La propiedad privad Andrés Manrique Gutiérrez.- Teniente (R.)

La propiedad privada es el paradigma de la libertad. No hay mayor libertad que la que procura y permite la posesión privada de bienes, bien sean materiales o inmateriales como la producción artística, intelectual, etc.

La propiedad privada está tipificada en la normativa legal como un “derecho de alto rango”, pues está recogido en la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948. En la misma y en el artº 17 aparece el derecho a la propiedad individualy como tal“nadie podrá ser privado de ella sin una razón válida”. No hay por tanto mayor expresión de libertad que la posesión privada.

Ahora bien no basta con que se permita “ser propietario”  pues es necesario que el ciudadano pueda hacer uso de su propiedad como crea conveniente, poder  venderla, donarla, darla en herencia, etc. Damos con ello un nuevo paso, el de poder comerciar. Este es otro paradigma indiscutible de la libertad.

Claro que aún no es suficiente esto pues si para ejercer los anteriores derechos no se ponen más que trabas, el mismo queda limitado. El derecho a la disposición particular de bienes y su libre ejercicio de compra, venta, transmisión, cesión etc., ha de ejercerse con la mínima intervención de terceros. El abuso en los gravámenes de cualquier tipo que la limiten, así como el abuso en su acumulación y sus consecuencias,  habrá que regularlo, sin duda, pero no prohibir su tenencia.

El progreso económico no parece posible sin la protección del derecho a la tenencia de patrimonio personal y el libre ejercicio del  mismo. Cuando se ha tratado de estatalizar la propiedad y su comercio todo resultó un desastre. Repasen el pasado y miren el presente. Cuando en China se liberalizaron en parte los derechos de propiedad y se abrió la mano al libre comercio, se convirtió en una potencia económica mundial. Tienen restringidas muchas de las libertades de las que en occidente hacemos gala, no tienen libertades políticas etc., pero si miramos el escalón más bajo de la pirámide de Maslow donde se encuentran las necesidades fisiológicas básicas vemos que la potencia China ya las tiene en gran parte cubiertas, su bienestar es más que evidente.

Sí, el fin no justifica los medios, pero en este caso la libertad de acceso a la propiedad privada será el inicio de mayores libertades individuales. Libertad para todo, de acuerdo, pero vayamos por partes, valoremos las prioridades y seamos ordenados.

Juan Soldado sabe que hay  conciudadanos que hacen más hincapié en otro tipo de libertades en detrimento de la privacidad patrimonial particular. Él no está entre ellos. Todas las libertades son necesarias pero según las circunstancias, unas son más necesarias que otras.

A Juan Soldado le supone una enorme satisfacción el saberse propietario de algunos bienes acumulados a lo largo de toda una vida. Para otros muchos conciudadanos les supone asimismo un acicate y estímulo para seguir ejerciendo su trabajo.

El derecho a la propiedad privada y el libre ejercicio de  la misma dan lugar a mayores cotas de libertad, sin duda. Ahí está la historia.

La milicia acata y cumple.

Andrés Manrique

Teniente (R.)

Blog: generaldavila.com

23 marzo 2018

 

 

13 pensamientos en “La propiedad privad Andrés Manrique Gutiérrez.- Teniente (R.)

  1. El articulo 14 de la Constitucion alemana dice : “La propiedad obliga.Su utilizacion debe estar en todo caso al servicio del bienestar comun.” Como la nobleza, la propiedad obliga.Esto ya lo dice todo.
    Esto lo vio muy claramente Bernard Bolzano(1741-1841),sacerdote catolico checo, grandisimo matematico( su contribucion al Calculo infinitesimal es de un valor incalculable: teorema de Bolzano-Weierstrass,etc).Despues de Leibnizy antes de Gottlob Frege, Bolzano fue el grnio que mas aportaciones hizo a la Logica y a la Teoria del conocimiento.Escribio un tratado sobre el Estado – “Von dem Staate”-,cuya mayor parte se dedica a la propiedad, curiosamente.Convendria releerlo, por provenir de un tamaño genio.
    Tampoco conviene olvidar lo aue dice la Doctrina social de la Iglesia catolica acerca de la funcion social de la propiedad.
    Y no nos olvidemos que fue el liberalismo exacerbado el causante de las grandes crisis economicas.La autoridad del Estado se justifica en poner limites al a veces poder abusivo de las grandes Corporaciones financieras, en interes del bien comun.Cuando los fuertes no quieren ser “nobles”, utilizando sus propiedades en beneficio del interes general entonces se justifica la intervencion del Estado en favor del bien comun.¿ Que otra cosa ocurrio por ejemplo en el regimen vigente en España desde 1939 a 1975?

    Me gusta

  2. Juan sin Miedo muchas gracias por su comentario y por seguir aquí leyendonos.
    Nos encontramos en un momento en que es necesario recordar lo obvio por muy simples que puedan ser algunos pensamientos.
    Buenos días y un saludo.

    Me gusta

  3. Si alguien entra, (asalta) en mi propiedad, y resulta que al defenderla, tengo que indemnizar al asaltante, porque le he causado lesiones, esto para mi no es libertad.

    No hablemos ya, de los impuestos confiscatórios a los que que nuestros políticos nos tienen sometidos por Ley , en cuanto a donaciones y sucesiones, que para mi modo de ver, no deja de ser además de un asalto a mano armada, una forma de quitar las ganas de emprender y/o invertir a nadie, lo cual nos llevaría a ser una sociedad, subvencionada y sin ánimo alguno de progresar.(En el fondo es lo que pretenden).

    Un saludo

    Me gusta

  4. La inexistencia de la propiedad privada, cuando no su prohibición, ya sabemos a lo que nos conduce. La propiedad comunal podría ser posible en sociedades primitivas no en sociedades modernas como el actual.
    Otra cosa es la desmesura en la comulacion ilicita de bienes.
    Buenos días y un saludo.

    Me gusta

  5. Dice D. Andrés Manrique –y dice bien– que «El derecho a la propiedad privada y el libre ejercicio de la misma dan lugar a mayores cotas de libertad, sin duda. Ahí está la historia.»

    Pero no parece entenderlo así la izquierda española y sus mariachis, esa izquierda diferente de la izquierda europea, mucho más respetuosa. Una izquierda la nuestra que permite el expolio de quienes se han sacrificado toda la vida para tener un techo en propiedad donde acoger a sus hijos pero cuya propiedad peligra porque quienes deben protegerla respiran tufos marxistas ya ni siquiera vigentes en la comunista China. La propiedad privada de los demás sigue estando en su ideario.

    Primero el peligro de los okupas, que tienen derecho a invadir y apropiarse de tu casa en cualquier momento. Las leyes de inspiración progresista impiden al propietario volver a entrar en domicilio familiar y disponer de sus cosas personales hasta que un juez lo quiera. El propietario ha perdido todos sus derechos mientras tanto. Legalmente los supuestos “derechos” del asaltante priman sobre los del propietario legítimo.

    En segundo lugar, el atentado contra los derechos de herencia, gravados tan abusivamente en la socialista Andalucía –y otras provincias– que muchas veces hacen imposible formalizar lo heredado, perdiendo así la propiedad de la vivienda que sus antecesores conservaban para ellos.

    Este expolio proporciona a la progresía gobernante la posibilidad y satisfacción de entregar esos inmuebles a una inmigración que no movió un dedo en beneficio de los demás, pisoteando los derechos de los que se ganaron ese patrimonio fundamental con su esfuerzo personal durante años.

    Nuestra despreciable izquierda hace caridad –ellos lo llaman solidaridad para poder presumir de ello– con el dinero de los demás, como en tantas otras cosas.

    Ignoran deliberadamente que, efectivamente, el libre ejercicio de la propiedad privada no es otra cosa que la demostración de la libertad que pretenden abanderar pero que en la realidad persiguen.

    Los del autobombo de la defensa de la libertad parece que sólo defienden la libertad de poder hacer y disponer lo que a ellos conviene.

    Otras libertades no les interesan.

    Me gusta

  6. Estimado Sr. Manrique, que duda cabe que la propiedad privada es fundamental y más en el tipo de de vida que llevamos todos los que disfrutamos de ese don tan especial que es la vida.
    Pero, permítame que realice unas observaciones sobre asuntos que me preocupan:
    ¿está por encima la libertad? , o ¿lo está el derecho a la educación de los hijos?.
    En esa escala de valores que se nos está destruyendo, ¿cual es la primacía?. ¿estamos dispuestos a defenderla, o simplemente a comentarla?
    Que es preferente, el juego a corto, donde nos podemos defender, o el lago plazo, donde todo está dispuesto para la destrucción de los valores cristianos.
    Cada día que pasa me aterra más ver ese disparate que no solo se nos viene encima, sino que nos aplasta.
    Tengo una nieta. 13 años. Desde los 11 se le está preguntando en el Colegio/instituto si se siente mujer u hombre. ¿a que narices estamos jugando?, ¿a despertar inquietudes que todavía nuestro cuerpo/inteligencia no ha llegdo a despertar?.
    ¿destrozar el modo de vida es la búsqueda preferente, que el Sr. Rivera es uno de los que encabeza?
    Creo que todo esto merece reflexxiones que, tal vez, pudiesen escapar de la finalidad de este foro, pero que no por ello habría que defender.
    La propiedad privada es fundamental. Pero ¿en qué quieren convertir a ese propietario?.
    Terrorífico.
    Un muy cordial saludo.

    Me gusta

  7. Nada que objetar a tu articulo, mi teniente, pero tres años antes de la declaración universal de derechos humanos, concretamente en el B.O. del E. nº 199 del 18 de julio de 1945, se publicaba el Fuero de los Españoles y en su capitulo Tercero artículo 31 se definía y protegía la propiedad privada; y en el articulo 32 se prohibía la pena de confiscación de bienes.
    Leer aquellas viejas legislaciones, me llevan a pensar que en la declaración de derechos humanos posterior, algunas cosillas se copio de ellas que ya se practicaban en España.
    Un abrazo

    Me gusta

  8. Mi coronel gracias por esta puntualización. Conocía los datos pero no había caído en la prioridad de las fechas, de ahí que no lo mencionara.
    Valga su comentario para poner ciertas cosas en valor y refrescar la memoria.

    Me gusta

  9. Don Emilio Hernández la idea central sobre la que gira este pequeño artículo es que sin una no puede existir la otra o mejor la prohibición de una anula a la otra…. O al menos permítame la frase ” la deja tocada”.

    Me gusta

  10. Señor Manrique, fircé mi comentario.
    Es evidente. Y lo hice porque tras sus atinados comentarios vi la oportunidad de expresar los peligros que se aprecian en un futuro inmediato.
    Desde hace tiempo se aprecia una campaña contra el orden establecido. Ya está se visto que se persigue la normalidad.
    Se pretende destrozar el orden establecido.
    Hay que destrozar los principios y los valores.
    A mi edad eso, para mí mismo carece de importancia, pero para mi hijo y nieta, en modo alguno.
    Hay dos caminos, el que nos “obsequia “ y el que estamos obligados a seguir. A ese me aferro.
    Hace tiempo (que me perdone el General Dávila) que me debato entre seguir contribuyendo en denunciar esta táctica contra nuestro orden establecido, o callar y alejarme de este Blog.
    Tal cese esto último sería lo fácil, pero mi madre me parió rebelde y luchador.
    Debo ser un militar frustrado., pues me enorgullece haber sido ¡cabo segundo de infantaría! Y, lo mejor de todo y gracias a mi difundió amigo el General Frasquet, ser un caballero legionario de honor.
    Y eso me tiene marcado. No solo amo a España por encima de todo, sino que estoy en la situación de luchar contra sus enemigos “al máximo precio” a estas alturas no voy a permitir que se quiera romper a España, ni a sus principios ni a sus valores.
    Naturalmente que la propiedad privada es un soporte fundamental de nuestro orden. Pego lo que he relatado es la denuncia de la trampa que politicuchos (y hasta ahí me quedo) nos tienen presosra para que el comunismo marxista nos vuelva a destruir. Parece que medio millón de muertos no ha sido suficiente. El comunismo marxista y ¿la progresista socialista @ prentenden ganar lo que perdieron en la guerra.
    El capitalismo, hoy, se basa en la propiedad privada. Es un principio necesario. Pero media población española, hábilmente manejada, odia ese orden establecido.
    Posiblemente abuse de este blog, en mi humildad solo deseo denunciar la mentira y táctica oculta que solo desea destruir a España.
    Es lo único que me mueve.
    Un cordial saludo, señor Manrique, y mil grat mi General Dávila, por permitir esta intervención.
    Yo, solo quiero lo mejor para mi Patria. España.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s