¿Qué hay de malo en ello? Andrés Manrique Gutiérrez.- Teniente (R)

 

1-bandera-peana“¡Soldados! ¿Juráis o prometéis por vuestra conciencia y honor, cumplir fielmente vuestras obligaciones militares, guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, obedecer y respetar al Rey y a vuestros jefes, no abandonarlos nunca y, si preciso fuera, entregar vuestra vida en defensa de España?

Este es el primer compromiso que adquiere todo miembro de la milicia en los comienzos de su actividad profesional. Luego vendrán otros, pero esta es su profesión de fe. A nadie le obligan, solo a ellos. El artº 30  de la Constitución, párrafo 1 establece que “los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España”, pero  mientras no haya necesidad, profesar la milicia es voluntario ¿Qué hay de malo en ello?

Por otra parte el “guardar la Constitución” conlleva […]”garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial […]” ¿Qué hay de malo en ello? Lo dice la Constitución.

Juan Soldado se pregunta qué tiene de malo el querer cumplir con su palabra, con su juramento. Juramento regulado por las más altas instituciones estatales y no extraído de ningún grupo minoritario con fines poco confesables. Juramento que le obliga a defender aquello que votaron positivamente un 88%  de españoles ¡casi nada! Por eso se pregunta por qué frases como:

“Por España, todo por España” “Todo por la Patria” “A España servir hasta morir” 2-a-espana-servir-hasta-morirproducen en algunos pruritos en la piel cuando son solo frases con las que sintetizan un compromiso adquirido y encauzan su vida un grupo de españoles que, al servicio del resto de ciudadanos  defienden aquello en lo que, en principio, están de acuerdo el conjunto de la ciudadanía. ¿Qué hay de malo en ello?

 Los españoles saben que las FA,s acatan el principio de supremacía civil,-subordinación del poder militar al poder civil- que rige en España, y por primera vez en su historia, desde la Constitución del 78. Saben que la milicia es disciplinada y  acata sin reservas el ordenamiento jurídico español. Saben que en lo fundamental y básico el conjunto de la milicia se encuentra unida. Saben que este grupo humano surge del conjunto de ciudadanos españoles con sus virtudes y defectos.

 Juan Soldado no comprende por qué entonces determinados colectivos  guardan aún ciertos resentimientos sobre los miembros de las FA,s cuando éstos son disciplinados empleados públicos al servicio del resto de los ciudadanos. Son un colectivo con vocación de servicio a España. ¿Qué hay de malo en ello?

 Juan Soldado no oculta su condición de viejo soldado, sin apasionamientos habla de la profesión ¿Acaso hay que ocultarlo? ¿No es motivo de orgullo haber sido herramienta al servicio de España y sus conciudadanos? ¿Qué hay de malo en ello?

 Hace años, de la Academia donde forjo su formación, desapareció el lema que la adornaba, “A España servir hasta morir”. Algo debía de molestar de esa bella frase pues pidieron su eliminación y así se hizo, (quien pidió que se suprimiera adujo que “[…] era una vergonzosa inscripción […] “una agresión al paisaje, al buen gusto y la libertad”). ¡Habla de libertad quien prohíbe y elimina la expresión de un sentimiento…!

Para Juan Soldado la frase no hacía más que ensalzar nobles sentimientos y suponía una guía de conducta para aquellos jóvenes que iniciaban su formación. Jóvenes, voluntarios, profesionales y con vocación de servicio dispuestos a ofrecer su vida por la igualdad, bienestar y libertad de los demás. ¿Qué hay de malo en ello?

Nos encontramos en España con gente que siempre se siente incómoda con lo nuestro y tradicional. Siempre hay gente que transgrede y trastoca la historia a su conveniencia –no hay más que dar un repaso-. Nuestra Bandera ondea en España desde hace siglos. El Himno Nacional, Marcha Real o Marcha de Granaderos como se llamaba anteriormente, fue creado también hace siglos. Pues bien, aún hay gente que quiere darle un significado erróneo. Estos símbolos quisieron ser cambiados, en otras épocas,  por otros que nada tenían que ver con la tradición española y así durante diez años la melodía nacional fue cambiada por otras notas y la bandera asimismo durante seis años.

3-himno

 Juan Soldado exhibe su bandera, de la que se siente orgulloso y bajo la que ejecutó su juramento de servicio. Bandera que simboliza al conjunto de ciudadanos a los que se comprometió defender. ¿Qué hay de malo en ello?

 Juan Soldado se emociona al oír los compases del “Himno Nacional Español”. ¿Qué hay de malo en ello?

 Juan Soldado tiene respuestas para todas estas cuestiones, pero como la milicia, acata y cumple.4-bandera-extendida

 Andrés Manrique

Teniente (R)

29 pensamientos en “¿Qué hay de malo en ello? Andrés Manrique Gutiérrez.- Teniente (R)

  1. Toda nación que pierde sus símbolos de identidad, los cuales son su señal de identidad propia de Nación y Patria, es una nación sin identidad propia por lo que los responsables y incitadores de la pérdida de esa identidad son los mismos que imponen la identidad de sus ideas políticas por que en este sentido llevan a una nación a una dictadura en sus símbolos sin Patria propia. Podríamos por ejemplo la Unión Soviética impusieron dictatorialmente la bandera, himnos, estatuas de la dictadura comunista en el momento que se partió la dictadura comunista todas esas República, Naciones independientes, recordando su identidad propia volvieron a sus símbolos de su propia identidad.
    Esto es lo que quieren estos políticos romper la unidad y símbolos de España llevándonos a una dictadura bajo sus símbolos de identidad bajo, con un fin un Estado feudal sin democracia bajo un único mando es decir a una dictadura populista con símbolos de ideales políticos y no de nuestra identidad avalada por siglos de historia, Juan no te preguntes lo que la historia avala y lleva escrito siglos la sangre derramada en defensa de tus preguntas.

    Le gusta a 1 persona

  2. Juan Soldado está dotado de sentimientos nobles, honestos, integros y puros, no debe plantearse cuestiones improcedentes, tan sólo guiarse por el dictado de su conciecia. Todos los españoles no tenemos la misma suerte, porque Juan Soldado es un auténtico patriota. Me gustaría parecerme a Él.

    Me gusta

  3. Con la venia de nuestro Excmo. General Dávila, no me resigno a aceptar que los miembros de las FF.AA sean denominados ni funcionarios ni empleados públicos. Son militares y punto. Por supuesto que acatan el principio de la supremacía civil, pero este acatamiento no es ciego, sordo, mudo u omnímodo. Y ello por la sencilla razón de que la Nación, España, es lo primero y a ella se subordina todo lo demás: la política, los partidos, el Gobierno, las Administraciones, las Cortes, todo. Por lo tanto, aquellas leyes que sean lesivas para la Nación desde un punto de vista objetivo han de ser sometidas al escrutinio de las Magistraturas del Estado y también del Ejército, que no es sino el brazo armado de la Nación. Incluso haría mías las palabras del Excmo. Sr. D. Juan Bautista Sánchez-Bilbao, capitán general de la III Región Militar, ya fallecido, quien afirmaba que el Ejército no es otra cosa que el pueblo en armas (debidamente encuadrado, por supuesto). Lo dijo en Bonete (Albacete), en el transcurso de unas maniobras denominadas Litoral 86. Y añadió: “Cuando el Ejército español ha tenido al pueblo cerca, ha sido capaz de todo”.
    Hoy, aquí y ahora, yo pronostico que vienen tiempos recios en los que el Ejército y el pueblo tendrán que ser uno para salvar de nuevo a España. Ojalá me equivoque, y muchas gracias si se publica.
    ¡¡España, siempre lo primero!!

    Me gusta

  4. Sr. Perea, de acuerdo en el matiz. Funcionarios o empleados públicos no son más que encuadramientos administrativos, no de sentimiento.

    Gracias por su lectura y espero que siga a Juan Soldado, aportando los matices necesarios.

    Un saludo.

    Andrés Manrique.

    Le gusta a 1 persona

  5. Don Ignacio, gracias por su lectura y comentarios.

    Juan Soldado emplea una interrogación retórica en el presente artículo, pues tiene una clara respuesta a la misma como así lo hace entrever en su último párrafo.

    Espero un seguimiento a Juan Soldado, por su parte. Un saludo.

    Andrés Manrique

    Me gusta

  6. MI Capitán, paraca289, gracias por su lectura.

    Como ya he dicho anteriormente Juan Soldado se plantea una pregunta retórica cuya respuesta es obvia. Haga un seguimiento a Juan Soldado, aunque él sabe que no está solo.

    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  7. D. Andrés el caso es que los que entendemos ¿que hay de malo en ello? otros no lo entienden así y si bien nuestro juramento a la bandera, nos obliga, ellos (los cargos) que juran o prometen la Constitución, parece que esa “palabra de compromiso” no va con ellos, no digamos ya esas otras fórmulas empleadas por los “otros” “por imperativo legal”.

    Me gusta

  8. Con la venia de nuestro Excmo. General Dávila:
    ¡Qué errados hemos estado! ¡Cómo nuestros mayores se han engañado y nos han engañado! Tal vez inconscientemente, pero también muy insensatamente.
    ¿Se acuerdan cuando Zapatero prometió que aprobaría la propuesta de Estatuto que viniera del Parlamento de Cataluña? ¿Recuerdan cuando el Excmo. Sr. D. José Mena Aguado, Capitán General en Sevilla denunció que aquella la reforma de Estatuto de Cataluña tal como se estaba planteando sobrepasaba los “límites infranqueables” de la Constitución? (Cosa muy cierta como hemos visto a posteriori, pues parte del articulado ha sido declarado inconstitucional por el TC). ¿Recuerdan cómo las declaraciones del Teniente General fueron calificadas de “inadmisibles” e incluso “golpistas” por nacionalistas catalanes y vascos? Ellos, que están instalados en el golpe de Estado amable, permanente, a cámara lenta…
    ¿Recuerdan lo que hizo el ministro Bono? ¿Recuerdan lo que hizo el JEMAD? El primero cesó al Teniente General a propuesta del segundo. ¿Por qué? Por meterse en política. Por recordar lo que dice la Constitución acerca del papel de las FF.AA como guardián de la unidad de España, de la Soberanía Nacional y de la Constitución. El tiempo, que da y quita razones, ha terminado dándosela al Excmo. Sr. D. José Mena Aguado, y quitándose a Rodríguez Zapatero, al Sr. Bono y al Sr. Sanz Roldán.
    D. Andrés, estoy convencido que a las palabras de su Teniente Coronel, Juan Soldado habría espetado un sonoro: ¿qué hay de malo en ello?
    Gracias si se publica
    ¡¡España, lo primero!!

    Me gusta

  9. Que GRANDE, que gran sentido de la moral, etica y HONOR tiene Juan Soldado, si prometo CUMPLO¡¡, como dice nuestro lema ” A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR”

    Me gusta

  10. Mi querido y respetado Juan Soldado, nunca unas palabras tan sencillas pueden decir tanto, me uno a cada una de ellas y darte las gracias por este impresionante artículo

    Me gusta

  11. Sr. Delgado, gracias igualmente por su lectura y seguimiento.

    Sencillez y sentido común es lo que precisamente intenta transmitir Juan Soldado, en un momento en que en su querida España parece ser que falta.

    Un saludo.

    Andrés Manrique

    Me gusta

  12. Lo peor no es que el enemigo ocupe tu tierra,sino que nadie es capaz de enfrentarse a lo que viene,aunque lo exigan sus cargos.Al pueblo lo entretienen con futbol,droga ,sexo y cuando se enteran ya están fuera los culpables,abundantemente forrados a nuestra costa,porque este nuevo imperio es miserable,
    No solo te odian ,sino que en reserva con 14 tºs A (2012)cobras menos que la suma listillos de fuera con 3 hjs y encima ponen la nomina en la gaceta( y sin contar las guarderías,cuñadas,abuelas y demás cosas no fundamentales.
    !!!aberrante¡¡¡

    Me gusta

  13. El hacer de Juan Soldado es el sentir comprendido
    ————————————————————————-
    El hacer de Juan soldado
    Es el sentir comprendido
    En todo el uniformado
    Que al deber es entregado
    Aunque sea comprometido.

    Aún viéndose despreciado
    Por La sociedad irreverente
    De este hoy desenfrenado,
    Maloliente y degradado
    Con mentalidad hiriente.

    Hacía todo lo que se mueva
    En defensa de esta Nación
    Que la indignidad doblega,
    De esta España que reniegan
    Los que no saben de honor.

    Juan Soldado se hace ver
    En los que quieren cumplir
    Ofreciéndose al deber
    En los brazos del doquier
    Que requieran su servir.

    Desdeñando los desprecios
    De los que prestos a ofender
    Se pronuncian como necios
    En las cuerdas del trapecio
    Que columpian la doblez.

    De impúdicos libertinos
    Consagrados en la simpleza,
    El capricho y el desatino
    De este hoy tan atractivo
    Al hacer de los sinvergüenzas.

    Pero, Juan Soldado se implica
    Enalteciendo el valor
    En las formas que se aplican
    Los que a ello se dedican
    Motivados por la razón.

    Siendo fiel al juramento
    Del espíritu inmortal
    Que acatando los preceptos
    Se hacen ver a campo abierto
    Defendiendo el ideal.

    De esta Nación maltratada
    Por las parvas de alimañas
    En las políticas sesgadas,
    Contenciosas y ofuscadas
    En el detrimento de España.

    Pero como Juan Soldado
    Quedan muchos todavía
    Que se muestran preparados
    Para obedecer lo ordenado
    En defensa de las valías.

    Me gusta

  14. Don Ramón.

    Supongo que es usted el legionario y aventurero del que me habla “Google”. No he tenido otra forma de saber de usted. Veo que también domina el arte de las estrofas con buena rima.

    Gracias por seguirnos y le haré llegar a Juan Soldado tales estrofas como regalo y en su nombre.

    Un saludo.

    Andrés Manrique

    Me gusta

  15. Cumplir fielmente las obligaciones, cumplir y respetar la Constitución, obedecer y respetar a los jefes y, si preciso fuera… entregar la vida en defensa de España, con vocación de servicio.
    Desear la soberanía e independencia de España y defender, si fuera preciso, su integridad territorial; cumplir con la palabra, con el deseo, con el juramento. “Por España, todo por España” “Todo por la Patria” “A España servir hasta morir”.
    La Bandera de España, el Himno, las tradiciones… y todo lo anterior ¿no es el compromiso y la obligación de todo español que se precie, militar o civil?
    Yo, como Juan Soldado, como veterano de las Fuerzas Armadas y como civil que soy, también me pregunto ¿Qué hay de malo en ello?
    Felicitando a Andrés por su artículo reflexión, reciba un fuerte abrazo.
    Pedro Motas

    Me gusta

  16. Así es mi Teniente, mas, usted sabe que en “Google” se ponen cosas que a veces no son tales, que algunas se pasan y otras no llegan.

    Lo de aventurero, eso fue una etapa de mi vida de constantes y repentinos cambios por circunstancias de un ayer incomprensibles al sentir y pensar de este ahora, más para los que nunca salieron de España y aquellos que lo hicieron sabiendo dónde iban y quienes les esperaban.

    Gracias por su dedicación, este que queda a la orden para lo que haga falta en la defensa de lo que nos inculcaron aquellos instructores que trataban de ser como Juan Soldado.

    Atentamente: Ramón Lencero Nieto

    Me gusta

  17. Don Pedro buenas noches:

    Veo que profesa usted muchos de los valores de la milicia, lo cual me alegra enormemente y quien así lo hace cuenta ya con mi amistad, si usted la acepta.

    Como puede apreciar la pregunta que se hace Juan Soldado es de única e intuitiva respuesta, a tenor de lo expuesto en el artículo. Sigamos en esta línea que no es otra que la de dar a conocer nuestros nobles sentimientos sobre nuestro país y dejemos a aquellos que se empeñan en vivir en la amargura y el odio hacia los demás. Lastima les tengo al no saber llevar una vida “a favor de…” sino “contra…” El principio de autoridad y el respeto a las normas no han de convertirse en valores caducos…son eternos, sin ellos las sociedades caen en el caos. Hagamos que no se olvide nadie de ellos.

    Un saludo y gracias de nuevo por su lectura. Aquí nos tendrá.

    Andrés Manrique.

    Me gusta

  18. Don Ramón, buenas noches.

    Me quedo con su buen trato y respeto que demuestra. Sepa que lo de aventurero no tiene que ser necesariamente una connotación negativa, ni mucho menos. Si su vida nómada ya es solo recuerdo del pasado me alegro por ello y disfrute por fin del “descanso del guerrero”.

    De nuevo un saludo y le esperamos en la siguiente entrega.

    Andrés Manrique.

    Me gusta

  19. Gracias por su lectura.

    Nos alegramos que se identifique con quien, pensamos, profesa los valores de la milicia con moderación y sentido común.

    Esperamos verle por aquí. Muchas gracias.

    Andrés Manrique

    Le gusta a 1 persona

  20. Yo, como compañero tuyo, como veterano de las Fuerzas Armadas , y como Juan Soldado, estoy orgulloso de compartir tus sentimientos,
    ¿ Que hay de malo en ello.?
    Por otra parte y como no puede ser de otra manera felicitarte por este excelente articulo .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s