LOS VERSOS DEL CORONEL Félix Torres Murillo. Coronel de Infantería DEM. (r)

UN GRIEGO EN TOLEDO

 Previa a la obra que hoy comentamos y por seguir el orden cronológico habría que situar la ya glosada en LA PASIÓN  SU MANIERA ésta otra, la del “trazo inasequible”, titulada UNA MIRADA, que numeraremos como 14: Jesús abrazando a la cruz (Detalle) 1580

Museo Metropolitano de Arte. Nueva York.

 

Y vamos con la de hoy:

EL CABALLERO…

Este desconocido es un cristiano

de serio porte y negra vestidura,

donde brilla no más la empuñadura,

de su admirable acero toledano.

Severa faz de palidez de lirio

surge de la golilla escarolada,

por la luz interior, iluminada,

de un macilento y religioso cirio.

Aunque sólo de Dios temores sabe,

porque el vitando hervor no le apasione

del mundano placer perecedero,

en un gesto piadoso, y noble, y grave,

la mano abierta sobre el pecho pone,

como una disciplina, el caballero.

 

Después de leer este poema que al CABALLERO… dedicara Machado – el de Serrat no, el otro- no iba un servidor a tratar de componerle mi soneto buscando una descripción que se le acercara, cosa tan difícil por lo inalcanzable; así que tiré por la vía, digamos, pasota al observar que el parecido del retratado con una persona de la que  tanto aprendí era bastante notable. Se trata de Jaime Moraleda, mi profesor de Arte en la UCLM, que me, nos, enseñó a ver el lado más humano y nos abrió los ojos en este fascinante mundo y a encuadrar la obra en su entorno y en su ambiente; a él se lo dedico, ya me lo habrá perdonado. Más abajo verán el resultado.

 Como, casi, siempre tampoco aquí tenemos la certeza de quien fuera el modelo: desde un autorretrato, el famoso y controvertido Antonio Pérez, o hasta Miguel de Cervantes se ha dicho que pudo llegar a serlo; parece ser que lo más probable es que fuera Juan de Silva, notario mayor del reino y alcaide del Alcázar toledano. Y ahí estamos; nuestro personaje sigue con su costumbre de rodear de misterio su obra; ya nos tiene acostumbrados. Realiza el genio el sublime retrato de este misterioso caballero mostrándonos lo que pudiera ser el estereotipo de hidalgo de su época, con vestimenta propia del Siglo de Oro, armado con lujosa espada para demostrar que es, efectivamente, un caballero y haciendo, con su mano en el pecho, lo que podría ser un juramento, del que a todos nos pone por testigos.

 Una restauración recuperó el brillante negro de su atuendo que contrasta con los blancos encajes, sacó a la luz el oro de su espada, aclaró el fondo que pasó de negro a gris y resaltó la luz que incide en el rostro y mano; una luz que ya no es la de “un macilento y religioso cirio”. Luz que, naturalmente no pudo apreciar Don Manuel, y que ahora nos muestra el cuadro en todo su esplendor.

 El caballero de la mano en el pecho. 1584. Museo del Prado

DIVERTIMENTO (15)

 (Soneto)

 Si de Jaime la voz en sí elocuente

el gran genio oír podido hubiera,

motivo por demás, pienso, tuviera

de plasmarlo, siquiera sea silente,

 

… que espigada su imagen, veo patente

de modelo perfecto le sirviera;

y crecida la barba bien pudiera

en su rostro ser noble referente.

 

De negro, ya el vestirlo quedaría

el blanco en puño y gola subrayando,

visible el guardamano de su acero;

 

la propia sobre el pecho rogaría

que entreabriera el retrato abocetando,

como a aquel, misterioso “el caballero”.

A Jaime Moraleda.

(Continuará, D. m.)

6 pensamientos en “LOS VERSOS DEL CORONEL Félix Torres Murillo. Coronel de Infantería DEM. (r)

  1. Apreciado D. Félix Torres Murillo.

    He disfrutado mucho con su “divertimento.” Ha resultado todo un placer leer el poema de D. Manuel Machado sugerido, sin duda alguna, por la visión de la pintura del Greco con las inevitables marcas, deterioros y “ocultaciones” que el paso del tiempo le confirió para, acto seguido leer su soneto, D. Félix inspirado por la visión de la misma imagen ya restaurada y recuperado el esplendor de sus primeros días.

    Me ha gustado mucho el parecido que usted encuentra en la persona retratada por el Greco, del que se desconoce quién pudo ser su modelo, con su profesor de arte y amigo D. Jaime Moraleda. Y si hubiese sido D. Jaime en realidad, el verdadero modelo Doménikos Theotokópoulos; al menos es lo que su soneto me ha sugerido (ruego me permita la licencia de esta broma).

    Muchas gracias D. Félix por permitirnos, con su erudición y su buen hacer literario, distraer nuestra mente de otros pensamientos más funestos que estos días nos provocan.

    Un saludo afectuoso.
    Pedro Dalmau

    Le gusta a 3 personas

  2. Siempre veo y leo, tus lecciones de Arte. Orgulloso debe estar de ti, el profesor que tuviste,.
    No querría decir, que hoy ha sido tu mejor día, pues casi seguro que la próxima lección, tendrá el mismo nivel.
    No me olvido de “tus versos “,. Gracias por dejarme empezar el día. sin, de momento, hablar de Política.🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 1 persona

  3. Muchas gracias un día más por la lección de arte, y mi felicitación por el soneto.
    Aunque sea salirse del tema ¿puedes informarnos sobre cuándo y como terminó el cuadro “Jesús abrazando la cruz” en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York?
    Y al hilo de la pregunta una sugerencia: Sería muy interesante que formarais un grupo de historiadores y artistas, en las diferentes ramas del arte, para investigar, recopilar y finalmente editar un libro cuyo título bien podría ser “El expolio del patrimonio artístico español” donde se recogiera y documentara, tanto lo sustraído, como lo destruido.
    Sería una aportación esencial para la verdadera “Memoria Histórica”
    Interesante trabajo que el actual Gobierno no tendría inconveniente en subvencionar con parte de los cuantiosos fondos destinados a recuperar la memoria histórica.

    Le gusta a 2 personas

  4. ¡Qué belleza de mirada la del Cristo! Es para pasarse horas enteras y tratar de descubir el pensamiento de El Greco, cuando lo pintó. El poema de D. Antonio Machado dedicado al Caballero de la Mano en el pecho, es una delicia, pero los suyos no se quedan atrás. Muchas gracias por deleitarnos con su exposición de estas insuperables obras de arte. Saludos para todos.

    Le gusta a 1 persona

  5. Comprenderás apreciado Lorenzo que no soy un experto en el “trasiego” mundial de las obras de Arte. La misma pregunta que tú te haces me la hice yo cuando en el Museo Británico me encontré con el casco de Pericles, el mismo que venía dibujado en mi Enciclopedia Álvarez , ante la piedra trilingüe de Rosetta, o con el mismo tímpano del Partenón. ¿La respuesta? : El que “pudo” se lo llevó.

    En cuanto a este cuadro del Cristo del Greco, llevaría el camino de otros cuando la Desamortización de Mendizábal. Parece ser que lo compró el conde de Quinto, y la condesa viuda lo puso a la venta en París hacia 1860. Por 1950 estaba en una colección escocesa, y de aquí pasaría al MET neoyorquino; que por cierto, que yo sepa, tiene alguna obra también de otro (el) pintor español, que comentaremos si Dios quiere a su debido tiempo.

    ¿Tu sugerencia?: No creo contigo que tal propuesta fuera vista con buenos ojos si fuera presentada a un gobierno cuyo amor por el Arte está todavía inédito, y cuyos socios de ídem ya han presentado la suya ante el Senado: Demoler el Valle de los Caídos, Cruz incluida. ¡TALIBANES!

    Y, muchas gracias, amigos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .