HASTA LUEGO CORONAVIRUS. Coronel Ejército del Aire en la Reserva, Carlos de Palma Arrabal.

Existe una ley natural desde hace miles de años que viene a indicar, con sus lógicas excepciones, que los humanos que quieran sobrevivir en este mundo han de tener en cuenta su INSTINTO, pero que si además buscan el progreso tendrán que aplicar también la INTELIGENCIA. La raza humana ha sobrevivido y progresado hasta hoy gracias a haber integrado estos dos aspectos en su actividad. Prescindir de uno de ellos, o intercambiar sus respectivos campos de aplicación resulta absurdo, ineficaz y peligroso. Es decir, pretender progresar sólo con el instinto, la irracionalidad, las ideologías, etc., puede conducir a la ruina total; y viceversa, querer sobrevivir sólo en base a la inteligencia, a teorías, artificios mentales, etc., puede concluir en un batacazo descomunal. Hay que equilibrar el instinto y la inteligencia para cada situación, y caminar apoyados en estas dos piernas.

Las líneas que siguen ahora son una continuación del artículo “Coronavirus desde la Retaguardia” que tuve el honor de compartir en este prestigioso Blog el pasado 14 de abril. En esa fecha nos encontrábamos confinados en domicilio, pero ahora que hemos parado su primer golpe, deberemos aplicar por un lado la Inteligencia para no bajar la guardia y seguridad sanitaria, y por otro el Instinto para luchar por nuestra supervivencia económica. En estos días, la Inteligencia podrá ser pesimista, pero el Instinto se rebelará contra los pronósticos.

Las empresas habrían de seguir pendientes de las subvenciones, liquidez, contratos, etc., pero sería muy importante poner énfasis en la producción y competitividad. Por parte de los clientes, y en especial aquellos con holgadas posiciones económicas, podrían ser generosos e incrementar de inmediato sus patrones de consumo habituales, practicando además la solidaridad ciudadana. En el horizonte se vislumbran cambios profundos precipitados por esta pandemia, pero no todos lo serán por causa del Coronavirus, sino por la prepotente gestión anterior de nuestros hábitos, instinto e inteligencia. Sin embargo los españoles no solemos rendirnos; el mundo siempre nos ha admirado por algunos de nuestros defectos y muchas de nuestras virtudes, en absolutamente todas las épocas por mucho que pese a algunos detractores. España es una referencia, cuya prosperidad y estabilidad hay que recuperar, por nosotros, por nuestros descendientes y por nuestros países vecinos. Frente al Coronavirus, aún nos queda una importante reserva de coraje que hay que convertir en futuro sostenible.

El 14 de abril defendía en este Blog la idea de que pensemos por nosotros mismos, cumpliendo las normas gubernativas en todos los niveles, y colaborando y yendo más lejos pensando al mismo tiempo en iniciativas individuales y colectivas que pudiésemos aplicar desde la propia sociedad civil contra el Coronavirus. En dicho artículo también comentaba:

1º) La conveniencia de tener previstas ESTRATEGIAS a seguir contra posibles amenazas y desafíos: Ver “Estrategia de Seguridad Nacional 2017”, que señala entre otras las Epidemias y Pandemias.

2º) La necesidad de tener listos para su inmediata aplicación una serie de PLANES DE CONTINGENCIA y LECCIONES APRENDIDAS: Ver “Plan Nacional de Preparación y Respuesta ante una Pandemia de Gripe de 2005”, y su “Actualización de 2006”.

3º) Dado que los distintos niveles de servicio públicos ya tienen sus competencias, invitaba a particulares, grupos, empresas, sectores económicos, agentes sociales, etc., a reflexionar sobre estos conceptos, a fin de prepararse para hacer frente a dichas potenciales amenazas y desafíos, tanto sanitarios, como económicos, de seguridad, etc., de modo que pudiesen complementar esos planes de contingencia gubernativos con los suyos propios, para no improvisar contra el Coronavirus.

Seguidamente se afronta en este artículo el asunto de los PROTOCOLOS, que invito a considerar en tres categorías: Protocolo BÁSICO nacional para población general, Protocolos ESPECÍFICOS a implantar por sectores de actividad (hostelería, restauración, aviación, cruceros, comercios, zonas deportivas, espectáculos, etc.), y Protocolos PARTICULARES que adapte para sus empleados y público o asistentes cada instalación concreta (bar, fábrica, tienda, oficina, comunidad de vecinos, zoológico,casa rural, campamento de verano, museo, cine, teatro, palacio de congresos, asociación, etc.).

Estos protocolos siempre han existido, pues se cuenta con una normativa consolidada y servicios muy profesionales de Salud, de Prevención de Riesgos Laborales, de Inspección del Trabajo, de Protección Civil, de Orden Público, administradores, gerentes, etc. Por ello, y en mitad de esta crisis, parece sensato no inventar nada nuevo por ahora, ni crear nuevas estructuras, ni cargos “ad hoc” en empresas o instituciones, ni inventar homologaciones o certificaciones adicionales, al menos hasta llegado el momento de pensar en las Lecciones Aprendidas de esta crisis, y conocer su grado de alcance o transitoriedad. Lo que sí se podría hacer en cambio es actualizar esta normativa, así como los servicios y los recursos económicos directamente relacionados con el Coronavirus. Pasemos a comentar estos protocolos.

PROTOCOLO BÁSICO GENERAL: Ya está siendo ordenado por las autoridades gubernativas en una ingente cantidad de publicaciones.Pero lo más importante es que la población tome conciencia de que la amenaza y riesgo del virus sigue presente en cualquier persona (excepto en las inmunizadas por haberlo superado). La pandemia podría repuntar o regresar, pudiendo tirar por tierra los enormes esfuerzos y fallecimientos sufridos. Es imperativo ser inteligentes y mantener las estrategias, planes, lecciones y protocolo de prevención básico que ya ha aprendido la población, consistente en: a) Uso de EPI individual y medidas colectivas (mascarilla, guantes, gafas, mamparas, etc.); b) Higiene y limpieza (manos, superficies, etc.); c)Etiqueta sanitaria (habilidad en el manejo de la vida normal, higiene y EPI); d)Distancia interpersonal (de 1-2 metros, que es la distancia resultante de extender los brazos entre las personas y no tocarse; abramos los brazos y volemos, sonriendo pero sin tocarnos); e)Conocer el procedimiento a seguir frente a posibles contagios (síntomas, avisos, aislamiento y en su caso hospitalización). El simple hecho de llevar mascarilla, aunque sea incómoda, nos recuerda mantener el resto de medidas, o también se puede pensar en un símil didáctico como el humo del tabaco, con el que podría imaginarse la nube de micro partículas que emitimos por la boca al hablar, y que resultan ser vehículos del virus. Hasta que el virus desaparezca, o nos lleguen test, o dispongamos de vacuna, o de pasaporte sanitario para viajar, etc., no deberíamos bajar la guardia durante al menos un año, debido al alto grado de interconexión e interacción social existentes.

Pero añadamos un ápice de optimismo. En la actualidad el virus ya nos pilla avisados y, sobre todo, con nuestro heroico personal sanitario y población mucho mejor preparados que al inicio de la crisis. Ahora somos más fuertes y resilientes para afrontar los aspectos personales y sociales de esta crisis. No así los aspectos económicos, sobre los que habría que consensuar las medidas, y aplicar la inteligencia, instinto, austeridad, solidaridad y ejemplaridad absoluta a todos los niveles, comenzando por uno mismo.

PROTOCOLOS ESPECÍFICOS: Ante la incertidumbre económica que se está produciendo han surgido cientos de iniciativas espontáneas por toda España para superar esta crisis, motivadas por razones de supervivencia económica que son tan acuciantes como las de salud. Convendría armonizar esas iniciativas con los protocolos ya existentes en el seno de los sectores productivos, empresas, etc., y dar una imagen sólida y fiable como País, para lo cual sería  necesario contar con las asociaciones de empresas y autónomos más representativos, sindicatos y estructuras de prevención de riesgos laborales. Es interesante ver el “Procedimiento de actuación para los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2, del 08 de abril de 2020”.

A falta de culminar estos desarrollos, resultan cruciales para España, Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, los siguientes Protocolos Específicos, que son complejos pero factibles:

  1. A) Sector aéreo de pasajeros (Compañías Aéreas, con OACI Internacional, o al menos EASA europea, nuestra Dirección General de Aviación Civil, ENAIRE y Aeropuertos Españoles).
  2. B) Sector de cruceros para pasajeros (Compañías de Cruceros, con la OMI Internacional, o al menos EMSA europea, nuestra Dirección General de Marina Mercante, Puertos del Estado y Autoridades Portuarias).
  3. C) Sector ferroviario para pasajeros (Los agentes españoles, con la EUAR europea, RISC, ADIF, Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria y RENFE, junto a los vecinos ferroviarios de Francia-EPSF y Portugal-IMT).

PROTOCOLOS PARTICULARES: Son los que podría aplicar cada gerente o entidad a su instalación, negocio y circunstancias concretas, para combinar su servicio con la seguridad de sus empleados y clientes. La experiencia indica que cuando abran de nuevo su actividad, estos protocolos habrán de ser implantados, repasados casi a diario con los empleados, y señalizados y recordados a los clientes.Hay que buscar la coexistencia de los criterios de seguridad sanitaria con los comerciales y económicos. Hay que proteger tanto a las personas como a las empresas.

Para todo tipo de entidades, los conceptos de Separación Interpersonal, Uso de EPI y medidas colectivas, Higiene, Limpieza y Etiqueta Sanitaria serán cruciales como nuevo factor competitivo, aunque sin perder la cabeza ni pretender convertir cada zona común en un quirófano. Mantener la separación entre 1 y 2 metros supone reducir transitoriamente los AFOROS al 50%, o sea, dejar un espacio o silla libre entre personas (restaurantes, cines, teatros, etc.) con referencia a horas punta, pues fuera de esas horas los locales no solían completar su aforo máximo antes de la crisis, ni a veces llegar continuamente a dicho 50%. Pero casi más importante que el Aforo podría ser la FACTURACIÓN, que depende en parte de lo anterior, pero también del ingenio empresarial y de que las autoridades locales y otros agentes pudiesen flexibilizar transitoriamente algunas limitaciones no esenciales (Por ejemplo: Una terraza podría expandirse algo en superficie o establecer turnos de servicio, un teatro podría elegir obras cortas para multiplicar sesiones y reducir tiempo de estancia en el local, etc.).No es nada, nada fácil, pero cada profesional sabrá cómo actuar adaptándose a sus circunstancias e imaginación. También sería importante apoyar a las empresas, recuperar sus actividades por “familias de servicios relacionados” y no convertir las relaciones entre estas y sus clientes en un laberinto (Por ejemplo: Para abrir hoteles, se podrían abrir al mismo tiempo sus “familias” de museos, restaurantes, atracciones y aquellas instalaciones culturales o asociadas que completen la oferta para sus clientes).

En conjunción con estos protocolos, que generan CONFIANZA, se podría considerar el lanzamiento de CAMPAÑASpara recuperar entre todos la imagen interna y externa de España previa a la crisis, y que a la vez infunda esperanza y seguridad jurídica a las empresas de que las adaptaciones e inversiones que realicen serán positivas y estables (en el caso de la pasada Ley del Tabaco se decretaron disposiciones y recomendaciones que luego cambiaron, con perjuicio para los establecimientos afectados). Algunos posibles enunciados para dichas campañas que podrían reforzar la “Marca España” y la recuperación económica de sus comunidades, regiones, ciudades, empresas, servicios, etc., podrían ser del tipo:

  • “LIBRES DE COVID ó COVID FREE” (ya iniciado para hoteles y diversos establecimientos en Madrid).
  • “OLVIDA EL COVID EN ESPAÑA ó FORGET COVID IN SPAIN”(para españoles y extranjeros).
  • “COMPRA Y DISFRUTA AQUÍ”(apoyo al comercio nacional y local).
  • “GO” (video promocional lanzado por la Junta de Andalucía).

España podría volver al punto anterior a la crisis, no importa tanto si más o menos pobres, pero sí que fuese unidos solidariamente, buscando recuperar la consolidada posición de prestigio sanitario, liderazgo turístico e imagen de calidad de sus empresas y todo tipo de servicios. El reclamo a relajarse en España tras la crisis seguiría siendo sumamente atractivo, objetiva y comparativamente.Aviones completos, con pasajeros provistos de pasaporte sanitario o similar, podrían aterrizar en España y disfrutar de la tradicional oferta de centros de convenciones, hoteles, restaurantes, museos, playas, etc. sin más que dichos establecimientos hubiesen puesto en práctica las recomendaciones de sus respectivos Protocolos Específicos o sectoriales, y ello sin necesidad de gruesos manuales de recomendaciones, complejas o artificiosas homologaciones, o certificaciones burocráticas. Ya se tienen bien implantadas las necesarias condiciones, y sólo habría que aplicar el plus que supone la prevención frente al Coronavirus y otras disposiciones gubernativas que pudiesen decretarse. Recordemos la regla KISS (KeepIt Short & Simple), y perdón por no seguirla en este artículo.

En resumen, para transmitir confianza frente al Coronavirus, se podría acometer la generación de un Protocolo Básico gubernativo (ya existente), junto a campañas generales (no existentes)de mensajes en prensa, radio, TV, Internet y redes sociales, preparados al efecto para el conjunto de la “Marca España” y de forma que evitasen competiciones autonómicas o locales que pudiesen provocar dudas o desconcierto entre los turistas y visitantes.Por su parte, los Protocolos Específicos podrían ser diseminados internamente por cada sector a sus asociados, y publicitados en sus mercados. Quedarían los Protocolos Particulares que son los más directos, los cuales podrían ser implementados en el seno de cada entidad, instalación o unidad laboral, siendo también comunicados a sus clientes.

Finalmente, hay que disponerse para volver a la actividad normal de siempre. La mortalidad del virus ha afectado muy mayoritariamente a personas mayores de 65 años o con antecedentes de riesgo, por lo que estas podrían permanecer temporalmente más protegidos, pero al resto, más jóvenes y de bajo riesgo, nos toca decir “Hasta luego Coronavirus” sin bajar la guardia, y volver al trabajo con ilusión caminando apoyados en nuestro instinto e inteligencia.

Coronel Ejército del Aire en la Reserva, Carlos de Palma Arrabal.

Piloto de combate. Diplomado de Estado Mayor. Curso Senior OTAN. Curso Oficiales Superiores Iberoamericanos. Agregado de Defensa Embajada de España en Italia, Eslovenia y Malta.

Blog: generaldavila.com

9 mayo 2020

12 pensamientos en “HASTA LUEGO CORONAVIRUS. Coronel Ejército del Aire en la Reserva, Carlos de Palma Arrabal.

  1. He leído tu relato y me ha parecido, muy interesante y muy completo . No cabe duda , de que conoces a fondo el tema, y lo tienes muy trabajado. Ojalá y por quien corresponda, lo lean , mediten y tomen las medidas, que claramente expones.
    Me parecería fenomenal , verte en este Blog, cuando quisieras y leer tus relatos. Un abrazo.🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 3 personas

  2. Muy interesante, mi coronel, pero hay que controlar primero un virus tan peligroso como el COVID-19 o quizás más.
    Ha provocado en muchos una mutación en el binomio INSTINTO e INTELIGENCIA. Y lo ha hecho propiciando la idea que se puede vivir muy bien sin formación, sin dar ni clavo y ajenos a la empírica. Sus síntomas son echar cara y arrimarse a la sombre de… para conseguir alzarse a ámbitos de dirección y ejecución. Mutación que se ha producido en el laboratorio de la “Progresía” y lleva entre nosotros muchas décadas.
    Has hecho un razonamiento y planeamiento que quizás los afectados por este virus que apunto, no sean capaces de entender si quiera leyéndolo.
    Un abrazo

    Le gusta a 3 personas

  3. Muy bueno su artículo, pero tenga en cuenta, que por mucho que pongamos de nuestra parte, estamos desgobernados por unos ineptos, prepotentes e ignorantes, que nos hacen la vida mucho más DIFÍCIL. Saludos y muchas gracias.

    Le gusta a 2 personas

  4. Estimado Coronel de Palma:
    Me gustaría que, al menos por esta vez, no se cumpliera aquello de “predicar en desierto es sermón perdido”. Y a todos aquellos que les compete aplicar los protocolos que usted cita, lean su artículo y lo apliquen.
    Pero la nefasta gestión de estos indocumentados que nos desgobiernan no ofrece muchas esperanzas.
    Para no “ofender” a Bildu, PNV y ERC hicieron desaparecer de las comparecencias públicas a los mandos militares.
    Para no darles más visibilidad a los militares, que ya estaban preparados para hacer los test de seroprevalencia, se decidió que fueran los Centros de Atención Primaria quienes realizaran dicho estudio. Consecuencia inmediata: un retraso de 3 semanas en el inicio de dicho estudio.
    Retraso que, ahora, impedirá que la Comunidad de Madrid pase a la fase 1 de desconfinamiento.
    Los ciudadanos de a pie estamos cumpliendo la parte que nos toca. Queremos sobrevivir (INSTINTO).
    Si los políticos no usan la INTELIGENCIA, la economía se irá a hacer puñetas y no progresaremos.
    Y, como señalaba ayer Isabel Díaz Ayuso, la situación podría derivar en desórdenes públicos.
    Saludos cordiales.

    Le gusta a 2 personas

  5. La última noticia que he recibido y pienso que es una fuente fidedigna, que el Ejército español, ha realizado un informe en el que se expone y resumo lo siguiente:
    Pasado el verano, posiblemente por octubre, habrá otro repunte importante de infectados y que esto, no estará bajo un control , digamos, positivo hasta el 2022.
    Ahí lo dejo…
    Y que Dios nos guarde.

    Le gusta a 2 personas

  6. Mi Coronel: Como miembro de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil de Málaga me permito felicitarte efusivamente. Se trata de un largo y compacto “PAPER”, tanto por su completísimo contenido como por su expresión. Y me atrevo a formular tal aserto so sólo en base a mi personal juicio sino también por la acogida que ha merecido de cuantos han tenido acceso a él desde este prestigioso blog del General Dávila. Me apresuro asimismo a destacar también su OPORTUNIDAD, junto a tu artículo precedente, pues entre el maremagnum de artículos y comentarios de estos días en medios de comunicación social y en las, a veces pintorescas, redes sociales, apenas encuentro profundos análisis o alegatos como los tuyos, que propician la necesidad de prepararnos TODOS ante los riesgos y circunstancias adversas que pueda traernos, a corto y medio plazo, ese enemigo poderoso e invisible que acosa a ricos y pobres, analfabetos e ilustrados de los cinco continentes. Finalmente diré que creo nos has persuadido con la idea de que pensemos por nosotros mismos en PLANES DE CONTINGENCIA, LECCIONES APRENDIDAS y PROTOCOLOS como ciudadanos de a pié. OJALÁ se extiendan por nuestra geografía este tipo de propuestas, y ojalá que los dirigentes políticos que tenemos y que la propia sociedad civil española APRENDAMOS A ESTAR A LA ALTURA DE LAS CIRCUNSTANCIAS. Jose Siles: Antiguo Alférez de Complemento…IPS.

    Le gusta a 3 personas

  7. Gracias a todos los que escriben sus artículos y comentarios en este Blog, y a mi General Dávila por su atención.
    Como militar en la reserva considero deber de lealtad aportar ideas neutrales que clarifiquen situaciones complejas y compartirlas en este Blog. Quizás reduzcan nuestra ansiedad.
    Todo lo que expongo ya se viene llevando a cabo con distintos ritmos y suertes, de abajo hacia arriba, quedando por colocar la clave de la bóveda.
    Pretendo pinchar para que ninguno nos acomodemos, pues el tiempo, el confinamiento y sus fases, corren de forma bien distinta para el que tiene bolsa de reserva que para el que se ha quedado sin nada. Saludos y seguimos en contacto.

    Le gusta a 2 personas

  8. Mi Coronel, querido Carlos:
    Magnifico articulo, mi mas cordial enhorabuena.
    Un fuerte abrazo.

    Me gusta

  9. La imaginación al poder, titularía su artículo , coronel Palma, que no es ni más ni
    menos que esa simbiosis INSTINTO-INTELIGENCIA .
    Ojalá y por el bien de España se utilice y mucho…
    María José Muñoz

    Me gusta

  10. Excelente articulo del coronel de Palma, bien estructurado, claro y riguroso, se ve el talante organizador
    de una persona acostumbrada a la orden.Esta situacion efectivamente se parece a una batalla, él ha trazado el hilo conductor, la estructura y ahora hay que construir el edificio. Lo interesante de esta iniciativa es que coincide con las inquietudes de los empresarios, muchos de ellos han aprovechado hacer cursos on line sobre el Coronavirus en estos días de confinamiento y ahora estan enviando comunicaciones a sus clientes sobre la seguridad de sus negocios, una especie de protocolo que ademas les ayuda formular una publicidad bien definida de sus negocios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .