Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO.

Pues que uno sepa y hasta donde alcanza lo parco de sus conocimientos, pues hasta esta atalaya, por no llegar no llega ni el COVID…; hemos podido decir hasta hace unos días en que, desgraciadamente, se dieron cuatro positivos, importados, confinados y asintomáticos.

 Les decía, perdón por la digresión, pues eso; que uno pensaba que según nuestra Constitución el Gobierno es un órgano colegiado que adopta sus decisiones por acuerdo de sus miembros en Consejo de Ministros; y solidario además, pues responde políticamente de las decisiones acordadas colectivamente-: ¡Pues no! Don Sánchez, primer presidente in pectore de la Federación de Repúblicas Ibéricas -Españolas para los más patriotas- ha decidido, ¡menudo es él¡, como Juan Palomo, que yo me lo guiso y yo me lo como, hago de mi capa un sayo y las protestas, al maestro armero.

Y ahí tenemos al del moño, más cabreado que un mono ante la privatización del siglo: que había que verlo y oírlo megáfono en mano despotricando contra la banca privada como sólo él es capaz de hacerlo,  y que ahora traga tela pues por su faringe pasa de canto un tren de mercancías por aquello de Galapagar, la guardia pretoriana y demás mamandurrias: ¡Vaya par de pájaros! Si entre ellos no se fían uno del otro, ¡como para fiarnos de ellos los tristes administrados, y expoliados!

 Ya ven, queridos amigos: otra disfunción…, institucional sólo, felizmente para ellos.

De la prensa de septiembre de 2020

 SÁNCHEZ JUSTIFICA POR QUÉ OCULTÓ A IGLESIAS LA FUSIÓN BANCARIA: “ERA INFORMACIÓN SENSIBLE”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha justificado tibiamente por qué escondió a su socio de Gobierno, Unidas Podemos, la noticia de la posible fusión entre Caixabank y Bankia. Según el jefe del Ejecutivo, no informó a Pablo Iglesias y los suyos de la operación porque era “una información muy sensible” y tenía que “garantizar esa confidencialidad”.

LA CONSTITUCIÓN

(Soneto con estrambote)

 Entre insomnios, recelos y aspavientos

un amor, casi, eterno se juraron;

y, cínicos, tramposos, se abrazaron

ellos dos, ¡menudos elementos!

 

Potentes son, robustos argumentos

los que a tal situación a ellos llevaron:

el pan de sus retoños reclamaron

y un techo, respetables sentimientos.

 

La ficticia, esa unión de conveniencia

no tardó en frutos dar inconvenientes,

con extrañas, pasmosas decisiones.

 

Que otra vez, por el forro en su indecencia

un tipo se la pasa, y contundentes

salen a la luz las disfunciones.

 

Y el otro, ese gran pillo redomado,

se las traga, no pierda lo alcanzado.

Don Eufemio, sep. 20

(Continuará D. m. ; y si nos dejan)

15 pensamientos en “Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO.

  1. Excelente escrito y soneto, que describe el amor odio de ambos elementos han resucitado el frente popular de la republica, se abrazan se besan con el acuerdo, malos tiempos corren por España las alegrías de esta pareja serán llantos del mañana, como el roció de una mañana de invierno fría, con estos dos grajos ni un cardo para calentar la panza.
    España no se merece un gobierno como este cuando los españoles tendrán sentido común como la floración de unas rosas rojas y amarillas que forman los colores de nuestra bandera, yo canto al rumor del agua que trascurre por el riachuelo, y canto cuando los españoles tendrán sentido, pues España no se merece un gobierno como este

    Le gusta a 3 personas

  2. Gracias Mi Coronel. Siempre tan acertado en sus comentarios y versos, como bien dice, cómo nos vamos a fiar de estos “dos impresentables”, si ellos mismos no se fían. Saludos para todos.

    Le gusta a 2 personas

  3. Si, muy acertado, Mi Coronel D. Felix Torres:
    Como siempre, agudo y acertado, en sus comentarios y versos, !Gracias !
    Saludos para Vd, Y para todos.
    Josefa López del Moral Beltrán

    Le gusta a 1 persona

  4. D. Eufemio, no maltrate al ¿gobierno? que están muy compungidos. Se les ha suicidado un “preso vasco” y esa es una gran tragedia para España.

    Un poco de comprensión, por favor…

    Yo no se hacer sonetos como los suyos (ni siquiera de los malos), pero sorna si que tengo, y mala uva a mogollón, sobre todo contra ésta gentuza.

    ¿Cree usted que aguantaremos tres años más de ésta medicina rancia? Yo empiezo a no conocerme ni a mi misma, nunca creí que podría llegar a odiar a alguien, pero con la práctica todo se consigue, está visto.

    Saludos

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Me gusta

  5. A las órdenes de V. I.,mi Coronel.

    Llamar al “otro” simplemente pillo, suena un tanto benevolente. El doctor “deshonoris causa” todavía no sabe con quién se ha amancebado, esperemos que sólo haya sido en lo político. Y tendremos que asistir, como en La Venganza de Don Mendo, al suicidio de hasta el apuntador,

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 1 persona

  6. Me alegro de tu “vuelta al trabajo” , y no has cambiado, continúas certero, agudo y dando leña al mono.
    Las , quizás falsas desavenencias, entre los dos morlacos, que por desgracia nos “desgobiernan”, me alegran y divierten.
    Tus versos, sin comentarios, son tuyos y basta. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 2 personas

  7. Querido Félix, como siempre un recorrido sin falta y rápido, puntos cero ocupa el primer lugar en la clasificación provisional de la prueba. Esta entrada es consecuencia de mi deformación hípica después de tantos años. En fin, oyendo a unos y a otros solo me sale aquello de ¡Vaya tropa!. Y siguiendo con el argot, en realidad la gran mayoría de sus “majaderías” son unos pencos desorejados.
    Enhorabuena por tus acertados comentarios y brillantes versos. Fuerte abrazo.

    Le gusta a 2 personas

  8. Muchas gracias querido Ángel; y así sois en Caballería: puntúan los roscos. Los que, ¡ay!, en las urnas habrían de recolectar todos esos pencos desorejados como tan bien los defines. A la espera de tu próximo éxito bloguero, un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  9. Muchas gracias a todos; y me van a permitir pregunte a Luis si leyó lo de “la bendición pelirojilla”. Mi enhorabuena en todo caso.

    Me gusta

  10. Lo que nos vamos a divertir cuando esas más que posibles falsas desavenencias las resuelva el segundo de a bordo al más puro estilo estaliniano, y el falso capitán, aquí en minúsculas, comience a pedir auxilio. Porque ya no habrá vuelta atrás. A ver si somos capaces de contemplar impávidos y sin intervenir en favor de uno u otro, hasta que se maten entre ellos y nos dejen en paz para siempre.

    Me gusta

  11. A, Rafael Hervías Garrido y a Margarita de Armas, muchas gracias por vuestro apoyo. Un abrazo.🇪🇸

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .