ACTO DE DESAGRAVIO A LA BANDERA. ¿QUIÉN SE ATREVE? A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

¿No había un español para defenderla con su vida si necesario fuere?

¿Habremos llegado a tal grado de indiferencia, pasotismo – el Diccionario de la lengua española recoge el término pasota: indiferente ante las cuestiones que importan o se debaten en la vida social- que nos haga permanecer mudos e impávidos ante el ultraje perpetrado en Gerona a la Bandera de España? En un edificio público, con vigilancia y seguridad, con obligación moral y material de su defensa, la Bandera fue arrancada de su mástil, lanzada por la ventana, pisoteada y abandonada en la calle. Nadie la recogió y la besó con su juramento y vida. Nadie. ¿No había un español en aquel lugar de Gerona? La Bandera de España fue sustituida por un trapo negro símbolo del grupo terrorista Bandera Negra, aquel  que intentó asesinar a Alfonso XIII, y al que han añadido caracteres independentistas.

El ultraje visto por toda España, por el mundo entero, tiene un simbolismo mayor que cualquier otro de los vividos el 1 de octubre en Cataluña. Es el símbolo de su lucha, una acción marca de la casa independentista. Es la revolución independentista, su bandera de combate. Un gesto que no puede ni debe pasar desapercibido. Los símbolos traen consecuencias porque unen o enfrentan, ganan y pierden batallas, pero siempre arrastran con su significado.

Bandera negra originaria del grupo terrorista que atentó contra Alfonso XIII

Nos enseñaron que: <<La Bandera de España y el Himno Nacional merecen el máximo respeto y veneración. La Institución Militar es la encargada de la custodia, honores y defensa de la Bandera, como símbolo de la Patria y su unidad>> (artículo 18 de las Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas). Ahora han cambiado la letra, incluso el estilo de nuestras Reales Ordenanzas, pero el espíritu nunca podrá ser otro que ese. Por eso atacan a la Bandera: símbolo de la Patria y su unidad. Atacan al símbolo que nos une y que nos hace fuertes.

Un soldado no puede quedar impasible ante la gravedad de la situación y ver la Bandera que ha jurado arrastrada por el suelo y ofendida sin que nadie tenga el valor de dar un paso en su defensa. Con el sentimiento y la sensibilidad a flor de piel ante hechos que tocan lo más sagrado, hay que saber mantener la calma, la moderación y el comportamiento. Los momentos de crisis y de tensión ponen a prueba la sensatez y el equilibrio del soldado preparado, eficaz y de ejemplar comportamiento por su disciplina y fortaleza de espíritu. Eso no significa pasar con indiferencia ante hechos tan ofensivos y menos permitir el silencio cobarde. Sería muy grave para un soldado. Debe mantener silencio, aunque todos saben cómo está su corazón ante lo inadmisible. Pero en nombre de todos los soldados, en su representación, alguien debe recoger el dolor de la afrenta y asumir la necesidad de organizar y encabezar el desagravio. Una afrenta que ha dolido a los soldados de ayer, a los de hoy, a los españoles de bien y no digamos a los millones de españoles que año tras año han dejado su beso de vida entregado en los pliegues de su Bandera. La Bandera de España merece el máximo respeto y veneración. Hay que recordárselo a todos los españoles. También a los que legislan, porque este respeto y veneración no debe ser exclusivo de los soldados que en definitiva están al servicio de la sociedad. Debe ser deber de todos.

Monte Constampla: A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR

 El Talarn es un pueblo español en la provincia de Lérida, catalán hasta la médula, donde se encuentra la Academia General Básica de Suboficiales. Desde el año 1974 en aquel hermoso paraje se forman los suboficiales del Ejército de Tierra. En las laderas del monte que allí domina el paisaje, Monte Constampla, se podía leer: A ESPAÑA, SERVIR HASTA MORIR. Es el lema de la Academia, con el que amanecían aquellos jóvenes soldados y era su Oración al anochecer. Un político nacionalista catalán, de cuyo nombre no quiero acordarme, presionó al ministro de Defensa, inmerecido ministro para tan buenos soldados, para que retirase aquel lema que le molestaba ver desde el cielo cuando su avión pasaba por encima de aquellos montes catalanes. Se cedió. El ministro ordenó retirar el lema y los militares cumplieron. Bajaron del monte el lema, se borró de los cielos de España para colocarse, modesto y sumiso, en la Plaza de Armas de la Academia. Aunque parezca mentira esto ha ocurrido en España con el Gobierno del señor Zapatero y su ministro de Defensa; de nefasto recuerdo. De aquellos, y otros más cercanos, polvos… ¿Nos extraña que ocurra lo que ahora ocurre?: A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR. ¿Quiénes? ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿Dónde?…

Triunfarán porque nosotros nada hacemos por evitarlo. Nos robarán España cuando los españoles nos dejemos robar.

¿Ni un solo español para defender la Bandera? No quisiéramos tener que bajarla del monte más alto de nuestra patria para guardarla, esconderla, en las Plazas de Armas. No queremos nuestra Bandera empequeñecida en ningún rincón de España, ni borrar de sus laderas los colores rojo y gualda. Una vez ya basta.

Por ello en esta ocasión pedimos un acto de desagravio. Que alguien encabece el acto. En Gerona, en su plaza, con los honores reglamentarios, tres secciones de soldados, una compañía con una sección de cada uno de nuestros ejércitos y Armada, que icen la Bandera de España, bien alto, mientras suena el himno y España despierta de su letargo al oír el grito de ¡Viva España! ¿Quién se atreve a encabezar el desagravio?

En homenaje merecido. Es el Santo de nuestra Bandera. El próximo día 13 de octubre cumple 175 años, fecha en la que por Real Decreto se reconoció como Nacional la bandera de colores rojo amarillo y rojo y se ordenó que todas las unidades la utilizaran.

La Bandera de España.

¿Quién se atreve a encabezar el desagravio?

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

3 octubre 2018

DIMITE EL CONCEJAL DE LA ESCALA (GERONA). EL LENGUAJE DE LOS TRUENOS Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Asalto por mar en La Escala

La situación es de especial gravedad. Al menos a mí me lo parece. El rechazo de ciertos personajes en Cataluña a las Fuerzas Armadas lo sabemos y hemos denunciado en este blog siempre que se ha producido. Muy frecuente. Un rechazo que nada tiene que ver con la sociedad catalana que profesa un profundo respeto y cariño a las FAS del que he sido testigo en numerosas ocasiones. La campaña no es contra las Fuerzas Armadas sino contra España. No responde a los sentimientos de la población sino a la campaña independentista que ciertos personajes con ruido mediático y odio en las entrañas llevan a cabo inútilmente, pero sembrando una semilla difícil de anular cuando se les permite.

El concejal de La Escala (Gerona), un lugar muy conocido por las FAS desde hace tiempo se ha visto obligado a dimitir después de haber invitado  a un grupo de soldados de la base de San Clemente y al Grupo de Actividades Acuáticas de la Guardia Civil (23 hombres en total) a realizar unas prácticas de asalto por mar en una zona costera (un camping) propiedad de dicho concejal. Los alojados en el establecimiento y todo el que quiso disfrutó de la exhibición que había sido previamente anunciada.

¡La que se ha montado!

‹‹He sido víctima de la situación política y habría que hacer una reflexión porque no es la primera vez››, ha declarado el concejal.

Si esto no es grave es que hemos perdido el sentido de la realidad y vivimos en el mundo de yupi. El fondo de la cuestión, por lo que han presionado al concejal para que dimita,  es su falta de compromiso con el independentismo. Así se las gastan por estas tierras sus ‹‹amos››. Aquí o eres de la cuerda o te marginan. Es su democracia, la del ordeno y mando, la intransigencia, el sectarismo y la dictadura.

Mientras en Talarn (Lérida), donde se encuentra la Academia General Básica de Suboficiales, aquella cuyo lema A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR ordenó retirar un ministro de Defensa llamado Bono, que nunca supo lo que son las FAS y a las que ninguneó, Su Majestad el Rey Felipe VI entregaba los despachos de sargento a la XLII promoción de la Escala de Suboficiales. Nadie se salió de su papel. Todo fue cordialidad. Talarn vive de la Academia. La pela es la pela.

El Rey Felipe VI en la Academia General Básica de Suboficiales

Al final del acto una tormenta descargó sobre la formación, pero no deslució la ceremonia. He recordado el libro de un viejo profesor que tuve en la Academia de Infantería de Toledo. Le llamábamos el Sabio. Lo era. Su libro lleva por título: El lenguaje de los truenos. Muy apropiado. Algún significado tendrá.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

11 julio 2017

COMENTARIO DEL DÍA: “Golpe al Estado”. Andrés Manrique. Teniente (R.)

A España servir hasta morir

El anuncio de la comisión de un delito es un delito en sí mismo, no sé si en grado de tentativa u otra figura contemplada en nuestro ordenamiento, juristas tenemos y a ellos les corresponde tipificarlo.

Como ya se dijo en estas páginas, todos tenemos una idea de lo justo o lo injusto y para ello no es necesario tener conocimientos jurídicos. Cuando se saltan determinados barreras, hasta el español menos docto tiene esa sensación de alarma ante determinados hechos y sobre los que exige cierto grado de actuación. Algún tipo de actuación. De no ser así se hunde en el desamparo y ello no puede tener buen desenlace.

Situémonos  a principios de 1981 e imaginemos que se anunciara meses antes la realización del quebrantamiento del orden constitucional que no se produjo finalmente el 23 de febrero. ¿Qué hubiera ocurrido? Es sencillo, hubiese sido detenido y encarcelado quien liderara tal acto. Pero no solo él, sino que tirando de escalafón se hubiese llegado hasta lo más alto del mismo en aras de la restitución del orden constitucional. Solo el haberlo pregonado.

En España se está pregonando desde hace años la separación de una parte de la misma. No solo se pregona, no solo queda en la palabra, no. Se publican todo tipo de normativas, actuaciones y quebrantamientos de la ley. Desde todas las ópticas, culturales, mediáticas, empresariales, sindicales etc. etc. se clama contra ello….y nada.

La moderación de la que ha hecho gala siempre Juan Soldado no le impide en ocasiones expresarse con la contundencia que el momento actual exige.

Juan Soldado juró “guardar y hacer guardar la Constitución”, nadie podrá recriminarle que así lo haga.

Juan Soldado escucha día tras día eso de “Esto no pasaría en las naciones de nuestro entorno, se cortaría el mal de raíz”. Y no puede dejar de preguntarse por qué aquí se consiente, ya ni siquiera le convence la templanza a la hora de la toma de decisiones a este respecto.

Juan Soldado lleva años asistiendo al anuncio de la violación de nuestra Ley Máxima y no ocurre lo que la mayoría de los ciudadanos espera que ocurra, la aplicación de la Ley. Se veía ello desde la distancia y se calificaba como otra más de las “rabietas periféricas”. Daba la impresión de que nadie se lo tomaba en serio. Ahora se dan hasta las fechas del latrocinio, de la traición.

Juan Soldado ignora las consecuencias de la aplicación de la normativa más dura contra el separatismo pero sí sabe del resultado de la consecución de sus objetivos, la escisión de una parte de España. Esta cautela en la toma de decisiones le está llevando a la radicalización de sus posiciones –y no solo a él-. De seguir las cosas así optará por posicionamientos viscerales, atrincherándose con quienes, normativa en mano, defiendan hasta la última coma el juramento con el que en su día se comprometió de por vida.

Ahora más que nunca “A España servir hasta morir”. ”Por España, todo por España

Por España. Todo por España

Juan Soldado acata y cumple, como la milicia.

Andrés Manrique

Teniente (R.)

Blog: generaldavila.com

24 mayo 2017

BARCELONA EMBANDERADA General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

Barcelona embanderada

Envuelta en la bandera. Miles de banderas lanzando su mensaje. Si no quieres taza vas a tener taza y media

De nuevo enarbolamos la bandera, a banderas desplegadas, aunque sin libertad, en las calles de Barcelona, Hospitalet, Sant Cugat y Cornellá de Llobregat… Gran parte de Cataluña embanderada. Es bandera de inteligencia aquella que sirve para indicar que se han entendido las comunicaciones recibidas. Eso ha sido: bandera de inteligencia para los que nada entienden. Es muy arduo para sus entendederas.

Resulta que unos chavales han embanderado Barcelona, Hospitalet, San Cugat…

Parece que a alguno le han dado donde más duele. ¡Infamia!, era el grito mientras movilizaban con urgencia a los servicios de limpieza.

¡Ay mi Bandera! La que enarbolan los buques de la Armada y se prohibió  que el buque insignia la izara en Barcelona. Y se consintió.

A España servir hasta morir, bajo los pliegues de su Bandera, bajo sus colores rojo y gualda. Limpiaron el monte de cualquier resto de España.

Ofensa tras ofensa consentida. A la bandera, a los soldados, a los españoles, a los catalanes, a la Constitución, a la ley, a España.

Ordenanzas municipales, sanciones por embanderar Barcelona de España. Provocación y sanción.

Infracción municipal que tendrá mayores consecuencias para esos chavales que el delito de romper España, de incumplir la Ley.

Es más grave el incumplimiento de las ordenanzas que acabar con España incitando y adoctrinando a su rechazo, contra la Constitución y la historia.

Unos incumplen la Ley y son invitados al Parlamento español. Otros ponen unas pegatinas con la Bandera de España y ¡al cuartelillo! Como te pillen. Estarás fichado y sin explicaciones.

La vicepresidenta del Gobierno ha invitado al Presidente de la Generalidad a que explique todas estas cosas en el Parlamento. Sí, en el español. El de los Pasos Perdidos.

Mientras tanto, unos chavales van a ser empapelados. Su delito ha sido embanderar Barcelona. Con la bandera de España. Luego dicen que todos somos iguales…

General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

Blog: generaldavila.com

20 mayo 2017

DON ERRE QUE ERRE General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

lema_lerida

A España servir hasta morir

No son independentistas. Son incultos, pero tiene su culto y liturgia. No les gusta el Ejército. No les gusta España. No representan a nadie. La culpa es compartida, ellos y los que tragan. Van a decir ustedes que me repito escribiendo lo mismo casi a diario. No es así. Los que se repiten son ellos (como la morcilla) y mientras sigan seguiremos. Y lo vamos a hacer para evitar caer en la complacencia. Otros han caído no asumiendo su responsabilidad en defensa de los ejércitos como su puesto requería, aunque no los quieran. Es el caso del ministro que tragó con la retirada del sagrado lema: ‹‹A España servir hasta morir››. Cedió a las presiones del independentismo catalán en la Academia de Suboficiales del Talarn. Se llamaba me parece recordar Bono.

Era el año 2013 cuando se hablaba de cerrar la Academia del Talar (Lérida). Los independentistas pusieron el grito en el cielo. ¡La pela…! Hubo que rectificar.

Luego vino lo del alcalde Trias negándose a que la Reina entregase la Bandera de Combate al buque insignia de la Armada, el rechazo de la alcaldesa Colau, el invento, que ni ellos se creen, del ejército catalán… como les decía: la morcilla.

Ahora el ataque, la víscera se repite, mira por donde,  en la Feria de Lérida donde el señor Puigdemont -el que se reúne, pero no se reúne, el que es, pero dejará de ser, el presidente-  pretende evitar que los ejércitos dispongan allí de un estand informativo. Entonces ¿qué?, ¿mantenemos la Academia de Suboficiales en Lérida o no? En fin, que no saben lo que quieren, pero sí lo saben. Los que lo saben son los sufridos catalanes que como el resto de españoles tenemos que sufrir y aguantar a estos solitarios representantes de la nada. El problema es que aguantamos mucho, protestamos poco y no nos repetimos. ¿Estamos ya aburridos, complacientes, entregados? Nosotros desde luego que no. No vamos a tragar.

Mientras ellos sigan erre que erre, nosotros dale que dale. Y es que como decía, y sigue diciendo, en la Academia de Suboficiales del Talarn en Lérida:

‹‹A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR››. Y lo vamos a cumplir.

Porque la verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero.

General de División (R.)  Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

25 febrero 2017