VIENTOS DE ESPERANZA General de División (R.) Juan Chicharro Ortega

bandera-de-espanaEscribía el Gral. Dávila el otro día que “ha soplado una benefactora brisa”. Lo hacía tomando como referencia los distintos aniversarios que nuestros ejércitos conmemoran este año y no puedo estar más de acuerdo con él. Y yo añadiría que esa benefactora brisa se siente no sólo en momentos especiales sino en cualquiera de los momentos en que uno tiene la posibilidad de tener contacto con nuestros soldados, marinos y aviadores. Sí, el contacto directo con los  hombres y mujeres  que conforman nuestras Fuerzas Armadas levanta vientos de esperanza en tiempos azarosos para nuestra Patria.

Una España en la que las diferentes sentencias judiciales que hemos leído en estos días, y las que aún hemos de leer, nos hacen pensar que nos encontramos rodeados de ladrones, y de todo tipo de gente, sin escrúpulos y sin moral.

Una España donde los intereses particulares y partidistas de tantos campan por doquier y han convertido a lo que fuera la primera nación de Europa y forjadora de un imperio en un sainete continuo.

trafalgarUna España a la que han convertido en un reino de taifas donde abundan los muy mediocres jefecillos tribales, cada uno a su libre albedrio aldeano, entre los que cabe destacar a los mafiosos corruptos independentistas catalanes del 3% que encima se permiten la bravuconada de amenazarnos a todos.  

Una España donde movimientos de carácter marxista aspiran al asalto al poder y destruir lo que tanto costó conseguir y sustituirlo por una dictadura – la suya – al más puro estilo bolivariano.

Pues bien en este patio desestructurado hay una Institución – la militar – que cual “petibonum” – esa aldea gala que aislada resistía al imperio romano en los cuentos de Astérix – mantiene viva la llama del amor a la Patria, el culto al honor, el espíritu de sacrificio y el sentido cristiano del cumplimiento del deber.

“Arriba el mandato de España y de Dios”. Así terminan los versos de Pemán que conforman el himno de la Escuela Naval Militar y que con orgullo cantan nuestros marinos siquiera con más ahínco en este 2017 conmemorando el 300 aniversario de la creación de la Real Compañía de Guardiasmarinas.

“Por quererte temida y honrada contentos tus hijos irán a la muerte” nos gritan los infantes herederos de la infantería imperial, la que dominó Europa durante dos siglos y conquistó un nuevo mundo.martin-alvarez

Sí, los que escribimos en este BLOG peinamos más canas de las que nos gustaría pero somos veteranos de mar y guerra. Son muchos años ejerciendo el mando de tropas lejos de los despachos, y siempre en la línea, lo que nos da la virtud de saber con sólo una mirada la valía de un ejército y de sus soldados y es por eso que cuando les vemos y oímos recitar, y cantar, las estrofas citadas sabemos de su bonhomía y verdad. Son los herederos del Gran Capitán, de Hernán Cortés, de Pizarro, de Blas de Lezo, de Franco, de Millán Astray, de Garcia Morato etc., de los soldados de los viejos Tercios, de los marinos e infantes de marina de la Real Armada y de los pilotos de la cruz de San Andrés.

Y así se comportan en paz y en guerra. Les hemos visto, y les vemos, en Bosnia, en el Líbano, en Afganistán, en las aguas del Océano Indico o en los cielos de los países bálticos. Cumplen con su historia y con su deber de españoles. Son nuestro orgullo y el orgullo  de soldados-division-azulEspaña. Esta es la razón por la que los enemigos, sí, enemigos, de todo lo que ellos significan, pretenden día a día, ya directamente sin tapujos, ningunearlos como estamos viendo en Cataluña intentando evitar su presencia en ferias dedicadas a la juventud o evitando su presencia en ciudades como Barcelona una y otra vez. Rabian cuando ven que es un imposible pues el pueblo español por más que les pese está con nuestros soldados allí donde estén.

No es la primera vez que, a lo largo de nuestra milenaria historia, España se ha encontrado en situaciones difíciles pero siempre hemos superado las dificultades con éxito y ahora no será diferente. Pierdan esperanzas los que aspiran a romper nuestra Patria.

No cabe la desesperación pues soplan vientos de esperanza.desfile-4

JUAN CHICHARRO ORTEGA

GENERAL DE DIVISIÓN DE INFANTERÍA DE MARINA ®

Blog: generaldavila.com

2 marzo 2017

3 pensamientos en “VIENTOS DE ESPERANZA General de División (R.) Juan Chicharro Ortega

  1. Buenos días mi General,
    Gracias por éste Post cargado de optimismo. Sabe VE, que estamos padeciendo ” una larga navegación sin Gobierno” y me parece muy meritoria la actitud de la tripulación de ésta gran nave llamada España.
    Nos agarramos a vuestros comentarios, como “faro y brújula” ante la falta de rumbo a la que nos somete el Gobierno de la nación.
    La oración marinera al crepúsculo, nos ha reconfortado en muchas ocasiones.
    Dedico un recuerdo muy especial a los comprometidos seguidores del Blog en Barcelona, que me transmiten a diario sus temores sobre una ruptura que no se producirá.
    Gracias mi General.

    Le gusta a 1 persona

  2. Don Andrés, necesitamos ver fotos de nuestros gobernantes no con Junqueras ni Puigdemont, sino con esos españoles en Barcelona y toda Cataluña que usted dice: con los que sufren, los que no pueden rotular sus negocios, los que no pueden recibir la educación en castellano (90% del fracaso escolar en Cataluña según el último informe Pisa -silenciado- afecta a estos), los que no pueden ver a la Selección Española ni apoyarla; con esos es con los que tienen y tenemos que estar.

    Me gusta

  3. Mi General. con el debido respeto le hago saber que no soy persona de cumplidos mariquitas. Con lo que quiero decirle que su comentario es de los que más me han gustado en este blog y son muchos, pero este es uno de los que más. Siempre es grato rememorar a personajes como los que Vuecencia nombra y en la forma qu elo ha hecho, esto es lo que les hace daño a los enemigos de España; y a esos hay que darles en la misma madre como se dice en México.

    Aunque también se debería tener compasión de ellos, porque a la hora de la verdad les van a hacer falta pañales para cambiarse.

    Atentamente y a la orden de Vuecencia: Ramón Lencero Nieto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s