GUERRA FRÍA EN EL ÁRTICO General de División de Infantería de Marina (R.) Juan Chicharro Ortega

Ártico

El pasado mes de noviembre en un Foro de Seguridad habido en Halifax (Canadá) el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha abogado por la creación de un Mando de la Alianza con responsabilidades en el Océano Glacial Ártico con la finalidad de vigilar y monitorizar las acciones militares de inteligencia rusas así como contrarrestar las acciones de control de las líneas marítimas y comunicaciones por parte de Rusia. La administración Trump ha acogido esta iniciativa con agrado e incluso prevé aportar al efecto barcos, aviones y submarinos así como la ubicación del cuartel general de este Mando en suelo norteamericano.

La razón de este interés radica en el sentir norteamericano de que Putin va más allá de lo deseable en el control estratégico del Ártico que a modo de ver de los EEUU utiliza  fundamentalmente como santuario de sus submarinos nucleares y a tal efecto está creando una importante estructura militar de apoyo; cierto es que en el 2015 Rusia creó un Mando Ártico al que ha dotado de medios como campos de aviación e infraestructuras consecuentes. En definitiva, a los EEUU no les gusta nada esta aparente hegemonía de Rusia en el control de una zona considerada de interés estratégico que se acrecienta con la disminución real de la capa de hielo.

Reivindicaciones en el Ártico

Lo que está pasando es que como consecuencia del calentamiento global el deshielo se está produciendo a mayor velocidad de la inicialmente prevista. Así es, la superficie actual helada abarca unos 4,2 millones de kilómetros cuadrados lo que supone nada menos que el 50% de la que había en 1972. Tremendo. Si se mantiene este ritmo de deshielo los científicos calculan que en el año 2100 ya no habrá hielo. Esta situación pone sobre el tapete problemas relacionados con la libertad de navegación pero sobre todo por los recursos naturales que allí hay. En efecto, sucede que, conforme a datos existentes, bajo las aguas del Océano Ártico se encuentran el 22% de las reservas de hidrocarburos mundiales. Ahí es nada.

El océano glacial Ártico es el más pequeño y más septentrional de los océanos del planeta. Rodea al Polo Norte y se extiende al norte de Europa, Asia y América. En la actualidad está considerado territorio neutral y puesto bajo el control de la ONU desde 1996. Para ejercer ese control existe un Consejo Ártico cuyos miembros son Rusia, Canadá, Estados Unidos, Dinamarca y Noruega que tienen costas limítrofes con dichas aguas. Islandia, Suecia y Finlandia, pese a no tener costas implicadas, forman también parte de ese Consejo dado que son países árticos. Así mismo en calidad de Observador junto con Francia, Reino Unido, Alemania y Polonia está también España.

La Estrategia para el Ártico del Departamento de Defensa norteamericano establece en sus conclusiones que colaborará estrechamente con aliados y socios para mantener la zona estable y segura; claro que siempre desde la perspectiva de su seguridad nacional y preservando sus intereses. Especial atención merece la dedicada al mantenimiento de la libertad del entorno marítimo y aeroespacial en la zona recalcando que los EEUU preservarán la capacidad de movilidad global de sus fuerzas militares y civiles frente a las incipientes retos de otros protagonistas. Una cita subliminal respecto a Rusia.

Y es que sucede, para la desgracia o mala suerte de los EEUU, que la mayoría de las reservas de hidrocarburos antes citadas se encuentran en el sector ruso del océano. Incluso el servicio geológico de los EEUU reconoce que el 20% de las reservas mundiales de crudo y gas natural no descubiertos se encuentran en la plataforma continental rusa del Ártico. Se calcula que ese potencial de recursos asciende a 100.000 millones de toneladas de gas y de crudo lo que supondría mantener el nivel actual de extracción durante 100 años. Nada menos.

Interese en el ÁRTICO

Putin ha sido claro y vehemente manifestando que no aceptará cualquier acción que suponga poner bajo control internacional la parte rusa del océano. Y aún más, considera que la cordillera submarina Lomonosov que cruza el Ártico forma parte de la plataforma continental rusa; lo tiene tan claro que hasta ha pedido al Consejo Ártico que dictamine claramente a su favor sobre este hecho.

Y es en este contexto cuando nos encontramos con las intenciones de la OTAN citadas al principio de estas líneas.

Nos encontramos, por lo tanto, ante un serio problema. Analistas especializados prevén un posible conflicto global. Lo mejor que podría suceder, y sería lo deseable, es que se frenara el deshielo y se postergara el conflicto.

General de División de Infantería de Marina (R.) Juan Chicharro Ortega

Blog: generaldavila.com

16 enero 2018

 

EL CORONEL DEL HACHA, TRUMP Y THE MADMAN THEORY General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Trump y la Defensa y Seguridad

Hace años se contaba en cierto Regimiento del sur de España una historia difícil de creer, pero que con el paso del tiempo pude comprobar su veracidad. Una mañana, cuando el coronel del Regimiento llegaba al acuartelamiento no fue recibido como era reglamentario con la guardia formada y las novedades del oficial. En su lugar vio con sorpresa cómo se abalanzaba hacia él el teniente de guardia con un hacha en la mano. Aunque lo único que hizo fue dar gritos amenazantes, el coronel, por si las moscas, puso pies en polvorosa. El relevo del teniente fue inmediato y en lugar de arresto fue enviado al psiquiatra y retirado del servicio. Sus antecedentes nada reflejaban y entre los compañeros estaba visto como un hombre normal, cumplidor y buen oficial. El caso es que aquello corrió como la pólvora y como estas cosas tienen un componente que lleva a la imitación, hubo una buena temporada en la que los coroneles de los Regimientos no se las tenían todas consigo y tomaban precauciones al llegar por la mañana a la unidad de su mando. El teniente del hacha llegó a recuperarse de aquel ataque repentino y continuó con su carrera de manera feliz y brillante. Es decir nunca ocupó cargos de responsabilidad y cuando había que encargar algo difícil y complicado nadie recurría a él, que siempre vivió con el estigma ‹‹este es el del hacha››…, y vivió muy bien.

La teoría del hombre malo en Nixon

Es un caso práctico de la teoría del hombre malo que alcanzó el grado de internacional con el presidente Richard Nixon. La ‹‹Teoría del loco›› o The Madman Theory, se impuso en la política exterior del presidente americano y la estrategia del loco funcionó durante el tiempo que duró su presidencia.

La madre de todas las bombas

El caso es que le salió bien en sus relaciones internacionales y su amenaza fue más psicológica, de despiste, que real, pero muy efectiva.

El presidente Obama fue el hombre de la paz y dejó una herencia de las más bélicas conocidas. El estigma de hombre de paz solo ha servido para dejar un reguero de violencia por el mundo y sus decisiones  de retirada de ciertos escenarios han provocado más y más guerra.

Trump es impredecible. Ya empiezan a aplicarle la Madman Theory de Nixón, pero por lo que se ve, de tonto no tiene un pelo y loco no parece después de ver sus primeras decisiones en el campo de batalla.

Una lluvia de tomahawks sobre Siria y el lanzamiento de ‹‹la madre de todas las bombas›› sobre Afganistán han sido recibidos con aplausos y reverencias por todos sus aliados europeos de la OTAN e incluso de otros no tan aliados, pero muy interesados.

Trump pide y todos cumplen. El caso de la buenista y crítica Europa, la bien pagá, es especialmente significativo. Llegó el aviso. En este club de la OTAN a quien no paga no se le defiende. O pagáis vuestra defensa o me voy. Críticas. Pero todos han empezado a subir sus presupuestos de Defensa, a tomarse muy en serio lo del Ejército Europeo e incluso a plantearse la vuelta del Servicio Militar Obligatorio.

La economía de los Estados Unidos presenta buenos perspectivas, la reforma fiscal es aplaudida y el 94% de los que le votaron volverían a hacerlo de nuevo.

La OTAN despliega frente a Rusia

Trump no está loco ni se lo hace.

Trump no parece que esté loco ni tampoco se lo hace. Sabe  que es el Presidente de los Estados Unidos de América, conoce su responsabilidad y no juega con fuego sino con una realidad palpitante donde se ha emprendido una carrera desde la locura y hacia la locura. Es una carrera con muchos y peligrosos participantes. No es él el más loco de los participantes y por encima de todo no está dispuesto a que esta carrera la gane ningún chiflado que pueda poner el mundo patas arribas. En eso es el más cuerdo de todos.

Corea del Norte encabeza la carrera hacia la locura

Tendremos que ir pensando en otra teoría porque la de Nixon no encaja en su personalidad; tampoco la de Obama. Trump simplemente no se achanta y planta cara a los verdaderos madman que a cada instante dan muestras de su locura y tiene al mundo sobrecogido.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

4 mayo 2017

VISUS MILITIS LA MINISTRA DE DEFENSA COMPROMETIDA CON EE.UU. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

La ministra de Defensa en el Pentágono con el secretario de Defensa general Mattis

Nuestra mirada ha estado puesta en el Pentágono. También los oídos. La ministra de defensa del Reino de España ha estado haciendo las presentaciones de rigor. Como cualquier soldado que cambia de destino. Es necesario hacerlo ante el Jefe americano. Les guste o no, es el que ahora manda. Ha sido en el Pentágono y ante el general (R.) James Mattis, secretario de Defensa.

El tema principal ya lo expuso Trump sin ambages de ningún tipo. Aquí nos defendemos todos, pero todos pagamos.

La intención es buena por parte de la ministra. Del 0´9% del PIB se compromete a pasar en el plazo de 7 años al 2% en gastos de Defensa. ¿No se podía haber hecho antes? ¿A qué se han dedicado los anteriores ministros de defensa? De aquí a 7 años veremos…

Es importante grabar las palabras de nuestra ministra en EE.UU.

«Si no tenemos garantizada nuestra defensa y nuestra seguridad, da igual tener garantizado el subsidio de desempleo o la sanidad pública o la mejor educación. Porque lo primero que necesita un país es seguridad».

‹‹La seguridad de las familias españolas también se logra en Mosul y Raqqa, y con la labor que realizan los militares españoles en Somalia, en Malí, Líbano o República Centroafricana››. Habrá que explicarlo con más detalles.

También ha hablado de nuestra frontera sur.

‹‹Nosotros somos el único país de la UE que tiene una frontera física con África y esa brecha, sin duda alguna, supone uno de los retos más importantes que tenemos››

Como soldados aplaudimos con fuerza a nuestra ministra.

¿Y la brecha de la unidad de España? ¿Pero España va seguir siendo España? ¿La unidad de España está garantizada? Hemos oído algo de independencia en Cataluña y esas cosas nos preocupan.

¿Habrá hecho esas preguntas el general James Mattis? ¿Será ese un tema de seguridad que preocupe fuera de España?

La ministra también ha visitado el cementerio de Arlington y ha quedado muy impresionada. Nuestros soldados caídos por la Patria están dispersos en distintos cementerio y lugares. Nuestro Arlington está esperando. Por ejemplo, como muchas veces hemos propuesto, el Valle de los Caídos sería un buen sitio. Sí, para todos.

¡Ánimo señora ministra! No va desencaminada.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

26 marzo 2017

COMENTARIO DEL DÍA: SITUACIÓN PREBÉLICA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

despliegue-militar-otan-620x349-k63c-620x349abc

Despliegue militar OTAN Fuente: OTAN/ ABC

Cualquier despliegue no habitual de fuerzas militares en una frontera es una acción que se considera como una hostilidad flagrante que nunca se sabe cómo puede terminar. Eso es lo que está ocurriendo en estos momentos en el este de Europa, frontera con Rusia. Para Trump es una situación heredada, pero tiene hasta la Cumbre de la OTAN -mayo en Bruselas- para pensarse el grado de presión que pretende ejercer. Ayer se inició una reunión de ministros de defensa de la Alianza y de la Coalición Global contra el Daesh. Parece una previa a la reunión con el ‹‹Jefe americano›› que con toda probabilidad pondrá las cuentas encima de la mesa. Los Estados Unidos de América dedican un 3´61 de su PIB en Defensa. De los gastos de la Alianza Atlántica asume más del 68% (565.500 millones de euros de los 827.000 millones del total). Del resto es curioso comprobar que el Reino Unido es la nación que aporta más dinero con 565.500 euros y España (0´91 del PIB) está en cola de los 28 con Bélgica y Luxemburgo detrás (Islandia carece de fuerzas militares permanentes). Así se entienden muchas cosas, entre ellas Gibraltar.

Como Napoleón, Trump dirá.

-¡Señores! La Defensa (puede que utilice el término ‹‹guerra››) se hace y se gana con tres cosas: dinero, dinero y dinero. Seguramente añadirá.

-Con el de todos y no solo con el de los norteamericanos. Les doy de plazo  el tiempo de mi primer mandato.

Aunque a pocos interesa, en estos momentos se está produciendo el mayor despliegue militar de los últimos tiempos frente a Rusia. No se trata de un despliegue habitual ni de unas maniobras. Es necesario que sepamos y se nos informe del porqué y el para qué. Dicen que la razón es la presión rusa sobre la zona. Será para reaccionar con la misma prontitud y eficacia que se hizo con Crimea.

España desplegará en Letonia, por primera vez en la historia de las misiones en el exterior, Carros de Combate Leopard 2E junto a blindados Pizarro. Una fuerza, 350 soldados de la Brigada de Infantería Mecanizada ‹‹Extremadura››, que por su composición despliegue y adiestramiento, es bien distinta a lo hasta ahora desplegado en el exterior.

Un despliegue prebélico que ya está en marcha y del que nos enteraremos de las formas, pero no del fondo.

La ‹‹obsoleta OTAN››, según Trump, quiere reinventarse y decir: ¡Aquí estoy yo! No sabemos cómo responderá Trump, pero es casi seguro que conteste:

-No con mi dinero. 

Esperemos a mayo… Cuando los trigos encañan y están los campos en flor.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

16 febrero 2017

EL COMENTARIO DEL DÍA: NO ES TERMINATOR, ES NEGOTIATOR General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

1483016483_911626_1483125363_sumario_normal_recorte1

Despliegue EEUU en el Este de Europa (fuente:Misión de EEUU en la OTAN- EL País)

La frase es de Carlos Slim, el rico mejicano, y no se refería a Rajoy, que podría ser. Rajoy es más Espectator.  Su pachorra exaspera al adversario. Un espectador que amontona lo urgente en paquetes con precinto de ‹‹ya se resolverá solo››. El mejicano no espera a que el problema le arruine. Slim habla de lo que conoce: Donald Trump y el dinero. Entre ricos anda el juego. Se parecen tanto y están tan lejanos que el resto de los humanos no sabemos muy bien a qué juegan. El jugador de póquer mantiene la jugada, aunque el envite vaya de farol. No se puede ser pobre ni pusilánime en este juego. Sin querer queriendo Slim nos ha dado la clave: Negotiator; de eso se trata este juego de ricos o de gallos de pelea. Pero esa clave es entre ellos, vecinos al fin y al cabo. O eso me parece a mí.

Porque no lo tengo tan claro. Negotiator como primera medida ha ordenado a su Secretario de Defensa, el general James Mattis, visitar Corea del Sur (29.000 soldados norteamericanos más la vanguardia del despliegue antimisiles) y Japón (50.000 soldados norteamericanos). La visita es esclarecedora y nos da las pistas de la política exterior de Defensa-Trump. Un despliegue único en fuerza que se mantendrá ¿o aumentará?

Su antecesor, Obama, le ha dejado otro despliegue de dudosa continuidad. Más de 4.000 soldados norteamericanos ya están desplegando frente a la amenaza rusa bautizada como Defensa Avanzada Reforzada en el lenguaje melifluo de la OTAN. Polonia, Estonia, Letonia, Lituania, Rumanía, Bulgaria y Hungría. España podría incorporarse en breve con unos 150 soldados. Un despliegue también único para la OTAN en los últimos años. ¿Qué hará Trump con esta herencia? ¿Mantendrá el farol de la Alianza?

Lo malo que tenemos los pobres es que no conocemos las reacciones de los ricos. Por ello no puedo saber que hará Trump con México. Quizá, como dice Slim, será en este caso Negotiator. Puede que también lo sea en su partida de póker con Putin.

La visita del general Mattis me sugiere un Trump más bien Terminator.

No sé… tengo la misma incertidumbre que la mayoría, pero tengan por seguro que el presidente Trump no tiene madera de Espectator.

Unas veces se negocia, otras hay que tomar una determinación, aunque sea la de colgar el teléfono.

Hay que evitar a los trileros. Una manita por aquí, un tres por ciento por allá ¿la bolita donde está? El tres por ciento no resuelve  el problema. El espectador siempre sale engañado. Ellos siempre querrán más. Es decir: todo.

Claro que si juegas con lo que no es tuyo puede que no le des demasiada importancia.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

COMENTARIO DEL DÍA (TRUMP IS PRESIDENT) General Emilio Pérez Alamán

img_20170120_215701

Toma de posesión de Donald Trump

Desde primeras horas de la tarde de ayer estuve atento a la noticia mundial del día, la toma de posesión de la Presidencia de EE.UU por parte de Donald Trump. Lo hice por el programa especial de la Cadena oficial de Televisión, TVE.

De lo visto y oído resumo mi comentario:

En primer lugar, es de justicia alabar la retransmisión del Acto, perfecto en su forma y liturgia con la presencia de un millón de ciudadanos además de las representaciones de los poderes democráticos y de las Fuerzas Armadas así como de autoridades religiosas y la referencia a Dios en todo momento. Todo ello dentro del más absoluto respeto y corrección cívica y social (Da pena que, existiendo estos precedentes, algunos al menos, echemos en falta una ceremonia parecida para no pasar la vergüenza que pasamos recientemente).

Distinta sensación, me dejaron los comentarios esgrimidos por los analistas que fueron ocupando el plató, de cuya capacidad no tengo elementos de juicio para calificar, pero desde luego, su parcialidad fue de sobresaliente sin excepción.

Precisamente de sus parciales análisis sin la menor concesión, se puede deducir que efectivamente algo parece que empieza a cambiar y que ante esa posibilidad los voceros del stablishment comienzan a negar la mayor.

Argumentos como: Es un mensaje populista, un discurso de posesión continuidad de la campaña electoral. ¿Será posible que un político cumpla lo que promete? Y que ello moleste a analistas serios. Su propósito de acabar con el terrorismo yihadista también crea preocupación y por no alargarme, su deseo de terminar con la mal usada globalización y lo engañoso de su práctica de efectos contrarios para el bienestar por el dominio de lobbies mediáticos y económicos junto a ideologías de género y de defensa manipulada de los Derechos Humanos

Los expertos confían en que Mr. Trump no pueda o no se atreva a cumplir sus proyectos tan claramente expresados. Lo malo es que son los mismos que aplaudieron al Sr. Zapatero cuando cumplió su poco pensada y perjudicial promesa de retirar la Fuerza de Irak, abolir el plan hidrológico nacional apoyado económicamente por la UE y la Ley de excelencia en la enseñanza. Todo ello por razones ideológicas exclusivamente.

Para ilustrar los comentarios, TVE ha conectado en directo con las manifestaciones contra el nuevo Presidente y descalificarle un poco más. Ya nos hubiera gustado que los que rodearon nuestro Congreso se hubieran comportado como estos boys de Washington, cien de los cuales, al menos, pasarán por los calabozos.

En fin Mr Trump,  EE.UU y el mundo confían en Vd. para que inicie un cambio a mejor que dé un giro imprescindible a la situación en que nos encontramos. Mucha suerte.

Emilio Pérez Alamán Teniente General (R.)

LA CUMBRE DE DAVOS ¿A quién y a qué nos enfrentamos? General (R.) Adolfo Coloma Contreras

22571d297fc674fcf6660355c438c7176e9e92aba2d1595c206429b052a9aba41fdfd716aa3d55f1817fd082945552d2dc4b1577fd3fb2a8a7686fb480e8e85f_e

Cumbre de Davos

Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, en la charnela entre la Edad Media y la Edad Contemporánea, revolucionó en arte de la guerra simplemente modificando despliegue táctico de su ejército en el campo de batalla. Dio preponderancia a una infantería profesionalizada frente a la caduca caballería nobiliaria que había dominado  durante toda la Edad Media.

Su dispositivo fue hegemónico en el campo de batalla hasta que mostró su agotamiento ante las alambradas y las ametralladoras en la Primera Guerra Mundial. Al final de este conflicto se pusieron las bases de un nuevo procedimiento para quebrantar la voluntad y capacidad del adversario: El arma acorazada.

De la mano de los tanques en combinación con la aviación de ataque a tierra (blitzkrieg) dio comienzo la Segunda Guerra Mundial. Superaron alambradas y obstáculos siendo el medio decisivo durante este sangriento conflicto hasta que la incapacidad de soportar sus cuantiosas bajas  – incluso en la victoria – hubo que recurrir a algo más, al arma nuclear. Imposible aceptar el envite ni mucho menos apostar el resto. La claudicación fue la única solución.

Desde entonces hemos vivido siete décadas con el enfrentamiento alejado de las fronteras de los países – ¿democráticos? ¿occidentales? –  No solucionados, sino refrenados por ese pánico que a todos nos suscita el empleo masivo del arma nuclear. Cierto es que se han desarrollado otros muchos conflictos que nos hemos empeñado en llamar regionales o periféricos. Y se les ha hecho frente mediante la contención, la defensa preventiva o la simple ayuda humanitaria.

En apenas unos meses, todo ese orden evolutivo parece alterarse. ¿Revolucionarse? está por verse. La asunción de la Presidencia de los Estados Unidos por Mr. Trump con su empresarial visión de la seguridad global, poniendo en entredicho la validez de la OTAN y combinándola con un amago de blindar sus fronteras en lo económico, ha puesto en guardia a tirios y a troyanos. Y no me refiero a una Europa subsumida en sí misma, que como mucho reaccionará convocando algún comité, una reunión de urgencia y hasta es posible que una cumbre. Me refiero a quién ve peligrar sus intereses expansivos: China, el otro gigante económico y Rusia viéndolas venir.

¡Menudo potaje! Mr. Trump, que se hace con el sillón del botón nuclear entre sospechas más que fundadas  de manipulación de las redes informáticas –  La ciberguerra que se llama –  auspiciada por Rusia en plena ofensiva tecnológica. Por otro lado China – el gran banquero del Tío Sam que barrunta un horizonte proteccionista de su principal acreedor y amenaza con un conflicto económico. Y aderezando estas rivalidades, los muchos conflictos que se vienen incubando y desarrollando en las riberas sur y este del Mediterráneo en forma de un terrorismo étnico y religioso y que se extienden hasta el Indico. Y más allá. En este mundo globalizado no podemos considerarnos del todo ajenos a las tensiones que originan  la posesión de algunos enclaves estratégicos: Las islas Spratly  o las Senkaku. De todo ello, se ha estado hablando en Davos, un pueblo remoto de un desconocido cantón en la siempre activa e interesada Suiza.

¿Qué papel nos reserva en este encaje el futuro? ¿A qué nos enfrentamos?¿Terrorismo, ciberguerra, guerra económica?

Vds. mismos.

Adolfo Coloma

General de Brigada (R) del Ejército