TOQUE DE RETRETA. UN RAYO DE ESPERANZA

Esta vez si. Les traemos una noticia, una magnífica y esperanzadora noticia, que ya ha sido aireada ampliamente por los medios de comunicación, de la que queremos hacernos eco en este blog. Aunque no se relaciona directamente con los temas que en él habitualmente tratamos, si la queremos reproducir a modo de reflexión, para dejarles a vds, queridos lectores un buen sabor de boca cuando afrontan un merecido descanso findesemanal en medio de la canícula veraniega.

Ya conocen los hechos. La foto lo dice todo. Permítanme ahondar un poco  más en la naturaleza humana de esta noticia que tiene dos protagonistas principales.

Uno se llama Wilmer Arias, un guatemalteco de 28 años de edad que, cuando sólo tenía 8, un accidente por arma de fuego le produjo una herida en el cuello que lo dejó tetrapléjico. Tras permanecer más de dos meses en coma, recobró el conocimiento, pero no la sensibilidad, por lo que se vio postrado en una camilla, sin ninguna esperanza, con grandes dolores y para colmo, desarrolló una ulcera que le impedía descansar y amenazaba seriamente la poca salud que le quedaba.

Su familia no podía hacerse cargo ni del coste de los medicamentos que precisaba ni tan siquiera de su manutención, por lo que fue ingresado con sus dos hermanos en una institución benéfica religiosa, la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos (NPH) donde permaneció 10 años. Recobró algo de movilidad, pero la úlcera y los dolores requerían una operación que, ni siquiera en los Estados Unidos se atrevían a hacer.

El otro protagonista se llama Pedro Cavadas Rodríguez, un valenciano que se doctoró en medicina por la universidad de su ciudad natal y más tarde completó sus estudios en los Estados Unidos. Un reputado profesional de la cirugía plástica y reparadora que tras alguna estancia en Kenia, “en el África de mis sueños” cambió la comodidad por la ayuda a los a los más necesitados por medio de una fundación que el mismo creó con la finalidad de “ayudar a aquellos que no pueden elegir y a la vez devolver aquello que nos ha sido dado”.

La conjunción de ambos protagonistas ya la conocen en palabras del doctor Cavadas llegó allí “partido en dos y ahora, Wilmer es capaz de sentarse sin sentir dolor”.

Es la conjunción si de la ciencia que avanza a pasos insospechados, con la labor humanitaria, social y asistencial de organizaciones religiosas y seglares que hacen posible estas cosas casi milagrosas. Es la conjunción también de un profesional que ha hecho todos los esfuerzos para aprender todo lo que ha sido capaz y la de un muchacho, con unas inmensas ganas de vivir y personas es instituciones que le han ayudado.

Es, no me lo nieguen, un rayo de esperanza. Si, una esperanza cierta para los muchos Wilmer que están afectados de casos aparentemente intratables de enfermedades poco conocidas, de difícil tratamiento, o simplemente de cáncer.  Es un rayo de esperanza, cuando hemos visto algunos casos de personas e inclusos instituciones que amparadas en la compasión que inspiran enfermos incurables, especialmente niños, recaudan fondos para su lucro personal o hacen un uso fraudulento de lo que legítimamente recaudan sus organizaciones. Es un rayo de esperanza para todos los donantes y benefactores que contribuyen con sus fondos a la investigación y al tratamiento de estos casos.

Naturalmente, ni todos los futbolistas son Cristiano Ronaldo, ni todos los médicos el Doctor Cavada, pero las generosas aportaciones y contribuciones de todos, personas e instituciones, a la investigación y el tratamiento, tienen como ven su recompensa.

Enhorabuena, doctor Cavadas. Mucha suerte en el futuro, Wilmer. Y gracias a los dos por habernos proporcionado con vuestro ejemplo este rayo de esperanza.

Adolfo Coloma

Blog: generaldavila.com

20 julio 2018

8 pensamientos en “TOQUE DE RETRETA. UN RAYO DE ESPERANZA

  1. Benefactores de la humanidad y con corazón y amor a la raza humana quedan muy pocos
    Ole por el chico, el doctor y los seglares y todo aquel que haya contribuido a que esta persona viva mejor

    Me gusta

  2. No nos dejemos deslumbrar por las apariencias.El espiritu de la masoneria parece estar triunfando, de momento…La pregunta clave: ¿ es sostenible este aparente triunfo?Claramente no.Se aprecia por ejemplo en uno de los mas claros simbolos masonicos:los obeliscos.Un obelisco es mera apariencia, no tiene interior, nada de espacio por dentro.

    ¡ Que diferencia por ejemplo con obras como la basilica de Santa Sofia en Constantinopla! Carece de pretensiones externas, no le interesan las fachadas,las apariencias.Su solidez es su fabuloso espacio interior.Tiene de verdad algo dentro.No por casualidad es obra de cristianos.

    La buena civilizacion, la cristiana, de la que emergio España, tiene unas raices imperecederas, tiene vida interior, no vive de apariencias.Sino de realidades.La mayor de estas realidades es Dios, que difunde su aliento en tantos millones de buenas personas que ayudan de verdad a sus semejantes, como el caso que nos trae hoy el general Coloma.Por eso no debemos nunca perder la esperanza.

    Me gusta

  3. Bravo por las personas que se entregan y dan lo mejor de si mismo por y para el prójimo.
    Ojalá los políticos aprendieran algo de estas buenas personas.
    ¡¡Muchas gracias Dr. Cavadas!!

    Me gusta

  4. Eso debería ser jode haber en todo el mundo personas con este gran talento en las curras hacia el ser umano me alegró que hagan una cosa tan grande como esa gracias y suerte en buestro curro que es muy bueno y mucha umanidad me hace sentir orgulloso de ver cómo el ser umano ayudan alos demás

    Me gusta

  5. Buenas noches General Coloma, :

    Preciosos hechos, y ejemplar, que si, da alegría pensar que existen personas así.. que por su fe, se entregan de verdad , con total sencillez, humildad, a la vez que gran profesionalidad..e inteligencia, resolviendo las cosas a fondo.. !! Gracias doctor, Cavadas..!!
    Si, los politicos, deberian aprender de todo ello, y parecerse un poco , resolviendo de verdad, los problemas de España, que tan graves tenemos..Por el bien de todos..

    Gracias a todos los contertulios, y a Vd. General, Coloma, y buenas noches..
    Josefa Lopez del Moral Beltran..

    Me gusta

  6. Gracias, don Domingo. Entiendo que cuando Vd cita ” a todo aquel que haya contribuido a que está persona se sienta mejor” esencialmente se refiere a la Fundación religiosa Nuestros Pequeños Hermanos, fundada en México por un sacerdote estadounidense y con representación en varios países hispanoamericanos.
    Atentamente.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  7. En este caso, don Ignacio, me ha parecido un tanto contradictorio su comentario.
    Coincido con Vd. En que, a la postre, todo está en manos de Dios. Pero ejemplos como este nos hablan de tesón y de desafío de la ciencia,. Ambos tienen sus limitaciones. Y también nos habla de solidaridad.
    ¿ es sostenible? Lo ignoro. Todos quisiéramos un CR 7 en nuestro equipo y un de. Cavadas a nuestro lado. El caso del que he hablado puede que sea fugaz como un rayo, pero un rayo de esperanza.
    No nos quiere eso, don Ignacio.
    Ate tangente
    Adolfo Coloma

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.