RECONCILIACIÓN Y HONOR ( II ) General de División Juan Chicharro Ortega

image_content_4331967_20160202012253No queremos confrontación ni enfrentamiento entre españoles. Queremos una España unida, una España en paz, una España en progreso. Son otros los que llenos de odio y rencor nos llevan por el camino del desencuentro, queriendo hacernos  comulgar con ruedas de molino sin siquiera comprender que no nos vamos a callar ni a rendirnos en la defensa de la justicia y de la verdad en nuestra Patria.

La torticera aplicación de la denominada Ley de Memoria Histórica que los advenedizos y emergentes políticos, que gobiernan nuestros ayuntamientos, nos quieren imponer cambiando las calles y levantando los monolitos que recuerdan a tanta gente de bien, parece no tener pausa ni fin. Tampoco acabará así nuestra repulsa y repudio. No nos van a cansar. He aquí la razón de este nuevo artículo de defensa y ataque.

14545237456072Cierto es que al hilo de los errores mayúsculos que por ejemplo en Madrid han cometido los dirigentes municipales retirando una placa que recordaba a unos jóvenes frailes asesinados en 1936, por el  mero hecho de serlo, o la confusión creada con la noticia de que calles dedicadas a Dalí, Santiago Bernabéu también iban a ser removidas, ha llevado a mucha gente a admitir, cuando no como lógico, sí como normal la retirada de las placas dedicadas a insignes generales que lucharon en el bando nacional en 1936. Cierto es que muchos medios se han hecho eco de los errores citados, pero, por más que leo, aún estoy esperando que alguien reivindique la memoria de dichos militares. Sí que lo han hecho los hijos y nietos de algunos de ellos; magníficos los artículos al respecto del Tte Gral Muñoz Grandes o del General de División Dávila.

YA ESTÁ BIEN.

Desde este BLOG, humilde paradigma de la defensa de España y de sus FAS, yo reivindico el honor y la grandeza de dichos generales. Aún estoy esperando que organismos como los Institutos de Historia y Cultura de los ejércitos defiendan la memoria histórica de aquellos hombres. ¿A qué esperan?

Vienen a mi memoria aquellas palabras que el Gral. Muñoz Grandes dirigía a aquellos de sus soldados de la División Azul cuando regresaban a España “Cuando regreséis a España y nuestras gentes se os acerquen con el natural afán de saber de vuestra vida en Rusia, jamás les habléis de vuestras propias heroicidades, sino de las gloriosas hazañas que realizaron los que aquí han muerto para que España viva” .218CE759-E176-42E8-887A-1584C069C4CE

Hoy cuando veo en que ha quedado el Castillo de Montjuich lleno de pancartas antimilitaristas y secesionistas, cuando con asombro me entero de que el patio de Carlos V en el Alcázar de Toledo es utilizado para bodas y banquetes, cuando veo desaparecer en el Arsenal de la Carraca una placa que simplemente recordaba a oficiales de la Armada asesinados en Paracuellos del Jarama, y tantas otras cosas más que prefiero no ver, se me revuelven las entrañas y aún más cuando me costa el sacrificio y heroísmo de nuestros soldados y marineros allá en Bosnia, Afganistán, Irak o en aguas de Somalia. Soldados y marineros dignos de mejor trato pues lo que son lo aprendieron de esos a los que hoy esos miserables quieren borrar de la historia.

Sí, desde aquí reivindico la figura del General Franco y de los Generales Muñoz Grandes, Dávila, Millán Astray, Saliquet, Varela, Yague y otros tantos más. Del capitán Haya o del héroe Garcia Morato. Reivindico a los héroes del Alcázar de Toledo, a los caídos en la División Azul y honro a la dotación del crucero Baleares. Todos forman parte de nuestra historia pasada y forman parte del acervo moral de nuestros ejércitos. Estoy hablando del honor y por supuesto de reconciliación pues no me duelen prendas en rendir el mismo honor a aquellos que en el otro bando también murieron noblemente defendiendo sus ideales por la  España en la que ellos creían.

Estoy hablando de españoles nobles que no merecen ser tratados como lo están siendo ahora y desde luego aún menos con la mirada puesta al tendido de aquellos que no debían permitirlo siquiera por vestir el mismo uniforme.

Libro de OrdenanzasEn algún artículo anterior me refería al significado de lo que supone la debida “neutralidad política” a la que se deben los militares en activo. Faltaría más dar una opinión en contra. El que entienda de mis líneas otra cosa distinta es que no entiende nada. Estoy hablando de otra cosa. Algo tan sencillo como siquiera reflejan nuestras RROO en su artículo 21: “Los miembros de las Fuerzas Armadas se sentirán herederos y depositarios de la tradición militar española. El homenaje a los héroes que la forjaron y a todos los que entregaron su vida por España es un deber de gratitud y un motivo de estímulo para la continuación de su obra “.

Para nada supone romper la neutralidad política el reivindicar la memoria de quienes todo lo dieron por España y es obligación de quienes son sus herederos, por mucho que les pese a algunos el reconocerlo o eso parece.

Allá cada cual con su conciencia, pero tal y como expresamos en la presentación de este BLOG que hicimos hace unas semanas, todavía quedamos algunos “viejos y estropeados soldados” que no nos vamos a callar, entre otras muchas razones porque sabemos que recogemos el sentir de tantos otros jóvenes soldados y marineros que por lo que respecta a España, a su unidad y a su pasado piensan lo mismo.FullSizeRender

YA ESTÁ BIEN.

General de División (R.) Infantería de Marina Juan Chicharro Ortega

10 pensamientos en “RECONCILIACIÓN Y HONOR ( II ) General de División Juan Chicharro Ortega

  1. GRACIAS MI GENERAL
    PRIMERO POR PASAR A LOS HECHOS DE RENDIR HONOR A ESOS PROVISIONALES Y A LOS OTROS QUE RELACIONAS.QUE NO SE PUEDEN ENTERRAR EN EL OLVIDO Y MENOS DEJAR OFENDER SIN RESPUESTA AL MENOS ESCRITA
    HAY QUE DESLINDAR LA DICTADURA DEL PORQUE ESOS HEROES ASI SE COMPORTARON Y LEVANTARON
    HE VISTO UNAS DANZARINAS ANDALUZAS BAILANDO SOBRE LA TUMBA DE QUEIPO DE LLANO
    ¿QUE HACEMOS SI NOS OFENDEN Y NOS CALLAMOS ? ESA ES LA PREGUNTA A LA QUE HAY QUE ENCONTRAR RESPUESTA. LA ULTIMA LA CONFRONTACIÓN. PERO NO CALLAR
    HOY SE ENJUICIA A UNA MUJER QUE NOS OFENDIÓ EN NUETRAS CREENCIAS COMO DICE EL OBISPO DE MADRID LA PERDONAREMOS PERO LA JUSTICIA TIENE QUE APLICARSE LO MISMO QUE LA PENITENCIA EN LA CONFESION
    DESDE MUY LEJOS, ME UNO A ESE HOMENAJE QUE ESPERO SEAN MUCHOS LOS QUE SE SUMEN A ÉL
    ESTOY UNIDO A LA INFANTRERÍA DE MARINA POR MIS AMISTADES EN MIS AÑOS JOVENES ,,LOS NOVELLE,S, MANOLO DE LA CRUZ EL OK Y NO HACE MUCHO REMEMORÉ ESAS AMISTADES CUANDO SE ENCONTRÓ EL SUBMARINO DONDE IBA EL PADRE DE MIS AMIGOS ALLÁ LOS AÑOS 50, MÁS MANIOBRAS CON VOSOTROS EN ESAS LSD O EL ARAGON QUE FUE DONDE OS CONOCÍ PROFESIONALMENTE
    HABRÁ QUE GRITAR NO SOLO ¡VIVA ESPAÑA!
    ¡VIVA LA VIRGEN DEL CARMEN REINA DE LOS MARES !
    A VUESTRAS ORDENES

    Me gusta

  2. Inconmensurable articulo Mi general, al que me sumo con todo mi ser.

    El problema Mi General, es que hay personas que piensan con la cabeza, y otras que lo hacen, o lo intentan, con el culo.

    Claro que viendo, lo que destilan nuestras ” Universidades de pensamiento único “, ¿ que podemos esperar de nuestra juventud ?.

    Un abrazo a todos los defensores de la Unidad de España.

    Me gusta

  3. Ampliando lo que ha dicho don Enrique Barber en lo que se refiere al tema religioso.
    Algunos, apelando a la libertad, lo que hacen es defender un inexistente derecho a la ofensa y al insulto. Con la Iglesia se atreven, pero me pregunto si serían capaces de, igual que han hecho una parodia del Padrenuestro, si tendrían el mismo coraje para intentar ridiculizar unos versos del Corán. Y si tanto que se atreven con la Iglesia Católica, si serían capaces de hacer lo mismo con el Islam o con la comunidad musulmana.
    Que se permita y aplauda este ‘poema’ supone una burla para los católicos. Es intolerable que los poderes públicos aplaudan y promuevan este tipo de actos ofensivos contra las creencias mayoritarias de nuestro país.
    El Padrenuestro es la oración principal para católicos, ortodoxos, anglicanos y protestantes. Hacer escarnio de ella es una grave ofensa para millones de ciudadanos.
    Los ayuntamientos españoles gobernados por grupos políticos que hacen del laicismo su, al parecer, única razón ideológica de ser, están convirtiendo en norma los ataques a las libertades fundamentales de los ciudadanos a los que se deben.

    Un abrazo.
    Pedro Motas

    Me gusta

  4. MI GENERAL,
    No entiendo tal reconciliación. La observación en riguroso silencio y la experiencia compartida durante años al servicio de España, más allá de sus fronteras, solamente me dio una respuesta, no hay sitio para la reconciliación. Y ahora ya siquiera sitio para solamente uno de los que debieran reconciliarse.
    No quiero compartir, espacio y lugar, con una cobarde retaguardia que ahora calla y se esconde sumándose, con la abstención y el voto afirmativo, poder arrancar con saña el honor de unos nombres, y que hasta no hace mucho tiempo presumía de una ociosa escenografía ilustrada de corrupción.
    No quiero reconciliarme con aquellos que prejuzgan mis ideales por el simple hecho de no ser como ellos, un esclavo.
    Permítame, no comparto en absoluto su idea respecto de aquellos que en el otro bando también murieron noblemente defendiendo sus ideales por la España en la que ellos creían. Para creer hay que tener fe, y nunca demostraron tener más fe que la de destruir España por su mero concepto y significado histórico. No tengo más que remitirme a cuantos nombres han sido borrados de las calles y plazas, al ser vilmente asesinados, en los últimos cuarenta años con toda una sucia y extendida complicidad, por acción y omisión.
    Y para finalizar, a manera de símil con referencia a nuestros vecinos más próximos: ¿Dónde estuvo el Presidente de la III República española mientras se cantaba, verso a verso, nuestro himno nacional en el Parlamento cuando eran asesinadas, década tras década, cientos de personas por mero hecho de ostentar la vecindad civil de una parte de España?
    Y lo peor, dónde está hoy el pueblo español que todo ello lo quiere olvidar rápidamente.
    A LA ORDEN DE VUECENCIA,

    Fdo. Francisco de Javier

    Me gusta

  5. No soy jurista, por tanto cabe que mi pensamiento no sea aplicable en términos de derecho. Derecho del que dudo, en cuanto que veo con la facilidad e impunidad en que se hieren dignidades desde quienes ostentan responsabilidades y debieran velar por la justicia honorable.
    España vive momentos de incertidumbre y riesgo. Riesgo alimentado desde instituciones del estado que pretenden quebrar la soberanía nacional; representantes de la soberanía nacional que poseedores de una legitimidad que los españoles les han concedido, propician la quiebra de la misma en la pretensión de convocar referéndums regionales o comunitarios; Presidentes de partidos que se autodenominan nacionales enfrentados hasta el punto de mostrarse impotentes para dar soluciones coherentes que atiendan al interés general; y todo ello apunta a la imposibilidad de conformar un gobierno fuerte y eficaz. Las estadísticas ante unas nuevas elecciones con pequeños cambios apuntan a más de lo mismo.
    Si de lo que se trata es de salvar la democracia en España, en mi opinión, no creo sea el momento de tocar la Constitución. Recordemos al filósofo: “en la tempestad no hagas mudanza”
    Es momento de revisar la colección legislativa que desarrolla la constitución y que con ella como ley magna, constituye el DERECHO en España. Ese derecho al que todos hemos de estar subordinados empezando por las Instituciones de la nación, pasando por las que conforman el estado – que está al servicio de la nación – y llegando al último español. Y para ello, es quizás necesario que intervenga la institución primera de la nación cuya cabeza es SM el Rey y que tiene asumido como tarea o cometido el poder de arbitraje para el buen funcionamiento de las Instituciones.
    Quizás apoyado por el Consejo de Estado debiera arbitrar la formación forzosa de un gobierno de coalición temporal con los partidos nacionales legitimados en las urnas, para con los altos tribunales de la magistratura, incluido el constitucional, revisar esa colección legislativa y limar todas aquellas leyes que han nacido de entre las grietas que todo derecho tiene o que se sitúan en el filo de la navaja mostrándose contrarias a la solidaridad, sectarias y por tanto hirientes de la dignidad de muchos.
    Quizás no se pueda en derecho decretar el estado de alarma, pero sin duda vivimos hoy en situación de alarma en todos los ámbitos desde el económico al social. No os engañemos más. Si no se aplica hoy el bisturí que conforman las instituciones y la justicia apoyadas por las fuerzas de seguridad, quizás mañana haya que utilizar el sable y este amputa.
    Las fuerzas Armadas no son ni pueden emplearse como fuerzas policiales y si quiebra la legalidad del estado, ellas tienen el cometido asignado de proteger la legalidad vigente: “El orden constitucional, la soberanía y la integridad territorial”.
    Son el sable, contempladas como institución de la Nación en la parte dogmática de la Constitución de 1978. Que no lo olviden las instituciones del Estado definidas en la parte orgánica. Ambas partes tienen requerimientos distintos incluso para alterar su articulado, tampoco se olvide esto, porque por algo es.

    Me gusta

  6. Mi general ¡¡No confrontación!!
    Que hacemos cuando un juez se apoya en lo que sentencia otro juez, de todos conocido y sentencia, que un abucheo al Himno Nacional y al rey, y por lo tanto a mi, no es falta
    ¿ QUE HACEMOS? desenvainar el sable, pues lo haremos con razón y lo envainaremos con honor, igual es cadena perpetua ve a saber
    ¿ A DONDE VAMOS ?

    Me gusta

  7. Buenas tardes, General Dávila y General Chicharro. Suscribo su artículo, General Chicharro. Creo que los que se “partieron la cara” en los campos (en cualquier guerra) son los que antes están dispuestos a llegar a acuerdo de un nuevo comienzo y reconocer el valor del oponente Hace ya mucho tiempo que me contaron la “anécdota” (lo pongo entre comillas, porque ignoro la veracidad, aunque no desmerezca su significado), que circulaba entre los ambientes de excombatientes “nacionales”, de que un periodista alemán, entrevistando al General Franco, frente al enemigo, le hizo la siguiente pregunta: “ya sabemos que usted tiene el Ejército más fuerte del Mundo (sin duda, para halagarle) pero… ¿cuál cree que es el segundo?”, a lo que el General Franco contestó, señalando al enemigo: “aquel”. También recuerdo el contento que manifestaban recordar muchos excombatientes “nacionales” ante la “carrera” de los italianos en Guadalajara, frente a españoles… Hoy no estamos hablando de estos, sino que estamos hablando de los falsos (o sea, que toman para sí la causa de otros) “herederos” (alguno, incluso, familiar) de los de las “sacas” y “paseos”, que hubo en los dos lados, aprovechando que la guerra crea “agujero” para la ley y para la vergüenza, pero que el lado victorioso no encumbró y, sin embargo, ahora se trata de justificar las tropelías del otro, sin duda con el fin de reproducirlas, repudiando a sus víctimas. “Curiosamente”, no se está honrando, mostrando sus gestas, a los que, desde el otro lado y cara a cara, se opusieron al Alzamiento sino que, ocultando sus “otras gestas” y a los que se opusieron a ellas, se está honrando a los de la “cheka” y del tiro en la nuca, lo peor de lo peor. La única forma de evitar la confrontación es la rendición en espera de merced por parte de un enemigo sanguinario.
    Reciban un cordial saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s