LEGIONARIOS DE HONOR

IMG_2232Legionario y honor, dos palabras unidas por un vínculo indestructible. Decir legionario es decir honor. El que ha sido o es legionario, no necesita más título que el de Dama o Caballero Legionario. No hay mayor honor que el haber servido en la Legión y el grado más elevado es morir en combate.

Si esto fuese palabrería mejor que no existiese la Legión. Cerca de 10.000 muertos y más de 45.000 bajas nos lo demandan. Es el honor al que nos debemos y la exigencia que contraemos.

Mientras no haya combate, el legionario entrega la vida en cada actividad que desarrolla, desde la más humilde a la más gloriosa, que todas son igual de honrosas cuando se hacen con devoción y dedicación.73_BANNER_CENTENARIO

El título de Legionario de Honor es una concesión que se hace a favor de alguien que demuestra que su vida está enmarcada en el Credo legionario, que ama a la Legión como si realmente legionario fuera. Concesión para aquellos que sin ser legionarios demuestran a diario unas virtudes dignas de esta hermandad, militar, guerrera y heroica, donde se da culto al honor, al valor y a la amistad.

credolegionariooriginalne0¿Por qué el título de Legionario de Honor? Por amor a España y a la Legión. Pero nadie ama sí no está dispuesto a dar la vida por lo que ama. Estas son las razones y las obligaciones de un legionario de honor: Amar a España y a la Legión, y estar dispuesto a dar la vida por ello.

La historia del título de “Legionario de Honor” es inherente a la fundación de este Cuerpo. Desde que se funda la Legión muchos son los que quieren ser legionarios y por distintas razones no pueden vestir la camisa verde. Son vocaciones que quieren adentrarse en ese misterio de vida y muerte, de humilde y sencillo heroísmo. Repasad el Credo de la Legión. ¡Cuántos se ven allí reflejados! Es un Credo para los luchadores de la vida, los aventureros, los soñadores, los esperanzados y también para los desesperados. Es una escuela de vida que te prepara para afrontar la muerte. Por eso a ella se apuntan los que vestirán la camisa verde y los que, sin lograrlo, visten su corazón con ella. Son los “Legionarios de Honor”, unos con título reconocido y otros con un título más grande si cabe, el testimonio de su vida. De ahí que pronto se instituyese esta bella costumbre de nombrar legionarios de honor. Era la forma de aunar sentimientos y crear hermandad alrededor del amor a España y a la Legión. Nunca cerró las puertas el corazón legionario a aquellos que querían penetrarlo y sentar plaza entre sus latidos.

El 23 de diciembre de 1920 el ilustre periodista José Ortega Munilla, padre del universal José Ortega y Gasset, llega a Ceuta y es invitado por Millán-Astray a visitar la Legión. Allí el Jefe de la Legión filió al periodista entre los legionarios. ¿Fue el primer legionario de honor? Aceptémoslo así.2

Merece la pena detenernos en las palabras que en su crónica en ABC escribe este primer legionario de honor:

Desfilaron las tropas legionarias. Su teniente coronel, Millán-Astray las mandaba con voz aguda y vibrante, que a veces me pareció el sonido de una corneta que formulara vocablos castellanos…

Allí me confirió Millán el honor de filiarme entre los legionarios, y me regaló el capote con que cubrí mi persona…

Hace falta algo de anómalo en la psicología para que lo imposible sea posible”.

“Saludo al nuevo legionario”, le grita un oficial y Ortega Munilla contesta:

“Sois la fuerza suprema, sois la vibración de una voluntad potentísima. Brindo por vuestras proezas, que han de ser grandes. Yo ya no puedo ser sino el legionario de mis nietos”.

Don Rafel Fernández de Castro(con brazalete negro)

Don Rafel Fernández de Castro(con brazalete negro)

Tuvo en aquellos tiempos que haber más nombramientos, aunque el largo periodo de la Campaña de Marruecos no permitiría otra cosa que no fuese combatir.

El primer título del que se conserva copia es de fecha 1 de agosto de 1929, concedido a otro ilustre periodista, natural de La Coruña, como nuestro fundador: Rafael Fernández de Castro y Pedrera. El título constituye un precioso documento de gran valor histórico y sobre el que se inspira el que se entrega actualmente. Decía:1

Se autoriza al interesado con arreglo a las costumbres establecidas a disfrutar de los derechos que en virtud de este grado se le confieren de cantar nuestro himno, rezar y observar nuestro Credo, poder dedicarse a la captura y transporte de tablas y tableros, sentirse farruco y dar el grito de “A mi la Legión” si las circunstancias lo exigieren”.

Actualmente modificado dice:

“Que autoriza al interesado, con arreglo a las costumbres establecidas, a disfrutar de los derechos que en virtud de este grado se la confieren de cantar nuestro himno, observar nuestro Credo y con el gorrillo legionario, dar los vivas reglamentario, a España, al Rey y a la Legión”.

Sólo el General Jefe de la Brigada de la Legión, responsable institucional de todas las unidades de la legión, puede conceder este título. Y lo hace bajo criterios de enorme rigurosidad y exigencia.

No es un título para exhibir, ni para guardar o presumir. Muchos nombres famosos llevan este título concedido con generosidad por la Legión. Pero no es al nombre a quien se da un título, sino al hombre y sus virtudes. Es un compromiso que se contrae. Una exigencia que te obliga a decir constantemente “por España”, “por la Legión”, a cumplir y a vivir bajo los espíritus de su Credo. La honradez y el honor obligan y obliga también a la Legión, como si entre ambos hubiesen sellado el Espíritu del Credo, el de “Amistad”, de juramento entre cada dos hombres. No es necesario vestir el uniforme legionario. Te imponen su gorrillo que cala hasta los tuétanos. Lo notarás en el momento de la imposición y si no es así, mejor que renuncies.

Si alguno esconde el título, lo incumple o simplemente se olvida de lo que significa, allá él y su compromiso de honor. Honra a quien lo recibe y deshonra a quien lo incumple.

10406456_465715233531625_8063872497858607900_nDecíamos ¿Por qué el título de “Legionario de Honor”?: Por amor. Amor a España y amor a la Legión. Nadie ama, ni sabe lo que es el amor, sí no está dispuesto a dar la vida por lo que ama. Estas son las razones y las obligaciones.

No entra dentro de las obligaciones, pero quizás sería bueno también formar unidad entre todos los que ostentan este honroso título:

“Legionario de Honor”.

 

General Rafael Dávila Álvarez (R) (Jefe de la Legión 2001-2004)

A lo largo de mi mando de la Legión concedí varios títulos de “Legionario de Honor”. El que recuerdo con más fervor legionario y ejemplo de amor a España y a la Legión, es el que concedí a Doña María del Carmen Valentín Sánchez, “Dama Legionaria de Honor”. Fue el 8 de marzo de 2003. Su sangre corre por las venas legionarias. Su marido fue Caballero Legionario alcanzando el empleo de Comandante de la Escala legionaria y sus cuatros hijos, Vicente, Carlos, Victor y Juan, Cabos Caballeros legionarios. ¿Se puede dar más por la Legión? ¿Se puede amar más después de dar lo que más amas? Ejemplo y virtud Doña María del Carmen. la Legión se siente orgullosa de usted. Usted es Dama Legionaria de Honor pero es más, es ejemplo de “Honor” y es  la Legión la que tiene el honor de tenerla  entre sus filas.

 

 

 

18 pensamientos en “LEGIONARIOS DE HONOR

  1. Aquel Tte. Coronel que regresado de Cuba y después de sus nupcias decidió crear un cuerpo expedicionario se fijó en la Legión Extranjera Francesa, hasta Argelia fue y comprobar in situ, su funcionamiento, llamado primero el Tercio Extranjero, para pasar a ser la Legión.

    La bravura, coraje y disciplina del soldado español, bien merecida y reconocida es aun habiendo servido en otros ejércitos, en USA muchos españoles formaron parte de los Rangers, de los Marines, que no solo médicos envió el Excmo. General Franco a Vietnam, silenciado y no se sabe porque.

    Antes de todo ello, por citar solo uno D. Francisco Xavier Mina que después de combatir en la Guerra de la Independencia de España, contra el francés, combatió en la de Méjico, si bien lo hiciera del bando equivocado, “fue un insurgente” pero su éxitos en batalla hoy estudiados en la guerrilla del ejército Mejicano. Estos los “inventores de la guerrillas” en nuestra independencia contra el francés, Félix Sarasa, Ramón Elordio, Lucas Górriz.

    Tampoco podemos olvidar la aportación de españoles a la guerra de independencia de los USA, en los enfrentamientos directos entre Inglaterra y España, si no de los españoles que después formaron parte del ejército americano, o como a Bernardo de Gálvez Gallardo Madrid aquel marino que se aventuró entrar con sus navíos en Pensacola.

    Grandes y valientes soldados ha dado España a muchos conflictos internacionales, unos en que por razones políticas España tuvo que intervenir, otra por esos españoles que prestaron sus servicios en ejércitos extranjeros.

    La legión extranjera fue refugio de muchos españoles republicanos desde oficiales hasta tropa, en la mayoría de los casos prefirieron ir a luchar que a los batallones de trabajo.

    Y ahora mi General permítame alguna comparación, el 90% de los oficiales que componen la Legión Extranjera, proceden de la clase de tropa, solo los oficiales salidos de Saint Cir, con el número uno de su promoción tiene acceso a ingresar en la Legión, entrará como sub teniente, estará un máximo de dos años, tiempo que después deberá abandonar la Legión, podrá regresar después ya como Capitán o Comandante, pero nunca antes de 6 años como mínimo.

    Sin embargo lo que echo de menos en España, es el reconocimiento de la nación Francesa a sus militares, sobre todo aquellos que han estado en algún conflicto internacional y combate, un legionario francés en sus primeros cinco años de servicio al menos entrará en combate 10 veces. Lo que le valdrá para un reconocimiento como mínimo el Titulo de Reconocimiento de la Nación, el equivalente aquí al de sufrimiento de la Patria, que supondrá algunos privilegios sociales el día que deje el ejército.

    Me gusta

  2. Buenos días, General Dávila. Hoy sólo me corresponde dar fé de mi paso por este artículo, agradeciendo la información que nos traslada. Enhorabuena a todos los legionarios, por serlo y merecerlo todos los días, y enhorabuena a los que la Legión ha considerado merecedores de la distinción honorífica. Reciba un abrazo.

    Me gusta

  3. Muchas gracias por este hermoso artículo, dedicado a los Legionarios de Honor. He tenido la gran dicha de investigar el archivo de Don Rafael Fernández de Castro y Pedrera, de tener en mis manos el diploma original, de tocar las cartas originales de Millán Astray; una gran dicha. Millán Astray le tutea y llama compañero. Juntos vivieron el Socorro a Melilla y posterior reconquista de los territorios ocupados.
    Aparte, he de decir, que recibí el titulo de Legionario de Honor, a favor de la Asociación de Estudios Melillenses, de manos del Coronel del Tercio Gran Capitán, Don Francisco Rodríguez Rodríguez.
    Atte. José Luis Blasco López

    Me gusta

  4. llevo toda la vida amando a la lejion siempre e deseado se caballero lejionario porque no me escuchan los ruegos tengo el mismo derecho o mas que antonio bandera esto es otro ruego me llamo blas resino naci en melilla cabreriza frente al tercio gran capitan al que me escuche gracias

    Le gusta a 1 persona

  5. pido disculpas a boecencia señor general por rogar se lejionario de honor estaba equivocado yo ya soi lejionario de honor eso se lleva en el corazon lo que me ocurrio fue unos celos de otro lejionario de honor que se lo hicieron publico pido disculpas lo sinento no volvera a ocurrir un saludo blas resino

    Le gusta a 1 persona

  6. Soy hijo de caballero legionario destinado en larache en el tercio don juan de austria ex combatiente en la división azul por mis venas corre sangre legionaria pero por motivos de la vida no forme parte de sus filas cosa q me pesa como una losa cada día estoy dispuesto si es nesesi río a formar parte de sus filas cuando v e lo decida viva España viva la legion viva millan astray

    Me gusta

  7. Seria para mi un honor poder alistarse en la legion mi estado físico es bueno mi salud también soy soltero hice el servicio militar en intendencia en el año 88 veo q mi edad es impedimento pero quiero pertenecer a tan noble cuerpo creo firmemente q seria útil para las tareas q me encomienden atiendan mi petición soy hijo de legionario viva España viva la legion viva el rey

    Me gusta

  8. Mi General siempre a sus ordenes y como Legionario de Honor llevaré y cumpliré, siempre siempre, las obligaciones del título con todo honor y dignidad. Magnifica página donde se respira “Espiritu Legionario”. Reciba un abrazo Legionario. !!Viva España!!. !!Viva La Legión!!.

    Me gusta

  9. A la Legion se la quiere desde dentro, y quien ha tenido la posibilidad de conocerla a ese nivel, y desde bien joven, bueno, un Honor. Un cordial saludo, General.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.