Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Por “líneas interiores” un sufrido lector se interesa por la trifulca literaria que mantuvieron los dos genios, Cervantes y Lope, a la que me referí en el último COSAS….Sin ser experto en la materia, trataré de satisfacer su curiosidad.

 Era muy normal que este tipo de “juegos florales” se repitieran entre escritores; por ejemplo, dice Góngora de Lope.

 A este Lopico, lo pico

 y Quevedo le regala a Góngora el archiconocido soneto A UNA NARIZ, o el diminutivo “cariñoso”al tiempo que lo vuelve a tratar de judío, el mayor insulto a la sazón.

  Yo te untaré mis obras con tocino

porque no me las muerdas, Gongorilla,

 con lo que claro queda que se llevaban regular: “eljodío estevado” dicen que Góngora llamaba a Quevedo.

 Y conociendo el genio de alguno de ellos, y siguiendo el cariz humorístico de Cervantes en su conocido estrambote es posible que incluso alguien

 tiró de espada,

 aunque, las más de las veces,

no hubo nada.

 Pero vamos a las pullas entre el novelista y el dramaturgo, por abreviar, a las que aludí el jueves y que han despertado la curiosidad del amable lector.

 Lope era 15 años más joven que Cervantes y siendo que se consideraban amigos… y residentes en Madrid, podríamos decir que llegaron a ser“enemigos íntimos”. Hacia 1604 Cervantes, ya era conocido por otras obras aunque no había publicado la Primera Parte del Quijote; y Lope estaba en su cénit; arrollador, archiconocido y mundano, un “triunfador” con más aventuras amorosas que obras escritas (qué ya es decir) y un poco, con razón, “creidillo”. Es posible que Cervantes le cediera el manuscrito del Quijote para su lectura y crítica, y de paso solicitarle que le dedicara alguna composición laudatoria para el prólogo, costumbre corriente en la época. Está claro que a Lope, no es que no le guastara la novela, sino que posiblemente le gustó, y muchísimo, tanto que enseguida lo identificó como contrincante y ¿ay, la envidia?, no escribió ni una línea para el prólogo, lo que obligó a Cervantes a escribirlo y eso que nos ganamos; para mí el mejor capítulo del libro.

 Cervantes, ya dos gallos en el mismo corral, le tira unas cuantas andanadas en el citado prólogo:

 Soy de naturaleza poltrón y perezoso para andarme buscando autores que digan lo que yo sé decir sin ellos

y, aparte, le endilga el siguiente soneto en versos de cabo roto con su estrambote y todo pidiéndole borre, por “malo”, lo más importante de su obra no teatral:

 Hermano Lope, bórrame el soné—

de versos de Ariosto y Garcila—,

y la Biblia no tomes en la ma—,

pues nunca de la Biblia dices le—.

 

También me borrarás La Dragóme—

y un librillo que llaman del Arca—

con todo el Comediqje y Epita—,

y, por ser mora, quemarás la Angé—,

 

Sabe Dios mi intención con San Isi—;

mas quiéralo dejar por lo devo—.

Bórrame en su lugar El peregri—.

 

Y en cuatro leguas no me digas co—;

que supuesto que escribes boberi—,

las vendrán a entender cuatro nació—.

 

Ni acabes de escribir La Jerusa—;

bástale a la cuitada su traba—.

 A vuelta de correo y desde Toledo mi tocayo le llama de todo menos bonito haciéndose eco de un runrún que circulaba por la villa y corte, con base en la “suerte” que tuvo el heroico, calenturiento y posiblemente griposo combatiente de Lepanto: Su “amo” debía tener muy buen corazón y sublimados y delicados sentimientos al dejarle salir tan bien librado tras las sucesivas intentonas del cautivo para dar por terminada su argelina temporada de baños; y e responde de con otro soneto. (Hubo una ministra, entonces de Cultura y ahora de mucho más que,dicen, pensaba que Cervantes estuvo de vacaciones en Argel) Dice el soneto:

Yo que no sé de los, de li ni le—

ni sé si eres, Cervantes, co ni cu—;

sólo digo que es Lope Apolo y tú

frisón de su carroza y puerco en pie.

 

Para que no escribieses, orden fue

del Cielo que mancases en Corfú;

hablaste, buey, pero dijiste mu.

¡Oh, mala quijotada que te dé!

 

¡Honra a Lope, potrilla, o guay de ti!,

que es sol, y si se enoja, lloverá;

y ese tu Don Quijote baladí

 

de culo en culo por el mundo va

vendiendo especias y azafrán romí,

y, al fin, en muladares parará.

 

 

O sea: Yo, Apolo; y tú marica, percherón, cerdo, cornudo, loco, lisiado, bastardo…, tu obra se dedicará como envoltorio para especias o, aunque higiénicos, a ingratos e innombrables menester es para terminar en la basura. Y ¡ay de ti si me cabreas! Creidillo, ¿no?

Aunque Cervantes siguió publicando y a sus 60 años era un escritor famoso no acababa de completar la faena y andando más o menos  con sus penurias decidió volver a lo seguro y en 1615 publicó la segunda la segunda parte del Quijote; pero en 1614 salió el plagio de Avellaneda, un seudónimo en el que hay investigadores que ven la mano de Lope en no pocos indicios: en el mismo prólogo, el plagiario se deshace en alabanzas al dramaturgo, y se presenta asimismo como clérigo y autor de comedias y a Cervantes lo trata con el más absoluto desprecio de viejo y manco. Por otra parte, pocos autores del momento podrían haber escrito tan importante obra y en tan poco tiempo sin la facilidad tanto al escribir como al imitar del madrileño.

Cervantes en su genuina segunda parte reacciona a su manera contra el plagio, no por su boca sino por la de sus personajes, y –puesto que durante el tiempo de la trama Lope está en Zaragoza- decide hacerlos pasar de largo (no hay mayor desprecio que no hacer aprecio) y dirigirlos directamente a Barcelona. Zaragoza perdió con sus ausencias, pero ganaron Barcelona y Cataluña por la forma en que Cervantes las trata en su novela*

En fin, que lo que empezó como una pequeña refriega literaria puede que hubiera llegado a mayores:!Genios!

Y esperando haber satisfecho la inquietud literaria del comunicante, no hay mal que por bien no venga; hoy el post ha salido un poco largo, pero lector se ha librado de mis ripios.

Don Eufemio 16 mar. 19

 *No hay que olvidar que en boca de algún venado Cervantes era catalán, como Teresa (de Ávila), y hasta el mismo “Cristòfor Colom” que no salió de Palos de la Frontera, sino de Pals en el Bajo Ampuardán. No sé de qué se quejan si  pueden presumir de que Rufián nació en Barcelona.

 

LA MANIPULACIÓN DE LA MUJER Vicente Díaz de Villegas y Herrería Soldado de España

El papel de la mujer en la humanidad, desde la creación, es el mas importante, pues asegura el futuro dando continuidad a la vida material de la especie que tiende a la eternidad.

Si como católicos nos atenemos a la figura de la Virgen, la mujer en el cristianismo es el ser humano mas importante. Otro tanto podemos decir si nos fijamos en la importancia con la que se resalta a aquellas mujeres que, con valentía y amor, atendieron hace mas de 2.000 años a Jesucristo en su pasión, muerte y resurrección y estuvieron presentes y fueron las primeras en verle resucitado.

A la caída de las repúblicas soviéticas y a todos los países de la Europa Central, y ahora a la ruina de Venezuela, descubierta la realidad de la miseria y opresión del mundo comunista, era necesario buscar nichos de “carne” para el mercado político que  sustituyeran a ese proletariado de esclavos, al servicio de los diktados y diktadores del “Partido Estado”  y de los partidos que desde el 1917 ejercieron de “tontos útiles” y que fueron liquidados 1º en España y después en el resto de Europa.

En Aragón dicen de la Familia Política “Los de la U pa tú” (Suegra y suegro, cuñados y nuera. YERNO no tiene Ú). Los franceses mas diplomáticos hablan de la “Belle Famille” y los ingleses “Family in law”. Dice mucho la lengua.

Volviendo al fracaso marxista-comunista, mal fake del cristianismo, al servicio de diktadores  capitalistas y caraduras, no habiendo logrado la destrucción programada de la familia, el ataque ha sido dirigido a quien aplasta con el pié la cabeza de la serpiente, la MUJER.

La mujer se ha convertido en un oscuro objeto de deseo político por la política partidista de prostitución de la mujer como tálamo  de votos.

Se le “facilita” el aborto pero no la solución de los problemas – discreción, economía, familia,…- que la inducen a abortar. Y mientras se aborta se traen niños de fuera para adoptar.

Se apoya de forma insuficientemente económicamente a las familias con hijos – futuros trabajadores y sustentadores de aquellos que ahora se quejan – mientras los dispensadores de dádivas regalan ese dinero “ que no es de nadie” al primero que salta la valla.

Se crea una ley de violencia de género que, contra la Constitución, no hace a todos iguales ante la ley. ¿Por qué No hay ley de violencia doméstica que incluya la violencia contra los niños, los enfermos, los mayores, hombres? ¿Por qué no una ley o un plan para atajar los suicidios?

Se ataca a la familia cristiana y se empuja al aborto y al divorcio mientras se apoya otras religiones que permiten el castigo físico de la mujer.

Se predica el apoyo a la mujer pero no se apoya al mas digno e importante papel de la mujer, el papel de la mujer como madre y cohesionadora de la familia, célula social básica.

La mujer en el hogar no tiene ninguna consideración ni ayuda y sin embargo el hogar es un laboratorio con auténticos riesgos físicos, hace falta un master de economía, otro de decoración, de moda, una medalla de alterofilia para llevar hijos y cestas de la compra también es una fuente de desequilibrio sicológico cuando hay que educar a los hijos primero con falta de sueño después las preocupaciones por la enfermedad, los resultados escolares, las rebeldías,…,

Para la dimitida ministra “del Montón”, en su tesis, “la maternidad sería esclavitud” solo le faltaría añadir “después de mi el diluvio” pero esta vez sin arca de Noé.

A lo largo de los años se ha pretendido por parte de los autoservidores del dinero “hacer favores” a la mujer, querer sin querer, manipular  para crear división y enfrentamiento hasta los niveles mas íntimos. Las cuotas y no el mérito rebajan a la mujer al tratarla con frivolidad exterior, de objeto y frivolidad interior, de animal irracional. Es cierto también que, a veces, ser la mujer “objeto” de algún personaje político, facilita puesto y pagas generosas aunque no sepa de que va el puesto.

Se trata de fracturar la sociedad como ya lo hicieron en otras épocas con su disección en grupos de  ojos, dientes, pies, brazos… Un mecanicismo de cuotas antidemocrático, cuando ha habido igualdad de oportunidades en la formación.

En la historia de la humanidad y en la de España hay multitud de casos de mujeres que han sobresalido, valga como ejemplo las santas, las reinas, las gobernantes, las científicas, las literatas, las pensadoras, las empresarias, las Soldados, las químicas,…pero falta, como en el caso del soldado desconocido, el monumento a la Mujer y a la Madre ignorada gracias a las cuales estamos aquí.

La educación es muy importante y hay que apoyar y dar gracias a la familia. “De las mujeres no se habla mal”. “Se les cede el asiento, el paso, se las invita,…” Cortesía si,  pulsos de fuerza no.

En la enseñanza se ha pasado a corromper las titulaciones. En la economía se ha pasado a corromper políticos, empresarios e instituciones. En la inmigración el descontrol permite la descomposición de barrios, la estafa a diseñadores, fabricantes y comercios que trabajan y pagan sus impuestos (no se pueden importar manteros)…las contratas fuera de la ley. .

Las manifestaciones del 8M han mostrado una virulencia y violencia junto a una falta de pudor e higiene mental y física que vaticinan malos tiempos. La Verdad es inseparable de la auténtica alegría, que no es la del chiste sino la de la amistad y el encuentro y esas manifs. son de mal augurio.

La “politique politicienne” en España lo ha ido pudriendo todo en aras de sostener a partidos políticos cuya “realpolitikno ha sido ni es el servicio al ciudadano, sino alcanzar el poder y una vez en el sostenerse para servirse de él quienes lo integran.

La lucha es sinónimo de Amor, pero con afán de servicio para una auténtica mejora. No avanzar es retroceder y me atrevería a decir, sin ser agorero, que como sociedad estamos sufriendo un retroceso  que lleva a la caida de esta civilización.

Marzo 2019. Vicente Díaz de Villegas y Herrería. Soldado de España

Blog: generaldavila.com

LA LEGIÓN CAMINO DEL CENTENARIO (13) Dramaturgia legionaria Dr. Rafael Leopoldo Aguilera Martínez Alférez Reservista Honorífico

Estimados y apreciados lectores, vayan para Vds., un primer saludo cordial franciscano y afecto personal y de consideración con espíritu legionario.

En posición de firme, con la venia, mi General.

Cuando recibí desde la Agrupación Nacional Legionarios de Honor “José Ortega Munilla”, víspera del día de la Epifanía y de la Pascua Militar, un correo electrónico en donde se nos daba la posibilidad a los llamados “Legionarios de Honor”, de poder participar en la realización de un opúsculo para el blogs del general de División  Rafael Dávila Álvarez con motivo del centenario de nuestra gloriosa Legión Española.

No lo pensé, me puso inmediatamente a escribir;era de “madrugá” y con la quietud y el silencio que inspiran a esas horas el arte de la palabra escrita; el corazón, el alma y la razón me indicaban que cogiese el ordenador y configurase de forma amanuense, una serie de ideas concretas de elogio a los sentimientos que embriagan mis sentires a pie de calle respecto a la Legión Española.

Voy a plasmar en un artículo asimétrico en el tiempo, pero cuya conclusión serán un sonido verbal de amor sin igual a España como Patria y a nuestras Fuerzas Armadas a través de la Legión Española, que en breve celebrará con toda solemnidad castrense, el centenario de su fundación por el heroico general José Millán – Astray Terreros.

Son variados los artículos que he realizado sobre la Legión en los últimos quince años, todos ellos publicados en el Diario de Almería, especialmente, coincidiendo con determinados hechos, como la festividad de Santa Barbará, patrona del Grupo de Artillería de Campaña de la Legión; festividad de la Inmaculada Concepción,  8 de diciembre, patrona del Arma de Infantería; el día del Veterano en el mes de enero con motivo del combate de Edhera y finalmente, salvo algunas otras excepciones, que las hay, con motivo del hecho ocurrido el  2 de mayo de 1808 en el que el Grupo de Artillería de Campaña de la Legión realizan un acto conmemorativo de este hecho histórico.

Mi trayectoria de aprendizaje en la Legión continua con la asistencia, cada vez que he podido, a los Seminarios organizados entre la Asociación de la Prensa de Almería y la Brigada de la Legión; así como la asistencia a los tres Congresos Internacionales de Estudios Militares organizado por el Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC) con el Banco Santander.

Tengo que reflejar que mis dos distinciones honoríficas se las tengo que agradecer a los generales Ramón Pardo Santayana y Gómez de Olea – Artillero de Honor- y a Juan Martín Cabrero – Legionario de Honor-, a quienes le agradezco su enorme generosidad hacia mi humilde persona al reconocerme con esos merecimientos impregnados del Credo Legionario para quienes hemos sido agraciados con esta distinción tan emotiva.

Pero miren ustedes, mi acercamiento a las Fuerzas Armadas, me viene de cuando era un infante, allá por los años sesenta,  y en casa jugaba a ser militar desfilando con la gorra de plato perteneciente a mi padre Juan Aguilera Ruiz cuando hizo la Milicia Universitaria. Mi educación primaria que estuvo dirigida al comienzo por el Colegio “Ave María” aprendí a amar a España a través de sus símbolos. Tanto era así, que no me despegaba del televisor en blanco y negro y una única cadena, cuando daban algún desfile militar con motivo de algunas efemérides, generalmente como ocasión del 1 de abril, Día de la Victoria.

Era habitual, al ser monaguillo, que nos reuníamos en la iglesia de Santiago Apóstol, siendo coadjutor el Rvdo. Rafael Salas Felices, sacerdote con familiares militares – Diego Salmerón Martínez, hermano político- , en un saloncito que tenía el templo, para ver y escuchar con atención en un pequeño televisor, el magno acontecimiento de recuerdo con el que se dio por finalizada la guerra incivil del 36.

Había otra circunstancia que me hacía estar, día sí día también, con una cercanía con el ámbito castrense, al encontrarse la sede del Gobierno Militar en la indaliana capital almeriense en la boca calle entre la Calle Padre Luque y la Calle san Pedro, en el angular en donde hoy todavía se encuentra una iglesia conventual de monjas de clausura, en el mismísimo casco histórico, por tanto, era una vía urbana habitual de id y venid, y encontrarse en la puerta del establecimiento militar con la guardia correspondiente. Impresionaba para un niño ver ese edificio, hoy inexistente, tan relevante con militares presentes.

Mi tercer contacto de interés, habría más, pero cuento con espacio insuficiente, con las Fuerzas Armadas, fue a través de las Hermandades y Cofradías de Semana Santa, – Cofradía del Prendimiento/GACALEG II; Cofradía del Cristo de la Buena Muerte/Tercio “Don Juan de Austria”; Cofradía del Silencio/ Comandancia Guardia Civil Almería; Santo Sepulcro/Regimiento Nápoles; al ver presenciar con marcialidad y unción la presencia militar en las mismas, que nos recordaban a las antiguas centurias romanas durante la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.

Era especialmente llamativo el silencio ante el paso de la escuadra de gastadores y mandos, solo roto por las fuertes pisadas y el cambio del cetmes de un brazo a otro, flanqueando el Viernes Santo el Santo Sepulcro, y cuyas armas iban con la bocacha mirando hacia abajo en señal de luto. Son tiempos en los que todos cuantos presenciábamos las procesiones veíamos los honores militares que se le rendían a las Imágenes sagradas y al Santísimo Sacramento, sonando el himno nacional y presentándole armas, así como, durante el Viernes Santo la Bandera Nacional se encontraba a media asta. Incluso, los militares de graduación llevaban un brazalete negro en señal de duelo, así como la Guardia Civil llevaba el uniforme de gran gala haciendo carrera durante el recorrido por donde pasaba el cortejo procesional, en ocasiones montados a caballo.

Durante un periodo que ostenté el cargo de Presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías fueron muchos los militares a los que se les encomendó diversas actividades literarias – pregones- relacionadas con la religiosidad popular, como fue el caso del Coronel José Andrés de Sande Temprano, Subdelegado de Defensa en Almería, Teniente Coronel Ramón Pardo Santallana y Gómez de Olea, publicaciones en las que se indicaban fotografías del pasado, destacando la del padre del Capitán Guillermo Visiedo Beltrán, y un largo etcétera.

No puedo dejar de destacar un hecho que para mí significó un encuentro de emoción contenida, y fue estando de General Jefe de la Brigada Rafael Dávila, durante un cóctel con motivo de una efeméride, tuve ocasión de manifestarle mi testimonio y afecto a su abuelo, el Capitán General don Fidel Dávila Arrondo por haber sido uno de los militares más ilustres por su alto sentido de servicio a España, la honradez y la humildad, así como, me impresionaba ver al General de División Rafael Dávila Álvarez con los cordones con dos ramales y un nudo de tres vueltas por haber estado al servicio de Su Majestad El Rey, Jefe del Estado Español como Ayudante de Campo. Más adelante, lo escuché en el Santuario de la Virgen del Mar, Patrona Coronada y Alcaldesa perpetua de Almería, pronunciando magistralmente en el año 2007, el Pregón de la Feria y Fiestas en su honor.  En el año 2010 el general Rafael Dávila exhortó en una magnífica y sentida conferencia pronunciada en el Salón Noble del Círculo Mercantil de Almería, sobre toda la Historia Militar de Almería durante el siglo XX, organizada por la Asociación Cultural Legión Española y la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios que presidía el teniente coronel Miguel Ángel Pugnaire.

Pero tengo que decir, que uno de los momentos más importantes de mi vida fue cuando juré por primera vez la Bandera Nacional con motivo de mi alistamiento como voluntario en el Batallón Nápoles incardinado en la Brigada de Reserva de Infantería con guarnición en el Campamento Álvarez de Sotomayor, la misma Base en donde ahora reside la Brigada “Rey Alfonso XIII” II de la Legión. Ahí, llegaría al empleo de Cabo 1º, sintiéndome muy satisfecho de todos Mandos que tuve durante mis casi dos años de permanencia. Solo tengo palabras de admiración. Posteriormente, muchos de estos Mandos, cuando llegó la Legión a Almería ocuparon diversos puestos en la misma, produciéndose un reencuentro emotivo.

Pero con lo años,volví a recuperar la experiencia militar, y tras pasar las pruebas en el Centro de Reclutamiento en Granada y en San Fernando, Cádiz, volví a jurar Bandera, estaba vez con el empleo de Alférez Reservista Voluntario, y que tras unos años incorporándome a la USBA en la Brigada de la Legión dirigida por el Coronel Francisco Velázquez Carrillo y el Teniente Coronel Juan Castro Martínez, el periodo obligatorio y diversos aconteceres, me encuentro actualmente en situación de Alférez Reservista Honorífico. En un momento en el que se podía pedir destino de Unidad, había vacantes en la Plana Mayor de la Brigada legionaria, pero no llegué a cumplir ese sueño, atendiendo a la paralización de llamadas de reservistas con ocasión de la crisis y mi posterior paso a honorífico. Durante esta última etapa tuve ocasión de acompañar durante la procesión cívico-religiosa, llevando una de las borlas, el estandarte que conmemorara la Reconquista de Almería por los Reyes Católicos, el Pendón Morado de Castilla. Finalmente, dentro de este apartado, hace unos años pude realizar un Curso de Tirador de Élite, estando dirigido por el Teniente Coronel Sebastián Vega Murcia.

Como epílogo, quiero concluir con mi pertenencia a la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Almería, la Asociación de Artilleros de Honor y la referenciada Agrupación Nacional de Legionarios de Honor, a través de la cual, y desde el ámbito cívico-militar podemos seguir fomentando y potenciando la impronta militar y legionaria de exhortación a seguir aumentando con la misma ilusión, que hasta ahora se ha tenido, en  transmitir a la ciudadanía el papel fundamental que la Legión, fundada por el Teniente Coronel Millán – Astray,  ha realizado a lo largo de sus casi cien años y, especialmente, en estos últimos veinte años en misiones internacionales de paz y en todas aquellas actuaciones que el Mando así ha considerado oportuno e idóneo estar presentes.

Por todo ello y más, merece que el Gobierno de la Nación le conceda en virtud de los méritos reconocidos a tan loable y plausible Unidad militar de élite con carácter colectivo, la Cruz Laureada colectiva y la concesión del premio “Princesa de Asturias” a la Concordia por la encomiable participación de damas y caballeros legionarios en misiones internaciones de operaciones del mantenimiento de la paz.

A todos, les reitero un saludo de Paz y Bien. Muchas gracias mi General. Con su permiso.

¡Viva España! ¡Viva El Rey! ¡Viva la Legión!

Dr. Rafael Leopoldo Aguilera Martínez Alférez Reservista Honorífico

Artículo perteneciente a los “testimonios legionarios” publicados en el Blog: generaldavila.com con motivo del Centenario de la Legión.

15 MARZO 2019

SI YO TE CONTARA… SUPERRATÓN SE ENFADA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

A mí lo de Villarejo me parece mal, pero no tan mal.

Procuraré explicarme.

Silencios policiales, redes ocultas, investigaciones que rozan la legalidad, ver sin ser visto, oír sin que te oigan, tirar la piedra y esconder la mano, dinero por aquí, que no es de nadie, dinero por allá, que queremos saber de quién es, infiltrados, confidentes, ratas de cloaca, tragar y hacer tragar, prostíbulos y ruletas de la muerte, lobos y corderos, tontos y demasiados listos, mirar para otro lado, y si te he visto no me acuerdo, todo gratis.

Son cosas que sabemos, intuimos, pasa aquí y acullá, que la policía no es tonta, que hay que estar en todas partes, que hay muchos lobos con piel de cordero y que no te puedes fiar ni del compañero de pareja; con perdón.

Todas estas cosas me parecen mal, pero no tan mal. Porque si repentinamente, como si nada hubiese pasado, que sin saber por qué, pero sabiéndolo, que aquí estamos pringados muchos, que un día me cogen, a mí, que soy el rey de las alcantarillas, y me meten en el trullo, pues digo que no, que por ahí no trago, y que o me sueltan o aquí me hacen compañía unos cuantos más. El ratón es ratón hasta que llega el gato; el gato es gato hasta que llega el perro, y este se calla y obedece cuando llega el amo. Es una cadena lógica que respeta la naturaleza. Pero como todo es posible, resulta que un día llega superratón y la cadena se invierte.

Hay que andarse con cuidado porque, aunque el dinero y la corrupción crea vínculos más fuertes que los de la sangre, un día llega el ratón harto de ser siempre ratón y empieza a comerse los cimientos del tinglado donde duerme el gato, este los del perro y el perro coge la rabia y muerde al amo. Y el amo se queda desamparado viendo al ratón que muerde al gato, este al perro y él, que es el amo, entre la espada y la pared.

Y puede que lo que nos parece mal, porque está mal, no esté tan mal y nos parezca bien. Al menos hay que pararse a pensar en los porqués del ratón, el gato y el perro. Algo nos querrán decir con sus gestos.

Puede ser una fábula pintoresca, pero deberíamos ser más prudentes, investigar, no fiarnos de nada ni de nadie, reaccionar, exigir y guardarnos de las malas compañías, cuando vemos que todo un presidente del Gobierno, que cuando lo fue se cometió el mayor atentado de la historia de España, en el Parlamento de su Nación, en  Comisión Parlamentaria de investigación de los atentados del 11M, dice, repito, el que fue presidente del Gobierno cuando el atentado dice, <<que los que idearon el atentado no están ni en montañas lejanas ni en desiertos remotos y que consiguieron su objetivo: cambiar el curso político de España>>. Y ahora resulta que cuando meten al ratón en la trampa, se la dan con queso, este saque a relucir sus superpoderes y quiera llegar hasta el amo, Es para hacerle caso; abrir la trampa donde está el ratón y hablar con él; ver hasta dónde llegan sus superpoderes y quiénes eran los poderosos y cuales sus poderosas razones para hacer tanto mal como hicieron.

Y tantas cosas que dice el ratón saber.¿Cuales son verdad y cuales no? Porque a estas alturas yo no me fío ni del compañero de pareja. Mucho menos cuando no sabes quién es ratón, quién gato y quién perro.

Hay gente que va por la vida cantando: <<Con dinero y sin dinero, yo hago siempre lo que quiero y mi palabra es la ley. No tengo trono ni reina, ni nadie que me comprenda, pero sigo siendo el rey. Una piedra en el camino, me enseñó que mi destino era rodar y rodar>>.

A ver señor Villarejo; pare de cantar y vamos a hablar en serio. Porque lo suyo es muy serio, pero ¿es más serio aún todo lo que usted sabe?

Acabemos con tanta película de buenos y malos, porque aquí todos dudan de todos y eso no está nada bien.

Dicen, casi todos: si yo te contara. Pues a contar, y que no sean mentiras (que no lo parecen).

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

13 marzo 2019

 

Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Hoy, de nuevo, uso los versos de cabo roto para versificar la noticia. Para decir, entre bromas, cosas importantes ya los utilizaban nuestros genios; escribe Cervantes en el Prólogo a la Primera Parte del Quijote: ¡Más claro, agua!

 

No te metas en dibu-,
ni en saber vidas aje-,
que en lo que no va ni vie-
pasar de largo es cordu-,
o

Advierte que es desati-,
siendo de vidrio el teja-,
tomar piedras en las ma-
para tirar al veci-.

 Pero también los usan cuando, por ejemplo, un tanto mosqueados y envidiosillos les quieren poner las peras al cuarto a sus rivales, y sin embargo amigos. Cervantes le escribe a Lope un soneto por un quítame allá una loa para un prólogo; entre otras cosas le dice:

 

Y en cuatro leguas no me digas co—;

que supuesto que escribes boberi—,

las vendrán a entender cuatro nació—.

 Don Félix no se corta un pelo y responde:

 Yo que no sé de los, de li ni le—

ni sé si eres, Cervantes, co ni cu—;

sólo digo que es Lope Apolo y tú

frisón de su carroza y puerco en pie.

 y la trifulca parece que llegó a mayores:

 También, entonces y ahora, en ciertos y “raros” ambientes vienen bien para expresar sin decir,cuando por cortesía y educación o si hay damas delante palabras malsonantes o poco adecuadas. Al paso que vamos, y después de leer algunas de las proclamas pancartiles del 8M, lo de raros quedará en nulos; mejor, en el cero absoluto, que es bastante menos que cero, como bien saben los de Físicas.

 Y a mí que la verdad me lo paso pipa cuando los escribo, me han venido muy bien para terminar mi soneto; todo hay que decirlo.

 ¡Ah!: El último párrafo de De la prensa… en negritas y entrecomillado no tiene, o sí, mucho que ver con lo que hoy comento. En cualquier caso denota la calaña de estos ilusos redomados y caraduras empedernidos.

 

De la prensa, marzo de 2019

 *** La ‘Constitución’ catalana negaba la ciudadanía a funcionarios, militares y policías.

 *** Los funcionarios del Estado serían conminados a renunciar a su trabajo en un plazo máximo de seis meses para obtener la ciudadanía catalana, una nacionalidad que sería negada en todo caso a militares, policías nacionales y guardias civiles nacidos fuera deCataluña.

***“Se permitirá la existencia de todo tipo de participación política siempre y cuando su programa electoral no vaya contra la existencia de Cataluña como Estado ni contra esta Constitución”.

 SENY

(Soneto)

 Me dejó desolado la noti-,

deprimido, fané y descangalla-,

y visto no me harían ciudada-

prepareme a sufrir tal desati-.

 

Sería para mí, gran sacrifi-

deixar-hi, els calçots, la botifa-

els seques, pa amb tumaca, escaliba-

y la mona de pascua…, por mis ni-.

 

Y me arrastré, deshecho, por los sue-

y mesé mis cabellos, y mis o-

en lágrimas se ahogaron. Ni un minu-

 

tardara yo en en gritar, ¡gracias al Cie-¡,

que permite que conmigo hagan tal co-:

¡Y se metan su seny por el cu-¡

 

Don Eufemio, 14 mar. 19

(Continuará D.m.)

Quince años de lánguido declive. Melitón Cardona (*)

Este mes se ha cumplido el decimoquinto aniversario de uno de los episodios más dramáticos y trascendentales de nuestra historia y, como suele suceder en estos casos, pocos son los que, sine ira et studio, han dado prioridad a la razón sobre el sentimiento y no se han conformado con la discutible verdad (?) judicial de un proceso que condenó a 18 personas, de las que hoy apenas ocho permanecen en prisión.

La catástrofe se produjo en vísperas de unas elecciones generales en las que todas las encuestas vaticinaban una amplísima victoria de un Partido Popular que había conseguido llevar a España a cotas insólitas de bienestar económico y de prestigio internacional. Los resultados del voto por correo, conocido antes del escrutinio general, le daban una amplísima mayoría que todas las casas de apuestas y sondeos electorales confirmaban.

Retrospectivamente, queda claro que había gobernantes de países “amigos”, al Norte y al Sur, con motivos fundados para temer el formidable auge interior y exterior del nuestro. La tendencia atlantista de los gobiernos de Aznar inquietaba a los de Francia por cuanto podía suponer la quiebra de una situación iniciada por   los famosos pactos de familia del siglo XVIII y nunca alterada hasta aquel momento; por eso, cuando un alto responsable de la Comisión europea le pronosticó a Chirac un triunfo contundente del partido popular en las elecciones españolas, aquél le respondió con un escueto pero premonitorio: “on verra bien” (ya veremos).

Lo que acabo de escribir no es fruto de mi imaginación: es un hecho, como lo es el de que políticos socialistas conocidos me aseguraran, cuatro días antes de la cita electoral, la ineluctable victoria de su partido, algo que tanto en el sentido común como las encuestas descartaban por completo.

El resultado es hoy conocido: tras década y media de gobernantes inanes de derecha e izquierda, a cual más nocivo, España es hoy la decimoquinta economía del mundo cuando era la décima cuanto falleció Franco; su relevancia en Europa se ha diluido considerablemente y aún más a nivel mundial; se enfrenta, además, a problemas secesionistas que amenazan su integridad territorial y, por ende, su supervivencia como nación. Un ex primer ministro francés anda zascandileando en Cataluña a base de lanzar anatemas a VOX que no dirige a la extrema izquierda; un indigente intelectual okupa la Moncloa sin más rumbo fijo que su medro personal y el pueblo espeso y municipal tiene más interés en los culebrones televisivos y en los avatares irrelevantes de personajillos deleznables del todo a cien del mundo del corazón que en el futuro de su país. Así nos va.

(*) Ex Embajador de España.

Blog: generaldavila.com

13 marzo 2019

 

 

 

 

Humanismo y política en Felipe VI Pedro Motas Mosquera

El Rey Felipe VI con gorrillo legionario

Queridos amigos:

Rompo la norma que me había impuesto de no dejarme influir por los acontecimientos a la hora de seleccionar el contenido y la programación de estos artículos. Pero es que la proclamación de un Rey de España no es un acontecimiento cualquiera.

Por descontado que no voy a hacer una valoración de la abdicación del Rey anterior, ni de los actos y trámites parlamentarios que se han sucedido desde su anuncio y proclamación. Mi intención es aplicar la perspectiva del humanismo a estos sucesos,

Y de entre todas las ideas, propósitos y objetivos que se ha impuesto el nuevo Monarca quiero fijarme solamente en uno, porque resumen y sintetiza todos ellos: la ejemplaridad. La mencionó el nuevo Rey en su discurso ante las Cortes Generales. El texto literal fue así: “Hoy más que nunca los ciudadanos demandan, con toda razón, que los principios morales y éticos inspiren, y le ejemplaridad presida, nuestra vida pública”.

En anteriores artículos os he hablado de la condición del gobernante, de su pasión por el poder, de su honestidad, de su integridad y de la esclavitud de la propia imagen. Además os añadía que no hay honestidad en la política sin políticos honestos.

En este artículo os digo que la ejemplaridad es el principal principio moral y ético y la virtud más importante para salir de la crisis moral que nos azota.

La ejemplaridad no solo afecta a los políticos. Los ciudadanos en general se fijan también en nuestros grandes deportistas, artistas, cantantes, hombres y mujeres de la prensa rosa. Aquí el escándalo, es decir, la  falta de ejemplaridad, está a la orden del día: los ingresos millonarios, los desarreglos familiares, la falta de un mínimo mensaje a la juventud del esfuerzo que cuesta llegar, el lujo y despilfarro, la golfería y degeneración poltica, etc.

Pero la ejemplaridad le es exigible, especialmente, al hombre público. Por ello hemos de felicitarnos de que el nuevo Rey Felipe VI considere que los ciudadanos demandan que la ejemplaridad presida nuestra vida pública. Y desde la perspectiva humanista hay que ir más allá: la ejemplaridad debe presidir no solo la vida pública del gobernante, sino además su vida privada.

Si pudiesen sintetizarse los principios morales y éticos que deben presidir la vida pública, seleccionaría la virtud de la honestidad. El político honesto tiene una pasión sana por el poder, rechaza la corrupción, tiene conciencia de los límites de la propia imagen y es íntegro. Pero no se puede ser honesto en la vida pública si no se es también en la vida privada. Hay quien disocia y “respeta” la vida privada de los políticos, y la dejan fuera de la “plaza pública”.

El humanismo no está de acuerdo con esta disociación. Y siendo la ejemplaridad el núcleo básico de la honestidad, hay que concluir que no se puede ser ejemplar en la vida pública, sin serlo también en la privada, por lo que debe presidir una y otra.

Por otra parte, queridos amigos, vemos en el nuevo Rey ciertos rasgos que le acercan al perfil del hombre humanista. Así, es un hombre culto (carrera universitaria, carreras militares, postgrados en el extranjero, y hasta años ha tenido el privilegio de una preceptora como Carmen Iglesias, que, entre otras cosas, le ha inculcado el amor a los libros y a la historia). Está preparado profesionalmente para la tarea que realiza y que le espera. Es un hombre leal, amante de la  familia y de los amigos. Y, sobre todo, es un hombre utópico, porque ello no significa soñar con lo imposible, sino con lo difícil.

Tomás Moro enseñó que el gobierno es, antes que nada, ejercicio de virtudes, y desde este imperativo moral gestionó las controversias sociales, tuteló y defendió con gran empeño a la familia, promovió la educación integral de la juventud, y mantuvo un profundo desprendimiento de honores y riquezas, una humildad serena y jovial, un equilibrado conocimiento de la naturaleza humana, el buen humor y la ironía, y una seguridad en sus juicios y convicciones basada en la fe.

Ejemplaridad pública y privada y virtudes humanistas son dos ejes en que debiera seguir apoyándose el reinado del nuestro Rey.

Recibid un cordial abrazo de

Pedro Motas

Blog: generaldavila.com

12 merzo 2019