UN POCO DE DISTENSIÓN LA BOTA DE VINO Y OTROS ARCHIPERRES (General de Brigada Adolfo Coloma Contreras)

Imagen9Sí, traigamos un poco de distensión aprovechando este impasse dentro del vaivén al que últimamente nos están sometiendo los avatares políticos para echar una mirada hacia atrás y contemplar no sin cierta nostalgia, los vertiginosos cambios que se han producido en los usos y el equipamiento militar los últimos años

Gracias a una investigación del Centro de historia y Cultura Militar de Melilla hemos sabido que la bota de vino fue un día pieza reglamentaria del equipo del soldado español. En concreto este pequeño y añorado odre destinado a mantener frescos y en sazón nuestros caldos, fue declarada de utilidad para el Ejercito de Cuba en tiempos de la Reina Regente Dña. Maria Cristina, poco antes de la pérdida de la Isla. Habrá quien achaque a tal decisión la precipitación de los acontecimientos y habrá también quien piense que la famosa bota de vino llegaba demasiado tarde. Imagen3Y habrá finalmente quien piense que nada tiene que ver una cosa con la otra. Pero lo cierto es que a todos los que hemos pasado algunos años en las filas nos produce una deliciosa nostalgia recordar aquellas botas que colgaban de nuestros morrales, alegraban los ánimos y acortaban las largas marchas.

Y sin necesidad de remontarnos a la Guerra de Cuba, hemos comprobado la tremenda evolución en el vestuario, en el equipo y alimentación de las tropas en campaña y en maniobras. Allá por los años setenta, Hacíamos de todo, pero hay que reconocer que sin un equipo adecuado al esfuerzo que se nos exigía. Observen si no esta foto, seguro que les resulta evocadora. Frente a la vieja tienda cónica (que ya  había acogido a los soldados en los blocaos del Rif) con sus colchones de borra sobreImagen4 un charnaque (somier de madera de madera apilable), con el fusil al hombro y la manta (¡y la correspondiente correílla para sujetarla), nos disponíamos a salir para hacer cualquier ejercicio  táctico que implicaba pasar la noche a la intemperie.  Los jóvenes militares que nos leen, y me consta que no son pocos, pensarán que eran otros tiempos. Sí que lo eran, pero otros tiempos en los que hacíamos los mismos esfuerzos, y tal vez más que los que se hacen ahora. Eso sí, ya ven con qué equipo.

Imagen6 Y no digamos la alimentación. No se puede comparar por ejemplo las raciones de campaña actuales con las de aquellos años, a base de carne de Merida, sardinas y melocotón en almíbar. ¡Ah, bueno! y para las tropas de montaña a las que se les supone un mayor consumo energético, se reforzaba su ración con una petaca de coñac (entonces no era necesario decir “brandy”)  Solariego. Cualquiera lo compara con los hábitos alimentarios actuales.

En realidad, no es solo el equipo del soldado lo que ha cambiado, es el propio Ejercito. Y lo ha hecho al compás de los cambios sociales, que son como la evolución de las especies. Evolucionan unas independientes de otras  aunque alguna tenga la hegemonía lo que no significa que necesariamente lo hagan bien. De lo contrario, no habría caído el Imperio Romano o habría durado mucho más nuestro Siglo de Oro.

Pero volviendo al tema que nos ocupa, hemos de reconocer el enorme esfuerzo y el avance que ha experimentado el equipo del soldado. Y no solo el equipo, sino la gestión del mismo. Desde las largas filas frente al almacén de prendas esperando que te llegaran una gorra o unos calzoncillos de tu talla al sistema de gestión actual en el que seleccionas informáticamente las prendas que necesitas, con la talla adecuada, y en un plazo de tiempo razonable las recibes, empaquetadas individualmente y expedidas a tu nombre, en el almacén básico de equipamiento de tu cuartel. Imagen7

Y si nos referimos a los alojamientos en campaña, sucede tres cuartos de lo mismo. De la tienda cónica, o su coetánea la tienda parque, hemos pasado con pasmosa facilidad a los corimecs (contenedores). En efecto, durante décadas estuvimos acostumbrados a las necesidades de campaña derivadas de los ejercicios y maniobras en suelo nacional, necesariamente cortas y en nuestro propio clima. Cuando en el año 1993, Unidades de La legión desplegaron en bosnia Herzegovina lo hicieron con su equipo de dotación. En las Navidades el ministro del ramo fue a visitar a nuestros soldados y se encontró en Jablanica a los legionarios durmiendo sobre cartones para aislarse del frío suelo en tiendas de campaña cuyas lonas flameaban agitadas por los recios vientos del Valle del Neretva, plantadas e un terreno cubierto con dos palmos de nieve. Aquello marcó un antes y un después. Hoy en día nuestros soldados despliegan en campamentos semipermanentes, en edificios alquilados o en containers especializados para cocina-comedor, alojamientos, oficinas o aseos.

Cierto que todos estos avances se han realizado al compás de los de otros ejércitos “de nuestro entorno”, como se suele decir. Y también es cierto que tales desarrollos aumentan considerablemente las cargas logísticas y engrosan los costes de los despliegues. Pero convendrán conmigo que es lo menos que se merecen nuestros soldados a tenor de la lejanía, la duración y las difíciles condiciones en las que tienen que desempeñar sus operaciones.Imagen8

A veces de estas páginas, nos mostramos en desacuerdo con algunos  derroteros a los que se ven sometidos nuestras Fuerzas Armadas, basándonos en nuestra preparación, conocimientos y experiencias, pero también nos agrada señalar los éxitos cuando son eficaces y continuados, como el caso que nos ocupa, el equipamiento de nuestros soldados y unidades.Imagen9

 

Adolfo Coloma Contreras

General de Brigada (R) del Ejercito

32 pensamientos en “UN POCO DE DISTENSIÓN LA BOTA DE VINO Y OTROS ARCHIPERRES (General de Brigada Adolfo Coloma Contreras)

  1. Sí, mi querido General, traigamos un poco de distensión aprovechando este impasse dentro del vaivén al que últimamente nos están sometiendo los avatares políticos para echar una mirada hacia atrás y contemplar, no sin cierta nostalgia, el equipamiento militar de antaño.
    Y ¿cómo no? otros archiperres… ¿cómo olvidarse de ellos, mi querido General?
    Seguro que le suena lo siguiente:
    “… Nada más llegar nos entregaron el equipo, tanto que no sabíamos donde meterlo: Un uniforme de faena; un par de botas; un uniforme de faena hidrófugo; un uniforme mimetizado reversible, con cazadora; otro uniforme mimetizado, del tipo M-65; un chaquetón de instrucción; un anorak verde; un jersey de lana para instrucción; un gorro de lana; y la mochila de combate, con su botiquín, su cuerda de seguridad, su mosquetón y un chubasquero. Y, por supuesto, el cuchillo reglamentario de monte y la mochila de montaña, con el saco de dormir, la colchoneta inflable y la cantimplora. Lo que no nos dieron fue la boina y la insignia. Nos las teníamos que ganar…
    La mochila de combate: Entre las muchas cosas que constituyen el equipo que se entrega figura el macuto al que se llama mochila de combate, de la que uno no debe separarse jamás y en la que guardará lo más elemental e indispensable, aquello que ha de llevarse siempre en la taquilla para poder echar mano de ella en caso de salida.
    En la mochila se lleva el botiquín individual, un cabo de cordino con el que hacer un braguero para seguridad y otras muchas cosas, un mosquetón de seguridad como los usados en escalada, un traje de agua o poncho impermeable, y una serie de pequeños accesorios a gusto de cada cual, determinado por la experiencia personal. Por ejemplo suele llevarse un bote hermético de multiplicadores para la granada de mano PO III que se utiliza para guardar cerillas, un trozo de cuerda, otro de alambre, una navaja, un par de calcetines y una muda de repuesto. Un rollo de papel higiénico es algo que no debe olvidarse. Sirve como apósito en caso de herida, para marcar itinerarios, señalizar campos de minas, encender fuego y todo aquello que, de surgir la necesidad, se le pueda ocurrir al aguzado ingenio que todo especialista ha de poseer y desarrollar…”
    Y dándole las gracias por hacernos olvidar, por un rato, los avatares políticos con su artículo lleno de recuerdos e historia de la milicia, que nos recuerda nuestra ya lejana pero nunca olvidada juventud guerrera; reciba, como siempre, un fuerte abrazo.
    Pedro Motas

    Me gusta

  2. Desde luego, don Pedro. recuerdo todos esos “archiperres” uno por uno, excepto la colchoneta hinchable. Pero eso fue mucho después.
    Todo aquel equipo se complementaba con otros elementos que adquiría el soldado, legionario o guerrillero según sus necesidades. yo siempre llevé un “jarrillo de aluminio en el que calentaba un te, un café o un caldo hecho con una pastilla de avecrem. ¡Y un paraguas plegable! archiperre muy útil que me colocaba introduciendo el mago por la capucha del poncho para evitar quela inefable gota de agua que escurría con persistencia cuando llovía terminase empapelándome.
    ¡Que recuerdos! … cuando éramos soldados
    Adolfo Coloma

    Le gusta a 1 persona

  3. Querido amigo Adolfo: en mi compañía de operaciones especiales (Burgos) medíamos el agua que nos caía encima por la goma del calzoncillo. Cuando había dado de sí es que estábamos empapados.
    Magnífico artículo. General Dávila

    Le gusta a 1 persona

  4. Buena vara de medir. si señor. El soldado con su iniciativa, industria e imaginación se las ingenió siempre para hacer más soportable su dura vida. Por ejemplo, los legionarios en el Sahara ingeniaron un “archiperre” llamado “guirbi” (deformación de gerba) que consistía en cuatro botellas cuadradas (como las del güisqui Johnny Walker) que se rodeaban de borra cubriendo el conjunto con arpillera de los sacos terreros y con un asa se colgaba en los land rover por el exterior. Se empapaba en agua antes de iniciar la marcha y con la velocidad del vehículo, por el efecto windchild se refrescaba su contenido, que era naturalmente agua, pero se agradecía la diferencia de temperatura.
    Gracias por tu comentario, mi general
    Adolfo Coloma

    Le gusta a 1 persona

  5. La verdad que ha venido un viento fresco y acogedor con este acertado articulo, la evolución de la equipación del soldado a los tiempos actuales, una descripcción muy acertada para distendir los animos, aunque sigo muy enfadado por el tema del chapiri y el pepito.
    Un gran abrazo General de Brigada Adolfo Coloma Contreras.

    Me gusta

  6. ¡Como no!, Sr Facoba 30. Esperemos que no llegue a ser sino una propuesta más. gracias por su comentario
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  7. LA BOTA DE VINO ME TRAE RECUERDO DE MI PATRULA DEL CURSO DE MONTAÑA , HORNERO BAENA , YAGUE, Y EL QUE ESCRIBE
    EL PRIMERO, FALLECIDO EN ACCIDENTE DE ESCALADA Y EXCEPCIONAL MIILITAR. MÁS GRAN PARACAIDISTA
    HICIMOS UNA DE ESAS MARCHAS DE VARIOS DIAS CARGADOS A TOPE Y NUESTRA PATRULLA, INCLUÍA UNA BOTA DE VINO DE TRES LITROS QUE A CADA ALTO, CAMBIABA DE PORTADOR
    NUESTRO PREMIO AL ESFUERZO DEL TRANSPORTE. ERA BEBER NO MAS DE QUINCE SEGUNDOS CADA UNO EN LAS COMIDAS. ASI TENIAMOS PARA VARIOS DIAS
    ………………………………………………………………………………………..
    BAJABAMOS UNAS PENDIENTES DE NIEVE ENCORDADOS Y HACIENDO LA ESCOBA CUANDO SE PODIA
    OBSERVAMOS COMO UN HELICOPTERO DEL ET DABA VUELTAS SOBRE NOSOTROS VIENDO NUESTRA MONTAÑERA ACCION
    TOMO TIERRA CUANDO LLEGAMOS AL LLANO, EN UN BONITO IBON PIRENAICO
    DESCENDIERON EL DIRECTOR GENERAL DE ENSEÑANZA DOS GENERALES MAS, ENTRE ELLOS EL DIRECTOR DE LA ACADEMIA DE ZARAGOZA JUNTO A LA TRIPULACIÓN DEL HELICOPTERO Y UN AYUDANTE, SI MAL NO RECUERDO
    NUESTRO PROFESOR NOS FORMÓ ( ERAMOS 14) Y DIÓ NOVEDADES
    EL ESPICHE, DE VIDA SANA, DE ESFUERZO, COMPAÑERISMIO Y DEMAS. DE ALTA CALIDAD MILITAR, POR PARTE DE ESE DIR. DE ENSEÑANZA
    HASTA QUE UNO DE LOS GENERALES SOLTÓ.

    UNA BOTA ¡¡QUE MONTAÑERO !! Y COMO NO, EL TRAGO FUE OBLIGATORIO PARA TODOS Y MAS EN UN ENTORNO COMO AQUEL Y PARA ELLOS, DE TANTO ESFUERZO EN EL HELICOPTERO
    ¿ QUE OCURRIÓ? QUE LA BOTA SE QUEDÓ COMO SI LA PASARA POR ENCIMA LA NIVELADORA DE INGENIEROS. PLANA COMO PAPEL DE FUMAR, DE LO QUE LA ESTRUJARON. MENOS MAL QUE NOS QUEDABAN DOS DIAS DE MARCHA Y VIENDO LO POSITIVO, NOS LIBRARON DEL PESO
    ……………………………………………………………………………………………
    HOY A LOS MUCHOS AÑOS DE AQUELLO, RECORDANDO LOS IMPROPERIOS QUE LES DIRIGIMOS CUANDO ELEVABA
    EL VUELO. RECAPACITAS Y TE DAS CUENTA, QUE ESOS ELEVADOS MANDOS, A LOS QUE OBEDECIMOS, DISTABAN
    MUCHO DE CONOCER LO QUE ES EL ESFUERZO DE UN MONTAÑERO Y ERAN, LOS QUE DIRIGÍAN NUESTRA ENSEÑANZA
    HOY LA PROFESION HA VARIADO Y ENTONCÉS, LOS DEL EM NO PASABAN POR MANDOS DE TROPA Y DESCONOCIAN EL ESFUERZO DE TRANSPORTAR PESO
    ………………………………………………………………………………………..
    MUCHOS GENERALES ESCRIBEN EN ESE BLOQ HASTA SE LES VE EN FOTO SIN GORRA, MIENTRAS SUS SOLDADOS ESTAN PERFECTAMENTE CUBIERTOS
    TANTO HEMOS CAMBIADO QUE VEMOS UNA DE ESAS UNIDADES EN MISION EXTERIOR CON EL GORRO DE SANTA CLAUS PREGUNTO ¿ AL EJERCITO CHINO SE LE PERMITIRÍAN ESAS FOTOS ?
    ME RÍO DE LA LEGIÓN CUANDO HE VISTO A LOS CHINOS EN ACTIVIDADES CUARTELERAS.
    ESPEREMOS NO LLEGUEMOS A LO OPUESTO, COMO VI EN LA GARITA DE ENTRADA AL MINISTERIO DEL EJERCITO EN ASUNCIÓN (PARAGUAY).
    EL CENTINELA, PARÓ A UNA VENDEDORA AMBULANTE. LE COMPRÓ CERVEZA Y UN, DIGAMOS BOCADILLO. SE APOYÓ EN LA GARITA Y A COMER
    ……………………………………………………………………………………………………
    NAPOLEÓN TUVO EXITO ENTRE SUS SOLDADOS PORQUE SE INTERESABA POR LA COMIDA.
    NOSOTROS HEMOS TENIDO EJEMPLOS DE GRANDES MILITARES QUE TENIAN VERDADERO AMOR A SUS TROPAS PERO COMO EXPONGO, HAY OTROS QUE LO DESCONOCEN E INCLUSO CONFUNDEN LEALTAD CON COMPLICIDAD NO HACIENDIO VER A SU JEFE QUE EL EJEMPLO Y AMOR A ESPAÑA, ESTÁ POR ENCIMA DE TODO
    HABLAMOS DE ENSEÑANZA Y CULPAMOS A LOS POLITICOS MIENTRAS NOSOTROS TAMBIÉN LO SOMOS Y EN TODOS LOS ESCALONES
    NO HAY MAS QUE RECORDAR EN LA BRIGADA DE ALMERIA ANTE LA VISITA DE UNO DE ESOS CIVILES QUE DEPENDÍA DEL MINISTRO QUE VINO A HABLAR DE UNA NUEVA LEY, EN LA QUE SE CONTEMPLABA, QUE LA FORMACION DEL SOLDADO ERA FISICA Y MILITAR (HABIAN BORRADO LO DE MORAL) Y YA SE SABE, LA EDUCACIÓN COMPLETA ES, INTELECTUAL , FISICA Y MORAL PARA OTROS, LO ÚLTIMO, LO CAMBIAN POR ÉTICA
    SOLO HUBO UN TTE COR. QUE LE PLANTEÓ ESA SALVAJADA LOS DEMAS CALLARON
    ESE POLITICO ACUDIÓ A CLAUSVIT SI MAL NO RECUERDO SU NOMBRE CON AQUELLO DE EJERCITO,HOGAR, ESCUELA Y TALLER
    ESE TTE COR. LE REPLICÓ QUE EL CONOCIA ESAS TEORIAS DEJAMOS EL PRMERO CON LOS EDUCANDOS DE BANDA, LE SIGUIÓ NUESTRA EXTENSIÓN CULTURAL Y LUEGO EL PPE
    TOTAL, QUE ALLI NADIE HABLÓ. TODOS OTORGARON CON EL SILENCIO
    AHORA TENEMOS LAS CONSECUENCIAS
    POR MUCHOS ERRORES QUE COMETAMOS Y COMETÁIS SIEMPRE ESTARÉ A VUESTRAS ORDENES

    Me gusta

  8. Enrique, gracias por tu extenso y apasionado comentario, pero en el estudio de factores te has saltado el correspondiente al de la entrada del General Coloma, que es de DISTENSIÓN.
    Volviendo al mismo y como soy más veterano de los hasta ahora intervinientes, recuerdo que después de unas maniobras con los paracaidistas estadounidenses, vimos que usaban otro archiperre que copiamos para incluirlo en nuestra mochila de combate. Era un paquete de preservativos ¡ojo! para proteger los explosivos plástico y detonadores de la humedad caso de diluvio, paso de vados o similar. Supongo que la tecnología habrá inventado algo más técnico, aunque menos sugestivo que el archiperre en custión, para dicha función.
    Gracias por el aire fresco de hoy Adolfo.

    Me gusta

  9. Gracias Enrique por traernos el recuerdo del Capitán Horrero, que falleció en acto de servicio en la torre experimental de escalada hace ya muchos años, cuando yo hacía el curso de operaciones especiales. Un ejemplo a seguir.
    Yo, al contrario que tú, no me río de La Legión, ni de las unidades de montaña, ni de las de operaciones especiales, en las que he estado destinado. Ni de otras muchas en las que no he tenido el privilegio de servir a España y a su Ejercito. De todas he aprendido. Todas me han aportado mucho.
    Las comparaciones son odiosas, pero sin tratar de emular a Napoleón, aparte de interesarme y mucho por las comidas de mis soldados, no he tenido reparo ninguno en ir a visitar a mis soldados en el exterior, el día de nochebuena, para llevarles un poco de alegría y un zurrón lleno de cartas de sus familiares, que hay tiempo para todo, para el servicio, para la alegría y hasta para la bota de vino. Ya sabes, al César lo que es del Cesar.
    Gracias por participar en este blog.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  10. Gracias MI General, por atenuar un poco nuestra zozobra con estos recuerdos, me ha devuelto Ud. 40 años atrás, cuando llegué a la Bandera Roger de Flor y me hicieron entrega de todos los pertrechos para mi Servicio en ella.

    Ya en el B.I.P., me habían hecho entrega de toda la uniformidad junto con el petate, pero aquello si, aquello ya eran palabras mayores, me acuerdo perfectamente de aquella mochila Altus de combate que me entregaron, en la que iban, el saco de dormir, el cinturón de faena, las trinchas, el poncho, la riñonera, el chaquetón de saltos, la cantimplora y los parches de identificación, junto con la chapa de la Bandera, de la que no me separaría ya en toda mi estancia en la Bripac, y la que tendría siempre dispuesta con todo lo necesario para en caso de Generala, formar con la Compañía en cuestión de 10 minutos, ( como muy bien me hizo saber mi cabo Furriel ), hasta el día que me licencié y tuve que entregarla de nuevo, sin que faltara ni uno de esos objetos.

    Para mí, ese fue el día que me sentí un Paraca, ya sé que, para la mayoría de nosotros, el día que nos entregaban el Rokiski, era un día muy importante, pero para mí, el día que me entregaron esta mochila, fue cuando me sentí, con lo que me habían “dado en custodia”, equipado, preparado, y listo, para dar hasta la última gota de mi sangre por mi Patria, por España.

    No era yo muy guerrillero ni de llevar cosas raras, a la hora de componer mi mochila, pero si tenía siempre perdida, en el bolsillo auxiliar de esta, una medalla del Sagrado Corazón, que pertenecía a mi Madre y que ella me dio, cuando me fui a la Bripac, y que en ese bolsillo estuvo hasta que me licencié, por lo tanto, ese era el único archiperre que llevaba, fuera de lo reglamentario.

    Quizás debido al Espíritu que me inculcaron en la Bripac de estar siempre dispuesto para todo lo que pudiera pasar, siempre tengo en mi trastero y bien a mano, mi mochila de asalto, con todos los elementos básicos de supervivencia, modernizados y actualizados, preparada y lista para cualquier contingencia que pudiera ocurrir, y por supuesto con mi medalla del Sagrado Corazón “perdida” en su bolsillo.

    Un abrazo a todos y es de agradecer estos momentos de esparcimiento y memoria en el blog.

    Francisco García Oliver

    Me gusta

  11. Estando de acuerdo con mi General Alamán en no saltarse el “factor de distensión” del General Coloma y en el “agradecimiento por el aire fresco de su artículo”, me parece importante “no reírse de La Legión ni de ninguna Unidad del Ejército Español”, porque como bien se ha dicho “de todas se aprende y todas aportan”; e, igual que Quillo con su medalla del Sagrado Corazón, yo no me separé nunca de la foto plastificada y en miniatura de mi padre, oficial de Regulares y de La legión, héroe de guerra y para mi ejemplo, ídolo y parámetro a seguir en la milicia.
    Un abrazo a todos.
    Pedro Motas

    Me gusta

  12. Siguiendo con la DISTENSIÓN, que comenta el General Perez Alaman, en la fase de agua de la Coe 41 de Barcelona, tocaba hacer esa práctica de explosivos con la tablilla de madera y el preservativo, para lo cual el Brigada mando a un cabo a comprar a la farmacia del pueblo de La Escala, un centenar de dichos utensilios, el cabo no era muy agraciado físicamente aun recuerdo su nombre de guerra, Musculitos, la sorpresa del farmacéutico no fue al escuchar tal cantidad, si no cuando le dijo que quería una factura de la compra

    Me gusta

  13. Sr García Oliver
    Pone vd. de manifiesto un entrañable recuerdo. La medalla del Sagrado Corazón que le encomendó su madre. Se trata sin duda de un “detente” (por aquello de -detente, bala) que comenzaron a llevar los soldados de la quinta en nuestras Guerras Carlista y más tarde se popularizaron en la Campañas de Marruecos. Era un piadoso recuerdo que entregaban las madres, las novias o algún familiar querido a los soldados cuando eran reclutados. Solían estar bendecidos. El detente, junto con la llamada “bandera de percha” constituían tal vez los más preciadas posesiones de un soldado. Bueno alguna fotografía o carta también lo eran.
    Es Vd. un soldado de la cabeza a los pies. Siempre con la mochila preparada y ligera. Le agradezco enormemente su comentario.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  14. Siguiendo con la DISTENSIÓN, propuesta en el artículo y en relación con el apunte del General Pérez Alamán, durante una fase de agua de la Coe 41 de Barcelona en La Escala, para realizar la práctica correspondiente de detonar una carga en el agua con la tablilla correspondiente, el Brigada mando al cabo Musculitos, ese era su nombre de guerra, a comprar unos 100 preservativos a la farmacia del pueblo, el farmacéutico se sorprendió de tal cantidad, pero más cuando el dicho cabo le pidió que le diese una factura.
    Un fuerte abrazo mi Genneral

    Me gusta

  15. MIS GENERALES, NO INTERPRETEN MAL MIS PALABRAS “” ME RÍO DE LA ,LEGIÓN” Y MENOS COLOMA, DE UNOS SOLDADOS COMO LOS DE MONTAÑA Y TODAVIA MÁS SIN SER ESPECIALISTAS “SER SOLDADO ESPÀÑOL”
    PERO CUALQUIER MILITAR, SE SIENTE ORGULLOSO CONTEMPLANDIO A ESOS SOLDADOS CHINOS, POR SU DISCIPLINA COMO YO ME SIENTO ANTE EL SOLDADO ESPAÑOL MAS DESTARTALADO QUE HE TENIDO EL HONOR DE MANDAR
    ME IMAGINO, QUE CONOCERÁS ESTA FRASE ” SI EN EL FRENTE TE ENCUENTRAS UN SOLDADO SUCIO SIN AFEITAR … CUADRATE ANTE ÉL, ES UN HEROE, ES UN SOL,DADO ESPAÑOL ” DIVISION AZUL

    Me gusta

  16. En efecto, José Luis, uno de los usos “operativos” del preservativo como habéis apuntado el Gral. Pérez Alamán y tú era el de estanqueizar los cebos. Otro era el de servir de receptáculo para transportar agua (hasta un litro) en situaciones de supervivencia.
    No, si al final con esto de la distensión vamos a escribir entre todos un manual técnico sobre el uso de los militar de los profilácticos.
    Un abrazo y gracias por asomarte a este blog.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  17. Gracias por la aclaración, Enrique. seguro que eso es lo que mas nos une. Haber sido y ser soldados españoles.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  18. Mi general , cuanto hemos cambiado desde que eramos “soldados” , afortunadamente para algunas cosas y lamentablemente para otras , pero supongo que somos el reflejo de nuestra sociedad.
    Dios Santo cuanto hecho de menos aquel fuego de campamento , cuando nos reuníamos junto a el , exhaustos de la jornada o de las varias jornadas de instrucción en invierno y nos calentábamos mientras que en nuestras espaldas se empapaba de el rocío de la madrugada o en la mayoría de los casos de la maldita lluvia que pareciía que siempre nos acompañaba y mientras “deleitábamos” un café o una sopa no se si buena o mala pero ami me parecía la mejor sopa del mundo , inmersos en pensamientos internos viendo chisporrotear el tronco y con su llama bucólica alumbraba el perímetro del fuego dando a veces matices fantasmagóricos al entorno que nos rodeaba.
    Reciba un fuerte abrazo legionario.
    Un viejo legionario.
    Alfonso Morant

    Le gusta a 1 persona

  19. Pues me sigue sentanto mal eso de “me rio de la legión” mirando a los soldados chinos, odio las comparaciones, pero creo que la legión española esta igual o mejor preparada que esos soldados chinos de los que usted me habla, quizas desconozca la legión por dentro, si supiese nada más lo que en Bosnia hizo, creo no diria las palabras que ha dicho, sigue siendo la punta de lanza del ejercito Español, y eso se gana a pulso y con muchas horas de entrenamiento, no solo con desfiles, un saludo a todos.

    Me gusta

  20. Don Alfonso, su escrito me ha hecho recordar lo que en su día realicé como vivencias del diario de un guerrero:
    “…Aquellas canciones alrededor del fuego de campamento relatando vivencias personales, resultaba una auténtica aula campera, donde mejor aprendí y entendí la filosofía que me convirtió, no sólo de hecho, sino también de pensamiento y derecho, en un guerrero. Sin darme cuenta, iba adquiriendo unos hábitos que no se arrastran en la vida civil, como no ensuciar el monte, amar a la naturaleza, identificarte con ella hasta el punto de desarrollar los instintos animales perdidos por la racionalidad humana…
    …Las canciones de ayer alrededor del fuego, los bonitos paisajes, las paredes de pinos, los tejados de estrellas, con su belleza, quedan atrás. La superación personal, nuestro diario endurecimiento, las múltiples anécdotas de las nuevas experiencias vividas, con su encanto, quedaron atrás…
    …Y así van transcurriendo las jornadas,… aquella zona casi virgen, olvidada de la presencia humana, aquel pueblecito fantasma donde algunos viejos, únicos habitantes esperan pacientemente morir donde nacieron, las calles y casas del pueblo, son escenas que también pasan a formar parte de mi historia…”
    Un abrazo.
    Pedro Motas

    Me gusta

  21. Querido Alfonso:
    Que alegría verte en este foro. todo lo que refieres en tu comentario, corroborado por lo que añade Pedro motas no hace sin llevarnos a una conclusión. se puede vivir con menos y no por ello ser menos feliz. claro, ya lo dice el refrán. -“Sarna con gusto no pica”- todos aquello esfuerzos, privaciones, riesgos, vividos en camaradería, cuando te importa más el compañero que tú mismo, hace que un simple caldo en condiciones tan duras te sepa mejor que un solomillo en el mejor restaurante. si no ¿Cómo podríamos haber superado pruebas tan duras como las de supervivencia, evasión, resistencia ante un interrogatorio? o simplemente aquella interminables marchas.
    si, claro, cuando éramos soldados
    Gracias a los dos
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  22. MIRA, MI OPINION SE HA INTERPRETADO MAL Y A TU AMIGO COLOMA LE DICES, QUE NO BASTA CON DAR LAS GRACIAS CUANDO MAXIME LA POLEMICA CONTIÚA.

    ENTRE HOMBRES DE HONOR, SE EXIGE EXCUSAS, EN EL MISMO MEDIO DE LA OFENSA VOY A TERMINAR OPINANDO QUE VUESTRO BLOQ ES LO DE, GENERALES Y ADULADORES COMO TE EXPUSO ESE CONOCIDO TUYO

    YO TENGO EL HONOR DE HABER RECIBIDO JUNTO A OTRO COMPAÑERO UNA PESETA DE MILLAN ASTRAY. SIENDO NIÑOS CUANDO SALIA DE SU CASA A MUCHOS OS ENCANTARÍA DECIR ESO

    MIENTRAS MUCHOS DE ESOS, QUE MAL INTERPRETAN MIS PALABRAS NO HAN HECHO NADA ANTE LA RETIRADA DE SU ESTATUA DE VIGO,

    MILLAN ASTRAY NO HUBIERA PERMITIDO NI UNA DECIMA PARTE DE LOS QUE AHORA SE SIENTEN OFENDIDOS SIN RAZON, POR NO DEFENDER A NUESTRA ESPAÑA AHORA Y ANTES EN ACTIVO

    HABRÁ QUE RECORDAR LO DE LA COMIDA DE MELILLA A PRIMO DE REVIRA ANTE LA PREGUNTA DE UNO QUE LE ACOMPAÑABA ¿PORQUE TRES PLATOS DE HUEVOS EN EL MENÚ?

    PORQUE ES LO QUE LE FALTA

    A TUS ORDENES MI GENERAL

    Enviado desde Correo de WindowsR

    De: General Dávila
    Enviado el: ‎miércoles‎, ‎11‎ de ‎mayo‎ de ‎2016 ‎11‎:‎22
    Para: enriquearraez@hotmail.com

    facoba30 comentó:”Pues me sigue sentanto mal eso de “me rio de la legión” mirando a los soldados chinos, odio las comparaciones, pero creo que la legión española esta igual o mejor preparada que esos soldados chinos de los que usted me habla, quizas desconozca la legió”

    Responde este comentario sobre esta línea

    Me gusta

  23. Querido Enrique no se enfade usted. La estatua no se retiró de Vigo sino de La Coruña y lo de los huevos no fue exactamente así. Pero más importancia tiene estar unidos en esa causa común llamada España. No se enfade. Un abrazo amigo. general Dávila.

    Me gusta

  24. LO QUE FALTABA AHORA DE VD Y SI ME ENFADO, PUES SE ME OFENDE CON ESA OPINION GRATUITA

    AHORA A LA HEMEROTECA CON LO DE MELILLA O SI VIGO O LA CORUÑA O SAN FRANCISCO JAVIER O SANTA TERESA

    DEJESMOLO Y ESPERO, ESA EXCUSA

    Enviado desde Correo de Windows

    De: General Dávila
    Enviado el: ‎miércoles‎, ‎11‎ de ‎mayo‎ de ‎2016 ‎14‎:‎53
    Para: enriquearraez@hotmail.com

    generaldavila comentó:”Querido Enrique no se enfade usted. La estatua no se retiró de Vigo sino de La Coruña y lo de los huevos no fue exactamente así. Pero más importancia tiene estar unidos en esa causa común llamada España. No se enfade. Un abrazo amigo. general Dávil”

    Responde este comentario sobre esta línea

    Me gusta

  25. no puede uno estar frente al ordenador a tiempo para contestar a quien le interpela.
    Sr Barber Buesa. Ya le he dado cumplida respuesta en dos ocasiones con una deferencia que Vd. no ha sabido apreciar. No tengo más que añadir ni excusa alguna que ofrecer.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  26. Don Enrique, creo que reitera demasiado algo que debe darse por zanjado ¿que más quiere o pretende?… En fin, creo que con su actitud no logra más que quedar en evidencia por su falta de humildad, por eso le recomiendo que lea mi próximo artículo que creo saldrá el próximo sábado.
    Cálmese y, como dice el General Dávila, un abrazo.
    Pedro Motas

    Me gusta

  27. ……….mis generales y compañeros de blog ……. y volviendo al comentario de D.Pedro Motas donde plasma muy bien aquellos pueblos , aldeas en muchos casos y que desde la lejanía en tu puesto de observador y empapado hasta los …..la gomilla de los calzoncillos como muy bien apunta el general Davila veía el humo salir de las chimeneas de aquellos hogares y te llegaba el olor a humo , olor este que todavía me persigue , me habré quedado ” pillao” como se decía en el argot legionario, déjenme que me explique , en mi casa tengo una chimenea hasta ahí todo normal , pero cuando la enciendo en invierno no puedo evitar salir afuera para ver salir el humo de ella y vuelven los recuerdos de los amigos , compañeros , de las largas horas de observación retroalimentandome de cuando eramos soldados .
    Sirva este pequeño comentario como distensión y disculpen sino viene a cuento sobre los archiperres del articulo del general Coloma , mi general discúlpeme
    Reciban un abrazo legionario.
    Queda a sus ordenes..
    Alfonso Morant

    Le gusta a 1 persona

  28. Desde luego Alfonso. algo tiene de atávico el fuego, con todo su simbolismo, su carga de recuerdos y anécdotas compartidas a su alrededor. Y seguramente, con una bota de vino rodando de boca en boca. Otra de las muchas cosas que nos unen a todos los soldados.
    un abrazo legionario
    Adolfo Coloma

    Le gusta a 1 persona

  29. No hay que enfadarse, y menos en este articulo tan bonito que pretendia dar aire fresco a esta realidad que tenemos ante nuestros ojos, ha ido degenerando en lo que no queria el autor del mismo, que creo era, ponernos una sonrisa en la cara leyendolo, un abrazo a todos.

    Le gusta a 1 persona

  30. Con bastante retraso leo el magnífico artículo -como siempre- del general Coloma y todos los comentarios que suscita.
    Añado tres, por que creo que vienen al caso. “Fase de agua”, acampados en las proximidades de un pueblo de la costa (diré aquello tan cervantino “de cuyo nombre no quiero acordarme”) más que nada para no dar pistas pues el hecho puede suscitar escándalo. El capitán de la COE gustaba de comprar, personalmente, los preservativos para las prácticas de explosivos…. pero quería que le acompañáramos sus tres tenientes. El tradicional azoramiento del cliente, solicitando la tal mercancía, quedaba en pañales viendo la cara de la muy agraciada farmacéutica cuando con aquellos cuatro boinas verdes plantados ante el mostrador, el capitán pedía, le muy cortesmente, “diez cajas de doce profilácticos…, por favor”. Al salir de la farmacia, y como yo hubiera pasado bastante vergüenza -creo que me puse tan colorado como la boticaria- le dije con la confianza y respeto que le tenía: ¡pero mi capitán! ¿por qué no has enviado a comprarlos a la farmacia militar antes de irnos? Su respuesta me dejó boquiabierto…. Déjate Navarro…. ahora la comidilla de todo el pueblo será ¿a quién se estará cepillando el capitán?.
    No pude menos que responderle: ¡a ver si se van a creer que te estás cepillando a tus tenientes…. o por la cantidad que has comprado a toda la compañía!.
    El segundo es al hilo de las indudables mejoras del equipo, y de todo lo “imprescindible” que ahora lleva el soldado encima. Está muy bien, pero ello no debe hacernos olvidar las grandes ventajas de la austeridad y la simplicidad logística. Por eso yo a mis guerrilleros les ponía siempre como ejemplo la unidad básica de combate de Abd el-Krim: tres moros sin más manta, tienda ni abrigo que sus chilabas. Uno -el mejor tirador- llevaba el fusil y 50 cartuchos, otro un odre con agua y el tercero un pequeño saco con higos. Con esta logística tan esencial como ligera, salían de su aduar y tras dos o tres días de camino se apostaban cerca de una aguada, causaban cuantas bajas podían -hasta agotar la munición- y regresaban a sus lugar de partida. Este “elemento básico de combate” también permitía a Abd el-Krim concentrar rápidamente grandes contingentes en un punto determinado y dispersarlos cumplida la misión.
    Esta “simplicidad logística” no debe ser olvidada por los ejércitos modernos aunque puedan “tener de todo”.
    Y finalmente decir que yo también tengo mi mochila y equipo permanentemente preparados, donde además de un “detente”, llevo un bolígrafo por si se les acaba la tinta en el banderín de enganche.

    Me gusta

  31. Mi querido e inseparable amigo Lorenzo:
    Veo que el tema del uso de profilácticos como medio de circunstancia está dando mucho de si. Y no es para menos, a partir de una entrada que no tenia más alcance que una reflexión sobre el material en torno a la entrañable bota de vino.
    Tu aportación a la austeridad, que no está reñida con la modernidad, añade un incalculable valor a tal reflexión. Y creo que nuestros lectores, tengan o no experiencia militar, encontrarán sobrados ejemplos sobre el valor de la austeridad. Es un tema que daría para mucho, no solo para un simple comentario. Así es que te invito a que lo desarrolles en esta tribuna, con tu buena pluma y gran experiencia.
    Te abraza
    Adolfo Coloma

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s