LOS ESTRECHOS.Vicente Díaz de Villegas y Herrería. General de División (R.)

El Estrecho de Gibraltar

En artículos de este blog hemos abordado incidentes navales pasados con Irán, en el estrecho de Ormuz, y con Rusia, en el estrecho de Kerch. En ambos casos la fuerza y la iniciativa se han impuesto.

Después de estos incidentes se han reavivado las tensiones y han aumentado los incidentes con uno nuevo en el estrecho el de Djebel Al Tarik (la montaña de Tarik), o sea el estrecho de Gibraltar, en el que España puede controlar ambas orillas.

El movimiento de toneladas de mercancías vía marítima es estratégico para la economía mundial. Sin embargo las mercancías salen de puertos en tierra y llegan a puertos en tierra desde donde son redistribuidas por volumen, peso y distancia en transportes terrestres operacionales como los trenes o tácticos como los camiones. El dominio de los puertos y de la costa es pues fundamental, un ejemplo de ello es en la lucha contra la piratería la conquista de la ciudad de Melilla.

Estrecho de Ormuz

El apresamiento de un petrolero británico en aguas del estrecho de Ormuz, como represalia por la retención previa de un petrolero Iraní por parte de los británicos en aguas del estrecho de Gibraltar, junto a la incapacidad de la Real Marina Británica para evitar el apresamiento por parte de Guardianes de la Revolución Iraní plantea algunas cuestiones. Es de señalar que en la región el Reino Unido mantiene y amplía una base naval en Omán a la entrada del estrecho.

¿Recibió España la petición de EEUU de retener el petrolero Iraní antes de trasladar la petición al Reino Unido? ¿De no ser así, por qué no se cursó la petición a España antes? A España le puede venir bien no haber intervenido pero no deja de ser una muestra de desconsideración, cuando EEUU dispone de fuerzas en Rota y dada la situación ilegal e ilegítima de una colonia británica en territorio español.

¿Qué hubiera ocurrido si España hubiera retenido un petrolero británico en el estrecho de Gibraltar? ¿El uso de la fuerza británico es sólo contra sus aliados?

Rusia, después de su invasión de Crimea en Ucrania y apoyo a los separatistas prorusos, desde Noviembre de 2018, mantiene presos a 24 tripulantes ucranianos de embarcaciones oficiales, que trataban de impedir el bloqueo del estrecho de Kerch y del tráfico entre los puertos ucranianos del mar de Azov y del mar Negro, a pesar de la resolución del Tribunal Internacional para el Derecho del Mar de NNUU  en Hamburgo que indicaba que Rusia los debía poner en libertad de inmediato.

Ucrania, con la aprobación de su Tribunal, ha tomado esta vez la iniciativa reteniendo el 25 de julio el petrolero ruso, con nombre cambiado, que intervino en el incidente de 2018.  Pero Ucrania no ha retenido a la tripulación.

Ahora la apuesta en el Golfo Pérsico es nuclear -para qué- o petróleo. Por cierto habría mucho que hablar y explicar, sin prejuicios, sobre los costes, riesgos y contaminación de las diversas fuentes de energía (Hidráulica, renovables, térmicas, o nucleares).

Parece que volvemos a los tiempos de la piratería. Cabe pensar que consideración  ha y que dar a los incidentes  si son “picaduras de mosquito, no caeremos en la provocación“o darles importancia y aplicar “mas vale una vez colorado que ciento amarillo”.

Vicente Díaz de Villegas y Herrería. Soldado de España

Blog: generaldavila.com

31 7 19

EL ESTRECHO DE ORMUZ. LA GUERRA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Como siempre ocurre hay opiniones para todos los gustos. Especialistas o no, militares o no, estrategos o no, y esos think tank que no suelen dar una, pero hacen de la retórica su mejor arma, en fin, todos opinan y nadie sabe ni quien ha sido ni quién será. Forma parte del juego. Estrategos y expertos hablan y escriben; cuando uno lo ha leído y oído casi todo, piensa en si mañana caerá el Muro de Berlín. Cuando menos se lo esperaban.

Lo que no me cabe duda es que EUA, Irán, Arabia Saudí, Rusia, Israel, y las petroleras, saben muy bien quien ha sido, su porqué y hasta donde piensan llegar. Quien sigue en la inopia es Europa. Como ustedes y yo, como los que nos informan.

A pesar de ello el análisis para los que de esto entendemos más bien poco se hace difícil.

Ya saben el aforismo jurídico latino empleado en cualquier investigación policial: quid prodest, ¿a quién beneficia? En este caso a muchos y de distinto signo. De ahí la complicación de señalar con el dedo. La lista de beneficiarios del ataque a los petroleros en el Estrecho de Ormuz es larga y peligrosa, tanto como la de los afectados por ello. En la primera no estamos ni usted ni yo; en la segunda sí. En breve notaremos que la explosión ha afectado al depósito de gasolina de su vehículo, a la factura del gas, de la luz, hasta la barra de pan subirá culpándoselo al ataque en Ormuz.

Del Estrecho dependen las estrecheces o no de millones de ciudadanos del mundo. Nadie desea inseguridad en esa zona. Nadie es nadie, aunque a algunos les beneficie. Hay muchas cosas que no encajan en este complicado ajedrez.

El vídeo mostrado por EUA señalando a Irán, por ahora no aclara mucho por no decir que todo sigue igual. Lo único que queda claro es que el ataque a los petroleros no lo han hecho aficionados.Ataque en el Estrecho de Ormuz

Otra más: Situaciones como esta en la que se pone en riesgo la paz mundial no es la primera que vivimos en estos últimos tiempos. El riesgo es evidente. Ahora lo que nos queda por ver es si es una más o esto va en serio. Si ha sido Irán, o parecido, átense los machos. Esta es la clave que hay que analizar en serio. Porque de ello puede salir algo cuyo nombre no queremos ni mencionar: la guerra.

Trump no es el loco que muchos piensan. Sabe lo que gana y lo que puede perder en una abierta confrontación, en una guerra abierta. Tomará una decisión únicamente cuando tenga todos los datos y sobre todo pensando primero en su nación, en los Estados Unidos de América. Algo que le distingue de otros políticos de por aquí. <<America First>>.

Esperemos que sea así y no pase a ser la última.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

14 junio 2019