EDCHERA. EL SILENCIO DEL HÉROE (General De División Rafael Dávila Álvarez)

Homenaje ante la estatua del Legionario D. Juan Maderal OleagaLa Pascua Militar es la solemne festividad con la que se inicia el año militar. La siguiente fecha que debería ser tenida en cuenta en el calendario ha quedado reducida a una sencilla celebración legionaria cuando, a mi juicio, debería revestirse de toda solemnidad, al menos en el Ejército de Tierra. Me refiero al combate de Edchera que se desarrolló en las proximidades de El Aaiún el 13 de enero de 1958. Un combate enmarcado en la olvidada guerra de Ifni-Sahara donde brilló el soldado español en acciones llenas de heroísmo y sacrificio.images

Llevo algunos años escribiendo, narrando, divulgando alguno de los momentos del ejemplar sacrificio de nuestros soldados. Me invade el deseo de zarandear las conciencias, también la militar, con la intención de recuperar nuestra frágil memoria. Edchera es un ejemplo de heroísmo, de valor y sacrificio, pero también una prueba palpable del olvido o, lo que es peor, del desconocimiento por la poca importancia que al estudio de nuestra historia  militar se le da en los centros de formación.

centroEdchera ha sido la última acción de guerra en la que se han concedido 2 Cruces Laureadas de San Fernando con carácter individual: Brigada Caballero Legionario Francisco Fadrique Castromonte y Caballero Legionario Juan Maderal Oleaga. Una acción muy simple, aguantar solos ante el enemigo protegiendo el repliegue de sus compañeros. En la brevedad y humildad del lenguaje militar, en la orden de concesión de sus Laureadas, descubrirán como se muere sabiendo que vas a morir, como se  espera a la muerte con la gallardía del que muere por otros, del que solo tiene la vida y la vida da, sin nada pedir.

Laureados Brigada Caballero Legionario Fadrique y Caballero Legionario Maderal junto a 35 legionarios muertos y 50 heridos, es el frío balance de esta fecha del calendario militar: 13 de enero de 1958, el combate de Edchera.caidos-en-la-guerra-de-ifni-1957-1958

Para Juan Maderal la historia no había terminado. En Bilbao, donde nació, le erigieron un monumento y al poco tiempo, su peor enemigo, la alimaña etarra lo arrancó de cuajo y lo arrojó a la ría. El mismo enemigo que al poco tiempo asesinaría a su hermano, también legionario.

Levantamos monumentos y otros derribamos. El del último héroe español, un soldado, hubo que sacarlo de una ría y en silencio, casi a escondidas, guardarlo en un acuertelamiento.

Sobre frágiles pedestales descansa el pasado efímero de nuestra reciente historia, como una fruta vana

de aquella España que pasó y no ha sido,

esa que hoy tiene la cabeza cana.

Ifni, el Sahara, Marruecos…Pactos y acuerdos rotos, negociaciones con o sin fruto, el olvido. Es el silencio el que llena las páginas de la historia cuando esta se interpreta desde los grandes parámetros habituales. Conlleva el olvido para los pequeños y humildes protagonistas de las acciones heroicas que engrandecieron a España.

images (1)Ya de aquello no queda nada. Una inmensa soledad de desierto, unos nombres modificados, amarillentas fotos y unos cuantos héroes olvidados que siguen luchando por mantener el recuerdo, a pesar de tantos pesares. Hasta se olvidaron de entregar las medallas a alguno de ellos. Julián Duarte Flores se ha enterado ahora, después de tanto tiempo, que fue un héroe. Le concedieron la Cruz del Mérito Militar con distintivo Rojo. Solo cumplió con su deber, ahí es nada, cuando la muerte rondaba por las arenas del desierto. Acudió voluntario. No quiso abandonar a ningún compañero en el campo hasta perecer todos. Es lo habitual entre estos hombres que viven y mueren con la sencillez que caracteriza a nuestros soldados.

Levantamos estatuas y otras derribamos, depende, aunque siempre cae antes la del sencillo. Unas se yerguen en grandes avenidas o en parques y paseos, otras se esconden en poéticos rincones, la mayoría, a pesar de su escultórica soberbia, personajes desconocidos.

Juan Maderal Oleaga, fusil en mano, en la del único brazo que le queda, desde su estatua en el Acuertelamiento de la Legión nos mira y su gesto recuerda “El Grito” de Munch, desesperación para los que saben cómo las cosas hieren y baten a quien las sacó del olvido, como aplastan desde lo eterno a los soñadores vencidos.descarga1

Terminaba la ceremonia militar en el Acuertelamiento de la Legión. Día del veterano, conmemoración del combate de Edchera, jóvenes legionarios junto a las arrugas que los viejos llevamos en el alma. La música ha creado un inmenso silencio. Sonaba el novio de la muerte, sonaba en silencio… “Por ir a tu lado a verte…”

Y yo, que oía

todos los sones, solo oí el silencio, su silencio,

el silencio del héroe.

Y no quisiéramos que esta historia fuese solo la historia de aquella España que pasó y no ha sido nada, esa que hoy tiene la cabeza cana.

Porque aquello que fue sigue siendo y así será mientras recordemos a los que:

…como valientes lucharon/ y como héroes murieron…  A los que no quisieron servir a otra bandera,/ no quisieron andar otro camino, no supieron morir de otra manera».

 

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R)

 

Diarios Oficiales con la concesión de la Laureada de San Fernando al Brigada Caballero Legionario Francisco Fadrique Castromonte y al Caballero Legionario Juan Maderal Oleaga:

http://www.bibliotecavirtualdefensa.es/BVMDefensa/i18n/catalogo_imagenes/imagen.cmd?path=21198&posicion=1

 

http://www.bibliotecavirtualdefensa.es/BVMDefensa/i18n/catalogo_imagenes/imagen.cmd?path=20399&posicion=1

Artículo publicado en enero de 2014

https://generaldavila.wordpress.com/2014/01/10/dos-vascos-legionarios/

8 pensamientos en “EDCHERA. EL SILENCIO DEL HÉROE (General De División Rafael Dávila Álvarez)

  1. Mi padre luchó en la guerra civil en el tercio de regulares de Sidi Ifni, el de la mano negra de Fátima. Y mi padre fue una excelente persona. Sus artículos me gustan mucho.

    Me gusta

  2. Yo, como siempre, acabo de llegar de allí… de la BRILET en Viator; he ido con mis compañeros de la Hermandad de La Legión de Murcia y coincidí con veteranos de toda España, y ratifico todo lo que mi querido, admirado y respetado General Dávila ha manifestado en este su extraordinario artículo; todo ha sido emocionante, admirable, único,… el público, como siempre, respondiendo y participando a lo emotivo de los actos, los veteranos viviendo intensamente las emociones, participando en el desfile y dando ejemplo de amor, dedicación y ejemplo a los más jóvenes en activo… pasando el testigo de lo que representa el Credo Legionario. Y nuestro Cristo de la Buena Muerte presidiéndolo todo. Soy testigo de la emoción del momento, de las lágrimas derramadas, de la entrega a España y a La Legión.
    Como no podía ser de otra manera, confraternicé con mis compañeros Caballeros Legionarios Guerrilleros Boinas Verdes del GOE XIX “Caballero Legionario Maderal Oleaga”, herederos de la gloriosa BOEL, que vinieron desde el MOE en Rabasa (Alicante), y mi satisfacción fue observar, una vez más, su sentimiento Legionario.
    En definitiva, ha sido un día feliz…
    Desde la emoción, un abrazo legionario.
    Pedro Motas
    Caballero Legionario Paracaidista y Guerrllero Boina Verde ESPAÑOL

    Le gusta a 1 persona

  3. Buenas noches, General Dávila. Proteger la retirada de los compañeros, poniendo el muro de la propia vida… está al mismo nivel que la famosa carga del Alcántara, que da lo mismo pocos que muchos. En su artículo habla de pedestales y quisiera emplear ese término para hacer la reflexión de que sobre esos pedestales, grandes o pequeños, los de esos legionarios, y los de muchos otros (reconocidos o no, ostentados u ocultados), se ha erigido esta Nación llamada España, elevada a hombros de esos gigantes, y que sólo no pueden ver los enanos, a los que únicamente les gusta mirar a su nivel. Quiero creer que siempre habrá quien señale hacia donde quedaron cada uno de ellos, en donde España puede sentirse orgullosa y para rabia de sus enemigos, cuyo odio procede de su insoportable vergüenza, tal cual el mal no soporta al bien, al recordarle su vil naturaleza. Cierto, la imagen recuerda a “el grito”, el grito del que nos llama a todos invocando un “Viva España”, ante el que la desesperación no tiene cabida, que es cosa de pusilánimes, y no de españoles.
    Muchas gracias por su artículo y reciba un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  4. ALAS ORDENES DE BUECENCIA MIGENERAL LOS PEINAMOS CANASASTA QUE NUESTRA FIEL COMPAÑERA OSAGA CUMPLIR ESE CONTTRATO QUE FIRMAMOS AL ENTTAR EN LA LEGION TENEMOS EL SAGRADO DE BER DE SEGIR DIBLUGADO NUESTRA GRANDEZA DE HISTORIA MILITAR Y DESMONTAR TODAS LAS MENTIRAS DE LOS ANTI PATRIOTAS Y DESPERTAR EL LETARGO DE MUCHOS MILITARES QUE LOS VETERANO ECHAMOS DE MENOS
    JUAN PASTOR TRIJUEQUE CL ALISTADO EN MADRID BANDERIN C PICOS DE EUROPA N 8 OCTUBRE DEL 57 DESTINADO A TAHUIMA 1 TERCIO CIA DE MAQUINAS SIEMPRE ASUS ORDENES DE BUECEENCIA

    Me gusta

  5. ..estoy de centinela en “Belen”… era una noche bastante oscura y fría… aparece “disciplina”, el perro, y me pone en alerta… seguido vienen el Tte. Gomez Vizcaino y los cabos(hermanos entre sí) Cánovas, de Balsicas ellos. El Tte. era portador de un termo con café calentito. ¡Que buen gesto!… cuatro murcianos charlando una madrugada fría, y sin intuir que uno, en pocos días, le perdiéramos. Y tú, Jáuregui… ¿por qué de ese afán?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s