ALGO SOBRE LA NEUTRALIDAD POLÍTICA (General de División Juan Chicharro Ortega)

generales red-DEFINITIVO

El próximo día 26 de este mes de enero los que componemos este BLOG haremos una presentación de cuáles son las razones que nos impulsan a escribir, cuáles son nuestros objetivos y cuáles son nuestras ambiciones; algo que tal vez fuera innecesario toda vez que en el propio BLOG ya vienen explicitados, pero que no obstante consideramos oportuno el hacerlo ante la grave situación que actualmente vive nuestra Patria. Son más de uno y  más de dos los que se dirigen a nosotros anunciándonos su asistencia pero me llama la atención la de aquellos que estando aún en servicio activo nos comunican que les encantaría asistir pero que como consecuencia de esa situación consideran que no es factible su presencia. Por supuesto que la libertad de cada uno es sagrada y nada más lejos de mi intención el reprochar a nadie nada pero creo oportuno escribir estas líneas que sólo pretenden ser aclaratorias.

A ver, nos encontramos hoy ante tal desafío por parte de los dirigentes de la Comunidad Autonóma de Cataluña contra la propia unidad de España que considero que nadie puede ya permanecer al margen de esta situación. Y por supuesto los militares, ciudadanos de uniforme, tampoco.

por-espanaEs hora ya de que  la sociedad civil reaccione y que consecuentemente, intelectuales, historiadores, empresarios,  políticos y también militares nos esforcemos en dar toda clase de argumentos contrarios a la sinrazón de los propiciadores de la secesión de esta  secular región española del tronco común patrio.

La cesión de competencias en materia de educación y la falta de respuesta a las provocaciones mediáticas  independentistas nos han llevado a un callejón casi sin salida; recalco lo de casi, pues es obvio que el fin perseguido por los que quieren destrozar España no será alcanzado nunca. El pueblo español no lo va a permitir.

Sí, es hora de aunar esfuerzos y aplicar el sentido común y llegado el caso simplemente aplicar la Ley: la Constitución española.

Destaca en estos momentos la prudencia – sabia – de la Institución Militar, como no podía ser de otra manera, pero sería necio el pensar que esto pudiera significar indiferencia ante el descomunal desafío ante el que nos encontramos.

Las FAS forman parte de la Administración del Estado y por supuesto – lo deja muy claro la Constitución – están a lo que disponga el Gobierno, algo que en el caso que nos ocupa no se ha de producir pues de ser así nos encontraríamos ante una clara situación de emergencia nacional y desde luego esperemos que no sea así ni creo que sea el caso.centinela-gallego

Otra cosa es la expresión de la línea de pensamiento del militar como individuo, que no como colectividad, algo que en esa tarea en la que nos encontramos, de remar todos juntos contra la locura a la que nos empujan algunos, no estaría de más conocer y que fuera conocida.

Sucede sin embargo que es algo difícil de encontrar debido seguramente a la falsa idea que reina en el ambiente sobre la carencia o límites de la libertad de expresión del militar.

No será esta la primera vez en la que me he visto obligado a exponer y aclarar para conocimiento general que el militar por su condición de tal debe limitar sus opiniones cuando estas afecten a temas relacionados con la reserva debida a la seguridad, y desde luego a la neutralidad política, tema que da título a estas líneas.

Sin duda este es el “quid” de la cuestión: la neutralidad política. Un concepto a menudo malinterpretado, a veces de forma incluso torticera, lo que explica en parte la escasa o casi nula manifestación de la opinión de militares sobre la agresión soberanista en curso por temor a ser advertidos.

El caso en sí es cuando menos preocupante toda vez que no se puede en ningún caso mantener indiferencia ante las agresiones directas a la esencia de la propia Constitución.

161659_mundoimg_bandera-espanagde_jpgLa salvaguarda de la unidad nacional no es un interés partidista y si defender esta supusiera romper la neutralidad política a la que se debe el militar habríamos caído en un delirio de salud mental.

Opinar y defender lo que uno ha jurado guardar, tal cual es el caso de la Constitución, es defender la unidad de España, unidad que es la que da sentido al orden constitucional y a la Monarquía misma.

No parece, por lo tanto, que la opinión defensora del orden establecido suponga romper la neutralidad política para nada aunque a algunos sí que se lo parezca.

Y termino esta breve, pero creo que clara disertación, animando a todo aquel que esté interesado en oírnos a que acuda a la misma y que sea consciente de que es hora de unirse todos en la defensa de España. TODOS.generales red-DEFINITIVO

General de División (R.) de Infantería de Marina Juan Chicharro Ortega

9 pensamientos en “ALGO SOBRE LA NEUTRALIDAD POLÍTICA (General de División Juan Chicharro Ortega)

  1. Neutralidad política del militar: la constitución sólo exige imparcialidad

    Según el Diccionario de la Lengua Española:
    • Neutral: Que no participa de ninguna de las opciones en conflicto.
    • Neutro: Indiferente en política o que se abstiene de intervenir en ella.
    • Imparcial: Que juzga o procede con imparcialidad.
    • Imparcialidad: Falta de designio anticipado o de prevención en favor o en contra de alguien o algo, que permite juzgar o proceder con rectitud.

    A mi humilde entender, los militares no forman parte de ningún poder independiente del Estado. Por ello, los militares, como los demás empleados del Estado, serán imparciales en el ejercicio de sus funciones.
    En suma, la Constitución no cita para nada la neutralidad política de los funcionarios, ni de los militares, tan sólo la imparcialidad en el ejercicio de sus funciones.
    Es evidente que son los políticos del legislativo y del ejecutivo los que deben satisfacer los intereses sociales, económicos y profesionales de los militares, por lo que es imprescindible la crítica hacia los políticos del Gobierno cambiante, así como hacia la clase política del legislativo, en esos aspectos.
    Está claro que la clase política trata de politizar, de controlar y de silenciar a los militares, incluso con procedimientos inconstitucionales y antidemocráticos.
    En definitiva: no se debe confundir la disciplina militar y la obediencia debida, con la sumisión.

    Creo que los Principios del militar son:
    • Amor a España: El amor a España hay que entenderlo como el servicio a una comunidad nacional fuertemente comprometida a escala internacional. Creyendo en una España unida, íntegra e independiente.
    • Lealtad a las Fuerzas Armadas españolas: La lealtad a las Fuerzas Armadas españolas, columna vertebral de la Patria, está basada en el compromiso de servicio que se adquirió en su momento y que sigue vivo.
    • Respeto a la Profesión y a la dedicación a la Vida Militar: El respeto a la profesión impele a ocuparse de ella, de los deberes, derechos e intereses.
    • Cumplimiento de la legalidad vigente: El cumplimiento de la legalidad vigente lleva al escrupuloso respeto a la misma y, a la vez, a constatar que, cuando se trata de los militares, se transgrede la Constitución en la legislación, de forma clara o solapada. Lo que, atendiendo a los principios, resulta inconsecuente e inaceptable.

    Por lo tanto, que ese mismo ciudadano (militar) tiene el derecho a la participación política (“Los poderes públicos han de facilitar la participación de todos en la vida política”) resulta también una obviedad, ya que, como ciudadano, tiene ese derecho reconocido. Es un derecho que le permite la defensa y promoción de los intereses personales, de los de su familia y de los de su entorno social. A nadie se le escapa que un ciudadano militar ejerce su derecho al voto, habla, debate y discute con familia y amigos, sobre cuestiones políticas y que, por supuesto, las decisiones políticas le afectan y por tanto no es un sujeto impasible ante las mismas, por necesidad, por dignidad, por deber ciudadano y porque es persona y ciudadano antes que militar. Todos sabemos que, a los ciudadanos, fuera de su ejercicio profesional no se les limita o prohíbe el ejercicio de los derechos fundamentales reconocidos constitucionalmente.
    Como conclusión, debe decirse que los militares son tan ciudadanos como el resto de las personas de la sociedad en que viven y trabajan, y que como tales son titulares de todos los derechos fundamentales que la Constitución recoge.

    Y , en base a lo anterior, pregunto: ¿dónde está el problema para que un militar, en su tiempo libre y de civil, pueda asistir a la presentación del presente Blog y debatir con propuestas de mejora?

    Y, como siempre, un abrazo al General Chicharro y a mis queridos Generales Alamán, Dávila y Coloma.
    Pedro Motas

    Me gusta

  2. Bien, por fin empezamos a llamar a las cosas por su nombre y tal como las vemos.

    No se molesten Uds. Mis generales, ( no merecen la pena ), porque algún “hijo de progre” habrá que ponga el grito en el cielo, e incluso les tilden de fachas, por esta presentación que van a hacer Uds. de este Blog.

    Lamento dada la distancia, no poder asistir a este evento, pero quiero hacerles saber, que estaré con todos Uds., en espíritu, conciencia y alma, siempre en la defensa y Unidad de España.

    Un abrazo y ¡VIVA ESPAÑA !

    Me gusta

  3. Hay un problema
    Si un militar en activo habla de la unidad indisoluble de la patria es tachado de inmediato de golpìsta, fascista y alguna cosa más fuerte y eliminado ipso facto del escalafón, si abre la boca muere profesionalmente hablando.
    Si es de izquierdas y zanganea sera reclutado de inmediato por las fuerzas llamadas progresistas y su carrera sera impulsada de forma rapida y activa, es decir si te portas como Julio el rojo llegas a Jemad, si lo haces defiendes España, sus símbolos y su unidad no pasas de Coronel.
    Los militares que con sumo gusto asistirian a la presentació saben que en dicha presentación los servicios de información estaran fichando a todos y cada uno de los asistentes y el que más y el que menos desea tener una larga y exitosa carrera, cosa que se vería amenazada si asisten.
    Es asi de sencillo y tanto Vd como yo lo sabemos, una cosa es hablar en el bar de la unidad o en el cuarto de banderas y otra”echarse palante” y hacer pública tu postura.
    Es una pena pero es lo que hay
    Saludos

    Me gusta

  4. Mi general:
    No cabe duda de que hoy, más que nunca, se hace necesario contar con voces que, limpias de tonalidad ideológica, sirvan de referencia.
    Le incluyo mi carta para usted publicada en el Diario RC en el día de hoy junto con mi adhesión en la esencia. A la Patria hay que defenderla cuando se halla en peligro, y no con algaradas cotidianas que empañan el hermoso y noble sentido patriótico auténtico. Estamos en ese momento.
    Me atrevo a rogarle que mañana cuando estemos en Madrid, tenga en cuenta que ciertamente España es anterior no solo a 1978, sino a 1939, 1931, 1812…

    Al general de división de Infantería de Marina D. Juan Chicharro Ortega.
    http://www.diariorc.com/2016/01/25/neutralidad-politica-y-la-unidad-de-la-nacion-espanola/

    Un respetuoso abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s