NOSOTROS Vicente Díaz de Villegas y Herrería Soldado de España

Nuestra elefantiásica administración española se mantiene debido a los intereses de los partidos políticos que, en mayor o menor medida, la emplean como agencia de empleo. Desde los diferentes escalones de la misma se sienten obligados a legislar y reglamentar lo innecesario y con urgencia, agobiando al ciudadano y a la economía y haciendo política humanista gubernamental detrayendo al ciudadano de su derecho a elegir el destino de su óbolo.

Con leyes injustas, con modos cordiales se atenta contra la dignidad de la persona estabulando cuando no “cosificando” al ser para convertirlo en masa..

La pandemia ha puesto de manifiesto, a nivel mundial, una vulnerabilidad en el sistema de elección del liderazgo, descubriendo que los candidatos elegidos pueden no ser los mas idóneos. Cabría remontarse a los antecedentes morales y profesionales de los candidatos y al cómo y por qué de la designación de cada uno en cada partido. También convendría analizar a las leyes electorales y las promesas electorales y su cumplimiento.

El sistema es aprovechado por los estafadores de la Democracia que con el engaño del “toco- mocho” ofrecen papeles con algún billete atractivo como envoltura de la basura, para robar nuestras libertades.

Nuestra crisis humana y cultural es crisis de esa verdad que debiera hacernos libres y esperanzados. Es la crisis del sentido de la vida, patente en el oscurecimiento del sentido de la persona y de su dignidad, que hemos sufrido directa y brutalmente en esta pandemia.

Nosotros sufrimos una crisis en la educación, con libertades sin norte, laicismo ideológico y pérdida del sentido de responsabilidad y trascendencia. Se rompe programadamente el sentido del hombre, de la sociedad, y del orden y la paz, y aún se quebrará más si no ponemos remedio. Nosotros debemos defender la dignidad y respeto que merece la persona otorgadas en el momento de su concepción y venerar la maternidad y el derecho a la inviolabilidad de la vida.

La emergencia de nuestra España es muy grave. Y por encima de aspectos parciales y temporales, sigue estando “España” y nosotros Españoles herederos de la España de nuestros tatarabuelos y ancestros y garantes del futuro de nuestros tataranietos y sucesores Españoles

A partir del siglo XX, con la revolución de las masas, los grandes discursos, a través de los medios de comunicación, podían estar en boca de todos con gran inmediatez; hoy ocurre lo mismo, corregido y aumentado, con una propaganda digna del IIIer Reich.

Nosotros podemos hacer mucho bien ante la opinión pública. Nosotros, a veces, llegaremos sólo a los vecinos o a los amigos, otras, mediante una carta o una llamada, a los medios de comunicación para dar opiniones sobre lo que nos preocupa o también parara responder a una encuesta,… Nosotros debemos rechazar el desaliento pensando que «podemos poco». El caudal de los grandes ríos está alimentado, desde los manantiales, por pequeños arroyos que, a su vez, se han formado gota a gota. Que no falte nuestra gota en la difusión de la verdad.

Nosotros, debemos ser el ejemplo para que muchos se sientan atraídos con nuestro entusiasmo, firmeza, coherencia entre pensamiento y vivencia, hombría de bien, trato amable, humildad,… con cuantos nos relacionamos.

Nuestras pruebas y contradicciones provienen unas veces de un ambiente sectario y materialista (mentiras, calumnias, discriminación profesional, anticristiano, animalista…); otras veces de la enfermedad, desastres económicos, falta de resultados inmediatos a pesar del mucho esfuerzo, fracasos, incomprensiones…

A nosotros, nos quieren encadenados en galeras remando en un barco que sabemos va al arrecife, sin que importe a quienes tienen sus botes salvavidas y que antes venderán los despojos de la nave a quien nos mantendrá como esclavos. Es difícil que hoy el encadenamiento a la galera sirva para desarrollar la propia personalidad y ser un bien para la sociedad.

Nosotros tenemos amor y aprecio a nuestra España, a nuestro trabajo con perfección, a la puntualidad, al prestigio profesional, a la serenidad, a la laboriosidad…a la solidaridad para colaborar con obras buenas en favor de las demás personas, en la ayuda que aportamos a la sociedad…

Nosotros no debemos abandonar la lucha ante las adversidades o porque tengamos defectos: eso es una tentación peligrosa, que nos indica una falta de valor para intentar cosas grandes. Nosotros no necesitamos hacernos falsas ilusiones pero, con espíritu de sacrificio, nuestros deseos, si, deben ser impulso consciente para hacer lo necesario para alcanzar el objetivo. Nosotros, en nuestro ambiente, debemos actuar intensa e ininterrumpidamente pero con paciencia, y no pretender “tomar Zamora en una hora”. Sin desánimos ante la lentitud de nuestro avance, sin detenerse ante la dificultad. Necesitamos más ánimo para la lucha en todos los frentes, con paciencia y visión de futuro. Sin deseo, no hay intento, pero el deseo sólo no basta.

Benedicto XVI expresó ante la Asamblea general de las Naciones Unidas en abril de 2008:

“Cuando se está ante nuevos e insistentes desafíos, es un error retroceder hacia un planteamiento pragmático, limitado a determinar un ‘terreno común’ minimalista en los contenidos y débil en su efectividad”.

La política ha de ser un servicio multipropósito y como ocurre con otros servicios, Sanidad, Defensa, Orden Público, Inteligencia, sometida a un control técnico y jurídico exhaustivo, con márgenes y responsabilidades penales, administrativas y en último lugar políticas.

La obra bien hecha es la que se lleva a cabo con amor no con rencor.

El que se aprovecha del rebaño para sus propios intereses no es un buen pastor. Cuando el rebaño está en peligro el pastor tiene que asumir perder la vida para la salvación del rebaño. (Sto.. Tomás)

Vicente Díaz de Villegas y Herrería Soldado de España

2 5 2020

Blog: generaldavila.com

 

4 pensamientos en “NOSOTROS Vicente Díaz de Villegas y Herrería Soldado de España

  1. “La emergencia de nuestra España es muy grave. Y por encima de aspectos parciales y temporales, sigue estando “España” y nosotros Españoles herederos de la España de nuestros tatarabuelos y ancestros y garantes del futuro de nuestros tataranietos y sucesores Españoles.”

    Apreciados señores, servidores de la patria:

    Debo ser breve y lo seré, V.E.

    Dentro de escasa media hora “NOSOTROS” -menos quien suscribe- saldrán a la calle del pueblo donde resido y de muchos lugares de España a tocar las palmas: bien lo respeto, pero ¿por y para qué nos sirve?

    Don Rafael, me conoce un poco y sabe que no es por tocar o no las palmas, y sólo contaré en este blog y a colación lo ocurrido esta mañana, porque suscribo totalmente el artículo de un gran Soldado de España, como le gusta denominarse al Sr. Díaz de Villegas:

    Sobre las 11 de la mañana, en una vivienda cercana, donde viven solas don personas de avanzada de edad, el vecino de 94 años se encontraba mal y la asistenta salió pidiendo ayuda a la calle. Al oírla, cogí el fonendoscopio y el tensiómetro, temiendo lo peor, y me personé en casa del anciano con mi mujer. El ritmo cardíaco era débil y presentaba arritmia y respiraba normal. Mi mujer y yo tranquilizando a su esposa, llamó a urgencias. Cuando llegaron a la casa, tras revisión por el facultativo, diagnosticaron arritmia y le pusieron una inyección, mejorando de su estado de decaimiento.

    No soy médico, sino abogado -con algunos conocimientos de fisiología y primeros auxilios- pero creo que el hecho de haber acompañado a los vecinos mayores de algo habrá servido.

    He narrado lo sucedido porque dentro de 9 minutos, muchos saldrán a tocar las palmas, pero ninguno salió en auxilio.

    Por ello, concluyo mi general que NOSOTROS que aún sentimos el ardor de la llamada frente a la emergencia y el auxilio, seamos los primeros en dar ejemplo.

    Un fuerte abrazo a todos porque nos queda todavía mucho para el final de esta guerra.

    Atte.;

    Diego J. Romero
    Servidor de España

    Le gusta a 4 personas

  2. Totalmente de acuerdo D. Vicente.

    Intentaremos ser una gota más de ese riachuelo para que pueda acabar en anchuroso río.

    Que Dios le escuche

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 5 personas

  3. Todo ha cambiado con este dichoso Virus…”, creo que no nos creemos lo que nos espera. Gente joven, sin mascarillas, sin tener en cuenta ni importarles, la distancia de seguridad……así no saldremos de esta Pandemia.
    Nuestro proyecto no triunfará. Veo unos meses difíciles de controlar, y así estaremos en un <>..
    Estoy un poco negativo de momento. La realidad es que hay que tener paciencia, serenidad y atención. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 4 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .