FRÍO Y NIEVE. Rafael Dávila Álvarez

Por ahora no es necesario aprender a hacer fuego o sembrar tomates en la ventana de su casa. En un futuro quien sabe.

Les contaré una anécdota. Cuando yo era un joven teniente de Operaciones  Especiales, hacíamos prácticas de supervivencia invernal en un pueblecito de la provincia de Burgos. Dormíamos en iglús construidos por nosotros mismos, estancias confortables cuando no hay otra cosa a mano. El caso es que un día recibimos el aviso a través de la Guardia Civil de que el alcalde de un pueblo cercano quería hablar con el máximo responsable de la unidad. Bajamos a verle y mayúscula fue nuestra sorpresa cuando nos dijo que habían desaparecido todos los perros de pueblo y que si nosotros sabíamos algo de aquello. Era evidente. Las noches en los iglús no dejan de ser bajo hielo y el calorcito de un perro junto a tu saco de dormir es una estufa natural inigualable. Los perros por algo de comida siguieron a los soldados hasta sus elegantes, pero frías estancias y el que no,  fue convencido. De estos últimos, pocos, porque desde tiempos históricos los perros han seguido a las tropas fielmente.

Supervivencia es sin duda buscarse la vida. Unos son más aptos que otros, pero tiene sus reglas que todos deben compartir.

Todas, reglas, normas, y procedimientos se resumen en uno: disciplina.

La disciplina es doctrina, instrucción de una persona y de un grupo, especialmente en lo moral. Y sin duda la observancia de unas normas de comportamiento tanto interno, individual, como en nuestra relación con los demás. Instruir, aprender, entrenar, ejercitar y asumir. No es fácil cuando todo está a tu alcance, pero sin práctica habitual, cuando vienen mal dadas, es difícil asumir los comportamientos.

Comer sapos o culebras, hacer fuego en la nieve, pescar con las manos, hacerse una choza, comer hierbas del monte o ratas de cloaca es una simple anécdota. La vida te pone en peores trances y La vida del Buscón llamado don Pablos es un retrato diario que cada vez más se repite. Lo importante para supervivir es vivir en continuidad de comportamiento, en saber sufrir y aprovechar cada ocasión, mala o buena, que todas traen algo para alimentarse. El que se queja o lloriquea se queda en el camino.

Disciplina. Conocí en aquella época del Paleolítico al máximo exponente de la supervivencia: el Capitán don Teodoro Palacios Cueto, héroe de la División Azul y Laureado de San Fernando. Once años, tras la durísima batalla de Krasny Bor (10 febrero 1943), estuvo prisionero en distintos gulags, al cual más cruel, pasando por celdas de castigo y siempre al mando de sus hombres con una  dignidad ejemplar y que asombró al mundo. Su historia fue relatada por Torcuato Luca de Tena en Embajador en el infierno. Regresó a España en 1954 y allá por los años setenta tuve la oportunidad de establecer amistad con él mientras practicábamos escalada en los alrededores de Potes, lugar donde vivía.  Un día me atreví a entrar en su intimidad.

-¿Mi general como pudieron aguantar tanto tiempo en aquellas condiciones?

No lo dudó un instante: disciplina, mi teniente. Desde que amanecía hasta que llegaba el sueño se mantuvo una férrea disciplina individual y de grupo. Nos apoyamos y vigilamos los unos a los otros. En cuanto veíamos que uno decaía no le dejamos ni un minuto. Pensábamos con él, vivíamos con él y por él. Cuando empezaba a llamarnos pesados es que ya estaba salvado.

Me enseñó algo más importante: adivinar el primer síntoma de derrota. Cuando veíamos que uno de nuestros hombres dejaba el aseo personal cada mañana, no se lavaba ni afeitaba, no se cambiaba, daba el aspecto de dejadez, ese era el síntoma más claro de que empezaba a venirse abajo. La férrea disciplina se llevaba en todas las actividades, aseo personal, trabajos, reuniones (cuando nos dejaban), triquiñuelas e invenciones, juegos, hasta creamos una revista; el ingenio personal de cada uno era aprovechado por el conjunto. Nunca permitimos a nadie estar solo. En definitiva una vida nueva, dura y repugnante, dolorosa, pero era una vida, no podíamos elegir otra y lo que hicimos fue rellenarla de disciplina, entre todos, como una compañía que éramos.

Todos aguantamos, todos resistimos con la esperanza del día a día, sin planteamientos a largos plazos, sin permitir que nadie contagiase la enfermedad que provoca la soledad y el abandono. La vida se ralentizaba, teníamos tiempo para vivir, mal, pero despacio y entonces salió de cada uno de nosotros lo mejor que teníamos.

Mi teniente, acabó diciéndome, tú sabes que esas cosas del honor y del valor, del amor a tu patria, del ejemplo y la virtud, no son palabras hueras sino una realidad que se muestra en toda su crudeza y realismo en situaciones extremas. Así somos los españoles.

Estábamos sentados en una pequeña taberna de Potes. Nevaba y por la ventana se veían solo gruesos copos de nieve.

-Podría odiar esta nieve y el frío, pero me reconforta y recuerda que cuando el hombre saca las ganas de vivir no hay fuerza de la naturaleza que pueda con él.

-Sí; mi general.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

27 pensamientos en “FRÍO Y NIEVE. Rafael Dávila Álvarez

  1. Buenos días mi General, sin novedad.
    Me abstengo de hacer un comentario, para no deslucir ni un milímetro el contenido del Post. Sencillamente espectacular. Enhorabuena D. Rafael. Con su permiso, lo comparto en mi cuenta de Facebook.
    Fuerte y abrigado abrazo!!

    Le gusta a 6 personas

  2. A las órdenes de V. E., mi General.

    Cuántos ejemplos de disciplina y supervivencia ha dado España al mundo desde que existe memoria. Sagunto, Numancia, Zaragoza, Gerona, el Alcázar de Toledo, el Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza en Andújar, por citar sólo algunos y dentro de nuestro territorio. Pero el caso de los cautivos en la URSS, con aquel gigante como Capitán, el Capitán Palacios, es por su duración y por su dureza, y precisamente por haber tenido lugar lejos e imposibilitados de recibir ayuda, el más grandioso.

    Esa historia, Embajador en el Infierno”, la tengo como un Kempis y devocionario en mi mesilla de noche desde que fue publicada la primera vez. Y qué útil y reconfortante me ha resultado en alguna ocasión difícil, no en lo físico, que no ha sido el caso, pero sí en lo moral, y no sólo en el Ejército, sino con más frecuencia incluso, en el trabajo y la vida civil.

    Muchas veces me pregunto que si estamos hechos de esa madera, por qué hay períodos, como el actual, en que perdemos el rumbo y las referencias, y esto se convierte en una jaula de grillos, de la que se aprovecha el enemigo.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 7 personas

  3. Mi respetado y muy querido GENERAL,
    ¡GRACIAS ! ¡ETERNA GRATITUD!. JULIÁN un divisionario de mi pueblo, estaba con EL HEROICO LAUREADO y regresó a Barcelona en tan conocido BARCO. Por desgracia le habían hecho de todo, operación en cabeza etc. Se le dio la bienvenida y a los tres meses falleció. Mi padre era muy amigo como también divisionario.
    Sobre las COES, le suena el primeraco SASTRE VALLE, “El NEGRO” (Lorenzo etc), Había tenido en CIR 3 al Cap. ALONSO (COES de Plasencia 12 etc. Incluso OPERACIÓN TRABUCO (USA-ESPAÑA) dirigida por SASTRE mencionado antes en ambiente marino.
    En definitiva como decíamos al “CANO” (Moscovich/GERMÁN): :”Un poquito más MI GENERAL”.
    Reitero enorme gratitud y a la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVAN LAS COES
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 4 personas

  4. El relato debería de ser obligatorio en las escuelas, ahora que se quiere instruir tanto a la chavalería, pero para adoctrinarla insanamente, bajo el eufemismo de educación para la ciudadanía y mosergas al uso.

    Le gusta a 7 personas

  5. Sí, mi querido General: En las Fuerzas armadas no sólo se pone a prueba la capacidad física, sino, principalmente, también la psíquica. No se concibe un guerrero débil mental, histérico o deprimido. En un equipo de combate basta con que haya un miembro que falle para que todo el conjunto vaya mal.

    En efecto, mi querido General, nadie come normalmente sofritos de ortigas, carne de lagarto o de culebra ni huevos de aves desconocidas (o, mejor dicho, no identificadas) ni cualquier animal o vegetal que encuentre en su camino. Ni vive en una choza hecha de ramas (en un vivac), o en una cueva. Pero lo realmente duro es conseguir acostumbrarse a todo esto y llevarse a la boca, por ejemplo, un trozo de lagarto de la misma manera que se come un filete de ternera. Hay que reconocer, empero, que el hambre y la necesidad ayudan bastante.

    Parecerá increíble, en una sociedad como la actual, donde lógicamente imperan cada vez más los valores materiales y menos espirituales, lo que pueden hacer los valores castrenses, representado por símbolos; estos pueden aportar tanta energía física y mental, realizando actividades que requieren esfuerzo de superación personal, sufrimiento y dureza; como más tarde servirá de motor generando fuerzas y disuadiendo de conductas criticables y, finalmente, como marcará al militar para el resto de la vida en esa distinguida línea de actuación y en ese sentimiento de unión con sus compañeros y con su Unidad…

    Tengo que reconocer que todo esto me sirvió, hace años, hablando de valores, trabajo y autocontrol en la en la Escuela de Negocios de la Universidad de Murcia; teniendo que acudir a este tema para que me comprendiesen los alumnos… Y ¡¡¡fue todo un éxito!!!.

    Los años que no se olvidan,
    olvido o callado silencio,
    escucha el fuerte viento
    que arrecia sobre el bosque,
    son gritos de pobres niños
    que caminan descalzos
    caminos de espinas,
    cubiertos de piedras
    como almas en pena
    pero llenos de gloria

    Escucha el árbol callado
    el aullido de un lobo,
    el canto de las sirenas,
    el crujido de sus ramas
    que es el llanto amoroso,
    el lastimero lamento,
    de un viejo soldado
    bosque de sus recuerdos
    en un mar inmerso
    sin agua ni comida,
    pero si cubiertos
    de arena del desierto

    Hoy del puerto están partiendo
    van ligeros de equipaje,
    van ilusionados a su encuentro
    con su boina y su insignia,
    van en busca del pasado
    recordado a los que se fueron,
    a soñar con sus compañeros,
    a besar con disciplina y honor
    a su Madre y a su Bandera…
    ¡¡Sus fieles compañeras!!

    Pidiendo disculpas por la extensión, reciba un fuerte abrazo con mi siempre ¡¡¡ VIVA ESPAÑA !!!

    Pedro Motas
    Veterano de españa

    Le gusta a 7 personas

  6. Este año pasaré a la reseva…y algún día me llegará la hora, no es algo que me atemorice por que puedo presumir de alguna cosa: tuve la increible suerte de conocerlo cuando siendo un niño venía a hablar con mi padre en ruso y alemán,en aquel pueblo montañés donde nací. orgullo de ser de la misma tierra y de saber que mi tío, cabo en ese I/262 moriría apoyándolos con la ametralladora aquel 10 de febrero… Cuántas veces le habré enseñado a mis soldados y legionarios lo que es una fé y un espíritu… cuántas veces le habré mostrado al orbe lo que hicistéis, mi paisano y mi general… Cantabria y por ende España entera, se enorgullecen de Héroes como tu y de la huella que habeis dejado en la historia. Y hoy más que nunca, esos conceptos del honor, amor a la Patria, valor, ejemplo y virtud y otros más, tienen más validez que nunca. Gloria eterna a todos y agradecer como no a mi general que con su blog ponga letra a lo que de por si lleva consigo esas muestras y ejemplos.

    Le gusta a 8 personas

  7. Con permiso de Vuecencia, mi General. Los que hemos pasado por El Frente de Juventudes, la milicia completó nuestra formación, disciplina y compañerismo es el secreto para salir airoso de cualquier eventualidad, sobre todo en la vida civil. Gracias por la estupenda lección. ! Arriba España y viva La Legión !. Julio de Felipe Jiméno.

    Le gusta a 7 personas

  8. Muy buen domingo, mi general y todos. Esta anécdota sobre el “calor canino” viene muy a propósito de Filomena la Borrascosa, a la que, a lo mejor por el nombre, nadie tomaba en serio. Cada pocos años cae “la nevada del siglo”, que si nos cierra el cole a los niños, mejor que mejor. Mientras nos preparan más impuestos, suponemos que por lo de “año de nieves, año de bienes”, aunque quizá sean sólo ganas de fastidiar.

    Le gusta a 6 personas

  9. Conocí al Capitán Palacios ya de Coronel mandando el Regimiento de guarnición en Santander; el me despidió cuando ingrese en la Academia General Militar y me iba a Zaragoza. Gran persona y como militar no hay adjetivos. Me dijo: sé un buen soldado y no dejes nunca de querer a tu Patria

    Le gusta a 9 personas

  10. Magnífico relato mi General, es una exposición de la dura realidad y demostrar que la unión, hace la fuerza..
    Los Cursos de Guerrilleros, Operaciones Especiales , son durísimos.
    Es hacer , lo que sea, para seguir viviendo.
    El soldado o general español, lo lleva en la sangre, somos especiales, somos sobrios, resistentes, duros y extrovertidos, y damos nuestra sangre por un compañero. Somos herederos de nuestros famosos Tercios, orgullosos, lo llevamos gravado a fuego.
    He conocido ampliamente a “defensores del Alcázar “, y puedo hablar de este tema. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 8 personas

  11. Magnifico lo de hoy, y mucho de lo que hay que aprender, Infinitas gracias, general Dávila. Saludos, con respeto y agradecimiento. Josefina ________________________________

    Le gusta a 2 personas

  12. Fue mi Tte.Col. Jefe de Estudios en el campamento de la IPS en La Granja(Segovia).
    Tenía un Renault “Versalles Isabela” descapotable, que era un preciosidad.
    Mandaba la unificación del campamento con guantes con manoplas a la voz.
    Creo que, en aquella época, estaba soltero.
    Fue un ejemplo para mi.
    En mi tienda conviví con un nieto de Menéndez Pídal, que fue un magnífico compañero.
    Siempre A TUS ÓRDENES.

    Le gusta a 4 personas

  13. Buenos tardes, mi General y a todos sus lectores.
    El perro… ese formidable animal que ha formado un vínculo incomparable en el reino animal.
    Nada más leerle me llegó al instante mis trece años que pasé en la lucha contra el terrorismo formando parte del GAR. En mi curso ADE (Adiestramientos Especiales), desarrollado prácticamente en la sierra de Guadarrama, he dormido no en pocas ocasiones en un iglú. Una experiencia fantástica; pero mi anécdota es otra…
    Realizábamos muchísimos apostaderos detrás de las casas cuartel de nuestros compañeros de armas para que ETA no colocara tubos lanza cohetes y demás artefactos explosivos y lograra así asesinar y hacer daño a nuestros compañeros y sus familias (“no hay un solo día que no les recuerde, y recuerde sus caras cuando nos veían asomar por ellos. “Gracias. Hoy al menos dormiremos más tranquilos”) El frío y la lluvia era prácticamente constante. En esos años, los últimos como miembro del GAR, los realicé como guía de “perros” de intervención y seguridad. Mi fiel amigo CastorE81. Un Pastor Belga Malinois. Aquellos apostaderos, ya de guía canino, los realizaba con él. Fueron muchas las noches; y muchas en las que él me protegía del frio. Una noche muy fría, de abundante agua -allí, en el Norte, llovía constantemente-, me encontraba en los exteriores del acuartelamiento de Guernica. Mi Pastor Belga y yo juntos. Estaba echado sobre mis piernas y nos cubríamos con el “poncho”. Estaba tan confortable que casi conseguía vencerme el sueño. A pocos metros de mi posición, y con tan solo el sonido de la lluvia, oigo a mi compañero de fatigas decir: “tú partes con ventaja, cabronazo”
    Echo mucho de menos a todos mis compañeros que formamos parte de la Unidad del GAR. Aquella disciplina férrea la hacía incomparable. Hiciera el tiempo que hiciera, siempre estábamos dispuestos a hacer lo que hiciera falta.
    En alguna que otra ocasión he comentado con Vuecencia las veces que he ido a comer y cenar al restaurante El Cenador del Capitán Palacios, conocido como “El Cenador del Capitán”. Situado en Potes, Santander. Allí vivió nuestro Héroe. Allí, al lado de una estufa (aún la conservan en el comedor del restaurante), curaba sus heridas contraídas en el Gulag soviético. Cuando suelo ir con algún que otro camarada veterano del GAR, mientras ellos charlan de nuestras cosas, yo me dedico a pasear mi mirada por la estancia y observo alguna imagen colgada en la pared: una de teniente y la otra con una mujer. El resto de circunstancias ya las sabe mi General; y me supera narrarlas ahora. La Ley de Memoria Histórica…
    Excelente artículo, mi General. Cada vez que nombra en ellos al capitán Don Teodoro Palacios Cueto, consigue ponerme la carne de gallina y, a su vez, hace que envidie sus conversaciones en vida y respirar el ambiente en compañía de un gran soldado.
    Sin otro particular, quedo a sus órdenes.
    Víctor Fraga, guardia civil y soldado.

    Le gusta a 6 personas

  14. Y ya no solo eso… los hombres de la División Azul han sido los soldados más aclamados de la historia de España al partir hacia una campaña militar. La División Azul aportó una carga ideológica que la convertía en algo fuera de serie.

    Le gusta a 6 personas

  15. Comprenderás que no puedo, facilitarte ningún consejo, siempre me atraen tus comentarios. Aprendo leyéndote y disfruto con tus comentarios.
    Un abrazo, Luis Martín- Pinillos. Cor. ((R) de Intendencia.

    Le gusta a 4 personas

  16. Mi General, mostrale mi admiración por el capitán Héroe de la División Azul, el Embajador en el Infierno.
    Un ejemplo de disciplina a seguir por todo soldado que se precie de serlo.
    Lo que distingue a un soldado son tres virtudes disciplina, disciplina y disciplina.Física, psíquica y moral. Lo que le hace diferente del que no lo es y lo que le lleva a supervivir en cualquier situación adversa y no dejarse derrotar.

    Ahora bien, si trasladamos la disciplina como base fundamental de la supervivencia a la sociedad civil, podemos apreciar que hay sociedades como la oriental donde el respeto a los demas es primordial, En contraposición con las sociedades occidentales sumidas en un libertinaje social que genera un comportamiento egoísta e individualista.

    Por ello, en la lucha contra este enemigo que ahora nos ataca a nivel mundial, estamos viendo cada día que la disciplina y el respeto a los demas priman mas en unas sociedades que en otras. Y el control de los contagios está mas bajo control en unas sociedades que en otras.

    Como V..E. bien ha indicado disciplina, es el camino. No hay otro.
    Un codial y afectuoso saludo.

    Le gusta a 6 personas

  17. Mi respetado y querido General,
    V.E ya le conoce pero D. VICTOR merece que participe de dos buenos exponentes del valor patrio. Sonetillo al También Laureado y como Cap. de la Benemérita en la Inteligencia de la Blau División D.ENRIQUE SERRA ALGARRA (Laureado en la LEGIÓN ) y D. TEODORO PALACIOS (Laureado en el Grupo XAUEN 6 DE REGULARES).
    Se trataba de enaltecer todo lo representativo de la LEGIÓN, comencé con LOS LAUREADOS intercalando en “CALDERÓN Y LOLA MONTES” la bravura de su INMORTAL GRANDEZA.
    EL TG SERRA fue DIRECTOR GRAL DE LA GUARDIA CIVIL. Su sobrino ENRIQUE “ARTILLERO” estaba en conmigo en la 41BIA del ROBLEDO (Mediavilla y Vázquez Ochoa nuestros Capitanes.)

    AL “NOVIO DE LA MUERTE” (I)

    Encarnizado fuego, y helado el viento,
    el Capitan Serra, cruzando el primero,
    herido grave, se desangraba el lucero,
    en Cerro Gordo, patrio mejor momento.

    Cuarenta y cinco versos el canto entero,
    Cuasi octavas, pareados de instrumento,
    quinteto de estribillo y singular intento,
    cierra el canto otro quinteto muy certero.

    Queija de la Vega, el trovador contento,
    primer legionario caído y muy lisonjero,
    escrito en su bolsillo un verso con acento.

    Era inicial letra para El Tercio Extranjero,
    hombres voluntarios, luchando sin lamento,
    y precisa más sonetos, éste trivial relojero.

    AL CAPITÁN DE INF. D. TEODORO PALACIOS CUETO

    Heroico camarada, lucero azul y laureado,
    el diez del dos del cuarenta y tres, rezando
    en Krassnij Bor, y hasta morir , luchando,
    tras nueve horas de combate fue apresado.

    Él y pocos supervivientes todo aguantando,
    desde Cheropoviets al diez Vorochilogrado,
    once años de torturas, forzado y humillado,
    primavera del cincuenta y cuatro regresando.

    El lebaniego dejaba medicina y azul balcón,
    por el Valencia trece, y un corto generalato,
    Ruiz Huidobro la gloriosa, misma posición.

    Gigante blanco-azulada, Agena rutila un rato,
    es beta del Centauro que reactiva decisión:
    ¡contigo en Semiramis, el amigo llegó tirulato!

    Me he pasado pero SE MERECEN TODO.
    Abrazos y a vuestras órdenes
    A la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVA LA GUARDIA CIVIL, REGULARES, LA LEGIÓN Y LA DIVISIÓN AZUL
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 4 personas

  18. Magnífico relato de unión, de honor y de fuerza. ¡Cuántas veces habré necesitado de ese tipo de apoyo! Lástima que no todos tengamos esos valores.

    Le gusta a 3 personas

  19. Con la benevolencia de V. E., mi General.

    Nadie, absolutamente nadie, así transcurran veinte siglos más, jamás podrá borrar nuestra historia aunque profanen las tumbas y aventen las cenizas de nuestros héroes y retiren sus nombres de calles y plazas.

    Porque estarán siempre en nuestra memoria y agradecimiento, y seguirán en la de nuestros descendientes por los siglos de los siglos. Y ten toda circunstancia y momento, tenemos que ser dignos de su legado. que durante tantos años hemos disfrutado, y ahora nos lo están destruyendo los enemigos que en su momento no pudieron contra ellos ni aun teniéndolos cautivos y desarmados.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 5 personas

  20. Preciosos versos, don Pedro. Lo triste y vergonzante es que, sobre todo los de ahora, los más jóvenes, se ríen de estas cosas.
    No hace mucho leí que probablemente, la División Azul española, fuera la más famosa de todas las divisiones que participaron en la II Guerra Mundial. Que los voluntarios españoles cumplieron a rajatabla las dificultades misiones que les encomendó su general: Muñoz Grandes. Que l obedecían ciegamente; y en gran medida, fue la “fe” en el mando lo que mantuvo la capacidad de resistencia de los españoles en esas batallas que tuvieron que resistir en un invierno duro con temperaturas muy muy extremas bajo cero. La gesta del capitán Palacios, por poner un ejemplo de entereza y extraordinaria disciplina y amor a España, tanto en el combate como en su cautiverio, no debería caer en el olvido. Tan solo unos pocos lo recordamos. Unos porque lo leemos y hemos vivido en la milicia, y terminamos por sentirlo en el alma. Otros porque lo han conocido personalmente. Detalle este último que me hubiera gustado conocerlo, presentarme a él, cuadrarme y presentarle mis respetos y admiración.
    Leí una anécdota del general Muñoz estando en campaña que iba a despedir a varios soldados que regresaban a España. Al parecer, su narrador, uno de los soldados presentes lo expresaba así:
    “Vais a España; portaos bien, intachablemente, como hasta ahora lo habéis hecho. Y cuando lleguéis, después de dar un fuerte abrazo a vuestra madre que tanto ha sufrido y con cuánto honor, le dais un beso de mi parte; un beso de amor por España. Pasadlo bien; que encontréis bien a vuestros familiares y les dais mi saludo. Después tomó un papel y escribió de su puño y letra una carta para que se la llevaran personalmente a su hijo y su mujer:
    “Os envío estas letras con los más valientes soldados de la División, que han estado ofreciendo en cada momento su vida por España”
    Luego verbalmente le dice al soldado:
    “Le dices a mi hijo, que aún lleva pantalón corto, le dices que aprenda cómo saben luchar y morir los soldados de España”

    Desde mi humilde opinión, considero estos hechos históricos, todos, verdaderamente intachables.

    Caídos de la División Azul, ¡PRESENTES!

    Le gusta a 3 personas

  21. Un magnífico relato de cuando a los españoles “esas cosas” del honor, el valor, el amor a la patria, el ejemplo y la virtud eran una realidad.

    ¿Cuántos españoles hay en la actualidad que reúnan todas estas cualidades?

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s