PASCUA MILITAR

Voy a ser muy breve. Hoy es el día de la Pascua Militar: 6 de enero 2021.Felicidades a los Ejércitos de España.

¿Las Fuerzas Armadas no se van a acordar del Rey D. Juan Carlos de Borbón que ha sido nuestro Mando Supremo durante cerca de 45 años?

¿No va  a haber una felicitación institucional?

La ingratitud y el olvido son característicos de aquellas personas de las que mejor no fiarse.

Felicidades Majestad por Vuestro cumpleaños y por estos años bajo Vuestro Mando en los que España y sus Fuerzas Armadas brillaron en el mundo.

Gracias Majestad. Feliz Pascua Militar.

¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Viva las Fuerzas Armadas!

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

6 enero 2021

Blog: generaldavila.com

Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Pues así, así, con prisa pero sin pausa estamos en train de convertirnos en una(s) republiquita(s) federada(s ) y bananera(s ) bajo el mando supremo del primer iluminado que se presente, o se haya presentado; Toni cantó, Cs, dixit.

 Y es que ley a ley (publicada en BOE o latente en su imaginario), decreto a decreto, orden a orden, abuso a abuso, tacita a tacita, el paisaje político está variando y degenerándose considerablemente; y por empezar empiezan por atacar, despreciar, ningunear, insultar y  ridiculizar las bases que sustentan un estado democrático: la propia Jefatura del Estado, los símbolos con los que aquel se manifiesta e identifica, la separación de poderes, el juego normal de la alternancia…Todos y  cada uno pisoteados a través de integrantes del mismo gobierno, sus adláteres y socios de ídem, las instituciones puestas bajo su bota, perdón, su mando y cualquier apesebrado mindundi que pasara por ahí; que “to es bueno pa´l convento” que decía el fraile con su liviana carga al hombro…; por qué lo decía me lo callo porque, ¡jo, qué antiguo!, hay señoras delante.

 Y así hemos iniciado este año “de la esperanza”; que si he de quedarme con alguna me quedo con la Esperanza, con mayúscula, la del Padre Ripalda.

 De la prensa de enero de 2021

*** TVE CENSURA LA BANDERA DE ESPAÑA EN LA PUERTA DEL SOL DURANTE LA RETRANSMISIÓN DE LAS CAMPANADAS

La cadena pública estatal recorta planos y coloca un inmenso recurso floral para ocultar la enseña nacional

*** Rosa María Mateo será preguntada en el Congreso por los motivos por los que “censuró” el concierto en homenaje a las víctimas de la Covid de Nacho Cano y por el uso del programa ‘Cachitos’ para promocionar “el discurso político de los partidos del Gobierno contra el Rey y la oposición”SÍMBOLOS

 (Soneto con estrambote)

 Sin hilo no dan, ven, ni una puntada,

que en fase están de acoso y de derribo;

hoyarla y humillarla es su objetivo

y es toda la ocasión aprovechada.

Pues de España, la aún así llamada,

la Unidad, su pasado sugestivo,

en ruin afán convierten, compulsivo,

por verla roja, rota y desmembrada.

 

Acuden a groseras artimañas,

a añagazas y tretas infantiles,

y arrollan cualesquiera instituciones.

 

Los símbolos se ven en sus campañas

agredidos, tratados como hostiles,

blanco son de sus mitos y obsesiones.

 

Y pues saben su fuerza aglutinante,

llevárselos pretenden, por delante

Don Eufemio, ene. 2021

(Continuará Dm; y si nos dejan)

 

ERES MÁS ROJO QUE EL CAPOTE DE CAGANCHO Rafael Dávila Álvarez

Joaquín Rodríguez Ortega, Cagancho, la lio parda en Almagro. Aquel día decidió no ofrecer completo su recital de verónicas con su afamado capote de color rojo Cagancho. Un rojo intenso y penetrante de sangre de toro bravo. Tuvo que salir de la plaza acompañado de la guardia civil al querer matar el toro a pinchazos desde el burladero.

En los mapas militares donde plasmábamos los ejercicios tácticos, los colores utilizados eran el rojo y el azul que correspondían a los dos bandos enfrentados. Los buenos éramos los azules. Con «la ley de los rojos» cambiamos el azul por el rosa.

A algunos compis les gustaba el rojo pasión, eran Fernando, Pedro, Manolo, Julio y esos. Por eso cuando había gresca siempre saltaba uno que les gritaba: «Eres más rojo que el capote de Cagancho». Nos echábamos unas risas y fin de fiesta. Hubo que recordarles que marcar el paso era ¡izquierda! ¡derecha!, y así. Perdían el paso, siempre al contrario de la Compañía. Para ellos solo había izquierda o ir a contramano.

Entre rojos y azules había sus matices. El rojo, el rojillo y el encarnao; el azulón, y el engañabaldosas, que nunca sabías cual era la que pisaba. El caso es que convivíamos sin ir a mayores, incluso ahora ya de mayores, ¡sorpresa!, que volvemos a vernos y los rojillos se han hecho de derechas.

Ha saltado no sé qué lío en la Escuela de Especialidades de la Estación Naval de la Graña, con destitución del Jefe de Estudios incluida,  porque en una efeméride se ha hecho referencia a alguna batalla de la Guerra Civil y se han referido a rojos y azules.

¿Cuál es el problema? Es historia. No son términos que hayan salido de la nada, sino que fue  una forma de denominar a los bandos enfrentados en la Guerra Civil española, esa que pretende seguir protagonizando nuestra actualidad ¡con la que está cayendo!

¿Rojos? Ellos así se llamaron. Muchos historiadores siguen utilizando esos términos.

Los rojos se bautizaron; a los nacionales los bautizaron. Unos eran el Gobierno de Madrid, los otros el de Burgos. No eran republicanos contra monárquicos; republicanos eran casi la mayoría después de haber echado de mala manera al Rey Alfonso XIII el año 1931 en unas elecciones municipales que nada tenían que ver con monarquía o República.

Cuando aquellos del Pacto de San Sebastián perdieron las elecciones y ganó la derecha dijeron: ¡No; esto es demasiado!, ¡hasta aquí hemos llegado! No hemos hecho la Revolución roja para que ahora vengan estos con su orden y ley.

El 27 de septiembre de 1934 El Socialista publicó: «Las nubes van cargadas camino de octubre. Repetimos lo que dijimos hace unos meses. ¡Atención al disco rojo! El mes próximo puede ser nuestro octubre. Nos aguardan días de prueba, jornadas duras […] tenemos nuestro ejército a la espera de ser movilizado. Y  nuestra política internacional. Y nuestros planes de socialización». Era el octubre rojo y se anunciaba el Ejército Rojo.

Anota Gustavo Bueno: «La guerra preventiva comenzó en 1934».

Julián Marías habla de frivolidad y de la irresponsabilidad máxima del Partido Socialista en octubre de 1934, aprovechada por los catalanistas, que llevó a la destrucción de una democracia eficaz y del concepto mismo de la autonomía regional.

Ellos, los revolucionarios, se definen en el bando dictado por su Comité: el Ejército Rojo.

«HACEMOS SABER: Desde la aparición de este bando queda constituido el Ejército Rojo, pudiendo pertenecer a él todos los trabajadores que estén dispuestos a defender con su sangre los intereses de  nuestra clase proletaria. Este ejército quedará compuesto y se dirigirá en la forma siguiente…».

«Dicho Ejército  sería el instrumento necesario de la Revolución, y como núcleo anticipado del mismo se alistaban las milicias juveniles semiuniformadas, que solían desfilar con frecuencia por las calles» (Aproximación histórica a la Guerra Española. Vicente Palacio Atard).

Era la Revolución roja que amparaba Largo Caballero: «Las finalidades concretas de este Ejército serán: sostener la guerra civil que desencadenará la instauración de la dictadura del proletariado, realizar la unificación de este por el exterminio de los núcleos obreros que se nieguen a aceptarla y defender de fronteras afuera, si hace falta, nuestros principios…» (Largo Caballero alocución en Oviedo 15 junio 1936).

Pues sí: Ejército Rojo. Más rojo que el capote de Cagancho.

En esta historia nada como el vocabulario náutico.

Borriquete: Vela que se pone sobre el trinquete con tiempos duros para que sirva en caso de rifarse este.

Tiempos duros donde necesario es poner el borriquete; no todos. No para los que responden a la otra acepción que el diccionario asigna a la palabra.

Borriquete: asno.

Rafael Dávila Álvarez

5 enero 2021

Blog: generaldavila.com

GIBRALTAR: ERRÁTICA POLÍTICA EXTERIOR Y DE DEFENSA. Rafael Dávila Álvarez

El artículo publicado ayer en este blog por el Capitán de Navío Ángel Liberal Gibraltar, un pueblo dentro de una base militar, alerta sobre la verdadera razón del interés del Reino Unido por Gibraltar y disecciona el problema para dejar a la vista sus escondidas entrañas y avisarnos de la gravedad de lo que nos esconden. El Gobierno de España, con el ministerio de Asuntos Exteriores a la cabeza, debe ser consciente de su impotencia, aunque  pretenda dar la imagen de un éxito en su negociación. La situación y postura del Gobierno español es de extrema gravedad, a todos nos afecta, y debemos conocer y proclamar empezando por el ministerio de Defensa español y nuestras autoridades militares, ¿les importa algo Gibraltar?

Dice el CN Ángel Liberal: «Sabemos que las negociaciones han tenido muchas dificultades. Es posible que todas ellas se deban a la única razón que explica la presencia británica en Gibraltar y es que el Peñón entero es una base militar, con un pueblo de unos 33.000 habitantes en su interior. La militar es la única razón de la presencia británica en el Estrecho, la fundamental, la que prevalece desde 1704».

Llevamos años oyendo decir a los estrategas de salón y ególatras globalistas que Gibraltar no tiene interés estratégico alguno y que deberíamos olvidarnos de la colonia y negociar con los británicos (lo que desean es una entrega incondicional de lo robado).

El caso es que Gibraltar es una base militar —hablando claro: exclusivamente militar — escondida detrás de un pueblo como muy bien nos argumenta Liberal—. ¿Cómo se entiende que esto ocurra entre aliados en lo militar y concepto estratégico de la defensa? Solo hay una respuesta: no se fían de nosotros. ¿El Reino Unido? No solo. El problema es que los que no se fían son ellos y el gigante estadounidense, ese que mira ahora también hacia Marruecos para instalar sus bases y completar el dominio de ese Estrecho sin importancia según los espléndidos analistas. Base logística. Muelles para atraque de submarinos nucleares. Espionaje. Control del Mediterráneo. Cosas de una situación geográfica privilegiada.

Mientras salta la pregunta retórica: ¿Para qué querrán ese trozo de roca?

Ese es el problema en su profundidad. Un problema político y militar (subrayemos esto último) en el que hay exclusividad y Europa no juega, ¿España? ¿Pero existe España? Significado: España política y militarmente queda a los pies de los caballos. Políticamente no es de extrañar, no somos ejemplo de nada ni para nadie, sino todo lo contrario. Débiles y erráticos. En lo militar me duele en lo hondo porque además somos mucho mejores soldados que británicos y estadounidenses. Mucho mejores.

La política: un Gobierno, el nuestro, sin firmeza, sin política exterior, y sin nivel de respuesta que permite que se rían de él y de sus Fuerzas Armadas. Lo militar: nuestros ejércitos por lo que se ve no sirven para defender el sur de Europa, pero sí para desplegarse en la frontera con Rusia o desplegar nuestros misiles en Turquía.

Esto de las alianzas militares ha terminado en Europa. La OTAN ¿Cuántas divisiones tiene la OTAN? Preguntaba el ruso.

Años de engaño británico. Se diluirán estos primeros coletazos, el control está por ver (¿control del puerto y aeropuerto?). En nada volverá el contrabando, los submarinos nucleares seguirán entrando y las antenas al viento seguirán practicando el espionaje.

La imagen exclusiva que nos ofrece el Capitán de Navío Liberal, debería hacer temblar a propios y extraños. ¿Qué es Gibraltar?: un polvorín a los pies de España, un mundo a nuestras espaldas repleto de aviones militares que van y vienen, submarinos, depósitos de armamento y munición, espionaje llamado Inteligencia. ¿Para quién (es)?

Nuestros ejércitos seguirán paseándose por el mundo mientras otros apoyan el robo de un trozo de España en un clamoroso (vergonzante) silencio. Digno de escándalo. ¿Cuál será la siguiente entrega?

¡Qué vienen los rusos! ¡Pero si ya hemos entregado las armas! Vendrán los otros. Por el sur. En pacífica marcha, verde, azul o amarilla.

¡Ay el Brexit! ¡Cuánto tiene que aprender esta Europa en la que España se sitúa en su frontera sur (la del ajo); allí donde Gibraltar.

De vez en cuando conviene mirar el mapa porque la política cambia, no la geografía.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

4 enero 2021

GIBRALTAR, UN PUEBLO DENTRO DE UNA BASE MILITAR. Ángel Liberal, Capitán de Navío (R.)

Con el final del periodo transitorio del brexit ha empezado una nueva relación entre el Reino Unido (RU) y la Unión Europea (UE).

La agudeza de una persona concreta permitió evitar que el ámbito territorial de los acuerdos a los que pudiesen llegar la UE y el RU incluyese a Gibraltar; su relación con la UE tiene que ser  negociada entre España y el RU.

El día 31 de diciembre, pocas horas antes de que se terminase el plazo previsto para la salida definitiva del RU de la UE, se informó de que España y el RU habían llegado a un principio de acuerdo sobre el nuevo encaje de Gibraltar en la UE.

Por lo que se ha publicado en la prensa, da la impresión de que el elemento fundamental de la negociación España RU ha sido la fluidez del tránsito por la verja.

Esta es una cuestión vital para Gibraltar porque su economía depende de esa fluidez y de la disponibilidad de los trabajadores transfronterizos, no así la de la Comarca y muchísimo menos la de Andalucía aunque, con la «subversión ideológica» que con tanta habilidad practican desde Gibraltar, intentan hacernos creer lo contrario; está claro que lo han conseguido en ciertos ambientes.

Nadie dice ni una palabra de que, si esa economía local cae, las fuerzas armadas británicas tendrían que financiar por completo su base militar y, el contribuyente británico tendría que subvencionar a la población local, como en los años 60 y 70 del siglo pasado.

El desastre global provocado por el COVID19 ha agravado notablemente la situación económica de Gibraltar, que ya estaba excesivamente endeudado.

Las autoridades locales, aparentemente angustiadas ante la evidencia –provocada por los británicos –de que el paso por la verja tendría la consideración de frontera exterior de la UE, sugirieron (con éxito, como se acaba de ver) la conveniencia de integrar a Gibraltar en una especie de Schengen a medida, con paso franco para las personas que, una vez salvada la verja, podrían desplazarse hasta el otro extremo de Europa; eso sí, con agentes de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) para controlar los accesos al puerto y al aeródromo militar de RAF-Gibraltar (convertidos en puntos de entrada en la zona Schengen), pues la presencia de la Policía Nacional y Guardia Civil en esos puntos, al parecer podría provocar graves patologías en la población local. Como consecuencia, en la verja desaparecen los controles españoles y, en cuanto a los agentes de Frontex, quedan bajo la autoridad de España pues el RU no forma parte de Schengen y Gibraltar es una colonia del RU, no es un Estado.

En ayuda de sus pretensiones utilizan a los trabajadores transfronterizos –unos 9.000 españoles- convertidos en rehenes, ahora como en los últimos 30 años. También utilizan a un conjunto numeroso de políticos, periodistas, empresarios, sindicalistas y profesores, todos ellos españoles, a los que llevan muchos años cultivando y ahora dan la cara para justificar las atenciones recibidas.

Sabemos que las negociaciones han tenido muchas dificultades. Es posible que todas ellas se deban a la única razón que explica la presencia británica en Gibraltar y es que el Peñón entero es una base militar, con un pueblo de unos 33.000 habitantes en su interior. La militar es la única razón de la presencia británica en el Estrecho, la fundamental, la que prevalece desde 1704.

Esa población local es imprescindible para el apoyo logístico a la base pues le proporciona diversos servicios y contribuye a su financiación; entre esto y la generosidad y flexibilidad españolas de niveles cósmicos, los británicos consiguen mantener el «ultra lowcost» de su base. Pero sobre todo, el papel de esa población es el de servirles como excusa para intentar justificar su presencia en esta colonia militar; les «sirve como escudo para justificar el incumplimiento de mandatos internacionales».

Los transfronterizos, además de servir de rehenes, proporcionan  «mano de obra barata que no crea problemas de alojamiento». De su disponibilidad, tan graciosamente facilitada por España a lo largo de la historia, depende la supervivencia de la economía local y la de la base militar con su «formato actual».

En último término, no importan ni la población local ni los transfronterizos ni nada que no sean los intereses militares británicos.

En el gráfico puede verse como el Peñón entero es una base militar, desde el istmo ocupado ilegalmente con el aeródromo de la RAF, hasta punta Europa, con las instalaciones de obtención de Inteligencia (también contra España) y de control del tráfico marítimo del Estrecho. En la zona portuaria está la base naval, con el muelle Sur que tiene una parte clasificada como muelle Z y está acondicionada para reparar submarinos nucleares algo que, aunque lo hacen con notable frecuencia, los llanitos no son capaces de ver.

En lo alto del Peñón están las antenas de radar, las de comunicaciones y otras instalaciones. En la ladera de levante tienen instalaciones relacionadas con los túneles militares en los que tienen polvorines para almacenar munición de artillería naval, bombas, minas, misiles, torpedos e incluso -ocasionalmente- material radiactivo.

En aguas próximas a la costa de levante se encuentran instalaciones de acústica submarina, algunas de las cuales se prolongan mar adentro para detectar submarinos en tránsito.

En el gráfico puede verse como, sin lugar a dudas, Gibraltar es un pueblo rodeado por completo por instalaciones militares.Es posible que a los militares británicos no les entusiasmase la posibilidad de ver agentes de policía extranjeros (dependientes de España) pululando por esas calles, conociendo, controlando e informando de lo que entra y sale del puerto y aeródromo. Sin embargo, por lo visto, han acabado por aceptarlo; desconocemos en qué términos.

Eso sí, ahora –con las dificultades planteadas por los británicos para llegar a un acuerdo con España- los llanitos habrán podido rememorar el valor que tienen para su Potencia Administradora. La misma que «administra» Diego García  y «administró» Hong Kong hasta que se lo entregó a China. La misma que en 1940/41 envió a más de 18.000 llanitos al exilio por considerarlos «bocas inútiles» y un estorbo para la defensa frente al previsto ataque alemán para tomar Gibraltar.

España no ha tenido nada que ver con esas dificultades y no les puede servir como excusa a los británicos, ni verla como enemiga los llanitos, menos aún con la ayuda vital que reciben, precisamente de España (antes «Corea del Norte»), durante la pandemia del Covid19. Todo lo contrario, es España la que va a permitir que la economía local siga floreciendo unida a Europa (aunque no sabemos exactamente cómo), que la base británica siga cumpliendo la misión que le ha asignado su Ministerio de Defensa y además, que continúe como base militar de «ultra lowcost». Todo esto en Gibraltar, incluido como está en la «Lista de Territorios No Autónomos», de Naciones Unidas; todavía.

Ángel Liberal Fernández  (R, de Retirado)

3 enero 2021

Blog: generaldavila.com

 

Desde sus atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Pues sí; el Gobierno ha presentado en la persona de su presidente un un “informe de rendición de cuentas elaborado por el propio Gabinete de la presidencia del Gobierno”. (¿?)

 Y no; “no es una auditoría externa al uso aunque sí que se ha contado con nueve académicos para que certificasen la metodología en la que se basa el proceso de rendición de cuentas… La Moncloa se esforzaba […] en destacar que se trata de expertos de carácter independiente y de «máximo prestigio profesional en el ámbito de las ciencias sociales», lo cierto es que muchos de ellos han reflejado en intervenciones públicas posturas políticas favorables a las que defiende el Ejecutivo de Sánchez y Pablo Iglesias.

El entrecomillado y el texto en negritas está tomado de la prensa; y también:

De la prensa de diciembre de 2020

SÁNCHEZ PRESUME DE HABER CUMPLIDO EL 23,4% DE SUS COMPROMISOS

  Dos horas de autobombo desde el palacio de la Moncloa. El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, se ha extendido en su comparecencia más larga para cerrar el año y en la que ha desplegado un extenso informe de rendición de cuentas avalado por un grupo expertos.

Asimismo defendió que […] el Gobierno de coalición está funcionando de manera “sobresaliente”, motivo por el que quiso “agradecer a todos los miembros de la coalición”. (sic)

  AUTOBOMBO

(Soneto)

 De la prensa, al leer los titulares:

“la tele del gobierno” no la veo-

dos horas de autobombo y bombardeo

en un año de lutos y pesares.

 

Ante tal su ficción, pufos a mares,

la mente se me va con un mareo

de náuseas y de bascas que no veo

la forma de calmar los malestares

 

que me inundan de harto sufrimiento.

Pero habrá quien de trolas la receta,

pero ¡con decimales!, eso sí,

 

se trague sin hacer un aspaviento,

de un gachó, de cemento la su jeta,

al que una espuria trama puso ahí.

 

ooo000ooo

 ¡Es la economía, imbécil!, le espetó Bill Clinton a George Bush padre en un momento de la campaña electoral para indicarle que eso es lo que le interesa al elector a la hora de depositar su voto. Pues parece que no era eso, o no sólo eso, porque las elecciones las ganó el segundo que tomó posesión el 20 de enero de 2001, relevando al primero.

 El mismo día en que con los votos de comunistas, ERC y Bildu el Congreso aprobó los PGE para pasarlos al Senado, preguntado el líder pepero sobre su opinión al respecto contestó, haciéndose eco de la frase entre signos de admiración de más arriba, que lo que le importaba al español eran el paro, la sanidad, la dependencia…, o sea la economía. Como si lo demás no le importara; o sea que el PP se está desideologizando, perdonen la palabreja,  y cifra en la economía, lo sabe hacer, el instrumento que le hará ganar las próximas elecciones, si las hay. Pues a ver si ahora va a ser que tampoco y el aforo del balcón de Génova va a estar también limitado a un triste porcentaje de ocupantes, como las terrazas en tiempo de pandemia.

 En la misma o parecida línea –desaires, cesiones y concesiones- las cabeceras de más abajo. Pues la cosa va y se oye repetidamente de la conveniencia ineludible de limar asperezas, parece; lo cual es loable. Pero puestos a limar me inclino a pensar que unos necesitan la lima más que otros.

 Y me pregunto: ¿Qué dirán los de derechas de toda la vida? ¡Cuánto me duele!, digo yo.

 De la prensa de diciembre de 2020

*** CASADO DICE QUE EL PP REPRESENTA MEJOR QUE SÁNCHEZ A LOS “SOCIALDEMÓCRATAS MODERADOS”.

“El PP es ahora mismo la casa del centro español, en el que creo que hay muchos socialdemócratas”, dice.

*** “EL PP UTILIZA EL TÉRMINO SEPARATISTA “GALIZA” EN UN DOCUMENTO OFICIAL POR PRIMERA VEZ EN SU HISTORIA.

Se trata en concreto de una enmienda firmada por la diputada Teresa Egerique en la comisión de pesca.

*** La coordinadora de la Rede de Dinamización Lingüística de Galicia, relacionada con la Consellería de Cultura del gobierno gallego, Alicia Padín: “NINGUNA PERSONA CULTA DEBERÍA HABLAR CASTELLANO EN PÚBLICO”

*** EL PP DEVUELVE A VOX SU APOYO A LOS PRESUPUESTOS DE ANDALUCÍA Y MADRID CON NUEVOS ATAQUES

“Es el momento de la moderación y no del extremismo, de centrarnos en lo importante y no en consignas radicales de unos y de otros”.

*** EL PARTIDO POPULAR SE ABSTIENE ANTE LOS PRESUPUESTOS DE ADA COLAU Y LOS SEPARATISTAS.

Ada Colau saca adelante las cuentas de la capital catalana con los votos favorables del gobierno (sic), BCN pel Canvi y la abstención de los populares.

GUIÑOS

(Soneto con estrambote)

 En el pie propinarse, así de lleno,

un tiro, la estrategia registrada

y en el tiempo suscrita y desplegada,

conmigo convendrán, no es nada bueno.

 

Por pescar a babor el voto ajeno

o en esa tibia, ¡bluf!, zona templada

piensan que, candorosos, la jugada

el triunfo les dará, rotundo y pleno.

 

Concesiones y guiños los que ofrecen

y aguardan, recrecidos y exultantes,

escuchando los cantos de sirena.

 

Mas vendrá, mientras ahora se envanecen,

-pues, ¡ay!, son de derechas sus votantes-

que será en el balcón, triste la escena.

Tropiezan otra vez,

no es nada nuevo;

pues postergan el fuero,

por el huevo.

Don Eufemio, dic. 20

(Continuará Dm; y si nos dejan)

…Y  según apuntaba un agudo lector del blog, a todos, no es ya que les desee un feliz año; simplemente les deseo para 2021:

 ¡UN   AÑO NORMALITO, COMO LOS DE TODA LA VIDA!

 

UNA DAMA LEGIONARIA. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Hoy mi testimonio va a ser un poco más largo de lo habitual. Lo entenderán ustedes al terminar su lectura.

He dudado en su publicación, pero como pienso que solo puede transmitir buenos sentimientos me he decidido a ello.

No importa de quién viene este testimonio, solo saber que una anciana me lo mandó cuando yo mandaba la Legión. La había nombrado Dama Legionaria de Honor. Su edad y estado de salud la impidieron venir a recibir su título. Un comandante se ofreció voluntario para llevárselo personalmente.

Había sido enfermera durante la Guerra Civil y estuvo en un hospital de sangre donde atendió a muchos soldados entre ellos legionarios.

Me escribía con frecuencia. Esta es una de sus cartas.

“Hay muy pocas cosas en la vida que te llenen de satisfacción, en un plan jocoso como recordatorio de mi juventud se cantaba “tres cosas hay en la vida salud, dinero y amor, el que tenga estas tres cosas que le dé gracias a Dios”. Yo añadiría “, “y el Honor”. También he oído que cuando hay que cumplir o agradecer es muy socorrido y breve por añadidura: -No sé qué te diga –y en los funerales:-No quiero decirte nada, no tengo palabras.

Ahora me toca a mí expresarme para decirle a Vd. que cuando recibí el Título a mi nombre, con esa presentación, con letra gótica, en color, porque yo en mi vida había visto tal delicadeza hacia mi persona y de la mano de quien viene y si hice algo a favor de unos hombres, sufridos, callados ante muchos dolores, perder miembros y ojos, con su valiente resignación, nos enseñaron que el sufrimiento, mejor callado para no hacer sufrir. La verdad es que no tengo mérito alguno por haber sido una mera espectadora de tanto dolor. Consolé, vendé, di varias veces mi sangre a hombres que no lloraban solamente se les humedecían los ojos y apretaban los dientes. Las enfermeras estábamos como clavadas en el hospital, sin medir la hora y el tiempo.

No había bastantes sanitarios, los médicos y cirujanos iban y venían de Zaragoza a Pamplona, de los pueblos…

Pero volvamos a donde he comenzado. Yo le doy mi palabra, a mi también se me han humedecido los ojos (solo humedecer, General) porque soy legionaria porque Vd. me lo ha hecho saber de su puño y letra y ante tanto dolor y tantos años que el viento se ha llevado, un reencuentro que no se olvida lo que aquello fue.

Muchas gracias Don Rafael ya tengo un lugar en mi casa (el mejor) para colocar el honro que me ha hecho y creo que un día cuando Dios quiera que yo ya no esté en mi casa, mis nietos o bisnietos dirán: -este Título de legionaria, era o es de nuestra abuela que se lo dieron por servir a la Legión y por España.

Solo eso, que para mí será una de las mejores memorias que les deje. Hoy vivo sola, se pierde al marido, los hijos, los nietos, todos tienen su vida, mi casa que estaba llena de alegría, hoy está triste, vacía, llena de recuerdos, hasta llena de soledad. Me paseo por la terraza y voy echando pan para los pájaros y las palomas. Me conocen y vienen a bandadas. Ellas son mi compañía. Mi nieta… trabaja en el hotel… de… Le envío un relato imaginativo que escribí cuando murió mi marido. Se lo dedico. Quise escribir unos versos para la Legión, pero la poesía no es mi fuerte y los rompí. Pero termino con esta estrofa: ¿En quién confía la Nación? En la Legión y de todo corazón.

Un saludo, un abrazo. Muchas gracias por todo lo que se ha molestado por mí. Que sepa que le tengo muy presente.

¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Viva la Legión!

 

Este es el cuento que me dedicó. Juzguen ustedes.

LA SOLEDAD

Había conseguido un empleo fijo, eso me ayudaría a disponer de una vivienda estable y dejar el hostal. Repasé los anuncios de pisos en renta, hasta que en una agencia me ofrecieron uno con condiciones especiales, era para una persona sola y solvente.

Fui examinada y preguntada, con informes, más tres fianzas adelantadas. Por supuesto amueblado. En la entrevista  para ver la vivienda, se personó el dueño, un hombre de unos cincuenta años que me repitió hasta la saciedad las condiciones. El piso para mí, más que suficiente. Después de firmar el contrato, entregar las fianzas y ponerme los rayos x, me invitó a un café donde se explayó para decirme:

-Le dejo caso todo, yo no lo necesito. En el piso vivía mi madre que l final de su vida la tuvimos que llevar a una residencia “de los de la tercera edad”, todos los hijos trabajamos, los nietos también, nos es imposible atenderla, ya le digo, hasta que falleció en la residencia.

Me dio las llaves y le pedí un inventario del que me haría responsable. Accedió. En la mesa del comedor fuimos apuntando, tantos muebles, una vajilla, tantos cubiertos, tanta ropa de mesa y un etcétera muy largo. Al pasar por una habitación pequeña me sorprendió una máquina de coser, plancha, innumerables cajas de hilos, tijeras… El señor me aseguró que él no necesitaba nada de aquello y que ignoraba su uso. En una cesta bastantes ovillos de lana, una estampa con la virgen y agujas para tejer…, el señor me dijo que allí estaban todos los tesoros de su madre y que me regalaba todo lo que había en el pequeño taller de costura, a él no le hacían falta.

Me apercibí de que era un hombre frío y algo ausente del cariño hacia su madre.

Nos despedimos, me deseó suerte, con su tarjeta y el teléfono por si necesitaba llamarle. Me trasladé desde el hostal con mis pertenencias, comenzando mi vida en aquel piso.

Pasaron los días, una tarde de otoño lluvioso volví a repasar en la cesta de los ovillos de lana ya las agujas, parecía todo preparado para empezar una labor. Calculé qué se podría hacer; quizá un echarpe, conté hasta veinte ovillos, más que suficiente… Aquella tarde monté los puntos. Como las tardes las tenía libres, enseguida terminé con el primer ovillo. No di crédito a mis ojos, en vez de papel en que se empezó a devanar la lana se desarrugaron unos billetes de aquellos de diez mil pesetas, conté hasta diez billetes disimulados, dobladitos en el ovillo.

Me dio un vuelco el corazón. Sospeché que quizá hubiera más dinero oculto. Desdevané ovillo tras ovillo y en todos encontré el mismo hallazgo que en el primero. Pero en uno dobladita una nota o vamos a decir confesión o carta firmada por la que creí era de la señora la carta. Leí despacio, merecía la pena, decía así:

-Me han dejado sola, a veces me parece que llaman a mi puerta y corro para recibir al que creo que viene, pero no es nadie, solo el viento que bate una persiana, solo el viento. Están muy ocupados, quiero mentirme a mí misma, no es que me dejen sola. Y los disculpo, otro día vendrán o me llamarán por teléfono.

Estoy sola y alguna vez me caen lágrimas negras, deben ser del rímel que aún me unto en mis ojos que fueron bonitos.

He querido mucho a mi familia, les he dado de todo, hasta mi inmenso cariño que no han sabido valorar. Mis bienes materiales sin medida. Hoy he sacado del banco lo último que tengo. He esperado mucho a que vinieran a verme. La semana pasada me llamó mi hijo por teléfono: “que vaya pensando en ingresar en una residencia”. No quiero irme de mi casa y tampoco que encuentren dinero para pagarla. Lo voy metiendo en los ovillos, no creo que lo hallen. Lo dejo para quien lo encuentre tejiendo mis lanas, se llame como se llame…

Fue un 25 de Diciembre Navidad de 2001

Lo recuerdo como el mejor regalo de Navidad.

Las Damas y los Caballeros Legionarios de Honor solo deben diferenciarse de las Damas y Caballeros Legionarios que han formado o forman en las filas de la Legión en el lugar donde lucen el uniforme. Unos lo llevan por fuera, los otros por dentro y todos deben vestir su alma con el Credo de la Legión.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

2021. NO PERDAMOS LA COSTUMBRE DE SER: ESPAÑOL Rafael Dávila Álvarez

Al que más y al que menos el comienzo del Año Nuevo le sugiere adivinar el futuro y desearse lo mejor. Este día 1 pasan por nuestras cansadas mentes, de la larga noche dejada atrás, pensamientos de esperanza y presagios.

En ello estaba; haciendo calendarios. He visto el año 2021 como una larga cuesta a subir; lenta y preocupante. Un camino recto pero en pendiente, con un final que se hace inalcanzable. Hay olivos, campos yermos, trigos y cebadas; praderas de primavera, higueras, las viñas y almendros; hay golondrinas y palomas, puede que confunda la avutarda con los sisones, y hay ave frías con plumero en la cabeza. Liebres y conejos, zorros, lejos se oyen los lobos. El cuco y la perdiz que canta, el mochuelo se esconde, y el águila hambrienta, un augur, escudriña sobre el cereal. Hay verdes montañas y orillas broncas, junto a playas largas y frías. Nubes y azules inmensos, tórridos días también, y nieves cercanas. Es todo un contraste España. Tengo un amigo inglés que ayer me dijo: «Me he acostumbrado a España y ya no me voy». No dice que le gusta, sino que se ha acostumbrado. Es un matiz digno a tener en cuenta. España acostumbra.

Hay que acostumbrarse a las cuestas que en España son abundantes. Solo es necesario aceptar el reto que plantea el esfuerzo.

Nos dice Heródoto que  Píndaro enseñaba que la costumbre es la reina del mundo.

La última columna de César González-Ruano la tituló La Costumbre y en ella decía: «Voy creyendo que todo reside en la costumbre. Y que, muchas veces, la muerte puede consistir en ir perdiendo la costumbre de vivir». Ese día murió con su columna cerrada.

No sé por qué he empezado el año con el pensamiento puesto en la pérdida de las costumbres, la más importante: nuestra forma de ser español. He mirado atrás,  — ¿quién no lo hace al empezar un año nuevo?— y me ha entrado cierto temblor al volver a leer aquella columna.

La costumbre de ser español va arrinconándose y da paso a ciertas novedades que no son tales, sino oposición a lo que a base de tiempo y generaciones ha creado nuestra cultura: la española.

Figura en los tratados de maldad que desarrollan repeinados inútiles y vanidosos gobernantes que maneja el ventrílocuo.

Ahora el camino en cuesta pretende nuestro cansancio de ser español; buscan que perdamos  la costumbre hasta darle muerte a lo español.

Y se hará costumbre…, pero yo jamás podré dejar de serlo. Con todo lo que conlleva, que puede que sea hasta el renuncio a serlo. Ellos lo llevan en su desgracia. Para otros, entre los que me incluyo, sería como ir perdiendo la costumbre de vivir.

Modernidad. «¿Cómo decir a este mundo que es un viejo? / No recuerda haber vivido nunca».

Preparémonos para el camino, la cuesta arriba, entre jaramagos y amapolas a pesar de los campos yermos… «Y, a veces, reluce el mundo ciertamente».

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

1 enero 2021

 

AGRADECIMIENTO Blog: generaldavila.com

Termina el año, malo de acontecimientos, pero no conviene perder el control de nosotros mismos y debemos examinar la responsabilidad de cada uno.

A lo largo de este año les aseguro que han sido muchos los momentos en los que pensamos tirar la toalla y dejar estos amaneceres de letras, congelados ante el asombro del panorama que a nuestra vista se ofrecía. La práctica fue la contraria: aumentamos el número de publicaciones para en los obligados confinamientos poder acompañarles y sentirnos más unidos.

El resultado ha sido inesperado: más lectores y más seguidores, una alegría, aunque implique mayor dedicación y horas de trabajo. Bien. Gracias. Vaya por ustedes.

Hemos tratado de crear nuevos contenidos y secciones, pero no hay ayuda técnica lo que hace que tengamos que seguir en el desierto de la tecnología moviéndonos mientras dure el agua de la cantimplora.

Empezamos un nuevo camino con mucho barro en las botas, el uniforme desgastado, sin reposición, algunos compañeros se han quedado junto a una orilla, y solo nos queda un mapa envejecido en el que algunas rutas se han borrado, por lo que no sabemos si nos perderemos, tomaremos el camino equivocado, o al fin lograremos llegar, que tampoco es nuestra intención, porque sería terminar la ruta. Con andar por buenos caminos, sin asaltadores de conciencias, nos conformamos. Siempre hay que estar en el camino, en compañía. Esto no es parada, ni fonda. Todo puede pasar. Paciencia y apoyo. Tendremos que ir día a día sin esperar mucho ni dormir demasiado. Caminar, aguantar y esperar a ver a donde llegamos, si es que a algún lugar lo hacemos.

Les expreso nuestro agradecimiento por este año que termina ya que han estado ahí, lo hemos sentido, lo que no es fácil cuando hay muchos lugares atractivos para asomarse cada mañana. Es un milagro que nos lean, con gran fidelidad y muestras de cariño

Lectores, seguidores, colaboradores: ¡Gracias!

No hay despedida, por ahora; todo seguirá igual, con el afán de buscar tiempo y ayuda que nos permita abrir nuevos contenidos. La palabra no faltará. Por ahora.

Se cierra el Centenario de la Legión. Cuando se quiera volver a abrir ya no será igual. Felicidades legionarios. A los que son y a los que ya no están, que son los primeros y únicos que han cumplido con el Credo eterno. El resto somos caminantes, como nos enseñó Braulio. Para los que están y no son, pero andan por ahí enredando no hay felicitación que valga.

Con el Credo en la mano les mando la amistad que se predica: compañerismo, amistad, unión y socorro. Miren, ustedes lo entienden: con razón o sin ella.

A los que han convertido este año 2020 la muerte en estadística espero que los números les persigan en su eternidad.

Que el recuerdo a los que murieron, sin explicación posible, víctimas del abandono y la mala gestión, nos acompañe. Va por ellos y por los honrados que trabajan por nosotros.

Por ustedes.

Gracias y Feliz Año, que comienza en la incertidumbre.

Rafael Dávila Álvarez

31 diciembre 2020

Blog: generaldavila.com

ADIOS 2020 Rafael Dávila Álvarez

La Muerte. Bruegel el Viejo

No te maldigo, de nada eres culpable a pesar de tu fealdad repetitiva en el número y en el vacío que expresas. Te vas para dejar un recuerdo de muerte y empezar de cero a contar la maldad que el hombre depositó en esta fecha cruel y todavía repleta de sucesos inexplicables. No eres nada más que tiempo, algo que solo existe para el que cuenta y ,ahora, aquí solo se cuentan los muertos. Uno, dos…, así hasta miles, aldabonazos que no quieren escuchar los contadores de mentiras.

No hay despedida sino entierro. Con rabia rompo el calendario y no abriré otro hasta que alguien explique ¿por qué?, ¿por qué tantos muertos?

Hay culpables, directos e indirectos, que sentados en su poltrona comerán las uvas, que no han pagado y sentirán, muy pocos, un sudor frío que les interroga: ¿por qué? Ninguno tendrá la vergüenza o el honor de presentar su carta de dimisión. De levantarse en esa noche del fin y decirse: ¡hasta aquí he llegado!

En España, el héroe de este 2020 debería recordar, si es que alguna vez leyó algo, que «solo una batalla perdida es más triste que una batalla ganada» y que, en este caso, además de perdedor es traidor, lo que no se olvida, en la historia, y nadie podrá retirarlo de la fecha que acompaña al recuerdo de la inexplicable muerte sucedida por una mala gestión y la inconsciencia de las indecisiones o arbitrarias decisiones que ofendían hasta generar la llegada de la fría muerte. Es muy triste, más que triste; es la muerte. Os acompañará como irresponsables.

Te vas 2020, año de soledades, de mal fario, de traidores y de gañanes y muchos insultos que llevan incluso el don delante. Te diría que eres don Ginesillo de Paropillo:  «Pues voto a tal —dijo don Quijote, ya puesto en cólera—, don hijo de la puta, don Ginesillo de Paropillo, o como os llamáis, que habéis de ir vos solo, rabo entre piernas, con toda la cadena a cuestas». Don hijo de la puta es corto y poca cosa que alcanza su valor con el excelentísimo delante, con ese don sin honor. Lo lleva la presidencia del que se cree mandador en una ínsula.

Pero no eres tú el don, 2020, que eres ya un número entre los muertos, unido a la traición del mal guerrero que, como Arquíloco, arroja su escudo y emprende veloz carrera dando la espalda al enemigo.

«¡Cuántos de los que amabas/ya han bajado a lo oscuro!

… ¿Será tarde?».

Vete para no volver, y en tu marcha llévate a los culpables, que no se crucen en mi camino, jamás; sin perdón pedir.

Llévate contigo la sinrazón, a los gobernante de muertos que se precian de su gestión; vete ya, 2020,  con los que nos burlaron sin un lamento, sin dolor.

Que no se crucen en mi camino ni el horizonte los acoja, sean una mala sombra, don Ginesillo de Paropillo. Vulgar delincuente y encima heredero de Arquíloco. Don…, sin honor. No hay peor insulto que una mala gestión con resultados como los que ofrece este año maldito que se va, aunque para nuestra vergüenza don Ginesillo se quede.

Rafael Dávila Álvarez

30 diciembre 2020

Blog: generaldavila.com

 

 

Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Una de cal…

 En el balbuciente lenguaje de San Millán, el “román paladino” del de Berceo, en la ya rica lengua de los juglares y de nuestro viejo romancero, en el lenguaje de Sancho; en el idioma llano que habla el olvidado y sufriente español de la calle, permitidme que os diga… Majestad, Señor; con todo respeto y toda mi lealtad a su egregia e irreemplazable persona: ¡Viva la madre que lo parió¡

De la prensa de diciembre de 2021

ECHENIQUE RABIA CON EL DISCURSO DEL REY.

Podemos no estará nada satisfecho con el mensaje de Navidad de Felipe VI.

El partido de Pablo Iglesias, con el vicepresidente a la cabeza, ha intentado por todos los medios presionar a Zarzuela para que el Rey hiciera mención explícita a los escándalos del Rey emérito. Pablo Echenique, portavoz de la formación morada en al Congreso, ha rabiado porque «el Rey ha tenido palabras para todos menos para su padre».

PLENO

(Soneto)

 Al ver que espumarajos por la boca,

de odio, negros, echaba el rojerío;

al oír, desabrido el griterío

que adrede, lo importante desenfoca.

 

Y las gilipolleces, lo que toca,

de lerdos separatas de tronío

los que al rumiar su fiasco “revenío”

tan agrios los ardores les provoca.

 

Al ver que los del puño y de la rosa

dicen, por no decir, y no hacen nada

ante tanto dislate y desenfreno,

 

se me ocurre el pensar, clara la cosa,

que al poner en su sitio a la manada

el Rey en su discurso, hizo un pleno.

ooo000ooo

… y otra de arena.

 Tanta prisa se dieron en colocar encima la pegatina, que hasta se ven las bolsas de aire: ¡Impresentables!

 De la prensa de diciembre de 2020

*** EL GOBIERNO COLOCA SU LOGO SOBRE LAS VACUNAS DEL CORONAVIRUS Y LO CONVIERTE EN UN ACTO DE PROPAGANDA.

Y en las redes el pueblo soberano, harto y ocurrente, los pone en su verdadero lugar.

 De la prensa de diciembre 2020

*** LA CRUDA RESPUESTA DE LOS ESPAÑOLES AL ACTO DE PROPAGANDA DE PEDRO SÁNCHEZ CON LA VACUNA.

VANITAS VANITATIS…

 (Soneto)

 Al mejor, denodado el escudero,

creído y presumido, Iván Redondo,

ufanado, engreído y sabihondo

al de todas las salsas cocinero

 

de tal manera viósele el plumero,

su adentro, su interior y su trasfondo

que más bajo imposible, ni más hondo

caer pudieran sus dotes de palmero.

 

Por coba y gusto dar a su baranda

le monta, nauseabundo, el numerito

que de vergüenza ajena el verlo empacha.

 

Y ante el tufo de burda propaganda

de su muy eminente señorito,

¡el pueblo, cabreado, se despacha!

Don Eufemio, dic. 20

(Continuará Dm; y si nos dejan)

SABER A FIN DE AÑO. Rafael Dávila Álvarez

Una cosa es ser sabio y otra creer serlo. Como lo es tener una gran biblioteca, distinto de haber leído.

Sobre la lectura dijo un sabio: ¡Hombre de vez en cuando habrá que dejar de leer y pensar un poco! De uno de los personajes más ricos de la historia reciente de España se dice que nunca supo leer ni escribir, pero contaba mejor que nadie.

Habrá, de vez en cuando, que dejar de hacer muchas cosas y ponerse en eso de no hacer nada; solo pensar o sentir, ambos conocimientos válidos. ¡Ojo!, no perdamos el segundo, la mayor vía del conocimiento ancestral que desciende como polvo de estrellas y a la que hemos cubierto con un toldo invisible.

Todos dependemos más que nunca de lo que no es nuestro, lo que significa que estamos acabando con la libertad. La dependencia es su mayor exponente, el comunismo quien lo predica. Depender de alguien o de algo es prisión.

La tecnología anuncia una nueva vida a la vez que nos hace cada vez más prisioneros. Si no hay luz fruto de la energía todos moriremos. Lo sabemos y lo ignoramos. ¿Cómo se va acabar la energía? ¿Cómo van a taparnos la boca?

Me da miedo salir de casa con las manos en los bolsillos, sin tarjetas, sin móvil, sin identificación posible. Da miedo hacer una gestión en cualquier ventanilla donde el ordenador manda y controla.

La barrera del muro de Berlín era una broma comparada con la de saber o no saber. Por ejemplo escribir y leer o no saber hacerlo. ¿Suena raro? Esta sociedad acaba de crear millones de analfabetos que por edad o voluntad no han entrado en el mundo de la tecnología. Sabios analfabetos que sabían lo que necesitaban y de repente han sido expulsados de la cotidianeidad. Nada es real, todo virtual, y ellos no poseen esas gafas de lectura. Están ciegos, sordos y por tanto mudos. Los niños de ahora  aprenden un lenguaje nuevo sin recuerdo del hasta ahora usado. Estamos ante un nuevo horizonte que algunos ya solo vislumbramos entre una espesa niebla.

Todo estaba en los libros. Ya no. Está en el mensaje —le llaman relato— y en ese mundo que apenas ha empezado que se llama internet. Fue el papiro, luego el pergamino, ahora el aire, la nube. Seguiremos escribiendo y haciéndonos eco de la Ilíada. En una nueva Odisea. Siempre es así; como los inicios. Por ahora nos limitamos a entrar en un túnel sin luz al final.

Ya siento que por el camino otros vienen que corren más deprisa que yo. Que lo que sabía es no saber nada y que mañana es mucho más allá. Mejor apartarse. Alguno atropella. Saludamos a codazos; daremos paso a los empujones.

Me queda la curiosidad por saber si se descubre algo más allá; o todo queda en nada y descubrir, pensar y soñar. ¿Pero y más allá?

Saber: nada. Es conveniente salir del toldo que nos cubre por si llegamos a tiempo de recoger, todavía, algo del polvo estelar.

Otro año, sin saber más allá. Anclados al presente virtual.

Rafael Dávila Álvarez

Blog; generaldavila.com

29 diciembre 2020

DE NUEVO EL DISCURSO DEL REY Rafael Dávila Álvarez

Que de todo hay en la viña del Señor… Los hay contentos, medio contentos, frustrados y muy enfadados. Incluso los hay que no hay, que ni leen ni dejan leer.

Hay una frase del discurso del Rey que encierra la clave del momento: «Rey de todos los españoles». La pronunció Don Juan Carlos el día de su coronación y la repite ahora, con frecuencia, Don Felipe.

Deberíamos detenernos para analizar su significado. ¿Por qué insiste el Rey en ello? ¿Por qué especialmente ahora?

Cobra su verdadero sentido cuando existen mayores diferencias entre nosotros, los españoles. Es decir: siempre. Por ello hay que repetirla.

De todos, de unos y otros (incluso de hunos y hotros) y eso exige que unos y otros (o hunos y hotros) hagan un ejercicio de reflexión y acepten que todos somos españoles, incluso los que no quieren serlo o lo son a su manera sin admitir a los que son de otra. Comprendo la dificultad, pero es la Ley. No habla el Rey para cortesanos (su tiempo se fue), ni para ideologías o partidos (a lo suyo); no son sus palabras un capricho Real, ni una postura de cara al público, tampoco una cesión para quedar bien y ser aplaudido. El Rey habla de la Ley, como manda la Ley y en respeto a la Ley: la Constitución. Eso es conocido como cumplimiento del deber.

Rey de todos los españoles. Encierra un mensaje que no solo compromete a él. Nos compromete a todos. De respeto a las ideas de todos. Todos somos españoles y no querer serlo es como dudar de tu maternidad o paternidad; renunciar puedes, pero legalmente exige un proceso; mientras, deberás ajustarte a la Ley que te obliga, por orden y convivencia.

El Rey es tu rey y en su frase recuerda que hay una exigencia por su parte y por la nuestra: con la Ley, con todos y de respeto al conjunto. Porque no todo vale; hay una norma que hay que cumplir y exigir su cumplimiento.

Los roedores de la Nación, de la Constitución, del Estado, van a por la Corona, y desde su madriguera, otros (también roedores) hacen que les sujetan mientras les animan y empujan a ello «Unos (hunos) tiene la fama, y otros (hotros) cardan la lana».

Amenazan, los de Podemos con mal ánimo—porque lo suyo no es construir, sino destruir— con una Ley de la Corona; y los otros roedores, en la puerta del agujero: «No, que no es necesario, que con el Título II es suficiente, que ya está regulada, que dice Simancas, que no dice…», todos ratones que roen y roen. De ellos es también rey Don Felipe. Del gato y de los ratones, y de los que se disfrazan.

El caso es peligroso. Tenemos un presidente con el síndrome de Eróstrato, aquel que quemó el templo de Artemisa con tal de adquirir la celebridad que nunca debió alcanzar. Ahí está el riesgo. Una antorcha en sus manos.

Nació ese día Alejandro Magno: «… el seis del mes de Hecatombeón […] el mismo día precisamente en que se quemó el templo de Ártemis de Éfeso (Plutarco. Vidas Paralelas. Alejandro).

Dejémoslo para otro día; sin perderlo de vista. Es tiempo de desolación hasta otro magno.

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

28 diciembre 2020

NO ES LA CORONA, ES ESPAÑA. Rafael Dávila Álvarez

Era el año 1993 cuando Don Juan de Borbón recibía la Medalla de Oro de Pamplona. Se le había acabado la voz pero providencialmente el Príncipe de Asturias, hoy Rey de España, leyó en voz alta sus sentimientos. Todo un símbolo. Juntos, un Rey que lo fue en la esperanza, y un Príncipe que iniciaba el camino. Cedió la voz Don Juan y definitivamente el futuro; en su nieto Don Felipe, libre de todas las cargas del pasado. Se cerraba el paréntesis de la historia reciente, para buscar el definitivo futuro. La monarquía española, la heredada, la instaurada y la esperanzada.

Don Juan hablaba desde el silencio y, sin voz, la gravedad de su mensaje la podían percibir todos los que quisieran escuchar y entender. Ya no hablaba de España, su devoción, ahora hablaba de la unidad de España, su preocupación.

Nadie le escuchó; los laureles ensordecieron a los consejeros, muy activos en épocas de recolección. Don Juan pudo ver la realidad al evadirse de todos ellos. Conocía muy bien lo que significa estar rodeado de tantos consejeros expertos en malos consejos. Sólo le quedó el mar donde aprendió a leer los horizontes de acontecimientos. Y con él guardó la historia de una España que se le escapaba mientras más la deseaba.

La unidad de España, repetía incansable, por encima de la enfermedad, por encima del silencio, incluso por encima de la imprudente prudencia de algunos.

La transición superada, decían algunos, España navegaba con buen rumbo y velocidad de crucero, pensaban todos. Nadie había visto al sembrador que por las noches esparcía su semilla de cizaña por los campos de cereal. La transición ni siquiera había comenzado a germinar y ya todos auguraban una espléndida cosecha. La unidad de España, repetía Don Juan a punto ya de coronar su historia.

Sabe el Rey que por mucho que se hable de la unidad, nada se logra si los campos están sembrados de la semilla de la secesión que ahoga las espigas de la unidad. No era ese el sentir popular, entonces ni ahora, pero una élite político-económica ha logrado jalear a los ácratas que gustan militar en el sindicato de los gorriones donde ellos se alimentan aunque nadie coma. Esta es la otra historia, la de la España reciente.

La transición significaba cambio, el paso a un sistema democrático solidario y de respeto. Para ello, lo primero y fundamental era tener una Ley y respetarla. Y se hizo la Ley pero no el respeto democrático de cumplirla. Razones de carácter visceral, vuelta al revanchismo y al enfrentamiento. Los que deberían ser hombres de Estado han resultado ser agitadores de barrio que juzgan según sus intereses de partido o con la imposición de su minoría sobre el conjunto. Es su democracia. Esta es la historia que ahora se abre.

Aquel Príncipe es ahora el Rey. La transición de reyes se ha hecho con seriedad y oportunidad. Estamos ante la verdadera y nueva historia de España, ante el futuro de varias generaciones. No hemos vivido una transición como todos creíamos. Hemos vivido una incertidumbre.

La transición empieza ahora…, aunque la incertidumbre no ha desaparecido.

No atacan a la monarquía, es a España, al corazón de España donde lanzan sus flechas envenenadas de odio y revanchismo. Lo mismo les da Monarquía que República, lo que buscan es el rugir de la calle, la provocación que acabe en destrucción. España es el objetivo a batir y los españoles el utensilio que pretenden manipular.

España hay una, única e indivisible; sí no, ni hay España ni hay Historia. Ni Rey ni República, no habrá nada de nada.

Eso pretenden. Solo hace falta que aceptemos su mentira. ¿Qué de quién hablo?

Blanco es, la gallina lo pone, con aceite se fríe y con pan se come…

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

27 diciembre 2020

 

Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Ejecutivo, legislativo y judicial, los tres clásicos poderes independientes que conforman ”el peor sistema de gobierno si exceptuamos todos los demás” en boca de Mr. Churchill; cuando no se vicia la cosa, unos sirven de contrapeso a otros y todo funciona a la perfección. Está además la prensa, “el cuarto poder” transmisor de las inquietudes del pueblo y  que sirve para denunciar o embridar  a alguno o a todos, si alguno o todos se despendolan. Todo, ya ven, sencillito y comprensible por todos: así funciona la DEMOCRACIA, la de verdad; la del gobierno del pueblo.

 Aunque el sistema, que luego se ha ido perfeccionado, se inventó hace más de 2500 años el asunto se vino a pique cuando -dime de qué presumes…- el rojerío según costumbre se inició con la mentira de llamar a las cosas lo que no son, o a colocarle epítetos reiterativos, innecesarios en lo formal y falsos en el fondo; y así hace más de 100 años que empezaron a llamar democracia (popular) a la antidemocracia, o sea la falta de libertad; contradicción flagrante porque no puede existir la una sin la otra,  ni la otra sin la una; y todo bajo el manto de Ley, justa, naturalmente.

 Pero ahí siguen, a punto de añadir una nueva muesca en la culata a costa del sufrido pueblo, como siempre; y en España pasaremos a ser “demócratas” sin democracia, sin Ley y sin libertad.

 De la prensa de diciembre de 2020

 EL LAPSUS MÁS SINCERO DE LOS INFORMATIVOS DE TVE: “SE LO CONTAMOS EN EL TELEDIARIO DEL GOBIERNO”

En el momento de contar la aprobación en el Congreso de la Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia, la presentadora ha aseguró que era “una de las más ambiciosas como les hemos contado en este telediario del Gobierno“.

PODERES

(Soneto con estrambote)

 ¿De quién es, preguntó, la Fiscalía?:

¡Pues eso!, mismo él se contestaba;

y mientras en los jueces cavilaba…,

pronto caerá el tercero, ya veo el día.

 

El cuarto toca ya mi melodía:

¿La prensa?, poco menos que mi esclava;

qué os diré de la tele, si la baba

se le cae al hablar de mi valía.

 

El primero, recuerden, se hizo en mí

vendiéndome al diablo; mis crupieres,

soba al segundo dan con eficacia.

 

Y pues ya, que los cuatro conseguí,

míos todos, ansiados, los poderes:

¡qué es, sabrán, en España democracia!

 

En boca de un comunista

-number one en su carné-

¿”La libertad, ¿para qué”?

lo hace suyo un socialista:

¿Qué pasará? ¡Lo apunté!

Don Eufemio, dic. 20

(Continuará DM; y si nos dejan)

ooo000oo

… Y una humilde sextilla con la que hemos felicitado a los amigos de nuestra agenda de contactos y que quisiéramos hacer extensiva a los lectores del Blog: ¡ Dios ha nacido, feliz Navidad!REUNIDOS

(Sextilla de Navidad)

 Por el mango la sartén

el Covid tener creía,

juntos vernos no quería;

grande su chasco, ya ven:

con Jesús, José y María

¡todos fuimos a Belén!

 

 

Con la esperanza puesta en el Divino Niño

María José y Félix

os desean

PAZ, SALUD Y BIEN.

 

Toledo, Navidad de 2020.