Carta póstuma al Caballero Legionario EDUARDO GARCÍA MOLINERO. General de Brigada (R.) Adolfo Coloma Contreras

Querido Eduardo, legionario:

Es siempre azarosa la vida del militar, llena de avatares, de imponderables, de riesgos, casi siempre calculados, a veces no. El manejo de diferentes sistemas de armas, la utilización de explosivos, el tiro, la conducción y empleo de vehículos de combate. Bajo cualquier circunstancia meteorológica, a cualquier hora del día. Lo habrás oído cientos de veces. La instrucción, cuanto más real, más eficaz. O dicho de otra manera: unas gotas de sudor en el campo de instrucción ahorran litros de sangre en el campo de batalla.

Pero en ti, querido Eduardo, no se ha cumplido. Ese dichoso porcentaje de riesgo se ha cebado en ti, como tal vez podría haberlo hecho en cualquiera de tus compañeros, o de tus mandos. En ese campo de maniobras de Agost que me es tan familiar, tan parecido en su orografía, en su vegetación y su sequedad al campo exterior de Melilla, donde tiene establecido su acuartelamiento el Tercio Gran Capitán 1º de La Legión. Tu Tercio, tu segunda casa, donde tendrás tantos amigos y compañeros que ahora estarán destrozados, se sentirán vacíos. ¿Y que decir de tus familiares? Nada, nada en el mundo les podrá compensar tu pérdida. Pero al menos, confío en que estas palabras les aporten algún consuelo, una cierta paz interior. Tan solo el pensar que estabas haciendo lo que siempre soñaste hacer, unir vocación y destino.

Yo no te he conocido, Eduardo. Pero créeme. Siento hoy una gran pena, un vacío del que solo salgo para escribirte estas palabras que me gustaría compartir con tus familiares y amigos. Hace ya algunos años, tuve la fortuna de encontrarme al mando de ese espléndido Tercio de La Legión en Melilla.Ahora, al mirar tu foto veo tu juventud tronchada, pero veo también en tus ojos la determinación, el orgullo de ser legionario. Por eso no me es difícil imaginarte cuando realizabas tu período de instrucción específico de La legión. Las marchas sudoroso y polvoriento por el perímetro fronterizo de melilla, el tiro diurno y nocturno en Rostro Gordo, los ejercicios en La Granja y las formaciones en esa incomparable plaza de Armas de Millán Astray, encuadrada por el Fuerte de Cabrerizas Altas y presidida por la imagen del Cristo de la buena Muerte, al que ahora te encomendamos todos los legionarios en la seguridad de que, con tu ejemplo de vida, le hayas quitado una espina a la corona del Redentor. Si alguna falta habías de expiar, dos años en La legión seguro que te sirven de abono.

Y te pido que me ayudes a hacer ver a tu madre, a tu hermana, y a todos tus familiares, eso, que la muerte no es el final. Que todo tiene un sentido. Que te recuerden como te veo yo, como te ven tantos españoles en la foto. Por eso durante un tiempo, hasta que otro venga a ocupar el puesto en formación que has dejado en la 3ª Cía de la I Bandera, dejarán tus compañeros el hueco y que cuando se ocupe, seguirás viviendo en su memoria, porque nadie muere del todos mientras haya quien le recuerde.

En la Legión, cuando se pasa lista, cada legionario al oír su nombre responde con su voz: ¡Presente! Por eso cuando un legionario falta, son sus compañeros quien sumando todas las suyas, dan la voz por él. Y por eso hoy respondemos contigo, en tu nombre, aunque la pena se atenace en nuestras gargantas:

¡CABALLERO LEGIONARIO EDUARDO GARCIA MOLINERO!

¡¡¡PRESENTE!!!

Descansa en paz, Eduardo.

Adolfo Coloma

41 pensamientos en “Carta póstuma al Caballero Legionario EDUARDO GARCÍA MOLINERO. General de Brigada (R.) Adolfo Coloma Contreras

  1. Cuando un legionario falta, son sus compañeros quien sumando todas las suyas, dan la voz por él…

    Fecha, momento y lugar, estipulación y acuerdo
    milagro sobre la cruz de tu ardiente juramento,
    cripta, tálamo y mortaja, que por destino escogiste,
    al rendir tu generoso capitular de silencios.

    En la inquietud permanente, nostálgica del recuerdo,
    y con la exacta medida de tu herencia y estamentos,
    prometiste firmemente, que si es preciso, sabrías
    morir gritando también: ¡viva España y viva el Tercio!

    Por el azul esmeralda, brillante del Firmamento,
    eco, caricia y dolor, mutilándose en cauterios,
    las diagonales de sangre del Legionario muerto,
    has revestido de gloria, tu espiritual Sacramento.

    Arcabuz, pica y ballesta, tríptico de donde arrancan,
    todas las rectas virtudes con la Legión entroncadas;
    suena el toque de oración y acariciando nostalgias,
    guiones y banderines, doblan sus rodillas de asta.

    El poderoso astro rey, gigante del universo,
    asomándose al Levante, en su trono de oro viejo,
    se dispone a presenciar el apasionado encuentro,
    del legionario y la muerte en el umbral de lo eterno.

    Y pues tiene La Legión, Dios, Patria y muerte por verbo,
    por tan limpia trilogía, como legionario cumpliste
    una vez mas tu deber, de honor y sangre cubierto,
    y con la Gloria por rumbo en la rosa de los vientos.

    Bajo el amparo y sentir de una misma providencia,
    sin distinción de color, credo, raza y suerte adversa,
    tu divisa fue el Honor, la Muerte tu compañera,
    y por moneda y por ley, Dios, España y tu Bandera.

    En el vació ominoso, por tu vereda de celos,
    bendiciendo de tu gloria el fuego que llevas dentro,
    novia rendida y desnuda, sin flores blancas ni velos,
    la Muerte tu prometida, te acoge envuelta en incienso.

    Y por eso hoy respondemos contigo, en tu nombre, aunque la pena se atenace en nuestras gargantas:

    ¡CABALLERO LEGIONARIO EDUARDO GARCIA MOLINERO!

    ¡¡¡PRESENTE!!!

    Descansa en paz, Eduardo.

    Le gusta a 3 personas

  2. A las órdenes de V.E., mi General.

    Impresionante canto al compañero caído. La mejor semblanza que se puede escribir. No sé qué ocurre en el interior de uno, que a veces ante una muerte así, por puro accidente, en los primeros momentos se produce como un bloqueo mental que impide derramar una lágrima. Es que uno se niega a creer y admitir lo ocurrido sin más. Después sí, ya se ve todo con absoluta claridad y se va asumiendo aunque jamás se olvida. Es particularmente duro cuando se trata de alguien no sólo conocido y un compañero más, sino de alguien cercano, un jefe, un subordinado directo, un amigo. Eso ya es como si se tratase de un padre, un hijo, un hermano.

    Hemos tenido que vivir tantos tragos amargos de estos, que en mi caso son poco menos que incontables. Es algo a lo que nunca se acostumbra uno, y lo cierto es que jamás le deja indiferente aunque se trate de alguien a quien no conocemos. Pero el Ejército es una gran familia, y con más lazos afectivos lo son un regimiento, una compañía, una sección y un pelotón.

    Vaya también mi sentido y humilde pésame a la Legión y a la familia. Me aferro, como siempre, a la alegoría que nos servía en el Ejército del Aire para estos casos. Consistía en una representación en cuadro de un ángel con cuerpo de mujer recogiendo a un caído de los restos de un avión todavía humeante, con una leyenda que rezaba: “A los que mueren por la Patria, los acoge la inmortalidad”.

    Caballero Legionario Eduardo García Molinero, ¡¡¡PRESENTE!!!

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Me gusta

  3. Descanse en Paz. ¡Viva la Legión! y que sus familiares tengan el apoyo y el consuelo en la dignidad y honrado cumplimiento del deber de Eduardo, ejemplo para todos.

    Me gusta

  4. Muchas gracias don Rafael por su testimonio y su sentido pésame que ojalá, puedan leer la familia y amigos de Eduardo.
    Un abrazo
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  5. Se dice que siempre caen los mejores, pero cualquiera de ellos que hubiera sido sería uno de los mejores. En La Legión todos son los mejores.

    Descansa en paz, Caballero Legionario García Molinero.

    Me gusta

  6. Buenos días, solo decir D.E.P, en este caso con toda una vida por delante, horrible para sus familiares, amigos y compañeros, cuando se produce el trágico suceso así de sopetón, algunas veces la vida aprieta
    saludos mi capitan
    Ildefonso Morón

    Me gusta

  7. Con lágrimas en los ojos,y en estos momentos como Padre de un futuro manso de nuestras queridas Fuerzas Armadas,Me uno al pesar de mi general,acompañando a toda la familia así como a sus compañeros, a superar estos tristes momentos, pero tenemos que recordar que la muerte no es el final,y que el morir en el combate no es ya horrible como parece, Me uno al dolor de la familia de este gran Legionario,que pasa a engrosar las filas de los valientes que dieron su vida por España,no dudes Caballero Legionario García Molinero,que te tendremos presente en nuestras oraciones,que Dios te guíe y te guarde.A sus órdenes siempre mi General.

    Me gusta

  8. He tenido el honor de mandar esa Bandera y se lo que es perder a un legionario en un accidente que no se debió producir, pero que resulta inevitable cuando se corren riesgos que, como muy bien dices , mi General, evitan bajas en combate, donde no es una, sino muchas las que están en juego.
    Que nuestro Cristo de la Buena Muerte le acoja en su seno y le permita formar con tantos legionarios en el Banderín de enganche del Cielo.

    Me gusta

  9. Don José María. Como vd dice “antes de su hora”
    gracias por compartir con nosotros sus sentimientos
    Un abrazo
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  10. Gracias por sus sinceras y sentidas palabras, don Benjamín.
    Ojalá llegue a sus familiares y amigos
    Un abrazo
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  11. No se puede decir mas con mas sentimiento y humanidad.
    Muchas gracias por esas palabras de consuelo, mi general.

    Me gusta

  12. Preciosa carta, seguramente no hay consuelo para sus familiares, pero morir cumpliendo con su deber es la mejor manera de hacerlo. Ahora descansa en paz Eduardo Garcia Molinero. Desde el cielo sigue cuidando y guiando a todas esa personas que hoy te lloran en la tierra. Ya te has incorporado a este último destino, donde ahí también formas parte de ese gran ejército que hay en el cielo. D.E.P

    Me gusta

  13. General Coloma :

    Mi mas sentido y humilde pésame a los familiares del caballero legionario, junto con sinceras oraciones por todos, .los familiares y compañeros de .D, Eduardo garcia Molinero, y a la Legión. por tan triste perdida..

    CABALLERO LEGIONARIO EDUARDO GARCIA MOLINERO ..

    !!! PRESENTE !!!

    Un afectuoso saludo general Coloma.

    !! VIVA ESPAÑA !!
    !! VIVA EL REY !!
    !! VIVA LAS FUERZAS ARMADAS, EL EJERCITO Y LA LEGIÓN !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran

    Me gusta

  14. Descanse en paz el caballero legionario Eduardo García Molinero. Como dice el general Dávila, y sabemos todos los que en algún momento de nuestra vida hemos vestido uniforme, la vida del soldado está llena de riesgos y de sacrificios. En cuanto a sus familiares ¿qué se les puede decir que les sirva de consuelo? Quizás les sirva saber que Eduardo formaba parte de esa juventud española que es capaz de aceptar todo tipo de riesgos y esfuerzos por su Pátria. De esa juventud que es lo mejor de España.

    Me gusta

  15. Permita Mi General que mi grito difiera un poco al de las demas fuerzas militares de España, aunque en el fondo quiera decir lo mismo.

    ¡¡CABALLERO LEGIONARIO EDUARDO GARCÍA MOLINERO!!
    ¡¡CON NOSOTROS!!

    Me gusta

  16. Coronel Salafranca, don José Luis, Dña Paloma, dña Josefa:
    Muchas gracias por su solidaridad y sus emotivas palabras. Van para Eduardo y para sus familiares y amigos.
    con todo afecto
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  17. Siempre a sus ordenes mi General.Con todo mi afecto y sinceridad me uno a todas y cada una de las condolencias de todos los presentes y ante todo a sus dos familias (la de parentesco y por supuesto LA LEGION. D.E.P.¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!.

    Me gusta

  18. Mis más sentidas y sinceras condolencias a la familia de Eduardo, al Primer Tercio, y a toda la gran familia legionaria. Una gran pérdida.
    Da la casualidad que llevamos los mismos apellidos, aunque no tuve el placer de conocerle. Van para él estas cuartetas.
    AL LEGIONARIO EDUARDO GARCIA MOLINERO MUERTO EN ACTO DE SERVICIO
    Un viento galerno, bronco,
    desgajó tus tiernas ramas.
    arrancó tu recio tronco,
    apagó tus fuertes llamas.

    Aquella borla cereza
    de tu chapiri esperanza
    que bailara en tu cabeza
    sin ritmo va en lontananza.

    Aunque ya eres luna oculta
    en cielos de formación
    tu aura nos queda insepulta
    y ¡¡ Presente !! en LA LEGION.

    Cap. José Molinero García..

    Me gusta

  19. Caballero Legionario Garcia Molinero ¡Presente!. Mimas sincero pésame a su familia, rezaré por su alma al Cristo de la Buena Muerte. “Si algún día Dios me llama para mi un puesto reclama y al instante pronto iré”. ¡Viva la Legión y Arriba España!. Julio de Felipe

    Me gusta

  20. Mi más sentido pésame a la familia y al cuerpo de La Legión.

    Ojalá que unos y otros puedan leer que somos muchos en acompañarlos en su duelo y en desear eterno descanso para su alma. Es un pobre consuelo, pero al menos sabrán que no están solos en éstos momentos de dolor.

    VIVA LA LEGION y VIVA ESPAÑA

    Me gusta

  21. Dña. Margarita, don Julio:
    Gracias por unirse al duelo y compartir sus sentimientos que de seguro, confortarán a familiares y amigos. Es como decirles – No estáis solos en vuestro dolor. A muchos también nos duele-
    Atentamente
    Adolfo Coloma

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s