CARTA DE UN LECTOR (General de División -R- Rafael Dávila Álvarez)

IMG_20151118_102305~2CARTA DE UN LECTOR (General Rafael Dávila Álvarez) (R.)

Estar en contacto con ustedes, queridos lectores, tiene enormes compensaciones. Hoy queremos compartir una de las muchas alegrías que con cada publicación recibimos.

Al correo que hemos puesto a su disposición (porlaunidadespana@gmail.com) nos llegan diariamente mensajes de ánimo y adhesión al espíritu que anima nuestros artículos.

Es estimulante comprobar cómo los lectores no obedecen a edades determinadas y se reparten, esa era nuestra intención, en todas las escalas de  edades y pensamientos. Entre todos ellos hay muchas cosas en común y también, cómo no, diferencias de criterio, aunque resalta, por encima de todo, un sentimiento común: el amor a España. Ese sentimiento está enraizado en todos los comentarios expresado de distintas formas, maneras y estilos, todas auténticas, lo que constituye, además de una gran riqueza de ideas, una enorme fuente de inspiración.1399833774_182987_1399833828_noticia_normal

Hoy les ofrecemos el testimonio de don Teodoro al que hemos solicitado permiso para hacerlo y humildemente pero con firmeza nos ha autorizado. La humildad de la inteligencia y la firmeza de sus convicciones. ¡Gracias!, amigo Teodoro, y creemos que la emoción que hemos sentido con sus palabras debemos compartirla con nuestros lectores.

Cuando le solicité permiso don Teodoro me contestó:

‹‹Me honra usted con sus palabras. Sírvase a citarme como desea; ojalá inspire a muchos españoles como me han inspirado a mí sus escritos. Que sepan que no están solos y que, como dicen ustedes los legionarios, juntos formamos bandera››.

Hemos sentido la emoción de la arenga, es el rumor de la colmena. Sí, he recordado aquellas palabras de don Santiago Ramón y Cajal: ‹‹ El hombre es un ser social cuya inteligencia exige, para excitarse, el rumor de la colmena››.

Don Teodoro hoy nos modula el rumor de la colmena; ojalá excite a la inteligencia.

Sin más lean el mensaje de don Teodoro, recapaciten con él, recapacitemos todos y veamos lo bueno que tenemos, juntos, a pesar de lo que cada uno pueda pensar, queremos que  sea España quien nos una en la tarea común.

¡Gracias don Teodoro! Y con ello el agradecimiento a todos nuestros lectores.

 

 

por-espanaExcelentísimos señores:

 

Llevo cierto tiempo leyendo con interés cuantos escritos publican en su blog. Les escribo hoy desde el dolor, pero también desde una singular y profunda emoción. Anoche, después de suscribir su manifiesto digital «Por España. Todo por España», fui a dormir con la vana esperanza de que hoy no me vería en la necesidad de remitirles este correo. A pesar de lo sucedido estos últimos años, de todos los indicios y todas las acciones perpetradas por unos pocos en Cataluña, quise creer que algunos de los más significativos promotores de esto que vienen llamando «el procés» y que no es más que un acto de rebelión mal disimulado, entrarían en razón y reconducirían la grave situación en la que nos hallamos.

 

el-resultado-luminoso-de-la-votacic3b3n-golpista-en-el-parlamento-catalc3a1nNo ha sido así y, aunque a prácticamente nadie sorprende, a muchos defrauda y preocupa. Como saben, esta mañana, en el parlamento autonómico catalán, se ha sometido a votación una moción que entra en varios de los supuestos que el artículo 472 y subsiguientes del Código Penal tipifican como delito rebelión.

Por tanto, con el firme convencimiento de que la Constitución de 1978 es el mejor instrumento del que disponemos los españoles para evitar nuevas luchas fratricidas, les expongo:

 

1º- Que en su día, por causa de mis convicciones, me declaré y fui reconocido objetor de conciencia, motivo por el cual no he jurado nuestra bandera.

2º- Que no por ello he dejando nunca de reconocerla, sentirla como propia y lucirla con orgullo en cuantas ocasiones he creído necesario, y que se equivocan quienes de tales convicciones deducen que rindo o rendiré nuestra patria a aquellos que desean destruirla.

3º- Que confío en que instituciones, FCSE y FAS, garantes de las obligaciones, derechos y libertades de todos los españoles, cumplirán con su deber, así como yo siempre he cumplido y cumpliré con el mío.bandera1

4º- Que ante la gravedad de los acontecimientos y las reiteradas amenazas que todos los españoles —y particularmente los catalanes— recibimos por parte de los secesionistas a diario, es mi voluntad sumarme a cuantos esfuerzos sean necesarios para defender la indivisible unidad de la Nación española, proteger a mis compatriotas y hacer guardar la Ley, empleando cualesquiera medios fueran necesarios.

Así pues, con la esperanza de que se reconducirá esta situación y de que no serán necesarios nuevos y mayores sacrificios, pero con el absoluto convencimiento de que llegado el caso y señalada la hora «nada importará» mi vida anterior, les saluda y se despide vista_barcelonadesde Barcelona un español.

¡Viva España!

 

 

9 pensamientos en “CARTA DE UN LECTOR (General de División -R- Rafael Dávila Álvarez)

  1. Muy señores míos: Recibo con gran satisfación la noticia de que un Catalán se haya pronunciado en favor de Unidad de España, cosa que todos los españoles, sin excepción deberíamos hacer- No sé qué beneficios esperan conseguir, algunos Catalanes haciéndose Independientes. Creo a Ciencia cierta, que serían más los inconvenientes que las ventajas, que les traería la independencia Y creo no estar equivocado. En fin, soy creyente yespero que Dios ayudará, a quienes tienen poder, a hacer lo correcto.. Saludos cordiales.——————————————-

    Me gusta

  2. Buenos días, General Dávila. Como D. Teodoro manifiesta en su escrito que sigue este foro, le quiero transmitir a través de este comentario no sólo mi admiración por la concisión y claridad de su manifiesto, sino también mi total acuerdo y solidaridad con lo que expresa, particularmente cuando él es uno de los españoles que están viendo los toros cara a cara; que sepa que muchos otros sabemos que estamos en la misma arena y dispuestos a encararse con lo que sea.
    Reciban un cordial saludo.

    Me gusta

  3. La carta del lector está muy bien, deja sus convicciones muy claras; lo que no me cuadra es lo de “objetor de conciencia”, en una carta plena de patriotismo. Este señor descarga su conciencia de buen español y, por lo tanto, admitirá que el concepto Defensa es necesario cuando estamos inmersos en un teatro de
    operaciones que la milicia no ha confeccionado ni provocado. No se olvide que las guerras (o conflictos armados como gusta de llamar ahora a los politicos), las guerras, como digo, los políticos las hacen, los militares la deshacen y el pueblo las padece. PACO PIÑAL.

    Me gusta

  4. Me ha emocionado la carta de Don Teodoro. Y además ha sido conciso y directo a la línea de flotación del presunto problema que no debería ser tal con la ley en la mano. Desde el primer momento se debería haber actuado para acabar con ello de raíz pero los políticos que tenemos parece que no lo desean así. Una vez más somos víctimas del buenismo.
    Gracias por dejar expresarme en su blog, General Dávila, y ¡Viva España!

    Me gusta

  5. Buenas noches:

    En primer lugar quiero agradecer al General Dávila, nuevamente y de forma pública esta vez, que haya dedicado este artículo a la carta que le dirigí tanto a él como a sus compañeros. Inicialmente, la decisión de escribirla respondía más un ejercicio de ordenación de las propias ideas que a la de hacer un llamamiento o mostrar mi posicionamiento, pero al repasarla entendí que hemos llegado ya a un punto en el que no es posible permanecer indiferente. Así pues quedó el escrito.

    Comprendo perfectamente la sorpresa del Sr. González del Piñal y la de cualquiera que se extrañe al ver cómo un objetor se declara ferviente patriota, pero no hay en este caso una negación de la Defensa como concepto, sino la convicción de honrar a los antecesores. Uno se debe también a sus promesas.

    En mi familia, como en tantas otras de España, hay muertos en ambas orillas del río Segre y la simple mención del Merengue o el puente de Balaguer bastaban para que se hiciera el silencio en cualquier casa. A todo esto decía siempre mi padre —quien no llegó a conocer al suyo— que si el 36 acaso simboliza el fracaso de una generación, la Constitución de 1978 y nuestra monarquía son el legado de la que siguió, y que no debemos mirar atrás sino hacer camino unidos.

    Sin embargo hoy se siente uno solo en Cataluña. Solo, quien no se suma al delirio secesionista. Solo, quien se atreve a reconocerse como español, sin más. En esta soledad no sólo se pierden viejos amigos y compañeros, también se distancian familiares y no hallo palabras suficientes para describir lo doloroso que es esto último. Es posible, claro, que la situación se estabilice, pero si nadie lo remedia con decisión, no veo cómo van a pasar otros cinco años sin que tengamos que lamentarnos.

    Es en este momento en el que uno se da cuenta de la situación: si los que pretenden separarnos se atrevieran a cumplir sus amenazas; si alguien pretendiera echarnos de nuestra casa y nuestra tierra; si nuestras vidas corrieran peligro… llegado ese día, no faltarían hombres en España que nos asistieran. Sin vacilar. Sin dudar.

    Yo desearía seguir siendo fiel a la promesa que hice a mi abuela y a mi padre, y no será porque no lo intente, pero si llegáramos a lo que ninguno de los aquí presentes deseamos y un sólo español cayera por defendernos, yo no podría mirar a la cara de su madre, mujer o hijos sabiendo que di la espalda a quien vino a protegerme sin dudarlo.

    Razones para objetar el servicio había muchas, razones que sin embargo nunca deben hacernos olvidar que defender España no sólo es obligación, es también nuestro derecho. Pero esto realmente lo comprende uno con el tiempo, cuando lo que a los dieciocho le parecía impensable, a los cuarenta se torna en un panorama sombrío.

    Gracias a todos ustedes por «estar ahí» y dar la cara. Es poco, pero es mucho al mismo tiempo; en Cataluña ya no nos sentimos tan solos.

    Un cordial saludo,

    T.

    Me gusta

  6. Gracias Don Teodoro. Palabras de grandeza de un gran hombre. Nosotros se lo agradecemos y haciéndolo público solo queremos demostrar que España, ustedes, merecen la pena. Un abrazo con el espíritu de compañerismo que es lo que nos une.
    Gracias don Teodoro.

    Me gusta

  7. Admiro el coraje del Sr. Teodoro, ( hay que tenerlos bien puestos ), pues de sabios es rectificar.

    Quiero que sepa D. teodoro, que a pesar de los pesares, siempre habrá ESPAÑOLES que estarán dispuestos a derramar hasta la última gota de su sangre por defender los derechos de todos los ESPAÑOLES, pues en eso se basa la “conciencia” de la colmena, en sacrificarse hasta la muerte si fuera preciso, por el bien común de esta.

    Reciba un abrazo de un veterano CLP.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .