SOLO NOS QUEDAN DOCE CARGAS DE CAÑÓN. CONTADLAS… (General de División Rafael Dávila Álvarez)

Dedico este artículo a mis compañeros de blog:

Teniente General Emilio Pérez Alamán

General de División de Infantería de Marina Juan Chicharro Ortega

General De Brigada Adolfo Coloma Contreras

y a todos los colaboradores del mismo. Ellos entienden y sienten lo que en él se expresa. Estamos en la misma posición.

Desde el espíritu de los héroes del Igueriben un 28 de mayo de 2016

 

cache_2445885622Hay veces que cuesta un esfuerzo sobrehumano mantenerse en la corrección del lenguaje y no soltar la furia verbal que expresa el interior sentimiento. Hoy me veo en esa obligación de la mesura, pero sin disminuir un ápice la firmeza.

Hace noventa y cinco años, camino ya del centenario, empezaba una historia de España  que ha sido contada de tantas formas y maneras que permanece entre lo confuso y difuso, o lo que es peor, en un indecente olvido.

igueriben_campamentoHace ahora noventa y cinco años en una posición enclavada en el corazón del Rif quedaban abandonados unos soldados españoles. Morían de hambre y sed y fueron rematados por las balas rifeñas: El Igueriben.

Aquella inútil posición estaba anclada en un perdido lugar por donde ni los pájaros volaban. Fue el comienzo de una historia cuyas consecuencias llegan hasta nuestros días. Una historia que empezaba con un abandono y que, como todas las cobardías, marcaría una etapa de decadencia y hastío. Nadie sabe donde está ni que pasó en el Igueriben, pero tampoco nadie sabe, por lo que presenciamos a diario, donde está España ni lo que ha pasado en esto últimos cien años.

El comandante Benítez defendía la posición. Julio Benítez y Benítez ya había dado muestras de su heroísmo y saber hacer cuando un mes antes defendía la posición de Sidi Dris y fue atacado por las harkas rifeñas.

En el Igueriben él y sus hombres dejaron claro donde están los héroes y donde los cobardes que abandonan a sus hombres y con ello a su nación.

No hay tiempo ni soporte para dejar plasmado lo que ocurrió en el Igueriben. Allí se condesa la historia completa de un pueblo que no quiere saber nada del pasado y permanece a la espera de que sea otro el que le arregle el futuro. Mezcla de  héroes y villanos. Se repiten entonces y ahora.

En el Igueriben hay que combatir simplemente para poder beber. La clave se llama Loma de los Árboles. Los rifeños conocen el valor del terreno. Desde pequeños han interpretado los mensajes del lugar en el que viven y sufren. Se apoderan de la llave y cierran la puerta del Igueriben. La posición queda sola y solo depende de Annual. Abandonados, rodeados y sin agua. Un convoy detrás de otro. Todos fracasan. El fuego de los harqueños tenaz, preciso y mortal. A las bajas físicas se suman la de los jefes, oficiales, suboficiales y tropa que pierden la moral. Es la peor de las epidemias y ataca desesperadamente. No existe vacuna para tan mortal enfermedad.capitan-benitez-300x400

El 21 de julio de 1921 el Igueriben está rodeado. Es el momento de empezar la historia. No es cierto que nada pudiera hacerse. No saber o  no haber sabido, no querer, nada tiene que ver que con lo que se podía haber hecho. La historia empezó en el Igueriben, pero nadie sabe ni dónde está esa posición ni lo que allí ocurrió.

‹‹Resistid unas horas más, lo exige el buen nombre de España››

‹‹Mañana os juramos que seréis salvados, o todos quedaremos en el campo del honor››.

El comandante Benítez es un soldado: ‹‹Parece mentira que dejéis morir a vuestros hermanos, a un puñado de españoles que han sabido sacrificarse delante de vosotros››.

Le autorizan a parlamentar con el enemigo y la contestación avergüenza a los cobardes: ‹‹Los oficiales del Igueriben mueren, pero no se rinden››.

Es el final del heroísmo que quedará ya para siempre como pieza de museo. Ni en las Academias Militares se enseña este tipo de ingeniería del alma.

‹‹Solo quedan doce cargas de cañón que empezaremos a disparar para rechazar el asalto. Contadlas y al duodécimo disparo, fuego sobre nosotros, pues moros y españoles estaremos envueltos en la posición››.

Invertir en cosas del alma no es rentable. Los héroes suelen quedar en familia y poco más. ¿Interesa España? ¿Morir por España?

img-20150702-wa0002Miré los muros de la patria mía, si un tiempo fuertes ya desmoronados, de la carrera de la edad cansados, por quien caduca ya su valentía…

He mirado a uno y otro lado. He buscado y en la búsqueda con casi todos he hablado. Buscaba pregonar las razones que tienen los héroes cotidianos para servir hasta morir; a pesar de todo. Pero ya no hay poetas que canten el sentimiento de España, una patria, un amor, un dolor y la principal razón. Si cantas a España quedas marginado. Nos pasa a los locos poetas de la milicia, que cada día buscamos nuestro hueco en formación para escribir la marcialidad, el honor, el deber y el amor que nos llevó y llevará hasta el final. Todavía quedan soldados en una olvidada posición. Soldados que mueren pero no se rinden. Soldados que no engañarán jamás al uniforme que vistieron, ni se detendrán ante el fuego tenaz y preciso de los que intentan desmoralizar con cantos de antimilitarismos, de traición a los ideales más nobles. El que dio órdenes que suponen entregar la vida al cumplirlas no puede luego renegar de lo que mandó. Es reo de traición.

Con España no se juega. Cuando lo dice un soldado todos sospechan o miran para otro lado. Pero ya no somos solo los soldados los que un día y otro avisamos. Ya es asunto diario, normal y cotidiano leer: ‹‹Pobre España, que no tiene quien la defienda››. ‹‹¡Pobre España!›› ‹‹Ser patriota ya no está de moda; ojalá no se vuelva contra nosotros››.

Cualquier Gobierno que se precie, es decir que cumpla con su deber, sabe que por encima de todo, repito, por encima de todo, están las Instituciones, sus símbolos y su Constitución. Si eso no se cumple, o se cumple a medias, según interese a la negociación política, estamos en los comienzos del totalitarismo y es el momento de gritar ¡Pobre España!, que no tiene quien la defienda. ¿Será este el momento?02.- MG_1453 RET

La dejación de funciones, olvidar el sentido del deber, incumplir con el deber que la sociedad demanda, lleva al repliegue a la vida privada, a no querer saber nada o a la crítica lejana e inservible.

Lejos de los espejismos que desde los periscopios de los submarinos emergentes se divisan hay una realidad llamada España. Si no somos los españoles los que cumplimos nuestra misión, cada uno la suya, unas más comprometidas que otras, pero todas igual de transcendentes, tendremos que volver al Igueriben. Allí y aquí todavía quedará un comandante Benítez que junto a sus hombres telegrafíe antes de dar la vida por su patria, España: ‹‹Solo quedan doce cargas de cañón que empezaremos a disparar para rechazar el asalto. Contadlas y al duodécimo disparo, fuego sobre nosotros, pues moros y españoles estaremos envueltos en la posición››.

Hace noventa y cinco años. Parece que fue ayer. Un indecente olvido.

Tendrá que ser un poeta. Solo nos puede salvar la creación artística.

La poesía.

Entonces lo vi allí, al héroe, indiferente,

Con su uniforme de guardarropía,

anacrónico. El pecho cubierto de medallas y de nobles

cintajos,

maravillas de seda y cobre.

Vi al héroe, descansando sobre el banco de piedra.

y yo, que oía

todos los sones, solo oí el silencio, su silencio,

el silencio del héroe,

sordo al mar, a la música, a sus recuerdos y proyecto

Con la música crean un inmenso silencio.

igueriben_campamento‹‹¡Pobre España!›› ‹‹Ser patriota ya no está de moda; ojalá no se vuelva contra nosotros››, decía el director de un conocido diario nacional. En estos momentos el astrolabio evidencia una posición desconocida, al menos dudosa, de los astros que rigen nuestro futuro. Hay evidentes pruebas de que el simple aleteo de alas de una mariposa puede desencadenar huracanes devastadores a miles de kilómetros de distancia.

Como esos hechos aislados, perdidos en la historia de los pueblos, que agitan las conciencias para siempre.

Estamos rodeados. El fuego es tenaz, preciso y mortal. Alguno pierde la moral. Pero los del Igueriben mueren pero no se rinden.

‹‹Al duodécimo disparo, fuego sobre nosotros››. Empiecen a contar…

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

19 pensamientos en “SOLO NOS QUEDAN DOCE CARGAS DE CAÑÓN. CONTADLAS… (General de División Rafael Dávila Álvarez)

  1. Con el debido respeto y la admiración sobre este comentario y otros por el estilo. Sé que estos versos no son suficientes para lo que pasó en el protectorado de España en Marruecos. Yo no tengo la capacidad que hace falta para llegar en la forma que merecen los que dieron su vida en la entrega del deber en aquellos momentos que no sólo no fueron reconocidos como héroes, porque lo peor fue que luego fueron pagados con el desprecio que suelen dar los cobardes y traidores a esta Nación llamada España. Mas, eso sigue pasando en estos mismos momentos y parece ser que no se va a hacer nada para terminar de una vez con ciertos mamarrachos y mamarrachas de la política destructiva para el conjunto de la Nación

    A las huellas de aquel ayer sepultado
    ——————————————————————————————-

    Ante las ruinas latentes,
    En los vestigios que asoman
    De un ayer que hace presente
    En aquellos que lo sienten
    Y al contemplar se desolan.

    En esta triste visión
    Que aparecen semejanzas
    De aquellos hitos de honor,
    En el Marruecos español
    Requiebran las remembranzas.

    De sombras que tornasolan
    En los ecos que retumban
    De aquellas penas y glorias
    Que persisten a la historia
    Como almas de ultratumba.

    Reclamando la comprensión
    Que España les ha negado,
    Y. En esta contradicción
    Se le rompe el corazón
    Al que siente lo imaginado.

    Donde gritan los silencios
    Que ha sepultado el olvido
    Y empapados de desprecio
    Puede verse el sacrilegio
    Que entristece los sentidos.

    Del que aprecia lo expresado
    Por el paisaje inclemente
    Que se valla en el escarpado
    De los paisajes hallados
    Sobre las tierras agrestes.

    Estoy vivo, y puedo ver
    Las ruinas de aquel pasado
    Que requebrando el ayer,
    Hacen frente a este desdén
    Que la sociedad le ha dado.

    Por eso ruge mi pecho
    Clamando las dignidades
    Que el deshonor ha deshecho,
    Los que tienen todo hecho
    Y. No quieren las verdades.

    Los que su pecho lo exhiben
    Con medallas que rebosan,
    Y en la indignidad se inscriben
    Sabiendo que así reciben
    Los privilegios que gozan.

    Los mismos que son alzados
    Al honor que no merecen
    Ponderando lo tergiversado,
    Y. Todo lo ambicionado
    De los que en ello se crecen.

    El Ejército fue un menester
    Que sepultan con olvidos
    En el hoy de aquel después
    Que el Patriotismo se ve
    Anacrónico y negativo.

    Yo soy soldado de España,
    De esta Nación tan sufrida
    Que ponderan las artimañas
    Con la más cobarde saña
    Que la tienen dividida.

    Estos versos son inspirados por lo leído, visto y oído con el corazón, es una imaginación que luego de haberla repasado de una forma intensa y apasionada; en ella me reconozco como fiel a la verdad, dentro de algunas pequeñas variaciones que pudieran ser objeto a tener en cuenta para darle más realidad.

    Legionario Rogaciano Goana Nelson=Ramón Lencero Nieto

    22- 4-16 De Ceuta a Tetuán y alrrededores, acuartelamientos y posiciones españolas en Marruecos

    Me gusta

  2. Ayer tuvimos la ocasión De oír su verbo encendido por el Amor a la Legión y sobre todo a nuestra querida y casi Adorada ESPAÑA.
    VERDADES COMO TEMPLOS.Anécdotas mil de una vida consagrada a las Armas a su Infantería,y a todos los Soldados que lucen su uniforme con honor y amor a su Patria.
    Mi General,toda la vida estaré orgulloso del abrazo que me dio mi General que avala su trayectoria con Honor,valentía y cariño a sus soldados,de La Legión que mandó con acierto y entrañable cariño.
    Felicidades.y un fuerte VIVA ESPAÑA
    Motril.

    Me gusta

  3. Corrupción, traición, cobardía, sumisión, humillación, intereses creados, desidia, apatía, hastío.

    España como nación se mantiene dentro de un bucle sin fin, del que hasta ahora, nadie nos ha sabido sacar, puesto que aunque muchos lo han intentado, nuestra Sociedad, vuelve una y otra vez, quizás por cosas del destino, quizás por intereses de algunos, a caer de nuevo en el mismo bucle, repitiendo una y otra vez los mismos errores, que cometieron, nuestros antepasados.

    Desde esta atalaya, yo también pido ¡ fuego sobre mi !, jamás me rendiré, ni rendiré el futuro de mis hijos, a nada ni a nadie.

    Gracias por su articulo Mi General,

    Me gusta

  4. ¿Cuántas cargas de csñonnos quedan, mi general, para vernos obligados a disparar de nuevo sobre España?
    Ay pobre España, que parece quedarse sin patriotas mientras otros chillan por destruirla. Personalmente veo que estamos vendidos ante dos tipos de políticos, lis que nos quieren destruir para construir su dictadura y los que nos usan en subastas al mejor postor. ¿Queda alguien ahí?

    Le gusta a 1 persona

  5. Hace unos años, concretamente el 19 de Julio del 2008, una serie de amigos “revivimos” en la posición de Igueriben,encima de la huella del cerco donde estuvo enclavada la tienda cónica del Comandante Benitez, los hechos que sucedieron. Brindamos con vino por aquellos héroes y derramamos en su honor en ese sagrado terreno, el liquido de una botella de un buen vino. La tierra reseca lo absorbió rápidamente, como hizo con la sangre, el heroísmo y la entrega de tantos españoles que dieron su vida en aquel territorio. ¡¡¡Descansen en paz!!!.
    Y siempre viene a mi memoria lo que en su día se escribió en 1565 sobre la conducta de los españoles y el olvido de los que dieron su vida por los demas:

    HISTORIA DEL ABENCERRAJE Y DE LA BELLA JARIFA (Antonio de Villegas, 1.565)
    …sino que nuestra España tiene en tan poco el esfuerzo (por serle tan natural y ordinario), que le parece que cuanto se puede hacer es poco; no como aquellos romanos y griegos, que al hombre que se aventuraba a morir una vez en toda su vida, le hacían en sus escritos inmortal y lo trasladaban a las estrellas.

    Me gusta

  6. Mi querido General, al dedicar este magnífico artículo a sus compañeros y colaboradores del Blog, no solo entendemos y sentimos lo que en él se expresa, estando en la misma posición, sino que nos unimos a ese espíritu de los héroes del Igueriben.
    Igueriben, por lo que se cuenta, fue el infierno del Ejército español en el Rif, pero el viaje a la Gloria. Nadie diría que en ese lugar se consumó una de las mayores tragedias del Ejército Español en el siglo XX.
    En cualquier caso ya no puede hacerse nada al respecto. Tan sólo la historia y el recuerdo, perdido en la memoria, pero recordado aquí por mi querido General Dávila, parecen haber hecho las paces con ese lugar. Un infierno que pudo haberse evitado, por lo que se ve, y que fue testigo de una de las acciones heroicas más comentadas a lo largo de los años.
    “No hay nada que hacer ya, excepto luchar y morir, por España y el Ejército. La gloria y en infierno se dan la mano por primera vez después del desastre”.
    “Muere la tarde; la luz crepuscular adquiere un tono de un rojo intenso que transmite a las vecinas montañas, como si la naturaleza presagiara el triste fin que la fatalidad nos tenía reservado”.
    Sobre Igueriben han corrido ríos de tinta, y es uno de los episodios más distinguidos y célebres del desastre. Por lo que se cuenta, en aquel montículo abrupto y rocoso, se vivieron momentos que nunca han dejado de estremecer. Allí la vida se convirtió en una quimera, ¿hasta qué punto debían aquellos hombres ser capaces de resistir para poder volver con sus familias?. Desde luego no fue el único lugar donde se traspasaron los límites de lo humanamente soportable. Consta que se produjeron diferentes resistencias a ultranza, que en otras posiciones se sufrió hasta el final, y se pagó con la vida tras la agonía física y psicológica que tuvieron que soportar sus defensores. Pero Igueriben, ha quedado para la historia como el comienzo del fin, el principio del Apocalipsis que engulló al ejército. En Igueriben, solo quedaba vivir o morir, pero para ello, antes, había además que sufrir.
    Un fuerte abrazo.
    Pedro Motas

    Le gusta a 1 persona

  7. MI GENERAL,

    Alivian mucho las estrofas y palabras tan acertadamente escritas por Usted: “ Solo quedan doce cargas de cañón, … Contadlas y al duodécimo disparo, fuego sobre nosotros, …”

    A las siete y cinco de la tarde del día 29 de mayo de 1991, la cobarde marca marxista ETA lanzó un coche-bomba contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Vic, localidad de la provincia española de Barcelona. Ciudad que entonces fue subsede de los primeros Juegos Olímpicos celebrados en la historia de España.

    Siempre de rodillas ante Dios y de frente ante los hombres. Por ello, quisiera traer a nuestra frágil memoria a aquellos niños que, cobardemente por la espalda, fueron asesinados en ese día: FRANCISCO CIPRIANO DÍAZ SÁNCHEZ, MARÍA PILAR QUESADA ARAQUE, ANA CRISTINA PORRAS LÓPEZ, ROSA MARÍA ROSA MUÑOZ, y VANESSA RUIZ LARA. Y entre los heridos muy graves que consiguieron sobrevivir, el entonces niño de 2 años: RAFAEL REINOSO SÁNCHEZ.

    Los habitantes, hermanos, de la ciudad española de Vic acudieron a donar sangre masivamente. El obispo de Vic ofreció en esa fecha las instalaciones del Seminario Diocesano para acoger a los guardias civiles y a sus familiares.

    Pero, en lo que ya queda de la España de hoy, 25 años después, justo en el mismo día y la hora, esa actitud y entrega entre hermanos de una Patria sería del todo heroica e inimaginable.
    Nos hemos resignado, alegremente, a tener que renegar de ser hijos de una madre y su legado.

    Y eso tiene un nombre.

    “ LO DEMANDÓ EL HONOR Y DESOBEDECIMOS ”. . .

    A LA ORDEN DE VUECENCIA,

    Fdo. Francisco de Javier

    P.D.: Siempre con nuestros hermanos caídos:
    http://www.ivoox.com/38-siempre-victimas-audios-mp3_rf_11271015_1.html?utm_source=email_user&utm_medium=email&utm_campaign=new_user

    Me gusta

  8. Como siempre, los de fuera valoran lo que ” somos” y como “somos”… el otro día me enteré de que el libro publicado por el defensor de Baler (“los últimos de Filipinas”) en 1904, fue “lectura recomendada” en las Academias militares USA hasta los años 50. Jamás en la Academia me lo refirieron. Es más, ¿estudié historia militar española?.

    Le gusta a 1 persona

  9. DISCULPAS
    En el último verso del primer comentario cometí un error, y por ello pido me disculpen, ya que puse ponderar en lugar de rajar.

    Legionario soy de España,
    De esta Nación tan sufrida
    Que rajan las artimañas
    Con esa cobarde saña
    Que la tienen dividida.

    Atentamente

    Me gusta

  10. No solo los colaboradores entienden esto, yo lo entiendo por desgracia demasiado bien, es una pena lo que ocurre en nuestra Patria, al igual que fué una pena lo ocurrido en la historia contada en la que ocurrió totalmente lo contrario que hoy se vive, mil gracias por este escrito tan sutil y picaresco mi General, siempre a sus ordenes.
    C.l Francisco José Cortés Babiano.

    Me gusta

  11. Oh my goodness! Amazing article dude! Thank you so much, However I am experiencing difficulties
    with your RSS. I don’t understand the reason why I cannot subscribe to
    it. Is there anyone else getting similar RSS problems?
    Anyone that knows the solution will you kindly respond?
    Thanks!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s