Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Uno ha visto ya tanto que le van quedando pocas razones para asombrarse; pero es indudable que con este ganado que hemos de lidiar, cada día se nos presentan a mogollón.

 Y mientras -y ya es triste- el número de muertos sigue aumentando; el último(¿?) una mujer; por un móvil. ¿No pensará ésta, como otra locuaz, empingorotada y omnipresente dama que los muertos “no son de nadie”?

 A esto, de siempre se le ha llamado tirar balones fuera o mirar para otro lado.¿Mi opinión?, en el “catorceavo”, que alguien diría. Y cada día, la cuestión empeora más y más.

De la prensa, septiembre 2019

Colau culpa a los medios, a la derecha, a la fiscalía y a la Generalidad de la inseguridad en Barcelona

Tras haber permanecido desaparecida durante todo el verano, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha regresado a la ciudad y grabado un vídeo en su cuenta de Facebook donde reconoce la crisis  en materia de seguridad ciudadana en la capital de Cataluña, pero niega cualquier responsabilidad y reparte las culpas entre los medios de comunicación, la fiscal de Barcelona, la derecha y el consejero de Interior de la Generalidad.

CULPABLES

(Soneto)

 Si hablamos de culpar, señora (¿?) mía,

no olvide usted ni a Islero ni a Avispado,

convictos que lo son, por demostrado;

o a aquella pertinaz, la cruel sequía.

 

Al Madrid -do el ganar es utopía-

o al climático cambio tan sobado;

a ese el Quinto Felipe denostado,

o al del CIS, más pelota cada día.

 

Puede ser que ande usted más despistada

que lo esté un submarino en un rastrojo,

del lumpen y la mugre diaconisa.

 

O más bien, pienso yo que, doña Ada

el pudor desconoce, y el sonrojo,

¡y un morro tiene usted, que se lo pisa¡

 Don Eufemio, sep. 19

(Continuará, D. m.)

NUEVAS ARMAS PARA LAS BOTAS SOBRE EL TERRENO. Vicente Díaz de Villegas y Herrería, General de División (R.)

Estados Unidos se prepara para adoptar un nuevo calibre para sus nuevos fusiles y ametralladoras ligeras-fusiles ametralladores y fusiles de francotirador /sniper.

Como consecuencia de las lecciones aprendidas en los recientes conflictos de Irak y Afganistán ademas de Operaciones Especiales en otros teatros el Ejercito de los EEUU / Army, lleva a cabo, desde hace años, experiencias tendentes a mejorar su armamento individual para lograr una mayor fiabilidad de funcionamiento, menos peso, mas alcance y mas penetración.

Las distancias de empleo han aumentado, fruto de una mayor intervisibilidad, en terrenos no tan cubiertos como en Vietnam y de los 300m que rara vez se empleaban se ha pasado a recibir fuego letal desde 500m donde el 5,56 influenciado ademas por la altura y los valles y cortados intermedios pierde precisión y letalidad.

La mejor opción pareció optar por un calibre superior al 5,56x45mm de entre 7mm, -(como el 7×57 mm Mauser con el que los españoles se defendieron en Cuba, en 1898, contra estadounidenses como Roosevelt)-, y el  6,5 – (tipo al 6,5x 52 Mannlicher Carcano empleado  por el asesino de JF Kennedy en 1963 y que también intervino en nuestras guerra civil por parte de los italianos)-.

Las municiones no solo tienen en cuenta el calibre, diámetro del ánima, sino forma y dimensiones peso del proyectil y forma dimensiones y carga de la vaina. Hay muchos cartuchos entre 6,5 y 7 mm.

Como ocurrió con en el paso de la pólvora negra a la pólvora sin humo ahora se ha producido una revolución en la cartuchería con pólvoras muy vivas y sin residuos que envuelven el proyectil como vaina disminuyendo el peso y aumentando la velocidad.

El paso del 7,62×51 OTAN al 5,56×45 supuso una reducción de peso de la mitad en cada cartucho (de 24g a 12g) lo que se estimaba suficiente habiendo sustituido el proyectil inicial americano, M43 ,por el SS109 mas acorde con la convención de Ginebra por ser mas pesado y no rotar al impactar. La mejora y globalización de los chalecos y el contacto a mas distancia disminuyen la letalidad

Para evitar desajustes entre la munición y el arma los concursos de adquisición incluyen que además de las armas el fabricante proporcione también la munición.

Fruto de estos estudios y concursos EEUU adoptó en 2017 la pistola SIG-SAUER P320/ M17 que después de ganar en concurso a la Glock, reemplaza ya a la Beretta M9 (30 años en servicio). Esta pistola puede ser adaptable a 9mm, .357 SIG y .40 S&W. y se le puede acoplar silenciador. Los libramientos de 224,000 pistolas se llevarán a cabo durante 10 años, con coste de 580 millones de dólares.

El USSOCOM, Mando de Operaciones Especiales conjunto de EEUU, parece reemplazará el 7,62 de sus snipers por un 6,5 Creedmoor que duplica la probabilidad de hacer blanco, aumenta el alcance efectivo en un 50%, reduce el efecto del viento un 30% y tiene menos retroceso.

Los sniper probaron:

  • SR-25 de Knight’s Armament, el M110A1 Semi-Automatic Sniper System (basado en el H & K G28) y el Mk20 Sniper Support Rifle, de la FN,

con tres tipos de cartuchos: 7.62mm NATO,

.260 Remington y 6.5mm Creedmoor.

HK ganó el concurso.

De Izda a Derecha: 5.56×45 mm M855A1 EPR, 6.5×39 mm Grendel,  .264 USA (6.5×47 mm), 6.5×48 mm Creedmoor, 7.62×51 mm NATO. (Photo: Anthony G. Williams)

Recientemente, después de años de pruebas sobre un nuevo calibre para fusiles el Ejército/Army ha lanzado un concurso de 27 meses, dentro del NGSW (Next Generation Squad Weapon) probando con el proyectil de 6,8mm. Presentes están SigSauer, General Dynamics-OTC y AAI Corporation Textron Systems. quienes seran adjudicatarios en el primer trimestre del 2022 para reemplazar a los M4A1 y los fusiles ametralladores M249 de una Brigada en 2023.

Sig Sauer prototipos automatic rifle / fusil ametrallador prototipo (left) y rifle 7 fusuil (derecha) diseñados para la  Next Generation Squad Weapon del Ejercito USA. (Image: Sig Sauer)

El fusil ametrallador no debe de pesar mas de 12 libras /5,44 Kgs la mitad de una MG 42/58- ; y medir como máximo 35 pulgadas/88cm 1/3 menos que la MG 42/58.

El cartucho (telescópico) podría llevar embutido el proyectil y la vaina ser toda o en  en parte consumible como la del G11 alemán, una vez superados problemas de autoignición

SIG ha diseñado su propio cartucho con mas velocidad y precisión y menos peso. H&K el fabricante de nuestros fusiles y pistolas, y también de Alemania y Francia, se presentará al concurso junto a Olin Winchester para la munición telescópica junto con Textron Systems. El Ejercito pide 43 fusiles ametralladores y 53 fusiles  junto con 845.000 cartuchos de 6,8.

El contrato con EEUU es siempre una gran oportunidad de negocio por el las cantidades que se manejan y por la influencia posterior del fabricante elegido.

Lo que si habrá que seguir muy de cerca en nuestros stocks es la posibilidad de que se adopte un nuevo calibre. Europa está entrando con fuerza en el mercado americano de armas ligeras.

Carabina M4A1 a reemplazar.

Ametralladora ligera M249 de FN a reemplazar.

Vicente Díaz de Villegas y Herrería

Soldado de España

7/9/19

Blog: generaldavila.com

El pendón de Castilla en África La ubicación de Sta. Cruz de Mar Pequeña. Andrés Manrique.

La Torre de Santa Cruz de Mar Pequeña es el lugar donde por primera vez ondeó el Pendón de Castilla en África. Dato este al que en pocas ocasiones se le ha dado importancia. Construida por Diego García de Herrera, ondeó allá por 1478 (dieciocho años antes que en Melilla). Este emplazamiento se sitúa frente a las Islas Canarias y hoy es denominado como Laguna Naila, Khenifiss o Puerto Cansado, a pocos kilómetros al norte de Cabo Juby (hoy Tarfaya, Marruecos).

El estandarte o enseña que ondeó fuebcon toda probabilidad el de la Orden Real de la Banda de Castilla fundada por Alfonso XI en 1332 pues, según prestigiosos  historiadores,constituyó hasta ya entrado el siglo XVI la principal divisa de los reyes castellanos.

Este pendón “Fue utilizado por todos los monarcas de Castilla hasta Carlos I.  Consistió, desde el reinado de Enrique IV, en una bandera de color rojizo, siendo probablemente púrpura escarlata, con una banda dorada engolada de cabezas de dragantes del mismo color.En sus inicios también los había con dragantes blancos con la banda negra.”

La Real Orden de la Banda de Castilla es la más antigua de las órdenes de caballería. Con ella el monarca distinguía a sus guerreros, de linaje, que hubieran destacado en un hecho de armas contra los musulmanes, puesto que la tradición guerrera contra el musulmán no se había perdido en la Castilla del S.XIV.

Mucho se podría decir sobre este histórico lugar y su significado para España, como el ya comentado. Se encuentra dentro del Parque Nacional Khenifiss y hasta los restos de la torre se puede acceder andando a través de las dunas o en barca. El significado histórico para España comienzan a dárselo, desde hace unos lustros, algunos estudiosos y curiosos que se acercan por allí.

Historiadores contemporáneos (Zurita, Abreu Galindo, Pierre Cenival, Antonio  María Manrique, Elías Serra, Viera y Clavijo y Rumeu de Armas) dejan claro el error histórico cometido al ubicar esta mencionada torre-fortaleza en el lugar que hoy conocemos como Ifni, ocupado por el Coronel Capaz el seis de abril de 1934 y cuya presencia Española se prolongará hasta 1969. Este error proviene de la infructuosa búsqueda de Santa Cruz de Mar Pequeña, lugar que exigíamos al Sultán marroquí como consecuencia de su derrota contra España en la Guerra de África 1859-1860 (la de O´Donell y Prim). En las capitulaciones del Tratado de Paz de Wad-Ras, que puso fin a la guerra, se exigía un lugar para el establecimiento de pesquerías “[…] como el que España tuvo allí antiguamente”.Pero nadie sabía ni tenía claramente documentado cuál era su ubicación de cuatro siglos atrás.

Optaron por la organización de distintas comisiones mixtas hispano-marroquíes las cuales llevaron a cabo diversas expediciones costeras. Se ayudaron de textos, antiguos testimonios y grandes dosis de paciencia por parte de los españoles.Unas veces se situaba a Santa Cruz de Mar Pequeña en la desembocadura del Ifni (Cesáreo Fernández Duro), otras en la desembocadura del río Chebeica (Alcalá Galiano), Coello en la desembocadura del río Nun, otros en la desembocadura del río Dráa, en la del Asaka, etc.La negativa y la dilación eran las formas de actuación de los agentes del Sultán.

El lugar correcto era la bahía de Puerto Cansado, magnífica ensenada situada a unos 45 kilómetros al NE de Cabo Juby (hoy Tarfaya, localidad del sur de Marruecos), protegida del fuerte mar por una barra de arena y con escasa profundidad en marea baja.Las mencionadas comisiones no fueron capaces de ponerse de acuerdo ni de determinar este lugar. Más por premura de tiempo y presión francesa que por precisión, se estableció, 74 años después y con error, que Ifni era el lugar.Grave error.

La existencia de esta torre-fortaleza y su inequívoca ubicación quedan hoy fuera de toda duda.

“[…] Fue concebida como cabeza de puente para los planes de expansión de la Corona de Castilla en África Occidental y al mismo tiempo como factoría comercial abierta al tráfico caravanero

“[…] lo cierto es que la torre, después muchos avatares se mantuvo en pie hasta 1527 en que fue totalmente desmantelada y abandonada tras un definitivo ataque de los beréberes… “[…] Después de esta fecha se entra en un túnel del tiempo y Santa Cruz es olvidada por todos.

Antonio Rumeu de Armas. Historiador español.

Pues allí ondeó el Pendón de Castilla por primera vez en África.

Un saludo.

Andrés Manrique.-Teniente (R.)

Blog: generaldavila.com

10 septiembre 2019

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SER SOLDADO PROFESIONAL EN ESPAÑA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

<<El legionario romano juraba que había de servir a la República por tiempo de veinte años, si cumplidos estos continuaba en el servicio voluntariamente le distinguían con el nombre, honor y utilidad de veterano. Si dejaba el servicio le daban su licencia, que llamaban ejautoramentum, y el peculio castrense que le correspondía para que viviese con comodidad el resto de su vida>> (Nota en el libro de Flavio Vegecio Renato, Instituciones Militares).

El oficio de soldado es penoso; las armas pesadas, mucho el riesgo, la vida activa corta, los premios, si llegan, lo hacen tarde, y la disciplina es muy severa; todo como debe ser.

<<Señoras y señores, se acaba la mili>>, marzo de 2001, Federico Trillo entonces ministro de Defensa. Ya nadie lo recuerda a pesar de ser un hito histórico de enorme transcendencia. Mejor dejarlo estar; cosas de nostálgicos.

¿Para bien o para mal? Depende. Posibles: <<Posibilidad, facultad, medios disponibles para hacer algo>>. Puede ser eficaz y bueno o una sangría para la nación. Ya es irreversible, casi indiscutible. No hay marcha atrás a no ser que… Pues a lo hecho pecho, pero conociendo lo hecho.

Hay que pensar y analizar.

¿En qué condiciones se adoptan compromisos con los aliados? No es a todo a cambio de no subir el presupuesto de Defensa. El equilibrio entre lo de dentro y lo de fuera es como la copa del árbol y sus raíces, una proporción necesaria; que tanto seca el árbol por cortar raíces como por podar en demasía. <<Hace mal empleo de sus fuerzas el que las mantiene en un sitio en número superior al que la acción enemiga exige…> (Clausewitz), pero no es menos cierto que mayor error es mantener otras inactivas y desarmadas.

<<No hay actividad humana alguna que esté en tan constante y general contacto con el azar que la guerra>> (Clausewitz). ¿Alguien ha pensado en el azar? Suele ser un soldado desconocido el que ataca sin avisar, sin decir el día ni la hora, en el momento menos esperado. Un soldado es un Ejército.

Se acabó la mili. Han pasado años. Camino de los veinte; no queda ni polémica. No interesa. Tan es así que no hay estudios rigurosos que permitan hacer una valoración de lo que ha supuesto el cambio. Ni en las Fuerzas Armadas, que yo sepa, ha habido un seguimiento que con rigor intelectual nos muestre la evolución, consecuencias y conclusiones de la suspensión del servicio militar y, así, poder en un momento determinado introducir las correcciones necesarias. ¿A quién le importa?

La guerra es incertidumbre, el futuro es incertidumbre, la imprevisión es la derrota; casi siempre. Ser pobre y querer vivir como un rico es imprevisión y derrota.

No está todo dicho sobre servicio militar obligatorio o profesional; con rigor. No hay marcha atrás, pero ha habido improvisación, interés político, frivolidad. Nunca hubo asesoramiento, informes, consejos, del Mando militar al que se tuvo al margen y se le dio hecha la suspensión del servicio militar con graves consecuencias en la operatividad de los ejércitos que bien podemos decir dejaron a España indefensa durante años. A ello se unió la terrible crisis económica que ha dejado a los ejércitos de España en una situación de mínimos, de la que poco o nada se habla, sin que se hayan tomado las medidas adecuadas para ir actualizando y poniendo al día en función de nuestros compromisos con nuestros aliados y los propios internos (olvidados). Esto no es popular ni registra interés mediático alguno a pesar de las palabras que muy de vez en cuando se oyen dese la milicia. Pero es nuestra seguridad y nuestra posición y fuerza en el mundo. No solo militar, también económica.

Los españoles tienen una magnífica opinión de sus ejércitos por su entrega y buen hacer. De alguna manera esa opinión es injusta porque se queda en la epidermis sin penetrar en las entrañas de las enormes dificultades que presentan unos ejércitos profesionales, los nuestros en concreto. En este blog se han analizado exhaustivamente. Nadie habla de ellas y caminamos como si pudiésemos afrontar interior y exteriormente todas las situaciones mientras los ejércitos se empobrecen y carecen de los necesarios materiales. Incluso de las mínimas atenciones. El campo de la escasez abarca desde lo doméstico hasta los aviones o buques más complejos. De lo mínimo a lo máximo. Nada es insignificante. Soldados bien disciplinados, y mejor mandados, derrotan a los de mayor número; cuando saben que tiene una retaguardia que les alienta y que no confunde el casco que sirve para la defensa con el que sirve para el adorno.

Hemos entrado ya en un proceso por el que de aquí a unos años (2036) aproximadamente unos 50.0000 soldados profesionales tendrán que abandonar los ejércitos de España al haber cumplido los 45 años. El ministerio de Defensa hace esfuerzos en distintos campos para paliar la gravedad del asunto que afecta a familias sacrificadas por la dura vida de soldado. La solución no es fácil. Por que se acude a la improvisación. Soluciones de urgencia que no serán definitivas. Es un problema de la nación que todos los partidos, sin intereses propios, deberían contemplar.

Ser soldado profesional en España, hoy, constituye una inseguridad que no debemos permitirnos. Las encuestas de satisfacción no pueden ocultar la realidad de nuestros soldados profesionales. Es urgente encontrar soluciones. Desde lo más pequeño a lo más grande.

<<Si supieran ustedes distinguir la parte del casco que sirve para la defensa de la que sirve para el adorno>>.

<<… Si dejaba el servicio le daban su licencia, que llamaban ejautoramentum, y el peculio castrense que le correspondía para que viviese con comodidad el resto de su vida>>.

Como a nuestros soldados.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

9 septiembre 2019

LA LEGIÓN CAMINO DEL CENTENARIO (58) SEGUNDAS OPORTUNIDADES Y COINCIDENCIAS (Resumen de una experiencia Legionaria). General de División (R.) Vicente Díaz de Villegas Herrería

Para contribuir al esfuerzo del General Davila al Centenario de la Legión escribo estos recuerdos.

 

  1. LOS INICIOS: OEs

Desde el Centro de Instrucción de Reclutas (CIR) Vitoria (1970-71), como Teniente de Infantería, solicitaba por 1ª vez el Tercio Sahariano Alejandro Farnesio 4º de La Legión. Entonces aquellas vacantes eran de libre designación y se estilaban las cartas. Recién salidos de la Academia el único mérito era el nº de salida en la Promoción. En mi caso el mando del 4º Tercio designó a alguien mas moderno. No había llegado la hora.

Pedí a continuación el Curso de Operaciones Especiales pero por interpretación del reglamento, en nuestro CIR, no se nos cursó. Tampoco había llegado la hora.

Podemos ejercer nuestra voluntad pero no tenemos la seguridad de conseguir lo que intentamos en cualquier caso hay que insistir.

Y salí destinado a Zaragoza, al Regimiento de Infantería Las Navas 12 (“Las Navas no vuelve la espalda jamás antes morir”) un Regimiento de la Defensa Operativa del Territorio (DOT). Allí en contacto con la COE 51 bajo el mando del Capitán Ferrer, volví a pedir el Curso de Operaciones Especiales (OE.s) y en el XVII curso (1972-1973) coincidí en la Escuela Militar de Montaña (EMM) de Jaca, con el director de este Blog, el entonces Teniente Dávila.

El Curso de OE.s, ya en su época, era muy exigente, completo y avanzado. Además de la exigencia física, el riesgo estaba presente y se requería decisión e inteligencia en las diferentes fases y materias.

En Diciembre de 1972, durante la fase de montaña invernal, durante una práctica con crampones y piolets se rompieron estos últimos y una cordada se despeñó por el  helado Paso del Señorito. Los profesores acompañaban a los alumnos en los ejercicios y en este caso el Capitán Profesor era Juan Lavilla. El Capitán, el Teniente Rafael Dávila (Ex-GEBRILEG) y el Teniente Fulgencio Coll (Ex-JEME) resultaron heridos y el Teniente Morala Albadalejo fué el único ileso.

Posteriormente, en clase de defensa personal, el Teniente Dávila sufrió una fractura de clavícula lo que no le impidió acabar el Curso.

Terminado el Curso de OE.s salí destinado a la Compañía de Operaciones Especiales 62 (COE 62) en Bilbao, allí durante un reconocimiento para la fase de montaña en Ezcaray supe, por el alcalde Cecilio Valgañón (aun no había móviles), que el Presidente del Gobierno, Almirante Carrero Blanco, natural de Santoña, también mi pueblo, había sido asesinado y regresé de inmediato a Bilbao en el willys de la COE que consumía mas aceite que gasolina.

Ya en 1974 salía una vacante de nueva creación, por antigüedad, en el Tercio Sahariano Alejandro Farnesio 4º de la Legión y la volví a pedir. Esta vez salí destinado por O.C.19 de Abril de 1974, pero retenido hasta el 21 Noviembre. Mientras, recibimos la orden de la Capitanía General de Burgos, de desplazarnos a Vera de Bidasoa el 8 de Octubre junto a la COE 61 de Burgos, (en la que estaba también el Teniente R. Dávila), que iba a Lecaroz y la Compañía de Esquiadores Escaladores de Estella que fué a Roncesvalles, con la Misión de: Impermeabilizar la frontera y cooperar con la Guardia Civil frente a los terroristas de ETA. Era la Operación Iruña.

En aquellos momentos recibíamos información de la población y  patrullábamos día y noche, desde la muga 0, Puente de Endarlaza, a la 34 y por el Sur Lesaca y collado de Arichulegui,… rastrillando, estableciendo controles y emboscadas, día y noche, con tropa de reemplazo cuya profesionalidad era muy respetada. Apoyábamos a la GC que aun no tenía ni los GAR ni la UEI, que se formaron después, en su inicio, con mandos diplomados del Ejercito y de la Guardia Civil  y con programas de OE.s de la EMM de Jaca.

2. INCORPORACION AL 4ºT

El 9 de Diciembre me incorporaba al 4º Tercio en Villacisneros, donde creían que venía de un “curso” por lo que aclaré que venía de una operación real, la Operación Iruña con la COE 62 en la frontera navarra del Pirineo. El Comandante B. de la Plana Mayor me preguntó donde quería ir y le informé, sin pedir, que venía de la COE de Bilbao. (Tenía entendido que había una Unidad de OE.s, que sin serlo por Diario Oficial, así se adiestraba.) “Usted irá donde le manden” me dijo “Por supuesto mi Comandante” y salí destinado a la 6ª Compañía de fusiles de la Xª Bandera que mandaba el Capitán Ramos. De inmediato me fuí al aeropuerto de Villacisneros para tomar una estafeta y volar a El Aaiún.

Desde El Aaiún me incorporé a la 6ª Compañía de la Xa Bra. en el Fuerte Chacal en Edchera,  mítico lugar en el que se ganaron las últimas Laureadas de San Fernando del Ejercito y donde alcanzó gloriosa muerte, ademas de los laureados Brigada Fadrique y Legionario Maderal (este de Bilbao), entre otros el Capitán Jaúregui padre de Miguel compañero de la XXV Promoción y también del XVII Curso de Operaciones Especiales.

Al día siguiente el Comandante V Aznar de Arizcun organizaba una patrulla voluntaria de Mandos, a la que por supuesto me apunté, para ir a Smara por el desierto, pasando por Sidi Ahmed Laaroussi. Era mi primera patrulla por el desierto.

Llegados a Smara se producía un gran revuelo porque llegaba en helicóptero el cadáver del Sargento Carazo, de la Compañía de OEs (SOE) muerto en acción por el POLISARIO en Tifariti.

Las noticias eran confusas pues, a nuestro nivel, no sabíamos nada de la operación ni quien era el enemigo (¿Marroquí o POLISARIO?). El Comandante AdA dió la orden de regresar a Edchera por el camino más rápido que era la pista de Fos-Bucraa.

Llegados al Fuerte Chacal en Edchera recibí la Orden de hacerme cargo, el 18 de diciembre de aquella SOE, la 3ª Compañía de la IXª Bandera, mandada accidentalmente por el Teniente M. Cuesta, que había participado en la operación, con la Sección del sargento Carazo, hasta la llegada del Capitán C. Blond que estaba ausente.

Mi destino inicial a la 6º/Xª había impedido que participara en la operación de Tifariti. No había llegado la hora.

En ausencia del capitán, fuí situado junto al féretro representando a la Cía 3ª/IXª/4ºT en el funeral nocturno del Sargento en el acuartelamiento del 3er Tercio.

Para incorporarme a Smara donde estaba la 3a IXº Compañía, fuí al aeropuerto y aprovechando un vuelo de SAETA con el Teniente Lobo del EA, me incorporé al acuartelamiento de la VIIº Bandera en Smara, donde continué en labores de adiestramiento. Pasada las Navidades, el 15 de Enero nos reincorporarnos a Fuerte Chacal en Edchera.

3 EDCHERA DE OEs a MOTORIZADOS

Ya en Edchera se nos asignaron para dormir tiendas cónicas en el exterior del Fuerte y solicitamos por radio BLU y a la Plana Mayor del Tercio en Fuerte Chacal, marmitas y menaje de comida, dado que en Smara el menaje era del acuartelamiento, y alguna litera adicional que faltaba.

La tropa Legionaria, cumpliendo el Credo Legionario, no se quejaba.

Igualmente se nos asignaron, para motorizar la Compañía, hasta entonces helitransportada, Land Rover 109 procedentes de Nómadas que necesitan pasar por un 3er escalón ya que algunos vehículos habían llegado a remolque.

La instrucción continuó y se nos dotó de material para convertirnos en Compañía de Fusiles pero, dada la cobertura de personal, solo con 2 secciones de Fusiles y una Sección de Armas.

Era necesario cambiar el modelo de instrucción para aprender despliegues en vehículos y apoyos de armas colectivas (Morteros Medios MM-81mm, Cañón Sin Retroceso CSR-106 y Ametralladoras Medias AMM/MG-7,62×51).

Algún mando pretendía compaginar la instrucción de OE.s con la de Fusileros Motorizados, con una tropa en su mayor parte de reemplazo, pero no era posible “no es una navaja suiza” y a pesar de la voluntad de nuestros legionarios no había tiempo, por la duración del Servicio Militar.

Al final del mes de enero al regresar el “Gran Capitán”, no solo por el tamaño de sus manos sino por su corazón, C. Blond se hizo cargo de la Compañía y acordó entre “pares” con la 4ª Sección y el 3er escalón del Tercio el arreglo de los vehículos procedentes de Nómadas que habían llegado a remolque. Yo como Teniente no me había hecho cargo porque no me los arreglaban previamente. Por cierto, el Capitán Blond también había estado antes en la COE 62 de Bilbao. Al final nos encontramos los mismos.

Los legionarios se adaptaron muy bien a la nueva situación y se inició un nuevo ciclo de instrucción.

Del 1 al 5 de Marzo patrullamos con ejercicios de fuego real diurnos y nocturnos al N de Hagunía. Desde mi puesto de Teniente jefe de la Sección de Armas, planteé al Capitán la ejecución de emboscadas en estrella con 3 brazos a 120º y cruces de fuegos entre brazos a 90º, el personal quedaba protegido semienterrado y los vehículos iluminaban los extremos de los brazos y las zonas de muerte de los cruces de fuego.

El Capitán asumió la iniciativa y nuestras posiciones defensivas en el desierto se convirtieron en auténticos erizos con ejercicios de fuego real, dispuestos a reaccionar.

Así pues patrullábamos por el desierto y montábamos emboscadas nocturnas en estrella con fuego real. Entre Hagunía y el Sequem observamos desde 1km, con MM y CSR en posición y dispuestos para hacer fuego, las posiciones defensivas que preparaban los marroquíes.

La compañía no llevaba alcohol solo consumía refrescos y batidos “kaiku”. Algún contado elemento escondía una botella pero eso suponía un arresto. A este respecto la compañía no admitía reenganches de personal que tuviera el hábito de la bebida.

Allí estaba el cabo “Kedoski” ¿vale mi Teniente? Vale Kedoski. “Valeriano Valentin Valenzuela Ja, ja”,… contestaba. Kedoski no era polaco como se pueda pensar era un “quedón”.

De nuevo del 15 de abril al 19 ejercicios al mando de la Sección a la posición Haifa, que cerraba la ruta directa de Marruecos a El Aaiun. Allí mientras cumplíamos la misión, el “problema” era controlar el estadillo de material que desaparecía: piquetas, tiendas,…a veces para solucionar faltas anteriores.

4 DE VILLACISNEROS A HAUSA

Recibimos nuevos fusiles CETME C pero en el momento de probarlos por parte de buenos tiradores, mandos y tropa de la patrulla de tiro, estaban descalibrados y no agrupaban aunque por fuera estaban impecables. Los cargadores de subfusil debido al tiempo que habían estado cargados los muelles no respondían y se interrumpían. Todo lo íbamos solucionando sobre la marcha. Y desde el Parque de Artillería de Las Palmas detectaron, a raíz de nuestras observaciones, que aquellos CETMEs reacondicionados, no habían tenido una preceptiva “Prueba de Tiro”.

Intercambiamos munición con el puesto de Nómadas en Hagunía. Nómadas tenía munición sobrante de cañón CSR 106 y nosotros de fusilería de 7,62×51. Disponíamos de la dotación de guerra de Armas Colectivas a nuestro nivel pero no para ejercicios y la compañía aunque bien instruida, “en seco”, no había hecho fuego con CSR.

Desplegábamos con un vehículo por escuadra. Y salíamos siempre repostados para 500 Km mas 4 petacas, raciones y 5litros de agua por hombre y día para 5 días.

El 29 de abril la Compañía se desplazó a Villacisneros para reincorporarnos al acuartelamiento del 4ºTº . La Compañía con sus 2 camiones, uno de impedimenta y otro de municiones, y 34 vehículos Land Rover recorrió 500 Km por el desierto sin novedad con unos legionarios conductores y mecánicos capaces de solventar cualquier avería.

Una traición en Tropas Nómadas por parte de nativos Polisarios infiltrados, descubierta inicialmente durante el Juramento a la Bandera, se tradujo después en el secuestro de dos patrullas de Nómadas con mandos europeos que además integraban Tenientes en prácticas, y a consecuencia del secuestro se produjo un licenciamiento temporal del personal nativo.

En Villacisneros, siendo mando accidental de la Cía, el 20 de Junio llevamos a cabo la reinstalación de un grupo electrógeno en Tichla pasando por la base de Nómadas en las montañas negras de Auserd. En Tichla, donde existía una pista de aterrizaje de circunstancias, los nativos se mostraron muy agradecidos por la reinstalación del grupo electrógeno que permitía disponer de una nevera eléctrica, en el puesto de Policía para conservar sobre todo medicinas. Nos ofrecieron un “cous-cous” de solo grano y cabrito digno de estrellas Michelin. Volvimos con la misión cumplida y en una parada en un pozo de camellos vimos que el suelo parecía moverse… eran miles de garrapatas.

El Mando decidió enviar unidades europeas a reforzar las bases de nómadas.

El 24 Julio enmarcado en la 3ª/IXº Cía al mando del capitán Blond, como mando de la Sección de Armas, salimos para Edchera, el 28/7 para Smara donde hicimos noche y el 30/7 para Hausa y posteriormente a Echdeiría.

La misión de la 3ª Cía de la IXª Bandera era dirigirse a Echdeiría para proteger la base y alrededores.

En Smara, donde coincidimos con una unidad peninsular, debido al calor 50º había que regar los camiones de munición.

Salidos hacia Hausa, una riada cruzaba la pista en pleno desierto y arrastró un coche por lo que cambiamos la ruta para vadear por Sidi Ahmed Laarosi, cosa que logramos antes de que llegara la riada.

Llegados a Hausa debido al terreno enfangado por las lluvias y para evitar acumulación de unidades en alguna base, y vacíos en otras recibimos la orden de permanecer en Hausa.

La Compañía, desplegó con mi Sección de Armas y una Sección de fusiles mandada por el Teniente Juan M. Roel en el fuerte de policía y la carretera hacia Echdeiría y la otra, cuyo Teniente M. Cuesta estaba ausente, reforzando la posición, de huevos y trincheras, aneja al fuerte que guarnecía una Sección paracaidista al mando del Teniente S.

Ante la posibilidad de un ataque asentamos los morteros del 81mm en el exterior del fuerte pero dentro del perímetro y calculamos datos sobre las probables vías de aproximación y huida mas favorables a un enemigo, por estar a cubierto, hacia el N y W. Los CSR se orientaron a las rutas y las AMM se distribuyeron en la posición.

5 ACCION DE HAUSA

En la noche del 2 al 3 de agosto, con fuerte siroco que se colaba por todas las rendijas, conseguimos dormir dentro del fuerte. Me despertó el Sargento Mondría que le parecía oír los primeros disparos y entonces yo desperté al Capitán. Subimos a una de las torres que dan al río/wad/guad seco del fuerte y observamos la dirección de de los disparos que llevaban traza y terminaban en explosiones. No sabíamos que armas empleaban aunque pensábamos que eran contracarro por la traza seguida de una explosión; tampoco si eran los polisarios de las patrullas o como luego supimos, era una unidad marroquí. No disponíamos de iluminación pirotécnica o de otro tipo solo alguna bengala de señales. Sin luz no veíamos los objetivos para hacer fuego con armas de tiro directo. Esta si era la hora de la acción.

Me fuí a la torre mas al N a través del tejado terraza y empecé a dar órdenes a los morteros medios 81mm que se encontraban asentados al pie de la torre (3/4 mts de alto aprox). Íbamos a hacer fuego por encima de las tropas propias, sobre el enemigo que se encontraba al otro lado de la posición paracaidista, por lo que bajé a comprobar personalmente los datos de tiro en las armas que mandaba el Cabo1º Jesules.

Bajé de la torre y al intentar salir por una puerta trasera sentí 2 o 3 impactos muy cerca. Traté de hablar con el Capitán por radio y no pude. Subí a la torre de nuevo y le informé de los disparos y que podría haber enemigo infiltrado y me volví a la puerta y salí con el fusil en la mano dispuesto a hacer fuego siguiendo los  procedimientos de combate en población (todo lo aprendido salía naturalmente) me seguía mi enlace radio. Comprobados los datos de los morteros y las direcciones de tiro empezamos el tiro regresivo y en cuanto acabaron los disparos, tiro con alcance máximo sobre posibles direcciones de huida.

Mientras el Capitán quedaba ”enganchado”con la radio enlazando con el EM que desde Aaiún requería continua información sobre la situación, nos informaron de un cabo 1º paracaidista gravemente herido. Acompañando a un suboficial ATS me dispuse a pasar a la posición paracaidista a través de las alambradas entre posiciones. (Fué el ATS quien relataría esta acción a mi padre). Cuando empezamos el paso de la 1ª alambrada nos anunciaron por radio que el Cabo 1º Paracaidista Joaquin Ibarz C. había fallecido.

Transcurrida aproximadamente media hora, con el fuego cesado, se hizo recuento y había habido muy pocos disparos propios, la disciplina de fuego era impecable, dado que la aproximación del enemigo se hizo al descubierto por las puertas del fuerte y de la posición paracaidista y solo el centinela de la posición del fuerte, Legionario R. Llorens B., apreció la aproximación marroquí, por la cuesta de acceso a la puerta del fuerte, y al echarles el “alto”en español, creyendo él que eran policías nativos, los marroquíes le hicieron fuego hiriéndole ligeramente y quedando parada su penetración.

Al amanecer en un reconocimiento aparecieron varias cintas de Ametralladora Ligera M52 del 7,5mm francesa sin disparar (Mas tarde apareció la AML francesa 52), granadas de mano defensiva de piña USA y ofensiva francesa y seguros de las lanzadas (40), 14 colas de granadas RPG-7 (lanzagranadas) disparadas, abundante munición (cargadores vacíos y llenos y 1.000 vainas aprox) de 7,62×39 Kalashnikov para AK47 de la fábrica china 31 lote 72. Dos vehículos de la posición paracaidista totalmente destruidos y otros 7 con impactos, 3 Tejados “huevos” alcanzados por RPG-7.

En la posición del Fuerte tres Tejados “huevo” alcanzados y otros 4 vehículos con impactos. Las granadas RPG7 al ser contracarro tanto en la posición paracaidista como en la del fuerte no produjeron metralla donde había depósitos de combustible. También en la esquina del “fillod” próximo a la salida trasera del fuerte había varios impactos de balas que lo habían atravesado.

6 POST ACCION y FIN

La unidad marroquí, fuertemente armada, disponía de información sobre la posición por haber asaltado un vehículo de un nativo una semana antes aunque esto no se relacionó hasta después del ataque. Inicialmente se creía que los atacantes podían ser también las patrullas de Nómadas capturadas.

Es posible que consideraran la posible presencia de minas y no llevar a cabo un reconocimiento final les impidió conocer la presencia de nuestra compañía 3ª/IXº/4ºT y se vieron sorprendidos al intentar entrar por la puerta del fuerte y al no poder atacar la posición paracaidista también desde el fuerte de Policía Territorial que era ligeramente dominante sobre la posición. Fuertemente armados al infiltrarse en la posición paracaidista no pudieron tener el apoyo que esperaban desde el fuerte.

Por la mañana recibimos la visita de un Comandante del EM de Aaíun con el que reconocimos posibles huellas y restos comprobando que al menos habían tenido 2 bajas con grandes charcos de sangre, que no habían abandonado. Las bajas se confirmaron con información por otras vías.

Al cabo del tiempo secado el Llano Amarillo y Llano Negro el 8 de Agosto nos dirigimos a  la base de Nómadas de Echdeiría. Al llegar asistimos a un accidente con un camión le costó la vida a un conductor de una de las unidades que circulaban.

El 11 de agosto ascendido a Capitán quedé agregado al 4Tº. El Capitán Blond se ausentaba de permiso y de nuevo me hacía cargo de la 3ª/IXª Compañía a la que se añadía una Sección de Nómadas compuesta por europeos que ocupaban los “destinos  de oficinas, almacenes, bar y hogar,…de la Base dado que los nativos estaban licenciados temporalmente.

Organicé un plan de fuegos para caso de ataque nocturno con círculos disparando, según tiempos de situación/movimiento de los atacantes a diferentes distancias, según los alcances de los morteros 60, 81 y 120 mm de la base, sobre las posibles vías de aproximación y repliegue que pudieran emplear los atacantes. Con el Teniente Roel como observador avanzado, hicimos fuego sobre las pista a 6 km y acertamos sobre ella al primer disparo algo insólito por la acumulación de errores posibles en los cálculos sobre una plano de gran escala y por la propia dispersión.

Seguíamos sin granadas iluminantes.

El 30 de agosto nos reincorporábamos a la AGT Gacela en Edchera.

Dadas las acciones terroristas producidas con explosivo plástico en El Aaiun por elementos marroquíes, el General Gobernador del Sahara GdS, en una fecha que no recuerdo pero siendo aun teniente reunía personal de Operaciones Especiales, la SOE del 3Tº Teniente Palomino., la del 4ºT Teniente Díaz de Villegas y una unidad de la BRIPAC con el Capitán Sancristóbal y el Tte Alvarez Veloso para preparar una incursión en la que servirían de guías desertores marroquíes capturados. La incursión no se llevó a cabo.

El 21 de Septiembre al mando de la Compañía salía destacado al N de Hagunía en misión de vigilancia y control de zona hasta el 29 del mismo mes.

El 7 de Noviembre de 1975 causaba baja en el 4º Tercio y abandonaba el territorio el día que se decidía por España abandonarlo.

Posteriormente y ya retirado me enteré por mi Capitán que nuestra Compañía la 3ª IXª, había sido la mas condecorada con cruces rojas y con mas valores reconocidos de aquellas operaciones del Sahara.

Del Sahara salí destinado como Capitán al Regimiento de Cazadores de Montaña Arapiles 62 (Casualidad con el mismo numero que el de la COE 62).

Volví por 2ª vez, al 4º Tercio en Ronda en Diciembre de 1998. ya de Coronel para mandarlo.

En 1999 desplegaba como jefe del 1er contingente español (1.200) de mayoría Legionaria, (Con personal de todas las unidades legionarias de la Brigada Alfonso XIII, (4º Tº, 3T/Bandera Valenzuela, BOEL, Zapadores, Artillería, Grupo Logístico, CG y de uno de los Tercios N africano), y 2º Jefe (“vicecomandante” decían los italianos) de la Brigada Multinacional Oeste (MNBW) en Kosovo.

Allí me correspondió decidir en que opstina desplegar sería Istok fronteriza con Serbia y un despliegue, por compañías a caballo de poblaciones, apropiado para control del territorio.

Mandé la Brigada MNW en la TOA entre Brigadas Italianas dando novedades al Presidente del Gobierno Italiano D’Alema.

Como anécdota, de los 7 millones de cartuchos de munición entregados por el UÇK a la Brigada Multinacional Oeste (MNBW) en Kosovo, había cientos de miles de cartuchos en lotes de la misma fábrica china 31 y del mismo lote de los setenta que encontramos en Hausa.

Pero Kosovo es otra larga historia de la Legión donde llegó y triunfó.

Vicente Díaz de Villegas y Herrería

Soldado de España, Caballero Legionario

30/08/2019

Los nombres de los Caballeros Legionarios de la Sección de Armas que he podido recuperar eran:

PLM

Juan Ruiz Castro

Ametralladoras Medias

Cabo AMM: Estébanez

C Leg Conductor : J. Tejedor.

C.Leg Manuel Hortelano

C.Leg       Janeiro Ramos

Cabo AMM Helder Costa de Loroña

C.Leg Conductor Manuel Morales Moya

C.Leg Felipe Vázquez

C.Leg Juan Lampreable Coso

C.Leg Agustín Muñoz Cabrera

Cabo AMM Benjamin Ribeiro

Morteros Medios 81mm, ECIA L:

Jefe pelotón,  Cabo 1.º C.Leg Jesules

Radio de pelotón: C.Leg Abel Fernández Otero

1ª escuadra: cabo C.Leg Costalagos,

C.Leg José Candal Rodríguez,

C.Leg Armando Jiménez Martínez,

C.Leg Antonio Grangel Redondo,

Conductor, C.Leg

2ª escuadra: cabo C.Leg Jesús Oses Latasa,

Conductor, C.Leg Pablo Perez Medina

C.Leg Casimiro M. Arnaiz Solorzano,

C.Leg Francisco Salinas Guirao,

C.Leg Amador Nuñez Edreida

Cañones Sin Retroceso CSR 106

Sargento

Cabo C.Leg Francisco Martín Parrera,

C.Leg Gabriel Cesáreo Correa.

LOS VERSOS DEL CORONEL Félix Torres Murillo Coronel de Infantería DEM. (r)

Muy pocos privilegiados hay que, primero, puedan tomarse el lujo de -en lo que los toledanos llaman “la vuelta al Valle”- darse una larga caminata matutina y, segundo, tener y disfrutar como fondo y referencia la imagen reproducida más abajo; el que esto escribe es uno de ellos.

 La inmensa mayoría de mis versos surgen en este rato que a diario yo paso a solas conmigo; teclearlos al llegar a casa es ya, casi, pan comido.

 1.- PROLEGÓMENOS

TODO SE ANDARÁ (2)

(Soneto)

 Un soneto a Toledo compusiera

por contar de sus cosas y su gente,

de angostas las sus calles en pendiente;

su Historia, que del Mundo centro fuera.

 

De sus torres, su cielo, la ribera

del padre Tajo que, desde el Oriente

solícito lo baña hasta Occidente

en eterno el abrazo que le diera.

 

De su vieja muralla que lo vela,

del Valle, el de su marcha matutina,

de su Alcázar, eterno centinela.

 

De tiempos de ilusión y disciplina,

de su Corpus que a la emoción apela…

de asombros mil, que el vate os vaticina.

 

(Continuará, D. m.)

LA RELIGIÓN Y LA CALIDAD. Pedro Motas

Que esta pasando? Carne mechada, medicamentos, aceite y …

Algo esta fallando desde la base, por un lado los errores o negligencias de las empresas y la falta de controles de calidad, pero por otro las carencias de control, supervisión y vigilancia de las administraciones públicas. ¿Hasta que punto es una coincidencia? ¿Nos llega por ausencia de otras noticias en el verano?

Quizá si las empresas invirtieran algo en Gerencia de Riesgos y Calidad, podrían evitar este tipo de situaciones. Se trata de identificar, analizar, mitigar o reducir esos riesgos y si procede transferirlos al mercado asegurador. No se trata de ahora indemnizar a los perjudicados con cargo a seguros de responsabilidad civil se trata de evitar estas alarmas sociales.

Desde hace casi cuarenta años estoy relacionado, de una forma o de otra, con la calidad, y sin embargo, desde que tuve la certeza (gracias alseñor Pareto) de que “el 20 por ciento de los directivos, aquellos que permanecen quietos,… originan el 80 por ciento de los parados”, yo he mantenido un único y permanente objetivo en el ejercicio de mi profesión: motivar a todas las organizaciones, su conversión a la religión de la calidad.

Todas las religiones exigen creer en un dios, la Calidad propone idolatrar al señor cliente. Todas las religiones tienen reglas fundamentales, mandamientos que es obligatorio cumplir, la Calidad tiene determinados principios que es indispensable practicar. Todas las religiones utilizan una cierta liturgia, la Calidad propone unas concretas formas de trabajo habitual, el uso de determinadas técnicas y herramientas para la gestión empresarial.

Pero no crean ustedes que son únicamente estos sencillos argumentos los que me permiten mantener (cuerdamente) mi tesis. Existen muchas otras razones de más profundo calado, que me inducen a pensar en la calidad como si de una religión se tratase.

Si consideramos por un momento una nueva religión cuyos misioneros actuaran diferente a lo que pregonan, ¿creen ustedes que conseguirían muchos conversos?. La calidad (que no tiene nada de novedosa) requiere que la dirección de la compañía que desee implantarla en su organización, ejerciendo su liderazgo, sea la principal referencia y se convierta en el patrón a seguir como primer y mejor practicante. Si los promotores del proceso de implantación de la Calidad no son los primeros en bautizarse, no cambian su viejo estilo de hacer las cosas adoptando las nuevas técnicas, la nueva liturgia, es muy difícil encontrar argumentos para que los demás cambien y se conviertan. El conocido mensaje de la Ilíada: “las palabras conmueven, pero el ejemplo arrastra”, sigue manteniendo una llamativa vigencia,… con lo que ha llovido desde entonces.

Todas las religiones se amparan en la fe, en determinadas creencias que se deben asumir sin poderlas comprobar fehacientemente. También la Calidad necesita de una buena dosis de fe para poder ser abrazada y adecuadamente desarrollada en una empresa, puesto que es muy difícil convencer a los demás de una idea en la que no se cree. A lo largo de los años me he encontrado con alguna frecuencia con ejecutivos de compañías de todo tipo y condición, que más o menos directamente me planteaban su paradigma: “Que me implanten la Calidad en mi organización y cuando se vean los resultados, tendré confianza en este modelo de dirección y administración”. En otras palabras, lo que estos excelentes profesionales de la clásica (y obsoleta) gestión empresarial me transmitían inconscientemente era: “Que me resuciten al muerto, conviertan el agua en vino,… y yo creeré en esta religión y comenzaré a practicarla y pregonarla”. Como dicen en mi añorado pueblo: “¡no te fastidia,… después de levantarle el rabo garantizaba que era vaca!”.

Con la comparación entre la fe de las religiones y la necesidad de la ciencia y compromiso previos de la dirección de la empresa reclamado por la Calidad, no se terminan las similitudes; hay muchas otras, como por ejemplo, el que todas las religiones manejan algún tipo de sistemas de motivación y de recompensa para sus esforzados y fieles practicantes; el sistema excelentemente diseñado de cielo, purgatorio o infierno, es bien conocido por la mayoría de nosotros. La Calidad, por supuesto, también dispone de un sistema comparable: esta singular religión nos propone, que si una organización es capaz de satisfacer a sus señores clientes, que aunque les parezca simple es su primer y fundamental mandamiento, logrará alcanzar un maravilloso estado de competitividad permanente. ¿Puede haber mejor cielo para una empresa que se precie de serlo? Me parece que hablar del purgatorio o del infierno de las compañías que no practiquen la Calidad (pérdida de cuota de mercado, reestructuraciones traumáticas, despidos, etc.) resulta obvio.

Antes de que mi desesperado intento por justificar la tesis de partida me precipite a terrenos resbaladizos y comience a establecer comparaciones entre los obispos o ayatolas y los directores de división de compañías que intentan convertirse a la religión de la Calidad (y que seguro que por su amabilidad me disculparían esta broma), o a buscar similitudes entre la labor de apostolado que practican los párrocos  o los lamas y la función que deberían desempeñar los jefes de departamento, quiero concluir este arriesgado divertimiento comparativo, identificando el único aspecto destacable que he encontrado en el que se diferencian muchas religiones con la Calidad: el tratamiento del pecado.

La mayoría de religiones asumen la debilidad humana de sus participantes y el que se pueda caer en la tentación. Para resolver este grave problema que podría afectar sensiblemente a la competitividad de las diferentes iglesias como organizaciones productivas, gran parte de las mismas tienen previsto el arrepentimiento, y por lo tanto, resulta técnicamente sencillo conseguir el perdón.

Esta situación no tiene clara analogía en la religión de la Calidad. En los pecados de las empresas contra la Calidad (no trabajar en equipo, tomar en vano la voz del señor cliente, no gestionar a través de los procesos, no desplegar las políticas, etc…) puede haber perdón cuando el arrepentimiento es muy rápido, el propósito de enmienda real, y el pecado muy venial, pero la triste realidad en la mayoría de los casos, es que la penitencia tiene tanta dificultad y requiere tanto tiempo, que desgraciadamente el señor cliente, ese pagano dios de la Calidad, no suele dar una segunda oportunidad a la empresa pecadora para que vuelva a idolatrarlo. La competencia, siempre a la expectativa de la más mínima debilidad, permanentemente agresiva y desleal, seguramente se habrá entrometido y ocupará ya el puesto del penitente, en el corazón del que antes era su cliente.Estoy seguro de no haber conseguido evangelizar a muchos de ustedes, consiguiendo un buen número de conversos y futuros misioneros de la calidad en sus empresas. Es lógico, por que este ídolo al que debemos reverenciar, el señor cliente “es cada día más astuto, difícil y menos indulgente; está programado para ser cínico, desleal e ingobernable y está enseñado para exigir cada día más Calidad por menos dinero”. Con un dios así, tan poco atractivo,… comprendo la dificultad de este catecismo, del que como apóstol menor (en todos los sentidos), les acabo de lanzar un pregón.

Tengo la íntima esperanza de que algunas de las virtudes que adornan el temperamento español, facilitarán que cada vez sean más los empresarios que se den cuenta de que, “o cambiamos o nos cambiarán”; yo desde luego, si estuviera en mi mano, adoptaría la primera de las opciones, Sin embargo y por desgracia, también estoy seguro de que continuarán existiendo directivos que seguirán gestionando sus empresas igual que se hacía hace 40 o 50 años atrás, con la misma concepción tayloriana y sin haber sido promotores de más transformaciones que las puramente tecnológicas.Estoy convencido de que continuarán quedando durante algún tiempo gestores empresariales que no son capaces de comprender que su resistencia al cambio, su concentración en el día a día, su dedicación a lo urgente y no a lo importante, su falta de pasión por adoptar los nuevos métodos de gestión promovidos por la Calidad,… es un gran pecado inconfesable. De todas formas, si usted amable lector perteneciera casualmente a este grupo de ejecutivos, tampoco se preocupe demasiado; puede seguir practicando el tiempo que el mercado y su competencia le permite, lo que un afamado gurú denominó “la dirección por olor” y que yo mal traduje (más que libre, libertariamente) como “la gestión a huevo”; no le otorgue ninguna importancia a este insignificante sermón, pues somos muy pocos los que le podríamos pedir responsabilidades, y yo desde luego, no tengo ni intención, ni derecho alguno para hacerlo.

Sir Winston Churchill, tuvo la excepcional lucidez de afirmar ya en 1925, lo que algunos afamados profesores del “management” creen haber inventado en la década de los 90: “Mejorar es cambiar; ser perfecto, es cambiar a menudo”.

Pedro Motas Mosquera

Blog: generaldavila.com

7 septiembre 2019