Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

Con el respeto debido a la persona; a un ser humano que habrá rendido ya sus cuentas, pero muy lejos de compartir la línea de su trayectoria política que en mi opinión poco bueno ha traído para España he tecleado en el campo “Buscar en documentos” de mi ordenador la entrada “Rubalcaba”y han aparecido 66 archivos de Word, en los que a lo largo de su carrera fui glosando los hechos más notorios de dicha trayectoria, y que estarán en la memoria del lector informado.

Hoy, y a la vista de sus honras mortuorias, creo que sería justo reseñar:

  • El culto a la personalidad, más propio de otros regímenes, en la figura del presidente del Gobierno en funciones que se deduce del tratamiento de la noticia en todos los medios.
  • El enorme y a todas luces innecesario gasto invertido en su seguridad. El venado de turno podría haber llevado algo más que papeles.
  • La adopción de la infinita mayoría en la olvidadiza clase política de los postulados de lo políticamente corregido, que no correcto.
  • El manifiesto super ego del personaje, que lo erige en protagonista absoluto.
  • El más obsceno aprovechamiento de las citadas honras y comentarios, convertidos unas y otros en un acto más del programa electoral.

De la prensa, mayo de 2019

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se ha visto obligado (sic) a intervenir para sacar del velatorio de Alfredo Pérez Rubalcaba de la manera más discreta posible a un hombre que arrojó unos papeles frente al féretro y que exigía hablar con el presidente, la ministra de Defensa o el director del Centro Nacional de Inteligencia: “hable conmigo, que soy el presidente”.

ÉL

(Soneto con estrambote en quintilla)

 Los folios sobre el túmulo volaron,

cual de blancas palomas, breve el vuelo;

y del salón, al punto, el propio suelo

de blancos, la moqueta motearon.

 

Inmóviles, estáticos quedaron

todos los concurrentes al revuelo:

Firme, erguido y seguro, juicio y celo,

justo en él, las miradas se posaron.

 

¿Para qué los ujieres, policías,

los de seguridad que dan servicio,

cuando él se levantó y se hizo presente?

 

En su carne mortal -¿alegorías?-

él solo, puso fin al estropicio,

pues es él, al fin y al cabo, ¡el presidente!

 

Los votos a mogollón

con los muertos, yo ganaba:

aprendió bien la lección

y aprovecha la ocasión,

pensaría Rubalcaba.

Don Eufemio 11 may. 19

(Continuará, D.m.

6 pensamientos en “Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

  1. Tampoco en esta ocasión voy a pecar de cínico, que ocasiones bastantes “tendrélas” en esta vida.

    Y dando por hecho que el tal “Freddy” (químico o alquimista, lo que uds. prefieran), allá donde hayan ido a parar sus huesos, estará pagando el mal que haya hecho, si lo hizo, (que no soy yo quien para juzgarlo).

    Debo admitir que su falta a “retreta”, no me produce ni el mas mínimo sentimiento de pena, lo cual no implica que me alegre de las desgracias ajenas, o si.

    Un saludo D. Eufemio.

    Me gusta

  2. Borrell resta importancia a la retirada de la fragata Méndez Nuñez . No le falta razón y más aún cuando un compañero imprescindible les ha dejado casi huérfanos de inteligencia a tenor de los lloros y alabanzas desplegadas. Tanto nuestra política exterior como las previsiones frustradas de negocio en Navantia ( nueve mil millones en juego) algún día resucitarán. Lo único que no tiene remedio es la muerte. Los Estados Unidos de momento son la primera potencia mundial, pero no hay bien que cien años dure. Antes o después podremos alquilar Rota a los chinos, al menos eso parece pensar el “fronterizo” Sánchez

    Me gusta

  3. Buenas noches, Coronel D. Eufemio:

    Leído y como siempre, impecable..
    Un afectuoso saludo.

    !!Viva España !!

    Josefa López del Moral Beltrán

    Me gusta

  4. Mi Coronel, a las órdenes de V.I.

    A un servidor lo único que le quedaba por ver antes de cerrar los ojos para siempre, era que un difunto recién estrenado le hiciera esta campaña electoral desde el más allá, pues lo seguimos viendo a diario, como si siguiera vivo y coleando, mientras que a los primeros espadas del PSOE, gracias a Dios por unos días, ni se les ve ni se les oye apenas.

    Los socialistas tienen una debilidad, y es la de organizar honras fúnebres y entierros (todos recordamos el desfile de la gerontocracia de la antigua URSS camino de la nada a los acordes y lamentos de la marcha fúnebre de Chopin. Aquí, como somos más originales, cuando lo del “viejo profesor”, al pobre difunto le pusieron sus gafas de siempre para que quedara más “natural”. No sé si para rizar el rizo del ridículo, o como broma macabra.

    En lo de ahora se han superado a sí mismos, y le están dando tanto realismo al muerto, que uno hasta a veces se solivianta pensando que oye voces del averno y tiene alucinaciones con la figura única e impasible reducida a cámara lenta, del difunto. Por cierto, todos recordaremos que él fue el inventor de eso de la España federal, concepto que ahora retoman sus enemigos en sustitución de eso de la nación de naciones sin salirse de su territorio. Y lo mejor, FG pidiendo a Pedro Sánchez que rehabilite a los amigos de Rubalcaba que ha purgado. De risa.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.