VIRUS CHINOS, TESTS CHINOS, CUENTOS CHINOS (OPERACIÓN BALMIS: LAS FUERZAS ARMADAS CONTRA EL CORONAVIRUS) Eloisa Pérez de Pascua

Que China estaba y está llamada a ser una de las potencias más relevantes – sino la más – en el venidero orden mundial era cuestión que nadie ponía en duda. Sin embargo el progresivo ascenso del gigante asiático que la mayoría aceptábamos con un fatalismo casi místico se ha tornado en global pandemia que está haciendo temblar los cimientos de todas las naciones – grandes y pequeñas – que el mundo son.

No obstante y para no pecar de falta de modestia no vamos a elucubrar sobre grandes cuestiones geopolíticas, que nos preocupan y mucho, pero muchísimo más nos conciernen algunas cuestiones domésticas. Vayamos, pues, al grano.

VIRUS CHINOS

El coronavirus vino de China, sobre este tema poco podemos añadir. Así lo anticipaba la Estrategia de Seguridad Nacional 2017 que dedicaba un buen número de páginas al desafío de las epidemias y pandemias. Pero además hilaba muy fino cuando al referirse a la zona Asia-Pacífico (página 50) decía que «en el ámbito de la seguridad, cuestiones como […] la propagación de pandemias, trascienden lo puramente regional y pueden afectar a la seguridad de España». Lástima que estos documentos, se hacen, se presentan y se olvidan.

TESTS CHINOS

La chapuza de los tests chinos (ShenzhenBioeasy) no tiene nombre ni perdón. El gobierno compra unos tests que no funcionan. Cuando el pastel se descubre Pedro y Pablo y su cohorte de acólitos y acólitas (véase como dominamos el lenguaje inclusivo e inclusiva) afirman que el responsable es un acreditadísimo proveedor español con todas las garantías ¿Me pueden facilitar el nombre del tal proveedor o pudiera ser que se tratase de algún familiar o amigo? Pero para mayor “inri” resulta que El Mundo (28 de marzo) ha publicado una información con el siguiente literal: «Sanidad vuelve a recurrir a la empresa china de los test fallidos del coronavirus. El Gobierno confía de nuevo en ShenzhenBioeasy para comprar las pruebas diagnósticas pese a no tener licencia». En fin… a lo que parece no se admiten devoluciones. Probablemente estará pasando lo que en algunos comercios de barrio que, cuando no estas satisfecho con un producto, te dicen que te lleves otra cosa pero que el dinero no te lo devuelven. De ser este el caso, recomendamos que al menos se intente que ShenzhenBioeasy facilite una “tarjeta regalo” a canjear por alguna otra cosa (fuegos de artificio por ejemplo) cuando vengan tiempos mejores. Pero ante todo, más tests inútiles NO, por favor.

CUENTOS CHINOS

Antes de entrar en materia y abordar los cuentos chinos queremos y debemos dejar constancia de nuestro reconocimiento y amor hacia unas Fuerzas Armadas que, como no podía ser de otra forma, se han puesto al servicio de España y de los españoles. Además lo están haciendo con profesionalidad, cariño y un desmedido entusiasmo.

Y ahora si, a por los cuentos y los cuentistas. Si consultamos la página oficial del EMAD podremos leer el siguiente texto:

«Continúa la operación ‘Balmis’ con más de 2.500 efectivos desplegados pertenecientes a los tres Ejércitos, UME y Guardia Real en 172 localidades de toda España para hacer frente al COVID-19. La operación, que comenzó el día 15 de marzo, está dirigida por el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) y conducida desde el Mando de Operaciones»

Los efectivos despliegan en toda España ¿En toda?

Las patrullas de presencia están expresamente excluidas de siete provincias, provincias que mal que le pese a unos cuantos pertenecen a España (al menos todavía). Es cierto que la dejación de soberanía se ha intentado maquillar con algún traslado de camas y alguna desinfección puntual en puertos y aeropuertos, cuyo estatus jurídico es especial (permanecen dentro del ámbito competencial del Estado, al menos de momento ya que las regiones secesionistas reclamaban, reclaman y reclamaran las transferencias de estas y cuantas competencias puedan imaginarse).

El caso es que Torra y Urkullu van a la suyo y aprovechan incluso las situaciones más trágicas (pandemia con estado de alarma incluido) para dejar claro que el Estado, España, ejerce poca o ninguna soberanía sobre sus cortijos autonómicos. El que quiera ampliar información puede leer la noticia publicada hace unos días en El Confidencial Digital con el siguiente titular: El plan militar del estado de alarma nunca ha contemplado el despliegue de patrullas en las calles de Cataluña y País Vasco[1] Sincera y lamentablemente creo que el artículo está bien documentado y muy en lo cierto.

A través de los comunicados del propio JEMAD se trata de enviar un mensaje de unidad y tranquilad.

“Esto es una guerra de todos los españoles. Todos estamos involucrados en esta pelea contra el virus. En esta guerra irregular y rara que nos ha tocado vivir o luchar, todos somos soldados

Sin embargo, la realidad es que hay españoles que no están en esta guerra. Las patrullas de presencia operan con regularidad todo el Territorio Nacional excepto el País Vasco y Cataluña donde, desde que comenzó la operación Balmis hasta la fecha, nunca lo han hecho. ¿Quiénes son todos los españoles? ¿Somos conscientes de que los catalanes y los vascos se sienten abandonados y discriminados por no ver a sus Fuerzas Armadas en una situación de emergencia? ¿Somos conscientes de que los secesionistas están explotando y explotarán esta dejación de soberanía y que, ocurra lo que ocurra, acabarán culpando a España por su falta de acción? ¿Esta guerra irregular y rara afecta a Cataluña y al País Vasco o es que en esos territorios no hay contagios?

Eloisa Pérez de Pascua

[1] Enlace 

31 marzo 2020

Blog: generaldavila.com

REFLEXIONES DE UN VETERANO GUERRERO CON ESPÍRITU DE MONJE EL TIEMPO DE LA VIDA, Pedro Motas

Queridos amigos: con motivo del acuartelamiento domiciliario al que me veo confinado, no por arresto de mis superiores en el “pelotón de castigo”, sino por las circunstancias sanitarias a las que nuestra querida España se ve confinada; estoy reflexionando continuamente sobre la situación, en lo personal y colectivo, como aprendiz a filósofo, invitando a participar en debate enriquecedor.

Me explico… con motivo de los estudios de mi última carrera de teología, donde había una carga importante de filosofía, me aficioné a esa asignatura de tal manera que mis lecturas actuales se basan en esa materia; y por ello, pertenezco a un grupo filosófico compuesto por doctores, catedráticos de diversas universidades y científicos, donde se debaten temas muy interesantes y profundos que me apasionan; y que os traslado para que sirvan de reflexión y unión entre nosotros en tiempo de crisis.

Y es por ello que he decidido compartirlo con vosotros, durante el arresto domiciliario, para así poder transmitir mis inquietudes, manera de ver la situación y forma de poderla superar, racional y espiritualmente, de forma clara, sencilla y atractiva, en unión también con los componentes de mi grupo filosófico.

Todo ello, claro está, con la frecuencia que nuestro querido General Dávila tenga a bien publicarlo, según posibilidad y oportunidad.

Un abrazo a todos.

Pedro Motas

 

REFLEXIONES DE UN VETERANO GUERRERO

CON ESPÍRITU DE MONJE

EL TIEMPO DE LA VIDA

Nos gustaría que la historia se dirigiera por los progresos del espíritu y que los seres humanos mejoráramos pensando; pero ocurre que la enfermedad, la desdicha, el fracaso o la culpa son más bien quienes impulsan la historia social y la historia individual a empujones, a puros golpes y patadas. La pandemia puede hacer volar por los aires el híbrido régimen dictatorial y va a barrer los populismos en las democracias y mejorará la política logrando que se dediquen a ella las gentes honradas que ahora no quieren ni tocarla.

Miro esa paz usurpada, esa belleza de un mundo cuyas calles se han vaciado. Tengo bastante rato para no hacer otra cosa que mirar. Estos días pasados el espectáculo era el pánico de un gentío arrastrando carros de compra y bolsas. Solo valía la pena salir al balcón para unirse a las ovaciones que una parte del barrio -solo una parte: muchas ventanas siguen cerradas y en negro- dedica a los sanitarios que no van a escucharlas pero las disfrutan y las necesitan. No había aún ninguna paz grandiosa ni había empezado la primavera. Era palpable que el miedo al dolor, a la soledad y a la muerte corría como una infección, mucho más deprisa que el virus desconocido, mutante, pegajoso, que espera dos semanas quieto en tu sangre hasta empezar a ahogarte, a destruirte.

Perdemos de vista que para al menos dos tercios de la humanidad, el día es una aventura que nadie sabe si logrará acabar. Parece que si a viva fuerza nos devuelven el tiempo y el silencio, se nos viene encima la angustia. Pascal suponía que un pobre ser humano abandonado al confinamiento solitario ve brotar de sí una fuente de horrible tedio. En estos tiempos parece que lo que sale de nosotros no tiene la calma extraña del tedio sino la velocidad enloquecida de la angustia. ¿No estábamos programados hasta hace nada para vivir noventa años y disponer de la posibilidad de probarlo todo?

Lo mejor de la filosofía contemporánea dice que, en realidad, no hay momento presente que no sea una crisis, pequeña o grande, y que está enfermo aquel que no quiere ver esto porque no puede soportarlo. De hecho, nuestros ojos se han acomodado a la morbosa visión al revés: todo es rutinario y solo muy de cuando en cuando se presenta algún desastre o se nos concede algún regalo que introduce una variación. Los casos serios no los conocemos: deben de estar guardados para un remoto futuro y quizá no vengan nunca.

La verdad es, sin embargo, que a cada instante se nos ofrece una novedad, un algo otro desconocido que está reclamando de nosotros una respuesta libre y, por eso mismo, creadora. La vida es por esencia imprevisible en la medida en que se nos da pasivamente, queramos o no; y lo es también si nos decidimos a introducir algo libre y nuestro para contestar a la incesante pregunta que nos dirige cada situación. Nuestra libertad, sin embargo, suele emplearse en el sentido de no admitir que nada ni nadie nos esté realmente preguntando o exigiendo algo y, por consiguiente, logramos hacer de los momentos presentes una masa de pasados reiterativos, de algo indiferente y que siempre sabe a lo mismo. Pero entonces es claro que si la sociedad provisionalmente nos retira de nuestros trabajos absorbentes, caeremos en la cuenta de que ni la angustia ni el tedio saben todo el tiempo a lo mismo: cambian a peor constantemente.

El caso serio es ahora, cada ahora; solo que -se diría- comprenderlo y experimentarlo fatiga mucho. En realidad, fatiga mucho más pasar por alto esta verdad continua. Esa vieja aspiración a escaquearnos consiste en querer morirse de aburrimiento o, si nos ataca la pandemia, en poder morirse de miedo. La solución no está en practicar un desapego respecto de todo que nos vuelva invulnerables a los giros tremendos de la suerte. Los cínicos, que preferían enloquecer antes que experimentar placeres, trabajaban todo el día para volverse invulnerables, autosuficientes; querían necesitar muy pocas cosas y esas pocas, necesitarlas muy poco. En efecto, quien se ha vuelto pobrísimo y prefiere vivir sin ambición alguna, puede estar movido tan solo por el ansia de que nadie lo envidie; y si nadie lo envidia, malamente será ofendido. Quien se descarta a sí mismo de toda empresa de aumento de su saber o sus talentos que pueda repercutir en beneficio público, se sentirá a salvo de que haya quien desee perseguirlo o, simplemente, calumniarlo.

Si no me vinculo absolutamente a nada, ni siquiera a mí mismo, tendré una independencia, una especie de ligereza y desembarazo -la levedad del ser…- que nadie más conoce. Nada me afectará, nada me alterará, nada me importará. ¡Qué paz la del olvidado, la del invisible, la de quien vive oculto, como recomendaba el semidiós Epicuro a sus adeptos! ¡Cuánto egoísmo puede esconderse en las renuncias de una persona que entienda mal, pésimamente mal, lo que la razón y la esperanza demandan!

El bien no nos llama de ninguna manera al desprecio de las realidades, ya sean sensibles y mundanas, ya sean de orden intelectual o espiritual. La verdad es en cambio la que expresó Blondel en una nota de su diario de juventud: El desasimiento perfecto nos ase a todo sin atarnos. Solo el ídolo ata; el amor, en cambio, está preocupado, desde luego que lo está, pero solamente por el amado, y se cuida de él. La verdad del desasimiento es vaciarse del egoísmo: quitar el yo para que solo subsista el fondo del alma, como, por ejemplo, lo expresa Tauler: fondo por el que corra entonces la vena llena de vida que es el Dios que lo ocupa.

Ninguna imagen sobre ello más poderosa que la de pensar, en este sentido, la dicha absoluta no como mi dicha, sino como el triunfo total del bien, del amor, de la eternidad: yo, casi desaparecido en medio de ese océano de belleza, recibiendo en él lo que el Dios disponga. Se hace un avance esencial cuando se comprende que no se vino al mundo para cumplir una misión que no sea, precisamente, la de haber nacido: la de ser el milagro de una vida original, secreta, mucho más real y profunda que la muerte. Este es un milagro que habla a todos de bien maravilloso, indeciblemente más grande que ninguna pretendida misión sin cuyo cumplimiento todo quede truncado, fracasado y sin sentido.

Hay que combatir el miedo con realismo, jamás perdiéndole la mirada enigmática. Claro que tenemos tasado el tiempo, y por eso es apasionante vivir; claro que puede asaltarnos el dolor y que el sufrimiento y la muerte pueden, sobre todo, atacar a las personas que más queremos. Es el reverso del gozo y del amor. La muerte no es la nada, es lo otro. Hagamos, al menos, que nuestros muertos de ahora salgan, en efecto, por la puerta grande de este mundo y no en medio de nuestro terror de adolescentes que parece que nunca han pensado en nada que no sea trabajar todo el santo tiempo. Y eso ni siquiera es trabajar…

Hasta la próxima con un fuerte abrazo.

Pedro Motas

Blog: generaldavila.com

31 marzo 2020

EL COMITÉ CIENTÍFICO QUE ASESORA AL PRESIDENTE EN ESTA CRISIS General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Tenemos derecho a saber. Secretos los mínimos cuando estamos en situación de extrema gravedad, con la muerte acechándonos por la enfermedad, o por un horizonte tan negro como la misma muerte.

No sé cuantas veces ha salido a comparecer el señor Sánchez para no decir nada, sino anunciar decretos y decretos, confinación, y que seamos nosotros, pueblo silencioso y apagado, o Europa, quienes resuelvan ya que él es incapaz.

Con esta última comparecencia la preocupación se dispara. Su manifiesta capacidad para quitarse la responsabilidad de encima le lleva a volcarla en los demás, él no es culpable de nada, y empieza a disparar sobre amigos y enemigos. Le da igual con tal de que el colchón de la Moncloa no se cambie.

Tiene una habilidad que alguno no capta: la de mentir o no recordar lo que dijo (¡si las hemerotecas desapareciesen!), porque su insolencia y ofensas al resto de partidos, con los que para nada cuenta -pensamiento único- no la recuerda. ¿Será igual a la hora de enfrentarse a esta crisis?

A lo que vamos. Su última comparecencia abre una mayor preocupación, porque al hablar del Comité Científico que le asesora para tomar las (in) decisiones me ha surgido la duda. Todos los que hemos tenido responsabilidad de mando sabemos la gravedad que supone tomar decisiones que afectan a los hombres bajo tu mando y la importancia, decisiva, de un buen asesoramiento. En España tenemos los mejores investigadores, científicos, expertos en temas como el que nos asola. Demostrado está. Un Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que para ellos lo quisieran otras naciones. Máximo conocimiento, en todo, rigor, sabiduría y alejados del poder político. Investigación y resultados por encima de todo. Es su diaria batalla y se estimulan ante los difíciles retos.

Mi preocupación me lleva a indagar sobre quienes asesoran desde el punto de vista científico -llave de la solución al problema- al señor presidente del Gobierno.

Me entero de que el señor Sánchez el pasado día 21 decidió cambiar de asesores científicos, algo que de entrada me preocupa. No sé quiénes eran. Eso sí; continúa el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón dirigiendo el Comité. El señor Simón sacrificó su criterio técnico-científico a las consignas que recibió: mantener la manifestación de 8M, algo que no debemos olvidar. De la misma manera justificó cínicamente que Pablo Iglesias se saltara la cuarentena que estaba obligado a observar. Salvador Illa, ministro de Sanidad, del PSC (licenciado en filosofía), miembro de Comité, ha mostrado su incapacidad de manera manifiesta, en muy grave asunto. También forma parte del Comité.

El resto no son tan conocidos y les manifiesto todo mi respeto, sobre todo a Antoni Trilla, del Clinic de Barcelona, al que le gusta esto de salir en los medios: «Mira que si se descubre que el percebe es el huésped del coronavirus, la que se iba a liar en Galicia». Fue su diagnóstico en una entrevista en La Voz de Galicia el pasado día 16 de febrero. No contento con su broma, siguió analizando y acertando: << Sí, se está generando una histeria sin fundamento>>. <<Desde un punto de vista científico estricto, se están tomando decisiones que no tienen ningún sentido>>.  <<Yo creo que si tenemos suerte y acabamos sin bicho, mejor; y si nos cae alguno ya trataremos de controlarlo. Y ya está. Sin más>>. ¿No son declaraciones para estar preocupado? Les enlazo a la entrevista porque no tiene desperdicio. Entrevista en la Voz de Galicia a Antoni Trilla 

Sin olvidar a la subdirectora de epidemiología y vigilancia de salud de la Generalitat Valenciana, Hermelinda Vanaclocha, cuyo cargo implica la vigilancia de la salud de los valencianos, y que declaró ante el desplazamiento de miles de valencianos a Milán al partido de fútbol en plena crisis del coronavirus: <<nosotros nos enteramos ayer que el Valencia había jugado en Milán. Somos sanitarios, no tenemos por qué saberlo>>. A eso se le llama: vigilancia de salud. También es miembro del Comité de expertos que asesoran al presidente.

Un Comité formado por siete médicos epidemiólogos, virólogos y expertos en salud pública, con un filósofo comprador de test y hábil negociador. Compruebo que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas ni está ni se le espera.

Quedan graves interrogantes:  ¿Existe realmente el Comité Científico? ¿Dónde están sus informes, si es que los emite? ¿Las medidas que toma el señor Sánchez, -ahora una, luego la contraria- son recomendaciones del Comité o simples y apresuradas medidas políticas para mitigar la que se le viene encima?

¿Habrá nuevo cambio de Comité Científico? ¿Irán las investigaciones por la vía de que el percebe es el huésped del coronavirus?

¿En manos de quién estamos? La situación es como para andar con bromas o en manos de este presidente. Eso sí que es una broma pesada.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

29 marzo 2020

CENTENARIO DE LA LEGIÓN (81-15) UNA GENERALA EN BOSNIA-HERZEGOVINA Ángel Morales Díaz-Otero General de Brigada de Infantería DEM (R) y Coronel Jefe de la AGT CANARIAS

A modo de preámbulo y antes de pasar a los hechos concretos que nos ocupa, el Toque de Generala fue realizado a través de todos los medios radio y telefónicos de la Agrupación Táctica (AGT) Canarias, por el entonces Cabo Julio cornetín de ordenes del Tercio D.Juan de Austria 3º de La Legión y en aquellos momentos escolta del Jefe de la Agrupación, quién la ordenó al amparo de nuestro Espíritu de Compañerismo del Credo Legionario “Con el sagrado juramento de no abandonar jamás a un hombre en el campo, hasta perecer todos”.

Este acontecimiento, que en mi larga vida militar en activo, 44 años, solo la he escuchado esa vez hecha una realidad, fue el que consiguió el desenlace positivo de aquella difícil situación. Además del Cabo Julio su ejecutor, hoy destinado como Cabo 1º en el RI Soria 9 de Fuerteventura, como del resto de los componentes de la Plana Mayor de Mando (PLMM) de la AGT, su jefe el Teniente Coronel (TCOL) Castro Zotano (General de Brigada.-GB.- Retirado), el Comandante (CTE) Salafranca (Coronel.-COR Retirado), el CTE Torres (COR Retirado), el CTE de Salas (GB Retirado),el CTE Arias Salgado (GB Retirado), el Capitán (CAP) Lanfus (GB en Activo), el CAP. Salom (GB en Activo), el CAP. Esteban (GB en Activo). Etc., son testigos de este hecho y que estaban junto al Coronel jefe en esos momentos. Por su lealtad y apoyo aquel día y siempre a mi lado, quiero recordar a dos magníficos Comandantes de mi PLMM Corisco y Acuña hoy desgraciadamente Generales de Brigada fallecidos.

El relato que escribo y cuento como historia de los legionarios, es un hecho real que aconteció en Bosnia-Herzegovina a la AGT Canarias durante su permanencia en ese país, formando parte de las Fuerzas de Protección de Naciones Unidas (UNPROFOR) en el año 1993.

Estaba desplegada la AGT desde SPLIT en Croacia, base retrasada de su Destacamento Logístico (UAL), hasta el Norte de Jablanica en cuya zona, de 100×190 km, cumplía su misión de Ayuda Humanitaria con escoltas de convoyes y entrega de comida y medicinas, así como las del transporte de heridos, enfermos o desplazados, con las dificultades desde la llegada a zona de operaciones , acentuada por el estallido de la guerra entre bosnios-musulmanes y bosnio-croatas y ambos contra los serbios-bosnios.

Esta noble misión, fue ampliada a petición de Teniente General Morillón Jefe de UNPROFOR en Bosnia-Herzegobina y ratificada su autorización por el Comandante de la Fuerza de Acción Rápida (COMFAR) General de División Muñoz-Grandes, con la de Interposición entre fuerzas contendientes, ejércitos del HBO-Croatas, Bosnios y Serbios, misión mucho más sacrificada y peligrosa que la inicial. La AGT durante su estancia de seis meses en esa zona de combates tuvo 68 bajas, de ellas 10 muertos y 58 heridos.

Aprovecho estas líneas, para dedicarles el recuerdo de mi admiración y cariño hacia todos aquellos valerosos soldados, así como enviar a sus seres queridos, representados por la familia, mi querida Rosa esposa de nuestro primer caído en Misiones de Paz el Teniente Arturo Muñoz Castellanos, al que conocía desde niño, nuestro agradecimiento por el sacrificio y entrega de sus vidas, así como expresarles a todos el honor y orgullo de este veterano General de haberlos mandado.

El episodio que a continuación se expresa concuerda con lo que especifica el DIARIO DE OPERACIONES de la AGT CANARIAS, del Grupo Táctico COLON (Bandera Ligera Mecanizada VIII”COLON”) y de la UAL, así como de la memoria de aquellos hechos del Coronel Jefe de la AGT:

El 25 de abril una Sección de la Compañia (Cia.) Farnesio del Destacamento de Jablanica, compuesta de 3 BMR,s de línea y 1 Mercurio de transmisiones. Sobre las ocho de la mañana patrullaba entre los pueblos de Ostrozac y Celevici con la misión de información de la zona para conocer detalles de las posibles dificultades en los transportes de ayuda humanitaria y acudir en ayuda o interposición ante cualquier conato de enfrentamiento entre bosnios-musulmanes y del HVO-croatas.

La Sección al mando del Teniente Jose Luís Monterde Maldonado y sobre las diez de la mañana es parada por un grupo de milicianos croatas armados que huían de su pueblo Radesine, atacado y quemado la noche anterior por los bosnios. A este grupo de unas 20 personas se unen muy rápidamente otras 200 entre mujeres, ancianos y niños y piden la protección de Naciones Unidas pues estaban siendo perseguidos por los “cisnes negros”, un grupo numeroso de musulmanes que vistiendo de negro y cinta en la frente del mismo color, sembraban el terror en la zona y que estaban desplegados y apuntando con sus armas contra-carro, los RPG7, a los BMR,s españoles. Los bosnios le dan 5 minutos al Tte Monterde para que les entregue a los 20 milicianos armados o de lo contrario dispararan sobre los BMR,s, legionarios y civiles.

El Oficial habla por radio con el Coronel, que ha tomado el mando de la situación desde su Cuartel General de Medjugorje, le explica la situación de su patrulla y su Jefe le ordena que los milicianos dejen sus armas y así poder protegerles, ya que armados y protegerlos sería tomar partido por los croatas, y le comunica que la decisión que ha tomado, escuchado el parecer de su Estado Mayor, es ir con toda la Agrupación a defenderlos como contempla nuestro CREDO LEGIONARIO. El Tte Monterde animado por las noticias de su Coronel y pensando en los Espíritus Legionarios de Compañerismo y de Unión y Socorro, cumple con extraordinaria entereza su misión de protección.

Es en esos momentos cuando se abren todas las radios y teléfonos para que se escuche con claridad la GENERALA, el Cabo Julio se emociona tocando su cornetín lo mismo que el resto de Jefes, Oficiales Suboficiales y Tropa de la Plana Mayor, pero todos con el convencimiento que la Decisión está bien tomada para apoyar a sus compañeros. Se pasa la orden de municionar y suministrar para 3 días de combate a todas las Unidades de la AGT.

La Misión será la de dirigirse en dirección a la zona del conflicto, para ayuda de sus compañeros legionarios, marchando con rapidez por diferentes itinerarios. Desde SPLIT  la UAL al mando del CTE López de Maturana en sus vehículos de transportes y suministros; desde DRACEVO con todas las unidades de maniobra del GTMZ COLON y de la Cia MZ de Zapadores al mando del TCOL Alonso Marcili; desde MEDJUGORJE el Coronel Jefe con la PLMM Mecanizada Operativa, el Escuadrón Ligero Acorazado y la Cia. Mecanizada de Transmisiones y desde JABLANICA con el resto del SGT Farnesio al mando del CTE Mariñas. La orden es no parar o abrirse camino por todos los Check-Point en manos de bosnios o de croatas para llegar a la zona de Radesine.

Cuando los cisnes negros se aperciben, recibiendo información de sus fuerzas bosnios-musulmanas, que las Unidades españolas empiezan a moverse y que van de camino 1200 legionarios dispuestos a defender a sus compañeros, su actitud cambia radicalmente. Recogieron el armamento de los HVO y dejaron de apuntar con los contra-carros, establecen conexión con el Tte. y le permiten escoltar a los civiles. Ante esta nueva situación el mando de la AGT revoca la orden dada y repliega a todas las Unidades a sus respectivos Bases, manteniendo el estado de alerta

Como habréis percibido en este breve pero curioso relato, las decisiones que se toman pensando en nuestro Credo Legionario son valiosisímas lo que nos lleva a pensar que nuestro Coronel Fundador no se equivocaba en nada al escribirlos.

Ángel Morales Díaz-Otero. General de Brigada de Infantería DEM (R.) y Coronel Jefe de la AGT CANARIAS

Blog: generaldavila.com

29 marzo 2020

LOS VERSOS DEL CORONEL Félix Torres Murillo. Coronel de Infantería DEM. (r)

LA PASIÓN A SU “MANIERA”

 Para ser colgado en un lugar concreto recibe El Greco, recién llegado a Toledo, el encargo de pintar un “expolio” por parte del cabildo de la catedral; y él lo concibe y ejecuta en el momento previo del reparto de las vestiduras. Y nuestro, ya, amigo también “se dio”, con la “Iglesia”, con mayúscula esta vez. Dos años dedicó a pintarlo y el resultado final no satisfizo al cabildo, por falta de “decoro”; y no busquen en el DRAE. el significado que esta palabra tenía en la España de la  Contrarreforma de finales del s. XVI, como ya se ha apuntado.

No era decoroso, no ya que una variada turba de indeseables (cada rostro un mundo) insultara, apabullara, estrujara, abrumara y se burlara de Jesús en el momento del despojo, sino que sus cabezas sobresalieran sobre la suya (composición isocefálica inspirada en su formación bizantina que, efectivamente, sorprendió y  desconcertó al cabildo catedralicio). Y no lo era que un esbirro tuviera Jesús maniatado con una simple soga; ni lo era que otro, el que manipula la cruz le “robara un primer plano”; o que el centurión que “posa” a su derecha lo haga embutido en una armadura renacentista, con los morriones de los soldados, en claro anacronismo.

Para colmo tampoco hubo acuerdo en el valor del cuadro. En la forma en que por aquí, que no en Italia, se llevaba a cabo la tasación de las obras, la parte en representación del pintor pedía casi cuatro veces lo que los representantes del cabildo estaban decididos a abonar. A final, y supongo por no perder tan importante cliente, cosa que ocurrió, El Greco se avino a cobrar un monto algo por encima de lo ofrecido por “la parte contratante” pero muy inferior a lo estipulado por los representantes del maestro. De todas formas, tan disgustado no estaría el cabildo cuando el cuadro se colgó (y aún sigue, enmarcado en un impresionante escenario de mármoles y bronces) en el lugar para el que se pensó, la sacristía de la SICP. Tras una acertadísima restauración el cuadro, presidiendo un apostolado, luce en todo su esplendor: sólo la túnica de Jesús en rojo cadmio llena de color el amplísimo espacio; a su izquierda pasa, casi, desapercibido otro “expolio”, éste firmado por Goya; se lo recuerdo al visitante, lo tendrá a su derecha.

 Fue, como digo, el primer y último trabajo que El Greco hizo para la catedral. Pero curiosamente fue en el espíritu contra reformista donde encontraría “el filón” (perdón) para desarrollar en Toledo el práctico conjunto de su obra expuesta en iglesias y conventos. En fin, y me perdone el lector “confundir” picas con alabardas, otro anacronismo, sólo por aquello de la métrica.

Llegados al lugar llamado Gólgota le dieron a beber a Jesús vino mezclado con hiel, pero él, habiéndolo probado, no quiso beber. Los que lo crucificaron se repartieron sus vestidos a suertes

Mt. 27,33

…tomaron sus vestidos haciendo cuatro partes, una para cada soldado, y la túnica.

Jn. 19, 23

El expolio. 1577-79. Catedral de Toledo

 

POLÉMICAS

 (Soneto)

 La luz, esa quietud, el colorido,

el Cordero, la víctima inocente;

el sosiego, la paz, lo trascendente,

la entrega en la su hora del Ungido.

 

La burla y el escarnio inmerecido,

la chusma, lo soez, lo impertinente;

  lo sombrío, el desorden inclemente,

la infame acusación de un fementido.

 

Un sayón que prepara su tormento,

de las picas, presencia amenazante;

un sollozo, un lamento, tres Marías…

 

Un volver al pasado en su argumento,

una composición desconcertante:

de un coloso, saberes y maestrías.

(Continuará, D. m.)

ASESORAMIENTO E INTELIGENCIA EN LAS OPERACIONES. Vicente Díaz de Villegas y Herrería Soldado de España

Entre los factores de estudio para la decisión del mando en las operaciones está el enemigo. Se estudia al enemigo para ver cuales son sus posibilidades de acción, sus probabilidades y la intenciones de empleo.

En el ciclo de Inteligencia está la Dirección, Obtención, Análisis y Difusión. En la Obtención es necesario situar los receptores humanos o técnicos, ocupando ventanas en los lugares y momentos oportunos que observen indicios de la acción enemiga para dar tiempo a actuar o reaccionar confirmando las posiciones y acciones del enemigo.

Después se integra en el sistema de análisis junto a otros estudios como su orden de batalla, armas y efectos y las personalidades de sus líderes.

En la crisis del CV19 que nos ocupa, parece que lo que han sobrado son indicios y lo que ha faltado es un análisis apropiado de los mismos pero, sobre todo parece que ha habido una voluntad de ignorar qué enemigo se nos venía encima.

En el EM alemán cuando sus juicios eran ignorados por sus jefes, estos jefes debían firmar el enterado desacuerdo para ajustes posteriores en caso de fracaso.

¿Qué asesoramiento recibió el gobierno? ¿De quién ? ¿Cuándo?

La voluntad de retorcer argumentos y no valorar los asesoramientos, por ideología e incapacidad, se ha traducido en una imprevisión para dotarse, ya en enero, del material que era considerado vital para combatir los efectos del virus, mientras se llamaba con insistencia al 8M se repartían subvenciones a las organizaciones de amigos que sirvan de hubs para colocarse cuando estén en la oposición.

Las subvenciones llegan a nivel internacional, como con las exministras de ZP colocadas en ONU gracias a la generosa aportación de los impuestos de los españoles a la Organización. Otros ejemplos a reseñar sobre subvenciones, fué el de una ONG en 1999 en Kosovo que con el nombre de Madre Teresa, aunque nada tenía que ver con la orden de la Madre Teresa, recogía fondos para las fuerzas combatientes del UÇK. Otro tanto se puede decir de los cientos de ONGs, desmanteladas a raíz de los atentados del 11S, que servían de tapadera y subvención a los terroristas.

En España no somos ajenos al fenómeno con fundaciones, grupos, y ONGs que sirven a partidos políticos.

El corolario económico del Virus es la inactividad y hundimiento de la economía. Es el momento de adelgazar la elefantiásica estructura política en todos los niveles de la administración del Estado, empezando por el número de Ministerios, siguiendo por los parlamentos y parlamentarios, consejerías y embajadas autonómicos, hasta llegar a los Ayuntamientos sin olvidarnos de los de la Unión Europea.

La pandemia ha arrojado en España más luz sobre una política que, dejó de ser servicio a España y a los españoles al enfermar por la cantidad de sanguijuelas que la debilitan con:

– estructuras superfluas – (OPG, Organizaciones de Partidos Gubernamentales)

– derroche de capitales

– corrupción para enriquecimiento de familias y amigos de “políticos” disfrazados de demócratas.

– colocación de personal, que ni esta preparado en la materia específica ni sabe de gestión empresarial de nivel, al frente de puestos de las estructuras y organizaciones empresariales del Estado (Correos, ENUSA-Empresa nacional del Uranio-, Eléctricas, RTVE, EFE, Dirección de la GC, Autoridades portuarias…) retribuyéndoles muy por encima de las pagas de los funcionarios

y militares de mas alta responsabilidad y preparación.

– Infiltración de diktadores con ideologías liberticidas.

Ahora hay que ahorrar controlando el aparato estatal, adelgazándolo y seleccionando a los mejores.

Nos va a ir mejor. Se podrán comprar Respiradores, EPIs, …y levantar la economía.

Es hora de hacer los EREs de la PolitiquePoliticienne.

Mientras tanto es hora de abrir las Cortes y que el Gobierno/Ejecutivo dé cuenta y sea controlado por el Legislativo. Que los diputados den la cara la cara y que los tribunales juzguen conductas ante los mas de 2.100 muertos como están dando la cara y la vida los Sanitarios, Policías, Soldados, Camioneros, Reponedores, Agricultores, Bomberos, Electricistas…

Vicente Díaz de Villegas y Herrería Soldado de España

23/3/2020

Blog: generaldavila.com

QUEREMOS UN GOBIERNO QUE NO NOS MIENTA. DESALOJEN LA MONCLOA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Todo esto les produce mucha risa

¿Tiene mascarillas ILLA? No esas las venden en la Moncloa. ¿Y test del coronavirus ILLA? No son fiables, pero si compra un gel desinfectante viene un “TEST ILLA” de regalo. Me dicen en la farmacia.

¡ILLA! ¡ILLA! ¡ILLA!; ¡ILLA maravilla! ¡Queremos “TEST ILLA”! Cantaba el PSC o el moncloita, o los chinos. Más bien algunos de los chinos. Que se la han clavado. Si no fuese por la gravedad del asunto las chirigotas durarían la eternidad del virus. Malo es un tonto, peor dos, tres, cuatro y así… En la tele a diario. La Moncloa se los compra a los chinos, sin homologar. Dos tontos por el precio de uno. No caben más en el recinto de la Moncloa. Pero mandan, nos mandan a… o al cementerio, que ni eso, mientras dice el Gobernador del Reino <<ahora va a llegar la ola>>. Sin dignidad, solo con un mínimo debería dar paso a la solución que lleva días esperando en la puerta de la Moncloa para entrar cuando ellos salgan. Habrá que cambiar el colchón. Va siendo hora.

Dicen que España se ha convertido en una inmensa corrala que habla desde los balcones, que son tiempos de unidad y de no crear polémicas políticas. Creo que es un grave error. Es tiempo de salvar vidas y de gobernar con eficacia y sobre todo con verdad; caso de no hacerlo se debe remediar la situación con un relevo inmediato.

El Gabinete de Crisis no debería ser el que es. Esta es una situación sin precedentes que requiere tomar decisiones sin precedentes. España no es de Sánchez ni de Iglesias.

Tenemos científicos en el Centro Superior de Investigaciones Científicas verdaderamente alarmados por la ineficacia del Gobierno y por no haber reunido un Comité de expertos para la lucha. La política debe ponerse a retaguardia de la ciencia, para apoyar, no para decidir como <<Illa maravilla>> que de esto sabe nada; dudo si de política sabe algo. Un verdadero peligro.

¿Que necesitamos? Un Gobierno que no nos mienta. Nada hay tan grave y perjudicial que el irresponsable desconocimiento. Peor que la mala intención. No todos valemos para todo. Este presidente es… ¿para qué repetirlo?, y su vicepresidente más, pero más listo. Agazapado en su zorrera espera que la gallina quede suelta y sin vigilancia.

La solución urgente es que alguien se haga cargo de la crisis. Sé que los científicos están alarmados, las industrias sanitarias sobrepasadas y asustadas, los médicos aterrados, la población desinformada. Empieza el pánico. El pánico son ellos, no la enfermedad; la incapacidad, inútiles que nos conducen al precipicio.

ILLA vete. Sánchez vete. Iglesias sal de tu zorrera y vete.

Era <<muy bajo el riesgo de coronavirus de China en España>>, decía el insensato maravilla.

ILLA vete a la… Sí, no te equivocas, ahí. Llévate contigo al conjunto que te apoya y dedícate a jugar a los chinos.  Todos mienten, y cuando digo todos, sé lo que digo. Órdenes. En boca de uno de ellos: <<Aquí todos mentimos>>.  Al fin Defensa se digna decirnos el número de soldados contagiados. ¿Secreto de Estado? Apañados vamos. Y lo que te rondaré…

Si nos queréis, irsus. Desalojen la Moncloa, dejen hueco.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

27 marzo 2020