Vicente Díaz de Villegas y Herrería Soldado de España

Es Navidad, y en el año 2020 de Nuestro Señor, celebramos la llegada al mundo, en un establo, del hijo de Dios, el Rey de la Gloria. Mas humildad no se podía concebir. Entonces la Virgen María y San José, eran viajeros, no emigrantes, cumpliendo la ley de empadronamiento, después cuando tuvieron que salir huyendo del Herodes de turno un asesino de niños fueron migrantes.

En esta época se anuncian las vueltas a casa de los emigrantes expatriados o residentes en el extranjero y se intensifican los contactos de quienes no se pueden mover. Son tiempos de alegría y de morriña que son reflejo de afecto gozado y añorado.

Hace unos días mencionaba a las tropas desplegadas en estas fechas en diversas misiones en el exterior. Estando en Kosovo en las Navidades del 1999, como era y ya es tradicional, se organizó una video conferencia de los jefes de contingente desplegados en el exterior, con el Presidente del Gobierno y Ministro de Defensa.

El día era muy frío unos 10ºC bajo cero, nos dirigíamos, con dos grandes Soldados de España y Caballeros Legionarios Alejandro Ponlla y Juan L Anula, desde Peç a Istock, cuando nos cruzamos con un par de niños que, con sus carteras, se dirigían a la escuela jugando y riendo y fueron para mi el mejor regalo navideño: sus risas y la normal actividad escolar eran fruto de nuestro trabajo desde junio.

Al volver cambiamos de ruta y esta vez nos encontramos con otro niño esta vez medio descalzo y poco abrigado como si el frío no fuera con él. Paramos por si se había perdido y también con una cara iluminada con una sonrisa nos dijo que no y vivía no lejos de allí. Sacamos nuestras raciones y se las dimos y se puso contentísimo.

Fue un gran día sobre todo para nosotros. En esas circunstancias los Soldados de España valoran lo que tienen en España y se preocupan por las aventuras políticas, dados los ejemplos, cuyos resultados tratamos de paliar.

En la medida en que el hombre se olvida de sí mismo, puede preocuparse y atender a los demás y eso es la cualidad de los soldados, que como personas humildes saben estar y ser felices en su quehacer. cantada por D. Pedro Calderón de la Barca, Soldado español (1600-1681).

Ese ejército que ves/ vago al hielo y al calor,/ la república mejor/ y más política es

del mundo, en que nadie espere/ que ser preferido pueda/ por la nobleza que hereda,/ sino por la que él adquiere;/

porque aquí a la sangre excede/ el lugar que uno se hace/ y sin mirar cómo nace/ se mira cómo procede.

Aquí la necesidad/ no es infamia; y si es honrado,/ pobre y desnudo un soldado/ tiene mayor calidad/

que el más galán y lucido;/ porque aquí a lo que sospecho,/ no adorna el vestido al pecho,/que el pecho adorna al vestido;

Y así, de modestia llenos, / a los más viejos verás,/ tratando de ser lo más,/ y de parecer lo menos.

Aquí la más principal/ hazaña es obedecer, / y el modo cómo ha de ser/

es ni pedir ni rehusar.

Aquí, en fin, la cortesía, / el buen trato, la verdad, / la fineza, la lealtad, /el honor, la bizarría;

el crédito, la opinión,/ la constancia, la paciencia,/ la humildad y la obediencia,/ fama, honor y vida son,

caudal de pobres soldados; / que en buena o mala fortuna, / la milicia no es más que una/ religión de hombres honrados.

La virtud de la humildad es andar en verdad decía Santa Teresa. «Es rechazo de las apariencias y de la superficialidad; es la expresión de la profundidad del espíritu humano; es condición de su grandeza» S. Juan Pablo II Ángelus 4-III-1979.

El humilde sabe que el puesto que ocupa no es para exhibirse o recibir honores, sino para servir, para cumplir su misión. Hay que saber estar sin que ciegue la ambición. Los cargos son cargas.

La carrera por los puestos cada vez más altos, superando el nivel propio de competencia, no satisface íntimamente al saberse superado y eso lleva a una huida hacia delante rodeándose de mediocres y aplaudidores que solo pueden llenar una personalidad ególatra.

La humildad se basa en frenar nuestros deseos de fama, honor y bienes materiales y no tiene que ver con lo políticamente correcto, la timidez, la pusilanimidad, la mediocridad, el servilismo, al contrario la humildad descubre que debemos estar agradecidos por todo lo recibido en forma de herencia material o espiritual y en la oportunidades.

Sin buscar la humildades difícil tener una personalidad humana equilibrada. Por otra parte el humilde es una persona atractiva con especial facilidad para la amistad.

Una de los grandes regalos de la vida militar es encontrarse, en todos los grados de la milicia, con gente recia y preparada, con profesionales brillantes que destacan por su espíritu de sacrificio y además por una autentica humildad y generosidad. Me siento afortunado de los grandes ejemplos de humildad que he tenido entre mis subordinados, compañeros y jefes.

Ahora, en la vida alejada materialmente de la milicia, tengo la oportunidad de tratar mas a inmigrantes que han venido a trabajar desde Europa (Ucrania, Polonia, Rumania,…) o de Hispanoamericanos (Colombia, Salvador, Venezuela, Ecuador,…) o de Marruecos todos echan en falta su patria pero muchos se han adaptado e integrado y son un ejemplo de servicio a la sociedad con su trabajo. Desgraciadamente los abusos por algunos inmigrantes en la entrada ilegal y en la obtención de ayudas y exigencias, amen de los delincuentes, provocan una crítica hacia todos los emigrantes que por generalizada es injusta.

Es pues tiempo de la alegría, paz y humildad que se nos muestran en el Portal de Belén. Tiempo de Esperanza para todos sean cuales sean sus orígenes o creencias.

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!

Vicente Díaz de Villegas y Herrería

Soldado de España

22/12/2020

 

12 pensamientos en “Vicente Díaz de Villegas y Herrería Soldado de España

  1. Feliz Navidad a las personas de Buena Voluntad
    ————————————————————————-
    Navidad del dos mil veinte
    que ha llegado en su estación,
    de este año tan penitente
    que nos hizo contendientes
    en detrimento de la Nación.

    Y en un mar de confusiones
    nos hacemos mensajeros
    dependiendo de ambiciones
    habida en las intenciones
    que propague el pregonero.

    Navidad que me entristeces
    Al ver que la Patria mía
    poco a poco se desvanece
    en manos que la estremecen
    con sañas de sangre fría.

    Esperando que en el mañana
    vislumbren las esperanzas
    con repiques de campanas,
    nos quedamos en las ganas
    de que acabe esta amenaza.

    Navidad del dos mil veinte
    que ha llegado en su estación,
    de este año tan penitente
    que nos hizo contendientes
    en detrimento de la Nación.

    España día 25 de diciembre de 2020

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 8 personas

  2. Cierto, mi general. El Ejército español siempre ha tenido hombres abnegados y sacrificados a lo largo de su historia, tanto en las victorias como en las derrotas. Tanto en la guerra como en la paz. Un Ejército del que los españoles nos podemos sentir orgullosos. Cualquiera que sepa un poco de historia militar puede dar fe de ello.

    Feliz Navidad a todos.

    Le gusta a 7 personas

  3. La Humildad es virtud de Grandes: para ellos lo Extraordinario es lo Normal, de ahí que no cacareen sus logros; en cuanto a los Pequeños, bueno, necesitan magnificar sus pequeñecess, o atribuirse las de otros, En el Refranero Español hay un proverbio que dice “dime de qué presumes, y te diré de qué careces”. Feiz día de Navidad, para mi General, y los demás.. .

    Le gusta a 8 personas

  4. La naturalidad, la humildad, en buen trato y la honradez son las virtudes primordiales en un ser humano, y suelen ser características de los soldados de España.

    Cuanto más importante se es desde un punto de vista social, menos importancia se le da a ese hecho, porque no se es importante por lo que se consigue sino por lo que humanamente se es, y si es por nacimiento con más motivos, porque no es mérito tuyo. Tiene toda la razón, General Díaz de Villegas y Herrerías.

    Hay otro refrán que también viene a cuento..”Ni pidas al que pidió, ni sirvas al que sirvió”. El resentimiento es un mal amigo que amarga la vida que quién lo sufre. Que Dios nos libre de tener que depender de ellos.

    Gracias General. Que acabe el día de Navidad con paz, alegría y amor a su alrededor, que es lo verdaderamente importante.

    Margarita Alvarez.Ossorio

    Le gusta a 6 personas

  5. A las órdenes de V.E. mi General,
    Qué gran lección de humildad imparte con sus citas a los versos de Calderón de la Barca sobre el Soldado Español y a Santa Teresa.
    El soldado que lee esas citas piensa que todo eso es lo natural, lo da por supuesto.
    Para un soldado lo cotidiano es para otros lo extraordinario.
    Es vocación. Servicio y sacrificio sin aspirar a recibir nada a cambio mas que el honor y la grandeza de espíritu como recompensa.

    A V.E. y a todos los soldados de España va dedicado este poema:

    Yo era lo que nadie más quería ser.
    Yo fui donde nadie más quería ir.
    Yo terminé lo que nadie más quería empezar.
    Yo nunca pedí algo a los que nunca dan nada.
    Yo miré al terror a la cara.
    Yo sentí el escalofrío del temor.
    Yo me regocigé en momentos de amor.
    Yo lloré, sufrí y tuve esperanza.
    Pero sobre todo, viví esos momentos que otros dicen es mejor olvidar.
    Cuando llegue mi hora,
    yo podré decir a los demás que estoy orgulloso de ser lo que he sido…
    Un Soldado.

    Le gusta a 6 personas

  6. Mis respetados Generales, y amigos:
    – Muchisimas gracias, porque leer a V.E. GRAL. DIAZ DE VILLEGAS, ha sido un bálsamo, y un remanso de paz en medio de tanta sin razón, que no me explico más que porque como un día me comentó el Medalla Militar Individual, y fundador de la BRIPAC, el TG PALLÁS, siendo Coronel de mi padre en Fuerteventura, cuando sacó adelante el III Tercio, tras la salida del Sáhara y querían disolver a toda LA LEGIÓN (por lo que de el TG PALLÁS puede decirse que fundó la BRIPAC, y refundó LA LEGIÓN, PALLÁS era un INFANTE DE ALAMBRADA sin complejos, porque nadie podía hacerle sombra).
    – “Esperanza (= Danda), en el Ejército las simpatías se heredan, pero si eres indigno de ellas se convierten en antipatías irreconciliables, ahora que, como heredes las antipatías esas no te las levanta ni la grúa de un AMX-30, al menos en algunos casos. Ten cuidado que a tu padre o le veneran, o le quieren crucificar…” (me lo dijo sobre el año 75 ó 76, lo aclaro por lo de la grúa hoy obsoleta en los felizmente superados AMX-30 de incluso el Sáhara con la Cia. Bakali del Tercio, y el Bón. del Rgto. de la D.A. allí desplazado durante la Marcha Verde).
    – Respetuosamente les saluda, y quedo a sus órdenes mi General, despidiendome no sin decir especialmente hoy, que ha nacido el Niño Jesús, por lo que no debemos olvidar el espíritu Navideño …

    ¡¡ POR DIOS Y POR ESPAÑA A MI REY FELIPE VI SERVIR HASTA MORIR, DESPERTA FERRO, SEMPER FIDELIS, VIVA ESPAÑA, VIVA EL REY, VIVA LA LEGIÓN!!
    ¡¡ SANTIAGO Y CIERRA ESPAÑA!!

    Esperanza González de Fonseca Marco

    Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .