Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

LA ERMITA (y III)

 Y es la ermita de La Santa, la del Donadío en el vado de la vega del río Guadalmez la que nos habla ahora de esta tradición: allí en su encalado ábside está el fresco del martirio de Santa Eufemia quenos “cuenta” comoya en el siglo XVIestaba levantada en este lugar; lugar que la tradición hace coincidir con el de la localización del campamento cristiano previo a laconquista de pueblo y castillo. Mis paisanos quisieron construirla allí, un paraje singular y bello por su paisaje y naturaleza, pero también, seguro, porque el subconsciente popular le atribuía una relevancia particular: por los siglos, mi pueblo sabía que en esa vega había sido objeto de un emplazamiento especial, con edificios, materiales y formas de construir ajenas a la manera habitual de estos parajes. Algo había allí que les atrajo: ¿Las ruinas de Solia, la ciudad romana? ¿Las de una villa de algún romano y hacendado terrateniente? ¿Tal vez las de templo dedicado a alguna deidad pagana…?

Los respetables sillares de granito ahora colocados en torno al edificio, la lápida que sus hijos ponen en el enterramiento de Sempronia, soliense, allí encontrada; las mismas características del emplazamiento elevado y “en hueco” de la ermita hacen que vuele nuestra imaginación…

Y allí, un lugar exclusivo, con “poderes”, (todos los santuarios tienen algo de esto) se decidió edificar esta casa a Santa Eufemia en cumplimiento de la promesa que los caballeros calabreses hicieron a su Patrona si les ayudaba en la batalla; si ésta fue la primera o hubo otra anterior no lo sabemos.

Desde siempre esta construcción ha atraído mi atención, y un poco de lo que acaban de leer ya lo recogí en un soneto que escribí hace unos años; así la vi entonces.

LA ERMITA

 Cual frágil, diminuta carabela,

por los mares en verdes navegando

te avista el caminante, justo cuando

entre encinas tu blanco se revela.

 

El río, tras la curva ve tu vela,

y sus brazos, la vega dominando,

pasan cerca de ti, casi rozando,

y entre cañas y juncos va su estela.

 

Dicen que, por aquí, casi a tu vera

una ciudad, hicieran los romanos

que en los tiempos se pierde, Solia fuera.

 

Con fe, te edificaron, y sus manos;

y por siglos con cada primavera,

a La Santa, te traen mis paisanos.

 

Pues en torno a esta ermita blanca, humilde, umbría, fresca, recoleta  y tan querida por los calabreses y en torno a Miramontes, su imponente castillo, gira la historia de mi pueblo; la “reciente” porque existen pruebas de haber sido lugar de asentamiento humano ya en el neolítico y por supuesto asentamiento de los iberos que nos dejaron otra fortaleza defensiva, otro castillo de piedras superpuestas datado en siglos antes de la dominación romana.  La ermita ahí sigue, querida por mis paisanos y cuidada por la Hermandad de su Titular a la que este humilde amanuense se honra en pertenecer: tradicionalmente, treinta y tres los “hermanos” por aquello de los que, cuentan, fueron treinta y tres caballeros los calabreses que hoy hemos recordado. El castillo fue desmochado junto con la “inexpugnable” muralla que rodeaba el pueblo como medida disuasoria de los Reyes Católicos contra el Señor de turno del orgulloso Señorío de Santa Eufemia, que se encampanó contra ellos. Y desde entonces los calabreses somos gente inconforme, un tanto testaruda, y dura como las roca en la que se asientan, castillo y caserío.

Esto sí que es memoria histórica, de que algún día es posible que les cuente más COSAS…

Don Eufemio, abril 2019

 

6 pensamientos en “Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

  1. Todos los dias son dias de aprender cosas buenas e históricas, Gracias Coronel D. Eufemio,

    Saludos con afecto, feliz tarde de sábado, y feliz Pascua de Resurrección.

    !!Viva España !! !! Viva el Rey !! !! Viva la Legión !!

    Me gusta

  2. Una vez más, D. Eufemio, nos regala un pasaje de la historia de España o una tradición, poco importa, es una delicia leerlo y por tanto le doy mis más expresivas gracias.

    Un afectuoso saludo

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Me gusta

  3. Queridísimo Felix, Rafa, y amigos:
    – FÉLIX, tienes una cultura abrumadora.
    – Enhorabuena por la bonita lección de memoria histórica, que tú sí, nos das, y que al menos en mi caso, recibo con enorme interes, y estoy segura que en el de muchísimos más seguidores de este blog, pero yo no soy quién para escribir, o hablar, por boca de nadie.
    – A mi la Wikipedia “me toca la nariz”, así nos luce el pelo a los españoles con el informe PISA, por eso disfruto leyéndote, pero hasta ahora no pude decirte nada porque hoy mi teléfono me ha hecho de “las suyas”.
    – DIOS TE GUARDE FÉLIX.
    – Aprovecho desde aquí, para desearos una FELÍZ PASCUA DE RESURRECCIÓN A TODOS.
    ¡¡¡POR DIOS Y POR ESPAÑA A MIS REYES SERVIR HASTA MORIR, VIVA LA LEGIÓN!!!
    Esperanza González de Fonseca Marco

    Me gusta

  4. Sí, señor, mi Coronel, muy bonita toda la historia. Y muy bien contada. Toda España, pero sobre todo el Sur, está llena de lugares con historias parecidas, si no iguales, a esta. Es un tesoro de memoria de valor incalculable que debería editarse para que tomemos conciencia de nuestra existencia, nuestros orígenes, nuestra trayectoria y nuestro destino. Hace ya demasiados años que alguien diseñó y puso en marcha el borrado, la tergiversación y la falsificación, y tenemos el rumbo perdido.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.