GENERALES EN CUBA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Algo tendrá el agua cuando la bendicen, decía mi abuela como si supiese que los rumores insistentes terminan en la confirmación o en el ocultismo. En cualquier caso un rumor no es una noticia, sino un intento para ver por donde sale. Ahora veremos en lo que queda eso que dicen de los generales cubanos muertos. No tendrá largo recorrido porque generales no hay muchos; cubanos menos.

En la guerra los generales no suelen morir. Sus menesteres parecen otros. En la civil española solo murió uno, heroicamente, era almirante, el Comandante del buque Baleares.

En la paz, como todos, cuando llega su hora.

Ya se sabe: morir en el combate es el mayor honor; lo peor es vivir siendo un cobarde.

La cobardía, pero no olviden ustedes la traición. Cobardía y traición están hechas con los mismos ingredientes. Es toda una técnica comunista que bien encaja como el arte de la alevosía: a traición y sobre seguro.

Esto es Cuba ahora.

Algún español fue general del Ejército de la Revolución cubana. Incluso antes, aquí en España, fue capitán de la Legión, que eso si que es ser, y llevó a cabo en la civil un desembarco en Mallorca del que se reía Indalecio Prieto. Se fue a Cuba y murió siendo general con estrellas voladoras.

Nos cuentan que hay un virus que está matando a los generales en Cuba. Van seis.

Los mata para siempre y los remata la sospecha y el silencio.

En esto de la información uno se siente desamparado. Los hechos son los que son, pero las explicaciones nunca son, sino que parece. Sobre todo cuando el comunismo anda por medio. Esta cosa del comunismo no es el hombre del saco. Es. Una religión ante la que el mundo se arrodilla y los generales mueren en un porcentaje diseñado por los soldados del comunismo.

Da lo mismo Cuba que España. El comunismo es el mismo, aunque los métodos se ajustan a la geografía y a los tiempos. Son tan cansinos que siempre alcanzan su meta, como la estalactita acaba abrazando a la estalagmita.

Solo hay que darles tiempo, aunque aquí les damos tiempo y espacio. Dinero también.

Esto no es Cuba, pero cada vez se le parece más y ellos están en todas partes.

Lo de los generales ya se sabe. Es lo más común, frecuente, usual. Según leo en el Diccionario de la RAE.

Me quedo en Capitán, aunque sea de bandidos.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

1 de julio 2021

Desde su atalaya cordobesa F. Torres les trae LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega tricentésima nonagésima segunda

Con dos sugerentes fotografías de la atalaya de Lucía y de Javier Tapias Torres:

Remitido

Don Eufemio me confiesa que ha estado esperando hasta última hora para enviar al coordinador del blog para su publicación este trabajo que ahora está leyendo, apreciado amigo.

Me dice que tenía otro de relumbrón preparado para glosar en su debida medida el momento en que se hubiera producido la dimisión en bloque de este gobierno falsario y fullero que nos metió en casa ilegalmente durante cuatro meses con consecuencias vitales, sanitarias, empresariales, turísticas y sociales de las que no sabremos si podremos salir algún día: sí sabemos los más de  cien mil compatriotas que nos dejaron de aquella manera.  Se defiende el gobierno argumentando que han salvado 450.000 vidas; da igual que digan esa cifra como si la multiplican por diez o por cien, arguye: nunca darán ni una explicación creíble, una justificación, un argumento.

La dimisión, repite, y la imputación por prevaricación: sabían que no lo podían hacer, y lo hicieron. Y ahora esto, ¿quién lo paga? De momento, ¡ay, a esperar!

Porque, ganitas que te mates como dicen por mi tierra; y bajando de las musas al teatro, del deseo a la más cruda realidad, pues eso, que ni ganas le quedan me cuenta,  para comentar la n+1 salida de pata de banco de nuestro preclaro presidente que acaba de perpetrar una escabechina con nuestra querida lengua; la misma que ha hecho en su gobierno y aledaños y con todos los españoles. ¡Pero eso sí!: Para auto administrarse, loas, ditirambos y estomagantes y mentirosas aleluyas -vergüenza ajena- tira de la lengua del imperio filibustero y gorrón,  ¡Un crack! ¡Ah!, a los intocables, ¡ni tocarlos!, no lo vayan a dejar con el antifonario (JC. dixit) al aire.

Con lo que hoy tendremos que conformar con éste que nos remite. Así, que al soneto; y apostilla: el impresentable a su retablo.

De la prensa de julio de 2021

 NUEVO RIDÍCULO DE SÁNCHEZ DESTROZANDO EL CASTELLANO EN SU VISITA A LITUANIA: «SOLDADOS Y SOLDADAS»

Para el Gobierno no hay líneas rojas a la hora de hacer el ridículo. Los ministros de Pedro Sánchez hacen el ridículo con gran seriedad mientras viven a todo tren con nuestros impuestos. La muestra es el enésimo destrozo del castellano que ha hecho Sánchez en su visita a Lituania en la que, retorciendo el lenguaje inclusivo se ha referido a «soldados y soldadas» Al presidente no le falta cuajo a la hora dejar el alto el listón del esperpento.

 Don Eufemio,  jul. 21

ooo000ooo

LOS VERSOS DEL CORONEL

El maestro (Cont.)

 ¿Cuánto no se habrá escrito sobre este soberbio cuadro del maestro?

Ya saben;  el asedio de Breda que tuvo lugar en 1625, durante el transcurso de de la Guerra europea de los Treinta Años -en Flandes de  los  Ochenta- que enfrentaba a los tercios  españoles con las fuerzas de las Provincias Unidas de los Países bajos; la ciudad  bajo el gobierno de Justino de Nassau, fue sitiada y finalmente conquistada por los españoles  bajo el mando de Ambrosio de Spínola.

Pero como todo está en los libros, dejo la correspondiente glosa para la curiosidad del lector que en aquellos podrá saciar.

Porque un servidor, ante tan genial obra maestra no puede  por menos que  arrimar el ascua a su sardina, como lo hizo un compañero de Armas, soldado de la Infantería española Pedro de nombre y Calderón de la Barca por apellidos a quien pertenecen los entrecomillados que recojo en mi soneto, y que -contrastado está- han sido de siempre las pautas de conducta de nuestros soldados. Me pregunto qué escribiría ahora sobre los “hitos históricos” que una panda de analfabetos andan protagonizando; o qué pintaría el genio.

Félix Torres

PD.-  Justo estoy dando los últimos toques a este artículo, previos a su remisión del blog cuando me entra un correo de “fuente generalmente bien informada” y muy próxima al responsable de la feliz idea de la Orden de MAPER del pasado 21 JUL; no he resistido la tentación de hacer llegar a los amigos lectores la efemérides de la misma, hoy que Don Pedro se erige por méritos propios como coprotagonista en LOS VERSOS…

 

 JEFATURA DEL MANDO DE PERSONAL

Orden de MAPER nº 141.

 26 de julio de 2021

EFEMÉRIDES

26/07/1649. HECHO HISTÓRICO. CONCESIÓN DE PENSIÓN AL ESCRITOR D. PEDRO CALDERÓN DE LA BARCA.

Por Orden de 26 de julio de 1649, firmada por el Rey Felipe IV en Madrid, se concedió una pensión con cargo a la consignación de la Artillería, al insigne y universal escritor don Pedro Calderón de la Barca, Caballero de la Orden Militar de Santiago.

¡Gracias, Guillermos; así, en plural

 ———

 

 

 

 

UN HISTORIADOR LLAMADO ÁNGEL VIÑAS Rafael Dávila Álvarez

Debo ser agradecido. Un buen amigo me remite al blog del señor Viñas, don Ángel, historiador, para que lea los artículos que me dedica. Como publico todo bueno o malo que se habla sobre mi libro (La guerra civil en el norte. El general Dávila, Franco…), debo también hacerlo para quien, ni bien ni mal, sino tibio lo hace (Apocalipsis 3:16). Por tanto doy las gracias a tan insigne doctor por haber dedicado tantas horas a mi humilde publicación; en algo estará interesado —o muy aburrido— para escribir cuatro entradas sobre él en su blog. Gracias señor Viñas por contribuir al éxito editorial. El próximo libro, espero que sea en breve, le resultará aún más atractivo, se lo adelanto para que vaya encargando su ejemplar.

Los hunos y los hotros solo quedan en la mente airada por el viento, ese que es de ninguna parte y, como nadie le abre sus puertas, agita la mar en calma. Calma, sosiego y lectura pausada.

Sintaxis es simple y llanamente hacerse entender en lo escrito y eso no está al alcance de todos, aunque el que escriba alardee de título académico.

Tengo que hacer un alto en el camino. Un respiro ante este aburrido vericueto en el que me he metido con un artículo de agradecimiento al insigne historiador Ángel Viñas. A pesar de ser justo y equitativo.

No sé que más decir; tampoco creo que sea conveniente. Gracias y poco más. Si algo quiere de mí, señor Viñas, estoy a su disposición, siempre dispuesto a aprender, eso sí, con sencillez, la literatura espesa y aburrida suele esconder incompletos conocimientos en afanes de protagonismo que no logran alcanzar mis capacidades.

Nada señor Viñas: gracias, y ya sabe que esta vez me ha ganado 4-1.

No se preocupe porque la guerra en el conjunto no ha terminado. La guerra es «el arte del no yo» (un sabio amigo): sabiduría, y eso hoy escasea en cierto mundillo académico (?). ¿Le suenan sus cañonazos? Pólvora mojada.

Fue Spinoza el que se adelantó a los tiempos; porque conocía el alma humana, es decir, la razón: «La paz no es la ausencia de la guerra, es una virtud, un estado de la mente, una disposición a la benevolencia, la confianza y la justicia». No ofrece la menor duda. Estamos en guerra y en ella alguno quiere ser protagonista por lo que lanza flechas creyéndose Apolo. De tanto tensar el arco, este se vuelve inservible.

Gracias señor Viñas.

Todo pudo ser, pero no fue, por mucho que nos empeñemos en que vuelva a ser. Nada se repite, excepto la morcilla y algún escritor. ¿Le suena Heráclito?

Pues nada, hoy va de Á(á)ngeles.

«Nada es lo mismo, nada
permanece.
Menos
la Historia y la morcilla de mi tierra:
se hacen las dos con sangre, se repiten».

Eso quisiera(n). No será.

Por último: las guerras se hacen a tiros y las historias con documentos. El pasado es inamovible y no por mucho inventar o contar a medias se desplaza a uno u otro lado. Nos guste o no.

Pues con Heráclito termino: «La guerra es el padre y el señor de todas las cosas. Y a unos hace libres y a los otros siervos».

Por los siglos de los siglos.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

30 julio 2021

ALGUNOS BULOS QUE CORRIERON EN LA GUERRA CIVIL Rafael Dávila Álvarez. La Guerra Civil en el Norte…

La lucha mediática es tan vieja como la propia guerra. La batalla de la información tiene su mejor aliado en la mentira, hoy llamada fake news.

Durante la guerra civil española la puesta en escena de números bulos lanzados y publicados en periódicos, revistas y emitidos por las emisoras de radio fue frecuente e incluso crucial en algunos casos.

La Junta de Defensa Nacional consciente de ello tuvo que hacer frente a esa propaganda y en ocasiones dada su gravedad por la confusión generada, hubo que salir al paso de las mismas.

Traemos a colación algunos de ellos, como las medidas políticas represivas y de terror que iban a tomarse en Madrid por las tropas nacionales ante su próxima liberación.

Este fue el desmentido oficial de la Junta:

«La JDN de España, desmiente de la manera más categórica la información recientemente publicada en algunos periódicos acerca del plan político a seguir, una vez ocupado Madrid.

Consciente de sus deberes, y penetrada de la suprema conveniencia nacional, a cuyo servicio se haya consagrada esta Junta concentra exclusivamente sus esfuerzos en librar a España de los horrores del Soviet y en asegurarla una vida civilizada, de justicia y de orden, exaltando los valores espirituales, suprimiendo la lucha de clases, mejorando la condición de los trabajadores y clases medias, poniendo por encima de todo interés el bien supremo de la patria.

Esta Junta previene a todos contra estas informaciones falsas, de oculto y turbio origen, encaminadas a hacer formar equivocada idea en el extranjero del verdadero carácter de este Movimiento Nacional ajeno a todo partidismo político y en el que coinciden todos los buenos españoles, que afirman ante el mundo su indestructible unión sagrada para librar a España y a la civilización de la tiranía roja de Moscú.

Tiempo habrá, en su día, de concretar programas y modos inspirados en los principios indicados, para dar cima a la reconquista política y social, y económica de España y para definir una política exterior, sobre bases de respeto mutuo y de sincera cooperación a la obra de la Paz».

Otro de los muchos bulos emitidos fue el del nombramiento del Cardenal Segura  como regente de España, cuya noticia desmintió la Junta de Defensa Nacional por nota de 9 de septiembre de 1936.

El más peligroso de los bulos fue el que se emitió sobre el desembarco de tropas alemanas en Marruecos.  El general Mola tuvo que salir al paso de aquella información y lo hizo con estas palabras el día 28 de enero de 1937 siendo ya Franco Jefe del Estado:

«Nosotros somos nacionalistas, así nos ha bautizado el mundo civilizado, y esto es uno de nuestros mayores orgullos. Somos nacionalistas porque es lo contrario de marxistas, o sea que se pone el sentimiento de la unidad nacional por encima de toda otra idea. Quienes rinden culto a esos postulados nada pueden hipotecar de su independencia, que constituye su más preciado patrimonio; y es este el más rotundo mentís que puede darse a las absurdas patrañas de los directivos de la España roja y de sus satélites. Ellos sí que son prisioneros de hordas internacionales, criminales y antipatriotas; ellos, que han malbaratado lo más grande que existe en un pueblo, la libertad e independencia, ya que ha hecho su aparición en las trincheras el odioso «knut» moscovita para azuzar con él a los combatientes rojos y escribir la miseria universal v el despotismo asiático. Nuestro nacionalismo nos impide vender el territorio nacional a nadie. Nuestro nacionalismo es el más formidable argumento que podemos oponer a la inquietud de otros pueblos, pues ni la España nacional ni el Caudillo tolerarán jamás que en nuestro suelo, ni en el de sus posesiones y protectorado, impere otra voluntad que la de los españoles ni otros intereses que los sublimes de la Patria. Acabad, pues, el equívoco y suspicacias y gástese el llamado Gobierno de Valencia o lo que sea, el oro saqueado de los Bancos en dar pan y carbón a nuestros desgraciados hermanos que están bajo su tiranía, en vez de repartirlo a manos llenas entre redacciones de rotativos extranjeros para campañas de difamación, como la reciente del desembarco de tropas alemanas en Marruecos. Ni Alemania ha perdido el juicio ni nosotros la vergüenza» (Diario Jaca española. 4 septiembre 1937).

Tuvieron enorme eco en la opinión de la España nacional y en Europa destacando aquellos párrafos: jamás la España nacional tolerará que en nuestro suelo, ni en el de sus posesiones y protectorado, impere otra voluntad que la de los españoles ni otros intereses que los sublimes de la Patria. Ni Alemania ha perdido el juicio ni nosotros la vergüenza.

Todo esto se conjugó para contrarrestar la campaña de descrédito de la Junta a través de la prensa y octavillas repartidas entre las tropas y la población civil. He aquí alguno de los ejemplos.

«SOLDADOS NAVARROS

La circunstancia de tener que unirme al general Franco, que ya ha entrado victorioso en Badajoz, después de dominar toda Andalucía, me impide visitaros personalmente para felicitaros por vuestro heroísmo.

Dominamos en casi toda España, los muertos cogidos al enemigo se cuentan por centenares, el material de guerra, por millares de toneladas.

¡Somos los dueños de España y dentro de este mismo mes nos oiréis hablar desde la radio de Madrid!

Contamos ya con todo el Ejército de África en España y con una aviación potente que domina a la del enemigo, pero es preciso que vosotros pongáis a contribución vuestro esfuerzo y vuestro patriotismo para derrotar definitivamente a un enemigo que, en estos momentos no cuenta más que con una artillería mediocre y con un miedo insuperable.

Tengo la evidencia de que seguiréis siendo el alma de esta cruzada contra la barbarie.

¡A Irún! ¡A Fuenterrabía! ¡A San Sebastián! ¡Hay que ir inmediatamente!

¡Viva España!

Vuestro general MOLA

(Al final de su puño y letra anota: Que lo tiren en papel amarillo o azul)»

«EJÉRCITO DEL NORTE

Ante el triunfo que obtiene en todas partes el Ejército de España la Junta de Defensa Nacional y en su nombre el General Mola, que manda el Ejército del Norte, ha acordado respetar las vidas de los soldados que se entreguen a las fuerzas de su mando.

Pensadlo bien, aún podéis salvar la vuestra y vivir tranquilos en una España grande y libre de la dictadura roja en que hasta ahora estábamos sumidos.

El General Mola

(En la cuartilla se especifica el número de ejemplares a repartir: 100.000)».

«¡ESPAÑOLES!

Inútil es que por los enemigos de la Patria se trate de ocultar un día más su derrota aplastante. El Ejército Español unido al pueblo en arranque y abrazo patrióticos, lleva reconquistadas para España más de las ocho décimas partes del territorio Nacional.

Nuestras tropas aprietan, cada vez con más fuerza, el cerco de Madrid secundadas por las que, dentro de la capital de la nación, se han unido al movimiento salvador.

Dentro de días, quizás horas, la toma de Madrid será un hecho. Detrás de nuestras líneas avanzadas, en Navarra como en las Castillas, en Andalucía como en Galicia, en Extremadura como en Levante, reina la paz y el orden más absoluto, funcionan trenes y servicios, la vida y el trabajo se desarrollan con entera normalidad y en todas partes las Autoridades y las actividades nacionales obedecen como único Mando, como Poder Supremo del Estado a la Junta de Defensa Nacional.

Libre y franco está el paso para quienes quieran, por sus propios ojos cerciorarse de esto.

Los que en estos instantes sientan a España por encima de todo ideal, que no hayan llegado en su ceguera a renegar de su Madre Patria, los que prefieran una España grande y trabajadora, justiciera e imperial a una España deshecha, ensangrentada y hambrienta, vendida a las codicias del Extranjero y al látigo ominosos de Moscú, los que prefieran el ¡Viva España! al ¡Viva Rusia! denigrante, que depongan inmediatamente su inútil resistencia.

España se ha puesto en pié con el coraje, con la gallardía, con el ímpetu enorme, con que ha sabido hacerlo a lo largo de su gloriosa Historia.

España ¡ha vencido!

¡Tenía que vencer forzosamente!

Inútil ha de ser -lo que repetimos- toda clase de resistencia.

Pero ¡sabedlo bien! Si España, llena de generosidad hidalga, está dispuesta a perdonar a aquellos que -engañados por mentiras- “no saben lo que hacen”, España, fuerte y justiciera, aniquilará y aplastará de modo inexorable a quienes se empeñen en seguir manchando con sangre de españoles su gloriosa Victoria. LA JUNTA DE DEFENSA NACIONAL (Pone 5.000 octavillas)»

«ESPAÑOLES

El Ejército es dueño de toda España menos de algunos puntos aislados donde luchamos con ventaja. Las columnas victoriosas que se dirigen a Madrid están en el Guadarrama a pocos kilómetros de la Capital, que no tardará en caer en nuestras manos. El general Franco se encontraba ayer en Córdoba al frente de una fuerte columna de tropas procedentes de África.

El general Caminero, que organizaba la resistencia en León, ha sido hecho prisionero en Puebla de Sanabria.

Es inútil oponerse al avance de la mayor parte del pueblo español sano, que solo desea una España libre de odios.

El intentar resistir solo conduciría a derramar sangre que el Ejército quiere evitar, pues está convencido que libres de los errores y malas pasiones que en el pueblo han querido encender malos españoles, podemos todos unidos, conseguir la grandeza de nuestra Patria.

El General Mola

(100.000 ejemplares)».

El estricto control que se llevaba sobre los gastos desde la Junta de Defensa y luego desde la Junta Técnica del Estado nos permite ver hasta el más mínimo que se realizaba incluidas los bandos y proclamas que hemos mencionado.

En el Archivo Histórico Provincial de Burgos. Suscripción Nacional, podemos consultarlo en sus legajos.

«Imprenta Aldecoa S.A. Burgos 10 de agosto de 1936

Factura: 20-7-36… 100 bandos; 30.000 proclamas; otras 10.000.

Total pesetas: 3.010».

En Julio 1936

20.000 proclamas de la Junta Suprema Militar 152 pts.

20.000 idem “Ciudadanos” …75 pts.

100.000 proclamas  “El Ejército es dueño de España”…..225pts.

100.000 proclamas “El glorioso Ejército español”………200pts.

50.000 proclamas “El ímpetu arrollador”………………200pts

5.000 alocuciones…40pts.

500 partes Ejército del Norte… 7,50 pts.

Así podíamos seguir detallando gastos de todo tipo como un biombo para la sala antedespacho del presidente de la Junta, bombillas, folios sello de correos. O la orden del Jefe del Estado para que ordene a la Comisión de Hacienda ponga a disposición de la Secretaría de S.E. la cantidad de 6.500 pesetas para contribuir al pago de los gastos originados por la redacción y publicación del folleto relativo a los crímenes, atropellos y demás depredaciones causados por los rojos.

Otro cargo curioso es el que firma como recibido de la Junta de Defensa Nacional el Delegado del Centro Provincial de Telégrafos de Burgos en el que detalla el número de cheque por importe de 28.631pesetas con 45 céntimos contra la cuenta corriente que la Junta tiene en el Banco de España «por los telegramas expedidos durante el mes de julio último a Servicios Internacionales Europeos y Extraeuropeos». En la relación figuran los destinatarios, el número de palabras y la tasa. Lisboa, París, Berlín, Ciudad del Vaticano, Oslo, Washington, Bogotá, Buenos Aires, Habana, Belgrado, Roma, Londres…

Rafael Dávila Álvarez. La Guerra Civil en el Norte… 

Blog: generaldavila.com

julio 2021

ANECDOTARIO MILITAR: HUMOR E INGENIO (General de División Rafael Dávila Álvarez)

 

MILICIA Y HUMOREn la milicia el humor ha sido en numerosas ocasiones una forma de expresar con aguda crítica situaciones que no podían tener otra forma de expresión que la fina burla de la ironía. Lo dejó plasmado el General Bermúdez de Castro en su antológico libro Milicia y humor. El humor, la anécdota como arte, historias convertidas en historia.

La vida militar está llena de anécdotas, unas veces divertidas y amables, otras duras, desgarradas, pero todas, al haber sido compartidas, el tiempo las ha transformado en entrañables recuerdos.

He contado en la prensa y en el blog varias de ellas y para facilitar su lectura he creído conveniente agruparlas en un único artículo.

No tengo la menor duda en empezar con la del legionario que fue capaz de conversar con Franco con mayor habilidad que este en Hendaya. Venía el Caudillo de una cacería en Jaén cuando, en un alto técnico en Despeñaperros, le avisaron de la presencia de un individuo que insistía en saludarle porque había sido legionario suyo en Ceuta y aseguraba conocer mucho a S. E. Franco no tuvo inconveniente, es más, le reconoció al instante, haciéndole pasar un momento al interior del coche. El Caudillo se interesó por su vida y al final de la conversación se ofreció a prestarle ayuda si algo necesitaba. El astuto legionario nada pidió para él, pero sí para un íntimo amigo de la zona que era guardia civil y que al ser de Melilla, donde tenía a su familia, se encontraba muy decaído. Tomó nota el Ayudante y al poco tiempo el guardia salió destinado a Melilla para su sorpresa y estupor ya que nada tenía que ver con aquella ciudad . El legionario, consumado cazador furtivo, se quitó de encima al guardia civil antes de que acabase detenido ante la persecución a la que le tenía sometido.

Doy fe de la anécdota contada por vía directa del que la presenció.

Ser piloto requiere unas condiciones que deben ser revisadas periódicamente para obtener el correspondiente certificado de vuelo. Un General del Ejército del Aire acudió a su reconocimiento habitual y se encontró con el diagnóstico del oftamólogo:

– Mi General, lo siento pero vuecencia no ve muy bien. No voy a poder firmarle el certificado.

El General sin inmutarse le contestó:

– Mire usted Capitán si veo bien, que le veo a usted destinado en Villa Cisneros.

Asunto resuelto.

Quizás esta anécdota tenga que ver con aquél piloto que en un Junkers regresaba a Tánger después de haber dejado en Sevilla a un grupo de legionarios durante los comienzos de la Guerra Civil.140322-15

La tripulación se reducía al Capitán piloto y mecánico. Al empezar a notar fallos en el avión el Capitán le ordenó al mecánico que fuese a por los paracaídas. La situación cada vez se agravaba más; pasaba el tiempo sin que el mecánico apareciese por la cabina. Los gritos del Capitán debieron oírse en tierra y al fin acudió el mecánico, eso sí, con su paracaídas ya puesto.

– ¡¿Qué pasa con los paracaídas?!

Rotunda respuesta:

– Mi Capitán es que el suyo no aparece por ninguna parte.

Al final no fueron necesarios. Sin comentarios.

Las Academias militares son el lugar donde más anécdotas se concentran. A modo de muestra contaré la del Comandante profesor, gran persona, que por un accidente en unas maniobras había perdido la audición. Los cadetes, ante la sordera del profesor, solían solicitar permiso para entrar en clase con cierta maldad cambiando la reglamentaria frase:

-«¡¿Mi Comandante, da usted su permiso»?!, por:

07 AGM Uniforme Gris 1943 Postal Salas– ¡¿Mi Comandante me compra usted un piso?!

– Pase, pase… Caballero.

Respondía siempre amablemente el profesor.

Pero en cierta ocasión la contestación del Comandante fue una desagradable sorpresa para el Cadete de turno.

– ¡¿Mi Comandante, me compra usted un piso?!

– Sí Caballero, como no, pero se lo empezaré a pagar cuando salga usted de corrección (especie de calabozo donde se cumplían los arrestos más graves).

Se había comprado un sonotone.

No quiero alargarme porque hay para un libro.

Tuve un soldado de Monforte de Lemos que siempre estaba pidiendo permisos para irse a su pueblo. Debía de tener un buen patrimonio en tierras y andaba metido en juicios con su vecino por problemas de lindes. Un día regresó muy contento diciéndome que ya lo había arreglado todo y que no volvería a pedir más permisos.

Después de contarme la historia del pleito le nombré Cabo.

Mi querido soldadito durante el desarrollo de la causa consultó con su abogado la posibilidad de enviarle un jamón y buen vino al Señor Juez para conseguir una resolución satisfactoria. El abogado le dijo que ni se le ocurriese ya que el magistrado era muy recto y que iba a ser contraproducente. El juicio se enredó y todos lo daban por perdido, incluso el abogado se retiró del caso.

Pasado el tiempo se encontraron soldado y abogado que le preguntó por el resultado del juicio. Su sorpresa fue grande al enterase que lo había ganado.

– Pero hombre, ¿cómo conseguiste ganarlo?

– Pues muy fácil, hice caso de su consejo y le envié el jamón y el vino al Juez, pero a nombre de la parte contraria.

¡Qué bien hice en nombrarle Cabo! Fue uno de los mejores que he tenido a lo largo de mi vida militar. Listo, leal y cumplidor al máximo.

En fin, la milicia escuela de la vida, donde alguno se declaraba joyero de profesión y lo que hacía eran joyos hasta el legionario que en su red social se anuncia diciendo: «director, escritor, cantante, poeta, pintor, actor, compositor, escultor… y ni aún así triunfo, así que ¡LEGIONARIO!». Es textual.

Anécdotas, humor, ingenio. Humor e ingenio requieren la facultad de discurrir; en la milicia suelen ir unidos. La vida sonríe cuando con ingenio se comparte lo bueno y lo malo.

Es parte fundamental de la milicia: compartir.

Espero haber compartido con ustedes una sonrisa.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

26 julio 2021

Quod nihil illi deerat ad regnandum praeter regnum. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Este artículo fue publicado no hace mucho.

Siento repetirme. Ustedes lo entenderán enseguida.

No he podido abstraerme de la figura del derrotado paseante Pedro Sánchez por las calles de Nueva York mendigando flashes, ridiculizando la grandeza de una nación como España. Un invitado que no ha sido invitado y al que nadie le da un buen consejo: «¡Deja de hacer el ridículo, que tú ahora no eres tu, sino el presidente del Gobierno de España!». Él se cree más:  Quod nihil illi deerat ad regnandum praeter regnum

A su regreso de Waterloo Lord Wellington es aclamado como héroe nacional en Bruselas. No conocen al hombre ni al militar.

La pregunta que le hacen es de tal simpleza que podría haberla contestado Copenhagen, su resistente caballo.

-¿Le ha gustado que a su regreso de Waterloo le aclamara la población en éxtasis?

-En absoluto; si hubiera fracasado, me habrían fusilado.

La guerra tiene al menos dos caras. Los vencedores y los vencidos. Nada tienen que ver victoria y derrota para la presencia mezclada de héroes y villanos en el campo de batalla. Por eso el general sabe dosificar sus triunfos y mientras saborea la victoria no olvida la derrota; tampoco pierde de vista su retaguardia.

Nos dice Maquiavelo que Alejandro Magno llegó a ser dueño de Egipto y del Asia Menor en pocos años y, muerto apenas había conquistado tales territorios, cuando parecía razonable que se alzaran en rebelión, los sucesores de Alejandro los conservaron sin hallar otra dificultad que la derivada de sus ambición personal. Nadie debe asombrarse de la facilidad con que Alejandro conservó Asia bajo su cetro ni de las dificultades con que tropezaron Pirro y tantos otros a la hora de conservar sus conquistas cosa que no ha de atribuirse al mayor o menor talento y capacidad del vencedor sino, más bien, a la diversidad de los vencidos. (El Príncipe. Cap. IV. Maquiavelo).

Ustedes lo entienden. Mejor no explicarlo. La capacidad del vencedor es conocida solo en parte (no sabemos lo que nos queda por ver). La diversidad de los vencidos a la vista está.

Ya no hay rey. Ahora entra en juego el Emperador. Que tiemble Europa. No hay caballo, ni Bucéfalo ni Copenhagen, ni siquiera la yegua Babieca, pero siempre habrá un mystére rumbo a ninguna parte.

En el Palacio de la Moncloa, camino de convertirse en Versalles, recibe a los vasallos, ahora perdedores: vamos a hablar del Estado. Desde el palacio dirige un imperio de perdedores. Todos. Hablar del Estado.

-¿Del catalán? Me ha preguntado una señora que pasaba a mi lado.

-¿De la España plurinacional o de la federal? Me decían en la cola del supermercado.

-¡Que no! ¡Que no sube los impuestos! ¡Qué vamos a vivir mejor!

En mi calle, cortita y algo de pueblo, han cerrado en estos últimos seis meses tres tiendas.

-No me da para pagar el alquiler.

-Me quedaba una empleada y he tenido que despedirla.

-Llevo tres meses que aquí no entra nadie.

Puede ser que ahora se le ponga cara de bueno y pretenda hacernos creer que él nada tuvo ni tiene con independentistas, filoterroristas, y que nunca caerá en los brazos del comunismo podemita. Pues ni ante notario. Tampoco aquello era una crisis.

Ya nadie pregunta por Puigdemont. ¿Se le mira -y juzga- de distinta manera?

Nadie pregunta por indultos.

Muchos cambian de bando. Los medios no; aferrados a lo suyo, les ha ido bien.

Acaba de terminar una dura batalla. Se retiran las tropas. Algunas retroceden. Una fuerza que se rinde sin haber agotado todos los medios de defensa, está deshonrada, y su jefe es el responsable.

Claro que aquí los motivos son más prosaicos que esas cosas del deber, del honor y del valor. En algún partido político tiemblan solo por una razón: <<Si el emperador me quiere que me pague, pues solo el honor de estar con él no me alcanza>> (Mozart).

En la puerta de ese Palacio, rumbo a Versalles, debería figurar este bello poema del Indio Naborí que figura en la entrada del partido comunista cubano:

Si no vienes a dar,

a dar el tiempo, el corazón, la vida

no desesperes por entrar

que en la entrada comienza tu salida.

Si vienes a buscar

el privilegio, la ocasión mullida,

no desesperes por estar

donde la flor más bella es una herida.

Este lugar es un lugar propicio

para el amor al sacrificio

aquí tienes que ser

el último en comer

el último en dormir

el último en tener

y el primero en morir.

(Jesús Orta Ruiz, Indio Naborí, 1922-2005)

No estaría de más esperar a la salida para comprobar la de este señor. Como la de todos. Manos a los bolsillos. De los otros.

Ver como se entra para ver como se sale.

«Quod nihil illi deerat ad regnandum praeter regnum» (Nada le faltaba para reinar excepto el reino).

Está muy cerca. Lo acaba de anunciar en Nueva York:

«No tengo trono ni reina
ni nadie quien me comprenda,
pero sigo siendo el rey»

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

7 mayo 2019

LA LIBERTAD HUMANA, EL TODO O LA NADA. Pedro Motas Mosquera

Por iniciativas, propuestas y decretos leyes de carácter ideológico dictatorial, del actual gobierno de extrema izquierda, se está vulnerando la libertad de la mayoría de españoles, con una dictadura de partido; y que, como pueblo llano español, solo desean que se les resuelvan sus temas y problemas reales y habituales, que no son otros que los derivados de la mala gestión de gobierno, paro galopante, pandemia mortal y desafíos separatistas que invaden a nuestra querida España.

Pero, desde los inicios, la libertad ha constituido unos de los temas más frecuentados y discutidos. Este tema, no obstante, pertenece al acervo de la reflexión común, en la medida en que constituye una de las aspiraciones vitales de toda persona. Hoy en día, la libertad se presenta como un valor y como un objetivo que debe ser conquistado: aspiramos a ser libres, a emprender nuestro camino sin ataduras, sin coacciones y sin restricciones que pudieran mermar nuestra autenticidad.

La vinculación entre la libertad y la autenticidad es una idea que encuentra sus fundamentos en la Modernidad y en las transformaciones políticas, sociales y económicas basadas en la separación de poderes y la proclamación de los derechos individuales. En efecto, los cambios acaecidos durante los últimos siglos, primero en los países de occidente, y más recientemente en oriente, han marcado un antes y un después en la vida del individuo.

Vivimos en un mundo en el que las personas  tienen derecho a elegir por sí mismas su propia regla de vida, a decidir en conciencia qué convicciones desean adoptar, a determinar la configuración de sus vidas con una completa variedad de formas sobre las que sus antepasados no tenían control. Y estos derechos están por lo general defendidos por nuestros sistemas legales. Son logros a los que, con mucha probabilidad, ningún ciudadano renunciaría.

Libertad del sujeto:

Aunque esta conquista no toque fin, y las luchas por el reconocimiento y las libertades de los individuos y de los colectivos sigan existiendo, todo hombre y mujer contemporáneos asume que la libertad es una condición indispensable e irrenunciable para alcanzar la realización personal. Desde este punto de vista, la libertad se da por supuesto y muestra una doble faz: en cierto modo, es una conquista individual y depende del sujeto.

Libertad social o política:

Pero, desde otro punto de vista, es una condición que le otorgan los demás, porque se requieren unas las condiciones necesarias para que ésta pueda darse. Hablamos aquí, como puede deducirse, de cierto tipo de libertad: la libertad social o política, que es aquella que existe en un contexto socio-político determinado, por el cual la libertad de movimientos, pensamiento u opinión no están prohibidos ni penados. Sobre esta “libertad concedida”, es el individuo el que “libremente” camina y avanza a partir de sus decisiones.

Otros tipos de libertad:

Cuando se trata el tema  de la libertad, es ineludible apelar a diversos modos o tipos, tales como la libertad fundamental o transcendental, la libertad psicológica o libertad de arbitrio, la libertad moral. También la libertad interior por contraposición a la libertad exterior, la libertad religiosa y de la libertad objetiva, en relación a la libertad socio-política, y de la libertad existencial, vinculada a la libertad fundamental.

Libertad como liberación:

Además, y como un modo concreto de entender la libertad, hay que mencionar la liberación, esto es, la eliminación de lazos y ataduras con las cosas, las personas, las instituciones o incluso con los propios compromisos adquiridos. Es esta la libertad genuina del adolescente, quien concibe la elección y el compromiso como una coerción, o también la libertad de quien soporta pesadas cargas y aspira a deshacerse de ellas para avanzar en el camino de su realización.

Libertad innata y adquirida:

Para comprender los diversos sentidos de la libertad, éstos pueden clasificarse en dos categorías: la libertad innata y la libertad adquirida. Mientras la primera tiene su origen en las facultades del entendimiento y de la voluntad, y por lo tanto la poseen todos los hombres en virtud de su esencia -como en la libertad de arbitrio-, la segunda es una libertad conquistada, en función de los actos perfeccionadores que realizamos -como la libertad moral- o una libertad doblemente otorgada y alcanzada -como la libertad civil-.

Grados de libertad:

Otro modo de entender los distintos tipos de libertad es aludir a la gradación, atendiendo a unos niveles mínimos y máximos. Así, por ejemplo, la liberación sería el nivel más bajo, en tanto que elimina obstáculos externos que podrían entorpecer el camino, pero ésta necesitaría ser completada con otros actos más elevados de libertad, como la elección o, aún más, la libertad interior, en tanto que permitirían a la persona auto-determinase y dirigir su propio camino, incluso en medio de los condicionantes.

Libertad negativa y positiva:

La libertad negativa sería la ausencia de interferencias y restricciones; la libertad positiva sería la capacidad de perseguir los propios fines con autonomía, y nacería del deseo de ser dueños de nuestra propia vida y de nuestras acciones, sin que fuerzas exteriores, sean del tipo que sean, decidan por nosotros. Ambos sentidos de la libertad son, por tanto, complementarios.

Analogía de la libertad:

Si tantas cosas pueden decirse sobre la libertad y sobre los diferentes tipos o modos que tiene de manifestarse, es porque la libertad no se dice sólo de una manera. En otras palabras, no es un término unívoco, sino análogo. Los diversos tipos de libertad no son idénticos, pero guardan entre sí una conexión, de modo que se complementan. Lo que estas visiones comparten es la idea de que la causa de nuestras acciones reside en nosotros mismos. Ya sea teniendo en cuenta las experiencias ordinarias de nuestra libertad, o bien atendiendo al examen de las facultades humanas, el individuo percibe una diferencia clara entre los movimientos de los entes físicos y naturales y los del ser humano.

La libertad bajo sospecha:

Ahora bien, ¿hasta qué punto somos libres? En la medida en que somos parte de la naturaleza, ¿no es cierto que todas nuestras acciones están determinadas por los elementos  que conforman nuestro cuerpo? ¿No es cierto que la ciencia ha ido formulando leyes que explican lo que antes creíamos que era fruto de la libertad, o incluso del azar? ¿No es cierto que somos realmente fruto de nuestra educación, y que nuestras condiciones culturales han delimitado, aún sin apercibirnos, nuestro modo de ser? ¿Somos realmente libres, o se trata en el fondo de una ilusión, de una sensación errónea, de un sueño que nos gustaría alcanzar?

La duda, un problema de la Modernidad:

La duda sobre la libertad abre las puertas a una cuestión interesante, la de caer en la tentación de pensar que la libertad o es total o no es. En efecto, si estoy sujeto a determinadas limitaciones, e incluso si yo mismo me determino a mí mismo por mis acciones, no puede decirse que sea completamente libre. Y si la libertad no es entera, entonces significa que no existe. Además, si existen diversos tipos de libertad, significa que en cierto sentido “no son”, y “no son”, no puede decirse que sea auténtica libertad.

Conclusión:

La libertad humana, al fin, no es algo completamente dado ni terminado, sino que supone una conquista diaria, porque el sujeto debe lidiar con los embistes de la necesidad y con las limitaciones naturales del vivir encarnado y social. A su merced queda decidir cómo afronta la necesidad en su vida: si con un rechazo o un acogimiento de la circunstancia. En todo caso, esta elección final siempre será una demostración de esa libertad que es tan humana como radical a la vez.

Pedro Motas Mosquera

Blog: generaldavila.com

25 julio 2021

Desde sus atalaya cordobesa F. Torres les trae LAS COSAS DE DON EUFEMIO EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega tricentésima nonagésima primera

El tema ya ha sido tratado en un acertado análisis en el blog, pero Don Eufemio, me remite para su envío al mismo su versión al respecto; ya sabes, mi General; “unidad de doctrina y variedad en la ejecución”. Leámosla.

Remitido

Se lo oí a aquel gran cómico catalán que hacía caer por tierra sus propios mitos y se reía de su sombra abriendo aquella su generosa línea bucal y mostrando su, demasiado, perfecta dentadura; decía más o menos en una de sus películas: “Vamos a ver; ahora es usted tonto porque es comunista, o es comunista porque es tonto”. Todo un tratado de lógica política entonces; en la situación actual tengo ya mis dudas: hay demasiados listillos apuntados al chollo de ser rojete.

 Pero además de reparar en esta comunista, Doña Yolanda, de agua de lavanda, jabón de olor y ducha diaria, por fin, becaria de la RAE e inventora de palabros para escarnio de la lengua y regocijado filón de los juntadores de palabras. Esta paria de la tierra que vive en un súper casoplón oficial de 450 m c.; lucido exponente de izquierda caviar que cuadra perfectamente con cualquiera, a elegir, de las dos variantes de la disyuntiva del humorista.

Además de la matriarcal salida de la eximia vicepresidenta -mujer, buena; hombre, malo- la inexorable marcha de la Naturaleza nos ha traído la ausencia (DEP) de otra señora, también comunista; perteneciente a la famélica legión cuyos deudos se permiten ocupar toda una planta de una de las clínicas más exclusivas de Nueva York, el hospital judío Monte Sinaí para que nadie perturbe el sueño del neonato ni la tranquilidad de su augusta madre en momentos tan íntimos y entrañables; actriz (la abuela del rorro, Doña Pilar)) mimada, protegida y subvencionada  ad nauseam por la izquierda, y por la derecha, gobernantes.

Como última y significativa muestra de la congruencia de su vida, la ha ido a dejar en la clínica más chic, y supongo que más cara, de Madrid; a la que van todas ellas, y ellos.  Los defensores a ultranza de lo público; de izquierdas, naturalmente.

 De la prensa de julio de 2021

*** PILAR BARDEM MUERE A LOS 82 AÑOS

*** YOLANDA DÍAZ PROPONE SUSTITUIR EL TÉRMINO ‘PATRIA’ POR EL DE ‘MATRIA’

 Don Eufemio,  jul. 21

 ooo000ooo

 

LOS VERSOS DE CORONEL

El maestro (Cont.)

 Para el Salón de Reinos, pintó Velázquez este delicioso retrato del malogrado príncipe, con su jaca en corbeta recortándose sobre el fondo plateado del Guadarrama con nieve.

El efecto un tanto aparatoso del animal, que visto frontalmente resulta algo rígido y desproporcionado, se corrige teniendo en cuenta que fue pintado para sobrepuerta, contando con la visión de abajo arriba, que le devuelve toda su vivacidad y audacia de escorzo barroco.

 El infante es sin duda una de las figuras más simpáticas de toda la galería de personajes velazqueños, ya a la que él trata con un especial afecto y ternura; de ahí la melancólica reflexión de mi segundo terceto.

 Félix Torres

 

CENTENARIO DEL ATAQUE RIFEÑO A ANNUAL ¿POR QUIÉN MUEREN LOS ESPAÑOLES? EL TRASLADO DE LOS RESTOS DE LOS HÉROES DE MONTE ARRUIT General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Hoy se cumplen 100 años del conocido como Desastre de Annual: el Centenario de la muerte de miles de españoles en tierras del Protectorado española: el Rif. Silencio oficial. Ni una oración, un recuerdo, un acto institucional de Estado. Nada. Vergonzosa e indigna actitud.

Como soldado se me cae la cara de vergüenza. Como español siento la historia como un mal recuerdo que a diario me arrojan los que la reescriben; y de ellos reniego.

Hay que dejar bien claro que este olvido señala a todas las Instituciones del Estado, a todas, y que ante el posible sentimiento de vergüenza que abrigan para no recordar estos hechos es conveniente recordarles que los españoles empezamos a hacernos la pregunta: ¿Por quién juramos entregar nuestra vida? ¿Es el olvido nuestro recuerdo? ¿Mereció la pena el sacrificio de la muerte? Si así fue ¿Quién nos reza, quién nos recuerda? A lo mejor todo es cuestión de un sueldo corto y mal pagado; nada más. Entonces será cosa de revisar los contratos.

No. No damos la vida por esas Instituciones cuando sus componentes no miran al pasado para recoger el recuerdo de la sangre de los españoles a los que nadie explicó que morirían sin causa. No. Es por España, la Patria. ¿No es suficiente causa para rendirles el obligado recuerdo?

Si los que forman parte de esas Instituciones no lo entienden alguien deberá revisar leyes y reglamentos militares. Cualquier cosa antes de volver a engañarlos.

Estamos hablando de Honor. ¿A quienes les falta, a los muertos por España o a los que de ellos no se acuerdan?

Ha terminado el Centenario de la Legión. Sello mis labios y se detiene mi pluma. No hay mucho que hablar y no debo escribir lo que pienso. Empieza otro Centenario, también para la Legión, para España, para los muertos en aquella guerra en el Rif, Protectorado español, muertos españoles, bandera española, Legión española y soldados españoles. ¿Quién los recuerda?

En recuerdo de los muertos en Annual

¿Quién rendirá homenaje a aquellas víctimas a las que la Patria pidió el sacrificio de sus vidas? ¿Nadie las va a recordar? ¿Vamos una vez más a enterrar nuestra historia y a aquellos que sin saber más que cumplir las órdenes de su patria fueron a morir lejos de su casa, de sus sentimientos, de sus necesidades, sin saber ni nadie explicarles por qué estaban allí? Eran simples soldados españoles camino de la muerte y del heroísmo, hoy no solo olvidados, sino silenciados y ocultos.

Hace no más de una década en cierta reunión de alto nivel militar, el más caracterizado me dijo.

—Dávila ¿Puedes explicarnos así por encima lo que ocurrió en Annual?

Encima de la mesa estaba la concesión al Regimiento Alcántara de la Gran Cruz Laureada de San Fernando por los hechos allí ocurridos hace ahora cien años. La señora ministra de Defensa se negaba a reabrir aquel expediente. La milicia atenta y obediente no movía un dedo. Tuvo que legar un cambio de Gobierno y hacerse sentir la voluntad de S.M el Rey Don Juan Carlos para reconocer aquellos hechos.

Ahora el olvido. Como espesa niebla, cubre todo lo referido a nuestra presencia en el norte de Marruecos. Hasta hay limitaciones para que desde las instituciones se visite Ceuta o Melilla. Sin conocimiento autorizado de Marruecos no es posible. Dice el lema del Regimiento Alcántara Haec nubila tollunt obstantia sicut sol, «Disipa los obstáculos como el Sol las nubes a su paso». A los héroes de Annual no se les quiso dar la Laureada de San Fernando. Hubo enfrentamiento entre partidos políticos y se concedió solo cuando hubo cambio de Gobierno. Esa es la herencia y el agradecimiento al sacrificio.

«En el Rif hay que ser santón o caballo; los demás seres llevan bien poco apetecible vida» (Víctor Ruiz Albéniz, España en el Rif).

Contamos los vivos, con precisión recaudadora, pero nunca nos salen las cuentas con los muertos. Bailan las cifras en una danza insoportable entre Annual y las muchas posiciones dispersas donde aún quedarán almas errantes a las que ni explicación ni tumba se les ha dado. Annual y Monte Arruit componen una geografía inhóspita donde se desarrolló una guerra que aún no ha terminado y con la que el Ejército español está en deuda. Una guerra que no terminará mientras no se entierre a todos los muertos y se selle una definitiva explicación sobre la ruta de Annual a Melilla y se lacre la paz al recibir el agradecimiento del Rey de Marruecos por la labor española en el Rif. ¿Quién se atreve? No fue una lucha de España contra Marruecos, contra el Sultán, sino una lucha de España en apoyo de Marruecos contra la beligerancia independentista de unas partidas de rebeldes que traicionaron acuerdos y amistades.

MONTE ARRUIT

Ante las recientes apariciones de noticias de que el Ejército exhumará los restos mortales que hay en los cementerios de los peñones y otras referidas al estado de nuestros cementerios donde reposan los restos de los muertos en las campañas africanas y en concreto los de Monte Arruit, nos parece adecuado volver a publicar este artículo que corrige muchos errores históricos.

 

En agosto de 1949 el general Varela, General Jefe del Ejército de Marruecos y Alto Comisario de España en Marruecos, escribe al ministro del Ejército, General Fidel Dávila Arrondo, comunicándole tener todo preparado y previsto para iniciar el traslado de los restos de los héroes de Monte Arruit, una vez finalizados los trabajos previos para la exhumación de los restos y demolición del monumento que les ha cobijado hasta esa fecha.

El 24 de agosto vuelve a remitir carta el general Varela al ministro en la que le da cuenta de haberse realizado sin novedad el traslado al Panteón de los héroes de las campañas existente en el Cementerio de Melilla.

En su carta el general Varela de puño y letra dice: «Considero que este cometido ha sido muy beneficiosos pues era un verdadero espectáculo “aquel cementerio de Monte Arruit” que siempre representaba un recuerdo triste de un ataque desafortunado».

El traslado se llevó a cabo mediante un estricto «protocolo» del que les damos en exclusiva noticias, aportando el documento del mismo.

Elaborado por la 4ª Sección del Estado Mayor del Ejército de Marruecos:

DE LOS ACTOS QUE HAN DE CELEBRARSE CON MOTIVO DEL TRASLADO E INHUMACIÓN DE LOS RESTOS DE LOS HÉROES DE MONTE ARRUIT.

El traslado se llevó a cabo el 20 de agosto de 1949 después de realizadas las gestiones de carácter oficial con las Autoridades Civiles, Militares y de Justicia.

El enterramiento tuvo lugar en el piso de la cripta del panteón dedicado a los muertos en campañas anteriores. En el centro de la cripta figuraba una losa de mármol con la inscripción: «Aquí yacen los restos de los heroicos defensores de Monte Arruit -1921- Fueron trasladados a este sagrado recinto en agosto de 1949».

El documento dice así: «Los restos fueron conducidos en camiones por la carretera general de Tetuán, recibidos por el Clero Parroquial del Barrio del Real, rezándole un responso, trasladándose después a la Playa de San Lorenzo donde se organizará la comitiva: «En la Playa de San Lorenzo se transbordarán los féretros, en número de doce, a otros tantos armones de artillería engalanados sus tiros con gualdrapas negras. Los féretro irán envueltos en la bandera de España y sobre cada uno irán tres cascos y una corona de laurel».

«Abrirá marcha la escuadra de batidores, la banda de música del Tercio Gran Capitán I de la Legión, una sección al mando de un oficial, por cada una de las Armas y Cuerpos: Infantería, Regulares, Tercio, Caballería, Artillería, Ingenieros, Intendencia, Sanidad, Compañía de Mar y Tropas de Aviación, para rendir honores.

A continuación de determinan las comisiones asistentes.

El itinerario seguido: Playa de San Lorenzo-calle del Actor Tallaví-Plaza de España (calzada del Casino Militar)-Avenida del Generalísimo-Plaza del Comandante Benítez-calle del Padre Lerchundi hasta la explanada de acceso al cementerio de la Purísima Concepción.

A la llegada de la comitiva a la explanada de acceso, las Secciones de Honores desfilarán ante los restos de los héroes, y seguidamente los féretros serán trasladados al interior del cementerio por los portadores de las cintas, hasta el Panteón de Héroes, en cuyo lugar, y ante el altar levantado al efecto, se rezará un responso, procediéndose a continuación a dar sepultura a los restos, en cuyo momento, y por la Compañía del Regimiento de Infantería nombrada al efecto, se hará una salva en el lugar de costumbre.

Con este recuerdo elevamos nuestra oración al Cielo en comunión con aquellos que cumplieron con su deber derramando hasta la última gota de su sangre».

¡Honor a nuestros muertos!

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

22 julio 2021

EL SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA CABEZA. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

 

Situado en una cima de Sierra Morena, a 33 km. de Andújar, en prominencia de unos 80 m. en relación  a la meseta, de terreno agreste, donde se hicieron fuertes más de 1.500 personas, entre hombres, mujeres y niños de aquellos 250 guardias civiles al mando del capitán de la Guardia Civil, don Santiago Cortés González, en donde se acogieron el 17 de agosto de 1936, esperanzados en rápido triunfo nacional, después de algunas incidencias y de ser conminados por proclamas de la aviación, intenso fuego artillero y numerosos ataques que provocaron numerosas bajas sin lograr vencer su capacidad y firme resistencia, animados con las arengas y los vivas a España del capitán Cortés, teniendo como único enlace con las tropas nacionales a través de palomas mensajeras desde el 25 de octubre al 3 de mayo de 1937, en las que el capitán Cortés colocaba los partes que en Córdoba eran recogidos y que constituyen emocionantes documentos. Carentes cas de víveres, de asistencia médica, de falta de espacio físico para vivir, hacinados, mujeres y niños, resistiendo a base de comer madroños cuando no había alimentos y no llegaban los suministros que les lanzaba el heroico capitán Carlos de Haya en sus arriesgados vuelos nocturnos.

Rechazados los ataques de la XVI Brigada Internacional,  el 1 de mayo de 1937, gravemente herido el capitán Cortés, con más del 75% de bajas  y habiendo sufrido el impacto de más de 3.000 granadas, caía heroicamente el Santuario.

En julio de 1939 se publicaron las bases para un concurso de anteproyectos para la reconstrucción del Santuario de Nuestra Señora de La Cabeza y homenaje a su héroes, nombrándose una Junta presidida por el Capitán General de Sevilla, un comandante de la Guardia Civil, D. Carlos Cáceres Iriberri; el comandante de Aviación D. Modesto Aguilera; el Gobernador Civil de Jaén, D. Francisco Rodríguez Acosta; el teniente de la Guardia Civil (defensor del Santuario) D. Manuel Rueda García; el Presidente de la Diputación de Jaén, D. Juan Pedro Fantony; el Presbítero de Diócesis D. Blas Cuesta; Arcipreste Andújar D. Antonio Monatener Valero; Rvdo. Padre D. Javier de la Dolorosa Bellido; Rector del Seminario de Jaén, D. Adoración Reyes; Alcalde de Andújar, D. Tomás Escribano; Secretario de la primitiva Hermandad de Andújar D. Ángel Bellido; Secretario 1º D. Manuel Tejero Gómez y Secretario 2º D. Jacinto Lill, como encargado de la formación del Museo. Así mismo se nombró un jurado para el Concurso de reconstrucción  compuesto por el capitán general de Sevilla, el Gobernador Civil de Jaén, el obispo, un miembro de la Real Academia de Bellas Artes, otro del Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía, un arquitecto elegido por la Junta y otro por los concursantes.

Se prolongó la admisión de proyectos hasta octubre de ese año quedando desierto el concurso al que se presentaron dos proyectos que no se aceptaron. Los fondos para la reconstrucción se lograron a base de suscripción nacional, recibiéndose de los más apartados lugares como el recibido de Catterick (Reino Unido) para el altar del Santuario.

Desierto el concurso se optó en designar órgano ejecutor a la «Comisión ejecutiva para la reconstrucción del Santuario de Sta. Mª de la Cabeza» que fue creada en abril de 1940 llevando adelante el proyecto D. José Moreno Torres y el arquitecto comarcal de Granada, Francisco Prieto Moreno con la ayuda del también arquitecto, José Luis Fernández del Amo

Las obras empezaron en 1940 y concluyeron en 1945 y que como dato curioso no contó con la presencia de Franco, ostentando su representación el Capitán General de la Guardia Civil, Camilo Alonso Vega.

Muchas historias heroicas alrededor del asedio, algunas poco conocidas, como la del médico del Santuario, un joven estudiante de medicina, José Liébana Serrrano. La casualidad le llevó hasta el Santuario ya que se encontraba en Martos con su cuñado, teniente Rueda de la Guardia Civil, al que siguió cuando recibió la orden de concentrase en Jaén, después a Andújar y de allí al Santuario. En agosto le llamó el capitán Cortés para hacerse cargo del botiquín del puesto de socorro, pero allí no había más que una caja con algunas vendas, algodón, una botella de alcohol y yodo, y él solo era un estudiante de medicina. Conocemos la historia porque se la contó al periodista de Efe B. Peláez Torralba, el año 1962.

Los primeros heridos pusieron a prueba al estudiante de medicina que recuerda con horror que en aquellos primeros días tuvo que amputar un brazo con un serrucho, ayudado por unos cuantos guardias que sujetaban a a aquel valiente. Cuando las heridas a atender eran un problema se comunicaba con Sevilla a través de las palomas mensajeras con el teniente médico Lillo que le contestaba lo que debía hacer; pero había que esperar a la paloma… Con el tiempo la mayor enfermedad era el hambre, cuando por la noche aquellas desesperadas familias salían como alimañas en búsqueda de algo que llevarse a la boca. Una familia entera murió por comer unas raíces venenosas sin poder hacer nada por ellos. Como un milagro una bomba enemiga cayó sobre un manantial de agua brotando lo suficiente para calmar la sed de niños y mayores durante todo el asedio. Se la conoce como Fuente de los Civiles.

Atendió a veintidós partos, todos felizmente. También pudo estar al lado del Capitán Cortés que herido en el vientre seguía defendiendo la posición de manera inaudita, solo creíble para el que lo vio.

El doctor Liébana logró escapar, pero fue detenido al final de su huída y estuvo en prisión hasta el final de la guerra. Se había doctorado en la Universidad de la guerra.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

15 julio 2021

EL REINO UNIDO Y LA GESTIÓN DE SUS CONTRADICCIONES EN GIBRALTAR Ángel Liberal Fernández, Capitán de navío (R)

Carga de misiles Tomahawk en el submarino nuclear HMS Artful atracado en el muelle Sur de la base naval de Gibraltar

El pasado 22 de marzo, el Gobierno británico publicó el documento Defence in a competitive age. Siete días después, el general Dávila le dedicó en su Blog un artículo completo.

En sus 70 páginas, los británicos explican cómo protegen y promocionan sus tres intereses nacionales: Soberanía, Seguridad  y Prosperidad. Se refieren al refuerzo de la seguridad y defensa del Reino Unido (RU), de los Territorios de Ultramar (BOT) y de las Dependencias de la Corona; a la protección de su pueblo, territorio, infraestructura nacional crítica y forma de vida. Incluyen orientaciones claras sobre el futuro de sus fuerzas armadas para lograr sus propósitos.

El documento es muy concreto. Definen sus intenciones y especifican el presupuesto necesario para alcanzarlas. Aquí no puede aplicarse eso de que «el papel lo aguanta todo» pues es como un Plan de Operaciones.

Gibraltar, Territorio Británico de Ultramar, según lo definen, lo mencionan varias veces, además de las ocasiones en que entra como BOT.

Leyendo el documento desde una perspectiva española sobre Gibraltar, observamos varias contradicciones, consecuencia  de la habitual aplicación británica de «La Ley del Embudo». Señalaremos algunas de ellas.

Se refiere a la «contribución británica a la disuasión a través de la seguridad colectiva con los Aliados en la OTAN». El caso es que hay algo en el sur de la Península que supone un perjuicio permanente para la seguridad de España y ese algo es Gibraltar. Quizá debamos suponer que la colonia militar queda fuera de esa «contribución» cuando en ese «colectivo» se incluye a España. Con nuestro país ejerciendo un papel predominante en el Estrecho, resultaría incoherente que tengamos que aceptar una «contribución» británica desde Gibraltar.

Aseguran que «promoverán el cumplimiento de las leyes internacionales, incluyendo la Convención de NNUU sobre el Derecho del Mar». Debe serlo en la medida en que afecte a sus intereses. De ahí las diferencias con que entienden la ley internacional cuando se refiere a Diego García, Hong-Kong o Crimea, con respecto a cómo la entienden sobre Gibraltar y el istmo.

Para aclarar qué BOT consideran amenazados dicen: «Las fuerzas armadas mantendrán una postura disuasoria en las islas Falkland, protegerán las aguas territoriales de Gibraltar…». Están empeñados en proteger a Gibraltar, no dicen de quien, pero no debe ser de los habitantes del otro extremo del Planeta; además, mencionan expresamente las aguas. Esto es un asunto de todos los días contra el que no pueden hacer nada, sólo protestar pues son ellos los «okupantes».

Otro párrafo se refiere a los adversarios que quieren «comprender las capacidades británicas y sus actividades para adaptar sus líneas de acción de forma que les puedan ganar [a los británicos] sin necesidad de  entrar en guerra». También avisan de la importancia que tiene «conseguir la iniciativa, prevenir y gestionar los riesgos antes de que aumenten y reducir las oportunidad de los adversarios para explotar los conflictos y la inestabilidad».

Lo anterior es lo que llevan haciendo aquí más de 300 años aunque en el siglo XVIII no pudieron evitar las guerras. Sus éxitos en el XIX, XX y lo que llevamos del XXI son notables. Se destacan su expansión por el istmo, la construcción del aeródromo de la RAF, los rellenos, el tendido de cables por el fondo del mar para detectar el paso de submarinos en inmersión y, su influencia directa en sectores económicos, políticos, sociales, periodísticos y académicos del Campo de Gibraltar.

Se refieren a la defensa de los flancos de la OTAN, en la que el RU «puede ayudar». Quizá piensan «ayudar» a España desde ese «cáncer» que es Gibraltar o hacerlo directamente a la OTAN neutralizando a España por mediación de los EE.UU.

Señalan «la ventaja estratégica que les proporcionan los aliados, compartiendo responsabilidades en la seguridad y proporcionando un efecto multiplicador de fuerzas». El caso es que España, por una parte es un aliado y por otra debe ser un adversario pues reclama la soberanía de Gibraltar y pide su descolonización de acuerdo con las Resoluciones de NNUU, que el RU se niega a cumplir. Incluso es posible que en algún círculo militar británico se nos considere también una amenaza.

Como dijimos, el documento británico no es un ejercicio de redacción de los que quedan en nada. Anuncian inversiones económicas para mejorar sus instalaciones así como un incremento de la actividad en la base. En realidad ya hace tres años informaron que invertirían más de 2 M£ en la modernización de las instalaciones de Windy.

Se trata de la torre de Inteligencia y de control del tráfico marítimo situada cerca de punta Europa. Han instalado el UAT Mod. 2, modernísimo sistema de interceptación y análisis de señales electrónicas. Le acompañan nuevos equipos como un radar de exploración costera Scanter 5000 con su antena Terma; un equipo de goniometría de comunicaciones en VHF, visores optrónicos para día y noche, etc. La actividad de Inteligencia desde Gibraltar no debe ser ajena a la participación británica en la red «Five Eyes», también conocida como Echelon. Lo que no sabemos es cómo eluden las emisiones españolas porque eso de escuchar a los aliados no queda bien. Hace pocos años tuvieron problemas con los dirigentes europeos; las escuchas debieron ser algo accidental aunque este tipo de accidentes suele ser muy beneficioso en toda clase de negociaciones.

También han mejorado la seguridad del puerto con un radar Scanter 5000 situado en el extremo norte del muelle Sur.

Una de las deficiencias de la base naval es la inutilización de los depósitos de combustible que tienen en los túneles, con capacidad para unas 200.000 tons. Parece que van a rehabilitarlos, a pesar de su coste millonario. El suministro de energía es otro problema; la nueva térmica no da el resultado esperado; seguramente invertirán un buen dinero para comprar grupos electrógenos suficientes.

El 02.02.1984 salió de Gibraltar la última fragata de la Royal Navy (RN) que tuvo allí su base permanente. Desde agosto de 1985 la base cuenta con dos patrulleros(de 24 a54 tons) para, entre otras misiones, rechazar lo que llaman «incursiones» españolas; están construyendo otros dos como relevo. Además, desde el 04.04.2021, Gibraltar es la base permanente del HMS Trent (de 2.000 tons), que opera en el Mediterráneo y Atlántico.

Hacen una referencia al Grupo de Combate del portaaviones HMS Queen Elizabeth, como «mensajero» que «subraya las ambiciones globales del RU y su capacidad para defender sus intereses».

Así es como debe entenderse el intento del Grupo de entrar en la bahía de Algeciras para montar un espectáculo que quizá incluía una demostración aérea en el istmo ilegalmente ocupado, además de recibir a comisiones significativas de autoridades civiles y militares. El intento fue frustrado, al parecer, por la intervención española. Era un claro mensaje contra España.

La torre de la Royal Navy cerca de punta Europa, con sus nuevos equipos de Inteligencia y de exploración de superficie

La habilidad de la RN para enredar y entorpecer las relaciones entre su propio Gobierno y el español es algo habitual. Ya se puso de manifiesto, por ejemplo, en 1999 con el apresamiento del pesquero Piraña, en 2002 con el desembarco de unos marines en La Línea y con una carta del Secretario de Defensa Hoon al del Foreign Office Jack Straw, en 2013 con el lanzamiento de bloques de hormigón en aguas del istmo; suma y sigue:

Ahora los tenemos enredando durante las negociaciones del RU con la UE para tratar del futuro de Gibraltar después del brexit. El caso es que la población local, aunque se considera muy británica, en un 95,9% votó por quedarse mientras que en el RU lo hizo un 48,1%. Esta gran diferencia se debe a su dependencia de España y singularmente, de la fluidez del paso por la verja. Pero Gibraltar es, sobre todo, una base militar por lo que su futuro lo determinará la forma en que las condiciones exigidas por la UE afecten a los militares.

Quizá para animar a esa población, organizaron un Día de las Fuerzas Armadas invitándoles a pasear por el interior de la base y de un par de barcos. También, para que nadie dude de sus intenciones, desde principios de año han recibido la visita de unos 18 buques de guerra y auxiliares (en 2020 fueron 12) que ocuparon la base durante unos 55 días (en 2020 fueron 38); esto significa un aumento apreciable en 2021 respecto al mismo periodo del año anterior.

No entró el Grupo de Combate, pero el 05.07 lo hizo el SSN HMS Artful (para reparar), el 06.07 el portaviones HMS Prince of Wales (en su «primera visita a un puerto extranjero») y el 08.07 la fragata HMS Lancaster (escolta del portaviones).Pudimos ver, por enésima vez, lo que es Gibraltar: una base naval británica.

Mientras nuestras autoridades se esfuerzan en demostrar una flexibilidad y generosidad sin límites, los de la RN se esfuerzan en demostrar quién manda aquí y su firme decisión de seguir a cualquier coste (seguramente sin admitir injerencia alguna), aun cuando tengan la certeza de que quienes pueden salir perdiendo –y mucho- serán sus leales llanitos, algo que seguramente les tiene sin cuidado.

Ángel Liberal Fernández, Capitán de navío (R)

Blog: generaldavila.com

20 julio 2021

LA MATRIA Y LA PATRIA. LA MADRE PATRIA. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Menos mal que España se llama España y no Españo, que apañaos estábamos.

Algunas-algunos han oído campanas y no saben dónde.

Matria. Les suena la marcha musical, oyen sus rumores, pero aborrecen el razonamiento; quizá surja de Fedón o incluso se hayan visto entre la M de una y uno. O estén esperando abarcarlo todo en lo que entienden por El Aleph. No, no lo entienden, pero les suena, son meros adoradores del becerro de oro que les predica (?).

No está el problema entre patria y matria, que les importa un bledo. Están por acabar con una cultura basada en la religión, sí la Católica, algo que nadie se atreve a decir, ni siquiera los obispos, arzobispos o cardenales, y menos a defender. Quieren acabar con la enseñanza que los maestros no hacen, con la Historia que a los académicos enfrenta, con los ejércitos que los soldados se empeñan en mantener en su mística sin saber muy bien cual es su misión fundamental, con la Justicia que se ha perdido entre leyes incumplidas, con la pluralidad política que tanto incomoda, y con la Corona con la que convivimos años, más de mil, y nadie se ha enterado ni comprendido. ¿¡Ah!, que a ustedes no les importa? Pues allá cada cual.

Les aventuro a decir.

La Religión la defenderán los que no encuentran la fe. «Sancte Socrates, ora pro nobis».

Los Ejércitos, los héroes olvidados de las trincheras, que yacen bajo una piedra que no ostenta fecha ni nombre. No harán falta los generales.

La Historia quedará en alguna biblioteca custodiada por ascetas, mientras se queman libros tras discusiones bizantinas. Al fin no quedarán escritores. Libres.

La Justicia será de horca y cuchillo, y jamás será justa; es su sentencia a muerte. Condenados están los jueces por su injusticia.

La pluralidad política es una incómoda piedra en el zapato y será martillada por buen zapatero.

La maternidad no tiene futuro, a pesar de la matria, porque no habrá propiedad ni sobre los hijos, si es que los hay.

La patria estará prohibida como concepto peligroso y subversivo.

¿La Corona? ¿Y me lo preguntas tú?

No habrá cultura, sino que será llamada —ya lo es— progresismo, cambio climático, sostenible y conmovible.

«Arrasado el jardín, profanados los cálices y las aras, entraron a caballo los hunos en la biblioteca monástica y rompieron los libros incomprensibles y los vituperaron y los quemaron, acaso temerosos de que las letras encubrieran blasfemias contra su dios, que era una cimitarra de hierro» (El Aleph. Los teólogos. José Luis Borges).

Son coribantes al son de una doctrina que define con exactitud Borges en el absurdo de imaginar que hombres que no llegaron a la palabra lleguen a la escritura.

«Ardor Guerrero vibre en nuestras voces.

Y de amor patrio henchido el corazón.

Entonemos el Himno Sacrosanto.

Del deber, de la Patria y del Honor.

¡Honor!»

Esa Patria es con la que quieren acabar. Pero en algún lugar se dice: «…aún te queda la fiel Infantería».

Sí. España es madre, es la Madre Patria que no necesita que venga la incultura y la inquina a bautizarla.

Cada uno cuenta lo que le parece. Hasta la M entre una y uno lo hizo en uno de sus envites. «Cuenta el viejo Herodoto que, vituperados unos soldados egipcios por haber pasado a servir a otro pueblo, e invocándoles el nombre de la patria, contestaron señalando sus partes genitales: “Donde va esto, va la patria”».

¡Ah! ¿¡Que no lo entendéis!? Así os pasa

Miré los muros de la patria mía…

La inteligencia es lo que les falta ¿o será a nosotros? Es saber lo que fuimos. Esa es la cuestión. No es la patria ni la matria, sino la no patria y la no matria.

¿Aún no os habéis enterado de aquello?: «Ardieron palimpsestos y códices…»

No habrá nada. De aquello. Nada quedará en pie.

No sé si aún nos queda la fiel infantería.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

19 julio 2021

 

 

 

 

18 DE JULIO DE 1936: UN TENIENTE DE LA LEGIÓN INICIA EL ALZAMIENTO (Del libro: La guerra civil en el norte.. El general Dávila, Franco y las campañas que decidieron el conflicto. La Esfera de los libros)

A las 1600 horas del 17 de julio de 1936, en la Comisión de Límites de Melilla, se encontraban reunidos los máximos representantes del alzamiento en la ciudad. Ante la llegada de las Fuerzas de Asalto enviadas por el general Manuel Romerales Quintero, que sospechaba desde hacía días que se produjese un posible levantamiento, el teniente de la Legión, Julio de La Torre Galán, llama a sus legionarios:

— ¿Representación de la Legión?… ¿eres el sargento Sousa?… Soy el teniente la Torre. ¡Rápido, con todos los legionarios que tengas a la Comisión de Límites!

Los sitiadores al ver llegar a los legionarios se rinden y se unen al alzamiento que acaba de comenzar en España y cuya chispa se enciende en Melilla con un pelotón de la Legión.

Por la noche de este día ya en Madrid se comenta que algo ha pasado en Melilla; se habla, en voz baja, pero corre por toda la ciudad que la Legión y los Regulares se han alzado contra el Gobierno. Los ministros tratan de quitar importancia a la cosa. Al fin y al cabo solo saben que en Melilla hay una insurrección militar que, por el momento, no se ha extendido.

Hay gran inquietud y algo de desconcierto en todas las Guarniciones.

El día 18 el General Mola da la orden al Coronel Solchaga de que por la mañana temprano del día 19 declarase el estado de guerra. Mola aguantó las presiones que desde distintos lugares le hacían para que declarase el alzamiento. Mola observa las reacciones, sin precipitarse, tranquilidad, metódica visión del conjunto, coordinación y mando. Probablemente el general Mola está viendo como se mueven las piezas de su ajedrez. Es para él muy importante ver si al empezar la partida alguna pieza se queda en el cajón. Aquella transición entre la noche del 18 al 19 de julio de 1936 fueron una prueba. ¿O una hábil maniobra para ver la reacción del Gobierno de Madrid? Seguramente las dos cosas.

Desde el día 17 hay un pequeño compás de espera hasta el día 19 cuando ya es público el alzamiento.  Mola soporta la tensión, Franco actúa con irritante lentitud, el resto también está expectante.

¿Qué esperaba Mola? ¿Qué esperaba Franco? Las tropas africanas ya habían dado el paso al frente. ¿Ellos?

El alzamiento se inicia en Melilla y, simultáneamente, en todas las guarniciones españolas del norte de África. ¿Casualidad, oportunidad, un aviso?

Puede que el levantamiento en Melilla no fuese tan casual como a simple vista parece. Cuenta el general Kindelán (ABC, Sevilla, 18 de julio 1961) que en uno de sus viajes a Pamplona, Mola le encargó que advirtiera a Yagüe que los generales Sanjurjo, Franco, Goded, Fanjul, Queipo y otros habían delegado en él la fijación del día del Alzamiento  y por tanto él dejaba a Yagüe en libertad para elegir hora y fecha dentro de un periodo de ocho días, del día 15 al 23 de julio, y que deberían ser simultáneos los de Tetuán, Melilla, Ceuta y Larache. Según Kindelán el mismo día de la iniciación deberían comunicárselo en telegrama cifrado que enviaría a tercera persona con cualquier texto y lo único que habríamos de tener en cuenta era el número de letras del nombre y el de las del apellido. El primero sería la hora, el segundo el día. Así se hizo y el telegrama se firmaba con un ficticio nombre y apellido que sumadas las letras, eran el día y la hora del alzamiento. Llegado el momento Kindelán no pudo recibir el telegrama por estar ausente y lo hicieron Valentín Galarza, Paco Herrera y Carlos Salamanca que comunicaron con Mola. Debería ser Yagüe el que iniciase el alzamiento, pero al tener que intervenir una sección del Tercio en defensa de los impulsivos oficiales en Melilla reunidos, rodeados en la casa de la Comisión Geográfica por Guardias de Asalto, hizo inaplazable la hora. Eran las cuatro de la tarde del día 17 de julio de 1936, una hora antes de lo previsto.

No hubo vacilaciones en ninguna de las plazas de soberanía ni del Protectorado. La población indígena a la que las autoridades de la República habían ignorado se puso del lado de los alzados.

El príncipe Muley El Hassan, el gran Visir, Sidi Ahmed Ben Hach Abdelkrim, incluso el kaid beni urriaguel Solimán el Jatavi, ofrecieron su apoyo a Franco aquella noche del 17 de julio. Este último le remitió un mensaje poético:

« ¡Por la gloria de Dios! ¡Por la fuerza y el poderío que residen en Él! Al glorioso héroe, tan afortunado de mano, alma y corazón, al general Franco. ¡Que las bendiciones divinas sean sobre ti y los que contigo combaten en la buena senda!».

Un avión Focker enviado por el Gobierno de Madrid sobrevuela el barrio moro de Tetuán y lanza varias bombas que causan trece muertos y provoca la indignación de la población. Fueron momentos de enorme riesgo para el alzamiento en aquellas tierras. Tuvo que ser el venerable Gran Visir Sidi Hamed Ganmia el que valerosamente se dirigió a la manifestación musulmana para convencerles que aquello era obra solo de los españoles sin Dios y que para castigarles llegaría Franco.

La Junta de Defensa de Burgos le concedió la Cruz Laureada de San Fernando que el propio Franco le impondría.

Decía el Decreto de concesión:

«…En la tarde del 18 de julio de 1936, un avión pirata bombardeó el barrio moro de Tetuán, alcanzando dos mezquitas y causando quince muertos indígenas. El estupor, el pánico, la indignación se apoderó del pueblo musulmán. Las gentes, que poblaron las calles, iniciaron manifestaciones tumultuosas y la muchedumbre, aturdida y presa del terror, intentó invadir la Plaza de España, para dirigirse a la Alta Comisaría. Por razones de orden moral no era conveniente emplear la fuerza y, por otra parte, la autoridad del jefe que interinamente actuaba en Tetuán, hubiera sido precaria cuando el Alzamiento Nacional, estaba todavía en sus comienzos. En estas gravísimas circunstancias se recurrió a las autoridades marroquíes, encontrando el apoyo más decidido y activo en el Gran Visir Ahmed Ganmia, el cual, a pesar de sus setenta y seis años y deficiente salud, acudió a Tetuán desde su casa de campo, se lanzó a caballo por las calles, y con gran riesgo de su vida, de su prestigio y de su cargo, contuvo por completo la explosión popular, aquietando los ánimos, reduciendo a los exaltados y consiguiendo que todos regresasen pacíficamente a sus casas. Tal actuación representa un acto de extraordinario valor, de capital importancia para el éxito del Movimiento Nacional, al salvarle de las dificultades interiores que en la zona se crearía de haber tenido que emplear las armas para restablecer la tranquilidad en la ocasión referida…».

Es reseñable que las maniobras de Llano Amarillo pusieron en contacto a muchos mandos del Ejército y que Yagüe llevó la voz cantante. al día siguiente escribía a Mola y de su misiva es reveladora la frase: «Solo necesitamos mando y barcos».

Terminaba su carta repitiéndolo: «Mando, barcos y ¡adelante! ¡Viva España!»

Del libro: La guerra civil en el norte. El general Dávila, Franco y las campañas que decidieron el conflicto. La Esfera de los libros.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

18 julio 2021

 

 

Desde su atalaya cordobesa F. Torres les trae LAS COSAS DE DON EUFEMIO El RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ Entrega tricentésima nonagésima

Patriótica, por su patria chica, le ha dado hoy a Don Eufemio, que me escribe:

Remitido

Me van a permitir los blogueros que hoy les presente a don LUCIUS CAESIUS MANLIUS, mi  paisano más veterano del que conocemos “nombre y apellidos”, posiblemente un funcionario de la Tarraconense, cuya estela funeraria pueden ver expuesta en el Parque de Valdecanas de nuestro pueblo común; enclavamiento poblado desde el Neolítico y asentamiento romano (¿Solia?) donde los itálicos explotaron plomo argentífero en los yacimientos que hoy llamamos de “Las Minas Viejas” (¡Y tan viejas!) lugar donde fue descubierta dicha estela funeraria cuya transcripción sería la que sigue según el Cronista oficial de la Villa (SANTA EUFEMIA. RETAZOS DE SU HISTORIA. Miguel Torres Murillo, 1997) Se puede leer sobre una lasca de la característica piedra de este lugar:

LU (…) IVS. CA

MA(…)LI. TAR

ANN.XX

XV.H.S.E

T.R.P.D.S.

T.T.L.

Según la interpretación del autor, que obvio por quizá un tanto prolija, el texto “completo” sería:

LU(C)IUS.CAESIUS

MAN(N)LIUS.TAR(RACONENSIS)

ANN(ORUM).XX

XV.H(IC).S(ITUS).E(ST)

T(E).R(OGO).P(RAETERIANS).D(ICAT).S(IT)

T(IBI).T(ERRA). L(EVIS)

Y su traducción:

LUCIO CAESIO MANLIO, TARRACONENSE, DE 35AÑOS DE EDAD, AQUÍ YACE. TE RUEGO QUE PASADO EL TIEMPO LO RECUERDES DICIENDO, SÉATE LA TIERRA LEVE.

No es la única por aquí encontrada; hay alguna más en la que incluso puede leerse el gentilicio, de la difunta; Sempronia, soliense, de Solia la ciudad romana por aquí situada como apunto más arriba. Ya ven, memoria histórica.

 ooo000ooo

 

EL RETABLO DE MAESE PEDRO, SÁNCHEZ

Entrega tricentésima nonagésima

No diré que tirara de guillotina, -utensilio por cierto de gran predicamento entre uno de los hace, ¿cuántos meses?, ajusticiado- pero sí que hizo buen uso de esa navaja cahicuerna que usa tan pronto como se le lleva la contraria o se encuentra contra las cuerdas, cuando se  le endurece la mandíbula y le salen a relucir todos esos cráteres que de viruela parecen contra la que nada puede hacer el maquillaje.

Pues esta vez, la ligera crisis gubernamental se ha saldado con nada menos que 7 cadáveres políticos, que sin el más mínimo miramiento ha pasaportado al ostracismo más o menos; oiga, y sin despeinarse, que él es así. Y precisamente los más próximos; pues sálveme Dios  de los amigos, que de los enemigos ya lo hago yo.

Pero buen cuidador de sus intereses ha sabido exactamente donde ha tenido que poner esa línea roja a no traspasar.

Los comentarios de los expertos van todos en el mismo sentido; pero veo que alguna, recriada en Cataluña, tal vez no conozca en su profundidad el dicho del de Nazaret luego retomado por el refranero castellano sobre aquello de la paja y la viga. Tampoco lo de la soga y del ahorcado. Porque la cosa es hablar, decir algo; ya saben.

Y  por hablar, va el estrambote sobre espeluznantes ritos orientales del más riguroso código ético, a años luz siquiera sea figuradamente del comportamiento del personaje en cuestión; lo ha demostrado innumerables las veces.

De la prensa de julio de 2021

***  CRISIS E GOBIERNO; PEDRO SÁNCEZ PRESCINDE DE LOS PESOS PESADOS

*** NO ES UN CAMBIO DE GOBIERNO; ES UN CAMBIO DE RÉGIMEN. (FJL)

*** INÉS ARRIMADAS: “EL SANCHISMO ES CAPAZ DE DESTRUIR SU PROPIO PARTIDO”

 Don Eufemio, jul .21

 PD.- Como lo prometido es deuda y para tranquilidad de Don Eufemio aquí tienen la imagen prometida; no me negarán que no es “un dorado rincón”, éste en el que a ratos perdidos van saliendo  “LAS COSAS…” junto con LOS VERSOS DEL CORONEL mientras andamos por aquí, al pie de mi atalaya.

  ooo000ooo

 

LOS VERSOS DEL CORONEL

El Maestro (Cont.

En este lienzo se aprecia fácilmente como en él intervinieron varias manos, ya que el vestido de la reina y la gualdrapa del caballo están realizados tan minuciosamente que no corresponden con el estilo de Velázquez por esos años.

Se piensa que la obra la iniciaría el maestro antes de irse a Italia en 1629, la continuaría otro autor en un estilo diferente y la finalizaría el sevillano en 1635, especialmente la cabeza de la reina y la del caballo. Precisamente en ambas zonas se aprecia la soltura característica de Velázquez en la década de 1630, destacando el mechón de pelo que cae sobre la cabeza del animal.

 El fondo de paisaje también podría ser de mano del maestro. Y todo esto es lo que reflejo en mi soneto

 Félix Torres

——–

 

NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN PATRONA DE LA ARMADA ESPAÑOLA. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Sabed que los océanos eternos

están de nuestra parte, aunque esta noche

la marea y los vientos hayan dado

en jugar con nosotros.

Se oyen los últimos sones del himno de la Armada española

Soñando victorias, diciendo cantares,
marinos de España crucemos los mares,
delante, la gloria, la leyenda en pos,
debajo las voces de nuestros caídos,
y arriba el mandato de España y de Dios.

De España y de Dios, de España y de Dios.

Hoy hay 19 buques en la mar y 3.396 marinos de la Armada española navegando o desplegados fuera de sus bases.

¡Salve!, ¡Salve!, Estrella de los mares,

Nuestra felicitación con profunda admiración y cariño a nuestros compañeros de la Armada en el día de su Patrona la Virgen del Carmen. Ellos saben como nadie lo que es navegar por aguas que a ello se resisten. Para un marino español nunca hubo mar, océano o abismo que estuviese prohibido a su navegación o a ella con su fuerza se opusiese. Porque donde España navega:

Hay que morir o triunfar,
que nos enseña la Historia
en Lepanto la Victoria
y la muerte en Trafalgar.

Una historia dura en la que nunca faltó el recuerdo a la Patrona, echarse la mano al bolsillo para agarrar ese rosario marinero que siempre acompaña en las largas travesías y que ya en la Escuela Naval de Marín nada más entrar es lo primero que aprendes:

“El que no sepa rezar que vaya por esos mares, vera que pronto lo aprende, sin enseñárselo nadie” (Placa. Capilla Escuela Naval de Marín)

Nuestra Señora del Carmen cuida de nuestros hombres en la mar.

¡Salve!, ¡salve!, Estrella de los mares…

¡Felicidades compañeros!

DEFENDEMOS ESPAÑA DESDE LA MAR“. No hay lugar donde esté un soldado, marinero o aviador que no defienda a España. Tierra, mar y aire. Rezan y luchan en el mismo caminar, por la unidad de España.

Una Canción en la tormenta es un bello poema de Rudyard Kipling que hoy dedico a mis compañeros de la Armada. Lo entenderán.

UNA CANCIÓN EN LA TORMENTA

Sabed que los océanos eternos

están de nuestra parte, aunque esta noche

la marea y los vientos hayan dado

en jugar con nosotros.

Pues son los elementos, no la guerra,

los que nos amenazan, bienvenida

sea la descortesía del destino;

por ella se verá que en estos tiempos

de aflicción y de lucha vale más

la partida que aquellos que la juegan;

que el barco es más valioso que la tripulación.

 

Entre la niebla y las tinieblas vemos

el débil resplandor de las olas que pasan;

es como si estas aguas inconscientes tuvieran

un alma; o como si se hubieran conjurado

contra nuestra bandera, buscando sepultarla.

Bienvenida , por tanto,

sea la descortesía del destino;

por ella se verá que en estos tiempos

de aflicción vale más

la partida que aquellos que la juegan,

y el barco, más que la tripulación.

R. Kipling

 

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

Fue publicado el 16 julio 2020

ESTRELLA DE LOS MARES