Academias, el Instituto Cervantes o la Marca España ¿Cómo celebran esta festividad? ¿Fiesta Nacional? Mucho queda por hacer; todo queda por hacer.

Recoges lo que siembras. Si siembras vientos recoges tempestades. Tenemos lo que nos merecemos aunque España y los españoles no se merezcan lo que tienen. ¿O sí?

Una nación “discutida y discutible” (con uno), centraba su fiesta nacional en “el coñazo del desfile” (con el otro), mientras los soldados se quedan sin su “A España servir hasta morir” por capricho de un mal ministro de Defensa. Lucha entre presidentes autonómicos para ver quién hace más sonora su renuncia a este día de la Fiesta Nacional de España. El Parlamento y el Senado, cerrados. La soberanía nacional desperdigada. Crisis de unidad y sentimientos. Profunda crisis de valores alrededor del día de la Fiesta Nacional de España. El valor de España tasado en marca comercial. Una tarea académica, política y de carácter inclusivo. Planteamientos exclusivamente económicos. De España como Nación, nada, mientras la soberbia o la inconsciencia de un pequeño grupo de hombres, se atreven, por sí y ante sí, a romper la unidad de España.

Sobra el Ministerio de Defensa, sobran los soldados, sobra el desfile militar, sobra la defensa. ¿Y la Fiesta Nacional?

El 12 de octubre, serán las Fuerzas Armadas la única institución que, junto a la Corona, celebren el día de la Nación española. Poquito, pero al menos lo celebrarán. ¿Sobramos?

La gran mayoría sentimos y amamos a España con enorme fuerza y valentía. No debemos dejarnos dominar por el pesimismo sino por la esperanza que da la fuerza que tenemos, desde la unidad. Es la conmemoración del día en que España como Nación surgía en el mundo; y así seguirá siendo pese a quien pese.

Fiesta Nacional de España, Día de la Virgen del Pilar Patrona de la Hispanidad.

Nuestra identidad, nuestro futuro, está en la unidad, en nuestra fuerza como pueblo, como españoles. Gritemos sin miedo ¡Viva España!

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

12 octubre 2020. Día de la Fiesta Nacional de España

 

Himno Nacional   http://youtu.be/pkeSGGZ6LP0

Las Corsarias         http://youtu.be/k7JdPIStVDw

OTAN. OCASIÓN PERDIDA. LA MINISTRA DE DEFENSA ESTÁ A OTRAS COSAS Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Acaba de ser elegido el nuevo Chairman del Comité Militar de la Alianza Atlántica para los próximos años, el Almirante Rob Bauer de la Armada holandesa. ¿A nadie le interesa? Busquen las noticias. Creo que ni en las páginas web de Defensa, EMAD, o de los ejércitos lo encontrarán.

Aquí la ministra trata de vender unos ejércitos ficticios, que deben irse adaptando a los nuevos modos y maneras gubernamentales que fijan prioridades a nuestros soldados como el rastreo y los incendios o nevadas. Con la que está cayendo no es de extrañar.

El cargo de presidente del Comité Militar de la OTAN pueden imaginarse ustedes la importancia internacional que tiene y el prestigio que supondría para España que lo ostentase un oficial general español. Es la máxima autoridad militar de la OTAN y principal asesor del Secretario General. Se nombra para tres años y es elegido por los Jefes de Estado Mayor de la Defensa de las naciones miembros.

Nunca un español ha ocupado ese puesto, aunque parezca extraño, pero la errática política militar española y algunas retiradas a destiempo y dejando en comprometida situación a nuestros aliados, son detalles que no pasan desapercibidos cuando lo que está en juego es la Defensa, algo que no admite componendas políticas. Lo intentó, <<estaba hecho>> decían, el general Félix Sanz Roldán con Zapatero. Había, insistían, muchas posibilidades, casi todas, tantas que no pasó ni la primera votación. Fue en el año 2007 y estaban muy reciente cosas como la retirada de Irak, de difícil olvido. Aquí no se andan con bromas ni abandonos.

Se acabó. No ha habido nuevo intento.

María Dolores de Cospedal, ministra de Defensa, se ocupó del tema y estaba previsto que el General Fernando Alejandre, nuestro Jefe de Estado Mayor de la Defensa, fuese el primer español en ocupar tan trascendente puesto. El prestigio del general Alejandre hacía que la elección estuviese fuera de duda y entre los CHOD,s (Jefes de Defensa) se tenía muy claro que el general español ocuparía ese puesto. Tan es así que puedo decirles que el día de la elección flotaba en el ambiente el recuerdo al general Alejandre y la extrañeza por no haber sido candidato; claro que saben más y mejor que nosotros lo que aquí se defiende.

El recuerdo más patente ha sido el del Almirante Rob Bauer, el elegido, y lo sé sin que nadie me lo diga.

Otra oportunidad perdida de la que nadie se hará eco. Tampoco esos que picotean en lo militar para comer maíz o trigo, eso sí siempre para buscar el lado negativo. ¿No lo tiene esta noticia? ¿No tiene unos responsables de este ministerio de Defensa perdido en labores que nos llevan al último lugar internacional en lo militar? No dirán un palabra.

En nuestro ministerio de Defensa: por sus acciones y presupuestos los conoceréis.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte  es una alianza donde se habla de Defensa y también de ataque, y se forman y reúnen para estar prontos para entrar en combate por encima de cualquier otra cosa. Que esa es la milicia y no otra cosa.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

11 octubre 2020

Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Como decía el castizo, y hoy podría decir nuestro querido vicepresidente,  tercera poltrona en el Consejo de Ministros: “Hay años en los que es mejor no levantarse”. Y de esto algo apuntaremos en el blog; pero hoy va la cosa del cariño, el fervor, la unción y el embelesamiento con el que, en conjunto con sus cuates, contempla a la aún en activo banda asesina ETA; en activo por lo civil, y por lo criminal. Y a las pruebas me remito.

Cosa, por otra parte, normal en un individuo que en el terreno neutral de una taberna de la banda con un incógnito nivel de chacolí en sangre preconiza la buena labor de la misma, “la única que ha entendido el mensaje, y ha avanzado en el terreno de la libertad”. Que sin fallar ni en una ocasión siempre ha tomado partido a favor de los matones cuando éstos se han visto sometidos al imperio de la Ley (V. hemerotecas). O que se “emociona” cuando ve que sus energúmenos patean aun policía. No es extraño pues, que si el jefe de la manada así habla  y actúa, los cachorros no le vayan a la zaga.

 En fin, recurro otra vez al sabio refranero en su apartado: galgos, palos, astillas y derivados, lo que podría hacer comprender lo incomprensible; y a la Nekane de turno le diría que los que están “fuera de(l) tiempo” son los mil muertos que los asesinos dejaron por plazas, calles, cuarteles y cunetas. ¿Algo positivo?: ¡Menos basura en las calles, doña Miren! Y que la Ley se cumpla, que no es poco.

 De la prensa de octubre de 2020

“ESTAS COSAS LLEGAN EN UN MOMENTO FUERA DE TIEMPO. NO SÉ SI APORTAN ALGO POSITIVO”Podemos no quiere que se sigan deteniendo terroristas de ETA. La portavoz de la formación morada en el Parlamento vasco, Miren Gorrotxategi, ha criticado este martes la detención de tres etarras que custodiaron un zulo con explosivos durante años y que fueron arrestados ayer lunes por los agentes de la Guardia Civil tras más de un año de investigación tras la aparición casual del zulo en junio de 2019 en Arraia-Maetzu (Álava).

PATOS

(Soneto con estrambote)

 Si un Gobierno a los filo terroristas

los cobija en el propio Gabinete;

si tamaña vileza así comete

y les hace además protagonistas.

 

Si sus miembros toleran, conformistas,

sus actos y palabras; nada objete

y admite sus soflamas: ¿Qué membrete

le otorgaran los graves analistas?

 

¿Y si sus portacoces protestaran

-concernidos, airados y rabiosos-

si las leyes se cumplen, categóricas?

 

Imagino, lo sé, muchos pensaran

ante hechos tan ciertos, rigurosos,

que preguntas lo son, sólo retóricas.

 

Mas si grazna como un pato,

andares tiene de pato

y vuela tal vuela un pato;

es seguro: ¡No es un gato!

Don Eufemio, oct. 20

(Continuará Dm; y si nos dejan)

LA ALARMA: PEDRO SÁNCHEZ PÉREZ-CASTEJÓN Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

He conocido la noticia del <<Estado de Alarma Comunitario>> (¡Que paradoja!) en un transporte público. He observado a la gente muy pendiente del tema a través de sus móviles. Una mujer le decía a otra: ¿Si lo de Franco era una dictadura esto qué es? Han debido ver mi cara de sorpresa y he tenido que sonreír.

El momento elegido para este gesto de soberbia ha sido el más propicio: en Barcelona, junto al Rey, en el silencio sepulcral de una Corona a la que quieren embaucar en este peligroso proceso iniciático. No sé si me explico. Por sus obras los conoceréis; claro que hay mucho mirar y no ver; oír y no escuchar. Qué más da que sean galgos o podencos. Habrá que repetirlo: estamos sumergidos en un proceso iniciático.

No puede hablar de proteger a los madrileños, a los españoles, quien arrastra en su gobernanza más de 50.000 muertos con la gestión de un Comité de expertos, inexistente, o de dos, uno que se mete el dedo en la nariz y se convierte en estrella televisiva, mientras se ríe de nosotros, y otro que es un proyecto electoral, además de nada. Los del 8M no están en condiciones de seguir tomando medidas a base de repartir ponzoña cada vez que abren la boca o firman una disposición.

Recurren a un acto de fuerza. A la represalia. Así es su gobernanza.

Sigo a Pascal cuando dice <<La justicia sin la fuerza es impotente, la fuerza sin la justicia es tiránica>>. La alarma decretada por Sánchez es un acto de fuerza tiránico. Van a por todas. Desde el Gobierno desafían al Judicial y al soberano pueblo de Madrid representado en su presidenta. Un desprecio a sus dirigentes y por tanto a los madrileños. Si este acto de imposición fuera consecuente y motivado, la presidenta de la Comunidad debería cesar, porque la están acusando de poner en peligro la vida de los madrileños sin hacer nada para evitarlo. Es inaceptable e inconcebible. Muy discutible en justicia que un presidente tome una medida como esta porque quien debe tomarla, si no lo hiciese pondría en riesgo la vida de sus gobernados. Grave acusación contra la señora Ayuso. ¿Se defenderá? Porque ello es defender a todos los madrileños.

La situación es tal que el problema general no es el enfrentamiento entre partidos políticos, algo normal y democrático, sino que tiene un solo nombre y apellidos: Pedro Sánchez Pérez-Castejón. Él solo contra España. Él es el problema y mientras esté donde está, España se dividirá en facciones.

La están acusando de algo muy grave señora presidenta de la Comunidad de Madrid.

Elecciones Presidenta, elecciones ya, y demuestre el valor del valor. Si pierde no pasa nada; siempre habrá ganado en defensa de Madrid contra el invasor. Como el 2 de mayo.

No perderá. La debilidad les lleva a sucumbir. ¡Ojo!, esté atenta, en todas las direcciones; muchas veces el enemigo está dentro y aquí nadie juega limpio.

Ha sonado la alarma: Pedro Sánchez Pérez-Castejón.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

10 octubre 2020

TRUMP Y LA ALTERNATIVA. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

 

¿Alguien en el mundo tiene mayor protección? Nadie. A pesar de las barreras el misil traspasó las defensas americanas e impactó en el lugar más seguro del mundo. ¿El corazón de América?

Nadie está libre de los peores políticos que ha tenido la historia de la civilización. Nunca. España encabeza la lista. Es por ello que el virus, bautizado con ese nombre intraducible, manda sobre todos nosotros.

La ciencia, en desbocada carrera, ha quedado en una situación un tanto desairada. Ellos, científicos, hablan, pero achacan los problemas a la falta de dinero para la investigación. Quizá no vaya por ahí la solución, sino que surjan, de nuevo, el inaceptable Edward Jenner o lo casual de Fleming, imaginación, paciencia y humildad. Primer paso. Los líderes mundiales deberían ser el principal, pero son el que retrocede del minué. Es un momento en el que el liderazgo moral también está ausente, nada mejor para que se cuelen los falsos predicadores.

Hay muchos, no solo estadounidenses, que están encantados con Trump, pero es que no hay donde elegir. Eso es muy grave. La clave de todo está en la capacidad y el poder de elección. De eso carecemos. De alternativa. ¿Capacidad? Cada uno dirá. Sin capacidad; sin alternativa, la elección se traduce en dictadura. También ahora se traduce por inseguridad. Te arrastran los relatos. Por eso —nadie se fija— hay un número cada vez mayor de no votantes. Ofrecen incumplimientos y jamás resuelven.

No hay lugar seguro en el mundo cuando no hay elección libre y sin condicionamientos.

Se cuela —virus con inseguridad— hasta en los gregorianos de las clausuras, en las monásticas celdas; y en la Capilla Sixtina se le caen las vestiduras a Santa Catalina y a San Blas, suprimido el imbraghettamento porque <<Hermanos Todos>> (Fratelli Tutti), todo es de todos y nada hay que esconder o guardar. Convertido el mundo en un inmenso campamento de felicidad donde nadie es más que nadie y trece se sientan en la misma mesa. Siempre habrá quien lleve la bolsa con los denarios.

¿Para qué las leyes y las normas?: <<Antaño sufrimos a causa de nuestros vicios; hoy sufrimos a causa de nuestras leyes>> (Tácito: Anales, III,25). Mejor así; sin ley; repartamos miseria, mentira, echemos a suertes la túnica, tu casa y la mía. Tú ministro de Educación y yo de Descanso.

Creo que recuerdan que tenemos elecciones en los Estados Unidos y que lo que allí ocurra repercute aquí; de lo contrario no estoy seguro.

Las encuestas de poco sirven. Los resultados tampoco, pero generarán una enorme incertidumbre. Gane quien gane, no se librará del misil.

Por un lado están, con gran fuerza, los que aprietan el botón de las ideologías y explotan el victimismo. Al otro lado los mayores inútiles que hasta ahora han regido el mundo. En definitiva malvados contra incapaces.

La incertidumbre es, por ahora, el futuro que nos espera. Tanto en la prosperidad, en la adversidad, en la salud y en la enfermedad.

<<Anhelamos la verdad y no hallamos en nosotros más que incertidumbre>> (Pascal: Pensamientos, L401/B437. Estudio preliminar, edición, traducción y notas de Gabriel Albiac).

No hay alternativa. Demos un repaso a la lista:

Trump, Putin, Xi Jinping, Papa Francisco, Kim Jong-Un, Boris Jonhson, Ram Nath Kovind, Macrom, Merkel, Bolsonaro, António Guterres, Tedros Adhanon  Ghebreyesus… Maduro… Pedro Sánchez.

¿Quién ganará? Usted no.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

9 octubre 2020

Blog: generaldavila.com

Una encíclica sorprendente. Melitón Cardona (*).

 

Estudié durante nueve años en el colegio de Montesión de los padres jesuitas en Palma de Mallorca, un colegio que por cierto abandona su sede histórica tras 460 años de dedicación a un proyecto educativo, “algo que tiene que ver con el retroceso de los jesuitas en Europa” en opinión de mi buen amigo y mejor escritor José Carlos Llop, exalumno como yo.

Ocupa el Papado un jesuita argentino que no deja de sorprender a creyentes y agnósticos con sus insólitos posicionamientos. Acaba de publicar una encíclica titulada “Fratelli Tutti” que creo que es la primera de carácter ecuménico que no utiliza la lengua latina y constituye un auténtico tutti-frutti de opiniones que hará las delicias de los políticamente correctos y dejará estupefactos a muchos de los que no lo somos; más que nada, porque se ocupa casi exclusivamente de temas mundanos en lugar de hacerlo de cuestiones teológicas; Pío XII mantenía que las encíclicas papales, incluso no proclamando verdades ex cathedra pueden ser lo suficientemente autorizadas para poner fin a un debate teológico sobre una cuestión en particular, pero en ésta se trata de temas tan poco teológicos como la ética de la relaciones internacionales, las migraciones, la pena de muerte y la de cadena perpetua, la deuda externa, la reforma de la ONU, un deseable popularismo opuesto al populismo, el no a la guerra llevado incluso al abandono del concepto de guerra justa, lo que llevaría a la renuncia a la legítima defensa etc.

Si lo anterior no es suficiente para alarmar al lector, determinadas afirmaciones del texto de la encíclica sin duda sí lo harán: en ella se afirma que la pena de muerte es inadmisible y que “Ni siquiera el homicida pierde su dignidad personal –escribe el Papa– y Dios mismo se hace su garante”. No misericordioso o compasivo sino nada menos que garante; confieso que no salgo de mi estupor sobre todo después de leer que “la cadena perpetua es una pena de muerte encubierta”, algo que animará sin duda a los enemigos de la prisión permanente revisable y demás buenistas del universo mundo.

En materia económica, las opiniones del Papa resultan tan sorprendentes como poco fundamentadas. Sobre la cuestión de la deuda externa cree que “sin perjuicio del principio de que debe ser pagada, se espera, sin embargo, que ello no comprometa el crecimiento y la subsistencia de los países más pobres“. Sólo les faltaba esto a los gobernantes corruptos para tratar de escabullirse de sus compromisos. El Papa considera también que “todo país es también del extranjero (!) y los bienes del territorio no pueden ser negados a los necesitados que vienen de otro lugar. Por lo tanto, el derecho natural a la propiedad privada será secundario respecto al principio del destino universal de los bienes creados”, principio que debo confesar que hasta ahora desconocía. También afirma el Pontífice que “el mercado por sí solo no lo resuelve todo. Es necesaria la reforma de la ONU” (!).

En cuanto a las migraciones, “los emigrantes deben ser acogidos, protegidos, promovidos e integrados, ya que debe ser respetado el derecho a buscar una vida mejor en otro lugar. Para ello hay que aumentar y simplificar la concesión de visados, garantizar la vivienda, la seguridad y los servicios esenciales, fomentar la reunificación familiar” etc.

La encíclica concluye con una “memoria de Martin Luther King, Desmond Tutu (!), Mahatma Gandhi y el beato Carlos de Foucauld (Foucald en el texto)”. Un bautista, un anglicano, un hinduista y un beato católico. Sólo se echa de menos la presencia de un mahometano, un judío, un animista amazónico y un masón filipino.

De hecho, la gran Logia de España ha hecho saber en un comunicado que “considera que Francisco abraza el concepto de fraternidad de la masonería”. Alguien ha comentado que en lugar de Santo Padre a partir de ahora habrá que llamarle Santo Hermano.

(*) Ministro plenipotenciario jubilado.

Blog: generaldavila.com

8 septiembre 2020

UN LÍDER. Vicente Díaz de Villegas y Herrería. Soldado de España

 

Pero en España el tiempo se acaba…

¿En qué tiempos nos encontramos como personas y como españoles? El momento presente es el único del que podemos disponer.

Todo tiene su momento, y cada cosa su tiempo bajo el cielo:

Tiempo de nacer, tiempo de morir; tiempo de plantar, tiempo de arrancar; tiempo de matar, tiempo de sanar; tiempo de destruir tiempo de construir; tiempo de llorar, tiempo de reír; tiempo de hacer duelo, tiempo de bailar; tiempo de arrojar piedras, tiempo de recogerlas; tiempo de abrazar, tiempo de desprenderse; tiempo de buscar, tiempo de perder; tiempo de guardar, tiempo de arrojar; tiempo de rasgar, tiempo de coser; tiempo de callar, tiempo de hablar; tiempo de amar, tiempo de odiar; tiempo de guerra, tiempo de paz. (Eclesiastés 3, 1 -11)

Hace dos mil años, en el imperio romano, había una situación similar a la nuestra en cuanto a abundancia de recursos materiales y a vacío moral. Como ahora, podía parecer cerrado al mensaje cristiano que ahora disfrutamos, pero supieron abrirlo.

Muchas de las naciones de este Primer Mundo han sido y son transformadas por una indiferenciadespreocupación basada en el bienestar económico, el consumismo, la ignorancia, el vacío de referencias -provocado por la mentira o postverdad y corrupción -,…pretenden sostener así unas granjas de ciudadanos cuya existencia queda reducid a lo material-animal como si no hubiera espíritu. La falta de respuestas al todo poderoso racionalismo llevan al ser “del mundo desarrollado” a  la decepción, y a la supresión – “solución final”- de la vida humana que plantea problemas (Ej: aborto, eutanasia, campos de reeducación…). La falta de moral de la clase política suscita desprecio y desconfianza. Este es el caldo de los votantes.

El ‘Diktat’ fue la expresión usada por los alemanes para definir el Tratado de Versalles tras la I Guerra Mundial; una imposición por la fuerza de una serie de medidas draconianas donde no se tuvo para nada en cuenta su opinión y su posibilidad de negociarlo y su capacidad de cumplirlas.

A diktat is a statute, harsh penalty or settlement imposed upon a defeated party by the victor, or a dogmatic decree. The term has acquired a pejorative sense, to describe a set of rules dictated by a foreign power or an unpopular local power. The phrases “To impose its values” or “give orders” can be synonymous with giving a diktat.

Lo equivalente en España puede ser el Decreto muy de actualidad que para aproximarnos internacionalmente al diktat llamaremos dekreto.

En la historia de España más reciente hemos conocido una Dictadura, la de Primo de Rivera bajo el reinado de Alfonso XIII. Después vino un periodo convulso revolucionario con la imposición de la República tras un pucherazo de las izquierdas, tres Golpes de Estado (1932 militar, 1934 PSOE, Comunistas e Independentistas y 1936 comunista) y un Alzamiento Cívico Militar que dio paso a la calma de un régimen social autoritario.

Desde la aprobación de la Constitución de 1978 y la Ley electoral el régimen fue cayendo en manos de las élites secesionistas por culpa de los dos principales partidos que nunca se han avenido a no negociar con los partidos secesionistas y dejar de ser rehenes de su chantaje a España y a los Españoles.

Las últimas elecciones han dado entrada a una “Dekretura” en la que los enemigos de España y de los Españoles han okupado el Gobierno y maniobran unidos para consolidar su Dekretura. Han arrollando al poder legislativo riéndose del Parlamento, han agusanado el poder judicial con sus nombramientos, injerencias y amenazas a jueces y tribunales, han roto la estructura de España dando aire a los delincuentes secesionistas, han enfrentado a los españoles por las prebendas generando desigualdad entre ellos, han arruinado a todos los españoles por incapacidad, han atacado al Jefe del Estado, defraudando la Constitución y despreciando a los Españoles.

Solo los convencidos pueden convencer a los demás. Los convencidos a medias no convencen a nadie y eso parece haber ocurrido con ese centrismo autonomista que ha seguido la estela que iba dejando la ideología socialista en todos los campos ministeriales y en los tratos con terroristas y secesionistas.

No faltan los que piensan y oyen cosas buenas, faltan sin embargo quienes las difundan en la familia, entre los amigos y los compañeros de trabajo… en la sociedad civil. Nosotros podemos cambiar el rumbo que nos imponen pero hay que mojarse. De nuestros compromisos con las propias obligaciones depende nuestra suerte futura y eterna. La POLÍTICA no es un juego de casino, ni entre equipos de futbol como tantas veces oímos, tampoco es un chismorreo, ni una agencia de empleo la POLÍTICA es un servicio que debemos exigir.

Nuestra vida es una sucesión de presentes. El tiempo es vida, es una fase experimental de nuestra suerte decisiva. Debemos ser avaros del tiempo para emplearlo bien y con intensidad en el obrar y amar y con paciencia en el sufrir. Pero en España el tiempo se acaba, tempus fugit, el cáncer político español afecta a mas órganos y el espacio de maniobra se cierra en un acorralamiento que pone de manifiesto la realidad de los intereses de los partidos de centro y derecha incapaces de unirse por la unidad de España y los Españoles para hacer frente a la unión de los partidos del frente popular.

Del pasado deberíamos sacar experiencia de lo malo para rectificar y de lo bueno para agradecer y consolidar el camino. “The past is history, the future is a mister today is a gift”.

Corresponde a la Sociedad Civil manifestar su apoyo y a los partidos políticos ponerse a las órdenes de SM el Rey. Mandar es Servir y esto no parece haberse entendido desde las filas de los partidos.

Los mecanismos de garantía de nuestro régimen han sido cortocircuitados y estamos ante un Golpe de Estado desde dentro, como los que históricamente se han ido produciendo en muchos regímenes comunistas empezando por Rusia en 1917. Un referéndum nacional mostraría que la mayoría del Congreso no está respaldada por una mayoría de Españoles. Mientras la gente busca un líder en la política o en otro campo profesional. El líder existe y es garantía de la unidad de España, es el Rey que precisamente por serlo es objeto de los ataques de delincuentes.

Señor no estáis solo. ¡Viva España!! ¡Viva el Rey!!

Vicente Díaz de Villegas y Herrería

Soldado de España

General de División Retirado, Fue: Teniente General Jefe de la Misión de Naciones Unidas en el Congo RDC, Comandante General de Melilla, General Jefe de la Brigada Aerotransportable Galicia, Coronel Jefe del 4º Tercio de la Legión, Diplomado de Estado Mayor y Sobresaliente en el Colegio de Defensa de la OTAN (NADEFCOL), Diplomado en Operaciones Especiales, Montaña y Paracaidismo. Valor Acreditado y Cruz Roja del Mérito Militar

2 10 2020

Blog: generaldavila.com

Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Ya lleva tiempo pasándose de la raya este elemento que en vez de ir (es una metáfora) besando el suelo por donde pase un español se dedica a insultar a más de los 43.000.000  que no le han votado ni le votarán en la vida pero que están sufragando los gastos de los, impensables en su país, emolumentos, cuidados y atenciones que aquí disfruta.

Porque, precisamente de esas particularidades se aprovecha (n) él mismo y los que lo mantiene ahí expuesto, en su versión motorizada. Y entiendo que derroche mala uva, que  su rencor reconcentrado le haga así, resentido y  contrariado. Pero de sus propias circunstancias no tienen culpa alguna ninguno de todos aquellos a los que ha insultado, e insultará. Mucho menos los muertos de la pandemia.

En mi soneto, una -otra- mera descripción objetiva del personaje tras su tuit y subsiguiente comentario  en los que en tono jocoso desprecia a los miles de muertos ocasionados por la misma.

De la prensa de septiembre de 2020

¿Has visto la performance de las banderitas en el telediario? Pues resulta que la «asociación» promotora es un chiringuito de Vox como un piano. A que eso no te lo han contado en el telediario. Pregúntate por qué. 

— Pablo Echenique (@pnique) 

Así se ha reído el diputado de Podemos Pablo Echenique de las víctimas del coronavirus a las que una asociación de afectados les ha rendido homenaje colocando 53.000 banderas en el parque Roma de Madrid situado al lado de la M-30.

Este domingo el parque madrileño ha amanecido con decenas de miles de banderas de España en recuerdo a los fallecidos por el coronavirus. La Asociación Nacional de Víctimas y Afectados por Coronavirus (ANVAC) ha sido la promotora de esta iniciativa que pretende reivindicar la cifra real de víctimas que el Gobierno de Pedro Sánchez ha ocultado desde el comienzo de la pandemia.

Junto al mensaje, el diputado morado ha publicado una noticia del panfleto de Podemos ‘Última hora’ en la que desprecia a la asociación que ha llevado a cabo la iniciativa en la M-30:

“UN CHIRINGUITO DE VOX INSTALA 53.000 BANDERAS ROJIGUALDAS EN UN PARQUE DE MADRID”

LA CUCHARA

(Soneto con estrambote)

En proyecto quedó de ser humano,

este acopio de escoria lamentable,

por modos y maneras, desechable;

no sólo de estatura, ruin enano.

 

Sanguijuela, parásito, gusano

que a nuestra costa medra, deplorable;

y en pago de su vida, miserable,

siempre pronto al insulto este fulano

 

que a risa, desdichado, va y se toma

los millares los muertos; y es seguro

que muchos, cierto es, no olvidaremos.

 

Y pues dado a la chanza y a la broma,

supongo entenderá que un futuro

no tardando, unas risas nos echemos

 

en cuanto que, grabado está en su cara,

entregue el muy cabrito la cuchara.

 

De la prensa de septiembre de 2020

No todo van a ser malas noticias; de momento…

EL SUPREMO INVESTIGARÁ AL NÚMERO TRES DE PODEMOS, EL DIPUTADO DE LAS RASTAS, POR PATEAR A UN POLICÍA

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha abierto causa penal al diputado de Unidas Podemos y secretario de organización del partido morado Alberto Rodríguez, por los delitos de atentado contra la autoridad y lesiones por los que Fiscalía pedía para él un año de

cárcel en San Cristóbal de La Laguna, donde el procesamiento quedó en suspenso tras la constatación de su condición de parlamentario.

REFRANES

(Quintilla)

Lo vi entrar en el Congreso

 hecho todo un figurín,

y me dije ¡Dios, qué es eso!

 Hoy me alegra, lo confieso:

¡Le llegue su San Martín!

Don Eufemio, sep. 20

(Continuará, Dm. y si nos dejan)

ooo000ooo

«ABSURDO CORREO VERANIEGO »

Ángel Cerdido Peñalver
Coronel de Caballería ®

¿Pasapues maños?
…pues que nos gustaría ir a Madrid a rondar al Gobierno y cantarles las cuarenta, pero no nos llega el cable.

A D. Antonio Mingote Barrachina (q.e.p.d.): dibujante, escritor, periodista, miembro de la Real Academia Española (silla r), marqués de Daroca y Teniente Coronel honorífico del Arma de Infantería.
Mi Teniente Coronel, al Cielo me dirijo para pedirle perdón por haber reproducido la viñeta sin su permiso, y por haber tenido la osadía de cambiar el bocadillo de texto que encerraba la llave. Solo espero que el día que me toque llegar a donde esté, se encuentre de servicio en la puerta para conseguir que me dejen entrar también a mí, habiendo contado como es preceptivo, con la misericordia divina.

De vuelta a mis cuarteles de invierno hoy trataré de resumir el absurdo correo que recibí este verano: una carta de película, otra que no recibí y la que no mandé.

De película.-

De Hollywood me llega una carta del que fuera ayudante de dirección del gran director de cine estadounidense, Cecil B. DeMille. En ella me cuenta que el autor de «Los diez mandamientos», siempre recomendaba arrancar una película con un terremoto y seguir «in crescendo». También me dice que al maestro le apasionaba el espectáculo de la política española y que de haber tenido acceso a su «Diario de Sesiones», seguro que lo hubiera tomado como referencia para el guion de una futura película.
Ahora es este ayudante el que quiere rodarla y me pide, en la carta que me mandó, copia de las últimas sesiones del diario. Con mucho gusto se las mando, y le hago saber que en el citado diario se reflejan los debates parlamentarios, elaborados por el Cuerpo de Redactores y Taquígrafos que recogen la palabra hablada con rapidez.
«Luz y taquígrafos», expresión que popularizó D. Antonio Maura siendo Presidente del Consejo de Ministros de España, cuando en cierta ocasión llegó a decir que:
-«Yo, para gobernar, no necesito más que luz y taquígrafos».
También le prevengo que a veces en ese diario queda escrito con veracidad lo sucedido, como en el caso del «Caballo de Pavía». En el imaginario colectivo ha quedado que el General entró en el Congreso para disolver las Cortes a lomos de su caballo. Sin embargo, este hecho en realidad no ocurrió, y por tanto no figura en él.
Aprovecho para ilustrarle y le cuento que Manuel Pavía y Rodríguez de Alburquerque fue un general español que con su golpe de Estado del 3 de enero de 1874, acabó prácticamente con la Primera República.
Pero otras veces le digo, que el «Diario de Sesiones» de nuestro Congreso se dedica a omitir o corregir muchas de las pifias de sus señorías. Recientemente no transcribieron lo que dijo la famosa ministra cuando hablaba del «diputao» y lo «aprobao», o si decía «dos mil vente». Y si en el diario constan Gotemburgo, sorber y soplar o puesto catorce se falsea puesto que la señoría de turno dijo en verdad: «Gotemberg»; «sorber y absorber»; y «decimocuarto puesto». Según sus mismas palabras «es obvio de toda obviedad» que esto no está bien.
Seguro que pocas generaciones separan a más de uno de su «bancal» en el pueblo, y también más de uno, serán «desertores del arado». Si en sus familias no le enseñaron modales, fíjense, puesto que hay gente a la que mirar, estudiar, leer, lo que sea… todo menos usar el tenedor y cuchillo como si fuesen puñales. Las buenas maneras son especialmente necesarias en el caso de las personas corrientes. Las señoras muy guapas pueden permitirse el lujo de no tenerlas, pero fijándose detenidamente, al cabo de un rato, se observa que a un gran número de ellas se les ve el «pelo de la dehesa». Perdonen que se lo diga, pero la mayoría de ustedes no son muy guapas… y de los «perroflautas» mejor no hablar.
Al cabo de unos días el ayudante de dirección, me contestó diciendo que debido a lo que había leído y a lo que yo le había contado, abandonaba el proyecto pues dudaba algo de la veracidad del diario y mucho, según sus palabras: «You lair half-doctor, they turned you into president» (del mentiroso semi-doctor que tenemos de Presidente).
Al final me decía que no entendía eso del «bancal», «desertores del arado», «pelo de la dehesa» y «perroflautas».
Ex comisario Villarejo, ahora vas y lo cascas. ¡Maños… que nivel!
Carta que no recibí:

Querido pensionista,
Este Gobierno se siente incómodo… desearíamos que no le llegase esta carta… pero necesitamos dinero, y para resolver todos los problemas que tenemos recientemente hemos decidido iniciar una campaña tratando de convencer a nuestros súbditos aborregados, para que ustedes los jubilados devuelvan, según nuestro criterio, todo lo que cobraron de más en sus pensiones de lo que en su día aportaron.
Luego me enteré que con esos ahorros quieren comprar un espejo deformante, y que a diario en él se puedan mirar y verse como aquellos «Centauros del desierto»… iguales que John Wayne encaramado en su «quarter-horse». ¡Más quisieran!

Carta que no mandé:

A la semana, les contesté:
Les mando estas letras para que sepan que estoy vivo. Escribo despacio porque sé que ustedes son de leer deprisa. Si no reciben la carta me lo dicen, y se la mando otra vez. Como se van cambiando a menudo de casas a «casoplones», no les pongo dirección porque no la sé. En ella les cuento que nunca olvidaré los grandes daños que están y que pretenden hacer a nuestra querida España y a nosotros los funcionarios, jubilados y pensionistas.
Veo que en la actualidad, por culpa de la pandemia, el señor Filosofilla (perdón quise decir Sr. Illa, el de la mascarilla) y el doctor Pedro (perdón quise decir el Dr. Simón), están más despistados que el perro de mi vecino, que ahora le ha dado por correr detrás de los coches que están parados. Ojo, que como dice una de las tiras cómicas de «supermaño» (Alberto Calvo) que a diario aparecen en un periódico local, por culpa de esos dos inútiles podemos pasar del «estado de alarma» al «estada de armarla».
Tranquilos, pongo en su conocimiento que su carta no me ha llegado, pero a este pensionista que le escribe, aunque no le llegara, le entraron grandes remordimientos de conciencia. Pidiendo un préstamo, pude reunir lo que según ustedes cobré de más en los muchos años cotizados y con la presente se lo envío.
¿No será que a ustedes les pasa lo que a la Iglesia?, que son muchos los creyentes y cada vez más escasos los practicantes y ninguno de ellos aportan. Su único objetivo es agrandar su patrimonio mientras se hacen cargo de las riendas del negocio, y digo riendas porque lo hacen como si se tratase de manejar ganado.
Si ven a mis compañeros: pensionistas, jubilados y funcionarios, les saludan de mi parte, y si no los ven, no les digan nada.
Me parece que estoy escribiendo a tontas y a locas, en vez de escribir tranquilamente a toda esa buena gente enmascarada; se ve que no se fían ni de su padre, es decir de ustedes y de su Gobierno.
P.D. Iba a mandarle el dinero, pero ya cerré el sobre.

En agosto del año 1927, a «Cagancho» el torero gitano, tras el tercer aviso le devolvieron el toro al corral porque era incapaz de matarlo aunque lo intentaba a distancia sin salir de la barrera. El torero salió escoltado por la Guardia Civil, habiendo tenido que intervenir incluso un destacamento de Caballería del Ejército que reforzaba a la Benemérita, para apaciguar los ánimos de los tendidos en los que hubo una de las mayores broncas de la historia.
Pero ahora ¿dónde están las Fuerzas Armadas para poner fin a tanta tropelía?, no olvidemos que tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

Hasta a la gente le extraña
y le causa desconsuelo
el vernos como nos vimos
y el vernos como nos vemos

Pero cuidado, pues como dicen en Aragón hay que cantar las cuarenta al lucero del alba cuando veamos la razón atropellada, siempre carecer antes que pedir, sentirse en el mundo como en la propia tierra, y luchar por un futuro solidario, limpio y justo.
La rondalla de Mingote vuelve a gritar:

  • ¡Que no nos llega el cable!
    Lo mejor será que demos por concluido el desventurado 2020, como si estuviéramos a 31 de diciembre, a punto de tomar las uvas para entrar en el 2021.

Adiós 2020, ¡no vuelvas más!

Ángel Cerdido Peñalver. Coronel de Caballería ®

Zaragoza, octubre 2020.

Blog: generaldavila.com

NO PIENSE. OTROS LO HACEN POR USTED. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

No a través de ningún partido político. Si alguno se apunta que se ponga a la cola, nunca en cabeza.

No se trata de hablar en las urnas. El resultado es patente.

En España hubo una Guerra Civil que finalizó hace 81 años. Siguió un Régimen autoritario que terminó hace 45 años. Hubo una Transición que creímos ejemplar y definitiva. Ahora unos personajes confusos, impenetrables, con la maldad como bandera, José Luis Rodríguez Zapatero (+) y Pedro Sánchez (+), resucitan el hacha de guerra, llevándonos de nuevo al enfrentamiento civil, sembrando el odio y la revancha.

Ley de Memoria Democrática llaman a la ley del enfrentamiento que lleva la semilla del odio en su interior.

Cuando deberíamos estar unidos frente al dolor por los muertos, preocupación por la pandemia y sus consecuencias, nos encontramos con el señuelo de la guerra.

Hablo de la próxima, muy próxima, aprobación de la Ley de Memoria Democrática (continuación de la ya conocida como Ley de Memoria Histórica) que es un ataque flagrante a la libertad. Si aceptamos este recorte de libertades preparémonos para la esclavitud política.

Libertad de pensamiento, de expresión, de prensa, de información, de imprenta, de culto, de sentimiento, de reunión, de ideología, de asociación, de movimientos, de recuerdo, de estado de ánimo, de cátedra, de conciencia, de enseñanza, de espíritu. Libertad que se va con la flagrante dictadura actual que encadena con eslabones separatistas, terroristas y guerracivilistas.

¿Qué hacer?

Tengo la seguridad de que hay millones de personas que tienen algo que decir y están en contra de que se siga hurgando en esta profunda herida, que quieren olvidar, no avivar viejas rencillas, y otros muchos que miran con interrogante estupor un enfrentamiento que no pueden entender.

Los menos (¿o los más?), han tragado el anzuelo de un relato bien construido porque el fabricador conoce las premisas para su éxito: simplicidad de argumentos, apatía de los que lo reciben, mayoría parlamentaria extremista en sus planteamientos y tibieza del enemigo político, que calla y asume con su conocido complejo y comodidad; y sobre todo mentir con la grasa del victimismo que es el arte de la credibilidad.

¿Qué hacer? Estructurar la indignación bajo un partido político no es la solución. La sociedad civil debe tener más poder que los repartos o cuotas políticos, no siempre representantes de la soberanía popular.

¿Qué hacer? Unirnos contra la barbaridad de ley que proponen. No es el huevo sino el fuero.

¿Cómo? ¿Quién nos une? ¿Para qué?

España tiene los mejores juristas, magistrados, jueces, abogados, diplomáticos, catedráticos, profesores, filósofos, escritores, periodistas… que son capaces de aunar voluntades, no en una manifestación que se disuelve y ahí queda, poco más, sino más allá. Eso buscamos, a esos buscamos, a los que nos puedan unir sin matices políticos. Es necesaria una acción más contundente, algo que tenga consecuencias jurídicas o políticas -sobre todo públicas-, imponer un relato ganador y creíble, una acción metódica, diaria, constante práctica. Los medios están en manos del poder económico-político y ninguno encabezará una acción conjunta contra este ataque a la libertad. Quedan muy pocos con las manos libres y limpias. A los pocos que quedan habrá que llamar.

Si repasamos el número de Asociaciones, Fundaciones, y sucedáneos, que defienden lo mismo, encontramos que hay cientos, pero todas desperdigadas, cada uno a lo suyo, en algunos casos hasta enfrentados; siendo y pensando lo mismo. ¿Es que no es posible unirse en aras del mismo fin?

Que España hable y lo haga a través de la Sociedad Civil, con mayúsculas.

Tenemos ahora la oportunidad de hacerlo, de intentarlo al menos, alrededor de una idea: la libertad.

No dejar que nos impongan una ley arbitraria que recorta al pensador, al escritor, al opinador, al historiador, al ciudadano. Que nos enfrenta y miente. La mentira y el odio es lo que trae escondida esta ley, un arma peligrosa y con espoleta a tiempos.

Unirnos cada día, escribiendo, editando, reuniéndonos, opinando, conferenciando, manifestándonos, argumentando. Relatando.

Es el momento de esgrimir el NO. No al chantaje emocional que nos ha llevado al control legal que nos quieren imponer. NO.

¿Para qué tenemos un Tribunal Supremo y un Constitucional? ¿No hay delito en este proyecto de ley? Parece que lo que propone un Gobierno y apoya una mayoría ya es ley; y se equivocan. Los que deben resaltar esa equivocación se tiran al suelo en el Congreso. Esta es la situación.

Este es un humilde blog que lleva algunos años luchando por España y sus Fuerzas Armadas. No tenemos fuerza ni llegamos allí donde nos gustaría. Fabricamos ideas y luchamos por ellas. La primera de ella es España en libertad. Llevo ya demasiado tiempo, demasiado, que después de terminar de escribir me pregunto: ¿Para qué?, ¿y qué?: nada. Nada.

¿Quién da el primer paso?

Me pido turno para velar la primera llama de la indignación serena.

Les pido solo opinión y les pregunto: ¿Qué hacer?

Está en peligro la Libertad. Nos imponen el pensamiento único.

No piensen; otros lo hacen por usted. Comprendo que les guste, a algunos. Es más cómodo no tener que pensar.

No le echen la culpa a Sánchez ni a Catedrales. La culpa es de cada uno de nosotros. ¿Qué no quieres taza? Taza y media. Eso funciona aquí.

No seamos gilipollas. Luego ya… Decía Mingote. Exactamente eso.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

22 septiembre 2020

Blog: generaldavila.com