LA DIVISIÓN AZUL. KRASSNIJ BORG. EL CAPITÁN PALACIOS PRISIONERO EN RUSIA. LA VERDADERA HISTORIA (General Rafael Dávila Álvarez)

CAPITAN TEODORO PALACIOS CUETO.jpg3Russland, Cholm, Soldat im SchneeEl día 10 de febrero de 1943 era hecho prisionero en el frente de Leningrado el Capitán Palacios. Pocos recuerdan aquello y casi ninguno sabe sobre los héroes españoles de la División Azul. Un recuerdo que deberíamos tener como llama encendida al valor, el honor y la dignidad de aquellos valientes que allí murieron o combatieron. Nosotros así lo hicimos, lo hacemos y lo haremos. El capitán Palacios es uno más de aquellos héroes y en su figura, con su relato, el de su cautiverio y el de sus hombres rendimos homenaje a todos ellos. En nuestro ánimo está ofrecerles lo mejor y en esa línea hoy les presentamos un documento inédito: la Declaración Jurada del Capitán Palacios.pag1

La historia del Capitán Teodoro Palacios Cueto, héroe de la Batalla de Krassnij Borg, y prisionero durante once años en Rusia (1943-1954) se hizo famosa gracias a la pluma de Torcuato Luca de Tena. En el mes de Mayo de 1955 se publicaba la primera edición del libro Embajador en el infierno en el que Torcuato Luca de Tena narraba las vicisitudes del Capitán Palacios durante sus once años de cautiverio en Rusia. Solo en un año se tiraron cinco ediciones, 27.500 ejemplares, un éxito de ventas no conocido antes. Obtuvo el Premio Nacional de Literatura y el Premio Ejército. En 1956 siguiendo el guión del libro se estrenaba la película Embajadores en el infierno dirigida por José María Forqué.

Lo que hasta ahora no sabíamos es que el propio Capitán Palacios, sin interferencia de ningún tipo, y antes de iniciar la colaboración para escribir Embajador en el infierno, había cursado el relato de los hechos al mando militar en un documento obligado para cualquier militar.

 

1En su día tuve en mis manos la Declaración jurada del Capitán Palacios sobre los hechos ocurridos en Rusia. Puedo decirles que está definitivamente en mi poder. No creo conveniente exponerla a la opinión pública, por ahora. Tiempo habrá. A pesar de ello hoy les ofrezco un adelanto del documento. Con este artículo y como primicia, vamos a recorrer de la mano del Capitán Palacios aquellos interminables once años. Es un documento único. Todo lo que escribió Luca de Tena estaba ya escrito. A la Laureada que ganó el capitán Palacios se podría haber sumado el premio Nacional de Literatura y el de Ejército que le concedieron a Luca de Tena. La síntesis y sintaxis de su Declaración jurada lo merecían. Realizada en lenguaje militar, difiere de la obra Embajador en el infierno en algunos aspectos que en aquél momento la prudencia obligaba a no desvelar.

Quizás sin la publicación de este libro por Torcuato Luca de Tena la historia del Capitán Palacios y sus hombres no hubiese sido conocida en toda su grandeza y, lo que hubiese sido más grave, la epopeya de la División de Voluntarios Españoles en Rusia, la popularmente conocida como División Azul, hubiese quedado pronto en el olvido. Ese es el mérito enorme de Torcuato Luca de Tena para la historia y para la literatura.

Dice el autor de Embajador en el infierno que la obra es la narración histórica de un militar transformada en reportaje por un periodista. Hoy después de más de 70 años del inicio de la campaña en Rusia descubrimos que el militar, el Capitán Palacios, ya había escrito su narración militar antes de que la conociese el periodista. La historia se encontraba  en manos del mando militar español a quien el Capitán Palacios la había remitido, como reglamentariamente le correspondía: Declaración Jurada que, de sus hechos…

Según el propio Luca de Tena la colaboración para escribir Embajador en el infierno se inició “estando en puertas el mes de Diciembre” (1954), es decir, seis meses después de que el Capitán Palacios ya hubiese dejado constancia escrita de sus hechos. Lo hizo de acuerdo con la redacción que obliga a un soldado, brevedad, claridad y precisión. En 21 folios, de los antiguos 215×315, resumía 11 años de cautiverio sin dar pie a la imaginación ni a la fantasía; tampoco a la retórica. Sólo habían pasado dos meses del regreso a España y remitió su informe sin dejarse nada en la conciencia, ni lo bueno ni lo malo. Ha pasado el tiempo suficiente para que se conozca y que la verdad reluzca, héroes, desertores y delatores ya pasaron su calvario, su infierno, y no es momento para juzgar a nadie sino para conocer los hechos tal y como los contó de primera mano su protagonista principal. Ocultaremos, por ahora, nombres.

La Declaración Jurada del capitán Palacios tiene el enorme valor de ser un documento oficial que obligaba a narrar los hechos acaecidos en combate y durante su cautiverio empeñando en ello su palabra bajo juramento. A él sólo le correspondía haber escrito su cautiverio, y así lo hizo y lo firmó el día 17 de mayo de 1954, después de once años de miseria convertidos en grandeza.

1.-LA ÚLTIMA BATALLA. RESISTIR HASTA MORIR.

Sin retórica el Capitán Palacios comienza la descripción del combate que se avecinaba. En un folio y medio describe lo sucedido desde la noche del día 9 de Febrero de 1943 hasta las 14:30 del día siguiente en que es hecho prisionero2

 

 

 

 

 

 

Ante el inminente ataque enemigo, el Capitán Palacios toma las pertinentes medidas de un Jefe de Compañía:

-Instruye a la Compañía en el combate que se avecinaba

-Redobló el servicio de noche para evitar infiltraciones y sorpresas.

El combate duraría desde las 07:00 de la mañana hasta las 14:30, hora en que son hechos prisioneros los pocos supervivientes que quedaban.

Los partes entre el Comandante Payeras y el Capitán Palacios durante el combate quedan fielmente reflejados en el libro de Torcuato Luca de Tena, pero hay una variación en uno de ellos que es necesario resaltar.

En el libro dice: Envié un nuevo parte al Comandante: Un fuerte contingente enemigo ha penetrado por el flanco izquierdo y me efectúa un cerco a larga distancia, fuera del alcance de mis armas. La primera y la segunda sección se han replegado. Continúo defendiendo la posición  con mi Plana Mayor y la tercera sección. Mis bajas son numerosas. La única ametralladora de que disponía, destruida por la artillería. ¡Viva siempre España!-Capitán Palacios.

En su Declaración Jurada hay un pequeño pero importante matiz diferenciador:

‹‹La primera y segunda sección, sin orden mía, se han replegado…››”4

Es algo que en su libro evita comentar pero lo resalta en su declaración jurada de hechos.

 

 

A continuación relata cómo son hechos prisioneros:

 

 

 

 

3Expone las razones de carácter táctico por las que no se replegó ante el ataque enemigo y que no relata en el libro de Torcuato Luca de Tena.Y destaca el comportamiento heroico de sus hombres.

 

 

 

2.-EL CALVARIO: Kolpino, Leningrado, Cheropoviest, Moscú, Suzdal, Oranke, Potma, Jarkov, Ors, Leningrado, Borovichi, La Mina, Rewda, Chervakov, Vorochilograd, fueron los lugares que recorrió el Capitán Palacios durante sus once años de calvario.

-KOLPINO:

5Allí fue interrogado por la “Línea del ISHORA” de la que él había dicho era la verdadera línea de resistencia y que ellos sólo habían sorprendido la línea de vigilancia. Se le invitó a dirigirse por radio al General Esteban Infantes y al sector de la División invitándoles a rendirse. Ante su resistencia se le dijo que las siete mil bajas  del ejército rojo tenidas ayer, serían vengadas.

 

-LENINGRADO:

Trasladados a Leningrado se recrudecieron los interrogatorios invitándosele de nuevo a dirigirse a la División para que se rindiera. A su regreso de uno de los interrogatorios se encuentra con una desagradable sorpresa6

El Capitán Palacios en el libro Embajador en el Infierno habla de quienes se abandonaron a la ignominia.  Oculta la mayoría de los nombres de los débiles, dice de ellos que fueron muchos, y de los traidores, pocos.

“Sólo ocultaremos, cuando sea posible, por discreción, los nombres de los débiles o los traidores, pues no son estas páginas alegato de fiscal, sino testimonio de Historia”.

En su Declaración Jurada el Capitán Palacios no oculta ningún nombre y narra los hechos de todos y cada uno así como su comportamiento.

-CHEROPOVIAR

Hemos respetado el nombre tal y como lo escribió el Capitán Palacios en su Declaración Jurada…CHEROPOVIAR, en la región de MAKARINO, aunque su nombre es CHEROPOVIEST, tal y como lo transcribe en “Embajador en el Infierno”.7

 

Allí a los soldados, desnutridos y mal equipados, se les encuadró en Brigadas de trabajo, un trabajo agotador para después someterles a una intensa acción política. Se pretendió que los soldados por medio de cartas se dirigieran a sus compañeros de la División invitándoles a pasarse a la filas rojas diciéndoles que el país del comunismo era el verdadero Paraíso…Se logró que las cartas fueran rotas no saliendo ninguna (una de ellas llevaba la firma de 160 soldados). En esta difícil misión cooperaron eficazmente, el Teniente ROSALENY JIMÉNEZ, el Alférez José del Castillo Montoto, los Sargentos Ángel Salamanca Salamanca, Moreno y Quintela, con el soldado José Jiménez, que, como enlace, tan buenos servicios prestó en esta ocasión.

-MOSCÚ. Campo nº 27.

8

A primeros de Junio, llegó al Campo el General jefe de E.M. del VII Ejército alemán, que cercó Stalingrado, Don Arturo Schmidt, con el que se entrevistó. Al poco tiempo los rusos prohibieron estas conversaciones.

 

-SUZDAL9

 

El Coronel ruso, Jefe del Campo, Krasti, que luego fue General y Comandante Militar de Lituania, formó a los prisioneros concentrando delante de ellos una fuerte guarnición armada de fusiles, ametralladoras y profirió toda clase de amenazas para obligarles a trabajar. Todo el Campo se puso en marcha atemorizado por las amenazas excepto los oficiales españoles (excluidos Honorio Martín y José Navarro).

Fueron encarcelados en condiciones pésimas y en el interrogatorio en tono despectivo se le dijo al Capitán Palacios que ni sabía porque había ido a luchar contra la Unión Soviética, a lo que este respondió: “Efectivamente cuando vine no sabía porque venía a luchar, ahora… ya lo sé”.

A principios del 1.946 fueron repatriados los prisioneros de guerra italianos, y por el Coronel de Bersaglieri Luigi Longo, envió la siguiente nota al Gobierno español: “Que todo cuanto habíamos visto en Rusia, justificaba la presencia de la División Azul en el frente ruso, que no se creyera en la propaganda que Radio Moscú hacía con nuestros soldados, consecuencia del terror desplegado, que no se preocupen por nosotros y, que por nosotros, no se hiciese ninguna concesión a los rusos”.

-ORANKE

Son trasladados en Julio de 1946 a ORANKE, región de Gorti. Allí de nuevo surge la cuestión del trabajo sin que haya unanimidad de criterio.

En Embajador en el infierno relata la situación que se plantea con el trabajo y hace una crítica fundamentalmente dirigida a uno de los oficiales que argumentaba que la postura de los que se negaban a trabajar equivalía a presumir de reaccionario. Oculta el nombre de dicho oficial cosa que no hace en su Declaración Jurada.

Se trataba de un oficial de Aviación, pero vamos a omitir su nombre. El capitán Palacios le replicó: “Presumir de reaccionario es muy fácil en una terraza de Alcalá ante un doble de cerveza, pero aquí a dos pasos de Siberia y con minas de carbón a una profundidad de 2000 metros no es tan fácil, y esa presunción no cabe duda, está animada por fines muchos más nobles”11

 

En su Declaración Jurada narra la llegada al Campo de un grupo de españoles con los que intentan ponerse en contacto rechazando estos el diálogo al saber que pertenecían a la División Azul…”Con ustedes no queremos nada”. Componían el grupo recién llegado rojos exiliados en Francia, entre ellos el Teniente Coronel Jefe de Estado Mayor de las Brigadas de Madrid, Capitán Sauri procedente de la Escuela Aeronaval de Cartagena, una mujer Amparo Fernández de Santander, con su hijo José Luis, de doce o catorce años… todos ellos cogidos en la evacuada Embajada española de Berlín, creyendo los rusos que apresaban al Embajador y su señora. Los encerraron en los Campos de Concentración pese a sus ardientes protestas y afirmación marxista de que todos ellos hacían gala.

Los prisioneros de la División Azul organizaron un socorro azul para las mujeres y niños. El inicial recibimiento hostil se convirtió pronto en amistad.12

-POTMA

En Noviembre de 1.946 fueron trasladados a un Campo de Repatriación. No cita el nombre del campo pero sí lo hace en el libro Embajador en el Infierno. Era el Campo de Potma.

Allí se suceden los enfrentamientos con los llamados Grupos Antifascistas.Allí se les ordenó quitarse el emblema de España que llevaban como pertenecientes a la División Azul.

14

 

-JARKOW

A finales de Enero o principios de de Febrero de 1.947 fueron trasladados al Campo nº 2 de Jarkow. Campo de triste recuerdo para todos los que por allí pasaron por los métodos de exterminio que en él se practicaban. Las amenazas al Capitán Palacios eran constantes.

15

Se trabajaba en el Campo 12 y hasta 14 horas para ganarse una pestilente sopa. Alguno trabajaba dos horas más para ganarse la comida. El Capitán Palacios les hacía ver la barbaridad que cometían.

Ocurrió con el soldado José Jiménez que después de la jornada agotadora del día estaba a las dos de la mañana paseando por la barraca y sin dormir. Palacios le ordenó acostarse respondiendo Jiménez que no podía dormir pensando en el desayuno. El hambre hacía mella en todos los prisioneros.

Poco después describe la muerte del Teniente Molero.

Fue trasladado a un Campo de recuperación a unos 5 Kms. de Jarkow, regresando al mismo a principios de Marzo de 1.948. Allí se le empezó a instruir el primero de sus procesos junto al Teniente Rosaleny, Alférez Castillo y Soldado Victoriano Rodríguez.

Los transportes de repatriación continuaban efectuándose pero de los españoles ni se hablaba. Un soldado, Francisco Sanz, de Alicante acusó al Capitán Palacios de ser el responsable de que los españoles siguieran en Rusia. El Capitán le contestó: “Eso no es cierto, puesto que aquí hay prisioneros de otras nacionalidades que no tienen al Capitán Palacios, de todos modos acepto la responsabilidad que me corresponda, pero si algún día regresáis conmigo, entrareis en España por la puerta grande, por la misma que salisteis.”

En el juicio al que se le sometió actuaron de testigos de cargo, César Astor, Segovia, Montes, Alférez Navarro y tres alemanes.

La sentencia fue de veinticinco años de cárcel en sustitución de la pena de muerte. Cuatro meses antes fueron colgados en la plaza de Jarkow cuatro alemanes.

Se les abrió un nuevo proceso por agitación política y sabotaje.

-ORS-LENINGRADO-BOROVICHI

En Noviembre con otros presos rusos fueron trasladados a la cárcel de Ors, región de Mins, donde estuvieron cinco o seis días. De ahí a Leningrado donde estuvieron otros tantos hasta ser trasladados a la cárcel de Borovichi en la que comparecieron por tercera vez ante un Tribunal Militar. Era el día 10 de Diciembre de 1.949. Fue intérprete en este tribunal el sargento del ejército rojo Felipe Pulgar.

El Tribunal volvió a condenarles a veinticinco años de cárcel en sustitución de la pena de muerte.

-CAMPO DE LA MINA

El 24 de Diciembre fueron trasladados al Campo de La Mina. El resto de españoles se encontraba en un Campo a 5 km,s.16

Llegaron al Campo los cuatro condenados a diez años de reclusión en el Tribunal de Smolensko, José María González, Enrique Maroto, Emilio Rodríguez y Mena, y en diciembre, otro grupo entre los que se incorporaba el Teniente Rosaleny procedente de un hospital en donde había sido tratado mediocremente de una tuberculosis pulmonar, que adquirió durante la permanencia en la cárcel de Jarkow.

En la segunda quincena de Julio de 1.951, todo el Campo fue trasladado a los Urales, Región de Svarlof.

En Febrero o Marzo del 52, llegó a los Urales una gran parte del contingente español que habían dejado sin condenar en Borovichi y fueron distribuidos en pequeños grupos, por los diferentes campos de Svarlof.

Llega el final de su cautiverio cuando a fines de Mayo de 1.953 es trasladado a Chervacov en el que permanecieron ocho meses hasta su traslado a un Campo de la región de Vorochilogrado en el que se reunieron con todos los demás españoles concentrados para su repatriación.18

Termina su Declaración Jurada el Capitán Palacios pidiendo a sus compañeros que a todos perdonen y acepten.

20

 

28 pensamientos en “LA DIVISIÓN AZUL. KRASSNIJ BORG. EL CAPITÁN PALACIOS PRISIONERO EN RUSIA. LA VERDADERA HISTORIA (General Rafael Dávila Álvarez)

  1. CUANDO ERES TTE COR Y UN TTE DA UNA CONFERENCIA DONDE EXPONE ¡ESA BATALLA Y ESE COR LE DICE SE LIMITE A OTROS DATOS
    ¿QUE HACES TE ENFRENTAS A TU COR ?
    AHI EMPECE Y EMPEZAMOS A HUNDIR ESPAÑA POR NO HACERLO EN PUBLICO

    Me gusta

  2. Nunca entendere por que el Generalisimo guardo en un cajon del olvido a estos heroes. Aunque creo que despues de finalizada la WWII, el Gobierno Español no queria que los Aliados tomasen represalia contra España por la ayuda del Eje en nuestra Guerra Civil. Con el debido respeto Mi General, del olvido y hay que sacar a relucir y que se conozca otra gran unidad olvidada y desprestigiada…….TIRADORES DE IFNI.

    Me gusta

  3. Suelo escribir todos los años el día 9 de febrero donde puedo, que para mí siempre será ” La Víspera…Por razones que cada día entiendo más, según me voy acercando al final de mi vida militar voy comprendiendo cada vez mejor a mi padre.. Somos de un apellido compuesto Díaz de Villegas que a mi progenitor le gustaba dejar en Díaz…un día me dijo por que.. y me llevaré con él el secreto a la tumba…somos de las tierras altas..de la españolísima Cantabria y que entonces se decía Santander.. a los de allí se les llama siempre Montañeses, por que a ese gentilicio va asociado el honor y el valor ( que no pongo en duda que otros pueblos atesoren..) Recuerdo de pequeño, que un hombre venía con un coche negro con un soldado a ver a mi padre… hablaban en alemán y ruso.. (hoy lo entiendo mejor que nunca) y yo le preguntaba ¿Quien es ese hombre..? y me decía : “ese de quien te hablaba la abuela..” La emoción me invade por todo ello .. mi padre posiblemente fue el primer divisionario que pisara Rusia… aquel día 10 de febrero de 1943 su hermano Gabino, mi tío ( a quien me parecía como una gota de agua según mi abuela) cayó allí como cabo de ametralladoras del I/262 ,apoyando a Palacios…..Teodoro Palacios Cueto que siempre será nuestro Capitán…él cayó prisionero aquella mañana tras quedarse sin nada con que luchar…Todos aquellos españoles de “La Blau” demostraron al mundo de que raza somos…Mi padre volvería aquella noche para España donde llegaría un día del Padre.. un 19 de marzo.. solo cuando regresaría otro familiar nuestro el Jefe de Estado Mayor de la 250 (José Díaz de Villegas) sabría más de lo que pasó aquel día 10 de febrero.. Años más tarde regresarían los prisioneros… en la grabación del NODO de Barcelona se ve una pancarta que dice Santander…mi tío el que hacía llorar a mi abuela con su ausencia, no volvería.. con su sangre me enseñó de donde somos y a donde vamos…Nuestro CAPITÁN si volvió…..”por la puerta grande” …el Régimen no los trató con justicia.. su Laureada concedida muy tardía y mil cosas más que sabemos, asi lo muestra…. ya entonces como en Flandes tambien imperaba la política en más demasía que la justicia…Pero eso sí: El mundo, todo el orbe pudo contemplar una gesta que para mí es muy superior a la del Álcazar de Toledo pese a quien le pese.. Lo que aquellos españoles hicieron entonces, no tiene igual..lo que soportaron en el cautiverio da fe.. lo que demostraron entonces es un ejemplo al Valor y al Honor. Le doy gracias a Dios, por haberte conocido, por ser montañés por ser el capitán de mi padre y mi tío y por mil cosas más.. Teodoro Palacios Cueto…Héroe.. representas mejor que nadie todo cuanto digo.Gracias de corazón y ayudanos a resistir contra la adversidad como hicisteis todos vosotros..Gloria Eterna. Gracias como siempre mi general por mantener la luz encendida.

    Le gusta a 2 personas

  4. Yo solo puedo decir que lei el Libro Embajadores en el Infierno a los 11 años, lo volvi a leer en la AGM…………y despues una vez mas, cuando sufrimos cautiverio en las tierras del desierto de Argel, fué nuestra guia ya que yo le explicaba a los compañeros de cautiverio lo que fueron esos 11 años para unos españoles, q sufrieron lo indecible…………..y el AMOR a su PATRIA, siempre quedó por encima de TODO. gracias Cap palacios, Oroquieta, Castillo, Altura, Rosaleny, Sargento Salamanca y toda la tropa q con ellos, dejaron muy claro que eran ESPAÑOLES

    Me gusta

  5. Puedo decirles que está definitivamente en mi poder. No creo conveniente exponerla a la opinión pública, por ahora.

    ¿Y porqué motivo Vuecencia no cree oportuno no hacerla pública?
    Si algo nos falta ahora son iconos morales y personas rectas y honestas.
    Fdo. Juan Carlos López Corbalán
    DNI 22480630 Q

    Me gusta

  6. Los héroes de mi Patria
    son más que iluminación,
    son estrellas que irradian
    en el firmamento su tesón.

    Y en la inmensidad del universo,
    lágrimas que reclaman equidad,
    temerosas y limosneando,
    pidiendo al cielo libertad.

    Teodoro Palacios Cueto
    héroe de la bella infancia
    y de los jóvenes soñadores
    que quieren imitar tu reto.

    Los héroes son ángeles guardianes,
    apuntalan dirección a las generaciones,
    fueron temerarios en sus acciones
    y sus hazañas los hicieron titanes.

    ¡Vivan los héroes que nos dieron Patria!
    aquellos militares que su sangre
    derramaron en campos de batalla
    y cayeron prisioneros de la barbarie.

    ¡Vivan los héroes que nos legaron Patria!
    jugándose la vida, cruzando la frontera,
    aquellos inocentes que murieron
    y sin saber por qué los masacraban.

    Los principales, muchos héroes honrados
    fueron a parar en el olvido, los avispados
    quedaron en su casa bien posicionados.

    ¡Vivan los héroes que amaron su Patria!,
    los que cargan tras la espalda el fardo
    y visten dignamente el uniforme honrado.

    Me gusta

  7. Coincido plenamente con Don Juan Antonio Montes Ruiz, creo que leí y releí el libro de D. Torcuato Luca de Tena al menos 6 veranos seguidos,disfrutando de cada página.Un clásico. Un magnífico libro del q
    Si el General Davila lograra sacar un nuevo libro sobre Don Teodoro Palacio Cueto, creo que sería un legado para la posteridad en unos momentos en que nuestra Patria sufre una auténtica amenaza del ateismo, del comunismo ramplón, miserable y ruin y en la que adolecemos de claros ejemplos de dignidad y , por que no decirlo, heroismo y capacidad de sacrificio.
    Frente al la oferta actual descafeinada, superficial y mendaz< del hombvre epuicúreo, podríamos tener un gran libro de bnuestro General Legionario que nos ayudase a salir de estas tinieblas.
    Me dsepido de los amables lectores de éste foro con los tres vivas regalmentarios, con mi chapiri ( d eoficial) en la lamano izq

    Me gusta

  8. Al igual que Don Juan Antonio Montes Ruiz, que me ha precedido en el comentario, dicho libro me marcó mucho mi adolescencia. Creo lo leí al menos seis veranos consecutivos. Fue un referente en mi juventud. La pluma de Don Torcuato era muy buena, pero seguro que si nuestro General sacase un nuevo libro sobre el tema, sería un referente moral muy necesario en los procelosos tiempos que corren, con aumento de una ideología deshumanizante, un resurgir del comunismo ramplón, cutre y obscenamente perverso.
    A ver si nos sacamos de encima los complejines de defender a nuestra Patria de los poderosos enemigos que le surgen de todas partes.
    Con mi chapiri en la mano izquierda, los tres vivas reglamentarios.
    Viva España, Viva el Rey, viva La Legión.

    Me gusta

  9. Buenas noches, General Dávila. No hace mucho que ví la película realizada sobre esta historia., he de decir que me ha impactado más esta su presentación, sobre la base de la documentación original. Es muy fácil hacer alarde de valores cuando no se les pone a prueba, sin duda, el Capitán Palacios demostró mantenerlos bajo las peores condiciones posibles, cuando lo más cómodo era claudicar para mejorar sus condiciones y garantizar la supervivencia y cuando sólo lo “veía” su conciencia; el Capitán Palacios cumplió de modo sobrado con todo lo aprendido en su formación militar y, aún diría, en su formación como español (cuando se formaba a los españoles para su profesión como españoles), todo ello aderezado con grandes dosis de generosidad. Desde mi humilde punto de vista, asumió su función de representación como español ante el enemigo, pues los españoles somos (¿éramos?, cuando manteníamos nuestro orgullo) más exigentes con nosotros mismos ante el extraño y aún más ante el enemigo, dando fe de nuestro carácter como españoles, caballeros que no nos amilanamos ante nadie; así mismo, asumió su función de oficial español, aglutinante, ejemplo y “bandera” para sus compañeros de cautiverio, especialmente para sus subordinados, intentando mantener la unidad de espíritu que caracteriza a las unidades al mando de un oficial español, ante cualquier condición por muy dura que sea esta y que se basa en la confianza en el mando, cuya base es el ejemplo y que a la que se da forma mediante la disciplina, sin todo lo cual no cabe la esperanza de supervivencia, o no merece la pena. Los españoles, secularmente y de ello hemos tenido fama, hemos tenido un arma poderosísima para recordarnos nuestra conciencia, y este arma es el sentimiento de vergüenza ante el ejemplo de quien cumple con su deber haciendo honor a su conciencia (claro está, mientras que se cultivaban la conciencia, el ejemplo y la vergüenza); este fué el “arma” del Capitán Palacios, de un hombre que no había quedado inerme ante la dificultad porque llevaba consigo la representación de su Patria y su honor como oficial español. Sin duda, entraron “por la Puerta Grande” de la Historia de España, lo que no hemos de olvidar jamás.
    Reciba un abrazo.

    Me gusta

  10. En ese barco, el Semiramis, regresó también un contingente de españoles proveniente de Crimea y Sebastopol. Pertenecientes a las bases del PCE exiliadas en la URSS tras la Guerra, En 1945, creo recordar, fueron ofrecidas por la dirección del Partido Comunista Español a Stalin para repoblar aquella región cuando toda la población nativa fue expatriada a Siberia en 1944 por su supuesto colaboracionismo con la ocupación alemana.
    La dirección del partido (Ibarruri, Carrillo y compañía), por supuesto, siguieron en Moscú. Las penalidades que soportaron aquellos españoles en una región tan inhóspita son indescriptibles, máxime cuando la mayoría desconocía el entorno rural y repoblaron zonas en las que sus habitantes llevaban siglos adaptados a una economía de subsistencia. Por supuesto, el Partido no se “olvidó” de ellos: periódicamente, alguien de la Dirección se desplazaba desde Moscú para darles una “charla”.
    Todo esto lo relata en “La Historia Silenciada” (Instituto de Estudios Almerienses, ¿1988?; descatalogado) el que fuera durante la Guerra Secretario General del PCE en Almería, quién, a través de Orán, llega a Moscú formando parte de los cuadros del Partido seleccionados para, en su momento, dirigir la “reconstrucción” del régimen. Como quiera que su mujer es seleccionada en el contingente de Crimea, denuncia los privilegios en los que vivía la Dirección y acaba, él también, en Crimea.
    Asqueado, en 1954 consigue la repatriación en el mismo barco que el Capitán Palacios.
    A mediados de los 80, según escribe, un nieto suyo le convence para contarlo.

    Me gusta

  11. Pues permítanme que diga una tontería, llegado a este punto. ¡¡Esta historia la coge un director de cine EEUU y hace una película épica, tipo “Salvad al soldad…”!!… Aquí en España decimos que es políticamente incorrecto sacar el tema a colación…Capitán don Teodoro Palacios Cueto, de Regulares de Ceuta nº 3: hizo Vuecencia honor a nuestro lema “Fiel Regular hasta morir”

    Me gusta

  12. Los tirititeros de la ceja están en otra movida. Ellos saben que no va ni dios ( con minúscula, que no va nadie) a sus películas, falsean taquillas, manipulan, alteran datos, para cobrar la correspondiente subvención. ¿ hasta cuando? Esto lo hace Goebbels y le salen enanos opositores en todo hogar decente. Aquí se hace y nadie mueve un dedo, hay una especie de fatalismo oriental en apechugar con las 7 Plagas de Egipto, una de ella los profesionales del “agit-prop”. La sieniestra ( que semánticamente ya saben lo que significa), siempre se mueve mucho mas, manipula mejor, le da a soflama fácil…y en cima el mensaje cuela!!!.
    Anda que no podría haber un ” Cine Español” de esos de armaduras, caballos, hechos heroicos, gestas épicas, termópilas hispanas, hechos de fama universal: Blas de Lezo, Barranco del Lobo, Legazpi, el Blocao de la Muerte, Cavite, Los 13 de la Fama..¿sigo?.

    Me gusta

  13. 14 de mayo de 2017, 16:27h.

    Buenos tardes, mi General y a todos los presentes:
    Se supone que es ya muy tarde para comentar sobre este artículo cuando ya hace más de un año que nuestro General lo subió a su bloc.
    Permítanme —espero, dentro de la circunstancia, obviando lo evidente, les sea de su agrado— que les narre lo que ayer viví en el pueblo de Potes, Cantabria…
    Con ocasión de acudir a un acto que allí se celebraba en homenaje a las víctimas del terrorismo, acompañando, como debe ser, siempre, a todos los militares, guardias civiles, policías nacionales, locales y guardias de seguridad que allí se encontraban. Me trasladé a ese precioso lugar y, como no debe ser de otra manera, por mi parte, acompañar a mis antiguos camaradas veteranos del GAR. Aprovechamos la ocurrencia, al terminar ese acto y, seguidamente nos trasladarnos al pequeño pueblo de Barreda, Cantabria, donde allí descansan los restos mortales de un camarada del GAR “asesinado” vilmente y a tradición por la banda terrorista ETA en 1987, en Oñate, Guipúzcoa, el guardia civil Pedro Galnares Barreda, de 26 años. Nos pusimos en contacto con sus familiares para acudir al lugar y mostrar nuestro respeto cantando “La Muerte no es el Final y leer un manuscrito redactado por todos para terminar, emocionados, así: —disculpen, pero necesito escribirlo—
    «¡Nosotros esperamos haber vivido a la altura de tu sacrificio!»
    Acto seguido depositamos una corona compuesta, como no debe ser de otra forma, con rosas del color de nuestra Enseña Nacional; pero mi comentario ya no se desarrolla sobre este tema, mi comentario tiene que ver con nuestro valiente General Palacios y la “desvergonzante” Ley de Memoria Histórica. Prosigo… cuando finalizamos, unos cuantos, nos trasladamos al restaurante, sito en Potes, del “Cenador del Capitán Palacios”. Esa casa con grandes muros de piedra, donde vivió, creció y murió nuestro General, fue vendida por sus herederos y ahora es un restaurante; pero el nuevo dueño, como pude bien comprobar amante de su historia…
    Observamos al entrar unas grandes escaleras de madera, vieja, bien cuidada que te hace pensar las veces que el General subía y bajaba por ellas. Arriba, donde está el comedor, forrado todo de la misma madera que al andar sobre él se oye el crujir del paso de los años, se encontraba el corazón del local, muy concurrido; por eso de reservar con antelación. Me acomodé en la silla y, mientras mis compañeros charlaban de sus cosas, acto y demás circunstancias yo me dediqué a pasear mi mirada para poder así observar algún atisbo de valiente General. No deseaba otra cosa que ver, observar algo que me trasladase con este a la División Azul y su historia; pero nada, nada de nada. Tan solo había varias imágenes colgadas en la pared de cuando era teniente del ejército, de su “preciosa” madre, él de paisano, joven, con una chica de la misma edad y nada más. Mientras esperaba el menú me acerqué a ese pequeño espacio, pequeño por todo lo que él ha sido y merecía, para contemplarlas. Se acercó el dueño y me dijo que ahí, en este ático vivió El Capitan Palacios. Había ahí mismo una cama, al lado de esta una estufa —aún sigue ahí— donde él curaba las heridas físicas sufridas como bien todos sabemos en Rusia, al lado de la cristalera para que entraran los rayos del sol, incluso existía una imagen del Capitán postrado sobre esa cama convaleciente. Que fue su casa, la de su familia, la que sus herederos la vendieron. Tuve la ocurrencia de preguntarle por qué no había más objetos, imágenes del Capitán y, este, dolido me comentó que no podía; que la familia le advirtió de no hacerlo porque iba en contra de la Ley de Memoria Histórica. Se me cayó el mundo encima no dando crédito a la majadería del argumento.
    Para terminar, decirles, si tienen ocasión de visitarlo, háganlo, porque supongo a nuestro General Palacios le hará ilusión que su antigua residencia este llena de Españoles de bien.
    He intentado narrarles lo sucedido lo mejor que pude. Deseo enormemente —con permiso, evidentemente, de todos aquellos jóvenes soldados españoles que allí fueron, allí dejaron si vida y allí pasaron cautivos once años de su vida, regresando con ilusión a España—, les agrade…

    «Tú das tantos testigos, Sancho, y tantas señas que no puedo dejar de decir que debes de decir verdad».
    Don Quijote, Parte II. Cap. XXXI.

    Sin otro particular, quedo a sus órdenes.

    Víctor Fraga, guardia civil y soldado.

    Me gusta

  14. Querido amigo y compañero Victor. Sé que sus palabras van a emocionar a quien las lea. Tuve, como he escrito en este blog, una gran relación con el capitán Palacios, gran amigo de mi padre. Lo de la Memoria Histórica que le cuentan no es cierto y nada impide tener colgadas fotos del héroe, pero en fin allá cada cual. Le agradezco enormemente sus palabras, le felicito y le envió mi más fuerte abrazo. ¡Gracias!🇪🇸🇪🇸🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Me gusta

  15. Muchísimas gracias, mi General, por sus cautivadoras palabras. Que orgulloso se debe sentir Vuecencia de haber conocido al soldado valeroso, elegante, bravo Capitán Palacios. No se hace una idea, o si, seguro que si, dado el contexto de mi comentario, la felicidad que me haría conocer en vida al Capitan Palacios, verle en persona, cuadrarme, primer tiempo de saludo y expresarle mi gratitud y agradecimiento.
    Fíjense, Vuecencia de lo encantador de ese lugar que, mientras yo me paseaba como si los demás no existieran, como si todos los que allí e encontraban, incluidos todos mis camaradas de armas —mire que me conocen bien— qué, todos los allí presentes no se percataron del objetivo de mi comportamiento; pero si lo hizo el propietario, que ya narré esa circunstancia…
    Me alegra mucho, mi General, que sigan así, dando luz al propósito de su bloc. Siempre será un placer leerles.
    Desde mi humilde saludo como subordinado, reciba un caluroso afecto.

    Víctor Fraga.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s