LA REPÚBLICA CATALANA General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

‹‹CONSTITUIMOS la República catalana, como Estado independiente y soberano, de derecho, democrático y social››.

Se ha consumado el golpe de Estado. Eso es ni más ni menos lo que el día 10 de octubre hemos vivido: se ha proclamado la República catalana. Démosle la importancia que tiene. Mucha. Demuestra una voluntad de ruptura, enfrentamiento, guerra abierta.

Los tanques pasearon por la Diagonal: El Sabadell y la Caixa. Siguieron otras tropas. Fue suficiente. Se han rendido temporalmente, una pausa para ver que resistencia ofrecemos. Volverán al ataque.

Hoy 12 de octubre, Día de la Fiesta Nacional, el protagonismo lo asumen los soldados. Los de España; un grado menos que el Sabadell y la Caixa.

La política se subordina al dinero. Es así cuando el capital no conoce fronteras ni nacionalidades.

Pero los interrogantes surgen en los que marchan a pie y sin dinero, que no son pocos. La misión constitucional de los soldados, por tanto la más importante, garantizar la soberanía, la independencia, la integridad territorial y el orden constitucional, es su razón de ser y de esta se derivan el resto de misiones, incluso las que se llevan a cabo en el exterior. La defensa nacional es la última ratio del Estado, su propia identidad; de ahí la necesidad del artículo 8. Los Poderes constituidos y Tribunal Constitucional son a los que corresponde la constitucionalidad e interpretación. Cuando exista una amenaza contra la independencia, soberanía, integridad o el orden constitucional, puede aplicarse el estado de sitio (116-Constitución), situación única en la que las FAS cumplen las misiones que les encomienda el artículo 8, entre ellas la de mantener el orden constitucional, bajo la dirección del Gobierno.

No hay duda alguna de que las Fuerzas Armadas han sido ejemplares en la transición, han contribuido de manera envidiable a la estabilidad política y son el mejor embajador de España por el mundo.

Todo esto chirría cuando la misma Constitución permite y favorece que haya partidos políticos en el Parlamento y políticos que abogan por la ruptura de España. Permite y favorece. Una contradicción difícil de entender. Es necesaria una reforma de la Constitución. Sin duda. Muy urgente: para que nadie pueda fomentar, predicar o conspirar contra la unidad de España sin caer en grave delito, de cárcel. Mientras no sea así de nada servirán las palabras, huecas y manoseadas.

Los que nos han quitado el sueño, el dinero y la tranquilidad se van de rositas y lo intentarán de nuevo. Esto puede ser el principio del fin.

Por lo pronto se han declarado en clara rebeldía. No amenazan; es un hecho que han roto con el orden constitucional, la integridad territorial, la soberanía: se han declarado independientes. Sin interpretaciones.

Eso a día de hoy: Día de la Fiesta nacional de España.

Es urgente la reforma constitucional, pero no para encubrir independencias sino para asegurar que nadie vuelva a intentar socavar la unidad de España sin que eso signifique cometer un grave delito. Lo intentarán de nuevo y con ellos otros. Tiempo al tiempo.

General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

Blog: generaldavila.com

12 octubre 2017

 

12 DE OCTUBRE. DÍA DE LA FIESTA NACIONAL EL REY, EL PUEBLO Y SUS SOLDADOS General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

Llevamos años hablando del Día de la Fiesta Nacional. Hemos explicado su sentido y significado intentando aunar criterios y sobre todo ensalzar una fiesta que no debería limitarse al desfile de las Fuerzas Armadas sino ampliarse al conjunto de la sociedad; sobre todo difundirla y enseñarla desde el colegio a la universidad para que germine la semilla del sentimiento de Nación y no la fragmentación que peligrosamente nos acecha con mayor riesgo del que creemos. Día de la Fiesta Nacional 

12 de octubre de1492: ¡Tierra a la vista!

12 de octubre de 2017: ¡Peligro a la vista!

Después de 525 años celebramos el Día de la Fiesta Nacional con el corazón encogido: la Nación española está en peligro. Gravísimo peligro.

Pero empecemos por los detalles. El ministerio de Defensa encabeza su campaña del 12Octubre con un video  al que acompaña un precioso lema que todos llevamos tiempo cantando, pregonando, sintiendo y recordándoselo a algunos de nuestros dirigentes: ‹‹Orgullosos de ser españoles››. Pero… ¿Error? ¿Omisión? ¿Intención? Nos muestra un video promocional en el que el Ejército de Tierra no aparece. La UME (unidad conjunta y no específica de ningún ejército), la Armada y el Ejército del Aire asumen el protagonismo. Los soldados de caqui desaparecidos. Sin comentarios.

Sigue el video repitiendo los eslóganes y además del mencionado ‹‹Orgullosos de ser españoles›› aparecen: ‹‹Orgullosos de la seguridad. Orgullosos de la libertad››. Pero… y ¿Orgullosos de la defensa -Defensa- de la unidad de España, su misión constitucional? ¿Orgullosos de su misión? En horas inciertas hay que recordar la seguridad, pero en horas de ataque brutal a la unidad no hay que olvidar la defensa -Defensa-. Defensa olvidada, soldados olvidados.

No está de más recordar que las Fuerzas Armadas son el elemento esencial de la defensa y constituyen una entidad única que se concibe como un conjunto integrador de las formas de acción específicas de cada uno de sus componentes: el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire y que de acuerdo con el artículo 8.1 de la Constitución, tienen atribuida la misión de garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

Una celebración que debería ser la gran fiesta de la Nación ha ido degradándose hasta llegar a una difusa celebración que se enreda en el desconocimiento y la maldad o una mezcla de ambas. La nación de naciones, la discutida y discutible nación, esa España que es una nación al menos de tres naciones, la plurinacional España… está harta de ser troceada, pisoteada y echada como comida a los cerdos. Los necios desprecian la inteligencia y la instrucción. Se acabó el miedo y llega la sabiduría, la de la calle, la del pueblo que se lanza a decir ¡basta!

La Fiesta Nacional debe ser de nuevo un paseo triunfal ante las narices de los necios, recuperar el sentido de Nación, el saber y sentir de la calle. Volvamos a enseñar nuestra Bandera forjada de historia y sacrificio frente a los que pretenden enfrentarnos como siempre han hecho sembrando de odio y venganza nuestro presente y futuro.

Este año el Día de la Fiesta nacional debe ser para hablar de España, de la unidad de España. El camino nos lo ha marcado el Rey, sus palabras son nuestra guía y compromiso:

‹‹Y al conjunto de los españoles, que viven con desasosiego y tristeza estos acontecimientos, les transmito un mensaje de tranquilidad, de confianza y, también, de esperanza.

Son momentos difíciles, pero los superaremos. Son momentos muy complejos, pero saldremos adelante. Porque creemos en nuestro país y nos sentimos orgullosos de lo que somos. Porque nuestros principios democráticos son fuertes, son sólidos. Y lo son porque están basados en el deseo de millones y millones de españoles de convivir en paz y en libertad. Así hemos ido construyendo la España de las últimas décadas. Y así debemos seguir ese camino, con serenidad y con determinación. En ese camino, en esa España mejor que todos deseamos, estará también Cataluña.

Termino ya estas palabras, dirigidas a todo el pueblo español, para subrayar una vez más el firme compromiso de la Corona con la Constitución y con la democracia, mi entrega al entendimiento y la concordia entre españoles, y mi compromiso como Rey con la unidad y la permanencia de España››.

Sus palabras fueron el acicate que sirvió al pueblo español, desde su firme compromiso, para lanzarse a la calle como una sola voluntad, una sola voz: la unidad de España. Se ha roto el miedo, el miedo a ocupar la calle, España es de todos. Se acabó el relato independentista. Fin de la comedia. Antes de que sea muy tarde, tan tarde que tenga consecuencias reales. Habló el Rey; le siguió su pueblo. La nación española se defiende. Esa debe ser la Fiesta Nacional de este año 2017.

El próximo día 12 de octubre arropemos a nuestros soldados en el izado de Bandera, en el recuerdo a los muertos por España y llenemos de aplausos el desfile. Por primera vez participará la Policía Nacional. Bienvenidos y agradecidos a su labor ejemplar siempre y este año más por su actuación en Cataluña.

Es la hora de la Nación española. De su defensa. Es la hora del pueblo español con el compromiso de su Rey. Con Cataluña. Con España.

Que cada uno cumpla con su deber.

Con nuestra Bandera bien alta salgamos a la calle y gritemos:

¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Viva las Fuerzas Armadas!

Actividades previstas

General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

Blog: generaldavila.com

11 octubre 2017

Al finalizar este artículo se ha declarado la independencia de Cataluña ¿O no? Esta tomadura de pelo es inadmisible. Ni se puede ni se debe tener a un pueblo con el corazón encogido por culpa de unos irresponsables. Ya está bien. No sabemos a estas horas que hará el presidente del Gobierno del Reino de España. En sus manos está acabar con esta conducta delictiva y deslealtad. Ahora la responsabilidad es suya y solo suya. El Rey ha hablado y muy clarito. El pueblo español le ha seguido y se ha manifestado inequívocamente. Ahora le toca a usted señor Rajoy. España no puede esperar más.

 

 

EL CABALLO DE TROYA Vicente Díaz de Villegas y Herrería. General de División (R.)

Desde 1934, han pasado más de 80 años de la traición a la República de los independentistas de Cataluña. La Revolución de 1934 era el corolario del pucherazo de 1931 en el que el Rey Alfonso XIII salía de España. Era el camino para debilitar el Estado convirtiéndolo en unos reinos de taifas para que la Internacional Socialista llegara al poder y arrasara con todas las libertades, a semejanza con lo ocurrido en Rusia.

La mayor parte de quienes se manifiestan a diario como supuestos líderes, capos en algún caso,  hablando del “franquismo” no han vivido bajo el régimen de Franco pues en 1975 apenas tenían 20 años (42+20 = 62) y vivían, salvo honrosas excepciones, en casa de sus padres digamos pues que tocan de oídas. Si quieren saber algo sobre la defensa del obrero o la seguridad social o levantar un país, pobre, destruido y bloqueado hasta el 1956 lean. Cada época tiene su acción y mirar atrás sin asimilar todas las luces y sombras, solo sirve para crear rencores.  Con 20 años se tienen muchas ilusiones pero poca experiencia para navegar en el océano de la política de altura.

A lo largo de los más de 40 años transcurridos, el pueblo español ha continuado viviendo con la metodología de régimen anterior sobre:

  • Supuesto adoctrinamiento. La diferencia es la gran mentira sobre la bondad del sistema autonómico insolidario, la ley de partidos y la urnocracia
  • También se ha continuado subvencionando sindicatos.
  • Los medios de partido han sustituido a la prensa del movimiento de los partidos de Falange, Tradicionalista y Monárquico

En vez del NODO cada día tenemos una ración de gracietas, gamberradas y corrupciones en las Cortes y resto de España.

La diferencia fundamental político-estratégica es que ahora se pacta con el enemigo de España; Si, con los que recogen las nueces de los terroristas, Si con los  que persiguen el castellano; Si, con los que les cuesta decir la palabra España y hablan de su Himno como casposo pero cantan la Internacional; Si, con los que van de vaqueros a ver al Jefe del Estado y se ponen el smoking para una gala o se gastan 300€ por cubierto en su boda.

El problema añadido es que en este juego de la urnocracia, que no democracia, los enemigos declarados de España cobran de todos los españoles para destruirnos.

Las Autonomías y estos partidos son el caballo de Troya de los enemigos de España.

Hace unos años a raíz de un bochornoso partido de final de copa del Rey escribí una carta a Su Majestad el Rey Felipe VI. En aquella carta, cuando el Rey regresaba de Francia, país respetuoso con sus símbolos, expresaba mi dolor ante el insulto a los símbolos de España. También en aquella carta dejaba entrever el mal consejo que rodeaba al Rey. Terminaba mi carta manifestando mi adhesión al Rey y por supuesto poniéndome a sus órdenes como soldado de España que soy.

Su Majestad el Rey Felipe VI ha intervenido ante el golpe de Estado que se ha producido en Cataluña. ¡Gracias Majestad!! Su intervención ha sido meridianamente clara- Chrystal Clear- y, a diferencia de muchos políticos, sin necesidad de interpretadores u oráculos.

El tiempo transcurrido después de su intervención sin una acción subsiguiente, es por omisión o negligencia, un ataque directo a la Monarquía y por tanto a la Constitución y por tanto a España.

Como soldados podemos pensar que podía transcurrir algún tiempo por oportunidad en la acción, sin embargo las reiteradas ofertas de diálogo desde el Gobierno y de los partidos políticos a los delincuentes, con posterioridad a la intervención del Jefe Supremo de los Ejércitos, nos hace rechazar esta hipótesis e inclinarnos hacia una clara traición a España con desgaste de la última referencia apartidista y aglutinadora con sentido histórico y de futuro para el pueblo español, SM el Rey.

Pase ya lo que pase el daño está hecho y, encerrado en su camarote el Capitán del navío España, vamos a toda vela al arrecife conducidos por unos barqueros del Retiro.

No nos engañemos los traidores a la República lo son y serán a la Democracia burlada española. Y si no rectificamos, después vendrá la violencia y la dictadura marxista.

Han borrado la memoria y no hemos aprendido nada.

En España hay magníficos pescadores, agricultores, ingenieros, médicos y sanitarios, arquitectos, artistas, funcionarios, profesores, investigadores, economistas,…policías y soldados. (Cuando esto escribo veo el video del Ministerio de Defensa sobre el 12 O y el Ejército de Tierra ni está ni se le espera. Casual error de comunicación, uno más, o aburrimiento).

La asignatura pendiente y urgente en España son los políticos y sus partidos. La ayuda no vendrá de fuera. El caballo de Troya está dentro.

Vicente Díaz de Villegas y Herrería

Soldado de España

Blog: generaldavila.com

10 octubre 2017

ESPAÑA UNA E INDIVISIBLE “Yo soy catalán y español” General de Brigada Adolfo Coloma Contreras (R.)

España una e indivisible

Cuando ya el sol comienza a bostezar sobre el horizonte y a mi derecha se alza la imponente mole de la Sierra de Montserrat, que hoy me parece un agradecido anfitrión que sale a la puerta para decirnos adiós en nuestro regreso a Madrid tras una intensa jornada de movilización ciudadana, pacífica y festiva, que junto an millón de catalanes y gentes venidas de todos los rincones de España, y a un del extranjero, hemos vivido este espléndido domingo otoñal, convocados por Sociedad Civil Catalana, en  en la Ciudad Condal.

Una movilización sin precedentes. Pero eso ya se lo habrán contado los medios de comunicación. No puedo yo pretender ir más allá que compartir con ustedes en primera persona, las vivencias e impresiones de quien se ha desplazado desde Madrid, tras asistir la jornada precedente a la manifestación que, con análogo motivo, se había organizado en la capital del reino, para vivir “a pie y sin dinero” está explosión de júbilo y patriotismo. Un canto de libertad y de afirmación de un deseo de permanecer siendo españoles, sin renunciar para nada al sentimiento catalán.

El mismo ambiente de júbilo, similar proporción de gente joven, de tranquilidad y civismo que pude observar en la convocatoria de Madrid. Pero hasta ahí alcanzan las comparaciones. Lo de Barcelona ha sido más, mucho más.

Los convocantes habían anunciado la concentración a mediodía en la Plaza Urquinaona. Pero con dos horas de antelación ya bajan coches, motos y gente a pie enarbolando banderas españolas y catalanas. A las 11 horas, y sin que la Avenida Diagonal,  esa inacabable arteria que parte en dos la ciudad,  hubiera sido cortada al tráfico, vio su calzada invadida por una auténtica riada humana entonando cánticos a la altura de Balmes.

Entrados ya en el Paseo de Gracia, se veía por las bocacalles análogas riadas humanas en dirección hacia Urquinaona, mientras las gentes coreaban conocidos eslóganes como “Luego diréis que somos cinco o seis”  el más rotundo “Puigdemont a prisión”  o el más críptico “España no nos roba. El dinero está en Andorra…”

Ya era todo una marea rojigualda al entrar en la Avenida de las Cortes Catalanas. Un clamor de voces entonaban: ” yo soy catalán, catalán y español” mientras tremolaban al aire y con ritmo las banderas. Bueno, también se oyó con insistencia y a ritmo de guantanamera: “hasta los güevos, nos tienen hasta los güevos. Hasta los güevos, estamos hasta los güevos ”

Alguna estelada en los balcones ampliamente reprochadas por los manifestantes: “Esa bandera, no me representa” y también banderas nacionales o catalanas que eran saludadas con entusiasmo. Mientras en la calle, alguna escena sorprendente:

– “Hola, Neus, que alegría encontrarte aquí. Yo no sabía…”

-” Molt be, tampoc jo”

Transmitían la impresión de dos buenas amigas que nunca hasta ahora se habían confiado. Esa ha sido una de las virtudes de la manifestación.

Total, que a duras penas, alcanzamos el punto de concentración, la Plaza de Urquinaona con hora y cuarto de retraso, pero a partir de ahí, la cosa fue más fluida.

Me recriminó una señora, que me alzase un par de peldaños sobre la escala trasera de un furgón para apreciar mejor la dimensión de la manifestación.

-“No lo haga, que le sacarán una foto para que aparezca como conducta bárbara”.

España una e indivisible

España una e indivisible

Gran preocupación pues por dar una imagen de civismo y ausencia de estridencias. Eso no impidió que al enfocar la Avenida de Lluys Company, junto al Arco del Triunfo, unos jóvenes colocaran unas banderas sobre la estatua de Pau Claris,  mientras un provocador les invitaba a hacerse una foto ante la estatua con un brazo en alto. No cayeron en la trampa.  Sólo banderas nacionales y catalanas junto a algún cartel invocando ” el seny” reclamando “España una e indivisible” – curiosamente el lema que ha presidido el blog general Dávila a lo largo del último mes-  o un sentido “España es mi padre y Cataluña mi madre. ¿Por qué me hacéis elegir entre los dos?”

Casi al final, del recorrido, al acceder al Parque de la Ciudadela, una unidad de mossos de escuadra fue agriamente increpada con voces de “traidores, desleales”  sin que llegase a producirse agresión alguna. Ante la creciente tensión, los agentes decidieron embarcar en sus vehículos y alejarse de los airados manifestantes.

Finalmente, en torno a las 3 de la tarde, frente a la Estación de Francia, una comprimida multitud escuchaba cono podía a los oradores.

-“Todos somos un poco culpables por haber callado demasiado”, decía Josep Borrell a nuestro paso, mientras veíamos las bandera de España enarboladas por miembros de la Hermandad de Antiguos Legionarios de Barcelona a unas decenas de metros, pero fue imposible siquiera, acercarnos a ellos.

Tras un frugal tentempié y a eso de las cinco,  ya disuelta la manifestación, pasábamos de regreso por la Vía Laietana frente a la que numerosos jóvenes se congregaban frente a la Jefatura Superior de Policía vitoreando a los agentes de Policía Nacional que impertérritos la custodiaban.

Que España permanezca unida con Cataluña…

Se ha hecho de noche y tengo que dejar de teclear torpemente el móvil. Pero no me gustaría acabar está crónica personal de la jornada que he vivido y trato de compartir con ustedes, sin hacer una reflexión final. En la memoria de quien les escribe, permanece indeleble la manifestación de repulsa por el asesinato de Miguel Ángel Blanco, por lo que supuso de masiva movilización jamás vista hasta entonces en Madrid. También porque marcó un antes y un después en la actitud y determinación de la población española en general y la vasca en particular que se  ha mostrado valiosísima en la lucha y final derrota de ETA. Hago votos para que esta explosión de patriotismo y determinación que hemos vivido en Barcelona,  como expresión masiva del deseo de que España permanezca unida con Cataluña formando parte de ella, junto con la manifestación de apoyo a los catalanes por parte de muchos españoles que de motu  propio, a sus expensas y sin dejarse llevar por provocaciones, suponga el freno definitivo al delirante sueño de falaz independencia con el que las autoridades de la Generalidad de Cataluña amenazan seriamente con dividir e españoles y catalanes y a estos entre sí.

Adolfo Coloma

GB (R.) del ET

Blog: generaldavila.com

9 octubre 2017

 

UN COCIDO DE HERMANDAD EN LA HERMANDAD-General de brigada Adolfo Coloma Contreras (R.) LOS VERSOS DEL CORONEL (Félix Torres Murillo)

Hoy, queridos lectores, quisiera tener el verbo, el ritmo y el gracejo de Eduardo Marquina para compartir con Vds. la memorable reunión que hemos tenido, en torno a un sabroso cocido madrileño,  los viejos soldados componentes del blog General Dávila, con la mayor parte de los colaboradores que nos han prestado altruistamente su ingenio, su pluma y su prestigio para unirse a nosotros en un grito unánime, por la Unidad de España.

Jornada tórrida en la capital del reino, casi impropia de lo que los modernos calificarían de “posverano”. Uno de esos días en los que cualquiera quisiera estar lejos, muy lejos del foro. Mañana de viernes, con cortes de tráfico debido a la instalación de las tribunas para el desfile del Día Nacional, aderezadas con manifestaciones de los policías nacionales que reivindicaban su dignidad y sus mejoras retributivas. También por la acumulación  medios audiovisuales de prensa y televisión ante la Audiencia Nacional por la comparecencia de Josep Lluís Trapero, mayor de los Mosos de Escuadra y los presidentes de Ómnium Cultural, Jordi Cruixat, y de la ANC, Jordi Sánchez. Y finalmente, por otra manifestación ante la sede del PP, en la calle Génova, para manifestar la disconformidad con el sesteo  de su presidente e inquilino de la Moncloa. En pocas palabras, un caos circulatorio en la ciudad de Madrid, en un día convulso y crispado por la situación que estamos viviendo y padeciendo en esa querida tierra catalana.

Y ahora en medio de ese caos de un día tórrido, acompáñenme a la Hermandad Nacional de Antiguos Legionarios, ubicada en el callejón que une la castiza Calle Mayor, en el Madrid de los Austrias, con la Plaza Ramales y los espléndidos Jardines de Sabatini, en el Madrid de los Borbones. Justo pues, en  el eje urbanístico de las monarquías que han articulado la Unidad de España a lo largo de los últimos cinco siglos. Un sobrio edificio, antiguo cuartel de guardias corps, de recios muros a los que apenas castiga el sol ¿Me siguen?

Se trata de un local con sabor a viejo mesón, amplia barra ¡que no falte! Atendida por Félix y su entrañable familia, y cuajada de cuadros, fotos, metopas y un sinfín de recuerdos legionarios. La Hermandad de Legionarios, la casa de los legionarios en Madrid, nuestra casa.

Y a ella hemos acudido para reunir a los colaboradores de la campaña “ESPAÑA UNA E INDIVISIBLE” que hemos venido desarrollando en el blog durante todo el mes de septiembre, para ofrecerles un cocido como una muestra del agradecimiento que en nuestra modestia nos hemos podido permitir a su impagable contribución. Como diría aquel inefable poeta sevillano Rafael de León

“que limosna tan chiquita

Y qué recompensa tan grande”

Pasen y acomódense junto a todos nosotros, queridos lectores. Aunque no sea capaz materializarles el sabor de ese cocidito madrileño (“pesadumbre y alegría, porque tú eres gloria pura”) permítanme al menos compartir con vds. lo que vivimos en torno a tan frugal menú. El sentir  de un grupo variopinto de comensales: escritores, periodistas, profesores, historiadores, empresarios, junto a viejos soldados. Y hasta “ha venío un menistro” me dijo un parroquiano al vuelo.

Allí se brindó, por España y por el Rey ¡cómo no! Y al final con la tradicional leche de pantera, también se brindó por la Legión, pero entre uno y otro brindis, déjenme que les cuente lo que aconteció.

Pues que tomó la palabra con toda espontaneidad el más significado por edad, porque todos éramos iguales en dignidad en aquel ambiente de hermandad y nos propuso que entre bocado y sorbo de vino habláramos de lo que nos había traído hasta allí. Fue sin duda emocionante oir hablar de la soledad del soldado, del ambiente de preocupación que les embarga a ellos y a todos, de la España que disfrutamos gracias a la constitución pero que es  mucho más antigua que ella. Se habló de nuestra cercanía y de la preocupación que sentimos por los catalanes, sufridores en primer término de esta tragedia. Se habló de sentimientos de afecto y agradecimiento a la Guardia Civil y a la Policía Nacional. Y se habló de historia, y se habló de empresas, de educación, relaciones internacionales y se habló de futuro. Se habló, sin duda de preocupaciones y de frustración, de traiciones y deslealtades. Pero se habló sobre todo de solidaridad con los catalanes y de confianza en un futuro en el que hayamos sido capaces de aprender de los errores y entender esta crisis como una oportunidad para afianzar nuestra convivencia en el futuro. Se habló pues, de lo que ha dicho a todos los españoles sin exclusión SM el Rey.

Y esto es, a vuelapluma, lo que sucedió en esta agradable y fraternal reunión en la que un grupo de viejos soldados hemos tenido la suerte y el acierto – permítanme este punto de vanidad-  de aglutinar a personas de tan diferente visión de la sociedad, desde tan diversos puntos de vista profesionales y hasta ideológicos, en torno a una enorme preocupación y una única idea: la unidad de España. Hemos hablado, con distinta música de fondo pero de la misma canción:

“Mi querida España,

esta España mía

esta España nuestra”

Adolfo Coloma

GB (R) del ET

LOS VERSOS DEL CORONEL (IV- 4)

            Félix Torres Murillo. Coronel de Infantería DEM (r)

MOMENTOS

(Soneto)

 Soberbio el humildísimo cocido,

de sentires cargado el escenario;

veinte almas diversas, y en su almario,

la lealtad de un patriótico sentido.

 

Veinte los corazones, y un latido;

de los temas, copioso el inventario

que aboca en entusiasta corolario

de a la Patria servir, allí vivido.

 

Anécdotas, reseñas, pensamientos,

recuerdos que, aún lozanos, emergieron:

especial y admirable la compaña.

 

Y en tales, singulares, los momentos,

brindando por aquellos que cumplieron,

lo hicimos ¡por el Rey, y por España!

Coronel Félix Torres Murillo (R.)

6 oct. 17

Blog: generaldavila.com

 

EFEMÉRIDES 7/8 de Octubre de 2017

El día 7 de octubre se conmemora el aniversario de la batalla de Lepanto.

Este gran encuentro naval es una de las principales glorias de la Armada española, pues este triunfo de la Santa Liga, organizada por el Papa, había de ser conseguido principalmente por la intervención de las fuerzas navales y las tropas del Rey de España. “Sin Don Juan de Austria y sin los españoles no hubiera habido victoria de Lepanto”. Este gran choque es el que Cervantes, que toma gloriosa parte en él, califica acertadamente como “la más grande ocasión que vieron los siglos”. Al celebrarse esta batalla el día de la Virgen del Rosario y obtenerse en ella tan señalada victoria, el Papa San Pio V , había de agregar a la letanía lauretana el “ Auxilium Christianorum.

General de División de IM. Juan Chicharro Ortega (R.)

Blog: generaldavila.com

9 octubre 2017

LA MANIFESTACIÓN EN MADRID Y ALGO MÁS General de División de IM. Juan Chicharro Ortega (R.)

Sí, una ingente cantidad de manifestantes llenaban ayer las calles de Madrid : los más numerosos – convocados por la Fundación DENAES y la Sociedad Civil – en torno a la plaza de Colón, y aledaños, defendiendo la unidad de España y otros, bastantes menos,  vestidos de blanco en torno a la Cibeles reclamando diálogo con los traidores secesionistas.

De la primera de las dos caben destacar muchos aspectos, entre los que yo destacaría: de una parte la inmensa afluencia de gente joven, ¡Por fin! , de otra la manifestación clara de exigir la unidad de España y finalmente el hartazgo con los mafiosos sediciosos y traidores de las Instituciones catalanas.

De la segunda, la celebrada en torno a Cibeles, la constatación de cómo los lobos se visten de corderos para reclamar un diálogo con los traidores cuando lo que realmente desearían es el triunfo de la revolución en Cataluña, antesala del caos que les gustaría instalar en España camino de su anhelada República Bolivariana.

Y mientras España se vuelca en las calles – mañana más en Barcelona – el españolito de a pie, que se entusiasmó con las palabras de su Rey el otro día, continúa observando atónito como se proclama un golpe de Estado, como sus cabecillas siguen libres en la calle, y azuzando a las masas, y como estas siguen ocupando las calles ante la pasividad de la propia policía autonómica, ya claramente sediciosa.

Mucho se ha hablado de lo ocurrido el día 1 pasado en Barcelona más poco se dice que de lo ocurrido ese día aciago en el que se nos dijo que no habría referéndum, y siquiera siendo una chapuza enorme sí que lo hubo, habría que buscar la razón de lo ocurrido en el enorme error del Gobierno de no haber tenido los bemoles de aplicar la Ley de Seguridad Nacional y haber puesto a los mossos de esquadra bajo la dependencia directa del Ministerio del Interior. Poco se dice de que salvo lo relacionado con fronteras y algo más todas las competencias de seguridad ciudadana, tráfico y orden público siguen siendo a estas alturas responsabilidad de la policía autonómica y por tanto de la propia Generalidad. Es ciertamente asombroso que nos encontremos todavía con un Gobierno rebelde al que no se le priva de una fuerza armada considerable.

A ver, de haber estado la policía autonómica a las órdenes de una autoridad real el pasado día 1 de octubre no se hubieran producido los incidentes que se produjeron cuando fuerzas de la guardia civil y policía nacional intentaron evitar las votaciones en locales ya ocupados por una masa de gente bien controlada y manipulada. La imagen del coronel Pérez de los Cobos ninguneado por la jefatura de los mossos ha sido lamentable y vergonzosa ; claro que no cabía esperar otra cosa cuando la autoridad que se le confirió para cumplimentar las disposiciones judiciales era una autoridad de coordinación que es como decir nada. Hace falta ser ingenuo para pensar que la policía autonómica no iba a actuar como lo hizo.

Yo me figuro que en estos momentos nuestros servicios de información, tanto los del CNI como los de interior, deben de estar bastante enfadados  con todo cuanto está pasando pues no me cabe en la cabeza el que no hayan advertido al Gobierno de lo que pasó y lo que  pasará si no se desactiva a los mossos de esquadra; o esto o es que son unos perfectos inútiles algo que obviamente descarto; claro que después de ver todas las urnas en sus locales respectivos uno ya no sabe a qué atenerse.

Y mientras en la manifestación habida en la plaza de Colón se vitoreaba al Rey con mucha fuerza como valedor real del mantenimiento de la unidad nacional, y del orden constitucional, estamos ya a una semana del golpe de Estado sin que se atisben soluciones claras , más bien gran incertidumbre y temor a que de alguna manera el golpe acabe consolidándose; no parece en absoluto , de momento, que  el Sr Rajoy esté dispuesto a aplicar la Ley , esa que lleva diciéndonos años que se va a cumplir y que no se cumple por  ningún lado , y ponga en marcha el artículo 155 y la LSN. Aún se mantiene una cierta confianza general en que así será en el momento oportuno – así lo ha insinuado el Sr. Rajoy – más comoquiera que yo soy de los que  piensan que estamos donde estamos por una clara inacción de este Presidente durante cinco años las dudas me asaltan.

No me cabe en la cabeza que el final de esta crisis acabe en una especie de negociación pactada en la que en gran medida los traidores no acaben ante el juez y posteriormente en la cárcel y es que eso sería añadir a la lista a muchos traidores más al orden constitucional.

Fue Julio César quien  transmitió aquello de: “decidle a Roma que tenga cuidado con las iras de sus legiones”, frase que hoy desaparecidas las legiones podría transformarse en “decidle a Roma que tenga cuidado con la ira de un  pueblo español engañado”.

General de División de IM. Juan Chicharro Ortega (R.)

Blog: generaldavila.com