UNA DAMA LEGIONARIA. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Hoy mi testimonio va a ser un poco más largo de lo habitual. Lo entenderán ustedes al terminar su lectura.

He dudado en su publicación, pero como pienso que solo puede transmitir buenos sentimientos me he decidido a ello.

No importa de quién viene este testimonio, solo saber que una anciana me lo mandó cuando yo mandaba la Legión. La había nombrado Dama Legionaria de Honor. Su edad y estado de salud la impidieron venir a recibir su título. Un comandante se ofreció voluntario para llevárselo personalmente.

Había sido enfermera durante la Guerra Civil y estuvo en un hospital de sangre donde atendió a muchos soldados entre ellos legionarios.

Me escribía con frecuencia. Esta es una de sus cartas.

“Hay muy pocas cosas en la vida que te llenen de satisfacción, en un plan jocoso como recordatorio de mi juventud se cantaba “tres cosas hay en la vida salud, dinero y amor, el que tenga estas tres cosas que le dé gracias a Dios”. Yo añadiría “, “y el Honor”. También he oído que cuando hay que cumplir o agradecer es muy socorrido y breve por añadidura: -No sé qué te diga –y en los funerales:-No quiero decirte nada, no tengo palabras.

Ahora me toca a mí expresarme para decirle a Vd. que cuando recibí el Título a mi nombre, con esa presentación, con letra gótica, en color, porque yo en mi vida había visto tal delicadeza hacia mi persona y de la mano de quien viene y si hice algo a favor de unos hombres, sufridos, callados ante muchos dolores, perder miembros y ojos, con su valiente resignación, nos enseñaron que el sufrimiento, mejor callado para no hacer sufrir. La verdad es que no tengo mérito alguno por haber sido una mera espectadora de tanto dolor. Consolé, vendé, di varias veces mi sangre a hombres que no lloraban solamente se les humedecían los ojos y apretaban los dientes. Las enfermeras estábamos como clavadas en el hospital, sin medir la hora y el tiempo.

No había bastantes sanitarios, los médicos y cirujanos iban y venían de Zaragoza a Pamplona, de los pueblos…

Pero volvamos a donde he comenzado. Yo le doy mi palabra, a mi también se me han humedecido los ojos (solo humedecer, General) porque soy legionaria porque Vd. me lo ha hecho saber de su puño y letra y ante tanto dolor y tantos años que el viento se ha llevado, un reencuentro que no se olvida lo que aquello fue.

Muchas gracias Don Rafael ya tengo un lugar en mi casa (el mejor) para colocar el honro que me ha hecho y creo que un día cuando Dios quiera que yo ya no esté en mi casa, mis nietos o bisnietos dirán: -este Título de legionaria, era o es de nuestra abuela que se lo dieron por servir a la Legión y por España.

Solo eso, que para mí será una de las mejores memorias que les deje. Hoy vivo sola, se pierde al marido, los hijos, los nietos, todos tienen su vida, mi casa que estaba llena de alegría, hoy está triste, vacía, llena de recuerdos, hasta llena de soledad. Me paseo por la terraza y voy echando pan para los pájaros y las palomas. Me conocen y vienen a bandadas. Ellas son mi compañía. Mi nieta… trabaja en el hotel… de… Le envío un relato imaginativo que escribí cuando murió mi marido. Se lo dedico. Quise escribir unos versos para la Legión, pero la poesía no es mi fuerte y los rompí. Pero termino con esta estrofa: ¿En quién confía la Nación? En la Legión y de todo corazón.

Un saludo, un abrazo. Muchas gracias por todo lo que se ha molestado por mí. Que sepa que le tengo muy presente.

¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Viva la Legión!

 

Este es el cuento que me dedicó. Juzguen ustedes.

LA SOLEDAD

Había conseguido un empleo fijo, eso me ayudaría a disponer de una vivienda estable y dejar el hostal. Repasé los anuncios de pisos en renta, hasta que en una agencia me ofrecieron uno con condiciones especiales, era para una persona sola y solvente.

Fui examinada y preguntada, con informes, más tres fianzas adelantadas. Por supuesto amueblado. En la entrevista  para ver la vivienda, se personó el dueño, un hombre de unos cincuenta años que me repitió hasta la saciedad las condiciones. El piso para mí, más que suficiente. Después de firmar el contrato, entregar las fianzas y ponerme los rayos x, me invitó a un café donde se explayó para decirme:

-Le dejo caso todo, yo no lo necesito. En el piso vivía mi madre que l final de su vida la tuvimos que llevar a una residencia “de los de la tercera edad”, todos los hijos trabajamos, los nietos también, nos es imposible atenderla, ya le digo, hasta que falleció en la residencia.

Me dio las llaves y le pedí un inventario del que me haría responsable. Accedió. En la mesa del comedor fuimos apuntando, tantos muebles, una vajilla, tantos cubiertos, tanta ropa de mesa y un etcétera muy largo. Al pasar por una habitación pequeña me sorprendió una máquina de coser, plancha, innumerables cajas de hilos, tijeras… El señor me aseguró que él no necesitaba nada de aquello y que ignoraba su uso. En una cesta bastantes ovillos de lana, una estampa con la virgen y agujas para tejer…, el señor me dijo que allí estaban todos los tesoros de su madre y que me regalaba todo lo que había en el pequeño taller de costura, a él no le hacían falta.

Me apercibí de que era un hombre frío y algo ausente del cariño hacia su madre.

Nos despedimos, me deseó suerte, con su tarjeta y el teléfono por si necesitaba llamarle. Me trasladé desde el hostal con mis pertenencias, comenzando mi vida en aquel piso.

Pasaron los días, una tarde de otoño lluvioso volví a repasar en la cesta de los ovillos de lana ya las agujas, parecía todo preparado para empezar una labor. Calculé qué se podría hacer; quizá un echarpe, conté hasta veinte ovillos, más que suficiente… Aquella tarde monté los puntos. Como las tardes las tenía libres, enseguida terminé con el primer ovillo. No di crédito a mis ojos, en vez de papel en que se empezó a devanar la lana se desarrugaron unos billetes de aquellos de diez mil pesetas, conté hasta diez billetes disimulados, dobladitos en el ovillo.

Me dio un vuelco el corazón. Sospeché que quizá hubiera más dinero oculto. Desdevané ovillo tras ovillo y en todos encontré el mismo hallazgo que en el primero. Pero en uno dobladita una nota o vamos a decir confesión o carta firmada por la que creí era de la señora la carta. Leí despacio, merecía la pena, decía así:

-Me han dejado sola, a veces me parece que llaman a mi puerta y corro para recibir al que creo que viene, pero no es nadie, solo el viento que bate una persiana, solo el viento. Están muy ocupados, quiero mentirme a mí misma, no es que me dejen sola. Y los disculpo, otro día vendrán o me llamarán por teléfono.

Estoy sola y alguna vez me caen lágrimas negras, deben ser del rímel que aún me unto en mis ojos que fueron bonitos.

He querido mucho a mi familia, les he dado de todo, hasta mi inmenso cariño que no han sabido valorar. Mis bienes materiales sin medida. Hoy he sacado del banco lo último que tengo. He esperado mucho a que vinieran a verme. La semana pasada me llamó mi hijo por teléfono: “que vaya pensando en ingresar en una residencia”. No quiero irme de mi casa y tampoco que encuentren dinero para pagarla. Lo voy metiendo en los ovillos, no creo que lo hallen. Lo dejo para quien lo encuentre tejiendo mis lanas, se llame como se llame…

Fue un 25 de Diciembre Navidad de 2001

Lo recuerdo como el mejor regalo de Navidad.

Las Damas y los Caballeros Legionarios de Honor solo deben diferenciarse de las Damas y Caballeros Legionarios que han formado o forman en las filas de la Legión en el lugar donde lucen el uniforme. Unos lo llevan por fuera, los otros por dentro y todos deben vestir su alma con el Credo de la Legión.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

13 pensamientos en “UNA DAMA LEGIONARIA. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. Mi respetado y muy querido GENERAL,
    EMOCIONANTE ,ÚNICO Y A SU VEZ IRRITANTE,
    NAVEGA EL CREDO LEGIONARIO POR UN MAR DE SENTIMIENTOS IMPARABLE DONDE HABITA EL OLVIDO Y SOLO EL VIENTO GALOPA POR LA ESPUMA DE SUS OLAS.
    Vienen a la mente frases latinas inolvidables :
    «AMES PARENTES SI AEQUUS EST, ALITER FERAS» ( Ama a tus padres si son justos; si no es así, sopórtalos / Publio Siro)
    «DILIGERE PARENTES PRIMA NATURAE LEX» (Amar a los padres es la primera Ley de la naturaleza / Valerio MÁXIMO / Factorum et dictorum memorabilim).
    Se podía seguir, y he conocido a Dª SOCORRO, en mi pueblo que también acabo en una residencia, pero ella asumió con entereza la situación ya que había perdido dos de sus hijos y el tercero enfermó.
    Finalmente SOR MARTA, durante 45 días con puntualidad meridiana me inyectaba LUCINDRIL intravenoso que el COR. LLOPIS (salvador de quién subscribe ) había recetado. Estaba en la Clínica LORETO y en su labor dedicada a los demás HABIA OFRECIDO TODA SU VIDA. MERECIA TODAS LAS GRACIAS DE «DAMA LEGIONARIA» . EL TALANTE DEL CREDO LEGIONARIO CALA Y MARCA UN ESTILO IMBORRABLE.
    Precisamente mañana se celebra SAN VALENTIN y estarán Dª SOCORRO, SOR MARTA y tantas DAMAS LEGIONARIAS SILENCIOSAS en la trivial mente donde NO HABITA EL OLVIDO.
    Para ellas:
    .Eres dulce línea de agua ondulante,
    rodante en arena, suelta, ágil, sentida,
    como blanco caballo de figura erguida,
    del reducido horizonte tan brillante.
    Como un ansia sin forma y repetida,
    tu bella imagen me llega galopante,
    armoniosa, desnuda, impresionante,
    feliz caracola de levante y sumergida.
    La muy ensoñada sombra reflejante
    se centra en la mirada clara socorrida,
    hacia un altivo dios, blanco y radiante.
    Alegría solar, morena DAMA querida,
    son contornos en sueños fascinantes,
    trotando por la arena humedecida.

    Del CREDO LEGIONARIO:

    LA BANDERA DE LA LEGIÓN
    La Bandera de La Legión será la más gloriosa porque la teñirá la sangre de sus legionarios.

    “De tal palo tal astilla”,López Hidalgo moría,
    como Álferez desangrado en la Blanca Loma,
    enardecíó a la sección a bayoneta para la toma
    en la evacuación por tanto valor al cielo iría.

    Ante Dios la novia, y su fiel Bandera asoma,
    al de Mena grabada en su alma, El Padre veía,
    de esperanza y seda La Virgen un manto lucía,
    en extasís, el Espiritú de Dios se hace diploma.

    Si cinco nacimientos cita, ave y arroyo nacía,
    y Etna brota del pecho, y la ley se desploma,
    luchan alma y libertad; instinto por su valía.

    Hombre privilegiado por la religión de Roma,
    cuando al cristal, pez, bruto y ave les da alegría,
    le quitó Dios libertad diciéndole que era broma.

    «MEO IUDICIO PIETAS FUNDAMENTUM EST OMNIUM VIRTUTUM» ( El afecto hacia los padres es el fundamento de cualquier virtud / Cicerón, Pro Plancio,29)
    ENHORABUENA POR TAN BRILLANTE EXPOSICIÖN
    A la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVAN LAS DAMAS LEGIONARIAS
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 7 personas

  2. A las órdenes de V. E., mi General.

    Muy entrañable, y perfectamente real.

    Ay, el drama interno que supone pensar en que un ser querido tenga que terminar en una residencia. Es como ir muriendo todos poco a poco sin darnos cuenta. Y el caso es que, dependiendo, claro está, de la calidad y el coste de la misma, hasta puede ser la mejor opción para la persona mayor, o ya dependiente aunque sea un adulto todavía joven, por la especialización del personal cuidador y la asistencia sanitaria inmediata durante las veinticuatro horas.

    Claro que si se presenta una situación como la que ya llevamos en estos dos años, con la zozobra por el riesgo de contagio y muerte latentes para todos, con las limitaciones de visita y contacto entre el residente y su familia, eso ya es terrible y muy difícil de asumir y llevar. Ahí el dolor se dispara hasta extremos inimaginables.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 7 personas

  3. Pocas alegrías da el hacerse viejo, y lo de meterle a alguien en una residencia «por su bien» es casi siempre una amenaza de «nuestros» seres queridos(?); esa o lo de «llamar al médico», que también es cosa fina con todo el armamento del que dispone la medicina, con sus sondas, endoscopias, tubos, y alambres, que sólo rirven para hacernos el «transito a mejor vida» más apetecible. Al final va ser verdad lo que reflexionaba yo mismo en horas baja: «sólo somos lo que hemos sido». Buenos días, mi General, y todos, y perdonen por el deprimente comentario

    Le gusta a 6 personas

  4. A la Dama Legionaria
    ————————————–
    Con lágrimas en los ojos
    y pena en el corazón
    he leído este relato
    que requiere compasión.

    Recuerdo la otra ocasión
    que también me hizo pensar,
    pero a más que lo repaso
    me entristece mucho más.

    El sufrir de esta viejita,
    Y. Su forma de expresar
    las gratitudes y desprecios
    que acompañó su SOLEDAD.

    La vejez es una cosa
    que se llega con la edad
    y aquel que no lo consigue
    es que se ha quedad atrás.

    España día 13 de febrero de 2022

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 6 personas

  5. Precioso Mi General . Se ve que se han perdido los valores completamente, volver a encontrarlos va ha ser difícil, mientras podamos, siempre nos quedará este blog. Muchas gracias y saludos para todos.

    Le gusta a 6 personas

  6. Buenas tardes mi General, y todos; recuerdo perfectamente ese artículo, la carta, la pequeña historia que la acompañaba…¿cómo olvidarlo?

    Los años pasan inexorablemente, y aunque no queramos ser conscientes de ello, al ver desaparecer a amigos, quizás algo mayores que nosotros, otras no tanto pero una enfermedad se los llevó antes de lo previsto, no podemos evitar pensar en la soledad y en la muerte.

    Por eso creo que lo fundamental es conservar nuestra cabeza activa, porque mientras esa no nos falle, tenemos la lectura, la música, mirar un amanecer, dar un consejo cuando se nos pide y poder hacerlo desde la sabiduría que dan los años, y SIEMPRE tener un objetivo que nos motive a seguir adelante.

    Intelectualmente podemos estar preparados para el final, pero no tanto para la enfermedad o la decadencia. Por eso siempre rezo al Cristo de la Buena Muerte, para que cuando llegue el momento sea breve e indoloro, como buen legionario, en plena batalla y sin bajar los brazos. Esa muerte no me da miedo, Desde que nacemos sabemos que está ahí, que será inevitable, y sólo Le pido no tener que pasar por la incapacidad, porque el dolor, consciente, se puede soportar, no controlar tu vida es lo que me da horror.

    Por eso, cuando escribo, o cuando leo, siempre recuerdo lo que dice el Coronel Torres «hay que mover las neuronas», esas son las que nos dan la vida o al menos las que hacen la vejez más soportable.

    Y también tengo muy claro que tal como van las cosas, es muy difícil, incluso en el mejor de los casos, que nuestros hijos puedan ayudarnos en el tránsito. Yo tuve la suerte de que mi madre (mi padre murió cuando yo tenía 5 años) estuvo en su casa, que pude pasar todas las tardes con ella, que pudimos costear a dos personas que la acompañaban y se turnaban para que nunca estuviera sola, que abandonó este mundo sin dolor y con sus hijos y nietos cerca. Yo sólo pido eso, Cariño y compañía hasta el final. Quizás sea mucho pedir. No lo se. Tampoco se cuando me llegará el turno, pero tampoco quiero vivir demasiados años, Mejor relativamente pronto pero en plena salud, como dice una amiga con muy buen humor, porque ése ayuda, incluso en los peores momentos, el humor es muy importante, yo diría que trascendental en todas las etapas de la vida, porque ayuda poder reírse incluso de uno mismo si se disfruta de un poco de esa ironía que nos permite mirar la vida con una cierta distancia.

    Un afectuoso saludo para todos, y ya saben, a mover las neuronas. Sigamos el ejemplo de nuestro director, el General Dávila, y su «ayudante de campo» el Coronel Torres. Ese es el camino, sin duda.

    Le gusta a 2 personas

  7. Emotiva, bonita historia y relato. Así es la vida y lo que nos podemos encontrar, servimos hasta que ya no nos quieren, pero eso en algunos casos, no en todos.
    Quedó pendiente la poesía que hubiera querido escribir la dama legionaria, me hubiera gustado leerla con toda seguridad.
    Hace algunos años escribí una que titulé «Hasta la muerte a tu vera».

    Legionario, fiel y valiente Legionario,
    que sabes lo que en la lucha te espera,
    que lloras por la piel tu sangre
    y no lágrimas que caen en tu guerrera.

    Cuando alguien te vea llorar,
    cuando la muerte te espera,
    que sea pensando en tu novia o en tu madre,
    al dejarlas con dolor por defender la Bandera.

    Legionario, fiel y valiente Legionario,
    que la muerte para ti sea siempre placentera
    si es el amor a tu tierra y a España
    lo que en tu alma y en tu corazón impera.

    Legionario, fiel y valiente Legionario,
    si un día en el frente la muerte me viniera,
    que sea por ser un valiente y no un cobarde
    y luchando hasta la muerte siempre a tu vera.

    A. S. Pérez

    Le gusta a 2 personas

  8. A LA DAMA LEGIONARIA DE HONOR QUE SE ENCUENTRA EN SOLEDAD, AYER, HOY Y MAÑANA.

    ¿Alguien sabe que es esto?

    266 315 374 264

    Memorizar doce números, siendo el menor un uno y el mayor un siete, sirve o ayuda a tener la mente ocupada a medida que año tras año va pasando el tiempo.

    Le gusta a 1 persona

  9. Con permiso de Vuecencia, mi General. Muy emotivo. Tuvo que ser muy doloroso para la Dama Legionaria dejar sus ahorros a un desconocido porque su familia la tenia abandonada, de todas formas, fue muy valiente, soportar la falta de cariño de sus hijos.
    Espero que no sea mi caso, de momento tengo a mis hijos y a mis camaradas de La Agrupación de La BA de Torrejón que se esfuerzan para que mi viudez sea mas llevadera.
    Si ya dejó este mundo tendrá el consuelo de todos los santos del cielo. ¡Arriba España y viva La Legión!. Julio de Felipe

    Le gusta a 2 personas

  10. Mi General : Magnífico relato. La Dama Legionaria es una heroína y además entiende la vida. Las mujeres son, más sufridas que los hombres.
    Hoy día de San Valentín, felicitemos a nuestras mujeres, decirles que las queremos y darle las gracias por habernos hecho felices. Estamos en deuda con ellas.
    El pasado día “11”, día de nuestra promoción, fuimos tres a comer. Hemos tomados decisiones importantes. “ Si otros no vienen, iremos nosotros a por ellos”. Hay que luchar, es una batalla por la vida.
    La Dama Legionaria, es un ejemplo para todos . Aprendamos de ella,🇪🇸🇪🇸🇪🇸 ¡¡¡ TODO POR LA PATRIA !!!

    Me gusta

  11. Yo estuve cuatroaños en la VII Bandera del III Tercio en el Sahara, y a mis  legionarios les enseñaba a ccantar el himno originario de la Legión, que decía,… Tercios heroicos Legion Valienta,,, Que en la vanguardia sabeis morir,  Sois el rogullo de nuestra España.  Vuestras hazañas al combatir.. LOs que en España no hebéis nacido   Y Sangre y vida dais en su honor,, Hijos de España sois predilectos,  Que habéis  ganado su excelso amor,,,, y así sigue. Un abrazo. 

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s