Les debería dar vergüenza (Juan Carlos Rodríguez Ibarra)

Hoy escribe con nosotros

JUAN CARLOS RODRÍGUEZ IBARRA

La defensa de la unidad de España y de la igualad en derechos y obligaciones de todos los españoles, no es patrimonio ni de las izquierdas ni de las derechas. Es una cuestión que compete a todos los españoles. A todos por igual.

Un buen exponente de ello es la personalidad que hoy acogemos en nuestro blog y nos honra presentar, Don Juan José Rodríguez Ibarra.  Cuando acudimos a él, no lo dudó. Extremeño por los cuatro costados, en los más de veinticuatro años que ha ejercido la Presidencia de la Junta de Extremadura, cargo que ha simultaneado con el de Secretario de General del PSOE de Extremadura, ha hecho siempre gala de su orgullo de ser español. En las instituciones y foros a los que ha pertenecido siempre se ha manifestado en pro de la igualdad entre los españoles, de la mayor solidaridad entre las distintas Comunidades Autónomas que conforman España y entre las Regiones de la Unión Europea, de la que fue  Vicepresidente de su Comité de Regiones.

Al dejar sus altas responsabilidades políticas, se reincorporó a  labores docentes en la Universidad de Extremadura. Pero fue llamado en numerosas ocasiones a prestar otros servicios dentro de la región, en España y en el extranjero. Entre sus numerosísimos galardones y condecoraciones con que ha sido distinguido, no podemos dejar de mencionar que está en posesión de la Gran Cruz al Mérito Militar con distintivo blanco. Es en la actualidad, miembro del Consejo de Estado.

Fiel a sí mismo, impulsó en el año 2011 una prestigiosa fundación, a la vez centro de estudios, que lleva su nombre, desde el que trata de impulsar la modernidad de Extremadura y de España.

Este es a vuela pluma, el perfil de quien, como el mismo se define, ha pasado la vida “rompiendo cristales” y a quien tenemos el honor de darle la palabra en nuestro blog.

LES DEBERÍA DAR VERGÜENZA

Les debería dar vergüenza. Las declaraciones del Sr. Puigdemont, el pasado día 10 de septiembre, asegurando que “el Tribunal Constitucional (TC) no puede suspender la Ley del Referéndum porque hay una nueva legalidad catalana amparada en las elecciones del 2015”, y el comportamiento de la presidenta de la Mesa del Parlamento catalán y de los diputados independentistas, podrían hacer pensar a los poco avisados que los cargos que ahora ostentan estos sediciosos no se deben a la Constitución española que votamos afirmativamente la inmensa mayoría de los españoles. Y, por cierto, fue en Cataluña donde esa Constitución, reconocedora de los hechos diferenciales, de la singularidad de los territorios españoles y de la descentralización, fue votada con más fe y votos en el referéndum constitucional de diciembre de 1978.

No hace falta que se recuerde que si la presidenta del Parlamento catalán, el presidente de la Generalidad y los diputados independentistas ocupan los cargos y responsabilidades  que ocupan, no es como consecuencia de la supuesta y ficticia nueva legalidad, sino de los poderes que el Estatuto de Autonomía de Cataluña, en vigor y no derogado por ninguna ley estatal, y surgido de la Constitución Española, que les permitió celebrar elecciones libres y democráticas para que, antes Artur Mas, y después el Sr. Puigdemont, hayan podido convertirse en los representantes del Estado en la Comunidad Autónoma de Cataluña.

Y por eso, y solo por eso, lo del pleno del Parlamento catalán del pasado 6 de septiembre no tiene otra forma de calificarse que como traición. Traición a los electores que votaron de acuerdo con el Estatuto y no con una “nueva legislación”. Traición a la Constitución y traición al resto de los españoles. La vergüenza y la ética no son precisamente virtudes que adornen la moral de esas personas que, si están donde están, lo es por su vileza.

Claro que la traición no es algo que no conozcan algunos independentistas ya que El gobierno de la II República tuvo que luchar contra la insurrección militar franquista, contra el fascismo italiano y alemán, y contra la indiferencia francesa y la hostilidad británica, promotora del vergonzante Comité de No Intervención. Pero en la retaguardia tuvo que luchar contra los independentistas catalanes conservadores y de izquierda, que aprovecharon la guerra civil, como siempre han aprovechado los momentos de crisis y debilidad de los gobiernos de España,  para proclamar la independencia de Cataluña. Ya lo dijo el catedrático catalán Vicenç Navarro en el diario Público del 24 de junio de 2010: “Las clases dominantes de las diferentes naciones de España se aliaron para derrotar a la República, siendo los nacionalistas conservadores y liberales catalanes de los años treinta los mayores promotores en Catalunya del golpe militar que persiguió con mayor brutalidad la identidad catalana”. Azaña denunció que en el alzamiento militar los catalanistas conservadores se pusieron decididamente al servicio de la “Junta de Burgos”, como antes al servicio de la dictadura de Primo de Rivera.

Si el Sr. Puigdemont y su corte tuvieran vergüenza, tendrían que haber dimitido de sus escaños y de sus responsabilidades institucionales que obtuvieron con las leyes que ahora están traicionando. Hacer esa traición, desde las instituciones constitucionales y estatutarias, es seguir el ejemplo de Hitler, de Mussolini y, más recientemente, de Maduro, quienes desde dentro del sistema trataron y consiguieron destruir la democracia y la libertad.

El final del pleno del día 6, con sus cantos y los abandonos de quienes no piensan como ellos, era el final que buscaban los traidores. Por eso, aquellos que ilusamente se han mostrado equidistante durante todos estos años, en los que la traición apareció con toda su crudeza, deberían pensar si no contribuyeron con su tibieza y con su reparto de culpas a envalentonar a los que llevan años tratando de aprovecharse del Estado cuando toca la cobardía y el silencio, y de retarlo cuando aparece la libertad.

Muchos de los que nos sentimos ciudadanos de izquierdas tenemos problemas a la hora de comprender cualquier deslegitimación, no de la España en abstracto y patriotera, sino de la España actual, democrática, constitucional, plural, diversa y descentralizada donde, por primera vez, la izquierda y los progresistas hemos podido y podremos plantear y llevar adelante proyectos políticos de igualdad, libertad y solidaridad para todos y entre todos, igual que se hizo tras la aprobación de la Constitución.

Quienes han seguido los pasos de la traición que el separatismo cometió con la II República, recibieron el castigo que la Justicia les impuso. La República fue implacable con los sediciosos. ¿Qué hará la democracia con los herederos de la traición?

Juan Carlos Rodríguez Ibarra

Blog: generaldavila.com

 

12 pensamientos en “Les debería dar vergüenza (Juan Carlos Rodríguez Ibarra)

  1. D. Juan Carlos, mi General en la exposición que hace D. Juan Carlos, poco que decir salvo en la parte que dice “de izquierdas” mucho me temo sean pocos, muy pocos las izquierdas actuales que no estén de acuerdo en desestabilizar España, claro excepciones siempre las hay, por lo demás si estoy de acuerdo en que sin esta democracia no existirían estos separatistas.

    Y no menos cierto es que de las 193 naciones reconocidas en la ONU no habría sido posible este golpe de estado y que está prohibido la separación de las regiones que conforman el estado soberano y al más puro estilo bolivariano denigrar el parlamento catalán.

    Nos hablan y se hará seguramente una reforma de la Constitución ¿que clase de Constitución? hay mucho que reformar, los 17 chiringuitos seguro que seguirán y de otros privilegios políticos partidistas también ¿darán una verdadera independencia judicial? son tantas las incógnitas sobre esa reforma que casi da miedo pensarlo.

    Hay que felicitar al gobierno ¿o la justicia más bien? por lo continuos golpes de mano que esta dando a este proceso, no tengo la menor duda de que habrá conflicto “callejero” y el gobierno tomará el mando de esa autonomía.

    Ahora bien sería también hora que se prohibiera expresamente los partidos políticos y asociaciones de promuevan la separación del estado español.

    Le gusta a 1 persona

  2. No es momento de debatir entre los que no podemos aceptar el golpe de Estado que pretende el gobierno comunitario de Cataluña. Pero el Sr. Ibarra ha entrado en este blog “rompiendo cristales” una vez más. Se retrotrae a la historia con una visión muy particular con la que no puedo estar de acuerdo.
    Muchos de los que aquí asomamos, hemos servido a España con la misma lealtad a caballo de los dos sistemas, el sobrevenido tras la guerra civil y el que hoy tenemos. Hemos visto desde una visión ajena a lo político ambos y nos abruma el revanchismo alimentado por la media verdad, cuando no, por la falsedad interesada desde determinadas filosofías políticas que tristemente se ha impuesto.
    Lo dicho, no es cuestión de debatir ahora estos asuntos, pero no deseo que el silencio otorgue.

    Le gusta a 4 personas

  3. Muy certero artículo Sr. Rodríguez Ibarra. Las pocas cosas en que discrepo las disculpo, tanto por ser producto de su coherencia personal, como por ser necesarias para que sus correligionarios no lo tachen de “franquista”. Dice muy bien que fue en Cataluña donde La Constitución fue votada con “más fe y votos”…. ¿se imagina por qué?. Muchos vieron la gatera que les permitiría llegar a donde han llegado. De igual forma que quienes no la votaron, o lo hicieron en contra, pensaban en lo que ocurriría al abrir aquella puerta. De todas formas tiene Vd. más razón que un santo -perdón si la comparación le resulta impertinente- al llamar a los representantes del Estado en Cataluña por su nombre: TRAIDORES Y PERJUROS. Pero otros antes les enseñaron el camino. Con el mayor respeto reciba un cordial saludo.

    Me gusta

  4. Buenos días, mi General:

    Gracias Sr. Ibarra, por participar en el blog, aportando la versión de los hechos, partiendo de la historia muy anterior, ( primera república ) y posteriores acontecimientos, hasta llegar a hoy, con su versión muy personal, ” rompiendo cristales, ” y en cuanto a la parte primera de la historia, que nos manifiesta, que personalmente, no comparto. tampoco.
    Es mas me quedo mucho mas preocupada, por los objetivos, que se palpa, de toda la izquierda, a mi entender, muy cambiante, y en estos momentos, parece que sí, que se apoya, la ” NO ” separación de Cataluña..y la unidad de España, al lado del gobierno , , ..pero.. y después..¿´qué.? Sigo muy preocupada..observando la realidad de los hechos, hoy.

    Reconozco, la magnifica trayectoria politica, como socialista, y los meritos, y condecoraciones, bien merecidas..y es un honor leerle hoy en el blog. Gracias.. y un cordial saludo.

    Un afectuoso saludo mi General

    Josefa López del Moral Beltrán.

    Me gusta

  5. Patriótico escrito D. Juan Carlos, inmensa alegría me da leerlo, un escrito sin demagogia y sin ambages, a favor todo el, de la unidad e igualdad de España y los Españoles.

    Pero,,,,, perdóneme, bastante acostumbrado estoy ya a mis años, de escuchar a la izquierda de este País, decir una cosa y entre bambalinas otra al mismo tiempo, ¿o no es lo que está haciendo el Presidente de su partido?, ¿Como puede tener un Partido, poco Socialista, nada de obrero y mucho menos Español, a un Presidente, que se permite votar junto a los que quieren destruir a España, en contra del apoyo al Presidente de España y su Gobierno, en este tema tan grave, como lo es el Catalán, en el que lo único que se pretende es dar un golpe de Estado a nuestra Nación y a sus Instituciones?, Ahí le dejo esta pregunta, cuasi retórica.

    Me gustaría ver en su Partido, mas voces discordantes con su Presidente, en el enfoque que este está teniendo con España, en un momento tan crucial de nuestra Historia.

    Le gusta a 1 persona

  6. Muy bien por Don Juan Carlos Rguez. Ibarra. Estoy con él y admiro la integridad que siempre ha hecho gala, aunque desentono en las apreciaciones históricas, esta diversidad proyectada hacia delante, hacia el horizonte, nos hará más grandes.

    Me gusta

  7. A las órdenes de V.E., mi Genral. Desde mi modesta perspectiva trae hoy aquí a un invitado muy necesario dentro de las circunstancias que vivimos en una España convulsa que parece haber perdido su identidad y el rumbo. Y digo muy necesario por tratarse de persona muy experimentada en el juego político durante muchísimos años, de probada honestidad y con una ideología concreta.

    No voy a mencionar la historia, por innecesario, ya que todos la conocemos, y la historia no admite debate. Es como es, para bien o para mal, pero no se puede corregir ni reescribir.

    Todo lo que expone en relación al separatirmo es absolutamente cierto y compartible. Y, por fin, leo a alguien, y con mayor mérito por autodefinirse “de izquierdas”, que llame a las cosas por su nombre. O sea, que a la traición la llame traición. Y no una, sino varias veces a lo largo de su exposición. De hecho, es el único delito que califica, el más grave.

    Yo le preguntaría también su opinión sobre el vocablo “nacionalidades”, tan defendido en su día por sus compañeros de grupo, que a la fuerza nos colocaron en la Constitución, eufemismo que es el origen del nacionalismo radical moderno y del secesionismo.que nos tiene con un pie en el vacío.

    He oído al Señor Ibarra muchísimas veces, siempre, hablar de diálogo, mágica palabra que en principio no pasa de ser una definición y una declaración de buenas intenciones, pero que muy rara vez consigue sus fines.

    Y le preguntaría cómo se puede, no ya dialogar, sino simplemente hablar, y menos aún negociar, con quienes nos ponen una pistola en la nuca, caso de ETA durante cincuenta años, y con quien nos dice “O me das lo que quiero, o te vas a enterar”, caso más reciente.
    Cómo se puede uno sentar a la mesa con quien se sabe que no es hombre de la palabra, que es embustero y jugador de ventaja, y que mientras no consiga lo que persigue, no le dejará marchar, amén de no cumplir nada de lo que se hubiese, en el mejor de los supuestos, acordar..

    Y sin ánimo de alargarme, le preguntaría, dada su experiencia y su hombría de bien y hombre cabal, qué se puede hacer, con la Ley en la mano, en una situación como la presente, cuando alguien introdujo modificaciones en el Código Penal que en la práctica dejan vacíos de contenido hasta algunos artículos de la Constitución. Y me estoy refiriendo precisamente a los delitos de sedición, desobediencia, rebelión y traición. Y qué se puede hacer cuando tenemos al enemigo infiltrado en todas las Instituciones, comenzando por el Congrerso y el Senado.

    Nada más, muchas gracias, A V.E., y al Señor Rodríguez Ibarra, persona que puede contar con todo mi respeto y consideración, faltaría más.

    ¡¡¡POR ENCIMA DE TODO, HASTA DE NOSOTROS MISMOS, VIVA SIEMPRE ESPAÑA!!!.

    Me gusta

  8. Señor Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Quizás mi apellido le suene, mi padre es Ramón Lencero Becerra, poeta del pueblo llano y ganador de varios premios de narraciones en Extremadura, el mismo que a su muerte acudió un representante del Gobierno de Extremadura y sus hijos recibimos las condolencias en su nombre además de una corona, GRACIAS POR ELLO. Mi padre entregó su vida a la política luchando contra el franquismo, la misma que nos hundió a la familia, él se ofrecía como amigo del llamado socialismo, ahí estaba la diferencia entre nosotros y la enemistad hasta el día de su muerte. A mí me dan asco las derechas, pero con las izquierdas vomito, porque sé como se las gastan, y porque simplemente soy español, y dentro de mi entender como español, una persona que pertenece a un partido político NO puede sentir, y mucho menos defender el Patriotismo con esa imparcialidad que lo hacemos los que nos identificamos con ESPAÑA fuera de regionalismos absurdos, egoístas y gravosos para el pueblo honrado y trabajador.

    Y por otra parte, debería de saber que si la primera república fue siniestra, la segunda lo fue mucho peor y no voy a entrar en ciertos detalles para no desenterrar viejos rencores del uno y el otro bando, también deberían haber dicho en las escuelas de Extremadura, que el PLAN BADAJOZ fue una obra franquista. La más importante de toda ESPAÑA, la misma que levantó a muchas familias pobres, muy pobres. Usted mejor que nadie debe saber que los pueblos de colonos se dieron para explotarlos y pasar de padres a hijos u otros herederos, NO para casi regalarlos y luego venderlos como lo han hechos, y en muchos casos de una forma injusta como lo hicieron los llamados socialistas y amantes de las libertades que hablan tan mal del franquismo.

    He respetado cosas suyas, pero hay otras que NO las he tragado nunca, y se lo digo con la libertad que usted defiende y el máximo respeto que sale de mí.

    PORQUE ESPAÑA ES LO PRIMERO, LUEGO ESPAÑA, DESPUÉS TAMBIÉN Y SIEMPRE ESPAÑA.

    Atentamente: Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 2 personas

  9. D.Juan Carlos, mi General en la exposición que hizo D. Juan Carlos, poco que decir salvo .Felicitar a nuestros Agentes de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado Español y a Nuestro Poder Judicial que no permitieron a los que quieran saltar nuestra Constitución y nuestras leyes y nuestra Carta Magna lo hicieran .Ni dividir nuestra Patria ESPAÑA. Ahora no es hora de medias tintas y ambigüedades y tampoco es tiempo de decir cosas aquí y otras allá ni es momentos de conceptos discutibles y discutidos ni estamos para inventos y ocurrencias. Felicito al Gobierno de España. Ahora estamos para Unirnos para España Patria Indivisible y para todos los Españoles.
    VIVA ESPAÑA PATRIA INDIVISIBLE

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s