ESPERANZA FONSECA. EL AAIUN (Un testimonio sobrecogedor y necesario)

Si les decimos que a los componentes de este blog nos es muy próxima y querida la familia González Marcos probablemente no les diga mucho, pero si añadimos que Victoria y Esperanza ¡Qué nombres tan españoles!  Son la esposa e hija del recordado coronel Valeriano González-Fonseca, que fue oficial del Tercer Tercio de la Legión, en cuyas filas llegó a mandar la VII Bandera; seguro que sitúan a la familia. Victoria desde las páginas del diario El Alcázar escribió las últimas crónicas de la entrega del antiguo Sahara Español. Esperanza era por aquellas fechas Dama de Sanidad Militar en la Sala Avanzada (hospital de campaña) del Aaiun.  Cuando don Valeriano nos dejó, no faltaban jamás al desfile militar del Día Nacional, el 12 de Octubre, hasta que una insidiosa dolencia recluyó a la madre en casa y a la hija siempre a su lado. No faltaba tampoco el óbolo que, pese a sus exiguos recursos, ofrecían siempre a la escuadra de gastadores “para vinillo y esas cosas”.

Hoy queremos traer ante Vds. el testimonio que Esperanza nos ha dejado tras leer una de las entradas que hemos publicado en este blog sobre las posesiones españolas en el  Africa Occidental. Y lo traemos ante Vds. por el impresionante valor testimonial que representan, por el cariño a esta familia y también para animarles a ustedes, queridos lectores a que dejen sus improntas, sus comentarios y reflexiones, en definitiva sus ideas,  sobre nuestros artículos. Es muy sencillo. Si creen en lo que escribimos, si piensan que merece la pena, nos ayudarán mucho a enriquecer y difundir este blog.

Por favor, lean a continuación el testimonio de Esperanza Fonseca.

LOS COMPONENTE DEL BLOG GRAL DAVILA

ESPERANZA FONSECA. EL AAIUN (Un testimonio sobrecogedor y necesario)Aaiun-vistaMaravilloso lo que habéis escrito en todos los sentidos, pero a mí me faltan agallas para volver al territorio, porque jamás podré olvidar a mis heridos del Hospital, ni a aquellos cuyo último aliento recogí, ni el olor a carne humana achicharrada de un abrasado, que me impregnó hasta el poquísimo pelo que la toca me dejaba al aire. Ese olor a ser humano quemado aún hoy me acompaña. Tampoco he superado las mutilaciones, la masa encefálica de un paracaidista en mi mano al pasarle una gasa por lo que la misma sangre hacia que pareciera superficial. Ni olvidaré jamás a las madres (yo ya lo era) a las que tuve que enviar los efectos más personales de sus hijos, o decirles que habían fallecido. Yo habría preferido mil veces estar en las posiciones antes que en el Hospital, sacaba fuerzas para no arrugarme ante aquella pesadilla de la absoluta ejemplaridad y heroísmo sin oficiales o superiores delante de aquellos legionarios, paracaidistas, soldados de “La Brunete” (en concreto RIAC Alcázar de Toledo 61), infantes de marina. 1269751962_850215_0000000000_sumario_normalNi uno solo de aquello soldados se arrugó jamás o renegó de estar allí. No quiero volver al territorio simplemente por la memoria y heroísmo de los que quedaron allí, o en plena juventud quedaron mutilados o desfigurados por ver izada nuestra bandera en el territorio. Os admiro con toda mi alma, pero me siento incapaz de volver a pisar el territorio a menos que la salvación del resto de España dependiera de ello. Un millón de besos de vuestra amiga y antigua dama de sanidad Militar en la sala Avanzada del Aaiun.

Esperanza Fonseca

26 pensamientos en “ESPERANZA FONSECA. EL AAIUN (Un testimonio sobrecogedor y necesario)

  1. Muchas gracias Esperanza por tu desinteresada y cariñosa dedicación hacia los que más lo necesitaban, entonces y ahora. Saludos a Dña Victoria, Dama Legionaria de hecho y de Espíritu. Mi reconocimiento para toda esa familia Legionaria. Un abrazo

    Me gusta

  2. Doña Esperanza,

    Gracias por sus palabras, las he leído, una y otra vez. Gracias por su testimonio.

    ¿ Qué se quedó allí para que Usted no quiera volver a recogerlo ?.

    Tal vez en la pregunta esté la respuesta: no quiera recoger aquello que allí debe permanecer, y permanece. Recogerlo sería arriar la bandera o cortar el mástil que la bandera por sí sola sostiene. Usted nunca ha abandonado las almas que allí continúan completamente ajenas a los que perjuraron, y entregaron ignominiosamente por poder al más absoluto olvido todas aquellas ejemplares vidas.

    Aquel gran sacrificio de nuestros hermanos caídos, heridos o mutilados sólo Usted conocía.

    Y ahora, al compartir de algún modo su dolor, algunos de nosotros, voluntarios también, podremos acompañarla en silencio, y con el paso del tiempo relevar su largo camino.

    Fdo. Francisco de Javier

    Me gusta

  3. Como veterano caballero legionario paracaidista me ha estremecido su testimonio que la honra. Seguro que aquellos hombres se sentian afortunados de que alguien como usted los cuidara. En los tiempos que corren no interesa recordar y honrar nuestros heroes, pero por mucho que se empeñen algunos no los olvidaremos jamás.

    Me gusta

  4. Este relato me recuerda otro que publiqué, por dos veces en años distintos, sobre los origenes de La Legión y los evacuados del frente; siendo atendidos con amor por las monjitas del hospital de Melilla, Ceuta e, inluso, el Gómez Ulla, cuando aun no existía la Sala Avanzada de El Aaiún, y todos los heridos pasaban al Hospital Militar de Las Palmas. ¡ Qué recuerdos !

    Me gusta

  5. Como Caballero Legionario, que sirvio durante Tres años, en Nuestra querida Africa Ocidental Espanola, y en el Acuartelamiento de Sidy Buya,!,965 / 1.968, Me a emocionado su relato Doña Esperanza, pues ademas de al ver la Foto con la salle principal del Aaiun, y al Fondo, nuestra Iglesia. y recordando a la derecha el hospital, me vienen al cabo de tantos años, tantos recuerdos que no puedo por menos que emocionarme, pue en ese Hospital en mi epoca, habia una monja que se Apellidaba, Heras Arrivas, y lo que es la Vida, en el año 70, Empeze a trabajar en el Aeropuerto de Barajas, con una hemana menor de ella. saludos y Viva la Legion.

    Me gusta

  6. MUCHISIMAS GRACIAS A TODAS LAS PERSONAS QUE HABEIS LEIDO MIS RECUERDOS
    Con toda mi humildad, pido perdón por mi olvido hacia los Jefes, Oficiales, Suboficiales y Soldados de una Unidad con una ejemplaridad tan fuera de toda duda como Tropas Nómadas.
    Tuve el privilegio de atenderos, y me dejásteis tan marcada para el resto de mi vida como los demás. Le comentaba el otro día al Gral.Coloma el caso de un soldado, que si me piden juramento, precisamente diría que era de Nómadas, que como consecuencia de la explosión de una granada, llegó con todo el cuerpo acribillado de metralla. Para mi cada cura era un suplicio pensando en el dolor que yo le iba a infringir, porque para quitarle la metralla del cuerpo tenía que cepillarle con un cepillo especial de quirófano, y apenas disponíamos de calmantes (la falta endémica de medios de los españoles),por más que yo le decía que podía quejarse, aullar, llamarme lo que se le antojara mientras le curaba, cuando yo terminaba el me decía que tenía manos de ángel y que su madre no habría puesto más cuidado en curarle del que yo ponía.Llegó a doblar los barrotes de la cama de dolor pero jamás se quejó, y siempre me dió las gracias por estar allí.
    Arturo López de Maturana Leonardo, siempre leal a tus Subordinados y Jefes, nos conocemos hace una vida, siempre amigo, eres de esos Oficiales que estaba
    con papá, y aunque nadie me dió clases de moral militar, la actitud, el comportamiento, y el ejemplo de los Oficiales que rodeábais a mi padre era una auténtica LECCION DE MORAL MILITAR QUE RECIBI DE VOSOTROS MISMOS SIN YO PERCIBIRLO.
    Os mereceis que os conteste uno a uno, pero tengo a mi madre muy enferma con
    un cáncer, y con su enfermedad, mi trabajo, la casa, no doy abasto pero a FRANCISCO DE JAVIER no puedo dejar de darle las gracias COMO A TODOS LOS DEMAS POR SUS PALABRAS. Me pregunta que porque no quiero volver allí, pues porque mis heridos me pidieron combatir al precio que fuera, y que yo no les abandonara, y ACORDANDOME DE ELLOS YO NO CLAUDICO (SOY CONSCIENTE QUE LOS QUE LEEIS ESTE BLOG TAMPOCO LO HABEIS HECHO),por mi parte volver allí viendo izada la bandera marroquí es ACABAR DE ENTERRAR A AQUELLOS SOLDADOS PARA SIEMPRE A LOS QUE JURE QUE NO ABANDONARIA MIENTRAS YO VIVIERA, PORQUE MIENTRAS YO ALIENTE, EL EJEMPLO ANONIMO DE AQUELLOS SOLDADOS VIVIRA DENTRO DE MI. Por eso no voy a
    volver, a lo largo de la historia los españoles hemos muerto combatiendo, nos hemos exiliado, hemos sido encarcelados, hemos estado proscritos a lo peor, pero la historia nos dice que desde Rocroy hasta nuestros días, los ESPAÑOLES LO UNICO QUE NO HEMOS HECHO HA SIDO RENDIRNOS, Y EN ESAS SIGO YO JUNTO A MIS HERIDOS Y MUERTOS, PORQUE ELLOS NO SE RINDIERON, ELLOS NO CLAUDICARON, NO SE QUEJARON JAMAS, NI SE REVOLVIERON HASTA QUE SE MERCADEO CON SUS MUÑONES ENTREGANDO EL TERRITORIO Y TRAICIONANDOLES. ELLOS QUE ESTABAN A PEDAZOS ME PEDIAN SU ARMAMENTO PARA SEGUIR COMBATIENDO, PORQUE COMO LE COMENTABA AL GRAL.COLOMA LOS ESPAÑOLES SOMOS CAPACES DE LO MEJOR Y LO PEOR, PERO SIEMPRE DAMOS LA NOTA ANTE EL MUNDO PARA BIEN Y PARA MAL. SOMOS CAPACES DE LA MAYOR NOBLEZA Y VALENTIA UNOS, Y DE LA MAYOR VILEZA Y COBARDIA OTROS, PORQUE AUNQUE ESTOS ULTIMOS RENIEGUEN DE SU CONDICION DE ESPAÑOLES, ESTA CLARO, POR LA PASION QUE PONEN EN EL CAMINO DE AUTODESTRUIR ESPAÑA QUE ESE FUROR AUTODESTRUCTIVO SOLO ES CAPAZ DE TENERLO UN ESPAÑOL QUE AUNQUE RENIEGUE DE SERLO ES UN CELTIBERICO POR LOS CUATRO COSTADOS.
    Benditos seáis por vuestras palabras y ya sabéis donde tenéis una amiga,
    Esperanza Fonseca

    Me gusta

  7. MUCHISIMAS GRACIAS A TODAS LAS PERSONAS QUE HABEIS LEIDO MIS RECUERDOS
    Con toda mi humildad, pido perdón por mi olvido hacía los Jefes, Oficiales, Suboficiales y Soldados de una Unidad con una ejemplaridad tan fuera de toda duda como Tropas Nómadas. Tuve el privilegio de atenderos, y me dejasteis tan marcada para el resto de mi vida como los demás. Le comentaba el otro día al General Coloma el caso de un soldado, que si me piden juramento, precisamente diría que era de Nómadas (pensad que han pasado 40 años) que como consecuencia de la explosión de una granada, llegó con todo el cuerpo acribillado de metralla. Para mi cada cura era un suplicio pensando en el dolor que yo le iba a infringir, porque para quitarle la metralla del cuerpo tenía que cepillarle con un cepillo especial de quirófano, y apenas disponíamos de calmantes (la falta endémica de medios de los españoles), por más que yo le decía que podía quejarse, aullar, llamarme lo que se le antojara mientras le curaba, cuando yo terminaba él me decía que tenía manos de ángel y que su madre no habría puesto mas cuidado en curarle del que yo ponía. Llegó a doblar los barrotes de la cama de dolor pero jamás se quejó, y siempre me dió las gracias por estar allí.
    Arturo López de Maturana Leonardo, siempre leal a tus Subordinados y Jefes, nos conocemos hace una vida, siempre amigo, eres de esos Oficiales que estaba con papá, y aunque nadie me dió clases de moral militar, la actitud, el comportamiento, y el ejemplo de los Oficiales que rodeábais a mi padre era una autentica LECCION DE MORAL MILITAR QUE RECIBÍ DE VOSOTROS MISMOS SIN YO MISMA PERCIBIRLO.
    Os merecéis que os conteste uno a uno, pero tengo a mi madre muy enferma con un cáncer, y con su enfermedad, mi trabajo, la casa, no doy abasto pero a FRANCISCO DE JAVIER no puedo dejar de darle las gracias COMO A TODOS LOS DEMAS POR SUS PALABRAS. Me pregunta que porqué no quiero volver a allí, pues porque mis heridos me pidieron combatir al precio que fuera, y que yo no les abandonara, y ACORDANDOME DE ELLOS YO NO CLAUDICO (SOY CONSCIENTE QUE LOS QUE LEEIS ESTE BLOG TAMPOCO LO HABEIS HECHO), por mi parte volver allí viendo izada la bandera marroquí es ACABAR DE ENTERRAR A AQUELLOS SOLDADOS PARA SIEMPRE A LOS QUE JURÉ QUE NO ABANDONARIA MIENTRAS YO VIVIERA, PORQUE MIENTRAS YO ALIENTE, EL EJEMPLO ANONIMO DE AQUELLOS SOLDADOS VIVIRÁ DENTRO DE MI. Por eso no voy a volver, a lo largo de la Historia los españoles hemos muerto combatiendo, nos hemos exiliado, hemos sido encarcelados, hemos estado proscritos a lo peor, pero la HISTORIA nos dice que desde Rocroy hasta nuestros días, los ESPAÑOLES LO UNICO QUE NO HEMOS HECHOS HA SIDO RENDIRNOS, Y EN ESAS SIGO YO JUNTO A MIS HERIDOS Y MUERTOS, PORQUE ELLOS NOS SE RINDIERON, ELLOS NO CLAUDICARON, NO SE QUEJARON JAMAS, NI SE REVOLVIERON HASTA QUE SE MERCADEÓ CON SUS MUÑONES ENTREGANDO EL TERRITORIO Y TRAICIONANDOLES. ELLOS QUE ESTABAN A PEDAZOS ME PEDIAN SU ARMAMENTO PARA SEGUIR COMBATIENDO, PORQUE COMO LE COMENTABA AL GRAL. COLOMA LOS ESPAÑOLES SOMOS CAPACES DE LO MEJOR Y DE LO PEOR, PERO SIEMPRE DAMOS LA NOTA ANTE EL MUNDO, PARA BIEN Y PARA MAL, LOS ESPAÑOLES SOMOS CAPACES DE LA MAYOR NOBLEZA Y VALENTIA UNOS , Y DE LAS MAYORES VILEZAS Y COBARDIA OTROS, PORQUE AUNQUE ESTOS ÚLTIMOS RENIEGUEN DE SU CONDICIÓN DE ESPAÑOLES, ESTÁ CLARO POR LA PASION QUE PONEN EN EL CAMINO DE AUTODESTRUIR ESPAÑA QUE ESE FUROR AUTODESTRUCTIVO SOLO ES CAPAZ DE TENERLO UN ESPAÑOL QUE AUNQUE RENIEGUE DE SERLO ES UN CELTIBERICO POR LOS CUATRO COSTADOS.
    Benditos seáis por vuestras palabras y ya sabéis donde tenéis una amiga.
    Esperanza Fonseca Marco

    Me gusta

  8. Gracias, Esperanza, por estas palabras escritas desde el desgarro de un corazón de mujer que sin embargo hace honor a su propio nombre.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  9. Solo el Creador es el dueño total de nuestros sentimientos y Él estoy seguro que le permitira a usted verlos a todos allá arriba desde su derecha algún día …Yo no estuve alli, pero conocí a muchisimos de los que si estuvieron y actualmente velo un poco desde mi puesto por la memoria de esos que cayeron y seguro que del paracaidista que con sus manos amorosas usted le limpiaba la sangre, amén de como a otros…No se arrugaron , no.. ni nos arrugamos ahora tampoco los que seguimos sus pasos.. No le preocupe el no volver alli despues de lo que hizo… su alma siempre estará a su lado.. Despues de treinta y pico años de servicio , casi todos en los paracaidistas, desde donde le hablo , le doy las gracias de corazón en nombre de todos nosotros y por todos ellos . Gracias SEÑORA quiera nuestra Madre la Virgen darle 100 años de vida a usted y a todos los suyos.. no la conozco , pero al leerla me recuerda que madre nuestra es. Brigada Caballero Legionario Paracadista M.Díaz Cobo.

    Me gusta

  10. Muchas gracias DOÑA ESPERANZA, Dios sabrá compensarle todo lo que hizo por sus Hijos, en aquellas terribles experiencias, y por estas letras que nos ha dedicado con el corazón en este magnífico blog, de Españoles que jamás nos rendiremos ni dejaremos de serlo.

    Reciba un cariñoso abrazo de un C.L.P., deseándole lo mejor para Ud. su Familia, y en especial para su Madre. ” LA MUERTE NO ES EL FINAL”.

    Francisco García Oliver

    Me gusta

  11. Doña Esperanza,

    La experiencia y la reflexión me han demostrado que toda persona, mujer u hombre, nace o no nace de pie, nace o no nace arrastrándose, nace o no nace libre. Algunos de nosotros, voluntarios de primera línea, en el transcurrir de nuestra vida hemos siempre hincado la rodilla ante Dios al tiempo que ante los hombres de frente (de pie y libres).

    Por ello, permítame que me pueda dirigir ésta vez a Usted de la única manera posible para agradecerle sus palabras al mencionar mi nombre: ¡Madre!.

    Permítame, una segunda licencia, yo sí visitaré aquella tierra y miraré de frente a aquellos que hoy izan otra bandera allí para explicarles que el espíritu de nuestros caídos nunca arriaron la nuestra.

    Y como aviso a navegantes, estas últimas palabras también se las brindo, desde este tan preciado Blog, a todos y cada uno de los que como Usted bien describe: MERCADEARON CON LOS MUÑONES DE NUESTROS HERMANOS ENTREGANDO EL TERRITORIO Y TRAICIONÁNDOLES.

    Fdo. Francisco de Javier

    Me gusta

  12. No quiero volver al territorio simplemente por la memoria y heroísmo de los que quedaron allí, o en plena juventud quedaron mutilados o desfigurados por ver izada nuestra bandera en el territorio. IMPRESIONANTES LINEAS. NO PUEDEN QUEDAR OLVIDADOS Y ME OBLIGA A INVESTIGAR MAS EN TODO LO QUE DEJAMOS ATRAS EN EL SAHARA.
    Si mi madre ( 84 años) me lo autoriza, si la viuda de mi tió C..L. ( nacida en el Sáhara) y saharaui o española de nacionalidad me lo permite, TRANSCRIBIRÉ EN FORMA DE ARTÍCULO con la aprobación de los autores de éste blog diversas vivencias y acontecimiento allí vividos, especialmente en los críticos meses de agosto de 11973 (creación del Frente Polisario), los sucesos de Tifariti y el arrío de bandera el 12 de Enero de 1976 en Villa Cisneros.

    Me gusta

  13. Muchas gracias Esperanza. Con las emotivas palabras de sus reflexiones, y con las posteriores en que consigna el agradecimiento a los lectores, describe magistralmente sus sentimientos de entonces… ¡Y los de ahora!
    Comparto plenamente sus razones. Fui teniente en la Agrupación de Tropas Nómadas y viví muy directamente aquella vergonzosa entrega: Por ello he dado en el mes de noviembre pasado, en la Coruña, una conferencia cuyo título es revelador: “El abandono del Sahara, una revisión crítica 40 años después” que me gustaría hacerle llegar el texto, porque me parece que compartimos plenamente opiniones y sentimientos.
    Con mi admiración y afecto le envío un cordial saludo.

    Me gusta

  14. Son las 00,35 de la madrugada del sábado al domingo, y hasta ahora que mi madre está un poco tranquila no he podido ponerme al ordenador, aunque esto os lo mandaré por la mañana. Voy a seguiros contestando porque, igual que hacían los soldados del Hospital, me honráis con vuestras palabras, pero si quiero precisar, que como literalmente le he dicho al Gral. Coloma, al responder no tengo ningún afán de protagonismo, siento un infinito pudor que pueda parecer que utilizo la sangre y abnegación de aquellos soldados para algún tipo de beneficio propio. No lo hice hace 40 años, no voy a hacerlo ahora. Yo no soy así. Tampoco quiero que nadie piense que soy mejor de lo que realmente soy, que nadie me mitifique. Sí es verdad, que tal y como mis padres (los dos) me enseñaron, intento ayudar a todo el/la que puedo, quienes me conocen por mi trabajo lo saben, pero eso no quita para que cuando “me tocan la nariz” sea un perfecto cardo borriquero, con un “pronto” del infierno, que me dura 30´ más o menos, pero también es verdad que soy como la gaseosa. He sacado lo malo de cada uno de mis progenitores, y en lo que se refiere al genio soy absolutamente Fonseca, y mi padre, como le definía su nieta era “un león rugiente de corazón sensible”, aunque yo a mi padre no le llegue a la altura de los botos, como le comentaba hoy a PILAR MUÑOZ MANERO que ha tenido la gentileza de llamarme para decirme cosas que intentaré merecer, y por cuyo marido y cuñado, mi padre sentía devoción como por tantos otros GLORIOSOS COMPAÑEROS como tuvo en la BRIPAC (GARUTI, donde quiera que estés, papá te adoraba, contad conmigo tu y tu hijo, QUE EJEMPLO, Y QUE GLORIOSA BANDERA LA TUYA durante la Marcha Verde, supongo que hubo más Banderas de la BRIPAC destacadas en el Sahara pero a ti, tuve el privilegio de conocerte, para todos los CLP que estuvisteis allí, o que me leáis, HONOR Y GLORIA).
    Ahora quiero quitarme una espina que tengo clavada desde hace 41 años contestando al antiguo Tte. de Tropas Nómadas LORENZO FERNANDEZ NAVARRO DE LOS PAÑOS Y ALVAREZ DE MIRANDA. Vamos a tutearnos, te lo ruego, dicho esto, si lo tienes a bien te suplico que les pidas PERDÓN en mi nombre a tus 4 compañeros secuestrados por el Polisario, porque cuando estuvieron en el Hospital nada más ser liberados, RECIBI LA ORDEN TAXATIVA DE NO ACERCARME A ELLOS BAJO NINGUN CONCEPTO, NO DIGO YA HABLAR. TE DOY MI PALABRA DE HONOR QUE LO QUE TE DIGO ES RIGUROSAMENTE CIERTO. A ellos 4 desconozco quien les atendió, estuvieron aislados del resto de heridos, de hecho les pusieron en un ala del Hospital AL QUE SE ME PROHIBIÓ ACCEDER. No sé qué visitas recibieron ni que trato se les dió en el Hospital, eso que te lo cuenten ellos, pero POR LA GLORIA DE MI PADRE QUE DIGO LA VERDAD. PIENSA QUE MI MADRE ERA PERIODISTA, Y SUPONGO QUE HUBO MIEDO A QUE YO HABLARA CON ELLOS Y LUEGO COMENTARA A MI MADRE, PORQUE UNA COSA ES LA INTELIGENCIA MILITAR QUE YO RESPETO CON TODO MI CORAZÓN PORQUE REALIZA UNA FUNCIÓN IMPRESCINDIBLE (NO OLVIDEMOS A LAS FAMILIAS DE LOS 6 AGENTES DEL CNI CAIDOS EN AFGANISTAN), Y OTRO LAS CHORRADAS DE LOS SECRETISMOS POR LA COBARDÍA DE QUE SE DESCUBRA QUIEN LA FASTIDIÓ, y el secuestro de tus compañeros o se permitió para desmoralizaros, y “embecerraros” aun más, o fue un “error” que debió costar cabezas, cosa que hasta donde yo sé, no pasó, y si a estas alturas de la historia puedes y quieres hacerlo sácame de mi equivocación.
    Pero quiero dejar claro que hasta hace 11 años, en que lo hice a unos compañeros vuestros, yo no hablé JAMAS CON NADIE de todo lo vivido entre las paredes de aquel Hospital, porque como le comenté al Gral. Coloma, bastante “calentitos” estabais vosotros, como para que yo encima echara leña al fuego. Este Blog es la tercera vez que cuento lo que vi, viví, y aun hoy, siento. La segunda vez que conté, fue hará unos 3 ó 4 años con un buitre carroñero que pensé escribiría la verdad de lo que allí pasó, y salvo en un par de casos solo ha plasmado la cobardía, que también la hubo, (por supuesto), porque el problema de los cobardes es que les molesta la valentía, es más fácil negar LOS DIDIMOS AJENOS que ASUMIR LA FALTA DE LOS PROPIOS es por eso que los gallinas niegan a los VALIENTES, DICEN QUE EL VALIENTE LO ES POR ALGUN REDITO MATERIAL, el ladrón piensa que todo el mundo es de su propia condición, el materialista niega al idealista para auto justificarse siempre, además la cobardía, al igual que el VALOR, son contagiosos como regueros de pólvora. Fijaros si hubo cobardía que se entregó el territorio, para poneros un ejemplo, a mi madre el entonces Ministro Marroquí de Asuntos Exteriores Driss Barri le ofreció, (si no recuerdo mal en el Parador de Aaiún, aunque dudo del lugar en que lo hizo no dudo de la cantidad de dinero, en sus crónicas está porque mamá lo publicó entonces- aunque deseo hacer hincapié en que respeto las opiniones de mi madre pero no comparto todas aunque la quiera con todo mi ser-) Driss Barri le ofreció a mi madre, decía yo, 4 millones de pesetas del año 1975 (y más prebendas que me callo) para que escribiera a favor de Marruecos y dejara de hacerlo en la línea de la independencia del Sahara. El Ministerio de Exteriores marroquí jamás desmintió la noticia publicada en El Alcázar y firmada por mi madre.¿ Cuantos políticos de entonces no pasarían por el aro y se dejarían comprar facilitando así, y firmando, la entrega del territorio?.
    Para acabar con los cobardes materialistas, y por no alargar esto aun más, ya os hablaré del desertor autolesionado que me llevaron un día a la Sala Avanzada (no voy a decir de qué color era su uniforme, sus compañeros no lo merecen) y que se fue del Hospital con los dientes en la mano de la galleta que le atizó un Suboficial Legionario o Paracaidista –ya no estoy segura- porque se refirió a mi delante de los demás como a “la h.p. de esta enfermera” por las auténticas perrerías que le hice. Hay que pensar que un uniforme no hace inmune a las miserias humanas, y entre los 12 Apóstoles hubo un Judas, lo vemos con las sotanas a pesar del EJEMPLO QUE NOS DEJÓ CRISTO, el ser humano es imperfecto, luego solo somos como nos comportamos, y somos lo que queremos ser pero disculpadme que me pongo a pontificar sin darme cuenta.
    PERDONAME que estoy escribiendo más que el Tostao y me estoy desviando, pero por si os ayuda, Lorenzo, quiero contarte que poco antes del secuestro de tus compañeros, una noche cenando en mi casa Pepe Travesedo y Martínez de las Rivas, (Marqués de Sierra Bullones), y T.Col. Jefe del Grupo Ligero de Caballería del III Tercio, y mi padre Comandante, destinado en ese momento en la VIII Bdrª, ambos “rajaban” al respecto de que algunos Jefes (solo Jefes) habían recibido la orden de ¡¡¡no salir de patrulla con su gente!!! Mi padre, que los que estuvisteis con él sabéis que no se callaba ni debajo del agua (era “perdigón”, genio y figura…los que le conocisteis sabéis que a lo largo de toda su carrera llevó a todo bicho viviente de “pelandusco derriere”, y disculpad el eufemismo), o mejor dicho, que se callaba siempre por respeto pero no por miedo, alegó a quien le dió la orden (que también había recibido Pepe Travesedo), que sus Legionarios tenían que verle porque para algo era su Cmte. y que mientras la gente estaba en el campo él no se iba a quedar en el Acuartelamiento de Sidi Bulla encerrado. Al poco tiempo de esta conversación entre Pepe y mi padre, a papá le relevaban de la Bandera y le mandaban de Jefe del Depósito de Víveres del Tercio. Ha sido su único Mando de Servicios en los años que pasó en la Legión (llegó de Cpt. en 1968 al Sahara, y estuvo en el Tercer Tercio hasta que en Fuerteventura, ascendió a Coronel en 1983) ese fue el destino de mi padre durante la Marcha Verde, el Depósito de Víveres. Hasta que llegó a Víveres papá siempre había mandado Armas como volvió a hacer el resto de su vida en activo, porque era lo que le gustaba, y lo que sus Jefes le permitieron hacer.
    Saca tu conclusiones, las mías, jamás se lo pregunté, tampoco me lo hubiera contado porque en lo profesional mi padre era hermético, excepto para contarme los Jefes, compañeros, y subordinados brillantísimos que tuvo (de ahí que cuando me presentaba a alguien y no me contaba luego sus hazañas, hacía que sus silencios fueran clamorosos para mí) y la víspera de su muerte, que también me contó cosas. Te decía Lorenzo, que no sé porqué aquella conversación entre los dos compañeretes se me grabó en la memoria, y cuando os secuestraron entendí entre otras razones, que si era complicado y bochornoso explicar el secuestro de unos Oficiales, cuando previamente a que ocurriera ya había habido “run-run” de que eso podía ocurrir, Y A QUIEN LO HABIA SUGERIDO POCO MENOS QUE SE LE HABIA TILDADO DE COBARDE. Lo que no querían era que el secuestro fuera más “arriba” de unos Tenientes, porque yo no sé lo que pasó pero durante la Marcha Verde yo fui consciente que podía haber algún momento comprometido en que os rebasaran, y pensar en ello me hizo meditar y asumir que a pesar de mi hija, yo no quería que me cogieran viva (lo siento, Beatriz, hija mía, si lees esto, pero si me hacían prisionera nada garantizaba que pudiera volver a reunirme contigo, además, no te hubiera faltado el amor de tu abuela y tus tías, sabes qué tiempo más tarde dejé de hacer el deporte que mas me gustaba, cuando tu abuela te contó que yo lo practicaba para ver que opinabas tu, porque me dijiste siendo un “moco” de unos 7 añitos que “eso no lo hace una mamá).
    Cuando convencí a mi padre para quedarme en el territorio (me costó la mayor bronca de mi vida con él, y mira que las tuvimos gordas) me entregó una FN que yo llevaba en el bolso diciéndome “como eres una “indefensa mujercita”, en caso de necesidad, tira primero y pregunta después” (por cierto que la FN pesaba más que la mar, también quiero dejar aquí claro que mi padre de machista nada porque creció en una familia donde las mujeres siempre tuvieron despacho, pero eso es otra historia) decía que cuando ocurrió lo vuestro, comprendí que si ves que te van a poner una pistola en la cabeza no te la ponen, el problema es que te encuentres en un momento dado ya con el cañón en la nuca, porque entonces te quedas con él puesto.
    Lorenzo, pasando a otro tema me parece apasionante la idea de leer tu conferencia, supongo que conoces al Gral. Coloma, que él te facilite mi teléfono, y me llamas por la tarde porque por la mañana estoy en el trabajo y no puedo decir ni “mu”, y quedamos para hacérmela llegar.
    Para terminar, esta noche mientras le daba la cena (eso hubiera querido yo, que hubiera comido algo)a mi madre, de pasada me pareció oír en la tele que los zapadores rusos están desactivando las minas que han quedado en la última ciudad que han tomado en Siria (¿Alepo?), pues bien, MI RESPETO Y DEVOCIÓN POR LOS ZAPADORES ESPAÑOLES, no olvidaré jamás a un Teniente de Ingenieros que estuvo allí, que ya durante la salida del territorio cuando les ordenaron quitar las minas para que los marroquíes pudieran pasar y entrar en el Sahara, minas que previamente se habían ordenado poner para combatir, al retirar una de las minas, digo, tuvo un accidente que gracias a Dios pudo contar. Cuando ya le iban a evacuar para Las Palmas tras unos días en el Hospital de Aaiún (no recuerdo cuantos), y fui a despedirme de él a su habitación me dio la sorpresa de entregarme un perfume de Nina Ricci que en unos días de permiso en Las Palmas, le había comprado a su mujer para traérselo a la península, diciéndome más o menos: “Si yo le cuento a mi mujer como me has tratado, y le doy a ella el perfume que le llevaba en vez de entregártelo a ti, es la madre de mis hijos la que me liquida en vez de la mina contra los marroquíes”, más o menos, quiero recordar que me dijo esto, coma arriba, coma abajo, y claro, con ese preámbulo lo acepté. No sé qué habrá sido de él, espero que siga igual de enamorado de su mujer que entonces, y en compañía de su fantástica familia. Si por casualidad leyeras esto, me tenéis a vuestra disposición, tú y los tuyos, hoy igual que entonces.
    Bueno, esta noche me he pasado escribiendo, pero gracias a Dios mi madre no se ha despertado y duerme tranquila, al menos de momento. Como está en casa con cuidados paliativos, intentaré iros contestando A TODOS como su enfermedad me permita hacer, porque ya os he comentado que además, de lunes a viernes trabajo.
    Mi gratitud a quienes hayáis tenido la paciencia de leer hasta aquí, y a quienes lo habéis dejado a medias, no me sorprende, con la longitud de lo que he escrito me he pasado de frenada
    Disculpad lo mal redactado y disperso que está todo, pero los recuerdos acuden a borbotones y ya me muero de sueño. Lorenzo, para acabar quiero rogarte a ti y a todos los que podáis hacerme el honor de leer estas líneas, y que estuvisteis allí, que si alguna fecha o dato que os dé no os cuadra, me lo hagáis saber para ajustarlo porque tras 41 años trascurridos de aquello, me puedo confundir y no quiero que parezca que miento, fabulo, o magnifico algo porque no tengo porqué hacerlo. La realidad en otro país habría sido de película porque HE VISTO MORIR A LOS SOLDADOS ESPAÑOLES CON LAS BOTAS PUESTAS, aquí mejor que no la hagan –la película digo- o los militares españoles saldréis con taparrabos, azotando a los saharauis, violando a sus mujeres y maltratando y obligando a trabajar a los niñitos saharauis, a la vez, que vosotros le limpiáis las botas a los marroquíes. Los que estuvimos allí sabemos que no fue así, SÍ EN PLENO SIGLO XXI ME CONSTA COMO MERECIDA LA FAMA DEL LEGENDARIO VALOR CON QUE LOS ESPAÑOLES HEMOS PASADO A LA HISTORIA UNIVERSAL, ES PORQUE ESE ARROJO LO HE VISTO Y VIVIDO EN EL SAHARA, por mucho que algunos iluminados o “cagones”(con perdón por la expresión, pero es que no encuentro otro sinónimo) intenten desmoralizarnos hoy, pretendiendo que los españoles nos pongamos a vivir de rodillas y pidiendo perdón –“para no herir susceptibilidades”- por el mero hecho de serlo. Finalizo recalcando que exceptuando algunas cobardes cucarachas destinadas en el territorio, y que como ya dije, niegan la valentía ajena para justificar la propia cobardía, los demás sabemos QUE EL EJERCITO ESPAÑOL DEL SAHARA, EN UN 99% SE COMPORTÓ CON HONOR Y VALENTIA,PORQUE SE LIMITÓ A CUMPLIR DISCIPLINADAMENTE LAS ORDENES RECIBIDAS DEL GOBIERNO Y LOS POLÍTICOS, DE QUIENES DEPENDIAIS Y QUE ENTONCES HABIA EN MADRID, Y A QUIENES EL EJERCITO ESPAÑOL EN EL SAHARA DEBÍA OBEDIENCIA CIEGA.
    CON TODO MI CORAZÓN:
    VIVA ESPAÑA, VIVA EL REY, VIVA LA LEGIÓN.

    Esperanza Fonseca.

    Me gusta

  15. Gracias por todo lo que has escrito, Esperanza. Has reabierto mi interés por una época que había quedado muy atrás en mi memoria. Fui soldado de la 2ª Cia. del Grupo Nómada III (ATN III 2ªCia.) desde abril de 1971 a abril de 1972. Estuvimos primero de guarnición en el destacamento de Edchera y después trasladamos toda la compañía al destacamento de Daora. Siempre recordaré las playas infinitas y solitarias de la costa, entre la frontera y El Aaiun, una vez habíamos cruzado la cadena de dunas litoral. Y la excursión que hicimos un grupo de nómadas, caminando, desde Edchera hasta el oasis El Messeied, la mañana del dia 1 de enero de 1972, y la vuelta a Edchera caminando rápidos para no perdernos la comida especial. Y el recuerdo del incidente que tuvimos en la frontera, en el otoño de 1971, en Hasi Tahj, el Pozo de Tahj, a donde acudimos desde Edchera a ayudar a una patrulla nuestra en problemas con una patrulla marroquí, mientras por el camino nos guiaban los cazas de El Aaiun picando hacia tierra para indicarnos el lugar al que debíamos dirigirnos, y, resuelto el incidente, nuestra llegada de retorno a Daora camino de Edchera, con la impresión que nos causó ver en Daora ya desplegada la Legión en alerta para acudir en socorro nuestro si el incidente hubiese ido a mayores, con todas las tanquetas incluidas delante del destacamento. Y las noches estrelladas del desierto, observando la increíble Vía Láctea de millones de estrellas mientras enigmáticas luces cruzaban el firmamento. Después, ya en 1975, entré a trabajar de maestro en la enseñanza pública, en la que me he jubilado el año 2009, y mis tiempos del Sahara fueron quedando olvidados, supongo que por los mismos motivos que los soldados americanos fueron olvidando Vietnam. Nadie me ha creído nunca cuando digo que el Sahara fue nuestro pequeño Vietnam, Y testimonios como el tuyo me reconfortan y me reafirman en pensar que todo lo que viví en el Sahara en 1971-1972, el Bir-1, Playa Aaiun, Aaiun, Edchera, Messeied, Daora, Saguia El Hamra, las playas atlánticas desiertas y eternas, la despedida nocturna de Radio Sahara: ·… el silencio se escucha en el desierto…”, fue real, todo bien real, no fue un sueño de mi juventud. Un abrazo y gracias por refrescarme la memoria y por todos tus testimonios.
    Josep Maria Damas Pérez
    Maestro jubilado
    Barcelona

    Me gusta

  16. Con enorme tristeza leo el articulo de Doña Esperanza, ya que transmite con pocas pero ilustrativas palabras, tanto dolor como hizo falta para dejar bien claro el heroismo de nuestros soldados y compañeros. Lamento sinceramente que haya tenido usted que vivir tanto dolor y lamento también, no haberla conocido personalmente durante mis tres años en Pto. del Rosario, ya que buena parte de ese tiempo estuve a las órdenes de su padre mientras él mandaba la VII Bra.
    Pero tengo que ser sincero y al tiempo que lamento su penosa experiencia, también experimento la alegria y por supuesto la nostalgia del recuerdo de su padre, al leer su nombre en este artículo.
    En breve remitiré al General Dávila, por si él tiene a bien publicar, un escrito de una vivencia legionaria, en la que, entre otros, forman parte del elenco, su padre, el hoy General Coloma Contreras y la batería antiaérea de la VII Bra. en la que un servidor estuvo encuadrado una temporada.
    Quiero también aprovechar esta ocasión, que para mi es de oro, para preguntarle por una fotografía que me hice junto a su padre, al lado de una ballena que encontramos muerta, durante una inspección que se hizo, en unas cuevas en el acantilado norte de Fuerteventura.
    Si por casualidad usted la ha visto, sepa que uno de los jóvenes legionarios que aparecen junto a su padre, es un servidor de usted Francisco E. Padilla y Pita Cereto.
    Le envío desde aquí, para usted y toda su familia, el más noble y legionario de mis abrazos y quedó a su entera disposición.

    Me gusta

  17. En relación con la segunda parte del comentario que más arriba efectúa don Francisco Padilla, se me ocurre hacer un comentario del tío del general Coloma Contreras, el teniente general Coloma Gallegos -don Francisco-, con ocasión de la alusión al Tercer Tercio -Sahariano- y la VII Bandera. Como ando de médicos y hospitales, en breve lo enviaré.

    Me gusta

  18. No hay nada como escuchar una narración real en primera persona para revivir con ello los diramos momentos que Esperanza tuvo que pasar en el último destino de esos hombres que luchaban por una causa justa.
    Ni que decir tiene que la descripción eriza el vello y quien lo lee y empatiza enseguida con ella.
    Gracias por hacee un esfuerzo y retomar aquellas vivencias, para que no pensemos que la guerra se limita a un film del cine bélico en el que llegado al The End nos liberamos de pesares y sufrimientos.
    No, aquello sucedió de verdad y hubo quien se dejó la vida y la piel en ello y tambien había alguien que les esperaba para acompañarlos en tan duros trances. Gracias Esperanza.

    Me gusta

  19. Buenas noches. Dª Esperanza; no quiero robarle tiempo en el cuidado de su madre, pero creo que no puedo pasar de dar constancia del recibo de estos, artículo y comentarios suyos, transmitiéndole mi enorme agradecimiento por sus testimonios, impresionantes, mejor escritos y descritos imposible, porque se nota que salen directamente del corazón. Dª Esperanza, toda una gran Señora española, dando testimonio de lo mejor del corazón español. Que Dios les bendiga, a usted y a su madre.
    General Dávila, este blog brilla más que las estrellas.

    Me gusta

  20. No vivi aquella experiencia pero es muy emotiva , llena de realismo y a través de estas sencillas palabras mi reconocimiento a todos Vds que si estuvieron allí, defendiendo nuestra Patria con tanto valor y abnegación. Sirva este breve escrito como reconocimiento a su sacrifico que debemos reivindicar para que no caiga en el olvido, pues forma parte de nuestra historia llena de hechos heroicos y de una grandeza humana que sobrecoge. Gracias a Esperanza y todos Vds

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s