LOS VERSOS DEL CORONEL Félix Torres Murillo. Coronel de Infantería DEM. (r)

UN GRIEGO EN TOLEDO

En arquitectura, el barroco español poco aportó al estilo renacentista sino que por el contrario en él se basó. Evolucionó sobre aquel, además de romperlo con el juego de las luces y las sombras,  a base de trastocar lo ya “inventado”, añadiendo elementos ornamentales propios.

 Obligado por la “pertinaz crisis” (ya escaseaba el oro y la plata de las Indias, y lo que llegaba nos lo gastábamos en otras cosas, como siempre) llevó este nuevo etilo a utilizar material más barato para sus obras (los escayolistas hicieron un prolongado agosto), y a aparentar y “representar” lo que no era… Y ya me he metido en bastantes jardines.

 El Greco realizó al menos cinco versiones de este tema de la Coronación de la Virgen en las que el modelo iconográfico varía muy poco entre las mismas, siendo ésta del Museo del Prado una de las de mayor calidad, pintada poco después de la realizada para el pueblo cacereño de Talavera la Vieja (actualmente en el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe) en donde se incluye un grupo de siete santos en la zona inferior de la pintura, al igual que la que se encuentra en el ático del retablo principal de la capilla de San José en Toledo.

 La Virgen María aparece sobre una gran luna creciente, con lo cual se convierte en una Inmaculada Concepción. En esta obra el genio muestra una cuidada caligrafía pictórica, realizada con una reducida gama de colores carmín, azul, blanco y amarillo, pero de gran desarrollo tonal y de delicada luminosidad.

 En todas, el modelo fundamental de la parte superior permanece intacto; y es dicho modelo un claro exponente de lo expuesto. También en pintura el equilibrio clasicista es roto al gusto barroco por El Greco; en este caso, en la figura del Padre:

 Coronación de la Virgen. 1592. Museo del Prado

 BARROCO (20)

(Soneto)

 Sobre estrado de nubes entronada,

a sus pies el creciente de la luna;

y el honor no haber persona alguna

 de ser por Padre e Hijo coronada.

 

A la Luz del Aliento iluminada,

la que fuera con Él su carne una

e hiciera su regazo un día de cuna

aguarda, la por siempre Inmaculada

 

En el rojo y azul, la simetría,

y en el rombo cabal de las figuras

hay un eje de encaje clasicista.

 

Mas, un destello en blanco rompería

tal la ilusión de tonos y facturas;

el genio, en fin, barroco y manierista.

 

(Continuará, D. m.)

6 pensamientos en “LOS VERSOS DEL CORONEL Félix Torres Murillo. Coronel de Infantería DEM. (r)

  1. Preciosa Coronación de la Virgen y fantástica aparición del Padre.
    Los versos colosales, como siempre y no opino de tu “ entrada “, hoy es especial, hoy es La Purísima.🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 2 personas

  2. Otro magnífico y místico cuadro, que no se me habría ocurrido analizar de tendencias barrocas si usted no llega a señalarlo mi Coronel.

    La verdad es que gusta mucho, tanto, que si tuviera posibilidad económica y oportunidad para comprarlo me encantaría ponerlo en la cabecera de mi cama. Rezarle a La Virgen contemplando esa pintura (me conformaría con una buena copia, sinceramente) debe ser una experiencia única.

    Incluso podría poner a los piés del cuadro los dos primeros tramos de sus sonetos de hoy, que me parecen incomparables.

    Siempre gracias por sus lecciones y por su dedicación a “su entregado público”.

    Afectuosos saludos

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 1 persona

  3. Sus versos Mi Coronel, preciosos como siempre, y sobre este magnífico cuadro, me encanta las explicaciones que da, que por supuesto como neófita que soy, no había caído en ello. Fantástico. Saludos para todos.

    Me gusta

  4. A las órdenes de V. I., mi Coronel

    Este soneto al Entierro del Conde de Orgaz, pintura que me fascina desde que una tarde-noche, allá por 1.955, casi nada, nos proyectaron en el colegio, con un entonces fantástico proyector de 16 milímetros comprado por nuestro Director en Tánger y pasado la aduana de Algeciras avalado por la sotana, lo que hoy llamaríamos un “gran reportaje” sobre ese cuadro, no para escolares,sino para iniciados sesudos y con toda la barba. Y como algunos tecnicismos no los entendíamos, nuestro Director, que debía poseer el don preternatural de la ciencia infusa, nos los iba explicando. Este soneto, digo, es digno de ser escrito con letras de oro y puesto bien visible y en marco equivalente, junto a la tela y de forma que sea bien visible como formando parte de tan bellísima escena.

    Muchas veces, siendo ya adulto, que no mayor ni en la tercera edad, ni en ningún estado definido con eufemismos absurdos y casi ofensivos, siempre que iba a Toledo me gustaba pasar mucho tiempo extasiado contemplándolo. Y cuando llegaba un grupo con un guía, y éste recitaba su disertación como si se tratara de una grabación con impersonal con sintonizador, me sonreía y pensaba, “si tú supieras”. Digamos que siempre viajaba a Toledo por dos motivos principales y obligaciones ineludibles que eran, además de cada año la Procesión del Corpus, la visita y meditación en el Alcázar, y la Iglesia de Santo Tomé con el Entierro del Conde de Orgaz. Por salvar estas cosas y tantas innumerables grandes joyas de nuestra cultura y nuestra historia de siglos, de la barbarie de iconoclastas talibanes y profanadores de tumbas, bien merece la pena estar dispuestos a dar la vida una y mil veces.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .